Page 1


Wynn Kapit y Lawrence M. Elson

ANATOMÍA LIBRO DE TRABAJO

ERRNVPHGLFRVRUJ

Ariel


Diseño de la cubierta: Eva Olaya 1.a edición: enero 2004 Authorized translation from the English language edition, entitied ANATOMY COLORING BOOK, THE, 3rd Edition by Kapit, Wynn; Elson, Lawrence M., published by Pearson Education Inc, publishing as Benjamín Cummings Copyright ©2002 by Wynn Kapit and Lawrence M. Elson Traducción de: JORDI GIMÉNEZ PAYRATÓ

Derechos exclusivos de edición en español reservados para todo el mundo y propiedad de la traducción: © 2004: Editorial Ariel, S. A. Avda. Diagonal, 662-664 - 08034 Barcelona ISBN: 84-344-3713-9 Depósito legal: B.39.919-2003 Impreso en España 2004. - A&M GRÁFIC, S. L. Polígono Industrial «La Florida» 08130 Santa Perpétua de Mogoda (Barcelona) Ninguna, parte de esta publicación, incluido el diseño de la cubierta, puede ser reproducida, almacenada o transmitida en manera alguna ni por ningún medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, de grabación o de fotocopia, sin permiso previo del editor.


DEDICATORIA

A mi esposa, Lauren, y a mis hijos, Neil y Eliot. W Y N N KAPIT Dedico mi trabajo en este libro a mi querida y eximia esposa Ellyn y a toda mi familia; Jennifer, Chris y Gina, Amelia y Bill, Bill y Chris, lĂĄ tĂ­a Boo, Hilary y Jim, Jason, Jodi, Stephanie y a todos los parientes vivos de las notables familias Elson, Stembel, Green, Kornblau y Gilberg..., y especialmente a Andrea, quien hizo posible este libro. LARRY ELSON


ACERCA DE LOS AUTORES Wynn Kapit, el diseñador e ilustrador de este libro, ha cursado estudios de derecho, diseño gráfico y publicitario, pintura y magisterio. En 1955 se graduó, con honores, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Miami e ingresó en el Colegio de Abogados de Florida. Practicó la jurisprudencia tanto antes como después del servicio militar. Cuatro años más tarde decidió cumplir una ambición de la infancia y se matriculó en lo que es actualmente el Art Center College de Los Ángeles, donde estudió diseño gráfico. Posteriormente trabajó durante seis años en el mundo publicitario de Nueva York como diseñador y director artístico. Lo dejó a finales de los años sesenta, volvió a California y empezó a pintar. Entre sus numerosas exposiciones figura una muestra individual en el California Palace of the Legión of Honor en 1968. Regresó a la universidad, y en 1972 obtuvo un masteren pintura por la Universidad de California, en Berkeley. En 1975, mientras enseñaba dibujo figurativo en la Adult Ed de San Francisco, Kapit pensó que necesitaba aprender más sobre los huesos y los músculos. Se matriculó en el curso de anatomía del Dr. Elson en el San Francisco City College. Siendo aún estudiante, creó un formato de texto y coloración de ilustraciones que parecía constituir un método extremadamente eficaz de aprendizaje. Mostró algunos bocetos al Dr. Elson y le expresó su intención de producir un libro de coloración de huesos y músculos pensado para artistas. Comprendiendo inmediatamente el potencial de este método, el Dr. Elson animó a Kapit a elaborar un libro exahustivo de coloración de la anatomía humana, y se ofreció para colaborar en el proyecto. La primera edición

WYNN KAPIT

de Anatomía: atlas para colorearse publicó en 1977, y su éxito inmediato inspiró el desarrollo de un campo completamente nuevo en el mundo de la edición: ios libros para colorear con fines didácticos.

Kapit.creó posteriormente The Physiology Coloring Book en •w

colaboración con dos profesores que estaban enseñando en Berkeley: el Dr. Robert A. Macey y el Dr. Esmail Meisami. El libro apareció en 1987, y ya se han publicado de él dos ediciones. A principios de los años noventa, Kapit escribió y diseñó The Geography Coloring Book, que se encuentra actualmente en su segunda edición. Lawrence M. Elson, Ph.D., planificó el contenido y la organización, aportó esbozos de dibujos y escribió el texto del libro. Ésta es su séptime obra: como autor, sus títulos más conocidos son lt'$ Your Bodyy The

LAWRENCE M. ELSON

Zoology Coloring Bookt y como coautor, The Human Brain Coloring Book y The Microbiology Coloring Book. El Dr. Elson obtuvo el grado B.A. en zoología y realizó estudios preparatorios de medicina en la Universidad . de California, en Berkeley, donde prosiguió su carrera hasta obtener el grado Ph.D. en anatomía humana. Posteriormente trabajó como profesor adjunto de anatomía en el Baylor College of Medicine, en Houston; participó en el desarrollo del Physician's Assistant Program; impartió conferencias y enseñó disección y anatomía en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco, y fue profesor de anatomía general en el City College de esta misma ciudad. Durante su juventud, el Dr. Elson se formó como aviador de la Armada y pilotó bombarderos de portaaviones en el Pacífico Occidental. En su época universitaria se mantuvo en la Reserva Aérea de la Armada y voló en aviones y helicópteros de patrulla antisubmarina. Después de 2 0 años en la Armada, alcanzó el grado de comandante en jefe de un escuadrón de reserva de helicópteros antisubmarinos. En la actualidad continúa volando con su propia avioneta por asuntos de negocios y placer. El Dr. Elson es consultor y conferenciante especializado en las bases anatómicas y la mecánica de las lesiones, práctica que le ha llevado a viajar por todos los Estados Unidos y el Canadá. H a testificado en cientos de juicios y arbitrios por lesiones personales. Sus intereses de investigación se centran en las bases anatómicas y los mecanismos de las lesiones. Para notificar errores o hacer sugerencias que mejoren la eficacia de este libro, sírvase contactar con el Dr. Elson en: foranat@earthlink.net.


ÍNDICE IX

PRÓLOGO

@ E M E R M J f f i > W E $

^©IBÍ^E

SIL ©QDEGSÍP®

IX

AGRADECIMIENTOS

1

x

I N T R O D U C C I Ó N A LA C O L O R A C I Ó N

Planos y cortes anatómicos

2

(Consejos importantes

^

Términos de posición y dirección

para obtener el máximo provecho

4

de este libro)

Sistemas y aparatos del organismo (2)

5

Regiones del cuerpo humano (vista anterior)

Sistemas y aparatos del organismo (1)

6

Regiones del cuerpo humano (vista posterior)

7

Cavidades y revestimientos

(B&LQDILAS V

TnicDQEXDS

8

La célula en general

9

División celular/mitosis

10

Tejidos: epitelio

11

Tejidos: tejido conjuntivo fibroso

12

Tejidos: tejido conjuntivo de sostén

13

Tejidos: muscular

14

Tejidos: microstructura del músculo esquelético

15

Tejidos; nervioso

16

Integración neuromuscular

17

Integración de los tejidos

18

El tegumento: epidermis

19

El tegumento: dermis

^Q^TTEM^ 20

(HKUJIMAM©

ETOQÜEOJirO©®

V

AKTTOffiQJJlLAR

Estructura de ios huesos largos

21

Esqueleto axial/apendicular

22

Clasificación de las articulaciones

23

Términos de movimiento

24

Huesos de la calavera (1)

25

Huesos de la calavera (2)

26

Articulación temporomandibular

27

Columna vertebral

28

Vértebras cervicales y dorsales

29

Vértebras lumbares, sacras y coccígeas

30

Huesos del tórax

31

Extremidades superiores: cintura escapular y hueso del brazo

32

Extremidades superiores: articulación escapulohumeral (hombro)

33

Extremidades superiores: huesos del antebrazo

34

Extremidades superiores: articulaciones del codo

35

Extremidades superiores: huesos y articulaciones de la muñeca y la mano

36

Extremidades superiores: revisión de huesos/articulaciones

37

Extremidades inferiores: huesos de la cadera, cintura pélvica y pelvis

38

Extremidades inferiores: pelvis masculina y femenina

39

Extremidades inferiores: articulaciones sacroilíaca y de la cadera

40

Extremidades inferiores: huesos del muslo y la pierna

41

Extremidades inferiores: articulaciones de la rodilla

42

Extremidades inferiores: huesos del tobillo y el pie

43

Extremidades inferiores: revisión de huesos/articulaciones


44

Introducción al músculo esquelético

45

Integración de la acción muscular

46

Cabeza: músculos de la expresión facial

47

Cabeza: músculos de la masticación

48

Cuello: músculos anteriores y laterales

49

Tronco: músculos profundos de la espalda y la nuca

50

Tronco: músculos del tórax y la pared abdominal posterior

51

Tronco: músculos de la pared abdominal anterior y la región inguinal

5?

Tronco: músculos de la pelvis

53

Tronco: músculos del perineo

54

Extremidades superiores: músculos de la estabilización escapular

55

Extremidades superiores: músculos del manguito musculotendinoso

56

Extremidades superiores: movilizadores de la articulación del hombro

57

Extremidades superiores: movilizadores de las articulaciones del codo y radiocubil

58

Extremidades superiores: movilizadores de las articulaciones de la muñeca y la m r

59

Extremidades superiores: movilizadores de las articulaciones de la mano (intrínsecc

60

Revisión de los músculos de las extremidades superiores

61

Extremidades inferiores: músculos de la región glútea

62

Extremidades inferiores: músculos del muslo posterior

63

Extremidades inferiores: músculos del muslo medial

64

Extremidades inferiores: músculos del muslo anterior

65

Extremidades inferiores: músculos de la pierna anterior y lateral

66

Extremidades inferiores: músculos de la pierna posterior

67

Extremidades inferiores: músculos del pie (intrínsecos)

68

Revisión de los músculos de las extremidades inferiores

69

Supervisión funcional

^O^TTEM^

M E R C O O S ©

70

Organización

71

Clasificación funcional de las neuronas

72

Sinapsis y neurotransmisores

$0$TTEIM)A

M E t W 0 ® 8 ®

© E M V O W .

73-

Hemisferios cerebrales

74

Tractos y núcleos de los hemisferios cerebrales

75

Diencéfalo

76

Tronco encefálico/cerebelo

77

Médula espinal

78

Tractos ascendentes

79

Tractos descendentes

© W O D W E S

V

RE^E^TTOMQEOT®®

80

Ventrículos del cerebro

81

Meninges

82

Circulación del líquido cefalorraquídeo (LCR)

SOSTTEMA

M E R V O © ® ©

[PEROFiRG©©

83

Pares craneales

84

Nervios y raíces nerviosas espinales

85

Reflejos espinales

86

Distribución de los nervios espinales y nervios espinales dorsales

87

Plexo cervical y nervios al cuello

88

Plexo braquial y nervios a las extremidades superiores

89

Plexo lumbosacro y nervios a las extremidades inferiores

90

Dermatomas

91

Receptores sensoriales


M E R ^ D ® S © 92

^ODTT(£>(K)©M© ®

VO®ffiERAIL

SNA: división simpática (1)

93

SNA: división simpática (2)

94

SNA: división parasimpática

^EMiroiB)®^ E^peisoailes 95

Sistema visual (1)

96

Sistema visual (2)

97

Sistema visual (3)

98

Sistemas auditivo y vestibular (1)

99

Sistemas auditivo y vestibular (2)

100

Gusto y olfato

101

Sangre y componentes sanguíneos

102

Esquema de la circulación sanguínea

103

Vasos sanguíneos

104

Mediastino, paredes y revestimientos del corazón

105

Cámaras del corazón

106

Sistema de conducción cardíaca y E C G

107

Arterias coronarias y venas cardíacas

108

Arterias de la cabeza y el cuello

109

Arterias del encéfalo

110

Arterias y venas de las extremidades superiores

111

Arterias de las extremidades inferiores

112

Aorta y sus ramas

113

Arterias al tracto gastrointestinal y órganos relacionados

114

Arterias de la pelvis y el perineo

115

Revisión de las principales arterias

116

Venas de la cabeza y el cuello

117

Sistemas de las venas cava y ácigos

118

Venas de las extremidades inferiores

119

Sistema portal hepático

120

Revisión de las principales venas

S O S T E M A 121

Circulación linfocítica

« O S T E M A 122

UMFATTOffl©

QMMMMOTORO©

fitU)N)[F®OE>E])

Introducción

123

Inmunidad natural y adquirida

124

Timo y médula ósea roja

125

Bazo

126

Ganglios linfáticos

127

Tejido linfoide asociado a la mucosá (MALT)

128

Inmunosupresíón inducida por V I H

A P A R A T T ©

RE$P0RATT©lR0©

129

Visión general del aparato

130

Nariz externa, tabique nasal y cavidad nasal

131

Senos paranasales

132

Faringe y laringe

133

Lóbulos y pleuras de los pulmones

134

Vías respiratorias inferiores

135

Mecanismo de la respiración


w m i R M ®

B > O ® E $ h w ©

136

Visión general del aparato

137

Cavidad oral y relaciones

138

Anatomía de un diente

139

Faringe y deglución

140

Peritoneo

141

Esófago y estómago

142

Intestino delgado

143

Intestino grueso

144

Hígado

145

Sistema, biliar y páncreas

¿ m m r a t t ©

CLDmwfomm

146

Tracto urinario

147

Ríñones y estructuras retroperitoneales relacionadas

148

Riñón y uréter

149

Túbulo renal

150

Función tubular y circulación renal

$0$TnED¡fflA

EM!E>@©R0K)©

151

Introducción

152

Hipófisis e hipotálamo

153

Hipófisis y órganos diana

154

Tiroides y paratiroides

155

Glándulas suprarrenales

156

Islotes pancreáticos IT©

RE(PR©IDÍID(BTIW©

157

Aparato reproductivo masculino

158

Testículos

159

Estructuras urogenitales masculinas

160

Aparato reproductivo femenino

161

Ovarios

162

Útero, trompas de Falopio y vagina

163

Ciclo menstrual

164

M a m a (glándula mamaria)

© E $ ^ R R © 0 J L ©

MODIM^M©

165

Desarrollo del embrión (1)

166

Desarrollo del embrión (2)

167

Envolturas del embrión/feto

168

Osificación encondral

169

Desarrollo del sistema nervioso central

1 7 0 . Circulación fetal

BIBLIOGRAFÍA Y R E F E R E N C I A S A P É N D I C E A: R E S P U E S T A S (LÁMINAS 3 6 , 4 3 , 60, 6 8 , 1 1 5 , 1 2 0 ) A P É N D I C E B: I N E R V A C I Ó N E S P I N A L D E LOS M Ú S C U L O S E S Q U E L É T I C O S GLOSARIO ÍNDICE DE MATERIAS"


PRÓLOGO Tal vez se pregunte por qué producir una tercera edición. ¿Acaso cambia la anatomía con el paso del tiempo? Por lo que respecta a lo que se enseña a los estudiantes de anatomía, formal o informalmente, no hay grandes modificaciones. A veces se observa una nueva variación, pero, desde un punto de vista práctico, la anatomía no cambia sustancialmente. A una escala más amplia, la organización anatómica de nuestro cuerpo experimenta cambios infinitesimales de índole evolutiva, pero esto no es motivo para componer una nueva edición. Si lo hemos hecho es porque creemos que ha llegado la hora de renovar las ilustraciones y el texto, revisar el material y buscar nuevas y mejores formas de ilustrar y expresar la anatomía y su función. También hemos eliminado errores y clarificado la presentación. Nos hemos esforzado por mejorar el atractivo visual de las láminas, intentando no poner 10 kg de información en una lámina de 5 kg. Hemos considerado que la cobertura previa de las articulaciones no era la más adecuada. Por consiguiente, hemos creado nueve láminas nuevas, cinco de las cuales corrigen dicha deficiencia; se trata, en concreto, de las láminas de las articulaciones temporomandibular, escapulohumeral, del codo, sacroilíaca y de la cadera, y de la rodilla. También hemos reorganizado el orden de presentación para facilitar que los profesores de anatomía integren nuestro material con los textos de uso más común. Los «exámenes» de base visual sobre los huesos, arterias y venas se han ampliado para incluir las articulaciones. Se han reorganizado las listas de vasos en dichos exámenes para hacerlas más digeribles. Hemos revisado y dado nueva vida a un tercio de las láminas anteriores, ampliando a dos las dedicadas al sistema tegumentario, actualizando la lámina sobre inmunosupresión inducida por VIH y mejorando considerablemente las láminas sobre distribución de los nervios espinales, meninges, sistema visual y túbulos renales. La . literatura sobre la inervación de la musculatura esquelética, revisada y actualizada, se presenta como Apéndice B. Tal como hicimos en el Prólogo de la segunda edición, queremos dar las gracias a los miles de artistas que nos han aconsejado y animado, incluidos entrenadores, preparadores físicos, profesores, personal paramédico, culturistas, informadores jurídicos, abogados, tasadores de reclamaciones de seguros, jueces y estudiantes y practicantes de odontología e higiene dental, enfermería, medicina/cirugía, quiropráctica, podología, masaje terapéutico, mioterapia, fisioterapia, terapia ocupacional y terapia de ejercicio. Debido a su

enfoque más claro y visual, Anatomía: atlas para colorear ha atraído especialmente a personas discapacitadas o que buscan la excelencia por medios más informales. Y es que, realmente, una imagen vale más que mil palabras.

AGRADECIMIENTOS Hemos contado con el apoyo de muchas, muchas personas, y queremos darles las gracias por su participación en el desarrollo de este libro. Los revisores nos ofrecieron un excelente asesoramiento y señalaron errores que, de otro modo, no se hubieran identificado. Arlene Klepatsky, R.N., J.D., llevó a cabo el trabajo básico de investigación, y le estamos agradecidos. Michael Loftus, M.D., cardiólogo y compañero en el deporte dé la raqueta, revisó amablemente el material electrocardiográfico. Maureen Larsen y Carolyn Scott mecanografiaron gran parte de los apéndices, glosario e índice de materias en condiciones difíciles y a altas horas de la noche; también estamos en deuda con ellas. Dolores Espinoza realizó un trabajo magnífico supervisando la preparación de los materiales para fotocomposición. Gracias a Stephanie Luros por colorear las láminas y advertirnos sobre problemas potenciales. El asesoramiento y los conocimientos informáticos de Jasori Luros supusieron una ayuda inestimable, al igual que la asistencia del ingeniero de software Clifford Clark para la conversión a Macintosh™. Nuestra editora, Susan Teahan, aportó su pericia profesional e hizo lo posible, e imposible, para que cumpliéramos los plazos estipulados. E n cuanto a Gerry Ichikawa y Jill Breedon, correctores del TypeStudio de Santa Bárbara, sólo podemos repetir lo que ya dijimos en la segunda edición: no hay calificativos para valorar la pulcritud y precisión de su trabajo. A todos los que nos ayudaron y a los que no hemos citado en esta nota de reconocimiento, nuestras más sinceras gracias por su colaboración. W Y N N KAPIT

LARRY E L S O N

Santa Bárbara, California

Napa Valley, California


INTRODUCCION A LA COLORACION

(Consejos importantes para obtener el máximo provecho de este libro)

CÓMO ESTÁ ORGANIZADO EL LIBRO

CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA DE COLORACIÓN

El libro se divide en apartados, cada uno de ellos dedicado a un tema. Los apartados contienen series de láminas, que abordan facetas independientes dentro del tema genérico.

Los elementos de las ilustraciones que deben colorearse se perfilan —o se separan entre sí— con contornos gruesos. También se identifican con una. pequeña letra de referencia (A, B, etc.). Los «títulos» (nombres o términos que remiten a dichos elementos) se imprimen con letra manuscrita hueca, seguidos por la misma letra de referencia. Pinte cada elemento y su título correspondiente con el mismo color; No vuelva a utilizar ese color en diferentes partes o títulos de la lámina, a menos que se haya quedado sin colores y tenga que repetirlos.

Una lámina consta de una ilustración con varios componentes que hay que colorear, títulos relacionados (que también deben pintarse), uno o más párrafos explicativos y algunas notas de coloración (NC). Puede empezar por cualquier apartado, pero es preferible colorearlos en el orden en el que se presentan las láminas. No dude en saltarse las láminas que puedan ser demasiado complicadas o irrelevantes para su área de interés.

CUÁNTOS COLORES NECESITA Conviene tener como mínimo 10 plumas o lápices (no tizas ni pasteles). Los lápices son más versátiles porque permiten suavizar u oscurecer cada color. Los rotuladores, por otra parte, producen colores más brillantes. Cuanto más colores tenga, mejor. Si puede comprarlos por separado (no en caja), debería elegir principalmente colores claros, pero sin olvidar el gris y el negro.

Cuando diferentes partes de una ilustración guardan una relación fundamental entre sí, se denotan con las mismas letras de referencia, pero con distintos superíndices (A1, A2), para facilitar su identificación. Todos estos elementos deben pintarse del mismo color. A veces encontrará un título o titular general que debe colorearse, pero que no hace referencia a ningún componente específico de la ilustración. En tales casos, la letra de referencia irá seguida por un guión (A-, B-), y sólo deberá pintarse el título o titular, Las áreas o palabras que tienen que pintarse de color gris se identifican con un asterisco (*); las que hay que pintar de negro, con un círculo negro (•), y las que no hay que pintar en absoluto, con un símbolo de «no colorear» (+).


CÓMO PLANTEAR CADA LÁMINA

SÍMBOLOS UTILIZADOS A LO LARGO DEL LIBRO

Con independencia de que lea el texto explicativo antes o después de colorear la ilustración, siempre debería leer las notas de coloración (NC) antes de empezar a pintar. Estas notas (situadas en la parte superior de la lámina) contienen recomendaciones sobre qué colores utilizar y qué tener en cuenta al pintar esa lámina concreta.

No colorear: + Color gris: * Color negro: • No se muestra: nm Una línea a trazos representa una forma situada debajo o detrás de otra: El elemento en cuestión es de tamaño microscópico:

Empiece por pintar el primero de los títulos de la(s) lista(s). Este título irá seguido por una letra de referencia (A). Localice y coloree la parte de la ilustración a la que se remite dicho título. Es Importante que pinte los títulos en el orden en el que se presentan: si se han enumerado de esta forma, es por algo. Los títulos se encuentran generalmente lejos de la ilustración con el fin de facilitar la revisión. Procure taparlos cuando evalúe lo que recuerda del material. Recomendamos que reserve los colores más claros para los elementos de mayor tamaño. Un color oscuro en un área demasiado grande dominará toda la lámina. Ciertos colores se asocian tradiclonalmente con determinadas estructuras del organismo: rojo, con arterias; azul, con venas; morado, con capilares; amarillo, con nervios, y verde, con sistema linfático. Por supuesto, si le piden que identifique un grupo diferenciado de tales estructuras (p. ej., una ramificación específica de arterias o venas), tendrá que utilizar algo más que ese color representativo.

ABREVIATURAS En el texto y los títulos, las siguientes abreviaturas pueden preceder o seguir a los nombres de las estructuras identificadas; por ejemplo, M. auricular post., A. braquial, M. escaleno med. A. = arteria Ant. = anterior Inf. = inferior Lat. = lateral Lig. = ligamento M., Ms. = músculo(s) Med. (antes del término) = medial Med. (después del término) = medio N. = nervio Post. = posterior R. = rama Sis. = sistema Sup. = superior, superficial Tr. = tracto V. = vena


GENERALIDADES SOBRE EL CUERPO HUMANO

El plano mediano o medio es el plano longitudinal que divide por la línea media la cabeza y el tronco en dos mitades: una derecha y una izquierda. La presencia de la línea media seccionada de la columna vertebral y la médula espinal es característica de este plano. El plano mediano coincide con el plano sagital medio. $ m m i b El plano sagital es un plano longitudinal que divide la cabeza y el tronco en dos partes (no mitades): una derecha y una izquierda. Es paralelo al plano mediano (no medial). m

m

m

k

El plano coronal o frontal es un plano longitudinal que divide el cuerpo (cabeza, tronco, extremidades) o sus elementos en dos mitades o partes: una anterior y una posterior. m m i ^ M i h i ,

« » M d

El plano transversal divide el cuerpo en dos mitades o partes (cortes cruzados): una superior y una inferior. Es perpendicular a los planos longitudinales. Los planos transversales pueden ser planos horizontales del cuerpo en posición vertical. Los radiólogos llaman a los planos transversales cortes/secciones «axiales» o «transaxiales».

NC: (1) Utilice los colores más claros en A-D. (2) Coloree un plano del cuerpo en el diagrama central; luego coloree su título, vista del corte correspondiente y ejemplo del cuerpo seccionado. (3) Pinte toda el área dentro de los contornos gruesos de las vistas de los cortes.

El estudio del cuerpo humano requiere la visualización de regiones y componentes internos. «Disección» (dis-, separar, aparte; sec-, cortar) es el término que designa la preparación del cuerpo para su inspección interna. Un método de disección permite una orientación visual uniforme al dividir el cuerpo en partes, llamadas «cortes»» o «secciones»», junto con sus líneas de referencia, llamadas «planos». La visualización y el estudio de las estructuras internas son posibles gracias a la utilización de técnicas de imagen, como tomograíía computadorizada (TC) y resonancia magnética (RM).


GENERALIDADES SOBRE EL CUERPO HUMANO

TTÉMOMTO ®>E (PMOaéM V ®>0(£E<M<$G0 NC: Coloree las flechas y títulos, pero no las ilustraciones.

Los términos de posición y dirección describen las relaciones de un órgano con otros, generalmente a lo largo de uno de los tres planos corporales ilustrados en la lámina anterior. Para evitar confusiones, estos términos hacen referencia a la posición anatómica convencional: cuerpo erguido en bipedestación, extremidades extendidas, palmas de las manos hacia delante.

Estos términos hacen referencia a una estructura que está más cerca de la cabeza, o en una posición más alta, que otra estructura del organismo. No se emplean con respecto a las extremidades.

Estos términos hacen referencia a una estructura que está en posición más delantera que otra estructura del organismo. Es preferible el término «anterior». W f d K O © ^ W f ó S M c Estos términos hacen referencia a una estructura que está en posición más trasera que otra estructura del organismo. Es preferible el término ««posterior». M l i m U Este término hace referencia a una estructura que está más cerca del plano mediano que otra estructura del organismo. «Medial» no es sinónimo de «mediano» o «medio». U M W 0 . E Este término hace referencia a una estructura que está más alejada del plano mediano que otra estructura del organismo. f m m m i ? Este término, que sólo se emplea para las extremidades, hace referencia a una estructura que está más cerca del plano mediano o de la rafz de la extremidad que otra estructura de esa misma extremidad.

Este término, que sólo se emplea para las extremidades, hace referencia a una estructura que está más alejada del plano mediano o de la raíz de la extremidad que otra estructura de esa misma extremidad.

MMIM, 0MIFEK0©Kh

Estos términos hacen referencia a una estructura que está más cerca de los pies, o en una posición más baja, que otra estructura del organismo. No se emplean con respecto a las extremidades.

aiüKFiWD^ÍLi

1

\ .—-'A

vmi/mwmin

El término «superficial» es sinónimo de externo; el término «profundo» es sinónimo de interno. En relación con el punto de referencia en la pared torácica, una estructura es superficial si está más cerca de la superficie del cuerpo, y es profunda si está más alejada de dicha superficie.

El término «ipsilateral» significa «en el mismo lado» (que el punto de referencia); «contralateral» significa «en el lado opuesto» (del punto de referencia).

9 ( q j

CUADRUPEDO

' P ! ^

Los cuadrúpedos presentan cuatro puntos de dirección: extremo de la cabeza (craneal), extremo de la cola (caudal), lado del vientre (ventral) y lado de la espalda (dorsal). En los bípedos (p. ej., el ser humano), el lado ventral también es anterior; el lado dorsal también es posterior; el extremo craneal también es superior, y el extremo caudal es inferior.


GENERALIDADES SOBRE EL CUERPO HUMANO MOTEMOS y

(M(L © G t ^ M O M ®

NC: Utilice colores ctaros. Pinte ei esqueleto (A). Pinte de marrón la musculatura (B). Pinte de rojo las arterias principales y el corazón (con el contorno más grueso), y de azul las venas (C). Pinte de verde todos los vasos linfáticos (D). ñnte de amarillo los nervios, cerebro y médula espinal (E). Pinte los recuadros que representan el sistema endocrino (F). Elija un color de piel para el sistema tegumentario (6). Note que estos dos últimos son sistemas independientes, pero aquí se han combinado gráficamente en una sola ilustración. Los tejidos son conjuntos de células similares. Los cuatro tejidos básicos están integrados en la pared corporal y las estructuras/órganos viscerales. Un sistema es una serie de órganos y estructuras que comparten una función común. Los órganos y estructuras de un mismo sistema ocupan regiones diferentes del organismo y no siempre se agrupan en contigüidad.

M(ü)S(iiirD(g©A mtogqdilma' El sistema esquelético consta del esqueleto de huesos y su periostio, así como de los ligamentos que fijan los huesos a las articulaciones. Por extensión, este sistema podría incluir las diversas fascias que recubren los músculos parietales/esqueléticos del organismo y que contribuyen a su estabilidad estructural. El sistema articular comprende las articulaciones, tanto móviles como fijas, y las estructuras relacionadas, como cápsulas articulares, membranas sinoviales y discos/meniscos.

Ei sistema muscular incluye los músculos esqueléticos, que mueven el esqueleto, la cara y otras estructuras y dan forma al cuerpo humano; el músculo cardíaco de las paredes del corazón, y el músculo liso de las paredes de las visceras, los vasos y la piel.

El sistema cardiovascular consta del corazón, con cuatro cámaras; las arterias, que conducen la sangre a los tejidos; los capilares, a través de los cuales los nutrientes, gases y materiales moleculares pasan hacia/desde los tejidos, y las venas, que devuelven la sangre de los tejidos al corazón. En sentido amplio, el sistema cardiovascular también incluiría el sistema linfático.

El sistema linfático es un sistema de vasos que ayuda a las venas a recuperar los líquidos hísticos y devolverlos al corazón. El agua representa un 60% de la masa corporal, y las venas, por sí solas, no suelen ser capaces de cubrir las demandas de drenaje de los tejidos. Los ganglios linfáticos, que filtran la linfa, están distribuidos por todo el organismo.

Ei sistema nervioso consta de tejido generador/conductor de impulsos, que está organizado en un sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal) y un sistema nervioso periférico (nervios), que incluye el sistema nervioso visceral (autónomo) implicado en las respuestas vegetativas y las respuestas involuntarias de «lucha o huida» («fightorflight»).

El sistema endocrino consta de una serie de glándulas que segregan agentes químicos (hormonas) hacia ios líquidos hísticos y la sangre y que afectan al funcionamiento de múltiples áreas del organismo. Muchas de estas glándulas están bajo el control del encéfalo (hipotálamo). Las hormonas contribuyen a mantener el equilibrio de las funciones metabólicas en la mayoría de los sistemas orgánicos. m

m

m

m

m

m

G

El sistema tegumentario es la piel, repleta de glándulas, receptores sensoriales, vasos, células inmunitarias y anticuerpos, y diversas capas de células y queratina que previenen ios efectos nocivos de los

(ti)


GENERALIDADES SOBRE EL CUERPO HUMANO ¡ Q S T T E I M A S

V

m

NC: Utilice colores claros diferentes de los que ha empleado en la lámina anterior.

i

Cavidad nasal

H El aparato respiratorio consta de las vías aéreas superiores (de la nariz a la laringe) y las vías respiratorias inferiores (de la tráquea a los espacios aéreos de los pulmones). La mayor parte del aparato es simplemente un conducto; sólo los espacios aéreos (alvéolos) y los bronquiolos muy pequeños intercambian gases entre los alvéolos y los capilares pulmonares. S)0@ÍSTJW©I El aparato digestivo se ocupa de descomponer, digerir y asimilar los alimentos, asf como de excretar los residuos. Empieza en la boca y continúa en sentido descendente hacia el abdomen, donde adopta un curso serpenteado hasta desembocar en el ano. Las principales glándulas asociadas son el hígado, páncreas y sistema biliar (vesícula biliar y conductos relacionados). J El aparato urinario tiene por función conservar el agua y mantener un equilibrio ácido-base neutro en los líquidos orgánicos. Los ríñones constituyen la estructura fundamental de este aparato; el líquido residual (orina) se excreta a través de los uréteres hacia la vejiga urinaria, donde se retiene y se expulsa al exterior a través de la uretra. m m m w m ® / :K

El sistema linloide consta de una serie de órganos dedicados a defender el organismo: timo, médula ósea, bazo, ganglios linfáticos, amígdalas y agregados menores de tejido linfoide. Este sistema, que incluye una distribución difusa de células ¡nmunitarias por todo el organismo, se responsabiliza de resistir a los microorganismos invasores y eliminar las células deterioradas o anormales.

FE'MÍM0M@l El aparato reproductivo femenino tiene por misión segregar hormonas sexuales, producir y transportar células germinales (óvulos), recibir células germinales masculinas y transportarlas hasta la zona de fertilización, mantener el desarrollo del embrión/feto y sustentar inicialmente al neonato.

MASSODILON^m • El aparato reproductivo masculino se ocupa de segregar hormonas sexuales masculinas, formar y mantener células germinales (esperma) y transportarlas hasla el aparato genital femenino.

Ganglios linfáticos ( < Hígado Vaso sanguíneo'

M $ M 0 $ ( H ) < 2 )

te)


5

GENERALIDADES SOBRE EL CUERPO HUMANO

Véase 6

0 g £ < & 0 M E $ IDEd M E B t C P ® M W M ) ®

(^OSTO

MnTEK0©K)

NC: El texto de ésta y de la siguiente lámina se encuentra en la página 6. (1) Las regiones anteriores/laterales se han agrupado en áreas más extensas (p. ej., cabeza, cuello). Las regiones de cada área (A', A!, etc.) deben pintarse del mismo color. Coloree un titulo y la flecha que apunta a su región. (2) Aunque hay que pintar el título «pudendo» (D-), no se muestra esta región (genitales externos femeninos). Lo mismo ocurre con el perineo (D-), la región entre el pubis y el cóccix, por debajo del suelo pélvico. m m ^ A tFmGñMÍ

A'(Irnle) A ! (sien)

© ( g l B ü m ^ O a A3 (ojo, cavidad/paredes) M M / ^ i A4 (nariz, cavidad/paredes)

mmiA'Mm A' (cavidad de la boca) M A M I B Q I I U M g A' (mandíbula inferior)

(EM)b(BERtfOffiAQ. ^ K n r B ' (parte delantera del cuello) y \ 1 T ( i m Balado del cuello) S i m i P K M y ^ V í f i l l D y W R BJ (por encima de la clavicula)

t é m x c ( P l t g T O ^ L C' (tórax anterior) ^ W M O M W Í I L ^ O ^ d . m m i $ 0 1 * D'(abdomen) QGíQ<^aDQ(?íQ^tL d1 (ingle) ( P É H ^ O © ^ D1 (pelvis) ( H l Í ® 0 © ^ D 4 (región genital) © O T Í M o1 (órganos reproductivos) D- NM (genitales femeninos) I P I i í O M ü ^ í L D- NM (entre el pubis y el cóccix) E O T B E M O B ^ E S E' (hombro/parte superior del brazo) m i í m

E! (axila)

( B m i O D O A H EJ (brazo) AMITEfilUIBBIWWL E' (parte delantera del codo) / a M f d i ^ W O ^ d És (antebrazo) ©MG^G^E'(muñeca) M^(¡¡0©s ( F ^ H M ^ E ' ( p a l m a ) M ^ M O s ( § > 0 @ 0 W E'(dedos)

E J T O E G W A I & E S O M I F E & I K M E S F© © © © í ® ! ^ ' (cadera) I P I W ^ I L F! (muslo) R O T W U A M A f » (rótula) © K Q D ^ d F 4 (pierna) T « 0 « F « (PAÍS

(tobillo) F' (parle superior del pie)

ffUEs B > 0 ® 0 m p

(dedos)


GENERALIDADES SOBRE EL CUERPO HUMANO

K E ® 0 m S $ (B>EG. (BQDEKtP© M W M I ® ( W T O » O T l G t O « ) NC: (1) En las zonas marcadas con A, B, E y F, utilice los mismos colores que empleó para estas letras en la lámina anterior.

La anatomía regional es la organización de la estructura humana por regiones. Aquí se muestran las regiones más importantes dentro de cada área principal (p. ej.( cabeza, cuello). Hay múltiples regiones dentro de cada región, y todas incluyen estructuras de diferentes sistemas, como huesos, músculos, vasos sanguíneos y nervios. El estudio disectivo del cuerpo se lleva a cabo generalmente región por región. Un conocimiento regional profundo de la estructura humana es fundamental para la mayoría de los profesionales de la salud.

( m i i i ^ A . I F W f l n í M . A' (partes superior y laterales de la cabeza) © © © O O T O I U ' (parte posterior de la cabeza) ©0DI1QJL<2)B© I t ^ m B ^ H (?©SlTo / K K M b ' (parte posterior del cuello)

EsmoMo-

ESWQDMg' (escápula)

V E R T T E K K ^ I L G ! (columna vertebral) ^ ^ M E K l F d i ^ L G' (al lado de la columna) G' (tórax posterior) H d f l l M I B ^ K Gs (parte inferior de la espalda) (articulación vertebropélvica) M < » G ' ( p e l v i s posterior) (8©(g(M®E$G'(«rabadilla»)

E O T R E M Q I B W E S

^ Q 0 I P E I » ( Í « E-

A d M M O A Q . E' (por encima del hombro) © g T O O » E' (hombro/parte superior del brazo) í M © i ( m

Abrazo)

E4 (codo) M I T E I B I R A Q I U I O A I I . E' (antebrazo) © ^ Ü P O ^ M ^ E ' (muñeca) E' (dorso de la mano) H W O W E ' (dedos)

E O T I R E M Q I I S W E S Q M I F E I » ! » F(nalgas) IFlM©^llF

!

(muslo)

F® (parte posterior de la rodilla) © ( S t U l l ^ ^ L F4 (pierna)

POEs IFOEs

[ P A J O T E F" (planta del pie) G X K O T ^ I L F' (dedos)

6 Véase 5


GENERALIDADES SOBRE EL CUERPO HUMANO m

<BÉ(UU)(LA E M

© E M E C m Capa meníngea

NC: Excepto en H, utilice colores ciaros. (1) Observe que ios revestimientos de las cavidades corporales cerradas (A'-D1) tienen que colorearse de gris. (2) En las cavidades viscerales abiertas que se muestran más abajo, los revestimientos reciben el color (H).

<m¡9EAIU

©QflRABflABWREA'*

VERTTEBR^IL b W ^ M ^ K i B'* w ^ m m c ipojehdr^c* Las cavidades corporales cerradas (las cavidades craneal, vertebral\ torácica y abdominopélvica) no están abiertas al exterior del cuerpo. Aunque ciertos órganos pueden pasar a través de ellas o existir dentro de ellas, las cavidades orgánicas no se abren hacia estas cavidades cerradas. Las cavidades corporales cerradas están revestidas por una membrana: la gruesa duramadre recubre las cavidades craneal y vertebral, mientras que las cavidades torácica y abdominopélvica están recubiertas por una membrana fina y acuosa (serosa). La cavidad craneal está ocupada por el encélalo y su revestimiento, pares craneales y vasos sanguíneos. Las paredes óseas de la cavidad craneal están recubiertas por la duramadre, una membrana rígida y fibrosa que se pliega hacia dentro para formar una capa meníngea que envuelve el cerebro (Lámina 81). La cavidad vertebral alberga la médula espinal, sus cubiertas, vasos relacionados y raíces nerviosas (Lámina 77). Su duramadre mantiene continuidad con la duramadre craneal en el agujero occipital (foramen magnum), y forma un saco cuyo fondo se sitúa al nivel de la segunda vértebra sacra. La cavidad torácica contiene los pulmones, corazón y otras estructuras (vías aéreas tubulares, vasos sanguíneos, linfáticos, nervios). Sus paredes esqueléticas son las vértebras dorsales y las costillas por detrás, las costillas en posición anterolateral y el esternón y los cartílagos costales por delante (Lámina 30). El techo de la cavidad es membranoso: el suelo es el diafragma torácico muscular (Lámina 50). La zona media de la cavidad torácica presenta una partición repleta de visceras (p. ej., corazón), llamada mediastino (Lámina 104). Ei mediastino divide la cavidad torácica en una parte derecha y una parte izquierda bien diferenciadas (no se muestran). La superficie interna de ambas mitades de la cavidad torácica está recubierta completamente por una membrana serosa llamada pieura (Lámina 133). La pleura, como todas las membranas serosas, consta de una sola capa de células sostenida por una capa fina y vascular de tejido conjuntivo. Estas células segregan un líquido seroso que permite que los pulmones revestidos por la pleura se muevan sin fricción contra las paredes torácicas, también recubiertas por pleura.

parietal

Capa visceral

La cavidad abdominal, que contiene el tracto gastrointestinal y glándulas relacionadas, ei aparato urinario y un gran número de vasos y nervios, está limitada por paredes musculares en posición anterolateral, las costillas inferiores y músculos a ambos lados y las vértebras lumbares por detrás. El techo de la cavidad abdominal es el diafragma torácico. Las cavidades abdominal y pélvica mantienen continuidad entre sí y comparten el suelo pélvico muscular. La cavidad pélvica, que alberga la vejiga urinaria, recto y órganos reproductivos, tiene paredes musculares por delante, paredes óseas a ambos lados y el sacro por detrás. La superficie interna de ia pared abdominal está revestida por una membrana serosa, el peritoneo (Lámina 140). Las secreciones serosas permiten que ias vísceras abdominales móviles se deslicen sin ,'ricción durante el movimiento. El peritoneo cubre las visceras pélvicas, pero no las envuelve ni llega al suelo pélvico.

mwmms rn/hmm

A®qekiím+

Mediastino

qdrinaro<Q>f ®O®esw©g

mmmw tas cavidades abiertas (aparatos respiratorio, digestivo y urinario) son irincipalmente conductos tubulares revestidos por una capa secretora de moco llamada mucosa. La mucosa es el tejido operativo (secreción, absorción, protección) ie las cavidades abiertas; está recubierta por células epiteliales, se sostiene mediante tejido conjuntivo vascular e incorpora a menudo una capa de músculo liso, .as cavidades abiertas dentro de las cavidades torácica y abdominopélvica se abren ^ exterior del cuerpo. Su revestimiento mucoso es continuo, y se convierte en piel al iinal de las cavidades tubulares (nariz, boca, perineo).

Riñón

Vejiga urinaria


8

CÉLULAS Y TEJIDOS © i d d f l d ^

m

©

m

i

M

i

o

m

NC: Pinte de gris las diversas formas celulares en la parte superior izquierda de la lámina. Utilice los colores más claros para A, C, D, F y G. (1) Los pequeños círculos que representan rlbosomas (H) se distribuyen por todo el citoplasma (F) y por el retículo endoplasmático granular (G1); pinte primero estas áreas más grandes, incluidos los ribosomas, y luego vuelva a pintar por encima los ribosomas con un color más oscuro. Cada organela mostrada es tan sólo una de las muchas existentes en las células vivas.

( F I R M A S ©EQJUJUMRES*

(WEBABR^MI^

ffiELMJyMKA

Membrana nuclear: Es una membrana lipoproteica, porosa y limitadora, que regula el paso de moléculas.

GOT©(IÉ@(L©E

Nucleoplasma: Es la sustancia nuclear, que contiene cromatina (cromosomas durante la división celular) y ARN.

mmm$m? «

í

m

©

EM(B)®IPIL^SWI^TO©®

u$<Q>g,

fommw

®E

mm@m

k

Membrana celular: Es la membrana lipoproteica que limita la célula, preserva la estructura interna y permite la importación/exportación de materiales. La plegadura hacia dentro/fuera de la membrana celular permite la entrada de materiales en la célula (endocitosis) o su expulsión de ella (exocitosis).

mm\

@EMTO®(L®m

Nucléolo: Es una masa compuesta principalmente por ARN; forma ARN ribosómico (ARNr) que pasa al citoplasma, y constituye una localización primaria de síntesis de proteínas. Citoplasma: Es la sustancia básica de la célula, aparte del núcleo. Contiene las organelas e inclusiones que se enumeran a continuación. Retículo endoplasmático (RE) liso/granuiar: Son túbulos revestidos de membrana a los que los ribosomas pueden adherirse (RE granular; túbülos aplanados) o no (RE liso; túbülos redondeados). El RE granular se ocupa de transportar las proteínas sintetizadas en los ribosomas. El RE liso sintetiza moléculas complejas (llamadas esferoides) en algunas células; almacena iones calcio en el músculo, y degrada toxinas en el hígado.

MOtSIS^irifüISQDIl^N

Ribosoma: Es la localización de la síntesis proteica, donde se secuencian los aminoácidos de acuerdo con las instrucciones del ARN mensajero del núcleo.

O M M S O é M (BEIlllDWo

Aparato de Golgi: Es un conjunto de sacos aplanados y revestidos de membrana de cuyos márgenes brotan pequeñas vesículas; recoge productos de secreción y los empaqueta para exportación o uso celular (p. ej., lisosomas).

La célula es la unidad estructural y funcional básica de todos los seres vivos. Los seres vivos se caracterizan por su capacidad para reproducirse y crecer, metabolizar (transformar o producir/consumir energía) y adaptarse a cambios limitados en su entorno interno y externo. Las estructuras corporales que carecen de estas características, como las fibras de tejido conjuntivo, no se consideran «vivas». Las estructuras corporales más complejas que una célula constan de un conjunto de células y sus productos.

Mitocondria: Es una estructura oblonga y membranosa cuya membrana interna serpentea como un laberinto. En la mitocondria se genera energía para las operaciones celulares a través de una compleja serie de reacciones entre oxígeno y productos de la digestión (reacciones oxidativas). Vacuolas: Son contenedores revestidos de membrana que pueden fusionarse entre sí o con otras estructuras membranosas, como la membrana celular. Actúan como vehículos de transporte.

Las actividades de las células constituyen el proceso mismo de la vida; incluyen ingestión, asimilación y digestión de nutrientes y excreción de los residuos; respiración; síntesis y degradación de materiales; movimiento, y excitabilidad o respuesta a estímulos. El deterioro o cese de estas actividades en células normales, ya sea por trauma, infección, tumores, degeneración o defectos congénitos, constituye la base de los trastornos o procesos patológicos.

Lisosoma: Es una estructura revestida de membrana que contiene enzimas y posee una gran capacidad para degradar materiales; por ejemplo, microorganismos, componentes celulares deteriorados o nutrientes ingeridos.

Por volumen, la célula prototípica es agua en un 80%; por peso, está compuesta por proteínas (aproximadamente el 15%), lípidos (3%), hidratos de carbono (1%) y ácidos nucleicos y minerales (1%). Estos materiales pueden estar integrados en unidades operativas estructurales (organelas), formar una unidad funcional más móvil (p. ej., ARN mensajero, enzimas basadas en proteínas globulares) o constituir productos de la célula. La función básica de la célula es producir proteínas, que son esenciales para la adquisición y utilización de energía, la formación y reparación de la estructura y las actividades celulares (p. ej., síntesis, secreción, absorción, contracción).

Microtúbulos: Formados por proteínas, dan apoyo estructural a la célula y/o sus componentes.

Centriolo: Es un haz de microtúbulos en forma de pequeño cilindro. Generalmente van de dos en dos, uno perpendicular al otro. Dan lugar a los husos que utilizan las cromátides migratorias durante la división celular.

Microfiiamentos: Son estructuras de sostén compuestas por proteínas diferentes de las de los microtúbulos. En el músculo esquelético, las proteínas actina y miosina son ejemplos de microfiiamentos delgado y grueso. inclusión celular: Es un aglomerado de material dentro de la célula que .no constituye una parte funcional de ella (organela); por ejemplo, glucógeno, lípidos, etc.


CÉLULAS Y TEJIDOS 21

NC: Para los títulos de la membrana celular, membrana nuclear, nucléolo y centriolo en esta lámina, utilice los mismos colores que ya empleó en la Lámina 8, aun en el caso de que las letras de referencia sean diferentes. Use colores contrastados para E-E2 y F-F2 y gris para D-Dl con el fin de distinguir esta última estructura de las dos anteriores. (1) Empiece por la célula en inferíase; lea el texto relacionado y complete cada célula

flMet/W

antes de pasar a la siguiente. (2) Coloree el nombre de cada fase y su flecha pertinente de progresión. Observe que en la inferíase el material cromatínico dentro de la membrana nuclear se encuentra en forma de hebras; pinte toda el área con el color apropiado. Note asimismo que la cromatina inicial (D* en la inferíase) se colorea de modo distinto en las células hijas (E2, F2), aunque se trata de la misma cromatina.

(BEOJMUMBA

MQMBILEMb

M©H(f®(L®C

«©M^TOEf / ©(¡l©^)®^®^? / «MMOIMF 2 ©EMITO©!® H

P K ® ( F ^ S E D1*

cf

0000$® J La capacidad para reproducir la especie es una característica de los seres vivos. Las células se reproducen en un proceso de duplicación y división llamado mitosis. Las células epiteliales y conjuntivas se reproducen a menudo; las células musculares maduras, con menor frecuencia, y las células nerviosas maduras, rafa vez, si es que llegan a reproducirse. Una mitosis hiperactiva puede dar lugar a la formación de un tumor encapsulado; la mitosis incontrolada, asociada a invasión y metástasis, se denomina cáncer. Puesto que los principales cambios celulares durante la mitosis tienen lugar en el núcleo y áreas adyacentes, sólo se han ilustrado aquí estas partes de la célula. Se muestra cómo la cromatina nuclear (una red difusa de ADN y proteínas relacionadas), una vez duplicada, se transforma en 46 cromosomas, que se dividen en subunidades apareadas (92 cromátides); estas cromátides se separan y se desplazan hacia polos opuestos de la célula en división, foroandotos46 cromosomas en cada una de tas nuevas células líijas. Por motivos úe claridad,

sólo se muestran cuatro pares de cromátides y cromosomas. Las fases de los cambios nucleares observados durante la mitosis son las siguientes: Interfase. Es la fase entre dos mitosis sucesivas, y representa el período más largo del ciclo reproductivo. Durante esta fase tiene lugar la duplicación de ADN (en cromatina). La cromatina dispersa (D*) es una red de fibrillas finas que no pueden visualizarse como entidades dítaófádás en el nucíeopfasma. La membrana celular, núcleo y nucléolo permanecen inalterables. Los centriolos se aparean y se sitúan en contigüidad en un polo de la célula. Prolase. La cromatina dispersa (D*) se espesa, se acorta y se enrosca para formar cromatina condensada, o cromosomas (D1*). Cada cromosoma consta de dos cromátides (E y F) conectadas por un centrómero (G). Cada cromátide tiene la cantidad de ADN equivalente a un cromosoma. En la parte final de esta fase, ia membrana nuclear se rompe y se disuelve, al igual que el nucléolo. Los centriolos, después de duplicarse durante la interfase, se separan para. situarse en polos opuestos de la célula. Proyectan microtúbulos llamados astrosferas (ásters). Metalase. Desde ei par de centriolos se proyectan hacia el centro de la célula hebras de fibras fusiformes. Las cromátides se acoplan a las fibras fusiformes por el centrómero y se alinean en el centro, la mitad (46) a un lado y la mitad al otro. Anafase. Los centrómeros se dividen, y cada centrómero hijo se acopla a una cromátide. Todos los centrómeros son atraídos hacia el polo ipsilateral de la célula, siguiendo el rastro de la fibra fusiforme y llevando, consigo su cromátide. Las cromátides separadas son ahora cromosomas. La anafase finaliza cuando tos cromosomas hijos llegan a sus respectivos polos (46 a cada lado). Telofase. La célula se escinde por el centro y forma dos células hijas, cada una de ellas idéntica a la célula madre (suponiendo que no se produzcan mutaciones). El citoplasma y las organelas, que ya se habían duplicado anteriormente, se segregan hacia sus nuevas células respectivas. A medida que se reconstituye el núcleo y reaparecen la membrana nuclear y el nucléolo en cada nueva célula, los cromosomas se difuminan en cromatina dispersa y desaparece ei centrómero. La escisión completa de la célula madre en células hijas concluye el proceso mitótico. Cada célula hija entra en la interfase y reinicia el proceso de nuevo. La • mitosis incrementa el número de células, pero no modifica su contenido.

© g y i l K L M 09ILDM D *


i CELULAS Y TEJIDOS m n o E x »

A

K p o m o ©

NC: Utilice colores muy claros en toda la lámina. (1) Coloree las Hechas que señalan la localización de los tejidos epiteliales en los distintos órganos. Los tejidos epiteliales, uno de los cuatro tipos básicos de tejido, constituyen la superlicie operativa de la piel y de todas las cavidades corporales, incluidos vasos, conductos y glándulas. Protegen, segregan, absorben o sienten (p. ej., neuroepitelio). Algunos incluso se contraen (mioepitelio). Los tejidos epiteliales se presentan generalmente como una capa única (simple) o múltiple (estratificado). La capa interior del epitelio está unida al tejido conjuntivo subyacente por medio de una membrana basal (láminas basal y reticular segregadas). Las células epiteliales están conectadas entre sí por uno o más de los siguientes elementos: glucoproteínas adherentes, desmosomas, uniones en hendidura (gap¡unclions) y bandas circunferenciales (no se muestran).

10

Superficie libre

Membrana basal

Tejido conjuntivo de sostén

SIMPLE

Vaso sanguíneo

Vi

Microvellosidades

d O T i d O © Ü O W Q J + Este tejido superficial tiene funciones de filtración, difusión, secreción y absorción.

El epitelio escamoso simple está compuesto por células delgadas similares a una placa o lámina. Tiene funciones de difusión. Reviste el corazón y todos los vasos sanguíneos (endotelio), células de las vías aéreas, cavidades corporales (mesotelio), etc. B El epitelio cúbico simple está compuesto generalmente por células secretoras y conforma las glándulas de lodo el organismo, túbülos renales, bronquiolos terminales de los pulmones y conductos de los aparatos reproductivos.

Tracto S J / gastrointestinal

<S

Células glandulares

mrnmm^G El epitelio columnar simple reviste el tracto gastrointestinal y realiza funciones de secreción y absorción. La superficie libre (apical) puede estar cubierta por proyecciones digitiformes de la membrana celular, llamadas microvellosidades, que aumentan el área superficial de secreción/absorción.

Queratina ESTRATIFICADO

m t l J » ^ SE(III(E)®STOirOIFO(B^IÍ)®D Las células columnares se agrupan estrechamente entre sí formando una sola capa, aunque parece que estén estratificadas. Todas las células están unidas a la membrana basal. Este tipo de tejido reviste los aparatos reproductivo y respiratorio. Los cilios de la superficie libre mueven colectivamente los materiales superficiales por medio de impulsos ondulantes que se alternan con períodos de reposo.

KPQTiU© El epitelio estratificado suele ser resistente a las lesiones por desgaste y desgarro debido a la rápida reposición de las células.

Este epitelio puede estar queratinizado (piel) o no (vacidad oral, faringe, cuerdas vocales, esófago, vagina, ano). Las células basales son generalmente columnar y germinativas.

DISTENDIDO

TOW$0©0©MM. F El aparato urinario está revestido por múltiples capas de células. Con la vejiga vacía, la capa íibromuscular se contrae debido al tono muscular; el epitelio está fuertemente concentrado. Con la distensión vesical, las células se elongan, y el tejido es más delgado que en estado contraído. Este tejido responde a los cambios de volumen.

i t p o m o © Las células glandulares producen y segregan/excretan materiales de diferente composición; por ejemplo, sudor, leche, sebo, cerumen, hormonas, enzimas, etc. En la mayoría de los casos son las células mioepiteliales las que inducen la secreción del material producido. E K ® « K ) ® G Las glándulas exocrinas (p. ej., sudoríparas, sebáceas, pancreáticas, mamarias) surgen como protuberancias del tejido de revestimiento epitelial, conservan un conducto que llega hasta la superíicie libre de la cavidad o piel y excretan/segregan alguna sustancia. Las porciones secretoras pueden adoptar una de varias formas (tubular, espiral, alveolar/acinar) y están conectadas a uno o más conductos. E M I M X 8 « © H Las glándulas endocrinas surgen como excrecencias epiteliales, pero pierden la conexión con la superficie durante el desarrollo. Se asocian íntimamente con una red capilar densa y segregan sus productos hacia ella.

CONTRAfDO

Capilar GLANDULAR

Glándula sudorípara ^ Tiroides

Glándula mamaria r

Glándula sebácea


11

CÉLULAS Y TEJIDOS mDQI5>@$s T E J O © ® © © M J M T J W ®

(POüOtOi®

NC: Utilice el color amarillo para C y C l y el rojo para J. (1) Empiece con la ilustración del medio a la izquierda y sus títulos relacionados (de A a K). Los títulos y márgenes de los cortes microscópicos de TC regular/irregular denso (F\ F2) reciben el color del colágeno (F), ya que ésta es la estructura dominante en ambos tejidos. (2) No coloree la matriz.

ma!)(LM+

>+ @©tt$<M©F iBiSTTfl^G

í í M É I I ^ I M b MOPOfilTOc IWMIM®©OTr©D

BflM&OZ,

<W(iumse$j Los lepdos conjuntivos (TC) conectan, unen y sostienen la estructura corporal. Constan de un número variable de células, fibras y sustancias básicas (líquidos, sol/gel o minerales). A nivel microscópico (la magnificación de las ilustraciones es aproximadamente de 600x), los tejidos conjuntivos van desde la sangre (células/líquidos), pasando por los tejidos fibrosos (células/fibras/matriz variable), hasta los tejidos de sostén más rígidos (células/fibras/matriz densa), como el cartílago y el hueso mineralizado. También existe tejido conjuntivo a niveles visibles de la organización corporal, en capas fasciales de las paredes, tendones, ligamentos, hueso, etc. Esta lámina se centra en los tejidos conjuntivos fibrosos (TC propiamente dichos).

ir© El tejido conjuntivo areolar laxo se caracteriza por un gran número de células, una disposición de fibras irregular y laxa y una matriz líquida moderadamente viscosa. Los fibroblastos segregan las fibras y la sustancia básica de este tejido. Los macrófagos móviles engullen detritos celulares, materiales extraños y microorganismos. Los adipocitos, que almacenan lípidos, pueden ser escasos o abundantes (tejido adiposo). Los plasmocitos segregan anticuerpos en respuesta a las infecciones. Los mastocitos contienen heparina y otros productos secretores, algunos de los cuales desencadenan reacciones alérgicas cuando se liberan. Hay muchas otras células que pueden transitar por los tejidos fibrosos laxos, como ios leucocitos (glóbulos blancos). El colágeno (cadenas proteicas que muestran una gran fuerza lensora) y las fibras elásticas (compuestas por la proteína elastina) constituyen los elementos fibrosos de sostén de este tejido. El tejido reticular es una variante menor de colágeno que forma redes de sostén jlrededor de agrupaciones celulares en los tejidos hemopoyéticos; tejidos liníoides y tejido adiposo. La matriz (que consta principalmente de agua y glucoproteínas y glucosaminoglucanos en solución) es la sustancia básica intercelular en la que operan todos los componentes anteriores; en el tejido fibroso tiene •ma consistencia líquida. Numerosos capilares discurren por este tejido. El tejido conjuntivo laxo presente en la profundidad de la piel se denomina fascia superficial, tejido subcutáneo o hipodermis. Se encuentra a niveles profundos de los tejidos epiteliales de las membranas mucosa y serosa de los órganos huecos.

TT© R E G I M O S

M

?!

El tejido adiposo es un agregado de adipocitos que mantiene la cohesión mediante fibras reticulares y colagenóticas y que se asocia estrechamente a capilares sanguíneos y linfáticos. El almacenamiento/liberación de grasas en/desde el tejido adiposo está regulado por hormonas (incluidos ciertos factores nutricionales) y estímulos nerviosos. Actúa como fuente de combustible, aislante y amortiguador mecánico, y almacena vitaminas liposolubles. El tejido adiposo se localiza principalmente en la fascia superficial (sobre todo de las mamas, nalgas, pared abdominal anterior, brazos y muslos), médula ósea amarilla y superficie de las membranas serosas. T©

O M E ^ O M O S

El tejido conjuntivo regular denso es una masa densa de fibras colagenóticas/elásticas dispuestas en paralelo que forma tos ligamentos y tendones. Opone una gran resistencia a las fuerzas de tensión de carga axial, aunque permite un cierto estiramiento. Los tendones/ligamentos contienen pocas células, principalmente fibroblastos. Los ligamentos regulares densos elásticos se encuentran en la nuca y entre las vértebras; el tendón calcáneo es la estructura elástica (tendón o ligamento) más grande del cuerpo, y almacena la energía que se utiliza para la marcha.

F'A

F

1+

J

1+

El tejido conjuntivo irregular denso es una masa densa de fibras colagenóticas (y algunas elásticas) entretejidas de manera irregular dentro de una matriz viscosa. Forma la cápsulas articulares, envuelve el tejido muscular (fascia profunda), reviste ciertos órganos viscerales (hígado, bazo y otros) y conforma esencialmente la dermis de la piel. El tejido es resistente al impacto (soporta la tensión omnidireccionat), contiene pocas células y apenas está vascularizado.

1+ F 2


12

CÉLULAS Y TEJIDOS Y U T O ©

©©MJGDMUW®

NC: Utilice los mismos colores que empleó en la lámina anterior para las libras colagenóticas (D) y elásticas (E). Use un marrón claro o

( M

STOTTlM

amarillo para F y rojo para L. Utilice colores claros para A, B, G, I y M. Complete el material superior antes de colorear el corte óseo.

Los cortes microscópicos de tejido cartilaginoso revelan células (condrocitos) en pequeñas cavidades (lagunas) rodeadas por una matriz dura pero flexible de agua unida a proteoglucanos y fibras de colágeno. El cartílago avascular obtiene su nutrición por difusión desde los vasos del pericondrio. Por este motivo, el cartílago no se repara bien después de las lesiones, aunque a menudo forma parte de una estructura transitoria (callo) en el proceso de curación de huesos fracturados. Hay tres tipos de cartílago.

m MOMÍOA B

W)MR02c+ FOIBIBA

©©(LMEM^ÜWíd

(FOBO?^

Í ^ T T O ^ e

Cartílago articular

El hueso es una estructura singular por su matriz mineralizada (por peso, 65% mineral y 35% orgánico). El esqueleto es óseo. El hueso es un reservorio de calcio; sirve como anclaje para los músculos, tendones y ligamentos; alberga numerosas visceras, y colabora en el mecanismo de la respiración. Su cavidad en determinados huesos es un centro de actividad hemopoyética (generación de sangre); en otros huesos, su cavidad es una zona de almacenamiento de lípidos.

El fibrocartilago ofrece fuerza combinada con flexibilidad, y resiste tanto los impactos como las fuerzas tensoras. Et mejor ejemplo de este tejido es el disco intervertebral. Consta de tejido fibroso denso entremezclado con células cartilaginosas y una cantidad relativamente pequeña de matriz intercelular.

Pabellón

m i M t L M © (infero©® e Este tejido es esencialmente cartílago hialino con fibras elásticas y algo de colágeno. Sostiene la parte externa de la oreja y la epiglotis de la laringe. Note su flexibilidad singular tocándose su propia oreja.

MOMOMOa' Muy conocido por recubrir los extremos de los huesos (cartílago articular), el cartílago hialino es avascular, insensible y compresible. Es poroso, e incrementa la absorción de nutrientes y oxígeno. Actúa como soporte de la parte externa de la nariz (compare su sensación con la del cartílago elástico de la oreja). Constituye el principal apoyo estructural para la laringe y gran parte del aparato respiratorio inferior. Sirve como modelo durante las lases iniciales del proceso de osificación (Lámina 168).

mf « 0 © O T © F ' ( « í i i m w G « T T I M ^ (E>E

M M M * -

OmQ. M MMEESh T I T O O N I ^ G'

©3TH©(S(IT© i

<S>aTT(10)íB[L^3Tr© i' m A U t e m j m m i

®s

Mientras va leyendo, examine la Lámina 20. El hueso puede adoptar dos formas: compacta y esponjosa. El hueso compacto constituye el armazón del hueso, es resistente a los impactos, aguanta el peso y está revestido por una vaina de periostio fibroso que lo mantiene con vida. El hueso compacto consta de una serie de columnas conocidas como sistemas laminares de Havers u osteonas: capas concéntricas (láminas) de matriz colagenótica mineralizada alrededor de un canal central (de Havers) que contiene vasos sanguíneos. Los canales de Volkmann interconectan los canales de Havers. Nótense las láminas intersticiales entre las columnas y las láminas circunferenciales que envuelven a éstas. Entre las láminas hay pequeñas cavidades (lagunas) interconectadas por minúsculos canales (canalículos). Las células óseas (osteocitos) y sus múltiples extensiones llenan estos espacios, que están conectados con el canal de Havers. En las áreas de resorción de matriz ósea pueden observarse osteoclastos grandes, mullinucleados y extremadamente fagocíticos, con múltiples proyecciones citoplasmálicas encaradas a la matriz que están destruyendo. En la Lámina 168 se muestran osteoblastos (células generadoras de hueso). El hueso esponjoso.está dentro del hueso compacto y se localiza principalmente en los extremos de los huesos largos. Está compuesto por haces óseos entretejidos de forma irregular (trabéculas), que carecen de sistema laminar de Havers.

Lámina

Lámina intersticial

Trabéculas

Cuerpo vertebral


13

CÉLULAS Y TEJIDOS

El tejido muscular, uno de cuatro tipos básicos de tejido dei cuerpo humano, consta de células musculares («libras») y su revestimiento de tejido conjuntivo fibroso. Hay tres tipos de tejido muscular: esquelético, cardíaco y liso. El tejido muscular se acorta (contrae) en respuesta a la estimulación nerviosa, de simulación nerviosa u hormonal. Dependiendo de sus anclajes, los músculos esqueléticos mueven huesos por las articulaciones, constriñen cavidades o mueven la piel; el músculo cardíaco comprime las cavidades del corazón u orquesta la secuencia de contracción del músculo cardíaco, y el músculo liso mueve el contenido de las cavidades mediante contracciones rítmicas, constriñe ios vasos que rodea y mueve pelos/cierra poros de la piel. El tejido conjuntivo circundante transfiere la fuerza de contracción de célula en célula y sostiene las fibras musculares y los numerosos capilares sanguíneos y. nervios que las abastecen.

s u m n m F

© í mud^ ?

Las células de músculo esquelético son largas, estriadas y multinucleadas, y están lormadas por mioíibrillas, mitocondrias y otras organelas dentro del citoplasma (sarcopiasma). Todas las células están envueltas por una membrana celular llamada sarcolema. Las agrupaciones de células musculares constituyen el vientre del músculo. El músculo esquelético altamente vascularizado es un componente significativo que contribuye a la forma y tamaño del cuerpo humano. Los músculos esqueléticos se unen a los huesos u otros músculos por sus extremos tendinosos. Entre los anclajes óseos, los músculos cruzan una o más articulaciones y las mueven. Los músculos siempre tiran, nunca empujan. Las contracciones del músculo esquelético consisten en acortamientos rápidos y breves, que a menudo generan una fuerza considerable. Cada célula contráctil se acorta al máximo. Se reconocen tres tipos de fibras de músculo esquelético: roja (fibras de músculo postural, pequeñas, oscuras, de acción protongada y contracción lenta, con mioglobina rica en oxígeno y un gran número de mitocondrias), blanca (fibras musculares relativamente grandes, pálidas, anaerobias, de acción corta y contracción rápida, con pocas mitocondrias) e intermedia. Con el ejercicio, las fibras rápidas pueden convertirse en lentas, y las fibras lentas pueden convertirse en rápidas. La contracción del músculo esquelético requiere la intervención de nervios (inervación). Sin un aporte nervioso (denervación), las células de músculo esquelético dejan de acortarse, y sin reinervación, las células mueren. Una porción denervada de músculo pierde su tono y se vuelve flácida. Con el tiempo, todo el músculo se vuelve más pequeño (atrofia). La contracción muscular se realiza generalmente bajo control voluntario, aunque el cerebro mantiene de forma inconsciente un cierto grado de contracción entre los músculos esqueléticos del cuerpo (tono muscular). Después de una lesión, las células musculares esqueléticas pueden regenerarse a partir de mioblastos, con una significación funcional moderada; esta regeneración también puede asociarse a hipertrofia de las células musculares en respuesta al entrenamiento/ejercicio. N t e m i U Q )

mm@

(^KB)ffM©/ESTrKO^B)®^G

qoteiww® h

©idtUM

g1

Las células de músculo cardíaco conforman el músculo del corazón. Son células 'amificadas y estriadas con uno o más núcleos localizados centralmente y un sarcolema que rodea el sarcopiasma. Están conectadas entre sí por complejos de juntura llamados discos ntercaiados. Su estructura es similar a la del músculo esquelético, aunque está menos organizada. El músculo cardíaco posee una extensa vascularización; sus contracciones son •ítmicas, fuertes y están bien reguladas por un conjunto especializado de células musculares (no nervios) de conducción de impulsos. La frecuencia de contracción del músculo cardíaco está mediada por el sistema nervioso autónomo (visceral), los nervios del cual lumentan/reducen la frecuencia cardíaca. El músculo cardíaco probablemente no es capaz de regeneración.

