Page 1

1


INDICE GENERAL Prólogo........................................................................................4 Poema 20 (Pablo Neruda)...........................................................6 Encontré en el mar (Virginia Álvarez).........................................8 El amor es un gran dolor (Laura Irizarri)...................................14 Mi perro (Alicia Roel).................................................................16 Sin que lo sepas (Matías Loose)...............................................17 Elena (Juan Albornoz)...............................................................19 Cuando (Matías Loose).............................................................21 Huellas (Ferres Silvia)...............................................................24 Momentos difíciles (Pablo Cavallini).........................................28 Querido Final (Mariela Muñoz)..................................................35 Sentimientos (María Lina Bahía)...............................................37 Después que te fuiste (María B. Speranza)..............................38 Agradecimientos........................................................................41

2


3


PRÓLOGO En este trabajo quisimos plasmar la tarea de los alumnos de la escuela en la elaboración de sus cuentos y poesías para cerrar este ciclo con el proyecto “Concurso Literario” y “Escuela Abierta” que llevamos a cabo todos los años, en el cuál todos aquellos que desearon participar, aún no siendo alumnos, hayan podido escribir sus producciones. No olvidemos que así como la pintura y la escultura, la escritura también es un arte. Imaginar, soñar, expresar sentimientos y llevarlos a la palabra escrita es pintar de alguna manera con colores y matices lo que queremos manifestar. Agradecemos profundamente a los “Pequeños Poetas” que se animaron a participar y que lo han hecho de la manera más pura y profunda para este concurso y que merecen ser portadores de estos “Cuentos y poesías para Soñar.”

Escuela de comercio Nº 28 de 15 Autoridades y docentes del proyecto

4


5


POEMA 20... PUEDO ESCRIBIR LOS VERSOS MÁS TRISTES ESTA NOCHE...

Puedo escribir los versos más tristes está noche. Escribir, por ejemplo: «La noche esta estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos». El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso. En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. La besé tantas veces bajo el cielo infinito. Ella me quiso, a veces yo también la quería. Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. La noche está estrellada y ella no está conmigo. Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. Mi alma no se contenta con haberla perdido. 6


Como para acercarla mi mirada la busca. Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos, mi alma no se contenta con haberla perdido. Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, y éstos sean los últimos versos que yo le escribo. Pablo Neruda

7


ENCONTRÉ EN EL MAR

E

l niño llegaba por primera vez a ese lugar maravilloso y mágico, de aguas infinitas y azules. Abría grandemente los ojos para que la imagen pudiera acomodarse mejor en sus pupilas. De la mano de su madre fue caminando lentamente, hasta que en sus pies sintió una suave caricia, el mar le daba la bienvenida, y enseguida se sintió como en su propia casa. Ya estaba haciendo castillos, con un grupo de niños al que nada le costó incorporarse. Ya estaba jugando a enterrarse. Ya estaba en la orilla corriendo a las olas. Vio una estrella de mar titilando en el agua. La quiso tomar pero, Él fue agarrado por esta, sin darle tiempo a nada, ya eran más de veinte las que lo tenían y se lo llevaban mar adentro, solo alcanzó a cerrar los ojos y contener la respiración. Nadie lo vio cuando desapareció bajo las aguas. Cuando volvió a abrir los ojos pudo ver el lugar donde lo llevaban: era una ciudad enterrada donde un castillo muy alto podía divisarse con claridad. El viaje fue muy corto, antes que extrañara el aire en sus pulmones ya se encontraba dentro de una sala del castillo. Lo metieron por una puerta que el que estuviera abierta o cerrada era igual, no entraba agua por ningún lado. Pensó en su casa, en la que apenas lloviznaba ya se filtraba el agua por todas las ajaduras del techo, y hasta a veces por el piso, cuando se inundaba. 8


