Page 1


Sumario

La Trastienda Infinita nº 1

4

La Trastienda Infinita Dirección y Edición: ● Mary Cruz y Fran Leal Diseño y Maquetación: ● Manu Márquez Portada: ● Carlos G. Castellano Fotografía e Ilustración: ● Mary Cruz ● María Bla Bla ● Jorge Valiente ● Inma Díaz ● bsr_flr ● Chano Platero ● Esperanza Fresneda ● Lourdes Marín ● Verónica Francés ● Fran Leal ● Jordi Banquells ● freedigitalphotos.net y unsplash.com Redacción: ● Antonio Pineda ● Fran Leal ● María Bla Bla ● Jaime Tovar Iglesias ● Inma Díaz ● Silvia Leal ● Mary Cruz ● Jordi Banquells ● Germán Esteban Espinosa ● Daniel Arroyo ● Mamensini ● Noemí López Ejeda ● bsr_flr ● José Luis ● Lourdes Marín ● El Morales ● Ismael Ollero Alvarado ● Eloisse Louisse 2

Editorial Os damos la bienvenida a nuestra humilde morada y os agradecemos la visita de corazón.

10

12

Soy tremenda

Relatos

22

24

Play Spectrum One

El batiburrillo

32

35

El maravilloso mundo hipster y todo lo que le rodea se acerca a los espectáculos gratuitos.

Daniel Arroyo nos acerca a uno de los videojuegos del momento. Destiny: El rey de los poseídos.

¡En el mundo!

La Cumbre del Clima de París se torna en cita clave a la hora de abordar la sostenibilidad.

Las flores no huelen en Orihuela es la pieza que nos acerca Jaime Tovar en este primer número.

Si eres universitario y estás pensando en marcharte de intercambio, quizás esto te anime.

Días de tonterías

No siempre llegar a casa es sinónimo de paz y tranquilidad. Que se lo digan a El Morales...


La Trastienda Infinita nº 1

Sumario

6

9

Crónica de nosotros mismos

Impresiones

14

15

16

Como te lo cuento

El mundo de los nadies

El origen

17

18

20

Columnata y Jacinta

Seriefilia

Cultura popular

26

28

30

¿Qué se cuece?

Con-ciencia

Inquietudes y ocurrencias quizás compartidas que se nos pasan por la cabeza cada día.

Lejos de aburridas y recurrentes columnas de opinión, esta pretende despertarte del sueño.

Nuestra experta nutricional nos ayuda a entender las advertencias de la OMS sobre la carne.

Una visión diferente y reflexiva sobre un tema de rabiosa actualidad: el secesionismo catalán.

En ocasiones no llegamos a entender porqué se hacen ciertas cosas que nos degradan.

True detective y Zoo acaparan en este número la atención del seriéfilo Jordi Banquells.

Entrañable y loable recordatorio a muchos personajes que hicieron mucho por nosotros.

36

El poder de una imagen y lo que nos puede suscitar escapa de cualquier expectativa.

La cinta El club de la lucha ha inspirado a Mary Cruz a la hora de decirnos cuatro cosas.

En relación al Grand Theft Auto V, no parece que sea oro todo lo que reluce.

El Delorean

“Nuts”, el grito de guerra de los paracaidistas americanos en la Segunda Guerra Mundial.

Zona Infinita

Ismael Ollero y Eloisse Louisse nos regalan un pedacito de sus creaciones.

creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/

3


Editorial

La Trastienda Infinita nº 1

Bienvenidos a vuestra trastienda

B

ienvenidos, de corazón. Ya estamos de vuelta. Una vuelta que, quizás, se ha retrasado demasiado, pero ya sabéis que en ocasiones lo mejor es dejar un poco de tiempo y espacio para aclarar las mentes y volver a estar en condiciones de ofrecer lo mejor de nosotros mismos. Sin duda, creemos que ha merecido mucho la pena estos dos años de parón voluntario.

Mary Cruz

4

A la hora de enfocar este nuevo proyecto teníamos claro que queríamos dar un salto de calidad en cuanto a la maquetación y el diseño de la revista. Seréis vosotros, queridos lectores, quienes tendréis que hacer balance y juzgar nuestro trabajo, que está llevado a cabo con toda nuestra voluntad de mejora. Además, por descontado seguiríamos contando con el nutrido y generoso equipo de colaboradores que nos venían


La Trastienda Infinita nº 1

acompañando desde que comenzó el anterior proyecto. No por ello nos cerramos a nuevas colaboraciones de personas interesadas en aportar su granito de arena y compartir con nosotros sus inquietudes, conocimientos o hobbies. Prueba de ello son las nuevas caras que podréis encontrar en este primer número. También a ellos les damos la bienvenida y les invitamos a que sigan formando parte de esta familia. La intención de esta humilde publicación no es otra que compartir. Dejar a la intemperie todo eso que llevamos dentro cada uno y rara vez somos capaces de sacar a la luz. La creación, sea del modo que sea, es una forma de realización personal espléndida, pero también valoramos, y mucho, lo que el lector extrae de dichas creaciones. Al publicar pensamientos, inquietudes o gustos no sólo damos rienda suelta a nuestro interior, sino que creamos relaciones con el otro. Ese otro que está tan lejos en el día a día, pero con el que tenemos tanto en común. Esas relaciones, voluntarias y desmarcadas del circuito económico, son por ello de gran valor, pues no se supeditan a intereses oscuros, sino que responden a la libre predisposición de las partes. No sabemos qué pensáis al respecto, pero lo que sí tenemos claro en La Trastienda Infinita es que si estáis leyendo estas líneas estáis ya colaborando en el

Editorial

proyecto. Es un auténtico honor que os acerquéis a la revista cuando simplemente podemos ofreceros una parte de nosotros. Muchos son los contenidos que podéis encontrar en las siguientes páginas: desde creaciones literarias propias, hasta opiniones de toda índole, pasando por el mundo de la ciencia, la historia, la nutrición... También tenemos un espacio reservado al mundo de los videojuegos y las series de televisión. En fin, como veréis se trata de una carta muy variada, a un precio asequible (vuestra atención) y que no está ni mucho menos cerrada. Esperamos contar con muchos de vosotros, que después de ojear estas páginas penséis que tenéis algo que aportar. No tengáis ninguna duda de que seréis recibidos con los brazos abiertos. Dicho esto, sólo nos queda desearos con total sinceridad que disfrutéis de estas páginas, hechas con toda la ilusión y la energía de un equipo que, si bien ha empleado mucho esfuerzo, es consciente del valor del trabajo y la importancia de la motivación presente en todo momento. Estaremos presentes en las redes sociales para todo lo que necesitéis y esperamos vuestros comentarios y recomendaciones para mejorar cada día un poco más, por que esta carrera nunca se acaba. Somos infinitos.

5


Crónica de nosotros mismos

Antonio Pineda

La Trastienda Infinita nº 1

El garrulismo en la cuestión catalana

Pese a haber sido comparado con el caso escocés, la posible independencia de Cataluña está marcada por la intransigencia y el cainismo de ambas partes difíciles de redimir

E

ntiendo el tedio que pueda producir el ejercicio de -la siempre odiosa- comparación entre las aspiraciones independentistas de Escocia y Cataluña. Pero, trayendo a colación aquella verborreica frase de ese piquito de oro que es Pablo Iglesias, según la cual sólo dos cosas diferentes son merecedoras de comparación, pues “no tendría sentido comparar un boli BIC azul con un boli BIC azul”, el señor de la coleta no sólo tiene ontológicamente más razón que un santo, sino que además avala este agravio comparativo entre catalanes y escoceses. Me explico. Ejercitando los dedos sobre el scroll me encontré en su día con uno de esos titulares que reclaman a la racionalidad su naturaleza irónica, como esos de El Mundo Today. Pero la realidad -o los que la entretejen- siempre resulta embriagadoramente más estúpida. Esta noticia se publicaba en 6

el otro mundo, El Mundo, quienes se hacían eco del tristemente diario más leído en nuestro país, Marca. Al parecer la Federación Catalana de Fútbol había solicitado la inscripción de la “Liga Catalana de Fútbol Profesional” en el Registro de Marcas. Y entonces pienso, claro, coño, como los escoceses, que tienen su liga de fútbol propia. Ellos sí que saben torear las ataduras de Londres. Pero ni la liga de fútbol escocesa nació a tenor de las demandas nacionalistas contemporáneas, ni la consideración de las diversas realidades nacionales es igual aquí que allí. “La mayoría de la gente en Inglaterra no quiere que Escocia abandone el Reino Unido, pero no se lo toman a la tremenda. Aquí (en Reino Unido) son mucho más tolerantes que en España. Nos han dado una lección de tolerancia y

respeto y, aunque también tienen sus encontronazos, no se llega a la tensión que tenemos en España”, me comentaba en su día Carlos Fresneda, corresponsal del diario El Mundo en la pérfida Albión. Como residente en la isla, mi punto de vista no podía estar más en sintonía con Fresneda. La mayoría de los británicos no-escoceses miró la posible independencia de Escocia con una mezcla de resignación, desidia y desdén. Las opiniones más generalizadas frente al referéndum del año pasado eran “no deberían irse, me parece una tontería”, “les puede resultar arriesgado” o “se arrepentirán”, aunque siempre se completaban con un “pero es cosa suya”. De buen rollo. A ver quién y cuántas veces ha oído esto en España. Casi un 70 por ciento de galeses e ingleses se mostraban a favor de que una hipotética Escocia independiente continuara usando la


La Trastienda Infinita nº 1

británica libra esterlina, según una encuesta del British Social Attitudes, cuando aquí los españoles no-catalanes se relamen al oír la cada vez más clara posibilidad de que una Cataluña independiente quedara fuera de los organismos supranacionales de los que España forma parte, como la Unión Europea. Tampoco el 86 por ciento de los escoceses estaban dispuestos a renunciar en caso de independencia a la emisión de la que posiblemente sea la mejor televisión pública del mundo, la BBC, por muy cegados de fervor nacionalista que estuvieran, de igual manera que un 62 por ciento hubiera querido seguir compartiendo monarca. Del otro lado, un 82 por ciento de los ingleses y

