Issuu on Google+

Karla Giménez

El 5to sueño PROLOGO

T

al vez con esto lleguen a pensar y hasta comentar que es una historia solo

imaginada por una

persona fuera de sus cabales. Tan solo tal vez es un simple cuento de

terror o ficción. O quizás… solo quizás sea un sueño que viene de los adentros de una persona la cual imagina con fervor y hasta se llega a sorprender de sus visiones


extrañas vividas en la noche, mientras que su cuerpo se encuentra en reposo en su mente se ubica una guerra la cual al amanecer solo tratamos de ver el significado y nos damos cuenta que todo encaja. En el relato siguiente se irrumpe lo insoluble de los sueños a la barrera de la realidad llevando a un grado de miedo y terror para poder alcanzar a ganar el juego final que tal vez acabe con vidas. Se conecta quizás lo imposible con lo obvio. Tal vez viajes en tus sueños a otros sitios poco imaginados corriendo peligro sin embargo físicamente estas solo dormido. Conexiones, miedos, sueños, estrategias, teorías, ambiciones, ideas, planes fallidos, horas en vela. Todo por un único propósito…paz entre dos mundo Y ahora… la pregunta es- ¿QUE TAN LEJOS TE PUEDEN LLEVAR TUS SUEÑOS? -

I Capitulo Tranquilidad...mientras en las calles todo se encontraba en total equilibrio armónico. En mi habitación no había más que solo tensión, miedo, hasta la caída de una aguja se escucharía. Esta historia comienza dentro de la mente de cada uno de los que vivimos esta batalla.


Dormía esa madrugada… solo vive en mi un borroso y escaso recuerdo de lo que estaba pasando en mi mente mientras dormía. Corría y corría sin rumbo tal vez no lo sé, a la deriva de la oscuridad me encontraba, la niebla difuminaba todo mi entorno, haciéndose difícil visualizar el bosque. Recuerdo una luz a lo lejos, sentía que me llamaba pero no escuchaba nada, me dirigía hacia ella como cosa de instinto. Cuando la luz se encontraba en su punto más incandescente desapareció. Mire para atrás y no vi nada todo desapareció hasta que vino a mí un hombre y sus palabras exactas fueron: -Cuidado estas en el juego- un grito… se vino encima de mí no tenía rostro. Algo totalmente desfigurado sin ojos ni manos con una espalda ancha pero de cuerpo delgado Mientas más corría el miedo me invadía una sensación completamente extraña pero típico de las pesadillas. Al despertar desesperada e impactada no imaginaba que esa pesadilla era el inicio de la persecución. Al momento temía de hecho hasta el sudor por mi cuerpo corría pero como mi madre me decía tranquila solo es una pesadilla. Esa mañana sentada en el mueble de mi casa admiraba junto a la ventana el amanecer. Como el sol iba saliendo el horizonte. Pensaba este sol sale sin excepción día tras días desde el comienzo de la humanidad. Sera posible que una estrella tan incandescente y ardiente pueda apagarse con el pasar del tiempo? Cómo será la vida en tinieblas? En ese momento recordé mi sueño comente como un susurro de una manera inconsciente – Se sintió tan real– el mismo miedo que sentía en plena oscuridad era lo que me impulsaba a seguir aquella luz. Si la humanidad estuviera sin este sol que nos alumbra cada mañana recurriríamos a encontrar otra clase de luz para seguir, tal vez a encontrar nuevos caminos, o simplemente y siendo lo más fiable y hasta evidente la vida como tal dejaría de existir. Mi madre llego al sitio donde me encontraba me observo con una mirada algo alarmada diciéndome: -Mariling que te sucede te noto algo desvelada.