( P t y ^ G m i M ^ F1

© É U I M

t

Las células de músculo liso son células largas y ahusadas con núcleos localizados centralmente. Cada célula está rodeada por un plasmalena (membrana celular). Estas células son lisas (no estriadas). No se observan mioíibrillas; los miofilamentos se cruzan entre sí siguiendo un patrón menos organizado que el del músculo esquelético. Las células de músculo liso ocupan las paredes de los órganos huecos (visceras) y sirven para impulsar el contenido a lo largo de estas cavidades mediante contracciones rítmicas lentas, sostenidas 'a menudo potentes (considere, por ejemplo, los calambres menstruales o intestinales). En localizaciones'específicas, las células de músculo liso, orientadas en perpendicular al flujo del ontenido tubular, actúan como puertas (esfínteres) para regular el flujo, tal como ocurre en el conducto de salida de la vejiga urinaria. Las fibras de músculo liso están bien vascularizadas , se contraen en respuesta a estímulos nerviosos autónomos u hormonas. También son capaces de contraerse espontáneamente. Después de una lesión es posible una cierta .egeneración del músculo liso.

NC: Utilice el rojo para C y los colores más claros para B, E, G e I. (1) El sarcolema (F), que recubre todas las células musculares cardíacas y esqueléticas, sólo se colorea en los cortes, al igual que el plasmalema (F1), que recubre las células de músculo liso.(2) El núcleo de las células musculares lisa y cardíaca, situado en profundidad dentro de la célula, sólo debe colorearse en los planos cortados (A). (3) Se ha separado un disco intercalado (H) de las células cardíacas para mostrar de forma esquemática su estructura: (4) Las vistas celulares son microscópicas. ^


14

CÉLULAS Y TEJIDOS

TTdcJ)0[MM>s ( M O S T O S T T K M C T I Ü J ^ E>EIL 05ffl(OIS(B(UJlua) NC: Para el sarcolema (A) y la mitocondria (D) ulilice los mismos colores que en la Lámina 13. Para las mioiibrillas (E) emplee'el color con el que pintó la célula muscular esquelética. Use colores claros para 6 y J, un color oscuro para H y colores muy oscuros para F y K. No se muestra el núcleo de la célula. (1) Empiece por el dibujo del brazo. (2) Coloree las partes de la célula muscular en la ilustración central; note la presencia de mitocondrias (D) entre las mioiibrillas. (3) Pinte los componentes de la mioíibrilla expuesta (inferior) y las letras, bandas, lineas y zonas relacionadas por el color. Observe que el corte de la mioíibrilla recibe el color E por motivos de identificación y que forma parte de la banda A del sarcómero adyacente al que hay que colorear. (4) Pinte el sarcómero relajado y contraído, los filamentos y el mecanismo de la contracción, apreciando la relación de color con la mioíibrilla y sus componentes.

© I w

d W m l « ( Q )

MQiisdEdDiLAis

w

RETTÍGMIL© $0$. B

Idéase 13

»di)g(Liirfl©^

m M t o W M W f t ñ m B

M

W

TOKIWE(¡»c D

m m m m u M í

mméi¡«©f ®mm

og

M M E O T ©

m

w

©

G1

üwmzp F Q O ^ M E M T T © © K ( U ) E I > © ( M 0 © » $ ) H'

Una parte de la célula muscular esquelética se muestra con el sarcómero abierto para poner de manifiesto su contenido celular. Las estructuras más visibles son las mioiibrillas, las unidades contráctiles de la célula. Están recubiertas por un retículo sarcoplasmático (RS) tubular plano que regula en parte la distribución de iones calcio (Ca++) hacia las mioiibrillas. Las extensiones tubulares interiores del sarcolema, llamadas sistema tubular transverso (STT), cruzan el RS a nivel de las líneas Z de las mioiibrillas. El STT, que almacena iones sodio (Na+) y calcio (Ca4 + ) f conduce la excitación electromecánica del sarcolema a las mioiibrillas. Las mitocondrias aportan energía para el funcionamiento celular.

(pauEOTE

m m

mj

mmm®\

(LÍME^Mk

Músculo Haz de fibras Fibra muscular (célula) Mioíibrilla

Las mioiibrillas constan de mioíilamentos: filamentos gruesos (principalmente miosina), con excrecencias que se proyectan hacia fuera como puentes cruzados, y filamentos delgados (principalmente actina), compuestos por dos hebras entrelazadas. Estos dos tipos de filamentos se organizan en unidades contráctiles, cada una de las cuales se denomina sarcómero. Cada mioíibrilla consta de varios sarcómeros en disposición radial. En el extremo del sarcómero, los filamentos delgados están unidos permanentemente a la línea Z, que separa un sarcómero de otro. La disposición relativa de los filamentos gruesos y delgados en el sarcómero crea bandas/zonas claras (I, H) y oscuras (A), así como la línea M. Todos estos componentes contribuyen al aspecto de estrías cruzadas propio del músculo esquelético (y cardíaco). El acortamiento de las miofibrilias se produce cuando los filamentos delgados se deslizan hacia el centro (zona H), acercando las líneas Z dentro de cada sarcómero. Los filamentos no se acortan; los filamentos de miosina no se mueven. La estrecha relación del STT con las líneas Z sugiere que ésta es el área en la que se «desencadena» la inducción del mecanismo de deslizamiento. Este movimiento de deslizamiento está inducido por puentes cruzados (protuberancias de los filamentos gruesos inmóviles), que están conectados con los filamentos delgados. Activados por enlaces de ATP de alta energía, los puentes cruzados (en forma de raqueta) se desplazan de manera concertada hacia la zona H, arrastrando consigo los filamentos delgados. El sarcómero se acorta a medida que los filamentos delgados opuestos se juntan entre sí o incluso se solapan en la línea M. El acortamiento del sarcómero, que se produce simultáneamente en todas o en la mayoría de las mioiibrillas de la célula muscular, se traduce en un acortamiento variable de la longitud de dicha célula en reposo. Repetida en cientos o miles de células musculares acondicionadas de un deportista profesional, la fuerza contráctil resultante es capaz de mover un bate de béisbol siguiendo un arco suficiente para enviar la bola a una distancia de cien metros o más.

jp

1 . . . . . . . . . . . . . .fLPl.ff,) !••'• r • w •• i'j'f * ""•'•' '•' '"' *' ' i» RELAJADO

G'

F O G ^ M E M V © ® E I L ® M > ® G1

«s»

SE M&mm 'i

G M T ©

« U S ©

H'

t f i r

^

.

CONTRAÍDO

¡

OG

i BANDA


15

CÉLULAS Y TEJIDOS

Véase 71

m m sxs

NC: Utilice un color claro para A. Fíjese en las pequeñas flechas que indican la dirección de la conducción de los impulsos. Las neuronas del sistema nervioso periférico (mostradas abajo a la izquierda) están muy magnificadas y se ilustran en la orientación de la extremidad superior izquierda.

asMocm/^*PROLONGACIÓN PERIFÉRICA

(BdDERP© © E d t t f l d M

PROLONGACIÓN CENTRAL

A

(PR®IL®KI®^(BOéKl (ES) +

Sustancia de Nissl (RE)

mmmms

c

M é M c

El tejido nervioso consta de neuronas (células nerviosas) y neuroglia. Las neuronas generan y conducen impulsos electromecánicos a través de prolongaciones neuronales (celulares). La neuroglia está compuesta por las células de sostén del tejido nervioso, que no generan/conducen impulsos. La principal parte nucleada de la neurona es el cuerpo celular. Su citoplasma contiene las organelas habituales. De forma característica, el retículo endoplasmático aparece en forma de grumos, llamados sustancia de Nissl. Las neuronas no experimentan mitosis después de nacer, lo que compromete su capacidad para regenerarse en caso de lesión. El crecimiento neuronal consiste en la migración y arborización de las prolongaciones. Las neuronas son las células que conducen los impulsos del cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central, o SNC) y de los pares craneales y nervios espinales (sistema nervioso periférico, o SNP). SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO (SNP)

Las neuronas se encuadran en tres categorías estructurales según el número de prolongaciones («polos»). Las prolongaciones muy ramificadas (arborizadas) y carentes de recubrimiento se denominan dendritas. Las prolongaciones largas, finas y muy poco ramificadas se conocen como axones. Dentro de cada categoría existe una gran variedad de formas y tamaños neuronales. Las neuronas unipolares tienen o parecen tener (seudounipolares) una sola prolongación que se divide cerca del cuerpo celular en una prolongación central y una periférica. Las dos prolongaciones conducen impulsos en la misma dirección, y cada una de ellas se denomina axón (véase la neurona sensorial, abajo a la izquierda). Las neuronas bipolares tienen dos prolongaciones (central y periférica), llamadas axones, que conducen impulsos en la misma dirección (véase la Lámina 71). Las neuronas multipolares tienen tres o más prolongaciones, una de las cuales es un axón (véanse la neurona motora del SNP abajo a la izquierda, y la neurona del SNC, abajo a la derecha). SISTEMA NERVIOSO CENTRAL (SNC)

Vaso sanguíneo

Vaso sanguíneo

mmmm+ (gwewoTO m m m m

í?o(»S®H

®dO@@®EM[M©(§[]T®i

Unión neuromuscular Músculo esquelético

MéMd© E>E m M m o MOEUNAE ©IdM m «wammf

La mayoría de los axones están envueltos por una o más capas (hasta 200) de un fosfolípido aislante (mielina) que incrementa la velocidad de conducción de los impulsos. La mielina es producida por oligodencrocitos en el SNC (abajo a la derecha) y por células de Schwann en el SNP (abajo a la izquierda). Todos los axones del SNP están envainados en membranas compuestas por células de Schwann (neurilema), pero no siempre tienen mielina. Los huecos entre las células de Schwann se denominan nódulos de Ranvier, que posibilitan la conducción rápida de impulsos de un nódulo a otro. Las células de Schwann permiten la regeración axonal en el SNP No se ha observado una regeneración axonal significativa en el SNC. La neuroglia está presente tanto en ei SNC como en el SNP (células de Schwann). Los astrocitos protoplasmáticos aparecen principalmente en la sustancia gris (dendritas, cuerpos celulares) del SNC, mientras que tos astrocitos fibrosos predominan en la sustancia blanca (axones mielinizados). Sus prolongaciones se conectan tanto con neuronas como con vasos sanguíneos, y pueden ejercer funciones metabólicas, nutricionales y físicas. También pueden desempeñar un papel en la barrera hematoencefálica. Los oligodendrocitos son más pequeños que los astrocitos, tienen menos prolongaciones y aparecen cerca de las neuronas. Las microglia está compuesta por pequeñas células fagocíticas presentes en el encéfalo y médula espinal.


16

CÉLULAS Y TEJIDOS OOTEGOWBOtSM

M i y ^ M Q D ^ Q J ] ^

NC: Utilice colores muy claros para A y E, y un color oscuro para F. (1) Empiece por el músculo esquelético que eleva el talón del pie y complete la unidad motora y la vista ampliada de la unión neuromuscular. (2) Coloree con cuidado las unidades motoras y los títulos relacionados en la parte inferior de la lámina: sólo tienen que pintarse las unidades motoras en fase de descarga (contorno grueso) Fíjese que la palabra «parcial» no se colorea en el ejemplo de la contracción parcial.

termomau

\pmm m m f f m

m w & c

mM c m m TTERMOMAO.

faMMlt

( U ) » »

méw

c

dDMOéM Hueco

vmimMmmwM&K'

Acetlicolina

Cada unidad motora está compuesta por un axón de una sola neurona motora, sus ramas axonales y las fibras de músculo esquelético con las que forman las uniones neuromusculares. Dentro de cualquier músculo esquelético concreto, el número de fibras musculares inervadas por una sola neurona motora determina en gran medida la especificidad de la contracción de dicho músculo: cuanto menor es el número de fibras musculares en cada unidad motora, más selectivo y refinado es el grado de contracción de ese músculo esquelético.

Sarcolema

(M<$G9

ME(I¡)K©(M(IIJS©IIJJ(L^K F

TTERMOMAIL v m m

m

E w

m

TTERMOM^IL B

El músculo esquelético consta de innumerables fibras musculares (células), que requieren un nervio indemne (inervación) para acortarse (contraerse). Este nervio, llamado nervio motor, está compuesto por numerosos axones de neuronas motoras. Las neuronas motoras (véase la Lámina 15) se dedican exclusivamente a estimular libras musculares para que se contraigan. Cada fibra muscular de un músculo esquelético está inervada por una rama de un axón. La localización microscópica en la que rama axonal se junta con la fibra muscular esquelética se denomina unión neuromuscular. Cada unión neuromuscular consta de un terminal axonal acoplado estrechamente a un área serpenteada de sarcolema de fibra muscular llamada piaca motora terminal. Entre ambas superficies existe un hueco (gap). Cuando una fibra muscular esquelética está a punto de ser estimulada, el terminal axonal libera hacia este hueco un neurotransmisor químico llamado acetilcolina. El neurotransmisor induce un cambio en la permeabilidad del sarcolema para el sodio (Na*), que inicia la contracción de la libra muscular. Las fibras musculares sólo pueden contraerse al máximo (la ley del «todo o nada»).

Dado que la contracción de cada fibra de músculo esquelético se rige por el principio de «todo o nada», el grado de contracción de un músculo esquelético se regula activando algunas unidades motoras, pero no otras. Un músculo en reposo no activa ninguna unidad motora; en una contracción parcial sólo se activan algunas de las unidades motoras, y en una contracción máxima se activan todas las unidades. El glúteo mayor consta de fibras de músculo esquelético que tienen una relación nervio/músculo de 1:1.000 o superior. No son posibles las contracciones finas y controladas de este músculo. Los músculos faciales, por otra parte, tienen una relación nervio/músculo mucho menor, próxima a 1:10. En este caso puede contraerse un número reducido de fibras musculares activando una o unas pocas unidades motoras, lo que da lugar a un control muy fino sobre el efecto muscular deseado (expresión facial).


17

CÉLULAS Y TEJIDOS 0OT£@IBM0®MI

G>E ü m

T i J O E »

Esta lámina se propone un único objetivo: ayudarle a integrar visualmente los cuatro tejidos básicos en la estructura somática (pared corporal) y visceral (órganos huecos). Fíjese en cómo están dispuestos los cuatro tejidos en cada ejemplo de estructura corporal. Considere la función general de cada tejido dentro de la función global del componente/órgano. Los cuatro tejidos pueden adoptar un número infinito de variaciones funcionalmente relacionadas para crear construcciones diferenciadas del soma y las visceras del organismo.

ESTODOTDO^ TOOIM)

NC: Utilice amarillo para D; colores claros y contrastados para A y B, y un marrón intermedio para C. Los diversos vasos que se muestran en estos tejidos —arterias y venas arriba, y arteriolas, vénulas, capilares y vasos linfáticos abajo— no deben colorearse, ya que están compuestos por más de un tejido básico. Observe que dentro de la fascia profunda las arterias suelen ir apareadas con venas.

mMíftñQfo*-

E P i n r £ G m +

MEO. ( ® s m e x t e r n a ) a

o m

(piwdj»^) B

I F f t S O A § i ( P i G « Q A I L B'

(PÍÍIWMMb' BMAMBTOb1 MÍIMb4 (FMMTOb5

TOO®)© TOOW

M(II)$<&II!)UM5+ M i ( í M l © M ) + Vena-f.

La estructura somática, que conforma el armazón musculosquelético recubierto de piel desempeña funciones de estabilidad, movimiento y protección. Su construcción es un reflejo de tales funciones. El recubrimiento más externo de toda la pared corporal es un tejido epitelial escamoso estratificado, protector y queratinizado, que constituye la capa exterior de la piel (epidermis). Otros tejidos epiteliales de la estructura somática son las capas internas de los vasos sanguíneos y las glándulas (no se muestran). Las capas de tejido conjuntivo de la pared corporal incluyen la capa protunda de la piel (dermis), que consta de tejido conjuntivo fibroso irregular denso, y la tascia superficial subcutánea, subadyacente y de movilidad variable (tejidos conjuntivo laxo y adiposo), que contiene nervios cutáneos, pequeños vasos y, de forma ocasional, venas de gran calibre. La fascia

profunda, un tejido fibroso irregular denso más vascular y sensible, envuelve el músculo esquelético (tejido miofascial), así como ios nervios y vasos que lo abastecen. Los ligamentos (tejido conjuntivo regular denso) unen un hueso con otro por medio del periostio (tejido fibroso irregular denso, vascular y celular). Los múscuíos esqueléticos y sus nervios están empaquetados por grupos y separados por tabiques viscosos de fascia profunda que asegura la estructura neurovascular. Los haces fibrosos de músculo .esquelético convergen entre sí para formar tos tendones.

linfático

TOOm

E [ P 0 T E 0 m +

REVE^ímoemtt®

i

m

m

m m m x

<B®kij(!Í)OTOW©+

w m B

íámm/k

6

(waomterma)b1 M t f l J S M I L © HBSOc1 U

M

m

M E R ^ B ® S ® +

©ÉGjyiS

MEC^OOS^Sd1

La estructura visceral se ocupa generalmente de absorber, segregar, atrapar y/o desplazar alimentos, aire, secreciones y/o detritos dentro de sus cavidades. El tejido epitelial constituye ia capa más interna (revestimiento mucoso) de la pared visceral, fina y flexible. Está encarado a la luz (cavidad de la viscera); a menudo consta de una sola capa de células (con la excepción del esófago, vías urinarias y aparato reproductivo), y maneja el contenido de ia cavidad visceral. Las glándulas, unicelulares o más grandes en la mucosa o submucosa, son de naturaleza epitelial, al igual que las capas internas de los vasos sanguíneos y linfáticos. La mucosa incluye una capa subepitelial de tejido fibroso laxo (lámina propia), que actúa como sostén para las células móviles, glándulas, vasos y

nervios. La capa más profunda de la mucosa (cuando existe) es una capa fina de músculo liso que mueve proyecciones digitiformes (vellosidades) de la superficie mucosa. Por debajo de la mucosa hay tejido fibroso denso (submucosa), que está lleno de grandes vasos y pequeños nervios/células nerviosas (ganglios intramurales) que abastecen la mucosa. En mayor profundidad, dos o tres capas de músculo liso (túnica muscular), inervadas por células nerviosas locales, mueven la pared visceral por medio de contracciones peristálticas. La capa más externa del tracto gastrointestinal es la serosa viscosa: una capa externa de epitelio escamoso simple secretor y una capa interna de sostén compuesta por tejido fibroso laxo.


SISTEMA TEGUMENTARIO

dd TTE@(U)MI5IOT©Í NC: Ulilice colores muy claros excepto para E, G y H. (1) En la ilustración a la derecha de estas notas, pinte de gris toda la epidermis. (2) Coloree los estratos de la epidermis en el corte ampliado de la piel. La parte más gruesa del estrato córneo (A) refleja la naturaleza de la piel glabra (sin pelo). El estrato lúcido (C), que sólo existe en la piel glabra, es una capa demasiado delgada para que pueda mostrarse en estas vistas. (3) Coloree ios estratos y sus células constituyentes en la ilustración inferior, empezando por la capa más profunda y siguiendo hacia arriba en la dirección de la migración celular. (4) Pinte el corte de la uña y sus elementos de sostén.

mmmm* ESTTOW®

©<teflE©A

© © « © © O T O A1 Esnwír®

y t o W B

@ ( » M 0 M © © 0 T O (NM)+ w

»

< » [ m ® 8 © c

@(ü)(l^irOM®©OTOc1 E 3 T O T O

(ESÍFOM©^® D

mmMmmmv © I d M ESTOTT©

S>E

O ^ N O E R M m

m & f a U

W E W 0 M ® © 0 T O

MOTéTO©®

ME(LMl©©(nr©G

®íwm v m m

®E

m e « ( L H

(uikkbiuiwi

/ m k

( M M R Í

(LE©0fl©

«No hay túnica de mago que pueda compararse con la piel en sus diversas funciones como impermeable, abrigo, quitasol, armadura y frigorífico; sensible al tacto de una pluma, a la temperatura y al dolor; impertérrito al desgaste y al desgarro de setenta años, y capaz aún de llevar a cabo sus propias tareas de reparación.»1 La piel está compuesta por una capa avascular de epitelo escamoso estratificado (epidermis) y una capa fibrosa vascular (dermis). Dentro de cada una de ellas existen variaciones considerables. La capa epitelial consta de cuatro o cinco niveles de células epiteliales productoras de queratina (queratinocitos). En ausencia de capilares, las capas de epitelio reciben su nutrición por difusión. Las capas más externas de la epidermis reflejan los efectos de la deshidratación. Los queratinocitos mitóticos son epitelio columnar o cúbico que forma una sola capa (estrato basal) separada de la dermis por una membrana basal (unión dermis-epidermis). Se trata de células germinativas cuya progenie se desplaza hacia arriba en generaciones sucesivas. Los melanocitos producen gránulos de melanina que se dispersan a lo largo de sus extensiones citoplasmáticas (dendritas). Estas dendritas se entrelazan entre las células de los estratos basal y espinoso y aportan melanina a los queratinocitos. La melanina protege la piel de la radiación ultravioleta (UV). Las células de Merkel son muy sensibles a la deformación mecánica (tacto) de la superficie cutánea. La conexión con el axón sensorial (fibra nerviosa) es similar probablemente a una sinapsis (véanse las Láminas 72 y 91). El estrato espinoso consta de varios niveles de queratinocitos cúbicos y escamosos. En este caso, las células tienen numerosos filamentos intracelulares que convergen en los desmosomas de la membrana celular (recuerde la Lámina 10). En preparaciones hísticas pueden observarse tonofilamentos intercelulares, que se irradian desde la superficie celular y que resultan más visibles durante la deshidratación inherente al procesamiento. Esto confiere a las células de este estrato un aspecto «espinoso». Otro tipo de célula dendrítica, la célula de Langerhans, está presente tanto en los estratos basal y espinoso como en la dermis. Las células dendrfticas son esencialmente fagocíticas y presentan antígenos a los linfocitos T (véase la Lámina 124).

Dermis

El estrato granuloso consta de queratinocitos aplanados, que se caracterizan por núcleos desintegrados y gránulos laminares y queratohialina citoplasmática. Los gránulos laminares, ricos en lípidos, llenan los espacios intercelulares y contribuyen en gran medida a la impermeabilidad de la piel. El estrato lúcido delgado sólo se observa en la piel gruesa glabra (sin pelo). Sus queratinocitos escamosos están llenos de filamentos; los núcleos de estas células han desaparecido casi por completo. El estrato córneo más externo está compuesto por múltiples capas de células escamosas, inertes y rellenas de queratina (comeocitos). La queratina es una escleroproteina cuyos polipéptidos se entrelazan con filamentos dentro del citoplasma. El desprendimiento de las capas externas muertas de estrato córneo es un proceso ininterrumpido que implica la rotura de los dispositivos de acoplamiento intercelular (desmosomas, filamentos, sustancia lipídica amorta). El grosor del estrato córneo varía considerablemente, desde tan sólo cinco capas en la piel del párpardo hasta un máximo de 50 capas en la superficie plantar del pie. Las uñas son placas de células del estrato córneo compactas y extremadamente queratinizadas. Situadas en la cara dorsal de los dedos, son translúcidas y dejan entrever el lecho vascular subyacente. El lecho ungular está compuesto solamente por los estratos basal y espinoso. La parte próxima! de la placa ungular (raíz de la uña) se inserta dentro de un surco debajo del pliegue ungular proximal. Los epitelios que rodean la raíz son la matriz o tejido generador de la placa, y se extienden desde la región de la raíz ungular hasta la lúnula (un área opaca más clara en la región proximal de la placa, que se aprecia mejor en el dedo gordo). La placa ungular se forma a medida que el epitelio de la matriz crece distalmente. El epitelio queratinizante que migra de la matriz empuja continuamente la placa en dirección distal. 1. Cita, tomada con permiso, de: Lockhart RO, Hamilton GF, Fyle FW. Anatomy: The Human Body. 2." ed. Faber and Faber Publishers, Ltd., Londres, 1965.


19

SISTEMA TEGUMENTARIO Ed T E G M M E M T O s

H M I í NC: Utilice el rojo para I, azul para J, verde para K, amarillo para L y colores claros para el resto. (1) En el corte de la piel pinte los tallos pilosos (C) y los poros sudoríparos (G) en la epidermis no coloreada. (2) Siga atentamente el texto a medida que pinta las vistas ampliadas de las glándulas sebácea (E) y sudorípara (G).

« M 0 Í + g w k l m

m m

Véase 18,91

/ m

y m ® a

o w i k l a S X Í M © ^ a-

m m RETOffiQDUfcR m e $ > m ® f @ c

/

DEMS®b

/

fotLísiioc'

OaatefiDIL© i i d ( ? i l l © D

EPIDERMIS

m e

Estrato córneo

© i i u u i y i E W E B m E*

Estrato granuloso

f ©í(UU)y\ U P O T i y ^ l »

©

« E I T O I M e '

Estrato espinoso

F+E !

© © « « I T ® E W E U M . s' E O T E O ® © U M P t U M O t G' S0J)H)©(^ H » m

m

J

lbmif^TO©©k

MEK^BOL/ K E S E T O K L '

Fibras de colágeno Fibras elásticas (ampliadas)

La dermis consta de tejido conjuntivo fibroso que actúa como sostén de arterías y venas, capitares linfáticos, nervios y receptores sensoriales (véanse las Láminas 18 y 91), además de diversas estructuras accesorias. La dermis está separada de la epidermis por una membrana basal (unión dermoepidérmica). En profundidad, la dermis está limitada por una fascia superficial (hipodermis, tejido subcutáneo), una capa de tejido conjuntivo laxo con cantidades variables de tejido adiposo. La capa superior o más superficial de la dermis es la capa papilar, que se caracteriza por un tejido conjuntivo laxo vascular. Las clavijas de esta capa (papilas dérmicas) se insertan en la epidermis. Estas clavijas mantienen un fuerte acoplamiento con la membrana basal y están compuestas por vasos, terminaciones nerviosas y axones entre fibras colagenóticas y elásticas. La capa reticular subyacente es de naturaleza fibrosa más densa. Los taiios pilosos surgen de los folículos epidérmicos, que se enclavan en la dermis (y la hipodermis en el cuero cabelludo) durante el desarrollo. No están presentes en la piel gruesa. El folículo empieza en el punto en el que el pelo sale de la epidermis, y termina formando una especie de bulbo. Los tallos pilosos están compuestos por capas de queratina rodeadas de capas de células foliculares (vainas de la raíz, membranas vitreas). La base del folfculo (bulbo piloso) se pliega hacia dentro (invagina) para albergar una papila dérmica vascular. Un haz oblicuo de músculo liso (el músculo del pelo) une la membrana externa del folículo con la clavija papilar bajo la epidermis. Cuando se contrae este músculo, el pelo al que está acoplado se yergue hasta quedar en perpendicular con la superficie cutánea. En muchos mamíferos, el «pelo de punta» es un signo de vigilancia extrema. Las glándulas sebáceas son agrupaciones celulares en forma de racimo con un conducto común (ácino; glándula holocrina) que rodea los folículos pilosos. La base de cada glándula tiene actividad mitótica: las células hijas se desplazan hacia el centro de la glándula y se llenan de iípidos. La ingurgitación continuada de lípidos da lugar a las células reventadas. Los productos de secreción y los detritos celulares constituyen el sebo. El conducto glandular transporta el sebo hacia la superficie epidérmica o el folículo piloso superior. El sebo, que reviste la piel y el pelo, proporciona un cierto grado de impermeabilidad. El sebo puede desempeñar un papel social por lo que se refiere a identificación olfatoria. Las glándulas sudoríparas son glándulas tubulares espiroidales situadas en la dermis profunda. El conducto de estas glándulas atraviesa la epidermis enrollándose alrededor de los queratinocitos y abriéndose hacia la superficie epidérmica. Las células glandulares de la base están en contigüidad con los capilares, del mismo modo que, en el riñón, el glomérulo se encuentra en posición adyacente a la capa visceral de ia cápsula renal. Las células producen sudor, un filtrado plasmático que guarda un cierto parecido con el filtrado de los corpúsculos renales (Lámina 149). El sudor consta esencialmente de agua salada, con una pizca de urea y otras moléculas. La sudación es una de las formas que utiliza el hipotálamo para inducir un cierto enfriamiento por evaporación.

GLÁNDULA SEBÁCEA (corte)

GLÁNDULA SUDORÍPARA

(corte esquemático)


20

SISTEMAS ESQUELETICO Y ARTICULAR i m m m m m

m

i m

w m s m

m

m

Véase 12,168

m

NC: Utilice un azul claro para C, un tono pardusco para D, colores muy claros para E y F, amarillo para I y rojo para J. (1) El título «médula ósea roja» no debe colorearse porque no se muestra la médula roja de este hueso, que ha sido sustituida por médula ósea amarilla durante Id madurez. Sólo se muestra una parte de la médula amarilla en la cavidad medular. No coloree la cavidad (G). (2) Pinte la barra vertical de la derecha, que representa las epífisis (A) y la diálisis (8) de los huesos largos. El hueso es una estructura vascular viva* compuesta por tejidos orgánicos (células, fibras, matriz extracelular, vasos y nervios, que representan aproximadamente un 35% del peso óseo) y minerales (hidroxiapatita de calcio, que constituye el 65% restante). El hueso actúa como estructura de soporte; punto de anclaje de los músculos esqueléticos, ligamentos, tendones y cápsulas articulares; fuente de calcio, y localización significativa de generación de células sanguíneas (hemopoyesis) para todo el organismo. Aquí se muestra un hueso largo; en concreto, el fémur, el hueso del muslo.

VISTA ANTERIOR (fémur Izquierdo) Corte coronal a través de la epífisis proximal y disección de la cavidad medular Superficie articular

EFF#OSO$A La epífisis es el extremo de los huesos largos o cualquier parte de un hueso inmaduro que está separada del cuerpo principal por un cartílago. Se forma a partir de un locus secundario de osificación. Es esencialmente hueso esponjoso, y su superficie articular está revestida por 3-5 mm de cartílago hialino. Las epífisis están irrigadas por vasos de ia cápsula articular.

(MIFOSOSb La diáfisis es el tallo o parte central de los huesos largos. Tiene una cavidad rellena de médula (cavidad medular), rodeada por hueso compacto y revestida externamente por periostio e internamente por endostio (no se muestra). La diáfisis se forma a partir de uno o más loci primarios de osificación y está irrigada por una o más arterias nutrientes. (B^KTTffU®® M M Q ^ i c El cartílago articular es liso, viscoso, poroso, maleable, insensible y exangüe; es el único resto evidente del pasado cartilaginoso del hueso adulto. La fricción creada por el movimiento le permite absorber líquido sinovial, oxígeno y nutrientes. El cartílago articular (hialino) también está alimentado por vasos del hueso subcondral. Los huesos de una articulación sinovial establecen contacto físico por medio de sus extremos cartilaginosos. La artritis, un proceso degenerativo, supone la degradación y íibrilación del cartílago articular.

El periostio es una vaina fibrosa, celular, vascular y extremadamente sensible que mantiene con vida el hueso, proporcionándole sangre para los osteocitos y una fuente de células osteoprogenitoras durante toda,la vida. No recubre el cartílago articular. S © Ü(F©KU)©Í©E El hueso esponjoso está compuesto por haces óseos entrelazados (trabéculas) dentro de las epífisis de los huesos largos, los cuerpos vertebrales y otros huesos sin cavidades. Los espacios intertrabeculares están rellenos de médula ósea roja o amarilla y vasos sanguíneos. El hueso esponjoso forma un entramado dinámico capaz de modificarse mecánicamente (reorientación, construcción, destrucción) en respuesta a las exigencias del peso, el cambio postural y la tensión muscular.

(Hl(ü)ii© ©@(Ml(P^(gir©F El hueso compacto es de naturaleza densa y, en los huesos largos, se caracteriza por cilindros huecos microscópicos (sistemas de Havers) entrelazados con láminas no cilindricas. Forma las paredes rígidas de la diáfisis de los huesos largos y la superficie externa más delgada de otros huesos que carecen de cartílago articular; por ejemplo, los huesos planos del cráneo. Los vasos sanguíneos llegan a los osteocitos a través de un sistema de canales integrados. m n w GW(!j)y\otG+ La cavidad medular es el hueco interno de la diáfisis. Contiene médula, que es roja en las personas jóvenes y que, con la madurez, se vuelve amarilla en muchos de los huesos largos. Está revestida por endostio (tejido conjuntivo delgado con múltiples células osteoprogenitoras).

La médula ósea roja es una sustancia gelatinosa de color rojo compuesta por eritrocitos y linfocitos en diversos estadios de desarrollo (tejido hemopoyético) y capilares especializados (sinusoides) entrelazados con tejido reticular. En los adultos, ia médula ósea roja suele estar limitada al esternón, vértebras, costillas, huesos de la cadera, clavículas y huesos craneales. (HIlilBNM La médula ósea amarilla es tejido conjuntivo adiposo que no produce células sanguíneas. Sustituye a la médula roja en las epífisis y cavidades medulares de los huesos largos, así como al hueso esponjoso de otras estructuras.

/ W I L »

MTOOIOTII

/

La arteria nutriente es la arterial principal y el mayor proveedor de oxígeno y nutrientes para el tallo o cuerpo del hueso; sus ramas serpentean a través de los canales laberínticos de los sistemas de Havers y otras cavidades tubulares óseas.

Superficie articular

Trocánter mayor


21

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR E S Q M E l U S T r ©

M O A U A P E W O M U f c f é

NC: Utilice colores claros pero contrastados para A y B. (1) Coloree el esqueleto axial (A) en las tres vistas. No pinte los espacios entre las costillas (intercostales). (2) Coloree el esqueleto apendicular con el contorno más grueso (B). (3) Coloree ias flechas que identifican la forma/clasificación de los huesos.

M

(L©S M ( U ) E $ ® $ + m

m

m

c

( » T r ® s d i

E

Los huesos presentan formas muy diversas y desafian cualquier clasificación en este sentido;, tradicionalmente, sin embargo, se ha establecido una clasificación morfológica. Los huesos largos son mucho más largos por un eje que por el otro; se caracterizan por una cavidad medular, una diáfisis hueca de hueso compacto y la presencia de como mínimo dos epífisis (p. ej., fémur, falanges). Los huesos cortos tienen una forma más o menos cúbica, están compuestos preferentemente por hueso esponjoso con una corteza delgada de hueso compacto y no tienen cavidades (p. ej., los huesos carpianos y tarsianos). [JOS huesos planos (craneales, escápulas, costillas) suelen ser más planos que redondeados, y los huesos irregulares (vértebras) tienen dos o más formas diferenciadas. En esta última categoría se encuadran los huesos que no son especialmente largos ni cortos. Los huesos sesamoides se desarrollan en tendones (p. ej., tendón rotuliano); están compuestos principalmente por hueso, mezclado a menudo con tejido fibroso y cartílago. Tienen una superficie articular cartilaginosa encarada a la superficie articular del hueso adyacente; pueden formar parte de una articulación sinovial envainada en la cápsula articular fibrosa. Estas estructuras suelen ser del tamaño de un guisante y se encuentran habitualmente en determinados tendones/cápsulas articulares de las manos y pies, y de forma ocasional en otras localizaciones articulares de las extremidades superiores e inferiores. El más grande de todos es la rótula, integrada en el tendón del cuádriceps femoral. Los huesos sesamoides son resistentes a la fricción y compresión, favorecen el movimiento articular y pueden.contribuir a la circulación local.

Cráneo Calavera Huesos faciales Hueso hioides

Clavícula

Costilla

Escápula Húmero

Huesos metacarpianos

EMIDEOJEIT® M M I K El esqueleto axial, la principal estructura de soporte del cuerpo humano, está orientado a lo largo de su efe longitudinal medio. Incluye el cráneo, vértebras, esternón, costillas y hueso hioides. Gran parte de la movilidad del tronco es debida a las múltiples articulaciones de la columna vertebral.

EMUJEHJIT®

swmMmw&B El esqueleto apendicular incluye las cinturas escapular y pélvica y ios huesos de los brazos, antebrazos, muñecas, manos, muslos, piernas y pies. Las articulaciones del esqueleto apendicular confieren a las extremidades superiores e inferiores un grado considerable de libertad. Las fracturas y luxaciones son más frecuentes en esta parte del cuerpo, aunque revisten mayor gravedad en el esqueleto axial.

Falanges


22

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR ®U¡\§oifo(BA@O<$Ij¡O

m

m

NC: Utilice un azul claro para D, negro para F y gris para H. (1) No coloree los huesos en la mitad superior de ia lámina. (2) Abajo, pinte las flechas que señalan la localización de las articulaciones así como las representaciones de éstas.

« T O C T O J » ® ^

®

Los huesos están conectados entre sí por medio de articulaciones. Todos los huesos se ; mueven por las articulaciones. Desde un punto de vista funcional, las articulaciones se clasifican como inmóviles (sinartrosis), parcialmente móviles (aníiartrosis) o totalmente móviles (diartrosis). Se ofrece a continuación la clasificación estructural de las articulaciones.

0MM<$m a / PM©ommemtte mémi A<

Las articulaciones fibrosas (sinartrosis) son aquellas en las que los huesos articulados se conectan por medio de tejido fibroso. Las suturas del cráneo son esencialmente articulaciones fibrosas inmóviles, en especial después de que se hayan osificado con la edad. Los dientes, en sus alvéolos, son articulaciones fibrosas fijas (gonfosis). Las sindesmosis son articulaciones fibrosas parcialmente móviles, como los ligamentos interóseos del antebrazo y la pierna.

oMMémB / m w ^ y r a i r i

B-

Las articulaciones cartilaginosas (sincondrosis) son articulaciones esencialmente inmóviles que se observan durante el crecimiento; por ejemplo, las placas de crecimiento (epiiisarias) (véase la Lámina 168). Las articulaciones fibrocartilaginosas (aníiartrosis) son parcialmente móviles; por ejemplo, los discos intervertebrales. Las sinfisis también son articulaciones librocartilaginosas parcialmente móviles, como las que existen entre los huesos del pubis (sinfisis púbica) y entre el manubrio y el cuerpo del esternón (ángulo esternal). « T M O ^ O ^ M

S O K W í M

( ¥ @ m M T T @

©MTÍILM® MOTODILARd M l i l M ^ S $0M©WM.e © W O B W ((LÍÍÍSPP©) M W t m F .

uwmmw © © U M T E R ^ H H* Las articulaciones sinoviales (diartrosis) son totalmente móviles dentro de los límites que imponen los ligamentos y la arquitectura ósea. Se caracterizan por huesos articulados cuyos extremos están recubiertos de cartílago articular y encerrados en una cápsula fibrosa (articular), sensible, reforzada por ligamentos y revestida Internamente por una membrana sinovial vascular que segrega un líquido lubricante dentro de la cavidad. La membrana sinovial no recubre el cartílago articular. Entre las estructuras móviles extraarticulares (p. ej., entre un tendón y un hueso) existe a menudo una bolsa (bursa) de líquido sinovial revestida de tejido fibroso. Esta bolsa evita la fricción durante el movimiento; la fricción puede causar inflamación dolorosa (bursitis).

ARTICULACIÓN Y BOLSA SINOVIALES (Ilustración idealizada)

IS

en ^

\

i

Las articulaciones esféricas más características son las de la cadera y el hombro. Es posible el movimiento en todas las direcciones; es decir, flexión, extensión, aducción, abducción, rotación interna y externa y circunducción. E U P S W E A

L

La articulación elipsoidea (condílea, condiloidea) es una variante reducida de la articulación esférica en la que no se puede efectuar una rotación significativa. Algunos ejemplos son la articulación bicondílea de la rodilla, la temporomandibular y la radiocarpiana (muñeca).

Una articulación en bisagra sólo permite el movimiento en un plano: flexión/extensión. Algunos ejemplos son las articulaciones del tobillo, interíalángicas y del codo (humerocubital).

Una articulación en silla de montar (p. ej., la carpometacarplana en la base del pulgar) tiene dos superficies articuladas cóncavas que permiten todos los movimientos menos la rotación. ( « U 2 « Í )

(EN)

ffW©TTE)

N

M

Una articulación trocoidea (en pivote) consta de un anillo de hueso alrededor de una clavija; por ejemplo, la vértebra C1 rota alrededor de la apófisis de C2, un cóndilo humeral redondeado sobre el que gira (pivota) radialmente la cabeza.

Las articulaciones planas o deslizantes (p. ej., las de las facetas vertebrales, la acromioclavicular y las intercarpianas e intertarsianas) tienen generalmente las dos superficies articuladas planas.


SISTEMAS ESQUELETICO Y ARTICULAR

TÉTOQ0M@$ E>£ MWOMOEIOT© Cuello

NC: Coloree las flechas que señalan las articulaciones que muestran los diferentes movimientos del cuerpo. Los movimientos de inversión (K) y eversión (L) tienen lugar entre los huesos del pie, no en el tobillo.

mbro

. Columna Codo

EOTgMOéMA® < » l ] ( P [ L e * B M O é M c

Muñeca

(FQjsMffl LE Dedos de los pies

mmmé^H POSICIÓN ANATÓMICA (neutra) A

Bsmmé^i Los huesos se mueven por las articulaciones. En consecuencia, los términos de movimiento son aplicables a las articulaciones, no a los huesos (iel húmero se rompería si se flexionarai). La amplitud de los movimientos está limitada por la arquitectura ósea de la articulación, los ligamentos relacionados y los músculos que la atraviesan. Las direcciones especificas y la amplitud de los movimientos sólo pueden definirse claramente a partir de la posición anatómica.

Hombro

ñadiocubítal

Radiocubital

Ká/li-)

La extensión de una articulación sirve generalmente para enderezarla. En la posición anatómica, la mayoría de las articulaciones se encuentra en extensión relajada (neutra). En relación con la posición anatómica, los movimientos de extensión se dirigen en el plano sagital. Una extensión extrema o incluso anormal se denomina hiperextensión. En las articulaciones de la muñeca y el tobillo, la extensión se conoce como dorsiflexión. La flexión de una articulación sirve para doblarla o reducir el ángulo entre los huesos que la forman. Los movimientos de flexión se desarrollan en el plano sagital. En la articulación del tobillo, ia flexión también se denomina flexión plantar. La aducción de una articulación mueve un hueso hacia la línea media del cuerpo (o, en el caso de los dedos de las manos y los pies, hacia la línea media de la mano o pie). En relación con la posición anatómica, los movimientos de aducción se dirigen en el plano coronal.

POSICIÓN ANATÓMICA

La abducción de una articulación aleja un hueso de la línea media del cuerpo (o de la mano o el pie). Los movimientos de abducción se desarrollan en el plano coronal. La circunducción es un movimiento circular que sólo resulta posible en las articulaciones esféricas, condíleas y en silla de montar. Se caracteriza porque la flexión, abducción, extensión y aducción se realizan de forma secuencial.

Dedo de la mano

Muñeca

^ D e d o d ^ l a ^

La rotación de una articulación consiste en girar el hueso móvil alrededor de su eje. La rotación hacia el cuerpo es una rotación interna o medial; la rotación hacia fuera del cuerpo es externa o lateral. La supinación es la rotación externa de la articulación humerorradial. En el pie, la supinación implica elevar su cara medial. La pronación es la rotación interna de la articulación humerorradial. En el pie, la pronación implica elevar su cara lateral.

Muñeca

La inversión gira la planta del pie hacia dentro, de modo que se eleva su borde medial. La eversión gira la planta del pie hacia fuera, de modo que se eleva su borde lateral.

Tobillo


24

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR

(a)

¡MOJOOSffi>Ed^ ( B M i © © « m u t [prnoimtiiiB 2TEM(?©^(L(IÍD W @ 1 « E fW

TOTOLC E$(FEIÍO©OIÍ>E8F

(FM0A(UE$ + % ©0@©M^tír0©©^ J

2 ( m U M © ^ K

2 G W O U M R E S $(l!)IPEfóO@KE$ L

MMOUWR OMIFERO©IBM % m n m u ® M ^ m s s OM.IFEÍB©I^ESN pequeños en las órbitas y en la parte inferior de la vista posterior de la calavera. Antes de pintarlas, estudie detenidamente estas áreas con el fin de determinar los limites de cada color. (3) En la vista anterior, no pinte las zonas oscuras en las órbitas y la cavidad nasal.

NC: Guarde los colores más brillantes para los huesos más pequeños, y los colores más claros para los huesos más grandes. (1) Pinte cada hueso tal como aparece en las múltiples vistas antes de pasar al siguiente. (2) Hay que colorear algunos huesos muy

Sutura coronal Sutura coronal

fc^ Agujero supraorbitario Glabela

Canal óptico Arco 'cigomático Fisura orbitaria superior Agujero infraorbitario

Fisura orbitaria inferior

Protuberancia mentoniana

Órbita Fosa y t V^VTO». ^ v del saco ¿ lagrimal N T ^ H Ü S ^ l ^ X Cavidad _ÍV 1 uSÍWR nasal Espina nasal anterior

)

íí» /

.

J m ^ r *

•vYLa S^./JAvrtíUái^X

Rama mandibular ascendente Agujero mentoniano

A

Ángulo mandibular VISTA ANTERIOR Cuerpo mandibular

1

Apófisis mastoides h4 estiloides \ ^ o n d u c t o audWvo externo Articulación temporomandibular Apófisis cigomática VISTA del hueso temporal LATERAL

Ángulo mandibular

Sutura sagital

La calavera está compuesta por los huesos craneales (que forman la bóveda que cubre el encéfalo) y los huesos laclales (que dan origen a los músculos de la expresión facial y proporcionan contrafuertes para proteger el encéfalo). Salvo en el caso de la articulación temporomandibular (una articulación sinovial), todos los huesos están conectados por suturas fibrosas generalmente inmóviles. La órbita está compuesta por siete huesos, tiene tres fisuras/canales significativos y alberga el ojo y los músculos, nervios y vasos relacionados. El más delicado de los huesos de la calavera se encuentra en la pared orbitaria medial. La nariz externa es esencialmente cartilaginosa, por lo que no forma parte de la calavera ósea. Fosa infratemporal Sutura lital

Sutura lamboidea Línea nucal superior

Protuberancia occipital extema

Apófisis mastoides

Láminas pterigoides lateral/medial

Apófisis cigomática

Sutura lamboidea

Cóndilo occipital

Agujero mandibular

Sutura coronal VISTA SUPERIOR

VISTA POSTERIOR


25

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR

ME$<®$ G>E Ufc W «

H

I

I

A

m n o i m i i B

F r o e o m c

o D T M © Q S ) S A E E$FEM@0(B>E$ F M M ^ H G ^éOMOSíS H (£0@©G¡í)$iri](g©J

K

MMMLMEH SOSPEROMESl ©@«¥S M ^ d OMMOOCIN Impresión de las ramas de la arteria meníngea media

CORTE MEDIANO

Seno frontal

NC: Utilice para estos huesos los mismos colores que empleó en la lámina anterior. (1) Pinte las tres vistas simultáneamente. (2) En jas vistas inferiores preste especial atención a los múltiples agujeros, que no deben pintarse. (3) Observe —pero no coloree— la pequeña Ilustración (abajo, en el centro) que resume las grandes fosas de la cavidad craneal (a la izquierda). Intente identificar estas fosas en la vista ampliada.

Peñasco del temporal Conducto auditivo Interno • (pares craneales VII, VIII)

Seno esfenoldal

'Porción pétrea del hueso temporal (oído medio/interno)

Lámina perpendicular del etmoldes Paladar

N Cóndilo

^Agujero rasgado posterior (yugular) occipital

Área basilar del hueso occipital

(Vista interior) BASE DEL CRÁNEO

Esta ilustración muestra el interior del lado derecho de la calavera. El vómer y la lámina perpendicular del etmoides contribuyen en gran medida a conformar el tabique nasal (Lámina 131). En esta vista ocultan los cornetes de la pared lateral derecha de la cavidad nasal.

Lámina cribosa (par craneal I) Canal óptico (par craneal Fisura orbitaria superior (pares craneales III, IV, V1, VI) Silla turca (hipófisis) Agujero redondo • mayor (par craneal V2) Agujero oval (par craneal V3) Agujero rasgado anterior .gujero redondo menor (arteria meníngea media) Conducto auditivo interno Agujero rasgado posterior (vena yugular Interna; pares craneales IX, X, XI) Canal condíleo anterior (hipogloso; par craneal XII)

BASE DEL CRÁNEO

Fisura orbitaria inferior (par craneal V a ) Abertura nasal posterior (coana) Lámina pterigoides lateral Lámina pterigoides medial Fosa mandibular Agujero oval Agujero rasgado anterior Conducto carotídeo (arteria carótida interna) Apófisis estiloides Apófisis mastoides Cóndilo occipital ea nucal superior

craneal posterior

Esta ilustración muestra el suelo de la cavidad craneal (base del cráneo). Las fosas craneales anteriores sostienen los lóbulos frontales del cerebro (Lámina 73); los tractos olfatorios, que pasan por encima de las láminas cribosas, reciben las terminaciones de los nervios olfatorios (Lámina 100). Las fosas craneales medias abarcan los lóbulos temporales; observe el gran número de agujeros/canales para los nervios y vasos craneales. La fosa craneal posterior contiene el cerebelo y el tronco encefálico (Lámina 76), así como los nervios y vasos craneales relacionados que entran o salen de la cavidad (Lámina 83).

Línea nucal inferior

Protuberancia occipital externa

La gran superficie externa del hueso occipital es una zona de anclaje para las capas de la musculatura cervical posterior (Lámina 49). El agujero occipital (foramen magnum) conecta el tronco encefálico inferior con la médula espinal (Lámina 76). Los cóndilos occipitales se articulan con las facetas del atlas, o primera vértebra cervical (Lámina 28). La pared muscular de la faringe se acopla alrededor de los orificios nasales posteriores (Lámina 139).


•SISTEMAS ESQUELETICO Y ARTICULAR

NC: Lea el lexto antes de pintar las ilustraciones. Utilice colores claros para A y B, un azul claro para C y negro o un color oscuro para E. (1) Empiece por los huesos de la articulación TM y sus ligamentos correspondientes. (2) En la ilustración central (vista lateral y hacia arriba de la calavera), la fosa articular debe colorearse Igual que su cartílago (C). Pinte también el cartílago y la apólisis condílea (condilomandibular), que se muestran aquí con tines diagramáticos. (3) Acabe con las vistas sagitales (abajo), que describen el movimiento de la apófisis condílea dentro de la articulación TM.

m m m MUDES®

g>S m

TEM[p®^(lA

Tifosos I W 1 W ® )

m í m a m e

m m k m v

ES O F E R O © ® E'«

Esm©o® AoraoouM?

coronoides

OMMO©OIE 2

B)flS(8® A R T O S d l i y W R F -

Bmmmumm r P®STTEIRII®(R f2

Las dos articulaciones temporomandibulares forman la articulación craneomandibular, compuesta por los extremos de las apófisis condffeas derecha e izquierda del maxilar inferior que se articulan con las dos íosas articulares de los huesos temporales. El movimiento o el traumatismo de una de las dos articulaciones temporomandibulares (ATM) siempre afectan a la articulación contralateral. La ATM es una articulación sinovial compleja, deslizante, sesgada y rotatoria, aunque parece que sólo efectúa un movimiento de bisagra de la mandíbula inferior. En la Lámina 47 pueden apreciarse mejor los movimientos de la ATM. La ATM está ubicada dentro de una cápsula fibrosa (articular), el único ligamento verdadero de la articulación. El disco articular (menisco) es una lámina fibrocartilaglnosa oval entre la fosa articular revestida de cartílago y el cartílago articular de la apófisis condílea. Divide la cavidad sinovial en los espacios articulares superior e inferior. El disco incluye dos bandas avasculares cuyos ejes longitudinales se se sitúan en el plano coronal. En la ilustración se muestran en un corte • transversal. Estas bandas están unidas por una zona intermedia de tejido fibroso. El disco está bien conectado: por delante, con el músculo pterigoides lateral; por detrás, con la almohadilla retrodiscal, vascular y elástica, en la región bilaminar, de la cual obtiene su nutrición, y en posición medial/lateral, con la apófisis condílea. Cuando la boca está cerrada, la cabeza de la apófisis condílea linda con la banda posterior, más grande, A medida que se abre la boca, la cabeza de la apófisis gira hacia delante y hacia abajo, hasta quedar en contigüidad con la banda anterior cuando está totalmente abierta (35-50 mm entre los Incisivos superiores e inferiores). Mientras se abre la boca, el menisco se elonga al ser arrastrado hacia delante con Zona la cabeza de la apófisis condílea. intermedia El disco articular de la ATM puede desgastarse, dislocarse o desprenderse con la edad, los traumatismos o el uso inadecuado (apretar o rechinar los deintes). Estas alteraciones pueden asociarse a cefaleas bitemporales (uso excesivo del músculo temporal), chasquidos al mover la mandíbula y menor amplitud de movimiento. También es posible que el disco sea estructuralmente incompleto (o incluso que esté perforado) desde el nacimiento.

SUPERFICIE ARTICULAR DE LA FOSA (Vista lateral y desde abajo)

Músculo pterigoides lateral

BOCA CERRADA

BOCA ABIERTA


SISTEMAS E S Q U E L E T I C O Y ARTICULAR

NC: U l i | ¡ c e e , g r ¡ s p a r a D ( a m a r ¡„ 0 p a r a H y c o | o r e s c l a r o s p a r a e , r e s t 0 (

Ü^U^/ltlUI LfU iKl¿ry\ V/lblféUiSlES

L, S y Co. L4 y L5 representan las vértebras lumbares más implicadas en el movimiento. (1) Empiece Fmniecepor ñortas lasregiones motonesdedelaiacolumna columnayvlos lostres tresejemplos eiemolosdedetrastornos trastornosvertebrales vertebralesenenlala parte inferior izquierda. (2) Coloree el segmento móvil y su papel en la flexión y extensión. (3) Coloree los agujeros y conductos vertebrales. (4) Por último, pinte el ejemplo de disco intervertebral protruldo que presiona un nervio espinal.

nnnvnf\n/A\

M f é l ^ T T I i r ^ f ^ A f L

La columna vertebral consta de 24 vértebras individuales dispuestas en las regiones cervical, dorsal y lumbar, las vértebras sacras y coccígeas están fusionadas (sacro/cóccix). El número de vértebras en cada región es extremadamente constante; en casos excepcionales, S1 puede ser libre o L5 puede estar fusionada con el sacro (vértebra transicional). Las siete vértebras cervicales móviles sostienen el cuello y la cabeza, con un peso de 3-4 kg. La columna cervical normalmente está curvada (lordosis cervical) debido al desarrollo de reflejos posturales hacia los tres meses de vida. Las 12 vértebras dorsales aguantan el tórax,'cabeza y cuello. Se articulan bilateralmente con 12 costillas. La columna dorsal está curvada congénitamente (cifosis), tal como se muestra.

( í » f l ® ( M . CERWKBAIL c

o

m®wí

SMB^R L s © © © © í d i ^ co

especialmente C, T, Véase84

Las cinco vértebras lumbares sostienen la parte superior del cuerpo, tronco y región inferior de la espalda. La columna de estas vértebras se curva (lordosis lumbar) cuando se empieza a andar, hacia los 1-2 años de edad. El sacro es la piedra angular de un arco de soporte de peso formado por los huesos de la cadera. La curva sacra/coccígea es congénita. Las vértebras coccígeas, cuyo número varía entre uno y cinco, suelen estar fusionadas, aunque la primera de ellas puede ser móvil. Las curvaturas vertebrales pueden estar afectadas (generalmente exageradas) por la postura, actividad, obesidad, embarazo, traumatismos y/o enfermedades; estas alteraciones reciben el mismo nombre que las curvas normales. Una curvatura lateral ligera de la columna refleja a menudo la mano dominante; existen múltiples causas que pueden provocar una curvatura lateral significativa y posiblemente discapacitante (escoliosis). Ligamento longitudinal

^

Ligamento articular ^ superior

Ligamento

M T O M © 0 ® M E & m $ m

Ligamento interespinoso

longitudinal anterior

V l R T T E B K ^ L4

Ligamento supraespinoso

+

QMTERVEICTEBOmA

•D*

Cápsula articular 9 la faceta

UG^MENTOd*

B

W É K T E B O m L5

M W i » WEKTTEBim E

8

mmmw /kmMm

^mmmL

( m m í ^ I e

QMTEO^ertebrahf

1

Cada par de vértebras individuales no fusionadas constituye un segmento móvil, la unidad básica del movimiento de la espalda. Los movimientos combinados de los segmentos móviles son los responsables del movimiento del cuello y las regiones media y baja de la espalda. Exceptuando C1-C2, todos los pares de vértebras están unidos por tres articulaciones: un disco intervertebral parcialmente móvil, por delante, y un par de articulaciones facetadas sinoviales deslizantes (cigoapofisarias), por detrás. Los ligamentos fijan los huesos entre sí y encapsulan las articulaciones facetadas (cápsula articular). El conducto vertebral o raquídeo, una serie de agujeros vertebrales, transmite la médula espinal y los revestimientos, vasos y raíces nerviosas relacionados. A ambos lados, y entre cada par de pedículos vertebrales, existen unos canales, llamados agujeros intervertebrales, que transmiten algunos vasos a la médula espinal, así como los nervios espinales y sus revestimientos/vasos respectivos.

-Co

TRASTORNOS VERTEBRALES

CIFOSIS

LORDOSIS

ESCOLIOSIS

mm© QMTEO^eictebeaa A1

M U L ® F0BR®$® M(ffi©(LE© (MWBJW2)$@g MERMO® E$(MI(MMLH Los discos intervertebrales constan de un anillo fibroso (fibras concéntricas y entrelazadas de colágeno integradas con células cartilaginosas), unido a los cuerpos vertebrales por encima y por debajo, y un núcleo pulposo más central (una masa de colágeno degenerado, proteoglucanos y agua). Los discos posibilitan el movimiento entre los cuerpos vertebrales. Con el envejecimiento, los discos se deshidratan y adelgazan, lo que se traduce en una reducción de la talla. Los discos cervicales y lumbares, en particular, experimentan una degeneración precoz por una o más de varias causas. El debilitamiento y/o desgarro del anillo puede provocar una protuberancia de base amplia o una protrusíón localizada (focal) del núcleo y el anillo adyacente; esto tiende a comprimir la raíz del nervio espinal, tal como se muestra.

Vista superior Vista posterior

Pedículo Vista lateral

VISTA SUPERIOR

D*

Ligamento interespinoso CORTE DE UN DISCO


SISTEMAS ESQÚELÉTICO Y ARTICULAR v

/

í

m

a

m

m

g e o ^ O G ^ I U E S

V

w

r

a

&

y

NC: Utilice el rojo para M y los mismos colores que empleó en la Lámina 21 para C y T. Use colores oscuros para N, 0 y R. (1) Empiece por las partes de una vértebra cervical. Pinte el atlas y el axis, y observe que se les han asignado colores distintos para diferenciarlos de las demás vértebras cervicales. (2) Pinte las partes de una vértebra dorsal y luego la porción dorsal de la columna vertebral. Fíjese en los tres colores diferentes para las facetas/semifacetas. ^ i ^ i r i i i i ^ ^ M ^ i i c

MBÍl

(SQSERira) c'

VISTA POSTERIOR/ Apófisis SUPERIOR

l?llM©(U)t@ B

mérnu

Agujero transverso

A m B M R H

Faceta para el cóndilo occipital

mímm UtoOM^i ^[pélFIlSOS

Conducto vertebral (raquídeo)

ESPOGIKmj Agujero transverso

VERTTEBR^ILM Arco posterior Tubérculo posterior

VISTA SUPERIOR Espina bífida

VÉRTEBRA CERVICAL TÍPICA (C4)

O

FLEXIÓN LATERAL

ROTACIÓN

FLEXIÓN/EXTENSIÓN

Las siete pequeñas vértebras cervicales sostienen y mueven la cabeza y el cuello, con el apoyo de los ligamentos y los músculos paracervicales (paraspinales), en forma de correa. El alias (C1), de morfología anular, carece de cuerpo; por tanto, no hay discos de soporte de peso entre el occipucio y C1, ni entre C1 y C2 (axis). El peso de la cabeza se transmite a C3 a través de las grandes apófisis articulares y las facetas de C1 y C2. Las articulaciones atlantooccipitales, en conjunción con las articulaciones facetadas de C3-C7, permiten un grado notable de flexión/extensión (el movimiento del «sí»). La apófisis odontoides de C2 se proyecta hacia la parte . anterior del anillo de C1, formando una articulación trocoidal (en pivote) que permite que la cabeza y C1 giren hasta 80° (el movimiento del «no»). Esta capacidad rotatoria es posible gracias a la orientación relativamente horizontal de las facetas cervicales. Las vértebras C3-C6 son similares; C7 se caracteriza por su apófisis espinosa prominente, fácilmente palpable. La curva cervical en dirección anterior y la extensa musculatura paracervical impiden la palpación de las otras apófisis espinosas cervicales. Las arterias vertebrales, en su camino hacia el tronco encefálico, pasan por los agujeros de las apófisis transversas de las seis vértebras cervicales superiores. Estos vasos son susceptibles a lesiones por elongación con la rotación cervical extrema del cuello hiperextendido. El conducto vertebral cervical transmite la médula espinal cervical y sus revestimientos (no se muestra). Los segmentos móviles C4-C5 y C5-C6, los de mayor amplitud de movimiento de la región cervical, son especialmente proclives a la degeneración del disco/faceta.

VISTA LATERAL

Disco +

Las doce vértebras dorsales —caracterizadas por apófisis espinosas largas y delgadas, cuerpos en forma de corazón y facetas orientadas casi en vertical— se articulan bilateralmente con las costillas. En general, cada costilla forma una articulación sinovial con dos semifacetas de los cuerpos de las vértebras adyacentes y una sola faceta de la apófisis transversa de la vértebra inferior. En D1, D11 y D12 pueden observarse variaciones de estas articulaciones costovertebrales. VÉRTEBRA DORSAL TÍPICA (D5) Agujero Intervertebral

Agujero vertebral

Apófisis articular superior Apófisis articular inferior

Semifaceta costal superior

VISTA LATERAL/ SUPERIOR

o

Semifaceta costal Inferior

Faceta. costal transversa p

\ \

Contorno t déla \ costilla

©(U)W@D>

i F M s m N

©©OTILII^q

y © M i i K n r ® D*


29

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR

Las cinco vértebras lumbares son las más poderosas de todas las vértebras individuales, y sus gruesas apófisis aseguran el anclaje de numerosos ligamentos y músculos/tendones. Son posibles una flexión y extensión significativas de ios segmentos móviles lumbares y lumbosacro, especialmente a nivel L4-L5 y L5-S1. Hacia L1 termina la médula espinal y empieza la cola de caballo (un haz de raíces nerviosas lumbares, sacras y coccígeas; véase la Lámina 70). Los agujeros intervertebrales lumbares son grandes. Las raíces/vainas nerviosas que transitan por ellos sólo ocupan un 50 % de su volumen. La degeneración del disco/faceta es frecuente en los segmentos L4-L5 y L5-S1; la reducción del espacio para las raíces nerviosas aumenta el riesgo de irritación/compresión. A veces, la vértebra L5 está parcial o totalmente fusionada con el sacro (L5 sacralizada). También es posible que la vértebra S1 no esté fusionada total o parcialmente (S1 lumbarizada), lo que da lugar, en cierto modo, a seis vértebras lumbares y un sacro de cuatro vértebras fusionadas.

NC: Para C, T, L, E, F. A, S y Co, utilice los mismos colores que en las dos láminas anteriores. (1) Empiece por las tres vistas más grandes de las vértebras lumbares. (2) Coloree los diferentes planos de las facetas articulares. (3) Pinte las cuatro vistas del sacro y el cóccix. Observe que la porción central del corte mediano recibe el mismo color que el conducto vertebral (E1).

VÉICTIEBR^OJIIIMBARL mmm® wertíebr^il e ffiOMIBMCT® MIMcDER®

V E R T E B R É E1 flOTERMERIfEBR^L

QOTERMERirEBR£\(L A

F

PLANOS DE LAS FACETAS ARTICULARES

T*»

Cuerpo Apófisis transversa

Apófisis espinosa

Lámina

articular superior

GJWMB^RL

VISTA SUPERIOR Apófisis Apófisis transversa

Faceta de la apófisis articular

superior da L1

* inferior de L1

Los planos (orientación) de las facetas articulares determinan la dirección e influyen en el grado de movimiento de los segmentos móviles. El plano de las facetas cervicales está angulado coronalmente unos 30° con respecto al plano horizontal. La columna cervical tiene una libertad considerable de movimiento en todos los planos (sagital, coronal, horizontal). Las facetas dorsales muestran una disposición más vertical en el plano coronal y prácticamente no soportan peso. En esta región, ia amplitud de movimiento está limitada significativamente en todos los planos, excepto en la rotación. El plano de las facetas lumbares es esencialmente sagital, resiste ta rotación de la columna lumbar y actúa como zona de transición hacia una orientación más coronal en L5-S1. Las articulaciones facetadas de L4-L5 permiten el máximo grado de movimiento lumbar en todos los planos.

SUPERFICIE ANTERIOR

El sacro consta de cinco vértebras fusionadas: el hueso ha sustituido en gran medida a los discos intérvertebrales. El conducto sacro (vertebral) contiene el saco terminal de la duramadre (saco dural, saco tecal) en S2 y las raíces nerviosas sacras, que discurren por el agujero sacro. El sacro se une con el ilion del hueso coxal en la superficie auricular, formando la articulación sacroiíaca. El sacro y el

ilion conforman un arco que transmite y distribuye las fuerzas de soporte de peso hacia las cabezas de los fémures. Se trata de un arco sólido y fuerte, y el sacro es su piedra angular. El cóccix consta de entre dos y cuatro vértebras pequeñas y rudimentarias, individuales o parcialmente fusionadas. La primera vértebra coccígea es la más desarrollada.


SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR M

I

T

t

e

30 Véanse 50,104,129,135

M

NC: Utilice los mismos colores que en la Lámina 22 para las costillas verdaderas, vértebras dorsales, semifacetas y (acetas de las apólisis transversas. Emplee colores brillantes para A-C. (1) ñnte la vista anterior de la caja torácica. Coloree por completo cada costilla antes de pasar a la siguiente. (2) Pinte la vista posterior de la

misma lorma. (3) Coloree la vista lateral de la caja torácica. (4) Al pintar los dibujos de una costilla y de las localizaciones articulares, líjese en que las lacetas cosíales (dibujadas con una linea a trazos) tienen que colorearse a pesar de que se encuentran en la cara interior de la costilla.

iinnklKlrtJMlRI +

(l]@) F .

