Page 1


Maloka

Directora General de Maloka Nohora Elízabeth Hoyos Subdirectora de Investigación y Desarrollo Sigrid Falla Jefe de Comunicación Educativa Mayali Tafur

Alcalde Mayor de Bogotá Samuel Moreno Rojas Secretaria de Cultura Recreación y Deporte Catalina Ramírez Vallejo

Directora de Arte, Cultura y Patrimonio

María Clemencia Pérez Uribe

Coordinador Planetario de Bogotá

Jorge Ernesto Guevara Burgos

Dirección Editorial Nohora Elízabeth Hoyos Eduardo Posada Coordinación Editorial Eduardo Gutiérrez Sigrid Falla Mayali Tafur Redacción General María Luzdary Ayala Redacción Fichas, Línea de Tiempo, Voces Marcela Niño Mayali Tafur Eduardo Gutiérrez Apoyo Periodístico Roberto Sepúlveda Corrección de Estilo Arquímedes Suárez Fotografía Carlos Clavijo Archivo Maloka Diseño y Diagramación Nelson Mora Samir Patiño Luis Arévalo iconika@gmail.com ISBN 978-958-98374-2-9

Maloka agradece a la Alcaldía Mayor de Bogotá por su apoyo para esta publicación.

1998Maloka2009

2

• Presentación Samuel Moreno Rojas, Alcalde Mayor • Canción Mi casa está viva • Introducción Nohora Elizabeth Hoyos, Directora General de Maloka • Para leer este libro • Logo de Maloka • Misión y Visión • Principios y Valores • Objetivos de Maloka • Mundos Maloka

4 6 7 8 9 10 11 12 13

• Capítulo 1 Maloka: un sueño del otro mundo / 1991–2000 16 • Capítulo 2 Maloka: mirada futurista / 2001­−2005 52 • Capítulo 3 El momento de crecer / 2006−2009 86 • Capítulo 4. Modelo vanguardista / 2010 y futuro 118 • • • • • • •

Maloka 10 años: una mirada diagnóstica Asociaciones y reconocimientos Juntas Directivas Asociados Aliados estratégicos Asesores científicos Malokas y Malokos

140 154 156 160 162 164 166

Impresión Panamericana Formas e Impresos S.A. Bogotá, D.C., Colombia 2009

1998Maloka2009

3


Maloka

Presentación

Amigos y Amigas: Nuestra ciudad cada día avanza más con pasos firmes para consolidarse como un destino atractivo para vivir y para visitar. No sólo ostenta los mejores niveles de calidad de vida del país, sino que además cuenta con una creciente oferta artística, cultural y de entretenimiento, que cada día se complementa más con propuestas lúdicas y pedagógicas en las áreas de la ciencia y la tecnología. Sin lugar a dudas, Maloka ha sido un actor importante de lo que es y ofrece hoy nuestra ciudad, sobre todo en un frente de gran importancia para este Gobierno de la Bogotá Positiva como lo es la consolidación en nuestra urbe de la Sociedad del Conocimiento, en la cual el desarrollo científico, el avance tecnológico y la capacidad de innovación se orienten a la garantía universal de los derechos fundamentales. Porque no se trata de acopiar conocimientos sino de que éstos se apliquen, con inclusión y equidad, para generar el bienestar colectivo. Y, precisamente, en Maloka la ciudad ha encontrado un aliado estratégico para cumplir dichos propósitos. De hecho, a lo largo de sus más de 10 años de existencia, este programa de apropiación social de la ciencia y la tecnología ha venido trabajando de la mano del Distrito en varios frentes importantes, todos ellos determinantes del mejoramiento de la calidad de vida de la población. Con Maloka actualmente avanzamos hacia una educación de calidad, con su gran aporte en la intensificación de la enseñanza de la ciencia y la tecnología, con novedosos procesos de aprendizaje como los clubes de ciencia y tecnología, así como las expediciones pedagógicas como escenario idóneo para la apropiación de nuevos saberes en escenarios especialmente construidos y dotados para tal fin. Esta se ha convertido en una gran aula abierta donde niños, niñas, adolescentes y jóvenes acceden al conocimiento, de manera vivencial. En el sector de la salud, hemos tenido un acercamiento muy importante para trabajar acciones conjuntas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, a través de módulos

1998Maloka2009

4

interactivos e itinerantes, con los cuales hemos recorrido las distintas localidades de la ciudad para incentivar, de una forma atractiva y con el uso de tecnologías, hábitos saludables en todos los ciclos vitales. De igual forma, ha sido un actor clave en desarrollo del programa Salud al Colegio, en desarrollo de nuestras actividades de nutrición, higiene, vacunación y manejos de las discapacidades. Maloka ha sido un gran aliado en la divulgación masiva de las medidas preventivas del virus pandémico AH1N1. De igual forma, en el frente del desarrollo económico y de la Bogotá Global que estamos construyendo, Maloka se ha convertido en un socio determinante para promover la Red de Empresarios Innovadores, por la cual ya han pasado 900 Mipymes de la ciudad que han adquirido conocimientos para la incorporación de innovaciones en sus procesos de gestión así como en los productos y servicios que ofrecen, transformando la dinámica de sus empresas. Con ella, actualmente estamos construyendo el Sistema de Monitoreo y Orientación sobre nuevas Formas de Trabajo y Ocupación que busca orientar a la ciudadanía sobre la demanda de capital humano requerido según las apuestas productivas estratégicas de la ciudad. Y, por supuesto, Maloka no podía estar ausente en el sector cultura. Su gran Cine Domo se ha convertido en uno de los escenarios de la oferta del séptimo arte de la ciudad, con gran énfasis en el conocimiento de nuestro planeta y en la promoción del cuidado del ambiente y del medio natural. Ha sido también fundamental en el fortalecimiento del trabajo que adelantamos con el Planetario Distrital, en particular con el programa Noche de Estrellas. Por todo ello y por ser el mejor aliado en el desarrollo de nuestra política de ciencia y tecnología celebramos los 10 primeros años de Maloka y le auguramos los mejores éxitos en desarrollo de su vasta agenda de saber, para beneficio de todas y todos los bogotanos.

Samuel Moreno Alcalde Mayor de Bogotá 1998Maloka2009

5


“MI CASA ESTÁ VIVA”

Maloka

Canción oficial Maloka 10 años

Letra y Música: Roberto Camargo Derechos reservados de Autor. 2008 Mi casa está viva Y está creciendo, Hombro a hombro, Mano a mano, Boca a boca. Mi casa es tan grande Como el Universo, Porque el Universo es grande, Como esta Maloka, Como mi Maloka...

En esta casa se tejen los sueños Son sueños donde descansa el amor, Amor es lo que sustenta la tierra Porque un mañana sin guerras Es un mañana mejor. Mejor es cuando se estrechan las manos, Mejor si son distinto color, Mejor cuando la paz se hace a peldaños Para que en otros 10 años nazca una nueva ilusión. En esta casa florece la vida La vida lleva a la ciencia a vivir, La ciencia para encontrar las salidas Para curar las heridas, Pa´ alegrar el porvenir. El porvenir que se escribe en presente, Presente es lo que te quiero decir, Decir que hagamos del conocimiento La razón del sentimiento Para volver a reir.

La Tierra le ha dado 10 vueltas al sol desde aquel día en que Maloka, haciendo honor a su logo, se sintonizó con el Universo para proponer a Colombia nuevas rutas de aprendizaje, crecimiento y formación de ciudadanos más libres, integrales y participativos, a través de la apropiación social del conocimiento. Esta ruta de aprendizaje se ha venido cumpliendo gracias al trabajo y participación de millones de personas que con sus sueños y acciones han aportado a la construcción de Maloka, así como a su crecimiento y consolidación a través de los múltiples programas que a lo largo de estos diez años han tomado vida y ganado un lugar importante para cada uno de los ciudadanos que han participado en ellos. Maloka es una idea visionaria hecha realidad gracias a la actitud decidida, generosa y de gran compromiso de personas e instituciones de todos los sectores; del gobierno Nacional y Distrital, de la empresa privada, las Universidades, organizaciones no gubernamentales, asesores científicos, consultores, artistas, líderes en todo el país donde Maloka ha estado con sus programas, así como de la gran cantidad de docentes, jóvenes, familias, niños y niñas que con sus sonrisas y aprendizajes han dado valor a esta apuesta.

Es también el momento de compartir a través de estas páginas una síntesis de nuestra historia institucional, sus programas y proyectos, la manera en que se han construido, los logros que se han obtenido y los retos actuales y futuros de la organización. Cuando se revisa esta historia, sorprende la diversidad de estrategias que se han emprendido, la multiplicidad de públicos atendidos, así como la gran cantidad de personas e instituciones que se han aliado con Maloka para construir cada una de las propuestas que desde esta red de talentos y voluntades han sido puestas al servicio del país. Es esta construcción colectiva, la que día a día nos demuestra que juntos podemos tejer un futuro mejor para todos y que seguiremos adelante, aprendiendo de la experiencia y trabajando con el mismo amor y empeño del primer día. Queremos a través de este relato rendir un homenaje a todos aquellos que han participado en la construcción de esta historia, y aunque las páginas no son suficientes para narrar cada una de las actividades y alianzas que hemos emprendido, no podemos dejar de reconocer el apoyo, entusiasmo y comprensión de una gran cantidad de actores en esta ruta, a todos y a cada uno de ellos. ¡Gracias!

Este libro es la gran oportunidad para agradecer infinitamente a todas estas personas e instituciones que con su ser han contribuido al propósito de consolidar una propuesta de aprendizaje a lo largo de la vida, tejiendo entre ciencia, tecnología y ciudadanía una relación más prolífica y encausada a mejorar la calidad de vida de diversas comunidades en nuestro país.

1998Maloka2009

6

Nohora Elízabeth Hoyos Trujillo. Directora General de Maloka

1998Maloka2009

7


MALOKA Red de talentos y voluntades

MALOKA, Mirada diagnóstica

CAPÍTULO 3 2006−2009

CAPÍTULO 2 2001­−2005

CAPÍTULO 1 1991–2000

Capítulos

CAPÍTULO 4 2010 y a futuro

NUESTRA IMAGEN

Para leer este libro Testimonios

El presente libro documenta la trayectoria de Maloka a lo largo de más de diez años de trabajo, explora los tiempos en que el proyecto fue un sueño o un garabato en un papel, recorre los primeros pasos, su construcción y extensión en formas reales virtuales y móviles; recoge tanto los triunfos y las crisis como los momentos de cambio. Es importante aclarar que no alcanza a abarcar todos los acontecimientos y sus protagonistas La estructura del libro se presenta en cuatro capítulos que permiten ver fácilmente la gestación y nacimiento, los momentos de crecimiento, los retos propios de la consolidación, las apuestas, acciones y sueños de futuro.

Fichas

El lector encontrará a lo largo de las páginas momentos y situaciones que se cuentan paso a paso y la narración total describe la trayectoria en la que se materializa una apuesta de país. Cada capítulo va acompañado por diferentes testimonios de personas que han estado cercanos a Maloka en diferentes momentos, como asesores, aliados, comunidad en general, o como parte del equipo de trabajo. También cuenta con fichas en las que se resumen los diferentes programas que Maloka ha ido desarrollando para el cumplimiento de su misión y sus objetivos. Al final de cada uno de los capítulos se presenta una línea de tiempo que resalta sucesos mundiales, hechos de la ciencia y actividades de Maloka en una especie de diálogo entre su actuar local y el correr de la historia.

Líneas de tiempo

Como capítulo de cierre se incluye un resumen del informe que evalúa el impacto de Maloka, realizado por Patricia Castellanos y el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología. Este contenido enriquece el libro con una mirada externa que ha sondeado el posicionamiento, la actuación y el alcance de Maloka. El texto deja unos retos de futuro para la actuación de Maloka. Como un regalo para los lectores, se entrega Maloka Interactiva, libro que incorpora una colección de experimentos clásicos de las Temporadas de Maloka que recuperan las actividades y vivencias que maravillaron a los participantes. Allí se deja algo de la interactividad y fascinación que también son parte de la memoria de la apropiación social de la ciencia y la tecnología promovida desde Maloka.

“El logo habla de una dinámica del ser humano pero habla de algo mucho más allá y que engancha sobre cierta atmósfera que tiene Maloka, la implicación de galaxia es una dimensión de mucho vuelo, más amplia, más fuerte y el logo tiene ese contenido” Ángel Beccassino. Publicista.


Maloka

Misión Contribuir a la apropiación social de la ciencia, la tecnología y la innovación, generando pasión por el aprendizaje y el conocimiento, espíritu crítico y proactivo y conciencia sobre su trascendencia e impacto en la vida cotidiana y en el desarrollo social, económico y cultural de los colombianos.

Visión En 2011, la corporación Maloka aporta significativamente al enriquecimiento de la cultura colombiana, a través de la generación y la apropiación del conocimiento y de la innovación. Es una organización de excelencia, basada en principios y valores, reconocida a nivel nacional e internacional, con una estructura financiera sólida y un equipo humano altamente calificado y apasionado.

Valores y Principios En Maloka, los principios se basan en el amor y en una capacidad transformadora que no tiene límites.

• • • • •

1998Maloka2009

10

Amor Valentía Respeto Compromiso Honestidad

1998Maloka2009

11


Maloka

MUNDOS MALOKA

Objetivos de Maloka

CENTRO INTERACTIVO

Fuente: Estatutos de la Corporación Maloka, 1997.

• Incentivar la Apropiación Social de la Ciencia y la Tecnología a través de temas atractivos, cautivantes, comprensibles y asequibles para todos. • Llegar a ser un Centro científico, de investigación, cultural, turístico y recreativo. • Aclarar y reforzar conceptos y principios científicos de manera interactiva. • Mostrar la utilidad, incidencia e importancia de la ciencia y la tecnología en la vida diaria y en el desarrollo de la ciudad y del país. • Atraer futuros profesionales y tecnólogos hacia las actividades de investigación básica, desarrollo tecnológico e innovación. • Concientizar a los colombianos de hoy y de mañana, de que para ser competitivos y exitosos en mercados globales es esencial incorporar permanentemente nuevos desarrollos científicos y tecnológicos a sus actividades y procesos productivos. • Capacitar a profesores de ciencias, para la enseñanza amena, alegre, aplicada e interactiva de estas disciplinas.

