Page 1

GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS PARA LA GESTIÓN DE SERVICIOS TURÍSTICOS EN CEMENTERIOS


ÍNDICE

0. Introducción........................................................................................................................2

1. El cementerio: culto y mentalidades.............................................................................4

2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno..........................................................13

3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)........................................................................................... 26

4. Calidad y evaluación del servicio................................................................................ 41

“El presente proyecto ha sido financiado con el apoyo de la Comisión Europea. Esta publicación es responsabilidad exclusiva de su autor. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.”


O. Introducción

GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS PARA LA GESTIÓN DE SERVICIOS TURÍSTICOS EN CEMENTERIOS

La presente guía surge de la necesidad de contar con un manual de buenas prácticas que pueda ser empleado para el establecimiento y evaluación de las medidas necesarias para poder llevar a cabo visitas de carácter turístico en los cementerios. Se debe establecer, implantar y mantener un sistema que permita la creación de un producto, realizando análisis y evaluaciones en aras de asegurar la calidad del mismo y su correcta puesta en marcha. El manual de buenas prácticas constituye un conjunto de acciones y medidas encaminadas a construir los criterios técnicos de la gestión integral del turismo de cementerios. Supone un plan técnico de actuación que, aunque sin carácter normativo, pretende estructurar las características comunes a través de acciones y medidas que consoliden estos recursos patrimoniales, como una apuesta firme dentro de la oferta turística cultural, y que ofrezcan cierta uniformidad en lo que respecta a la gestión de los destinos que lo conforman. El objetivo central de este documento es establecer las condiciones que deben regir la gestión turística, promoviendo las condiciones que hagan posible su acceso, protección y conservación, a la vez que facilitan el conocimiento y disfrute de los mismos por parte de los ciudadanos. Este documento no constituye un manual al uso. Estructurado en un formato de preguntarespuesta, se trata más bien de una recopilación surgida en el marco de un proyecto de ámbito europeo, utilizando una metodología colaborativa, donde cada uno de los países integrantes del mismo ha participado en todos de manera conjunta en la exposición, recopilación e intercambio de ideas. En 2010, el Consejo de Europa declaró la Ruta Europea de los Cementerios, Itinerario Cultural del Consejo de Europa. Promovida por ASCE (Asociación de Cementerios Significativos de Europa), la ruta pretende conservar y promocionar el patrimonio de los cementerios europeos para concienciar a los ciudadanos de su importancia, tanto a nivel histórico como artístico. La ruta está formada por una red de cementerios que, a través de la creación de rutas culturales, dan a conocer el patrimonio funerario europeo ofreciendo por primera vez un producto de carácter cultural donde se entrelazan de manera unitaria, historia, arte, memoria y naturaleza. Constituyen museos a cielo abierto que nos narran desde otra perspectiva, la historia de nuestras ciudades. Engloban tanto el patrimonio funerario material (obras arquitectónicas, escultura, planificación urbanística…) como el patrimonio inmaterial, formado por las costumbres y prácticas relacionadas con la muerte.

2


O. Introducción

Siguiendo la estela de las acciones llevadas a cabo por ASCE (Asociación de Cementerios Significativos de Europa), la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Avilés ha liderado el proyecto europeo “EUCEMET - Cementerios europeos: jardines de almas, diversidad y patrimonio”, co-financiado por el programa Cultura 2007-2013 de la Comisión Europea, y que pretende poner de relieve el valor patrimonial de los cementerios y las artes funerarias como parte importante de nuestro patrimonio. Aparte de Avilés y de la ASCE, el proyecto cuenta con la colaboración la asociación de Municipios del Nebio (Córcega, Francia) y el Ayuntamiento de Nicosia (Chipre). Objetivos principales: - Estructurar un documento que establezca las condiciones que deben regir la gestión turística de los cementerios. - Establecer vehículos de colaboración entre los países y ayudar a la cohesión territorial de la Ruta de los Cementerios. - Conseguir una concienciación pública y privada sobre este patrimonio y concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de su defensa y conservación. - Promover los criterios básicos de protección y conservación. - Mejorar el servicio de atención al visitante. - Fomentar y facilitar la investigación científica y la divulgación. - Normalizar el régimen y las condiciones de acceso a partir de los diagnósticos técnicos para su conservación. - Crear un producto turístico de calidad. - Promocionar los cementerios como espacios culturales. BLOQUES TEMÁTICOS 1. El cementerio: culto y mentalidades. 2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno 3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual) 4. Calidad y evaluación del servicio

3


1. El cementerio: culto y mentalidades 1.1 ¿Qué concepto tiene la sociedad de los cementerios?

El cementerio, como se conoce hoy en día, es una creación más o menos reciente que data de finales del siglo XVIII, y que surge en Europa al calor de las ideas ilustradas. Definido como “terreno generalmente cercado, destinado a enterrar cadáveres”1 implica, a su vez, toda una serie de connotaciones sociales, culturales y religiosas. Desde una perspectiva antropológica, en los cementerios se producen dos tipos de rituales. Por una parte, el ritual de enterramiento, donde el cementerio se percibe como la última morada del difunto, a donde los familiares acuden a despedirlo y el ritual de memoria, que eleva el cementerio a terreno sagrado donde reposan los muertos y que es visitado por los familiares para rendirles homenaje. Esto cambia dependiendo de la cultura. La sociedad entiende los cementerios como lugares de enterramiento y descanso eterno, donde cada uno de los enterramientos que allí se encuentran constituye un pequeño monumento a la memoria de alguien. Este concepto del cementerio tan arraigado en la sociedad, sinónimo de lugar de descanso y asociado a paz y quietud, confronta con las idea de convertir el cementerio en un “museo al aire libre”, pero no debemos confundir el respeto a los muertos con la posibilidad de conocer el patrimonio que en ellos se encuentra. Hasta hace poco tiempo el cementerio representaba exclusivamente el lugar de reposo de los muertos, un lugar que permanecía casi todo el año solitario y solía congregar gente bien cuando se producían enterramiento o en las distintas festividades, momento en que la gente acude a honrar la memoria de sus muertos. Más allá de su función expresa, y de su carácter simbólico, queremos que la sociedad entienda que el cementerio constituye un elemento arquitectónico de importancia cultural y un reflejo de la sociedad a la que pertenece. Ahí radica su interés, como una fuente de conocimiento histórico y social y un lugar de gran valor artístico que puede dar lugar a actividad turísticas. Si analizamos la evolución que ha tenido el acercamiento a lo funerario, podemos darnos cuenta de cómo poco a poco ha ido transformándose y como empieza a aceptarse cada vez con una mayor naturalidad, aunque todavía el largo el camino a recorrer.

1

4

Definición del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.


1. El cementerio: culto y mentalidades

No debemos olvidar que ha sido el culto a la muerte de nuestros antepasados lo que nos ha permitido conocer la mayor parte de la historia de la humanidad y esto tiene exactamente la misma validez para cualquier tipo de enterramiento. Como argumentan R. Lacuesta y M. Galcerán, “las posibilidades de recuperación de los cementerios para la ciudad son indiscutibles -y casi necesarias-: como parque público, como museo al aire libre y, con fines pedagógicos, como lugar de estudio idóneo de la producción arquitectónica funeraria -paralelo a la urbana y reflejo de ella- de los siglos XIX y XX2. En Chipre por ejemplo, se perciben los cementerios como el último destino de los muertos donde según la iglesia ortodoxa, la gente duerme y espera la resurrección. Además, teniendo en cuenta el ritual de llevar a los muertos a su destino final terrestre (lenta procesión desde la iglesia hasta el cementerio), el cementerio simboliza los últimos momentos de la persona muerta. En segundo lugar, los cementerios son considerados como el lugar de la memoria de los muertos. Los ortodoxos suelen visitar las tumbas de sus parientes para poner símbolos de recuerdo y amor en memoria del difunto, como por ejemplo flores y aceite de oliva, que simboliza la misericordia de Dios.

