Page 1

Domingo, 6 de enero del 2013 ( LA EPIFANÍA ) Solemnidad de la Epifanía del Señor, en la que se recuerdan tres manifestaciones del gran Dios y Señor nuestro Jesucristo: en Belén, Jesús niño, al ser adorado por los Magos; en el Jordán, bautizado por Juan, al ser ungido por el Espíritu Santo y llamado Hijo de Dios por el Padre; y en Caná de Galilea, donde manifestó su gloria transformando el agua en vino en unas bodas (elog. del Martirologio Romano).

Primera lectura, Is 60, 1-6: ¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti! Mira: las tinieblas cubren la tierra, la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor, su gloria aparecerá sobre ti; y caminarán los pueblos a tu luz; los reyes al resplandor de tu aurora. Levanta la vista en torno, mira: todos ésos se han reunido, vienen a ti: tus hijos llegan de lejos, a tus hijas las traen en brazos. Entonces lo verás, radiante de alegría; tu corazón se asombrará, se ensanchará, cuando vuelquen sobre ti los tesoros del mar y te traigan las riquezas de los pueblos. Te inundará una multitud de camellos, los dromedarios de Madián y de Efá. Vienen todos de Sabá, trayendo incienso y oro, y proclamando las alabanzas del Señor. Salmo 71: "Se postrarán ante ti, Señor, todos los reyes de la tierra." Segunda lectura, Ef 3, 2-6: "Ahora ha sido revelado que también los gentiles son coherederos de la promesa." Evangelio, Mt 2, 1-12: Jesús nació en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos Magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: "¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo". Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos pontífices y a los letrados del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: "En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el profeta: "Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá; pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de 8 de diciembre del 2008 (INMACULADA CONCEPCIÓN) miLunes, pueblo Israel"". Entonces Herodes llamó en secreto a los Magos, para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: "Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño, y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo". Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino. Número de las Cuentas Corrientes Parroquiales abiertas en CajaCanarias: 1) Para rehabilitación del templo : 2065 0083 26 1400083070 2) Cuenta Ordinaria: 2065 0083 27 1400001290 MI PARROQUIA: Hoja parroquial de uso interno. Ejemplar gratuito.

MI PARROQUIA SANTO DOMINGO DE GUZMÁN CARMELITAS DESCALZOS Avda. Tres de Mayo, 38 - Santa Cruz de Tenerife www.parroquiadesantodomingo.org

Año XX - Nº 470 - Domingo 30-12-12, martes 01-01-13 y domingo 6 de enero del 2013

Oración para el año que termina, y para el nuevo que empieza --Gracias Señor por todo cuanto me diste en el año que termina. --Gracias por los días de sol y los nublados tristes, por las tardes tranquilas y las noches oscuras. --Gracias por lo que nos prestaste y luego nos pediste. --Gracias Señor por la sonrisa amable y por la mano amiga, por el amor y todo lo hermoso, por todo lo dulce, por las flores y las estrellas, por la existencia de los niños y de las personas buenas. --Gracias por la soledad y por el trabajo, por las inquietudes y las dificultades, por las lágrimas, por todo lo que nos acercó a ti. -- Gracias por habernos conservado la vida, por habernos dado techo, abrigo y sustento. --¿Que nos traerá el año que comienza? --Lo que quieras, Señor, pero te pedimos: FE: para mirarte en todo. ESPERANZA: para no desfallecer.

CARIDAD: para amarte cada vez mas y hacerte amar por los que nos rodean.

--Dadnos paciencia, humildad, desprendi-miento y generosidad. --Dadnos Señor lo que Tu sabes que nos conviene y no sabemos pedir. -- Que tengamos un corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activos y que nos hallemos siempre dispuestos a hacer tu voluntad. --Derrama Señor tu gracia sobre todos los que amamos y concede tu paz al mundo entero. Amén.


