Issuu on Google+

La formula para vivir

siempre

Por Ana Karen Gonzรกlez Barajas


La formula para vivir

siempre

Por Ana Karen Gonzรกlez Barajas

Editorial Faunuri


U

n día por la mañana el gato Mario se despertó de un largo sueño el cual lo hizo preguntarse lo incontestable “¿Cómo se puede vivir para siempre?”. Mario pasó horas sentado afuera de su casa pensando en que pociones o hechizos podía hacer que esto sucediera. Tras pensar y pensar se le vino a la cabeza emprender un viaje por el camino de las respuestas, ya que muchos de sus amigos había tomado ese camino y habían solucionado muchas dudas en su vida.

7


A la mañana siguiente comenzó su viaje, se encontró en el camino solitario, pero nada temeroso, había plantas y flores que nunca había visto en su vida, todas eran de diferentes colores y con olores muy especiales.

8


Mario tenía miedo de no encontrar esa respuesta ó que no hubiera alguna forma de vivir para siempre. A pesar de su miedo, el decidió seguir caminando. Ya casi obscurecía y el no encontraba respuestas, no sabía si regresar por donde venía o seguir caminando. Había una energía sobrenatural que lo hacía seguir caminando.

9


De pronto a lo lejos escuchó un canto. Siguió caminando y se percató de que tenía que salirse del camino, lo cual de daba miedo, pero esa era la única salvación para pasar la noche fuera de peligro. Continuó caminando escuchando el canto cada vez más cerca, de pronto vio entre los arbustos que ese canto pertenecía a un búho, el cual se quedó pasmado cuando vio a Mario. El Búho le preguntó que quien era y qué le traía a una especie tan rara como él a esas tierras, el gato con dificultad de contestar, ya que aquel lugar era impresionantemente raro, balbuceó unos sonidos y contestó al búho. Entonces el búho sorprendido le contó sobre una fórmula, la cual consistía en permanecer vivo gracias a las acciones buenas realizadas hacia los demás, para así siempre ser recordado por las personas y viviría para siempre en forma de recuerdo.

10


Al pequeño Mario le costaba un poco de trabajo comprender esto. El búho le dijo que en el camino encontraría situaciones que lo ayudarían a lograr este objetivo, por lo cual tenía que estar alerta.

11


12


Siguió su camino un poco confundido, pero al mismo tiempo más tranquilo. Observando la diversidad de naturaleza que había a su alrededor escuchó a lo lejos el sonido de una canción mezclada con llanto, entonces corrió hasta el pequeño valle de donde provenía ese disturbio. Ahí encontró a un pato sentado, llorado a un lado de un tocadiscos. Mario le preguntó el por qué de su llanto y él le contestó que se debía a que no sabía bailar y su sueño siempre había sido ese, pero por más que lo intentaba no lo podía lograr. Mario recordó su habilidad gatuna para bailar y decidió enseñarlo, pasaron un par de horas practicando hasta que el pato logró su cometido. Feliz el pato, le dijo que nunca lo olvidaría. Una energía especial se formó dentro de Mario lo cual lo hacía sentir más vivo que nunca.

13


Continuando con su camino se encontró con un río muy grande y caudaloso, el cuál se tenía que cruzar con una cuerda amarrada a un árbol, de pronto volteó para empezar a trepar y se percató de que había un pequeño conejo temeroso de pasar la cuerda. Mario le preguntó por que no cruzaba el río, a lo que el conejo respondió que le daban miedo caerse y morir.

12


El gato saltó audazmente al árbol y le explicó como hacerlo y le enseñó a usar sus bigotes los cuales ayudaban a mantener el equilibrio. Esto fue más difícil que ayudar al pato, pero a Mario no le importó, el se concentró en hacer sentir más seguro al conejito y ayudarlo a cruzar sin temores.

13


14


El conejo muy agradecido le dijo a Mario que nunca habían hecho algo por el así, que normalmente se burlaban de él. Mario continuó con su camino y se econtró con el camino que llevaba a su casa, continuó caminando cansado pero muy feliz, llegó a su casa de nuevo sano y salvo. Pero lo más importante fue que encontró la fórmula para vivir para siempre ya vivía en los corazones sus dos nuevos amigos y el Búho viviría en el corazón y en el recuerdo de Mario, eso nunca se muere.

Fin

15


La formula para vivir

siempre

Mario es un gato que quiere encontrar “La fórmula para vivir siempre” por lo que emprende un viaje por “El camino de las respuestas” para descubrir qué hay detrás de esa fórmula. En este camino hace amigos y todo tipo de historias que harán que Mario cumpla su misión.


La fórmula para vivir siempre