El lugar era claro, amplio. Los cuadros, lámparas, cortinas, eran todos de tonalidades claras, corría una brisa que secó rápidamente su ropa. Te estábamos esperando le dijo una voz femenina que lo sorprendió, al girar pudo ver primeramente la larga cabellera de color azul celeste de aquella mujer, sus ojos de un celeste muy claros, casi transparentes. Su ropa era de liviana tela que se movía con ella dándole la visión de estar bailando al son de una suave melodía. Tomó de la mano a nuestro amigo y este se dejó conducir. -Te mostraré el lugar. - le dijo y lo llevó por un pasillo en forma de túnel que le pareció de lo más divertido. Las paredes tenía pliegues que le sirvieron para treparse y saltar sobre el piso que era de goma, éste amortiguaba la caída y le daba la sensación de estar volando en cada salto. Sirley lo esperaba sonriente. Cuando se cansó del juego, le extendió su manito y siguieron caminando. Salieron a un salón grande, todo revestido de rojo, las cortinas, las sábanas eran también del mismo color al igual que las lámparas que reflejaban su tonalidad en las ropas del pequeño, que comenzó a reír con la idea de un mundo rojo. Las paredes recubiertas de rubíes parecían mil estrellas inquietas. -Si estás cansado puedes dormir un poco le ofreció su anfitriona, pero el niño curioso por naturaleza, solo quería seguir viendo. Pasaron frente a varias puertas y llegaron al jardín, donde las florcillas le dieron la bienvenida a coro, con un suave murmullo casi inaudible, de lenguaje sencillo, que pudo

9


escuchar gracias al silencio del entorno y los del interior. Ese silencio que reina en las profundidades. Se escuchó una voz ronca y fuerte... apareció un perro grande y negro. _ Mi nombre es Ronco guau . Mucho gusto jovencito guau. – Tú también puedes hablar!!! – Dijo el niño. – Eres tu el que no podía escucharme guau ...los animales siempre hablamos guau... guau... Y el aire se llenó de canciones, aves de distintas especies entonaban una melodía, que era mas canción que las que escuchaba en la radio de su vecino. Pasaron a una sala larga, en la mesa había todo tipo de frutas, sus acompañantes lo invitaron a comer. Nunca había tenido tanta comida al alcance de la mano, la fruta era un privilegio de quienes tenían más dinero. En su casa alcanzaba apenas para una comida diaria y la leche del desayuno. Mientras estaba saboreando una banana, le llamó la atención una puerta en particular, se dirigió hacia ella... Suavemente la abrió y encontró a una mujer con la piel clara, pálida. Todo en la habitación tenía una tonalidad gris muy claro que trasmitía una quietud y una pena enorme. Ella no lo miró, solo rompió una vez más en llanto y entre murmullos decía: - yo le quité la vida, era mi hijo y no lo dejé nacer. - Cuanto tiempo hace que vives aquí interrogó a la joven - Hace siete años que no veo a nadie más que a Sirley, la sirena que me trae comida. 10


El muchachito le tomó la mano solo por que extrañaba un poco a su mamá. Le cantó la canción que le enseñaron las flores. Le contó que tenía muchos hermanos, que era el menor de todos y que tenía siete años. Que siempre había soñado con el mar y deseaba tanto conocerlo que todo el barrio realizó una colecta organizados por su maestra. Que tenía tantos amigos como personas conocía. Le contó que tenía una tortuga que era lenta, pero que siempre lo desafiaba a una carrera y se dejaba ganar para verla feliz. Que su héroe era su hermano mayor, quien siempre el día de cobro, le traía caramelos y alfajores. Que su hermana era tan linda que un día, se casaría con un príncipe y que entonces a ella, no le faltaría nada, pues no sólo era linda, sino que también muy buena, por que lo cuidaba y le daba cariño cuando su mamá estaba en el trabajo. Cada tanto nuestro amigo explotaba en una carcajada al contarle de algunas travesuras vividas con Sixto su hermano de 8 años. Ella olvidó por un momento su pesar y lentamente se fue conectando con él, sintió su manito tibia, el timbre alegre de su vocecilla, y sobre todo la gran alegría que el niño repartía tan generosamente. Lentamente subió la mirada y se vio reflejada en el mismo color verde de sus ojos, la misma profundidad, el mismo marrón claro en el pelo, el mismo lacio.

