Page 1

Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Bergantín

Revista de creación literaria 1


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Sumario

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. 22. 23. 24. 25. 26. 27. 28. 29.

Portada Sumario Editorial Primer lugar concurso microcuento 2009 Segundo lugar concurso microcuento 2009 Tercer lugar concurso microcuento 2009 Cuarto lugar concurso microcuento 2009 Primer lugar/ El zapato de Hermann Segundo lugar/ Flashback Tercer lugar/ Subconciente Cuarto lugar Mención Honrosa/ La tierra y el sol Cuentos seleccionados/ Bailando hacia la muerte. Egoístas Envolvente realidad Fotografía en blanco y negro La fe Míster Kar Max Mi fiel seguidor Mirada resquebrajada Muerte susurrante Despertar El testigo Sueño Pyme Estación Central Sueño Dividido Sobre las ilustradores Agradecimientos Contraportada

2


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

EDITORIAL

Queridos lectores El año 2009, en nuestro primer concurso de microcuentos, se presentó una gran cantidad de estudiantes con un fuerte interés literario. Además de la ganas de mostrar sus producciones, varios de ellos ya habían probado suerte en otros concursos, manifestando su alegría de poder compartir esta experiencia entre sus pares y que crecieran los espacios en que se pudieran expresar a través de una forma tan bella como lo es la escritura. Es por esto que la revista nace a partir de sus propias inquietudes y el interés de mostrar a la comunidad las producciones literarias de nuestros jóvenes concursantes, de una manera sencilla y acorde a nuestros tiempos, a través de un soporte tecnológico como lo es internet. Nuestra intención es seguir abriendo canales comunicativos para incrementar el interés por la lectura y escritura. Lo necesario hoy en día es decir que nuestros niños sí tienen intereses, si tienen ganas de ser escuchados y por sobre todo ganas de explorar sus propios talentos

. Organizadora Concurso Microcuento 2010 Silvana Muñoz Castillo

3


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Nacimiento

Estaba al borde del abismo, no quería saber lo que le esperaba, un sentimiento de terror se apoderó de él, pero debía hacerlo y se llenó de valor, sólo entonces, nació. Dora Zamora

4


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

El último compás de Cesar “El mundo se está acabando” gritó Cesar en el bar del barrio. Se levantó, y con su rostro pálido y horroroso, salió corriendo de ahí. Mientras él corría, el mundo se caía a pedazos. Unos jóvenes masacraron a unos ancianitos, que llorando pedían piedad. Una joven que no encontraba a su madre. Las grandes potencias se unen en una gran alianza, en torno al gran líder del momento. No quedaba nada, la paz se había ido. Y cuando sonó la trompeta, Cesar ya había llegado a la iglesia. Orando al altar suplicaba arrepentimiento, y de un momento a otro, él murió. La sobredosis lo sacó de ahí. Y aunque le lloro amargamente, sin un cuerpo que observarle, pienso que todos llegaremos al compás de Cesar. Bernardo de Olivares

5


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Un sábado por la mañana Habrán pasado 20 años de la primera vez que vi a ese extraño y dulce niño y yo tenía más de 60 años y tenía una enfermedad rara que me comía poco a poco. Pero una mañana del sábado lo vi, iba de blanco y llevaba un globo rojo. Se acercó a mí, me susurró al oído y se fue. No me di cuenta del momento en que desapareció, pero sabía que esa tarde un niño alado me iría a buscar a mi casa y me llevaría consigo de la mano, con el mismo rostro de hace 20 años, para no volver jamás. Soledad Carax El baño -¿Qué ocurre? ¿A dónde nos llevan? - Sólo va a ser un baño - Pero, yo no estoy sucio - Debemos hacerlo, lo siento. - No quiero sacarme la ropa - Por favor, sólo hazlo. - Está muy oscuro aquí, me da miedo. - No temas, yo estoy aquí, nada va a pasar - El caballero de al lado está rezando. Hermano, tengo miedo. - Abrázame y no digas nada. - Isaac, me cuesta respirar, me quiero ir. - Piensa en nuestra madre, era linda ¿no? - Sí, la extraño mucho. - Pronto nos reuniremos con ella, calma. Soledad Carax Los Hombres La luz intensa del Sol despertó al Sr. Castor. Lentamente se incorporó a su alrededor, no había nada verde, ningún árbol… los “hombres” habían llegado. Soledad Carax

