Issuu on Google+

INDICE

1. Prólogo....................................................pág 3 2. Queda Prohibido(Pablo Neruda)............pág 5 3. Me gusta cuando callas(Pablo Neruda). .pág 6 4. Destino(Juan Batallán)............................pág 7 5. Traición(Nicolás González).....................pág 8 6. Gabriela “the baby llove”(J.Albornoz)...pág 9 7. El testigo(Ferres Silvia).........................pág 13 8. A tí(Camila Giacomello)........................pág 16 9. Casualidad(Mariela Muñoz).................pág 17 10. Estás conmigo(Encarnación Calderón) pág 19 11. Mamá.....................................................pág 20 12. Mensaje(Noelia Pasculli)......................pág 21 13. El ¿celular de Dios?(Pablo Cavallini)..Pág 22 14. Se fue el amor (Geraldine Giménez).....pág 26 15. Agradecimientos....................................pág 27

1


2


2


PRÓLOGO Este libro está dedicado a todos aquellos que han participado con sus obras, a los alumnos, a los docentes y directivos que nos han apoyado incondicionalmente para poder volver a cumplir nuestro deseo de escribir estas páginas y que los nuevos poetas plasmen sus palabras a través de sus cuentos y poesías. Gracias a todos

3


4


5


ME GUSTA CUANDO CALLAS Me gustas cuando callas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca. Como todas las cosas están llenas de mi alma emerges de las cosas, llena del alma mía. Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, y te pareces a la palabra melancolía. Me gustas cuando callas y estás como distante. Y estás como quejándote, mariposa en arrullo. Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza: déjame que me calle con el silencio tuyo. Déjame que te hable también con tu silencio claro como una lámpara, simple como un anillo. Eres como la noche, callada y constelada. Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo. Me gustas cuando callas porque estás como ausente. Distante y dolorosa como si hubieras muerto. Una palabra entonces, una sonrisa basta. Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto 6


Pablo Neruda. DESTINO A ti destino que jugaste con mis sueños A ti me dirijo…a ti te frunzo el seño. Creaste en mi mente ilusiones y anhelos Para mofarte en mi rostro al destruir todo aquello. Hoy quiero vengarme de de ti, destino. Quiero ser yo quien forje mi camino. Olvidarme de mi existencia y de tu dominio. Alzar mi propia bandera en forma de grito. Forjar un nuevo destino a mi antojo Liberarme de tu encierro…, mirar con mis propios ojos. Devolverte gota a gota mi sufrimiento y enojo. Nublar la vista y renacer de nuevo. Más cuando el odio pase y la furia muera Me des la oportunidad de hacer rayón y cuenta nueva. JUAN BATALLÁN

7


TRAICIÓN ¿La muerte llora?, me pregunté Sí, me contesta una voz fría pero dulce. Me di vuelta con miedo Y ella me dijo. _ ¡no temas! Cuando la vi a los ojos Noté que estaba llorando Y ahí nomás le pregunté: ¿Por qué lloras bella dama? Porque mi amor me ha dejado. Me dijo “mi corazón se ha roto” Y mi alma se ha perdido Quedando condenado Y maldecido por un amor. ¿Te ha engañado?, le pregunté. Y ella “sí” me respondió… Hace un día él murió Y al morir me prometió Que estaríamos siempre juntos Que sería siempre mi amor. Y el maldito me ha traicionado Y por un ángel me he enterado. Así rompió mi corazón Así mi alma se robó. Así es como has muerto tú. Y ella me besó. NICOLÁS GONZALEZ 8


GABRIELA “The baby love” Todos te dicen La reina del amor Porque tienes un gran corazón. Todos te dicen La reina del amor Pues sos dulce cual caramelo de limón. Todos te dicen La nena del amor Porque todos sueñan con vos Todos te dicen la nena del amor Porque sos sabrosa como el melón. 9


Todos te dicen La nena del amor Pues sos toda ilusi贸n. Todos te dicen La nena del amor Porque me llenas de emoci贸n Todos te dicen La nena del amor Porque dentro tuyo hay fuego y pasi贸n. Todos te dicen La nena del amor Ya que eres rubia como el sol. Gabriela, dulce flor de primavera Que se marchita en d铆as de tormenta. 10


Gabriela Dulce y bella Princesa de cuento de hadas Además de ser una niña De inocencia pura Sos reina de mi alma. Te adueñaste de mi corazón. Gabriela: Tus ojos de cielo me detienen a mirarte y sentirme atrapado como en un terciopelo. Que lástima Que no te tenga en mis brazos. Yo que tanto he soñado Estar a tu lado.