2 Lacuesta, R, Galcerán, M, (1993): “Arquitectura funeraria en Cataluña: del Ochocientos al Noucentisme”. Actas del I Encuentro Internacional sobre los Cementerios Contemporáneos. Junta de Andalucía. Consejería de Obras Públicas y Transporte, Sevilla.

5


1. El cementerio: culto y mentalidades

1.2 ¿Reconoce la sociedad el valor cultural de los cementerios?

La sociedad en su conjunto no reconoce aún del todo el valor cultural de los cementerios. Supone un patrimonio todavía desconocido y escondido bajo los velos de la tradición y superstición que no permite en absoluto valorar su importancia social, histórica y cultural. Existe no obstante una salvedad, los panteones de hombres ilustres o tumbas de prohombres, a los que sí se reconoce su valor patrimonial en el sentido más completo del término. En los últimos años se ha intentado romper el tabú que la sociedad tiene sobre los cementerios, tan asociados a la idea de muerte, soledad y respeto. Este cambio se produce cuando alejamos la muerte de nuestra vida cotidiana - de la muerte del mundo contemporáneo -, donde no somos conscientes del fallecimiento y al alejar el sufrimiento, nos resulta más fácil visitar un cementerio. En la actualidad, por diferentes razones, están cobrando un mayor protagonismo y tenemos numerosos ejemplos de cementerios para los que se han creado rutas culturales, les diseñan visitas guiadas e incluso les programan ctividades de carácter cultural. Es preciso decir que, pese a esa conciencia social tan anquilosada, en la actualidad es una práctica que poco a poco va ganando adeptos. El objetivo es mostrar estos recintos no como lugares de muerte, sino de vida, resumen de nuestra historia más reciente y donde podremos encontrar muchas de nuestras referencias. En la actualidad, desde que el turismo de cementerios ha empezado a ocupar un lugar dentro del turismo de carácter cultural, la población ha ido acercándose a esta nueva vertiente, que ha sido acogida con bastante éxito de público, donde se valoran los cementerios como espacios urbanos ligados a la historia y cultura de la ciudad. Podríamos decir que el cementerio es ciudad y que una pequeña ciudad se encuentra dentro de los miros del cementerio, un espacio abierto a la ciudad y a los ciudadanos.

6


1. El cementerio: culto y mentalidades

1.3 ¿Cómo se puede acercar ese valor cultural y patrimonial a los ciudadanos?

En los cementerios, manifestación absoluta de la certeza de la muerte, hallamos una realidad detenida de nuestro ritmo diario pero que cuenta con un patrimonio digno de conocerse. Un lugar donde el tiempo se ha detenido y que encierra la historia, el arte y los personajes que allí se encuentran. Cada cementerio tiene un secreto por descubrir. Allí yace escondida la historia de la ciudad y de sus personajes, reflejo de la sociedad de los vivos, donde se leen los detalles de una historia escrita y escondida, una historia oculta silenciada tras las losas. El ciudadano debe descubrir esa parte de su historia, de su ciudad, desconocida para la gran mayoría. En los últimos años se han dado importantes pasos que permiten acercar cada día más esa realidad tan cercana a nosotros a todos los individuos. La labor de ASCE (Asociación de Cementerios Significativos de Europa) para la difusión, promoción y conservación de nuestros cementerios ha sido indiscutible y entre sus logros se encuentra la certificación oficial de “Ruta Europea de los Cementerios” con mención de itinerario cultural por el Consejo de Europa. Para conseguir este logro, ha sido indispensable la implicación de los ciudadanos y de las instituciones. Gracias a iniciativas como ésta y a la concienciación de algunos ayuntamientos sobre los beneficios que implican este tipo de turismo, los cementerios se aproximen cada día más al ciudadano. Para seguir trabajando en esta línea, debemos ofrecer un producto de calidad y una buena difusión que nos permita acercarnos a un mayor número de personas. No debemos olvidar que la buena campaña de difusión que se ha venido realizando en los últimos años nos permite en la actualidad aceptarlo con una mayor normalidad. Para ello se aconsejan una serie de acciones que nos van a permitir poner en valor estos recintos normalizando su visita, y en definitiva otorgándoles el valor que hasta ahora no han tenido. - Señalización de acceso al recinto y señalización interior del cementerio. - Musealización del recinto. - Edición de folletos. - Realización de visitas guiadas. - Creación de rutas. - Organización de actividades de carácter cultural. - Uso de las nuevas tecnologías.

7


1. El cementerio: culto y mentalidades

1.4 ¿Qué conocimientos previos debe tener el visitante para acercarse al cementerio?

Aunque no es imprescindible ningún conocimiento previo de carácter histórico y cultural para visitar un cementerio, sí es necesario conocer unas normas básicas de comportamiento, basadas en buena medidas en los usos y costumbres acerca del lugar que visitamos, que aunque en muchos casos se presuponen, deben ser tenidos en cuenta al acceder al recinto. La visita al cementerio no resulta muy distinta a la que los turistas pueden realizan a una iglesias, donde se requiere respeto y silencio. El cementerio constituye un espacio al aire libre que alberga obras de arte como cualquier museo o ciudad. Para ello debemos seguir unas normas básicas que facilitaran la visita y respetaran a las personas que se acerquen al cementerio a visitar a algún familiar. - Es interesante advertir mediante un cartel situado en la entrada, que se está accediendo a un lugar en el que se debe guardar silencio y mostrar el máximo respeto, haciendo especial hincapié en los momentos en que se produzcan funerales y enterramiento o cuando los familiares se encuentren en alguna de las tumbas. - En el caso de visitas guiadas, un profesional debidamente cualificado nos ofrecerá toda la información necesaria. - En el caso de visitas realizadas de forma libre, es aconsejable la edición de un folleto (en papel o digital) con un mínimo de información que permita al visitante disfrutar de la visita y entender todos los aspectos relacionados con el recinto incluyendo su relación con la ciudad e Historia local - y el respeto que merece la gente que acude de visita o se encuentra en un funeral. No debemos olvidar que, el entierro es un proceso privado, donde la intervención de los visitantes probablemente sería considerado como un comportamiento inapropiado.

8


1. El cementerio: culto y mentalidades

1.5 ¿Qué puede aportar el cementerio al visitante?, ¿Qué puede aportar el visitante al cementerio?

