Issuu on Google+

1

EL SEXO DE LOS TÍTERES (Versión íntegra) por Javier Berger


2

Personajes AMODEO . Doctor en sexología e aderas oble s ALFREDO. Ayudante de Amodeo Puerto BEATRIZ. Esposa de Amodeo BÁR BARA. stu dia nte e º sic olo gía .


3

0. INTRO ( Sala de conferencias. Fría luz de fluorescente. Gran silencio, por fin entran Alfredo y Beatriz tras Amodeo. Una discusión apenas perceptible. Papeles sobre él, alboroto) AMODEO.- ¡Basta, basta! ¡Necesito comunicarme con mis gón adas!(Sale) BEATRIZ.- Bienvenidos a todos en nombre del equipo de investigación exoló gi ca p sterio r y s p erio r .C m o s b en e s s programas de mano, y como habrán odid o er n a ntrada ay n pequeño e st ue ás t rde r cogerem os... ALFREDO.- El foco. ¡El foco! ¡El foco aquí! D om i n go! o .. o ue.. puedes hacer... ¿voy a tener que subir yo? ¿Voy a tener que subir yo? Está ie n, u bir é y ,s b iré yo (Pausa. Sale como un rayo) BEATRIZ.- Bien, como les iba diciendo el.. ALFREDO.- (Dentro) ¡Aaahhh! (Entra corriendo con el dedo en ristre) Beatriz, ¿tienes algo para el dolor, un calmante , un espray? BEATRIZ.- Pues no, nada. ALFREDO.- Oh, gracias. BEATRIZ.- De nada. (Alfredo lanza un grito sofocado, sereno y escondido y muy digno sale. “Aquí no ha pasado nada”) BEATRIZ.- Bien, pues como les iba diciendo... ALFREDO.- (Dentro)¡Aaahhh! Todo va bien, que siga la conferencia. BEATRIZ.- El tít u lo e sta onfe rencia -c u rso -e sp ectá cu lo e l sexología , a exualid ad l exo e o s íte res.“ o ito e go s m ” , e decir, “follo, luego existo”. ALFREDO (Dentro).- Domingo, ¿qué asa on se o co? e ic h o ue lo quiero en su sitio. Domingo, ¡el sonido!¡ las luces! ¿Dón de stá todo? ¡Domingo, tenemos que empezar! Ups, los papeles de la conferencia. ¡Luces, focos, empezamos ya!!! BEATRIZ.- Mi nombre es Beatriz, soy la responsable administrativa de este evento; y soy la persona a la que pueden dirigirse, sin ningún tipo de pudor, si todavía o an fe ctu ado l ago e u s atríc u las . Espero que nadie esté n sa enosa itu ació n. ¿ an p gado? E breves instantes pasaré ecoger o s esguard os el anco. a e hubiera gustado a mí ue o dos ubie ran odid o cceder


4

gratuitamente a una actividad tan noble. Pero , ya saben, la cara oculta del sistema, pagos ,deudas, burocracias... (Entra Alfredo con un banquito) BEATRIZ.- Sin embargo centrém onos n a arte ositiv a, s ue ustedes (Suena un móvil) van a poder participar activamente... ALFREDO.- (Responde a su móvil) ¿Sí? erd ón. .. S ,s í d i m ,dim ... (sale) BEATRIZ.- Van a poder participar activamente en los psicodramas, es decir, que a través e a e atraliz ació n d s s p ob lem as sexuales... (Alfredo ríe dentro) se liberarán e a resió n s p er-yo ica que no les permite gozar de una relación exual om ple ta . sta revolucionaria metodología e rapéut ic a h s d o d se ñ ada po el gr n maestro Amodeo Puerto Abierto, mi esposo, pero bueno esto no viene al caso... (Entra Alfredo con dos escupideras en la mano mientras sigue su conversación telefónica) ALFREDO.- Vale, adiós , dió s. (Corta y suena de nuevo) BEATRIZ.- Por favor, si son tan amables, desconecten sus teléf o nos móv ile s urante a onfe rencia .(Alfredo apaga el suyo). Gracias. ALFREDO.- Gracias a ti , Beatriz. Bueno, bueno, para mí s n placer presentarles al que ha sido y es mi maestro, mi ejemplo de vida y en definitiva el culpable de que estemos todos aquí. uedo decir, sin temor a equivocarme, que es la primera eminencia , y ún ic a, n rata r a exualid ad e a s aderas oble s um anas n general, doctorado inexistente hasta la fecha y que lo creo él racia s a unos contactos con el rector de... Sin más A m odeo uerto Abierto! (Aplausos. Entra el Conferenciante, un tipejo apuesto, aunque algo estirado, delgado, pelo airado , despeinado de diseño, bufanda a juego y cara sin afeitar. Un galán casposo que extasiado inicia unos excéntricos ejercicios de estimulación sexual entre el público –si es posible -.) BEATRIZ.- En estos momentos podemos ver al maestro realizando su entrenamiento de estimulación exo-e ro géni ca .C ncretam ente e ejercicio núm ero :Palpus in mamilus. Puedo garantizar que la prác tic a ia ria e ste je rcic io e nos esu lta dos fa ntá st ic o s!Je t´aime mon amour. ALFREDO: Ahora ya preparados me gustaría edir na alu ro sa acogida para mi maestro: ¡Amodeo Puerto Abierto! (Aplausos)


5

AMODEO.- Alfredo: mi más venta ja do lu m no. eatriz ... eñor es, seño ras, iñ os y n ña s. M gu taría c o m n zar lan a ndo la r a duda. Si el sexo de los án gele s s g noto , o cu rre o i s m o on l sexo de los tít e res? E s rande, io le nto asio nal equeño, amable y apát ic o? P ractic an exo u rtiv o n o s alle jo nes? Sexo ráp id o n ro stíb u los d b rrio ? ¿ m ori p rovisa d o e e tac ion es de tren? ¿Sexo de riesgo en cuartos oscuros? ¿Practican el sadomasoquismo? ¿La coprofilia? ¿El analismo? ¿El fetichismo? ¿La lluvia dorada? ¿El fist- fucking? ¿El beso negro? ¿Les gusta meterse un pene bien gordo por el culo, con un cock-ring ensangrentado, lanzando una lluvia de semen como Pría po. D am e em en, am e semen! BEATRIZ.- ¡Cariño , ariñ o, c riñ o !¡M m á,m a m ,mam á . . AMODEO.- (llorando) ¡Mamá, am á! BEATRIZ.- Amodeo, por Dios. AMODEO.- Disculpen, me he dejado llevar por la energía ib id in osa, lo que ha trastornado en mí i apacid ad ó gi co -de ductiv a n rm al . Pero volvamos al paradigma wundtiano: Preguntas enormes para respuestas imposibles.(Silencio) Está ie n, ayam os l sic odram a. Tráe m e a h ic a ue sto y alie nte , ig o, ue sto y n uena energía m páti c a . ALFREDO.- Muy bien, ¿quién s a olu nta ria e oy? BEATRIZ.- ¡Yo! AMODEO.- No, Beatriz. No puede ser , te lo he explicado cien veces. Una cosa no se puede mezclar con la otra. ALFREDO.- La administración o uede ezcla rse on a administración . AMODEO.- Eso es. BEATRIZ.- Pero de alguna podría m os n novar... AMODEO.- ¿Han pagado todos? BEATRIZ.- Pues ahora les dije que iba a recoger los resguardos del banco.. AMODEO.- Hala, pues a recoger Beatriz, a recoger. BEATRIZ.- Un beso, cariño .(Va a besar a Amodeo, pero éste la besa en la frente. Beatriz sale) AMODEO.- Alfredo. ALFREDO.- ¡La voluntaria! (Busca entre el público) Usted seño rita , ¿le gustaría onocer a im ensió n h gién ic o-san itar ia d e su ca p o sexual? Salga seño rita , s o la m ente exo, exo, exo. N o e n te resa, no? Pues que sepa que los aspectos somát ic os, n te le ctu ale s sociales van a interferir en sus relaciones sexuales. Ahí e ueda on sus problemas. (Va a otra espectadora) Por aquí. ..a já .U ted ,d bería