6


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Mi Ira Se enojó mucho conmigo, no le dije nada, pero lo miré con ojos furiosos. Me sentí como un estúpido por no haber logrado escapar, ¿Cómo no pensé en que me descubrirían?... ¡maldito perro, tenía que ladrar! mañana lo regalaré, pensé. ¡Que rabia! Que opresión había en mi pecho. Hoy cuando me levanté y tomé al perro para regalarlo, miré sus ojos encendidos en ternura, fue ahí donde sentí de pronto que la rabia se esfumaba. cuando al fin miré la hora ya era tardísimo, no quería llegar tarde, debía presentar esa obra que tanto había preparado con el curso, olvidé lo del perro, sólo corrí y corrí, sentía que la hora pasaba más rápido de lo que yo corría, al fin llegué, pero ya era tarde, fui sacado de la obra… ¡reemplazado!. aunque no quería me vi obligado a decírselo, mi padre, él nunca comprende, sólo llega y espera sentado que yo triunfe – no sirves para nada – dijo, ¡Qué rabia más profunda! escucharlo, mirarlo, sólo me producía un gran deseo de pegarle y gritarle la ira que me producía, pero algún día seré capaz de decírselo, en ese momento deseaba llegar a mi casa, estaba cansado, quería descansar. en mi casa sólo pensaba en todo la rabia que sentía hacia mi padre. Decidí finalmente que se lo diría, lo planeé todo, salí al patio y encerré al perro. Cuando mi padre llegara, luego de decirle todo el odio que siento por él, me marcharía para siempre. esperé mucho tiempo, creo que fueron unas tres horas, de pronto sonó la puerta, no era él, estaban golpeando, salí, era un hombre desconocido, no sé como, pero de pronto él me estaba informando que mi padre había sido atropellado camino a casa ¡Estaba muerto!. Entré me hundí en llanto y sólo podía pensar en lo mucho que lo quería y lo poco que lo odiaba… era lo único que tenía en la vida. Pipe Mouse.-

7


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Primer lugar versión concurso 2010

EL ZAPATO DE HERMANN Cuando Hermann despertó, lo hizo convertido en un horrible ser humano, y al ver que su familia seguía siendo cucaracha, los aplastó a todos, con su enorme zapato. Reflexionó unos segundos y se fue a trabajar.

Jaula de Pájaros.

8


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Segundo lugar concurso 2010

FLASH BACK

Jamás los recuerdos habían pasado tan bellos y nítidos frente a mí, y aunque la velocidad con que llegaron no me permitió disfrutarlos, supe arrepentirme. Ya no podía echar pie atrás. El sexto piso quedaba entonces muy arriba. Gustavo Salgado.

9


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Tercer lugar concurso 2010

Subconsciente Ahí estás, mirando el desastre, aquella tragedia que no quisiste evitar, porque pudiste, pero no quisiste y si no quisiste, ¿Por qué luego te enfadas y culpas a otros si tú estabas allí, a su lado?, no te das cuenta, acaso, que pudiste evitar ese crimen, inepto, ni siquiera porque fue tu hija la víctima quisiste hacer justicia, y ahora lamentas su partida, culpando a otros, sabiendo que la justicia no hará grandes cosas, ¿Por qué no piensas mejor, en hacer justicia por tú cuenta?. Si yo manejara tu cuerpo habría vengado, con mis manos, la muerte de nuestra hija.

10


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Cuarto lugar mención honrosa

El Sol y la Tierra

Fue día cualquiera cuando se cruzaron para siempre, los destinos del Sol y la Tierra. Era la Tierra la tercera hija de la Galaxia entre nueve hermanos, siendo una de sus predilectas y también una de las que aún no conocía el amor, hasta que conoció al Sol, él que hasta entonces le parecía inalcanzable, fue poco a poco como su confianza y su entender que ya nada ni nadie los iba a separar jamás, pero quién primero se opuso fue la Galaxia ya que para ella esta relación se hacía imposible. A pesar de todo estos se siguieron viendo a escondidas, se habían hecho prácticamente inseparables, eran el uno para el otro, pero la consecuencia de la desobediencia de la Tierra fue que su madre se enteró y la encerró durante una semana, como efecto la Tierra perdió su vida interior y el Sol su luz por lo que cambio el curso de las cosas, fue esto lo que hizo entender a todos que eran un complemento para sus propias vidas y mejor aún del universo entero. Así se unieron para el resto de sus vidas