(MAMMA

1

(BQ0ERP0B

§ cmMtE smO(B>E$ c

^ Í O T U I »

D

(t R O T / W I ^ )

(flf) G

E'

Clavícula

Articulación costovertebral

Escápula

Articulación costocondral Articulación esternocostal

VISTA POSTERIOR

VISTA ANTERIOR

, La caja torácica es el esqueleto del tórax, que alberga el corazón, los pulmones y otros órganos significativos. La abertura torácica superior o entrada torácica (conocida a menudo por los cirujanos como salida torácica) transmite el , esóíago, tráquea, nervios y otros conductos y vasos importantes (Lámina 104). 1 La abertura torácica inferior está prácticamente sellada por el diafragma torácico i (músculo), a través del que pasan la aorta, la vena cava inferior y el esófago 1 (Lámina 50). La reglón entre cada par de costillas se denomina espacio intercostal y contiene músculos, fascias, vasos y nervios (Lámina 50). En conjunto, el movimiento de las costillas es responsable aproximadamente del 25 : % del esfuerzo respiratorio (inhalación, exhalación); el diafragma se encarga del j resto (Lámina 135). ! La articulación fibrocartilaginosa entre el manubrio y el cuerpo del esternón , í. (ángulo esternal, articulación esternomanubrial) realiza movimientos sutiles de bisagra durante la respiración. La apófisis xifoides tiene una articulación Ángulo librocartilaginosa (xifosternal) con el cuerpo del esternón. El esternón está esternal compuesto en gran parte por hueso esponjoso que contiene médula roja. Los cartílagos costales, que representan los modelos cartilaginosos no osificados de las costillas anteriores, están unidos con el esternón por medio de articulaciones , sinoviales deslizantes (esternocostales; excepto en la primera articulación, que . • no es sinovial). Todas las costillas forman articulaciones sinoviales con las vértebras dorsales (articulaciones costovertebrales). Dentro de cada una de ellas, I las costillas (de 2 a 9) establecen una articulación sinovial con una semifaceta i del cuerpo vertebral superior y con una semifaceta del cuerpo inferior i (articulaciones costocorpóreas). Además, el tubérculo de la costilla se articula i con una faceta cartilaginosa en la punta de la apófisis transversa de la vértebra inferior (articulación costotransversa). Las costillas 1,10,11 y 12 están unidas a una sola vértebra, en lugar de dos; las costillas 11 y 12 no tienen articulaciones costotransversas. Las costillas verdaderas (1-7) se articulan directamente con el esternón. Las costillas 8-12 se denominan falsas; las costillas 8-10 se articulan ' indirectamente con el esternón a través de cartílagos que conectan con el VII cartílago costal, mientras que las costillas 11.y 12 (flotantes) terminan en 'la pared muscular abdominal.

Cuello Cabeza Tubérculo Facetas con el cuerpo vertebral Ángulo

Articulación costotransversa

©©TOILH

SEMomsmi


31

SISTEMAS ESQUELÉTICO V ARTICULAR / EXTREMIDADES SUPERIORES ©MOTOSE ESGWUJUNK V M O J O © mMtimw

S>S(L

Véanse

®mz<0)

32,34,54,55

A B

Ligamento interclavlcular

Cápsula articular , Articulación / . Articulación estemociavdculary/^.^ acromioclavicular / j k _ Y J / Acromion

Ligamento costociavicular

NC: Utilice colores muy claros a fin de ver los detalles de la superficie. (1) Coloree por completo cada vista antes de pasar a la siguiente.

ANTERIOR

Acromion Tubérculo mayor

cóndilo

"Tuberosidad deltoidea

Cóndilo humeral

(capitulum hutmri) La movilidad de las extremidades superiores depende en gran medida de la cintura escapular, compuesta por dos escápulas y dos claviculas. La mejor forma de visualizar esta cintura es desde arriba. La única conexión ósea de la cintura escapular con el esqueleto axial se establece por medio de la articulación esternoclavicular (sinovial, en silla de montar y con disco articular). Este disco sostiene cargas significativas cuando se cae sobre el hombro. El disco, unido por un ligamento, no suele desplazarse; lo más probable con tales caldas es que se fracture la clavicula. El extremo distal de cada clavicula se articula con el acromion de la escápula en la articulación acromioclavicular (AC), que es sinovial y de tipo deslizante. Esta articulación se desencaja a menudo con ciertas actividades, pero esto no debe confundirse con una luxación de ia articulación dei hombro.

Las escápulas no tienen conexión ósea directa con el esqueleto axial, sino que están fijadas por un cierto número de músculos que van desde estos huesos a diferentes partes del esqueleto axial. Estos músculos de amarre confieren a cada escápula una movilidad considerable sobre la pared torácica posterior. La parte plana y delgada de la escápula («hoja») no suele fracturarse porque está envuelta en músculo. El hueso del brazo, o húmero, está unido a la escápula por la articulación escapulohumeral, una articulación esférica (véase la siguiente lámina). En esta articulación, el húmero goza de una gran amplitud de movimiento, incrementada aún más por la movilidad escapular (movimiento escapulotorácico). Las fracturas del húmero suelen producirse en el cuello quirúrgico, a mitad de la diáfisis o en el extremo distal. La sensación aguda que provoca la compresión del nervio cubital bajo el epicóndilo medial-ha dado lugar al nombre de «hueso loco». Es curioso que el húmero también se conozca como el «hueso de la alegría».

Fosa olecraniana'

Epicóndilo, medial Tróclea'

Epicóndilo lateral


32

SISTEMAS ESQUELETICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES SUPERIORES

Véase 40

NC: Utilice los mismos colores que empleó para la escápula (A) y el húmero (B) en la lámina anterior. Use un azul claro para C. (1) La escápula (A) y el húmero (B) sólo tienen que pintarse en la esquina superior derecha. (2) Coloree de gris todos los ligamentos. Puesto que los ligamentos escapulohumerales son engrasamientos de la cápsula articular (E), tienen que pintarse tanto de gris como del color asignado a E. (3) La bolsa subdeltoidea y la bolsa subacromial (F) son una sola estructura continua. (4) En el corte coronal se ha suprimido una parte de la membrana sinovial (G) para revelar el tendón del bíceps braquial en la zona donde se une al tubérculo : supraglenoideo de la escápula. Acromlon

Margen cortado de la cápsula articular

;

égmtilM® mm@

ARTICULACIÓN ESCAPULOHUMERAL

(¡HIÍDMEIÍIOB

VISTA ANTERIOR (Articulación del hombro derecho)

Articulación acromioclavicular

Acromion

/ W Q M d M c

@(lím©O®(B@d

mm? OEMBflmA

. m&wm

$QM©WM.g

somwoailh-

La articulación escapuiohumeral (hombro) es una articulación sinovial, : esférica y multiaxial entre la íosa glenoidea de la escápula y la cabeza del • húmero. La íosa es poco profunda, pero está ahondada por el labio que rodea ¡, su margen. La fosa y la cabeza humeral están recubiertas por una fina capa de J cartílago articular (hialino). Los extremos que conectan los huesos están venvueltos en una cápsula articular fibrosa, revestida internamente por una membrana sinovial y que contiene una pequeña cantidad de líquido sinovial. , i Intercalados entre los tendones musculares que cruzan los huesos, tendones y ¡: músculos, hay numerosos sacos fibrosos (bolsas) de líquido sinovial, que ;Í | generalmente están aislados de la cápsula articular y su cavidad; Una de estas , v bolsas, la subacromial, reviste una notable significación clínica (véase la "i,-;'-1 Lámina 55).

CORTE CORONAL (Articulación del hombro derecho)

Acromion

•i El tendón de la cabeza larga del biceps braquial surge del tubérculo ' supraglenoideo de la escápula justo por encima del punto cenital del labio glenoideo. Envuelto en membrana sinovial, el tendón pasa por encima de la : cabeza del húmero dentro de la cápsula fibrosa y emerge por debajo de ésta, : en el surco intertubercular, para unirse a la cabeza larga (muscular) del bíceps , i braquial. La cápsula articular fibrosa es laxa (nótese la bolsa del receso axilar), aunque incorpora bandas gruesas de ligamentos escapulohumerales. El complejo cápsula/ligamento está reforzado por un manguito musculotendinoso que ofrece gran flexibilidad para el movimiento del hombro. En las Láminas 55 y 56 se muestran los movimientos de la articulación escapuiohumeral. • La articulación se resiente del uso excesivo. Las cápsulas se vuelven < i anormalmente laxas; el labio se desprende de sus anclajes; el tendón del : bíceps se desgasta y desgarra, y la cavidad de la articulación puede ' comunicarse con diversas bolsas. Las luxaciones repetidas de la cabeza humeral pueden provocar lesión del cartílago articular.

Tendón del m. supraspinoso Apófisis coracoides

Ligamentos glenohumerales ESCÁPULA

Tendón del m. subescapular

VISTA LATERAL (Articulación abierta con supresión del húmero)


SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES SUPERIORES

im mil mtmmm

l » c NC: Para A y B utilice colores muy claros, y para el húmero (C), el mismo color que empleó en la lámina precedente. Note que el húmero distal y los huesos del carpo se dejan sin colorear en las ilustraciones grandes. (1) .Pinte los huesos dei antebrazo en las tres vistas, y líjese atentamente en las flechas que hacen referencia a detalles de la superficie. (2) En los diagramas de supinación/pronación, los dedos pulgar y meñique de la mano reciben ios mismos colores que los huesos del antebrazo con los que se relacionan, sea cual sea la posición de la mano.

mm<Ú) B / ÍM>@ ( M d » © (PtUld^R B1 ©iüéotoa / i m @ ©(id m m M E Í O * A1

VISTA ANTERIOR (Antebrazo derecho)

SUPINACIÓN (Posición anatómica)

POSICION NEUTRA

PRONACIÓN

Los dos huesos del antebrazo son muy diferentes entre sí. La cara posterior del extremo proximal del cúbito se caracteriza por una masa ósea bastante voluminosa llamada olécrmn. Puede notarlo fácilmente en la parte posterior del codo. En el lado anterior del olécranon está la incisura trodear (trocleocubital); que se une con la tróclea del húmero formando la articulación humerocubital (sinovial, en bisagra). Una parte de esta superficie gira para encararse al radio (cabeza radial); es la incisura radial que contribuye a la articulación radiocubitalproximal (sinovial, trocoidal). La diálisis cubital se estrecha distatmente hasta terminar en la cabeza del cúbito. La cabeza forma una articulación sinovial trocoidal con el radio (articulación radiocubital distal). Esta articulación comparte un disco articular que encaja entre la cabeza del cúbito y los huesos semilunar y piramidal de la muñeca. El disco contribuye a la articulación radiocarpiana (de la muñeca), pero no así la cabeza cubital. La diáfisis del cúbito forma una articulación móvil y fibrosa (sindesmosis) con la diáfisis del radio por medio de la membrana interósea. A nivel proximal, el radio tiene una pequeña cabeza redondeada que se articula tanto con el cóndilo del húmero (articulación humerorradial: sinovial, trocoidal) como con la incisura

VISTA POSTERIOR (Antebrazo derecho)

VISTA ANTERIOR (Antebrazo derecho)

radial del cúbito (articulación radiocubital proximal). La diáfisis del radio se acampana distalmente para formar la amplia articulación de la muñeca con los huesos escafoides y semilunar del carpo. Las caídas sobre las manos cargan la articulación de la muñeca y pueden causar una fractura del radio en la «cintura» relativamente débil entre la diáfisis y el extremo distal acampanado (fractura de Colles, fractura de Smith). Después de colorear y estudiar los movimientos de supinación/pronación, ponga la palma de su mano derecha delante de usted, con la palma hacia abajo. En esta posición (prona), el radio y el cúbito están en paralelo. Coloque los dedos de la mano izquierda sobre el olécranon derecho. A continuación supine la mano derecha (palma hacia arriba). Note que el olécranon no se mueve. Así pues, el cúbito no se mueve durante la supinación/pronación de la mano. Seguidamente busque y observe la apófisis estiloides del radio en la muñeca derecha (en el lado del dedo pulgar) mientras supina/prona esta mano. Note que la apófisis estiloides se mueve con el pulgar. De este modo puede comprobar cómo gira el radio alrededor del cúbito durante la pronación y supinación de ia mano.


34

SISTEMAS ESQUELETICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES SUPERIORES

Véase 40

NC: Utilice ios mismos colores que empleó para los tres huesos en las Láminas 32 y 33. Use un azul claro para H. (1) Empiece por las tres articulaciones de la región del codo. Observe que cada superficie articular (punteada) recibe el mismo color que su hueso (en las ilustraciones del recuadro y de la vista sagital, estas superficies [H] deben pintarse de azul claro). Pinte K de amarillo. (2) Coloree las demás vistas de la cápsula articular y los ligamentos.

mi

3 ARTICULACIONES EN LA REGIÓN DEL CODO

Epicóndiio lateral Cóndilo humeral

Fosa olecraniana Epicóndiio lateral

Olécranon

Epicóndiio medial

mm+

M(l!)líí)(lK©©(lí)iOm B

(Vista posterior)

m m m m m m * R A M

c « ® O M

B

m. ariqdilm f Epicóndiio " medial

B

m .

©@iiM(Eom m i

MdDMearcz) A M .

M

W

W

M

I

©toir© d

se

FLEXIÓN

©ÍH raí® e

Olécranon (Vista lateral)

(Vista anterior)

M. tríceps braquial

w

m

w

«ostyjyiBt g

© ^ T Í I L M ©

M. braquial A anterior

Fosa olecraniana

^ T T O W d m H

Fosa coronoides

MEMSfóAMA $0M©WML i M M / K

K

m m i

Epicóndiio medial

Epicóndiio 0 lateral

Olécranon " K

La articulación del codo consta de dos articulaciones separadas con el húmero: la humerocubital y la humerorradial (sinoviales, en bisagra). Los movimientos de esta articulación se limitan a la flexión y extensión. Observe que, durante estos movimientos, la incisura troclear del cubito, en forma de C y revestida de cartílago articular, gira alrededor de la tróclea del húmero, en forma de polea. En la extensión, la parte superior de la incisura troclear encaja dentro de la fosa olecraniana del húmero. En la flexión, la apófisis coronoides del cubito encaja dentro de la fosa coronoides del húmero (véase la Lámina 33). Los ligamentos de la articulación del codo —esencialmente los' ligamentos colaterales del radio y el cúbito— refuerzan la cápsula articular fibrosa.

í-

fe'*-

La articulación entre el radio y el cúbito (articulación raúiocubitai proximal) permite que la cabeza del radio pivote dentro de la incisura radial del cúbito. El cúbito no puede rotar debido a la forma de la articulación humerocubital. Aunque la articulación radiocubital proximal no se considera parte de la articulación del codo, su cavidad sinovial y su cápsula articular fibrosa están en continuidad con las de la articulación del codo y se fijan por medio de los ligamentos colaterales radiales y cubitales. El ligamento anular se une por ambos extremos a los lados de la incisura radial del cúbito. Es más estrecho por abajo. que por arriba (es decir, está.biselado). Rodea y fija la cabeza (por encima) y el cuello (por debajo) del radio y resiste su desplazamiento cuando la mano sufre un tirón respecto al hombro. La parte inferior del ligamento anular está revestida por membrana sinovial; la parte superior es fibrocartilaginosa y se asocia a la rotación del radio en la articulación radiocubital proximal. La cápsula articular y el ligamento colateral radial M - b r a q u i a l refuerzan la función restrictiva del ligamento anular.

CODO DERECHO Fosa coronoides _ , , Tróclea Cóndilo humeral »

CORTE SAGITAL (Articulación del codo, vista lateral)

VISTA ANTERIOR Apófisis coronoides Incisura radial del cúbito (Articulación radiocubital proximal) LIGAMENTO ANULAR (Diagrama)

Tendón del m. bíceps braquial

Epicóndiio medial

Tendón del m. tríceps braquial

Tendón del m. bíceps braquial Olócranon anterior

VISTA MEDIAL

VISTA LATERAL


35

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES SUPERIORES M E $ ® $

y A O m < B l l D U f c < B O @ M E $ E>E U k

(M)U0$(S(&£\ V U f c

Véase 33

M A M ®

ligamentos de las articulaciones de la muñeca. No se muestran muchos de los ligamentos carpianos y íalángicos. (3) En la vista del corte, pinte los huesos y su cartílago articular (L). Coloree las cavidades sinoviales (L con contorno grueso) del dorso de la muñeca, pero no las cavidades de las articulaciones intercarpianas.

NC: Para I y J utilice colores claros distintos de los que empleó para los tres huesos del brazo en las láminas precedentes; use un azul claro para K. (1) Pinte las tres vistas de la mano y la muñeca: líjese en las tlechas que identifican ias articulaciones que contribuyen a los movimientos mostrados en los croquis satélites. (2) Coloree de gris los principales

SSMOyjltM (POO^MOIMÍL c (P0S0IF@MId

&MMWM&A b TOMO® E ¥(¡W(i2@0®>íi F © C S / W E m

G

H

1 metacarpiano

1 .w metacarpiano Lig. colateral del radio

Lig. colateral _ del radio * Lig. radiocarpiano dorsal Radio PRINCIPALES LIGAMENTOS

La articulación de la muñeca (sinovial, biaxial) está formada por la superficie articular distal del radio con las superficies articulares de los huesos escafoides y semilunar (a nivel primario), y por el disco articular y el hueso piramidal (a nivel secundario). Los movimientos factibles son flexión, extensión, aducción y abducción. La articulación de la muñeca y las articulaciones carpianas están fijadas por los ligamentos radiocarpianos y cubitocarpianos palmares y dorsales, así como por los ligamentos colaterales del radio y el cúbito. Las articulaciones intercarpianas, entre las filas proximales y distales de huesos carpianos, contribuyen al movimiento de la muñeca. Por delante, la depresión entre los huesos ganchoso y trapecio crea un canal carpiano para el paso de los tendones flexores largos del pulgar y de los dedos, así

Lig. radio carpiano palmar

mmm som@WM,lhm y ® A M E M T @

Cúbito Radio PRINCIPALES LIGAMENTOS

M*

como del nervio mediano. La compresión por parte del ligamento carpiano transverso puede irritar o deteriorar la función del nervio mediano (entumecimiento de los tres dedos radiales; debilidad del pulgar). El canal de Guyon transmite la arteria y el nervio cubitales. El movimiento de la mano implica primariamente movimientos de las articulaciones metacarpofalángicas (MF) e interfalángicas (IF) y, secundariamente, de las articulaciones carpometacarpianas e intermetacarpianas, con una excepción singular: la primera articulación carpometacarpiana (CM) (sinovial, en silla de montar). Note la movilidad que esta articulación confiere al pulgar, como en el movimiento de circunducción y en la oposición pulgar-meñique.

EXTENSIÓN

EXTENS VISTA MEDIAL ^ — DE L Y ^ T í M a n o / m u ñ e c a derechas en pronación) MUÑIE

DE LOS D E O O S / Y

J

FLEXIÓN DE LOS DEDOS


'.' SISTEMAS ESQUELETICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES SUPERIORES

.

36 Véanse 31,35

V'

(En el Apéndice A, al final del libro, se ofrecen las respuestas)

V

"

í NC: Al efectuar esta revisión, debe escribir el nombre de los huesos con el mismo color utilizado j 1 para cada uno de ellos en las Ilustraciones grandes. Dado que se trata de una revisión, . no de un «examen», tal vez prefiera usar los colores que ya empleó para estos huesos en las Láminas 31,33 y 35. Utilice un nuevo color para ' los huesos del carpo. (1) Pinte las flechas que señalan los lugares donde pueden verse o palparse los huesos. :} (2) Escriba con tinta negra el nombre de todas i ' las articulaciones numeradas que recuerde.

MARCAS SUPERFICIALES DELOS HUESOS

17/ W

VISTA ANTERIOR (Extremidad superior derecha)

Las extremidades superiores son notables por su movilidad. El mecanismo subyacente empieza por la escápula, que está sujeta dinámicamente por músculos a la pared torácica posterior. Tóquese el hombro para palpar la espina escapular y el acromion (recuerde la Lámina 31). Para visualizar el movimiento de la escápula, coloque un espejo sobre su hombro y mírelo mientras mueve los hombros arriba y abajo, se rodea el tronco con los brazos, los estira y, finalmente, los extiende hacia arriba y hacia abajo. El húmero puede palparse fácilmente desde la porción distal del hombro hasta el codo. Es posible notar los epicóndilos medial y lateral, asf como el olécranon. ¿Percibe el nervio cubital debajo del epicóndiio medial? Si lo aprieta con la fuerza suficiente, podrá reconocer su trayecto hasta el dedo meñique. Empezando por el meñique y siguiendo hacia el pulgar y hacia arriba, mueva todas las articulaciones que pueda de las extremidades superiores, identiflquelas y examine su amplitud de movimiento.

ARTICULACIONES DE LAS EXTREMIDADES SUPERIORES

6

1 io_ 11 1L 13

- V

/

/

MARCAS SUPERFICIALES DELOS HUESOS-


37

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES INFERIORES «

m

m m m ,

OTMC^

[pla^om

VISTA LATERAL (Hueso derecho)

NC: Utilice colores muy claros para los huesos A-D. El sacro (D) se combina con A-C (abajo) para íormar la pelvis. (1) Coloree las representaciones diagramáticas de las cuencas de las pelvis falsa y verdadera. En el diagrama inferior derecho se muestran conjuntamente. m

m

mm

b>E

Véanse 32,34,54,55

v

VISTA MEDIAL (Hueso derecho) Superficie auricular (articulación sacroilíaca)

y \

A

OSQIMOM B

c &SMBM o m ¡ M

D'

ffiftUSA

I M T O I M « o s

Incisura ísqulática mayor

VISTA LATERAL (Diagrama)

E IPlWO^ F

^ i g k ^ Í » ^ g

m U M

Agujero obturador

IPltl^B©^ H

VISTA ANTERIOR

VISTA POSTERIOR

Entrada pélvica

Cresta iliaca

Línea arqueada Rama del Isquion

Línea arqueada (borde pélvico)

Salida pélvica Espina ilíaca posterosuperior Espina ilíaca posteroinferior Articulación de la cadera Cuello del fémur

Acetábulo Rama púbica superior

Espina isquiática Tuberosidad isquiática

Fémur Sínfisis del pubis (disco interpúbico)

Tubórculo« púbico

subpúbico

VISTA MEDIAL/SAGITAL

Cresta "h ilíaca Línea arqueada Pubis PELVIS FALSA (MAYOR) (Diagrama)

El hueso de la cadera (pelvis ósea, hueso coxal) consta de tres huesos conectados por cartílago hasta la segunda década de la vida y por tejido óseo con posterioridad: ilion, isquion y pubis. El hueso de la cadera se ha equiparado con una hélice: el acetábulo, la cavidad para la articulación de la cadera en la que se fusionan los tres huesos, es el eje. La porción aplanada (ala) del ilion constituiría una hoja de la hélice, y el hueso isquiopúbico, la otra. El peso del tronco y las extremidades superiores se transmite de la articulación sacroilíaca al acetábulo a través del cuerpo dei ilion. El isquion posterior e inferior y el pubis anterior e inferior forman un anillo óseo, con el agujero obturador en ei centro. El isquion destaca por la tuberosidad isquiática, sobre la que todos nos sentamos. El pubis puede palparse fácilmente en el centro, a nivel de la ingle. Los dos huesos de la cadera están conectados por delante por la sínfisis púbica (articulación interpúbica; cartílago/fibrocartílago, con disco cartilaginoso). Estos dos huesos constituyen la cintura pélvica. Por lo que respecta al término «cintura», los huesos isquiopúbicos son bastante parecidos en forma y función a las clavículas, y los huesos ilíacos, a las escápulas. Dado que su misión es el soporte de peso, la cintura pélvica es mucho menos móvil que su homóloga escapular, que desempeña un papel importante en el movimiento de las extremidades superiores.

PELVIS \ VERDADERA (MENOR) (Diagrama)

Los dos huesos de la cadera y el sacro conforman la pelvis. La cavidad de la pelvis (cuenca) consta de una pelvis falsa (mayor) y una verdadera (menor). La orientación de la pelvis puede apreciarse colocando un hueso coxal (en el laboratorio/aula) contra una pared vertical, de modo que la espina ilíaca superior anterior y el tubérculo púbico queden en contacto con la pared simultáneamente. La pelvis verdadera es la parte de la pelvis que queda por debajo de una línea oblicua que va del promontorio sacro a la cresta del pubis (suelo del tubérculo púbico), pasando hacia delante y hacia abajo por las lineas arqueadas del ilion. Esta línea delimita la entrada pélvica (abertura pélvica superior). La entrada pélvica está en continuidad por arriba con ia cavidad abdominal, que incluye la pelvis mayor. La pared anterior de la pelvis mayor es totalmente muscular (puede comprobarlo por sí mismo). La cavidad pélvica verdadera tiene paredes tanto óseas como musculares y contiene numerosas estructuras (Láminas 157,160). El plano de la abertura pélvica * inferior (salida pélvica), a lo largo de una línea que va de la cara inferior del pubis a la punta del cóccix, es mucho más horizontal que el de la entrada; él suelo de ía salida es muscular (Lámina 52). La cavidad pélvica está en continuidad por abajo con el perineo (Lámina 53).


38

f SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES INFERIORES i (PEDROS

V

I H I A M Q j m A

: NC: Utilice colores muy claros para A y B. Para las estructuras C-F use los mismos colores que empleó en la lámina precedente, donde estaban . marcadas con las letras E-H. (1) Coloree cuidadosamente las cuencas diagramáticas que representan las pelvis falsa y verdadera. (2) Pinte la pelvis femenina (punteada) superpuesta sobre el contorno grueso de la pelvis masculina (no colorear). Pinte los dos ejemplos de ángulos'subpúbicos (G). (3) En la vista lateral, observe la ligera inclinación hacia delante de la pelvis femenina, que acentúa la curva del sacro/cóccix y lo eleva respecto a la salida pélvica (mostrada desde abajo).

¡' m

!

m

i k i m & Q M A

F E M E M O S (FdMiKlOM^B Cresta ilíaca

VISTA ANTERIOR (Diagrama)

A

VISTA ANTERIOR (Diagrama)

« W ^ Í M Í W / ^ B B'

k [i í

PEIMOS (FALSA C S G o m m

(piorna D

IPIB^Oi W E R M H E O ? ^ E

msm mébmikba f

'6

Pulgar

ÁNGULO FEMENINO

Dedo

índice

Ded0

medio

MASCULINO

Ded0

índice

PELVIS MASCULINA/FEMENINA

(FiMdMflM^B

| | Las pelvis óseas femenina y masculina difieren entre si. Estas ¡ : ^ diferencias se han investigado y analizado por múltiples motivos, como la ! : ! identificación forense de cadáveres, evaluaciones ginecológicas e ; < investigación antropológica. El estudio de las dimensiones y características • • físicas de la pelvis reviste un interés fundamental en la exploración clínica i prenatal. Es extremadamente importante que el canal del parto no presente h J obstáculos para el nacimiento del feto. Las mediciones obstétricas de los diámetros pélvicos se llevan a cabo radiológicamente (pelvimetría). 1 1 En general, la pelvis femenina es más ancha que la masculina en ' todas las dimensiones. Las mujeres tienen el ángulo subpúbico más abierto l " - que los hombres. Este ángulo puede medirse fácilmente en un esqueleto •: de laboratorio colocando la mano contra el pubis, de tal forma que el J : i ."pulgar-cubra una rama púbica inferior y el dedo índice cubra la otra. Si el ángulo creado por estos dos dedos se superpone con precisión al ángulo : subpúbico de la pelvis que se está midiendo, es probable que la pelvis sea L femenina. Si el ángulo subpúbico encaja entre los dedos índice y medio, • ; 1 es probable que la pelvis sea masculjna. , í ; < i : • i

VISTA LATERAL

VISTA LATERAL

(Posterior) VISTA INFERIOR

(Posterior) VISTA INFERIOR

Cuando se comparan entre sí dos pelvis diferentes, las mujeres tienden a tener pelvis verdaderas y falsas más anchas que los hombres. En general, la entrada y la salida pélvicas también son más grandes en las mujeres. El espacio entre las tuberosidades isquiáticas es mayor en las mujeres, al igual que el espacio entre las espinas isquiáticas y entre la espina Isquiática y el sacro. Las mujeres acostumbran a tener una curvatura sacra más pronunciada, así como una incisura isquiática más grande.

: : La postura, ciertos trastornos óseos, como la osteomalacia, y muchos otros f : factores pueden influir en la forma, capacidad y características de la pelvis.


39

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES INFERIORES

mmmüm/k y imi m mmm

NC: Utilice colores claros para A, C y L, y un azul claro para B. El hueso coxal (C) es una fusión del ilion, isquion y ios huesos púbicos (que se estudian por separado en la Lámina 37). Todos contribuyen a ia articulación de la cadera. (1) El recuadro superior izquierdo sólo muestra una de las dos superficies auriculares del sacro; la flecha cortada y punteada (B1) señala la superficie que no se ve. La membrana sinovial (H) de la articulación de la cadera sólo se muestra en la ilustración más grande (en la que se ha separado el fémur). (2) En las dos vistas inferiores, coloree los ligamentos relevantes que aparecen en los tftulos y pinte de gris los demás.

VISTA LATERAL/ANTERIOR

Superficie auricular (en forma de oreja)

Véase 18,91

VISTA MEDIAL

Ilion

Espina ilíaca posteroinferior A

SODP I ERFI BfO iE

b

ARTICULACIÓN SACROILÍACA

.OFLQDES® M M I L E SiM(?0(SflE « i t t W R M W W M

B'

ARTICULACIÓN DE LA CADERA

J.

y®. m ^ m ü m ®

Trocánter mayor

o M M é s E © o

y ® . ^ ( M f l t L Í ^ © © P®$TrER0@R E

m&miüM® MÍTEROÍMR « o s o D ^ o é M m y\ (HiaDEs® m m i c m M m w * y®.

y\®0© M I

F

METÁBQDIL® 6

m n m í m B*

mmtimm IMEMBR^KI^ y®^MEOT@

Lig. acetabular transverso 1 Línea de anclaje de la cápsula articular VISTA LATERAL/ANTERIOR DE LAS LOCALIZACIONES ARTICULARES

H » ® M ® > © i

(§MQIM(§>

J1-

(FÍBFLQDR K © M T F F I ^ ® © ^RTTOFFIQILILM B3

mtoqiiuír l

y®. o y © » ® ^

M

y ® . BS®(I80®IFEM®K^B. N y ® . (PllDB®IFEM©RA(k o

La arlicuiación sacroilíaca desempeña un papel importante de carga de peso. Las superficies auriculares del Ilion y sacro son rugosas y están revestidas de cartílago: ta superficie sacra es hialina; la iliaca es fibrocartilaginosa y más delgada. Sólo ia mitad inferior de la articulación es sinovial y tiene una cavidad; ia mitad superior es ligamentosa. Una cápsula fibrosa rodea toda la articulación. La cavidad se vuelve más pequeña en las etapas tardías de la vida, y las superficies articulares pueden fusionarse con el envejecimiento. El movimiento de la articulación es controvertido; se ha descrito un cierto movimiento anterior y posterior, con rotación. Este movimiento, que puede aumentar durante el embarazo, está muy limitado por la irregularidad de las superficies articulares y por los ligamentos sacroilfacos posteriores, densos y gruesos, y los ligamentos sacroilfacos anteriores, más delgados. La articulación, sus ligamentos y los músculos que la cruzan están implicados en el desarrollo del «síndrome sacrollíaco», muy doloroso. La inflamación de la parte sinovial de la articulación (sacroileítis) es un signo característico de muchas enfermedades autoinmunitarias (p. ej., espondilitis anquilosante, artritis reumatoidea y enfermedad inflamatoria intestinal).

CORTE FRONTAL DE LA ARTICULACIÓN SACROILÍACA

Lig. acetabular transverso CORTE FRONTAL DE LA ARTICULACIÓN DE LA CADERA Lig. longitudinal , anterior Lig. iliolumbar

4.a vértebra lumbar VISTA POSTERIOR

Lig. illolumbar

La arlicuiación de la cadera es una articulación sinovial esférica entre el acetábulo del hueso coxal y la cabeza del fémur. Permite los movimientos de flexión, extensión, aducción, abducción, rotación interna y lateral y clrcunducción. Todas las superficies de la articulación están revestidas por cartílago articular; la del acetábulo tiene forma de C. El hueco óseo inconcluso del acetábulo se completa con el ligamento acetabular Lig. sacrotuberoso transverso y se realza por medio de un labio fibrocartilaginoso de 360°. La articulación está encapsulada; los fuertes ligamentos iliofemoral, isquiofemorai y pubofemoral dan Lig. sacrospjnoso consistencia a esta cápsula fibrosa. El ligamento de la cabeza del fémur (ligamento redondo) surge del interior del acetábulo, entre las bandas del cartílago acetabular. Ofrece poca resistencia a ta tracción forzada, pero transmite vasos a la cabeza femoral. Una irrigación adecuada de la articulación requiere las dos arterias circunflejas femorales además de los vasos del ligamento redondo.

VISTA ANTERIOR

Lig. inguinal Lig. Sacrospinoso Lig. sacroiberoso

Lig. púbií superior*

LIGAMENTOS PÉLVICOS

Membrana del obturador


40

i SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES INFERIORES ;

i m (^«(1© v m postoia

mmm

mm B (PEK@M(i

(PSKKÜOI

NG: Utilice colores claros para los cuatro huesos a íin de estudiar los detalles de la superticie. (1) Después de colorear las dos vistas principales, pinte de gris muchos de los ligamentos, tendones y anclajes musculares más superficiales que estabilizan la región de la rodilla. Aunque no se aprecia en estas ilustraciones, los ligamentos tienden a ser menos gruesos y están peor definidos que los tendones y músculos (estructuras subyacentes importantes que se presentan en la siguiente lámina sobre la articulación de la rodilla).

R é T O l A D

VISTA ANTERIOR (Extremidad derecha)

í

VISTA POSTERIOR (Extremidad derecha)

El hueso del muslo es el fémur; los huesos de la pierna son la tibia y el peroné. Los trocánteres mayor y menor representan el punto de inserción de los músculos de la cadera. La diáfisis, con una ligera curvatura longitudinal hacia delante, tiene forma redondeada y circunferencial, excepto en la parte posterior, donde una cresta (línea áspera) que discurre por el eje largo del hueso constituye el origen y las inserciones de diversos músculos. A nivel distal, la diáfisis se ensancha para formar los voluminosos cóndilos, que contribuyen a la articulación de la rodilla. La rótula se articula con el cartílago del fémur entre los dos cóndilos. Es un hueso sesamoide que se ubica dentro del tendón del cuádriceps femoral (véase la siguiente lámina).

(Trocánter ¡ mayor ^ Acetábulo

|

Véase 18,91

TJV- Diáfisis

A

Hueso coxal

La tibia es el principal hueso de la pierna por lo que respecta a carga de peso. Además, es el único hueso de la pierna que contribuye a la articulación de la rodilla. Este hueso robusto tiene grandes cóndilos a nivel proximal que se articulan con los cóndilos del fémur. La tuberosidad tibial, que puede palparse justo por debajo de los cóndilos, recibe el ligamento rotuliano. En un corte transversal, la diáfisis de la tibia tiene forma de triángulo, cuyo vértice es el puntiagudo borde anterior (espinilla), fácilmente palpable. La superficie anteromedial está desprovista de músculos, mientras que la superficie anterolateral está recubierta por ellos. La amplia extensión distal de la tibia forma una L invertida la superficie horizontal se articula con el astrágalo del tobillo, y la porción vertical es el maléolo medial, fácilmente palpable, que también se articula con el astrágalo (véase la Lámina 42).

Cresta ¡ntertrocantóricay • Trocánter I menor I

¡I Agujero nutricio"

El peroné, que no carga peso directamente, es una localización de anclaje muscular en los dos tercios superiores de su diáfisis. Su cabeza se articula con la parte inferior del cóndilo tibial lateral (articulación tibioperonea proximal; sinovial, plana). La diáfisis del peroné forma una articulación tibioperonea intermedia (membrana interósea; sindesmosis) con la diáfisis de la tibia. A nivel distal, el peroné también está unido a la tibia (articulación tibioperonea distal; sindesmosis). La cara lateral del peroné es el maléolo lateral palpable, que se articula con el astrágalo. Los extremos distales del peroné y la tibia forman una articulación con el astrágalo (articulación tibioperoneoastragalina o del tobillo) (véase la Lámina 42).

Línea. áspera

Tubérculo aductor *

lateral .Epicóndiio medial

Nación rotuliana

; Articulación ;de ia rodilla ¡Epicóndiio ].;. :.. lateral Articulación / T aioperonea + proximal / : Tuberosidad tibial

Ul ^Epicóndiio medial Borde ^anterior

LIGAMENTOS/TENDONES/MUSCULOS QUE RODEAN LA RODILLA DERECHA

Cóndilo medial. Corte del tendón y los músculos del cuádriceps femoral Banda iliotibial

Fascla nvolvente

Tendón del m. aductor mayor Cabeza medial del m. gastrocnemlo

Eminencia intercondílea' M. plantar delgado

Membrana interósea

ij- i

1 . Cóndilo ateral

• Cuello

Lig. poplíteo oblicuo ,M. poplíteo Ug. poplíteo arqueado

SU Tendón del m. semimembranoso , , , Ug. colateral L.g colateral y d e l a l i b l a de la tibia

Fosa ' intercondílea

; Cabeza

Cabeza lateral del m. gastrocnemio Cápsula articular

Articulación de ia cadera

Ug. colateral del peroné

Jíl

Tendón del bíceps femoral

Membrana interósea

VISTA POSTERIOR

y^MUGiOTO Articulación tibioperonea distal í Articulación ; tibioperoneo- y ^ i ¡ astragalina / / O / • (tobillo)

!

Los elementos óseos de la articulación de la rodilla aportan poca seguridad durante los movimientos de ésta. Los tendones y músculos que cruzan y mueven la articulación también ejercen la función de reforzar los ligamentos estabilizadores de la rodilla. Las expansiones fibrosas de los componentes medial y lateral del músculo cuádriceps se fusionan con la cápsula fibrosa a ambos lados de la rótula para formar los retináculos medial y lateral. En ésta y en las Láminas 62-66 se presentan los músculos/tendones que aseguran la estabilidad de la rodilla.

Maléoloi medial Maléolo lateral


41

SISTEMAS ESQUELETICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES SUPERIORES m

m

e w o y L A

Véase 40

ARTICULACIÓN DE LA RODILLA DERECHA

Tendón del cuádriceps Bolsa

NC: Los huesos lémur, tibia, peroné y rótula no tienen que pintarse. (1) En el corte sagital, coloree (A) de azul y (B) de negro. No se muestra la membrana sinovial que reviste la cavidad. (2) En la vista anterior, coloree las facetas de la superficie posterior de la rótula. (3) Pinte la relación entre los anclajes y la función de los ligamentos cruzados (E, E1).

suprarrotuliana RÓTULA A G

M T O í f l l L M A M T I W M

$ 0 M ® W M B-

tówm ®mM

MTOMUfcK c

prerrotuliana subcutánea Almohadilla grasa infrarrotuliana F<

D

y®, m m m m ,

n m . E / w

a

e

Bolsa infrarrotuliana subcutánea Bolsa infrarrotuliana profunda

( M E M O S © © , Y W R . F / G W O F1 y®.

K®TTIIÍILO^KI®G

y®.

ffi®ILME(¡^ILES,

TTOiO^d H / « ® M S ©

H'

La articulación de ia rodilla consta de dos articulaciones sinoviales condíleas entre los cóndilos femorales y tibiales y una articulación sinovial plana (deslizante) entre la rótula y el fémur. Observe que el peroné y la articulación tibioperonea no forman parte de la articulación de la rodilla. En las Láminas 62 y 64 se muestran los movimientos de esta articulación, que consisten esencialmente en flexión y extensión con grados variables de rotación y deslizamiento.En la vista sagital, note la articulación femororrotutiana revestida de cartílago articular. La rótula es un hueso sesamoide que se desarrolla en el tendón del músculo cuádriceps femoral. Resiste las tensiones de desgaste y desgarro del tendón durante la flexión y extensión de ia rodilla. En la vista anterior, fíjese en las dos facetas de la rótula y en la correspondiente superficie articular rotuliana en el fémur. Las diversas bolsas que se muestran son de tamaño variable. La bolsa suprarrotuliana es una extensión de la cavidad articular sinovial.

Tuberosidad tibial Músculos de la pierna CORTE SAGITAL

FÉMUR RÓTULA

+

Cuerno anterior. Ligamento transverso

Cuerno anterior

Almohadilla grasa infrarrotuliana VISTA SUPERIOR DE LA ARTICULACIÓN DE LA RODILLA El lig. cruzado ant. se opone al deslizamiento anterior de la tibia

El lig. cruzado post. se opone al deslizamiento E? posterior de la tibia

TIBIA LIGAMENTOS CRUZADOS

La articulación de la rodilla carece de protección ósea. Está fijada por ligamentos y tendones de los músculos que la atraviesan, incluidos el tendón del cuádriceps femoral, por delante; la banda iliotibial y el tendón del bíceps femoral, por los lados (Lámina 62); los músculos poplíteo y semimembranoso, por detrás (Lámina 66), y los tendones de ios músculos sartorio, recto interno del muslo y semitendinoso (pes anserinus, o «pata de ganso»), en posición medial (Lámina 66). Véase también la Lámina 40. Los ligamentos son especialmente importantes ai limitar ia amplitud de movimiento dé la rodilla y fijar los meniscos. Los ligamentos colaterales oponen resistencia a los movimientos laterales no deseados de ia rodilla. El miado anterior recibe este nombre por su anclaje tibial anterior, y el cruzado posterior, por su anclaje tibial posterior. En su ascenso en dirección proximal, se cruzan. El cruzado anterior pasa por detrás y por la porción lateral del extremo de la cara posteromedial del cóndilo femoral lateral; el cruzado posterior pasa por delante y por la porción medial del extremo de la cara medial del cóndilo femoral medial. Los ligamentos cruzados oponen resistencia esencialmente al desplazamiento hacia delante/hacia atrás de la tibia/fémur; de hecho, el desgarro de un ligamento cruzado provoca generalmente movimientos anteroposteriores excesivos de la tibia sobre el fémur.

Cóndilo medial de la TIBIA

TIBIA

La cápsula fibrosa (articular) es incompleta alrededor de la articulación y está reforzada por ligamentos allí donde aquélla no existe o es deficiente. La rótula la sustituye en posición anterior. La membrana sinovial (no se muestra) reviste la superficie interna de la cápsula fibrosa, pero no cubre los meniscos, las superficies articulares ni la cápsula fibrosa posterior. Los meniscos pueden apreciarse desde el lado en la vista sagital y desde arriba en la vista superior de ia articulación. Son discos fibrocartilaginosos de forma semilunar que se unen a los cóndilos tibiales por medio de ligamentos; realzan la profundidad del encaje con los cóndilos femorales. Los extremos de los meniscos (cuernos) están anclados en la región intercondílea de la tibia. Estos cuernos están muy inervados, tal como puede atestiguar cualquiera que experimente un desgarro doloroso del cuerno posterior del menisco medial. Este menisco está más fijado a la tibia que el lateral. Así, es menos flexible y más proclive al desgarro en caso de rotación excesiva y abducción forzada de la articulación de la rodilla mientras se carga peso.

Cuerno post. del menisco lateral Ligamento \ + C u . e m o posterior coronario > H'

Superficie articular rotuliana

Cóndilo medial de la TIBIA

Superficie posterior de la RÓTULA

VISTA LATERAL Tuberosidad tibial

Faceta lateral

Tendón del cuádriceps VISTA ANTERIOR DE LA ARTICULACIÓN EXPUESTA


42

SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES INFERIORES

mi wmm v id pos

Véase 18,91 NC: Utilice colores distintos de los que empleó para el hueso de la cadera en la Lámina 38 y para el lémur, tibia, peroné y rótula en la Lámina 40. (1) Coloree la ilustración y el diagrama de la articulación del tobillo. (2) Luego empiece por el astrágalo (A); coloree este hueso dondequiera que aparezca en la ilustración. Siga el mismo procedimiento con cada uno de los demás huesos. (3) Pinte de gris todos ios ligamentos.

•ESc IWIF@fl(i)iSD

n

©(ü)MíiO!?(S®«

(Í)E

G VISTA PLANTAR (INFERIOR) . (Pie derecho)

VISTA DORSAL (INFERIOR) (Pie derecho)

Articulación calcaneoastragalina

El pie es una estructura móvil de carga de peso. La articulación del tobillo (sinovial, en abisagra) entre la tibia, peroné y astrágalo forma una horquilla que, a este nivel, sólo permite :Ja flexión (flexión plantar) y la extensión (dorsiflexión). Con la rotación excesiva de esta 'articulación se producen desgarros de ligamentos y fracturas característicos. El pie puedé adaptarse al hecho de caminar/correr sobre superficies inclinadas gracias a las articulaciones stóasíraga/Zna (calcaneoastragaiina o talocalcánea) y transversa del tarso ¡Ifastragalocalcaneoescafoidea o talocalcaneoescafoidea). A este nivel tienen lugar movimientos de inversión y eversión. El tobillo tiene ligamentos mediales fuertes

(ligamentos deltoideos) y ligamentos laterales de apoyo más débiles. La frecuencia relativamente alta de esguinces por inversión (desgarro de los ligamentos laterales) con respecto a los esguinces por eversión parece reflejar esta debilidad relativa. La arquitectura ósea del pie incluye diversos arcos reforzados y mantenidos por ligamentos e influidos por músculos. El arco longitudinal medial transmite la fuerza del peso corporal al suelo cuando se está en bipedestación y al dedo gordo en caso de locomoción, creando una palanca gigantesca que actúa como resorte para la marcha. Los dos arcos longitudinales tienen la función de absorber las cargas de choque y equilibrar el cuerpo.

Articulación interfalángica

Articulación metatarsofalángica

t.

mm t©M@0T(ü)[MM^(L UMTERÍWL *

^

á í S ^

mm TOMWERS©*

(L©M@0T(UJB>0(¡W


SISTEMAS ESQUELÉTICO Y ARTICULAR / EXTREMIDADES INFERIORES (En el Apéndice A, ai final del libro, se ofrecen las respuestas) NC: Utilice colores claros en toda la lámina. (1) Empiece por los huesos de las extremidades inferiores. Escriba cada nombre en la línea pertinente con el mismo color con el que ha pintado el hueso, ñnte y enumere también los huesos correspondientes de la extremidad superior. (2) Coloree las flechas que señalan las marcas superficiales de los huesos de la extremidad inferior. (3) Escriba con tinta negra los nombres de las articulaciones de la extremidad inferior. (4) Utilice los mismos colores en las extremidades anteriores y posteriores del cuadrúpedo. Recuerde que estos huesos tienen el mismo nombre que en el esqueleto humano.

SOmMEEOGHB-

OTKEMO^E)

O K t M G I

MARCAS SUPERFICIALES DE LOS HUESOS

La estructura de cualquier elemento refleja una adaptación a la función. Esto se pone claramente de manifiesto comparando los huesos de las extremidades superiores e inferiores de un bípedo (humano) con las de un cuadrúpedo. La cintura escapular ofrece una base para la movilidad; la cintura pélvica, más robusta, proporciona estabilidad tanto en la locomoción como en la carga de peso. Los huesos de las extremidades inferiores son grandes y sólidos, en consonancia con su función de carga de peso; las articulaciones relacionadas son estructuralmente seguras, excepto la rodilla, que pierde estabilidad a cambio de flexibilidad. En las extremidades superiores, los huesos son más ligeros y las articulaciones, más flexibles y capaces de una mayor amplitud de movimiento (compare el hombro con la cadera, el codo con la rodilla, la muñeca con el tobillo). Aunque el antebrazo y la pierna tienen dos huesos cada uno, existe poca correlación funcional entre ambos pares. El pie está claramente adaptado para la locomoción y la carga de peso; la mano (especialmente el pulgar), para la movilidad y la destreza. ARTICULACIONES DE U S EXTREMIDADES INFERIORES

Articulación del codo

Articulación de la muñeca'


44

; SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO

NC: Utilice colores claros para A-E. (1) Comience por el vientre muscular y los tendones de la ilustración superior. (2) Al colorear los estrechos márgenes del = endomisio (C) en el corte ampliado, le recomendamos que también pinte los extremos • de las fibras musculares (D) con el color muy claro del endomisio y que luego repase dichos extremos con un color más oscuro (D). No coloree el haz neurovascular ni los extremos cortados de los vasos y capilares sanguíneos. (3) Pinte la ilustración inferior.

;i:

^ i i i t e y í L ©

HAZ NEUROVASCULAR (nervio, arteria, vena)

ES©(ll)E(UiTrO(B® +

VOEMVRE A E I P O M O S O © a1 « O M Ü ©

B

iM(M)(»0©c m

m

M(U$<B(M(LA(1? ( © I d d f l t ^ ) D

VEMBíéM E El llamado músculo esquelético (p. ej., el bíceps braquial) está rodeado por una capa de fascia profunda (epimisio) y consta de fascículos o haces de fibras musculares envueltos en un fino tejido fibroso (perimisio). Cada fibra muscular está rodeada por una vaina delgada de tejido fibroso (endomisio). Todas estas capas fibrosas son importantes para la estructura y función del músculo, ya que sostienen nervios y vasos (haces neurovasculares), aseguran una distribución uniforme de la : tensión muscular durante la contracción y mantienen la elasticidad del músculo, permitiéndole que recupere su longitud en reposo después de un estiramiento. La ; fusión de estas capas fibrosas en los extremos de las fibras musculares forma los ? tendones, que integran el músculo con su(s) punto(s) de anclaje, como periostio u 1 otro tendón. Los tendones anchos y. planos se denominan aponeurosis. La masa de ¡i fibras contráctiles envueltas en fascia se conoce como vientre del músculo. Es el • vientre el que se acorta durante la contracción. El vientre puede adoptar una de varias ; formas, según la disposición de los tendones y anclajes. Los músculos esqueléticos reciben su nombre en función de los puntos de anclaje (p. ej., hipogloso), forma :f;(p. ej., trapecio), número de cabezas (p. ej., cuádriceps), función (p. ej., aductor mayor) o posición (p. ej., braquial).

r

o » ARDIU&IR® F

i;::

I M i E »

^

M0S1T(iK!©(l¿ÉJ G

8'

( A O m O D U M l í O ) F' A1 ( M f e g U D Q , © ) A ( ¡ P U S © ) G"

m m m t h

B>E

V

>En una palanca de clase, la articulación se sitúa entre el músculo y la carga, i; Éste es el tipo más eficiente de palanca. Al flexionar el cuello y colocar la cabeza ! hacia delante y hacia abajo, la carga (G1) aumenta considerablemente (debido a la ^gravedad), y el esfuerzo (A) para mantener esta postura puede inducir dolor y rigidez ^musculares (uso excesivo). 1. a

imufcM®^ m

© y »

: ín una palanca de 2. a clase, la carga se sitúa entre la articulación y el músculo de fracción. Este sistema de palanca sirve tanto para levantar una carretilla (la rueda es ¡el fulcro) como para alzar un cuerpo de 75 kg sobre las cabezas metatarsianas de las articulaciones metatarsofalángicas. Esta tarea resulta relativamente fácil para ios ¡poderosos músculos de la pantorrilla (tríceps sural), pero pruebe a permanecer de : pie sobre las cabezas de las falanges medias (lo que aumenta la distancia F-G 1 ).

mt^G» m Las palancas de 3.a clase, en las que el músculo se sitúa entre la articulación y la carga, aportan pocas ventajas mecánicas. Considere la diferencia en el esfuerzo muscular que se requiere para llevar un saco de cemento de 45 kg con las manos y los codos ílexionados (articulación del codo: palanca de 3.a clase) y aguantar un peso corporal de 75 kg sobre las cabezas de los metatarsianos (palanca de 2.a clase en las articulaciones metatarsofalángicas). iTodo es cuestión de apalancamiento! ÉL

• FIBRA MUSCULAR (una sola célula)

Los músculos esqueléticos emplean máquinas simples, como las palancas, para aumentar la eficiencia de su trabajo contráctil en torno a una articulación. Desde un punto de vista mecánico, el grado de esfuerzo muscular que se requiere para vencer la resistencia al movimiento en una articulación (futcro) depende de la magnitud de dicha resistencia (peso); de las distancias relativas entre el fulcro anatómico y las localizaciones en las que se electúa el esfuerzo muscular, y de las áreas anatómicas de resistencia (articulaciones). La posición de la articulación respecto a los lugares de tracción muscular y carga sobreimpuesta determina el tipo de palanca que se utiliza.

M®^oiWDiÉKnr®+

!•

VIENTRE DEL MUSCULO haces de fascículos)


45

SISTEMA MUSCULOSQUELETICO

Véase 44

NC: Utilice un color brillante para A y uno claro para E. (1) Pinte las pequeñas flechas y las grandes letras de origen (0) e inserción (I) adyacentes a los ejemplos del músculo contraído y estirado. (2) En la ilustración inferior, coloree las porciones del pronador redondo y el pronador cuadrado que se perfilan con líneas punteadas. En la vista lateral, el radio suele ocultar estas partes de los músculos.

En general, los músculos esqueléticos conectan dos huesos y cruzan la articulación que los une. Cuando el músculo se acorta (contrae), los dos huesos se aproximan, exceptuando las contracciones isométricas. Los músculos nuncan empujan, siempre estiran. En cualquier movimiento entre dos huesos, uno normalmente está fijo y el otro se mueve. El anclaje muscular en el hueso fijo es el origen: el anclaje en el hueso móvil es la inserción. En movimientos compiejos en los que es difícil identificar un hueso «fijo», el origen del músculo es la unión más proximal.

CODO FLEXIONADO

Cuando un músculo se contrae a lo largo de una articulación, también aleda a otros músculos que la atraviesan. Ningún músculo actúa solo en el movimiento articular. En la flexión de la articulación del codo, por ejemplo, el bíceps braquia! (y el braquial anterior, que no se muestra) se contrae, mientras que el tríceps braquial se estira. A la inversa, en la extensión del codo, el tríceps se contrae y los músculos bíceps/braquial anterior se elongan. En posición neutra, los tres están relajados (en reposo). Los músculos tensos (contraídos) pueden relajarse a menudo mediante estiramientos suaves.

( P U M é M

m

m i

CODO EXTENDIDO (contra resistencia)

o

»

»

!

]

*

wmméí

m

m

+

Ningún músculo actúa solo en el movimiento de una articulación. En los movimientos mostrados a la derecha, varios músculos se integran funcionalmente en un acto tan simple como levantar un objeto, con el antebrazo supinado en ei primer caso y pronado en el segundo. ( M R O M A R O ® ( M ® M O $ T F A ) a1 El músculo principal que efectúa un movimiento articular deseado es el moviiizador primario (agonista). Es posible que haya más de uno: en la flexión del codo con el antebrazo supinado, el braquial anterior y el bíceps braquial son simultáneamente movilizadores primarios; el bíceps tiene una aportación significativa a la potencia de levantamiento debido ai trabajo adicional que implica la supinación del radio durante la flexión del codo. En caso de que el antebrazo esté pronado y resista la supinación, el bíceps pierde la potencia de supinación y el braquial anterior, que no está influido por el antebrazo pronado, se convierte en el moviiizador primario. .

, bíaqutal El bíceps braquial ' f\A» alcanza la contracción \¡H máxima con la supinación del antebrazo

C'

ANTEBRAZO SUPINADO

Los músculos que potencial o realmente resisten o se oponen a un determinado movimiento reciben el nombre de antagonistas. En las ilustraciones de la derecha, el tríceps es el antagonista en el acto de flexionar el codo, aunque en la ilustración que se muestra está estirado, no contraído. N

ACTORES EN LA FLEXIÓN DEL CODO (Con supinación versus pronación)

FUAB>®R D Los músculos fijadores estabilizan las articulaciones más proximales durante las funciones de carga de peso de las articulaciones más distales. En esta ilustración, el músculo trapecio se contrae para estabilizar (inmovilizar) la escápula, creando una plataforma rígida para la operación de carga de peso de la extremidad ipsilateral.

MEOTR»I102^IM!)IR (S0MÉCI@0©©) E Al realizar un movimiento específico y deseado, los músculos neutraiizadores (sinérgicos) oponen resistencia a los movimientos no deseados. Durante la flexión del codo con el antebrazo pronado, los pronadores del antebrazo (pronador cuadrado, pronador redondo) se contraen para resistir o neutralizar la supinación del antebrazo. En esta acción, los pronadores actúan de forma sinérgica con el movimiento deseado.

La función muscular, armoniosa y globalmente integrada, posibilita movimientos indoloros, rítmicos y dinámicos, que se aprecian mejor en actividades tales como la danza, los deportes o el ejercicio. Las articulaciones afectadas por músculos tensos o débiles, a causa, por ejemplo, de deficiencias mecánicas en la postura/marcha, son proclives a movimientos dolorosos y limitados.

La contracción del bíceps braquial es limitada cuando los pronadores redondo/cuadrado oponen resistencia a la supinación del antebrazo

'Tjf'f $

^ -« , Pronador • ,A, Pronador c u a d r a d o £ redondo


46

SISTEMA MUSCULOSQUELETICO / CABEZA ( l a

m

m

NC: Utilice los colores más claros que tenga para 0 y Q. Use colores cálidos y.alegres para las músculos que producen la sonrisa (A-H). Pinte los músculos que reflejan la tristeza (1-0) con verdes, azules y grises. (1) Empiece por la hemifacies sonriente y coloree tan sólo los músculos identificados en los títulos A-H. Pinte estos mismos

©

m

Véase 18,91

i

músculos en la vista de perfil (abajo). (2) Repita el proceso con la hemiíacies triste. Observe que se ha cortado una porción del íronlal (I) para revelar el superciliar (J). (3) Coloree los títulos de abajo y los músculos relacionados en la vista lateral. Incluya las porciones de los músculos auriculares que desaparecen por detrás de la oreja.

( F C » T f M i

m . i m

m

m

m

A

m

W E R a u M j M

»

B

mwmm m i s y « Q © B i

y a © v m i

M A

©i m (¡moz c

m

i m

U M M S K

m

i m

U^(ÍB©SL

EBJEWBHDR m i

y a ©

s y p s o r a g d

( g / M © E

m

&mm

M

©OWtóTTO©® @o@©M$iFo©@ m m m M

M

©

g

H

Auricular posterior

' . Los músculos de la expresión facial son generalmente bandas musculares finas y planas que surgen de un hueso o cartílago facial y se insertan en la dermis de la piel o el tejido fibroso que envuelve ios músculos esfinterianos de la órbita o la boca. Estos músculos se organizan habitualmente en los siguientes grupos regionales: 1) grupo epicraneal (occipitofrontal, que mueve el cuero cabelludo); 2) grupo orbital (orbicular de * los párpados, superciliar); 3) grupo nasal (nasal, piramidal de la nariz); 4) grupo oral • (orbicular de los labios, cigomáticos mayor y menor, elevadores y depresores de los . labios y ángulos de la boca, risorio, buccinador y una parte de la platisma), y 5) el grupo t que mueve las orejas (músculos auriculares). La función general de estos músculos es t mover la piel del área donde se insertan. A medida que vaya coloreando cada uno de ; ! ellos, intente contraerlo usted mismo mientras se mira a un espejo y ve lo que ocurre.

Glándula parotídea

' Los orbiculares de los párpados y de los labios son músculos esfinterianos, que tienden a cerrar la piel por encima de los párpados y apretar los labios, respectivamente. 1 Las contracciones del buccinador de la mejilla permiten cambios rápidos en el volumen de la cavidad oral, como al tocar la trompeta o arrojar un chorro de agua. El músculo , nasal tiene componentes tanto compresores como dilatadores, que determinan el . tamaño de los orificios nasales anteriores.

© © O G T O l R

^«©tyjy^iis s ( F W M O S m

Deltoides

Pectoral mayor


47

SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / CABEZA m

ü

w

m

m

Véase 26

0=^

m

NC: Utilice un color «óseo» amarillento para el maxilar inferior (E). (1) Empiece por ia ilustración superior y siga con ias dos vistas cortadas que exponen los músculos de la masticación. En el cráneo más pequeño se necesitan dos colores (A + E) para indicar la inserción del temporal en la cara interna del maxilar inferior. Se requieren tres colores (A + B + E) para pintar la parte de la superficie externa donde la inserción amplia del masetero también cubre en parte la representación del temporal, por debajo. (2) Coloree las flechas direccionales y los músculos implicados en el movimiento de la mandíbula.

Origen del m. masetero

TEMPORAL A

Conducto auditivo externo

MASETEOS® B

(p«(i@®e(§>Ei m m m i c (WrERQ@®0(í>E$ UMTERAU D M M O L M

Apófisis estiloides

OMtíWO®^ E

Fosa mandibular Arco cigomático

Se llama masticación al acto de triturar los alimentos dentro de la boca. Los músculos de la masticación mueven la articulación lemporomandibular y son los principales responsables de la elevación, depresión, protrusión, retracción y movimiento lateral de la mandíbula. Estos músculos actúan bilateralmente para mover un solo hueso (maxilar inferior) en dos articulaciones distintas. Los movimientos de la masticación son el resultado de la acción de los músculos elevadores, por un lado, combinada con la contracción del músculo pterigoides lateral, en el lado contrario.

Apófisis coronoides

MÚSCULOS DE LA MASTICACIÓN

Músculo cortado INSERCIÓN DE LOS MÚSCULOS TEMPORAL Y MASETERO

Los músculos temporal y masetero se contraen a menudo de forma inconsciente (apretar los dientes) en situaciones de estrés, lo que da lugar a cefaleas bitemporales y preauriculares potencialmente intensas. Estos músculos pueden palparse fácilmente cuando se contraen. El masetero, en la superficie externa de la rama ascendente del maxilar inferior, también puede palparse sin dificultad. Coloque los dedos en esa zona y luego contraiga el músculo (apriete los dientes). El temporal, por otra parte, se inserta en la superficie interna de la apófisis coronoides, y la mejor zona para palparlo es la pared lateral de la cabeza. Su fascia densa impide el abombamiento que se experimenta con el masetero.

Arco cigomático (corte)

Los pterigoides medial y lateral se encuentran en la fosa iníratemporal y no pueden palparse.

Ala mayor del hueso esfenoldes

Todos los músculos de la masticación están inervados por ramas de la división maxilar dei V par craneal (trigémino). Los músculos de la expresión facial (recuerde la lámina anterior), por otra parte, dependen del aporte det VII par craneal (facial).

Vista

Puntos de inserción

VISTA EN PROFUNDIDAD

Apófisis C coronoides"

Apófisis condílea

ELEVACIÓN

*

LATERAL

"

+

4,

ACCIÓN DE LOS MÚSCULOS DE LA MANDÍBULA

Apófisis condílea

Fibras posteriores

Rama ascende Ángulo mandibulai

Cuerpo

PROTRUSIÓN

M. milohioideo DEPRESIÓN

M. digástrico


SISfEMA MUSCULOSQUELÉTICO / CUELLO ¿

W

Í

»

^

V

M I R I Í M I

NC: Excepto para la banda E, utilice los colores más claros que tenga en toda la lámina. (1) Empiece por los diagramas de los triángulos del cuello y el esternocleidomastoideo (A, B, C). Coloree todos los músculos dentro de los triángulos. (2) Luego siga con las ilustraciones superior e inferior simultáneamente, pintando cada músculo en todas las vistas en las que aparezca. Observe la relación entre el nombre del músculo y su punto de anclaje. El cuello es una región tubular compleja de músculos, visceras, vasos y nervios que rodea las vértebras cervicales. Los músculos del cuello están organizados en un grupo superficial y otro profundo. Aquí nos centraremos en los músculos superficiales. El músculo posterior y posterolateral más superficiai del cuello es el trapecio (Lámina 54). Los músculos posteriores profundos se abordan en la Lámina 49. El músculo anterior más superficial es la platisma (Lámina 46). El esternocleidomastoideo divide los grupos musculares anteriores y laterales en áreas triangulares.

w

t

o

m

©

Esternón

A

Mtegy IL©S § WíM)0©0l§)E©S D iS70L©(K)(]©0E)E© D ® 0 @ ^ R E F L © © D 1

MBP®®0J®S©D4

M 0 H © ( a l 0 © 0 E ) [ l © D3 @EM0©(A10©(](M©

2

D5

MMES© M0®0®E$ E

MteQE©^ BKKFR^MB®OE)E®S F ESTERM©(a!0©B(§)E© F1 ©M©(K)0©0®E© F2

ES«M©@ILE()II>©(ííl / O T © 0 ® E © B El músculo esternocleidomastoideo, cuando actúa de forma unilateral, inclina la cabeza hacia su mismo lado mientras, simultáneamente, la gira y tira hacia abajo la nuca, elevando el mentón y rotando la frente hacia el lado contrario. Cuando actúan conjuntamente, los dos vientres musculares mueven la cabeza hacia delante (en dirección anterior) mientras extienden las vértebras cervicales superiores y elevan el mentón.

TO©(K]B©B(g)E© F3 ES¥E^M©TO©QiM© F4

La reglón anterior del cuello se divide por la línea media: cada mitad forma • un triángulo anterior. Se ilustran claramente los bordes del triángulo anterior de los músculos superficiales del cuello. El hueso hioides, suspendido de las apófisis estiloides del cráneo por los ligamentos estilohioideos, divide cada triángulo anterior en una región suprahioidea (arriba) y mintrahioidea (abajo). Los músculos suprahioideos surgen de la lengua (gloso), mandíbula (milo-, genio-, digástrico anterior) y cráneo (estilo-, digástrico posterior) y se insertan en el hueso hioides. Elevan dicho hueso e influyen en los movimientos del suelo de la boca y la lengua, especialmente durante la deglución. Con el hioides fijo, los músculos suprahioideos, especialmente los digástricos, deprimen la mandíbula. i!; Los músculos infrahioldeos tienen su origen generalmente en el esternón, cartílago tiroideo de la laringe o escápula (orno-) y se insertan en el hueso ' hioides. Estos músculos oponen una resistencia parcial a la elevación del t hueso hioides durante la deglución. El músculo tirohioideo eleva la laringe í durante la producción de sonidos agudos; el esternohioideo deprime la laringe ; para facilitar la producción de sonidos graves.

m E m E M B © E ( L E W © R

m

m

Borde posterior Borde superior

r

u

Borde '-•^anterior (línea medla^

LOS TRIÁNGULOS DEL CUELLO

* Borde Inferior

ANCLAJES MUSCULARES

c c2

m

E M ^ I P M

M

IDEd © M # U M T © ) « l e

4

« o C

5

c3

(P©STLc6

El triángulo posterior consta de una serie de músculos recubiertos por una capa de fascia cervical profunda (revestimiento) justo por debajo de la piel, entre el esternocleidomastoideo y el trapecio. Los bordes del triángulo se muestran con claridad. Los músculos de esta región se originan en el cráneo y vértebras cervicales; descienden y se insertan en las dos costillas superiores (escalenos), la parte alta de la escápula (omohioideo, elevador de la escápula) y las vértebras cervicales/dorsales (esplenioy semlespínal de la cabeza), La función de estos músculos resulta evidente cuando se conocen sus anclajes.

' Esternón ^ ^ VISTA ANTERIOR


SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / TRONCO M

f

e

»

m

®

m

^

Origen del trapecioN M. esternocleidomastoideov

(P&OIFlUJMIBKS)®

m

i

m

v

m

m

m

NC: Utilice ios colores más claros que tenga para los grupos B y C. Observe que el esplenio (A) y el semiespinoso (C1) representan más de un músculo; se identifican los subgrupos musculares. (1) Después de pintar los músculos de la espalda y la nuca, coloree el diagrama inferior derecho, que describe la localización y función de los movilizadores profundos de la columna.

Recto posterior menor de la Recto posterior, mayor de la |cabeza

Los músculos profundos de la espalda y la nuca extienden, giran o flexionan lateralmente uno o más de los 24 pares de articulaciones facetadas y las 22 articulaciones discales intervertebrales de la columna. Los músculos largos mueven varios segmentos móviles (recuerde ia Lámina 27) con una sola contracción, mientras que los músculos cortos sólo pueden mover simultáneamente uno o dos segmentos (véase «Movilizadores intrínsecos»).

i m u M o ©

Semiespinoso de la cabeza

Los músculos espíenlos extienden y giran el cuello y la cabeza de forma concertada con el músculo esternocleidomastoideo contrastera!. El espienio de la cabeza recubre los músculos más profundos de la parte superior de la columna.