Crónica de nosotros mismos

galeses consideraba oportuno que la BBC pudiera seguir viéndose en una Escocia independiente y un 65 por ciento estaba dispuesto a seguir compartiendo a Isabel II y el resto de ralea regia que estuviera por venir. Nuevamente, buen rollito en caso de divorcio. Habría que ver a los señores Rajoy y Mas negando y renegando lo de uno en el otro. Los nacionalismos en nuestro país siempre han sido grandes y etéreos desconocidos de omnipresencia mediática. Pese a no haber salido de su pueblo más que para ir a Benidorm en agosto, el votante medio español no se arredrará a la hora de emitir algún juicio de valor sobre Cataluña o el País Vasco. Sobre todo los taxistas, ellos sí

que saben. Para mí, el concepto de problema vasco siempre despertó una cierta aversión. Para un tipo nacido a 790 km de Bilbao, donde lo más parecido a un brote nacionalista fue Blas Infante, las aspiraciones separatistas abertzales eran ajenas, egoístas y radicales, además de estar vinculadas a gente con cara de mal despertar perenne, aficionados a los explosivos y las armas de fuego, pero también vinculadas a otros tipos, estos más trajeados, que “recogían las manzanas” que los primeros hacían caer del árbol. Sin embargo, la cuestión catalana, no menos ajena, me despierta, conceptualmente, una mayor simpatía, pese a estar dominada por un garrulismo bicéfalo. Since-

Jordi Banquells

7


Crónica de nosotros mismos

La Trastienda Infinita nº 1

D. Arroyo ramente, no podría posicionarme, no sabría decir quién es más idiota, quién tiene más derecho a regentar el lodazal del chiquero, quién tiene la mente más llena de escombro, si el que niega la posibilidad de cambio democrático blandiendo un puñado de papeles inamovibles ordenados en 169 artículos, o el que a modo de rabieta de niño impertinente insiste en alimentar ese generador de odios y diferencias que es el nacionalismo. Si algún legado positivo dejó el franquismo -amén de trabajo a los señores que buscan nuevos nombres para calles, plazas y avenidas, claro- fue sin duda aquellas dos frases axiomáticas de Torcuato Fernández-Miranda: “La ley os obliga pero no os ata”, que este diría a su pupilo, el príncipe Juan Carlos, y aquella otra, devenida en una suerte de eslogan de la Transición: “De la ley a la ley, por la ley”. Aunque es evidente que el problema no es meramente jurídico, sino ideológico, de falta o ausencia de la transigencia que se le presupone a una sociedad democrática. De garrulismo, en definitiva. Tan sólo un 13,2 por ciento del conjunto de los españoles estaría dispuesto a entregar una mayor autonomía a las comunidades, según el CIS, cifra que en Madrid, por buscar una antítesis a las ideas secesionistas catalanas, desciende hasta un 7,9 8

por ciento. Un 23,1 por ciento de los españoles preferiría, sin embargo, un Gobierno central con total ausencia de gobiernos autonómicos, mientras que en Madrid, nada menos que un 36,8 por ciento suscribe la idea. Y por si les quedaba alguna duda, mientras el 9,7 por ciento de los españoles encuestados está abierto a que España fuese “un Estado en el que se le reconociese a las Comunidades Autónomas la posibilidad de convertirse en Estados independientes”, sólo un 3,5 por ciento de los madrileños lo estaría. Esa mayoría de catalanes que quiere la independencia acabará por conglomerarse, porque algo inherente a todo proceso independentista, además de su naturaleza inflexiva y de no retorno, es su capacidad de crecimiento progresivo. Así pasó en Quebec en 1980, donde tras ganar el “no” en el plebiscito que les otorgaría la independencia, el líder nacionalista René Lévesque enunció aquel “à la prochaine fois” (“a la próxima vez”); la próxima sería 15 años después, con un incremento en el voto a favor del “sí” de 9,1 puntos porcentuales. Pero para entonces al Gobierno de Madrid ya se le habrá ocurrido un nuevo y mágico plan, un nuevo ardid político que, en nombre de la democracia, esgrimirán para evitar que algo tan suyo como el pa amb tomaquet deje de serlo. Porque aquí las reglas las pongo yo.

Pero ya se sabe que el absurdo es dominio público. Por eso seis de cada diez catalanes querrían conservar ambas nacionalidades, la catalana y la española, quizá porque solicitar la estadounidense y la rusa sea visto, ya sí, con cierta suspicacia. Sólo dos de cada diez serían los llamados héroes, aquellos dispuestos a gozar únicamente de pasaporte catalán, porque su patria lo vale. También habrá quien piense que las fronteras son la forma más zafia y cruel que ha encontrado el hombre para alimentar la desigualdad y el odio mutuo, pero habrá que ver cómo le explicamos esto a los de Junts pel Sí y CUP. Nimiedades aparte, lo primero es lo primero. El fútbol español cambiará, La Liga no volverá nunca a ser la que era. No más clásicos Barça-Madrid. No hablemos ya de la Selección. Sin embargo, la ya bautizada Liga Catalana de Fútbol Profesional será testigo de la épica deportiva del siglo XXI, un nuevo renacer de la emoción futbolística, como ya pasa en Escocia, donde Glasgow Rangers y Celtic de Glasgow se han ido repartiendo el título de la Scottish Football League Champions, a excepción de 18 temporadas, desde 1891.

a @a_pineda89 b Antonio Pineda antoniopineda16@gmail.com


La Trastienda Infinita nº 1

Impresiones

F. Leal

De puente a puente...

Y

me tiro de frente, lo prometo. No puedo más. ¡Que acabe este año 2015! Municipales, autonómicas, generales, griegas, portuguesas, argentinas..., ¿pero qué demonios está pasando? ¿Qué pretenden? ¿Nos quieren matar? Bueno, es una pregunta retórica, la respuesta está clarinete. Por suerte

el 20 de diciembre acabará todo y llegaremos a la orilla, la del día a día, donde nuestros problemas volverán a ser exclusivamente nuestros, sin que haya nadie fingiendo que le interesan y -sí, sí, esto es lo más surrealista- pretendiendo que creamos que tienen la voluntad de ayudarnos a solventarlos. En definitiva, hacen lo

por Fran Leal

mismo que nosotros con los niños pequeños, cuando los sentamos sobre nuestras rodillas y les hacemos creer que están jugando a algo que ni tan siquiera entienden, simplemente para hacerles creer que son partícipes y así no molesten en exceso. Pero este juego consiste en mentir y robar. ¡Vaya spoiler! Perdón, ya me tiro. 9


Soy tremenda

La Trastienda Infinita nº 1

María Bla Bla

M

adrid es la ciudad de las oportunidades. De las oportunidades de disfrutar de ocio gratuito rodeada de yayis despistados y hipsters pobres como yo.

A esa película la mató la fotocopiadora Voy a ver qué dice Filmaffinity no vaya a ser un truño que tenga que tragarme por la vergüenza de abandonar la sala. ¡Hostias, un 7,2! Vamos a verla”

Esas películas gratuitas patrocinadas por bancos, Iberia o el festival de jóvenes creadores de Calvarrasa son el ocio del precariado y, como precaria cum laude que soy, yo frecuento tan selectos lugares.

¿Chuches? Afirmativo. ¿Gafas? Afirmativo. ¿Hordas de jubiletas? Afirmativo. ¿Gafapastas mesándose la barba? Afirmativo. ¿Octogenaria que contesta el teléfono gritando que está en el cine durante la proyección? Bingo. Ya estábamos todos.

Una tarde cualquiera mi sentido arácnido detectó una película gratis: “Toma ahí, ya tengo plan.

La peli empieza lenta, qué bonita fotografía, qué bien representada la pasión. Espera, ¿se

María Bla Bla 10

está viendo perfectamente una penetración? ¡Vaya, un plano picado de una felación!

“¿Chuches? Afirmativo. ¿Gafas? Afirmativo. ¿Hordas de jubiletas? Afirmativo” Empiezo a notar la tensión en la octogenaria del móvil y la risita ridícula del chico de al lado. La abuela me mira con cara de “qué escándalo niña”, mientras hago mi breve estudio sociológico de caras de gente ante polvos explícitos e innecesarios a tamaño pantallón. Yo no sé si escandalizarme por solidaridad o mesarme la barba que no tengo. Bueno, el porno ya ha acabado. Cosa loca sin sentido argumental 1. Cosa loca sin sentido


La Trastienda Infinita nº 1

Soy tremenda

María Bla Bla argumental 2. Cosa loca sin sentido argumental ‘n’. La gente se impacienta, yo me impaciento; creo que casi era mejor el porno. Se ha roto con tanta tontería el clímax de la película y ya no soy capaz de empatizar con uno solo de los personaje, y eso que soy carne de López Ibor. De repente algo rompe la monotonía y despierta al señor que está roncando; ha llegado la escena dramática culmen: la protagonista muere aplastada por una fotocopiadora.

Hay que joderse. A mí me da un ataque de risa. Vieja y hipster me miran raro. La vieja pregunta aliviada que si la proyección ha terminado. Alguien exclama: “pues a mí me ha encantado”. Los hermanos Lumière matan un par de gatitos.

piadoras, los bancos, Iberia y los jóvenes creadores de Calvarrasa.

Salgo con cara de estupefacción notando la empatía de otros espectadores. Noto sus miradas confirmando que ha sido una mierda loca, pero yo no me ablando y contraataco con mi cara de “vosotros sois los que luego le ponéis un 7, intelectuales de pacotilla” y me voy digna, cagándome en las fotoco-

Pd: ¿Queréis saber el título de la peli, verdad? Pues no os lo digo para que os jodáis como yo si os la cuelan.

En el metro me da por pensar que quizás esa nota es por el porno. No sé. Qué duro es el ocio gratis.

a @ emeblabla b María Iglesias Caballero miglesiascaballero@gmail.com 11


Relatos

La Trastienda Infinita nº 1

Jaime Tovar Iglesias

Q

uizás nacieron gracias a un frenazo. Una idea en mitad del camino cayó como un relámpago en la mente del conductor. Por la carretera que separa México D.F del balneario de Acapulco, el coche de Gabriel y Mercedes se detuvo en seco. La repentina pausa paralizó bruscamente al Gabo ante la mirada extraña de Mercedes, que no entendía la reacción de su marido.