6

explorar la dimensión om unic ativ a e u enita lid ad. E s u acompaña nte , arid o, m ante ? eguro ue o e m porta ue participe , porque él s uie n u fr e u ro ble m a. Q uie re artic ip ar? Sí, e nem os na olu nta ria . H a ic h o ue í! ¡ ó m o! ¿N ha pa ado la matríc u la ! B eatriz ! (Entra Beatriz) BEATRIZ.- ¿Sí? ALFREDO.- Tenemos aquí lg uie n ue o a agado a atríc u la. BEATRIZ.- ¿No ha pagado su matríc u la ? o asa ada. C óm o s llama? Anastasia Ramír ez ú m p ep aras e i p orte d l m trícu l a y yo mientras voy a recoger el recibo, ¿vale? Solucionamos este problema y nos encargamos de... lo que nos tenemos que encargar. Nos liberamos y nos realizamos, que para eso estamos aquí. ¡Alfredo, ya está o lu cio nado!(Sale) ALFREDO.- La próx im a ez ague ste d u atríc u la. (Va a por otra espectadora –Bárbara- ) . Seño rita , u ste d uie re alir ? V am os aním ese! BÁR BARA.- (A una espectadora.) Salga usted , seño ra. ALFREDO.- Veo que tiene problemas, problemas serios. ¡Vamos seño rita ! BÁR BARA.- o, e nte ra io sé y n v as. ALFREDO. Ajá, tie ne m ante , areja n ovio ? BÁR BARA.- ueno, a erd ad s ue o am os eja r le vam os in co meses y aún o em os ech o l cto exual. ALFREDO.- ¿Osea, que tiene problemas de comunicación gén ito -sexual? BÁR BARA.- egún m p icó log o sí ALFREDO.- ¿Psicól o go, siq uia tra, sic opedagógo ? BÁR BARA.- o, o, esta lq uím i co h m eopátic o . ALFREDO.- Psicoterapeuta homeopát ic o. BÁR BARA.- so s, l e a lo res e ach . ALFREDO.- ¿Entonces, usted quiere solucionar su temores, vergüe nzas, i to s, u lp as /o a la cia s? BÁR BARA.- í, i u alq e t d o e m ndo. ALFREDO.- Aquí ie ne l sp acio sic osexual decu ado. V am os seño rita ! BÁR BARA.- hhh... ues... v enga í, c ar o! (Alfredo acompaña a Bárbara junto al maestro Amodeo)


7

ALFREDO.- ¿Su nombre? BÁR BARA.- árb ara F rnánde z,es ud iante d e ps co logía,p ri er curso. ALFREDO.- Y ahora Bár b ara ern ánd ez,e tu d ian te d p ico log ía.. . Maestro: Bár b ara ern ánd ez,A odeo P erto A ier to . (Enchanté , mon amour, un saludo cargado de feromonas.) Y ahora, Bár b ara Fernán dez o: lfr edo pelo tto am os ro ta goniz ar l rim er psicodrama de hoy. Maestro... AMODEO.- Sí, com páñe nm e.A l re d o ,la in a nc ia.V e m os su au a seño rita . stu pendo, agnífi c o ,v m os... (Alfredo y Bárbara van saliendo) ¡Seño rita ! o lv id e esn udarse om ple ta m ente . BÁR BARA.- D esn udarm e? H a ic h o esn udarm e? y, ué vergüe nza. ALFREDO.- Completamente. BÁR BARA.- ueno, ue ea or a u ració n. (Sale, Alfredo tras ella) AMODEO.- ¡Alfredo! ALFREDO.- ¿Sí, aestro ? AMODEO.- Acér cate , am e a s anos. o abía ,n e tás p r parado . ¡Cambio de planes! Yo al psicodrama, y tú resenta r. ALFREDO.- Pero maestro... BÁR BARA.- Ya estoy casi desnuda y lista, tengo frío . C uánd o empezamos? AMODEO.- ¡Vaya chavala, Alfredo, vaya chavala! (Sale) ALFREDO.- Maestro... AMODEO (Dentro).- ¡Sorpresa! BÁR BARA.- (Dentro) ¡Es Amodeo Puerto! ALFREDO.- Está ie n, i aestro e anda o bedezco. ld ce que yo presento y yo presento. (Mascullando) No sirvo para nada, no sirvo ni siquiera para un psico...(Se sube al banquito) Bien: Nuestro equipo de investigación o cio -p sic o-filo -e tio -a ntro poló gi co evolutivo ha logrado distinguir cuatro etapas en el desarrollo del sexo de las maderas nobles, y humanas en general, a saber: Descubrimiento BEATRIZ (entrando).- Pasión ... ALFREDO.- Templanza. BEATRIZ.- Ternura. ALFREDO.- Coincidiendo con la infancia, adolescencia , madurez y vejez. BEATRIZ.- Primavera, verano, otoño n vie rn o. oda na am a e color. ALFREDO.- És te s l sp acio sic osexual. BEATRIZ.- El espacio psicodramát ic o.


8

ALFREDO.- El teatrito , vamos. BEATRIZ.- Donde todo tendrá u gar. lfr edo, p ero ué h ces a í? N o estás am bia do ara l sic odram a. ALFREDO.- Eso digo yo, tendría ue sta r reparado ara l psicodrama, pero mi maestro... BEATRIZ.- Mi marido. ALFREDO.- Mi maestro. BEATRIZ.- Mi marido. ALFREDO.- ¡Mi maestro, Amodeo, coño ! ig o: agin a, agin a. Amodeo ha querido participar personalmente en el psicodrama. BEATRIZ.- ¡Qué um i ld e! l i s m o o m etié nd ose a s s p op ios psicodramas terapéu tic os, e s n creíb l e! ALFREDO.- Eso digo yo, ¡increíb le ! nte s ue ada, na dverte ncia en voz baja…si se aburren pueden tocarle la pierna a su compañe ro o compañe ra e sie nto . i ste o onsie nte ún l s q edará la preciosa y siempre fiel pajilla sibilina en la oscuridad de la platea. BEATRIZ.- ¡Alfredo! ALFREDO.- Sí, aja , ajilla , ajo te . ulo , e ta s, oño. .. BEATRIZ.- Con ustedes, la primera etapa: la infancia. ALFREDO.- El descubrimiento. BEATRIZ.- La primavera. ALFREDO.- El primer psicodrama. (Se sientan)


9

PRIMER PSICODRAMA: LA INFANCIA. Personajes: NIÑO

A m odeo); IÑ A ( á rba ra).

NIÑO .- oca, orro s, a bio s, ie nte s, om i s u ras. NIÑA .- engua, úm e da,s liv a ,b bas . NIÑO .- e usta ría b sar t o o. NIÑA .- E s so osib le ? NIÑO .- encillo . NIÑA .- T e efie res l árp ado o a g ob o? NIÑO .- or entro , n o la nco n a olita . NIÑA .- so s epugnante NIÑO .- o, a erás q é bu no. NIÑA .- eré t a éndi ce ac rcán d os e co m un no m e gusano viscoso, babeando mi ojo, la saliva se secará e pondré nfe rm a. o uedo onsentir lo . ué l c ura.Q izá s ya esté nfe rm a on ó lo i a gina rlo . O vída l o.(Silencio). ¡Oye! NIÑO .- Q ué? NIÑA .- ésa m e e o o. NIÑO .- P or entro ? NIÑA .- or onde uie ras. NIÑO .- í, v le. (Lo hace) NIÑA .- Q ué t l? NIÑO .- ala do. NIÑA .- e i s á gr im a s. NIÑO .- el rillo zula do el ar e u s upila s. NIÑA .- í, u e orm e m rm erto . NIÑO .- uie ro eguir . NIÑA .- P or ónd e? NIÑO .- or u s reja s, u ariz , u u ello , u s ie nte s, u s cejas , tu pelo , tus manos , tus piernas , tus dedos. NIÑA .- P or entro or u era? NIÑO .- or entro , or u puesto . NIÑA .- e cu erd o, ero on rd en n a n tim i d ad. NIÑO .- llá v y. (Salen . Risas. Silencio. NIÑO y NIÑA entran con un escupidera en la mano y se sientan) NIÑO .- i e rd a ez, scoria , agarro , aca ojó n, zurullo, morcilla, desperdicio, desecho , inmundicia, guano, sobra, vil y excremento.