El cementerio consta de una serie de valores que son ante todo fuente de cultura y conocimiento para los propios ciudadanos. Desde la antigüedad, el culto a los muertos nos ha permitido conocer profundamente las sociedades precedentes y profundizar ampliamente en la historia de la humanidad. Tienen un importante valor antropológico ya que son testigos de ideologías, cultos, devociones que han quedado plasmadas en relieves escultóricos e inscripciones, así como en la propia historia. Constituye la otra ciudad, la de los muertos, que ha evolucionado en paralelo, al mismo tiempo que lo ha hecho la de los vivos y que está llena de historia, de anécdotas y de sucesos. Permite asimismo entender la evolución estilística de los últimos siglos, las modas y las corrientes artísticas, que están presentes de igual manera que otros sitios. Poseen un valor arquitectónico y urbanístico indudable y constituyen un rico muestrario de distintas técnicas artísticas y arquitectónicas del momento. El hecho de hacer entender a la sociedad sobre la importancia que tienen nos llevará a una mayor concienciación por parte de los ciudadanos en general, que pueden servir para: - Entender y respetar la muerte. - Profundizar en el conocimiento de las religiones y los diferentes usos y costumbres. - Descifrar la historia desde otro punto de vista. - Valorar el patrimonio. - Concienciarse sobre la necesidad de su protección. Todo esto debe llevar aparejada una mayor reflexión por parte de las autoridades en la valoración y toma de medidas para la protección, recuperación y rehabilitación de los cementerios, teniendo en cuenta su importancia histórica, la realidad actual de los recintos y las medidas necesarias para su mantenimiento. A través de la actitud y de las acciones llevadas a cabo por los entes públicos, el ciudadano será más consciente y percibirá con más facilidad la necesidad de protección, rehabilitación y mejora de los cementerios. La creación de rutas y la realización de visitas guiadas en las que se establezca una tarifa podrían servir para financiar labores de conservación, mantenimiento y rehabilitación en

9


1. El cementerio: culto y mentalidades

los cementerios por parte de los entes públicos, que con la mejora de las zonas comunes de estos recintos, ponen en valor y protegen no sólo las zonas públicas de los cementerios, sino también las propiedades privadas. Estas acciones que a buen seguro repercutirán en la conciencia social de los individuos, pueden ir acompañadas, como de hecho ya sucede en algunos lugares, del crecimiento del voluntariado en los cementerios para su mantenimiento, defensa y protección.

1.6 ¿Sería conveniente sensibilizar a la población en general y al visitante en particular sobre el turismo funerario?

En los últimos años se han producido grandes avances en la sensibilización de la población respecto a lo funerario, aunque todavía queda mucho por hacer. Una vez que esto haya tenido lugar, será el momento de sensibilizar sobre el turismo funerario. El primer paso es una toma de conciencia por parte de las administraciones, que es urgente y necesaria. No debe focalizarse a sensibilizar solamente hacia la población en general o a los potenciales visitantes: Las administraciones públicas son prioritarias, ya que es necesario que tomen contacto de la importancia de este patrimonio y de la necesidad de conservarlo y protegerlo a través de diferentes cauces. De este modo, si la administración toma medidas y se dan cuenta de que tiene espacios a los que es posible sacarles rendimiento, esto repercutirá en los propietarios de enterramientos, que verán como mejora el entorno y se valoriza su propiedad. Todo esto facilitará los mecanismos necesarios para que los propietarios dejen que sus bienes sean visitados, permitan la toma de fotografías, etc. Además, no debemos olvidar, que el turismo funerario, como negocio, puede constituir una excelente fuente de financiación para los cementerios que permita cierto grado de sostenibilidad o por lo menos, que sirva para mantener los recintos en mejor estado de conservación.

10


1. El cementerio: culto y mentalidades

1.7 ¿Las distintas realidades culturales pueden influir a la hora de plantear una visita al cementerio?

Todas las visitas al cementerio deben plantearse desde el más absoluto respeto, teniendo siempre muy presente el lugar al que se accede. No debemos olvidar que es el lugar de reposo de los muertos, a donde acuden los familiares a visitar a sus familiares y allegados y donde se producen enterramiento de manera habitual. Por este motivo, cualquier visita o actividad cultural en el recinto debe plantearse siempre teniendo como prioridad no molestar a las personas que acuden al mismo. El hecho de encontrar diferentes realidades culturales, referido sobre todo a la propia cultura funeraria, o a la religiosidad y las costumbre, constituye una ventaja que permite conocer la diversidad cultural a través del patrimonio funerario. Esto constituye una mejora de las visitas que nos permitirá salir del cementerio sabiendo algo más de su historia y sus costumbres. En el caso de Chipre, por ejemplo, que forma parte del proyecto, además de los cementerios ortodoxos griegos, existen muchos viejos cementerios musulmanes abandonados que pueden ser utilizados como evidencia de la existencia de la diversidad religiosa que existe en Chipre.

11


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno. 2.1 ¿Qué tipo de espacio es el cementerio? El cementerio, ¿es un espacio público o privado?, ¿Cómo se plantea esa dualidad en su faceta turística?

La función del cementerio es albergar los restos mortales de los fallecidos. Entendido como un lugar de enterramiento, debemos ser conscientes que también alberga dentro de sus muros una parte muy importante de nuestra historia y un catálogo de monumentos digno de ser visitado. Por este motivo, aunque su función primordial sea otra, debemos ser conscientes de la importancia que tiene abrir el cementerio al público para que sea capaz de ver todo lo que puede ofrecer. El recinto en sí, constituye por lo general un espacio de carácter público, aunque esto pueda variar en función de cada país y ciudad y religión: Si bien la mayor parte de los cementerios europeos son públicos (gestionados directamente por municipios, empresas mixtas o concesionarias), existen casos de cementerios privados (abiertos al público) o pertenecientes a Iglesias o comunidades (religiosas o étnicas). En todo caso, como recintos públicos o abiertos al público, los cementerios suelen ser accesibles para todo el que respete unas normas de comportamiento, pues contiene espacios de carácter privado (tumbas y mausoleos), que deben ser respetados. Por este motivo, aunque el acceso sea libre, se deben respetar las zonas privadas de las tumbas y mausoleos, obedeciendo las normas establecidas por cada uno de los cementerios en su normativa. En la mayor parte de los cementerios existe un reglamento donde aparecen las normas a seguir, aunque harían falta reglamentos actualizados. En la mayor parte de ellos se indica que es un recinto sagrado que merece respeto, siendo obligatorio que todas las personas que acudan guarden el mayor silencio posible y la debida compostura, estando prohibido realizar actos que atenten contra las buenas costumbres y que vayan en contra de toda clase de creencias. Esa dualidad del espacio que se manifiesta es su carácter público y en sus espacios privados, se resuelven en las visitas teniendo en consideración que las parcelas privadas. Se pueden realizar visitas por el cementerio siempre y cuando se respetan las normas del cementerio. En algunos cementerios esto puede manifestarse en la imposibilidad de realizar fotografías, de acceder a las parcelas privadas, etc. Por todo ello, sería aconsejable que a través de unos puntos el visitante conociese las normas de acceso al recinto.

Pag. Anterior. Cementerio de La Carriona, Avilés, España - Manuel G. Carranza

13


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

- Accede al recinto y sé respetuoso con los enterramientos. - Guarda silencio a lo largo del recorrido. - Respeta los pequeños símbolos y los objetos depositados en cada propiedad, pues han sido depositados en ese lugar en memoria de los fallecidos. - No realices fotografías a las personas que se encuentran visitando o atendiendo sus propiedades. - Respeta las zonas en las que está teniendo lugar un enterramiento. - Utiliza las papeleras y no ensucies el recinto.

2.2 ¿Podríamos herir la sensibilidad de los familiares mientras se visita el cementerio? ¿Cómo se podría evitar eso?

Esta es una de las principales cuestiones que debe de tenerse en cuenta a la hora de planificar la realización de visitas en los cementerios. Debido a los funerales y enterramientos que se llevan a cabo diariamente en los cementerios, debemos tener especial cuidado a la hora de acceder. A las normas básicas de comportamiento, debemos tener en cuenta que si advertimos que se está llevando a cabo un funeral o enterramiento en el recinto del cementerio, debemos respetar tanto el espacio como la ceremonia. Tampoco debemos perturbar a las personas que se hallen en el cementerio visitando a sus familiares. Se pueden intentar programar las visitas en los horarios que se sepa o se crea que no van a llevarse a cabo funerales o enterramientos o en el caso de que estén teniendo lugar, disponer de rutas alternativas. Así, a tenor de las actividades que se estén llevando a cabo, se pueden utilizar unas u otras. El caso de la visita de familiares, es más difícil de prevenir, ya que pueden encontrarse en el cementerio en cualquier momento. Por este motivo, debemos intentar no perturbarlos, bajando la voz y no deteniéndonos en el lugar en el que se encuentran, ni por supuesto realizar fotografías sin autorización.