Las flores no mueren en Orihuela Las teclas de su Smith Corona se hundían con la percusión de los dedos en la penumbra de una habitación solitaria en la Ciudad de México. De aquella máquina de escribir nació Aureliano, Amaranta y Remedios la bella, y los cien años de soledad que supondrían miles de años de compañía para

-¿Qué vaina te sucedió Gabriel?, ¿por qué paraste el carro? -¡Iguarán!, !Úrsula Iguarán! Las vacaciones de los García se detuvieron, y con ellas la vida ociosa y social del periodista. Por fin, había caído en las garras de la inspiración tras aquellos largos diecisiete años y se retiró al mester de una magia fraccionada en hábitos de ocho horas durante dieciocho meses. 12

Jorge Valiente

muchos lectores de todos los rincones del planeta; la fábula del mundo. Me sentí ridículo y pedante, y pensé que Guille se descojonaría de mí en su fuero interno, tras mi empalagoso prólogo verbal.


La Trastienda Infinita nº 1

Vino a recogerme a Méndez Álvaro aquella tarde del puente de diciembre. Ya en el metro, tras mi recargada recomendación, le pasé el ejemplar del premio Nobel que tanto me había pedido prestado; era sin duda un buen comienzo para zambullirse al mundo del Gabo. -A Miguel le pasó también lo mismo que a ti –apuntó, acercándome otro libro-. -¿A Miguel?, ¿qué Miguel? -Claro, Miguel también hizo el tonto por una tía, como tú – aclaró riéndose-. Aquél tal Miguel, conocido o no, había sido presa de un ‘No’, tras equivocarse al hacer una inesperada visita. Llamó al número equivocado de la puerta equivocada en el vecindario de un corazón equivocado. Sólo que un siglo antes que yo. No sé si me sorprendió más que Guille hablase de Miguel Hernández como si lo hubiese conocido, o que al poeta de Orihuela le hubiese sucedido lo mismo que a mí un par de años antes de aquella tarde; cuando me resbalé en el suelo de un amargo desengaño sentimental tras otro ‘No’. Aquél rechazo se me clavó después de los sesenta y ocho kilómetros, que hay de Cáceres a la ciudad de Proserpina y capital de Extremadura. Lo que me preocupó en aquél momento era el atrevimiento de no haber leído ninguna obra del poeta alicantino. Conocía sus versos, su historia

Relatos

y la trascendencia que tuvo en el panorama de las letras en mi país. Pero era vergonzoso; yo no había leído nada completo de él. En aquél momento me sentí preso de un inquebrantable sentimiento de modestia repentina que resucitó mis nervios y una sensación imperdonable. Me sentí acorralado de una leve sensación de culpa fundamentada en el desconocimiento desleal de la obra del poeta. ¿Cómo podía permitirme no haber leído nada suyo? ¿Cómo se me había ocurrido el atrevimiento de haberlo citado alguna vez, sin haberlo leído del todo? Me sentí estúpido conmigo mismo. Guille y yo nos bajamos en Nuevos Ministerios y caminamos por La Castellana hasta el Museo de Ciencias Naturales. Me prestó un ejemplar de ‘Cancionero y Romancero de ausencias’. Nos despedimos, y yo marché por la zona del Gregorio Marañón, donde pasé el puente de la Constitución. Madrid era un surtido de luces, villancicos y un sinfín de adornos que edulcoraban el frío y el vaho que se entrecortaba por las bufandas aquella primera semana de diciembre. Hoy, me he acordado de Guille, a quien tanto le encantó García Márquez, y me alivió saber que gracias a aquél ejemplar del Gabo conoció que los sueños no mueren en Macondo. Meses después de aquellas fiestas pre navideñas, hice un

viaje a la provincia de Alicante. Pude leer varias obras de Miguel Hernández, de quien tanto nos había hablado Julia en clase de literatura. ¿Cómo no le hice caso antes?, ¿por qué no mostraba interés muchos años antes cuando Julia nos contó la historia de aquél ‘No’ que sufrió el poeta?, ¿por qué no escuché la historia de aquella cita truncada tras un viaje sorpresa antes de conocer a su esposa Josefina? A mí, varios años después, me sucedió lo mismo. También llamé al número equivocado de la puerta equivocada del vecindario de un corazón equivocado. Hubiese deseado volver a ver a Julia y contarle que lo leí, que me gustó, que lo busqué y que yo también vi frustradas mis legítimas expectativas amorosas alguna vez. Me hubiese gustado contarle que tenía razón y que la literatura servía tanto como comodín del desahogo del que lo escribe, como espejo de sentimientos del que lo lee. Y que no sólo era un coñazo a las nueve de la mañana. Algún día espero poder contarle que compartí la historia que contó acerca de las flores inmortales de la casa de Miguel Hernández. Y que en el cementerio de Alicante, al mirar las petunias marchitadas en la tumba del poeta, una señora me dijo que aquellas mismas petunias nunca dejaron de crecer en la casa de una calle de Orihuela.

a @ Jaimgarcy b Jaime Tovar Iglesias Jaimetovar_93@hotmail.com 13


Como te lo cuento

La Trastienda Infinita nº 1

Inma Díaz

Capítulo primero “Ni loca”

E

ste año cumplí los treinta. Esa edad en la que a alguien le da por crear un evento en facebook para reunir a la gente de la misma clase del colegio. Sí, me han invitado. Por supuesto que le di a “asistiré”, eso no me lo pierdo. A lo que voy, desde hace un tiempo se da la circunstancia de que cada vez que coincido con gente que ronda la misma edad sale el tema de que nos hacemos viejos, nos da por recordar viejas batallitas y siempre hay alguien a quien le gustaría volver para atrás, a los quince o dieciséis años, nada menos. “Ni loca”, pienso yo. A esa época de confusión e inseguridad, que ni eres niño ni adulto, descubriendo tu propia identidad, con esa agresividad latente para proteger tu inseguridad, pero… ¿no nos habremos quedado atrapados en esa etapa? Cuando crees que estás tú solo contra el mundo, o que todo el mundo está contra ti -que no es lo mismo-, estás convencido de que sólo tú tienes razón y los demás están confundidos, cuando no 14

I. Díaz

vemos más allá de nuestro ombligo. ¿No te suena? Somos ese adolescente en continuo estado de crispación, alerta, tan seguro de que los demás no tienen ni idea que ni te planteas otra opción, ¡qué van a saber ellos! Nos limitamos a escuchar a los demás solamente para llevarles la contraria. Esperando a que difieran en algo de nuestro punto de vista para resaltar justo eso, entendiéndolo como un ataque u ofensa. Y es que eso mismo es consecuencia de nuestras inseguridades, una forma de disfrazarlas, de proyectarlas en los demás. No podemos permitirnos el lujo de dejar al descubierto nuestros defectos; inconscientemente creemos que eso supondría un rechazo de los demás, nos sentimos incomprendidos. A lo mejor es que no hemos llegado a conseguir ese cambio total de nuestra estructura psicológica. Párate a pensar un momento en cuántas personas relajadas y equilibradas conoces. Sin embargo, a diario puedes ver personas que, convencidas de su madurez, portan la bandera de la racionalidad, la equidad, incluso la objetividad. Todo esto bajo su punto de vista, claro.

a @Inma_D b Inma Diaz inmadiazarias@gmail.com


La Trastienda Infinita nº 1

Silvia Leal

B

ienvenidos al mundo de los nadies, nuestro mundo, ese que tenemos que luchar cada día, ese que cada día parece menos mundo. Año 2015, los humanos han llegado al borde de la absurdez, sabemos que la educación no está pasando por su mejor momento, aunque realmente no sé muy bien cuándo pasó por él; lo que sí sé es que una vez más, nosotros, la nación de la pasión y las tradiciones volvemos a coronarnos como reyes del patetismo. Hace un tiempo todos supimos que nuestros niños dejarían de estudiar a los padres de la filosofía, porque para nuestra nación quizás no sea importante ni imprescindible que nuestras nuevas generaciones aprendan a pensar por sí mismos, a ser seres individuales y autosuficientes. El ser humano desde principio de los tiempos se hizo preguntas, nuestra existencia y paso por la tierra, la vida y la muerte, el proceso natural y comportamiento de nuestra madre tierra. Razonar es algo en nosotros innato y pensar por nosotros mismos según nuestro propio criterio nos hace libres.

El mundo de los nadies

Yo pienso, luego... insisto Nuestro sistema educativo ha decidido eliminar de nuestras vidas la filosofía, pero en un alarde de inspiración o locura no lo tengo muy claro ha optado por ver como una salida laboral la creación de un módulo de formación profesional dedicado a formar jóvenes o no tan jóvenes en el mundo de la tauromaquia; no es algo oficial por el momento, pero sí están trabajando para llevarlo a cabo. Espero de todo corazón que esto no llegue a ver la luz, pues habré perdido toda esperanza en el futuro de esta sociedad, aunque he de decir que no me sorprende, ya que una vez más se demuestra el orgullo español por sus tradiciones, ya sean bruscas y más pertenecientes al medievo que al siglo XXI. Soltemos todos los bolígrafos y los libros, y paremos de pensar por un momento, ¡ha llegado la hora de coger el capote! Sí, sí… el capote. Metamos en un cajón a Aristóteles, a Platón, a Dalí, a Velázquez, soltemos los libros y sus historias, sus valores, sus pensadores y artistas; y salgamos al ruedo, salgamos y demostremos lo rudos y valientes que somos, que somos un país con agallas y un animal de semejante envergadura no nos causa ni el

mínimo espasmo; demostremos que ni tan siquiera nos corre sangre por las venas y no sentimos ni un mínimo de compasión arrebatandole la vida a un ser vivo de tal cruel manera, teniendo también el orgullo de llamarlo arte, blasfemando así contra este. Busco urgentemente una solución, no busco un reclamo vuestro hacia ningún tipo de política, ya no hablo de eso; hablo de que luchemos por lo que nos pertenece, por no perder lo que nos hace libres, por no perder nuestras únicas armas; el saber es poder, si permitimos que se nos prive de pensar… seremos vulnerables y fáciles de vencer. No me gustaría que dentro de unos años leer “Dios ha muerto” de Nietzsche, o “La metamorfosis” de Kafka en un parque sea motivo de persecución. Quizás la solución sea tan simple como soltarles a todos en el ruedo; ya que tanto les gustan las tradiciones, volvamos a las antiguas luchas de gladiadores.

a @Unadelosnadie b Sil la trastienda infinita mundodelosnadies@gmail.com 15


El origen

La Trastienda Infinita nº 1

‘Únicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar’ Mary Cruz

A

veces me llaman loca. A veces hablan como si sus palabras fueran sentencias. A veces se equivocan.

El club de la lucha. 1999. David Fincher moda en todo momento? ¿Crees saberlo todo por lo que ves a través de una pantalla?

