Page 1


Las pasiones no entienden de discapacidades Entrevista a Faya Mederos: Estudiante de Medicina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y aficionado al bodyboard

- ¿Cómo te sientes en el agua? ¿Sientes que la gente te ayuda o que intenta aprovecharse de las olas a las que no consigues llegar? - F.M: Como en todo, hay días buenos y días malos, cuando hay mucha gente a veces me siento algo desplazado porque no tengo muchas ocasiones de coger las olas buenas, pero también han habido baños en los que estoy con los buenos amigos y me voy satisfecho a casa. En general la gente o ni me ayuda ni me incordia o me intenta ayudar, pero nunca he encontrado nadie que me haya fastidiado manifiestamente.

Buenos días Faya. Me gustaría que le explicaras a los lectores en que consiste la discapacidad que tienes, para que entiendan un poco mejor tu historia de superación. - Faya Mederos (F.M): Mi enfermedad consiste en que no siento las piernas a partir de las rodillas ni puedo movilizar los pies pero tengo movilidad desde las rodillas hacia arriba. - ¿Cómo te apasionaste por el bodyboard? - F.M: Desde pequeño siempre me ha gustado el mar y veía a mi primo coger olas. Tras unos años haciendo natación me compré mi primer bugui y empecé a coger olas de forma autodidacta. Después recibí clases de la ex campeona del mundo de bodyboard, Marina Taylor, y ahora vuelvo a ser autodidacta, pero con el apoyo y los consejos de muchos amigos de la playa.

Faya tras una tarde de surfing

- Como en la vida, siempre hay buenos y malos momentos. ¿Cuáles han sido tus mejores y tus peores momentos surfeando? - F.M: Uno de los peores momentos lo pasé cuando una vez entrando hacia la ola me vi con muchas olas encima y me quedé bloqueado. Me revolcaron de tal forma que me perdí las dos aletas. Por otra parte, uno de los mejores momentos fue un día de agosto en el que fui temprano a la playa y me encontré con unas olas impresionantes y con el tamaño perfecto para mí, ¡me puse morado!

Faya Mederos surfeando La Guancha, una de las mejores olas de Europa. Fotografía: Jesús de León.

Javi Ceballos y Jon Vilches la oportunidad que me brindaron en otra ocasión de plasmar mi historia en otra entrevista y que formará parte de esos buenos recuerdos que tendré siempre con este deporte. Y recordad: Si quieres, puedes.

- Según tengo entendido, tu historia de superación llega a otros niveles, y ahora mismo te encuentras estudiando el Grado de Medicina en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. ¿Qué te ha llevado a luchar para conseguir este objetivo? - F.M: Desde siempre he querido ser médico porque tengo la necesidad de ayudar a la gente, ya que, debido a mi situación, puedo ponerme en el lugar de las personas que están enfermas. Para llegar a ello he intentado dar lo mejor de mí para cumplir mi sueño. - Para finalizar, puedes dar las gracias a esas personas que te han apoyado y a quien quieras. Este es tu momento de gloria (risas) - F.M: Lo primero agradecerte esta oportunidad que me has brindado y también por estar ahí apoyándome para seguir adelante con este deporte. Quiero agradecer especialmente a mi madre todo el apoyo que me ha dado, el cual ha sido mucho, porque en parte sin ella yo no estaría donde estoy dado que ella me ha permitido desplazarme cuando he querido ir a la playa y en los malos momentos me ha apoyado para que siga adelante. También quiero agradecer a Marina Taylor todo ese apoyo y lecciones sin las cuales no me defendería en el agua de la forma en que lo hago. Por otra parte quiero agradecer a todos esos amigos que me ayudan cuando estoy en el agua y cuyos consejos también me han servido de ayuda. Por último, quiero agredecer a

La dificultad en el acceso a la playa (escaleras, piedras, etc.) no merman la motivación de Faya para realizar el deporte que ama.

Las pasiones no entienden de discapicdades: La historia de Faya Mederos. Edición del video: Carlos Joab Rodríguez Díaz Grabación del video y fotografías: Carlos Joab Rodríguez Díaz / Jesús de León


Faya Mederos: Las pasiones no entienden de discapacidades  

Faya Mederos, un joven canario de 20 años, sufre espina bífida, una enfermedad que no le impide realizar una de las pasiones de su vida: el...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you