14


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.3 ¿Qué puede aportar el cementerio como “producto turístico” diferenciado?

El cementerio puede aportar valor en muchos aspectos: - Valor patrimonial, arquitectónico y artístico. - Valor histórico. - Valor pedagógico. - Valor investigador. - Valor turístico. Las visitas al cementerio están dirigidas a todos los segmentos de público, desde ciudadanos residentes en la misma ciudad en la que se ubican los cementerios, hasta turistas, escuelas y diversos colectivos. El objetivo es acercar el cementerio a todos públicos y que conozcan el rico patrimonio que se esconde tras los muros del cementerio. Por otro lado, los recorridos combinan cultura con naturaleza, ya que muchos cementerios, por el entorno en el que se ubican y por su propia configuración podrían ser considerados como parques, y vendría a completar la oferta cultural de las propias ciudades. Como producto turístico, en primer lugar, representa una alternativa a la oferta turística existente. En estas rutas se ofrece de manera simultánea Historia, arte, memoria y naturaleza para ofrecer, como resultado, una completa visión de la realidad cultural europea a través de la cultura funeraria. Se pretende impulsar el turismo funerario de muchas ciudades a través de la visita a los cementerios como una visita complementario a la que el turista realiza en la propia ciudad. Se persigue convertir estos espacios en una herramienta de conocimiento e investigación continuada y funcionar con clara vocación educativa para que las escuelas lo incorporen a sus visitas culturales de una manera dinámica y pedagógica.

15


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.4 ¿Qué requisitos plantea el cementerio como “producto turístico” para la adecuada gestión del mismo?

Hasta hace poco tiempo la gestión del cementerio se circunscribía solamente a los servicios que se prestaban relativos a la inhumación y cremación de cadáveres. Desde el surgimiento del turismo funerario, han aparecido nuevas funciones en el cementerio que tienen que ser cubiertas. Con la creación de nuevos servicios deberíamos estructurar un Plan Estratégico para saber exactamente qué queremos hacer, cómo y que necesitamos para ello. No deben realizarse acciones sin sentido, inconexas unas de otras. La oferta de un producto de turismo funerario puede satisfacer una necesidad o bien abrir nuevos mercado de turismo. Por este motivo debe estar bien planteada y con un plan de acción a largo plazo. En principio poder ofrecer un producto turístico el cementerio no plantea muchos requisitos. Sólo debemos decidir qué elementos del cementerio merecen tener esa consideración, cómo vamos a ofrecerlos (de forma individual, con la creación de rutas…), qué clase de señalética va a existir, si las visitas van a ser realizadas por personal especializado o se utilizarán otros métodos, etc.

16


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.5 ¿Debe ser el cementerio un espacio musealizado?

Si bien la referencia a “museos” no convence a todos los especialistas en la gestión de cementerios o artes funerarias, parece ser la más próxima a los objetivos y a las estrategias de apertura de los cementerios al público. Su definición ha evolucionado a lo largo de los últimos tiempos y hoy, conforme a los estatutos del ICOM (Consejo Internacional de Museos), adoptados durante la 22a Conferencia general de Viena (Austria) en 2007: “Un museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad con fines de estudio, educación y recreo.” Si consideramos que el cementerio alberga el museo dentro de sí mismo, por su colección patrimonial material e inmaterial, si se quiere promocionar el turismo funerario y atraer a la gente a visitarlo, lo más aconsejable es “musealizar” el propio recinto y que el visitante puede encontrar información sobre la construcción del recinto, el urbanismo, la arquitectura, la escultura o la historia de los personajes enterrados allí. También resultaría de interés ofrecer información sobre las costumbres funerarias, ya que la gran parte de la gente desconoce cómo se entierra, el comportamiento que debe seguirse en un entierro o cualquier otra cosa relacionada con el momento de la muerte y la inhumación, así como promover pues el estudio y la conservación de su patrimonio. Existen casos en los que se ha planteado la creación de un museo externo o centro de interpretación en el que se ofrece información al visitante previamente a la realización de la visita. En Avilés, por ejemplo, y en parte gracias a los esfuerzos de sensibilización y promoción realizados gracias al proyecto EUCEMET, se ha rehabilitado la antigua casa sacerdotal, situada extramuros en la entrada del recinto, e inaugurado allí en Noviembre de 2012 el Centro de Interpretación del Cementerio de La Carriona (CICLAC). La antigua casa del cura ha sido acondicionada para acoger exposiciones, proyecciones y expresiones artísticas en torno a la cultura funeraria. La primera exposición repasó la historia del cementerio, tumbas y personajes significativos y, desde este centro de interpretación se informa al visitante de la posibilidad de realizar diferentes rutas por el cementerio.

17


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.6 ¿Cómo debemos acometer la musealización del recinto cementerial?

Para un correcto funcionamiento el cementerio debería ofrecer información al visitante desde el momento en que éste accede al mismo. Lo más aconsejable es situar un plano en la entrada donde se muestre el recinto del cementerio y el visitante pueda orientarse. La existencia de folletos implica que las personas que quieran realizar el recorrido por libre, dispongan de un plano para situarse y localizar las zonas de interés. El uso de señalética en el recinto puede servir para orientar a los visitantes en recintos muy grandes o para ofrecer una mayor información sobre panteones de especial relevancia o bien sobre la historia de sus moradores. En el caso de que se planteen la creación de rutas, será indispensable. En este último caso, también se podría realizar mediante aplicaciones para móviles, códigos Qr o cualquier otra opción tecnológica, que sería complementaria a la señalización interior de los elementos de interés o de las rutas. En este sentido, cabe destacar que una aplicación de realidad aumentada para tecnología móvil, descargable a través de códigos Qr, ha sido desarrollada por la ASCE y probada en 6 cementerios europeos en el marco del proyecto EUCEMET. Está disponible para ser adaptada a nuevos camposantos. Esta musealización no debe ser invasiva, sino que debe integrarse en el recinto, respetando las normas del cementerio, así como los espacios privados del mismo. Mediante la localización de balizas pueden definirse los itinerarios y la cartelería que ofrezca información de interés, así como paneles explicativos.

18


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.7 ¿Cómo espacio musealizado, debe ser gratuito o de pago?

A este respecto en la actualidad encontramos diferentes iniciativas. Mientras que en algunos lugares las visitas guiadas son de carácter gratuito en otros lugares se debe pagar por ellas. El pago no debe realizarse para acceder al cementerio, ya que estamos ante un lugar público, de libre acceso. Otra cuestión es estudiar la viabilidad de establecer una tarifa para realizar visitas guiadas o para actividades de carácter cultural. No debemos olvidar que el planteamiento de este tipo de visitas o rutas guiadas necesita de personal y eso es un coste que deben asumir. Aún en el caso de que no se contrate personal, la adecuación del recinto, la colocación de paneles, la creación de aplicaciones informáticas o la impresión de folletos tienen un coste. No debe dar la impresión de que los cementerios se utilizan con ánimo recaudatorio. Por todo lo anterior, creemos que la admisión al cementerio debería ser gratuita, aunque las visitas guiadas y actos celebrados dentro del recinto, sí puedan ser de pago.