11


En ese momento entró por la puerta un hombre muy alto, de barba blanca pero no anciano. A pesar que el techo era muy alto, tuvo que agacharse para poder traspasar el umbral. La miró y le dijo: es hora de partir. El pequeño no borraría jamás de su recuerdo a aquel gigante con cara de sabio que tenía en las manos un tenedor gigante. Ella comprendió que se le daba, en la vida, otra oportunidad de ser feliz. Abrazó fuertemente al niño y una sonrisa que jamás volvería a dejarla se dibujó en ella. Sirley los condujo hasta la puerta, le pidió que contuvieran el aliento y una vez en el agua sus piernas fueron transformadas en una larga cola de pez que se agitaba con gracia rápidamente. Los dejó en la orilla y se despidió con un fuerte abrazo de los dos. Una muchedumbre fue conducida por un perro grande y negro hasta donde dormían en la orilla una joven de unos 23 años abrazada al niño que todos estaban buscando desde y hace siete horas, cuando había desaparecido. Con gritos de júbilo, la madre, lo tomó en brazos. Agradeció a la joven el haberlo cuidado. Llenó de susurros, besos y caricias a su pequeño. Ella recuperó toda su vida, pero ahora valorando cada cosita que la rodeaba, cada segundo tenía un infinito sabor. Se dedicó a cuidar a chicos sin padres, y de estar siempre cerca de nuestro héroe. En cada vista que le hacía al muchachito la acompañaba Ronco, feliz de jugar con su amigo. 12


Todos tenemos suerte de tener una madre, ya sea que esté físicamente, o que nos acompañe desde el cielo, por que es a una a quien podemos hacer feliz. Nuestro amigo tenía tanto para dar que pudo hacer feliz a dos. Virginia Alvarez

13


EL AMOR ES UN GRAN DOLOR. Te veo pálido y al Mismo tiempo cálido, Tu amor me grita Al oído, jamás te olvido. Amado mío, en mi camino estas, Como inquieto, tus labios sinceros Y, tus ojos suaves pétalos, Hay veces que te me apagas. Vos me calmaste, cambiaste mi ser, Tu sonrisa es mi mejor amiga, ¿Esto será cierto?, me intriga, Siempre en mis sueños te puedo ver. Deseo tanto tus labios Y, tu mirada Y, sentir tu corazonada, Al fin se cruzaron nuestros destinos. Todo el tiempo veo señales, Presiento que este amor No perderá sabor, Mi corazón esta donde sea que estés.

14


Solo tus ojos me besan, Una manera 煤nica, Amor significa, Si no te veo las horas no pasan. Besos van, besos vienen, Silencio triste, Cada instante, Todo se hace, yace como tren. No se porque me duele Solo necesito un abrazo, No romper este lazo, Tus ojos son lo que mi coraz贸n quiere. Laura Irizarri

15


MI PERRO Me lo regaló mi papá Una fría mañana de agosto. Conocí la tibieza de su hocico Y la felicidad me invadió Con delicadeza lo alcé Y lo llevé a través de la casa. Vi la bondad en su mirada y supe que sería mi amigo. Lo compartimos todo, los juegos, la comida, la soledad… Pasaron los años y… Él, ya viejo, se fue de mi lado. ¡Cuánta enseñanza me dejó aquel fiel compañero, y qué tristeza siento hoy, cuando agosto me trae su recuerdo! Alicia Roel

16


SIN QUE LO SEPAS Sin que lo sepas Hay alguien cuidando tus pasos. Hay alguien que se entera y sufre por tus lazos Que conoció tu niñez y va descubriendo tu juventud. Que espera conocerte en plenitud. Hay alguien guardando versos hermosos Planeando encuentros con besos, lugares y días de abrazos. Veranos para compartir, Noches para soñar, Inviernos para colorear Sin que lo sepas. Hay alguien siguiendo adelante por ti cuidando tus días, contando las semanas, sintiendo las horas, rasgando impaciente los años.