10

NIÑA .- ulo , senta deras, rasero , alg as, osaderas, tafanario, siberiano, traspontín , no, rasp untín , salvohonor, aposentaderas, traste y pandero. NIÑO (mirando a la escupidera). Vaya, no está ada al. Voy mejorando. Seré l ey el agarro . Y ú s gu es a í apretando? NIÑA .- já . NIÑO .- T ie nes ro ble m i lla s? NIÑA .- ooo. om o a eda. NIÑO .- o s ueno a rd ar uch o. NIÑA .- e usta . NIÑO .- G usta r? s ó lo m er da. NIÑA .- is fr u to m agin ando om o readora. e a ada consigo preciosas esculturas excrementales. Y eso requiere su tiempo. NIÑO .- i guanta s uch o e e ecará e z rullo e e c lo, se te taponará no podrás rear ás. E t p ón o b tacu liza r á la a l d a d e heces y se irán agolpando una tras otra llenando el cuerpo en un atasco fét id o. n ocos día s e ndrás t n ta m er da q e c garás c o la c a eza m e i da en la escupidera. Y menudo aliento tendrás . NIÑA .- m posib le , o y e nta ero ojo e u ando n u ando la caquita. Siempre húm eda, unca e eca. ebería s probarlo. Tan sól o prie ta , esp ir a o id as erd ón y cuando notes la escoria en la flor de tu culo contrae las nalgas y corta el mojoncito en trozos pequeño s. NIÑO .- so s na orq uería . C gar d be s r l b e rad or. NIÑA .- a. O h, aya a itu la ré “ l L go O cu ro”. NIÑO .er… ecs o pa egra. ú e tás e n erm ita, empachada. NIÑA .- alla apullo . NIÑO .- oño, c u m ino . NIÑA .- olla , ard o, ip ote . NIÑO .- epe, lm eja , onejo . NIÑA .- ene, epin o, ir u elo , h urra. NIÑO .- ato , e lp udo, riá ng ulo, g raje, c ocho. NIÑA .- rn esto , ranca, ola abo, ito , andao, sto que, más til, in gajo .


11

NIÑO (sacando su polla, cipote, rabo, etc).- Mira, cuatro dedos y medio. NIÑA .- o e stir es, éja la r p osar. NIÑO .- edid a n o da egla . aca a u ya o eas remilgosa. NIÑA .- oso tras o e nem os pénd ice . NIÑO .- m posib le , e n fla ría s d o in e s.A da,s ca t estilete. Que te duelo a muerte. NIÑA .- e ig o ue o e ngo, o uedo u gar. NIÑO .- o e odré p esen tar a m sa igo s.V m os,l c ha, saca. Te voy a matar. (Se acerca poco a poco con su pizarrín - nuevo sinónimo-). Te toco y estás uerta , e o co, e o co, te… NIÑA .- eja e u gar.(Aparta la churra con la mano). NIÑO .- uid ado, o e o ques híq e m d c squ illa s . NIÑA .- A quí? NIÑO .- y, ue scalo fr ío . D jal o ,dé alo . (Pausa) No, bueno, toca de nuevo. Sí, í, q e d ve rtid o ,q é ca orc ito, m e es á entrando. Uy, déj a m e ro bar i . (Toca) ¿Dón de ie nes u bultito?(Busca bajo la braguita) ¿Dón de stá ? NIÑA .- a ale , o y na uje r.(Lo aparta) NIÑO .- Y ? NIÑA .- o o m os g uale s. NIÑO .- eam os, eam os. NIÑA .- (Baja la braguita). Mira no hay colita. NIÑO .- uao, n o sta rá c rtad a? ¿ e co n dida ? C ando m baño e e ueda h iq uitin a h iq uitin a. uiz ás a t t p se lo mismo. NIÑA .- im ple ue res n im ple . oy na uje r om o mamá. NIÑO .- a , a osa e am á s p rece e n da a e ta, tiene como barba. NIÑA .- orq ue s ayor. i a m bié n t s ldr á.I r s a l Universidad. Conocerás h ic as. e lv id arán. C nocerás más h ic as. e ele arás c n e la s . NIÑO .- o o ntie ndo. NIÑA .- e usta rá e f tbo l.T e co p rarás un a tel . E st rás en el paro. NIÑO .- o o ntie ndo. NIÑA .- e ald rá m sp e o.N o te so o rtará n .S e a e á el mundo. NIÑO .- o e ntie ndo.


12

NIÑA .- N o e ntie ndes? NINO.- Dices cosas extraña s. o e ntie ndo. NIÑA .- sto y adurando. os u egos an cabado. NIÑO .- P or ué? NIÑA .- on a s egla s. dió s. (Sale) NIÑO .- dió s. (Sale). (Fin del Psicodrama. Entra Alfredo) ALFREDO.- No ha estado mal. Podría aber sta do ejo r i o hubiera... Tóc am e quí, q é co q uilla s . ¡T u utuuu !Ah ra,co to o s ustedes la segunda etapa, la adolescencia: pasión . dverte ncia contiene escenas explíc ita s e exo. BEATRIZ.- Alfredo, he decidido que voy a ser tu compañe ra n l segundo psicodrama. ALFREDO.- Beatriz, ya sabes que la administración o uede mezclarse con la investigación . BEATRIZ.- Ya lo sé, ero l g ual ue i arid o om bin a a e oría con la prác tic a ola bora on u s lu m nas ín m i p orta; pues pienso que yo podría acer o i s m o. ALFREDO.- ¡Ya sabes que la administración , ea ú ,y l investigación , ea oso tro s, o ueden ezcla rse! N o, o o! BEATRIZ.- ¿No será ue o e ncu entras u fic ie nte m ente sugerente? Pues que sepas que tu a mí o e usta s ada. ue quiero hacerlo por motivos profesionales. ALFREDO.- ¿De qué stá s h blan do? BEATRIZ.- ¡Lo hago y lo hago! Para algo soy la esposa de mi marido. Porque detrás e o da ran uje r ay n uen om bre, ig o, etrás de un hombre va una gran mujer... (Sale) ALFREDO.- Mierda de conferencia, un portento como yo , becado mil veces, con artíc u lo s ublic ados, rabajá nd om e l s d spachos y verme aquí acie ndo e regonero … ducació n y j s tic ia, m l s paso por el forro de los... (Entra Amodeo) AMODEO.- Alfredito, Alfredito. ALFREDO.- ¡Amodeo Puerto Abierto! (Más aplausos) BÁR BARA.- (Entrando vestida con un albornoz) Ey, esos aplausos también o n ara í . ALFREDO.- Hay un cambio con lo de la otra chica que...


13

BÁR BARA.- árb ara F rnánde z,es ud iante d e ps co logía , p i er curso. ¿Os acordái s ? ít d o e to m e tá vi ie nd o fe o m enal.D e repente, me ha venido a la mente, todos esos recuerdos que tienes cuando eres niña . or je m plo , u ando e añab as c n t p dre,o cuando los niño s e u la se e o caban a s e ta s o s u lo s o das a guarrería s. AMODEO.- ¡Seño rita ! BÁR BARA.- ig o... o s senus, el anus ALFREDO.- Hay un cambio que... AMODEO.- Luego, luego BÁR BARA.- oy entro repararm e ara a ig uie nte ie za. sta es mi favorita. Es la adolescencia, la pasión . s n uch ach o... ALFREDO.- ¡Ejem! BÁR BARA.- le e p esen tad or,y l p ico actriz. G acias p r e albornoz ¡Hasta pronto, tigre! (Sale) AMODEO.- ¡Hasta luego, primor! ALFREDO.- Hay un cambio con lo de la otra chica. AMODEO.- Me fío e i. ALFREDO.- ¿Se fía e í ? AMODEO.- Pero sobre todo que tenga buenas tetas. ALFREDO.- Sí, reo ue ie ne uenas e ta s. AMODEO.- A cambiarte y ojito que te controlo desde aquí. árb ara para mí, a ueva ara i. ALFREDO.- La nueva para mí, a ueva ara í .. . (Alfredo sale) AMODEO.- Seño ras eñor as. oles cen cia, l p sió n ,el ve ano . El conflicto sexual violento adolescente. Imaginen: un barrio de las afueras, una calle desierta, un barrio de la periferia, una farola encendida, (entra Bárbara con la farola),asfalto encharcado. BÁR BARA.- T ig re! AMODEO.- ¡La magia del teatro! Entra Cojones. (Alfredo entra. Bárbara sale) . Un adolescente con las hormonas en ebullición . s su noche libre, huele a fritanga, tiene el pecho regio y unas piernas móv ile s. l xceso e arga em i n al e m pid e oder ensar; mientras que la eyaculación orm al e n um ano dulto s e ,5 c.c ; la de cojones, al igual que la de un cerdo , es de 250 c.c, imagín ense, n ote llín d c rveza.P én se nlo la p r xim a v ez que pidan uno. Coito ergo sum, Follo, luego existo. (Se sienta)