Glasnevin Museum, Cementerio de Dublín. Irlanda

19


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.8 ¿Pueden ser positivas las actividades complementarias dentro del recinto del cementerio?

La realización de actividades culturales dentro del cementerio puede abrirnos nuevas perspectivas sobre el recinto y su funcionalidad. Manifestaciones artísticas como el teatro, la música o los recitales de poesía deben de considerarse perfectamente realizables dentro del cementerio sin faltar por ello al respeto que merece el recinto. No debemos olvidar que las iglesias y catedrales, lugares que durante siglos han acogido enterramientos, lugares de paz y oración reciben millones de visitas cada año y organizan actividades de carácter cultural. Hasta ahora, los cementerios pioneros en la realización de actividades de carácter cultural han tenido bastante éxito. Cabe destacar, por ejemplo, el programa de actividades realizados por Cementeris de Barcelona que, además de realizar visitas guiadas por el cementerio, diurnas y nocturnas, ofreciendo varias rutas que pueden ser realizadas de manera libre o con guía, incorpora códigos Qr para ofrecer información al visitante en cuatro idiomas, realiza conciertos o la celebración de día de los difuntos cada año con una temática diferente. Incorporan además un nuevo edificio que alberga la colección de carrozas fúnebres, una biblioteca funeraria de más de 2.000 ejemplares y un servicio educativo para las escuelas. Asimismo, cabe recordar que, desde hace más de una década, los cementerios integrantes de la ASCE están promoviendo programas pluridisciplinares de actividades culturales cada año a lo largo de la primera semana de junio, en el marco de la Semana Europea para el Descubrimiento de los Cementerios.

20


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.9 ¿Se necesita algún tipo de adaptación al recinto para la realización de la visita?

No es necesario. Se entiende que el recinto está adaptado ya que recibe visitas todos los días. Solamente se debería velar por que el acceso, los baños y la señalética del cementerio estuvieran en buen estado, así como favorecer la disponibilidad de información en varios idiomas, pensando en los turistas extranjeros.

2.10 ¿Cómo incluir los recorridos por los cementerios dentro de las rutas por la ciudad que los alberga para integrar más fácilmente el producto?

Podría ser muy interesante que se realizasen rutas en las que se combinase la visita a la ciudad y la visita al cementerio. De este modo, el visitante podría entender de forma clara las similitudes que existen entre ambas y de cómo las dos se han formado de forma paralela. Esto además, puede favorecer que la gente se aproxime al cementerio con más facilidad y de una forma más indirecta. La Guía 2, sobre la promoción de los cementerios, trata en particular esos temas, ofreciendo varias recomendaciones al respecto.

21


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.11 ¿Puede resultar beneficioso intervenir urbanísticamente en la zona en la que se encuentra el cementerio?

El hecho de que el cementerio se proponga como destino turístico no debe de suponer una mayor intervención en la zona. Las intervenciones que sea necesario llevar a cabo deben hacerse en el marco de mejora de un recinto destinado a enterramientos, que es lo que en realidad es el cementerio. No obstante, es importante que la señalética para llegar al cementerio sea clara y que el recinto tenga aseos y los accesos estén debidamente acondicionados. La apertura de los cementerios a los visitantes tampoco pretenden provocar una llegada masiva de turistas, por lo que no tienen por qué provocar grandes intervenciones urbanísticas. Otra cosa puede ser que el barrio allí donde se encuentre el cementerio tenga claras necesidades urbanísticas, ajenas al cementerio, y que el proyecto de musealización y por tanto mayor visibilidad pueda contribuir a fomentar esos cambios.

2.12 ¿Cómo vamos a plantear las visitas de personas con movilidad reducida?

De la misma manera que se plantea el acceso de los familiares al recinto. Se supone que dado que la actividad principal del cementerio es acoge enterramientos y visitas todos los días, ya se debería de haber previsto la necesidad de contar con accesos para personas con movilidad reducida. En el caso de que no sea así, los cementerios deberían ir mejorando la accesibilidad, pero no porque se vayan a realizar rutas, sino porque un espacio de estas características debería de estar preparado para ser accesible a todas las personas. Nuevamente, proyectos e iniciativas de “musealización” y apertura a un público más amplio pueden ayudar a generar los medios necesarios para dichos acondicionamientos.

22


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.13 ¿Podría ser positivo involucrar a la población local en este tipo de acciones?

Involucrar a la población local siempre es positivo y, en este caso, incluso obligatorio, pues los habitantes pueden ser propietarios de algunos de los elementos más emblemáticos (tumbas y mausoleos). En cada caso hay que determinar qué tipo de colaboraciones pueden llevarse a cabo. Además, de esta manera resulta mucho más fácil comprometer a la población con el cementerio ya que implica un mayor conocimiento del mismo y resulta más sencillo concienciarlos en la necesidad de su cuidado y protección. Las colaboraciones de voluntariado pueden ser además muy oportunos a la hora de plantear visitas guiadas o una agenda de actividades culturales. La “Guía 2” (sobre Promoción) menciona más ejemplos de colaboraciones con la población local.

2.14 ¿Puede ser interesante establecer vínculos de colaboración con otros lugares para afianzar una red de colaboración interna?

El establecimiento de relaciones con otros lugares de interés turístico o cultural sería no sólo interesante, sino también necesario. Se pueden establecer colaboraciones de muchos tipos y a muchos niveles. Los organismos públicos y otras entidades involucradas deberían construir una red de colaboración en el que se intercambien conocimientos y experiencias para que el turismo funerario pueda beneficiarse. Además, es imprescindible trabajar el amparo de planes generales de acción que permitan unificar la experiencia y ofrecer una mayor calidad. A este respecto un primer paso interesante ha sido la creación de ASCE, organización sin fines de lucro que ha formado una red europea en la que están incluidas aquellas organizaciones públicas y privadas encargadas de los cementerios de interés histórico o artístico y cuyo objetivo es promover los cementerios europeos como parte fundamental del patrimonio de la humanidad.

23


2. El espacio del cementerio. Espacio público y privado. Espacio musealizable y adaptación al entorno

2.15 ¿En qué aspectos puede ser beneficioso integrar el voluntariado en los servicios prestados por el cementerio (en su vertiente turística)?

La labor de los voluntarios puede ser muy interesante. De hecho, en la actualidad hay excelentes experiencias en Europa con el voluntariado en los cementerios, que debemos tomar como referentes y como experiencias de buenas prácticas que ya se están llevando a cabo. Su labor puede estar relacionada con labores de ayuda y atención a los visitantes y usuarios que acuden a los cementerios, en la limpieza y adecuación de los recintos y en cualesquiera otras tareas en las que pueda ser beneficiosa su colaboración. También las Asociaciones de Amigos de los Cementerios están haciendo una gran labor para la conservación, difusión y protección de los cementerios.

24


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual) 3.1 ¿Cómo estimular al visitante para que decida visitar el cementerio?