17


Sin que lo sepas Hay alguien mirando a lo lejos tus caminos Pensándote en secreto Soñándote, extrañándote Sin que lo sepas Hay alguien a Dios clamando por tu nombre Otros en oración acompañando Pidiendo por el día que arriesgue todo lo que me queda Todos los minutos que esperé Todos los ruegos que elevé Todas la melancolía que llevé Todos los momentos que no me animé Y así brote de adentro los versos más hermosos para ti. Espero ese día sepas que hay alguien que le armó a la vida una ironía de que sabes quien soy pero no imaginas que siento. Hay alguien que entregó su pasado a los cielos, para vivir su futuro contigo en este mundo. Matías Loose

18


ELENA Elena, tu nombre alegra a la naturaleza porque eres la bella flor que naciĂł en primavera Elena, tu rubio cabello brilla Como caramelo y es suave como un terciopelo Elena, tus ojos color esmeralda alumbran todas las maĂąanas Elena, las veces que te veo me derrito como un hielo Elena, eres el sol que alumbra mi camino porque sin vos no vivo Elena, si en mi alma siento un vacĂ­o es porque vos no estas conmigo Elena: volaste como una gaviota y no regresaste por eso mi alma llora

19


Elena, me siento enfadado porque tengo celos de aquel que esta a tu lado Elena, sigo soñando con que algún día podré besar tus labios. Elena, estoy enfermo. Será porque no te tengo. Pero no tengo cura ni remedio. Elena, la única cura sos vos Porque eres la única enfermera que puede sanar mi corazón. JUAN ALBORNOZ

20


“Cuando te lastimen por no entenderte Cuando no sepas porque el presente” Es tan rápido e incoherente... Trata de comprender que no quiero perderte. Cuando intentas algo nuevo y todo se parece a lo mismo Cuando te ofrezcan compañía y luego se rompa la armonía... Trata de comprender que yo estoy. Cuando no entiendas porque todo fue así Cuando no haya respuestas en los días que pasan y con lágrimas te escondas dentro de ti... Trata de comprender que sigo aquí. Cuando en ti confundan placer con amor, y para conquistarte en serio no tengan valor... Puedes consolarte contándome tu dolor...

21


Cuando el pasado en tu alma arroje la flecha trata de entender que aquí me tienes y con un ramo de cariño hacerte olvidar eso que a todos acecha. Tu dices que ya es tarde para tu sueño de siempre pero la niñez de tu sonrisa y tu plenitud de mujer me piden que te diga que tu corazón miente: Que los sueños no terminan, sino a veces llegan lentamente. Que el destino nos sorprende y nos cumple de repente. Si de todos modos las noches te duermen la esperanza déjame recordarte que dependes de Dios y no de la suerte El pudo cambiar en vida un símbolo de muerte.

22


Cuando la balanza de la vida aumente tu melancolía No olvides que no soy doctor pero puedo recetarte dosis de compañía. Trata de comprender que yo estoy... Porque si logras hacerlo habrá alguien que a su soledad pudo una batalla ganarle y algún provecho sacarle: Poder hacerte comprender amiga mía que a pesar de tanta maldad, hay personas para amar todavía. Matias A. Loose

23


HUELLAS Como decir de pronto No me dejes caer. Necesito tu ayuda, que me acompañes en la búsqueda de mi destino. No se por donde ir. Te elegí para esto. Necesito confiar en mí. Creo poder llegar a encontrar el camino. Llévame de la mano. Contigo me siento seguro. Ayúdame. Pero no sé como decírtelo. Camina a mi lado. Te encontré en aquella habitación rodeado de libros. Miré a tu alrededor. Advertí aquel cuadro que en sus pinceladas describían tu vida. Pero me echaste cuando te dije que te habías casado con la mujer equivocada.