Todo esto ocurre cuando nos limitamos a vivir como ellos quieren que vivamos, a pensar como ellos quieren que pensemos, a ver lo que ellos quieren que veamos. Y sin quererlo, a decidir lo que ellos quieren que decidamos.

Adelante. Sólo quieres encajar. Y lo material hará que te sientas aceptado por todos, no vaya a ser que tu forma de ser no convenza. Suscitar envidias a aquellos que quieren y no pueden, que se desviven trabajando para conseguirlo, y llegar a ser como tú. Aunque, espera… ¿Quizás eres tú este último? No. Tú no eres así, ¿verdad?

¿Quieres tener el mejor coche del mercado? ¿Sueñas con ir a la

Abre tu mente por un instante. ¿No sientes las cuerdas que agarrotan tus

“Deberías informarte”, me dicen.

extremidades? Criados para consumir, educados para no pensar, trabajados para no vivir. Humanos deshumanizados. Insensibles ante lo que hay a nuestro alrededor. Títeres de ojos cerrados. A la mierda el coche caro, las modas y la información previamente manipulada. A la mierda aparentar y competir. Podemos ser invencibles, imponentes y poderosos. Podemos proclamar aquello que nos hace humanos. No te obsesiones con lo que no tienes y crees que quieres. Con todo eso que ellos te obligan a necesitar para triunfar. Obsesiónate con lo que tienes y que no debe desaparecer. Sé libre. Ama. Sin amor no hay futuro. Ni Humanidad. Ni libertad. Romper las cuerdas que nos manejan, abrir los ojos. Y ahora, puedes seguir llamándome loca si quieres.

a @MarySkunk b Mary Cruz Mary Cruz 16

marycruzlp@gmail.com


La Trastienda Infinita nº 1

Columnata y Jacinta

Fran Leal

Querida inquietud, desde aquí me declaro

C

aminabas con seguridad, paso a paso, sin ser verdaderamente consciente de lo que tenías a ambos márgenes. Una senda predefinida que, como una muralla, terminabas de recorrer precisamente en el mismo punto en que comenzaste tu andadura. Porque, como círculo cerrado que es, no te permitía el mínimo movimiento más allá de esos baldosines hechos a medida por parte de tu propia familia, la educación reglada o la sociedad de la que, dicen, formas parte. De lo que no se dan cuenta es de que tú, cada noche desde hace tiempo, cuando nadie está al acecho, derribas ese muro y desmontas esa barandilla para investigar y conocer qué hay más allá de los límites. Quizás piensen que lo tienen todo controlado; que han logrado embaucarte y mantenerte dócil y engañada dentro del redil. Pero tú eres más inteligente y audaz que cualquiera de ellos. Por eso te amo con todas mis fuerzas. Tengo que confesarte que a tu lado la vida es un regalo, repleta de emociones, descubrimientos y experiencias. Y adoro nuestros paseos de cada noche agarrados de la mano; siempre de la mano.

a @fanziskito F. Leal

b GnZ Delirante gnzleal17@hotmail.com 17


Seriefilia

La Trastienda Infinita nº 1

Jordi Banquells

E

l avance en las nuevas tecnologías e Internet ha ayudado a la proliferación de, lo que a mi juicio son, auténticas obras maestras. Un formato que en los últimos años, y a raíz de piezas como Lost o The Soprano, ha ido cogiendo mucha fuerza entre el público. En esta primera entrega presento una de cal y otra de arena.

A new beginning McConaughey y Woody Harrelson, en el papel de dos detectives de la policía estatal del sur de Louisiana que intentan resolver una serie de asesinatos con tintes macabros perpetrados en la zona, True detective es una de las series del año. La historia es narrada en dos tiempos

paralelos, uno en 1995, cuando los dos detectives empiezan a investigar los casos; y otro en 2012, con ellos ya retirados de la policía, donde, al parecer, la historia podría volver a repetirse. La atmósfera de esta serie es absolutamente genial, cómo nos transporta a una región rural de

Lo mejor. True detective. En un mundo plagado de miles de series, copias de otras series, y otras, es de agradecer que HBO y Nick Pizzolatto nos deleiten con una de género policíaco a tan alto nivel como lo es True detective. Aunque consta de dos temporadas de ocho capítulos cada una, que no tienen relación alguna argumental, me centraré solamente en la primera; la segunda será debidamente seccionada en próximas entregas. Protagonizada por dos actores que lo bordan, Matthew 18

True Detective, sin duda una obra maestra. LTI


La Trastienda Infinita nº 1

Seriefilia

carácter religioso y ciertamente decadente. La relación entre los dos protagonistas evidencia un gran trabajo de guión y personajes al mezclar a un detective de pasado oscuro y misterioso, con grandes dotes para la investigación, junto a otro policía adaptado a la idiosincrasia existente en la región. Intentar resolver estos asesinatos llevará a los detectives Rustin Cohle y Martin Hart a sumergirse en una sociedad religiosa con profundas contradicciones y que esconde a un sector misterioso, satánico. Seriaza donde las halla, 100% recomendable.(Visto en: Total Channel, Canal plus series, y por supuesto online ) Nota: 10 Lo peor. ZOO. Cuenta con una temporada de 13 episodios y lamentablemente parece ser que habrá una segunda. En la actualidad, los animales del mundo se están volviendo hostiles hacia los humanos. Un

“Internet ha ayudado a la proliferación de auténticas obras maestras” zoólogo norteamericano llamado Jackson Oz (Jimmy Wolk, semiconocido por ser Bob Benson en la sexta temporada de Mad Men) advierte esta conducta en los animales que trata en un safari de África. La progresiva coordinación y ferocidad de ataques de animales hacia las per-

Zoo, sinceramente, ha resultado un auténtico descalabro. LTI sonas hará que este personaje se centre en investigar la razón por la cual sucede todo esto. Este es el argumento principal de una serie de la CBS que, sinceramente, se ha lucido... Grabada en video, hace honor a esas producciones que basan su historia en una novela (en este caso de una novela con el mismo nombre escrita por James Patterson y Michael Ledwidge) y que con un presupuesto mínimo contratan a actores de segunda y se olvidan de hacer un hueco en la economía de la producción para la fotografía, haciendo que toda una directora de fotografía como Annette Haellmigk, que ha iluminado ni más ni menos que ocho capítulos de una vaca sagrada como es Game of Thrones, terminara dando a luz una auténtica aberración. En fin... , observaréis a lo largo de mis análisis que le doy mucha importancia a la fotografía... gajes de un oficio soñado.

Seriecilla de tres al cuarto, 0% recomendable. (Visto en: Cuatro, online) Nota: 0 La que va a caer. Los creadores de Sons of Anarchy nos traen una serie ambientada en la Edad Media, The bastard Executioner. Los que conozcáis Sons sabréis que son buenos, muy buenos mostrando violencia. Pues bien, sólo digo que está ambientada en una época donde la muerte, la sangre y la barbarie estaban a la orden del día..., así que ya podemos irnos frotando las manos. La FOX es la encargada de traernos esta serie de 10 capítulos y que podemos empezar a visionar ya en Total Channel (de pago) o vía online .

a @fumanchudorado b Jordi Banquells jordi1208@gmail.com 19


Cultura popular

La Trastienda Infinita nº 1

No le pillamos el gustillo al GTA V

El GTA V se convirtió en el videojuego más caro de la historia. LTI

Germán Esteban Espinosa

E

l Grand Theft Auto V, de Rockstar Games, es un juego que ha hecho historia. Su producción costó la friolera de 265 millones de dólares, más del doble que la anterior entrega de la saga, convirtiéndose en el videojuego más caro del mundo, amén de superar el presupuesto de grandes producciones cinematográficas como Harry Potter 6 o Los vengadores.

Su recepción también ha pasado a la historia, pues fue capaz de recuperar los costes y producir enormes beneficios. Se vendieron 11,2 millones de copias en las primeras 24 horas, ritmo que hizo que a los tres días consiguiera batir la meta de los 1.000 millones de dólares, batiendo hasta siete récords Guinness. En agosto de 2015 continuaba encabezando las listas de venta de videojuegos en España.

“Su producción costó la friolera de 265 millones de dólares”

LTI 20

Sin embargo, no comprendo el éxito ni la diversión de Grand Theft Auto V. Bueno, sí la comprendo, pero no la comparto. Es un simulador de realidad que se pasa de verosimilitud hasta el extremo de que al

jugar al golf, para volver a golpear la pelota, no apareceremos directamente junto a ella, sino que tendremos que ir andando hasta donde ha caído la maldita bolita. También molesta la ausencia de transportes instantáneos. En el GTA V no existen desplazamientos rápidos, no vaya a ser que al jugador le dé un ataque de fantasía y piense que juega a un videojuego en vez de vivir una personalidad alternativa. Si en el videojuego hay que perder quince malditos minutos en viajar en coche por la autovía para ir del punto X al punto Y para empezar una misión, no hay más remedio que gastar esos quince minutos de nuestra vida en realizar dicho desplazamiento. No termina aquí la cosa. Pongamos que tras 20 minutos hemos llegado al punto que deseábamos, hemos tenido que dar rodeos para librarnos de la policía por atropellar sin querer a un par de peatones, etc. ¡Pero al final hemos llegado a la mi-


La Trastienda Infinita nº 1

sión! Pues no, porque resulta que es una misión que sólo está disponible de día, y en el juego la luna está justo sobre nosotros ¿Qué podemos hacer? Pues pensar en los diseñadores del videojuego y los veinte minutos (o más) de nuestra vida que hemos echado a perder. Otro punto altamente desagradable del videojuego es su versión original. Llama la atención que con la cantidad de millones que se gastaron para hacerlo no pudieran gastarse unos cuantos miles de dólares más en doblar el videojuego a otros idiomas, o al menos en dar la opción al jugador de jugar al GTA V en versión doblada. No. Su perfecto inglés barriobajero resulta imposible de comprender. Esto tendría su gracia si los subtítulos fueran de un tamaño sensato y no parecieran la letra pequeña de un anuncio de telefonía móvil, o si los personajes sólo hablaran en las cinemáticas; pero no, ¡Qué va! En

Cultura popular

todas las puñeteras misiones los personajes se ponen a soltar largos diálogos mientras nuestro personaje tiene que conducir por la ciudad, con lo que no tendremos más remedio que parar el coche, buscar que los microscópicos subtítulos coincidan con un fondo sombreado para poder leerlos con algo de contraste, y esperar a que termine la conversación.