El visitante puede sentirse estimulado a visitar los cementerios por diferentes razones: - Por entender que el cementerio es parte de nuestra historia. - Por conocer nuevos elementos Para que la gente se sienta atraída por los cementerios es aconsejable realizar campañas de información y difusión para que se acerquen a un producto nuevo. Por este motivo es aconsejable que las oficinas de turismo de las ciudades en las que se hallen tengan disponible algún folleto que indique que se pueden realizar visitas al cementerio o incluso que ofrezca visitas combinadas en las que los usuarios puedan conocer a la vez la ciudad de los vivos y la de los muertos, para acercar a los visitantes de una forma más indirecta. El hecho de integrar el cementerio en la Ruta de los Cementerios o de pertenecer a ASCE puede ser una ventaja a la hora de posicionar el cementerio a nivel europeo. El trabajo en red, la creación de clusters y la colaboración entre distintos cementerios pueden tener efectos muy beneficiosos en el turismo funerario. El visitante debe conocer que existe esa opción y tener muy claro que se le ofrece. También es necesario que se incluya información en las webs de las administraciones públicas, ya que estamos hablando de un servicio más. Por último, otro modo de difusión es publicitar estos servicios en revistas de carácter funerario, en las ferias funerarias que se celebran cada año o en los blog o web que existan sobre este tema.

Pag. Anterior: Cementerio de La Carriona, Avilés, España - Manuel G. Carranza

26


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.2 ¿Qué perfil o perfiles debe de tener el visitante?

El turismo funerario está dirigido a todo tipo de públicos por lo que no se necesita un perfil específico para acercarse a conocer un cementerio, si bien suele coincidir con perfiles de visitantes ligados al llamado turismo cultural (ver “Guía 2”).

3.3 ¿Qué valor añadido puede aportar el cementerio al turismo de la ciudad?

El turismo funerario puede enriquecer a la ciudad desde muchos puntos de vista, no solamente proponiendo un nuevo enclave para visitar, sino ofreciendo una visión paralela de la historia de la propia ciudad y de los personajes que allí se encuentran. Igual que la ciudad está plagada de monumentos que los turistas visitan, en el cementerio se pueden encontrar un catálogo de obras de arte, así como información que nos puede hacer entender mejor la historia de la propia ciudad. El mayor valor añadido es conocer algo hasta ahora resultaba desconocido para la mayoría.

27


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.4 ¿Puede el turismo funerario mejorar, completar y-o complementar la oferta ya existente?

Por supuesto. En cualquier lugar en el que haya un cementerio de interés, su puesta en valor puede completar, complementar y mejorar la oferta turística existente, ofreciendo un producto novedoso, de calidad y que puede ayudar al visitante a acercarse a la ciudad desde otro punto de vista. Tanto si las visitas al cementerio se ofertan solas como si se combinan con visitas a la ciudad, se está mejorando la oferta de productos turísticos en la ciudad y ofreciéndole un plus al turista que se acerca a conocerla.

3.5 ¿Debe tener el cementerio personal de manera permanente para atender al visitante?

Aunque puede ser interesante no es imprescindible. Teniendo en cuenta el coste que esto representa, cada cementerio debe valorar de forma individualizada la viabilidad de este supuesto. Es importante valorar el tamaño del cementerio, así como los flujos de visita y la temporalidad de las visitas para decidir la conveniencia de contratar personal que pueda atender a los visitantes o realizar visitas guiadas. Como se ha comentado con anterioridad, la ausencia de este servicio puede ser suplida con la creación de productos tecnológicos o con la adecuada señalización del cementerio. En el caso de que el cementerio decida articular un servicio de atención al visitante, será necesario que informe adecuadamente a los usuarios del tipo de servicios que ofrece, así como de los horarios y tarifas de los mismos.

28


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.6 ¿Las visitas deberían ser guiadas o libres?

Es interesante que el cementerio disponga de los dos tipos de visitas. Por el coste que implican las visitas guiadas, no todos los cementerios pueden disponer del mismo o en el caso de hacerlo, tienen necesariamente que ofrecer visitas de pago. Cada visita tiene una serie de ventajas e inconvenientes. Mientras que la visita guiada ofrece información en directo y detallada de un guía, tiene la desventaja de realizarse solamente determinados días y en horarios muy concretos. Esto puede dar lugar a que gente que acuda fuera de ese horario no tenga información suficiente para realizar una visita de calidad al cementerio. La musealización del espacio tiene la ventaja de estar disponible de manera fija en cualquier momento en que el recinto se encuentre abierto y que será gratuita. Además, dependiendo del tipo de solución utilizada, el visitante podrá realizar las mismas rutas que se realizan con guía. El único inconveniente es que quizá cierto público pueda preferir una visita guiada con un guía por la cercanía de las explicaciones y por la opción de realizar preguntas u obtener una mayor información.

29


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.7 ¿Cómo debemos plantear la recepción del visitante al cementerio?

Hay unos puntos mínimos que deben cumplirse en toda visita a un cementerio: - Es necesario que conozca las reglas básicas de acceso y visita al mismo. - Debe disponer de un plano del recinto. - Folletos informativos de la historia del cementerio y de las rutas que se incluyen (en el caso de que las haya), paneles, códigos Qr con información o descargas de aplicaciones, etc. Si la visita va a ser guiada, el visitante debe ser recibido a la entrada del recinto para explicarle en qué va a consistir la visita e informarle de una serie de reglas o buenos usos de obligado cumplimiento para poder acceder al recinto. Además, ofreciéndole información histórica que permita al visitante situarse en el contexto histórico y social de su construcción y posterior desarrollo. En el caso de que la visita vaya a ser libre, el cementerio debe disponer a la entrada de paneles donde se indiquen las normas básicas de acceso al recinto. A continuación, al inicio del cementerio para comenzar la visita, debe haber un panel con información histórica del mismo y un plano del recinto. Para que los usuarios puedan experimentar una visita interesante, sería aconsejable la existencia de folletos informativos sobre los elementos más interesantes y las rutas existentes o bien que el cementerio se halle musealizado y señalizado para que los visitantes puedan realizar los recorridos por sí mismos.

30


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.8 ¿Cómo debemos estructurar los recorridos dentro del cementerio?

En principio debe diferenciarse entre la visita guiada y la visita libre en la planificación de recorridos. En la planificación de una ruta guiada puede ser aconsejable diseñar los recorridos en torno a una temática concreta para facilitar la visita, sin incluir demasiados elementos que puedan hacer la visita tediosa. En el caso del diseño de recorridos libres, bien mediante paneles o mediante tecnología, hay que planificar el número de elementos sobre los que se ofrecerá información y si la visita se hará de forma libre, es decir, que el usuario escoja de todos los elementos que se ofertan, cuales le interesa conocer, o siguiendo un recorrido diseñado. La existencia de varias opciones hará más interesante el producto y captará mayor número de usuarios.

3.9 ¿Qué materiales debemos tener en cuenta para completar la visita al cementerio? Como material complementario para mejorar la experiencia de visita a los cementerios puede ser aconsejable disponer de materiales de difusión y planos que el visitante se pueda llegar una vez finalizada la visita. La existencia de audio-guías en el cementerio puede suplir la carencia de guías para realizar las visitas por libre. Los códigos Qr, aunque dirigidos a los visitantes que dispongan de tecnología móvil y de un lector de códigos Qr, también pueden ofrecer un mejor servicio. Su inversión de puesta en marcha no suele ser demasiado elevada, y su actualización y mantenimiento puede resultar más económica que otros formatos físicos. En la página web del cementerio o en los lugares en que se ofrezca información del mismo y de las visitas, puede ser interesante disponer de folletos online, que el usuario se pueda descargar o de mapas interactivos del cementerio en la web del mismo, que permiten atraer a un segmento de turistas que una vez que haya visto el interés que tiene el recinto, decida conocerlo personalmente.

31


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.10 ¿Podemos-debemos adaptar el discurso a los distintos tipos de visitantes?

El discurso puede ser el mismo para todos los visitantes a excepción de los niños, para los que sí se estima oportuno adaptar el discurso en función de su edad. La visita al cementerio y los discursos de las visitas guiadas deben plantearse igual que a los visitas a cualquier otro tipo de monumentos.