11


Gabriela: como detenerte para no perderte. Si me darías una oportunidad reiría y lloraría de felicidad. Sos la única doctora Que me puede curar. Y si vos no estás Nunca me voy a sanar. JUAN ALBORNOZ

12


EL TESTIGO Invierno. Una noche como tantas otras. Solitario, caminaba como siempre hacia la esquina de aquel bar olvidado por el tiempo a tomar un café para atenuar el frió. Los receptores cutáneos de su piel daban cuenta del viento helado y el rocío de la madrugada. Cobijado en su viejo sobretodo y su gorra escocesa se sentó en una mesa cerca de la ventana. De pronto, un rostro a través del vidrio sobrecogió todo su ser. Tuvo una rara sensación pero no le dio importancia. Encendió un cigarrillo y su boca degustaba el pitillo con placer mientras sus papilas gustativas registraban el sentido del gusto. Un tango era captado por las ondas sonoras de su oído… Repentinamente corta el aire un grito desgarrador que venía del edificio de enfrente. Su corazón se aceleró, sintió miedo, estaba angustiado y aterrado. Enseguida un grupo de personas iban y venían de acá para allá buscando auxilio. El cuerpo de una mujer joven tendido en el piso húmedo de la calle estaba casi sin vida. Salió corriendo, aturdido y bloqueado. Al llegar a su casa sintió cansancio, agobio, stress. No sabía si había sido un sueño o una realidad., pero fue un instante,….. Respiró profundamente varias veces para serenarse y recuperase. Comenzó a buscar indicios para tener más certeza de los hechos, recordando el camino que había hecho horas atrás. Y así, de a poco trajo a la memoria lo vivido. Recordó entonces la silueta en la penumbra, los gritos en el silencio, la ventana del bar y la gente alrededor de la mujer……. Salió de la duda. Había sido real Entonces pensaba, “fui testigo de aquel hecho terrible”……… Nuevamente el miedo y la angustia se apoderaban de su ser. No podía dormir. En el silencio de la noche el sentido de la audición se agudizaba. Trataba de discriminar de donde provenían esos murmullos confusos. Se le secaba la garganta. Tenía sed y bebió con placer un vaso de agua Su olfato le avisó que la estufa estaba encendida porque 13


despedía olor a kerosén y sus fosas nasales perciban ese olor de cuando era pequeño y visitaba a sus abuelos. Procuraba tranquilizarse pero no podía responder a su deseo. El estado en que se encontraba era más fuerte que su anhelo. Nuevamente entraba en la duda de saber que hacer en cuanto a lo ocurrido. Tal vez era él el único que estaba allí. _ ¿tendré que ir a la policía a decir lo que vi? _ ¿me quedo acá como si nada hubiera visto? Indeciso…daba vueltas en su cama sin saber que hacer……… Entonces: ¡que lucha! De pronto escucha desde su interior un murmullo. Distinguía perfectamente tres voces que aunque parecidas eran diferentes en cuanto a su tonalidad. Una de ellas lo obligaba a ir de inmediato a declarar, otra lo impulsaba a que se decidiera ya mismo, sin pensar, la inmediatez del ahora ya………… _ ¡qué dilema! _ ¿y éstas voces de dónde proceden? Se contradicen, me acosan, no me dejan pensar _ quiero sacarlas de mi mente. No quiso oírlas más. Decidió no dejarse llevar ni por el impulso ni las ordenes. Se recostó en su cama y pensó con tranquilidad. Otra voz un poco más pausada y más segura le susurraba al oído. Debes hacer lo que creas correcto, lo que tu sientas que debes hacer, lo mejor para ti. Piénsalo y actúa… Se levantó, se acercó a la ventana de su cuarto sombrío y sus ojos se fijaron en la luna brillante de la noche, sus fosas nasales aspiraron el viento helado del invierno y sus dientes respondían a la respuesta del estimulo del frío crudo. Saboreó un cigarro y decidió ir a la mañana siguiente a contar lo que había visto la noche anterior. Apenas dormitó un par de horas partió a la comisaría. Lo atendieron después de una larga espera. Contó todo lo sucedido y le agradecieron por el aporte de datos. Volvió a su casa. Mientras subía la escalera escuchó que sonaba el teléfono. 14


Aminoró la marcha, se puso nervioso. Temió que aquella figura que se perdió en el callejón la noche del episodio podía estar siguiendo sus pasos. Abrió la puerta, atendió vacilante y entrecortado. Esperaba que le contesten del otro lado. Entonces le avisaron que habían detenido al culpable gracias a las características que había dado en la descripción del hecho. Colgó el teléfono, nuevamente se deleitó con el humo del cigarrillo. Sintió tranquilidad. Volvió a mirar a través de la ventana de su cuarto y disfrutó de la noche estrellada olvidando lo sucedido…………………………..

