Page 1

Nota

: a s o i cu r

El ser humano necesita compartir, sea lo que sea, desde bienes, ideas, emociones; su efecto es lo que nos ha permitido convertirnos en la especie dominante del planeta.

Leyes anticuadas Por: Juan Zeledón

El ser humano necesita compartir, sea lo que sea, desde bienes, ideas, emociones; su efecto es lo que nos ha permitido convertirnos en la especie dominante del planeta. Con la aparición de nuevas tecnologías este comportamiento se ha vuelto más evidente; cualquier usuario puede crear contenido y compartirlo con el resto del mundo con gran facilidad y en cuestión de unos pocos segundos. La cantidad de contenido en la nube va incrementando de manera progresiva en los años recientes, dejando a los usuarios expuestos a un sinfín de material de fácil acceso, proporcionando un medio para que el recurso del remix se vuelva el ideal para crear una obra. Pero el mismo contenido se ha visto afectado por leyes que ya no pueden ser aplicadas a los modelos de comportamiento moderno, creadas inicialmente con el fin de proteger al autor, y que hoy en día han terminado privando de muchas libertades, y por ende, privando al mundo de lo que alguien puede crear. Antes de que lo que fue la revolución informativa impulsada por el internet y

Instagram

muchísimo antes de , nos encontrábamos en un sistema de solo lectura, en el cual había una fuente “profesional” de contenido en la cual todos éramos consumidores de lo que sea que haga dicha fuente; las fuentes de información eran limitadas, no todos poseían la misma facilidad para comunicar sus ideas y los pocos que lo lograban lo hacían a través del folklore y el grafiti. Al ser grupos tan escasos, las leyes de derechos de autor estaban dispuestas solo para esos pocos creadores y se hicieron con el fin de otorgarle a él control sobre la obra, sus copias y adaptaciones y beneficiarse económicamente de ella misma. Hoy en día, con las facilidades que da la tecnología, se crea una nueva cultura que no solo lee contenido sino también lo crea; los individuos ahora poseen los medios para inspirarse, transformar y combinar material, creando así obras nuevas, comunicando lo que sean que sienten la necesidad de comunicar y los mismos medios le permiten compartir esa comunicación con el resto del mundo.


Conductas como ésta, le ha permitido al remix convertirse no solo en un medio sino en una actitud social, llegando al punto donde origina una nueva actitud social, en la cual toda interacción es un acto de creatividad colectiva y toda obra es una invitación a esta expresión colectiva, lo que parece ser un atentado contra el mercado. Pero falta considerar el hecho de que no todo se puede incluir en un mercado, hay espacios en los que se facilita y espacios en los que poder exponerse frente al mundo. En este nuevo modelo es claro que no se pueden aplicar las mismas leyes de derechos de autor que hubo en algún momento, ya que fueron creadas bajo otro modelo social; simplemente no se pueden aplicar de la misma manera, son anticuadas ya que ahora gran parte del contenido se crea de manera digital y, por lo tanto, toda obra llega a ser una copia de sí misma como los mismos respaldos de archivos, el trabajo en capas o los diversos formatos en los que uno labora; si las leyes se aplicaran como lo fue hace varios años, no se podría haber hecho el avance cultural que se ha logrado recientemente. A todo esto se la ha de sumar el económico de las mismas

interés

la bUsqueda de remuneraciOn econOmica ha generado dos grandes fuerzas dentro de todo este asunto: las leyes de derechos de autor y esta sociedad nueva del remix.

fuentes de contenido, la búsqueda de remuneración económica ha generado dos grandes fuerzas dentro de todo este asunto: las leyes de derechos de autor y esta sociedad nueva del remix; ambas han intentado destruirse una a la otra en diversas ocasiones. Uno ocupa el espacio para construir éxito comercial y el otro se esfuerza en seguir construyendo esta realidad social; la sociedad ha tomado su decisión, este modelo en el cual todos pueden encontrar y crear contenido libremente es un hecho, no se puede cambiar, por lo que dentro de este enfrentamiento entre el mercado y la cultura, solo se encuentran dos opciones: o se criminaliza todo acto que rompa las leyes viejas o se busca una forma de reformatearlas para que los intereses de ambos lados puedan funcionar como deben sin enfrentarse a algún problema. Para lograr una sana convivencia entre lo que es el mercado y la cultura se necesita un espacio de trato justo con el contenido, libertad para producir contenido y lo que es el respeto por el autor; de esta manera todos pueden seguir compartiendo y comunicando ideas, pero el autor se encontrará respaldado por garantías que otorga el mismo sistema.

Organizaciones como Creative Commons han sido creadas con el creatividad haciendo uso de elementos jurídicos; el autor de cualquier obra puede aclarar las determinantes que ha de poseer en un nivel legal, siempre poseerá derecho sobre la obra pero algunos han de aprender a ceder cierto poder. Es un gran paso adelante pero no llegan a reemplazar las antiguas leyes de autor, en cierta forma las apoyan, pero igualmente ha sido el medio ideal apara que muchos autores tomen control sobre sus creaciones de la forma que ellos deseen. Los grandes éxitos de Disney, mientras Walt Disney estuvo vivo, fueron basados en obras escritas que ya existían; en algunos casos fueron simples adaptaciones y en otros simplemente esperaron a que los derechos de autor se vencieran Existe los Star Wars Mash-Up, donde sus usuarios pueden tomar cualquier elemento del universo de Las Guerra de pero George Lucas va a poseer todo derecho legal sobre las creatividades, esto facilita la creación de nuevas ideas pero al mismo tiempo protege los intereses económicos de Lucas.

Articulo leyes anticuadas  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you