3.11 ¿Qué materiales debemos tener en cuenta para completar la visita al cementerio?

Los cementerios pueden ofrecer varios tipos de recorridos, como por ejemplo: - Ruta general. - Recorridos históricos. - Recorridos artísticos. - Rutas combinadas. - Rutas nocturnas. - Rutas de personajes célebres. - Rutas de diferentes personajes “anónimos” - Rutas temáticas (p.ej. guerras, mujeres, literarias, etc.). - entre otras.....

32


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.12 ¿Cómo podemos reconocer los elementos de mayor interés dentro del cementerio?

Del mismo modo que cuando llegamos a una ciudad nos damos cuenta de donde se encuentran y cuáles son los elementos de interés del lugar. En el caso de las visitas a los cementerios, para facilitar al visitante la visita, debemos seleccionar aquello que el visitante debe conocer. A partir de ahí, es el propio turista el que debe valorar qué hay de interés en el cementerio. Para poder mejorar el servicio debemos habilitar un buzón de dudas, sugerencias y comentarios donde el turista pueda expresar su opinión y ayudarnos a mejorar el servicio. También puede ser beneficioso disponer un punto de información previo a la visita y posterior a la misma que pueda servir de ayuda para responder a aquello que no ha tenido respuesta in situ y que, para mayor comodidad, podría habilitarse a través de una simple dirección de correo electrónico.

Puerta principal del Antiguo Cementerio de Podrgorze, Cracovia, Polonia - Pawel Kubisztal

33


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.13 ¿Puede la existencia de tumbas relevantes alejadas entre sí dificultar la visita?

No debería. Es más, puede constituir una ventaja ya que permite que el visitante conozca mejor el conjunto del cementerio. El hecho de que la mayor parte de las tumbas de interés se sitúe en una zona concreta puede llevar a que los visitantes se aventuren por otras zonas del mismo. Existen no obstante algunas limitaciones o necesidades logísticas, en el caso de cementerios de amplias extensiones, que obligan al promotor de las visitas a ofrecer medios de transporte (microbuses, bicicletas, etc.) dentro del recinto, para poder alcanzar las distancias.

- El caso del Norte de Córcega Finalmente, cabe destacar el caso particular de mausoleos individuales construidos fuera de cementerios, sobre terrenos privados. Esto ocurre por ejemplo en el territorio de la Communauté de Communes (Mancomunidad) del Nebbiu. En cada pueblo de Cap Corse y Nebbiu (Norte de Córcega), se pueden encontrar mausoleos y construcciones funerarias impresionantes, lujosos y ricamente ornamentados. Estos monumentos fueron construidos especialmente por familias nobles o burguesas de Córcega, notables o aventureros Corsos quienes habían emigrado a otros países, especialmente a América del Sur, donde hicieron fortuna. Sin embargo, deseaban ser enterrados en su casa, dormir su último sueño en su patria, lugar de nacimiento y de muerte, lugar para la eternidad. Estas tumbas se pueden ver desde muchos escenarios inusuales y hermosos de Córcega: frente al mar en el escabroso Cabo Córcega, o más hacia el interior en Nebbiu. En este caso, la distancia entre un Mausoleo y otro puede ser demasiada larga para ser recorrida en una sola visita, pero puede constituir una ventaja en el sentido que podría ser objeto de rutas específicas para el senderismo, las bicicletas de montañas, o simplemente integrarse en rutas existentes para descubrir los encantos medioambientales y patrimoniales de esta parte de la isla.

34


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.14 ¿Qué clase de elementos informativos deben estar disponibles en el recinto?

Como mínimo es necesaria la existencia de un panel con las normas de comportamiento de acceso al recinto. Además, es aconsejable que a la entrada del mismo se sitúe un plano que permita al visitante ubicarse en el recinto y calibrar el tamaño y la complejidad del mismo. Un panel con información histórica del cementerio, donde se expliquen datos básicos de su construcción e historia y paneles diseminados por el recinto del camposanto que ofrezcan información del trazado, de las ampliaciones y de los elementos que lo forman. Los paneles deben ofrecer información concisa y no muy extensa que permita captar la atención del visitante, y le haga interesarse por continuar con la visita. Los paneles deben encontrarse en los espacios comunes del cementerio y ser lo menos invasivos posibles. La letra de los paneles debe ser lo suficientemente grande para que todo el mundo la pueda leer.

3.15 ¿Qué clase de información previa debe ofrecérsele al visitante?

Antes de llevar a cabo una visita al cementerio, todos los participantes deben recibir información sobre el tipo de lugar al que están accediendo y las normas básicas de comportamiento que deben respetarse. El visitante debe ser informado de que está accediendo a un recinto en el que debe de mantenerse una actitud de educación, respetando a la gente que se halle en el mismo visitando a sus familiares, así como la propiedad privada.

35


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.16 ¿Sería óptimo plantear un programa específico para escolares?

En la actualidad ya se están llevando a cabo programas específicos para escolares en varios cementerios. Desde luego, por la edad que tienen los visitantes, es totalmente necesario plantear un programa específico por varias razones: 1. Los conocimientos que tienen los escolares no son los mismos que las personas adultas. 2. En muchos casos no están familiarizados con el tema de la muerte (lo que puede ser una ventaja para realizar la visita). 3. El recorrido debe tener menor duración que el de adultos. 4. La visita debe ser más didáctica y entretenida que las enfocadas para adultos. 5. Por la edad que tienen, se deberá insistir más en las normas de comportamiento para evitar que la gente que se encuentra en él, se sienta ofendida. 6. Grupos más reducidos.

36


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.17 ¿Pueden constituir las aplicaciones móviles y otros productos tecnológicos una ventaja en la visita?

Rotundamente sí. Puede ser interesante el uso de productos tecnológicos para las visitas tanto para visitas guiadas como para las visitas libres. Para las visitas libres, permiten que las personas que acudan a conocer el cementerio puedan acceder a información relevante sobre el recinto y sus tumbas y panteones, sin necesidad de que haya un centro de recepción ni un guía. A través de aplicaciones móviles creadas para tal fin, el usuario podrá obtener información histórica del cementerio e información individualizada de diferentes panteones, personajes, etc. Además, este tipo de aplicaciones tienen la ventaja de que los usuarios pueden acceder a la información de forma previa para preparar la visita o de forma posterior si están interesados en aspectos concretos de la información que se ofrece. El hecho de consultar una aplicación de este tipo puede servir para que gente que conozca el producto o estén indecisos, decidan conocerlo. Las aplicaciones móviles permiten la creación de rutas, por lo que será posible ofrecerle una o varias rutas al visitante y que este vaya avanzando por el cementerio gracias a la geolocalización. Los códigos Qr también son una opción interesantes. Gracias a su mecanismo de lectura, acercando el teléfono móvil o la Tablet a la placa donde está situado el Qr, el usuario accederá a la información sobre ese item concreto, o descargará una aplicación que le permitirá obtener datos en función de dónde se encuentre, a través de sistemas de información geográfica.

37


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.18 ¿Qué interés ofrecen los recorridos virtuales, cómo se estructuran y qué ventajas ofrecen?

Acercan al producto inicialmente. Un buen recorrido virtual puede conseguir que la visita presencial se materialice antes. Los cementerios sin inquilinos famosos deben buscar una alternativa para situarse en el mundo y ese medio es el mejor. Se estructuran de la misma manera que se crearía una ruta al uso. El móvil va indicando por donde se debe avanzar y en qué puntos hay que detenerse porque se ofrece información sobre ese elemento. - Acceso rápido, ágil e intuitivo a la información - Acceso previo antes de la visita y posterior, una vez realizada la misma. - No necesitan de guía ni de folletos. En el fondo, es una guía en sí misma. - Acceso a la información en el momento de la visita. - El usuario selecciona a que parte de la información quiere acceder.