24


A pesar de todo volví a visitarte. Estabas allí, esperando. No dijimos nada. Solo pasaba el tiempo. Mientras tanto, otros me buscaban porque querían de mí mis saberes naturales. Aquella tarde, en el banco frente al río, te desnudaste transparente. Te escuché atento y en silencio. … Todos los días la misma rutina. Mis amigos, el trabajo y mi pobre habitación abandonada… (…) por fin hablé y te sorprendí en aquel aburrimiento. Me escuchaste fiel, sin juicios, así tal cual soy. Entonces me abrí, hablamos. Te conté mis experiencias y vos las tomaste como si fueran tuyas. Pusiste el espejo delante de mí. Me vi, me sorprendí, me descubrí. Ahí estaba yo, reconocí mi rostro que estaba olvidado…

25


Mientras tanto la conocí, dulce, angelical. Con ella me sentía bien. Pero un día partió. No quise seguirla y lloró. Sentí nuevamente la sensación de abandono. La despedí solo y en silencio. Ella nunca lo supo. Miré el avión como un águila en vuelo perdiéndose entre las nubes. Te conté que había partido sola y me hablaste del amor. Con mi legajo en tu mano nos afectamos mutuamente al recordar ambos los castigos recibidos de niño. Me encogí en mi culpa, oscuro, ensombrecido. Me iluminaste de a poco y me di cuenta que no era así. Busqué tus brazos y estallé en llanto. Vibraste conmigo y lo sentí. Luego nos despedimos. Salí feliz a buscarla. Pero antes de partir Me detuve ante tu puerta. Gracias por todo. Y marché rumbo a su encuentro. Soy otro, soy yo. O tal vez sea el mismo de antes de caer en esa angustia. 26


Donde quieras que estĂŠs, No olvidarĂŠ la luz que pusiste en mi camino. Ferres Silvia

27


MOMENTOS DIFICILES “A veces es difícil de entender el porque de los hechos, como suceden; que pensaría Juancito cuando….” 23 / 11/ 99 Querido diario: Tengo dos sentimientos encontrados y a la vez difusos. Por un lado el terminar una etapa en la que fui feliz con mis amigos, el viaje de egresados a Córdoba, los boliches las excursiones allí, la vuelta en micro tan alegres como en la ida , no se, las charlas con mi amiga Carla en los recreos. Todas esas cosas que hicieron de esa etapa la más importante de mi vida. Y por el otro, los temores comunes si se quiere de una chica que esta empezando una nueva etapa y piensa en los grandes cambios por venir ……. 03/03/ 00 Querido diario: Es el primer día en la secundaria. Estoy nerviosa , pero a la vez ansiosa de empezar, conocer a mis profesores , nuevos compañeros y porque no: hacer nuevas amistades ….. Se respira un aire distinto en la secundaria…. Chicos y chicas con el uniforme de la escuela, sus mochilas , lo único que me tranquiliza es saber que hay otros chicos con las mismas ansias y nervios que yo: Al entrar a la 28


escuela nos reciben los directivos , profesores y demás . Después de un breve discurso nos dirigimos hacia las respectivas aulas. Entre saludos y presentaciones nos sentamos. Los bancos de a dos; Y me senté con un chico. Juan era su nombre. Era muy reservado , casi tímido se podría decir , las clases terminaron mas temprano ese día por ser el primero, los profesores se presentaron ; nada distinto. Los días transcurrían y Juan seguía en silencio, ( cual mimo en su acto), en recreo se iba a un esquina del patio de la escuela como excluyéndose de antemano.

10/03/ 00 Querido diario: Hoy voy a intentar hablar con Juan. Espero tener suerte…… Pasaron las primeras horas y toco el recreo: Juana – “Juan podemos hablar” Tardando unos segundos en responder no sabía con que me iba a salir, que me iba a responder….

29


Juan- bueno. Hablamos durante todo el recreo y la primera hora de matemáticas, hasta que el profesor nos llamó la atención. No pensaba que fuera tan divertido hasta que lo conocí…. Juan - tengo una idea Juana porque no vamos a bailar. Juana –! Buena idea! , pero hay que organizarlo bien. Juan - ¿Cómo? Juana - si, hay que invitar a varios compañeros del curso y amigos. Juan – pero, pero…. Juana - no te preocupes que yo me encargare de todo. Juana - de acuerdo. Juan – de acuerdo, esta bien. El sábado de esa semana fue el día previsto para esa salida y Juan se sentía preocupado y nervioso: Juan: Como paso esto, había planeado decirle de ir a bailar pero no así, tendría que haber sido mas directo con ella y ahora me voy a encontrar con todo el grupo y no voy a poder hablar con ella de lo que me esta pasando …. 30