( E M T O M

m

© © M M A

Semiespinoso cervical

B

Semiespinoso dorsal

E » M © S © B1 ( M M B S A U U M K f f i ® B2

o y @ @ @ $ m B3 El grupo de músculos erectores de la columna comprende los extensores principales de los segmentos móviles vertebrales. Orientados verticalmente a lo largo del eje longitudinal de la espalda, son músculos cuadriláteros gruesos en la región lumbar, que se dividen en haces separados más pequeños y más delgados que se unen a las costillas (ilíocostales) o a las vértebras superiores y la cabeza (dorsales largos, espinales). Los erectores de la columna se originan en las regiones dorsal baja y lumbar de la columna vertebral, el sacro, el ilion y los ligamentos intercalados.

©KILO(B(U)®S + © e » ®

TOGWM©

/Costilla,

i S ( P 0 M © S ® c-

3EM0E3(P0M@S© c' MfüKÜTÍtFBMS c2 mímmm c3

Apófisis transversa de L3 Apófisis espinosa de L4 Ligamento iKolumbar

El grupo transverso espinoso extiende los segmentos móviles de la espalda y gira las articulaciones vertebrales dorsales y cervicales. Estos músculos discurren generalmente desde las apófisis transversas de una vértebra hasta la espina de una vértebra superior, abarcando tres o más vértebras. Los semiespinosos, los músculos más largos de este grupo, van desde la región dorsal media hasta ei cráneo posterior; los multífidos constan de fascículos profundos que abarcan entre uno y tres segmentos móviles, desde el sacro hasta C2; los rotadores sólo están bien definidos en la región dorsal. Apófisis espinosa de S1

OMTrKRTrRAM$VEIR$®S D

Estos músculos pequeños y profundos cruzan las articulaciones de un solo segmento móvil. En conjunto son músculos posturales importantes. Las pruebas electromiográficas han demostrado que estos músculos cortos permanecen en contracción sostenida durante largos períodos de tiempo en el curso de los movimientos o las posturas de bipedestación/sedestación. Son más prominentes en las regiones cervical y lumbar. Los pequeños músculos que asientan en profundidad en la región suboccipital posterior (por debajo de los semiespinosos y los erectores de la columna) rotan y extienden las articulaciones entre el cráneo y las vértebras C1 y C2.

M@m(miM)(i« Vértebra. ^

o T O t e i K » EOTSMS©d E

c1

Apófisis espinosa

( P t L d * Apófisis transversa Vértebra

UMTEKAILD


50

SISTEMA MUSCULOSQUELETICO / TRONCO ( í t ó S M d © ^ V m

OPEO.

Véanse 74, 75, 76,169

T f c M

IMOSE® AtBDWfiOGWL

(?©OTi(ílO©GI Músculo subcostal

^5." vértebra dorsal

NC: Ulili.ce azul para E y rojo para G. (1) Tal vez prefiera oscurecer la cara inferior del diafragma (A) en la vista anterior. No confunda los ligamentos arqueados con la 12.a costilla. (2) En la vista transversal, arriba a la derecha, coloree las líneas a trazos que representan porciones membranosas transparentes de los músculos intercostales.

» T T 0 R M

mñmmm

+

A

m^áarn

O O T i M S T M

ORIENTACIÓN DE LAS FIBRAS DE LOS MÚSCULOS CORTE TRANSVERSAL INTERCOSTALES Costilla cortada A NIVEL DE D5 ) han suprimido las costillas)

w

E O T i M © b

0 M T T M © S m OOTOT© c

Vasos y nervios intercostales ' p M. transverso. A & i J L ,del tórax +

Esternón

ÍOTOM© D

Membrana Intercostal externa (transparente)

Esternón (corte)

Vista interna del tórax posterior

Ei diafragma torácico es un músculo ancho y delgado que cruza la cavidad toracoabdominat; la ilustración muestra gran parte de su origen (excepto las seis costillas inferiores).

Costilla cortada

Las mitades izquierda y derecha del diafragma se insertan entre sí (tendón central). El diafragma es responsable del 75 % del flujo aéreo respiratorio. Los orificios (hiatos) del diafragma permiten el paso de diversas estructuras importantes. Los músculos intercostales alteran las dimensiones de la cavidad torácica moviendo conjuntamente las costillas, y son responsables del 25 % del esfuerzo respiratorio total. No se conoce la función específica de cada uno de estos músculos con respecto a la orientación de las fibras. Los intercostales íntimos forman una capa inconstante e incluyen los músculos transverso del tórax y subcostal. V E m

m

m

ok«O©[ÍI e

i^étPM© F G Tendón central del diafragma

endón central del diafragma

.Fosa ilíaca

M T E A U D © ^

m

I A

P A R E ® VISTA LATERAL

r

i

mmm

k

Trocánter r VISTA POSTERIOR

Los tendones de los músculos ilíaco y psoas mayor converge en una sola inserción (iliopsoas). El iliopsoas es un flexor potente de la articulación de la cadera y de las vértebras lumbares: un psoas débil puede contribuir al desarrollo de lumbalgia. El cuadrado lumbar es un extensor de las vértebras lumbares (bilaleralmente) y un flexor lateral (unilateralmente). Coadyuva a la respiración fijando la 12.a costilla. Inmediatamente por delante de estos músculos se encuentra el relroperitoneo (véase la Lámina 147).


51

SISTEMA MUSCUL0SQUELÉT1C0 / TRONCO M f e M d ® ^ V í ñ

Ufc

m

KE@0®M

TOKE®

^[iTOMOM^ÍL

/ O T i O t O »

O M M O G m La pared abdominal anterior consta de tres capas de músculos planos, cuyos tendones (aponeurosis) se entrelazan en la línea media, y un par de músculos segmentados de orientación vertical que están envueltos de íorma incompleta por las aponeurosis de los tres músculos planos (vaina del recto anterior mayor del abdomen). Los músculos planos se originan en la cara lateral del tronco (ligamento inguinal, cresta ilíaca, fascia toracolumbar, cartílagos costales Inferiores, costillas). Las fibras más bajas del oblicuo externo se invaginan para formar el ligamento inguinal. Estos tres músculos actúan para comprimir el contenido abdominal durante la espiración, micción y defecación. Ayudan a mantener la presión sobre la curva de la región lumbar, evitando la «espalda oscilante» (lordosis lumbar excesiva) y la extensión de la parte baja de la espalda.

NC: Utilice un color oscuro para J y colores brillantes para B e i. (1) Pinte las tres capas de la pared abdominal. (2) Pinte de gris la vaina del recto anterior mayor del abdomen en la ilustración de abajo a la izquierda. Pinte también de gris las dos flechas localizadoras en ésta y en la ilustración superior. (3) Empezando por J y K y siguiendo por H, coloree ias capas que recubren el cordón espermático.

TOfcMWE&S® W I ®

m i

» © M E M

AMTERQ@R m m m

A

M

ABBWMEMB

®BU<B(I0® OMITERKi© c © « © Y ©

Véase 18,91

EOTIRM© D 5.' costilla

Esternón

Músculo pectoral mayor

Segmento tendinoso Fibras de músculo horizontal

Fibras de músculo oblicuo

Músculo dorsal ancho Músculo serrato anterior Fibras de músculo oblicuo

Aponeurosis

Aponeurosis

Aponeurosis Espina iliaca anterosuperior

Anillo + inguinal profundo Cordón espermático (corte)

Músculo cremáster (cubre el cordón espermático)

Los rectos anteriores mayores del abdomen son dos músculos segmentados que surgen de la cresta y los tubérculos púbicos y se insertan en los cartílagos costales inferiores y la apófisis xifoides (esternón). Son flexores de la columna vertebral. La vaina del recto anterior mayor, que varía en cuanto a extensión, discurre de la profundidad a la superficie y de abajo hacia arriba, tal como se ilustra. Por debajo de la línea arqueada, ningún músculo contribuye a su capa posterior (E2*); en la línea media, las tres aponeurosis planas contribuyen por igual a la vaina (E'*)¡ por encima, la vaina anterior se forma a partir del oblicuo externo, y por detrás, el recto anterior mayor contacta con los cartílagos costales. WMM

© S U RE(gir©

/WER0©0S

CAPA SUPERFICIAL

CAPA MEDIA

PROFUNDA

Anillo inguinal superficial

La región inguinal, la parte medial inferior de la pared abdominal, se caracteriza por un conducto con dos orificios o anillos: uno interno (profundo) y otro externo (superficial). Por este conducto pasan el cordón espermático (conducto deferente y sus vasos, vasos testiculares y linfáticos) en los varones y el ligamento redondo del útero en las mujeres. Los testículos y cordones espermáticos «descienden» (por crecimiento diferencial) hacia unas bolsas situadas en la pared abdominal anterior y conocidas colectivamente como escroto. En su descenso empujan por delante de ellos capas de fibras de los tres músculos planos de la pared abdominal y sus aponeurosis, de la misma íorma que un dedo podría empujar cuatro capas de látex para formar un guante digital tetraestratificado. Éstos son los recubrimientos del cordón: las íascias espermáticas interna, cremastérica y externa. Las fibras inferiores del oblicuo interno se distinguen porque continúan formando asas alrededor del cordón espermático como músculo cremáster; ambos están conectados por la fascia cremastérica. El área del conducto es un punto débil que puede sufrir protrusiones de grasa o intestino (hernias) del interior de la cavidad abdominal, ya sea directamente a través de la pared (hernia inguinal directa) o indirectamente a través del conducto (hernia inguinal indirecta). Piel de la pared abdominal CUBIERTAS DEL CORDÓN Fascia espermática interna Fascia cremastérica Fascia espermátic£ externa Fascia ¡\superficií

Vasos del cordón, nervios y conducto deferente

Por debajo de la línea arqueada no hay vaina aponeurótica detrás del recto anterior mayor

m®mmi+ 0M@QM(L

f

M o © R E M A S T E I S c1 (ML P Q R A M Q B m G Conducto' inguinal Anillo inguinal superficial

f

« O T O M E © m r n m m m é ® \

H TOMWERSAIL

I

ESPERMÁTO® J

TE$TÍffiM)IL®§ /

EPQEtflM

Piel y grasa del escroto Túnica dartos


52

| SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / TRONCO p t e a u a B S

IM.

(pddvos

m ® m

{$mm) ©EL m ®

+

E I E W I M D R B>E 0 . ñ «

©

«

©

m

Agujero ciático mayor Espina

oy@(g©(g(gí@E©D

m

w

NC: Utilice colores brillantes para A y J, y gris para H e I. (1) Empiece por la ilustración de los músculos del suelo pélvico, denominada «Diafragma pélvico», justo debajo de la ilustración central más grande. Luego pase a la ilustración grande y coloree los mismos músculos. Continúe con todos los dibujos que muestran los músculos del suelo pélvico. (2) Pinte los músculos y ligamentos de la pared pélvica en el diagrama «Pared pélvica». A continuación pinte estos mismos músculos/ligamentos en la ilustración grande y siga con el resto de dibujos que muestran ios músculos/ligamentos de la pared pélvica.

B

rod©(g©(8(gí@E©c

I.1 I®

Véase 18,91

(PÉILWKBA *2 OOTERM© F ®E m

m

m

(FHÍLWD3 G VISTA DESDE ARRIBA (Pelvis masculina)

TTEMBHIW®®® J

Rotadores laterales de la articulación de la cadera

Los músculos de la pelvis forman el suelo pélvico, en el área de salida [coccígeo y elevador del ano), y la pared pélvica (obturador interno y piramidal de la pelvis). Los músculos del suelo pélvico recubíertos de fascia constituyen el diafragma pélvico, que separa, por el interior, las visceras pélvicas de las estructuras perineales. La pared pélvica incluye los ligmentos sacrotuberoso y sacrospinoso. El elevador del ano, a ambos lados, se origina en el hueso púbico, la espina isquiática y el arco tendinoso intermedio, desciende hacia abajo cuando pasa hacia la línea media y se inserta en el ligamento anococcígeo y el cóccix con el elevador del ano contralateral. El músculo consta esencialmente de cuatro partes (A, B, C y D). El coccígeo es el músculo posterior del suelo pélvico, en el mismo plano que el iliococcígeo e inmediatamente por detrás de él. El diafragma pélvico contrarresta ta presión abdominal y, con el diafragma torácico, coadyuva a la micción, defecación y parto. Es un mecanismo importante de soporte para el útero, que previene el prolapso.

Hiato de ia uretra «-^W^Diafragrna S j ^ / ^urogenital

El obturador interno, un rotador lateral de la articulación de la cadera, surge en parte de los márgenes del agujero obturador en la porción pélvica; pasa hacia abajo y posterolateralmente por dicho agujero y a través del agujero ciático menor, y se inserta en la superficie medial del trocánter mayor del fémur. Su fascia de recubrimiento forma el arco tendinoso en el que se origina parcialmente el elevador del ano. El piramidal de la pelvis, un rotador lateral de la articulación de la cadera, sigue un curso similar al obturador interno hasta llegar al trocánter mayor.

Sinfisis del pubis

VISTA ANTERIOR (Corte coronal) PARED PÉLVICA

DIAFRAGMA PÉLVICO Vértebra L5 Pared w Diafragma pélvico

Espina ilíaca anterosuperior\(^

MUSCULOS/LIGAMENTOS w v / p v DE LA PARED V PÉLVICA DERECHA Conducto (Vista interjor/mujer) ^tu/adgr Sinfisis del pubis Agujero obturador recubierto de fascia

•Tuberosidad isquiática

UretraDiafragma' urogenital


53

SISTEMA MUSCUL0SQUELÉT1C0 / TRONCO M

T

E

»

®

^

M

I

Véase 18,91

IPEIKOMHS®

NC: (1) Pinte de gris el título «Perineo» y las dos áreas relacionadas en íorma de rombo en la ilustración superior. Coloree a continuación los elementos que marcan los límites del perineo, tal como se observa desde abajo. (2) Pinte también de gris los títulos«Triángulo urogenital» y«Triángulo anal», y sus respectivos triángulos. (3) Coloree simultáneamente las dos vistas interiores. P E O * ® * '

( H Í G W Ü )

SÍGMOS »

(PGfliO^A

Espina ilíaca anterosuperior

LÍMITES DEL PERINEO (Desde abajo)

Acetábulo

mm

E

El perineo es el área tridimensional que se sitúa por debajo de la cavidad pélvica, en el interior de la salida pélvica. Está limitado por las estructuras A-E. Su suelo (margen interior) consta de piel y fascia; el techo es el diafragma pélvico. En las tuberosidades /squiálicas, el perineo, de forma romboide, se divide en los triángulos urogenital y anal.

ra^m©

MO^enoiim *'

VARÓN TRIÁNGULO UROGENITAL

w. Bflo

6

'M. « O M i ^ L m e m m ñ f a

$ W o H «

M

O

m

i

El triángulo urogenital contiene el pene, escroto y estructuras relacionadas en el varón, y el clítoris, la uretra y su orificio, la vagina y su orificio y estructuras relacionadas en la mujer. Incluye: 1) el receso anterior de la fosa isquiorrectal; 2) el diafragma urogenital, compuesto por el músculo perineal transverso profundo y el esfínter de la uretra, y 3) el espacio perineal superficial, que engloba los músculos isquiocavernoso y bulbo cavernoso. Estos músculos envainan las raíces de los cuerpos eréctiles del pene/clítoris y contribuyen a su erección. El bulbocavernoso también se contrae rítmicamente durante la eyaculación de semen. Los músculos perineales transversos superficiales estabilizan el cuerpo perineal fibroso, que ayuda a fijar las estructuras perineales. TO^MSGDd©

m.

Diafragma pélvico . Receso anterior de la fosa isquiorrectal

T

O

Ano

^ c TJ,,^

.

Conducto anal

*>

mi m@ J

Mo Í M O T S C I & m i (BfflERM® K El triángulo anal incluye las fosas isquiorrectales izquierda y derecha, revestidas de grasa; el ano y su orificio, y el músculo esfínter anal externo. Este músculo está fijado por delante por el cuerpo perineal, y por detrás por el ligamento anococcígeo. Cordón espermático (corte) Tubérculo Músculos aductores Cuerpo perineal Receso anterior de la fosa isquiorrectal

Cuerpo A perineal

Fosa isquiorrectal Músculo pubococcígeo Músculo iliococcígeo

PERINEO FEMENINO

PERINEO MASCULINO


SISTEMA MUSCULOSQUELETICO / EXTREMIDADES SUPERIORES

NC: (1) Coloree los seis músculos de la estabilización escapular. Observe que los dos romboides reciben el mismo color (B). En las dos vistas principales pinte de gris el ligamento nucal y su título. (2) Coloree los diagramas de los puntos de anclaje, arriba a la derecha. (3) En las ilustraciones interiores que describen el movimiento de las escápulas, note que las tres regiones del trapecio (A) desempeñan diferentes papeles. Pinte de gris las escápulas, las flechas y los títulos de los movimientos.

?WS©0©A

. s m m w MíTER0©R D

' Semlespinoso S d8 la cabeza+ l Espíenlo í de la cabeza-F i-. Esternocleidomastoideo í; +

54

Línea nucal superior Apófisis transversa del atlas

Apófisis coracoides

Clavícula

e /

D

•u®AMEKnr® Acromion

GOT^d*1 Vista posterior Se muestra la escápula separada del tórax para revelar el anclaje del serrato anterior en el borde medial de la escápula

j Espina [ escapular

Margen vertebral de la escápula Borde medial Superficie costal

8.a costilla VISTA LATERAL

VISTA POSTERIOR

• Las escápulas están situadas en la parte posterior del tórax, aproximadamente entre D2 y D8. No tienen anclajes óseos directos con el esqueleto axial. Envueltas en músculo, se deslizan por encima del tórax recubierto de fascia durante el movimiento de las extremidades superiores (movimiento escapulotorácico). Se ha observado el desarrollo de bolsas entre el tórax y las escápulas (bursitis). Las escápulas están unidas dinámicamente al esqueleto axial por medio de músculos. Estos músculos de /a estabilización escapular posibilitan una movilidad considerable de las escápulas y, por tanto, de los hombros/brazos.

Fíjese en el papel de estos seis músculos durante el movimiento escapular y observe cómo influyen en el hombro y el brazo. El pectoral menor ayuda al serrato anterior en la protracción de la escápula, como en el caso de empujar contra una pared; también coadyuva en la depresión del hombro y la rotación hacia abajo de la escápula. Considere la potencia intrínseca del serrato anterior y el trapecio al empujar o golpear con un bate de béisbol. Fíjese en los anclajes especialmente anchos del músculo trapecio. El trapecio suele manifestar una tensión significativa con el trabajo duro, físico o mental. Un masaje breve de este músculo depara generalmente un alivio inmediato.

i!

EOJSmffiO<$M* Postura militar («cuadratura de los hombros»)

Empujar hacia delante con los brazos y manos extendidos

Encoger los hombros o proteger la cabeza

Estirar los brazos en barras paralelas, sosteniendo peso

( M O ^ ARRIBA Levantar o extender los brazos por encima de la cabeza


55

SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / EXTREMIDADES SUPERIORES m i

M ^ M G G O T ©

MdDfMdOTEM^QKKDS® Acromion

NC: (1) Además de los cuatro músculos, coloree las flechas y títulos que describen sus acciones. (2) Piole los puntos de anclaje y el diagrama de la función de los músculos del manguito, en el centro a la derecha. (3) No pinte los números huecos en la ilustración inferior. Sólo aparecen para identificar localizaciones comentadas en el texto.

Trapecio

Clavícula

Apólisis coracoides Coracobraquial Bíceps braquial* (cabeza corta)

Tubérculo mayor Surco intertubercular Tubérculo menor Tubérculo -^^j'ljfji Infraglenoldeo

GG»¿WQM©S©B M i l l W t P M G I D Clavícula

Véase 18,91

Trapecio

Húmero

Acromion Deltoides Tubérculo mayor

O q m m m é ^ v Deltoides

Tuberosidad deltoidea Deltoides

Escápula

Orígenes' La cavidad de ia articulación escapulohumeral (fosa glenoidea) es demasiado superficial para conferir seguridad ósea a la cabeza del húmero. Puesto que los ligamentos limitarían en gran medida el movimiento articular, debe emplearse la tensión muscular para estirar la cabeza del húmero hacia la cavidad escapular superficial durante los movimientos det hombro. Esta función la desempeñan cuatro músculos: supraspinoso, infraspinoso, redondo menor y subescapular. Estos músculos forman un manguito musculotendinoso («rotador») alrededor de la cabeza del húmero que incrementa la seguridad articular. Especialmente eficaces durante los movimientos poderosos del hombro, permiten que los principales movilizadores de ia articulación trabajen sin riesgo de luxación.

PUNTOS DE ANCLAJE (Vista posterolateral)

PUNTOS PROBLEMÁTICOS EN LA REGIÓN DEL HOMBRO (Vista anterior)

Los músculos del manguito musculotendinoso también se conocen como músculos del «manguito de los rotadores»», aunque uno de ellos, el supraspinoso, es un abductor de la articulación del hombro, no un rotador. De hecho, para algunos profesionales de la salud, el supraspinoso forma parte del «manguito de los rotadores» en el contexto de un «desgarro del manguito». La articulación del hombro y el músculo/tendón supraspinoso son proclives a una degeneración precoz a causa del uso excesivo. El problema es debido generalmente a la colisión (impingement) (contacto físico y fricción crónicos) entre el acromion (1), el ligamento coracoacromial (2) y la clavícula distal (3), por encima, y el tendón del supraspinoso (4) y la bolsa subacromial (5), por debajo. Las personas con un acromion girado hacia abajo o una articulación acromioclavicular contrapesada y previamente luxada son especialmente vulnerables a fricción y colisión (tendinitis y posterior desgarro del supraspinoso, bursitis subacromial, limitación del movimiento del hombro y dolor). Todas las actividades que se realizan por encima de la cabeza (como las de los colgadores profesionales de cortinas, yeseros de techos, pitchers de béisbol) y las de carga acromial (como las de los bomberos que trasladan mangueras, personas que cargan grandes pesos mediante correas sobre los hombros, carteros, etc.), mantenidas durante largos períodos de tiempo, pueden inducir alteraciones (desgaste óseo, destrucción de la bolsa) con signos y síntomas de fricción/colisión.

MANGUITO MUSCULOTENDINOSO (Diagrama funcional)

Tendón muscular debajo de la bolsa

Cápsula articular


56

SISTEMA MUSCULOSQUELETICO / EXTREMIDADES SUPERIORES

Véase 55

D u r a »

A

KMAIL

m v m

c

»

Éi « ^ © © « ( P i m f

i M W S

©OtAWOAQ.

©

»

NC: (1) Empiece por las dos vistas posteriores; observe que el bíceps y el tríceps no se muestran en la vista lateral. (2) Al pintar los músculos de la ilustración interior, líjese en las acciones de las diferentes partes del deltoides (A) y el pectoral mayor (B).

B

©

D

E

( M W O A d F (©AIMIA

H A C « ) g

Acromion

Articulación del hombro

VISTA LATERAL

Acromion Cabeza corta Cabeza larga Surco intertubercular

Cabeza larga

Cabeza lateral Tendón común del tríceps braquial

Cabeza lateral del tríceps braquial Tuberosidad deltoidea'

Cabeza lateral del tríceps braquial Tendón

Húmero

Húmero

Radh

Olécranon del cúbito

Los principales movilizadores de la extremadamente móvil articulación del hombro (escapuiohumeral) trabajan en conjunción con los músculos del manguito de los rotadores (musculotendinoso) para mover con potencia el húmero en tareas de levantamiento, empuje, estiramiento y giro de cargas. El deltoides, que se caracteriza por una estructura en múltiples penachos, un origen ancho y un brazo de palanca notablemente corto, es un movilizador poderoso del húmero en movimientos de flexión, extensión y abducción/Las fibras claviculares (superiores) del pectoral mayor son eficaces para flexionar la articulación del hombro; las fibras esternoabdominales (inferiores) extienden la articulación flexionada. Ambas son eficaces también para la rotación medial. Ki@WMi(]g[ünr©8

ADUCCIÓN

M U Í M S I ®

ABDUCCIÓN

El redondo mayor, un músculo de la parte posterior del hombro, es un importante rotador medial de la articulación escapuiohumeral porque su tendón de inserción se sitúa en la cara anterior del húmero y, por lo tanto, ofrece excelentes ventajas mecánicas para este movimiento. Por el mismo motivo, el dorsal ancho también es un rotador medial de la articulación, además de ser un extensor significativo. Las dos cabezas del bíceps braquial son activas en la flexión con resistencia. El coracobraquial no es un movilizador importante para la flexión o aducción, como no lo es la cabeza larga del tríceps braquial para la extensión de la articulación del hombro.

S M WS ¿¡®Ti]©(U)Wi«®i¡a

EXTENSIÓN

®HQ>

FLEXIÓN

O S ® W « © >

ROTACIÓN MEDIAL

ROTACIÓN LATERAL


SISTEMA M U S C U L U S U U f c L b I I U U / b X I H b M l U A U b a IBXS

M X 2 ) V Apófisis coracoides Tubérculo supraglenoldeo Tubérculo mayor Tubérculo IV menor Húmero

i

aurtniunca

M

MIDFLMTBOMOJS Húmero

Coracobraquial Pectoral

¡^FLEXIÓN

NC: Para el bíceps braquial (A) y el tríceps braquial (E), utilice los mismos colores que empleó para estos músculos en la Lámina 56. (1) Pinte los cuatro flexores y sus puntos de anclaje en los dibujos de la izquierda. Haga lo mismo con los extensores, a la derecha. (2) Coloree los supinadores y pronadores (abajo), las flechas que indican sus acciones y sus puntos de anclaje (arriba a'la izquierda).

, Cabeza larga Tríceps braquial Cabeza medial / 4 F 0 J E M B E S

+

ií(g(l(?S ( S t B A M A f l . A B O M O I I O M . AMITEIRO@IK B

®C^©!ü)Q©TO[S>(m c ffWMAIWMR

W @ M ( D © d

Epicóndilo medial Los principales flexores de la articulación del codo son el braquial anterior y el bíceps braquial, el primero de los cuales ofrece las mayores ventajas mecánicas. Aun así, es la protuberancia del bíceps contraído la que capta toda la atención visual. El tendón del bíceps se inserta en la tuberosidad del radio, lo que hace que el músculo sea también un supinador del antebrazo. Con la extremidad supinada, el bíceps actúa para completar la flexión y supinación del codo. Aparte de la función de supinación (flexión del codo pronado), el aspecto del bíceps es decepcionante (ien la mayoría de nosotros!). Preste atención al anclaje adicional de ia aponeurosis bicipital en la fascia profunda del grupo flexor común del antebrazo (no se muestra). El braquiorradial interviene en la flexión y la extensión rápida del codo cuando contrarresta la fuerza centrífuga generada por dicho movimiento. El pronador redondo coadyuva tanto a la flexión del codo como a la pronación.

Epicóndilo lateral

Olécranon

Cúbito

2

E O T E M $ © R E $ +

M f f i E P S (BtmMOAL E MISOME® f El principal extensor de la articulación del codo es el tríceps braquial, con tres cabezas y un voluminoso tendón de inserción. El ancóneo, más pequeño, contribuye a esta función. El tríceps es un antagonista potente de los flexores del codo.

Epicóndilo medial PRONACÍÓN

A

El bíceps braquial es el supinador más potente del codo, pero ei supinador es importante para mantener la supinación. El supinador se origina en la cara lateral del codo y discurre oblicuamente, hacia abajo y hacia-delante, hasta una inserción bastante ancha en la superficie superior lateral y anterior del radio. Un haz de libras del cúbito lateral superior pasa por detrás del radio para unirse a las fibras laterales del supinador.

» © M ( § > © D

El pronador cuadrado es el principal pronador de la articulación del codo, con ventajas mecánicas sobre ei pronador redondo. La pronación del antebrazo (palma hacia abajo) implica la rotación medial del radio. Dado que en el antebrazo sólo puede rotar el radio, los pronadores, que se originan en el cúbito, cruzan el radio por el lado anterior del antebrazo. VISTA ANTERIOR


58

SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / EXTREMIDADES SUPERIORES

Véase 58

( M i y ^ i m f

m

t ^

mm©

CAPA PROFUNDA

PtEK©K (PR©(P(!Í»© m H©S FÜESÍ©R y \ R @ © B>CS0. (MDILGAR B CAPA INTERMEDIA

(PLTOR

SíDPERIFOGOAIL m l » © S

c

Bíceps braquial

NC: En la siguiente lámina, entre los músculos intrínsecos de la mano, se oírece una vista más detallada de los tendones de estos músculos (con las mismas referencias). (1) Empiece por los flexores; note que en la vista superficial se han suprimido los músculos más profundos. Pinte de gris toda la masa flexora en la ilustración más pequeña. (2) Continúe con los extensores, y pinte de gris toda la masa extensora en la ilustración más pequeña.

CAPA SUPERFICIAL

M. « ® o m / W I I R O © R D Mo m U N A R

MEM©R E

sao

mmm

VISTA ANTERIOR

?

Braquiorradiai

Húmero

Membrana interósea Supinador Los flexores de la muñeca (carpo) y los dedos, que ocupan la mayor parte del compartimiento anterior del antebrazo, surgen como grupo del epicóndiio medial, el área superior del radio y el cúbito y la membrana interósea intermedia. En el antebrazo anterior, la capa muscular profunda (flexor largo del pulgar [FLP] en la mitad radial, flexor común profundo de los dedos [FPD] en la mitad cubital) está en contacto con el radio y el cúbito. La capa muscular superficial (flexores de la muñeca: músculos cubital anterior, palmar mayor y palmar menor) queda justo por debajo de la piel y una fina fascia superficial. La capa intermedia (flexor común superficial de los dedos [FSD]) asienta entre los grupos superficial y profundo. En la cara anterior (palmar) de los dedos, observe cómo los tendones del FSD, que se insertan en los lados de las falanges medias, se dividen a nivel de las falanges próximas para permitir el paso de los tendones más prolundos'(posteriores) del FPD, que llegan hasta las bases de las falanges distales.

PROFUNDA

^

SUPERFICIAL

INTERMEDIA

v

. Húmero

CAPA PROFUNDA dOTo m i

»

©

f » 0 © i G

iOTo LAR®© © i d íOTO © ® c n r © m i

H ( F W A R i

Tríceps braquial

CAPA SUPERFICIAL

Mo ( M I O T Í M P©$TTER0©R J • EJflT. tf>R©(?0© mi ME®0<®(lDE K ; EXT. m i m » © 3 L .

.

Cúbito

Bfl. R m m i

E O T E R M © ÍPROMER© M

Ofl. R m m i

E O T E R M ® 3E@QJ»©

• mm^im ÍL^R@© mi

N

o

' .Los extensores de la muñeca y los dedos, que se originan en el epicóndiio lateral y la parte superior de los huesos cúbito y radio y de la membrana interósea, forman un 1 compartimiento extensor en la cara posterior del antebrazo. Los extensores de la muñeca se insertan en los huesos carpianos distales o metacarpianos, mientras que los extensores de los dedos forman una expansión'del tendón sobre las falanges media y distal, en la que se insertan los pequeños músculos Intrínsecos de la mano. Los músculos extensores de la muñeca son críticos para el funcionamiento de la mano: cójase un dedo de una mano con • los dedos y la muñeca extendida de la otra; ahora inténtelo con la muñeca totalmente ' ílexionada. Note que la mano sólo tiene potencia con la muñeca extendida.

PROFUNDA

Braquiorradiai


59

SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / EXTREMIDADES SUPERIORES

Véase 58 I I ' T I

m

m

NC: Los músculos extrínsecos que mueven las articulaciones de. la muñeca y los dedos se han abordado en la Lámina 58. Aquí se períilan (con trazo grueso) y se etiquetan sus tendones con íines de identificación y estudio, peto no debe colorearlos. Si es posible, utilice colores diferentes en esta lámina. (1) Pinte los músculos de las dos vistas anteriores, así como el retináculo ílexo (gris). (2) Pinte la vista posterior. (3) En la ilustración de las abducción de los dedos (abajo a la derecha), observe que el interóseo dorsal (U) no mueve el dedo meñique.

( O M T O Í T M S I S © © ® )

®

Expansión del extensor Base de la falange media

Vaina fibrosa

Funda media

Falange proximal Fundas colaterales

Hues0

¡ metacarpiano Falange proximal Lig. palmar

RETINÁCULO EXTENSOR

VISTA POSTERIOR (DORSAL)

Aponeurosis palmar (corte) -O CúbitoRETINÁCULO F FLEXOR •B (Lig. transverso del carpo) V ' S T A PALMAR PROFUNDA Tendón P del braquiorradial VISTA ANTERIOR (PALMAR) Hueso pisiforme

bu

EMONENKBOA T T E M M * ' ©(MMOEMITE ®E(L (PtUKL®^ p FIE % m ® m m m

M É ^ O »

iH. P Q 0 I L M ?

m m m r

Note en su propia mano la protuberancia muscular palpable (eminencia tenar) que queda justo por debajo del dedo pulgar, integrados con los otros movilizadores del pulgar, estos tres músculos posibilitan los movimientos complejos de este dedo. Los músculos de la eminencia tenar se originan/insertan en la misma área general que los demás músculos: sin embargo, su diferente orientación implica funciones distintas.

i M O M a ^

i m

ffv

-

M O W I S M M * '

® ( P © M i O T l ML M S S l í K * p1 S m m m m

Q-

m i

(?(L(i«

m

M i & K K * R'

Estos músculos mueven el dedo meñique; son complementarlos de los músculos tenares en cuanto a anclaje y función. El movimiento de oposición es fundamental para algunas de las complejas lunciones de agarre de la mano.

M > i © ? © | g mi MHiinsKte®

OPOSICIÓN

CIRCUNDUCCIÓN

m s M s i m L M M T

QOTiOtte© W M & M . u QJMIBIRIIffiAILv El aductor del pulgar, en conjunción con el primer músculo interóseo dorsal, proporciona una gran fuerza de agarre al coger un objeto entre los dedos pulgar e Indice. ¡Pruébelo! Los músculos interóseos y lumbrlcales se insertan en los amplios tendones de los extensores de los dedos (expansión de los extensores; vista posterior), formando un mecanismo complejo para la flexión de las articulaciones metacarpofalángicas y la extensión de las interfalángicas. Por medio de sus inserciones falángicas, los interóseos abducen/aducen determinados dedos.

ADUCCIÓN

\ * t ABDUCCIÓN


60

SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / EXTREMIDADES SUPERIORES

NC: Empiece por los tres músculos marcados con un color «A». Coloree cada uno de ellos siempre que aparezca, antes de pasar al siguiente. Escriba con el mismo color el nombre del músculo en la línea pertinente. Si la punta de su lápiz no está lo suficientemente afilada, escriba el nombre con tinta negra y marque de ese color la letra de identificación. Intente visualizar la función de estos músculos superficiales; . algunos de ellos tienen más de una función, de acuerdo con las siguientes categorías.

MÚSCULOS QUE MUEVEN LAS ARTICULACIONES DE LA MUÑECA Y LA MANO D Di D3

(En el Apéndice A, al final del libro, se ofrecen las respuestas) MÚSCULOS QUE ACTÚAN PRINCIPALMENTE SOBRE LA ESCÁPULA A

fil El Di D' MUSCULOS DEL ANTEBRAZO QUE MUEVEN EL PULGAR E E' E

MÚSCULOS QUE MUEVEN LA ARTICULACIÓN DEL HOMBRO

MUSCULOS DE LA EMINENCIA TENAR QUE MUEVEN EL PULGAR F

£ £

MÚSCULOS DE LA EMINENCIA HIPOTENAR QUE MUEVEN EL MEÑIQUE G G'

MÚSCULOS QUE MUEVEN LAS ARTICULACIONES DEL CODO Y RADIOCUBITALES C C2

OTROS MUSCULOS QUE ACTUAN SOBRE EL PULGAR Y LOS DEDOS H jt Hí

VISTA (?V ANTERIOR Al r

® .

Clavícula

Epicóndiio medial

(En el Apéndice A se ofrecen las respuestas)

Tendones de los flexores profundos


61

SISTEMA MUSCULOSQUELETICO/ EXTREMIDADES INFERIORES

Véanse 52,62,63

NC: PNC: En las vistas posterior y lateral (disecciones superficiales) se han cortado las fibras superiores de la banda iliotibial ( * ' ) para exponer el glúteo mediano. (1) Coloree cada músculo en todas las vistas, incluidas las (lechas direccionales, antes de pasar al siguiente. El origen del piramidal de ia pelvis (E) no puede apreciarse en estas vistas, pero sí en la Lámina 52, que también ofrece una mejor vista del origen del obturador interno (F).

©WATTS® m m m © d t e ®

a

me(§>OM]®B (Profundo)

©DITE© MEM®E C

Arteria glútea superior Arteria glútea inferior Nervio ciático mayor

T M © c t (§>E m m m m H A T O D Los músculos glúteos están dispuestos en tres capas: la más superficial es ei glúteo mayor. El gran nervio ciático discurre por debajo de él, tal como deben saber perfectamente todos los estudiantes de enfermería. Su grosor es variable. El glúteo mayor extiende ia articulación de la cadena al correr y caminar hacia arriba, pero no actúa en ia marcha relajada. En posición intermedia, el glúteo mediano más lateral es un abductor Importante de la articulación de la cadera y un estabilizador (nivelador) igualmente significativo de la pelvis cuando se levanta del suelo la extremidad inferior contralateral.

PORAMOBm m ®BTT(IDRAB>®K

m m m w

Cresta del trocánter mayor

G W O Í e 0OTE«§)F

FEM®K^ILH

© E M E Í L ® «PEGTO©(JLI ©EMEH©

QM«Q®EIJ

La capa más profunda de músculos glúteos consta del glúteo menor y los rotadores laterales de la articulación de la cadera. Cübren/relienan las incisuras isquiáticas mayor y menor. Estos músculos se insertan generalmente en la cara posterior del trocánter mayor del fémur. Los músculos glúteos (salvo el mayor) se corresponden en cierta medida con el manguito de ios rotadores de la articulación del hombro: rotadores laterales por detrás, un abductor (glúteo mediano) por arriba y rotádores mediales (glúteos mediano y menor, tensor de la fascia tata) por delante.

B m m

Espina ilíaca anterosuperior

0y©ir0B0An *

La banda iliotibial, un engrosamiento de la fascia profunda (fascia lata) del muslo, discurre desde el ilion hasta la tibia y ayuda a estabilizar lateralmente la articulación de la rodilla. Ei músculo tensor de la fascia lata, un flexor y rotador medial de la articulación de la cadera a menudo visible y palpable, se inserta en esta banda fibrosa y la tensa. A pesar de su importante función flexora, se considera que este músculo en posición anterolateral forma parte del grupo glúteo más posterior; comparte su inserción en la banda iliotibial con el glúteo mayor, y se abastece a partir del nervio y la arteria glúteos superiores.

Vista medial del trocánter mayor Anterior

Cabeza-

& Ám

yttr-G í ó j\

pf

Diáfisis EXTENSIÓN

feJL) J ROTACIÓN '

M

MEDIAL


62

SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / EXTREMIDADES INFERIORES

mi

Véanse 61,63

roifcimm

mmm

Los isquiotibiales rígidos limitan la flexión de la cadera cuando la articulación de la rodilla está extendida

»0ÍT(Í«(Í!)©^©b

B k m

c

Glúteo mediano

NC: (1) Pinte cada músculo de los tendones isquiotibiales en la vista profunda antes de pasar a la superficial. Luego coloree los diagramas de flexión y extensión. (2) Pinte de gris el esbozo de los músculos en los dibujos de arriba a la derecha.

Curva lordótica Pelvis.

Los isquiotibiales rígidos (a la derecha) inplinan 1a pelvis hacia atrás, aplanando así la curva lordótica de la región lumbar

/iliotiblal

Plantar delgado

(P(Ui»SS

II

mOCTIL^a^M

. ME ILA K©B>0ILUfc * '

w

-í!i PROFUNDA

/ / •

Gastrocnemio

1

SUPERFICIAL

Los músculos Isquiotibiales son tan eficaces para extender la articulación de la cadera como para flexionar la articulación de la rodilla. A diferencia del glúteo mayor, que es un extensor de la cadera, estos músculos son activos durante la marcha normal. En bipedestación relajada, tanto el glúteo mayor como los músculos isquiotibiales son inactivos. En la flexión de la rodilla, los isquiotibiales actúan de forma concertada con el sartorio, recto interno del muslo y gastrocnemio (Láminas 63 y 66). Los tendones isquiotibiales largos pueden palparse justo por encima de la rodilla parcialmente flexionada a ambos lados de la linea media. Una reducción en el estiramiento de los isquiotibiales («isquiotibiales rígidos») limita la flexión de la cadera con la rodilla extendida: la flexión de la rodilla permite aumentar la flexión de la cadera. Prúebelo por sí mismo. Los isquiotibiales rígidos, debido a su origen isquiático, tiran hacia abajo la pelvis posterior, alargan los músculos erectores de la columna y aplanan la lordosis lumbar, contribuyendo potencialmente a la limitación del movimiento lumbar y al dolor de espalda. Los isquiotibiales rígidos causan a menudo dolor en la parte posterior del muslo en la prueba de elevar la pierna estirada (el individuo se coloca en posición supina con las extremidades inferiores horizontales; se eleva un talón y se flexiona progresivamente la articulación de la cadera con la rodilla extendida). Este dolor por estiramiento muscular puede confundirse con dolor por compresión del nervio o la raíz nerviosa ciáticos, que normalmente se irradia a la pierna y el pie. ti»

>

BHE m

m

LA

M T O M W O é M **

Glúteo mayor,

Extensor poderoso de la articulación de la cadera


63

SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICOI EXTREMIDADES INFERIORES

mi «su® MitMm

La masa de los aductores ocupa la zona interna de los muslos

NC: Coloree cada músculo en las cinco vistas principales antes de pasar al siguiente. Observe que ios puntos de anclaje en la superficie. posterior deí fémur se representan mediante líneas punteadas.

0WÍK1(Í©A i m m m ñ

m m ® o

M W B R M

D

KESTO OOTM© mi Mi VISTA ANTERIOR PUNTOS DE ANCLAJE

PROFUNDA

INTERMEDIA

Fosa Íntertrocantórica (en la superficie posterior)]

SUPERFICIAL

Tensor de la fascia lata

c

6 É

Sartorio

Rama inferior . del pubis A Agujero obturador

Vasto lateral Recto anterior del muslo Vasto medial

Hiato tendinoso para la arteria y vena femorales Banda iliotibial

Tubérculo del aductor (en la superficie posterior)

P

Rótula Inserción del sartorio/semi^ tendinoso «Pata de ganso» Peroné

Los músculos del muslo medial incluyen los aductores de la articulación de ia cadera (A-E) y el obturador externo, un rotador lateral de dicha articulación. Este último ya se coloreó en la Lámina 61 como uno de los músculos glúteos profundos, ya que su tendón pasa hacia esta región. Sin embargo, está compartimentalizado por fascia en ei muslo medial; cubre la superficie externa del agujero obturador en el muslo medial superior profundo, y recibe la misma inervación que los aductores. El recto interno del muslo es el más largo del grupo de los

' tendinoso

aductores, cruza la rodilla medial (flexionándola) y sólo se inserta en la tibia medial; su tendón se une a los tendones del sartorio y el semitendinoso para crear una inserción en forma de «pata de ganso», y de ahí su nombre (pes anserinus). El aductor mayor es el más voluminoso del grupo (fíjese en la vista posterior). En su mitad inferior, las fibras del aductor mayor dejan paso a los vasos femorales (hiato tendinoso). Todos los aductores, excepto el recto interno del muslo, se insertan en la línea rugosa vertical (línea áspera) de la superficie posterior del fémur.


64

• SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / EXTREMIDADES INFERIORES tas@(UJ(UQ)$

m i

M M H ®

ANnTEIKOQIK

SAimogo® a J i ^ W I K ? ^

IF(E(ftl<Q)ML +

REOT© ¿ M E M X R

MQDMJ® B

m i

wmmimfemiz 0OT(i(í*(M© o W T O O W i m E

F

NC: El ligamento rolullano (G*) se pinta de gris, pero la rótula se deja sin colorear. (1) Empiece por la vista profunda del muslo y luego complete la vista superllcial. (2) En la ilustración más a la izquierda, coloree tas porciones visualizadas del cuádriceps que son antagonistas del grupo de los isquiotibiales. (3) Pinte los diagramas de acción a lo largo del margen derecho.

U

«

(B>E I L A m

M M T O i U N B O é K I

I A (&AMEI8A * Tensor de la fascia lata

F M ^ G M I T ©

e t @ m O M ) @ G * Espina ilíaca anterosuperior

PROFUNDA

VISTA ANTERIOR

SUPERFICIAL Psoas mayor menor +Ligamento inguinal Iliopsoas P O J E L E S m

f-L

l A u m i i L u u

K

Aductor largo

Recto interno del muslo

^Tuberosidad tibial

F' Cabeza ;del peroné

! «i

Tendón del cuádriceps Rótula Articulación de la rodilla 3

VISTA LATERAL

Tuberosidad tibial

'El sartorio («músculo del sastre», así denominado por el papel que ¡desempeña al permitir la postura sedente con las piernas cruzadas) es :un flexor y rotador lateral de la articulación de la cadera y un flexor de la ^articulación de la rodilla, tal como puede deducirse de los anclajes ilustrados. El músculo cuádriceps femoral surge de cuatro cabezas. Los ; míos medial y lateral se originan en ta línea áspera, en la cara 'posterior del fémur, mientras que el vasto intermedio se origina en la I diáfisis femoral anterior. Los cuatro convergen en la cara superior (base) de la rótula para formar el tendón rotuliano. Algunas fibras : tendinosas continúan por encima de la superficie rotuliana para unirse al ligamento más abajo. En la cara Inferior (vértice) de la rótula, las : libras tendinosas siguen hasta la tuberosidad tibial.

Tendones del recto interno del muslo/semitendinoso

El tendón entre la rótula y la tuberosidad tibial se denomina ligamento rotuliano (patelar). El recto anterior del muslo, un flexor poderoso de la articulación de la cadera, es el único componente del cuádriceps que cruza dicha articulación. El cuádriceps femoral es el único extensor de la rodilla. La significación de su papel queda patente en las personas que han experimentado una lesión de rodilla: los músculos tienden a debilitarse y atrofiarse rápidamente con la falta de uso, y son esenciales los ejercicios de cuádriceps para mantener la estabilidad estructural de la articulación. El iiiopsoas es el flexor más potente de la cadera, con un vientre amplio y grueso anclado en el trocánter menor, en el extremo proximal de la diáfisis del fémur. En la Lámina 50 se ilustra su origen abdominal posterior.


65

SISTEMA MUSCUL0SQUELÉT1C0 / EXTREMIDADES INFERIORES M f f i M y L M

m

H^

(POETO! A ^ O T E O I O ® ^ V

K

^

NC: Vigile los estrechos punios de anclaje en la pierna anterior. Aunque los músculos A, B y C surgen del ligamento interóseo, aparte de la tibia y el peroné, el ligamento se ha suprimido de la ilustración de los anclajes con el íin de simplificarla. Las zonas de anclaje de la superficie plantar del pie se muestran arriba ala derecha.

Los músculos de la pierna están organizados en tres compartimientos: anterolateral, lateral y posterior. El reborde óseo (margen anterior) de la tibia crea dos superficies oblicuas, la anterolateral de las cuales se relaciona con los músculos de la pierna anterior: la supericie anteriomedial es ósea (iayi) y está desprovista de músculo. Los músculos peroneos del compartimiento lateral surgen en gran parte del peroné y del ligamento interóseo entre la tibia y el peroné.

m

m

m

»

®

t

« © M Í ©

uWo

« © M E ©

ÍMo

mm@í ® m m F Vasto lateral

Bíceps femoral Semimembranoso

« Í G I O © ^

e x t e n s o ® y

Véanse 62, 63,64

Cabeza" del peroné

s>i

i O T M M 1M@@> QEIL (M®)@ @ ® » 3 ) c PERONE®

^ M T E W R d

Gastrocnemio" Sóleo

Banda iliotibial N

Fémur.

Wtfh ////'/I

Tendón del.l cuádriceps i femoral

Rótula.

«Pata de f ganso»

Bíceps^ femoraf Cabeza del" peroné

-Tuberosidad tibial

fv

Ligamento rotullano,

Gastrocnemio

Ligamento Interóseo

Tendón calcáneo, (de Aqulles) Maléolo lateral Retináculo peroneal superior Retináculo peroneal Inferior

IIUI

metatarsiano

J

VISTA ANTERIOR (Pierna derecha)

PUNTOS DE ANCLAJE Maléolo lateral

F.

Base del 5.° metatarslano P' Falange media s Falange distal

VISTA 1 PROFUNDA , Maléolo / medial Base del 5.° metatarslano i

Sóleo

VISTA SUPERFICIAL

)

Los músculos peroneos son esencialmente eversores del pie y desempeñan un papel especial durante la flexión plantar, como al caminar sobre los dedos o apretar hacia abajo con el dedo gordo. El peroneo anterior se origina en el compartimiento del peroné, pero en realidad forma parte del extensor largo de los dedos.

Retináculo^ extensor superior Retináculo 1 extensor inferior

1

7

B-

8'

Todos los músculos de la pierna anterior son dorsiflexores (extensores) del tobillo; los extensores iargos de los dedos y del dedo gordo son extensores de los dedos del pie; el tibial anterior también es un inversor de las articulaciones subastragalinas, y el peroneo anterior (el 5.° tendón del extensor largo de los dedos) es un eversor. Debido a la rotación de las extremidades inferiores durante el desarrollo embrionario, estos extensores quedan por delante de ios huesos en la posición anatómica (a diferencia de los exténsores de la muñeca en las extremidades superiores). El tibial anterior es particularmente útil al elevar el pie durante la fase de balanceo de la marcha y evitar posibles golpes en los dedos.

m $ INVERSIÓN

EVERSIÓN

DORSIFLEXIÓIS


66

I» SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO/ EXTREMIDADES INFERIORES (LA

m i'

T0B0All(P®STrER0©RG m u m

41

POEOWfc

u

«

©

(B>E

m m r

« @ s h d©R(g)© i

m i

W ñ h W i

NC: Los músculos que hay que colorear en esla lámina se marcan con las letras G-M; cualquier otra letra de referencia (A-F de la Lámina 65; N-Y de la Lámina 67) sirve tan sólo con fines de identificación, y los músculos correspondientes no deben pintarse. En esla y/o la lámina siguiente puede repetir los colores que ya empleó para los músculos en la Lámina 57. (1) Coloree cada uno de los músculos en todas las vistas posteriores. Observe que el plantar delgado (K), el sóleo (L) y el gastrocnemio (M) se insertan en el mismo tendón (calcáneo), que recibe el color de M. (2) Pinte las vistas mediales superior e inferior.

\M>(LE©L •

( B m u m m m m u

VISTA Semltendlnoso. POSTERIOR Semi(Pierna derecha) membranoso" Recto interno del muslo . Sartorio

k &

Jji i' . Cabeza | del peroné

i-

Peroné

Línea del sóleo

Tibia

m¿é-

> Ligamento interóseo

L+ Maléolo medial

K; Calcáneo J Tuberosidad ; del escafoidess

1."

,: cuneiforme * Tibial i anterior Peroneo } lateral)

^.Malóolo lateral ^Articulación subastragalina '

\S

\Metatarslanos / [ Falange L media . Falange distal

V PUNTOS DE ANCLAJE

VISTA PROFUNDA

Los músculos de la pierna posterior se organizan en dos compartimientos, separados por un tabique fascial (fascia transversa profunda; no se muestra). El grupo superficial (gastrocnemio, sóleo y plantar delgado) se inserta por medio de un tendón común, ei tendón calcáneo (de Aquiles; véase el Glosario). Estos compartimientos fasciales son muy poco elásticos. Una tumefacción del músculo secundaria a insuficiencia vascular puede provocar una grave compresión/destrucción muscular (síndrome compartimental) en ausencia de descompresión fascial (quirúrgica). El principal músculo de la pantorrilla es el gastrocnemio, que flexiona la rodilla y, con su par muscular, ílexiona por la planta la articulación del tobillo. En la flexión de la rodilla cuenta con la ayuda del poplíteo, que también gira la tibia en dirección medial. Los otros flexores profundos flexionan la articulación del tobillo a nivel plantar (flexores de los dedos y del dedo gordo y tibial posterior), flexionan los dedos (flexores) e Invierten el pie (tibial posterior).

Retináculo flexor

Calcáneo


67

SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO/ EXTREMIDADES INFERIORES

m i (pon (omttkíTm$e<b@$) NC: Utilice a discreción los colores que ya ha empleado para las letras de referencia en las Láminas 65 y 66. Estas letras se presentan aquí con fines de identificación, pero los músculos correspondientes no deben colorearse. Observe también que los puntos de anclaje en la superficie plantar para los músculos extrínsecos del pie se han suprimido en la ilustración de la cuarta capa, pero pueden encontrarse en las dos láminas precedentes. (1) Empiece por la cuarta capa y complete cada ilustración antes de pasar a la siguiente.

Expansión del extensor

SUPERFICIE DORSAL (Pie derecho)

Los músculos dorsales intrínsecos del pie (los que se originan e insertan en el dorso) se limitan a dos pequeños extensores de los dedos (mostrados a la derecha), cuya función extensora deriva en gran parte de extensores extrínsecos.

EHTTEÍ.»

O

® m m

m

Los músculos intrínsecos de la región plantar del pie se exponen en cuatro capas, los interóseos plantares, enclavados entre los huesos metatarsianos, conforman ia capa más profunda (4.a). Aducen los dedos 3-5, flexionan ias articulaciones metatarsofalángicas (MF) de estos dedos y contribuyen a la extensión de las articulaciones interfalángicas (IF) por el mecanismo de expansión del extensor. Los interóseos dorsales abducen los dedos 3-5 y facilitan las demás acciones de los interóseos plantares.

EOTÍMS©^ (EXEQ. m

m

® m m © © ^ © o Base del 5.° metatarsiano

La tercera capa de músculos actúa sobre el dedo gordo y el 5.° dedo (meñique). La segunda capa incluye el accesorio del flexor largo, que se inserta en el reborde lateral del tendón común (H) del flexor largo de los dedos (FLD) y ayuda a este músculo a ílexionar los dedos de los pies. Los lumbricales surgen de tendones individuales del FLD y se insertan en la cara medial de la expansión del extensor (cara dorsal). Flexionan las articulaciones MF y extienden tas IF de los dedos 2-5 por expansión del extensor. Retináculo extensor ]__ superior

La capa superficial (primera) consta de los abductores de los dedos 1 y 5 y del flexor corto de los dedos. Los músculos plantares están recubiertos por una fascia gruesa y profunda (aponeurosis plantar) que se extiende desde el calcáneo hasta la vaina fibrosa de los tendones flexores.

Fimm ©®enr® m i

mmfo

mmm® ©Enmm ®mm$ r e » («ir© mi MEÍBWET

(LES Q

ABB>(líl(Bir@R

E ) E E ) ® (©©(§(§>© R m i

»

©

@©ot(g>©w

^(§«©010® m i 4}

m i

a i :

MEÍ0@(ü)Ex

n y t í « o © M J S v m

i m

®EIS)®3Y

Vaina fibrosa (abierta) de los tendones flexores

R* Huesos sesamoides

i)

1.w cuneiforme

Wr / Escafoides (navicular)

Parte lateral

;Y Sustentáculo CUARTA CAPAastragallno

Lig. plantar largo

TERCERA CAPA

Aponeurosis plantar (corte)

Lig. plantar largo

Astrágalo

Piel y grasa

SUPERFICIE PLANTAR (Pie derecho)

Retináculo flexor

mil * Calcáneo SEGUNDA CAPA

PRIMERA CAPA (superficial)


SISTEMA MUSCULOSQUELÉTICO / EXTREMIDADES © I

SUPERIORES

M Q S ^ O D L T O

NC: Siga el mismo procedimiento que en la Lámina 60. Asegúrese de identificar el músculo > en cada uno de los cuatro dibujos antes de escribir su nombre. Intente visualizar ia función de cada músculo mientras lo colorea y denomina. Varios músculos (B, B3-B?) cruzan tanto la articulación de la cadera como la de la rodilla, y desempeñan un papel en ambas.

MÚSCULOS QUE ACTÚAN PRINCIPALMENTE SOBRE LA ARTICULACIÓN DE LA CADERA ' A

(En el Apéndice A, al final del libro, se ofrecen las respuestas)

MÚSCULOS QUE ACTÚAN PRINCIPALMENTE SOBRE LAS ARTICULACIONES DEL TOBILLO C C! C2 C!

£ tf

AL

; £

£

•:

C! c!

' '

68

¿ ¡t ¿

£ £

1 MÚSCULOS

QUE ACTÚAN PRINCIPALMENTE SOBRE LAS ARTICULACIÓN DE LA RODILLA B

MÚSCULOS QUE ACTÚAN PRINCIPALMENTE POR DEBAJO DE LAS ARTICULACIONES DEL TOBILLO D

£

MÚSCULOS QUE ACTÚAN SOBRE LOS DEDOS DEL PIE E

£ £

+„

Espina líaca antero- M j superior-

jm

i

d

Cresta ilíaca

Cóccix

Ligamento inguinal

erosidad

•B 3

Banda iliotibial

i Banda ' ' iliotiblal \

¡ Rótula , 'Ligamento^ !, rotuliano

Cabeza del peroné

Tendón calcáneo (de Aqulles)

Tendón calcáneo

• Maléolo , Maléolo , ¡. lateral

VISTA ANTERIOR

Calcáneo Calcáneo

VISTA LATERAL

VISTA POSTERIOR

VISTA MEDIAL


69

SISTEMA MUSCULOSQUELETICO

HUEKORA B

mmmmc mmm^D mmmuí ESGMHLFLUFCR F

NC: Utilice colores claros en toda la lámina (especialmente para A y B). En las ilustraciones grandes no se incluyen los músculos más profundos. (1) Coloree todos los grupos musculares en la vista anterior antes de pasar a la posterior, a la derecha. Sólo se indican los músculos de un lado de la figura. Cuando pinte un músculo, pinte también el contralateral. (2) Coloree el diagrama más pequeño (abajo).

Al pintar estos grupos funcionales, observe la relación espacial de los aductores con los abductores, y de los eversores con los inversores. Fíjese especialmente en los extensores y flexores. Recuerde que la extensión de las articulaciones que cargan peso es una acción contra la gravedad y que los músculos extensores de estas articulaciones tienden a mantener el cuerpo erguido en posición vertical. Note la línea de gravedad y su relación con las articulaciones vertebrales, de la cadera, rodilla y tobillo. El centro de gravedad de una persona media en bipedestación y con una postura perfecta se sitúa justo por delante del segmento móvil S1-S2. La flexión del cuello y el tronco desplaza el centro de gravedad hacía delante y carga los músculos paraspinales (extensores) cervicales posteriores, dorsales y lumbares. Los actores que mueven las articulaciones vertebrales, de la cadera, rodilla y tobillo posibilitan la postura en bipedestación erguida y la función de caminar/correr.

:H

Deltoides

Espina de la escápula

Clavícula Esternón

Pectoral mayor

Cresta ilíaca Cúbito

Recto anterior mayor del abdomen

A Recto anterior del muslo Cuádriceps J (menos el recto anterior) Tibial / anterior MÚSCULOS DE LA ALINEACIÓN POSTURAL (profundos y superficiales)

i.

Deltoides


:

70

SISTEMA NERVIOSO

Véase 15

; NC: Utilice colores muy claros para A y C. En «Nervios y i;- ramas espinales», las cifras entre paréntesis detrás de los i títulos indican el número de nervios en cada región. (1) En • la ilustración central, la médula espinal se ha separado de la i columna vertebral para mostrar sus regiones en relación con las vértebras. Los nervios espinales, que definen los límites í de cada región, se muestran con puntas de flecha que ' señalan los mismos nervios emergiendo de la columna vertebral. No coloree el filamento terminal: no es un nervio • espinal. (2) Arriba a la derecha, pinte los pares craneales. (3) En la ilustración inferior derecha, coloree las líneas que I representan los nervios espinales y sus ramas en la mitad izquierda de la figura. Pinte los ganglios autónomos en el i:: lado derecho de la médula espinal.

« i n m

wwm «

VISTA VENTRAL DE LOS PARES CRANEALES

M

©

Engrosamiento cervical

A REGIONES DE LA MÉDULA ESPINAL

M M L ^ C M É L M I M

S S P O I M . D D-

: i : i

Ganglio parasimpático

El sistema nerviosa consta de neuronas organizadas en una parte central altamente integrada (sistema nervioso central, o SNC) y haces de prolongaciones neuronales (nervios) e islotes de neuronas (ganglios), que quedan en su mayor parte luera del SNC y constituyen la parte periférica (sistema nervioso periférico, o SNP). Eslas células cuentan con el apoyo de células gliales y un rico aporte sanguíneo. Las neuronas del SNC se interconectan para formar centros (núcleos; sustancia gris) y haces axonales (tractos; sustancia blanca). El encéfalo es el centro de la conciencia sensorial y el movimiento, emociones, pensamiento racional y comportamiento, previsión y planificación, memoria, habla y lenguaje e interpretación del lenguaje.

NERVIOS Y RAMAS ESPINALES (SNP)JR

La médula espinal, una extensión del encéfalo que forma parte del SNC, empieza en el agujero occipital (loramen magnum) del cráneo; funciona mediante impulsos • ascendentes/descendentes, y constituye un centro para los reflejos espinales, luenle de órdenes motoras para los músculos por debajo de la cabeza y receptor de • entradas sensoriales intracraneales.

Engrosamiento lumbar Cono medular

t

SOSTI ( M G O M Í E S

(8) G1

{ U ) H' Ü N M E S . m

&

(§) r

+

* Filamento terminal externo

(f)j'

M

, ©3XG©(F@M

M

La médula termina aquí

{M) E

mrnrn i m c m ^

v

^

T

(FL) K1

»

L

El SNP consta principalmente de haces de axones sensoriales y motores (nervios) [que se irradian de forma segmentaria y bilateral desde el encéfalo (pares craneales) ! y la médula espinal (nervios espinales) hasta llegar a todas las partes del cuerpo ; (viscerales y somáticas) a través de un patrón clásico de distribución. Las ramas de '! los nervios espinales se denominan a menudo nervios periféricos. Los nervios conducen todas las sensaciones del organismo al encéfalo y la médula espinal; también conducen las órdenes motoras a todos los músculos esqueléticos del cuerpo. El sistema nervioso autónomo (SNA) es un subconjunto de ganglios y ; nernos del SNP que se ocupa del movimiento visceral, secreción glandular y conducción de las sensaciones viscerales a la médula espinal y el encéfalo.

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL (SNC)

Nervio coccígeo COLUMNA VERTEBRAL Y NERVIOS ESPINALES

M

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO(SNA)


:

71

SISTEMA NERVIOSO

Véase 15

NC: Utilice colores claros en toda la lámina. No pinte el diagrama de resumen en la parte superior de la página hasta que haya completado las demás ilustraciones. Las neuronas funcionan generalmente de uno de tres modos: conducen impulsos desde los receptores del organismo hasta el sistema nervioso central (SNC; neuronas sensoriales o aferentes); conducen impulsos de órdenes motoras desde el SNC hasta los músculos del cuerpo (neuronas motoras o eferentes), o forman en el SNC una red de neuronas de interconexión entre neuronas motoras y sensoriales (interneuronas). Si las neuronas sensoriales o motoras se relacionan con estructuras musculosqueléticas o con la piel y las fascias, puede aplicárseles el calificativo de «somáticas»» (aferentes somáticas/eferentes somáticas). Si se relacionan con órganos huecos (visceras), pueden recibir el calificativo de «viscerales»» (aferentes viscerales/eferentes viscerales).

1 I SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO' ¡ NEURONAS AFERENTES (SENSORIALES) . Estímulos i ft externos i , Cv-, Somáticas o viscerales ^¿Ljfatr " Receptor "^mg Ganglio <3 Visceral lautónamnl (autónomo)'i*i • Músculo liso (Efectores musculares) Somático Músculo esquelético

w Médula espinal | (o encéfalo) NEURONAS EFERENTES (MOTORAS)

Interneurona

+

MEMORA

+

RECEPTORA

Las neuronas sensoriales conducen impulsos de los receptores sensoriales a las sinapsis en el SNC. Los receptores pueden ser sensibles al tacto, presión, dolor, posición articular, tensión muscular, concentración química, luz u otros estímulos mecánicos, y proporcionan esencialmente información sobre el entorno externo e interno y cambios relacionados. Las neuronas sensoriales son unipolares, con ciertas excepciones (neuronas bipolares), y se caracterizan por prolongaciones periféricas («axones»), cuerpos celulares y prolongaciones centrales («axones»»).

M É M (PR®(L!®M®M0(SM PERO(F(ÍR(I<&A)B ODERP® © E O J k M c M é M

CEMTOtDB

1

Músculo esquelético (efector)

SNP

M U I © ^

mwm mMmñ+

® > » e » D CTEGTLP® ®EIUI0(LM c'

Las neuronas motoras conducen impulsos de los cuerpos celulares localizados en el SNC a través de axones que salen del SNC y que se dividen posteriormente en ramas, cada una de las cuales acaba incorporándose a la membrana celular de las células musculares (placa motora terminal). Aquí, la neurona libera su neurotransmisor, qué induce a la célula muscular a contraerse.

m é B B* IPtÜi©^ M@1T@(íM T E M O M E ! E

SNC' SNP 1 1 f

S9EQDIMIA M © T F © ( ^ M I É M M F O I

I

J

M

«

M

i

m

o

©

!

*

f

GANGLIO AUTÓNOMO

Músculo liso /JfSfoA (efector)^)!»'1

Las neuronas motoras autónomas funcionan como unidades apareadas que se conectan en un ganglio por medio de una sinapsis. La primera neurona, o preganglionar, se origina en el SNC y su axón discurre hasta un ganglio situado a una cierta distancia del SNC. Allí establece sinapsis con el cuerpo celular o dendrita de una neurona posganglionar, cuyo axón se prolonga hasta el órgano efector: músculo liso, músculo cardíaco o glándulas.

SNC Sustancia

m ®

s+

Sustancia blanca

OMTTEfóOfcUM^H Las interneuronas se encuentran mayoritariamente en el SNC. Constituyen el grueso de las neuronas del encéfalo y la médula espinal. Adoptan diferentes formas y tamaños. Muchas se relacionan directamente con impulsos de entradá (sensoriales), mientras que otras lo hacen con órdenes motoras de salida. Unas terceras sirven para integrar las entradas sensoriales o ascendentes con los centros superiores a fin de generar una salida motora apropiada.


¡ SISTEMA NERVIOSO

72 léanse 15,85

•: NO: Utilice colores claros para A, B y C. (1) En el dibujo superior, cada una de las < sinapsis mostradas tiene dos partes. Coloree tan sólo la marcada con letras de referencia (A, B, C). Pinte el título «Impulso nervioso» (D, arriba) y las flechas direccionales : relacionadas. (2) Pinte los pasos numerados en el dibujo inferior. Observe el cambio de color en la membrana presináptica entre la exocitosis (H) y la endocitosis (K).