14

PSICODRAMA 2: .ADOLESCENCIA Personajes: COJONES (Alfredo);GORDA (Beatriz) ;INGRID (Bár b ara) (Noche de frío. Calle desierta. Barrio de la periferia. Una farola encendida. Asfalto encharcado. Esto me suena ¿no?). COJONES.- Ni una perruchilla barata. Nada. Mi popularidad a la mierda. (Se folla a la farola).Dos semanas sin mojar, creo que reventaré. Jo der, o der! er i le ga a le m ana on a ue… AMODEO.- ¡Un momento! Hagamos una experiencia. Veamos como el dinero puede potenciar el conflicto sexual en este macho adolescente ibér ic o, n sta estia alv aje . quít n go un billete de mil pesetas de curso legal. Pizarro y Hernán Cortés : onquis ta dores b éri co s.Y a ora,e e perim e nto. (Acerca el billete a COJONES) COJONES.- ¡¡¡Ajjjjjj!! AMODEO.- Esto no hay quién o o porte oy o m arm e n botellín e erveza.(Sale) COJONES.- Eso parece … ¡Una lechuguita! Sí, eñor ,u t leg o ¡con un par de huevos! (Entra GORDA con su paraguas rojo) GORDA.- ¡Quieto! Ni se te ocurra tocarlo ; eso es un mensaje de Dios. Anda, ponlo aquí ue s ara o s iñ os q e n t e n en nada que comer, anda. COJONES.- Está ie n, o aré p r l s n grito s d I lan da.(Le roba el bolso) COJONES.- ¡Alabado sea! GORDA.- No te atreverás . COJONES.- Sí. GORDA.- Sacríl e go. COJONES.- Olvíd em e.


15

GORDA.- Hereje. COJONES.- Sí, on in ca n l n fie rn o.(Mete el billete en su bolsillo). GORDA.- ¡Puag, me das náu seas! COJONES.- No llevo ninguna bolsa, pellejosa. GORDA.- ¡A por ti! (Muerde la mano de COJONES). COJONES.- ¡Puta lamepollas! (La empuja). GORDA.- Arderán u s rip as n ia nuro ; vis p ero n l orazón te saldrá; u olla a m i o sa e olv erá;y l s l e n dres e t s nalgas un festín e arán. COJONES.- ¡La leche que mamaste! A mí adie e a nza maldiciones . (COJONES se abalanza sobre ella y antes de tocarla la GORDA muere petrificada). GORDA.- Hola, soy Beatriz, lo que pasa es que me he muerto, pero no me puedo caer al suelo , porque tengo unos problemas de espalda tan grandes. ¡Alfredo, qué ote ncia l! COJONES.- ¡Coño ! o e a o der ue sto s n ensaje divino. Esta tía ord a stá t e s a.(Pausa) . ¿No llevará lg o encima? “El muerto al hoyo y el vivo al bollo” “ Que hay más día s ue lla s u lo s ue olla s” m mm, ald erilla , o to s e santos, un caramelo , un misal y … ¡un condón , abor r esa! Esto nunca lo he probado. (Mira a la gordita en el suelo. Se toca los huevos. Aprieta el preservativo en su mano). ¿Por qué o? Es como una misión ia dosa. (COJONES levanta las faldas de la GORDA. Le quita la faja. Las carnes se desploman más aún. Se relame. Baja su pantalón. Se arrodilla. Le quita las bragas). COJONES .- ¡Vaya felpudo! Bueno, a liberarse de la presión . ¡Seguridad ante todo! A saber qué ip o e ente e a o lla do esta. Condoncito y a gozar…¡Al cielo con ella! (Entra INGRID, una alemana que no merece la pena describir porque es exactamente igual a la de nuestros sueños). INGRID.- ¿Cojones, qué oño e tás h a ien d o? COJONES.- (Para sí). El de esta seño ra.(Se vuelve).¡Ingrid! No es lo que …


16

INGRID.- Parece; no, no me la estoy follando; no me la está chupando; en la cama tan sól o orm i m os; sta ba uy borracha y me la llevé. E sto y arta e u s ald ita s xcu sas! ¿Sabes? ¡Harta! Tú u olla elig ro sa abla ndo ie m pre or ti. ¡Nabo con piernas! Y con una gorda, enana y gafotas. COJONES.- Sí, ero on n oño. INGRID.- ¡Cojones! COJONES.- Me llamo. INGRID.- Hemos acabado. Nunca tendrás na uje r ue e quiera. Serás n ic h a-tie sa asta ue l u erp o o e aguante. A tu lado sól o e ndrás g rdas q e n s m even y q e se dejan en cualquier rincón . COJONES.- Es que me tenía s o co. D os em anas, n grid ! D os semanas! INGRID.- El sexo no lo es todo. COJONES.- (Sonriendo)Sí, ero … INGRID.- ¡Pero nada! (Miradas. Pausa. Intento de pacto.) INGRID.- ¿Tu amiga no dice nada? COJONES.- Creo que está uerta . INGRID.- ¿Cóm o L a as ata do? COJONES.- Le dio una parál is is a sp ic h ó.Y n h ce n da. INGRID.- Y te la estás o lla ndo. P edófi lo ! COJONES.- Necróf ilo , n grid , ecró fi lo . INGRID.- Da igual, debería s sta r ncerrado. COJONES.- Sí, n na am a ontig o. en quíp ch oncito . INGRID.- ¡Socorro! (Sale). ¡Policía ! U n sesin o! M e io la ! (COJONES la deja marchar y mira a su reloj) COJONES.- Las tres y media de la madrugada. Un barrio de las afueras. Veinte minutos al menos le queda a la poli. Tengo tiempo de sobra. (A GORDA). ¿Por dón de b a m osc riñ ito ? (COJONES sigue follando tranquilamente mientras la farola poco a poco se apaga. Silencio. Fin del psicodrama. Entra Amodeo).


17

AMODEO.- ¡Magníf ic o! E s u fic ie nte ! a dole scencia : ué p sió n . ¡Alfredo , ya vale! BEATRIZ.- ¡Oh, Alfredo! ALFREDO.- ¡Beatriz! AMODEO.- ¿Beatriz? ¡Mi mujer! Quít a te e ncim a, erd o. BEATRIZ.- Deja al muchacho terminar los ejercicios. AMODEO.- ¿Qué aces? ALFREDO.- Traté e xplic arle , ero o e scu ch ó. AMODEO.- Quiten esta luz de orgía B uen lím a x,e ? C los y tetas; tetas y culos. Pues se acabó. (Echa a Alfredo) BEATRIZ.- ¿Así e o gradeces? M ale ducado! AMODEO.- ¿Y tú ué d m onios e tás h a ien d o aq í? BEATRIZ.- Superando la anorgasmia gracias a tu psicodrama. ¿No te alegras ,esposo? ¡Alfredo! (Alfredo entra) Tenemos que hacer la memoria. ALFREDO.- Perdone, maestro. AMODEO.- ¡Que me ahorquen! ¡Que me asen a fuego lento! ¡Que cocinen mis criadillas para los comederos púb lic os! A lfr edo, Alfredo! (Entra Alfredo algo azorado) ¿Y dón de stá l o ra a triz? ALFREDO.- Eso traté de decirle y como su mujer se ofreció. ..(Entra Beatriz) por cierto, vaya mujer que tiene. Perdón maestro he de terminar el ejercicio. BEATRIZ.- ¡Alfredo!(Continúa los ejercicios pélvicos con Alfredo) AMODEO.- Que venga Satanás e le ve e eraneo. V e ncargando la láp id a orq ue a sto y uerto ! acie ndo l id íc u lo d lan te d todos estos imbéc ile s ue an agado u u rso n exualid ad engaña ndo l sta do, o ue s eor, u s adres. ues ue epan que esto es un timo, vengo a llenarnos los bolsillos y a mearnos en vuestras esperanzas. Sois unos aprendices de brujo realmente patét ic os. BEATRIZ.- Cál la te ue os undes. AMODEO.- Mi propia esposa me manda callar. ¿Qué a lta , ue o s polít ic os ean onrados quí? ¿ u e l s v cas s t m ben e u d vá n? Esto es el reino del revés .(Cantan “El reino del revés”:Vamos a ver cómo es/ el reino del revés/ vamos a ver cómo es / el reino del revés/ Me dijeron que en el reino del revés/ nada el pájaro y vuela el pez/ que los gatos no hacen miau y dicen yes/ porque escuchan mucho inglés/ Vamos a ver cómo es / el reino del revés/ vamos a ver cómo es/ el reino del revés.) BEATRIZ.- Disculpe el respetable. Está ro m eando, o ie rto s ue tantos año s nfr ascado n u s ib ro s, l g ual ue lo nso uija no e secó l nte ndim i e nto l ll s có el hu or.