Al llegar al lugar se podía observar un clima muy tranquilo más allá de la música que rompía ventanas: - había gente bailando, también en la barra tomando tragos, un clima un poco extraño para un día como este. Fui saludando a todos. Uno por uno hasta que la vi… Que hermosa que estaba Juana con esa pollera larga y la remera que hacían juego, no podía moverme, quedé maravillado de como se veía ella esa noche, después de saludarnos fugazmente la llamo Carla ( su amiga de la primaria) , y Juana nos presentó. Juana – Juan ella es Carla mi mejor amiga de la primaria. Juana – Carla el es Juan mi mejor amigo de la secundaria. Nos saludamos, y Juana y Carla se fueron bailar, mientras yo me quede charlando con unos amigos. Decidido fui hacia Juana y le dije: Juan – Juana queres bailar…. Juana – bueno dale. Bailamos una sola vez en toda la noche…!!!FUE INDESCRIPTIBLE!!! Carla - este chico ¿se estará enamorando? …. 31


Juana-Querido diario: Juancito es un chico bastante agradable y divertido, creo que seremos buenos amigos….. Juancito - Querido diario: creo que Juana es muy graciosa y divertida , pero temo que no voy a poder ser su amigo …… Entre clases y recreos el día transcurría con una triste cotidianeidad que sólo se asemejaba a un día lluvioso de invierno. Pero no imagine que pasaría algo que cambiaria de modo impensado mi relación con Juancito… Estábamos en las últimas horas del día de clase y Juancito que se sentaba a mi lado me dice: Juancito – Juana te puedo acompañar de camino a tu casa… Juana - Bueno, pero ¿estas bien, te pasa algo? Juancito – eh...no, nada, sólo te quiero acompañar. Juana - Esta bien, acompáñame. Juancito caminó como queriendo que esas cuadras, esa distancia que había entre la escuela y mi casa se hiciera cada vez mas grande, parecía como si quisiera decirme algo. Me 32


sentí como una tonta cuando le pregunte – ¿me parece que me querès decir algo Juancito? - , -si, pero no me animabame respondió, se produjo un silencio incomodó, casi necesario, (pensé en ese momento que lo necesitaba) Juancito- bueno es que…. Juana -Que Juancito Juancito – es que no se por donde empezar Juana - dale Juancito desde cuando es que te cuesta hablar conmigo. Juancito – no se como decirte esto Juana – no debe ser tan grave Juancito- en realidad, si es grave Juana – me estas preocupando contame -! NO! Juancito- ¿Qué? Juana- te vas a mudar o te cambias de escuela!!QUE, POR DIOS, QUE!!

33


Juancito - es que hace tiempo que estoy sintiendo cosas por vos, no dejo de pensar en vos, ni un segundo de mi vida desde que te conocí y no sabia como decírtelo. (sabia que esta confesión iba a cambiar nuestra relación pero no pensaba …… ) Juana – Juancito, perdóname pero yo no siento lo mismo por vos, lo siento mucho. Juana se fue corriendo hacia su casa soltando unas pocas lágrimas que reflejaban la tristeza que tenía por no poder corresponder a quien hasta ahí, había sido su mejor amigo, Juancito no la detuvo. Solo se puso a llorar en silencio. PABLO CAVALLINI