1998Maloka2009

12

• Complementar y apoyar los currículos de ciencias de los planteles educativos, mediante esquemas no formales que aclaren y refuercen conceptos y principios científicos y técnicos y que muestren de manera divertida su aplicación y funcionamiento. • Colaborar en el fomento de la cultura y el turismo en la ciudad y en el país. • Ofrecer un lugar de esparcimiento y recreación para el uso del tiempo libre. • Servir de modelo o proyecto piloto para promover y facilitar la creación de otros centros interactivos en diferentes ciudades del país y promover la creación de la Asociación Nacional de Centros Interactivos. • Investigar sobre formas de enseñanza interactiva, pedagogía interactiva y sobre material didáctico interactivo. • Los demás que le sean afines y que sean necesarios para el cumplimiento de sus objetivos.

MALOKA VIRTUAL

MALOKA SIN FRONTERAS


1997 - 2000

Maloka

Maloka es un proyecto magnífico que hará soñar a los visitantes, aún antes de que tomen contacto con las maravillas que ustedes expondrán George Charpak, Premio Nobel de Física – Francia

1998Maloka2009

14

1998Maloka2009

15


1997 - 2000

1 1. PRIMEROS VIAJES DEL EQUIPO DEL PROYECTO A REVISAR MEJORES PRÁCTICAS. ÁLVARO MEJÍA, EDUARDO POSADA PhD, NOHORA ELÍZABETH HOYOS Y MIEMBROS DEL MUSEO DE CIENCIAS DE BOSTON.

Maloka: un sueño del otro mundo

La

inquietud permanente de un grupo de científicos colombianos por hallar la fórmula de volver la ciencia, la tecnología y la innovación un asunto de todos, fue la que condujo a Maloka, una marca que nació bajo la filosofía del aprendizaje no formal y para toda la vida con el reto histórico de contribuir a la transformación cultural del país. Maloka se define a sí misma como un Programa nacional de proyección internacional del cual hacen parte tres mundos: Maloka Virtual, en la web ; Maloka sin Fronteras, por toda Colombia y en el exterior; y Maloka-Centro Interactivo, cuya sede se ha constituido en uno de los más reconocidos íconos posmodernos de Bogotá. Desde estos mundos, Maloka sigue creciendo y mirando al futuro como el mejor referente de una ciudad y un país que se la juega por el aprendizaje, el conocimiento y la innovación.

1

1. CENTRO INTERACTIVO MALOKA.

1998Maloka2009

16

El sueño colectivo que desembocó en este gran proyecto, liderado por la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC), se hizo realidad en aproximadamente seis años. En coherencia con la definición que las directivas de Maloka le dan al sentido mismo de esta Corporación privada sin ánimo de lucro, al considerarla una red de talentos y voluntades, su historia da cuenta de la manera como se ha ido tejiendo este Programa. Primero, fue necesario abonar el terreno para convencer al Gobierno, a los líderes políticos, a los empresarios y a los gremios, de que el país debía asumir integralmente el compromiso de facilitarle a la sociedad escenarios y herramientas para apropiarse de la ciencia y la tecnología, para hacer del conocimiento científico y tecnológico un bien público que propicie un mayor desarrollo económico y social. Una tarea titánica que, como toda gran empresa, se hizo a base de iniciativa, perseverancia, disciplina y mucha creatividad por parte del grupo de soñadores.

había sido presidente de ACAC. Esa llamada me cambió la vida. Yo le dije, acabo de llegar de Estados Unidos, quiero hacer ciencia, pero también quiero ser voluntaria de ACAC para desarrollar estrategias de cambio...Él me dijo listo, venga y hablamos...Creamos entonces el primer Comité de Ciencias de la ACAC”. Esa corta conversación, a mediados de los 70, quedó grabada en su memoria, porque fue así como se encendió la llama del proyecto que ha marcado su vida personal y profesional.

El Doctor en Física Eduardo Posada, y la bióloga molecular Nohora Elízabeth Hoyos, fueron los encargados de tomar las banderas de este singular proyecto. Ella, jefe de Biología Experimental del Instituto Nacional de Cancerología, impregnada por la energía de la profesional recién egresada que retornaba al país con la firme decisión de difundir el conocimiento, contactó a la ACAC -Asociación de la cual fue cofundadora- con el fin de hacer parte de las redes de científicos de Colombia. “...llamé y me contestó un personaje visionario, Alberto Ospina Taborda. Fue el primer director de Colciencias y

En ese espacio de encuentro científico, Nohora Elízabeth fortaleció la idea de promover el conocimiento de la ciencia y la tecnología en todas las esferas sociales. “Yo estaba muy impresionada de ver en mi trabajo cómo se moría la gente más que por la enfermedad, por ignorancia”, recuerda, al hablar de su paso profesional por el Cancerológico, de la década del 70 a la del 90.

1 2

25 años creando futuro: ACAC, Lisbeth Fog Corradine, primera edición 1995. 25 años creando futuro: ACAC, Lisbeth Fog Corradine, primera edición 1995.

Al Comité de Ciencias de ACAC se vinculó posteriormente el doctor Posada, en 1978, por delegación de la Sociedad Colombiana de Física, en la que se desempeñaba como vicepresidente. Por estatutos de la organización, a tal grupo pertenecían todos los vicepresidentes de las sociedades y asociaciones científicas1. “A pesar de no saber muy bien de qué se trataba, me di cuenta que podía ser un elemento importante para hacer política científica”2.

El impacto vivido en su trabajo la llevó a reflexionar sobre la imperiosa necesidad de aportar a la construcción de una sociedad consciente de que puede

1998Maloka2009

17


1

1997 - 2000

Eso fue amor a primera vista. Cuando se decide construir Maloka le pedimos a todo el grupo de ingeniería que nos apoyara desde su conocimiento intelectual. Su especialidad puesta en manos de lo que iba a ser el centro de ciencia y tecnología. Ahí surgió la idea del teatro de proyección de películas científicas en gran formato. Así emergió el Cine Domo.

aprender permanentemente para enfrentar retos, para tomar decisiones, para aportarle al desarrollo nacional, para ser más libres. Por eso contribuyó a rescatar las Ciencias Sociales de un contexto nacional en el cual no se percibían suficientemente valoradas ni respetadas. Desde su óptica, “sin las Ciencias Sociales, las exactas pierden contexto y pertinencia. Las Ciencias Exactas ofrecen conocimientos ciertos y medibles, las sociales permiten apropiarse de éstos para cambiar la realidad social y económica de un país como el nuestro”. Así lo ha ido pregonando en todos los escenarios donde la invitan a exponer la filosofía de Maloka, convencida de que la Ciencia, la Tecnología y la Innovación deben

Para Maloka, la relación entre disciplinas configura el conocimiento de manera integral.

SER HUMANO, SOCIEDAD

Ciencias exactas, fisicas y naturales

Ciencias sociales

Filosofía / Matemáticas

ENTORNO, UNIVERSO

Física, Geología Astronomía Biología, Química

MÉTODO CIENTÍFICO

1998Maloka2009

18

3 4

Ibidem Ibidem

Antropología Sociología, Psicología Economía, Educación Administración OTROS MÉTODOS

1. LOTE UBICADO EN CIUDAD SALITRE, 1997. 2. INICIO DE OBRA SUBTERRÁNEA, 1997.

Álvaro Mejía,

3. PRIMER CERRAMIENTO DE LA OBRA, 1997.

2008. Arquitecto de Maloka.

formar parte del quehacer de un país que busca ser cada día mejor. Con las ideas que se planteaban y que se analizaban en el Comité Científico se fue construyendo toda una estrategia política de Ciencia y Tecnología para el país. A través de actividades como los almuerzos científicos, que se hicieron famosos al interior del gremio, un boletín institucional y diversas discusiones, en 1984 se empezaron a redactar propuestas concretas de legislación en Ciencia y Tecnología para Colombia3. Todas las iniciativas apuntaban en la misma dirección: generar conciencia social sobre la necesidad de conocer para contribuir al desarrollo económico del país, para mejorar la calidad de vida, para ser libres a la hora de tomar decisiones, para no depender de unos pocos en nuestro entorno, en nuestra vida cotidiana. Cuando la ACAC eligió a Eduardo Posada como presidente y a Nohora Elízabeth Hoyos como vicepresidenta, en 1986, los integrantes del Comité Científico se vincularon a la junta directiva de la Asociación y se afianzó el propósito de formular un proyecto de Ley de Ciencia y Tecnología para el país4. Como si se tratara de un álbum fotográfico, Nohora Elízabeth abre esa página del recorrido histórico de Maloka. Fue en el Café de Rosita, un sitio tradicional del histórico barrio La Candelaria, en el centro colonial de Bogotá, donde ella propuso la idea. Luego la trasladó a Colciencias y el subdirector de entonces, Jorge Ahumada, acogió la iniciativa, que fue liderada por el director de la entidad, Pedro Amaya (q.e.p.d) y líderes de otras organizaciones.

Simultáneamente con ese reto, en 1987 ella propuso y lideró la institucionalización de 1989, como el Año Nacional de la Ciencia y la Tecnología. Buscaba, con las actividades y el impacto esperado en el país, impulsar la aprobación de la Ley de Ciencia y Tecnología por parte del Congreso de la República. Más adelante, en 1990, ella fue nombrada directora ejecutiva de ACAC, con lo cual se instaló en la sede de la organización, en el Edificio Camilo Torres del campus de la Universidad Nacional de Colombia. La realización del Año Nacional de la Ciencia y la Tecnología cumplió su cometido. El presidente Virgilio Barco (q.e.p.d) sancionó la Ley de Ciencia y Tecnología -Ley 29 de 1990. La ACAC recibió numerosas cartas de felicitación cuando en Colombia se formalizó la Ley porque, si bien Colciencias organizó e impulsó su aprobación, fue la Asociación junto con la Fundación Andina para el Desarrollo Tecnológico (Tecnos), la que tuvo la idea inicial, apoyó estrechamente a Colciencias en todo el proceso y recorrió los pasillos del Congreso de la República. Toda una labor permanente y constante que le mereció el aplauso de sus miembros y simpatizantes5.

2

3

Un año más tarde, la nueva Carta Constitucional de Colombia6 incluyó el fomento y el apoyo a la Ciencia y la Tecnología como factor de desarrollo del país. Ese mismo año, el presidente Gaviria expidió los decretos reglamentarios de la Ley 29, terreno abonado para la creación del centro de apropiación social de la ciencia y la tecnología que ya se venía contemplando con el grupo de líderes de la ACAC.

5 6

25 años creando futuro: ACAC, Lisbeth Fog Corradine, primera edición 1995 Constitución Nacional de Colombia, 1991.

1998Maloka2009

19


1997 - 2000

Eduardo Posada, 2008.

Presidente Junta Directiva Maloka.

Yo recuerdo que Rafael Obregón estaba tratando de cuadrar un ‘mono’ y en una reunión pintó en una servilleta un prisma y me dijo usted decide si hacemos el edificio en subterráneo. A mí me parecía terrible tomar esa decisión, pero según ellos los costos se reducían bastante. Me demoré varios días para contarle a Nohora la decisión, porque ella estaba muy enferma y no le gustaban los espacios encerrados, pero al fin me arriesgué y le conté. Contrario a lo que yo pensaba, casi se muere de la felicidad.

Como antecedente particular para la gestación de lo que sería Maloka figura el Museo de la Ciencia y el Juego7, creado en 1984. Esta iniciativa del físico Julián Betancourt, junto con otros docentes del Departamento de Física de la Universidad Nacional de Colombia, fue un aporte interesante para Maloka. Espejos, imanes, corrientes, constituían la primera puesta en escena de la ciencia como una actividad lúdica de aprendizaje en una estrategia pedagógica para acercar el saber científico a todos los colombianos. El Museo de los Niños, proyecto desarrollado bajo el gobierno del presidente Belisario Betancur, a mediados de los 80, también se constituyó en otro antecedente de centros interactivos. El modelo fue tomado del Museo de los Niños que funciona en Caracas (Venezuela). El propósito compartido de contar con un escenario científico y tecnológico al alcance de todos fue fortaleciéndose en certámenes como ExpocienciaExpotecnología, feria de la ciencia y la tecnología que se realiza cada dos años en Corferias8 y cuya organización inició la ACAC, en 1989, en el marco del Año Nacional de la Ciencia y la Tecnología. En el evento, la Asociación ha cumplido con su objetivo de abrir espacios participativos para la difusión del conocimiento sobre innovación, ciencia y tecnología9. Ingredientes básicos para el reto de construir una sociedad y una economía basadas en esos pilares.

1998Maloka2009

20

7 8 9 10

Unión de esfuerzos En 1991, cuando la ACAC organizó por segunda ocasión Expociencia10 en el recinto de Corferias, se dio uno de los momentos claves para la creación de Maloka. El grupo de diseño de Ciudad Salitre –proyecto de desarrollo urbano trazado por el ex presidente Virgilio Barco e impulsado por el ex alcalde mayor de Bogotá, Julio César Sánchez (q.e.p.d), en el centro geográfico de Bogotá– tenía la idea de aprovechar uno de los lotes de uso común para la construcción de un museo o algo similar. Ciudad Salitre, concebida como una “ciudad dentro de la ciudad”, se constituyó bajo la figura de una fiducia del Banco Central Hipotecario para desarrollar 247 hectáreas en esta zona de la capital, recuerda la abogada Adriana Rivera, quien por esa época trabajaba como Jefe del Departamento Jurídico de Ciudad Salitre y más tarde fue vinculada como asesora jurídica de Maloka. Precisamente, Guillermo Gómez, director del proyecto, había estado de vacaciones en San Francisco, Estados Unidos, y luego de visitar El Exploratorium, había quedado entusiasmado con la idea de hacer un lugar así en Ciudad Salitre. Era tal su convicción de hacer un museo, que el Director del Exploratorium fue invitado a Bogotá para analizar la propuesta. Muy cerca a Ciudad Salitre, en su oficina, los directivos de ACAC, pensaban en algo muy parecido. Nohora Elízabeth recuerda que luego de haber visitado el parque de la ciencia y la industria La Villete, en París, pensó: “Yo quiero algo así en Colombia, pero mejor...”.