“En todas las puñeteras misiones los personajes sueltan largos diálogos” En cuanto a los personajes, cuesta empatizar con ellos. El guión está, sin duda, muy trabajado, y es lo mejor del videojuego, con situaciones inesperadas que compensan las faltas previamente citadas, como las alucinaciones con alienígenas y la

caída libre de Michael, o los colgados y fanáticos jubilados que roban cosas de famosos, o las misiones “Frenesí” de Trevor. Sin embargo, Las faltas citadas anteriormente hacen que el disfrute del videojuego resulte realmente difícil, además de promover ciertas situaciones, como la escena de la tortura, en la que realmente muchos videojugadores no querrán llevar a cabo las acciones a las que el videojuego les obliga, aunque con ello esté haciendo, en realidad, una crítica brutal a la hipocresía de la CIA y el FBI frente a los derechos de los presidiarios y una sátira de lo impensablemente sencillo que es conseguir un arma en Estados Unidos. Una lástima.

a @bruno b Germán Esteban Espinosa prensa@hombreencamino.com 21


Play Spectrum One

Daniel Arroyo

E

l juego original de la compañía Bungie, Destiny, cuenta con 3 DLCs: La Profunda Oscuridad, La Casa de los Lobos y El Rey de los Poseídos. Este último, que es del cual vamos a hablar, abarca todos los anteriores y aparte cambia significativamente todo el funcionamiento del juego. Por eso más que un DLC se podría considerar un nuevo Destiny. Vamos a desglosar este último DLC. Hay tres clases diferentes de personajes que te puedes crear: Titán, cazador o hechicero. También hay tres razas distintas, las cuales no cambiaría para nada tu personaje, solamente en lo que es el aspecto físico que son: Exo, Humano e Insomnes. Todos ellos podrás caracterizarlos a tu gusto dentro de una gran variedad de posibilidades. Cada personaje tiene 3 tipos diferentes de ataque: Fuego, Vacío o Eléctrico, los cuales puedes equiparte a tu gusto cuando quieras y dependiendo de las necesidades que vayas teniendo. El nivel máximo que podrás alcanzar será el 40 y aparte el nivel de luz que es el que determina el nivel de tu equipo -este ronda entre el 310 y 320-. 22

La Trastienda Infinita nº 1

Destiny: El Rey de los Poseídos -Titán: los titanes se caracterizan sobretodo por su corpulencia y la no necesidad de un arma cuerpo a cuerpo; cuenta con su potente puño. La clase de Fuego, se basa en el daño por segundo a base de quemaduras. Su ataque más potente te proporciona un martillo de fuego con el cual podrás realizar daño a distancia lanzándolo a los enemigos. Por otra parte la clase Eléctrica del Titán se basa en el daño cuerpo a cuerpo. Su último ataque es un golpe en el suelo, el cual provoca que el área de ataque se electrifique. Por último la clase de

Vacío sería prácticamente más de apoyo, ya que su finalidad es la de la protección de los demás jugadores creando un escudo alrededor del área dónde lo lances, el cual será impenetrable para los disparos enemigos. -Cazadores: los cazadores son los personajes más ágiles del juego a la hora de saltar, por ejemplo, en algunas fases de plataformas o tener que pasar desapercibido de los atacantes enemigos. Su clase de Fuego te permite sacar un revolver imbuido en fuego que inflige una gran cantidad de daño al objetivo. La clase Eléctrica te

Disponible para PS3, X360, XBOne y PS4. LTI


La Trastienda Infinita nº 1

da la opción de sacar unos cuchillos electrificados e ir cortando todo lo que se te cruce sin ningún problema; aparte te da mucha más velocidad de movimiento, por lo que sin problemas podrás ir a por los enemigos sin pensártelo dos veces. Aparte, la otra ventaja que tiene esta clase es la posibilidad de volverte invisible durante unos segundos, lo cual viene bastante bien para algunas fases del juego. La última clase, la de Vacío, te permite sacar un arco con sus respectivas flechas de vacío -más parecido a un cazador ahora- que te deja realizar ataques a largo alcance y además su efecto rebota y hace daño a otros enemigos que se encuentren cerca de tu objetivo. -Hechiceros: los hechiceros, como su nombre indica, es la clase más mística del juego. La opción de Fuego, en su último ataque, no se basa en el daño al enemigo, sino en la supervivencia, ya que si te eliminan con la súper cargada tendrás la opción de poder revivir. Por lo cual puede ser de las más importantes dependiendo de las necesidades del grupo. La clase de

Play Spectrum One

Vacío se basa más en el daño a distancia, pues su último ataque se trata de una bola lanzada desde las manos del hechicero que destruye todo a su paso y sobretodo donde impacte. La última clase, la Eléctrica, le permite levitar y lanzar rayos eléctricos a los enemigos que se vayan cruzando en su camino. Dentro del universo Destiny, tenemos varios modos de exploración y continuación de la propia historia del juego. Para empezar, como todo juego, cuenta con su modo historia, en el cual te irán saliendo diferentes misiones en distintos planetas, empezando en la Tierra y visitando la Luna, Venus, Marte, Saturno y el hogar de la raza de los Insomnes, el Arrecife. Este último es más un punto de encuentro para los jugadores donde tendremos a nuestra disposición vendedores de armas, el banco o personajes que nos den misiones secundarias para ayudarnos a subir de nivel nuestro personaje. En la Tierra hay otro punto de encuentro similar llamado La Torre, que se puede decir que es el más importante. Dentro de las misiones principales de historia también encontraremos las misiones tipo Asalto, que son más difíciles que una misión normal y constan de cierto recorrido en el que tendremos que eliminar a todos los enemigos; para terminar, un jefe final de una dificultad más o menos accesible para una escuadra de 3 jugadores. Por último estarían las Incursiones, que vienen a ser las más difíciles del juego. Tienen que ser escuadras de 6 jugadores y el modo de jugarlas es totalmente diferente a las anteriores, ya que para que te salgan a la perfección tiene que existir la máxima compenetración entre los 6 jugadores, pues para derrotar a mini jefes

LTI

o al propio jefe final todos tienen un rol que realizar, ya sea limpiando enemigos, activando ciertos botones dentro del mapa o siendo el único que pueda quitar vida al jefe. Estas incursiones nos darán los premios más altos de todo el juego. Destiny también cuenta con un modo PVP como cualquier otro shooter, llamado El Crisol, con los típicos modos de juego: capturar la bandera, todos contra todos, dominio de bases, duelo por equipo, etc. En líneas generales, si te gustan los juegos tipo MMORPG (World of Warcraft, Guild Wars, Diablo) y los shooters en primera persona, la compañía Bungie ha conseguido fusionarlos a la perfección en Destiny; eso sí, es conveniente tener gente con la que jugar, ya que en las fases finales, como incursiones, asaltos semanales y misiones diarias, vas a necesitar la ayuda de otros guardianes.

a @PimPo_yo b Daniel Arroyo danarroyo.dp@gmail.com 23


El batiburrillo

La Trastienda Infinita nº 1

Mamensini

C

hicos, me voy de intercambio”. Mítica frase que se oirá en el entorno de familias con universitarios, como cada año, versionada según el programa de movilidad que se haya solicitado. Las universidades españolas se encuentran en plenas convocatorias de movilidad o las abrirán en breve. Entre los programas más conocidos se encuentran: Erasmus+, Sicue, Isep y Convenios Bilaterales, entre otros muchos. Y mientras en las universidades ponen en marcha la gran rueda administrativa… el primer paso es entregar la documentación dentro del plazo establecido -importante, sí-. A algunos alumnos, por no decir a demasiados, se les olvida que las universidades se rigen por la Ley de Procedimiento Administrativo y la típica frase de “el plazo acabó ayer, pero no pasa nada si entrego los papeles hoy”, queridos alumnos, no cuela. Se revisan las solicitudes, se comprueban los certificados 24

“Chicos, me voy de intercambio” de idiomas -y quédense con este término: certificado, no acreditación del idioma, remarco certificado y, para que quede más claro, como mínimo debe estar reconocido dentro del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas-, y toda la documentación adicional. Se dispone de 10 días hábiles para la subsanación de documentos. Y, al fin, se realiza la selección de alumnos, teniendo en cuenta ítems como la media de expediente o la adecuación al perfil curricular del alumno, por nombrar algunos. Y en un tiempo razonable -interminable, para quién sabe que ha entregado la documentación correctamente y espera la concesión de una de las plazas de movilidad- se publican las listas de admitidos, las de espera y las de excluidos -en su mayoría, por no haber entregado la documentación en tiempo y forma-. Redoble de tambores... ¡Nos vamos de intercambio! Algunos

alumnos saltan, otros chillan, otros lloran, y todos los padres piensan: y, ¿cómo pagamos todo esto? Y entendamos como todo esto: alojamiento, manutención, gastos varios -viajes, cervezas, fiestas, caprichitos varios…; no todo va a ser estudiar-. Y tú, por experiencia, por haber sido una de esas estudiantes universitarias que aprovechó todos los programas de intercambio, habidos y por haber, a los que pudiste optar diez años atrás, por ser la que siempre tenía algo ahorrado, es decir, la que calculó lo que le costaría independizarse de sus padres, en otro país, en otra ciudad y, con trabajillos temporales, ahorró durante un par de años…; la que tuvo unos padres que la ayudaron económicamente para que aprovechara todo lo posible su estancia en aquel país, aquel maravilloso país que todavía recuerdas con cariño y al que siempre quieres volver… La que tenía


La Trastienda Infinita nº 1

muy claro que las becas no eran becas, sino ayudas económicas, y que sabía que no podía contar con ellas para su intercambio por dos razones principales: la primera, la dotación económica. Cuando te informaban de lo que ibas a cobrar y veías que no bastaba ni para pagar la residencia, ¿cómo me largo de intercambio si no me dan ni un duro? (Un duro son 5 pesetas, una forma de hablar, para todos aquellos que sólo conocéis el euro o ya lo habíais olvidado, sí, tuvimos pesetas –casi se me cae una lágrima recordando a la rubia–). Y la segunda; el ingreso de las ayudas: siempre llegan tarde, consultas la cuenta y el ingreso no llega,

El batiburrillo

siempre llega cuando menos te lo esperas, una cucharadita de miel a mitad de tu intercambio, y el resto cuando ya has vuelto a casa. Y, ahora, en cada convocatoria rememoras tus tiempos mozos, intentas convencer a tu entorno universitario para que solicite una plaza de intercambio, a dónde sea, para que, como tú, sea consciente de que aunque tenga que alimentarse de arroz hervido durante meses, vale la pena la experiencia, tanto a nivel personal como profesional, que será un periodo de tu vida que a lo largo de los años recordarás positivamente, y que nunca olvidarás.