Cementerio de San Constantino y Santa Elena, Nicosia, Chipre - Charis Pellapaisiotis

38


3. La visita y el visitante. La recepción y el recorrido (recorrido normal y virtual)

3.19 ¿Es necesario musealizar el espacio físico con carteles, paneles, planos, etc?

Sí es necesario porque aún en el caso de que se ofrezca aplicaciones móviles o cualquier otro producto tecnológico, hay que tener en cuenta que no todos los usuarios de los cementerios disponen de teléfonos móviles dotados de la tecnología necesaria para poder visualizar esas aplicaciones. Por este motivo resulta fundamente que la musealización del cementerio disponga de estos elementos. Como se ha señalado con anterioridad, lo más aconsejable es que en el cementerio disponga de: - Panel introductorio sobre la historia y significación del cementerio. - Plano del cementerio. Aquí puede ser aconsejable que haya un dispensador de folletos con un plano y un mínimo de información. - Paneles señalizando los principales monumentos. - Balizas para señalar recorridos o rutas.

39


4. Calidad y evaluación del servicio 4.1 ¿Debería de existir algún tipo de prohibición o restricción a la visita?

Existen una serie de prohibiciones que suelen aparecer en los reglamento de los cementerios que se pueden hacer extensibles para las visitas de carácter turístico, aunque lo más aconsejable es que existieran reglamentos actualizados en los cementerios que permitiese abordar este tema entre otros. Algunas normas habituales de acceso al cementerio: - Será necesario observar, en todo momento, un comportamiento adecuado y respetuosos, propio del lugar. - No se tolerará la permanencia de personas que no guarden la debida compostura y respeto o que, de cualquier forma, perturben el recogimiento propio del lugar. - Se prohíbe molestar o importunar a las personas que se hallen visitando el cementerio. - Con el fin de preservar el derecho a la intimidad y a la propia imagen, la realización de fotografías, grabaciones, vídeos, dibujos, pinturas de sepulturas, unidades de enterramiento o vistas generales o parciales de los cementerios, requerirá una autorización especial del Ayuntamiento y el propietario, si procede, de los derechos correspondientes. Suele quedar totalmente prohibido: - La venta ambulante, aún de objetos para su decoración y ornamentación. - La entrada de animales domésticos, salvo perros-guía que acompañen a invidentes. - El paso por lugares distintos a las calles destinadas a tal fin, pisar los jardines o las tumbas, coger flores o arbustos, quitar y mover objetos colocados sobre las tumbas o hechos análogos. - La circulación y estacionamiento de vehículos particulares, salvo en las zonas habilitadas para ello. - El consumo de comida y bebida dentro del recinto, excepto en los lugares debidamente habilitados.

Pag. Anterior. Cementerio de La Carriona, Avilés, España - Manuel G. Carranza

41


4. Calidad y evaluación del servicio

4.2 ¿Cómo influye la capacitación y formación del personal en la calidad del servicio?

Naturalmente, la formación del personal acreditado para realizar visitas guiadas en los cementerios influye en la calidad de la visita y en la experiencia del visitante. Acercar un nuevo producto como es el turismo funerario a un público que, por lo general, ha tenido experiencias tristes o negativas en cementerios requiere un mayor esfuerzo, así como personal especializado que sepa atraer y convencer al visitante. Por ello el personal contratado a tal efecto deberá tener formación específica o por los menos amplios conocimientos sobre el tema. Se debería asimismo promover la formación de las personas que trabajen en el cementerio, para que entiendan la nueva función turística del mismo, así como la de las personas que vayan a llevar a cabo las visitas guiadas al mismo. Es indispensable la motivación y la formación continua.

4.3 ¿Cómo conseguir y mantener compromisos de calidad en materia de turismo funerario?

En primer lugar sería necesario elaborar un Plan Estratégico de turismo funerario que se llevaría a cabo con una estrategia consensuada entre organismos públicos y agentes privados. Es importante trabajar bajo compromisos de colaboración y consenso, así como establecer alianzas de colaboración que permitan trabajar bajo unas mismas premisas y en la misma dirección.

42


4. Calidad y evaluación del servicio

4.4 ¿Cómo promover un turismo sostenible en los recintos cementeriales?

De una buena conservación del medio y de un uso eficiente de los recursos dependerá el futuro del turismo funerario. Debemos garantizar la calidad del entorno natural y cultural del cementerio e inducir el menor impacto ambiental del uso. Así mismo hay que tener en cuenta la sostenibilidad desde la perspectiva de la aceptación social y cultural del mismo, a través de la colaboración público-privada y del trabajo con asociaciones locales y particulares, así como promover una gestión económica adecuada y eficiente de su proyecto de musealización y apertura a los visitantes (no plantear un proyecto que vaya a generar gastos de explotación muy superiores a su potencial de ingresos, buscar patrocinios privados, subvenciones, promover el merchandising, etc. ver “Guía 2”).

Cementerio de Serbia. Šid, Serbia - ASCE

43


4. Calidad y evaluación del servicio

4.5 ¿Cómo debemos plantear los mecanismos de evaluación y mejora?

La evaluación del visitante para llevar a cabo una mejora de los servicios es uno de los mecanismos indispensables para la adecuada gestión y optimización de los recursos. Deben plantearse haciendo una revisión cada cierto tiempo de los servicios que se están ofreciendo, así como de la evaluación que realizan los visitantes de los servicios, de la experiencia, del personal, etc. Por este motivo, es necesario hacer un replanteamiento de la gestión cada cierto tiempo, en dos direcciones: - Planteamiento estratégicos. - Planteamientos operativos. La calidad debe estar presente en todas las actividades organizadas en el cementerio y es responsabilidad de todas las personas involucradas. Los visitantes son los destinatarios de finales del producto y deben queda satisfechos tras la visita. No debemos olvidar que la calidad exige un compromiso de trabajo en equipo. Es necesario evaluar: - La organización funcional del servicio. - La comunicación y coordinación interna entre responsables y trabajadores y la comunicación con el receptor final, el visitante. - Los procesos de trabajo. - Los canales de comunicación utilizados para su difusión. Para ello a la hora de plantear la estrategia a seguir, debemos tener en cuenta: - Los objetivos que se persiguen. - Los medios utilizados. - Los costes. - Resultados e indicadores. - Conclusiones y recomendaciones.

44


4. Calidad y evaluación del servicio

Es interesante disponer de un sistema que permita medir la percepción que tiene la propia ciudadanía sobre el turismo funerario y no solo los visitantes, así como sobre la calidad de los servicios.

4.6 ¿Cómo se puede medir la satisfacción del visitante?

La satisfacción del visitante se puede medir a través de varios parámetros: - A través de encuestas. - Habilitando buzones de sugerencias (físicos o electrónicos). - Poniendo a disposición del público direcciones de correos electrónico de contacto. - Evaluando la asistencia de público. - Etc...

45


Profile for lectivatum

Guía de buenas prácticas para la gestión de servicios turísticos en cementerios  

La Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Avilés ha liderado el proyecto europeo “EUCEMET - Cementerios europeos: jardines de al...

Guía de buenas prácticas para la gestión de servicios turísticos en cementerios  

La Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Avilés ha liderado el proyecto europeo “EUCEMET - Cementerios europeos: jardines de al...

Advertisement