El Museo de la Ciencia y el Juego, creado en 1984. Pionero de los museos interactivos en Colombia. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias. Centro Internacional de Ferias y Exposiciones de Bogotá, 1989. 25 años creando futuro, ACAC. Lisbeth Fog, 1995 Expociencia-Expotecnología es la feria más importante que en ciencia, tecnología y educación se realiza en Colombia desde 1989. Es un espacio creado para dar a conocer los avances científicos, desarrollos tecnológicos y adelantos investigativos que se vienen realizando en Colombia. ACAC.

Eso de hundir el edificio no estaba pensado, fue ‘chepa’. Si hubiéramos tenido plata lo habríamos hecho en la altura, pero eso es lo que pasa en la arquitectura y en el diseño urbano, que la mitad de las cosas son fortuitas. Todo eso fue accidental y ha funcionado muy bien. Aquí nunca utilizamos los techos de las edificaciones, pero en este caso sacamos el edificio y además pudimos aprovechar el techo para una gran plaza.

Por una afortunada coincidencia, los intereses dispersos de hacer un Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología en Bogotá se juntaron. En momentos en que se estaba realizando Expociencia, el ingeniero Gómez buscó allí aliados para su idea. Este episodio histórico lo recuerdan Eduardo y Nohora Elízabeth, como un momento trascendental en el sueño de Maloka. “Yo contaba en todas partes el sueño de construir el Centro Interactivo. Se lo dije a Hernando Restrepo –en ese entonces director de Corferias– cuando ya íbamos en la segunda versión de Expociencia. Un día él me dijo: hay una persona interesada en escuchar su historia y nos citó para hablar con ella. Era Mariela Tobón, coordinadora comercial del proyecto Ciudad Salitre”, recuerda. Les dijo que su jefe, Guillermo Gómez, director de la Urbanización Ciudad Salitre, quería hablar con los organizadores de Expociencia. “Él nos contó que había visitado el Exploratorium de San Francisco y que había estado pensando muy seriamente en tener algo parecido en Ciudad Salitre.... Le dijimos que la Asociación había tenido planes en esa dirección, que por qué no aunábamos esfuerzos para concretar un proyecto”, cuenta el doctor Posada, presidente de ACAC.

Rafael Obregón,

2008. Asesor urbanístico Ciudad Salitre al inicio del Proyecto.

1

1. EQUIPO DE MALOKA EN EL CAMPAMENTO. GLORIA MARÍA BORRERO CUBRE SU EQUIPO DEL SOL Y DE LA LLUVIA, 1998.

2

2. AVANCES DE LA OBRA, 1998.

Fue de esa manera como quedó preliminarmente sellado un pacto de trabajo conjunto, en un terreno de dos hectáreas (20.000 metros cuadrados), en medio del amplio sector residencial urbano de la nueva Bogotá en que se constituyó Ciudad Salitre. En ese espacio, se le daría vida al proyecto que se ha vuelto epicentro de este sector residencial, de Bogotá y del país, en materia de apropiación social de la ciencia y la tecnología.

1998Maloka2009

21


1

1997 - 2000

1. PRE INAUGURACIÓN DE LA OBRA, 1998.

Veo a Maloka como una institución en permanente evolución, siempre a la vanguardia, siempre emprendedora, desarrollando nuevos proyectos como lo ha hecho durante estos diez años, en constante evolución, como la ciencia misma.

El primer proyecto Con la gran motivación de contar con el sitio para desarrollar su iniciativa, los líderes de ACAC y su equipo se dieron a la tarea de buscar recursos para diseñar un proyecto en el lote disponible. Se trataba de un lote del Distrito de Cesión Tipo A, de manera que había que buscarle la figura que permitiera entregárselo a Maloka, una organización que todavía no se había constituido en ente jurídico. “Como coordinadora jurídica de Ciudad Salitre tuve que ver con todo el proceso de cesión de este lote, que era la Supermanzana 1-15, al Distrito, para que a su vez se pudieran hacer las obras del museo”, explica la abogada Adriana Rivera. En diciembre de 1991 se obtuvieron los primeros recursos para realizar el estudio de prefactibilidad del proyecto, pues era claro que contar con el terreno en un sector tan privilegiado, no era suficiente para darle viabilidad a Maloka, que por ese entonces todavía no recibía este nombre. Se hablaba de un museo, de un centro de ciencias, de un Centro Interactivo, nada más. Había que elaborar un proyecto y ello requería recursos. Gracias a la gestión propia de la ACAC, tanto Eduardo Posada como Nohora Elízabeth Hoyos tenían contacto con el director del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonade). “A finales del 91, Nohora Elízabeth llamó al director de esa institución y le contó que existía esa propuesta del museo y que si él podría eventualmente apoyar un trabajo en ese sentido. Él nos dio alrededor de tres millones de pesos para hacer un anteproyecto, entonces le contamos a Guillermo Gómez, de Ciudad

1998Maloka2009

22

11 12

Entrevista Eduardo Posada, 2008. Universidad Javeriana, 1995.

Mauricio Rodríguez, 2008. Ex Rector del CESA.

2. PRE INAUGURACIÓN DE LA OBRA. PAUL BROMBERG, MAGOLA DELGADO, HERNÁN JARAMILLO Y EMILIO QUEVEDO, 1998. 3. LA OBRA CONTINÚA, 1998.

Salitre. Se puso muy contento y armamos un grupo de trabajo para mejorar la propuesta”11. Estaba integrado, entre otros, por Álvaro Mejía y Gonzalo Vargas, arquitectos de Ciudad Salitre; Julián Betancourt, director del Museo de la Ciencia y el Juego; Bernardo Gómez, físico de la Universidad de los Andes, las biólogas del Centro Internacional de Física (CIF), María Cecilia Angulo y Paula Parra; Raúl Viveros, asesor financiero, y desde las Ciencias Sociales Ana Weiss y Rubén Ardila, además de Nohora Elízabeth Hoyos y Eduardo Posada. El grupo de pioneros de Maloka seguía creciendo.

Misión visionaria En 1993, una iniciativa gubernamental termina acercando más el sueño a la realidad. Atendiendo una propuesta del científico Rodolfo Llinás, el presidente César Gaviria convocó ese año a la Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo, más conocida en los medios como la Misión de Sabios12. El selecto grupo estaba conformado por líderes de las ciencias exactas, sociales y del arte: Eduardo Aldana, Luis Fernando Chaparro, Gabriel García Márquez, Rodrigo Gutiérrez, Rodolfo Llinás, Marco Palacios, Manuel Elkin Patarroyo, Eduardo Posada, Ángela Restrepo y Carlos Eduardo Vasco, como coordinador general. En calidad de integrante de la misión, Eduardo Posada escogió como tema de discusión y trabajo, la apropiación social de la ciencia, la tecnología y la innovación. Justamente él propuso el concepto de apropiación al interior de la Misión, cuando se buscaba la mejor palabra para impulsar ese eje temático. “La terminología usual es divulgación,

difusión, popularización, comprensión pública de la ciencia. La idea era usar un término más acorde, no sólo que el científico le cuente al público qué está haciendo, sino que la gente reconozca que la ciencia es importante desde el punto de vista económico, político, que aprenda a participar y a usarla que se apropie de los beneficios de ésta”, explica.

2

Inspirado en el término, el doctor Posada tituló el libro que debía escribir como integrante de la Misión de Sabios: La apropiación social de la ciencia y la tecnología, la cual contó con la colaboración de Nohora Elízabeth Hoyos, Carmen Elena Carvajal, Álvaro Pantoja y Mariela Marín. La Directora de ACAC continuaba aprendiendo, como lo venía haciendo desde años atrás, sobre centros interactivos de ciencia y tecnología para compartirlo con su equipo de trabajo. “Me invitaban a muchas reuniones internacionales y aprovechaba para conocer centros interactivos; recogí tanta información -incluyendo fotos y videos- que logré crear una de las mejores bibliotecas del mundo, con información en profundidad de más de 80 centros interactivos similares”, recuerda con satisfacción.

3

Los caminos de aprendizaje recorridos por Nohora Elízabeth y el equipo de ACAC, fueron enriquecidos con la vinculación a la Asociación Internacional de Centros Interactivos (ASTC). “Empecé a asistir para aprender de los que habían recorrido una trayectoria importante. En ese escenario llegué con un papel y un lápiz a decir que venía de un país en crisis, que teníamos un sueño, pero no teníamos plata. Algunos líderes del sector me miraban con caras de compasión; otros, de sorpresa”. No era para menos, comenta hoy,

1998Maloka2009

23


1997 - 2000

Yo tengo que contar el cuento de Maloka en relación con Salitre, porque están articulados. Nadie quería irse para allá. Todos los urbanizadores me dijeron que no había ninguna posibilidad de desarrollar Ciudad Salitre, que el Gobierno iba a tener que hacer el equivalente a Ciudad Tunal o a Ciudad Kennedy, porque el sector privado no se le medía a un proyecto como este. Entonces, necesitábamos hacer algo que pudiera convertir a Ciudad Salitre en referente y ese algo tenía que ser un hito, y lo encontramos accidentalmente en el Exploratorio de San Francisco, que era equivalente a Maloka en Estados Unidos.

al recordar que justo por esos años Colombia padecía una de las temporadas de peor imagen en el exterior por causa del terrorismo que generaron el narcotráfico y los grupos armados ilegales. Una de estas visitas la hizo a Chicago, donde se reunió con el Premio Nobel de Física, León Lederman, líder mundial en física de Partículas. El científico, reconocido por su alto nivel de compromiso con la educación y apropiación de la ciencia por todas las comunidades, había construido, por iniciativa propia, un pequeño centro interactivo al lado del Fermilab, donde le mostró estrategias de comunicación muy interesantes con la comunidad. Lederman fue el creador del programa Pequeños Científicos. “Él me motivó aún más para seguir adelante, como lo hace en su libro The God Particle (La Partícula Divina)”13.

Un gran voto de confianza En desarrollo de la Misión de Sabios, varios personajes de la vida nacional fueron permeados con la iniciativa, lo que influyó decididamente en el apoyo que posteriormente se le brindó a Maloka. Por ejemplo, el ex ministro José Antonio Ocampo se entusiasmó especialmente con el proyecto. Ese interés lo llevó a brindarle todo el apoyo oficial cuando se desempeñó como Director de Planeación Nacional. Desde Fonade se asignó, en el 94, la suma de $20 millones para realizar el estudio de factibilidad del Centro Interactivo y robustecer el grupo de trabajo. Años más tarde, como ministro de Hacienda, -Ocampo se mantuvo como uno de los más entusiastas seguidores del sueño

1998Maloka2009

24

13

Acompañando a los formadores

Para aprender con los que educan

Rafael Obregón, 2008. Asesor urbanístico Ciudad Salitre, al inicio del Proyecto.

Maloka

de Maloka. Nohora Elízabeth recuerda que él llevaba a sus compañeros de gabinete ministerial a conocer el proyecto cuando se había iniciado la construcción. Incluso un día llegó muy a las seis de la mañana, con el ministro de Cultura de entonces, Ramiro Osorio, quien tenía enyesada una pierna a raíz de un accidente y tuvo que movilizarse aparatosamente en muletas para descender hasta el proyecto en obra. Una delegación, integrada por Eduardo Posada, Nohora Elízabeth Hoyos, Álvaro Mejía e Inés de Mosquera, viajó a conocer museos de otras tierras, para alimentar el proyecto. Estuvieron en Seattle, Estados Unidos, en Toronto, Canadá, y en Ciudad de México. Con los resultados de esta exploración se logró completar la propuesta. “Fue un proceso muy lindo, tratamos de hacer una investigación, mirar los centros interactivos más importantes, para que el que se hiciera en Colombia estuviera a la altura de los mejores, a la vanguardia”, explica Inés de Mosquera, quien tenía la tarea de coordinar la realización del estudio y del plan estratégico de Maloka, bajo el liderazgo de los gestores del proyecto. De especial trascendencia fue la confianza depositada por el entonces director del Instituto Distrital de Cultura y Turismo (IDCT), Paul Bromberg, en el soñado proyecto, durante la primera administración del ex alcalde Antanas Mockus. A través de Fabio Chaparro (q.e.p.d), físico y compañero de docencia en la Universidad Nacional de Colombia, Bromberg estaba enterado del proyecto y le asignó $2.000 millones del presupuesto distrital. Nohora Elízabeth recuerda con especial entusiasmo el día que recibió la llamada de Paul Bromberg. “...llamo para contarte que Antanas

El libro The God Particle fue escrito para que la comunidad en general pudiera entender algunos de los temas densos de la ciencia.

Los maestros encuentran en Maloka un aliado para su trabajo La propuesta de Maloka con sus

desarrollo. Por nuestra programación

coequiperos permanentes, los maestros,

han pasado más de 10.400 maestros.

ha sido propiciar espacios de formación,

Nuestra publicación periódica para

fundamentados en la socialización,

maestros, denominada Encuentro,

emulación y transferencia de prácticas

propone temáticas y abordajes posibles

exitosas y de claves para su quehacer

en el aula. En su versión impresa hemos

cotidiano. En múltiples espacios que

llegado a la Edición No. 18, cada una

facilitan el diálogo con expertos en

con un tiraje de diez mil ejemplares; su

ciencia y tecnología, con formadores de

versión virtual inició desde el año 2008.