. 11


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Cuentos seleccionados 2010

Bailando Hacia la muerte -Jen, Jen, despierta…- era la reconocible voz de mi hermano, Zacky. Había gritado, o creo haberlo hecho, por una pesadilla y de seguro se asustó; a cada minuto me preguntaba que había soñado, pero que le iba a decir si solo tenía en mi memoria imágenes sueltas que pasaban por mi mente como video; aunque recuerdo muy bien a mi hermano en el sueño se le caía una copa que entre en sus manos y me miraba petrificado, la cola de un hermosísimo vestido blanco, deslumbrante como ninguno, y la sonrisa torcida de él, en aquel rostro, el rostro más bello que había visto, solo él. Luego del episodio y de que pasara un rato, nos levantamos. Nos llegó una invitación para ir a una fiesta en la azotea, había que ir de blanco. Vivo en un departamento con mi hermano desde hace mucho tiempo, supongo que éramos demasiado malos para vivir con mis padres, todos lo creen así y es mejor; nadie sabe lo que significa vivir en esa casa, nadie… nadie. Somos gemelos, Zacky y yo, lo quiero mucho y aunque no me lo dice, yo se que él a mi también, tenemos 28 años y seguimos rumbos distintos, él es un gran abogado y yo, yo aun no se por donde ir. Aunque la vida me ha llevado a muchas partes siempre, todo el tiempo se empeñaba en juntarnos, así que decidimos que sería mejor así. Como dicen: “El mar lleva a muchos lugares, ¿Quién sabe?, quizás un día te lleve a un destino mejor”. Desde hacía un tiempo me estaba encontrando con un tipo, su nombre era Damián y nos habíamos conocido en otra fiesta. Fue él quien nos fue a buscar junto con mi hermano para ir a la azotea y en el momento en el que abrimos la maldita puerta cuando firmamos… mi muerte. Llegamos a la fiesta, el viento acariciaba nuestros cuerpos, el tibio viento de verano; todo me hipnotizaba, todo, la música, las risitas cínicas, los coqueteos y las miradas cómplices. Parecía que todo me atraía más y más, me atrapaba mas me escupía, luego como si necesitase de mí me envolvía entre sus garras y me volvía a atrapar. Mientras bailaba con Damián suaves gotas de agua, como una fina llovizna golpeaba mi cara, entonces solo entonces me di cuenta; que noche tan oscura, que estrellas más brillantes y la luna ¿la luna? Era ella, la majestuosa luna, más grande que nunca, no lo pude evitar; la música me acompañaba, caminé hacia ella, tan majestuosa casi la podía tocar… casi. Estaba al filo, en el filo del edificio. Me volví y vi a Zacky que se le caía una copa que tenia entre sus manos y su cara que expresaba tanto miedo como si fuese a perder algo, vi la cola de mi vestido era tan blanco y brillante como esa hermosa luna, y vi la sonrisa torcida en el rostro más hermoso que había visto, el de él, Damián. Mire hacia delante otra vez, una sensación de libertad invadió mi cuerpo, en ese instante solo abrí mis brazos y me deje llevar, ahogué un grito y sentí… no sentí nada. Solo escuché a lo lejos la reconocible voz de mi hermano: “Jen, Jen, despierta…”. Samytha.

12


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Egoístas

Miro a mí alrededor personas peleándose, odiándose a veces por cosas sin importancia pero solo pelean por sentirse mejores que el otro. Todos som os egoístas solo nos importa nuestro beneficio, por sobre el resto de las personas incluso por sobre amigos y familia, mientras uno este bien no importa nadie más…

Alejandro Uchiha

13


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Envolvente realidad

Cae la noche. Este fue un día realmente duro, agotador. Paso mis manos por mi cabeza y masajeo mis ojos. Mi cuerpo lo pide, voy a la cocina a prepararme un café y regreso al sillón. Ya no quiero pensar, así que prendo el televisor. Luego tomo la taza con ambas manos, está tan cálido que no puedo evitar cerrar mis ojos e inhalar su aroma. Delicioso. Cuando vuelvo a abrir mis ojos el panorama es completamente diferente. No hay nada a mi alrededor, ¡nada! Como si de pronto al mundo le cayera un tarro enorme de pintura blanca. Sólo somos el café y yo. Derramo un parte del líquido, y como un ácido, perfora el suelo. Comienzo a caer, de forma automática cierro mis ojos con fuerza. Cuando reacciono puedo percatarme de que me encuentro a orillas de un río. Lo observo largo rato, mi cabeza ya no desea estallar, mi cuerpo ya no pide cafeína. Lanzo la taza al río, se va, yo procuro no volver a abrir mis ojos. Amanece, la mitad de la taza la ocupa un poco de café frío, pero ya no lo necesito.