18

AMODEO+ ALFREDO(cantando).- Vamos a ver cóm o s El ein o el revés . BEATRIZ.- Y sin embargo yo, después e ch o ños d e er cicios psicosexuales y gracias a Alfredo, he conseguido alcanzar el clím ax de mi curva sexual y he pasado de la anorgasmia a la multiorgasmia . Y todo gracias mi talento interpretativo y a mis ansias de realización … AMODEO+ ALFREDO(cantando).- Para empinar el codo. BEATRIZ.- A mi bús q ueda e d entid ad… AMODEO+ALFREDO (cantando).- Con el quini-gol. BEATRIZ.- A mi espír itu ib erador... AMODEO+ALFREDO (cantando).- Para defraudar impuestos. BEATRIZ.- A mi espír itu ib erador… AMODEO+ ALFREDO (cantando).- Para sisar ahorros. BEATRIZ.- A mi participación ósm ica … AMODEO+ALFREDO (cantando).- Para tricotar tapetes de ganchillo para el fax. BEATRIZ.- Así ue e s nim o, e o do orazón, p ra q e p rtic ip e n en el siguiente psicodrama para el cual realizaremos una nueva selección e artic ip ante s. A lfr ed! ALFREDO.- ¿Sí, eatriz ? BEATRIZ.- ¿Me ayudas a cambiarme? ALFREDO.- Perdón , aestro , ero ... BÁR BARA (Entrando).- ¿Por qué o resentá is l s gu ien te p ez a? Y ya estoy casi preparada. AMODEO.- La que faltaba para el duro. BEATRIZ.- ¿Y esta qué uie re hora? ALFREDO.- Es tu compañe ra e eparto ara l ig uie nte psicodrama. BEATRIZ.- ¿Pero no quedamos en que íb am os scoger n uevo participante? BÁR BARA.- o, o, m odeo e a ado íe p pel.E u h m bre estupendo. Yo soy una gran admiradora suya. Seño rita administradora, debo decirlo que estoy contentís im a on sta conferencia. No nos han presentado, ¿no? Bár b ara ern ánd ez, estudiante de Psicología rim er u rso . ALFREDO.- Id a cambiaros. BÁR BARA.- í, s ... A m o deo , r senta tú BEATRIZ.- Menos confianzas, menos confianzas. ALFREDO.- Vamos , vamos (Salen) AMODEO.- ¡Alfredo, Alfredo! (Entra Alfredo) BEATRIZ (dentro).- ¿Pero por qué o o y o a ro ta gonis ta ?


19

BÁR BARA (dentro).- Porque me ha dicho Amodeo que no se puede mezclar la administración on n vestig ació n. BEATRIZ (dentro).- ¡Calla! AMODEO.- Alfredo, si me arreglas este problemilla con las chicas te perdono lo de mi mujer. ALFREDO.- ¿Me lo perdona? AMODEO.- Sí, onfío e t . ALFREDO.- ¿Confía n í ? AMODEO.- Sí, onfío e t . ALFREDO.- ¡Chicas! (Sale) AMODEO.- Todo va bien. Tot va vian. Ahora entramos en la segunda parte, donde la cabeza de arriba empieza a dominar a la de abajo. Quería ar n ir o l oncepto ensé e e e ígr a fe l M a urez: Templanza. Una seño ra on acie ncia , senta da, on u a m i lia , u s viejos amores y los nuevos… BEATRIZ (dentro).- Termina pronto, que nos aburrimos. BÁR BARA (dentro).- No le hagas caso, es chulís im o. ALFREDO (dentro) .- Maestro , apúr ese. AMODEO.- ¡La madurez, la templanza, el otoño ! L a egunda arte ! (Sale)


20

PSICODRAMA 3: LA MADUREZ, PERSONAJES: MADRE (Bár b ara);C ORTADOR A lfr edo); ABUELA (Beatriz) ;CORTADOR 2 (Amodeo); CORTADOR 3 (Alfredo) (Hogar, dulce, hogar. Entra CORTADOR 1, viste completamente de verde) CORTADOR 1.- Buenas, vengo a cortar la luz. MADRE (cordial) . Por supuesto, entre . CORTADOR 1.- ¿ Por dón de s MADRE .- Allí l o ndo ero o ea m pacie nte ue n om ento así ay ue ele brarlo Sin ironía). Ayer nos cortaron el teléf o no ¿sabe? , hoy la luz ; no me negará ue o m os na a m i lia on suerte. CORTADOR 1.- Sin duda. ¿Son muchos? MADRE.- Imagine: seis niño s os aro nes u atro em bras , a abuela, mi tía oncepció n y m m rid o .L q e h cen u t tal d nueve y servidora. Ahora los conocerá. am i lia enir quí! S n majís im os. (Entra ABUELA ,viste bata de boatiné y calza pantuflas). ABUELA.- ¿Quién s ste aballe ro ? MADRE.- Ha venido a cortarnos la luz. ABUELA.- ¿No será n o jo ? MADRE.- (A CORTADOR 1). Discúl p ela , e uedó t c ad a e l guerra civil. CORTADOR 1.- ¿Qué e asó ? MADRE.- Estaba rezando en una iglesia cuando irrumpieron los milicianos y lo destrozaron todo. Se llevaron al pár ro co o ajusticiaron por delator. Desde entonces la abuela, que le tenía mucho afecto al padre Afrodisio, no soporta lo rojo. CORTADOR 1.- Claro, sigue aferrada al bando nacional, piensa que los soviét ic os… MADRE.- Qué a, a o ecu erd a a is to ria . ólo t m e a l r jo, a color. CORTADOR 1.- Curioso.


21

MADRE (a la ABUELA).- ¿Los niño s ónd e e tán a b ela? ABUELA.- El grande se fue a buscar cacharros. Los otros no sé. ¿Ha acabado el bombardeo? MADRE ( a CORTADOR 1).- El mayor, Zacaría s, s n anita s on todo lo que tenga cables. Se dedica a recoger televisores y radios viejas para arreglarlas. Con eso saca unos cuartos. No se imagina lo listo que es. ¡Abuela traiga el transistor! (Sale ABUELA). Usted no va a esperar de pie, sién te se.(Aparece una butaca por un lateral).. Es mi sitio de hacer punto. Balancée se, erá q e suavidad. Me recuerda a Tenerife CORTADOR 1.- Tenerife, un sitio estupendo. ¿Cuán do stu vo llí? MADRE.- Para diciembre harán ein te ños .E l l n a d m el con mi Paciano. Dos jovenzuelos alocados llenos de amor. (MADRE recuerda por unos momentos el pasado. El CORTADOR 1 sigue meciéndose. Silencio. El CORTADOR 1 va a levantarse y entra la ABUELA con un transistor de los años 20). MADRE.- Fíj e se ué m ravilla . N f n cion aba d sde e 1 d j lio de 1936. Fue dar la noticia de la guerra y dejar de emitir. Se declaró pacifista. Claro que esto me lo contó i adre, orq ue o o o y a n ayor como para recordarlo. ¿O cuán to s ños m e haba? CORTADOR 1.- Los justos. Está ste d stu penda. u i r ada, u andar, su felicidad. Es usted como las malvas que dan belleza a los lugares tét ric os. MADRE.- No me ruborice, recuerde que soy mujer casada. CORTADOR 1.- Me alegro que así ea ue is fr u te on u Paciano muchos año s. (MADRE se sienta en el taburetito que le lanzan desde un lateral tras dar una palmada. Queda un poco cabizbaja). MADRE.- Abuela, encienda el transistor. (ABUELA sentada sobre el transistor lo pone en funcionamiento. Suena “El huerfanito” de Antonio Machín). CORTADOR 1.- ¡Qué aravilla ! MADRE.- ¿Le gusta? (CORTADOR asiente) ¿Le apetece bailar?.