1

larga trayectoria, con otros maestros en un ejercicio para el encuentro entre pares,

Con el fin de responder a las necesidades

o a través de las herramientas virtuales y

de actuar colectivamente hoy, se creó

físicas, se ha dispuesto una amplia oferta

desde el año 2003 la Red de Profes

para que cada maestro pueda interactuar

Maloka, espacio de encuentro, donde

y apropiar las experiencias de formación,

las ideas, experiencias, dudas, aciertos

actualizar su propio conocimiento en

e innovaciones llevan a que el docente

distintos campos del saber y validar su

encuentre opciones para su labor desde

propio trabajo.

el trabajo colaborativo. Actualmente

1. DOCENTES PREPARANDO LA VISITA DE SUS ESTUDIANTES.

2

2. DOCENTES EN TALLER.

existen 5.800 registros activos en la base Los espacios se brindan a través de la

de datos de la Red y contamos con una

programación, donde a través de talleres,

comunidad virtual que enriquecen todos

charlas y cafés, los maestros socializan

los participantes.

sus experiencias, comparten entre pares y realimentan su trabajo. Estos espacios se hacen más numerosos alrededor del Encuentro Anual con Grandes Maestros o los Encuentros Nacionales de PRAES Maloka, en los que se comparten experiencias en diferentes etapas de

1998Maloka2009

25


1

2

1997 - 2000

2 y 3. FIRMA ACTA DE CONSTITUCIÓN DE LA CORPORACIÓN MALOKA, DICIEMBRE 4 DE 1997.

2. CONSTRUCCIÓN DE LA MALOKA DEL SIGLO XXI.

4. EL EQUIPO DE MALOKA CELEBRA, DICIEMBRE 4 DE 1997.

“Lo que yo hice fue la locura de entregar la primera plata, ese fue el riesgo grande, yo no conocía el proyecto. Cuando me pusieron el proyecto de Cultura Ciudadana en 1994, hablé con Mockus, yo no sabía nada del tema; fue Fabio Chaparro el que me comentó que este proyecto estaba pensándose”, recuerda el ex alcalde Bromberg. Apareció entonces en el escenario Fernando Chaparro, quien en calidad de director de Colciencias y conocedor pleno del proyecto se puso la camiseta de Maloka y le aporta $7.000 millones de un empréstito internacional. “Colciencias, para fortuna de todos, tenía en ese momento en ejecución el Préstamo del BID No. 314, que eran 200 millones de dólares… oportunidad histórica15”, dice el presidente de ACAC. A Maloka se le seguían abriendo las puertas. El sueño continuaba transformándose en una fascinante realidad.

26

2 1. MALOCA INDÍGENA.

1. CONSTRUCCIÓN DE UNA MALOCA INDÍGENA. FOTO DE FERNANDO URBINA.

Mockus me acaba de nombrar Director del Instituto Distrital de Cultura y Turismo y acabo de descubrir que el Distrito lleva más de treinta años sin invertir en una organización importante, quiero apostarle a su sueño”. Fue justamente el doctor Posada el encargado de ir a recibir el cheque, en una oficina del IDCT, ubicada en La Candelaria, el barrio clásico de la Ciudad Vieja. Como se trataba de un proyecto de tal magnitud, esa suma no alcanzaba a representar la mitad del costo total de la obra, pero claro, era un avance significativo. Es de anotar que como Maloka no se había constituido aún en un ente jurídico, la ACAC estaba a cargo del manejo de los recursos y del Proyecto.

1998Maloka2009

1

14 15 16

De ancestro indígena Hacia 1996 se empieza a trabajar en los estatutos de Maloka, como tal. El nombre, tomado de las ancestrales casas de encuentro de la comunidad de indígenas huitotos del Amazonas16, fue propuesto por el físico Paulo Orozco, miembro de la junta directiva de ACAC y uno de los pioneros del grupo de trabajo a quien le correspondió ejercer como director técnico de Maloka mientras duró el receso de Nohora Elízabeth por sus quebrantos de salud. “Me vine con la idea de buscar un nombre que significara el universo, pero que fuera local, que correspondiera a nuestras culturas. Entonces, me estrellé con un libro de antropología de Thomas Edwin van der Hammen, que estaba en la biblioteca; empecé a buscar algo que significara el universo para los indígenas y encontré la descripción de la maloca, que es el sitio del conocimiento de la tribu, el sitio de reunión por excelencia; el techo de la maloca significa el universo y empezó una descripción impresionante de lo que significa la maloca y ahí fue muy simple; copié, llegué con una hoja impresa y les dije qué era la maloca”. Los chamanes, jefes y brujos de tribus indígenas colombianas y de los países vecinos, traen la sabiduría del universo desde la maloca. Significa el contacto del hombre con Dios y con el Universo, con el saber, con el compartir del conocimiento.

Maloka, 10 años, una mirada diagnóstica, 2009. El Instituto Colombiano de Ciencia, Tecnología Francisco José de Caldas, fue creado en 1969. A partir de 2009 pasa a ser Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación. Promueve las políticas públicas para fomentar la CTI en Colombia. Las actividades alredor del cumplimiento de su misión implican concertar políticas de fomento a la producción de conocimientos, construir capacidades para CTI, y propiciar la circulación y usos de los mismos para el desarrollo integral del país y el bienestar de los colombianos. La maloca representa el universo, en la cual se conjugan los diferentes saberes ancestrales entre sus residentes y visitantes con la finalidad de interactuar con el mundo. (Ladeira, 2008).

Para los creadores del proyecto que asumió este nombre en un gesto de respeto a nuestras culturas ancestrales, el significado se conecta con la cosmovisión indígena y con el encuentro de culturas: La Maloka del Siglo XXI representa escenarios de encuentro y enriquecimiento del ser humano desde un punto de vista integral, de aprendizaje, de recreación. Maloka es el universo donde conocimiento y recreación se conjugan en una sola actividad17.

3

¡Habemus estatuto y directora! La Corporación Maloka18 quedó legalmente constituida el 4 de diciembre de 1997 como una corporación de participación mixta, hija de la Ley 29 de Ciencia y Tecnología, de régimen privado y sin ánimo de lucro, con la Asamblea General como máxima autoridad. El acta de constitución se firmó ante el Alcalde Mayor de Bogotá, Paul Bromberg, en las instalaciones del Palacio Liévano19.

4

En el acto de la firma de los estatutos, cuya redacción lideró la asesora jurídica, Gloria María Borrero, se oficializó también el nombramiento de la Directora de Maloka. “Se había hecho una convocatoria, pero cuando los aspirantes se enteraban del estudio según el cual Maloka era un proyecto inviable económicamente en los primeros cinco años, se retiraban”. El gerente de Obra, Eduardo Solano, propuso a Nohora Elízabeth para el cargo y hubo consenso en

17 18 19

“Maloka, lo que hemos hecho”, Informe de gestión Corporación Maloka, 1999. Estatutos Maloka aprobados, mediante acta de diciembre 10 de 1997. Alcaldía Mayor de Bogotá, Secretaría General. Sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

1998Maloka2009

27


1

1

1997 - 2000

su nombramiento. Era el reconocimiento al liderazgo ejercido por ella desde que empezó a gestarse el proyecto. Sin preocuparse por horarios, hasta ese momento había compartido su tiempo entre la dirección de ACAC y la creación de Maloka. Mantenía en su equipo de trabajo la pasión por lo que se estaba haciendo. Hacía recorridos nocturnos por la obra, convocaba a potenciales aportantes a presentaciones elaboradas en acetato, para mostrarles el alcance del proyecto. Sugería espacios, traía material de centros interactivos de otros países. Era, sin lugar a dudas, la más enamorada de Maloka. Quizás por eso, su voz se quiebra cuando habla de mensajes que ha recibido para apoyar su causa, como la carta de Jairo Jaramillo, un antioqueño cautivado por Maloka que de la manera más espontánea le escribió, justo cuando ella se encontraba postrada en una clínica, la primera de sus dos cartas, fechada el 15 de diciembre de 1997, pocos meses antes de la inauguración oficial del Centro Interactivo: Un cordial saludo. “Permítame contarle que estoy preocupado (no como ni duermo) por lo que a simple y desprevenida vista parece una parálisis de nuestro ansiado, querido y esperado Maloka. En la excelencia de este proyecto tenemos sentadas nuestras esperanzas de una mejor calidad de vida y educación para nosotros y nuestros hijos… …Directora, no desmaye, si tiene problemas sáquelos a la luz pública; si no los tiene, consuele y reconforte a este humilde ciudadano con buenas nuevas… …Cuénteme algo, llámeme, escríbame lo que sea, pero con la verdad llana, algo que me diga es muy importante para mi y mi familia en Navidad… …¡Adelante con ese reto gigante! Cordialmente, Jairo Jaramillo Amigo (hincha, mejor) de Maloka. Silla No. 79 del Cine Domo20

1998Maloka2009

28

1-3. EL RETO DE ENTRAR EL JEPAO A LAS SALAS. LLEGÓ ANDANDO DESDE ARMENIA PARA SER PROTAGONISTA.DONADO POR LA FUNDACIÓN TODOS POR ARMENIA, 1998.

1. JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA PARA EL AVANCE DE LA CIENCIA, 1997.

20 21

Como miembros fundadores promotores de la Corporación firmaron la Alcaldía Mayor de Santa Fe de Bogotá, la ACAC, Colciencias, el Instituto Distrital de Cultura y Turismo, Conconcreto S.A. y los Ministerios de Cultura y Educación21. En calidad de miembro fundador patrocinador figuraba la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. Y como miembros fundadores visionarios, la Cámara de Comercio de Bogotá, la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol), con el Instituto Colombiano del Petróleo, la Empresa de Energía de Bogotá, la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Telecom), E.S.C. Ing., la Fiduciaria Central S.A., Fiducentral S.A., Granahorrar, Imocom, el Jardín Botánico José Celestino Mutis de Santa Fe de Bogotá, Ospinas y Cia S.A., Pérez Arciniegas y Cia Ltda., PAyC., y Robotec Inc S.A. Mientras Maloka se mantenía como proyecto, el seguimiento estaba a cargo de la Junta Directiva de ACAC, a la cual se le presentaban los avances. Posteriormente se nombra una Junta Asesora Ad Hoc. Ya constituida como corporación, se nombró oficialmente la primera Junta Directiva de Maloka. “Ahí fue el arranque, hubo un periodo de transición y en el 98 la Corporación Maloka comenzó a funcionar de manera autónoma”, explica el doctor Posada al advertir que por estatutos, la ACAC tiene la presidencia de la junta de Maloka. Como tal, el presidente de la Asociación es quien asume ese cargo. Durante la administración del alcalde Enrique Peñalosa, en 1999, después de varios debates, es aprobado en

Una manera de hacer donaciones a Maloka fue a través de las sillas del Cine Domo. El aportante recibía, simbólicamente, un número de silla. Corporación Mixta Maloka-Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología. Asamblea general de asociados, reunión de constitución. Acta no. 01, Secretaría General. Alcaldía Mayor de Bogotá.

el Concejo de Bogotá el Acuerdo No. 27, “por medio del cual se varía el destino de un bien de uso público ubicado en la Urbanización Ciudad Salitre...”. Así se logró hacer un canje con el lote donde hoy se levanta el Parque Renacimiento, de manera que éste último que era de carácter privado pasaba a ser Tipo A, y el de Ciudad Salitre quedaba como un bien fiscal que podía entregarse a Maloka22. “La alcaldía le hizo entrega del lote a la Corporación, con la condición de que si Maloka se liquida el lote vuelve al Distrito”, recuerda el doctor Posada.

2

Un Centro Interactivo bajo tierra El diseño preliminar, lo que los arquitectos llaman el primer “mono”, se hizo en Ciudad Salitre, con asesoría del equipo del proyecto urbanístico y de la ACAC. Álvaro Mejía, director de urbanismo, recuerda que el arquitecto Jorge Díaz fue encargado del tema. Con base en las observaciones realizadas durante el viaje al exterior, en busca de modelos que pudieran adaptarse a Colombia, se tomó la decisión de crear varios escenarios y diseñar un objeto que desde un comienzo se perfilara como emblema, algo simbólico que le diera identidad a Maloka. Pensando también en que el Centro Interactivo debería ser autosuficiente, se pensó en un teatro de formato gigante, pues al tiempo que enriquece las experiencias significativas de aprendizaje, provee la facilidad de innovar contenidos con mayor frecuencia.

22

Acuerdo del Concejo de Bogotá, 1997.

3

1998Maloka2009

29


1997 - 2000

Un primer elemento que nos genera confianza en Maloka es la tenacidad de su directora. Ella demostró que cuando hay una idea por la que vale la pena trabajar hay que sacarla adelante. Nos demostró que sí se puede. Lo otro es que si se miran las estadísticas se puede observar que hay mucha gente interesada en la ciencia. Otro aspecto es el grupo de colaboradores, que es muy hábil para armar programas, es admirable la forma como creen en el proyecto, en el ideal de Maloka. Cuando hay gente que se entrega a un ideal es digno de ponerle atención y apoyarlo y lo otro es el prestigio nacional e internacional. Algunos han venido a conocer la experiencia para replicar el modelo.

Mediaciones

Museografía

Jaime Rodríguez Lara, 2009. Presidente Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales

Maloka

1

“Se hace el primer esquema arquitectónico y elaboramos el presupuesto. Cuando Gustavo Vásquez, que era el director de ingeniería de Ciudad Salitre, habló del precio todos quedamos sorprendidos, ¡muy alto el presupuesto!”, repite aún hoy Álvaro Mejía. El edificio se iba a hacer en la superficie y en el subsuelo los parqueaderos. Pero por las condiciones técnicas del terreno para hacer las excavaciones, los sótanos representaban un costo casi igual al de la construcción del edificio. Bajo esas circunstancias y buscando fórmulas para bajar presupuesto, al arquitecto Mejía se le ocurrió la idea de no hacer el sótano. De esa manera, el presupuesto bajaba en un 30 ó 35 por ciento, suma significativa pero todavía insuficiente. Surgió entonces una idea más audaz, aunque resultaba un tanto desconcertante. Rafael Obregón, asesor urbanístico de la Presidencia de la República para Ciudad Salitre y también metido de lleno como voluntario en el proyecto de Maloka, propuso quitar el edificio de la superficie y construirlo bajo tierra. La propuesta quedó sobre la mesa y ante la ausencia de Nohora Elízabeth, quien se encontraba en incapacidad médica, le correspondió al doctor Posada tomar la decisión. Se haría bajo tierra. “Eso que hay hoy es muy bueno, es producto de no tener cinco centavos. Se da en el proceso de cómo hacer un edificio sin plata”23. Álvaro Mejía se retiró de la dirección de Urbanismo de Ciudad Salitre y asumió el cargo Gonzalo Vargas, quien evolucionó la idea y junto con Andrés Ferroni se hizo el primer proyecto arquitectónico completo, también considerado pionero en materia de centros interactivos. Contemplaba la construcción subterránea del Centro Interactivo y de una gran plaza urbana

1998Maloka2009

30

23

Entrevista Alvaro Mejía, 2008.

de 20.000 metros cuadrados en la superficie. “La gente entra por una plaza de nada y se encuentra un todo abajo”. En una preocupación constante por no dejar detalle suelto, el diseño contemplaba unas instalaciones accesibles a la población con discapacidad, para lo cual se contó con el apoyo de la Asociación Colombiana para el Desarrollo de Personas con Discapacidad (Ascopar). “Sé lo que es vivir con discapacidad, he estado en esa condición muchas veces”, afirma la directora de Maloka al precisar que por ello es especialmente sensible al tema. Guillermo Gómez renunció a la dirección de Ciudad Salitre y asumió el ingeniero Luis Hernando Pedraza, quien también dejó un importante legado para la consecución del sueño de Maloka. “Cuando llegué estaba la idea. Álvaro Mejía me convenció rapidísimo de que el museo interactivo era imprescindible”, afirma el ingeniero Pedraza. “Recuerdo que mandamos a Gonzalo Vargas a Boston, a ver todos los proyectos interactivos para concretar el de Maloka”. Los tres años que estuvo el ingeniero Pedraza como director de Ciudad Salitre fueron suficientes para enamorarse del proyecto. “Cada logro era un paso gigantesco; el Centro quedó buenísimo y ahora está espectacular”, dice mientras confiesa que ha entrado como parte del público, a disfrutar de los módulos interactivos. Es que después de la construcción del proyecto me quedó la goma, agrega. “Yo conozco el museo interactivo de Boston y creo que Maloka superó las expectativas”.