Dorothy

14


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

FOTOGRAFÍA EN BLANCO Y NEGRO

Todos los días oigo lo mismo, todos los días dices lo mismo “no se como seguir contigo” lo dices tan fácilmente y no te das cuenta de que estas palabras llegan al fondo de mi ser, es difícil guiarme solo en este mundo tan grande, quisiera mirarte y acariciar tu pelo. Todas las mañanas siento un golpe en mi cabeza es tan fuerte como si dos planetas chocaran, pero al final no ocurre nada solo sigue el día igual al de ayer. Siempre vamos los jueves a sacarnos fotos y no entiendo por que no la pides en colores creo que te gusta el blanco y negro, pero eso no me importa a mi solo me interesa estar contigo. Hace 2 días fue tu cumpleaños y por un minuto me detuve a pensar por qué será que no llegó nadie, tal vez no se acordaron de tu cumpleaños pero eso no importa aquí estamos tu y yo para celebrar, intenté salir para felicitarte pero algo me detuvo creo que fue un puño enorme, no logro entender nada se oyen gritos y de pronto todo se detiene y tu comienzas a llorar sobre la cama… Hoy nos despertamos temprano y no comprendo por que vamos a sacarnos otra foto si ya lo hicimos ayer, al terminar la foto corriste por un pasillo debiste ver tu cara de angustia, de pronto caímos en una camilla, una luz te segó y un gas maldito te adormeció. De pronto un hombre a nuestro lado me dijo “ no tengas miedo esto es lo mejor “, siento que mis manos se caen y mis piernas poco a poco se desvanecen , no siento dolor vuelo entre nubes y nado entre flores esto es hermoso creo que estoy soñando , hey acabas de despertar quiero contarte el sueño que he tenido pero …. Espera!! Porque te vas? No te vallas quiero estar contigo!! Corro y corro detrás de ti pero alguien te lleva de la mano y te distrae para que no me veas, tu tranquila yo llegare solito tantas veces hemos venido al hospital que ya me aprendí el camino… Han pasado 2 semanas y al fin logré llegar a casa. No hay nadie y mis cosas están rotas en el piso mi camita, mi ropita. ¿Por qué te has ido?, ¿mi papito te ha llevado lejos? Quizás para que yo aprenda a cuidarme solito pero dile que yo no se que él debe ayudarme, no te preocupes mamá esa decisión no la tomaste con el corazón la tomaste con la cabeza con lo que papá te decía, con lo que papá quería. Susurrando muy despacio dices lo siento y auque estamos lejos yo lo oigo y en respuesta te envío una brisa suave con aromas a rosas como aquellas que dejaste en mi camita destrozada pero no te preocupes yo se que me amas y que algún día podremos jugar y celebrar aquel cumpleaños que acabó con mi vida, aquel cumpleaños en el que decidiste que yo no existiera mamá.

Koneja

15


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

La fe

Una noche triste pasa acostada con su pequeño. Analiza su vida, veía a su alrededor todo oscuro, con ansiedad, con sueños no realizados, sin saber en quien confiar, llora, llora sin consuelo, busca refugio en un ser superior, lo llama sin cansancio, que acuda a ella. De pronto mira su puerta confundida, sus lágrimas no la dejan ver con claridad. Pero sabe que alguien se acerca suavemente, siente el peso en sus pies donde se sienta, sin mirarlo levanta sus manos y calla, siente cuando se levanta y se retira. Dejó una paz conciliando el sueño y anhelos de aquella mujer perturbada por el futuro indeciso que se le aproxima, pero su pequeño crece fuerte y vigoroso con futuro esplendido.

16


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Si estás enojado con todos y los quieres matar, no necesitas más que una pistola y una sola bala. Ya sabes quién debe ser la víctima.

Míster Kar Max.