34


QUERIDO FINAL E l problema contigo es no tener ni idea de lo cerca que estás y te dejo con toda mi fuerza y optimismo. Y tu me empujas a dejarme sin fuerzas para seguir. Cada meta que logro es como una batalla que te gano. Cada fracaso es proporcional a tu beneficio. Jugamos tú y yo a lo que menos me gusta, a tirar de una soga que jalas con tu poder pesimista. Yo solo juego a resistir, a no ceder. Y sé que tropiezo y vuelvo a levantarme. Me ayuda la fe, la terquedad y la omnipotencia de las noches de luna, y el sentirme viva. Me ayuda lo construido y lo que he moldeado con mis propios dedos y mis propias palmas. Me basta el silencio para prestarme atención y ganarte otra guerra. Querido final, solo unas cortas líneas para desahogarme. Nada más. Solo unas palabras para que sepas que aún sigo aquí y no dejo de existir con mi último fracaso, que me llené de fuerza con él y que vacilo y me hago la muerta, que aprovecho cada esconderme del mal. Te va a ser muy difícil encontrarme esta vez. No voy a volver a ser tonta y poner remitente con dirección en el sobre y van aprovechar un parada para echar la carta. Mientras tanto me sigo entreteniendo con mi amigo “el comienzo”, y ese sí me cae bien, ese sí me alienta y se compadece de mí. A ese sí lo invito a mi fiesta de cada amanecer… “comienzo” siempre me busca y me consigue. A él siempre le dejo el remitente y me sale en cualquier rincón. No imaginas lo que el comienzo y yo nos reímos a tus costillas. Al comienzo le das la vida tú mismo cuando te crees ganador. El comienzo es

35


mi dios y me levanta y me lleva cargada. No hay peso suficiente para cansar al comienzo. Bueno, aquí te dejo. Saludos a los tuyos, al infiltrado en las manifestaciones, al que quema autos, al cargo de conciencia, al corrupto, a la culpa y al vengativo. A las aves de rapiña, al desamor y al rencor, a la parca y … PD: voluntad te envía saludos y mandó a decir que está de mi lado y que no la esperes porque no va. Cariños La esperanza. MARIELA MUÑOZ

36


SENTIMIENTOS Una caricia, tu voz Una plegaria, tu amor, Una presión, el camino Una luz, tus mimos Una pasión, tu cara Un deseo, estar con vos Un problema, la distancia Un amor, el nuestro Un mar, nuestro cielo Un sol, la luna Un camino, el amor Un dúo, nosotros Una canción, tu forma de ser Una linterna, tu luz Un satélite, la luna Un sueño, tu ser Un logro, nuestra vida Un futuro, la familia Una predicción, estar con vos Una perdición, tu cuerpo Una profesión, amantes.

Maria Lina Bahía

37


DESPUÉS QUE TE FUISTE

T

odo el mundo da consejos, todo el mundo piensa que sabe lo que siento Pero la verdad, nadie entiende nada. Hablan por hablar Si te pusieras un poco en mi lugar, sabrías que todo lo que digo es verdad, Que no exagero. Que en serio me estoy muriendo. Es mentira que de amor no se muere. Cuando la persona amada se va lejos, el corazón ya no sabe de alegrías. Todo se termina aunque la gente que te rodea diga que sigue la vida. Los sueños se te rompen en mil pedazos. Parece como que el alma ya no habitara en tu cuerpo. Intentas sacar fuerzas de cualquier lado, pero no puedes, Buscas refugio en una amiga, pero nada es suficiente. Lloras. Te dicen que no lo hagas porque no arreglas nada pero es lo único que podes hacer para intentar sacar el dolor. La sonrisa que alguna vez tuviste, se te borra para siempre y a nadie le podes pedir ayuda porque una sola persona lo puede hacer…la persona que amas. Se siente un frío inmenso en el corazón. Parece que cayeras en un precipicio y nadie toma tu mano para salvarte. 38


Te duele el cuerpo…te duele la vida. Te lo pido por favor…vuelve corazón o moriré de amor.

M ARÍA BELÉN SPERANZA

39


AGRADECIMIENTOS

En primer lugar a las autoridades Liliana Artlich (Rectora) y Alicia Alonso (Vicedirectora), por habernos concedido el permiso de realizar este pequeño libro y confiar en nosotros. Al profesor de computación, José Martínez, por su excelente predisposición en la elaboración y diseño de los ejemplares. A todos aquellos participantes que escribieron sus producciones y a los profesores que difundieron el concurso para que los alumnos y no alumnos escriban y nos hagan llegar sus trabajos.

Departamento de comunicación y equipo docente Coordinación Ferres Silvia Colaboración Prof. Liliana Serbiano Prof. Sandra Iglesias GRACIAS

40


41


42


43

cuentos y poesias para soñar  

escrito por alumnos del comercial 28

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you