:

( M $0NA(P > $(l$ + mémmn

w m M@A :

PdfldS©

3EÜW0®$®D

raíMíwgAc

m®a

Las conexiones entre neuronas se denominan sinapsis. La gran mayoría son ;; conexiones «sin contacto» en las que neurotransmisores químicos llevan el impulso ; de una neurona a otra. En el encéfalo y el tejido nervioso embrionario también I existen sinapsis eléctricas (en las que átomos o iones cargados eléctricamente i pasan de una neurona a otra a través de canales proteicos; no se muestran), pero son mucho menos frecuentes. La mayoría de las sinapsis son axodendríticas\ es i: decir, el axón de una neurona forma sinapsis con la dendrita o espina dendrítica de í: otra. La neurona anterior a la sinapsis se denomina presináptica; la posterior, i postsináptica. Otra sinapsis común es la axosomática, en la que el axón de una neurona y el cuerpo celular (soma) de otra se comunican por medio de • neurotransmisores. Aquí se ilustran también otros tipos de sinapsis menos habituales. Observe, por ejemplo, el complejo de sinapsis (glomérulo) entre tres • axones y una espina dendrítica, todos ellos rodeados por una vaina neuroglial. Las sinapsis permiten la conducción casi instantánea de impulsos electromecánicos entre miríadas de neuronas. Las sinapsis van desde simples arcos reflejos (véase la Lámina 85) hasta rutas polisinápticas en el encéfalo y médula : espinal que engloban millones de sinapsis. Una sola neurona motora de la médula : espinal puede llegar a tener hasta 10.000 sinapsis con su cuerpo y dendritas. La • multiplicidad de sinapsis incrementa enormemente las acciones disponibles para la ;: actividad nerviosa. La capacidad para integrar, coordinar, asociar y modificar ! entradas sensoriales y memoria hasta alcanzar la orden motora deseada se relaciona "directamente con el número de sinapsis en la vía. dendrítica

TÍtPO^-f

TIPOS DE SINAPSIS

(MEMBRANA WESflíBQllUfc

M ^ T O A f Axón

( M S O T O O ^ H

I' |

Q O E N M i m

S O M ^ T O A i

m e m b r a n a

wir^OM^iPirB^j

H 13-d .Membrana axonal

REGEPTORG' El impulso nervioso \ í

permite que el calcio i La Ilustración muestra una sinapsis axodendrítica tfpica. (1) El axón entre en el terminal \ / / ' ' • : ? presináptico transmite el impulso electroquímico hacia la sinapsis. Cuando el axonal /VK-' ' ^ ^ : j impulso llega al terminal axonal, se abren los canales/puertas de iones calcio + f ++ '(Ca ) en la membrana celular y el Ca extracelular se filtra hacia el terminal ; í axonal. (2) Las vesículas sinápticas, cargadas con neurotransmisores (p. ej., ví acetilcolina, noradrenalina) e influidas por el Ca++ entrante, migran hacia la i-í membrana presináptica y se fusionan con ella (3). Después de la fusión, el : i neurotransmisor pasa de las vesículas a la minúscula hendidura sináptica :ji (exocitosis). Las moléculas del neurotransmisor se unen a las proteínas del receptor $ en la membrana postsináptica de la dendrita; los canales iónicos se abren, y el Terminal ^ potencial de membrana alterado (impulso) se propaga a lo largo de la dendrita (4). axonal vi: La membrana presináptica capta los fragmentos inactivados del neurotransmisor ((5; endocitosis), los encierra en una vesícula sináptica y los resintetiza (6). Gl^-o O n G'-* . El neurotransmisor puede facilitar o inhibir la actividad eléctrica de la o membrana postsináptica. Si es excitada lo suficiente por múltiples sinapsis ^ facilitadoras, la neurona postsináptica se despolariza y transmite un impulso a la J siguiente neurona o al elector (célula muscular, célula glandular). Si se deprime lo fcsuficiente por la acción de múltiples sinapsis inhibidoras, la neurona no se TRANSMISIÓN ELECTROQUÍMICA S despolariza ni transmite impulsos. EN LA SINAPSIS

-a O


73

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL M0a(P(iet0<M

Véase 18,91

©(EOtiHOt^U

Cisura longitudinal E Surco central

NC: Utilice colores claros para B, E, I y J. (1) ñnte el corte coronal; se han suprimido casi todo el lóbuio frontal y una parte del lóbulo temporal. Pinte de gris la corteza cerebral (A). (2) En los dos hemisferios grandes, las áreas punteadas de función especializada forman parte de los lóbulos, pero reciben su propia coloración. Pinte las flechas que identifican las principales cisuras y surcos. (3) Pinte de gris el diagrama que ilustra cómo las circunvoluciones incrementan el área superficial en un espacio más reducido.

( M I I I M L é m ©

m

e

s

m

M M )

g

Ventrículos+ laterales A*

Sustancia gris

e

Á0?l£A PfóOMffiOlFm ( M I

basa,es

Tálamo

iPMTOdE

ÁetEA S E N S M I A I L

IW&SGEMTO

LÉLBUSD© 1TEIM(P©K^0.G ÁREA A W Q W A H

MsoiFomi

ÁREA w m m .

P I M W M I i S

Surco parietooccipital

IPOtOMAGtOA

((60e$©(!!)W©di@0éM

MOJE©

+ Núcleos

M M A c HEMISFERIO DERECHO

dényn©

CORTE CORONAL (Modificado)

Circunvolución del cíngulo Parte del lóbulo límbico

J

Cuerpo calloso

©0$IÜ)IW/8(I!)IB@@8+

0,@M@fl1TQJ)ÍBMAIL K $Q0IM M T T T M

L

®0$QDIBA ( L A M A d m

$QD$M<M iBUbim

Área del gusto

^ « © o r t r o m

HEMISFERIO IZQUIERDO Cisura CIRCUNVOLUCIONES CORTICALES: AUMENTO DEL ÁREA SUPERFICIAL El par de hemisferios cerebrales (cerebro) deriva del telencéfalo embrionario (véase la Lámina 169) y consta de cuatro componentes principales: 1) una corteza cerebral exlerna de sustancia gris, cuya topografía revela cisuras (hendiduras profundas), circunvoluciones (elevaciones) y surcos; 2) sustancia blanca subyacente, que consta de numerosos tractos dirigidos a la corteza — o que salen de ella— y orientados hacia las tres direcciones generales (Lámina 74); 3) masas discretas de sustancia gris en la base del cerebro (núcleos basales), que asisten a las áreas motoras de la corteza (Lámina 74), y 4) cavidades apareadas llamadas ventrículos laterales (Lámina 80). La corteza cerebral es el área más evolucionada del encéfalo. Con un grosor aproximado de 2-4 mm, la corteza se divide en lóbulos claramente delimitados por surcos; los lóbulos se denominan generalmente por los huesos craneales que los cubren: frontal, parietal, temporal, occipital. La excepción es el lóbulo límbico (se muestra en parte), que incorpora zonas de otros lóbulos (frontal, temporal, parietal). Los experimentos de mapeo cortical (basados en estimulación eléctrica y datos clínicos/anatomopatológicos) han constituido los principales métodos para elucidar las {unciones de ia corteza. Todas las partes de ia corteza se ocupan del almacenamiento de experiencias (memoria), el intercambio de impulsos con otras áreas corticales (asociación) y la transmisión bidireccional de impulsos con áreas subcorticales (proyecciones aferentes/eferentes). El lóbuio frontal se encarga de funciones intelectuales tales como razonamiento y pensamiento abstracto, agresión, comportamiento sexual, olfato, articulación de sonidos significativos (habla) y movimiento voluntario (circunvolución precentral). El surco central separa el lóbulo frontal del parietal. El lóbulo parietal se ocupa de la

Centro del habla de Broca (sólo en el hemisferio izquierdo)

conciencia sensorial del organismo, incluido el gusto (circunvolución poscentral)\ el uso de símbolos para la comunicación (lenguaje); el razonamiento abstracto (p. ej., Matemáticas), y la imagen corporal. El lóbulo temporal es parcialmente límbico y, en esta zona, se dedica a la formación de emociones (amor, cólera, agresión, compulsión, comportamiento sexual); la porción no límbica del lóbulo temporal realiza funciones de interpretación del lenguaje y conciencia y discriminación de sonidos (oído; área auditiva); también constituye un área importante de procesamiento de la memoria. El lóbulo occipital se encarga de recibir, interpretar y discriminar impulsos visuales procedentes del sistema óptico, y asocia estos impulsos visuales con otras áreas corticales (p. ej., memoria). El lóbulo o sistema límbico es la parte más vieja de la corteza, hablando en términos evolutivos. Es el centro del comportamiento emocional. Las neuronas límbicas ocupan partes de las cortezas inferior y medial de cada hemisferio,' así como algunas zonas subcorticales. Desde un punto de vista topográfico, determinadas áreas límbicas se relacionan estrechamente con los tractos olfatorios. A nivel estructural, los hemisferios cerebrales se parecen entre sí como imágenes especulares, pero no ocurre lo mismo a nivel funcional. El área del habla sólo se desarrolla por completo en uno de los lados, normalmente el izquierdo. En general, el hemisferio izquierdo tiende a asumir ciertas funciones superiores (matemática, analítica, verbal), mientras que el derecho se concentra en orientaciones visuales, espaciales y musicales. Existe una fuerte controversia sobre la cuestión de la «dominancia» cerebral (hemisferio izquierdo, centro izquierdo del habfo, dominancia del hemicuerpo derecho; o viceversa).


|: SISTEMA NERVIOSO CENTRAL i.

mmim

v

M í S t o © ^

m

74 memosifeiboo)®

Véase 18,91

@(1(3£(803MJ

NC: Utilice colores muy claros para F y G. (1) Pinte de gris las diversas vistas de la corteza cerebral sin colorear las superficies corticales.

A* +

Cisura longitudinal

®mum « i i i o m A * MÉg(L(i©

Antemuro

© A W A W b

K t o i © tLEOTQ©(!J)(LARc ^EOTRÍíMIL©

M

«^¿/Cápsula externa

Putamen

(LATTSRAILD

Núcleo pálido

m$mmm

Amígdala'

^

© y w © T R A S T O (9>E (PR©V(i©(g()fc m

m

m

Hemisferio derecho

raimad, p

@¿(P$(U)(LA OOTERMAF2 TTRA©TO m

Hemisferio izquierdo

AÍ©©0A©0éMG

Tálamo

Debajo de la corteza, los hemisferios cerebrales engloban , cavidades de ubicación central, masas de sustancia gris en la base del cerebro y haces de sustancia blanca. Estas estructuras pueden colorearse en el corte coronal del cerebro, arriba a la derecha (1). Los núcleos basales son islotes discretos y bilaterales de sustancia gris a ambos lados y por encima del diencéfalo (Lámina 75). Constan esencialmente del núcleo caudado, en forma de cola, y el núcleo lenticular, en forma de lente (2). Estas estructuras pueden colorearse en las ilustraciones 1,2,3 y 4. El núcleo lenticular se subdivide en el núcleo (globo) pálido, en posición medial, y el putamen, más lateral (1). Cada uno de estos núcleos forma parte del sistema extrapiramidal (Lámina 79). Tienen conexiones extensas entre sí, con la corteza cerebral y con los núcleos del diencéfalo. Se encargan de mantener el tono muscular y programar reajustes posturales secuenciales inconscientes. Controlan y actúan como mediadores en la transmisión descendente de órdenes motoras desde la corteza cerebral.

2 Amígdala ÁREAS SUBCORTICALES (Vista anterolateral)

Esplenio

HEMISFERIO DERECHO

Rodilla

3." 'ventrículo +Tálamo

La sustancia blanca subcortical de los hemisferios se organiza en haces o bandas (tractos) de axones esencialmente mielinizados y {]¡ dispuestos en tres ejes (5). Conducen impulsos entre diferentes áreas de la corteza. La comisura más grande es el cuerpo calloso, que Ti't forma un techo por encima de los núcleos subcorticales (1). Está curvado en dirección caudal tanto por el extremo anterior como por el u posterior (rodilla y esplenio) (4,6). Los tractos de asociación conectan las cortezas cerebrales anterior y posterior (5). Pueden adoptar indistintamente la forma de tractos largos o cortos (6). El tracto más espectacular es la corona radial (5,7), una matriz de libras en forma de abanico. Este sistema de proyección se irradia en dirección caudal desde todas las áreas de la corteza. Se estrecha para crear una banda curva (cápsula interna; 1,2,3,4) a medida que desciende entre el núcleo caudado y el tálamo, en dirección medial, y el putamen, en dirección lateral. El término «cápsula interna» hace referencia a la pared interna de la encapsulación aparente de los núcleos basales (1; nótese la cápsula externa). Los axones del tracto de proyección continúan a través del diencéfalo hasta el tronco encefálico y la médula espinal; muchos establecen conexiones a lo : largo del camino (Láminas 78,79).

Putamen

CORTE HORIZONTAL

ínsula de Reil

DIRECCIONES DE LOS TRACTOS (Vista superior)

HEMISFERIO IZQUIERDO Putamen

Anterior

VISTA MEDIAL (Corte del hemisferio derecho)


75

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL Véanse

ÍIMitPM.® NC: Utilice colores claros para A y B, y un color muy brillante para C. (1) Pinte cualquier estructura dondequiera que aparezca antes de pasar a la siguiente. (2) Aunque no deben colorearse, las relaciones vecinas de las estructuras díencefálicas son importantes y se han identificado por su nombre. Présteles especial atención.

)DEM(BlBIL®

74,80,152

Cuerpo calloso

Comisura anterior +

E Í F W t a M ©

(®iMmm m m m

POMELO»)

c

^ E O T M ^ M D

Ei diencéfalo, el menor de los dos derivados del prosencéfalo embrionario, se sitúa entre los hemisferios cerebrales circundantes, aunque no forma parte de ellos (véanse los dibujos 2 y 3). Consta lundamentalmente de masas apareadas de núcleos y tractos relacionados de sustancia blanca, organizadas en torno al tercer ventrículo, delgado y en forma de bolsa (2 y 3). La naturaleza de esta cavidad puede apreciarse mejor en la Lámina 80. A ambos lados del tercer ventrículo, observe ei tálamo, subtálamo e hipotálamo (2 y 3). El epltálamo o glándula pineal es una estructura en la línea media que parece colgar del tálamo posterior. Al pintarlos, convendría estudiar detenidamente la relación de estos núcleos con los núcleos basales y la cápsula interna a fin de asegurar la orientación (recuerde la Lámina 74). El tálamo (1-4) consta de varios grupos de cuerpos y prolongaciones celulares que procesan en parte todos los impulsos de entrada procedentes de las vías sensoriales (excepto las olfatorias). Tiene conexiones amplias con las cortezas motora, sensorial general, visual, auditiva y de asociación. No es de extrañar que las fibras corticotalámicas (de la corteza al tálamo) contribuyan significativamente a la corona radial. También hay otros núcleos taiámicos que conectan con los del hipotálamo y el tronco encefálico. La actividad dei tálamo: 1) integra las experiencias sensoriales para generar respuestas motoras apropiadas; 2) integra entradas sensoriales específicas con respuestas emocionales (motoras) (p. ej., el llanto de un niño en respuesta al hambre), y 3) regula y mantiene el estado consciente (conocimiento), en función de influencias facilitadoras/inhibidoras de la corteza. Los núcleos subtaiámicos (3) realizan actividades motoras y tienen conexiones con los ganglios basales. El hipotálamo (1,3 y 4) consta de masas nucleares y tractos asociados a ambos lados del tercer ventrículo inferior. El hipotálamo mantiene conexiones neuronales con las cortezas frontal y temporal, tálamo, neurohipóíisis y tronco encefálico. Sus neurosecreciones (hormonas) también están dirigidas a la adenohipófisis a través del sistema portahipofisario. El hipotálamo se ocupa del comportamiento emocional, regulación del sistema nervioso autónomo (visceral) e integración relacionada de reflejos viscerales (autónomos) con reacciones emocionales, asi como de la activación del instinto de comer (hambre) y la posterior sensación de satisfacción (saciedad) cuando se ha cubierto dicha instinto. Finalmente, actúa como mediador de impulsos descendentes relacionados con el movimiento tanto reflejo como voluntario. iV todo ello en un área del tamaño de cuatro guisantes! El epltálamo (glándula pineal) (1) consta esencialmente del cuerpo pineal y núcleos y tractos relacionados que tienen conexiones con el tálamo, hipotálamo, núcleos basales y la corteza temporal medial. Produce melatonina (una hormona potenciadora de la pigmentación), cuya síntesis se relaciona con los ciclos o ritmos diurnos (actividad corporal durante el día o durante la luz solar, en contraposición con los períodos nocturnos o de oscuridad). Puede influir en el inicio de la pubertad a través de la inhibición de la función testicular/ovárica. Cabe destacar que la glándula pineal es la única estructura impar del encéfalo.

Hemisferio derecho HEMISFERIO DERECHO (Vista medial)

1

Núcleo caudado Núcleo lenticular

ANTERIOR CORTE HORIZONTAL (Vista modificada)

2 Corona radial Cuerpo calloso •. Ventrículo lateral Núcleo caudado

Cápsula interna Núcleo lenticular

CORTE CORONAL (Vista compuesta)

Subtálamo

3

Comisura anterior ANTERIOR

.Subtálamo

Núcleo supraóptico 'Núcleos tuberales

Nervio óptico (II) •

Adenohipófisis

HIPOTÁLAMO (Vista medial) 4


76

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

Véanse 70,75

NC: Ulilice colores oscuros para C, E y M, y el más claro para K. (1) Mienlras pinta cada estructura en todas las vistas que se ofrecen, preste especial atención a la orientación de la vista. (2) Note que el cuarto ventrículo está situado en las dos partes del rombencéfalo y recibe el mismo color en ambas. El diencéíalo se ha examinado en la lámina anterior, y aquí sólo se muestra con fines de orientación.

Epitálamo Tálamo Hipotálamo

Hipófisis

IMHM®

VISTA ORIENTATIVA DEL TRONCO ENCEFÁLICO Y EL CEREBELO

(Corte sagital)

Techo del mesencéfalo. Pedúnculo Área adyacente c e r e ^ [ a la cabeza del ¡ r núcleo caudado

A^dflEWSTr© (B>S S0d^0©c © © ( L Í C T D © ^ ( U ) M 0 © R B1 (G©DTOD©

0M(FdR0©R B2

«(SIMCTD© M D D R A D F (?d(M)M©(ü)d© ( M d d d d © S ©

D

m m m m í m m + gqdaktt© m

m

u

WEMM<B(Ü)IL©e ®d

* © d o © F

(gdRdddd©^© N E M G m w ®

( M l W d A

©®d©K)@A)H

« ( í l i M C T d © ®ER£BEIL®$® OMIFo i El tronco encefálico incluye el diencéfalo, mesencéfalo, puente de Varolio y bulbo raquídeo (médula oblonga). A lo largo de todo el tronco encefálico, la cavidad craneal (Láminas 80,82) adopta distintas formas, lo que refleja el tipo de crecimiento diferencial que experimenta el cerebro durante el desarrollo (Lámina 169). El cerebelo está conectado con el tronco encefálico (por medio de pedúnculos), pero no se considera que forme parte de él. Para más información sobre el diencéfalo, véase la Lámina 75. En el mesencéfalo, los pedúnculos cerebrales están compuestos por largos tractos descendentes que se originan en la corteza cerebral, bajan por la cápsula interna (recuerde la Lámina 74) y continúan en dirección caudal hasta el puente de Varolio y el bulbo raquídeo (para los pares craneales) y la médula espinal (para los nervios espinales). Inmediatamente por detrás de estos tractos está el techo del mesencéfalo, un área de neuronas asociadas con la formación reticular y las pares craneales III y IV, así como múltiples tractos. El pedúnculo cerebeloso superior transmite fibras al cerebelo desde la médula espinal, y fibras al tálamo y bulbo raquídeo desde el cerebelo. Los colículos superiores son centros para los reflejos visuales; los' colículos inferiores posibilitan los reflejos auditivos (p.ej., Movimientos involuntarios rápidos en respuesta a estímulos visuales o auditivos). El puente de Varolio se caracteriza por su voluminosa protuberancia anterior, compuesta por tallos de sustancia blanca que sortean por arriba el cuarto ventrículo y llegan al cerebelo como pedúnculos cerebelosos medios. Estas fibras se originan principalmente en neuronas del puente de Varolio, neuronas que transmiten impulsos de áreas tanto motoras como sensoriales de la corteza cerebral. Aquí se localizan los núcleos de los pares craneales V, VI, VII y VIH. Por esta zona pasan tractos tanto ascendentes como descendentes, incluidas las neuronas de la formación reticular. . El bulbo raquídeo (médula oblonga) contiene centros vitales de control de la respiración, frecuencia cardíaca y función vasomotora. También existen núcleos para los pares craneales VIII, IX, X, i ¡ XI y XII. Los pedúnculos cerebelosos inferiores transportan fibras al cerebelo desde la médula espinal y los sistemas vestibular y reticular del tronco encefálico, así como fibras del cerebelo al sistema vestibular.

VISTA SAGITAL MEDIA Tracto olfatorio Cuerpos mamilares

Pedúnculo -fr cerebral ''

Pirámides

VISTA ANTEROINFERIOR (Se han suprimido los pares craneales) 3/ ventrículo Epitálamo (glándula pineal)1

Decusación de fibras + Médula espinal

Tálamo

Pedúnculo cerebral

$ R [ | © d B>E dA VOBDAk ©©RÍTEIA

Míte©

« d ® d d © S A L * « d d d d © ^ ©

(PR©Í?M(M)M cortado

El cerebelo consta de. dos hemisferios, con una corteza de sustancia gris en su superficie (corteza cerebelosa), masas centrales de núcleos (cerebelosos profundos) de índole motora y bandas de sustancia blanca que forman una estructura de aspecto arbóreo (árbof de la vida) cuando el cerebelo se corta en plano sagital medio. El cerebelo está conectado con el tronco encefálico por los tres pedúnculos cerebelosos. El cerebelo se encarga del sentido del equilibrio y posición, movimientos finos, control del tono muscular y coordinación global de la actividad muscular en respuesta a entradas propioceptivas y al tráíico descendente de centros superiores. ¿U

VISTA \f ¡J M POSTERIOR ' j j i j (Se ha suprimido '>1/ el cerebelo)


SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

NC: Utilice colores brillantes para A-C, excepto cuando se indique con un asterisco ( * ) o con el símbolo de no colorear ( + ) . Use el gris para O*, colores un tanto oscuros para E-i y colores claros para K-M. (1) En el dibujo superior, pinte de gris las raíces nerviosas dentro de la duramadre y íuera de la médula espinal (B*). (2) ñnte los cortes de la médula tomados a diferentes niveles. (3) Coloree las meninges de la médula espinal. Lo que no se muestra (por limitaciones de espacio) es la presencia de los espacios aracnoideos y subaracnoideos (y del líquido cefalorraquídeo) alrededor de las raíces nerviosas. (4) En el dibujo inferior de la lámina, no coloree las estructuras dentro del espacio subaracnoideo o el conducto central.

CORTES DE LA MÉDULA ESPINAL (Vista anterosuperlor)

MÉB>QDILA M A M A R E

A1

e y \ M E W ®

T E R M o i m

O O T E »

a2

S S f P M O ® $ < 1 0 [ 3 M m @ O ( S > E ( Q > B* m M G ^ O M B '

©dfl^tííi^KE c (FFLD^MEOT© T E M G M Esm@0@

E ^ T E »

C1

E I P B M ^ I L c ^

La médula espinal es la extensión inferior del sistema nervioso central. Sale del bulbo raquídeo (médula oblonga) en el agujero occipital (foramen magnum) del cráneo y acaba como cono medular a nivel de las vértebras L1 o L2. Se engrasa ligeramente en los segmentos cervical inferior y lumbar, donde da origen a las raíces de los nervios espinales destinados a las extremidades superiores e inferiores, respectivamente. La médula está envuelta en tres revestimientos (meninges): la piamadret fina y vascular, está en estrecho contacto con la médula espinal: la aracnoides, translúcida, queda separada de la piamadre por el espacio subaracnoideo, y la duramadre, rígida y fibrosa, que es una prolongación de la duramadre que' recubre el encéfalo.

NIVEL SACRO

La piamadre forma láminas triangulares que se proyectan desde la médula, entre los pares de raíces nerviosas. Estas láminas, que se extienden hasta la duramadre, se denominan ligamentos dentados. La piamadre se prolonga por debajo del cono medular Raíz como filamento terminal interno, una estructura delgada en forma de cordón que acaba en posterior el saco dural a nivel de la vértebra S2. El espacio subaracnoideo está lleno de liquido Ganglio cefalorraquídeo (LCR); este espacio termina por abajo como saco dural, y la cavidad Ligamento que contiene LCR se denomina cisterna subaracnoidea. Por íuera de la duramadre dentado se encuentra el espacio epidural, que contiene grasa y venas. MENINGES DE LA MÉDULA ESPINAL (Vista anterior)

© t M M © P®STTERB®R E © « M ©

F

©DOERM© ( L M E I M

( M

m m

CONDUCTO VERTEBRAL Y CONTENIDO (Vista posterior)

Espacio subdural + Nervio espinal

HS)G

QMTE(BM£(e>QAH Trabécula subaracnoidea

Plexo SURCO venoso MEDIO Tejido vertebral I POSTERIOR adiposo Jnterno ¿B * 4. ^pacio B1^" subdural

(P©STER0©R K

UMTERAU L m u m m u La médula espinal consta de una masa central de sustancia gris en forma de H y una matriz periférica de sustancia blanca (cordones, funículos) compuesta por tractos ascendentes y descendentes. La cantidad de sustancia blanca disminuye a medida que la médula avanza en dirección distai, hecho que se pone de manifiesto especialmente en la región sacrococcígea. Los cuernos posteriores de sustancia gris (en realidad columnas cuando se visualizan en tres dimensiones) reciben las prolongaciones centrales de neuronas sensoriales (recuerde la Lámina 71) y dirigen los impulsos entrantes hacia la sustancia blanca adyacente para su conducción a otros niveles medulares o centros superiores. Los cuernos anteriores incluyen neuronas motoras inferiores que representan la «vía común final» para las órdenes a los músculos. Los cuernos laterales, que sólo existen en la médula dorsal y lumbar superior, incluyen neuronas motoras autónomas que abastecen al músculo liso (de vasos y visceras) y a las glándulas. Es en la sustancia gris donde se producen los reflejos espinales, en combinación con influencias facilitadoras e inhibidoras de los centros superiores.

¡S-C CONDUCTO CENTRAL

Ligamento dentado

Raíz anterior

Punto de' • inyecciónepidural Zona de punción lumbar

TV FISURA c ' MEDIA • ANTERIOR ó

MÉDULA ESPINAL Y MENINGES (Corte transversal)


SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

fO Véase 71

TOCTOS

Circunvolución poscentral

Surco central

NC: Utilice colores brillantes para A-C y un color claro para F. (1) Pinte la vía de dolor/temperatura, que sólo se. muestra en un lado para simplificar la visualización. Observe que la corteza sensorial y el tálamo tienen que pintarse de gris. (2) En las vías de estiramiento muscular/sentido de la posición, líjese en que hay dos pedúnculos cerebelosos diferentes, cada uno de ios cuales recibe un color distinto.

Circunvolución precentral (motora)

Las vias ascendentes constan de series de neuronas en disposición lineal, cuyos axones discurren en un haz (tracto) común para conducir impulsos hacia el tálamo, corteza cerebral o cerebelo. En los ejemplos ; que se, muestran, cada una de las vías empieza con una neurona sensorial. Estas vías sensoriales permiten que las sensaciones de la superficie corporal y la información sobre estiramiento muscular/tendinoso (por debajo de la cabeza) lleguen a los centros del tronco encefálico y cerebelo para generar respuestas, y a los . centros corticales con fines de conocimiento/conciencia. Cuerpo

/TTEIMIPEOOTIUIKA

A

TO©TF©

(EÍ(P0M©mil^M0©©

f ^ M © *

1

mmw

mmmmmnmi

Cuerno

ce,u,a>L

3 Bulbo raquídeo CIRCUNVOLUCIÓN POSCENTRAL CORONA RADIAL

A

¡ M ^ S S ^ V

(LAToA2

A3

Los receptores de dolor y temperatura en la superficie corporal y otras partes por debajo de la cabeza generan Impulsos que se desplazan a la médula espinal a través de los axones de neuronas sensoriales (neuronas de primer orden). La prolongación central («axón») de cada neurona sensorial entra en el cuerno posterior y establece sinapsis con una neurona de segundo orden, cuyo axón cruza (decusa) al lado contralateral, penetra en el cordón (funículo) lateral y asciende como parte del (ráelo espinolalémico lateral. Esta neurona asciende hasta el tálamo, donde establece sinapsis con neuronas de relé (de tercer orden), cuyos axones atraviesan ia cápsula Interna y la corona radial (tracto talamocortical) hasta llegar a la circunvolución poscentral de la corteza cerebral («corteza sensorial»).

GOEQDOMA

B'

©(Ü)Mi(l(F@M(l V (POICIM H E M M O »

O M T . B5 «

I

M

B4

TOCT®

© w m

(©1 @@0X) B1

B!

SSGOSMIAI!.*'

Los receptores de tacto y presión por debajo de la cabeza generan impulsos electromecánicos que se desplazan a la médula espinal a través de neuronas sensoriales, las cuales entran en el cuerno posterior, se unen al cordón posterior (columnas posteriores) y ascienden hasta el bulbo raquídeo. Aquí forman sinapsis con neuronas de segundo orden en los núcleos cuneiforme y grácil (de Goll). Los axones de estas neuronas cruzan al lado contrario (como libras arqueadas internas) para formar un haz ascendente (lemnisco medial) en el tronco encefálico que termina en el tálamo. En el tálamo, estos axones establecen sinapsis con neuronas de relé de tercer orden, cuyos axones llegan a la circunvolución poscentral de la corteza cerebral a través del tracto talamocortical. Impulso de dolor/temperatur

ESTTOI^MOlEKnr© «EMTTOBHa) IME (LA (?©S0©0($K) c TO©T©

W f l M © « d « @ S ©

(WDSTT. c 2

|pE©(fflM©(y)(L© © E M ( 1 ( L © S © OMIFo D TO©TT© i S I ? O M © « E i d ( L © S © S m i * c 3 « ( f f i M * © @EREBEIL@$@ $Wo E <B@KTTE2A « E i E l L © ^ F Los impulsos de los husos neuromusculares y otros propioceptores (receptores sensibles al estiramiento/carga muscular) llegan a la médula espinal a través de neuronas sensoriales. Las entradas de un único receptor son conducidas por neuronas de segundo orden, que ascienden por el cordón ipsilateral (tracto espinocerebeloso posterior) y penetran en el cerebelo por el pedúnculo cerebeloso inferior. Las entradas propioceptivas más globales ascienden por el tracto espinocerebeloso anterior contralateral y penetran en el cerebelo por el pedúnculo cerebeloso superior. Por estas vías y otras similares que funcionan de manera inconsciente, el cerebelo mantiene una valoración continuada de la posición del cuerpo, tensión y sobreutitización muscular y movimiento. Además, actúa como mediador de los impulsos que descienden de los centros corticales y subcorticales hacia las neuronas motoras.

Tríceps braquial estirado Huso neuromuscular

CORTEZA CEREBRAL, CEREBELO Y MÉDULA ESPINAL (Esquema)

Impulso de 'estiramiento C Cordón lateral posterior

Impulso de sentido global de la posición

Cordón lateral


79

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

Véanse 16,45 , CIRCUNVOLUCIÓN T. PRECENTRAL

TRACTO PIRAMIDAL (Esquema)

NC: Utilice colores claros para H, I y K. (1) Pinte el tracto piramidal en la vista sagital. (2) Pinte el tracto piramidal en el corte coronal esquemático (arriba a la derecha), incluidas las cifras porcentuales. (3) Coloree el sistema extrapiramidal.

mmw CORTEZA TO©TT®

R EH

A M M A M

m m m / h * © ® G § T O © © S I P f l G m A1

T T R M i r ® ( § ® R T T f l ( M [ P O & m U M L A2 / A M T T . A3

(POR^MOOME M I ® M ® RA©y)fE>E©A4 ©@R(§)éM y M T E R ^ B . B

(B©R[§)ÉM

Circunvolución precentral

Surco

Cjrcunvo|uc|ón

centra|

p()scentra|

MíTER0®R c

"{sensorial)

^ «(Si nmi+ M R ® ( M

M ® T F ® R A OMIFEROOR D

E(FE©TT®R E La principal vía neural para el movimiento voluntario es el tracto corticospinal. Sus cuerpos celulares neuronales se encuentran en la circunvolución precentral de cada lóbulo frontal (corteza motora). Los axones de estas neuronas descienden —sin sinapsis— hasta la médula espinal a través de la corona radial, cápsula interna, pedúnculos cerebelosos, puente de Varolio y bulbo raquídeo. Las vías se denominan a menudo según su origen y terminación, y en este orden; por ejemplo, la vía cortico- (en referencia a la corteza) espinal (en referencia a la médula espinal). Los tractos corticospinales forman protuberancias, llamadas pirámides, en la superficie anterior del bulbo raquídeo, y de ahí el nombre de«tracto piramidal». El 80 % de estos tractos cruza (decusa) al lado contralateral en el bulbo raquídeo (decusación piramidal), y el 20 % restante, no. En la médula espinal, muchas fibras corticospinales terminan en interneuronas (recuerde la Lámina 71) en la base del cuerno posterior (no se muestra); la mayoría acaba formando sinapsis con neuronas motoras del cuerno anterior. Sea como fuere, las entradas corticospinales para las neuronas motoras inferiores (cuerno anterior) constituyen las únicas entradas para la función deseada del músculo esquelético.

Corona radial Pedúnculo • cerebral Puente de Varolio^ Bulbo raquídeo

Cápsula interna Médula espinal

VISTA SAGITAL

Músculo esquelético

Movimientos discretos/de destreza

TO©1T® R E T 0 » ® ^ ( ? « ( L (P®MTQM®F m&mmmmw Cada neurona motora inferior recibe axones de múltiples tractos descendentes, muchos de los cuales conducen impulsos relacionados con la posición corporal, memoria y otras órdenes necesarias para cualquier movimiento en un momento determinado. El conjunto de entradas procedentes de la corteza cerebral, núcleos basales, cerebelo y otras partes llega a las neuronas motoras inferiores apropiadas a través de diversas vías descendentes, ninguna de las cuales pasa por las pirámides del bulbo raquídeo (de ahí el nombre de «sistema o tractos extrapiramidales»). Aquí sólo se muestran dos tractos extrapiramidales importantes: el reticulospinal, que procede de los núcleos reticulares del tronco encefálico, y el vestibulospinal, que se origina en los núcleos vestibulares del tronco encefálico. Otros tractos son el rubrospinal y el tectospinal (no se muestran, pero véase el «Glosario»). Las conexiones sinápticas de estos axones con cada neurona motora inferior (a menudo por medio de interneuronas) se cuentan por millares. Dependiendo del neurotransmisor producido por la neurona presináptica, la sinapsis puede facilitar o inhibir la generación de un impulso excitador a partir de la neurona motora inferior. La descarga de esta neurona —o su ausencia— depende de la suma de impulsos facilitadores e inhibidores que lleguen a ella en un momento determinado. Una vez generado, el impulso electroquímico se desplaza hacia abajo por el axón de la neurona motora inferior y llega al efector sin ulterior mediación. Así pues, la neurona motora del cuerno anterior es la «vía común final» para la expresión última de toda la actividad nerviosa: la contracción muscular.

PARTES DEL SISTEMA EXTRAPIRAMIDAL (Esquema)


; SISTEMA NERVIOSO CENTRAL: CAVIDADES Y REVESTIMIENTOS

80

^EMTOlIÍBQDlUa)® '®>EIL ©iCtidOt©

Véanse 74, 75, 76,169

| • NC: Utilice un color claro para A. (1) Pinte los dibujos del desarrollo ventricular; observe que la cavidad neural en ¿ la ilustración «A las 8 semanas» se corresponde con el patrón de color en las ilustraciones interiores. (2) Pinte las vistas lateral y superior de los ventrículos totalmente desarrollados. (3) ñnte los cortes coronal y sagital modiíicado que revelan la relación de los ventrículos con las estructuras circundantes.

M M M @ M ¡ )

I M

W §

moMMim®* TTEtLWlmtL© B

S>OEN(SlBW)c

DESARROLLO DE LOS VENTRÍCULOS (Corte longitudinal esquemático)

D

F

F mmuEKKBlRmG

M L W I M ESPOGOALH El sistema nervioso central se desarrolla a partir de un tubo neural hueco cerca de la superficie dorsal del embrión (Lámina 169). La cavidad neural experimenta una transformación extraordinaria a lo largo del desarrollo de las regiones . cerebrales. La forma de la cavidad en cada región cerebral refleja los cambios locales y las presiones mecánicas impuestos por el cerebro en desarrollo. Los ventrículos pueden identificarse por el nombre o por números romanos o

W A LAS 4 SEMANAS (Después de la fertilización) A LAS 6 SEMANAS A LAS 8 SEMANAS D I M W I + (A y t ) i .AMEIBG) « i ® e m

:: La cavidad del prosencéfaio en desarrollo se expande ' hacia los ventrículos laterales (primero y segundo) con las l bolsas de ios hemisferios cerebrales crecientes. Cada • proyección de los ventrículos laterales refleja la dirección del J crecimiento de esa parte del cerebro. Los ventrículos laterales E mantienen conexiones con la cavidad neural del diencéfalo por •; medio de los agujeros interventriculares tubulares bilaterales.

( § Í M ©

(IM m ^ ] @ ) L

« Y O l t o t L © M

© s « ! © i r © « f e m

N

i El tubo neural del diencéfalo, está comprimido por los ; tálamos bilaterales en desarrollo, que pasan a configurar un . tenue tercer ventrículo. La parte delantera del tercer ventrículo se expande en dirección anterior y caudal para formar un ;. receso infundibular en la región del hipotálamo. El iníundíbulo i; tubular se proyecta hacia la hipófisis (Lámina 152). Por detrás, el tercer ventrículo proyecta un pequeño receso hacia la ;í: glándula pineal. La cavidad neural del mesencéfalo (cerebro medio) ;i apenas se distorsiona durante el desarrollo y conserva su •;jformatubular como acueducto cerebral (de Silvio).

Cerebelo VISTA SUPERIOR

La cavidad neural del metencéfalo (cerebro posterior) ;;¡ experimenta una expansión lateral y posterior como • consecuencia del cerebelo en desarrollo, lo que da lugar a la formación del cuarto ventrículo de forma romboidal. La fina ; ? raíz de estos dos recesos laterales provoca fisuras (orificios) í: que permiten el paso de líquido cefalorraquídeo (LCR) del :;; cuarto ventrículo al espacio subaracnoideo. Otro orificio más ; medial, casi al comienzo del conducto medular, también : | permite el paso de LCR hacia el espacio subaracnoideo.

Ventrículo lateral derecho

Hemisferio cerebral derecho

El cuarto ventrículo se estenosa en dirección caudal para •i: convertirse en el conducto central de la médula espinal. Este ¡ conducto es estrecho y se ocluye con frecuencia. j: En las paredes mediales de los ventrículos laterales y el lecho del tercer y cuarto ventrículo, la piamadre entra en f i contacto con la única capa de células derivadas de neuroglia i ; que reviste los ventrículos (células ependimarias) para formar un tejido delicado y extremadamente vascular llamado plexo coroideo, que segrega LCR hacia los ventrículos.

Puente de Varolio Hipotálamo CORTE CORONAL

Bulbo raquídeo CORTE SAGITAL (Modincado)

Cerebelo


81

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL: CAVIDADES Y REVESTIMIENTOS

Cuero Localización del cabelludo + Hueso del seno longitudinal V cráneo superior

NC: Utilice colores muy claros para A-D. (1) Empiece por la duramadre del encéfalo (A) y la médula espinal (A2). (2) Pinte las meninges encefálicas en la ampliación del corte coronal (en el dibujo más pequeño no se muestran las meninges). En la misma ampliación, pinte de gris el seno longitudinal superior. (3) Coloree las invaginaciones de la duramadre (B-D). Estos revestimientos se han engrosado y separado entre sf para facilitar la coloración. Pinte los senos oscurecidos que se localizan dentro de la hoz del cerebro (C). Se ha suprimido gran parte de la mitad izquierda de la capa interna de la duramadre (B) para revelar las estructuras interiores. Aprecie cómo encajarían los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo dentro de estas cubiertas. DURAMADRE DEL ENCÉFALO Y LA MÉDULA ESPINAL

e s o t w

Hemisferio cerebral izquierdo

Columna vertebral

VISTA CORONAL MODIFICADA (Sin Jas meninges)

Hemisferio cerebral derecho Saco .dural Filamento terminal externo lacro

Espacio subdural potencial (localización de la acumulación de sangre en el hematoma subdural)

K

m

( M t o o ^ A

«

mi

mi

mi

Cuero cabelludo + Cuero cabelludo (pericráneo) Hueso del cráneo P.+ Endostio Vena

1

(ME(MM@E/*\)B M T O »

77,82,116

Corteza cerebral

Cuerpo calloso

WmilMM&k m m

Véanse

W

c

©ELIDID® D

« e ü e i l ® E+(NM)

mMMhM&f

E » ( M ( L A2 El encéfalo y la médula espinal están envueltos en revestimientos fibrosos llamados meninges. Las meninges de la médula espinal, que se presentaron en la Lámina 77, constituyen la extensión inferior de las membranas craneales aquí mostradas. MENINGES La cubierta más externa del encéfalo y la médula espinal es la DEL ENCÉFALO duramadre. Consta de dos capas: la capa perióstica externa, que reviste la (Corte coronal modificado) superficie interna del cráneo y el conducto vertebral (endostio), y la capa Seno longitudinal superior p Mema o meníngea, separada del endostio, que envuelve todo ei encéfalo (duramadre encefálica o craneal) y la médula espinal (duramadre espinal). La duramadre craneal se escinde en tres partes. La hoz del cerebro (1) se íorma a partir de la unión de dos capas de duramadre. Por arriba, las dos capas se originan en el techo craneal y envuelven el seno longitudinal Hemisferios 8 superior. Por abajo, la hoz se íorma a partir de la duramadre del suelo de derechos del las fosas craneales anteriores, y por detrás, a partir de los dos lados del cerebro y cerebelo tentorio del cerebelo (en íorma de «tienda»»). La hoz desciende entre los Borde cortado dos hemisferios cerebrales por la cisura cerebral longitudinal, y el borde de la capa interna libre termina justo por encima del cuerpo calloso. El tentorio del cerebelo (2) sostiene los lóbulos occipitales y los separa del cerebelo, asentado en profundidad en las fosas craneales posteriores. Los bordes libres del tentorio crean una incisura para el mesencéfalo, y discurren en dirección anterior hasta el dorso selar (pared posterior de la silla turca). Observe que el techo dural de la silla (diafragma selar) esta perforado para transmitir el infundíbulo (véase la Lámina 152). La hoz del cerebelo (3; no se muestra), que separa los hemisferios cerebelosos, se extiende en vertical y hacia abajo desde la línea media del tentorio. Mantiene continuidad con la duramadre qua reviste la fosa craneal posterior. La aracnoides, translúcida y vulnerable, se sitúa debajo de la duramadre interna y mantiene contacto con ella.-Está separada de la piamadre más profunda por el espacio subaracnoideo, lleno de líquido cefalorraquídeo (LCR). Los ensanchamientos de este espacio en diversas localizaciones reciben el nombre de cisternas (Lámina 82). La piamadre es una capa vascular de tejido conjuntivo fibroso laxo que sostiene los vasos que llegan al encéfalo (y a la médula espinal). Es inseparable de la superficie encefálica y medular.

Suelo del cráneo recubierto de duramadre

Seno longitudinal inferior Seno recto (tentorial) Fosa craneal posterior

Bordes libres del tentorio del cerebelo

Hemisferios izquierdos del cerebro y cerebelo INVAGINACIONES (TABIQUES) DE LA DURAMADRE (Se han suprimido el encéfalo y la parte superior del cráne


82

¡:, SISTEMA NERVIOSO CENTRAL: CAVIDADES Y REVESTIMIENTOS I . © O M y ^ o é M

i m

Lfeyo®)®

^mmmm^

Véanse62,63,64

NG: Para las tres meninges, utilice los mismos colores que en la lámina anterior. Use un azul para L y colores claros para E-H, j y K. (1) ñnte la ilustración grande y el corte coronal al mismo tiempo, prestando especial atención a las (lechas de ílujo direccional. Observe que las dos capas de la duramadre (A) reciben un solo color. (2) Las cuatro cisternas, que íorman parte del espacio subaracnoideo, deben pintarse del mismo color (J1), incluida la cisterna lumbar, abajo a la derecha. (3) Pinte los orilicios medial y lateral del cuarto ventrículo. Corteza cerebral izquierda

Ventrículo lateral derecho E

Ventrículo' lateral izquierdo VENTRICULOS

ESQUEMA DE LA CIRCULACIÓN DEL LCR (Vista sagital modificada)

^ « © O M B mimMfcc

POJES© © © 0 § @ I M © D « I M L Í M ©

UMTEIRAIL. E

M W i C t ©

F

TTERtBER « r e í m @ E ' M ) E ® ( U K T O GEREBR0M. (IDE SIM0@)G ( B Q D M I T ® M B l t o t © E:

CISTERNA LUMBAR (Se ha suprimido la cola de caballo)

<eOBs31g>CUJ(BTr<S) © d M i n ^ i H ®KOIFB©O@ m w m . i / U W E R A O . ESIRAGO®) $ < M I 8 A I R ^ Q ! ) < Q ) 0 ® E ® J

©BSTrERK^j' WEILIU&SOim M

©

O M Q O i n m m . » i C I 0 © & l K

El líquido cefalorraquídeo (LCR) es un líquido claro y esencialmente acelular que segregan el plexo coroideo (70 %) y los vasos próximos a las paredes ventriculares (30 %) hacia los ventrículos laterales, tercero y cuarto. Por los ventrículos y los espacios subaracnoideos (incluidas las cisternas) circulan unos 150 mi de LCR. El ílujo de LCR a través del conducto central es mínimo o inexistente. Aunque el líquido es un exudado de plasma procedente de los capilares (en la piamadre, envueltos en células ependimarias que revisten los ventrículos), tiene una densidad y un contenido proteico significativamente menores que el plasma. El LCR drena hacia el espacio subaracnoideo a través de los orificios medial y lateral situados en el techo del cuarto ventrículo. Las cisternas son dilataciones del espacio subaracnoideo que se Iorman en flexuras (pliegues) del encéfalo. La más notable de las cisternas es la lumbar, en la que flotan las raíces nerviosas lumbares e inferiores (cola de caballo). Esta cisterna es una zona

habitual de punción (aproximadamente a nivel de la 4.a vértebra lumbar) para la extracción de LCR con fines diagnósticos. También pueden inyectarse agentes anestésicos y contrastes radioopacos). El LCR es reabsorbido por unas bolsas aracnoideas en forma de coliflor llamadas vellosidades. Estas vellosidades se proyectan hacia el seno longitudinal superior, una de las grandes venas que drenan el encéfalo. El LCR suspende el encéfalo y la médula espinal dentro de la duramadre en unas condiciones de ausencia casi absoluta de carga, lo que contribuye a preservar su integridad estructural. Es decir, el encéfalo y la médula espinal no experimentan la fuerza gravitacional que deriva de la base del cráneo o el sacro. En los movimientos forzados de la cabeza y el tronco, este compartimiento lleno de líquido actúa como una almohadilla y evita (hasta cierto punto) que el SNC golpee con el cráneo o la columna vertebral.

'A Filamento terminal Interno

Filamento terminal externo


SISTEMA NERVIOSO PERIFERICO I P M E S ( B O W 0 ENOJES NC: Utilice colores claros en toda la lámina. (1) Empezando por el primer par craneal, pinte el título que aparece en el centro a la izquierda; el gran número romano, el par craneal (corte) y la tlecha de función relacionada abajo a la izquierda, y el número romano y la ilustración acompañante arriba a la derecha. Los dibujos describen generalmente órganos/áreas diana. (2) Fíjese atentamente en la dirección de las flechas de función (abajo a la izquierda): sensorial/ aíerente significa entrada; motor/eferente, salida. (3) El par espinal (XI) tiene dos raíces: una espinal y una craneal, que discurre junto con el nervio vago (X).

Rama oftálmica

/ • w Maxilar s u p e r i o r ^ ; Y v $ f

Maxilar inferior W ~tez>'

© O J W T O R O ® (Q)i

¿pro©® (oo) n (¡ímWR

PWlTOffi® (0V) IV TOdlMOM® (W)v m m m

®©QDUMB e o t e c s m © (^O)vi

m m e . (^oo) vti ^ r o o w ® (EOTir®^©®STro©®)

(wooo)

®l®S®IF^RffM®E®(08)ix mmmi $o)xi BDD(P®®IL®$® (ffl)xn Nervio sensorial (aferente) /" ^ t N v

M. esternocleidomastoideo

£ p Nervio

^ ^

i

(eferente)

Los pares craneales I y II derivan del prosencéfalo; los demás se originan en el tronco encefálico. V = visceral, en referencia al músculo liso, glándulas y órganos huecos; S - somático, en referencia a la piel, ojos, esqueleto y músculos faciales y esqueléticos;= aferente o sensorial; E = eferente o . motor. Todos los nervios motores descritos incluyen fibras propioceptivas (sensoriales para el movimiento de los músculos, tendones y articulaciones). I

IV V VI VII

IX

SUPERFICIE ANTEROINFERIOR (Cerebro izquierdo, tronco encefálico y cerebelo)

XI XII

VA: Receptores olfatorios (sensibles al olor) en el techo/paredes de la cavidad nasal. SA: Receptores visuales (sensibles a la luz) en la retina ocular. SE: A los músculos oculares extrínsecos (recto lateral y oblicuo mayor); VE: parasimpáticos a los músculos esfinterianos ciliar y pupilar (ojo) a través del ganglio ciliar de la órbita. SE: Al músculo oblicuo mayor del ojo. SA: Desde la cara a través de las tres divisiones indicadas; VE: a los músculos de la masticación, músculo del martillo, peristafilino externo, milohioldeo y músculos digástricos. SE: Al músculo recto lateral del ojo. VA: Desde los receptores del gusto en la lengua anterior; SA: desde el oído externo; VE: parasimpáticos a las glándulas de la cavidad nasal/oral, glándula lagrimal (a través del ganglio pterigopalatino en la fosa del mismo nombre), glándulas salivales submandibulares/sublinguales (a través del ganglio submandibular en la región homónima); VE: a los músculos faciales, del estribo (estapedio; oído medio), estilohioideo y músculos digástricos posteriores. SA: La parte coclear es sensible al sonido; la parte vestibular es sensible al balanceo y movimiento de la cabeza (equilibrio). VA: Desde los receptores del gusto posteriores al primer tercio de la lengua; SA: desde el oído externo y el conducto auditivo externo; VA: desde las membranas mucosas de la boca posterior, faringe, conducto auditivo y oído medio; desde receptores químicos y de presión en el cuerpo carotídeo y la arteria carótida común; VE: a los músculos constrictor superior de la faringe y estilofaríngeo; VE: parasimpáticos a la glándula parótida (a través del ganglio ótico en la íosa infratemporal). VA: Desde receptores del gusto en la base de la lengua y epiglotis; SA: desde el oído externo y el conducto auditivo externo; VA: desde la faringe, laringe y visceras torácicas y abdominales; VE: a los músculos del paladar, faringe y laringe; VE: parasimpáticos a ios músculos de las visceras torácicas y abdominales (a través de ganglios intramurales). Raíz craneal: se une al vago (VA a los múculos laríngeos); raíz espinal (C1-C5): inerva los músculos trapecio y esternocleidomastoideo. SE: A los músculos extrínsecos e intrínsecos de la lengua.


SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO 96

84 Véanse 22, 71,77,86

i NC: Utilice colores muy claros para D-G. (1) Empiece por la ilustración superior, í Coloree los tres pares de nervios espinales que surgen de los agujeros intervertebrales (M). (2) Pinte la vista del corte transversal en el centro. (3) Pinte los axones del nervio : espinal y las flechas que representan la dirección del ílujo de impulsos.

Pedículo

Apólisis articular

Apólisis transversa © i I A RAÍZ PWTERIKDR D ;:

RAÍCES NERVIOSAS ESPINALES (Vista anterolateral)

R A Í Z AMÍTIIRO©R E M é M W « F

GIIDERP© ® £ I L M R G ( M W I ©

H

M l i r

Los nervios espinales son conjuntos de axones de neuronas sensoriales y motoras situados en la médula espinal o en contigüidad con ella. Son los equivalentes espinales de los pares craneales. Los nervios espinales se originan en las raíces nerviosas que salen directamente de la médula espinal. Los nervios espinales y sus raíces están dispuestos de forma segmentaria (de cervicales a coccígeos) y bilateral a lo largo de toda la médula. Las relaciones centrales de estos nervios/raíces espinales pueden recordarse en las Láminas 78 y 79. Los nervios espinales se bifurcan poco después de su formación en una rama anterior y una posterior. Los axones de las neuronas sensoriales que forman la parte principal de la raíz posterior se denominan prolongaciones centrales (véase el dibujo de los axones nerviosos espinales). Los cuerpos celulares de estas neuronas forman los ganglios de las raíces posteriores y se localizan en los agujeros intervertebrales o cerca de ellos, excepto los nervios sacros y coccígeos, cuyos ganglios se encuentran en el conducto vertebral. Las prolongaciones periféricas de las neuronas sensoriales se unen con los mnes de las neuronas motoras para formar los nervios espinales. Los cuerpos celulares de las neuronas motoras son muitipolares y se localizan en los cuernos anteriores de la médula espinal. Sus axones emergen de la médula para formar las raíces anteriores de los nervios espinales. Las raíces nerviosas se unen para formar los nervios espinales en la región de : los agujeros intervertebrales. Las raíces nerviosas son cada vez más largas desde la región cervical a la coccígea, ya que la médula espinal no llena el conducto vertebral; la médula termina a nivel de la primera vértebra lumbar. Así pues, algunas raíces nerviosas espinales son muy largas y permanecen dentro del conducto vertebral antes de alcanzar los agujeros intervertebrales lumbares, sacros y coccígeos. El conjunto de estas raíces nerviosas largas forma la «cola de caballo» (recuerde la Lámina 77).

:-éE(LA(BD(Q)lí9IES ® E ( L A S

í

CORTE TRANSVERSAL A TRAVÉS DE D9 (Vista desde arriba) Cuerno posterior Sustancia gris Cuerno anterior

Sustancia blanca

R M © E 8

wímmm

H^MOMAJ AP^IFOSOS M V O G I M R K ; ^©CjlISHUHSir© WER1TEBRAIU

Prolongación central

::

W

I

W

1 M W ( E » •i

l

^

W

U

ANTERIOR

p

POSTERIOR

'

O O T R M M G m i v i

Los nervios espinales y sus raíces ocupan un compartimiento bastante rígido. El corte transversal oírece la mejor vista apreciar las relaciones de los nervios espinales y sus raíces. Las raíces nerviosas son vulnerables a la irritación (radiculitis) por atrapamiento, hipertrofia ósea en los recesos laterales (enfermedad articular degenerativa), abombamiento de los discos intervertebrales (enfermedad discal degenerativa) o quistes, tumores meníngeos, etc. Con la compresión de los axones o los vasos sanguíneos que los irrigan, pueden aparecer déficit funcionales (radiculopatía: pérdida sensorial o motora y/o cambios en los reflejos tendinosos)

AXONES NERVIOSOS ESPINALES (Vista lateral esquemática) A

N

Prolongación periférica


85

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

KEtF(U&i)<2K

Véanse 15, 71, 72

NC: Ulilice colores claros para A y C; para las estructuras D-F, emplee los mismos colores que en la Lámina 84. (1) Pinte simultáneamente las dos ilustraciones superiores, incluidas las flechas, siguiendo la secuencia numérica 1-6. Las flechas más pequeñas al final de los segmentos musculares indican contracción o estiramiento. (2) Pinte de forma similar las dos ilustraciones inferiores. Observe que no deben colorearse la neurona motora que forma sinapsis con la interneurona inhibidora ni el efector relacionado.

Rótula

REFLEJO DE LA RODILLA

^©^©iOM^iPiro®© +

mm@

RESEffTOR m ESVORAMQEMT® {émm©

(Rotuliano)

Ligamento rotuliano (con'órganos neurotendinosos)

ME(!SR®TrEM(§>ONÍ®§®) A

R E C E P T O R ® E EOTBRFTMBEBATR® ( M M S ® G9E(U)R®(X1A $EN$®R0A(L A2

A1

BfliMILA E » M £ \ ( L B

G9E(lDR®(i0A M®TT®R0& c TTERMOMAIL c1 ( M t e i d ®

EIFE©TF®1 D

e$ipommje$+ MERMO© ESPOMAQ. E

m m m k

e

IFWERO®R F

mMUQp m

k

ANNRER0®R G

Un reflejo es una respuesta muscular involuntaria a un estímulo. Es una actividad fundamental del sistema nervioso; la mayor parte de los movimientos corporales y el movimiento de las visceras son reflejos (p. ej., frecuencia cardíaca, ritmo respiratorio, peristalsis gastrointestinal). En los reflejos espinales participan receptores sensoriales, neuronas sensoriales, interneuronas de la médula espinal, neuronas motoras y efectores. El reflejo espinal más simple es un reflejo monosináptico que involucra dos neuronas y una sola sinapsis (reflejo tendinoso profundo o miotáctico [estiramiento]). El reflejo se activa estirando el tendón de un músculo concreto, como el del cuádriceps femoral (crural) en la rodilla. Este reflejo puede desencadenarse mediante un golpe seco de un pequeño martillo específico para tal finalidad (o con la la parte lateral del dedo meñique de una mano). Los receptores sensibles a tal estiramiento son los órganos neurotendinosos en el ligamento rotuliano y los husos neuromusculares en el vientre del músculo cuádriceps. Los husos neuromusculares son fibras musculares especializadas, encapsuladas dentro del vientre del músculo, que tienen terminaciones nerviosas sensibles al estiramiento. Los impulsos generados en estos receptores (1) son conducidos por neuronas sensoriales (2) a la médula espinal (3), donde forman sinapsis en la sustancia gris con neuronas motoras del cuerno anterior (4). Las neuronas motoras conducen Impulsos a las placas terminales del músculo elector (5). En el caso del reflejo de la rodilla (rotuliano), el músculo se contrae lo suficiente para extender momentáneamente la articulación de la rodilla (6).

Músculo , esquelético en contracción

Extensor de la mano (músculo en contracción)

W F L E J ) © P®ILOSBM^IPTB©®+ RE®EOTT©R M M I M X M G S ® ^

$ £ ( ¡ 9 $ © R O A ( L A*

O M T E R M E ( M R ® K I $ \ H0MM0®0I8>®RA H G9EQ0R®NA

H2+

m m @ m c (+) D /

E[PE©TT©R D

M © T ® R A c + H + / E(PE©TT®RD+ Los reflejos polisinápticos van desde reflejos simples de retirada hasta reflejos complejos que involucran varios segmentos de la médula espinal y el encéfalo. La complejidad de un reflejo polisináptico depende del número de interneuronas y el número de contactos sinápticos implicados. En este caso, los receptores de temperatura y dolor responden a un Incremento brusco del calor. Las neuronas sensoriales conducen el impulso hasta la médula espinal; una interneurona lo recibe, y las ramas de la interneurona excitan otras dos interneuronas, una facilitadora y una inhibidora. La interneurona facilitadora favorece el encendido de la neurona motora, que induce al músculo extensor a contraerse y retirar los dedos de la llama: Simultáneamente, la neurona inhibidora deprime el encendido de la segunda neurona motora (C3), de modo que el músculo flexor antagonista permanece estirado sin contracción y permite que los dedos se retiren de la llama.

neuromuscular

Músculo flexor


; Médula espinal vertebral

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO ( M W O G M L E S Ü I P O M ^ I Ü I A

Qd®g

86 Véanse 50,84, Apéndice B

N. espinal (

V

mmm&i

' NC: (1) Empiece por la ilustración superior, que es una introducción a los principales plexos nerviosos formados por los nervios espinales (se detallan en las tres láminas siguientes). Fíjese en que cada nervio (se muestra saliendo de la mitad izquierda de :: la médula espinal) recibe el color del plexo al que contribuye; las únicas excepciones son los nervios DI y L4, que hacen dos contribuciones pero reciben el color del agrupamiento principal. Los nervios dorsales (C) dan origen a los nervios : intercostales (0), que arriba se representan en compañía de cada costilla y que abajo se abordan con mayor detalle. (2) En la vista transversal de la derecha, coloree el ; ejemplo de las cubiertas nerviosas, que se ha tomado de un nervio cutáneo (F1). (3) • ñnte la vista más grande y revise la introducción a estas estructuras en la Lámina 84.

N. espinal C4

(PGJEK© '

N. espinal C5

( B E R W K B ^ H (<B1I-@4)a

Vértebra C7 N. espinal C8 N. espinal D1

K)(S(RWI©$ (BW-(B>1l«)c

Treinta y un pares de nervios espinales se encargan de la inervación sensorial y ^ motora de toda la estructura corporal, excepto las áreas cubiertas por los pares craneales. De arriba abajo, hay ocho nervios espinales cervicales (C1-C8), 12 dorsales (D1-D12), cinco lumbares (L1-L5), cinco sacros (S1-S5) y uno coccígeo l; (Col). En la columna cervical hay más nervios (uno) que vértebras: C1 pasa por arriba de la vértebra C1, mientras que C8 pasa por debajo de la vértebra C7. Así, los nervios espinales después de C6 pasan por debajo de las vértebras del mismo número; por encima de C7 pasan por arriba de las vértebras del mismo número.

NERVIOS ESPINALES Y PLEXOS NERVIOSOS (Vista posterior)

Los nervios espinales surgen de las raíces y, una vez formados, se dividen en ramas (véanse la Lámina 84 y el corte transversal abajo a la derecha). Las ramas anteriores de todos los nervios espinales (excepto los dorsales) forman redes interconectadas, o plexos, fuera de la columna vertebral. Las ramas posteriores no contribuyen a los plexos. Los nervios periféricos son ramificaciones de los plexos • que se dirigen a partes geográficamente relacionadas del organismo. Los nervios del Final de la plexo cervical (C1-C4) pueden pintarse en la Lámina 87; los nervios del plexo médula espinal braquial (C5-D1), en la Lámina 88, y los nervios de los plexos lumbar (L1-L4) y Cola de caballo sacro (S1-S4), en la Lámina 89. El plexo coccígeo (S4, S5, Col) no se muestra.

N. espinal D12 Vértebra L1 N. espinal L1

(PBJSK®

. espinal L4

Las ramas anteriores de los nervios espinales dorsales forman nervios ; intercostales, no plexos (véase la Lámina 50), aunque D1 aporta una rama al plexo braquial. Un corte transversal idealizado a través del tórax revela la distribución anular de un nervio espinal dorsal «típico» (abajo a la derecha). La rama anterior de un . nervio dorsal abastece un segmento de las áreas cutánea, subcutánea y : musculosquelética del tronco, mientras que la rama posterior, más pequeña (junto con las ramas posteriores de los nervios espinales cervicales y lumbares), abastece la pared posterior y la del cuello. Observe la formación de las ramas cutáneas para apreciar la inervación de la piel en todo el cuerpo (véase también la Lámina 90).

"Vértebra L5

I

m&M

Rama cutánea

: Un corte transversal a través de cualquier nervio revela recubrimientos similares a los del músculo (Lámina 44). Estas envolturas fibrosas garantizan la 1 seguridad física de los axones (endoneurio), los fascículos de neuronas (perineurio) , y el nervio entero (epineurio, que está en continuidad con las fascia profunda). Estos ' revestimientos también aseguran físicamente los vasos (vasa vasorum) y los nervios 1 (vasa nervorum) que abastecen los axones.

mm EIPONEQIIRO® F IMEROIillE(U)RO©í ( M © K ) « ( ] © h A

*

I

rosTiiKO®^

ímñs

RAffZ.AKnrERO©RK I M M / M , i

m

m

W

W

l

c

PWITIEKOOIKL

0§AMA I M E R f l B . (MWQDÍLAK) m GIAMA « O A H

(©OTOMIA) N Fascia superficial

(MiC^O© C ^ M A

OOTdOStWÜMJo yy¡L P

R A M A © O T O M I A AOTo p

F ñama cutánea

Músculos erectores Agujero de la.columna ¡nterverlebrí


87

SISTEMA NERVIOSO PERIFERICO n j & m

©

G

O

T

M

v

»

m

^

m

m

NC: Utilice colores disímiles para A-E. La letra de referencia C se ha omitido para evitar confusiones con C1-C5 (nervios espinales). (1) Le resultará útil seguir el texto mientras colorea el esquema más grande. Pinte cada C y su numeral respectivo, así como las flechas direccionales. Cuando dos raíces forman un nervio, dicho nervio (y su título) reciben ambos colores. El nervio frénico (F), compuesto por tres nervios, tiene su propio color. (2) El músculo esternocleidomastoideo, que asienta por encima de los nervios espinales, se ha suprimido del esquema pero aparece en la ilustración de los nervios cutáneos. El rectángulo con contorno grueso es un marco de referencia para el material explicado en el esquema. (3) Pinte los cuatro nervios del plexo cervical, y también C5 (ilustración inferior).

m .

© G D K U L ©

Mandíbula M. hipogloso

ÑERVO®

OTO»

A3ERV0®

M. digástrico Hueso hioides

a v

m

m

RAITZ

v

OTO*©io

V

M. omohioideo

M. esternocleidomastoideo

B*+ D1 B ' + D«

M. (MV0@AIL I OTO»

M

«

W

@

B S + DS

í Nervio 'supraclavicular| medial...

E S I P O I » ©S H V M

Borde anterior Triángulo ^ posterior

©RAMERIL) G M

H*

«@(IÍ)OM.H

2

+

Triángulo' anterior

- Clavícula La distribución de los nervios espinales desde debajo del cuello hasta el abdomen inferior es segmentaria y bilateral (Lámina 86). En el cuello y las extremidades, la distribución de los nervios espinales es más irregular y se produce por medio de ramificaciones interconectadas (plexos), que derivan exclusivamente de las ramas anteriores. El plexo cervical se origina en el cuello lateral profundo y deriva de las ramas anteriores de los nervios espinales cervicales 1 -4 (C1-C4). C1 envía un asa a C2; desde esta asa se inervan los músculos cervicales más profundos. Otras fibras de C1 pasan a lo largo del par craneal XII (hlpogloso) para abastecer los músculos geniohioideo y tirohioideo. Una rama de C1 (raíz superior del asa cervical) gira hacia abajo desde el nervio hipogloso para descender hasta el nivel de C4, donde se une a una confluencia de fibras de los nervios espinales C2 y C3 (raíz inferior del asa). Las fibras de esta asa surten los músculos infrahioideos.

M. deltoides

(VISTA DE LOS NERVIOS CUTÁNEOS)

M. esternocleidomastoideo

.

IMÍL m & m

M. pectoral mayor

E V RAMA E

KL E S P U M A D . ( A © © E ^ © R 0 @ ? M m i z

M. escalenos

M. esternohioideo

m m a >

m / 0 m

N. ® @ ( » 0 M

M M T M

^

M. esternotiroideo

A!

( e i K V o ^ i u o s M z OM(P„ b +

N. (?RlM0©@F

Rama al nervio espinal (accesorio)

M. omohioideo

!

ÑERVO®

M M. angular del omóplato

M. milohloideo

M , B V (RAMA B1

N. ^ M M L M

M. esplenio de la cabeza

Nervio"*" hlpogloso

piles?© « m ^ t u © e r w k b m s

(ESQUEMA)

j> ,v

Margen posterior del m. esterno-

• t| J-

TRIÁNGULOS DEL CUELLO N. hipogloso (par XII)

Al m. geniohioideo Al m. tirohioideo

Las fibras de C2 y C3 dan origen a tres nervios cutáneos importantes que emergen del borde anterior del triángulo posterior medio: el nervio auricular mayor, que se dirige al oído externo; el nervio occipital menor, que llega a la parte posterolateral del cuero cabelludo, y el nervio cutáneo del cuello (transverso), que cubre la piel y la fascia sobre el triángulo anterior (recuerde la Lámina 48). Observe que las fibras de C3 y 04 envían nervios supraclaviculares mediales, intermedios y laterales a la piel de un área amplia centrada sobre la clavícula (cuello anterolateral, hombro y tórax anterosuperior). También proyectan fibras hacia el músculo trapecio. Recuerde, por la Lámina 83, que el principal nervio que abastece este músculo es la raíz espinal del par craneal XI (espinal o accesorio). Algunas ramas de C3 y C4 se unen con una rama de C5 para formar el nervio frénico, que inerva el diafragma torácico (recuerde la Lámina 50 y examine la 135). C5 contribuye de forma significativa al tronco superior del plexo braquial.

i-

48,86,88

M. estilohioideo

M. tirohioideo

ÑERVO® espomao. a

Véanse

cervical + Plexo braquial

Nervios supraclaviculares:

fLateraW Intermedio


88

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO M m © r A m®

( B ^ M O ^ L

V

M E K W ®

E O T & E M O B W E S

i

NC: Utilice colores claros para A-D. (1) En la ilustración superior, pinte las letras y números que identifican las cinco raices del plexo braquial. Note, pero no coloree, las pequeñas ramas del plexo mientras io pinta. En la ilustración interior, observe

i p i l » IBOMIMQ. v

w

Véanse 84,86,89 y Apéndice

que todo el plexo recibe el color gris. (2) Mientras pinta cada uno de ios principales nervios que surgen del plexo, píntelo también en la ilustración iníerior. Al colorear cada nervio, intente visualizarlo en su propia extremidad.