-llego tarde al colegio mama Me fui sin darle explicación de lo que me ocurría no por ocultárselo si no por no darle tanta importancia a lo que creía era un simple sueño… Al relatar lo siguiente estuve consiente plenamente de que con seguridad puede ser tomado ante los demás como una pesadilla o el típico relato delirante lástima que puedo lograr penetrar en mi vida, en mi día, en mis pensamientos ya que al llegar al instituto me note algo paranoica o nerviosa Camuflajearlo deseaba pero a simple vista se me notaba el hecho que un tanto desconcertada me encontraba. Al llegar a ese colegio que recorría desde niña me fije del extenso corredor recto que abarcaba gran parte del apartamento A , extrañamente nunca lo había notado tan largo y me asuste un poco de hecho tropecé como cosa del destino con Christian. Siendo sincera siempre lo había visto un poco apartado como un tanto antisocial pero entendí que solo era discreto con sus cosas solo estaba apartado en su mundo. Por naturaleza se sorprendió y entablamos una conversación, extraño ya que en 10 años de estudiar juntos solo habíamos hablado unas veces en clases de literatura claro no puedo negar que en él se encontraba el don de lo profundo referente a sus palabras cuando se ah de tratar de la historia de novelas, mitos cuentos y todo lo que a su pación se relacionaba

-HolaCon un simple hola comienza una historia, con solo un hola de presentación entablamos una conversación, con ese saludo iniciamos amistades y vamos recorriendo un camino tal vez por diversas situaciones de la vida sean largas o tal vez sea en un corto espacio de tiempo, en este caso, este hola que fue previsto por el destino fue el comienzo de la lucha por una batalla misteriosa que nos oculta sus secretos de una manera ágil. -Hola… tu eres Mariling cierto.


-Sí y lo lamento Chritian para serte franca estoy algo desasosegada… Ves? de nuevo lo siento te estoy dando respuestas a preguntas que seguro no te ah de importar. -No te incomodes. En realidad mi pregunta es a que se debe tu inquietud? disculpa si soy entrometido pero pocas veces hemos platicado, y bueno es interesante encontrar a alguien agitado como yo el día de hoy . -No quiero parecer ordinaria pero en estos momentos no estoy en mis mejores ánimos para explicar lo que me ocurre. -interesante pero igual no cambiara nada si deseas hablar con alguien en dado caso ya sabes dónde me encuentro la mayor parte de mi tiempo. No lo veas como un acto interrogante solo soy inquisitivo. -Es que… ok gracias Christian hasta luego. Reprimí mis pensamientos estaba ahogándome queriendo expresarme pero temí que me tomara por una clase de loca delirante.

Estaba en clases después de unas horas ya habían cesado los nervios. Ricardo y María estaban junto a mí, ambos concentrados en su burbuja que los aislaba del mundo. María se acercó a mí de una manera imprevista -Te sucede algo te noto cansada -No


María me interrumpe para evitar que le dieras excusas. -Sé que te ocurre algo, hable con Christian hace un rato me comento lo que hablaron y aparte tu rostro habla por ti - Cuando las palabras callan el rostro revela -Sí y tu rostro dice auxilio alguien que me escuche -Admito que no estoy tranquila como suelo estarlo pero no quiero hablar de ello enserio me pueden tomar como infantil, y porque todo se ve en mí, sabes que tú no te ves muy bien. Anoche no dormiste tampoco o te asustaron en tus sueño -con tono sarcástico me dirigí a ella para ser sincera no me caía bien del todo pero más que nada estaba a la defensiva inconscientemente-A bueno una pregunta contraataca otra, ¿no? -Si lo quieres ver de esa manera -Si… si llegamos a este grado. Yo me exprese y admití lo que me ocurre así sea que me tomen por lerda o no ya me desahogue y me siento mejor, seguramente a ti también te funcionaria, no lo hagas solo tómalo como un consejo Maria repugnada por mi actitud abandona el aula junto con Ricardo pero antes, el de una manera discreta me miro y recordándolo bien esa mirada penetro en mi mente causando incógnitas sobre mí Continuará….


El 5to sueño