Y a la hora de realizar una entrevista laboral, no contará sólo tu expediente académico, sino que valorarán la capacidad de haber sido capaz de romper el huevo y salir del nido por ti mismo, cambiando de país, de idioma, de entorno y de cultura. Así que, si eres estudiante universitario, y todavía no te lo habías planteado, no te lo pienses más y ¡vete de intercambio!

a @ mamensini b Mamen Mateu Alcover mamenmateualcover@gmail.com

unsplash.com

25


¿Qué se cuece?

La Trastienda Infinita nº 1

Noemí López Ejeda

La OMS y su cruzada contra la carne

La alarmante noticia de que este tipo de alimentos causa cáncer saltó a los medios de comunicación el pasado 26 de octubre, lo que ha generado un tsunami informativo al que estamos poco acostumbrados en el mundo de la nutrición y la salud

E

l famoso reporte, publicado en la prestigiosa revista científica Lancet Oncology, ha sido elaborado por un grupo de 22 expertos de 10 países diferentes en nombre de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Agencia Internacional para la Investigación Contra el Cáncer (IARC). Tras revisar más de 800 estudios epidemiológicos que asocian el consumo de carne procesada con el desarrollo de tumores, concluyen que con sólo comer 50g diariamente, el equivalente a dos lonchas de bacon, el riesgo de cáncer de colon aumenta un 18 por ciento. Antes de seguir profundizando en el tema, lo primero que uno se pregunta es qué es exactamente la carne procesada. Según la propia definición de la OMS es toda carne que ha sido transformada a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar el sabor o la conservación. Para desgracia de muchos, esto incluye al jamón serrano aunque, dicho sea de paso, no es justo meterlo en el mismo saco que a una salchicha Frankfurt, 26

porque su composición y forma de producción es muy distinta. Volviendo a la noticia, lo realmente periodístico del tema es que la carne procesada se ha incorporado al conocido grupo 1 de los elementos cancerígenos para el ser humano donde, entre otros, podemos encontrar al tabaco. La OMS puso fácil los titulares de periódicos e informativos de radio y televisión que equipararon las salchichas a los cigarros y permitió despertar el ingenio de aquellos que sembraron Internet de memes que no tienen desperdicio. Sin embargo, en la propia web de la OMS podemos leer lo siguiente: “Se ha clasificado a la carne procesada en la misma categoría que otras causas de cáncer, como el consumo de tabaco y el amianto, pero esto no quiere decir que sean igualmente peligrosos (…) la clasificación describe la fuerza de la evidencia científica sobre un agente de ser una causa de cáncer, más que evaluar el nivel de riesgo”. Efectivamente, por la propia metodología de los estudios evaluados, que son investigaciones epidemiológicas

observacionales, no se puede determinar que un agente sea causa directa de cáncer, solamente permite concluir que puede contribuir a aumentar el riesgo de esta patología. Este riesgo se determina a través del porcentaje de personas que, dentro de un amplio grupo, además de consumir en exceso el alimento, ha desarrollado cáncer en un periodo determinado de tiempo y,

freedigitalphotos.net


La Trastienda Infinita nº 1

esto es comparado con aquellas personas que no lo consumen habitualmente o con aquellas que sí lo comen a diario pero no desarrollan tumores. Para determinar que un producto causa realmente una patología serían necesarios ensayos clínicos pero, obviamente, en el caso de estudios sobre cáncer no se pueden realizar con personas, aunque sí pueden llevarse a cabo mediante cultivos de células humanas. Lamentablemente, hasta la fecha, no existe una evidencia consistente de este tipo de estudios de biología celular con compuestos derivados de las carnes procesadas. Por otro lado, el informe también hace referencia al consumo de carne roja o toda aquella que provenga de un mamífero -ternera, cordero, cerdo, cabrito, buey, ciervo, etc.-, concluyendo que causan aproximadamente 50.000 muertes a nivel mundial cada año aunque, en este caso, se asocia más con las enfermedades cardiovasculares debido a su elevado contenido en grasa saturada y colesterol.

¿Qué se cuece?

Aun así, también determinan que ingerir a diario 100g de esta carne, sin procesar y aunque fuera cocinada de la forma más saludable, produciría un aumento del 17 por ciento en el riesgo de cáncer colorrectal y, en menor medida, también se asocia a otros tipos de tumores como el de páncreas o próstata.

“A pesar del tremendismo, la OMS no está invitando al vegetarianismo” Sin embargo, la evidencia científica de esta asociación es menos consistente que en el caso de las carnes procesadas; de hecho, la carne roja entra en el grupo 2A o de los compuestos “posiblemente cancerígenos” para el ser humano, lo que supone una definición más relajada que la de la carne procesada.

En resumen, a pesar del tremendismo de los escritos periodísticos, la OMS no está invitando al vegetarianismo. A mi humilde juicio, la finalidad no ha sido otra que la de concienciarnos, de una forma menos sutil y más global, del cambio radical que está experimentando nuestra alimentación diaria para mal. La moraleja de todo esto no es otra que la de “no comas tanta carne” y eso no es nada nuevo. De hecho, sólo tenemos que pensar en la clásica pirámide de la alimentación donde, desde hace muchos años, las carnes rojas y procesadas ocupan el penúltimo escalón -sólo por debajo de los dulces y la bollería-, conformando el ápice reservado a aquellos alimentos de los que se recomienda un consumo moderado y ocasional. No sabemos el alcance a largo plazo que esta noticia tendrá en los consumidores pero, al menos, en las últimas semanas se han sucedido muchos titulares explicando a la población general cuál es la alternativa saludable a la carne que, por cierto, no es otra que los alimentos tradicionales como las olvidadas legumbres. Este aviso desde las altas esferas de la salud pública mundial nos ha ayudado a recordar que la clave de la buena salud está en una alimentación equilibrada y variada. No es lógico que comamos carne a diario, incluso varias veces al día, menos en países de la cuenca mediterránea como España donde nuestra riqueza gastronómica es identidad cultural.

a @LopezEjedaN b Epinut UCM noemi.lopez.ejeda@gmail.com 27


Con-ciencia

La Trastienda Infinita nº 1

A hombros de gigantes bsr_flr

G

eorge Sarton, uno de los padres de la historia de la ciencia moderna, escribió: “La Humanidad recuerda a los déspotas y a los tiranos, a los políticos de éxito o a hombres de grandes fortunas, pero olvida a sus grandes benefactores, incluso a pesar de haber recibido sus obras y disfrutado de sus abundantes bendiciones”. Este artículo solamente pretende dar a conocer algunas anécdotas o hechos relevantes de la vida y obra de algunos grandes científicos de la humanidad, demostrando, que aunque eran genios, tenían las mismas necesidades y se enfrentaban a los mismos problemas que el resto de los mortales, y no siempre supieron desenvolverse, hacerles frente o aceptar bien las críticas. Este es, por ejemplo, el caso de Newton (1643-1727), genio donde los haya, pero con claros problemas para relacionarse con la sociedad, hasta el punto de que la crítica que hizo el gran físico Robert Hooke 28

“Si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes” Isaac Newton (1635-1703) sobre sus trabajos sobre óptica le hicieron entrar en cólera, parar la publicación de su obra Optiks hasta la muerte de Hooke, para tener él la última palabra sobre el tema. En su favor diré que desarrollaba las bases del cálculo moderno a mayor velocidad de la que lo aprenden los universitarios en las aulas. Michael Faraday (1791-1867) sufrió todo tipo de desprestigios del que fue su mentor, hasta que sufrió un ataque de nervios. Más lejos llegó el físico austriaco Ludwig Boltzmann (1844-1906), que investigó sobre termodinámica y calor, hasta que sus colegas discutieron equivocadamente sus teorías y la depresión que sufrió por ello le hizo suicidarse en 1906. Otro caso a mencionar es el de Georg Simon Ohm (1789-1854), cuya hoy famosa ley, tuvo tan poca aceptación que el ministro alemán de la época dijo que un profesor que enseñase tales herejías no merecía enseñar ciencia. Algunos grandes genios que descubrieron leyes naturales que

cambiaron la concepción del mundo sufrían afecciones físicas de todo tipo: John Dalton (1766-1844), químico, físico y meteorólogo era daltónico -enfermedad que lleva su nombre- y en su testamento pidió que a su muerte se le extrajeran y estudiasen sus ojos. El físico Gustav Kirchoff (1824-1887), que colaboró en el desarrollo de la teoría de circuitos eléctricos, necesitaba muletas para desplazarse; y curioso es el caso del matemático Joseph Fourier (1768-1830) que sufría un trastorno que le hacía padecer frío constantemente y nunca salía de casa sin su abrigo y otro de repuesto que transportaba un sirviente. Johannes Kepler (1571-1630), astrónomo y cosmólogo alemán que describió las órbitas elípticas de la Tierra, era patizambo, veía muy mal y a menudo sufría grandes furúnculos. Su madre fue acusada de brujería y acudió a él, consiguiendo que fuera liberada. Muchas de estas grandes mentes se toparon en su época con la Inquisición, como el científico español


La Trastienda Infinita nº 1

Miguel Servet (1511-1553), que trabajó sobre la circulación pulmonar y fue quemado en la hoguera por tales estudios. No se libraron de esta persecución ni Copérnico primero, ni Galileo (1564-1642) después, tras proponer que era la tierra la que giraba alrededor del sol y no al revés. Por cuestiones como esta, Galileo tuvo que retractarse y fue obligado a vivir bajo arresto domiciliario durante los últimos ocho años de su vida. Existen casos muy curiosos como el del genial matemático Carl Friedrich Gauss (1777-1855), el cual desaconsejaba a sus hijos seguir ninguna carrera científica, ya que

Con-ciencia

no quería que ningún trabajo de segunda categoría quedase ligado a su apellido. También sabemos que Gauss era muy reservado y que si hubiera publicado sus descubrimientos cuando los descubrió, la ciencia podría haber avanzado mucho más rápido. Otros murieron muy jóvenes, dejando tras de sí poco más de 20 páginas de legado sobre teoría de conjuntos; es el caso del matemático Evariste Galois (1811-1832) que murió de una herida de bala en el abdomen causada por un duelo a pistola, y otros como Dimitri Mendeleyev (1832-1907), químico ruso famoso por la tabla periódica

de los elementos, que trabajó hasta su muerte a los 73 años cuando ya estaba casi ciego. Mendel, Euler, Cauchy, Pasteur, Descartes, Maxwell, la familia Bernoulli u otros más actuales como Hubble, Einstein, o Stephen Hawkings; no entran todos, son cientos, pero para todos ellos, para los que no están aquí mencionados y para los que la historia no les ha dado el reconocimiento que merecen, que estas líneas sirvan de homenaje.