Para convertir la información en experiencia divertida y aprender diferentes maneras de construir conocimientos ¿Cómo convertir cualquier información

incertidumbre donde tenga cabida y se

en una experiencia fascinante? ¿Cómo

estimulen las preguntas de las personas

construir conocimiento? A lo largo de su

y el espacio para responderlas.

vida, Maloka ha venido aprendiendo y desarrollando su habilidad de convertir

La museografía - mezcla de habilidad

conocimientos en experiencias que

técnica, estética y propuesta de

reconozcan la diversidad de las personas,

aprendizaje - transfiere los saberes

las edades y que sean capaces de hacer

venidos de la ciencia, la tecnología y la

sentir amor por aprender. El contacto con

innovación en conjuntos multiformes

el medio ambiente, el agua, la energía, la

de experiencias sensoriales, reflexivas,

tierra, el universo, los alimentos e incluso

de goces estéticos e intelectuales.

1. SALA DEL GAS NATURAL.

el dinero han pasado por las trayectorias

Ambientes para aprender. Bastaría con

2. VISITANTES EN LA SALA DEL AGUA.

del trabajo de museografía de Maloka.

replicar el objetivo implícito al campo de

2

trabajo: generar espacios y elementos El largo viaje de la conceptualización

para mediar, comunicar y motivar

al diseño, a la producción, a la puesta

procesos de aprendizaje significativo y

en escena y a la evaluación, refleja la

de alta recordación, que le permitan al

posibilidad múltiple del conocimiento. Es

público comprender el mundo y construir

un proceso cuyo reto es tomar un tema,

conocimiento de forma interactiva y

buscar las distintas aristas desde las

aplicable a su cotidianidad.

cuales abordarlo, convertirlo en objetos, disponer que éstos sean tocados, explorados y vividos por las personas; derivar de allí un escenario donde la experimentación, el color, la forma, las palabras y cada uno de los detalles de la museografía responda a una intención, y además dejar espacio para la

1998Maloka2009

31


1997 - 2000

Somos coherentes con la maloca de los indígenas. Ésta es la casa de todos, donde se resuelven las diferencias, se liman las asperezas, donde es válido escuchar al otro. Tenemos la visión del respeto, de la tolerancia, de la conexión. Por ejemplo, en ese ejercicio de la diversidad en América Latina los países no tienen muchos ritmos, dos o tres, pero Colombia tiene 32 ritmos autóctonos. Eso nos lleva a pensar qué tan disímiles somos como país, que es una biodiversidad y pluriculturalidad que a veces nos segmenta y no nos une, porque es una biodiversidad mal administrada, mal gobernada. Aquí en Maloka la biodiversidad es diferente, que quien venga sienta que hay un pedazo que le pertenece.

De esas y muchas otras deudas de amor fue testigo el campamento de obra, lugar de trabajo del equipo de ingenieros, arquitectos, diseñadores, obreros, educadores, asesores científicos y, por supuesto, de Tulita Riveros, la señora de las agüitas aromáticas. Todos, contagiados con el entusiasmo de los gestores del proyecto, se acomodaban en los espacios disponibles mientras se entregaban de lleno a sus tareas, para sacar adelante el megaproyecto en el que se habían embarcado.

Plazoleta, punto de encuentro En la gran plazoleta, bajo la cual está construida Maloka, sobresale la cúpula de color azul grisoso del Cine Domo, en el costado sur. Se destacan también los anillos flotantes, dos aros que al girar producen el efecto cinético de ver un anillo suspenderse sobre el otro. Al costado norte se encuentra el prisma transparente, pensado como un símbolo de visibilidad institucional por el arquitecto Rafael Obregón. Así se cristalizó el sueño de Nohora Elízabeth. “Buscaba

32

1. FESTIVAL IBEROAMERICANO DE TEATRO. 2. PLAZOLETA. 3. GRUPO DE ADULTOS MAYORES.

Roberto Camargo, 2009. Profesional

de Conceptualización. Investigación y Desarrollo, Maloka.

4. EVENTOS DE FRANJA CULTURAL. 5. CELEBRACIÓN 31 DE OCTUBRE.

Como constructor de obra, la firma ConConcreto hizo un aporte social espléndido. Esta empresa, al igual que Ospinas y Compañía y Eduardo Solano, en calidad de gerentes de obra, y de PAyC, como interventora, también se enamoró de Maloka y le ofreció su apoyo incondicional. Tanto así que donó los honorarios para la ejecución de las obras. “Hay una deuda de amor muy grande con ConConcreto, no son deudas morales ni deudas financieras, son deudas de amor”, observa Álvaro Mejía.

1998Maloka2009

1

un símbolo de transparencia en un país donde se habla mucho de corrupción”, comenta, al recordar que la Cámara de Comercio de Bogotá eligió a Maloka símbolo de transparencia de la capital. Fue precisamente en el Hall del prisma donde se firmó el Pacto Nacional por la Transparencia. Firmaron líderes de la empresa privada y de entidades públicas, en presencia del vicepresidente de la República del momento, Gustavo Bell, de delegados de la OEA y de Unesco, de la presidenta de la Cámara de Comercio, María Fernanda Campo, y de otros altos funcionarios de los gobiernos Nacional y Distrital. Desde su inauguración, la plazoleta del Centro Interactivo se ha convertido en un importante sitio de encuentro, no sólo para los habitantes de este moderno sector de la ciudad, sino para gente de todas partes que identifica allí un punto de referencia que no da lugar a confusiones, que no tiene pierde. Eventos como el Show de Fuentes –una danza musical de chorros de distintos tamaños y colores–, acogen de manera permanente a los habitantes de la ciudad y a los turistas, porque el Centro Interactivo figura como uno de los lugares para visitar en los diferentes recorridos turísticos por la ciudad.

2

3

4

5

El Show es un sistema hidráulico sincronizado, luminoso y armónico, en el que el agua, la luz y el color se combinan al ritmo de la música. El agua –lluvia reciclada y canalizada– es impulsada por un sistema electromecánico de bombeo y su salida es controlada por electro-válvulas que dominan más de 186 chorros al son de melodías, a través de un software ejecutado desde una consola de mando (servidor). Este sistema,

1998Maloka2009

33


1

1997 - 2000

1. FERNANDO CHAPARRO, DIRECTOR DE COLCIENCIAS. ACTO SIMBÓLICO DE APORTE A LA CONSTRUCCIÓN DE MALOKA, 1997. 2. EXPOCIENCIA EXPOTECNOLOGÍA, 1997.

puesto en funcionamiento por Umberto Muñoz y Edilberto Malaver, fue también realizado con tecnología nacional con base en la exploración previa realizada en centros interactivos de otros países y en atractivos que ofrecen grandes parques del mundo. Pero no sólo las fuentes de agua atraen a los visitantes a la plazoleta. Maloka realiza anualmente un sinnúmero de actividades educativas y lúdicas alrededor de temas de ciencia y tecnología. Forma parte de los escenarios para la realización de distintas celebraciones de la ciudad como la Novena de Aguinaldos, las Vacaciones Recreativas, las Noches de Estrellas y el Festival Iberoamericano de Teatro, además de las actividades propias de la comunidad de Ciudad Salitre.

Ampliando la red de talentos y voluntades Aún en plena obra civil se llevó a cabo la preinauguración de Maloka, un acto pensado con el fin de mostrarle a los aportantes dónde estaba su dinero, aumentar la expectativa por la fascinante aventura que estaba en ciernes y a la vez motivar a los potenciales socios para vincularse con aportes. La tarea de reunir los recursos requeridos era mayúscula, por lo cual no se ahorraba esfuerzo en buscar aportes. “Aprendimos a tocar la puerta de entidades públicas y privadas, para que se unieran a este proyecto. Para eso, sólo contábamos con unos planos en unas cartulinas grandes; así vendíamos esos sueños, era como una venta de ilusiones, porque la gente no veía nada sino unos huecos que le estaban haciendo al terreno”, dice Aurys Espinel,

1998Maloka2009

34

1

2

al revivir las primeras épocas del equipo de gestión, al cual se vinculó en 1997. Tal vez la pasión y la convicción con que se “vendió” este sueño, cautivó a muchas personas de entidades públicas y privadas. En la extensa lista figuraban funcionarios del Gobierno Nacional, del Gobierno Distrital, de empresas como el Instituto de Fomento Industrial (IFI), Postobón, la Federación de Cafeteros y la Financiera Eléctrica Nacional, donde se contó con el apoyo de líderes como el doctor Alberto Montoya que una vez conoció la obra espontáneamente decidió aportar. La red crecía y se fortalecía. Hasta la señora que vendía crispetas en Corferias se entusiasmó con la idea, durante Expociencia. “Se me ocurrió hacer un sencillo montaje de Maloka en obra. Por la noche llevamos arena, unos cuantos ladrillos, unas palas y los cascos que se usaban en el campamento. Llevamos también una caneca y una invitación: Ponga su grano de arena para Maloka. A quienes hacían la donación les poníamos el casco, los invitábamos a depositar una palada de arena en la caneca y les tomábamos una foto”, recuerda la directora. Por ahí pasaron ministros, empresarios, líderes, etc. En total, se recolectaron $2.700.000. Más que los recursos lo que contaba era el propósito de hacer de Maloka un sueño de todos los colombianos. En el acto preinaugural, en una sala con 34 proyectores, se les mostró a los invitados el documental realizado por Sergio Trujillo sobre el Proyecto y también se habló de cuatro categorías de asociados según el tipo de aportes: patrocinadores, asociados, afiliados e institucionales.

1. CONSTRUCCIÓN DEL CINE DOMO, 1998. 2. MOMENTO DE EMOCIÓN CUANDO SE RECIBE LA CONFIRMACIÓN POR PARTE DE POSTOBÓN, DEL PATROCINIO DEL CINE DOMO, 1998. 3. EMPRESARIO CARLOS ARDILLA LÜLLE PATROCINADOR DEL CINE DOMO, 1998.

Es de resaltar que hoy se cuenta con nueve categorías de asociados, de carácter perenne, que no requieren pago de cuotas anuales. Basta con un aporte en dinero, especies o servicios, para asumir tal condición.

El debut del Cine Domo

2

En veinte meses, de abril de 1997 a diciembre de 1998, Maloka ejecutó la construcción y el diseño de contenidos. Se batió el récord mundial en el desarrollo de esta modalidad de proyectos. El 4 de diciembre abrió al público el área de las salas de exposiciones interactivas. El costo total de la obra civil sumaba $9.000 millones, en tanto que el costo total del proyecto, incluyendo contenidos, ascendía a $18.000 millones. La primera instalación de mostrar fue el Cine Domo24, logrado con el valioso apoyo de la organización Ardila Lülle. Sin conocer mucho de empresarios, Nohora Elízabeth se dio a la tarea de esta nueva conquista. Quería tener a la entrada del Cine Domo el nombre de un empresario colombiano de reconocida importancia y con gran sentido de responsabilidad social. Muy pronto encontró que el empresario Carlos Ardila Lülle era el indicado. No fue fácil llamar la atención de este grupo empresarial, pero la perseverancia y la gestión indeclinable logró lo que parecía inalcanzable.

3

Después de dos años, ocho meses y siete días, el entonces presidente de Postobón, Jairo Gómez, la apoyó y la familia Ardila en pleno, visitaron a Maloka cuando estaba en obra el Domo. Quedaron gratamente

24 Teatro de formato gigante, formato 8/70 con capacidad para 314 personas, en el que presenta películas educativas y recreativas.