Vértebra, cervical

m

f§>H © f , © é A

TO©M©@

MEMB'

? E $ D I © @ , S>ÍIA ! OMIFiljlf)©^

IFM©í©H0(L@ UMTEIBAIL ( © $ - © 7 ) D Mo

Húmero

NIIDMQMQJlirMlg^E M*

M .

O M G O l & I M ( ¡ W O A L (©®-®>1])D'

O^TO

Me M E i m N I @ > F

M. ©QD®flm G

I$O<$M M O T E R O © ®

REGIÓN DEL HOMBRO DERECHO (Vista anterior)

(©S-IDUIC1

i © í © ( ü ) i i @ W ¡ t í r o © R D' M. © B M M l F d i J ©

(©§-©<&)

H

; Los principales nervios hacia las estructuras de las extremidades superiores surgen del plexo braquial y derivan de las ramas anteriores de los nervios espinales C5-T1 (un nivel arriba o abajo). Estas ramas forman las ra/cas del plexo. En el modelo ¡lustrado, ulteriores ramificaciones y uniones de fibras en el cuello, el área supraclavicular y la axila dan lugar a la formación de I los cinco grandes nervios de las extremidades superiores. t í ! plexo braquial es vulnerable a las lesiones (plexopatías) por elongación o • tracción excesivas (p. ej., estirar de forma rápida y enérgica la extremidad superior) y por compresión (p. ej., aguantar el peso corporal sobre los ; amortiguadores axilares de las muletas durante mucho tiempo). Estas lesiones muestran una gran variabilidad en cuanto a nivel de déficit, signos y síntomas. i ¡ | í

El nervio musculocutáneo (C5-C7) se ocupa de los músculos anteriores del brazo y la superficie cutánea del antebrazo. Envuelto en músculo, no suele traumatizarse. La compresión de las raíces nerviosas de C5 y/o C6 puede debilitar estos músculos. El nervio mediano (C5-C8, D1; «nervio del | abastece los músculos anteriores del antebrazo y los músculos tenares. Puede comprimirse en el túnel carpiano (recuerde la Lámina 35), lo que provoca un cierto grado de déficit sensorial en los dedos 1 -3 y debilidad

r VISTA PALMAR

carpiano

PRINCIPALES NERVIOS DE LAS EXTREMIDADES SUPERIORES (Brazo derecho, vista anterior)

en el movimiento del pulgar (síndrome del túnel carpiano). La compresión de la raíz nerviosa de C6 puede generar síntomas similares. El nervio cubital (C8-D1; «nervio del músico») cubre ciertos músculos del antebrazo y la mayoría de los músculos intrínsecos de la mano. Es susceptible de traumatismo cuando rodea el codo por el canal cubital, lo que causa habitualmente dolor en los dedos del lado del cúbito, debilidad de la mano y posición anormal del meñique. La compresión de la raíz nerviosa de C8 se asocia a dolencias parecidas. El nervio circunflejo (C5-C6) se enrolla alrededor del cuello del húmero para inervar los músculos deltoides y redondo menor. Es vulnerable en las fracturas del cuello humeral, lo que provoca normalmente debilidad o paralización del deltoides. El nervio radial (C5-C8, D1), que cubre los músculos tríceps, braquiorradial (supinador largo) y posteriores del antebrazo, mueve la muñeca y la mano. Es proclive a lesiones cuando rodea la diáfisis media del húmero; esto da lugar a un déficit nervioso significativo, con «mano caída» e incapacidad para ios trabajos manuales (intente mover los dedos con la muñeca fuertemente flexionada). Las radiculopatías en C7 se caracterizan por debilidad del tríceps, pérdida del reflejo (sacudida) tricipital y entumecimiento del dedo medio. En el Apéndice se ofrece una lista de los músculos de las extremidades superiores y su inervación.

M. esternocleidomastoideo ¡


89 Véanse

N. aSdominogenital mayor N. abdomínogenítal

NC: Utilice un color brillante para J. (1) Empiece por la vista anterior. Pinte de gris los plexos lumbar y sacro: observe que se han punteado para facilitar la identificación. Fíjese en la rama más larga del nervio femoral (crural): el nervio safeno. (2) Pinte la vista posterior, que incluye casi por entero el nervio ciático mayor y sus ramificaciones. Se ha elevado el talón del pie para permitir la visualización de los nervios plantares.

* 11

^ Ilion Av

*

1

Sacro Sacro

Ligamento ] inguinal ¡

84,86,90 y Apéndice

PUJES?® O J i D M B A R

m

Mo ( F E M ® B ^ I L Mo

( y - M } ) *

Wfi

1

•<rrn

H Í

(©K(M(L)a

í' H /

gA(PEM®B N.pudendo0 J (

- N. pudendo

^Agujero obturador

N.

m

LAfo D

• Incisura isquiática mayor

4§)E ñama' perineal^ M» ( f S G ! » © » ^ ) ! © 69.

M

(P@STL F

© d t e ©

Mo ( Í H É T E ®

0MIFEIS(!®®H

Tuberosidad' isquiática

Mo (BONITO©© ( M } = S § ) i Me © O t o s ©

W d i í i r i © « E B U /

« ® M E ©

0 O T 1 M )

(TFO(gOA(l)(!L«S)j

W o K -

©®M(0)M ( L 4 - S 2 ) L

A

l A los músculos isquiotibiales

Mo ( P S G I ® M E © SQJHPE&FDíBOM M /'Fémur

Rótula1.

ñama

Peroné

v

Infrarrotuliana Tibia

Mo

ff>ER®KIE®

El plexo lumbar, formado a partir de las ramas anteriores de los nervios espinales L1-L4, está en contigüidad con la pared posterior del abdomen. El nervio femoral (crural) (L2-L4) pasa a través del músculo psoas mayor en su trayecto descendente y emerge por el lado de este músculo en la pelvis. Cuando el nervio pasa por debajo del ligamento inguinal, asienta sobre la superficie anterior del músculo. En el muslo proximal, el nervio femoral se bifurca en cordones nerviosos que abastecen las cuatro cabezas del músculo cuádriceps femoral y el músculo sartorio. A nivel medial, el nervio safeno cutáneo desciende hasta la parte interna de la rodilla y, más allá, hasta el tobillo. En el muslo medio pasa a través del conducto del aductor hacia el compartimiento femoral posterior, con la arteria y la vena femorales (recuerde la Lámina 63). El nervio obturador (L2-L4) discurre a lo largo de la pared pélvica lateral, por encima del músculo obturador interno. Penetra por el agujero obturador y entra en el muslo medial para inervar los músculos aductores. Tanto los nervios femorales como los obturadores son susceptibles de traumatismo o compresión dentro de la pelvis. El tronco lumbosacro (L4-L5) se une con los nervios espinales sacros para formar el plexo sacro (L4-S4). Desde este plexo, el nervio glúteo superior (L4, L5, S1) pasa por el agujero ciático mayor, por encima del músculo piramidal de la pelvis, para inervar el glúteo mediano (y a veces el menor). El nervio glúteo inferior (L5, S1, S2) entra en la región glútea por encima del músculo piramidal para abastecer el glúteo máximo.

VISTA ANTERIOR

h

(PK@(F(U)MI5)@ N

El nervio ciático, tras unirse a los nervios femorocutáneo posterior y glúteo inferior, atraviesa el agujero ciático mayor por debajo del músculo piramidal de la pelvis y el glúteo mayor (aunque no los inerva). Desciende entre la tuberosidad isquiática y el trocánter mayor del fémur. Dentro del compartimiento femoral posterior, por encima de la rodilla, el nervio ciático se divide en tos nervios ciático poplíteo interno y peroneo común. El nervio ciático poplíteo interno se ocupa de los músculos de la pierna posterior y la planta det pie. El peroneo común inerva los músculos laterales (peroneo superficial) y del compartimiento anterolateral (peroneo profundo) de la pierna.

N. safeno externo medial

N. safeno externo lateral

ííltHj,

VISTA POSTERIOR


90

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

NC: (1) Empiece por el diagrama de la izquierda, que describe la inervación sensorial de un área de la piel (dermatoma) y el grado de superposición entre las ramas cutáneas de nervios espinales contiguos y los dermatomas que cubren. Pinte de gris los tres nervios espinales y los bordes rectangulares de los dermatomas relacionados. Fíjese en la imbricación. (2) Utilice colores muy claros para los cinco grupos de dermatomas. Use un solo color para todos los dermatomas con la letra V; otro para los dermatomas marcados con una C, y haga lo mismo con D, L y S. Sugerencia: resiga cuidadosamente el contorno del conjunto de dermatomas C con el color empleado para C, y luego pinte la superficie encerrada, fijándose en el área cutánea cubierta por el nervio espinal relacionado; repita el mismo procedimiento con los dermatomas D, L y S. MERWI© « O K m *

'

Raíz posterior (dorsal) de un nervio espinal cervical

^r1 SOLAPAMIENTO DE NERVIOS CUTÁNEOS

Área de solapamiento

VISTA ANTERIOR

VISTA POSTERIOR Hombro

v Área de ' solapamiento

Médula espinal

Pezón

ÁREA CUTÁNEA (Dermatomas) Ombligo

M I M O ©

Brazo lateral

TO®ÍMOM©v

SMMJESA A GÜEOgm$

IB>@>03$AILE$b B

MERWI@$

(UDMimSSc

U-OSc MERCOOS-

Dedo medio

SH-S5D ; Un dermatoma es un área de piel (superficie cutánea) cubierta por los axones ; sensoriales de un solo nervio espinal o de una sola división del nervio trigémino (Vpar y Craneal). La superficie corporal está totalmente cubierta por receptores sensoriales. Los dermatomas constituyen un mapa de la inervación cutánea. Las pruebas de sensaciones ¡ generales (calor, frío, tacto, presión) pueden ayudar a descubrir déficit en dermatomas • específicos. La precisión de la representación dermatómica se ha corroborado en casos de í déficit de raíces/nervios sensoriales espinales (radiculopatía), Irritación del nervio ¡ trigémino (neuralgia trigeminal) y déficit de la médula espinal (mielopatía). ^ : En el caso de los nervios espinales y el trigémino, existe un solapamiento entre las I • ramas cutáneas de axones sensoriales vecinos. Así pues, dos ramas de diferentes nervios í ; espinales o divisiones del trigémino cubren la zona limítrofe entre pares de dermatomas ¡V; contiguos. i

I • •: í;; ¡ Por lo que respecta al dolor, es importante comprender que los dermatomas sólo L; 1 reflejan el dolor cutáneo o el irradiado a la piel (p.ej., dolor visceral, dolor en la raíz de un | ¡nervio sensorial espinal o del trigémino). Es frecuente que el dolor de origen visceral se [í; ¿irradie a las áreas cutáneas inervadas por los mismos nervios sensoriales espinales que | j cubren la estructura visceral. Por ejemplo, el dolor causado por la inflamación del 1 ¡revestimiento pulmonar (pleuritis), que está inervado por los nervios espinales C3-C5 i (nervio frénico), puede notarse durante la inspiración profunda en los dermatomas í cervicales C3-C5 (generalmente, a lo largo de la distribución nerviosa supraclavicular). Por último, observe que: 1) C1 no tiene dermatoma porque carece de raíz sensorial; 2) los ¡,;': dermatomas C4 y D2 se solapan en la pared torácica porque los nervios espinales C5-D1 ¡ . están comprometidos esencialmente con las extremidades superiores, y 3) lo mismo ¡ ! ocurre en la región lumbar y el perineo por lo que respecta a los nervios espinales L4-S2, • que se dirigen principalmente hacia las extremidades inferiores.

Pie lateral

(Según Foerster)


91

SISTEMA NERVIOSO PERIFERICO

Véanse 15,19, 78

KIEGíitFTO&Ii Núcleos basales

NC: Utilice colores muy claros para A y E. (1) Empiece por el esquema de una vía sensorial. (2) Pinte los exteroceptores generales. Observe que cada receptor está conectado con una neurona sensorial (B) de un color distinto. (3) Pinte los propioceptores en la ilustración interior. Coloree todo el huso neuromuscular, pero no las íibras musculares que lo rodean. Los receptores sensoriales proporcionan información al cerebro acerca del entorno interno y externo del organismo. La mayoría de los receptores son transductores: convierten estímulos mecánicos, químicos, eléctricos o luminosos en impulsos electroquímicos que pueden ser conducidos por el sistema nervioso. Una vez generados, los impulsos informativos o sensoriales se desplazan al SNC a través de neuronas sensoriales, que en última instancia llegan al tálamo. Aquí, los impulsos se retransmiten a la corteza sensorial (interpretación consciente) o a centros motores para la generación de una respuesta apropiada (refleja).

Estímulo

m®mm^

A \%

"

Médula espinal

^

VÍASENS0RfAL

(Esquema)

mmmmmm+

Estrato basal

E S ( P E © 0 A I L (NM) + ©EMERAL

/

(©(HITAME©)+

M M 0 M A © 0 © Í E S

M W 0 ® S $ S

©©Ripteaud© i $ © m

m

U B R E S

BAERIKEIL

/M0>N)D / m é m >

m m é s m w Y $ © m m M E O S S M E R / M ^ M E1 •©©^(Pte^yd® m M t P M ( ® E i F © R M A © O é K l ) / M é M E; Los exteroceptores se localizan cerca de la superficie corporal. Los exteroceptores especiales (no se muestran) incluyen los fotorreceptores de la retina (estímulos luminosos; Lámina 95), receptores del gusto (estímulos químicos: Lámina 100) y receptores auditivos (estímulos sonoros; Lámina 98). Los exteroceptores generales son terminaciones sensoriales cutáneas. Pueden ser libres o estar encapsuladas. Las terminaciones nerviosas libres, individuales o en redes, están presentes en la epidermis y en casi todos los tejidos conjuntivos del organismo. Las terminaciones libres pueden actuar como termorreceptores (calor/frío), mecanorreceptores (tacto ligero) o receptores del dolor (nociceptores). Las terminaciones libres pueden estar especializadas, como ocurre con los corpúsculos de Merkel (véase la Lámina 18) y tas terminaciones en espiral que rodean los folículos pilosos y que son sensibles a los movimientos del pelo.

Dermis '

Fascia superficial

iPK®ipn®©Eipir®R(E® f© ® K P ( O Í S © ( l f l l L ® G>E m © B M B ( P R E S O L O ) / M é M F' m

m

KIE(U)R®(fíl(!I)S©(!l)ILAR / M ® K l E S

M O T O S F2 £'

Los propioceptores se encuentran en tejidos más profundos (p. ej., fascia superficial, fascia profunda, tendones, ligamentos, músculos, cápsulas articulares) del sistema musculosquelético. Son sensibles al estiramiento, movimiento, presión y cambios de posición. Los corpúsculos de Pacinl son grandes corpúsculos lamelares que actúan como mecanorreceptores: la distorsión de sus laminillas en forma de bulbo (similares a la piel de una cebolla) induce la generación de un impulso electroquímico. Los husos neuromusculares, sensibles al estiramiento, constan de dos tipos de fibras musculares especiales (bolsa nuclear y cadena nuclear) entrelazadas con terminaciones sensoriales espirales o en «ramo de flores». El estiramiento de estos husos (y del músculo esquelético en el que se localizan) Induce una descarga en las fibras sensoriales. Estos Impulsos llegan al cerebelo. Las órdenes motoras reflejas tensan las fibras musculares especiales y aumentan la resistencia del músculo esquelético al estiramiento. A través de estos husos, el SNC controla el tono y la contracción musculares. Los órganos neurotendinosos (de Golgi) son terminaciones nerviosas encerradas en cápsulas que se localizan en las uniones musculotendinosas o en los tendones. Generan impulsos electroquímicos en respuesta a la deformación o estiramiento del tendón.

p2

Músculo tríceps braquial

EXTEROCEPTORES EN LA PIEL

Tendón

p3

+

Fibras musculares

(NM)+ Los interoceptores (no se muestran) son terminaciones nerviosas libres o encapsuladas que se localizan en las paredes de vasos y visceras y se asocian con frecuencia a células epiteliales especiales. Estos receptores incluyen quimiorreceptores, barorreceptores (presión) y nociceptores. No suelen ser sensibles a los estímulos ante los que reaccionan los exteroceptores.

PROPIOCEPTORE EN TEJIDO PROFUNDO


92

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO O VISCERAL

i/éase 84

- Mesencéfalo

S O M f f ^ T T I K B A (ti) NC: Ésta es la primera de las dos láminas en las que se presenta la división simpática, y muchas estructuras con los mismos títulos y letras de referencia deberían recibir ei mismo color en esta lámina y en la siguiente. (1) Empiece por el esquema de los segmentos de la médula espinal que contienen los cuerpos celulares de las neuronas preganglionares. Estas neuronas (no se muestran) salen de la médula espinal para entrar en la cadena simpática o atravesarla. (2) Coloree la cadena simpática y sus relaciones en la ilustración superior derecha. (3) Pinte las vías de las neuronas preganglionares y posganglionares en la ilustración inferior. (4) ñnte también el recuadro.

$E®MEwnr®$ BM-Oá m © « ( ? ©

M I M O A

© © « M O G O T E

mm/h

W O K M A

© S U M I R AQJBAC+

MERWI© E$(M^@M0(B© d (BAMEMA idlMlP^TrO©^ F (§(U)ER(P© © E U D l ^ K

m m r n

m

(Esquema) Con los cuerpos celulares de las neuronas preganglionares simpáticas

P®Í®AM®ILO©M^RG

m^M m m m m m m m

SEGMENTOS DE LA MÉDULA ESPINAL

(soMQDNomirE

& ®RO$ h*

E S I P O * I

El sistema nervioso autónomo (SNA; también conocido como sistema nervioso visceral, o SNV) es una parte del sistema nervioso periférico (SNP), responsable de la inervación del músculo liso, las glándulas viscerales y culáneas y el músculo cardíaco especializado. Es un sistema motor que se caracteriza de forma singular por acoplamientos bineuronales y ganglios motores (neuronas preganglionares y posganglionares). Los impulsos sensoriales de las visceras son condupidos por neuronas sensoriales típicas, que no suelen describirse con el SNA pero que se considera que forman parte de éi. La división simpática (dorsoiumbar) del SNA es responsable en parte de las respuestas de «lucha o huida» («fight or flight») a los estímulos: dilatación pupilar, aumento de la frecuencia cardíaca y del ritmo respiratorio, incremento del flujo sanguíneo al encéfalo y a los músculos esqueléticos y otras reacciones relacionadas. Los cuerpos celulares de las neuronas preganglionares quedan restringidos a los cuernos laterales de los segmentos D1-L2 de la médula espinal. Los axones de estas neuronas salen de la médula a través de las raíces anteriores, se unen con los nervios espinales durante un trayecto muy corto y giran en dirección medial para entrar en la cadena simpática de ganglios por las ramas comunicantes albas («albas» porque los axones están mielinizados y, por tanto, son blancos). La cadena se sitúa bilateralmente a lo largo de la columna vertebral (véase el recuadro). Ya en la cadena, los axones ; preganglionares pueden adoptar una o más de cuatro opciones: 1) establecer sinapsis con neuronas posganglionares al mismo nivel por el que entran en la cadena; 2) ascender y formar sinapsis a un nivel superior de la cadena; 3) descender y formar sinapsis a un nivel inferior de la cadena, y 4) pasar directamente a través de la cadena, formar un nervio que discurra desde la • cadena hasta la parte delantera de la columna vertebral (nervio esplácnico) y s establecer sinapsis con una neurona posganglionar a ese nivel (ganglio \ pmrtebral). J¡ Las neuronas posganglionares dentro de la cadena salen por las ramas ||r comunicantes grises para unirse al nervio espinal. Estas ramas grises se encuentran a ambos lados de todos los segmentos de la médula espinal; las M p a s albas sólo existen de D1 a L2. Las ramas grises se denominan así porque los axones residentes no están mielinizados y, en conjunto, tienen un color más oscuro que las ramas albas. Los axones posganglionares de los •ganglios prevertebrales discurren en una configuración de plexo hasta la j viscera que inervan. La Lámina 93 ofrece una perspectiva más significativa de r - . e s t a división.

ESTRUCTURAS SIMPÁTICAS (Vista .anterolateral)

VISTA ANTERIOR (Esquema)

H*

I

£


93

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO O VISCERAL i M W O é M

SOMP^TTOffiA

Véanse 92,155

(2)

NC: Utilice los mismos colores que empleó en la lámina precedente para las neuronas preganglionares (8), nervios esplácnicos (D) y neuronas posganglionares (G). A todas estas estructuras se les han asignado las mismas letras de referencia que en la Lámina 92. Ante todo, oriéntese frente al diagrama. Observe la médula espinal en el centro con cadenas simpáticas de ganglios a ambos lados. No se muestran todas las conexiones de las dos cadenas. Aquí, las vías de la izquierda se dirigen hacia ia piel. Las vías de la

derecha conducen a visceras de la cabeza y las cavidades corporales. Empiece por las neuronas preganglionares de la izquierda (B) y coloree la cadena y los elementos relacionados (G, G3). A continuación lea el texto correspondiente. Pinte las neuronas preganglionares (B) de la derecha y los nervios esplácnicos (D) a las visceras abdominales. Coloree las neuronas posganglionares (G, G1, G2) a la cabeza y el tórax, y luego las que van de los ganglios prevertebrales a los órganos abdominales y pelvlcoperineales (G4, Gs).

DIVISIÓN SIMPÁTICA (El esquema muestra lo siguiente) 1

MERMO® E S W ^ t o O ® ® D

2 3 /k

m s s m

V M E B J L © G1

A íu^ M t e o ^

ih L A mi G

3

mwM>mm

M. E M T T © R m i

PEI®

G1

G3

A I M A Í M

& GJ

mMmím ymm

Cadenas bilaterales de ganglios con conexiones de ramas albas a la médula espinal. Cada cadena tiene las dos conexiones (2) y (3), que son imágenes especulares entre sí., La cadena izquierda con conexiones posganglionares a la piel. La cadena derecha con conexiones a las visceras a través de nervios esplácnicos/neuronas posganglionares.

G4 WÍSSETO

(PEILWOWIPEROME^LEI

La Inervación simpática de la piel (y también de las visceras) empieza en las neuronas preganglionares, en la región dorsolumbar de la médula espinal. Los axones salen de la médula por las ramas anteriores de los nervios espinales, entran en ellos y salen para unirse a las ramas comunicantes albas. Estas ramas dirigen los axones hacia la cadena simpática. Los axones de la médula dorsal superior ascienden por la cadena hasta el ganglio más alto (ganglio cervical superior, a nivel de la vértebra C1). Los axones de la médula dorsal inferior y lumbar superior penetran en la cadena y descienden hasta el ganglio más bajo (ganglio coccígeo, a nivel del cóccix). A todos los niveles de la cadena (que coinciden aproximadamente con los segmentos de la médula espinal), los axones preganglionares forman sinapsis con neuronas posganglionares. Los axones posganglionares salen de la cadena a través de las ramas comunicantes grises, entran en los nervios espinales de C1 a Col y llegan a la piel por medio de ramas cutáneas de dichos nervios. Estos axones inducen actividad secretora en las glándulas sudoríparas, contracción de los músculos erectores del pelo y vasoconstricción de las arterias cutáneas. Las neuronas posganglionares a la cabeza (vasos y glándulas) salen de los ganglios cervicales superiores y se entretejen alrededor de arterias que discurren hacia la cabeza (en ausencia de nervios espinales) hasta llegar a sus órganos diana. Las neuronas posganglionares al corazón y los pulmones emergen de los ganglios superiores de la cadena y llegan a estos órganos a través de los nervios cardíacos y el plexo pulmonar. Estas neuronas actúan sobre el músculo cardíaco y el sistema de conducción para incrementar la írecuencia cardíaca: también inducen relajación de la musculatura bronquial, facilitando así la respiración. Las neuronas preganglionares a las visceras abdominales y pélvicas salen de la médula a nivel de D5-L2, entran en las ramas comunicantes albas y pasan a través de la cadena simpática sin establecer sinapsis. Forman tres pares de nervios esplácnicos entre la cadena y los ganglios prevertebrales de la aorta. Estos axones forman sinapsis con neuronas posganglionares en los ganglios prevertebrales. Los axones de estas neuronas llegan al músculo liso, donde inducen contracción de los esfínteres y reducción de la motilidad intestinal, relajación del músculo vesical y constricción del esfínter urinario. Estos axones estimulan la médula suprarrenal para que segregue principalmente adrenalina y algo de noradrenalina; también estimulan la secreción de las glándulas y la contracción muscular en los conductos genitales masculinos (eyaculación), así como las contracciones uterinas. \

Cadena simpática

Cadena simpática


SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO O VISCERAL n w o a o f c

94 Véase 18,91

i m o w o i M i p ^ T O A

NC: Siga utilizando los mismos colores que empleó en las Láminas 91 y 92 para las referencias B, D Y G. Use un color brillante para E. Este dibujo sólo muestra el esquema parasimpático en uno de los lados del cuerpo (la distribución nerviosa es idéntica en ambos lados). (1) Empiece por las neuronas preganglionares de la cabeza y continúe hasta las ( ¡ M M I A S 000 ( F > M «

neuronas posganglionares. Fíjese en las estructuras inervadas, y preste especial atención a la amplía distribución del nervio vago. (2) Siga con las neuronas preganglionares y posganglionares sacras, e ¡dentilique ios órganos diana. (3) ñnte el diagrama que describe la localización de los ganglios en las dos divisiones del SNA. DIVISIÓN PARASIMPÁTICA (Esquema que sólo muestra un lado) Músculo ciliar constriclor

+ I

M

l

B'

tfOO ( P M m N E A I L b' M (MOt M E A L

%

M

i

l

69. I S t P O i t a O © ®

'pupilar

B5 ^ Pl(!.WB@D Cuerpo celular^

(BOHOME1 mmmmimm©?

Mesencófalo Bulbo raquídeo

#¡F0©©e4

mmmm/kie S E M O L A S

IF^®AM®BJI©KI^RIBSg

©J© 61 ( W D B W E S

©t^Mwii^s

m m i / © m i &

momiSG

Médula e s p i n a l ^

9

LOCALIZACIÓN DE LOS GÁNGLIOS EN EL SNA DIVISIÓN SIMPÁTICA (Funciones activas)

DIVISIÓN PARASIMPÁTICA (Funciones vegetativas)

^ 0

I

5 -Médula r. espinal

Ganglio

La división parasfmpátfca del SNA se ocupa de las funciones vegetativas; por ejemplo, potencia la actividad secretora en las membranas mucosas y serosas, promueve la digestión al aumentar la peristalsis y la secreción glandular e induce la contracción de la vejiga urinaria. En la cabeza, los cuerpos celulares de las neuronas preganglionares parasimpálicas se localizan en el tronco encefálico, en asociación con determinados pares craneales. Los axones preganglionares salen del tronco encefálico con su par craneal y forman sinapsis en uno de los ganglios craneales. Las neuronas posganglionares tienden a ser más cortas y terminan en las glándulas salivales y otras glándulas de las cavidades nasal y oral. Las fibras preganglionares asociadas al nervio vago (neumogástrico; Xpar craneal) son inusualmente largas, descienden por el cuello y el esófago y atraviesan el hiato esofágico hasta el tracto gastrointestinal. Los axones de estas neuronas se extienden hasta el colon descendente. Los ganglios se encuentran en las paredes musculares del órgano que abastecen (ganglios intramurales)\ los axones posganglionares son muy cortos y terminan en músculo liso y glándulas. Los cuerpos celulares de las neuronas preganglionares sacras se localizan en los cuernos laterales de los segmentos sacros 2,3 y 4 de la médula espinal. Sus axones salen de la médula por las ramas anteriores, pero forman sus propios nervios, llamados nervios esplácnicos pélvicos (nervios erectores). Estos nervios se proyectan hacia la pelvis, se combinan con neuronas posganglionares simpáticas en ei plexo pélvico y se dirigen hacia sus órganos diana. Establecen sinapsis con las neuronas, posganglionares en los ganglios intramurales de las paredes del órgano que abastecen. Estas fibras estimulan la contracción de la musculatura rectal y vesical e inducen dilatación de los vasos del pene y el clitoris (erección). • Las divisiones parasimpática y simpática del sistema nervioso autónomo no son antagónicas. Sus actividades respectivas se coordinan y sincronizan para lograr la estabilidad dinámica de la lunción corporal durante una gran diversidad de funciones vitales, como comer, correr, tener miedo o relajarse.

Glándula lagrimal


SENTIDOS ESPECIALES i O O T E M A

W

Q

i

m

Mancha £ CORTE HORIZONTAL ciega (Ojo Izquierdo, vista superior) ¡ j^J

(ti)

NC: Utilice el naranja para E, amarillo para G, rojo para M, azul para N y colores muy claros para C, H, I, J y K. (1) ñnte simultáneamente el corte sagital del glóbulo ocular y las ilustraciones superiores. En el corte sagital, las arterias (M) y venas (N) son demasiado estrechas para que puedan pintarse en la superficie de la retina. (2) Al colorear las capas de la retina, pinte de gris las Hechas (con contorno grueso) que representan el impulso nervioso.

m S M

Máxima agucieza

M. recto ' — '

© ^ i U M O I d

i m i c i é T O

A /

B

©MÍ?© u u m c ¿W^FOSOSc' o r n o E

bxi§©@

f

( P é w

« T I M U R

m m m

MÍTRE© H

m m m

a©(Ü®S©

m m M

©M A L O m

J

Y @ A ( M ? ®

mnrn

M. orbicular de los párpados

m m m m \ f m + « I ? M ® R O ©

CORTE SAGITAL DEL OJO (Modificado)

«

L-

MERMO© é m m

F

A R 1 T E R 0 A M / R A M A M 1 ©EMTTRA1L (§>E W M A N

/ RAMA

N1

©EMTFRAIL M

RETOMA

(LA R E U T O A

El ojo es una capa de células fotorreceptoras y neuronas asociadas (retina) empaquetadas dentro de un globo protector (esclerótica), blanco, fibroso, de aspecto similar al caucho y transparente por delante (córnea). La córnea, compuesta por cinco capas de epitelio y tejido fibroso, es el principal medio refractivo del ojo y enfoca los rayos de luz en la retina. El cristalino (fibras lenticulares rígidas, encapsuladas y estrechamente agrupadas que derivan de células epiteliales) también refracta la luz, y hasta la mediana edad puede variar de forma (y de índice de refracción). El humor acuoso (líquido extracelular), que llena las cámaras anterior y posterior del ojo, y el humor vitreo, más gelatinoso (99 % de agua), que ocupa el 80 % del volumen del globo, actúan como medios de refracción. La superficie interna de los dos tercios posteriores de la esclerótica está revestida por una capa vascular y altamente pigmentada (coroides) que absorbe la luz y evita su dispersión. La coroides se engrasa por delante como cuerpo ciliar fibromuscular pigmentado que rodea el cristalino. El cuerpo ciliar proyecta prominencias (apólisis) a las que se acoplan los ligamentos suspensorios del cristalino. En la cara anterior del cuerpo ciliar, una capa epitelial y fibromuscular, fina y pigmentada (iris), circunscribe el agujero (pupila) delante del cristalino. La retina reviste la mitad posterior del interior del globo y termina, un poco más adelante, en el borde dentado (ora serrata). En el extremo retlniano del eje óptico hay un área pigmentada de amarillo (mácula lútea), dentro de la cual existe una depresión llamada lóvea central. En condiciones de luz, éste es el centro de mayor agudeza visual (claridad de forma y color), como consecuencia de una acumulación densa de células sensibles al color (conos). A unos 3 mm del lado nasal de la mácula, los axones de la capa de fibras nerviosas emergen a través del disco óptico para convertirse en el nervio óptico. El disco óptico carece de células sensibles a ta luz y, por tanto, es una mancha ciega. La capa pigmentada de la retina (que renueva el pigmento para los bastoncillos/ conos adyacentes) es la más próxima a la coroides. La capa fotorreceptora consta de células cónicas (sensibles a la forma y el color) y células en bastoncillo, insensibles al color pero con una gran sensibilidad a la luz. Las células bipolares reciben y actúan como mediadoras de las entradas de las células cónicas y en bastoncillo, y a continuación conducen los impulsos resultantes hasta la capa de células ganglionares. Entre estas dos capas más periféricas hay numerosas células horizontales entretejidas (no se muestran para facilitar la visualízación) que influyen en la actividad neuronal. Los axones de las células ganglionares, la vía común final de la actividad retlniana, forman las fibras del nervio óptico.

(Di

lili'1

O O T M A E

m

/

mm

GD-

© S y U M o

/

© l y j M p

/ m

(BlOJMUfc I M

o m

i¿W©M@0HIL©Q

© Í H M m

m

d o r o u M p ' R'

EiFwiiftm

PO@MEMW>AR

CORTE DE LA RETINA


96

SENTIDOS ESPECIALES Í O O T E B W

w

m

m

Véase 99

( * )

.

NC: Utilice los mismos colores que en la lámina anterior (con diferentes letras de reíerencia) para las estructuras J, K, L, M, N' y 0. Use colores claros para A, G, H e I. Observe que varias estructuras de la ilustración central también aparecen en la interior.

Cavidad nasal ia1

m

APARATO LAGRIMAL Y CAVIDAD NASAL (Esquema)

(LA$ROMAILE

m

M M X ®

OMOFEROOR M

M M &

/ ( M A M I L A

LA © W Q I I W M

M

I

M M I Z

(B>E M E O ® © » © ) H

mmmm&\ Ei líquido (lágrimas) existente entre las conjuntivas palpebrales y corneales facilita los movimientos de los párpados sobre la córnea sin inducir irritación. Las lágrimas también actúan como vehículo para desplazar detritos epiteliales y microorganismos desde la superficie corneal y el área subyacente a los párpados hasta la cavidad nasal a través del aparato lagrimal. Así pues, existe una base anatómica para sonarse la nariz después de llorar. La ausencia de lágrimas puede provocar dolor acusado e incluso ceguera. La principal glándula para la producción de lágrimas es la glándula lagrimal, situada en las caras anterior, superior y lateral (temporal) de la órbita. Otras glándulas y fuentes de lágrimas son las glándulas unicelulares (en copa) de la conjuntiva y las glándulas tarsales (de Meibomio) de los párpados. El parpadeo episódico (ciclo rápido de aproximación y retracción de los párpados) mantiene una película de lágrimas sobre la conjuntiva y previene la sequedad del ojo. El cierre rutinario de los párpados tiene lugar con la relajación muscular; el cierre enérgico requiere la intervención el músculo orbicular de los párpados. La retracción de los párpados se logra por medio de fibras de músculo liso (músculo de MOIIer; inervación simpática) y el músculo elevador de los párpados, en el párpado superior.

(pyy© m

Cornete nasal inferior

M. elevador de los B, Fórnix M. orbicular de los párpados Párpado

Conducto de la glándula tarsal (de Meibomio); V' Pestaña H Cristalino Ligamento suspensorio

MQDMGHR

E M S O S É I I M K ( f t & R N E A K' © « [ p ©

m u m

TIFOSO®

L

L1

( B I N A R A ( p © i T r E R Q © R J'

oROS M

M N R E R 0 © R J2 M M I

© i m u s m i m

MENA

©tyj w ©

N

N1

^ítos© o

(FRESO^N) 0 M T O @ ( § M R

(1P0©) P

El humor acuoso es un líquido en las cámaras anterior y posterior del ojo, segregado por células de las apófisis ciliares (véase el dibujo inferior). El líquido y los electrólitos también entran por difusión desde el cuerpo ciliar. El humor acuoso es un líquido claro parecido al plasma (pero de composición diferente). Se filtra hacia el canal de Schlemm (seno venoso de la esclerótica), una vena modificada llena de trabéculas fibrosas que se localiza en la unión esclerocorneal. El líquido del canal drena hacia las venas vecinas. La obstrucción del drenaje es una de varias causas de aumento de la presión infraocular, proceso en el que la mayor presión en las cámaras anterior/posterior comprime el cristalino, que a su vez comprime el cuerpo vitreo (99 % de agua). Puesto que el agua no puede comprimirse, la presión se aplica a la retina contigua. La presión persistente comprime los vasos que irrigan los axones y neuronas de la retina, deteriora éstas y puede, provocar ceguera (glaucoma).

FLUJO DE HUMOR ACUOSO Coroides \ +• Retina


SENTIDOS ESPECIALES ¡OOTEMA v o s t u m

(s)

NC: Utilice colores claros para A-F, H e I, y colores contrastados para J y K. (1) Después de pintar cada músculo ocular, coloree su flecha funcional en el diagrama superior. (2) En el dibujo de la acción ciliar, pinte tan sólo los músculos ciliares contraídos. (3) Coloree cuidadosamente el diagrama inferior, y observe que sólo los primeros títulos (campo visual) reciben los colores J y K. Los demás títulos no deben pintarse, pero utilice los dos colores para las estructuras a las que se refieren.

Tendón circular

REFFITT© S ( Ü ) M 0 © R (EDJEV.)A R E © T © 0MÍ?ERQ©R ( » R O ) B

RE©T© (LATERAL RE©?© G » O A L © © y » ©

(

c

(AE>O)D

S(U)PER0©R (R@T> ®o)E

MUSCULOS DEL OJO IZQUIERDO

©®L0@(U)© 0 M ( P E R 0 © R ( R © T O 0.) F Los músculos extraoculares (extrínsecos) del ojo proporcionan a éste una notable capacidad de rastreo. Ciertos mecanismos del SNC permiten el movimiento conjugado (binocular) de ambos ojos. El movimiento lento, incompleto o ausente de un ojo durante las actividades de rastreo sugiere disfunción de pares craneales o incarceración muscular/tendinosa, tal como podría ocurrir en caso de fractura de la placa orbitaria. Las (unciones reales de estos músculos son más complejas de lo que se muestra aquí; por ejemplo, la rotación y torsión del ojo requiere la Interacción de múltiples músculos. La desviación de la alineación pareja de los ojos se denomina estrabismo.

©OLOAR G EMMTER M IPOLATAWR M

LA « O L A H LA M M M

I ACCIÓN DEL MÚSCULO CILIAR

Los músculos intrínsecos se localizan en el cuerpo ciliar (músculo ciliar) y el iris (esíínter y dilatador de ta pupila). La contracción de los músculos ciliares (1) arruga el tejido del cuerpo ciliar y afloja las apófisis, lo que provoca laxitud de los ligamentos suspensorios (2) y permite que el cristalino gire a discreción propia (según la tensión en las fibras lenticulares) (3). Estos músculos funcionan (por inervación parasimpática) durante la visión próxima, en la que es necesaria una mayor refracción. El dilatador de la pupila está compuesto por células mioepiteliales que tiran del iris hacia el cuerpo ciliar, dilatando así la pupila (inervación simpática). El esfínter de la pupila circunscribe el iris interno: su contracción constriñe el iris y encoge la pupila (inervación parasimpática). Véase el dibujo de la parte superior.

mm© wmmi j / mw© ® » A yMMOSAíJ'.K')

m$mi

Músculo en reposo

K

R E T O M A (J2,K2) M E R M O © (J3,K3) / ©FIFLOASMATJ 4 ,^) / T R A © T © (J5, K5) É ( ? T 0 © © ® ©ÜÜERIP® © E M O M L A ® ® ( L A T E R A L (J6,K6) ©®(LÍ©(U)(L® Ü ( P E R F L ® R (j 7 , K7) R A I M A S O É M É(?T0(GA(J 8 ,K 8 ) © © R T E 2 A MOSTÜLAL (J9,K9) Mientras pinta el diagrama inferior, fíjese en que los axones (K2) procedentes de las retinas en el lado temporal del eje óptico no se cruzan en el quiasma. Note, además, que un tumor expansivo en la hipófisis tiene muchas probabilidades de deteriorar la agudeza visual en los campos temporales exclusivamente («visión en túnel»). El tálamo, que funciona como centro de retransmisión visual, informa del estímulo a múltiples áreas de la memoria y otros centros. Los colículos superiores son centros reflejos visuales que posibilitan movimientos rápidos de la cabeza y el cuerpo en respuesta a una amenaza visual. Por último, observe que la imagen del estímulo que entra en la corteza visual (K/J) es la inversa de la que se ve en realidad (J/K). La integración de los centros visuales y de memoria en la corteza visual permite la percepción de la imagen tal como se ve realmente.

Fibras coliculares del tracto óptico

VIAS VISUALES (Corte horizontal del encéfalo, esquema)


98

SENTIDOS ESPECIALES W

I

W

^

MDBXROW© V

W

NRO©(UJUM3

a w o w ©

m m m

©ÍE)©

(II)

CONVERSIÓN DE ENERGÍA Ji EN EL OÍDO MEDIO

NC: Utilice el amarillo para Z y colores claros para A, B, G, I, M, N, W y X. La vista del oído interno en la ilustración superior está ampliada para íacilitar la coloración, ñnte la lámina de arriba abajo, empezando por el diagrama superior.

Véase 99 Energía mecánica amplificada VIII par craneal (n. auditivo o estatoacústico)

ESflr.B

( » [ ) © +

WARTOBMD W W d f l i E

0 MTEIRM©+ Q J D I ^ O O T ©

te©

H

w i M » © ! ^ E O T O W M M I

WESTOllDUWR

( © m u ) J

SSMOAO^QDUMR K

(BRUJEA

L v e s t o m u w r m TFOM^MOSA.N

m w m

m®mm

^ Í T O M A W

E

B

»

(REB^ME^) O

©

M©(Ü)(1©q

/ M T R Í M I L © Q'

©©MWSTT© (!MID©yM(F^irO©©R ©©MMSTT© ©@ME)(!J)©Tr©

Í(l(jSíilO©OR©(y!(LARs

©©(BGJARt

M E M B R A N A

TT(l©ir©ROA(Lu

<S>R@AM© m ©©RTOV ®ámm

(fmsaw

(BDLLM m

« T L K L X

MEMBRANA BASOdARv VQQO1PAR ©RAMEAL z Impulso nervioso ; El oído es el órgano de la audición y el equilibrio (sistemas auditivo y vestibular). ; Está organizado en tres partes: externa, media e interna. El oído externo Incluye el pabellón : auricular (que capta energía sonora) y el meato o conducto auditivo externo (un estrecho pasadizo que conduce la energía sonora hasta ¡a membrana timpánica). Esta membrana, tapizada externamente por piel e internamente por mucosa respiratoria, convierte la energía sonora en energía mecánica al resonar en respuesta a las ondas sonoras entrantes. El oido medio es un área pequeña repleta de múltiples estructuras, incluidos tres huesecillos (martillo, yunque, estribo) unidos por articulaciones sinoviales. Estos huesecillos vibran con el movimiento de la membrana timpánica, amplifican la energía mecánica que les llega y la conducen hasta las aguas del oído interno en la ventana vestibular (oval), estanca y flexible, que actúa como interfaz entre el oído medio y el oído interno. En la cara anteromedial del conducto auditivo medio, las trompas de Eustaquio alcanzan la nasofaringe y permiten equilibrar la presión aérea entre la cavidad nasal (externa) y el oído medio. El oído interno, esculpido en el peñasco del temporal, consta de

Vibraciones de líquido (energía mecánica)

una serie de cámaras y pasadizos óseos interconectados (laberinto óseo: vestíbulo, canales semicirculares y cóclea [caracol]) llenos de perilinía (un líquido parecido al extracelular). Dentro del laberinto óseo hay una serie de cámaras y pasadizos membranosos interconectados (laberinto membranoso: sáculo, utrículo, conducto coclear y conductos semicirculares) llenos de endoiinía (un líquido parecido al intracelular). El conducto endoliníático, derivado del sáculo, termina en un saco ciego bajo la duramadre, cerca del meato auditivo interno (véase la Lámina 25). Drena la endoiinía hacia venas en el espacio subdural. Dentro del conducto codear, membranoso, en espiral y sostenido por hueso y por ia membrana basilar fibrosa, una banda de células receptoras especializadas (pilosas) se entrelaza con células de sostén. Ambos tipos celulares están recubiertos por una túnica glucoproteica fibrosa flexible (membrana tectorial). Este dispositivo (órgano de Corti) convierte en energía eléctrica la energía mecánica de la membrana tectorial oscilante, que roza con las células pilosas receptoras. Los impulsos generados se conducen a io largo de neuronas sensoriales bipolares (auditivas) del VIIIpar craneal. (Continúa en la siguiente lámina.)


99

SENTIDOS ESPECIALES

Véanse 78, 79,98

Hellcotrema

NC: Los títulos con las reíerencias 1,2 y 3 requieren colores nuevos; todas las demás referencias (A-Z) corresponden a títulos y colores utilizados en la lámina precedente, a la que debería remitirse con frecuencia al aplicar dichos colores en esta lámina. (1) Pinte los números con el color pertinente mientras sigue la secuencia de acontecimientos en et diagrama simplificado de la derecha. En la lámina anterior podrá observar la estructura anatómica más precisa. (2) Pinte las partes del sistema vestibular que se ocupan de mantener el equilibrio dinámico y estático.

Perillnfa Endolinfa

©Í(M>

2

5+

©íffi)©

Impulso nervioso Z

m m m +

n

CONVERSIÓN DE ONDAS SONORAS EN IMPULSOS ELECTROQUÍMICOS (Esquema) Revisión: El oído externo capta ondas sonoras y las transmite a la membrana íimpánica, que convierte la energía sonora en energía mecánica. La cadena de hueseemos aumenta la amplitud de la energía y transmite la fuerza a la ventana vestibular (oval) del laberinto óseo en el oído interno. Los movimientos vibratorios del estribo en la ventana se transmiten a la perillnfa del vestíbulo del laberinto óseo, lo que crea movimientos ondulares del líquido. Estas ondas se propagan por todo el vestíbulo; luego entran en la rampa vestibular de la cóclea (caracol) y avanzan por ella hasta el hellcotrema en el vértice de la cóclea (dos giros y medio) y alrededor de la rampa timpánica, que termina en la ventana coclear (redonda). Aquí se amortiguan

las ondas y vibraciones del líquido. El movimiento del líquido en la rampa vestibular hace vibrar el techo del conducto coclear membranoso, lo que genera ondas de endolinfa en dicho conducto. Este movimiento estimula la membrana tectorial, que roza con las prolongaciones pilosas de las células receptoras y las dobla, despolarizándolas e induciendo impulsos electroquímicos. Estos Impulsos son conducidos por neuronas sensoriales de la división coclear del VIII par craneal. La estimulación de las células pilosas receptoras desde el vértice de la cóclea hasta la base produce una secuencia continua de percepciones sonoras de tono cada vez más alto.

m m & M E O T B M U f c K / E(Q(WQUBR0® Superior

VIII par (n. auditivo o estatoacústico)

Perillnfa

AMIWMMi

Endolinfa

Rama coclear

Posterior

m

m

© d U M © M 2

©T©y?© 3 (PQiRA © S f t J M

?

© S d M

m

c o E c i w k m z'

Lateral

mmí^Y!

PMLOSAW « © S T l M x '

m m i

MOVIMIENTO ROTACIONAL (Equilibrio dinámico)

Impulso nervioso

Posterior

Revisión: El sistema vestibular se localiza en el oído interno. Los canales semicirculares óseos forman un ángulo de 90° entre sí. Dentro de ellos se encuentran los conductos semicirculares membranosos. Comunicándose directamente con el utrículo por un extremo, cada conducto termina en una ampolla por el otro. Dentro del sáculo/utrículo y de las ampollas hay sensores que responden a los movimientos del líquido (endolinfa). Cada ampolla tiene una cresta de células compuesta por células receptoras (pilosas) y de sostén. Las prolongaciones pilosas de estas células receptoras están incrustadas en una cúpula (como una copa invertida), gelatinosa y mal equilibrada. El movimiento de la endolinfa en respuesta al giro de la cabeza, y especialmente de la rotación, empuja estas cúpulas, dobla las células pilosas y hace que se despolaricen, con lo que generan un impulso electroquímico. El impulso se desplaza desde la porción vestibular del VIIIpar craneal hasta los núcleos vestibulares en el tronco encefálico inferior. Cuando el cuerpo gira rápidamente, se producen movimientos oculares oscilatorios horizontales (nistagmo). Estos movimientos oculares, que están mediados por entradas sensoriales amputares en el tronco encefálico, representan un Intento del encéfalo de mantener la orientación espacial (mediante la fijación visual momentánea) durante la rotación de la cabeza y/o el cuerpo. Las sensaciones de movimiento rotacional en ausencia de rotación del cuerpo se denominan vértigo. Dentro del utrículo/sáculo, las células pilosas y sus células de sostén están recubiertas por una capa gelatinosa en la que hay incrustados pequeños cuerpos calcáreos (otolitos). El movimiento de la endolinfa induce el movimiento de la capa gelatinosa contra las células pilosas, con respuestas Idénticas a las de los receptores ampulares. La actividad de los receptores en el utrículo/sáculo está Influida por la aceleración lineal (horizontal y vertical, pero no rotacional) del cuerpo. Los receptores vestibulares tienen estrechas conexiones con los núcleos de los pares craneales que se ocupan del movimiento ocular y con los centros motores posturales.

MOVIMIENTO LINEAL (Equilibrio estático) r?,


* Epiglotis

SENTIDOS ESPECIALES

100

^Amígdala lingual „ Amígdala palatina NC: Utilice el amarillo para H y colores claros para A, B, C, G e I. (1) En el corte modificado de la derecha, no pinte los calfculos gustativos de la papila circunvalada. (2) En la ilustración inferior, coloree las neuronas dentro del bulbo olfatorio.

Véanse 83,137

PAPILA CIRCUNVALADA (Corte modificado) Amargo Ausencia de calfculos gustativos

fflmmWMMft

(®AOJl©B(F®RIWlE) A

(F(!J)M@0(F©RME B F0UF®RME c+

m m i

mmmt

©IdtyjuA R E G E T O R A F

®ímm m

( M

w t t I M G

MEKVBOSAH

m

Los receptores del gusto (calfculos gustativos) se localizan dentro del epitelio escamoso estratificado que reviste los lados (fosos) de las papilas circunvaladas (caliciformes), fofiadas (no se muestran) y fungiformes de la lengua y, en menor medida, del paladar blando y ia porción lingual de la epiglotis. No se aprecian en las minúsculas papilas filiformes. Cada calículo gustativo consta de diversas células receptoras con sus correspondientes células de sostén. El vértice de este complejo celular oval está encarado al loso; aquí se abre sobre la superficie papilar a través de un poro gustativo o canal poroso. Los materiales disueltos entran en el poro y estimulan las células quimiorreceptoras (gustativas). Los impulsos generados se conducen a lo largo de los axones sensoriales que llegan al tronco encefálico a través de los pares craneales VII, IX y X (recuerde la Lámina 83). La interpretación del gusto tiene lugar en localizaciones inferiores de la corteza sensorial (circunvolución poscentral). Aparte de los gustos básicos (dulce, agrio, salado y amargo), la interpretación del gusto, como cuestión práctica, depende del olor, textura y temperatura de los alimentos, que se asocian a las sensaciones de los calfculos gustativos.

I ru l m P u l S 0

HV

nerv'oso

Lámina cribosa . (hueso etmoides)

CENTROS OLFATORIOS EN EL ENCÉFALO Lóbulo trontal (sustancia perforada • anterior [del rostro]) . V\ ^ 7/

(FddOJ© AÉG5E©*

©dmw (©am) + m

m

©tiFATOROA i

M Q U m A ©dIPATOROA r ME(Ü)R®K]A ©dlPOTROA J ©OdO© ©d(PATOR(l©K ©IYJ)Y\ m m i m

SOSTÍMG1

©(IIFATORO©^

TTRA©ÍT© ©d(?M©R(!©H2

Los receptores olfatorios son cilios olfatorios (en realidad, prolongaciones periféricas modificadas) de neuronas (sensoriales) bipolares sepultadas en la mucosa olfatoria del techo de la cavidad nasal. La mucosa también tiene glándulas olfatorias tubuloalveolares que actúan para mantener limpias las terminaciones quimiorreceptoras y, junto con las secreciones de la mucosa nasal, disolver las sustancias químicas percibidas por estos receptores. Las neuronas olfatorias ascienden por el techo de la cavidad nasal, a través de la lámina cribosa del hueso etmoides, y sus prolongaciones centrales establecen sinapsis con neuronas de segundo orden en el bulbo olfatorio. Los axones de estas neuronas crean tres haces olfatorios (estrías), que conforman el tracto olfatorio y terminan en el lóbulo frontal inferior y ei lóbulo temporal medial. Aquí radica la base neural de las relaciones olfatorias con la memoria, comida, supervivencia, sexo y otros comportamientos emocionales.

Orificio nasal posterior

Orifico nasal anterior ESTRUCTURAS OLFATORIAS (Esquema)

Abertura de la trompa auditiva (de Eustaquio) Impulso nervioso


101

SISTEMA CARDIOVASCULAR

Véanse 121, 122 NC: Utilice púrpura/morado para P: morado pálido para PP; naranja para 0; naranja pálido para PO; azul cielo para PB; rojo para R, y marrón para T. Salvo el último, estos colores se corresponden con las tinciones utilizadas para observar tales células. Ante todo coloree el citoplasma de la célula; si no tiene ninguno de los colores claros, deje en blanco el citoplasma. Después puntee los gránulos con el color más oscuro. El resultado debería crear una impresión vivida de los colores reales.

«

©

©

i

6-18 /im

BANDA (INMADURO)

12-15 jim

Los eosinófilos (1-3 % del total de leucocitos) muestran granos coloreados cuando se tiñen adecuadamente. Son fagocíticos en las reacciones inmunitarias y están implicados en la fase tardía de los ataques de asma (después de la constricción bronquial). Es posible que intensifiquen la lesión celular al aumentar la permeabilidad de la membrana celular en la mucosa bronquial a las sustancias alergénicas. También parecen limitar la expresión de la desgranulación de los mastocitos (células cebadas) durante las reacciones alérgicas (liberación de histamina y efectos). @^>(F0(L@$ + Los basófilos (0-1 % del total de leucocitos) contienen gránulos que se tiñen de oscuro. Se sabe que los basófilos contribuyen a la desgranulación en las reacciones alérgicas, durante las cuales liberan histamina, serotoninay heparina. Esta desgranulación induce ta contracción del músculo liso, aumenta la permeabilidad vascular (intensificando los efectos de la inflamación) y lentifica el movimiento de los leucocitos durante la inflamación.

D+

mmmmmm+ y M w i w i

(Mméipfln®^ + Los neutrófilos segmentados (55-75 % de la población leucocitaria) se originan en la médula ósea y tienen una vida corta SEGMENTADO (MADURO) en la sangre y los tejidos conjuntivos (de horas a 4 días). En la sangre pueden observarse formas inmaduras (neutrófilos en banda, 1-5 %), cuyo número aumenta a menudo en las infecciones agudas. Los neutrófilos engullen rápidamente elementos extraños/detritos celulares, que son destruidos por enzimas de gránulos específicos y lisosomas (fagocitosis).

§ J LP

Todos los componentes de la sangre que pueden observarse como estructuras discretas con la ayuda del microscopio óptico se denominan elementos formados de la sangre. El resto de la sangre es un líquido rico en proteínas llamado plasma. Cuando se deja que la sangre se coagule, las células se desintegran (hemolisis) y aparece un líquido espeso y amarillento conocido como suero. El suero es, en esencia, plasma sin ios elementos coagulados. SI se centrigufa sangre completa en un tubo de ensayo, los eritrocitos se depositan en el fondo, la fracción leucocitaria forma una capa pardusca encima de ellos y el plasma, al ser el componente más ligero, ocupa el 55 % superior del volumen total. Los eritrocitos depositados en el tubo de ensayo constituyen el hematócrito (40-52 % del volumen sanguíneo en los varones; 37-47 % en las mujeres). Esta discrepancia en los valores sanguíneos entre varones y mujeres se relaciona probablemente con diferencias en el metabolismo y almacenamiento de hierro (los varones almacenan hasta un 50 % más de hierro que las mujeres). Un hematócrito bajo puede asociarse a anemia o hemorragia.

PP

«

T'

( © , < & % - ti.

B J Q D G M T O (GLÓBULOS BLANCOS) «

(8%) B

^SOIBXDS, S A I U E S ( t X ) c

Los trombocitos o plaquetas (150.000-400.000/ml de sangre; 2-5 ¡jm de diámetro) son pequeños trozos de citoplasma derivados de células gigantes (megacariocitos) de la médula ósea. Con un período de vida de aproximadamente 10 días, las plaquetas se adhieren al endotelio lesionado y desempeñan un papel importante en la coerción de las hemorragias (agregación plaquetaria, coagulación sanguínea y eliminación de coágulos). Citoplasma T I Núcleo ^Gránulos

(?>©%) a +

\?mmmm m mm^

Los eritrocitos (hematíes; aproximadamente 4,5-6,2 millones por mililitro de sangre en los varones; 4-5,5 millones/ml en las mujeres) se íorman en la médula ósea. Allí, cada célula pierde el núcleo y la mayor parte de las organelas antes de entrar en la sangre periíérica. Los eritrocitos inmaduros recién .liberados (reticulocitos) pueden retener una cierta cantidad de ARN ribosómico en el citoplasma; estos gránulos aparecen reticulados y de color púrpura oscuro cuando se tifien. Los reticulocitos, que normalmente constituyen el 1 % de la población eritrocitaria, pueden aumentar en número durante la taita crónica de oxígeno (p. ej., permanencia en grandes altitudes). Los eritrocitos circulantes (que, sin núcleos ni organelas, son en realidad corpúsculos más que células) tienen el aspecto de sacos flexibles de hemoglobina, de forma bicóncava y revestidos de membrana, como grandes proteínas rellenas de hierro. La hemoglobina (12-16 g/dl de sangre en las mujeres; 14-18 g/dl en los varones) tiene una gran afinidad por el oxígeno y es su principal transportador dentro del organismo; el plasma es el otro gran proveedor. Los eritrocitos captan el oxígeno en los pulmones y lo liberan en los capilares que conducen a los tejidos/células. Circulan por la sangre durante unos 120 días, después de los cuales se degradan y son eliminados por células del bazo.

P

W

( W Í M M M

\Bimmim

(HEMATIES; GLÓBULOS ROJOS)

^ © M i ^ S O W | (PLAQUETAS)

M

+

Los iinfocitos (20-45 % del recuento leucocitario) se originan en la médula ósea y residen en la sangre y los tejidos linfoides (ganglios linfáticos, timo, bazo, etc.). Los Iinfocitos constan generalmente de un 20 % de células B (células de vida corta, derivadas de la médula ósea, que se ocupan de la inmunidad humoral, transformación en células plasmáticas y secreción de anticuerpos o inmunoglobulinas) y un 70 % de células T (células de vida larga originarias del timo; pueden ser células citotóxicas, cooperadoras o supresoras, y desempeñan un papel en la inmunidad de mediación celular). Los Iinfocitos que no tienen antígenos de superficie B ni T (menos del 5 %) se denominan células agresoras naturales (NK; natural killer).

M®M®©flTr®$ +

12-20/im

Los monocitos (2-8 % del recuento leucocitario) se originan en la médula ósea, maduran en la sangre (unas 8 horas) y luego salen de la circulación para entrar en espacios extracelulares como macrófagos. Son críticos para el funcionamiento del sistema inmunitario, ya que presentan antígenos a las células inmunitarias, segregan sustancias durante las reacciones de inmunidad y destruyen antígenos (véase el Glosarlo). Fagocitan detritos celulares y afines en la cicatrización de heridas, formación de hueso y muchas otras actividades celulares en las que se produce degradación.


SISTEMA CARDIOVASCULAR 114

í | • NC: Ulilice azul para A, morado para B, rojo para C y colores muy claros j ; ; para D y E. (1) Pinte los títulos correspondientes a las circulaciones i sistémica y pulmonar, las dos íiguras y los márgenes que enmarcan la | V ilustración más grande. Pinte también de morado (que representa el 11 estado transicional entre oxigenación y desoxigenación) los dos capilares, que muestran la diferencia entre la función capilar en los r pulmones y en el resto del organismo. (2) Empiece por la aurícula S derecha del corazón y coloree el flujo de sangre pobre en oxígeno (A) |; ! hacia los pulmones. Después de pintar la red capilar pulmonar (B), |;' coloree la sangre rica en oxígeno (C) que vuelve a entrar en el corazón y i es bombeada hacia el circuito sistémico.

M P O I L M

o »

m

B

mt<$£N<Q>C

1 0 2 Véanse 119,150,152

La circulación de la sangre empieza en el corazón, que la bombea hacia las arterias y la recibe de las venas. Las arterías conducen sangre hacia fuera del corazón, con independencia de la cantidad de oxígeno (oxigenación) que contenga. Las venas conducen sangre hacia ei corazón, sea cual sea su grado de oxigenación. Los capilares son redes de vasos con paredes extremadamente finas, distribuidos por todos los tejidos del organismo, que permiten el intercambio de gases y nutrientes entre el interior del vaso (espacio vascular) y el área externa (espacio extravascular). Los capilares reciben sangre de pequeñas arterias (arteriolas) y la conducen a pequeñas venas (vénulas).

•D

Dióxido de carbono, productos de desecho &

Oxígeno, nutrientes

G»(!ÍM(S»(¡Ie Oxígeno

Dióxido de carbono

El flujo sanguíneo discurre por dos circuitos: 1) el circuito pulmonar, que conduce sangre poco oxigenada del lado derecho del corazón a los pulmones y devuelve sangre «renovada» al lado izquierdo del corazón, y 2) el circuito sistémico, que conduce sangre del corazón izquierdo a los tejidos del organismo y ia devuelve al corazón derecho. El color rojo se utiliza universalmente para la sangre oxigenada, y el azul para la sangre poco oxigenada. Evidentemente, no toda la sangre arterial está muy oxigenada (en la circulación pulmonar, las arterias conducen sangre poco oxigenada a los pulmones), ni toda la sangre venosa carece de oxígeno (las venas pulmonares conducen sangre oxigenada al corazón). La sangre capilar es mixta: está esencialmente oxigenada en el lado arterial del lecho capilar, y esencialmente desoxigenada en el lado venoso, como consecuencia del suministro de oxigeno y la captación de dióxido de carbono a/de los tejidos irrigados. Entre una arteria y una vena existe generalmente una sola red capilar. Hay algunas excepciones: la circulación portal del hígado involucra dos redes de capilares entre arteria y vena (Lámina 119), y io mismo ocurre con el sistema portahipofisario (Lámina 152). Además, el sistema vascular renal incluye un glomérulo y un plexo capilar peritubular entre arteria y vena (Lámina 150).


103

SISTEMA CARDIOVASCULAR

Idéase 149 NC: Utilice rojo para A, morado para B, azul para C y colores muy claros para D, F y H. (1) Complete el diagrama superior izquierdo, empezando por las grandes arterias. (2) Pinte los vasos sanguíneos y sus títulos en la parte iníerior de la lámina. Observe que el vas vasorum y el nervus vasorum en la capa de tejido íibroso (H) no deben colorearse. (3) En el diagrama de la acción de la válvula venosa hay que pintar de gris la sangre tanto de la vena como de la arteria.

MTTEeSO^A Vasos elásticos o de conducción V E R I A S tf Vasos de capacitancia o reservorio

( « O ^ A 1 Vasos musculares o de distribución

(AK1TEIR0@(U^

)A!

M G D i l M S ( M Í G M O ^ )

©MUILMESB

Los capilares más grandes son sinusoides

Todos los vasos presentan un revestimiento epitelial (endotelial) escamoso simple (túnica interna o íntima), sostenido, por una fina capa de tejido íibroso (no se muestra). La mayoría de las venas medias del cuello y extremidades tiene una serie de pequeñas bolsas formadas a partir de la capa endotelial. Estas válvulas, apareadas, apuntan en la dirección del (lujo sanguíneo. Aunque no ofrecen resistencia a dicho flujo, se doblan hacia dentro y cierran la luz de la vena cuando el flujo se invierte. Las válvulas se oponen a la acumulación de sangre inducida por la gravedad, especialmente en los vasos de las extremidades inferiores. Aquí el flujo venoso está potenciado por la acción de los músculos esqueléticos, cuyas contracciones ofrecen un refuerzo antigravítatorio al movimiento de la sangre. La lámina elistica interna, una capa discreta sólo presente en tas arterias medias, coadyuva a mantener la presión arterial: este tejido es más difuso en otros vasos. La túnica media consta de fibras de músculo liso dispuestas concéntricamente. Está bien desarrollada en las arterias medias, y menos en las venas. Las arterias medias utilizan esta capa para distribuir sangre de un campo a otro. En las arteriolas, en las que está reducido a tan sólo una o dos capas, el músculo liso puede bloquear literalmente el flujo sanguíneo hacia los campos capilares. La lámina elástica externa sólo existe como capa discreta en las arterias musculares. La túnica externa (adventicia) es tejido fibroso en contigüidad con la capa fascial en la que se localizan los vasos; dentro de esta túnica hay vasos nutricios (vasa vasorum) y nervios motores (nervi rnorum) mucho más pequeños. En situaciones muy especializadas, la estructura de los pequeños vasos pueden mostrar una adaptación particular; por ejemplo, el glomérulo (véase la Lámina 149).

Las grandes arterias (arterias elásticas o de conducción), como la aorta o la carótida común, contienen múltiples capas de tejido elástico. Son aproximadamente del tamaño de un dedo. Las arterias medias (arterias musculares o de distribución) tienen en promedio el tamaño de un lápiz y se denominan de forma genérica (p. ej., braquial). Las ramas diminutas de las arterias medias se conocen como pequeñas arterias (arteriolas)', no tienen nombre, y controlan el flujo de sangre hacia ios lechos capilares (vasos de resistencia). Los capilares, que tampoco tienen nombre, son simples tubos endoteliales sostenidos por tejido fibroso delgado. De tamaño microscópico, algunos capilares son más grandes (sinusoides) o están más especializados que otros. Las venas se van haciendo cada vez más grandes a medida que se acercan al corazón. Las venas tienen tributarias: excepto en la circulación portal, carecen de ramas. Las vénulas (venas pequeñas) están formadas por la convergencia de capilares y comparten con ellos la misma estructura básica. Las vénulas se fusionan para formar venas medias, que son las tributarias de las grandes venas (vasos de capacitancia o reservorio). Algunas grandes venas especializadas, como en el cráneo, se denominan senos. Las paredes de estas venas son más delgadas que las de sus homólogos arteriales, y su luz suele ser de mayor calibre. Las grandes venas pueden estirarse significativamente, lo que las convierte en reservorios virtuales de sangre.

i T O O T u m

m

w

m

»

*

-

E M B O T E W D ( L A M A M f e * ©

EÚJSUWFC O O T E C » E ios® f

(UtoOG^ Ea^iTO©^ E O T E E » G

i r ® ! » ISOTERMA ( M V E K n r i k » ) T E J H P © (POI§ei©S@ H

ACCIÓN DE UNA VÁLVULA VENOSA C i p y y © ¡MddflÍME©*

^TTE(í§(i©y\A2

Eritrocito

vasorum .

Nervus vasorum VISTA DE UN CORTE TRANSVERSAL

Válvula Í!