22

CORTADOR 1.- Soy muy torpe. MADRE.- Vamos, no se corte. Recuerde la verbena llevar .

y déj e se

(Bailan. La ABUELA se abanica. El baile es interrumpido por la entrada de un señor vestido totalmente de azul). CORTADOR 2.- Disculpen. Represento a la empresa de aguas y vertidos domés tic os. e om unic o ue o a agado u s u ota s en los úl tim os in co u stro s os em os blig ados orta rle l suministro. MADRE.- ¡Fantás tic o! sp ere ue uite a úsi ca . CORTADOR 2.- Me encanta Machín , uede eja rlo . MADRE.- ¡Genial! Baile con nosotros. CORTADOR 2.- Pero … CORTADOR 1.- No sea aguafiestas. MADRE.- Hoy es un gran día . B aile ! (Bailan los tres. Felicísimos. El CORTADOR 2 ha ido entrando en el juego paulatinamente, baila al más puro estilo de los años 60. Al terminar la canción todos ríen. La ABUELA apaga el transistor). MADRE.- Ahora un cafecito. ¿No me lo rechazarán ? (A CORTADOR 2 sin malicia). Lo disfrutaré orq ue erá e ú ti m o ca é q ue pue a tomar. ¡Me cortan el suministro de agua! ¡Yuuju! (Sale cantando “El huerfanito”) ABUELA (a cortadores) .- ¿Y ustedes a que bando pertenecen? CORTADOR 2.- Perdone, no le entiendo. ABUELA.- Ya sabe, la guerra. CORTADOR 1 (a CORTADOR 2).- Cree estar en la guerra civil. ABUELA.- Usted debe ser falangista. Tan de azul. ¡Qué onito s eran sus desfiles! La camisa, el yugo, las flechas la boina… Los rojos mataron al padre Afrodisio. Tenemos que estar atentos. El rojo nos rodea. Quieren quitarme mi transistor.(Se agacha y arrulla el transistor). Ea, ea, ea… CORTADOR 2.- Hace usted muy bien en arrullarlo. Debe recibir cariño . CORTADOR 1 (a CORTADOR 2 sacando un paquete de tabaco).¿Un cigarrillo?


23

CORTADOR 2.- No, gracias. Antes fumaba pero con los úl tim os bombardeos dejé e acerlo . n l únk er e tab a p oh ibido . Había oco xíg e no y h bitá c ul os de hu o. CORTADOR 1.- ¿De que bombardeos habla? CORTADOR 2.- Londres, el bombardeo alemán . m i g ré j v en y trabajé llí d r p artid o r d l c he. (Entra MADRE con cafetera y tazas. Trae una alfombrilla que despliega en el suelo y todos se acuclillan para tomar el café). MADRE.- Aquí stá .S en to q e n s a c fé. V e án co m se acostumbran al sabor de la achicoria. Si le digo la verdad a mí e esu lta ás exót ic o. CORTADOR 2.- A mí e rae uenos ecu erd os. MADRE.- ¿Algún ie jo m or? CORTADOR 2.- No. El bún ker, a egunda, a s artilla s e racionamiento, los campos de concentración … MADRE.- Tiene usted un pasado precioso. ¿Como toma el café? CORTADOR 2.- Solo. CORTADOR 1.- Con un poquito de leche. (MADRE no ha escuchado a CORTADOR 1. Está embelesada con el CORTADOR 2. CORTADOR 1 decide servirse el mismo al ver que no le hacen caso). MADRE.- ¿Azúc ar? CORTADOR 2.- Sí or a vor, eis u ch aradas. MADRE.- Un caramelito de moka. (Pausa. Todos beben de su taza. MADRE y CORTADOR 2 no dejan de mirarse). MADRE.- ¡Qué agnífi c a r u nión ! CORTADOR 2.- ¿Su marido trabaja? MADRE.- No, por suerte hace tres decenios que no da un palo al agua. Ahora estará n l ar cabando on a odega. oy uy afortunada. CORTADOR 2.- Ciertamente. CORTADOR 1.- No está al a ch ic oria . ie ne n abor… MADRE.- De posguerra.


24

CORTADOR 1.- Si usted lo dice… CORTADOR 2.- De dura posguerra. Aunque sin tanta azúc ar. ¿Tiene hijos? MADRE.- Sí. CORTADOR 2.- ¿Dón de stá n? MADRE.- Buscán dose a id a. ecogie ndo arto nes, h apas, prostituyén dose, a abe osas e ó ve nes. CORTADOR 1.- Con su permiso. (Se levanta). Voy a tener que realizar el corte. Ya me he retrasado mucho. (No lo escuchan. Sale). CORTADOR 2.- No sabe como la envidio. MADRE.- No se preocupe, la marginación o ie ne ro ble m as n aceptar más eserva e erso nas. CORTADOR 2.- ¿De veras, usted cree que yo…? CORTADOR 3 (dentro).- Oiga, soy de la compañí a d b tan o, vengo a cortarlo. Hace ocho semestres…(Entra. Va vestido totalmente de ROJO. La ABUELA al verlo le da un ataque histérico agresivo. Se lanza contra él). ABUELA (sobre CORTADOR 3).- ¡Fuera rojo no quieras robar mi transistor! CORTADOR 3.- ¿Qué ace? Q ué h ce? (El CORTADOR 3 es incapaz de quitarse a la ABUELA de encima). MADRE.- ¡Abuela! CORTADOR 3.- ¡Abuela! CORTADOR 1 (dentro).- ¡Voy a cortar la luz! ¡Esto se acaba! (Se apaga la luz de la escena. Silencio. Entra CORTADOR 1 Ayudado de una linternita. El escenario está vacío y oscuro) CORTADOR 1 (leyendo de una libretita).- Julia Martín cortada.(Tacha en la libreta su nombre). Umm…próx im a visita…(va saliendo)avenida hér o es e a e rcera uerra undia l. Seño rita ula lia … (Ruido de avión. Un B-52 bombardea la escena y destruye el teatro. Fin del Psicodrama) AMODEO (saliendo entre el humo).- Coff, coff. Narices de pirotecnia. La familia destruida simbolizado en un bombardeo sin


25

cuartel. Era una metáf o ra, lfr edo, na etá fo r a.B eno,a tes d continuar me gustaría is cu lp arm e nte eatriz , i sp osa, i media naranja, por el malentendido de antes. ¡Beatriz! ¡Bea! ¡Beít a ! BEATRIZ (Dentro) ¡Ya va! ALFREDO.- Ya sale. BEATRIZ.- ¿Y tú, or ué d ab los n e tás c a lad ito? AMODEO.- ¿Quién stá a í? BEATRIZ.- Nadie, ahora salgo. AMODEO.- No tengas prisa. (Sale y al poco vuelve con un cubo de agua) . ¡Maldito cabrón ! D eja ranquila i sp osa! Z orra! ¡Judas! ¡Mamón ! (Lanza el cubo entre cajas. Ruido de electrocución. Grito. Entra Alfredo corriendo , medio desnudo y totalmente chamuscado. Busca ayuda. Queda frito y petrificado. Entra Beatriz) AMODEO.- ¿Pero qué ojo nes? (Sale. Voz dentro.) BEATRIZ.- ¿Qué as ech o? AMODEO.- Salvaguardar mi honor. BEATRIZ.- Tan sól o e yudaba esvestir m e. AMODEO.- Veamos, ummm .... BEATRIZ.- ¿Cóm o stá ? AMODEO.- Frito como una sardina. BEATRIZ.- ¿Cóm o a sta r uerto i stá d p e? AMODEO.- El caso típ ic o e le ctro cu ció n c tatón ic a, to o s mueren de pie. BEATRIZ.- ¡Muerto! El ún ic o on l ue abía a ca n zado e objetivo fál ic o-c oita l. AMODEO.- Espero que el seguro cubra esto. BEATRIZ.- ¿De eso te preocupas, bastardo? ¿Hay algún édi co en la sala? AMODEO.- Yo soy doctor. BEATRIZ.- Doctor en Psicología , stá e ec tro cutad o n t e n e falta de autoestima o quizá as enta r n uñad o d v tio s frente a ti para que vean unas manchas de tinta. Sí so arás , esconderte en tu caparazón e ib lio te ca ntre onfe rencia s doctorados. Sigue investigando la mente humana y vive sin comprender a los que están erca u yo.