1998Maloka2009

35


1

2

1997 - 2000

1. MALOKA A PUNTO DE INAUGURAR, 1998. 2. INSTALACIÓN JAULA DE FARADAY, 1998.

1

3

sorprendidos. La constribución fue de $3.500 millones. “Ese día lloré de la felicidad”, recuerda Nohora Elízabeth. En honor a su gran benefactor, el Domo recibió el nombre de Carlos Ardila Lülle. Inicialmente se pensó en formato gigante, pero de pantalla plana. Sin embargo, cuando la obra estaba a punto de comenzar los planes cambiaron. “Nohora Elízabeth hizo un viaje y se dio cuenta que el Domo era mucho más atractivo. Recuerdo que ella me llamó de Estados Unidos a decirme que había que parar la construcción... A mí me tocó poner la cara y decirles a los arquitectos que cambiaran todo. Casi me pegan25…” Con el tiempo, los directivos de Maloka han corroborado que el Cine Domo fue una excelente decisión. El teatro, con capacidad para 314 espectadores (seis locaciones para personas con discapacidad), fue inaugurado el 6 de agosto de 1998, por el presidente Ernesto Samper. El 8 de octubre de ese mismo año, se abrió oficialmente al público ocupando las primeras páginas de los periódicos y los espacios noticiosos en radio y televisión, por sus características: un teatro de pantalla circular y metálica de 16 metros de altura y 22 metros de diámetro, en formato gigante de 70 milímetros (el formato de los cines tradicionales es de 35 milímetros), con una lámpara de proyección con luz de 12.000 vatios, en tanto que el sonido alcanza los 30.000

1998Maloka2009

36

2

3. EL EQUIPO EN PLENO MONTAJE, 1998.

25 26

vatios de potencia. Era y sigue siendo el único que existe en Colombia y el primero en Sudamérica. El Domo fue inaugurado con Vértigo, una película en formato documental que ofrecía toda la sensación del espacio sin límite. En las siguientes temporadas vendrían otras atractivas cintas, como Mar Viviente, un documental de 38 minutos que sumerge a los espectadores en la profundidad del mundo marino, en una expedición científica que permite también experimentar deportes acuáticos; y Volar, espectacular viaje en globo para explorar la tierra desde el aire.

Apertura exitosa Muy a la par con el Cine Domo, el día oficial de la apertura al público –4 de diciembre de 1998– fueron abiertas las primeras nueve salas interactivas, todas diseñadas con el fin de motivar muchas preguntas y generar emoción por el conocimiento y por la posibilidad de aprender a lo largo de la vida. Uno de los paradigmas que se rompía aquí era el de mirar y no tocar, porque la filosofía de Maloka, desde sus inicios fue el de “prohibido no tocar”. La pregunta a maestros universitarios que fueron invitados a participar en el proyecto era ¿qué debería tener ese Centro Interactivo? En el caso mío, recuerda el investigador Horacio Torres26, en el área que trabajaba, la de alta

Entrevista realizada a Eduardo Posada, 2008. Profesor titular, dirige el grupo de investigación del Programa de Adquisición y Análisis de Señales, Universidad Nacional de Colombia.

tensión, tenía dos retos: que fuera de tocar, pero con seguridad; cuando usted trabaja 700.000 voltios y 5.000 amperios, no tocar se vuelve imperativo...”. Bajo esa perspectiva se montó la zona de alta tensión, donde hay una Jaula de Faraday y un generador de Van der Graff, uno de los escenarios más atractivos para los visitantes. Es un generador que simula un rayo y al impactar sobre la jaula y existir personas adentro muestra cómo se protegen contra altos voltajes, como los que producen los rayos. Este tema es relevante en nuestro país, que recibe un considerable número de descargas eléctricas atmosféricas al año, causando pérdidas humanas y económicas por efectos de este fenómeno natural.

3

1. INAUGURACIÓN. DOCTOR RODOLFO LLINÁS (izq.) E INVITADOS, DICIEMBRE 4 DE 1998. 2. INAUGURACIÓN, DICIEMBRE 4 DE 1998. 3. INAUGURACIÓN. EQUIPO DE LA ACAC, DICIEMBRE 4 DE 1998. 4. INAUGURACIÓN. MAMO DE LA SIERRA NEVADA Y CHAMANES DE LA AMAZONÍA, DICIEMBRE 4 DE 1998.

4

Para el montaje de las nueve salas se integró un equipo de diseño y, para cada una de ellas se nombró un comité científico. El equipo de Diseño era coordinado por Umberto Muñoz, y las diseñadoras industriales Sigrid Falla –ahora subdirectora de Investigación y Desarrollo– y Cristina Colimón –en la actualidad, subdirectora de Operaciones– todos egresados de la Universidad Nacional de Colombia. Con ellos trabajaron, entre otros diseñadores, Olga Lucía Neira, Javier Ricardo Ordoñez, Édgar Sáenz, Argie Megary Rozo, Carlos Aguirre, Gustavo de la Cuesta y Juan Manuel Pardo Barrera. Sigrid, quien había hecho sus primeros “pinitos” en el Museo de la Ciencia y el Juego al lado de Julián

1998Maloka2009

37


1

1997 - 2000

1. SALA INFANTIL.

1

2. PRIMER ANIVERSARIO, TEMPORADA DEL VUELO, 1999

3. SALA DEL SER HUMANO.

Betancourt, se enorgullece de haber logrado el montaje de las salas, casi en su totalidad, con talento nacional. En total se diseñaron 192 módulos y se produjeron 156. Se compraron e instalaron 36 módulos, de los cuales 25 fueron reconstruidos en Maloka. “Lo único que se importó fueron algunos implementos que nos dejó a muy buen precio el Museo de Ciencias de California porque estaba en remodelación de salas y otros que se le compraron al Exploratorium de San Francisco; se compró además el proyector del Cine Domo y la Jaula de Faraday. Lo demás lo hicimos nosotros”, asegura Sigrid -quien actualmente se desempeña como subdirectora de Investigación y Desarrollo- mientras recorre las instalaciones de Maloka. 3

38

1. FAMILIA EN UNA DE LAS SALAS INTERACTIVAS.

2. SALA DE LA VIDA.

2

1998Maloka2009

2

Quizás por esa satisfacción del Made in Colombia, se vivió con mayor intensidad la expectativa del día de la inauguración oficial. “Trabajábamos en las noches y los fines de semana”, recuerdan quienes estuvieron en la fase de diseño y construcción de proyecto, así como los encargados de funciones administrativas. Lo hacían en medio de las improvisadas oficinas que debieron adecuar en el campamento de obra, al cual se trasladaron por un inesperado cierre de la Universidad Nacional de Colombia, donde operaba la sede de ACAC. Con el piso en tierra y con paraguas para proteger los computadores de las goteras, transcurrían extenuantes jornadas de trabajo, que incluían las presentaciones que debía hacer la directora en medio de inoportunos ratones que se colaban en el campamento y que ella espantaba mientras mostraba los acetatos. Al calor de uno de los desayunos caseros

que se hacìan allí, el entonces ministro de Ambiente Juan Mayr, vinculó al Ministerio como Asociado, con un aporte de $500 millones. “El tamal que me ha salido más costoso”, dijo jocosamente después de comprometerse con Maloka. Todos y todas trabajaban en función de que las cosas salieran mejor de lo imaginado. Es lo que también trae a la memoria Mayali Tafur, actualmente jefe de Comunicación Educativa, quien para entonces formaba parte del equipo de educación, liderado por Rosario Salazar. Ella trabajaba en la formación del equipo de guías, no menos de cincuenta jóvenes universitarios que se le midieron al reto de aprender sobre la marcha la operatividad de los módulos, para mostrarles a los visitantes cómo interactuar en cada sala. Estos muchachos, vestidos de jean y camiseta amarilla, fueron los encargados de recibir al multitudinario grupo de invitados la noche del 4 de diciembre. “Trabajamos cinco semanas sin parar ni siquiera un domingo, pero nunca perdimos el entusiasmo. Tanto así que el día de la apertura habíamos trabajado hasta la madrugada y en la tarde estábamos allí de nuevo, como si nada, listos para la inauguración”, cuenta Mayali. Tal vez la creciente expectativa generada con la obra y con la imagen corporativa, debido precisamente a la dinámica gestión de sus promotores en los medios de comunicación, llevó a que el día de la inauguración todos los ojos estuvieran puestos en Maloka, desde el centenar de personas que había desfilado por

la obra en plena ejecución, en medio de máquinas retroexcavadoras, de planos, de ingenieros, de arquitectos –invitadas a vincularse al proyecto– hasta los curiosos espectadores que no se querían perder el privilegio de ser los primeros en conocerla. Y efectivamente las cosas salieron bien. En los primeros días de apertura del Centro Interactivo, se llegó a la increíble cifra de siete mil visitantes. El diario El Tiempo publicó una separata gratuita de 16 páginas dedicadas exclusivamente a Maloka. La difusión en los demás medios de comunicación también fue muy bien destacada. El libro de visitantes ilustres se colmó de firmas y de emotivos mensajes, desde los presidentes de la República Ernesto Samper y Andrés Pastrana, hasta visitantes internacionales como el Nobel de Física George Charpak. Uno de los mensajes más recordados fue escrito por el neurólogo colombiano Rodolfo Llinás. Lo plasmó en una servilleta cuando todavía se trabajaba en el campamento de obra: “Maloka, camino de la esperanza”. El mensaje fue enmarcado y se exhibe a la entrada del Centro Interactivo. Durante el primer mes de operación se debió seguir trabajando de manera permanente en los ajustes que se requerían para evitar la menor falla. Como jefe de Operaciones estaba Adolfo Castañeda; en Producción y Matenimiento, John Jairo Castrillón; Sonia Panesso, por su parte, se desempeñaba como subdirectora

1998Maloka2009

39


1997 - 2000

1 Confiamos en Maloka porque es el único centro interactivo con una infraestructura privilegiada. Su pedagogía es novedosa y motiva el aprendizaje. Son muy creativos y en la medida en que solicitamos más talleres, nuevos productos, cartillas, siempre están abiertos. Están dispuestos a mejorar las metodologías y sus propias pedagogías para enseñar la ciencia. En la supervisión y seguimiento son muy positivos y logran una muy buena cobertura. Su relación estrecha con los docentes es un valor agregado y me sorprende la calidad humana de la gente de Maloka.

administrativa. En calidad de tesorero de la ACAC, Carlos Corredor apoyaba la tarea financiera. Todos trabajando en equipo. La imagen de Maloka estaba en juego. La sostenibilidad del Proyecto también.

Entre módulos y salas La primera versión de la Sala de los Niños y las Niñas –que contó con la asesoría de la docente de Terapia Ocupacional, de la Universidad Nacional de Colombia, Laura Álvarez de Bello– estaba inspirada en la figura de una araña. Había sido dotada de veleros, hoyos sopladores, túnel del viento, burbujas de jabón, triciclos con ruedas “cuadradas”, rodaderos y objetos para subir y bajar con los cuales los niños ponían en práctica movimientos de coordinación, equilibrio y gravedad corporal. Había también sistemas de poleas y mecánicos para mostrar la manipulación de objetos, y cámaras de video, para jugar con la imagen. En la Sala de la Ciudad, diseñada por César Sierra y Umberto Muñoz, los visitantes podían ver la radiografía de su entorno urbano. Un edificio construido en módulos transparentes, sacaba a la luz pública cómo funcionan los diferentes sistemas a través de los cuales entra la luz, el agua, el aire acondicionado y la comunicación telefónica a las casas. Mostraba también cómo salen los desechos y las basuras que genera el ser humano hasta llegar a su destino final. Se apreciaban, de igual forma, los materiales utilizados para la construcción de casas y edificios.

1998Maloka2009

40

1. PRIMERA SALA DEL UNIVERSO. 2. MALOKA ES RECONOCIDA POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, COMO SÍMBOLO DE BOGOTÁ. 3. PRIMERA EDICIÓN DEL PERIÓDICO ENCUENTRO, DIRIGIDO A DOCENTES, 1999.

Angélica Moreno, 2008. Representante de Gas Natural – Programa Gas Natural en la Escuela.

La Sala de la Tecnología, con la asesoría de Anita Weiss, fue montada con una exposición del Instituto Colombiano del Petróleo en la que se mostraba todo el proceso de la extracción del crudo en diferentes regiones del país. Allí se daban a conocer algunos productos que utilizan el petróleo como materia prima, entre los cuales figuran, el betún, las pinturas, las medias de seda, el jabón, etcétera. En el área de Telecomunicaciones de la sala podía aprenderse, además, cómo funcionaron en su época el telégrafo y el transmisor y, cómo funciona hoy, la telefonía celular. Y una atracción muy particular que llamaba especialmente la atención del público adulto e infantil: un Jeep Willys –donado por la Fundación Todos por Armenia– que por medio de palancas puede ser alzado por cualquier visitante. La Sala de la Electricidad y el Magnetismo estaba dedicada a estas dos fuerzas con las que se convive a diario, aunque a menudo no se les busca mayor explicación. Pues bien, en ese espacio estaban todas las explicaciones del caso, pues se exhibía el concepto de circuito eléctrico, sus componentes y las aplicaciones de las fuerzas eléctricas en la vida cotidiana. Electroimanes, motores, generadores, conductores, aislante, microchips, mostraban el magnetismo y el funcionamiento de los circuitos eléctricos, entre otros conceptos claves de esta sala. La Sala de Moléculas en Movimiento, diseñada por el Museo de Ciencia e Industria de California y adaptada para Colombia, exploraba en conceptos de la química mucho más especializados, pero que allí dejaban de ser tan complejos. Juegos para encontrar moléculas, combustible para lanzar cohetes, fabricación de aromas, barra de materiales, ventanas irrompibles, en fin.

La Sala del Universo transportaba al visitante en una nave espacial por un apasionante viaje para conocer diversas teorías sobre el origen del cosmos como el Big Bang. Identificaba el Sistema Solar para ver los tamaños de los planetas a escala del sol. El visitante se encontraba con los agujeros negros, podía entrar en la Jaula de Faraday27 e interactuar con el generador de Van der Graff, jugar con la pluma y el martillo, para mostrar la fuerza de la gravedad. Mil y una posibilidades de explorar este enigmático mundo. Esta sala contó con la asesoría de los físicos e investigadores Bernardo Gómez, Juan Manuel Tejeiro y el ingeniero Horacio Torres.

2

La Sala del Ser Humano exploraba, a través de experiencias que motivaban al visitante a ver, tocar, jugar, sobre temas relacionados con el ser humano, el funcionamiento y la evolución del cerebro, el uso de nuestros sentidos. Para el montaje de este espacio se contó con la asesoría del neurólogo Roberto Amador. La Sala de la Vida se montó alrededor de la célula, con asesoría de Oscar Orozco, (q.e.p.d), Patricia del Portillo, Roberto Amador y Nohora Elízabeth Hoyos. La evolución, el ADN, el transporte y consumo de energía de los organismos, la reproducción humana, la genética y los grupos sanguíneos fueron parte de los grandes temas. Contaba además con un laboratorio de experimentación y un bioterio, en donde iguanas, serpientes, pájaros y una amplia variedad de plantas y otros seres vivos convivían con visitantes y guías.