SISTEMA CARDIOVASCULAR 116 M^TTQKl©,

104

m e t í a i s

V

NC: Utilice azul para F, rojo para G y los colores más claros que tenga para A-D. (1) Empiece por las regiones del mediastino, arriba a la izquierda, y pinte todas las estructuras dentro del contorno grueso. (2) Coloree las principales estructuras del mediastino en la vista anterior. Note que los pulmones, al no formar parte del mediastino, se dejan sin colorear. Observe, asimismo, que el timo, que puede apreciarse en la vista sagital, se ha suprimido aquí para revelar los grandes vasos que cubre. (3) Por último, pinte las paredes del corazón y las capas de pericardio abajo a la izquierda. La cavidad pericárdica se ha exagerado de forma considerable con fines de coloración. Normalmente sólo es un espacio potencial.

•SIIDIPEROQRA

;

M E I M A C

Manubrio

A. carótida común d.« V. yugular interna d, Tronco braquiocefálico venoso d.

(?©OTIR(I©RD

:

Diafragma W D a v a

lnferi ° r

VISTA SAGITAL

¥

(BQOgAZtóGO

M

S

WEMA mm ARftEROA tfEMA

KE^EOTOMOEKnr©®

»

t

„ A. carótida común i. V. yugular interna i. K Tronco braquiocefálico venoso i.

Tronco braquiocefálico arterial d. 1.' costilla

Pared torácica (corte)

©

awieto©^ IP(t!)(L(íí)©l*F!

PQDOJNmRG M o s t o ®

m®©

ihmm

c

TT©(*0(§$G!+

•TOM© H + 51$ i )j • m i m o ©

m

m

VISTA ANTERIOR (Los pulmones se han separado para mostrar estructuras más profundas)

K•

HIERVO® (PRÉMO©© L

El mediastino (partición o tabique mediano) es una región sumamente poblada entre los pulmones, pero que no abarca éstos.Una gran variedad de conductos, nervios y vasos entra, atraviesa y sale del mediastino. Con fines descriptivos, el mediastino se desglosa en las subdivisiones (regiones) ilustradas. Las estructuras más notables del mediastino superior son los grandes vasos del corazón, tráquea, esófago y nervios vago y frénico. A nivel de las vértebras D4-D5 (margen superior/inferior del mediastino), la tráquea se bifurca en los bronquios principales (véase la Lámina 133), por detrás de los grandes vasos, y la aorta íorma su arco. El mediastino posterior incluye la continuación inferior del esófago, envuelto en una fina red de fibras nerviosas vagales; el conducto torácico (véase la Lámina 121), y la aorta descendente (torácica). El suelo del mediastino es ei diafragma, atravesado por la aorta torácica, esófago y vena cava inferior.

;

mo»(ia

mi mrnzé^ /

(EGÜimAMM (PEROtBAOW©

VO$©EIRA(Lo P *

PERD(BA(RB>D©

P M O E m Q

(pero©¿«O©

m m m e

La pared cardíaca consta de una capa interna de epitelio escamoso simple (endocardio) que recubre el miocardio (músculo cardíaco), de grosor variable. Por fuera del miocardio existe un saco, triestratificado (pericardio). La capa más interna de este saco es el pericardio visceral (epicardio), que reviste el corazón. En el origen del arco aórtico, esta capa gira (se refleja) hacia fuera para convertirse en el pericardio parietal. (Coja los márgenes de la abertura de una bolsa de papel con la mano empuñada; empuje el puño hacia la bolsa cerrada mientras mantiene cogidos los bordes; note cómo el puño queda rodeado por dos capas de la bolsa aunque no se encuentre de hecho en su interior). La relación del puño con las dos capas de la bolsa es la relación dei corazón con el pericardio visceral y parietal. La cavidad de la bolsa está vacía: el puño no se encuentra en su interior (isi lo ha hecho bienl). De forma similar, la cavidad pericárdica entre las dos capas pericárdicas también está vacía, exceptuando un líquido seroso que permite que el corazón se mueva sin fricción dentro del saco. El pericardio fibroso es la superficie exterior del pericardio parietal; fibroso y graso, está tuertemente unido al esternón, los grandes vasos y el diafragma. Su función es mantener fijo el corazón en la parte central del mediastino, a pesar de sus movimientos de giro, contracción y presión.


105

SISTEMA CARDIOVASCULAR

E>eil m m z é w

Véase 18,91

NC: Utilice azul para A-A4, rojo para H-H4 y los colores más claros que tenga para B, C, I y J. Todas las Hechas punteadas deben pintarse de azul; todas las (lechas blancas, de rojo. (1) Empiece por las (lechas A4 encima de la lista de títulos y encima de la vena cava superior (A) en la ilustración de arriba a la derecha, y pinte las estructuras en el orden de la lista de títulos (A-H3). (2) Coloree el gráfico de la circulación sanguínea, abajo a la derecha, empezando por la flecha A4 que conduce a la aurícula derecha (número 1). Pinte los números en orden de 1 a 4, así como las flechas relacionadas. En este dibujo no pinte las cámaras ni los vasos. f - A

Arteria carótida común izquierda Tronco braquiocefálico arterial Xh

4

Wji

subclavia izquierda

i-i -L.

Ligamento

SUDIPE^ra

m m m m

VISTA ANTERIOR DE LAS CAVIDADES DEL CORAZÓN Y LOS GRANDES VASOS

m

m

OMFERBORA1

í f l w w

( M

E>ERE(M)d

De pulmones

Cúspides valvulares

>

M ( Ü I $ @ M $ m

m

m

M i m i f o

emmm V E M

(WMMUfcRF

roywM^R

a2

SEMOlUIDIiSAR ( p m ® M ^ R A

Senocoronario

(pyt(ííl®M^RG 3

Cúspide valvular

(Fd!)ILM®M^R H

^ n w u u f c mmm* Mtedflii®

f|

omber^D

(M

mmim

1

C tf* " W -r 3 , \ Miocardio W Trabéculas ,, rr*Ht carnosas T * b l ( * u e . , interventricular

p

l & m m « E » E M T T E H' w f a i m w

S E M O M M

/ & m m

TOR^D©^

/ k é m m

CIRCULACIÓN A TRAVÉS DEL CORAZÓN

$

( « @ E » E O T E ) H

3

El corazón es la bomba muscular del sistema vascular sanguíneo. Contiene cuatro cavidades (cámaras): dos en el lado derecho (corazón pulmonar) y dos en el izquierdo (corazón sistémico). El «corazón pulmonar» incluye ia aurícula y el ventrículo derechos. La aurícula derecha, de paredes finas, recibe sangre poco oxigenada de las venas cavas superior e inferior y del seno coronario (que drena los vasos del corazón). La aurícula izquierda, también de paredes finas, recibe sangre muy oxigenada procedente de las venas pulmonares. La sangre auricular se bombea simultáneamente a una presión de unos 5 mmHg hacia los ventrículos derecho e izquierdo a través de los orificios auriculoventriculares, protegidos por la válvula tricúspide en el lado derecho y por la válvula mitral (bicúspide) en el izquierdo. Las cúspides, en forma de paracaídas, se fijan a los músculos papilares de los ventrículos por medio de cuerdas tendinosas. Estos músculos se contraen con los músculos ventriculares, tensando las cuerdas y evitando un aleteo excesivo de las cúspides a medida que entra la sangre durante la contracción ventricular (sístole). El ventrículo derecho bombea sangre pobre en oxígeno hacia los pulmones a través del tronco pulmonar a una presión de unos 25 mmHg (ventrículo derecho), mientras que, simultáneamente, el ventrículo izquierdo bombea sangre rica en oxígeno hacia la aorta ascendente a una presión de unos 120 mmHg. Esta diferencia de presión se refleja en las paredes más gruesas del ventrículo izquierdo en comparación con el derecho. Las válvulas semilunares pulmonar y aórtica, en forma de bolsa, protegen el tronco pulmonar y ia aorta, respectivamente. Cuando la sangre retrocede hacia el ventrículo desde el tronco/aorta durante la fase de reposo (diástole), estas bolsas se llenan y cierran sus respectivos orificios para evitar el reflujo hacia los ventrículos.

$ m m

E m m

m

EM®H4

- O

( F ® I B R E EG

Pulmón derecho

Pulmón '^(izquierdo


106

SISTEMA CARDIOVASCULAR

Vena cava superior

NC: Utilice azul para D y rojo para E. Use un color muy claro para B, de forma que los patrones de puntos que identifican los segmentos (B-B3) del ECG permanezcan visibles después de pintarlos. (1) Empiece por la ilustración superior derecha y coloree las cuatro Hechas grandes que identifican las aurículas (A2) y los ventrículos (B3), así como sus lítulos. Las aurículas y los ventrículos no tienen que pintarse. (2) En el centro de la lámina, coloree las fases del flujo sanguíneo a través del corazón y sus letras correspondientes. Estas fases se relacionan con cambios de voltaje en el ECG inferior. (3) Pinte el ECG y las letras correspondientes, empezando por la izquierda y siguiendo hacia la derecha. Las partes del ECG se relacionan con la actividad del sistema de conducción o la actividad miocárdica asociada. (4) Pinte la línea horizontal debajo del eje de abscisas.

•SOSTTEBflA M m m s i m m A ^

AURÍCULA ^ IZQUIERDA Válvula ~ semilunar aórtica Válvula mltrp(AV)

VENTRÍCU' IZQUIERDA

+

AURICULA í i DERECHA

O O T M © [ § m A1

W I / M I W B ñ

m

m

Válvula tricúspide (AV)

1

®>E ( F f t ü M K U i B

2

Las células dei músculo cardiaco se contraen espontáneamente. No requieren nervios motores para acortarse. Sin embargo, la frecuencia de contracción intrínseca de estas células es demasiado lenta y demasiado desorganizada para el bombeo eficaz del corazón. Por suerte, grupos de células cardíacas más excitables pero no contráctiles asumen la responsabilidad de desencadenar y conducir impulsos electroquímicos a través de la musculatura cardíaca. Estas células efectúan una secuencia rítmica y coordinada de contracciones del músculo cardíaco que permiten que la sangre se desplace por las cavidades del corazón con volúmenes y presiones adecuados. Estas células constituyen el sistema de conducción cardiaca. Los impulsos generados en el nodo sinusai se distribuyen por las aurículas hasta el nodo auricuioventricuiar (AV) a través de vías internodales no discretas. A continuación, los impulsos se desplazan del nodo AV en dirección descendente por el haz AVy sus ramas hasta las libras de Purkinje, incrustadas en la musculatura ventricular. ~ _ l/fi

V E N M < B ( U ) ( L ® $ E>o/0O

Aurícula I.

m m

Q>E $ m m \ E +

( p © « m m

© x f c M © D

m

EN

Aurícula D.

®^Í@EKI©E

mV (milivoltios)

mm .

(? A3

O M T E E W l ®

IW& ((POI)B-B2

@ © M ( p y y © Q I R S B3 O M T E R W L ® $ T T B3 TIEMPO (seg.) 0O

©M^TTB3 QMTTERWWL© W

c

L

A*

• INTERVALO PQ (R)

El sistema de conducción cardíaca genera cambios de voltaje en todo el corazón, algunos de los cuales pueden controlarse, valorarse y medirse mediante electrocardiografía (ECG). Un ECG es esencialmente un registro de voltímetro. No mide cambios hemodi. námicos. Se colocan electrodos sobre la piel de diversas localizaciones. Los datos registrados (ondas cuyo voltaje varía con el tiempo) se muestran en un osciloscopio o una tira de papel continuo. La forma y dirección de las deflexiones ondulares dependen de la relación espacial de los electrodos (derivaciones) sobre la superficie corporal. Cuando el nodo sinusai se enciende, propaga una señai de excitación/despolarización por toda la musculatura auricular. En el ECG, esto se refleja en una deflexión hacia arriba de la línea horizontal (isoeléctrica) en reposo (onda P). Esta deflexión precede inmediatamente a la contracción de la musculatura auricular y el llenado de los ventrículos. El intervalo PQ (intervalo PR en ausencia de onda Q) refleja la conducción de la excitación desde las wm

- 0 8 JM5*

B

>4

l

.20

¿i

.24-

.4

• INTERVALO Q T -

aurículas a las fibras de Purkinje en el miocardio ventricular. La prolongación de este intervalo más allá de 0,20 segundos puede denotar un bloqueo en la conducción AV. Ei complejo QRS refleja la despolarización del miocardio ventricular. Este complejo de deflexiones precede inmediatamente a la contracción ventricular, que impulsa la sangre hacia el tronco pulmonar y la ao'rta ascendente. El segmento ST refleja un periodo continuo de despolarización ventricular. La isquemia miocárdica puede inducir una deflexión de este segmento normalmente horizontal. La onda T es una deflexión prolongada hacia arriba que denota la repolarización (recuperación) ventricular, durante la cual las aurículas se ilenan.de forma pasiva con la sangre procedente de las venas cavas y pulmonares. El intervalo QT, corregido en función de la frecuencia cardíaca (QTc), refleja la despolarización y repolárización ventriculares. La prolongación de este intervalo puede sugerir ritmos ventriculares anormales (arritmias). En un corazón sano y con un ritmo lento de latido, los intervalos PQ, ST y TP son todos isoeléctricos (horizontales).


107

SISTEMA CARDIOVASCULAR

§mmm mmmmm V wmm Y?"

'\

NC: Utilice los colores más brillantes que tenga para A, D y L. (1) Al pintar las arterias, incluya las líneas a trazos que representan vasos en la superficie posterior del corazón. (2) Haga lo mismo con las venas. (3) Coloree la arteria aíectada por placa en la vista circular; pinte el vaso distal a la placa con una tonalidad más clara del mismo color, o no pinte en absoluto.

Seno aórtico /izquierdo (posterior)

V(STA ANTERI0R

Arteria pulmonai

m v m

Aurículí izquierd

M M S f i O B U f c R A1

(«@EM(MOTE)c m m oKnrERVEKnrROffiiui (B>E^EMB>EMTE)E m

m

w

(Mtuisgyii^RE1

Las arterias coronarías torman una especie de corona al revés (y de ahí su nombre) alrededor o justo por debajo de la superficie del corazón. Las arterias asientan en surcos y están cubiertas a menudo por el epicardio y, a veces, también por el miocardio. Tanto la arteria derecha como la izquierda surgen de pequeños orificios (senos aórticos) justo por encima de las dos cúspides (valvas) de la válvula semilunar aórtica. En general, la arteria coronaria izquierda es algo más grande que la derecha; en la mayoría de las personas, el ílujo de sangre durante el ciclo cardíaco es mayor en la arteria izquierda que en la derecha. Puede haber variaciones considerables en el patrón anastomótico de las ramas arteriales derechas e izquierdas. Estas ramas terminan en multitud de arteriolas que irrigan la extensa red capilar existente entre las fibras musculares. A pesar de las múltiples comunicaciones entre las arterias coronarias izquierda y derecha, pueden producirse grados variables de insuficiencia vascular cuando existe una obstrucción significativa de una o ambas arterias. El corazón también tiene una cierta irrigación arterial extracoronaria, procedente de los vasos epicárdicos (ramas de las arterias torácicas internas) y de vasa vasorum aórticos.

£

Ventrículi izquierdo

o mmm El depósito de lípidos y la inflamación pueden lesionar la capa íntima de las arterias coronarias. La agregación plaquetaria en estas localizaciones contribuye a la formación de placa ateromatosa (material celular, lípidos, plaquetas, fibrina). La placa crece dentro de los vasos y forma trombos que pueden ocluirlos de manera progresiva. Una reducción significativa del ílujo sanguíneo al miocardio puede causar dolor agudo (angina) en el tórax, espalda, hombro y brazo, así como una lesión permanente del miocardio (infarto).

Wo m.

M, » ©

mmfam

M M M Í Í G

i

(MÍMOMAK MimMOG)!.

Las venas cardíacas discurren junto con tas arterias coronarias, pero no totalmente. En todo el miocardio existen amplias anastomosis de venas; la mayoría drena hacia la aurícula derecha a través del seno coronario. Las venas cardíacas anteriores conducen la sangre directamente a la aurícula derecha, en la que también drenan sin intermediarios otras venas pequeñas. Algunas venas profundas (sinusoides) desembocan directamente en las aurículas y ventrículos. También puede producirse drenaje venoso extracardíaco a través de vasa vasorum de las venas cavas.


108

SISTEMA CARDIOVASCULAR m ^ r n m

m

m

m

m

w (id

mmm

O O T I M M

C

m

mtfimm

c

D

109,112

NC: Utilice rojo para A y colores oscuros o brillantes para B y L (1) Empiece por el tronco braquiocefálico arterial (A) y la arteria subclavia derecha (B) y sus ramas. Coloree las lineas a trazos que representan vasos más profundos. (2) Pinte la vista anterior, que muestra ia ausencia de tronco braquiocefálico arterial en el lado izquierdo. (3) Pinte las flechas que señalan los cuatro puntos donde puede palparse el pulso arterial.

^

«

Véme

CTSIÍIL®

OGOTERMA M

©GHÍ/taO©^ N (BAR^TOA

EJÍTERMAo

YM®TYM Q ( B E R t f 0<BAQ. W M O S W S R Í A H

m ® m i R

XP PUNTOS DE PULSO

©<§©(i(¡TO(L s

GEOSVOffiAO. O O T M © » I L

J SQDPEmiR K

MMOUNRT A ( L V S ® ( L A R E & OKKFoU / MENÍNGEA m m &

M

M

v

TTEMIP@R$ML SíDIPERIFQGOAIL x

mMivmmw&mfov La arteria subclavia es la principal suministradora de sangre a tas extremidades superiores, y aporta vasos al cuello lateral y posterior y a los hombros. En el lado derecho, la arteria surge del tronco braquiocefálico; en el izquierdo deriva directamente del arco aórtico, al igual que la carótida común (véase la ilustración inferior). La artería vertebral se interna en profundidad en el cuello y entra por el agujero transverso de la 6.a vértebra cervical. Aporta vasos a la médula espinal, tronco encefálico y cerebelo. El tronco tírocervícal surge en posición medial al músculo escaleno anterior (véase la Lámina 48) e inmediatamente se ramifica. El. nombre de las ramas denota claramente su destino. La arteria subclavia termina en el borde lateral de la primera costilla, donde comienza la arteria axilar. La arteria carótida común asciende por el cuello envainada con la vena yugular interna y el nervio vago (no se muestran). Entre el hueso hioides y el cartílago tiroideo superior, la arteria se bifurca en las arterias carótidas interna y externa. La carótida interna penetra en el cráneo, da origen a la arteria oftálmica hacia la región orbitaria y se une al círculo arterial cerebral (de Willis; véase la Lámina 109). La carótida externa y sus ramas irrigan todas las estructuras viscerales, musculosqueléticas y dentales de la cabeza y el cuello, excepto el encéfalo y la órbita. La carótida externa se divide en las arterias maxilar.y temporal superficial. La arteria maxilar es una fuente importante de sangre para las cavidades profundas del cráneo, órbita, dientes, músculos de la masticación y duramadre (arteria meníngea media). La arteria meníngea media en la duramadre, justo por debajo dei hueso temporal, es un punto potencial de rotura en caso de caídas sobre ia parle lateral de la cabeza (hematoma epidural).

M T E R O A $ ( U ) ( 2 @ ( L M 0 A 0 Z Í M 8 0 E 0 W & b1

A . W^Sí^M

©©(M)(2)M O M O E R E ^ L 1 Esófago -Tráquea

Porción descendente

VISTA ANTERIOR


109

SISTEMA CARDIOVASCULAR

m m m m B>eil m m m m

Véase 108 NC: Utilice rojo para A y colores oscuros o brillantes para F y 6. (1) Empezando por el diagrama de arriba a la derecha, coloree tanto A como F. (2) A continuación pinte el diagrama del círculo arterial cerebral (a la izquierda), comenzando por la arteria carótida interna (A). (3) Pinte los vasos en la ilustración central y relaciónelos con las ramas que aparecen en las superficies lateral y medial del cerebro (en la parte inferior de la lámina).

MÍOTEBRAILF W I W G

OGünnsigMAA « E M I L

© © M Q M ^ O T E « E i i m

« E H I H © ^

/ w i e t ^ e t c

GflE®OA d

M M M G M i T S

(S)H

© E M O I ^ d P®$TTgRO©R i ESPONDIL / W E C t ( ! © ( ¡ t J

W f l M @ G f E (Anterior) Bulbo olfatorio

Quiasma óptico Nervio óptico

A. lenticulostriada +

Lóbulo temporal (superficie cortada) A. pontina Hipófisis Puente de Varolio CÍRCULO ARTERIAL A. laberíntica CEREBRAL (Círculo de Wiilis)

cerebelosa superior

A. carótida J\> ' externa A"

A

Orificio inferior del conducto carotídeo

-subclaviaVM

V par craneal A. cerebelosa inferior anterior

Cerebelo (superficie cortada) MédulaV^^^ 5 ^^ 5 ^ espinal (Posterior)

VISTA DESDE ABAJO

Las dos arterías carótidas Internas ascienden por los conductos carotídeos (cuyas aberturas inferiores se muestran en la Lámina 25) hasta llegar a la fosa craneal media, en posición inmediatamente lateral al quiasma óptico. Allí, cada una se divide en las aríerias cerebrales anterior y media. De la cerebral media salen en ángulo recto pequeñas arterias lentlculostriadas que irrigan los ganglios basales. Estas «arterias del ¡ctus» suelen ser los vasos que se rompen en la hemorragia intracerebral, lo que provoca a menudo parálisis al menos parcial de los músculos de las extremidades del hemicuerpo contralateral a la hemorragia. Fíjese en la distribución de las arterias cerebrales anterior y media en la

cerebelosa inferior posterior

HA

superficie del cerebro. En la ilustración central, observe cómo el tronco encefálico está irrigado por vasos que derivan indirectamente de las arterias vertebrales, y cómo podría manifestarse la oclusión de uno de estos vasos (p. ej-., arterias laberínticas). Observe, asimismo, que la única conexión directa del sistema vertebral con el sistema carotídeo se establece por medio de la arteria comunicante posterior. Sin embargo, existen variaciones considerables en los componentes del círculo arterial, tal como se aprecia anglográficamente, incluidas ciertas anomalías y vasos fuertemente estenosados. Se recomienda prestar atención especial a las ramificaciones de las arterias carótida y vertebral.


110

SISTEMA CARDIOVASCULAR

wwmm

© I

im

Véase 156

E O T R E M O I B W I , V. yugular Interna , V. yugular externa

A. carótida

NC: Utilice rojo para el tronco braquiocefálico arterial (A) y azul para el tronco braquiocefálico venoso (I). Puede repetir algunos colores excepto el rojo y el azul. Pinte de gris las flechas de los puntos de pulso arterial. Las líneas a trazos representan la superficie posterior. •yiíft! En general, las arterias de las extremidades superiores asientan en profundidad entre los fascículos musculares o dentro de ellos. Puede palparse el pulso de unas pocas de las arterias más grandes (véanse las flechas). En caso de hemorragia, el ' flujo arterial puede controlarse o lentiflcarse distalmente mediante la aplicación de compresión en estos puntos. Existen rutas colaterales de flujo sanguíneo a muchos niveles, lo que permite salvar la extremidad en caso de que cese el Ilujo en alguna de las grandes arterias. Fíjese en las vías colaterales entre el brazo y el antebrazo. Las arterias hacia la mano y la muñeca se han simplificado para facilitar la coloración.

< MTTE&OM + TO©csfl(g©

®e»io©©(i(í$U(g@

« ( B ^ i m A

S m i L M O A B M O M c

H

ooisEmrawG (BORMIHUEJIA OOQDMEM M I T . / (P©i¥. H OMIDMIEOgAO. ( B R M M D O A O . ) i MQAMIOM IPIMWMIMI V

W

I

J

© © H ^ T T I ^ d ( B O M A O . $IlD(PERO®IB K « Í O T M

OM(F(IIMI@GIL

rx.j

M

mwrni

« « E M I T I © M Ü M

R A H i . N

o

« ( ¡ « E M I T E

ODIBOm Mí". p

R E M R E M I T E ( S Q D B O m (P®3To Q O M Í T E O S » ©©MGBM R Í M d M M

SMIPEIBFOa&B.s

B>0®0m P^LMAK VISTA « ANTERIOR (Extremidad derecha)

©

ffmiMM

©©MKÍÜMT

(PR©FllDKIIB>@u

III! i W E I J W + l

VISTA ANTERIOR Extremidad Izquierda)

© © ( T O d M O I T A Q . V R E ® A' RA$ITU(BA B W,

ffl)£®>0¿m

© i d AKUTEBRAZ© c GEIFÁIUNBA D ODBOHM. M E I M ^ M ^ E

(KKU)(¡M$d

F AXOILAR G I W W W í l H

Las venas de las extremidades superiores varían en cuanto a número y patrón. Hay dos conjuntos de venas: profundas y superficiales. Las profundas siguen a las arterias y se denominan igual que ellas (p. ej., arteria radial, vena radial). En esta lámina no se muestran las venas profundas de la mano, • antebrazo y brazo interior, que a menudo discurren por pares (venas acompañantes). Las lineas a trazos representan venas superficiales en la cara posterior del antebrazo. En el codo, las venas dentro del recuadro suelen ser puntos de muestreo sanguíneo y administración de medicación intravenosa.

ñ

%

it-nS, A • • * #//í ¿ I ' •

ilHMhni

\f\ \Vv


m

SISTEMA CARDIOVASCULAR MTTEIBOAS

B&E ( L A S E O T K E M O t B W E ®

0M(P(I050@IJt( (PíJJMTO I M

(POBQJ®*

NC: Utilice rojo para A. (1) Trabaje simultáneamente las dos vistas de la extremidad inferior. Pinte las partes de la arteria genicular (N) cuando forma una red alrededor de la articulación de la rodilla. Las arterias peronea circunfleja y recurrente tibial anterior también forman parte de dicha anastomosis, pero no deben pintarse. (2) En la vista posterior, el pie está en flexión plantar, de modo que la superficie que se muestra es la planta. (3) Pinte las flechas de los cuatro puntos de pulsación.

Ligamento. inguinal

V

fomMmmmwmik fltte^

m

m

h » ( i « B

M

O f l i M A OMITEEMA C ©BTOK^TOIZ D © d l T I ^

®QDIPEIRO®IBe

©lUffiTE^

0MM0®GtF

O Q I M A

(OTE&GM&G

(P(IM(«\(LH F E M ® » M Fémur'

A. genicular descendente

y

4

A. genicular> superior^ lateral

•JA.

A. genicular superior medial

Rótula v

A. genicular inferior medial

N

A. circunfleja peronea'

íTibia

A. recurrente , tibial" anterior

.

Membrana interósea

PERF®KAKnrES J

( M I M l d M N

(PmÍTE/^o /WEGS0©(il p

(PEIDOS q M E M I R M O M M E W M & S I M m

m m m , w U M T E O m x

'UMOIMY

B>o®om P r-i

VISTA ANTERIOR (Extremidad derecha))

b -3

(« I » )R @>©0§Md s

t t o i b q m . ( P < « M © G I U

PUMflTTM

\

ME®)0^B»K

OIBMFILEJIA

M M B ^

/

I?(j5©(?(»$ i

«(§iM(PdEJ£\ ! P E M © e m

TOOAO. Peroné

M

U M M

i.

Silo se muestran las principales arterias. La arteria del muslo (femoral) atraviesa el compartimiento muscular medial (conducto del aductor) para acceder a la parte trasera de la rodilla y la pierna. Dada la considerable masa muscular del muslo posterior, la artería femoral profunda es bastante grande y tiene ramificaciones extensas. Observe cómo las arterias circunflejas contribuyen a la anastomosis alrededor de la cadera (cabeza y cuello del fémur, articulación de la cadera). La irrigación de esta área articular puede estar comprometida por anomalías congénltas en las anastomosis de la cadera, asi como por procesos traumáticos y degenerativos. Los factores gravitacional y de carga de peso también pueden ser mediadores importantes en la patología de la articulación de la cadera. Las arterías geniculares forman una red anastomótica significativa alrededor de la articulación de la rodilla y pueden ser una fuente notable de flujo sanguíneo hacia la rodilla y por debajo de ella en caso de obstrucción de la arteria poplítea. Las arterias tibial posterior y peronea discurren por un compartimiento fascial profundo hasta los músculos gastrocnemio y sóleo. La arteria tibial anterior sale del compartimiento de la pierna posterior a través de la membrana interósea y desciende por la superficie anterior de dicha membrana.

VISTA POSTERIOR (Extremidad derechí

Pie en flexión plantar


124

SISTEMA CARDIOVASCULAR ¿ © O R A

V

S G D Í

Véase 18,91 m

m

m

NC: Utilice rojo para A y colores claros y brillantes para B, i, J y L. (1) Pinte todas las arterías intercostales posteriores (K) debajo del corte de la aorta torácica, aunque sólo se marquen unas cuantas. (2) En el abdomen, observe la localización de las arterias írénica iníerior, suprarrenal, sacra media, ilíaca interna e ilíaca externa, ninguna de las cuales debe colorearse. Fíjese también en la vena cava inferior (punteada), que remeda la forma de la aorta abdominal.

BRA@IIDQ@@(EIF$IUI<B@ c tóMD

1.' a. intercostal post.

SQDIBMtfOA E ' ¥©0^(80©$ O M Y M ^ F ( M M i ^ m l M O ^ l F

1

?01©M(g© © © S T O M ^ O © ^ G

4.° espacio intercostal

OMTTElíWSTM W E R 0 @ R H

ihmmwñámfo H [BR©M<P)(m i E$®(F$®0®A J (MOTERO©® K

Esófago

\

Vena cava inferior 1TR©K](S© © ( i ( L Í ^ © © L

©¿STTROFFIA 0Z<®(U)0ER(E>AM g m l M O S ^ N M E ^ T O A m m i

m m ^

Diafragma

o

Q

T T E S T O I M R

/

mámm

R

IUU)(M©^R s MESEOTlROIBA O O l m

Glándula suprarrenal

0M(PERQ@RT

©©M®Mu

Las ramas del arco aórtico no están apareadas, salvo en el caso de las arterias/senos coronarios. Las ramas de la aorta torácica son pares. Las arterias bronquiales irrigan los tejidos pulmonares con sangre oxigenada. Las ramas viscerales de la aorta pueden ser pares (p. ej., gástrica) o no (p. ej., mesentérica superior). Las ramas parietales de la aorta abdominal (arterias lumbares) son segmentarias y bilaterales, al igual que las arterias intercostales posteriores y subcostales de la aorta torácica. Hay nueve espacios intercostales por delante (no se muestran) y 11 por detrás (debido a las costillas flotantes 11 y 12; no se muestran). Estos espacios están irrigados por las arterias intercostales anteriores y posteriores. Las intercostales posteriores hacia los espacios 1 y 2 son ramas de la arteria Intercostal superior (suprema), procedente del tronco costocervlcal. Las intercostales posteriores para ios espacios 3-11 derivan directamente de la aorta torácica. Las arterias subcostales (no se muestran) discurren por debajo hasta la 12.a costilla, por detrás del diafragma. El primer par de arterias lumbares (no se muestra) sale de la aorta abdominal inmediatamente por debajo del diafragma. Las intercostales anteriores surgen de la arteria torácica interna y cubren los primeros seis espacios intercostales; a continuación la arteria se bifurca en las ramas epigástrica superior y musculodiafragmática (musculofrénica). Las ramas de la arteria epigástrica superior se anastomosan con ramas de la arteria epigástrica inferior (no se muestra), una vía colateral potencialmente significativa. La arteria musculodiafragmática irriga los tres espacios Intercostales inferiores.

VISTA ANTERIOR (De las cavidades corporales)


113

SISTEMA CARDIOVASCULAR m i r l a s

M . m

m

w

Véase 156

© M T O D O O T E

NC: Utilice rojo para A. Para el tronco celiaco (B), arteria mesentérica superior (L) y arteria mesentérica inferior (Q), use los mismos colores que ya empleó para estas estructuras en la Lámina 112, donde tenían diferentes letras de referencia. (1) Empiece por la ilustración más grande. Observe que las dos arterías pancreaticoduodenales (H, H') reciben el mismo color. (2) Pinte la ilustración superior, que resume las tres fuentes de aporte sanguíneo al aparato digestivo.

^ Diafragma Estómago Bazo Intestino delgado

m m ñ A

Colon transverso

TODKKB® M E P ^ T O A S ©©MQÜM C / o w o w ^ c © t o M ñ

/

«

M

^

Colon descendente

D i M K I ñ D

LG

ü i f i l I K I O ^ k El tronco celfaco, la primera arteria visceral única que sale de la aorta abdominal, es un vaso muy corto que se divide inmediatamente en arterias hacia el hígado, bazo y estómago. Aqui sólo se muestran las ramas principales de estas tres arterias. Fíjese en la anastomosis de arterias hacia el estómago. El aporte sanguíneo al páncreas puede apreciarse mejor en la Lámina 156.

« s o t í o i o ^

s y G « ( ] © e i

m m &

M

OMTÍOTM©

,, , ,q Wncfrii binar

'

L

( Q M P o ) h1

®éum

Páncreas

si i

T R A N S

W

DU0d 8 ; 01 D

Páncreas

Yeyuno Colon descendeni

^

m w m ® ?

La arteria mesentérica superior irriga la mayor parte del intestino delgado, cabeza del páncreas, ciego, colon ascendente y parte del colon transverso. Discurre por el mesenterio común. Fíjese en la circulación colateral entre las arterias celíaca y mesentérica superior en la curva del duodeno. Las arterias mesentéricas superior e interior también están interconectadas por medio de una arteria marginal que discurre a lo largo del intestino grueso y se alimenta de ambas arterias. Las arterias al Colon / t r íleon/yeyuno (corte) pasan por el mesenterio común. ascendente

$O®M®og>IÍ$s E E M L

$(IB(PER0@RT

La arteria mesentérica inferior irriga del colon transverso al recto. Sus ramas se localizan mayoritaríamente detrás del peritoneo (retroperitoneales); los vasos al colon sigmoide discurren por el mesocolon sigmoide. Aprecie las anastomosis entre las ramas de la artería rectal superior y las de las arterias rectales media e iníerior.

A. marginal

Ciego

A. pudenda interna

Colon sigmoide

A. rectal media A. rectal inferior

VISTA ANTERIOR (Diagrama)


114

SISTEMA CARDIOVASCULAR 126 a s

i p d d m

m

v

SL

[PÍ^OMÍ®

NC: Utilice un color claro para A. (1) Pinte simultánemente las vistas mediales de las dos pelvis. En ambas Ilustraciones sólo varía la disposición de los órganos reproductivos y sus vasos. (2) Pinte las dos mitades del perineo diseccionado, visto desde abajo. Los nombres de los vasos masculinos pueden encontrarse en la vista medial.

ONh

OMVERMAA

m

TO©M©©

Q U M M I 3 A R B

( F E m ) E + /foo

« i R ( E O T ( i 3

&

Hueso púbico

i m

f

Vejiga

© O T R M R O I G

A. profunda del pene A. dorsal del pene

W @ 0 ( ¡ m i VEMMJM(FERO®RJ R E @ m

A. ilíaca común D.

MITERQ©RA'

( M M B Q U M .

.

A. sacra

Ligamento umbilical medial

c

(LMNOM D

M M © ©

52,53,61,111

(PEUMOS+

« Í F R A © ^

© y f f i r a » ( 1 R 0 © R

Véanse

m m m

K

ONHFERQ@RL La arteria ilíaca interna irriga la pelvis y el perineo, con algunas colaterales de las arterias mesentérica interior y íemoral. Sus ramas se organizan habilualmente hacia las divisiones posterior (parietal) y anterior (visceral). La red vascular es variable; se muestra la más característica. Desde el tronco posterior, la glútea superior atraviesa el agujero ciático mayor por encima del músculo piramidal de la pelvis. Las arterias glútea inferior y pudenda, procedentes del tronco anterior, salen de la pelvis a través del agujero ciático menor, por debajo del músculo piramidal. En posición proximal a la formación de estos dos últimos vasos, el tronco anterior de la ilíaca interna da origen a cuatro ramas tanto en los varones como en las mujeres. La primera es la vesical superior (que surge de ia parte proximal de la arteria umbilical íetal; cuando se corta el cordón umbilical, la porción distal de la arteria se atroíia y forma el ligamento umbilical medial; el resto de la arteria umbilical se convierte en la arteria vesical superior, que abastece la vejiga superior y los conductos deferentes). La segunda es la arteria obturatriz, dirigida a la región medial del muslo. La tercera es la arteria uterina', en los varones se denomina arteria vesical inferior. La arteria vaginal deriva de la arteria uterina. Las arterias a la próstata y las vesículas seminales (no se muestran) salen de la arteria vesical inferior. La cuarta es la arteria rectal media.

A. escrotal posterior

Utero PELVIS FEMENINA (Vista medial modificada, lado derecho) A. dorsal del clítoris

|

A. al bulbo vestibular

Cuerpo 11 perinea[

¡ ^ N ; Fosa [isquiorrectal

"

(PERONE®* ( P W i

m

I P E R O M E ^ d M / R A R f l ^ S N1 R E @ m O M F E R O @ R o

j

Las estructuras genitales externas están irrigadas por las arterias pudendas internas, que atraviesan el conducto pudendo (fascial) a lo largo de la rama púbica inferior. Las arterias (y nervios del mismo nombre) entran en el perineo justo por el lado interno de las tuberosidades isquiáticas. Las arterias perineales son relevantes porque constituyen la base vascular para la erección del pene y el clítoris en la estimulación sexual. Las arterias pudendas externas superficial y profunda (no se muestran; ramas de la arteria femoral proximal) abastecen la piel de las estructuras genitales.

, ,M. glúteo mayor (Varón)

PERINEO

(Mujer)


SISTEMA CARDIOVASCULAR G i i m o é M

reoMomi

m

NC: Utilice rojo para A. Las arterias sólo se muestran a ambos lados en las extremidades. Observe que la (igura está en posición anatómica, con las palmas hacia delante. (1) Utilizando como referencia las láminas arteriales anteriores (cuando sea necesario), empiece por A y pinte las estructuras en el orden indicado. Mientras colorea cada arteria, escriba su nombre junto a la letra/número de referencia en las líneas de respuesta. Utilice un lápiz (pero puede cambiar de opinión). (En el Apéndice A, al (ínal del libro, se ofrecen las respuestas)

ARTERIAS DE LAS EXTREMIDADES SUPERIORES

ARTERIAS DE LA CABEZA Y EL CUELLO K L

M

ARTERIAS DEL TÓRAX A

ARTERIAS DEL ABDOMEN Y LA PELVIS A2 ü_ SL W

ARTERIAS DE LAS EXTREMIDADES INFERIORES 3

9_ 1L 11 12_ 13_ 14 En la figura hay un par de vasos anastomóticos que tal vez no le resulten familiares: observe que la artería torácica interna se bifurca en la arteria muscuiodiafragmática (musculofrénica) y la arteria epigástrica superficial, más medial. Este último vaso desciende por la vaina del músculo recto anterior mayor del abdomen para anastomosarse con ta arteria epigástrica inferior, una rama de la arteria ilíaca externa. Esta vía colateral (indirecta) del corazón a las extremidades inferiores representa una ruta alternativa importante en caso de oclusión significativa por aneurisma aórtico.


SISTEMA CARDIOVASCULAR

1 1 0

Hemisferio

V I m m E>(S m mmm

r

id

© Ü D E U L ®

izq

trd0

V. cerebral externa «puente»)

Véanse 25,81,82

NC: Fíjese en el orden de los títulos y su sangría. Se empieza por los títulos de las tributarias, que se sangran por encima de la vena con la que se fusionan o unen. Este orden sigue la dirección del Ilujo. El mismo concepto se aplicará a todas las láminas sobre venas. Utilice colores más claros para los senos (A-K), que en la vista lateral se representan mediante líneas a trazos. (1) Empiece por los senos venosos. Al pintar de gris la hoz y el tentorio, coloree ligeramente los vasos contenidos en su interior (A, B, D y E). No pinte las venas cerebrales superiores que se unen al seno sagital superior (A). El seno occipital (K) sólo se muestra en la vista lateral.

(Di M

© »

m

VISTA INTERIOR DE LA CAVIDAD CRANEAL DERECHA

+

W M K M . SWEl^O©^ A ©

S M O m

^o

0&9(FICt0@ei B

í m w c

3EM© « 7 ©

D

TOMWERSOE

» @ f E M ®

Confluencia de senos

Vena diploica emisaria

Í0@G«Í)®0ÍS>E®F

©IFT^dMOO

S(U)«0@(ÍtG

SEM®

H

»

©

PETO&8© SQDPEIMR i

M

®

P E T E © ® © 0MIFII^0©(S J

$ E M © ©©©OIPOTOd K

Las venas que drenan el encéfalo son tributarias de grandes canales venosos en la duramadre (senos venosos durales del cráneo). Las venas cerebrales externas (venas «puente») drenan la superficie cerebral y se fusionan con el seno sagital superior. Se sabe que se rompen cuando se aplican al encéfalo cargas inerciales excesivas (hematona subdural). Dos venas cerebrales internas, que' drenan los hemisferios más profundos (áreas subcorticales), forman la vena cerebral magna. Existen variaciones en la confluencia de los senos que se fusionan (occipital, recto y sagital superior). El seno cavernoso permite un drenaje colateral significativo de la sangre del encéfalo. Otras venas colaterales son las diploicas y las emisarias.

V E N A S

M

UFC M

M U E M

M

M

V

EQ. G Q D E O J L ® +

PTEK(I®®0(§>[Í®L

MMOÜMM i n » © ( í m

$QDIPER(FO<BOAI!.o

A M O D I L A R

IWWEKO®KP

A M M R S W l í S I

« © I P T O I M t

u y

m

v

TrOR©OIE>E¿ft

» E C » ( í 5 w

1M©0I5>E$

MEWfcx

W U K B Q D U M * OMITE W

Y

WEKTEI8KM.1.

Las venas yugulares internas drenan los senos venosos con la ayuda de las venas angulares y del plexo plerígoideo. Las tributarias de las venas yugulares internas/externas son variables. La yugular interna discurre por la misma vaina que las arterias carótidas común/interna y el nervio vago. La disposición de las tributarias del tronco braquiocefálico venoso es similar en ambos lados, con la excepción de que el tronco izquierdo es más largo que el derecho (véase la siguiente lámina). Recuerde que sólo hay un tronco braquiocefálico arterial (Lámina 112).


117

I SISTEMA CARDIOVASCULAR

Véanse 119,147

J O O T E G » ^

m

i

m

w

m

m

v

A

NC: Utilice azul para las venas cavas superior e interior (H, H1). Observe que se ha eliminado un gran segmento de esta última para revelar la vena ácigos (N). Use colores brillantes para la primera vena intercostal posterior (D) y la torácica interna (F). Ambas drenan en el tronco braquiocefálico venoso.

sfliTEM^ m

y\ v » SQDPSmmA

3GJ)[}«IM+

TORÍMI&E^ M)S®0A B

OOTIOM c Q O T i M S i m

V

POSTERO©® D

0MM0@(ÍL E ITQXBÁMA

2." espacio Intercostal

O O T I C M f

T(Ü@M(§©

®>. / 0 . G

3/costllla

:H

M. Intercostal Interno 0 M 1 T ( i e i ( g © S m ( P © S T T ( 1 K 1 1 ® K D' OOT i G I ( § @ O T ( L S G D M O © ® i ^ © M I M T l

K

BQ&M0A®0<&®$m

«OSTTEMA M MLÍMA

(LA W & m

a

t

0M(F(1^0©Í

@®(Ml(®Klo

T E S I M U ^

/

mámm

?

RENAL Q

+

Diafragma (borde cortado) V. frénica

MEPÍTOA R VENA

h1

La vena cava superior drena la cabeza, cuello y extremidades superiores. Además, drena las regiones intercostal y lumbar por medio de un conjunto cuantioso —pero irregular y variable— de venas conocido como sistema ácigos. Conjuntamente con las venas del conducto vertebral (plexo venoso vertebral, Lámina 77), el sistema ácigos (venas ácigos, hemiácigos accesoria y hemiácigos) proporciona un medio para devolver al corazón la sangre de las extremidades inferiores y el tronco en caso de obstrucción de la vena cava inferior. Las venas ácigos y hemiácigos derivan de la fusión de las venas lumbar ascendente y subcostal. Las venas intercostales anteriores (no se muestran) drenan hacia las venas torácicas internas. Los sistemas de ias venas cava inferior y ácigos no tienen tributarlas importantes que drenen el tracto gastrointestinal, vesícula biliar y páncreas. Estas visceras tienen su propio sistema venoso (portal; véase la Lámina 119). Observe, sin embargo, que el hígado drena por medio de las venas hepáticas hacia la vena cava inferior (VCI), justo por debajo del diafragma. Note también que las venas testiculares/ováricas izquierdas se fusionan con la vena cava inferior por la derecha, pero con la vena renal por- la izquierda. Los varicoceles testiculares son más frecuentes en el lado izquierdo, debido en parte a la presión retrógrada venosa que se crea en esta intersección angular de 90° entre las venas renal y testicular.

VISTA ANTERIOR (de las cavidades corporales)


SISTEMA CARDIOVASCULAR M

M

®

E>D

I

M

I 10

E O T K E M O I M I 5 > E §

Véase 103

D M I F E K O © K C

NC: Utilice azul para P y colores claros para A-C, las venas profundas. Use colores oscuros para las venas superficiales (Q-V), que se han dibujado con un contorno más grueso. (1) Empiece por las venas profundas y trabaje ambas vistas simultáneamente. (2) Después de completar las venas superficiales, coloree las venas principales en cada una de las ilustraciones pequeñas, pero no pinte las lineas delgadas que representan sus tributarias.

\\\

Hueso ¡ 11 v/

V i » M

UgamentoTpi ...o® inguinal (< Fémur

.,

(i

m

m©(F(lDM(M3+ K

a

/ M E O T M O / W

^EM)©S@ M U M O T O

M M * ! ® A

1

( P * Q « © b

«EBU / B^TR.C' IP®$VEKO©RD

i

TTOIO^IL H'/í

IWMMJfirEAG

« O T M I P ( L É # \ S (FEM@BMES O Ü I H / G » . H1 « © I P W I M i

IFEGWmiü Odflim E O T E W k ®GJ¡BRA$ $QDPEEO©KI / QK1I?E(^0©(^ L' © © M / O T ^ M

o Q l m o G O i r s m N

N

O O L M ©@M(Ü)GÜ) @>EO?E<M o

mmmm M E M A S

o«eio@ííip

$Q0IP(EM(gOMIE$+

©0@OmfL q / íi

" n

(LMECM s

Tibia Peroné

\K Maléolo medial

VISTA ANTERIOR (Dorso del pie) Maléolo lateral

vn n

Q'

SAFEME

u

SAIFEGOA

MIM@Blv

El flujo de sangre en las venas profundas de las extremidades interiores sigue generalmente un curso ascendente. En combinación con la gravedad, la posición horizontal prolongada de las piernas puede ientificar ei flujo en las venas profundas (estasis) y provocar distensión e inflamación venosas (flebitis). A continuación pueden formarse coágulos (trombosis venosa profunda) que den lugar a tromboflebitis. En lodos estos procesos pueden desprenderse fragmentos de coágulos y liberarse hacia la circulación venosa (embolia). Los émbolos ascienden por venas de calibre cada vez mayor, superan fácilmente el corazón derecho y son bombeados hacia los vasos cada vez más pequeños de los pulmones, donde se adhieren (embolia pulmonar). Mientras que las venas protundas siguen generalmente a las arterias (venas acompañantes), las venas superliciales adoptan un patrón distinto. Discurren con los nervios cutáneos por la fascia superficial; muchas pueden verse fácilmente en las extremidades. En estas venas largas, la sangre tiene que vencer la gravedad durante una distancia considerable, y sus válvulas (Lámina 103) se ven sometidas con frecuencia a tensiones por carga de peso. Por suerte, entre las venas superliciales y profundas existen, numerosos vasos comunicantes (venas perforantes; no se muestran) que permiten el Ilujo hacia ias venas profundas, lo que contrarresta en gran medida el efecto de la incompetencia valvular. Las válvulas incompetentes provocan acumulación de sangre e hinchazón en las venas superliciales inferiores, con la posibilidad de inflamación. En el trastorno crónico, las venas sa/enas y sus tributarias pueden deformarse de manera permanente y perder su capacidad funcional (varices).

k

Vena safena mayor y tributarías (muslo anterior)'

.Maléolo medial ^Maléolo lateral

VISTA POSTER! (Pie en fie: plantar

Vena safena menor y tributarias (pierna posterior)


119

I SISTEMA CARDIOVASCULAR MSTTEM^ m m m .

Véanse 119,147

ooKp^iro©®

NC: Utilice azul para I y un color oscuro para J. (1) Pinte las venas que drenan los intestinos, páncreas, vesícula billar y bazo. Hay venas gastroepiploicas (D, D') y gástricas (G, G') tanto en el lado derecho como en el izquierdo. Para las ílechas direccionales con contorno grueso adyacentes a ios vasos sanguíneos, use el color de éstos. (2) Después de pintar de gris la vena cava interior (*) y sus tributarias (*'), las tributarias de la vena cava superior (* 2 ) y sus flechas direccionales, coloree las tres flechas grandes (* 3 ) que identifican áreas anastomóticas (incluya las venas esofágicas, que pasan por detrás del corazón).

KGFFIM

SQBIPERIMDRA

« E M I T I O L A m i M E ^ W A

0MGM®Í)Ib c OoD

E m í MQ©A e © A S T T I ^ E I P O M B f f i A DoD'

•*3

HÍGADO

ESTÓMAGO

( B A S T O S D O G1 flo G

©ÍOTSA H

$mm WO «

M

^

W

A

A

T J

ffiAmOMIFEROOK*/

immmmm*\

T fcAs

»

m

(LA MEMA ®E

mMWM©m*>

fiüt

VESÍCULA BILIAR

miFU'

Colon ascendente

c >

Los capilares del tracto gastrointestinal, vesícula biliar, páncreas y bazo drenan a tributarias de la vena porta hepática. Dentro del hígado, las ramas de esta vena (como las de una arteria) descargan sangre en capilares (sinusoides) rodeados por células hepáticas. Estas células eliminan de los sinusoides los lípidos, hidratos de carbono, aminoácidos, vitaminas y hierro digeridos (moleculares), los almacenan, alteran su estructura y/o los distribuyen hacia los tejidos orgánicos (en el caso de moléculas innecesarias o restos degradados de sustancias tóxicas, hacia los ríñones). El proceso de distribución comienza con la liberación selectiva de sustancias moleculares desde las células hepáticas hacia las pequeñas tributarias de las tres venas hepáticas. Las venas hepáticas se unen a la vena cava inferior (VCI) inmediatamente por debajo del diafragma. El sistema venoso portal se denomina así porque transporta directamente nutrientes y otras moléculas de la primera red capilar en el intestino a la segunda red capilar (sinusoides) en el hígado sin pasar antes por el corazón. En ciertas enfermedades hepáticas, la formación de tejido cicatrizal bloquea el flujo a través de los sinusoides. Como consecuencia, la sangre empieza a retroceder en el sistema portal. En trastornos crónicos, la vena porta y sus tributarias se agrandan significativamente. La sangre, que busca la vía de menor resistencia, encuentra rutas colaterales al corazón, y tiende a engrosarlas (varices), Estas rutas (señaladas con flechas) se establecen por medio de anastomosis entre venas del sistema portal y venas de los sistemas de la cava inferior, cava superior, ácigos y venas vertebrales. Existen otras anastomosis entre diversas venas retroperitoneales y la vena umbilical (no se muestran). En este último vaso pueden aparecer venas varicosas irregulares en la superficie de la pared abdominal (cabeza de Medusa; véase el Glosario).

Colon descendente INTESTINO Colon GRUESO sigmoide V. rectal inferior RECTO

VENA PORTA Y SUS TRIBUTARIAS (Vista anterior, diagrama)


SISTEMA CARDIOVASCULAR o t i m o é M

m

120 ( ? o » © o ( j m ( i s

w m m

NC: Utilice azul para K y K'. Las venas superliciales de las .extremidades se muestran a la izquierda, y las venas profundas, a la derecha. Sólo unas pocas venas se presentan bilateralmente. Las palmas están encaradas hacia delante. (1) Utilizando como referencia las láminas anteriores sobre venas, si es necesario, empiece por A (mano derecha) y coloree las estructuras en el orden indicado. Mientras pinta cada vena, escriba su nombre con lápiz. Después de completar las venas superficiales de las extremidades, coloree las venas profundas, comenzando por la mano/pie. (2) Recuerde que las venas profundas discurren junto con las arterias del mismo nombre. (En el Apéndice A, al final del libro, se ofrecen las respuestas)

,Q

VENAS DE U S EXTREMIDADES SUPERIORES

á B C D E F 6

iL

I J K L M N

VENAS DE LA CABEZA Y EL CUELLO O P

VENAS PROFUNDAS

VENAS DEL TÓRAX 2 !" R L T

Vena toracoepigástricaN

VENAS DE LAS EXTREMIDADES INFERIORES U

M-

W

6 7 00 9 VENAS DE LA PELVIS Y EL ABDOMEN 10 11 12 13 14 15

16 17 18 19 20 21

Como saben todos ios flebotomistas, las venas son extremadamente variables en tamaño y localización. Las venas profundas discurren junto con las arterias del mismo nombre (aunque la dirección del flujo es la opuesta); en las extremidades, las venas suelen ser pares (venas acompañantes). Las venas superficiales no tienen arterias homóiogas (nuestro progreso evolutivo se habría reducido considerablemente si no hubiera sido asf), y tienden a discurrir con nervios cutáneos. En resumen, debería quedar claro que las arterias tienen ramas; las venas portas también tienen ramas, pero todas las demás venas tienen tributarias. Observe que no se ilustran la vena torácica interna ni sus tributarias. Fíjese en la vena loracoepigástrica (P), entre la vena torácica lateral (tributaria de la vena axilar) y la vena epigástrica superficial (tributarla de la vena safena mayor). Ésta es una posible vía de retorno colateral al corazón desde las extremidades inferiores en caso de obstrucción de la vena cava inferior.

A

VENAS DORSALES

VENAS PLANTARES


121

SISTEMA LINFATICO A M P U R A É N

Véanse 122,126

YMTRMIFREA

NC: Utilice azul para H, rojo para I, morado para L y verde para M. (1) Pinte tas estructuras con contorno grueso, que representan los vasos linfáticos periféricos (superficiales; A). (2) Coloree los números grandes en el diagrama central, con los títulos correspondientes. En el diagrama inferior, no pinte tos Iinfocitos circulantes en y entre los capilares sanguíneos y linfáticos.

G M E Y M M

Tronco yugular. C »Tronco subclavio Tronco broncomediastínico

V. subclavia D. Vena cava superior

W E R F O f f i O A l U UMFAVO(B@$

ÍPEROIPÍRÍ)©®!

« m A d B

®AM®y® M O t M B ' ® A M @ y ©

Área drenada por el conducto linfático derecho

O ^ G M A t L B2

MAJIE ff>K®IFIIDMIÍ>® + m

m

m

y MIFATO© C

©OSTERMA

©dflD(l®ÍAD Y K K F ^ W ®

®ERE©(K)©F

El cuerpo consta aproximadamente de un 60 % de líquido (en volumen), que llena las células, vasos y espacios. El líquido tiene que circular. Parte de los líquidos del organismo y algunos Iinfocitos salen del sistema circulatorio para entrar en los espacios híslicos (tisulares). Estos líquidos (lípidos) y Iinfocitos (linfa) son recuperados en parte por vasos de paredes delgadas (capilares linfáticos) que se forman en los espacios del tejido conjuntivo laxo. A diferencia de las redes capilares sanguíneas, en asa cerrada, estos minúsculos vasos sólo están cerrados por un extremo. Se fusionan para formar vasos linfáticos cada vez más grandes que drenan hacia las venas principales del cuello. Estos vasos constituyen el sistema linfático. Algunos vasos linfáticos discurren a través de ganglios linfáticos, una especie de estaciones de filtrado de linfa.

A

Los troncos linfáticos que drenan cada región convergen en un saco linfático dilatado (cisterna quilosa), que asienta por debajo de la aorta abdominal, sobre la primera vértebra lumbar. El conducto torácico empieza en el extremo superior del saco, asciende por la cara anterior de la columna vertebral y drena en la vena subclavia izquierda, en su unión con la yugular interna. El conducto linfático derecho termina de forma similar en lado opuesto. Drena el área punteada. Timo © U ^ í l l W O é M É M M ®

£ ^

Vaso linfático

®EMEDWOV©G I

T E J A ® © YMF®0(B>E J '

Médula ósea

(?ERO(PÉRO©©K

R E ® (&AP0UMS L '

Vena cava superior

IL0MIF®©ffT0®A +

3AM®RE M T E R I M M » ©

DRENAJE LINFÁTICO SUPERFICIAL Y PROFUNDO

Hueso

W A $ © y M F A T O ® M ® A M @ y ®

y M F ^ T T O © ® M1

Los Iinfocitos son uno de los principales tipos celulares del sistema inmunitario. El esquema de la circulación revela la principal vía para la distribución de Iinfocitos desde sus órganos generativos (médula ósea, timo) hasta los tejidos y órganos linfoides, así como a los órganos y tejidos en general (tejidos periféricos). Este patrón circulatorio maximiza la exposición de los Iinfocitos a los microorganismos y fomenta las posteriores operaciones de defensa corporal (respuestas inmunitarias). Formados y desarrollados en la médula ósea y el timo (1), los Iinfocitos salen con la sangre venosa para entrar en la circulación. Por medio de sangre arterial (2), los Iinfocitos penetran en las redes capilares de los tejidos linfoides (3) y otros tejidos periféricos (4). Los Iinfocitos pueden permanecer en los órganos linfoides/tejidos periféricos o migrar para entrar en capilares sanguíneos o vasos linfáticos. Desde los capilares linfáticos, los Iinfocitos fluyen con la linfa hacia los ganglios regionales (5). Allí pueden estacionarse o salir para fusionarse con otros vasos linfáticos, que se unen a los conductos linfáticos (6) que desembocan en el sistema circulatorio sanguíneo.

Extremo venoso

Extremo ciego del capilar linfático


; SISTEMA INMUNITARIO (LINFOIDE) l O O T C t W M a f c NC: Utilice verde para D; para la médula ósea (A) y el timo (B) emplee los mismos colores que en la Lámina 121. (1) Las estructuras que .describen el tejido linfoide asociado a la mucosa (E) son generalizaciones; en la Lámina 127 se ofrecen representaciones más detalladas. (2) Los tres tipos de llnfocitos se han identificado con letras dibujadas dentro de su núcleo. Coloree la célula entera en todos los casos. (3) Los diversos tipos de células que aparecen en esta sección se Identificarán generalmente con letras/referencias más descriptivas (p. ej., PC == célula plasmática). Procure utilizar el mismo color claro para cada tipo celular dondequiera que aparezca.en las Láminas 122128.

j.

VQM©B

' El sistema linfoide, el componente anatómico del sistema inmunitario, se encarga de las funciones de defensa contra los microorganismos que entran en el cuerpo y destrucción de las células o partes de células que dejan de reconocerse como «propias». Los tejidos y . órganos linfoides son mayoritariamente acumulaciones de linfocitos y células relacionadas • (véases más abajo), sostenidos a menudo por una malla de células y fibras reticulares. La médula ósea roja y el timo son los órganos linfoides primarios. La médula ósea contiene los precursores de todos los linfocitos y descarga estos últimos en la circulación. Consta principalmente de grandes variedades de células sanguíneas en diferentes estadios de maduración, fagocitos, células y fibras reticulares y células adiposas (adipocitos). En la , médula ósea, algunos linfocitos maduran y experimentan una transformación estructural y bioquímica (diferenciación) para convertirse en linfocitos B. Los linfocitos grandes entran en • la circulación desde la médula ósea y funcionan como células agresoras naturales (natural killer;; NK). Algunos linfocitos parcialmente diferenciados migran a través de la sangre hasta el timo. Allí se convierten en células T y experimentan una ulterior diferenciación. Después, i estas células vuelven a entrar en la circulación y migran a órganos linfoides secundarios. 'i-El timo se localiza en el mediastino superior y anterior (inferior). Recibe linfocitos i inespecíficos de la médula ósea. El timo está comprometido activamente con la proliferación y diferenciación de linfocitos T durante la vida embrionaria y fetal, así como durante la | primera década de vida extrauterina. El timo empieza a degenerar (involución) después de

4mmm s e o i f t M m i •

TIÍ

M

A

I A

I

W

«

©

P

M

| M I G O M E

M

/

{ m m )

FLB>EM©OIB>E$

%vr ^MTOüSEKlF^Ab

E F

G

| Los órganos linfoides secundarios son estructuras pobladas predominantemente por ! linfocitos que han migrado de órganos linfoides primarios. La ordenación estructural de ! ¡estos órganos va desde formaciones complejas y encapsuladas, como el bazo y los ganglios í Mélicos, hasta una disposición difusa de linfocitos por todos los tejidos epiteliales y : conjuntivos laxos del aparato digestivo, si no de todas las cavidades abiertas. Estos órganos ;, secundarios representan localizaciones satélites para la activación de linfocitos frente a la ! amenaza de antígenos. El bazo procesa sangre entrante. Sus linfocitos y fagocitos reaccionan t : rápidamente ante la presencia de microorganismos y glóbulos rojos (eritrocitos) enveje| cidos. Los ganglios linfáticos criban la linfa de vasos linfáticos aferentes, de una forma muy I similar a la que emplea el bazo para procesar la sangre. Las amígdalas y adenoides, que son í ¡ ' masas nodulares parcialmente encapsuladas de tejido linfoide, protegen la faringe y marcan ; los microorganismos entrantes .para que sean destruidos. En todas las capas mucosas de las cavidades abiertas (principalmente el aparato digestivo) hay masas linfociticas nodulares, no encapsuladas y de tamaño variable (folículos), así como distribuciones más difusas de ; linfocitos. Los folículos no encapsulados y las agrupaciones difusas de linfocitos constituyen el tejido linfoide asociado a ia mucosa (MALÍ); en el tracto intestinal puede denominarse I ¡ «tejido linfoide asociado al intestino» (GALT). El apéndice vermiforme alberga múltiples i folículos linfoides en su mucosa. La densidad de linfocitos y folículos linfocíticos en todas estas estructuras varía según el grado de respuesta inmunitaria requerida.

© I I L M ir (Bímm mmmm

MTfolir,»Ag Seudópodo r

J*

Lisosoma

UMF@@OTr® B B ( B £ ( L M V i m w f o i m

E

MBJKS©^

NIÑO DE UNOS 10 AÑOS

UM(?©©(nr© ir m

U r t Y O W S D TEJOIMD

Vejiga urinaria

(ff>ILMMMOTr©)PC

w m m m (MEBJPEIR)TH TC m w m i

( K I O T m ( í C O I l W ) N K

mmmr©

p

Los linfocitos B activados (B = derivado de la médula ósea) se diferencian a lo largo de líneas específicas, una de las cuales acaba convirtiéndose en células plasmáticas (plasmadlos). Las células plasmáticas segregan moléculas proteicas llamadas anticuerpos hacia ios líquidos hísticos. Los anticuerpos interaccionan con ios antígenos y los destruyen. El término «antígeno» se restringe a aquellas moléculas (libres o acopladas/integradas en células y microorganismos) que desencadenan la activación de las células B. Los linfocitos T precoces (T = derivado del timo) se diferencian en uno de varios tipos de células, incluidas las cooperadoras (hélper, Th), las citotóxicas (Tc) y las células de memoria (no se muestran). Activadas por la estimulación antigénica, las células Th estimulan y regulan operaciones inmunitarias específicas e inespecíficas contra otras células, sin contar necesariamente con la ayuda de las células B. Asi pues, son las responsables de la inmunidad de mediación celular. Las células Tc matan células marcadas por otras células T o lintocinas (interleucinas). Las células agresoras naturales (naturalkiller, NK) no son células B ni T. No son activadas por otras células o liníocinas (matan motuproprio). En asociación con células Tc, destruyen principalmente células tumorales y células infectadas por virus. Los fagocitosis son células que destruyen antígenos por fagocitosis. Actúan como células presentadoras de antígenos (CPA) para las células T; las células T, a su vez, activan los fagocitos.


123

SISTEMA INMUNITARIO (LINFOIDE) O M ( M ( M >

Véanse

( M W O M

11,17,18

NC: Utilice rosa para IR y los mismos colores que empleó en la Lámina 122, siempre que sea posible. Las líneas radiales que rodean algunas células indican activación. Todos los elementos que se muestran se han ampliado y esquematizado para íacilitar la coloración,

O N M Q D N O M m

M

+ m

m

Aba

t/mm®? 0 M ( F I L A M A T r ® R 0 A IR La inmunidad es un estado anatómico y fisiológico de seguridad frente a las enfermedades. La inmunidad natural existe con independencia de cualquier interacción concreta entre microorganismos y Iinfocitos. Poco antes del nacimiento y con posterioridad, el or qa n Vsmos individuo adquiere progresivamente una inmunidad específica después de cada interacción antígeno/linfocito y de la activación resultante. Los fagocitos participan tanto en la inmunidad natural como en la adquirida; los Iinfocitos participan en la inmunidad adquirida y potencian la inmunidad natural. T e j¡ d o fibroso

La inmunidad natural opera de forma indiscriminada contra microorganismos y subcutáneo células/componentes celulares degenerados. Las barreras anatómicas (1), como la piel o las membranas mucosas, oponen resistencia física a la invasión de microorganismos. Los fagocitos se acercan a su presa desde la sangre (2) o los tejidos conjuntivos (3), la engullen (4, fagocitosis) y la destruyen con enzimas lisosómicas (5). El complemento (ciertas proteínas solubles en los líquidos corporales) se une a los microorganismos y favorece su fagocitosis. La irritación de los tejidos (p. ej., clavarse una astilla) induce una respuesta inflamatoria que engloba tanto inmunidad natural como adquirida.

O N G M O M S ) La inmunidad adquirida implica respuestas linfoclticas diversas, pero específicas, ante la presencia de un antlgeno. Una reacción linfocitica especifica a un antlgeno (respuesta inmunitaria) se caracteriza por la activación y proliferación de Iinfocitos, seguida por la destrucción del antigeno. Son posibles dos tipos de inmunidad adquirida, según las

clases de Iinfocitos implicados: Inmunidad humoral e inmunidad celular. Algunas características inherentes a ambos tipos de inmunidad son la especificidad y diversidad de la respuesta, la retención de memoria celular del antlgeno y ia capacidad para reconocer como «propias» o «no propias» las proteínas del organismo. <BÍUDU\

O I M G M D IKIÍIMIMBiOM(F@OTO d B ( B L L L M GME MEM@E0AB« © l í L M

( M ^ S M ^ T T O © ^ PC

^ O T O M i W A b

INMUNIDAD HUMORAL

0 K K P l « M i c

O G M N O M GEUDUMSTuMFflxBinr© t t t (gídOJM I M

M E G A © »

immuft I l L M

(¥CO)T„ ©OTOTrto©^

(T®)Tc

PC

km-1 La inmunidad humoral (relacionada con líquidos) se caracteriza por la activación de Iinfocitos B ante la presencia de un antígeno (Ag) (1); formación y proliferación de células de memoria (BM), que segregan anticuerpos (Ab) (2), y formación de células plasmáticas (PC) (3), que también segregan anticuerpos (4). Los anticuerpos son proteínas complejas formadas en respuesta a un antígeno específico, que se acoplan a él en la zona del determinante antigénico (5) y facilitan su fagocitosis.

La inmunidad celular se caracteriza por la activación de Mocitos T (T) ante la presencia de un antígeno acoplado a células presentadoras de antígenos (>fagocitos; P) (1). La mayoría de las células T se diferencia en Iinfocitos Tcooperadores (TH) y Iinfocitos Tcitotóxicos (Te). Los Iinfocitos T cooperadores (2) potencian la inmunidad humoral al activar células B, aumentar la respuesta inflamatoria, activar fagocitos con factores estimulantes (llnfocinas) y formar células de memoria (TM). Los Iinfocitos T citotóxicos (3) se unen a las células infectadas y las destruyen, además de formar células de memoria. Las células de memoria reconocen características estructurales específicas de antígenos ya encontrados anteriormente («memoria») y facilitan respuestas inmunitarias rápidas en caso de ulteriores exposiciones a dichos antígenos.