FERRES SILVIA

15


A TÍ En el cielo de mi vida En el campo de mi sueño Mi boca ansiosa te nombra Y te busca cual su dueño.

Camila Giacomello

16


CASUALIDAD Ella sentada estaba Esperando sin esperar Pensando sin saber en que Preguntas sin respuestas. Él llegaba al lugar sin cita Sin saber de la presencia De la que sería su gran amor. Un simple saludo de cortesía, Una mirada pícara sin picardía, Un mensaje sin paloma, Una respuesta sin papel. Palabras sin pronunciar letras. Letras expresadas con los besos, Miles de besos y caricias entregadas en un solo instante, entregadas eternamente sin maldad y sin envidia Solo con amor y sinceridad con paciencia e ilusión. Duros instantes vividos 17


en sus vidas pasadas les enseñan día a día a amarse más y más las ilusiones se pierden pero existe la posibilidad de volverlas a encontrar. ella sentada estaba, esperando sin esperar él encontrando a la mujer que quería amar ella preguntando si podría volver a amar El respondiendo que juntos lo iban a averiguar. Mariela Muñoz

18


ESTÁS CONMIGO Te fuiste y me dejaste con el alma dolorida sangrando por una herida que ya nunca cerrará Te extraño mucho querido por ese dolor profundo buscando por todo el mundo de volverte a encontrar Sé que será imposible pero estarás a mi lado con ese amor tan sagrado que nadie podrá arrancar Vivirás eternamente dentro de mi corazón fuiste, sos y serás lo mas grande de este “amor” 19


Encarnaci贸n Calder贸n

20


MAMÀ Que infancia tan bonita Tú me hiciste vivir Recuerdos imborrables Que en mi siempre van a existir Infancia maravillosa Que a tu lado yo viví Diez años de mi vida Que contigo compartí Hoy que con Dios vos estas Yo sufro en soledad Aquel hueco en mi pecho Que nadie podrá ocupar Y ahora que no estas Las gracias yo te quiero dar Por elegir ser mi angelito Hasta la eternidad

21


MENSAJE Estaba sentada sola en su casa. Sabía que nadie más había en la tierra. Los otros seres habían muerto. De pronto golpean a la puerta y extrañada mira hacia ella. Había quedado paralizada. Esperó unos minutos y volvieron a golpear. Dudosa, se levantó y con pasos cortos se acerco hacia allá. ¿Quién es preguntó? Del otro lado una voz metálica respondió ¡ábreme! Sin saber por qué, la dama ya entrada en años tomó el picaporte y sigilosamente abrió con cuidado. Una luz intensa le iluminó la cara y toda la habitación se llenó de luz. _Como eres la única sobreviviente he venido a buscarte. Acompáñame por favor_. Sin saber el motivo, la mujer siguió la luz y a la silueta que se divisaba entre los rayos luminosos. Sintió que se elevaba del suelo y aunque no tenía alas voló sobre la ciudad. En pocos minutos estaba en un gran paraíso lleno de flores, árboles y animales pero también allí estaban todos los que habían desaparecido aquel día del estruendo. Le extendieron las manos y la llamaron por su nombre. Sintió que un impulso involuntario la llevaba hacia ellos. De pronto un timbre agudo suena en la inmensidad del lugar. En su sillón se estremeció y se dio cuenta que tocaban el timbre. Confundida se levantó y atendió. Abrió la puerta de madera y eran sus hijos que venían a buscarla para ir a la 22


fiesta. En ese momento volvió la cabeza y miró el sillón. Nunca supo si había sido un sueño o una realidad. Noelia Pasculli

23


EL ¿CELULAR DE DIOS? Esta, es una historia que se centra en una frase hecha, muy nombrada, que se usa generalmente para sintetizar en todo caso a aquellas personas que gozan transitoriamente de buena suerte, es lo que se dice tener el “celular de dios”, tal vez sea una “frase hecha” únicamente para un ámbito de menor importancia como podría ser el deporte o siendo más especifico el fútbol en cuanto a los hechos cotidianos de la vida o tal vez no, quizás no lo sea, en tal caso relataré la “ excepción a la regla ….” La semana, de lunes a viernes en mi caso, se podría describir como el paso rutinario del tiempo, aunque en los días posteriores mejora levemente. Se podría definir como “un desastre”, siempre pensé que seria así, que sin importar lo que pasara, nada podría torcer el destino que creía escrito y además asumí, aunque ahora descubrí que se puede esperar lo inesperado de una manera inesperada…. Un día estaba “curiosamente” aburrido, como siempre en “my house”. Cuando decido salir, me llama mi hermana Cristina pidiéndome que vaya hacia una farmacia que no estaba muy lejos. En el camino observo a un niño pequeño que parecía perdido. Me acerqué hasta donde se encontraba y le pregunté: 24