27

Protección contra rayos, libro de Horacio Torres, físico Universidad Nacional de Colombia.

3

1998Maloka2009

41


1997 - 2000

Una noche de lluvia de estrellas, decidí que quería ser astrónoma por el resto de mi vida. Nada más cercano a la libertad que los clubes de ciencia y tecnología de Maloka. La posibilidad de crear, de inventar, de imaginar, de soñar con los viajes espaciales, y saber que es posible, transforma la mirada y el pensamiento a través de las actividades que se realizan.

Las salas, en general, fueron pensadas con temas relacionados tanto con fenómenos y conceptos fundamentales de la ciencia y la tecnología, como con temas básicos de nuestro contexto: la flora, el petróleo, los rayos, etcétera. El Café Internet, que se inauguró a la par con las salas interactivas, contó con el apoyo financiero de la Federación Nacional de Cafeteros y de Conavi. Fue la primera sala internet en Bogotá con fibra óptica, novedad que además de las módicas tarifas se convirtió en un atractivo para el público que colmó las cabinas y que en su mayoría se quedaban a disfrutar del cálido ambiente que ofrecía la zona de Café de Colombia.

42

Clubes de Ciencia y Tecnología

2008. Socia de los Clubes de CyT Maloka 2001-2006

Maloka

La Sala de la Biodiversidad tuvo como intención llevar un pedacito de la rica biodiversidad del país al Centro Interactivo. Con el apoyo del Jardín Botánico José Celestino Mutis de Bogotá se sembró un bosque de niebla de la Sabana, en toda la mitad del Centro Interactivo. Hoy, tres yarumos y un caucho que se asoman a la plazoleta en la superficie de Maloka, son la mejor evidencia de que el bosque plantado floreció. Esas fueron algunas de las especies traídas directamente de la Sabana para representar el ecosistema del bosque alto andino que encontraron los conquistadores hace 500 años. Con su aporte, el Jardín Botánico adquirió la calidad de asociado. Adicionalmente, y con el apoyo de John Madrid, un biólogo autodidacta de Medellín, se montaron un acuario marino y un terrario. En este último se logró la reproducción de las especies de ranas más venenosas de Colombia. La idea se convirtió así en un espacio museológico considerado único en el país.

1998Maloka2009

Las apuestas de futuro

Valentina Abril Melgarejo,

Motor de actividades Como complemento a las salas interactivas, se tenían abiertas otras exposiciones que le ofrecían nuevas alternativas de exploración científica a los visitantes, como El Mural de Historia de los Avances Científicos y Tecnológicos más sobresalientes en el mundo y en Colombia desde el año 900 antes de Cristo, realizado por el maestro Guillermo Salamanca. O la Sala de los Aplausos, en donde era posible conocer la historia de la construcción de Maloka con fotos, videos, la evolución de los planos arquitectónicos y un software para explorarla. Pero Maloka no se quedaba sólo en sus nuevas instalaciones. En una destacada tarea de mercadeo, inicialmente coordinada por Édgar Gualteros, y para generar diferentes estrategias de apropiación social de ciencia y tecnología, día a día se diseñaban actividades distintas. Con esa idea de cambio y una actitud permanente de innovar, en febrero de 1999, fue creado el primer Club de Ciencia y Tecnología, dirigido a los niños de 10 a 14 años y con el apoyo de los padres de familia. Este club, creado para fomentar las Ciencias Naturales, la Astronomía y la Química, congregaba a las familias los sábados y los domingos, en tres horarios diferentes, para realizar actividades divertidas y, al mismo tiempo, lúdicas. Padres e hijos ayudaban a mantener el laboratorio de la Sala de la Vida, aprendían sobre biología de los animales, de las plantas y del medio donde habitan. Los niños eran los encargados de cuidar los animales que vivían en Maloka. Había iguanas, serpientes, insectos y anguilas, entre otros. Así, los pequeños socios aprendieron a trabajar como lo hacen los científicos.

Niños, niñas y jóvenes descubriendo y descubriéndose Cuando se puede afirmar que más de 850

poniendo en juego la formulación de teorías

socios, entre niños, niñas y jóvenes a lo largo

y la construcción de propuestas propias para

de diez años se han encontrado en Maloka y

resolver problemas de sus contextos. Todos

otros escenarios de la ciudad y del país para

los participantes son acompañados por

imaginar máquinas, cuidar animales, reconocer

tutores, jóvenes estudiantes y profesionales

principios físicos, hacer volar artefactos,

que también viven esta experiencia, crecen

conseguir reacciones al mezclar sustancias,

y se construyen en ella. Ellos tienen por

tomar fotografías, hacer registros, aprender

oficio aproximar a los otros a las preguntas,

a tener paciencia, observar, reír, escribir,

acompañar sus investigaciones, aportar su

preguntarse cómo responder, hacer hipótesis,

propio conocimiento, y sobre todo aprender

dar vueltas a las ideas, se está hablando de

a mediar la relación entre los otros y el

un acontecimiento fundamental: lugares de

conocimiento científico y tecnológico, transferir

encuentro y socialización en los cuales niños,

su actitud positiva hacia la ciencia, la tecnología

niñas y jóvenes se sensibilizan en torno a

y la innovación.

1

2

la ciencia y la tecnología, más que para ser científicos, para ser ciudadanos responsables,

La experiencia de los clubes es enriquecida

porque aquello que saben se puede y se debe

por diferentes salidas a lugares de la ciudad y

compartir y sobre todo para que aquello que se

fuera de ella, donde sigue el descubrimiento;

sabe sirva para tener una vida mejor.

por el permanente contacto con científicos de alto reconocimiento nacional e internacional,

Aprender por gusto, fuera de un ambiente

con quienes conversan, discuten y construyen;

escolarizado, no siempre es una tarea fácil.

por espacios de encuentro con sus familias,

Tal vez el lograrlo debe estar revestido de una

quienes también hacen parte de la experiencia

premisa básica: se aprende de mil maneras

con el conocimiento; por la participación en

en mil contextos y en todos los momentos de

ferias como EXPOCIENCIA – EXPOTECNOLOGÍA,

la vida. Los pequeños exploradores, niños y

donde comparten con otros sus vivencias;

niñas entre los 4 y 7 años, van camino de una

por la participación en eventos nacionales e

observación atenta y sencilla hacia el ejercicio

internacionales, donde se socializa el trabajo

de la experimentación; los exploradores , niños

vivido.

1. CLAUSURA DEL PRIMER GRUPO DE SOCIOS Y VOLUNTARIOS DE LOS CLUBES DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA, 1999.

temas con los que trabajarán, pues descubrir

Los clubes, puntos de encuentro para

2. INTEGRANTES DE NUESTROS CLUBES DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA.

sus intereses y entender las rutas para

las curiosidades dispersas y espacios de

explorarlos, hacen parte de la ganancia de la

reconocimiento, constituyen en Maloka

exploración; los investigadores, jóvenes a partir

uno de los escenarios móviles, cambiantes,

de los 12 años, se plantean un proyecto que

multiformes, es decir, llenos de vida, en los que

se desprende de una línea de investigación,

lo que se sabe se renueva cotidianamente.

y niñas entre los 8 y los 11 años, eligen los

1998Maloka2009

43


1997 - 2000

1

Maloka genera confianza en los sectores públicos y privados del país. La prueba está en que han venido a Maloka más de un millón de niños, en alianza con la Secretaría de Educación, con la empresa privada; eso genera confianza. Somos muy transparentes y las empresas confían en nosotros, nuestros informes financieros y económicos son un libro abierto. Nuestra Junta Directiva la componen representantes de los sectores público y privado, como cualquier institución sufrimos altas y bajas. Generamos credibilidad, porque tenemos una historia, una infraestructura de calidad, unos programas excelentes; hemos hecho rutas científicas que generan credibilidad, porque cumplimos con lo que nos comprometemos.

Simultáneamente, se abrieron temporadas especiales como las del Mar, bajo el lema de Maloka trajo el mar a Bogotá. Esta temporada se organizó gracias a una alianza con la Armada Nacional; se abrió el 28 de julio y duró cinco meses. Contó con equipos de navegación y un acuario marino. El restaurante ofrecía comidas con base en productos de mar y el almacén puso a la venta objetos divertidos, didácticos y pedagógicos, relacionados con el mundo marino. El centro entero se decoró con ballenas, peces y exhibiciones alusivas al tema28. Luego vino El Sueño de Volar, que contó con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), entidad que ayudó a montar una exposición interactiva que contaba la historia de la aviación. La muestra incluyó un avión de guerra A37B. Esa temporada se abrió el primero de diciembre y estuvo en exhibición durante seis meses. Módulos y temporadas se complementaban de manera novedosa con otra diversa gama de materiales que mostraban a Maloka como una incesante industria del conocimiento para todos. Así, por ejemplo, se produjeron los siguientes cuatro programas de software educativo: Exploremos el Universo, diseñado por el astrofísico colombiano Sergio Torres, quien trabajaba en el proyecto COBE, de la NASA; Biodiversidad, diseñado y producido por Fernando Riaño, experto en la producción de videos y multimedia; Cáncer, diseñado por el equipo de Maloka, con la asesoría de Oscar Orozco, director de Inmunología del Instituto Nacional de Cancerología; Defensa del organismo, sobre la evolución de los seres vivos diseñado por el equipo de Maloka, también con asesoría del doctor Orozco.

1998Maloka2009

44

28 29

Documento realizado por Maloka para el Premio Organizaciones Culturales, 2007. 1999 en Maloka, la evolución es nuestro modo de ser, informe de gestión.

1. COLCIENCIAS CELEBRA SUS 30 AÑOS EN MALOKA. 2. ACTIVIDADES DE VUELO, ALIADO FAC, 2000 3. VISITA DEL PREMIO NOBEL DE FÍSICA GEORGE CHARPAK - FRANCIA.

Raúl Viveros, 2008. Asesor

Financiero de la Corporación Maloka desde su inicio.

Nuestros públicos, sentido de la propuesta Desde el primer día de apertura, Maloka contó con la asistencia de varios miembros de su público objetivo: estudiantes de todos los niveles, docentes y padres de familia, en particular. Precisamente una de las primeras actividades para la cual se contrató a Maloka fue para unas vacaciones recreativas con niños y niñas de planteles distritales. Desde entonces, los maestros de Bogotá y del nivel nacional han sido aliados activos del proyecto Maloka y de todos sus mundos. “Con un abanico de programas en los que participaron maestros, expertos en educación y miembros de la comunidad científica, Maloka posicionó su proyecto Caja de herramientas pedagógicas para la enseñanza de la ciencia y la tecnología, una alternativa que a través de la innovación y la creatividad, de nuevos métodos de enseñanza-aprendizaje, resulta atractiva para sus educandos”29.

de Paris, La Villette, en el marco de la celebración del Año Internacional de las Matemáticas declarado por la Unesco.

2

A los visitantes en general también se les ofrecían talleres con nombres tan sugestivos como Máscaras de Carnaval, Inventando Papel, Plegando Figuras y otros de formación técnica como Internet para no navegantes y Office para principiantes. En esta misma dirección podrían enumerarse un cúmulo de actividades que dan cuenta de una Maloka, como el universo, en constante movimiento: conferencias de personajes como George Charpak, premio Nobel de Física francés; Philippe Schoenrock, de la École de la Paix de París, y Jordi Carreras, Ph.D. en Ciencias Bilógicas, biofísico de la Universidad de Ginebra, Suiza. Conversatorios, conciertos, festivales, animaciones, todo en pro de la filosofía con que nació el proyecto: contribuir a la apropiación social de la ciencia y la tecnología.

3

Pensando también en los docentes, se produjo con ellos el periódico institucional Encuentro, que se mantiene en circulación con toda clase de información para complementar el ejercicio pedagógico en clase. Para satisfacción de Maloka y de la comunidad educativa, el Centro Interactivo fue seleccionado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia para la reproducción en español y la itinerancia por América Latina de la exposición Matemáticas 2000, impulsada por la Embajada de Francia en Colombia y diseñada por la Ciudad de las Ciencias y la Industria

PÚBLICOS OBJETIVO

1998Maloka2009

45


1997 - 2000

1

Maloka es mi casa y si me sacan va y muero. Llevo aquí trabajando hace más de 12 años, desde cuando Maloka estaba en obra, yo era ayudante de construcción y me quedé porque sabía de matas, porque en mi juventud fui agricultor en Santander. Yo sembré los yarumos, los encenillos, me la paso es cuidando mis matas y sufro mucho cuando hay heladas o hace mucho sol. Yo enderezaba estos árboles con unas varas desde cuando eran unos chamizos delgaditos y hoy son unos árboles bonitos que embellecen el jardín y ya no se marchitan con el frío de las madrugadas. Los mano de oso crecen sin parar y dan sombra a las plantas ornamentales, eso es muy bonito verlos crecer.

“Si uno pudiera contar lo que sucede cada minuto en Maloka, se llenarían miles de páginas con actividades, anécdotas, comentarios, percepciones del público, conversaciones y debates interesantísimos de reuniones y visitas de diversos personajes, entre otras muchas historias”, es el resumen de gestión que se hizo en el año 2000, cuando se contabilizaba más de un millón de personas atendidas, entre visitantes al Cine Domo, a las Exposiciones, al Café Internet, a la Página Web, a los talleres, en fin, a los diferentes mundos de Maloka30.