b Rico De Espíritu Pobre de Salario jospacerc@gmail.com

Foto: Chano Platero y bsr_flr / Idea original: Esperanza Fresneda

29


El Delorean

La Trastienda Infinita nº 1

‘NUTS’ José Luis

A

finales de 1944 el teatro de operaciones europeo en la Segunda Guerra Mundial aún estaba abierto, ya se había esfumado la esperanza de llegar pronto a Berlín y de terminar la guerra antes de Navidad. En diciembre los aliados llegaron a la frontera alemana y ralentizaron su avance con la finalidad de aprovisionarse y coger fuerzas para el asalto final sobre Alemania. En la frontera entre Bélgica y Luxemburgo, cerca de la frontera alemana, se encuentran Las Ardenas, una zona boscosa y de terreno ondulado que sería el escenario de la llamada Batalla de las Ardenas. Esta batalla fue la última gran ofensiva que emprendió Alemania en la Segunda Guerra Mundial y la última vez en la que tuvo la iniciativa. Su intención era lograr una posición de poder con la que negociar una paz por separado con los aliados 30

y así poder centrarse en la Unión Soviética. Los aliados subestimaron el potencial alemán, pensaron que las fuerzas de que disponían se centrarían en la defensa de su Madre Patria y que no emprenderían una ofensiva de gran calibre. Este error se sustentó en la falta de información con que se encontraron los aliados al llegar a Alemania; ya no contaban con una red de partisanos que les pasara información y las comunicaciones se trasmitían por telégrafo y teléfono, y no por radio como hasta ahora, lo cual impedía que fueran interceptadas masivamente. En esta situación de ceguera informativa, los aliados se encontraron con que el 16 de diciembre de 1944, 55 divisiones alemanas atacaron en el sector de Las Ardenas pillando desprevenidos a sus ejércitos. Uno de los objetivos

iniciales de la ofensiva era la toma de un pueblo belga convertido en cruce de caminos llamado Bastogne, famoso para los amantes del ciclismo, pues allí se celebra una de las carreras clásicas con más solera, la Lieja-Bastogne-Lieja. De dicha población salen, cual radios de una rueda, siete carreteras que vertebran toda la zona de Las Ardenas, lo que le confería un valor estratégico incalculable. Allí se atrincheró la famosa División 101 Aerotransportada del ejército americano. Su nombre se ha hecho famoso gracias a Steven Spielberg y a su película “Salvar al Soldado Ryan” pues el soldado paracaidista perdido servía en esta unidad. Los alemanes cercaron Bastogne con 4 divisiones, dos de las cuales eran blindadas, aislando a los americanos del grueso de sus tropas e impidiéndoles gozar de refuerzos y suministros. El cerco


La Trastienda Infinita nº 1

El Delorean

unsplash.com

duró desde el 20 al 27 de diciembre de 1944 y causó alrededor del 25 por ciento de bajas en los americanos, en torno a los 3.000 hombres. Las bajas alemanas son desconocidas, pero seguramente mayores. Durante el asedio, en el momento álgido de la batalla, tras varios días de incesantes combates, cuando parecía que la resistencia americana cedería y los alemanes tomarían Bastogne, el comandante alemán mandó una comitiva, con bandera blanca incluida, para entregar al comandante americano una carta de su puño y letra con un ultimátum. En

dicha misiva se le instaba a que se rindiera, dada la inmensa superioridad alemana, evitando así innumerables bajas. Cuando le pasaron la carta al comandante americano, la leyó y gritó “Nuts”, expresión americana que perfectamente se podría traducir al español como “Los Cojones”, y continuó con sus cosas olvidando la presencia de la delegación alemana. Pasado un tiempo sin que les hicieran caso, la delegación alemana exigió una contestación por escrito; un ayudante del general escribió a má-

quina la expresión y se la entregó, no sin antes explicarles lo que significaba. Unos días más tarde el General Patton rompió el cerco alemán y liberó Bastogne y a la 101 Aerotransportada. Desde entonces, y hasta el final de la guerra, esa expresión fue el grito de guerra de los paracaidistas: “Nuts”.

a @JLLatrastienda b Jose Luis La Trastienda joseluis.latrastiendainfinita@gmail.com 31


¡En el mundo!

La Trastienda Infinita nº 1

Todos nos equivocamos Lourdes Marín

D

esde ayer y hasta el próximo 11 de diciembre, casi 200 representantes de países de todo el globo, entre los que están más de 100 primeros ministros, se darán cita en la capital francesa en torno a la Cumbre del Clima COP21, el encuentro en torno al medioambiente que más interés ha suscitado de todos los tiempos, al menos hasta ahora. Tras Kioto 97 -más popular por el vago compromiso diplomático suscitado, que por el Protocolo al que dio lugar, vigente desde entonces- la COP21 aspira a ser un éxito. En este sentido, Laurent Fabius, ministro francés de Exteriores y presidente de la Cumbre, junto al titular de la cartera de Medioambiente en Perú, Manuel Pulgar, destacaba recientemente que “la urgencia hace correr el riesgo de no conseguir un resultado equilibrado”. Pero, ¿qué urgencia? ¿Acaso no teníamos constancia antes de los riesgos de obviar el cambio 32

climático, considerado ya como uno de los problemas más graves a nivel mundial? Incluso Mariano Rajoy, ocho años después de negar el evidente fenómeno -aludiendo a su primo y a la imposibilidad de predecir el tiempo de Sevilla-, reconoce que se equivocó y se declara consciente de “la importancia crucial de esta lucha”.

“El cambio climático toca la fibra ‘sensible’ de las autoridades” Para entender este cambio de postura general ante los problemas medioambientales, una de las premisas que se puede considerar es cómo ha variado el significado del término en los últimos años. Así, el campo léxico asociado a este concepto

incluye cada vez más palabras relacionadas con la empresa, los mercados o las finanzas. Y, ¿qué Gobierno puede permitirse negar la importancia de cuidar de la economía? Acerca de este nuevo paradigma, y concretamente para el caso del cambio climático, el investigador predoctoral en el Instituto de Ciencias del Mar (ICMCSIC) Pablo Rodríguez explica que “este fenómeno se puede considerar bien desde el punto de vista de la contaminación, o desde el agotamiento de los recursos naturales -concretamente, de los combustibles fósiles-”. Así, si Kioto 1997 se centró en la reducción de emisiones para tratar de frenar el calentamiento global -un concepto “abstracto y no demostrable” para los no pocos negacionistas del momento-, la COP21 apela a los problemas de abastecimiento energético que los principales indicadores evidencian.


La Trastienda Infinita nº 1

¡En el mundo!

‘Boina’ de contaminación de la ciudad de Madrid, durante los días de alerta por alta concentración de NO2. L. Marín

“Acabamos justamente de alcanzar el pico de producción del petróleo. La tasa de retorno energético ha caído del 100 por ciento en 1940, hasta el 8 por ciento en 2015. Esto significa que cada Julio (J) de petróleo que se extrae hoy en día contamina mucho más de lo que lo hacía hace

70 años”, cuenta Rodríguez -esto quiere decir que, en 1940, de cada Julio (J) de energía empleado para obtener petróleo, se recuperaba un J entero; en este momento, por cada J destinado a extraer petróleo, se aprovechan sólo 0,05 J-. El cambio climático y, en general, los problemas medioambientales,

tocan así la fibra sensible de las autoridades, a las que no les va a quedar más remedio que aceptar que el modelo socioeconómico que defienden a ultranza tendrá que ser objeto de modificaciones, en pro de eso que tanto les preocupa: la buena marcha de la economía. 33


¡En el mundo!

La Trastienda Infinita nº 1

Lavanda de hoja dentada en el parque regional de Calblanque, Murcia. L.Marín

Sin embargo, Rodríguez advierte de que existe la posibilidad de que los responsables mundiales se equivoquen de planteamiento: “Posiblemente, uno de los retos de la COP21 será tratar de reducir las emisiones sustituyendo el petróleo -cuya extracción es cada vez menos rentable, sobre todo en países en vías de desarrollo- por otros combustibles fósiles, como el carbón, que había quedado en desuso y mucho más perjudicial para el cambio climático… Pero los pésimos resultados de Kioto demuestran que esto solo no funciona”. Tal y como Rodríguez propone, lo ideal sería combinar esto con la búsqueda de nuevas fuentes de energía, que cubran una proporción de las necesidades. “Aun así, la clave está en reducir y mejorar la eficiencia 34

de los procesos industriales, el transporte, etc., para poder sacar el máximo partido posible a cada Julio de energía”, concluye el investigador.

resto, y en un panorama en el que los recursos naturales no sean moneda de cambio para comprar/vender garantías, entre otras cosas.

El desarrollo, reconciliado con el medioambiente

De momento, y en lo que al cambio climático y a la COP21 se refiere, los países de la Unión ya han aprobado un texto prácticamente sin cifras, acorde a la ambigüedad a la que una Cumbre de compromisos voluntarios puede dar lugar. De este modo, es probable que nos veamos obligados a dar la razón a Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la convención de la ONU para el cambio climático, quien cree que “no hay ningún país que haya hecho su mayor esfuerzo”.

De la imagen mayoritaria del movimiento verde perpetuado hasta mitad de los 2000, con planteamientos muchas veces críticos hacia la actividad humana y poniendo a la ecología en el centro de su discurso, se ha pasado a otra más conciliadora, que no niega la evidencia de la necesidad del desarrollo económico. Eso sí, bajo el paraguas de una economía justa a escala global, donde el crecimiento de unos no ponga en entredicho la capacidad de autonomía del

a @lourdesmarins


La Trastienda Infinita nº 1

Días de tonterías

‘El Morales’

Día de mierda

T

rabajar y estudiar, estoy reventado. La misma situación a diario, pero es lo que toca. Pensaréis que después de estas palizas uno tiene ganas de llegar a casa y relajarse, sería lo lógico. Os aseguro que no es mi caso, porque en mi casa está el peligro, la fuente de todo caos. Allí está él: mi compañero de piso. Al llegar todo está tranquilo, luces apagadas, paz. No está. Nuestra perrita, que se llama Oiga, me saluda enérgicamente. Por fin puedo relajarme, así que decido tomarme una ducha antes de cenar y dormir. No es muy tarde, pongo música mientras me ducho para disfrutar mi escaso tiempo libre algo más. Al salir, siento que el fresco aroma de gel y champú va dejando de serlo, cambia la atmósfera. ¡Joder! ¡ Otra vez no, por favor! Giro mi cabeza dirección al inodoro. Y allí lo tengo en el trono, revista Men´s Health en mano.