17


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Mi fiel seguidor

Me has acompañado desde siempre, has estado a mi lado en las buenas y en las malas, me acompañas a todo lugar al que voy y al llegar la hora de dormir cuando todos apagamos las luces pareciera ser que desapareces o te vas, pero yo se que tú sigues ahí, que te vuelves uno con la oscuridad y que cuidas de mi como un ángel guardián. Diría que eres como mi otro yo o simplemente mi reflejo, pero de lo que si estoy seguro es que si algún día se me da la oportunidad te daría una mano para que te levantases del suelo y caminaras a mi lado.

ALLJEY

18


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Mirada Resquebrajada

Y allí estaba ella, tendida y desolada en un rincón lamentándose como solía hacerlo día tras día. Sin entenderlo miraba a su alrededor ¿Cómo podían ser todos tan felices?, pues quizás la respuesta era clara… Retomaba los pedazos de recuerdos que aún rondaban en su memoria, pero éstos solo daño le causaban, viéndose en ellos muy feliz junto a los que con tanto esfuerzo había criado y visto crecer. Como olvidar los días de camping y el suave aroma que venia desde el álamo, los vivos colores de aquel jardín, la suave brisa del viento en su rostro ¿Dónde fue todo eso? Se preguntaba, pues en un abrir y cerrar de ojos lo que tanto le costo, sin previo aviso se desvaneció. Ansiosa esperaba la llegada de aquellos que mil promesas le dijeron, pero estos parecían haberse olvidado de su existencia… Un nuevo día llegaba a su final y a ella nadie venia a visitarla, tan solo una sonrisa de un ser querido le cambiaria su triste mirada; pero aquel día jamás parecía llegar. Y fue con este pensamiento que se acerco al final, su vida vio en un par de segundos mientras lento por las escaleras se asomaba. Al día siguiente la encontraron y un enorme escándalo se desató, pues nadie entendía el porque de tan cobarde acto por parte de la dulce y amable anciana, mientras todo se calmaba golpearon la puerta; era Lucía la hija mayor de la recién fallecida… ¿¡Donde esta mi madre!? Preguntaba a los demás, pero pocos se acordaban de quien era esta señora que corriendo por los pasillos del viejo asilo rogaba que le dijesen donde se encontraba su madre, pues ya habían pasado 20 años desde aquel día, cuando todos juntos decidieron ir a abandonarla. Claudia Rodríguez

19


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Muerte Susurrante

El plan estaba saliendo a la perfección, ambas recordamos y realizamos paso a paso lo acordado, mi impaciencia por verlo muerto era cada vez más grande. Llovía y estaba muy helado, era probablemente la noche más fría que había vivido y la luna estaba opaca, daba una sensación de terror. Esperando que llegaras y acabaras con aquel desgraciado, fume alrededor de dos cigarrillos y pude divisar tu sombra, estabas atrás de mi… por un momento pensé que me defraudarías y no tendrías el valor suficiente para realizar el cruel acto que te había pedido. Dude y te pregunté ¿Estará bien?... ya es tarde para preguntar eso, me dijiste, ya lo he hecho… Sin darme cuenta me estaba desangrando en el piso, mi respiración se cortaba y veía borrosa tu imagen… Gracias… ahora ¡corre!, te ordené y lento te alejaste derramando unas pocas lágrimas por mí. Mi sangre corría por el pavimento y una leve sonrisa se gravaba en mi rostro; pues todo había salido a la perfección, tal como lo planeamos, ¡fuiste capaz de matarlo!, de acabar con el maldito dolor que tanto me angustiaba.