¿Quién no recuerda a Maloka? La fachada de Maloka y sus instalaciones internas fueron rápidamente incorporadas a los hitos de la ciudad. Prueba de ello es que a los cinco meses de abrir sus puertas al público, los bogotanos seleccionaron a Maloka como uno de los tres símbolos más importantes de la capital del país31. El símbolo escogido para la imagen corporativa resultó también un gran acierto, para satisfacción profesional de su creador, el diseñador gráfico Nelson Mora. “Cuando llegué a Maloka me encontré con un logo que no reflejaba su filosofía. Entonces me dí a la tarea de proponer un cambio. Una frase de Nohora Elízabeth me inspiró: “el ser humano construye su propio conocimiento”. Y como una señal sentí que esto se debería transmitir en la imagen. Mis bocetos, recuerda hoy Nelson, buscaban que el ser humano estuviera reflejado en la imagen de Maloka, algo que no resultara tan abstracto. “Finalmente encontré una figura de Kant, en la que el ser humano aparece como el centro del universo. Antes de Kant la teoría del

1998Maloka2009

46

30 31 32

2

3

Segundo León Vargas, 2009. Jardinero de Maloka.

conocimiento occidental se inclinaba por una posición pasiva del ser humano. Desde su óptica, el ser humano es el polo positivo del acto de conocer y esta fue la inspiración para presentar ante la junta directiva el logo definitivo”. En el 2003, Maloka ganó el Premio a la Mejor Imagen Corporativa de la década en Colombia, entregado por la Revista Proyecto Diseño. El ganador fue escogido por un jurado calificador y por votación del público a nivel nacional. A este reconocimiento se suman otros que se exhiben con orgullo como el de haber sido elegido por el Departamento Nacional de Planeación para representar a nuestro país en el Banco Internacional de Proyectos Exitosos. En 2003, la entidad creó el Banco Nacional de Proyectos Exitosos y Maloka se convirtió en el modelo32. Razones de más para que el Programa siguiera trascendiendo en el ámbito nacional. Para el 2000, las cifras de percepción del público objetivo de Maloka mostraban datos contundentes para satisfacción de los gestores del proyecto. De acuerdo con el informe de gestión de ese año, el 96 por ciento de los visitantes volvería a Maloka; el Centro Interactivo se encontraba entre los lugares preferidos por el público para pasar su tiempo libre; el 75 por ciento de profesores traía a sus estudiantes porque Maloka “es un lugar que aporta y ayuda a reforzar los conocimientos”; los padres de familia asociaron a Maloka con interactividad, excelencia, novedad; el 96 por ciento de los estudiantes la recomendaban por ser “un lugar educativo y divertido”. El Centro Interactivo de Maloka fue escogido para ocupar la portada del Directorio de Páginas Amarillas

La Aventura Continúa, el año 2000 en Maloka, informe de gestión. Maloka 2000, informe de gestión. El BPE es una iniciativa liderada por el Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (Ilpes) y el Departamento Nacional de Planeación (DNP), a través de la cual se espera generar un sistema de proyectos y experiencias exitosas.

2000, una de las publicaciones con mayor tiraje en Bogotá. La imagen panorámica del Centro Interactivo entró a todos los hogares y empresas de la capital, bajo el lema “Un nuevo milenio, una nueva ciudad”. La selección fue hecha por la Alcaldía Mayor de Bogotá teniendo en cuenta cuál era el sitio con mayor visión futurista en el Distrito Capital.

El mundo virtual

1. PRIMER LOGO DE MALOKA, 1997 - 1998. 2-3. LOGO ACTUAL DE MALOKA, GANADOR DEL PRIMER PUESTO EN EL PREMIO “LOS 10 MEJORES LOGOS DE LA DÉCADA 1993 – 2003”. REVISTA PROYECTO DISEÑO.

La primera propuesta virtual de Maloka apareció en Internet mucho antes de inaugurarse oficialmente el Centro Interactivo. De esta misión se encargó el ingeniero Vladimir Quintero, quien con una y otra propuesta convenció a la directora de Maloka, de la importancia de contar con una página web. El 15 de abril de 1998, en www.maloka.org se leía información sobre las actividades educativas, juegos virtuales, plaza virtual y Centro Interactivo. La segunda versión, completamente modificada, apareció en la web el 4 de diciembre de 1998, coincidiendo con la inauguración oficial del Centro Interactivo. Al mes de abril de 1999, el sitio había sido visitado por 46.000 personas con un promedio diario de 300 visitantes. En diciembre de 1999, se llegó a 208.750 visitantes, según el registro entregado por el webmaster Julián Sánchez, quien asumió la responsabilidad desde el inicio del proceso como estudiante universitario y siguió trabajando en Maloka por más de 10 años.

4

4-5. NUESTRO EQUIPO CON LOS RECONOCIMIENTOS, REVISTA PROYECTO DISEÑO, 1999.

5 5

El sitio de Maloka Virtual fue conceptualizado como una estrategia que enriquecía las contempladas en el Centro Interactivo, así como otras que se prestaban con

1998Maloka2009

47


1997 - 2000

Gestionar es crear una lista de aliados, pero sobretodo de voluntades y de gente comprometida, porque hay muchos proyectos en el país que son muy buenos, pero si tú no tienes una red de voluntades y de gente que le apueste y que corra el riesgo es muy difícil. Muchos de los proyectos y programas de Maloka nacen de ahí, de tener la voluntad y el riesgo de convocar a mucha gente. Uno lo que va construyendo en este proceso es más amistades y gente comprometida que se va mudando de una entidad a otra, pero cuando van de una a otra uno va logrando ese respaldo; esa es la gestión para mí y para el equipo base. Ellos se vuelven amigos, los llamamos los megamalokos, porque tenemos casos de mucha gente que ha estado desde los ministerios o desde cualquier entidad apoyando el proyecto.

De viaje por Colombia y el Mundo Pocos meses antes de inaugurarse el Centro Interactivo, Maloka tomó vuelo hacia las ciudades. Lo hizo con lo que se llamó el Museo Itinerante de la Recreación y Aprendizaje (MIRA), proyecto creado cuando Nohora Elízabeth dirigía la ACAC y liderado por el físico Paulo Orozco, con apoyo de Cristina Colimón, Teresa Fernández -quien sigue en el equipo-, Carlos Perilla y Mauricio Giraldo. Inicialmente, el MIRA estaba conformado por una colección de hologramas y un planetario inflable hecho en Colombia. “Gritamos de emoción cuando lo probamos, funcionó perfecto, era nuestro mejor equipaje para iniciar las salidas del MIRA”, recuerda Cristina Colimón, quien ha estado desde sus inicios en lo que ahora es el mundo Maloka sin Fronteras, nombre propuesto por la Directora y que muy rápidamente pasó a ser conocido a nivel nacional e incluso en otros países. Uno de los primeros viajes del MIRA, con su universo móvil de estrellas y planetas, fue hacia Pereira, en 1996, con ocasión de una Convención Científica que se cumplía en esa ciudad. “Organizamos una

48

1. EQUIPO RECIBIENDO EL PREMIO PORTAFOLIO, 1999.

Aurys Elena Espinel,

2. MALOKA ES LA PORTADA DEL DIRECTORIO DE BOGOTÁ 2000, SÍMBOLO DEL NUEVO MILENIO.

2008. Equipo de Gestión de Maloka 1997-2008

3. EQUIPO DE MIRA – MUSEO ITINERANTE DE LA RECREACIÓN Y EL APRENDIZAJE. PANAMÁ. 1997.

las tecnologías de la información y la comunicación. Durante el desarrollo del proyecto se establecieron convenios internacionales con la Universidad de Colorado en Boulder y con la Corporación Meganova, los cuales facilitaron el montaje de un planetario virtual y del programa de Física 2000, que aún en este momento recibe un gran número de visitantes.

1998Maloka2009

1

exposición que tenía Astronomía, algo de Matemáticas, unos sistemas de Óptica y Láser. Tuvimos como cuarenta mil niños de la zona cafetera en una semana. Los metíamos al Domo inflable y les contábamos de las constelaciones”, recuerda Orozco. Otra manera de traspasar las fronteras del Centro Interactivo fue a través de la radio. En 1999 salió al aire, por la Radiodifusora Nacional de Colombia (hoy RTVC), el proyecto Maloka Radio: oír para ver. Era un programa de media hora dirigido a diferentes públicos. Inicialmente no contaba con un horario específico, sin embargo durante este primer año se produjeron más de 120 programas, los cuales fueron transmitidos en distintos días de la semana. Sus ejes temáticos eran la difusión de los eventos en Maloka, la divulgación de noticias de ciencia y tecnología y entrevistas a científicos. La periodista Luz Stella Millán gestionó el espacio en la Radiodifusora, coordinó el programa e hizo la alocución desde sus inicios. El programa fue retransmitido a través de la Radiodifusora Española, emisora que reportó una audiencia de 3.5 millones de personas en el mundo para el programa de Maloka.

Nuestros visitantes crecen Sólo en su primer año de apertura, Maloka registró un total de 670.343 personas que ingresaron al Centro Interactivo. Esta cifra no incluye los visitantes que ingresaron sin costo alguno y que forman parte de aquellos grupos que Maloka subvenciona –personas discapacitadas, adultos mayores, menores de tres años.

El 40 por ciento del total de los ingresos operacionales de Maloka en ese primer año se originaron por las visitas a las salas interactivas (exposiciones) y un 32 por ciento correspondió a entradas del Cine Domo. Los ingresos netos en 1999 representaron $6.327 millones33.

2

Desde sus tres mundos, niños y niñas, maestros, adultos mayores y personas en situación de discapacidad, se han asombrado con las salas de conocimiento que alberga Maloka bajo tierra, en lo que literalmente podría llamarse una inmersión científica, por la construcción subterránea de las instalaciones físicas. Han disfrutado también de los juegos interactivos de su página web y se han recreado con los planetarios inflables que se arman en las ciudades visitadas. Son todos espacios de ciencia y entretenimiento, producto del trabajo juicioso de científicos, ingenieros, docentes, empresarios, comunicadores, todos interesados en socializar la ciencia, en vincularla al quehacer cotidiano de los colombianos y colombianas que se han asomado a este escenario universal.

El orgullo de una gestión

3

Diez años después de haber sido oficialmente inaugurado el Centro Interactivo, con su inconfundible Cine Domo y el prisma transparente, los visionarios gestores de este proyecto resumen con orgullo el fruto de un trabajo incansable, de una gestión traducida en golpear puertas del Gobierno Nacional y Distrital, de la empresa privada, de las universidades, de organizaciones internacionales, en fin de toda

33

Documento realizado por Maloka para el Premio Organizaciones Culturales, 2007.

1998Maloka2009

49


2

1997 - 2000

1 Como líder de los guías debo trabajar con mi equipo para formar ciudadanos críticos, emprendedores para que miren más allá e impulsen proyectos en otros escenarios. Estamos adelantando un proceso de Escuela de Guías, con el que pretendemos generar cambios en el pensamiento de la gente; no queremos un guía que suelte un rollo de información, sino que sea más crítico e innovador para aportarles a las personas que vienen al Centro Interactivo. Estamos sembrado la semilla, porque en últimas lo que buscamos es ser mejores seres humanos.

institución y persona que de alguna u otra manera pudiera sensibilizarse con esta gran idea. El inmenso orgullo de la bióloga que ha llevado las riendas de Maloka desde su fundación, es el mismo que embarga al físico Eduardo Posada, quien como presidente de ACAC, ha compartido las angustias y las alegrías que les ha dejado esta histórica experiencia: “Hubo un proceso muy interesante en la construcción y creo que hemos aprendido mucho sobre el tema; no había nadie que supiera de centros interactivos de ciencias en el país, pero algo que es bien interesante es que nunca tuvimos una asesoría técnica extranjera. A menudo nos preguntaban dónde habíamos comprado el proyecto Maloka y decíamos es hecho aquí, es chibcha. Una de las cosas importantes que también tiene Maloka es la capacidad de demostrar que en Colombia se pueden hacer cosas grandes y bien hechas, sin tener que recurrir a toda clase de consultorías externas”. La primera etapa de Maloka se hizo así realidad para beneficio de los habitantes de Bogotá y del país entero, convirtiéndose en una de las mejores lecciones de hasta dónde se puede llegar cuando los sueños son tan grandes que parecen inalcanzables. Tanto, que en algún momento se llegó a pensar que se necesitaba de un milagro para lograr la ejecución del proyecto. Sus mundos y su acogida entre el público constituyen la mayor satisfacción del grupo de trabajo que desde el comienzo tuvo como norte los valores y principios que se traducen en amor, valentía, respeto, compromiso y honestidad, con una capacidad transformadora sin límites.

1998Maloka2009

50

Jhon Sánchez, 2009. Jefe de Centro Interactivo, Maloka.

Algunos integrantes del grupo inicial ya no están en Maloka. Son los llamados Megamalokos, quienes desde sus diferentes actividades actuales mantienen contacto con el Programa, además de seguir enriqueciendo el legado de valores y principios que fortalecieron al trabajar allí. Ellos ostentan este título porque antes de marcharse reciben un diploma y el pin de megamalokos. Es la forma de seguir cultivando su amor incondicional por el Programa y también de mantener vivo el compromiso de multiplicar la experiencia en donde se encuentren. Es un pequeño ritual para recordar también a megamalokos convencidos como Ángela Hober de Trujillo (q.e.p.d), quien se inspiró en esta experiencia para dejar escrito su pensamiento, del cual extractamos algunos apartes: “Maloka es lo que usted quiera, es su capacidad de hacer, de descubrir y de crear en un entorno propicio a la observacion, a la investigación, a la experimentación, a la interacción... Maloka... la puerta de entrada a una nueva dimensión de recreación, aprendizaje y conocimiento para trazar nuevos horizontes de desarrollo y abrir nuevas perspectivas de progreso y bienestar para Colombia”. El equipo humano que sigue en Maloka, incluidos los nuevos coequiperos que han ingresado a los distintos mundos, mantienen su horizonte claro en la visión con que fue concebido el Programa: “contribuir a la apropiación social de la ciencia, la tecnología y la innovación, generando pasión por el aprendizaje y el conocimiento, espíritu crítico y proactivo y conciencia sobre su trascendencia e impacto en la vida cotidiana y en el desarrollo social, económico y cultural de los colombianos”.

3

1. NUESTROS PÚBLICOS. 2. PAUL ETTER, FUNDADOR Y PRESIDENTE DE IMOCOM, ALIADO INCONDICIONAL DE MALOKA Y HERNANDO RESTREPO, DIRECTOR DE CORFERIAS, 1998. 3. INSTALACIÓN DEL AVIÓN A-37 DE LA FUERZA AÉREA DE COLOMBIA. 4. TALLERES CON DOCENTES. 5. SERGIO TRUJILLO Y ÁNGELA HOBER (q.e.p.d). ÁNGELA SOÑÓ CON NOSOTROS, VOLÓ PRIMERO.

4

5

Maloka org  

maloka.org centro interactivo de ciencia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you