26

(Amodeo se apoya en Alfredo y recibe una descarga eléctrica. Beatriz va a su auxilio y se queda pegada en una cadena eléctrica. Finalmente, Amodeo consigue despegarse de Alfredo) BEATRIZ.- No entiendo cóm o a odid o asar, ra n h ic o a n amable , con tan buenas palabras y tan buenas manos... Alfredo... (lo toca y tiene un orgasmo) Amodeo, he sentido unas contracturas en la musculatura uterino-vaginal de 9,7 orgaminus. AMODEO.- Imposible. BEATRIZ.- Esto hay que comprobarlo otra vez. (Lo vuelve a tocar. Otro orgasmo) Sí, xacta m ente ,7 . BÁR BARA(entrando).- Cariño , le vo n ato sp erando ue e des la cremita en las piernas. BEATRIZ.- ¿ Y és ta ? BÁR BARA.Y sto ? AMODEO.- Esto... BÁR BARA.- lfr edo, lfr edo. N o sta rá? BEATRIZ.- Muerto. BÁR BARA.- P ero óm o e p sib le s e tá de pi ? AMODEO.- El caso típ ic o e le ctro cu ció n c tatón ic a, to o s mueren de pie. BÁR BARA.- io s í o , q é lo u ra,ha rá q ue ir l o l cía . BEATRIZ.- Tú o e as. BÁR BARA.- alla , o o ablo on dm i n is tradoras. m odeo, amor, voy a llamar por teléf o no, o e eje s o la . BEATRIZ.- ¿Amor? BÁR BARA.- í, a or,c riñ o ,pi hu rrita, bo boncito, ca am elí n... BEATRIZ.- Amodeo, ¿no tienes nada que decir, esposo? AMODEO.- No sé e ué h bla e ta a um naa olon drad a. BÁR BARA.- o o y in guna to lo ndrada. odos abem os ue estabasentada con mis problemas sexuales con mi José sta pandilla de granujas han intentado convencerme de que me los iban a solucionar y sois unos timadores y asesinos! ¡Tú res n impotente! ¡Y tú na r íg i da !Q e h béis. ..(Tropieza con Alfredo, descarga y orgasmo) Oliorgasmia facunda. Realmente un 9,7. ¡Ya estoy curada! ¡Yo no soy una cualquiera! (Le da un bofetada y se marcha) ¡Policía !(sale) BEATRIZ.- ¡Cierren las puertas! No ha ocurrido nada, esto es lo típ ic o u ando e rabaja on a s m ocio nes ás p ofun das. AMODEO.- Ha debido ser el shock post-traumát ic o ue ro duce una situación on lto iv el e strés l q e p ede h cer a te rar


27

la percepción e a ealid ad e n u je to ip ersensib le . cu rrió un caso parecido en el año 3... BEATRIZ.- Debe ser eso .(Le da una bofetada).Que sepas que nunca me has satisfecho ni personal ni profesionalmente, siempre me has engaña do ncim a as ata do a ni ca persona con la que me esperaba un futuro sexual completo. Alfredo... (lo toca y orgasmito al canto) No pasa nada, el psicodrama debe continuar. Les vamos a ofrecer el úl tim o psicodrama :la vejez, la úl tim a ta pa el am i n o, a e rn ura, l invierno. Voy a cambiarme y ve a cambiarte tú a m bié n. (Toca de a Alfredito sex machine y nuevo orgasmo; lo toca y orgasmo...) AMODEO.- ¡Quieres dejar de tener orgasmos con el muerto! BEATRIZ.- ¡Cál le te e na ez eja e arm e rd enes!¡ h ora l que mando soy yo! ¡Estoy harta de hacer de viejas! AMODEO.- Pero cariño , hora e o ca acer e ie ja . BEATRIZ.- Vieja, pero vieja protagonista. Y la próx im a ele cció n y escogeré ó lo h m bres,h m bres,h m bres... AMODEO.- ¡Alfredo! Sí, unque sté s m erto v s a p rtic ip a r.N voy a desperdiciar yo el dinero que podría aberm e asta do n i. (Lo pone en su sitio para el psicodrama último, mientras recibe descargas eléctricas y algo más) Alfredito... ufff. (Sale)


28

PSICODRAMA 4: LA VEJEZ PERSONAJES: ROCKERO (Amodeo); ABUELA (Beatriz); VENDEDOR (Alfredo) (Una encantadora viejita y un rockero vestido completamente de negro y con grandes bigotes buscan un sitio donde reposar sus cansados cuerpos. Pasean por ningún lugar , aún siendo lo mismo un estercolero que una pila de ladrillos o un macizo de cactus.) ROCKERO.- Por fin, ¿dón de os enta m os? ABUELA.- Aquí n ste aciz o e argarita s aja s. ROCKERO.- Es manzanilla , abuela. ABUELA.- Son margaritas y son margaritas. Atrév ete i o hacerte una infusión on lla s.(Para sí). A mí e as orregir tú. ROCKERO.- Como tú ig as. o ie nso is cu tir … (Se sientan. Esperan. Largo silencio). ROCKERO.- ¿Y ahora? ABUELA.- Va a venir mi prín cip e zul. (Saca una nota arrugada que lee). “En el primer macizo de margaritas. Te estaré esperando”.. ROCKERO.- Ya, ¿y dón de stá s m j es tad ? ABUELA.- (Sigue leyendo). ”Espér am e. ro nto le garé.T a ado”. ROCKERO.- ¿Quién e a sp erar i? E h? E h? (Le arranca la nota de las manos y la rompe). Si tan sól o e uedan os ía s para espicharla. ABUELA.- Aún e ueda uch a u erd a. o sto y i a n iq uie ra en la sala de espera. Mi prín cip e zul… ROCKERO.- Nooo, no lo estás . o ie nto . ro nto le gará t hermoso prín cip e. ABUELA.- ¿De veras? ROCKERO.- Sí, endrá c n s v stid o c les te, s c m isa c rm esíy sus botas de plata. Volará n u aballo scu ro on a s rin es doradas al viento.


29

ABUELA.- ¿Hoy qué ía e ? ROCKERO.- Domingo, ¿cóm o in o sta ría m ose e c m po? ABUELA.- No estoy presentable para mi prín cip e. o e usta ré, correrá o bre u estia asará a m l d o s n d rse c enta q e y soy la jovencita que siempre le espera. Y llegará a iu dad n busca de muchachas de carnes prietas y cabezas locas. Uf, debo arreglarme. (La vieja saca peine y maquillaje y se acicala con cuidado). ROCKERO.- Ya está buela , m pie za er a rd e ay ue encerrarte en el asilo. ABUELA.- Aunque durante treinta día s on u s och es lo vie ra o seguiría quí; f r m e c m o u a e tatua .E te e m ú ti m o tr n y o pienso perderlo. ROCKERO.- El pincha culos del doctor se enfadará. ABUELA.- Yo me quedo esperando. ROCKERO.- No va a venir nadie. ABUELA.- Sabrás ú .. . ROCKERO.- Ven conmigo. No puedo dejarte sola. ABUELA.- Ya soy mayor. No necesito ninguna niñe ra ig otu da. ¡Vete y déj a m e! dió s, h la, sca a t s a igo tes. ROCKERO.- De acuerdo. Pero que sepas abuela que esto es una niñe ría . (Sale). ABUELA.- (Canta).Qué uapo eñor Qué uapo ue ie ne. Qué ello l m or. (Silencio). ABUELA.- Hace frío . adie ie ne. (Pausa). Quizás i ie to o estaba equivocado. Sól o o y na ie ja h och a apric h osa. ¿Quién a enir quí? M l dito s s an l s p ín c i pes az les y a cartas de amor que nos engaña n a s n cauta s e orazón d bil . ¡Nietecito! (Entra un vendedor – Alfredo- de barcos de vela transportados en un carrito. Es un gracioso viejito con boina y mono azul de trabajo).