Claudia Rodríguez 20


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Despertar Ahí estaba, sentada con ese vestido azul pacífico que tanto te gustaba, al lado del riachuelo, bajo el sauce en esa tarde de invierno esperando ansiosa, la llegada de tu carta. Al correr el viento por mi cara y ver el hermoso paisaje que me rodeaba recordé varios momentos vividos contigo que son imposibles de olvidar, y que a la vez me halaga recordar. Tus caricias, y tiernas manos cuando recorrían mi cuerpo, tus labios tan suaves rozando los míos con ese beso tan intenso que era mejor que uno de película, tu penetrante mirada con esos ojitos de un café intenso asechando los míos; como esa luna tan redonda y perfecta que se refleja en el agua en la noche mas estrellada. Todavía te siento conmigo, aquí sentado junto a mí, como un tesoro inseparable y que jamás dejaría ir. Porque sabía que me amabas, que te sentías complacido a mi lado y que nada haría cambiar nuestro pensamiento e ideal de estar juntos como dos locos que se aman, ni que el destino a de separar. Ahí, observé venir a un hombre con un traje muy uniformado, con un sobre en la mano, que en su caballo montado se acercaba a mí, me dijo tiernamente: el hombre que tú más queréis de muy lejos me habéis de mandar y este pequeño sobre en sus bellas manos a de entregar. Se lo recibí, y le haz de agradecer en la que no alcancé porque éste se marchó. Abrí tu carta y la sonrisa que se formo en mi rostro jamás la había sentido como en ese momento; me hablabas de tus ideologías y la vida que querías formar conmigo, que me querías como nunca habías querido a otra mujer, que para ti era más que un tesoro como tú para mí. Pero sentada ahí, sintiendo tu cuerpo apegado al mío, y recordando esas maravillas que como mujer una se siente complacida de pensar, una ventisca sacudió mi cuerpo, que en lo alto del frió ésta llegó a penetrar mi ser, como un escalofrió que no haz de parar. Y de repente desperté de aquel sueño que alguna día lindo fue, sentada en mi sillón en un día de lluvia como una cortina que no haz de parar, me coloqué a pensar, que tan injusta llega hacer la vida; porque la preferiste a ella de su pelo largo ni tan delgada, ni tan obesa, sin conocerla y aquí dejando a toda una mujer que a pesar de todo lo que te a de entregar solo has de decir, el silencio es la segunda voz que en tu conciencia a de quedar

.

21


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

EL TESTIGO Se sentó el viejo en su sillón. Éste ya había tomado forma y le era muy confortable. Acercó la bandeja con el ron y lo sirvió. Encendió el tocadiscos. En pocos minutos la policía había derribado la puerta y había matado a golpes al anciano. Los policías tomaron cuanto pudieron y salieron lo más raudamente posible. La mosca lo había visto todo.

Jaula de Pájaros.

22


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Sueño

Dormía como nadie. La cama era el más dulce trono. También, quizás, un buen sillón, el auto, el transporte público, la sala de clases o el mismo baño. Dormía como nadie. Con frío, con calor, acalambrado por las más insólitas e incómodas posiciones. Dormía como nadie. Estuve en París, en Bahrein, en Beijing y en Berlín. Llegué al Everest y me hundí en el Ness. Amisté con indígenas, hablé con animales y actué de profeta. Dormía como nadie. Fui perdiendo la vida social, mis fortunas, mis talentos. Perdí mi fuerza, bajé de peso. Dormía como nadie. Al fin y al cabo, dormía como nadie. Soñando era la única manera que podía estar con ella.

Alessandro.

23


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

PYME

Se había vuelto ambicioso y monopólico. Su pequeña empresa alimentó al por entonces oculto lado “tacaño” de don Nemesio. Su valiosa hectárea del extraño, valioso y apetitoso fruto, lo impulsó rápidamente al éxito. No cualquiera cultiva tolerancia.

Alessandro.

24


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

ESTACIÓN CENTRAL

Lo que me dijo al oído no fue nada en comparación con la sutileza desgarradora con que acarició mis orejas. Ahora corre cuadra abajo con dos recuerdos entre las manos.

Gustavo Salgado

25


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

El sueño dividido.

En los primeros tiempos de la familia Rosasco, el viejo José Luis tuvo la ilusión de tener una propiedad tan grande que si se paraba en la puerta al amanecer, mientras se tomaba su café cargado, sus ojos no alcanzarían a ver el límite de ella. Trabajó día tras día, año tras año, hasta conseguir su meta. Hoy, sentado en su vieja mecedora, cansado por sus años y de las duras peleas de sus hijos, sólo puede ver el muro que han construido para dividir su sueño.

Nany

26


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

. De las ilustraciones y dibujos     

www.seresmitologicos.com www.wllpapers.com www.strdust.com www.newtutorials.com ficheros.toranks.es

27


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Agradecimientos

Agradecemos al Liceo Mixto San Felipe por apoyar el Concurso de Microcuento en su versión 2010, también por dar cabida a las diferentes expresiones culturales en las cuales hemos participado. Debemos agradecer también a todos los alumnos y profesores, tanto de nuestra institución como también las de los colegios participantes, muchas gracias. Un especial agradecimiento a los profesores y alumnos que directa o indirectamente ayudaron a que este concurso y prospecto de revista se haya llevado a cabo, a ellos nuestro más profundo reconocimiento.

28


Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

29

revista bergantin  

creación literaria

Advertisement