-¿Estás perdido?-Ahora no- me respondió. Me dio un celular y se fue caminando. Lo llamé y lo seguí hasta que dio vuelta en una esquina y lo perdí de vista, prácticamente se esfumó en el aire. Fue muy extraño aquel episodio, pero aun más serán los siguientes días… Era un celular extraño: No tenía señal ni tono, pero no parecía dañado, aunque en ese momento no me preocupé demasiado. Salí de casa temprano. Era lunes y debía ir a la escuela. No imaginaba lo que iba a pasar…. Llevé el celular blanco para mostrárselo a mis compañeros de curso. Estaba en camino hacia la escuela, cuando de pronto escucho una suave y cercana melodía. Era el celular blanco el que sonaba avisando que tenía una llamada que al parecer debía contestar, me extrañe y a la vez me preocupe: -¿Quién sería aquella persona que estaba llamando? – -¿Sería su dueño o dueña reclamando que le devuelva su celular perdido?25


Decidí responder y solo tocando un simple botón escuché atentamente a la misteriosa voz que se encontraba del otro lado del teléfono que decía: -no vayas a la escuela hoy-. Nunca sabré porque le hice caso, pero desvíe mi camino hacia cualquier parte…. al dia siguiente…. Me enteré que se había incendiado el colegio. Afortunadamente sin victimas que lamentar. Pensé que era un episodio aislado, pero cuando volví a recibir otro llamado, no lo atendí. Lo dejé sonando hasta que el que estaba del otro lado se decida a cortar. Dos días mas tarde el timbre de aquel minúsculo aparato electrónico sonó nuevamente, casi en circuito continuo, incluso diría que se oía cada vez más fuerte provocando en mí una molestia auditiva…. Era miércoles y me dirigía hacia la escuela nuevamente, y otra vez el sonido que a pesar de la falta de batería todas las noches se cargaba misteriosamente. Aunque esta vez fue diferente pues pude observar en la vereda contigua a un pequeño niño con un celular idéntico al que yo poseía en aquel momento.

26


Lo miré y me pareció conocido, no pude dejar de observarlo, en ese momento el marca un numero y lo llama, empezó a sonar el celular blanco, no dude y rápidamente arroje al piso el celular que tanta inseguridad y preocupación me había causado los días previos y decidí irme de ese lugar lo mas rápido posible. Después de correr una interminable cantidad de cuadras, al fin, llegué a mi casa y me tranquilicé. Creía que todo había terminado, pero cuando levanté la vista veo con terror que en la mesa estaba ese celular blanco sonando… PABLO ALEJANDRO CAVALLINI.

27


SE FUE EL AMOR. Los días volaron los momentos se fueron se borró el sentimiento mientras pasaba el tiempo Yo no me arrepiento mas todo el sufrimiento que me hiciste vivir no lo vuelvo a repetir Muy por dentro presentí que no eras para mi pero mi terco corazón caía en la negación De esta forma te digo "adiós" y espero que seas muy feliz yo sólo le pido a Dios que no te olvides de mi. Geraldine Gimenez

28


29


AGRADECIMIENTOS

Un nuevo ciclo se termina y una vez más cumplimos con nuestro proyecto. Poder hacer este libro por segundo año consecutivo. No queremos dejar de mencionar a todos los que han hecho que esto sea posible. A la Sra rectora profesora Liliana Artlich, la Sra vicerrectora profesora Alicia Alonso, a la asesora pedagógica de la escuela Licenciada Laura Giner quien trabajó a nuestra par para la confección del mismo. A los alumnos que escribieron con tanto entusiasmo sus obras, a la gente de toda la comunidad que envió sus escritos para que la escuela se conecte con personas que no pertenecen a la institución pero que indirectamente formaron parte de ella para que este concurso se lleve a cabo. Al profesor de computación, José Martínez que compaginó el libro. A todos los alumnos de cuartos y quintos años que confeccionaron la tapa y contratapa con sus propios diseños. Un especial “Gracias” al Dr Antonio Walpen director Gral de la Escuela Modelo DEVON de San Justo por su colaboración y aporte para la impresión de los ejemplares. Gracias a todos por esta nueva oportunidad. Afectuosamente

Profesora Silvia Ferres (Coordinadora del proyecto)

30


31


32


33


34


Recuerdos y Esperanzas