30

VENDEDOR.- ¡Barcos! ¡Barcos de vela! ¡Barcos para viajar a la tierra de Nunca Jamás ! B arcos e apitá n! ¡ a rco s d S ndokán! ¡Barcos de marineros! ¡Barcos de la mar! ¡Barcos del mundo entero! ABUELA.- ¿Y barcos de prín cip es, ie ne? VENDEDOR.- Hubo pocos prín cip es ia je ro s ero e seguro ue este catamarán erte neció a ú ti m o mo arca in u ieto . ABUELA.- ¿Navega bien? VENDEDOR.- Surca las bañe ras is cin as om o adie . dia l cloro, pero el agua de mar destrozaría u in tu ra. ABUELA.- Y bien bonita que es. VENDEDOR.- Pintada a mano por un ejér cito e ulg as amaestradas por mí. ABUELA.- Buen trabajo. Es precioso. ¿Cuán to id e or l? VENDEDOR.- Es un regalo. Las niña s onita s o agan in ero . ABUELA.- Agradecida. VENDEDOR.- ¿Se alegró u ris te za? ABUELA.- De momento. Mi nieto me espera. VENDEDOR.- Hoy salgo de viaje. (Pausa). Tras el horizonte en busca de nuevas embarcaciones. ABUELA.- Qué aravilla . e usta ría q e l v da l v ndier an e latas de conservas pequeña s ara oder e ner pila das n l almacén o da na eserva. VENDEDOR.- Siempre que quiera puede abrir una. El sueño s muy cabal . No se llevará na lo r in lc anzar u u eño. ABUELA.- Igual perdí l ie m po. sto y ansada e sp erar. VENDEDOR.- Mire sin los ojos. Abra sus tripas. Puede estar ante su diamante, ante su…(Se acercan poco a poco). ABUELA.- De mi… VENDEDOR.- De su prín … ABUELA.- De mi prín … VENDEDOR.- De su prín ci… ABUELA.- De mi prín ci… VENDEDOR.- De su prín cip e. ABUELA.- ¡De mi prín cip e! (Se besan ). ABUELA.- Oh, mi prín cip e. C uánt o t e m poe perán do te!¿P r qu este disfraz? PRíN CIP E.- an asado o s ños y e a enturero q e c n ociste e ahora un feliz vendedor de pequeña s azañas .


31

ABUELA.- Gracias por volver. PRÍN CIP E.- unca ejé d q ererte. ROCKERO (entrando).- Abuela, ¿Todavía ig ues hí? E tab a andando camino a casa y me he dado cuenta de la estupidez que he hecho deján dote o la . ABUELA.- Mi prín cip e a le gado. ROCKERO.- ¿Por qué o eja s a sa is to ria ? ABUELA.- Mír alo , r ente i. ROCKERO.- Aquí a n ó lo e ta e e p ñete ro m a i zo de manzanillas. ABUELA.- Margaritas. ROCKERO.- Lo que sean. Vám onos.(La coge y la obliga a acompañarlo). ABUELA.- No puedo dejarlo solo. ¡Espér am e! E sp éra m e!T aseguro que volveré! VENDEDOR.- Siempre estaré quíe e p im e rm cizo d manzanillas. ABUELA.- Margaritas. ROCKERO.-¡ Vamos, déj a lo a! ABUELA.- Cál la te . dió s c riñ o . (Salen discutiendo. El príncipe—vendedor se sienta junto al macizo de margaritas-manzanillas) PRÍN CIP E.- dió s, a iós .A j s é q ue vol erá .M uy ron o ven d á conmigo a este lado de la calle. Hasta pronto. (Vuelve a su estado de electrocutado anterior al psicodrama.) (Fin del Psicodrama) AMODEO.(quitándose la ropa del personaje)-¿ Bonito, eh? Podría m os haber presentado cien cuadros más ero o do o ue m pie za acaba, incluso el amor, pero sobre todo el sexo. BEATRIZ.- Cariño ... ariñ o (pasa de largo a Amodeo). Amodeo, he descubierto la faceta espiritual de la sexualidad. Me he dado cuenta de que ya no te necesito. Quiero el divorcio. AMODEO.- No, no... esto podemos arreglarlo. ¿ Una semanita en Grecia? ¿dos semanas... en hotel de lujo... sí, n brig o e is ó n. ..? BEATRIZ.- Money can´t buy my love. “I decide you” (Suena un silbato acusador. Entra Bárbara con gorra de policía)


32

BEATRIZ+AMODEO.- ¡Bár b ara! BÁR BARA.- n sp ecto ra árb ara F rnánde z,es ud iante d e criminología , rim er u rso . m odeo uerto bie rto , ueda ste d detenido. Se le acusa de coprofilia, necrofilia, analismo, fist-fucking, beso negro... AMODEO.- ¿Bueno, y qué? BÁR BARA.om i c id io n rim er rado, com páñe m e . AMODEO.- Pero Bár b ara. (Calambres resucitadores de Alfredo. Vuelve a la vida) ALFREDO.- ¡Estoy vivo! TODOS.- ¡Alfredo! ALFREDO.- ¡Maestro, estoy vivo! AMODEO.- ¡Alfredito, Alfredito, mi discíp ulo ! stá v vo y y e to y libre, libre... ALFREDO.- Perdón aestro . B eatriz ! BEATRIZ.- ¡Ay, Alfredo! ALFREDO.- Desde el más llá l e cu ché to o .Yo ta b ién si e to lo mismo. BEATRIZ.- Lo tengo todo planeado. Con el dinero que tenemos en mi cuenta –Amodeo y yo- , que me lo voy a llevar yo porque está i nombre, vamos a abrir un clín ic a ara ue o do l undo ue e nga problemas sexológ ic os cceda ratu ita m ente . ALFREDO.- ¡Sí! BEATRIZ.- Y yo llevaré a arte dm i n is trativ a. ALFREDO.- ¡Qué ran d ea! BEATRIZ.- ¡Y tú le varás l s l c es! ALFREDO.- ¡Fantás tic o! BEATRIZ.- ¡Y seré a ro ta gonis ta e o dos o s sic odram as! ALFREDO.- Beatriz... BEATRIZ.- Alfredo... (Se besan. Calambre) Uao, todavía onservas u potencial voltaico-orgás m i c o. ALFREDO.- ¿Vamos cariño ?(Saliendo) BEATRIZ.- Sí, lfr edo. ALFREDO.- Permiso ex-maestro. BEATRIZ.- Ex-marido.. ALFREDO.- Ex-maestro... BEATRIZ.- Ex-marido... ALFREDO+BEATRIZ.- Ex... ex... ¡ex! (Beso, calambre y salen) AMODEO.- ¡Bár b ara, e m o! ú s rás m i nu va ad ini s tr ad o ra, viajaremos por el mundo, a Grecia o a Almería .


33

BÁR BARA.- Q ué d p íse s ! AMODEO.- ¡Bár b ara, e m o! BÁR BARA.- o, e e e ecir lg o... o e sta do nam orada e u vena criminal, pero ya no eres un asesino, Alfredo está iv o. a o e imagino sudado, con tus tatuajes, tu lát ig o on u ru cifijo . AMODEO.- Puedo intentarlo. BÁR BARA.- am os, ue a o e ones. AMODEO.- ¡Bár b ara, árb ara,B rba ra... BÁR BARA.- o ie nto .(Lo besa en la frente. Sale) Buenas noches, que resuelvan su problemas sexuales. (Risas, risas que resuenan en la cabeza de Amodeo, que apenas tiene fuelle para sacar una risita diminuta) AMODEO.- No, el enfado no ha sido serio. No podemos pasar sin sentir el calor de un cuerpo junto a uno, por mucho que me entierre entre los libros, las charlas, los discursos, las conferencias, los pasillos, no podría o porta r iv ir in lla .(Saca un teléfono móvil. Llama) ¿Beatriz? Tengo un problema con la declaración e a enta ... Estás cu pada (Calambre telefónico) Saludos a Alfredo. Adiós . (Pausa) ¿Somos tít e res e uestro s ro pio s eseos? Som os ib res para zambullirnos en la pasión ? regunta s norm es ara esp uesta s imposibles.

OSCURO FINAL


El Sexo de los Títeres