-¡Yiiiiiiiiuuuuuu!- Me dice, mientras me saluda con la palma de la mano levantada, pero sin mirarme.

-Para usted.- Dice, mientras poco a poco su carcajada característica empieza a arrancar.

-¡Tío! ¿Se puede saber que puta mierda haces? ¡No es la primera vez que pasa esto!- Agarro mi toalla y me tapo.

Me duele hasta la nariz y salgo del baño dirección a mi habitación. Durante el corto trayecto, su risa, a camino entre el cacareo de una gallina clueca y la risa de una señora típica de una tertulia del programa de María del Monte, alcanza su cota máxima. Tal debe ser su esfuerzo que sus carnes deben de haberse aflojado y otro estruendo aún mayor resuena incluso en el pasillo. Cesan las risas, debe de haberse hecho hasta daño.

-Ya sabes que cuando a mí me da… ¡Me da! No podía aguantarme… - ¿Y la revista? Llevarás un buen rato… -Hombre ya que estoy… me lo tomo con calma. -Vete a tomar por culo hombre…

Mi estómago dice que no se cena, voy directo a dormir.

a @Morales_Nand0

Un fuerte estruendo de eco porcelanoso retumba en mis oídos. Lenta- b Fernando Almendrado mente su mano se extiende y con su dedo índice me señala. f.ms87@hotmail.com 35


Zona infinita


Tiempos de pobreza y vanidad Entre el paso de una calleja angosta y un jardín frondoso, fui asaltado por un tipo armado con navaja que me gritaba: -¡La vida o la cartera! ¡La vida o la cartera! Aunque parezca mentira, yo analicé la disyuntiva. Por una parte, la opción de la vida era una forma sencilla de acabar con los problemas; además, no tengo hijos. Por otra parte, el valor de mi cartera era escaso, con lo que la pérdida supondría menor tragedia que morir o quedar malherido y pagar la factura del médico. Finalmente, le di la cartera. El atracador, al fisgar en ella, no encontró un solo céntimo. Con un grito de rabia incontenida, la lanzó frenéticamente contra el suelo. Yo me encogí de hombros. Él suspiró y, con lástima, me dijo: -Venga hombre, te invitó a un café.

-Ismael Ollerob Ismael Insomnio ismael.ollero.alvarado@gmail.com

38


La habitación de la paz –Buenos días, vengo a suicidarme. La recepcionista le atendió con amabilidad: le sonreía mientras colgaba su chaqueta en el perchero, igual que hace un mayordomo en reuniones opulentas, donde grandes empresarios cierran sus contratos entre vinos e ibéricos. –Pase por aquí, por favor. Dentro le tomarán los datos y le explicarán el procedimiento posterior a seguir en la habitación. –Lo sé, no se preocupe. He venido más veces.

-Ismael Ollerob Ismael Insomnio ismael.ollero.alvarado@gmail.com

39


2011. La sal Es por la mañana, marzo o abril. Una de esas mañanas húmedas, frescas. Cuando a las nueve de la mañana se está levantando la niebla y asoma el sol. Huele bien, es reconfortante. La playa está al otro lado de la ventana abierta. Entra la luz y el sonido de algunos pájaros, todavía está todo en silencio. Recuerdo aquel señor en el hospital ¿Era mi abuelo? No sé quién estoy viendo. Está ahí, sentado en el sofá, mirándome, lo siento, esperando que diga algo. Es un fantasma, no lo veo, pero está ahí. -PausaNo, no, estoy sola. No quiero verlo. -piensoNo quiero verlo, no lo estoy viendo, me giro y me escondo. Me giro y me escondo, y me convierto en un conejo de enormes orejas. Vale. Ya está. Estás sola. -PausaTe encuentras incomoda en la casa. Te molestan los muebles, te molesta la ausencia de ellos, te molesta el orden y el desorden, te molesta el vacío y también el lleno. -PausaNo cabes en ti y eres muy pequeña. -me digoVale. Por fin. Ha llegado la hora.

40


Esperas a alguien. Dejarás de estar sola. -me digoAplausos. ¿Quién viene? Ya están todos a la mesa. -me digoEn la mesa, el blanco lo inunda todo. El blanco se lo come todo y el resto se queda sin nada. Qué sorpresa -pienso- ¿Qué esperabas? -me digoFin. Vuelta al principio. Sola. Y ¿luego? -piensoNada. -me digo-

-Eloisse Louisseb Eloisse Louisse algovivo@gmail.com

41


2012

Este texto y objeto forman parte del proyecto Video-Llamada-Acción. Autoría del proyecto y fotografía: Verónica Francés

42


2015. El último cuento Los hombres que comían pájaros. Hace mucho, mucho tiempo, hace tanto tiempo, que ya nadie se acuerda, había hombres que comían pájaros. Esta es una historia de indios y vaqueros. Sólo que aquí el vaquero se convirtió en indio. Solo, en medio del desierto, ya se había olvidado del mar, como si no lo conociese, como si no supiese siquiera de su existencia. Como si la tierra hubiese suplantado al agua y la sal hubiese congelado todo cuanto se encontraba aquí y allá. Ya no había mar como agua, pero sí había mar como estepa. Él venía del mar, por eso había sido un marinero, por eso había sido un vaquero, por eso ahora era un indio. Todo lo que sabía era tierra. Era tierra y viento. Conocía bien los extremos de sus pies y de su cabeza. El estómago le hablaba de ellos. Las manos eran buenas amigas de su tripa, se había vuelto hábil. Sabía con destreza, qué era lo que debiera tener entre sus manos, para entre sus manos lo que tener debiera. Conocía todas las técnicas de movimientos táctiles, conocía los movimientos pausados, los vigorosos, los fuertes, los violentos, los suaves, los descontrolados, los pacientes, los lentos, los delicados, los meticulosos, los conocía todos. Y sabía cómo y cuándo usarlos para tener en sus manos lo que quería del cielo y de la tierra. Sus manos sabían mucho, pero hay algo que no sabían y era la existencia del mar. Pero el mar le llamaba, le llamaba desde la orilla, como que todo era orilla y todo era sal y todo era mar. ¡Cómo le cantaba el mar!, le picaba en los ojos y le picaba en la piel. Pero eso él no lo sabía. Pero el mar le hablaba, el viento le hablaba en la cabeza, la sal le picaba en los pies, y su vientre sabía qué era lo que debía tener entre sus manos, para tener entre sus manos lo que debía. Y es por eso que cazaba pájaros, ¡los cazaba con sus manos! ¡Con sus habilidosas manos! Él conocía todas las técnicas y todos los movimientos para que los pájaros acabasen irremediablemente en sus manos. Él comía pájaros, como comía soles, como comía estrellas, como la noche se come a los días y se forma el tiempo. Él cazaba pájaros y los comía como el tiempo no era, ni se podía evitar su idea. El mar le cantaba, le enviaba la sal y él comía pájaros como quien devora universos. Él comía pájaros, y sabía cómo hallarlos entre sus manos y cómo luego dentro de su cuerpo. Pero no sabía por qué comía pájaros, parecía que ni siquiera supiese de otra existencia. El hombre comía pájaros.

43


El mar le llamaba a él. Pero él no era consciente de ello, pues no sabía del mar. Los pájaros venían del mar, pero eso él no lo sabía. Los pájaros sabían del mar y sabían del viento, pero no sabían de su canto. En realidad los pájaros no sabían nada, se habían olvidado de todo. Sabían volar y sabían cantar, pero sabían, por que de cuando en cuando, los enviaba el mar, en todas direcciones, incluso hacía sí, lo mismo que el mar llamaba al hombre que comía pájaros. Le cantaba el mar para que viniese y el hombre comía pájaros, pero no sabía por qué. ¿Por qué el hombre comía pájaros? El hombre comía pájaros porque hace mucho tiempo, hace ya tanto que nadie se acuerda, los hombres comían pájaros para volver a serlo. ¿Por qué el hombre quería volver a ser pájaro? Para volver aún todavía más -y llegar al mar-. Sangre y ceniza. Arena y humo. Sombra y fuego. Vinieron con el viento y la lluvia. Una tormenta de calma cubrió su cuerpo. Ojalá no hubiese sido así, ojalá hubiese sido de otra manera. Ojalá hubiese soportado el dolor. Ojalá la calma no le hubiese venido de forma artificial. Ojalá no hubiese podido soportar su cuerpo y se hubiese tenido que ir. Se achicó su boca y puntiaguda, se convirtió en pico. La piel absorbió su cara, cubrió su rostro. El pico ahogado y dos grietas sobre este, exhalaban su último aliento humano. Le brotaron del rostro dos esferas negras, tenía hasta bigotes, era todos los seres transitorios. Se seca la fuente y es blanda, toda calcio, carbono, hidrógeno y oxígeno, se va el agua, se reúne con el mar. Morir, morar. Morar la misma gruta, que moran los que van a nacer, los no natos y los finales.

-Eloisse Louisseb Eloisse Louisse algovivo@gmail.com

44


Siete Créanme. No hay nada tan humillante como esperar a ser atendido en la sala de urgencias, con una brecha de tres centímetros en la cabeza, mientras tu pie derecho apesta a mierda de perro. Gasto un cuarenta y ocho europeo, y me atendieron el primero por eso: no había suficientes mascarillas para todos los pacientes. Simplemente no la vi, sin mayor excusa. Regresaba a casa y de pronto resbalé. La caída fue espectacular, del estilo a las que sufren los gimnastas profesionales que danzan con patines sobre hielo. Señores del jurado… Mi puntuación fue de siete. ¡Siete puntos de sutura!

-Ismael Ollerob Ismael Insomnio ismael.ollero.alvarado@gmail.com

45


Profile for La Trastienda Infinita

La Trastienda Infinita nº1  

Somos infinitos ¿y tú?

La Trastienda Infinita nº1  

Somos infinitos ¿y tú?