L I T U R G I A D O M I N I C A L Y FE STI VA ( C i c l o C ) Domingo, 30 de diciembre del 2012 (LA SAGRADA FAMILIA)

Martes, 1 de enero del 2013 ( SANTA MARIA, MADRE DE DIOS )

Una familia y somos familia.- La liturgia navideña conmemora y celebra la Familia de Nazaret como modelo de familia cristiana.- Las lecturas presentan: A Ana y a su hijo Samuel, a María y José, y a los hijos de Dios. El hijo de Ana se dedicó al servicio de Dios en el templo (1ª Lect.); Jesús se queda en el templo porque debe estar en la casa de su Padre (Evang.); y a los que ha llamado a ser hijos de Dios deben permanecer en el gran templo de la iglesia y guardar los mandamientos (2ª Lect.).

María, la Madre agradecida.- Existe la costumbre de felicitarnos al comienzo del año nuevo, nos felicitamos y nos deseamos un año muy feliz.- Dios también nos felicita bendiciéndonos; nos bendice y nos concede su favor y su paz (1ª Lect.). Nos hace hijos en su Hijo, nacido de mujer (2ª Lect.). María, la mujer agraciada por Dios, recibe la visita de los pastores y conserva todas las cosas en su corazón (Evang.).

Primera lectura, Eclo 3, 2-6. 12-14:El que teme al Señor honra a sus padres"

El Señor habló a Moisés: "Di a Aarón y a sus hijos: Ésta es la fórmula con que bendeciréis a los israelitas: "El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor se fije en ti y te conceda la paz". Así invocarán mi nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré."

Salmo 127: "Dichoso los que temen al Señor y siguen sus caminos." Segunda lectura, Col 3, 12-21: Hermanos: Como elegidos de Dios, santos y amados, vestíos de la misericordia entrañable, bondad, humildad, dulzura, comprensión. Sobrellevaos mutuamente y perdonaos, cuando alguno tenga quejas contra otro. El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo. Y por encima de todo esto, el amor, que es el ceñidor de la unidad consumada. Que la paz de Cristo actúe de árbitro en vuestro corazón; a ella habéis sido convocados, en un solo cuerpo. Y sed agradecidos. La palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza; enseñaos unos a otros con toda sabiduría; corregíos mutuamente. Cantad a Dios, dadle gracias de corazón, con salmos, himnos y cánticos inspirados. Y, todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él...

Evangelio, Lc 2,41-52: Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: «Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.» Él les contesto: «¿Por qué me buscábais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?». Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad.- Su madre conservaba todo esto en su corazón.- Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres.

Primera lectura, Num 6,22-27:

Salmo 66: "El Señor tenga piedad y nos bendiga." El Señor tenga piedad y nos bendiga, / ilumine su rostro sobre nosotros; / conozca la tierra tus caminos, / todos los pueblos tu salvación. R. Que canten de alegría las naciones, / porque riges el mundo con justicia, / riges los pueblos con rectitud / y gobiernas las naciones de la tierra. R. Oh Dios, que te alaben los pueblos, / que todos los pueblos te alaben. / Que Dios nos bendiga; que le teman / hasta los confines del orbe. R.

Segunda lectura, Gal 4,4-7: Hermanos: Cuando se cumplió el tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la Ley, para rescatar a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos el ser hijos por adopción. Como sois hijos, Dios envió a nuestros corazones al Espíritu de su Hijo que clama: "¡Abbá! (Padre)." Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si eres hijo, eres también heredero por voluntad de Dios.

Evangelio, Lc 2,16-21: En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo a Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que les habían dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Los pastores se volvieron dando gloria y alabanza a Dios por lo que habían visto y oído; todo como les habían dicho. Al cumplirse los ocho días, tocaba circuncidar al niño, y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

Mi Parroquia 470  

Hoja parroquial número 470

Mi Parroquia 470  

Hoja parroquial número 470

Advertisement