SISTEMA INMUNITARIO (LINFOIDE) TTOM® V

124 Véanse 20,122

(MÉIMDW

NC: Utilice rojo para G, azul para H y verde para J. (1) Empiece por la médula ósea roja (A) en la parte inferior de la lámina. Después coloree la porción de médula roja (K) en el húmero del neonato. Pinte el corte del timo y la descripción diagramática de la maduración de linfocitos en dicho órgano. Observe que los márgenes del diagrama representan la corteza y la médula del timo. Por último, pinte el esquema general de la función tímica.

••T0M©c .

m M W E

(P0®(M©D

m m m

E

.

U M I F O f f i O T © M © IS)DIFEREKI(S0AI9)©U U M W D G O T T © IT O M M M I I B © i F

HOMWOTT© ?

Gm(U)(£®T

AOHTERim g VAS® ^EM©S© H $ ( M $ ® 0 ( g > S H1

mm

yMiF¿Tro®©j

El timo siembra todo el cuerpo con linfocitos T, los protagonistas de la inmunidad celular. Consta de dos lóbulos de tejido glandular en el mediastino anterior y superior. El timo es funcional y relativamente grande en el feto tardío/neonato (15 g), continúa creciendo y funcionando durante la primera década de vida y declina en tamaño y actividad durante los años siguientes. El timo funcional consta de lóbulos microscópicos partidos por tabiques fibrosos que contienen vasos sanguíneos. Cada lóbulo tiene una corteza externa densa con linfocitos y una médula central mucho menos densa. Las células epiteliales del lóbulo forman una malla «reticular» que sostiene la estructura. En la médula se aprecian anillos concéntricos discretos de células epiteliales queratinizadas (corpúsculos de Hassal); aunque muestran signos degenerativos con el . envejecimiento, pueden contribuir a la diferenciación linfocftica. Los vasos ' arteriales conducen linfocitos no diferenciados.hm la corteza. Cuando migran a la médula, las células ya muestran signos de diferenciación en células T. En la corteza interna, las células son principalmente células T inmaduras (pero ; comprometidas). La médula contiene de forma mayoritariacéte Tmaduras. Estas células salen del timo a través de vénulas (vasos venosos) para entrar en la circulación sistémica. Algunos linfocitos T penetran en vasos linfáticos destinados a ganglios linfáticos mediastfnicos y distales. El timo también . produce un cierto número de factores (hormonas) que estimulan la : diferenciación linfocftica.

Ganglio linfático

l • ¡

©Syy)y\ uMF©@ffini®A m / k m E L

Hueso compacto

pR0DÜCC|<}N

DE

LINFOCITOS

m(BTr©RB>E©RE(BOMOEKnr®GF IL0M(F©©0¥©

:

©ÉUU)U\

,

(BÉOJUHLA

i B

(PRE-TTTP M M M R F L Ü . NK

í La médula ósea roja (recuerde la Lámina 20) está densamente poblada por [ una gran variedad de células sanguíneas en distintos estadios de desarrollo. El |; marco de sostén de la médula está compuesto por células y fibras reticulares, j Alimentados por arteriolas de la arteria nutricia del hueso, los capilares del í interior de la médula se agrandan hasta el punto de convertirse en pequeños | senos (sinusoides). Presentan «poros» citoplasmáticos transitorios para el paso inmediato de células hacia la circulación. Entre las células sangufneas en ; desarrollo figuran los precursores lintocíticos, que son inducidos a dividirse por ; ciertos factores de crecimiento. La progenie de estas células está compuesta ¡ mayorltariamente por linfocitos pequeños y algunos más grandes. La maduración I de los linfocitos B (células B), el desarrollo de las células agresoras naturales í (linfocitos grandes) y el desarrollo de las células pre-T tienen lugar en la médula ósea. Estos linfocitos entran en los sinusoides y el flujo venoso de salida para distribuirse por todo el organismo.

Flujo venoso de salida

citoplasmátlco

Megacariocito


125

SISTEMA INMUNITARIO (LINFOIDE) Véanse

NC: Utilice rojo para F y azul para H. Para las células, continúe con los mismos colores que ya empleó en láminas precedentes. (1) Ai colorear la representación esquemática de las estructuras esplénicas, líjese en los corchetes inferiores que delimitan las estructuras encuadradas dentro de la pulpa blanca y las regiones de pulpa roja. (2) No pinte los senos venosos (G) a fin de dejar visibles los huecos y las células reticulares muy ramificadas (ilustración inferior).

Superficie gástrica

Estómago (corte) Páncreas

ü«

n intestino grueso Superficie renal

Superficie colónica

Superficie pancreática

.6+ ( M D t m BUfcMffifl D J F © ( U Í © ( U ) t © U M ( P © 0 ( f i ) ü D-

w m m

m

$

E

F'

CT VISTA SECCIONAL "C (Regiones de pulpa blanca y roja)

MM@III)IRME@$+

MTEKOA F M Í S E O © ! ^ MQ!)S©0IM M E tfgRMflUfc M A H1

WEM©$®G+ H

©É(U!i)(LM + yM(p©©of©

T t

yM(F©@flTT@

Í B

dOMIF@@DT©

m®wm

M0TT#¡ni@©ML p

@ í i ( ! J ) y \ ( F d ^ S M ^ T T O © ^ PC

ESTRUCTURAS DEL BAZO (Esquema)

El bazo, un órgano blando, lleno de sangre y de color morado oscuro, se sitúa en el cuadrante abdominal superior izquierdo, en posición posterior y justo por encima del riñón izquierdo, a nivel de las costillas 11-12 aproximadamente. En general es del tamaño de un puño cerrado. La cápsula del bazo proyecta extensiones hacia dentro (trabéculas) que sostienen el órgano y los vasos de entrada/salida. La vista microscópica del bazo está diticultada por una marea interminable de Iinfocitos, fagocitos y, en este órgano, glóbulos rojos. Las pequeñas ramas distales de la arteria esplénica discurren por las trabéculas fibrosas; tas arteriolas ramificadas quedan envueltas en Iinfocitos (vaina periarteriolar) y se subdividen en folículos linfoides. Estos folículos, las arteriolas y sus vainas celulares constituyen la pulpa blanca. Los folículos se agrandan con la estimulación antigénica; después de la estimulación, empiezan a aparecer grandes Iinfocitos mitóticos (en diferentes estadios de división celular) en la parte central de cada folículo (centro germinal), lo que crea una zona menos densa que el área circundante atestada de células. Cuando tas arteriolas rectas (penicilares) salen de la pulpa blanca, pierden sus túnicas musculares y se adentran en senos venosos rodeados de

122,136,147

Cordones esplénicos

fagocitos. Estos senos parecen dejar huecos entre las hebras irregulares de los cordones esplénicos (células reticulares muy ramificadas, células B y plasmacitos). Los fagocitos que cuelgan entre las ramas captan los eritrocitos envejecidos que salen de los senos. Los senos y los cordones esplénicos constituyen la pulpa roja. Los sinusoides drenan hacia las vénulas tributarias de las venas trabeculares. Éstas forman las tributarias de las venas esplénicas. La producción de anticuerpos y la fagocitosis son actividades fundamentales del bazo. A medida que la sangre fluye hacia las arteriolas de la pulpa blanca, el antígeno es recibido por fagocitos e infinidad de células T, que desencadenan respuestas de inmunidad celular en las vainas periarteriolares. Al adentrarse en los folículos, los vasos están rodeados por células B. Una vez activadas por la presencia del antígeno, las células B se transforman en plasmacitos y se inicia la producción de anticuerpos (inmunidad humoral). La infección sistémica aumenta notablemente la producción de Iinfocitos, lo que causa una hipertrofia palpable del bazo (esplenomegalia). La extirpación del bazo (esplenectomía) nunca es una alternativa benigna. En ausencia de tejido esplénico, el organismo puede experimentar una reducción de sus capacidades inmunitarias.


126

SISTEMA 1NMUN1TARI0 (LINFOIDE)

mmum

Véanse 121,122

iuiKi(F^Tro©(Q«

NC: Utilice rojo para M, azul para N y verde para 0 (si tiene otras tonalidades de verde, empléelas en J-L); siga con los mismos colores para las diferentes células. (1) Pinte los circuios que identifican el tipo celular dominante en las regiones de un ganglio linfático. En la corteza proiunda (paracorteza), fíjese en los pequeños círculos que representan vénulas (N').

©Éyíiy^

UKHW2WE8+Í

y M I ? © » © TT (10MIF©@!1T@ W> B ywiFGxBinr© ©ItUH^

A'

p

y

«

wéíro(g@ML OTLMMÁim

PC

o

¿WÍÍ@(iKI@Ag

ÍJAOM REITIMBMR O (F@(LÍOT(L© Y M I F ^ T F O © © F ©TIRA©

©IWOMAHG

MIWILAH

yiMHD<S® A M i O T i j S I M © Y MF^TTIHB© K m $ @

yM^TOffi® ilFiISIIMfi L Seno j peritrabecuiar

« I ^ O A

m /

^IMBDUÍN'

G. cervical A

GANGLIOS SUPERFICIALES

Vena subclavia GANGLIOS PROFUNDOS Conducto torácico

Cisterna quilosa G. inguinal

Seno marginal (subcapsular)

G. lumbar

G. pélvico

VISTA DE UN CORTE Los ganglios linfáticos tienen una cápsula fibrosa de la que surgen trabéculas que invaden el órgano, dividiéndolo de forma incompleta en compartimientos. A partir de las trabéculas se proyectan células y fibras reticulares finas que forman una malla espesa de ramas entrelazadas por todo el ganglio (malla reticular). Este tejido intrincado de fibras actúa como sostén para la densa población de linfocitos. La linfa se filtra a través de ciertas partes de la malla reticular denominadas senos linfáticos (al parecer, sólo los senos marginales están revestidos de endotelio). Las fibras reticulares de estos senos (1) forman un armazón espacial desde el cual los fagocitos pueden captar fácilmente antígenos en el flujo linfático. El interior de un ganglio se caracteriza por una corteza externa y una médula interna. La corteza presenta un grupo de masas especialmente densas de linfocitos B (2; folículos linfoides), que aparecen en las áreas interíoliculares entre una matriz más dispersa compuesta principalmente por Mocitos T (3). En presencia de cantidades significativas de antígeno, los folículos desarrollan centros germinales; aquí se observan Mocitos mitóticos en grados variables de evolución (4). La parte exterior de la médula (paracorteza) muestra una disposición más difusa de fagocitos, células T y algunas células B (5). En la paracorteza, las células endoteliales de las vénulas están especializadas y proporcionan receptores buscadores de linfocitos que influyen en la localización de las células T y B dentro del ganglio. La médula es una matriz concentrada de senos interconectados, con fagocitos y células plasmáticas en número significativo (6).

La linfa entra en los ganglios por los vasos aferentes, con válvulas que controlan el tráfico unidireccional. A medida que ia linfa serpentea a través de ia infinidad de fibras reticulares, los fagocitos captan antígenos y los presentan a las células T de las áreas interfoliculares. Las células B activadas en los folículos, y ayudadas por células T cooperadoras (Th), se transforman en células plasmáticas y células de memoria. Las células plasmáticas y las células B segregan anticuerpos, con receptores que se unen a una porción del antígeno (determinante antigénico). La unión de un anticuerpo con un antígeno facilita la destrucción de este último. Un estímulo más significativo promueve la formación de centros germinales. En las áreas paracorticales y medulares internas tiene lugar una ulterior actividad inmunitaria. La linfa saie de los senos medulares y los ganglios por medio de los vasos eferentes. Al mismo tiempo, también entran linfocitos en el ganglio a través de pequeñas arterias-, estas células pueden migrar a los senos desde las vénulas, mientras que la sangre restante sale del ganglio por las venas. En resumen, ios ganglios linfáticos son localizaciones de respuestas inmunitarias tanto humorales (mediadas por células B) como celulares (mediadas por células T) contra antígenos presentes en la linfa. El agrandamiento palpable de los ganglios linfáticos cervicales durante una infección respiratoria alta, por ejemplo, atestigua que estos mecanismos son operativos frente a la invasión de microorganismos.


SIS I h M A 1 N M U N 1 1 A H I U ( L I N h U l U b J

imm

yM(F(S)OS)(i

mmmm & mmm&

NC: Utilice verde para C y los mismos colores que empleó en las láminas anteriores. (1) Empiece por las representaciones de las amígdalas normales e inflamadas; píntelas de rosa y rojo, respectivamente. Incluya los círculos que identiíican las células predominantes en el folículo y el centro germinal.

Véanse 122,132,137,143

(MMJT)

AMÍGDALAS NORMALES

AMÍGDALAS INFLAMADAS Arco palatofaríngeo Arco

[p®LÍ©(y)(L©raMARO®A M T O 3 )

(MMOimtlB

m m dOMF^TTOfi® E F E M T T E c

uwOT© iwoir<$iro<B®ML mmrnw? HflMF®©0ir®

BE

umf@©OTT® TT P y ^ S M ^ T T O f f i ^ PC / W Í ( M ® A g El tejido linfoide no encapsulado abunda en todos los tejidos epiteliales y conjuntivos del organismo. Su imagen característica es la de agrupaciones móviles, laxas o densas, de lintocitos y/o células íagocitarias. En esta categoría también se encuadran los folículos (nódulos) únicos o múltiples de tejido linfoide organizado que se observan en los ganglios linfáticos y el bazo. Estos nódulos pueden desaparecer y formarse de nuevo en respuesta a provocaciones antigénicas. Las células/nódulos linfoides en las capas mucosas (y submucosas) de las visceras, exceptuando algunos aparatos, constituyen el «tejido linfoide asociado a ia mucosa» (MALT). En el tracto intestinal, este tejido se denomina «tejido linfoide asociado al intestino» (GALT). También se ha descrito tejido linfoide asociado a la piel (SALT) (véase la célula de Langerhans en la Lámina 18). Aquí se presentan algunos ejemplos de MALT. A M ( T ® M L A D

El término «amígdalas» denota las masas de folículos linfoides primarios que rodean los pliegues internos de la mucosa faríngea. Las amígdalas no tienen senos linfáticos definidos; sin embargo, pueden observarse capilares linfáticos que drenan hacia vasos eferentes. Con la estimulación antigénica, es habitual la Inflamación de las amígdalas (amigdalitis). Las amígdalas inflamadas están tumefactas, enrojecidas (a menudo con vetas de vasos que cruzan la superficie mucosa) y son dolorosas. A medida que se activan los folículos, se forman centros germinales, aumenta el número de Iinfocitos ByTt aparecen fagocitos y células plasmáticas y se producen anticuerpos. Considerada en el pasado como un «ritual» culturalmente aceptado, la amigdalectomía sólo se practica actualmente en casos justificados (obstrucción de las vías aéreas, infecciones crónicas). Las amígdalas/adenoides (MALT) responden con rapidez a la presencia de microorganismos, ya sea marcándolos para presentarlos a células T o destruyéndolos directamente por medio de anticuerpos. PUfcGAS

M

CORTE INTESTINAL

PEWEK+

Los agregados de folículos linfoides en la submucosa del íleon distal se denominan placas de Peyer. Presentes de forma esporádica por todo el intestino, los folículos linfoides están más concentrados en esta localización. Con la estimulación antigénica, estos folículos se agrandan de una' forma muy similar a las amígdalas. W i G M í ? © *

F

El apéndice vermiforme es una extensión fina y tubular del ciego (intestino grueso). Contiene un cierto número de folículos linfoides que se extienden desde la submucosa hasta el revestimiento epitelial de la mucosa. La mucosa del apéndice experimenta agresiones bastante frecuentes (semillas de tomate y chile, granos de palomitas de maíz y sustancias extrañas ingeridas), y los procesos inflamatorios son relativamente comunes (apendicitis). La estructura se hincha, se enrojece y a menudo resulta bastante dolorosa. En ella tienen lugar respuestas inmunitarias clásicas (formación de centros germinales, etc.). Debido a las paredes delgadas del apéndice, las inflamaciones inducidas por infecciones agudas puede romper el apéndice hasta el peritoneo (peritonitis). La extirpación quirúrgica del apéndice (apendicectomía) es un procedimiento habitual. No hay pruebas de que se produzca una depresión de la actividad inmunitaría después de la apendicectomía.

NORMAL

CORTE DEL APÉNDICE Fagocito

INFLAMADO


128

SISTEMA 1NMUNITARI0 (LINFOIDE)

Véanse 121-127-

NC: No coloree esta lámina hasta que haya pintado las anteriores sobre el sistema inmunitario (utilice aquí los mismos colores para las células). En el Glosario se ofrece una explicación de términos nuevos. (1) Empiece por la Infección por el VIH y siga el texto numerado mientras trabaja la página de arriba abajo. Las tres células de la ilustración superior representan diferentes estadios de una misma célula. (2) Los contornos punteados denotan estructuras destruidas. (3) Las flechas huecas que apuntan hacia abajo indican una reducción en el número o una reacción negativa; las flechas huecas hacia arriba significan un aumento en el número o un efecto positivo.

Glóbulo rojo

INFECCIÓN POR VIH

0N(FE(B(MM

G

»

WHW +

ARNm

U N m O I T O ) ir / FFI®MP®MEMTR(E$T i w m w ^ H ©EMITIR©

EFECTOS

1

(<B©RE)

M B R E

/

i d

« T i G m

mmmmm®* ( l o w o t ©

TTT

© | y j ) ( L ^ IT © O T O T t o © ^ Tc m@@©(nr© p KESPOflESTA

ONFUAMmiSOAiR

Ag © i n d o y i ir m

MEI

©LIIYTI^

Í

B

®ímm

B ©E ME

AMTOQDERIW&Ab

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es un retrovirus que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), un proceso patológico que afecta a la mayor parte del sistema inmunitario en un punto u otro. Un retrovirus es un virus ARN que contiene la enzima transcriptasa inversa, que convierte ARN en ADN. Esta lámina ilustra los efectos inmunosupresores del proceso patológico. El VIH libre o células infectadas por VIH pasan de una persona a otra a través de líquidos corporales. Esta transferencia ocurre principalmente por contacto sexual o inyección. Una vez en el organismo, el VIH infecta células con receptores CD4 (ciertos fagocitos y células T) con gran rapidez, lo que induce generalmente fatiga, fiebre, dolor de garganta y tumefacción palpable de los ganglios linfáticos. Después de un descenso de los síntomas, sigue un período de latencia (habitualmente superior a 2 años). La replicación del VIH parece relativamente dominada durante este tiempo, y es posible que no haya síntomas. Pero ia replicación del VIH continúa en los tejidos linfoides y otras localizaciones en las que es captado por fagocitos móviles. En un determinado momento, cuando la carga vírica es muy alta y la competencia del sistema inmunitario está lo suficientemente comprometida, empiezan a proliferar diversos microorganismos no VIH/no infectados por el VIH sin que se produzca una respuesta inmunitaria adecuada. Estas «infecciones oportunistas» pueden ser de origen vírico, bacteriano, micótico o protozoario. En última instancia, estas infecciones, que pueden producirse simultáneamente, son las que acaban con la vida del huésped. Los actuales regímenes de tratamiento pueden reducir la carga vírica y mejorar la calidad de vida, pero no eliminan la infección por VIH. En nuestro ejemplo, el VIH es libre y se transmite por la sangre. Observe que (1) el receptor CD4 del ¡infocito se acopla a la glucoproteína (gp) 120 de la envoltura externa del VIH. Se produce la fusión entre ambos, mediada por el correceptor quimiocina. La envoltura se desprende a medida que el centro (core) vírico entra en la célula (2). La nucleocápside se rompe (3) y libera el ARN vírico y la enzima transcriptasa inversa hacia el citoplasma de ia célula. La transcriptasa inversa transcribe el ARN vírico en ADN provírico (4). Ei ADN provírico fluye hacia el núcleo de la célula y se integra con el ADN de ésta (5). Una vez integrado (6),

« W í ® M © [ » la ARN polimerasa transcribe segmentos de ADN vírico en ARNm vírico (7). El ARNm vírico traduce grandes proteínas específicas del virus, que son degradadas por enzimas proteasas en proteínas estructurales (8). A partir de estas proteínas se forman ios virus (9), que luego salen de la célula por exocitosis (10). La envoltura vírica deriva de la membrana celular. El VIH liberado es infeccioso. Ya en la circulación, el VIH se acopla a células T CD4 + (1). La infección mata algunas de las células T (2), pero otras sobreviven, y son éstas las que siguen bombeando un ílujo ininterrumpido de VIH (3). Algunas céluías T infectadas inducen a células Tcitotóxicas para que destruyan el virus (4). La destrucción de células T da lugar a una reducción de la fagocitosis estimulada por células T (5), disminución de las respuestas inflamatorias (6), aumento de ia carga antigénica (7) y descenso de las células T de memoria (TM) (8). Las células T y B (9), trabajando conjuntamente, intensifican la actividad de estas últimas. Con ia reducción de las células T, disminuye la actividad potenciada de las células B (10), al iguai que la de las células B de memoria (Bm) (11), células plasmáticas (12) y anticuerpos (13). El VIH también infecta los fagocitos (14) y mata algunos de ellos, ya sea de forma individual o en masas celulares fusionadas (sincitios) (15). Los fagocitos infectados supervivientes (16) siguen produciendo un ílujo ininterrumpido de virus (17). El efecto global de todos estos procesos, y otros más, es una inmunosupresión progresiva y la aparición de infecciones oportunistas.


129

APARATO RESPIRATORIO © í i M i o m

rnrné^

i m

Véanse 30,134

m m / h m

NC: Utilice rojo para L y colores claros para el resto. (1) Empiece por las estructuras del aparato respiratorio. (2) Pinte el corte transversal de la tráquea (D), incluida la mucosa respiratoria (I). (3) Coloree el corte ampliado de ta mucosa en la ilustración inferior.

APARATO RESPIRATORIO m s m m FFMOKK&E

m m i

(Vista anterior)

A

B

U¡\C»®E c TRAQUEA D F

M d M é M

I G

/ P Q Í O M M OoG1

I M A F R M M A H Las vías respiratorias conducen aire a las unidades respiratorias de los pulmones, donde puede ser absorbido fácilmente por la sangre, y eliminan aire cargado con dióxido de carbono de las células aéreas, expulsándolo a la atmósfera exterior. Desarrollan y retinan sonidos en vocalizaciones potencialmente inteligibles, y ayudan a mantener el equilibrio ácido-base de la sangre ventilando et exceso de ácido en forma de dióxido de carbono. La interfaz aire/sangre de los pulmones es el área corporal donde el mundo exterior —con todos sus «bichitos» de dimensión microscópica— tiene un acceso más fácil a las cavidades interiores protegidas del organismo. Las vfas respiratorias desempeñan funciones tanto de conducción aérea como de respiración (intercambio de gases). El tracto de conducción aérea incluye las vfas superiores (cavidad nasal, faringe, laringe) y tas vfas inferiores (tráquea, bronquios primarios, árbol bronquial). Las vías superiores están revestidas por mucosa respiratoria, excepto la faringe inferior, que tiene una superficie epitelial escamosa estratificada. Salvo la nariz y la faringe, el esqueleto del aparato respiratorio es cartilaginoso hasta las vías aéreas más pequeñas (bronquiolos), donde el cartílago ha sido sustituido por músculo liso. Los elementos encargados del intercambio gaseoso son los bronquiolos más pequeños y los alvéolos (unidades respiratorias), que ocupan casi todo el volumen pulmonar. El diafragma muscular proporciona gran parte de la fuerza necesaria para la inspiración y espiración de aire. Una cuarta parte de esta fuerza procede de los músculos intercostales que mueven las costillas.

mm$/&

K E S P o o ^ T r ® ^ i

EPATELO© © © M M ^ C S í á m m ñ m

m

( F w m k ^ M @ y f f M E © L

@E^MIM!)y!i m La mucosa del aparato respiratorio es esencialmente epitelio columnar seudostralificado y (en los bronquiolos) cúbico, con células caliciformes (glándulas unicelulares) que segregan moco y cilios. A lo largo de las vías, el moco excretado atrapa sustancias particuladas extrañas, y el aire inhalado se hidrata (se mezcla con agua para solubilizar el oxígeno) y se calienta por acción de los vasos subyacentes. Las células epiteliales se aguantan por medio de una lámina propia, vascular, glandular y fibrosa, repleta de fibroblastos y células del sistema linfoide. Por debajo de esta capa de tejido conjuntivo está el tejido de sostén (hueso en la cavidad nasal; músculo en la faringe; cartílago hialino en la tráquea, laringe y bronquios; músculo liso en los bronquiolos, y íibras delgadas de sostén en las células áereas).

Cartílago

MUCOSA RESPIRATORIA

Pericondrio


130

r APARATO RESPIRATORIO \ i £

m

m

TOSOWE

z

m

m

v < S W O I B > »

i

m

m

toe 25

i

NC: Ulilice colores muy claros para H e I. (1) Empiece por la ilustración superior. (2) Coloree el tabique nasal y su estructura en el diagrama de las cavidades nasales. (3) Pinte los elementos de la pared lateral de la cavidad nasal y sus relaciones en la ilustración inferior.

E O T E R M A + n

ü

i

w

m

©MTTÍIU^©

NARIZ EXTERNA

A TOBOÍMDE

m i

( B ^ l M l L M ©

m m i

m m l m m

M

m m i

B

UMTERAHc D

M

TEJO®© (?0®G^(M(?©S© E

m i o w E

mmi+

© m i r f u ^ ®

m i

RN^LMM

M

Ú K M M m m

m w m

toboípe M

B

(FE(R(F(SM®O©(Y)^

©EUMQDEÍ

I T O ) ® 0 «

f Seno j&Kesfenoideo

v / é m m G

v

wemi

OES© m m i

G§E(L^a©(»+

A

OES© ( F M Í M m m ©

m m i

D

H

ES[FEK]®OE)ES i

O^MOKl^ M B i S S A

v

© © « T E

S(ü)«0©(S

© © « t t e

«

o

E T O ) © f l « f'

m i

« T F í m © mmi ©

Ventanas (fosas)

/tói^ W

Paladar duro

j

k

©©ÍRMETE O K H F E M R L m e ^ i M t

m

m

® y » ©

W ^ K

m

y m s & m

Posterior

m

Techo

N

CAVIDADES NASALES (Diagrama)

Pared derecha

o*

La nariz es una prominencia cartilaginosa externa del cráneo propiamente dicho. ; Sus orificios (ventanas o fosas) se abren hacia la cavidad nasal del cráneo, que es un túnel óseo dividido por un tabique nasal parcialmente cartilaginoso. La cavidad nasal comunica con la laringe muscular a través de dos aberturas posteriores de pared ósea llamadas coanas. La nariz, situada en la porción delantera de la cara, suele llevarse la peor parte en caso de un impacto facial. En tales circunstancias, no es infrecuente ¡ que el cartílago del tabique nasal (cartílago septal) se desprenda de la lámina perpendicular del etmoides. Este «tabique desviado» puede obstruir el flujo aéreo a través de la mitad estenosada de la cavidad. El vestíbulo de la nariz, revestido de piel,tiene pelos largos (vibrisas) que intentan impedir la entrada de cuerpos extraños. La cavidad nasal está tapizada por un revestimiento mucoso que se caracteriza por células epiteliales ciliadas que segregan moco y cuyos cilios arrastran pequeñas sustancias particuladas hacia la nasofaringe. Los cornetes óseos (que, en un corte frontal, se parecen a una concha marina) aumentan el área superficial de la cavidad nasal y elevan significativamente la temperatura y la humedad locales. El cornete interior de cada lado se une al hueso etmoides por medio de una articulación inmóvil (sutura); los cornetes superior y medio forman parte del etmoides. Los espacios bajo los cornetes (meatos) comunican con los senos paranasales (cavidades llenas de aire), el tema de la siguiente lámina. Observe que el techo de la cavidad nasal (lámina cribosa) transmite las fibras del nervio olfatorio; los lóbulos frontales del cerebro asientan sobre esta lámina o cerca de ella. Asimismo, note que ei suelo de la cavidad nasal es el paladar, que también constituye el techo de la cavidad oral. El paladar blando, una extensión muscular del paladar óseo, desempeña un papel significativo en la deglución.

8 ^

Paladar blando

^

Pared izquierda

Meato medio Meato inferior

Vibrisas Nasofaringe Labio superior

PARED LATERAL DE LA CAVIDAD NASAL (Lado derecho)


APARATO RESPIRATORIO

131

Hueso frontal

NC: Para los huesos A y B y los cornetes F, G y H, utilice los mismos colores que en la Lámina 130. (1) Coloree las zonas de drenaje de los senos en la pared lateral de la cavidad nasal. Incluya los bordes de los cornetes, que se han cortado para revelar los meatos y áreas de drenaje relacionadas. (2) Pinte el corte coronal. Note que es una vista compuesta, que muestra orificios hacia la cavidad nasal que no aparecen en ningún otro plano coronal. Aun asi, esta vista no pone de manifiesto las relaciones del seno esfenoidal con los orificios, ni la de las células mastoideas con el conducto auditivo. (3) Al pintar los dibujos inferiores, observe que el conducto nasolagrimal y el conducto del seno frontal sólo se muestran en un lado.

Véanse 130,132 Borde cortado del cornete

Meato superior

Hueso esfenoides

Meato medio

Meato inferior Paladar duro

ZONAS DE DRENAJE SINUSAL (Se han suprimido la pared lateral derecha de la cavidad nasal y los cornetes)

mmmik i ^ M ® 0 I M í L B

™@o(sm c MMOILM D G W T O O I M © E

© © « T E S

G O M A L E S *

mv&mm? GW0®G 0MGM®eS H

© M © 0 © m m o D E m s m m

M I ©©MM©TF@ Í

»

M ^ m

AQDIDOTOWi

k L*

El cráneo contiene numerosas cavidades. Tal vez esté familiarizado con algunas de ellas (boca, nariz, oído externo, órbitas), pero no tanto con otras. Los huesos frontal, esfenoides, maxilar superior, etmoides y temporal tienen cavidades de tamaño variable, y todas ellas se comunican directa o indirectamente con la cavidad nasal. Éstos son los senos paranasales, que hay que distinguir de los senos venosos de la duramadre. Estos senos ayudan a aligerar el cráneo y añaden timbre a la voz. Están revestidos por epitelio de tipo respiratorio, que es continuidad del epitelio de la cavidad nasal. Las secreciones mucosas de estos revestimientos epiteliales entran en la cavidad nasal por diferentes conductos, justo por debajo de tos cornetes (meatos). Las flechas indican las zonas concretas de drenaje. Si estos pasadizos se bloquean por inflamación o tumefacción, aumenta la presión dentro de los senos hasta el punto de que puede experimentarse un dolor considerable (sinusitis, cefalea sinusal). Los agentes que constriñen los vasos sanguíneos (descongestivos) ayudan a reducir la hinchazón y restablecer un drenaje adecuado. Las células mastoideas, en la apófisis mastoides del hueso temporal, drenan hacia la cavidad del oído medio (timpánica), que se comunica por medio del canal auditivo (íaringotimpánico) con la nasotaringe, justo por detrás de la cavidad nasal. El conducto nasolagrimal recibe secreciones de la glándula lagrimal, que actúa para mantener húmedo el recubrimiento (conjuntiva) del glóbulo ocular. Las lágrimas drenan hacia ranuras en la cara medial de los párpados, que se abren en sacos y luego se estrechan para formar los conductos nasolagrimales. Estos conductos descienden a lo largo de las paredes laterales de la cavidad nasal y desembocan en el meato del cornete inferior a ambos lados. (¡Éste es el motivo de sonarse la nariz después de llorar!)

^CtCCiXP^

auditivo

SENOS Y CONDUCTOS PARAN ASALES

SENOS PARANASALES


132

; APARATO RESPIRATORIO

Véase 133

NC: Utilice colores oscuros o brillantes para N, 0 y Q. (1) Empiece por el diagrama general en el ángulo superior derecho. (2) Complete el corte sagital compuesto, sin colorear las Hechas que representan el ílujo aéreo. Tome nota de las estructuras circundantes como marco de referencia (pero no las pinte). (3) Coloree simultáneamente las seis vistas de la laringe.

mmmdA K i m m o m s

b

mMmimo Cavidad oral m t i m m j k V M M M f o E

La faringe es un tubo incompleto compuesto principalmente por músculo esquelético (constrictor) y tejido fibroso que parece colgar de los bordes de las coanas (orificios nasales posteriores) en la base del cráneo. Por detrás, está sostenida por la fascia delantera del hueso esfenoides y las seis vértebras cervicales superiores. Es la continuación posteroinferior de la cavidad nasal, y por delante comunica con la cavidad oral. A nivel inferior, se bifurca en el esófago, por detrás, y la laringe, por delante. La mayor parte de la faringe está revestida por CORTE SAGITAL epitelio escamoso estratificado, excepto la nasofaringe (epitelio respiratorio). La (Vista compuesta) actividad muscular coordinada de la faringe es la responsable del mecanismo de la deglución. Diversas masas de tejido linfoide parcialmente encapsulado rodean de íorma incompleta las aberturas nasal y oral hacia la faringe (anillo de Waídeyer). Estas masas se sitúan concretamente en el orificio de la trompa de Eustaquio (amígdalas lubáricas), en el techo de la nasofaringe (adenoides), entre los pilares palatogloso y palatofaríngeo (amígdalas palatinas; véase la Lámina 137) y en la parte posterior de la lengua (amígdalas linguales). Véase la función amigdalar en la Lámina 127.

íemm^H mtmm

Glándula tiroidea

VISTA ANTERIOR

© m T f a ü d ©

©«©0(§)E©

l

y ©AMEMir® ©(^©©«©OIDE© M •

/ W E M © ( M © N

mmtimm ©©OI^M®© o :;

VESTOBMUfcEp

PU£®(U)E ( M E » M

CORTE SAGITAL (Compuesto)

VISTA POSTERIOR

iF0et@0E)ü©j T O M O © ! ) » K

(PUE®(U)E

Tráquea

Cuerno superior,

d ^ ^ © ® ^ ^

wmtiim®

Canal neural

Anillos traqueales

) M

m m i

Arco

Anillos traqueales

Lámina Q Cuerno inferior Membrana cricotraqueal Tráquea Anterior

Q

R*

VISTAS DE LA LARINGE

í;; La laringe proporciona mecanismos para la producción de sonidos, manejo de ; ondas sonoras y protección contra la aspiración inadvertida de sustancias sólidas, j; la laringe está sostenida por un armazón de cartílago hialino conectado por | ligamentos. Aunque se asocia a la laringe, el hueso hioides no es una estructura | laríngea.

VISTA POSTERIOR SUPERIOR Fonación: cuerdas vocales aducidas

Lengua ¿j ; ; ¡i í

El cartílago tiroideo está compuesto por dos láminas que, en conjunto, tienen Receso : forma de V cuando se miran desde arriba. Los cartílagos aritenoideos se articulan piriforme con la parte superior del cricoides y pivotan sobre él. Los pliegues (cuerdas) vocales son ligamentos revestidos de mucosa que se tensan entre los cartílagos tiroideo y aritenoideos. Los movimientos de los cartílagos aritenoideos determinan : su abducción/aducción. En la respiración están abducidos; en la tos están : totalmente aducidos por un instante (con el cierre consiguiente de la hendidura), lo que permite que aumente la presión intratorácica; al abrirse rápidamente por ' abducción de los pliegues, la hendidura experimenta «vientos huracanados» procedentes de las zonas más profundas de las vías aéreas (tos explosiva). CORTE CORONAL (Vista posterior) • Durante la fonación, las cuerdas vocales están generalmente aducidas, con ligeras variaciones según el timbre y volumen. Los pliegues vestibulares (falsas cuerdas vocales) son fibrosos y sólo se mueven pasivamente.

Seno

VISTA POSTERIOR SUPERIOR Inspiración: cuerdas vocales abducidas


133

APARATO RESPIRATORIO tóML®^

V (POJEMOS

B>E

. Véanse 30,50,104

[P(1D(UM1@M(

NC: Utilice colores brillantes para A-E, colores muy claros para F y G y un marrón rojizo para H. En todas las ilustraciones se ha agrandado el grosor de las pleuras (F y G) para facilitar la coloración. (1) Empiece por la vista anterior. Observe que se han suprimido las costillas y músculos intercostales (véase la Lámina 50). Los cortes de las pleuras se han desgajado y separado. Entre estas capas se encuentra el espacio pleural potencial; en los cortes coronal y transversal, este espacio se dibuja como línea negra y no como estructura que deba pintarse. En consonancia, tampoco debe pintarse el título. Se ha eliminado un pequeño corte de la pleura parietal para revelar la pleura visceral subyacente y una porción del receso costodiaíragmático por debajo del pulmón, en contigüidad con el diafragma. (2) Al pintar la vista coronal, fíjese en el pilar izquierdo del diafragma y la incisura cardíaca del pulmón izquierdo. (3) Coloree el corte transversal de los lóbulos y pleuras pulmonares (tal como se ven desde arriba), prestando especial atención al nivel vertebral y las raíces de los pulmones.

s a 0 M O @ K « 0 ®

©o A

smiPERO®®

E>o B

OMFI

BMFiEB®K (§>o c PILEME V

W

W

i

F

ESPESO® PUEttDKM. + POJEMOS P M O E Ü M G

Memmwfa

H

Superficies serosas, capaces de crear un espacio pleural potencial

CORTE CORONAL (Lado izquierdo)

VISTA ANTERIOR (Lado derecho)

Receso costodiaíragmático de la pleura

Receso costodiaíragmático de la pleura

9.' costilla (corte)

A L C A N C E DE LAS PLEURAS

Los lóbulos pulmonares están envueltos en su mayor parte po(pleura visceral, una fina membrana serosa que se separa («reflexiona»») de los pulmones en sus raíces para convertirse en la pleura parietal, que reviste la superficie interna de la pared torácica, el mediastino lateral y gran parte del diafragma. Aunque separadas por una delgada capa de líquido seroso (acuoso, glucoproteico), estas membranas están en contacto entre sí. La interfaz entre ellas es una cavidad o espacio potencial (espacio/cavidad pleural). En presencia de determinadas enfermedades, el espacio es capaz de expandirse para albergar cantidades crecientes de líquido (derrame pleural) a expensas del pulmón, lo que provoca una reducción de la

capacidad pulmonar total. El líquido seroso mantiene la tensión entre las superficies pleurales (oponiéndose a la separación de las capas visceral y parietal en contacto mutuo) y evita la Irritación por fricción entre las membranas pleurales en movimiento. Durante una inhalación normal, los márgenes inferior y anterior de los pulmones revestidos de pleura visceral apenas llegan a la pleura parietal, con lo que quedan entre ellos dos estrechos espacios o recesos; en concreto, el receso costomediastínico, entre la caja torácica y el mediastino (no se muestra), y el receso costodiaíragmático, entre la caja torácica y el diafragma (véase el corte coronal, abajo a la derecha).


134

; APARATO RESPIRATORIO

Véase 133

W&Wfcfok

BO^MGPQ© reOKKgOmtl ({PRQMM0©)b

(g(^®Kl©ty)0® (L©(8(U)UMg ($£©•) c

AP©$TTO O (L®.) IM([LI)0) 5 0MF. (LO.) <6> $Wo

(LO.)

v m w i i \ M o

\ SEGMENTOS UBRONCOPUL-/ MONARES %

PULMÓN DERECHO

Lóbulo superior

PULMÓN 4 IZQUIERDO

Lóbulo medio Bronquio lobular medio D. g "

\

SEGMENTOS

SEGMENTOS 1-10

VISTA LATERAL DERECHA Bronquio

y

Raíz del + pulmón Lóbulo medio

Lóbulo inferior

Superficie basal (diafragmática) VISTA MEDIAL DERECHA

©©MW©TF© m

m

VISTA LATERAL IZQUIERDA Bronquio principal I.

NC: Guarde el azul para H, el morado para I y ei rojo para J (en la unidad respiratoria, abajo a la derecha). (1) Utilice diez colores diferentes para los dos pulmones, y relaciónelos con los diez bronquios segmentarios de cada pulmón. (2) En la ilustración inferior, use el mismo color que en la superior para el 7.° bronquio segmentario. Emplee un color claro para los alvéolos (G1) y los sacos alveolares (G). En el diagrama del intercambio gaseoso, observe que los glóbulos rojos en los capilares morados (P) reciben tres colores distintos según su estado de oxigenación.

Lóbulo superior

[»M®(l!)0©t©

Lóbulo inferior

Las vías respiratorias inferiores están compuestas por la tráquea y el árbol bronquial, incluidas las unidades respiratorias que se ocupan del intercambio gaseoso. Los pulmones están divididos por tabiques de tejido conjuntivo en unidades anatómicas y funcionales, de forma triangular y susceptibles de resección quirúrgica, llamadas segmentos broncopulmonares, cada \/ uno de ellos abastecido por un bronquio segmentario, irrigado por una arteria segmentaria y Lóbulo drenado por venas y vasos linfáticos segmentarios. Los segmentos tienen una relevancia Superficie inferior especial para quienes auscultan (con estetoscopio o no) los sonidos que generan los pulmones basal (diafragmática) al golpetear la pared torácica (percusión). Con estos métodos pueden identificarse a menudo zonas de disfunción/patología alveolar y niveles anormales de acumulación de secreciones. VISTA MEDIAL IZQUIERDA

Bronquio segmentario terciario

RE$(PORAT©RO©E M M W l M f

W E © u m r g

+ Raíz del pulmón

^

» I © Í L © g '

RES) W O y M B i WIMIIDUFC (P(MOJW©MARJ Dentro de cada segmento broncopulmonar, un bronquio segmentario se ramifica en varios bronquiolos (de diámetro inferior a 1 mm y sostenidos por músculo liso en vez de cartílago). Estos bronquiolos dan origen a bronquiolos terminales más pequeños, que se caracterizan por células cúbicas ciliadas sin glándulas. Los bronquiolos terminales representan el final de la vía de conducción aérea. Cada bronquiolo terminal se divide en dos o más bronquiolos respiratorios, que se distinguen por la presencia de sacos alveolares ocasionales en sus paredes. Cada bronquiolo respiratorio abastece una unidad respiratoria, que es un grupo discreto de células aéreas (alvéolos) organizadas en sacos alveolares y alimentadas por conductos alveolares. Extendiéndose desde su bronquiolo originario, cada bronquiolo respiratorio tiene un número cada vez mayor de sacos alveolares y termina como conducto alveolar que se abre hacia dichos sacos. Las paredes de las células aéreas, compuestas por epitelio escamoso simple sostenido por finas capas entretejidas de fibras elásticas y reticulares, están rodeadas por capilares que derivan de arteriolas pulmonares y se convierten en tributarias de vénulas pulmonares. Las paredes de estos capilares están fusionadas con las de los alvéolos y tienen una estructura similar a ellas. El oxígeno y el dióxido de carbono se difunden con rapidez a través de estas paredes en función de los gradientes de presión.

Lámina basal contigua Pared alveolar

Pared papilar .Dióxido de carbono INTERCAüÜ&K GASEOSO

1

Glóbulo rojo Oxígeno -f

UNIDAD RESPIRATORIA


135

APARATO RESPIRATORIO

Véanse 30,134

NC: Utilice colores claros en toda la lámina, salvo un color brillante u oscuro para E. (1) Empiece por la ilustración de ia izquierda (inspiración); observe que la pared torácica (A) sólo se muestra en el diagrama de la

derecha. Pinte el diafragma, cuya localización se representa mediante líneas a trazos. (2) Coloree la ilustración de la espiración y la analogía del asa del cubo. (3) Complete la lámina con la ilustración de abajo a la derecha.

me» nmámmk

mmtiimm

(BosTfliuL^s v

ESTTEEKK&M c

M

t

e

M

S

m

HA

+

O O T E Í » S M E S OMTTEKMQSG OMTTERffiOSTrAILES

F (FOJlflJ)© í i É M

H

Presión atmosférica

^

\\

Presión atmosférica

MOVIMIENTO DEL ESTERNÓN En inspiración

Cuerpo del esternón

6-10 cm

INSPIRACIÓN

ESPIRACIÓN

. El mecanismo de la respiración consta de dos fases: inhalación (inspiración) y exhalación (espiración). El principio físico que subyace al movimiento de aire hacia dentro/fuera del tórax es la relación inversa entre presión y volumen (cuando uno sube, el otro baja, y viceversa). En una respiración normal, los cambios de volumen dentro del tórax hacen variar la presión intratorácica 1-2 mmHg por encima/por debajo de la presión atmosférica (la existente fuera del cuerpo), un cambio suficiente para desplazar unos 500 mi de' aire en cada respiración. El diafragma torácico es responsable de un 75 % del esfuerzo inspiratorio, mientras que los músculos intercostales externos se encargan del 25 % restante. La espiración supone en gran medida la relajación/estiramiento del diafragma y los intercostales externos, favorecida por la elasticidad pulmonar y con una cierta ayuda de los intercostales internos. En la inspiración, la contracción del diafragma aplana et músculo y baja el suelo det tórax, incrementando así ta dimensión vertical de la cavidad torácica. La contracción de los intercostales externos eleva

MOVIMIENTOS DE LA PARED TORÁCICA Y EL DIAFRAGMA

las costillas y abomba ligeramente el cuerpo del esternón en el ángulo esternal. Esto aumenta las dimensiones transversa y anteroposterior de la cavidad torácica. Estas acciones, en conjunto, acrecientan el volumen ¡ntratorácico y reducen momentáneamente la presión dentro de la cavidad. Dado que la presión atmosférica fuera de la cabeza es relativamente mayor, el aire se ve forzado a entrar por las vías respiratorias para encontrar una presión inferior. El movimiento del asa de un cubo ejemplifica la acción de bisagra en el ángulo esternal y la elevación consiguiente de las costillas. En la espiración, el diafragma relajado forma «bóvedas» sobre el hígado y el estómago subyacentes, de modo que disminuye la dimensión vertical del tórax. La retracción/descenso de las costillas reduce las dimensiones transversa y anteroposterior. Así, disminuye el volumen torácico, y la presión intratorácica se eleva momentanéamente por encima de la atmosférica. El aire sale hacia fuera, ayudado por el retroceso elástico natural de los pulmones.


136

APARATO DIGESTIVO W O M

mmmi

I M

Véase 119

^ I M O O T ©

NC: Al pintar los órganos que se superponen enlre si, utilice los colores más claros que tenga para D, E, T, V y W. Cada imbricación recibe el color de ambas estructuras. (I) Después de pintar el tubo digestivo, revise las estructuras antes de completar los órganos accesorios. Se ha suprimido la porción central del colon transverso (J) para mostrar estructuras más prolundas.

mtwrn

Cavidad nasal

©umA

Paladar

OOTÜOTKI©

M © ( M M © E

ídI@M G

0OT1W0KI©

© M L » +

¿ M I G O M E

VERMBF®RMEh

@©{L©M + ©@(L©M

^ © « O T I I i

01(1(87© M © © ( ^ M T O / W Í L n

IDOIOTSO Diafragma

»yM@(!jM(ISQ $QDI8(MAIMB>0IBIIDILARIE$R m w i x i ^ s s o y

M u

mumv

El aparato digestivo consta esencialmente de un tubo axial con órganos accesorios. El tubo digestivo empieza en la cavidad oral. Aquí, los dientes trituran el alimento ingerido, mientras las secreciones de las glándulas salivales lo reblandecen y digieren parcialmente, [ja lengua contribuye a la manipulación, mecánica del alimento y lo impele literalmente hacia la faringe íibromuscular durante la deglución. El esófago favorece el movimiento del bolo hacia el estómago mediante contracciones musculares peristálticas. Allí, el bolo es sometido a digestión mecánica y química, y luego pasa al retorcidísimo intestino delgado para ulteriores procesos de digestión enzimática y mecánica. La bilis, producida por el hígado y almacenada en la vesícula biiiar, se descarga en el duodeno a través del conducto biliar. La bilis ayuda a degradar las grasas. Por el duodeno también entran las enzimas digestivas del páncreas. Los nutrientes de tamaño molecular se extraen principalmente de la luz del intestino delgado; después de ser absorbidos por las células de revestimiento, se transfieren a los capilares sanguíneos y linfáticos, que los conducen hasta el hígado para ulterior procesamiento. El intestino grueso realiza funciones de absorción de minerales yagua (mitad proximal) y almacenamiento. El material no digerido ni absorbido prosigue hasta el recto para su eliminación por el conducto anal y el ano.


| | APARATO DIGESTIVO

10/

''(§m®>m ® e m

v

Véanse 26,47,127,132

f i g u r a r a

Nasofaringe

NC: Utilice rosa o rojo para I y colores muy claros para N, 0 y P Los asteriscos que preceden a los títulos F, 6 y H remiten a la nota al pie (no significan que deban pintarse de gris). (1) Trabaje simultáneamente las dos vistas superiores de la cavidad oral. (2) Pinte las papilas de la lengua con el color de ésta (I), pero no pinte la lengua. (3) Coloree las tres glándulas salivales y el diagrama celular a su derecha. Observe que la luz, que recibe secreciones glandulares, no debe pintarse cuando atraviesa las diversas estructuras coloreadas. _ __

Qrofaringe

Fosa amigdalar

n

m A+

Grasa

B

bucal

^ c J Í

m m m m m c M M L A i m BU&MB>® D

ñmmi *mm

míMmim©

F

mrnm i pwoufcs m u M ^ M

t

P W O U f c ® I F y M © 0 [ F ® ^ I M l S S i3

m m ^ M FOBJIIFOKMiS i4 *Esias estructuras se examinan como parte de la orofaringe en las Láminas 132 y 139; por cuestiones prácticas, se consideran parte de la cavidad oral limítrofe con la orofaringe.

La cavidad oral (boca) se encarga esencialmente de preparar el alimento para la deglución. El alimento se tritura con los dientes (presentados en la siguiente lámina), que actúan sobre él masticándolo (digestión mecánica). Esto es posible gracias a los músculos de la masticación y la articulación temporomandibular, que permite que la boca se abra unos 35-50 mm entre los incisivos. La humidiflcación del alimento corre a cargo de los miles de glándulas mucosas y serosas que hay en la lengua y el revestimiento mucoso de la cavidad oral. La humidificación y la acción enzimática también son funciones de las glándulas salivales (véase más abajo). Las papilas en la superficie (dorso) de la lengua intensifican la digestión mecánica y proporcionan una localización para los receptores del gusto (excepto las papilas filiformes) y una superficie abrasiva para la degradación del alimento.

m

M

.

Las glándulas salivales segregan hacia la boca un líquido rico en enzimas durante los períodos de ingesta o anticipación de la ingesta. La más grande es la glándula parótida, situada bilateralmente delante y por debajo de cada conducto auditivo externo, con solapamiento parcial sobre el músculo mesetero. Su conducto se arquea por encima del mesetero y atraviesa la mucosa de la mejilla para entrar en la cavidad oral en oposición al 2.° molar superior. Sus células glandulares son serosas. Las más pequeñas dé las glándulas salivales, las glándulas sublinguales de tipo mucosa, asientan debajo de la lengua, en la parte inferior de la mucosa oral. Las glándulas submandibulares tienen forma de U y envuelven el músculo milohioideo (Lámina 48). Constan de conductos y glándulas mixtas, principalmente mucosas.

M U T I L E

m

$10(80

LENGUA

N®Q1)AQ.

K

m ^ é i F O i M m

©©MIÍMCT© N './ 7 . - / ; /

I Conducto submandlbular

&/Í Músculo

esternocleidomastoideo GLÁNDULAS SALIVALES

TrtffiüftDL® M o m s ©

ámm © I d t M

o

p ra©i(Pom(m

o

Aquí se presenta un ejemplo de glándula mixta (mucosa-serosa). Las glándulas serosas están compuestas por células de forma piramidal. Estas células crean alvéolos redondeados en forma de racimo (o ácinos), cuyo centro constituye el conducto. Las glándulas más tubulares son secretoras de moco; tienen forma cilindrica con un conducto central. Las agrupaciones de células serosas que cubren una glándula mucosa se denominan semilunas serosas (debido a su forma).; Las células mioepiteíiales contráctiles dentro de la lámina basal tanto. :. del conducto como de las células glandulares son las responsables'de' conducir las secreciones hacia el conducto y al exterior de la glándula. '


138

APARATO DIGESTIVO a i m t o m i t a

iDE m

Véanse

m m m

24,137

NC: Utilice amarillo para F, rojo para G, azul para H y colores claros para A, B y L. (1) Empiece por la anatomía de un diente. Pinte de gris los títulos y flechas/bandas dispuestos verticaimente. (2) En los dientes de abajo emplee únicamente colores claros. Observe que las letras y números de identificación son los que se utilizan en la profesión dental.

(MIEMTTE+ Í I W Í A

©EMTTOM^B

© M O Í M E ) mOJPMC

m i m

E

©©Kiwffiir® K I E R W F

arttero^G

®mmm\ y®^MEKnr®

(?nRO©iM)raíLj

m m ©

« ( ¡ © i l ^ R L

Observe el corte longitudinal de un molar: se muestran dos raíces. La sustancia central del diente es la dentina. Compuesta por túbulos microscópicos empaquetados, la dentina, avascular y sensible al dolor, está estructurada como el hueso, aunque más mineralizada (70 % en peso). La dentina está cubierta por una capa de 1,5 mm de esmalte insensible (95 % mineral [en peso], menos del 1 % orgánico). El esmalte consta de prismas circulares microscópicos llenos de cristales de hidroxiapatita (hueso), y es el material más duro del cuerpo. La dentina tiene en su interior una cavidad pulpar hueca, que se extiende hacia la raíz del diente como conducto radicular. En el vértice de cada diente, un orificio (agujero apical o radicular) permite el paso dwasos sanguíneos y nervios hacia/desde el hueso alveolar. La pulpa es un tejido conjuntivo laxo, bien inervado y vascular, que mantiene continuidad con el ligamento periodontal a través del agujero radicular.

F. Agujero ¡ apical | (radicular) ' CORTE LONGITUDINAL (1." molar, en hueso)

Cada diente tiene una corona, que se extiende por encima de la encía (línea gingival); un cuello (a nivel de la encía: aquí termina el esmalte y comienza el cemento), y una o más raíces, sepultadas en el hueso alveolar de los maxilares superiores (dientes superiores) o del maxilar inferior (dientes inferiores). Los dientes incisivos y caninos tienen un solo conducto radicular; los premolares y molares pueden tener entre una y tres raíces. La superficie de la corona se caracteriza por cúspides en forma de tubérculo separadas por fisuras, excepto en el caso de los incisivos, que tienen un solo borde cortante. Los caninos tienen una cúspide, mientras que los premolares tienen dos (bicúspides) y los molares pueden tener cuatro o cinco. La multiplicidad de cúspides potencia las funciones trituradora Superficie y abrasiva de los dientes. distal El ligamento periodontal fibroso, de unos 0,2 mm de grosor, actúa como interfaz entre cemento (que recubre la raíz del diente) y el hueso alveolar. El cemento es una sustancia extremadamente mineralizada. Las fibras de colágeno adheridas a él atraviesan el ligamento para insertarse en el hueso alveolar. La encía es una membrana mucosa con epitelio escamoso estratificado que se une al esmalte por medio de una lámina basal engrosada; la lámina propia de la membrana está firmemente anclada en el hueso alve

M i r o a ^ o

A m m / O N

ffiEMTTOm m

m

Maxilar superior

&

i Vi

Cara bucal o labial

•06

Maxilar inferior

Hueso ^alveolar

DENTICIÓN PERMANENTE EN OCLUSIÓN

(21 años de edad)

8,9,24,25,E,F,0,P

d ^ M ^ U 1 0 , 2 3 , 2 6 , D, G, N. Q

Cara palatal o lingual Fisura^' (Derecho)

ARCO

SUPERIOR

(Izquierdo)

@^M0K1®6i11,22,27,CiH(M,R r

r

?L* í)o"

5,12,21,28 (PR(iM®(l^R4,13,20,29 14,19,30, B, l , L , S

DIENTES DECIDUOS («DE LECHE»)

(3 años de edad)

15,18,31,A,J,K,T (j)(mo©o®)i,i6,i7,32 La persona adulta tiene por naturaleza 32 dientes, ocho en cada uno de los cuatro cuadrantes (arcos dentales superior e inferior, derecho e izquierdo). A lo largo de la vida se desarrollan dos conjuntos de dientes (dentición): deciduo y permanente. La dentición decidua (20 piezas) se muda en las etapas tempranas de la vida; la permanente (32 piezas) no se muda de forma natural. Los niños nacen con la dentición decidua sepultada bajo las encías (algo que agradecen las madres que amamantan). En general, los incisivos deciduos son los primeros en aflorar, hacia los 6 meses de vida. La dentición decidua completa (véase el recuadro de la derecha) se alcanza hacia los 18 meses, y deberia haber desaparecido a los 12 años. El primer diente permanente (1." molar) surge hacia los 6 años; el último («muela del juicio»), hacia los 18 años.

DIENTES DECIDUOS Y PERMANENTES

(5 años de edad / se han suprimido las paredes alveolares)

Superficie mesial

ti

Supe ficie % dista l


139

APARATO DIGESTIVO m o m e

v

Véase 119

B>E@iuiDa<$Ni

NC: Utilice rosa para K. (1) Coloree simultáneamente las tres ilustraciones interiores. En la vista posterior del interior de la faringe, la pared faríngea posterior se ha dividido y separado para que pueda apreciar la relación de la estructura faríngea interna con los músculos constrictores (A, B, C) y las subdivisiones de la faringe (D, G, I). En todas las vistas pinte de gris los bolos de alimento. En las vistas de abajo a ambos lados, añada el color de la estructura suprayacente a la representación del bolo en movimiento. (2) Siga el texto al colorear los diagramas de la deglución.

m o »

(LA

M

©@MST(jlB©ir©et » E M G I © © ( W e ^ C T O ) ^

G » Q ©

M ^ ® F M Q M ® E

d

m y ^ e s ® y » ® E émm F

@&©FM0K)®E G h

yM5flM®@FMBM®E i "

mémm J w i d ^ I

m / k i

DEGLUCIÓN

B

mO»@(i+

Mo m a i \ T r ® F ^ K í M ® E ®

Tráquea

A

©©MOTQSTOOS 0MFEE0©E c IDE m

+

Mandíbula Músculos suprahioideos Cartílago tiroideo

k

ú m m i

MUDES© MD©0(e>E$ m E(?B®(L©TO N

yMS0M®E o

La deglución comienza con el alimento en la cavidad oral. (1) La lengua impulsa voluntariamente el bolo de alimento en sentido ascendente y trasero hacia la orofaringe. Los músculos suprahioideos se elevan y acortan/alargan el suelo de la boca tensando el hueso hiodes hacia arriba y hacia delante/atrás con una determinada intensidad, que depende del material que se esté desplazando hacia ta faringe. Puede notar por sí mismo el ascenso y descenso del hueso hioides. Póngase los dedos pulgar e índice alrededor de la parte delantera del cuello medio, a nivel del hueso hioides palpable; degluta y perciba cómo el hueso se mueve arriba y abajo. Los músculos/pliegues palatofaríngeos bilaterales cierran parcialmente la cavidad oral con respecto a la faringe. Esto permite que sólo entren en ella bolos selectivos y de tamaño adecuado, y previene la regurgitación hacia la boca. Cuando el boto llega a la orofaringe, los siguientes mecanismos son involuntarios. El paladar blando se eleva (2), bloquea la nasofaringe y evita la regurgitación hacia la cavidad nasal. De hecho, sube toda la faringe por acción de los músculos elevadores. Al mismo tiempo, los músculos inírahioideos y otros elevan la laringe, y los músculos intrínsecos cierran el orificio laríngeo. Durante la elevación de la laringe, la epiglotis se mueve por encima del orificio laríngeo. Los músculos constrictores superior y medio, ayudados por la gravedad, se contraen de forma secuencial de arriba abajo e impulsan el bolo hacia ta laringofaringe. Las contracciones de los músculos palatofaríngeos guían el descenso del bolo hacia abajo y ligeramente hacia atrás. Las contracciones del músculo constrictor inferior impelen el bolo hacia el esófago. Elevador del paladar

m w (ü>E ^(LOBflEMir© P* Cavidad nasal

Arco cigomático-jJ (corte)

Fascia faringobasilar

Tensor

del paladar Lámina pterigoidea medial Anclajes en el raí* ry pterígomandibulai / Músculo buccinador

Mandíbula

Maxilar ínferioi (corte) Ligamento tirohioideo Cartílago tiroideo

Tráquea Tráquea VISTA POSTERIOR (Pared faríngea abierta para ver el interior)

VISTA LATERAL (Esquema)


140

APARATO DIGESTIVO

Véase 119

Márgenes cortados

Aorta abdominal (retroperitoneal)

0/'

F

Márgenes cortados

Con la pared abdominal anterior abierta a través de su capa más protunda (peritoneo parietal), el hígado, el . estómago y el epipfón mayor graso son generalmente . las únicas estructuras que pueden verse sin alterar el contenido. La elevación del hígado expone el epipíón menor, una doble capa perítoneal entre el estómago y el hígado. Constituye la pared anterior del saco epipioico (E). El epiplón mayor conecta el colon transverso con el estómago.

Con el epiplón mayor elevado puede apreciarse el mesocoion transverso blestratiíicado entre el colon transverso y el peritoneo parietal. La retracción de los intestinos hacia uno de los lados revela el mesenterio común entre la mayor parte del intestino delgado y el peritoneo parietal en la pared corporal posterior. El colon sigmoide también tiene mesenterio (mesocoion sigmoide). Las estructuras abdominales por detrás de estos mesenterios/epiplones se denominan

NC; Utilice un color muy claro para A e I. (1) Pinte los tres diagramas superiores siguiendo el orden numérico. Observe que los órganos digestivos están recubiertos por peritoneo visceral (I). (2) Coloree la vista sagital. Use gris oscuro o negro para el saco epipioico (E). El espacio de la cavidad peritoneal (B) se ha exagerado considerablemente para clarificar las membranas peritoneales.

i O T y O T O t M

retroperitoneales. El peritoneo parietal de la pared corporal posterior sólo puede verse cuando se eliminan todas las estructuras excepto las retroperitoneales (aorta, vena cava inferior, ríñones, uréteres, páncreas, duodeno, colon ascendente/ descendente). Innumerables nervios y vasos cruzan este espacio retroperitoneai. Conforme los órganos salen del peritoneo, desarrollan un mesenterio en ei que se suspenden. Se presentan aquí capas cortadas de varios de ellos (C, D, F, G y H). Área desnuda

IPEEOTrOME^HEí

PEROTTQME© PMOETTAILA

Páncreas

(BWOBW ( P ( I Í M ® Í M Í Í B * EWIUSM (M®(í§c $ / h m E(POP(L®(lffi®D

Colon transverso

E P O t ó M

MESENnrERO© MSI>©©@(L®Kl

$0®(H)®0(3>EH

« O T O ! » W)$©EOmi El peritoneo es una membrana serosa de la cavidad abdominal. La disposición del peritoneo es similar a la de las capas serosas que rodean el corazón (pericardio) y los pulmones (pleuras): el peritoneo unido a la pared corporal se denomina parietal', el unido a la pared externa de las visceras, visceral. Las estructuras profundas por debajo del peritoneo parietal posterior son retroperitoneales. Las capas del peritoneo que suspenden órganos se llaman mesenterios; las que cuelgan un órgano de otro se conocen como epiplones o ligamentos. Al colorear la vista sagital, aprecie la continuidad de estas membranas peritoneales. La cavidad del peritoneo está vacía; puede llenarse con líquido en caso de enfermedad o traumatismo. La vista de la derecha muestra los intestinos separados entre sí; en la realidad están tan juntos como las hebras de una cuerda húmeda enrollada. Los vasos/nervios a los intestinos y el estómago discurren por los mesenterios/epiplones; no penetran las capas peritoneales. Los vasos originarios son retroperitoneales. La bolsa epiploica es un saco revestido de peritoneo que se crea por rotación del estómago durante la vida fetal. Por la derecha está abierta al agujero epipioico, entre el epiplón menor y el peritoneo parietal. Aquí, la bolsa epiploica (saco menor) comunica con la cavidad peritoneal colapsada y vacía (saco mayor).

Márgenes cortados

VISTA SAGITAL DEL ABDOMEN (Esquema)


|| APARATO DIGESTIVO

NC: Utilice únicamente colores claros. (1) Pinte el esófago (A) a medida que desciende por el tórax. Pinte las áreas punteadas de la tráquea y el corazón que se localizan por delante del esófago, así como el estómago y el área punteada del hígado anterior a él. (2) Coloree los nombres de los productos digestivos segregados por las células imbricadas que se muestran abajo.

(MIL E S T T ^ M M ® + B

®mmm c

©MERIWDd (PÍ!L®Gt© E

M

»

IMH E S T © M M ® K

SIMIPERFOSOE («©SB^ESJF

M i M M G I EOTEKMA + Gtfl. © i d O »

Mo © 1 W W

H

i

M. t®M@BTOB)Blffl^lL J K'

El esófago conecta la laríngofarínge con el cardias del estómago. Es un tubo muscular cuya mucosa está revestida por epitelio escamoso estratificado no queratinizado. En la unión gastroesofágica, este epitelio cambia súbitamente a columnar simple. La capa muscular sigue orientaciones tanto longitudinales como circulares. En la parte proximal del esófago, el músculo es estriado; en la parte media se combinan músculo estriado y liso, y en el tercio inferior, el músculo es totalmente liso. Las glándulas de la submucosa segregan moco, que facilita el Ilujo. El esófago conduce su contenido por medio de contracciones musculares rítmicas y secuenciales.

A. gastroepiplolc

Esfínter pilórico

A. gastroepiploica D

La unión gastroesofágica tiene un área de músculo circular especializado (esfínter esofágico inferior) que permite el paso del bolo alimentario por relajación muscular durante la deglución. El pilar derecho del diafragma también aporta fibras al esófago (esfínter externo) y actúa para oponerse al reflujo gastroesofágico (flujo inverso) durante la inspiración. El estómago es el primer componente del tracto gastrointestinal. Se sitúa generalmente en el cuadrante superior izquierdo del abdomen, aunque un estómago repleto puede «desplomarse» hacia la pelvis. Suspendido por capas peritoneales, comunica con el esófago justo por debajo del diafragma. En el extremo duodenal, el estómago se estrecha hasta convertirse en el esfínter pilórico muscular. Tradicionatmente, el estómago se ha dividido en cuatro regiones, cuya forma varía según el volumen del contenido. El estómago manipula mecánicamente el material ingerido, lo acidifica para intensificar la digestión proteica, segrega enzimas proteolíticas (pepsina) e induce la secreción de bilis por la vesícula biliar y de enzimas por el páncreas. Tanto la bilis como las enzimas pancreáticas desembocan en el duodeno. Los microorganismos no suelen sobrevivir a estas actividades. Observe la disposición de la pared del estómago y las diversas células que conforman la capa epitelial de la mucosa. Las células epiteliales, que son las células operativas, proporcionan un cóctel de productos digestivos cuyo principal objetivo son las proteínas. La lámina propia ofrece apoyo vascular y mecánico a las loveolas gástricas. La capa muscular de la mucosa y las capas musculares externas producen contracciones peristálticas que coadyuvan a la digestión mecánica y desplazan los residuos del bolo a lo largo del conducto. La submucosa fibrosa sostiene folículos linfoides, vasos y nervios.

nmmi* ©H^MBXlflG^ ( B I Ü J M

G t ó M O f c i . ' *

P M o e m

m

PEOKKBOPAO. N © í d t M U & N M m

o p (H)(l¿)$(B(MI]g Q

FOVEOLA GÁSTRICA DEL FONDO (Diagrama)


|| APARATO DIGESTIVO

NC: Utilice verde para N, rojo para Q, morado para R, azul para S, amarillo para T y un color muy claro para H. (1) Empiece por las tres divisiones del intestino delgado. (2) Pinte las partes del duodeno y el corte de la pared duodenal. La lámina propia (L) sólo se identifica y colorea en la vista ampliada de las vellosidades (abajo).

INTESTINO DELGADO (Esquema)

pánereag.

PARTES DEL DUODENO PW1TE $(aiMEK0©R

( C )

B

miRTTE « © « ( I M I T i m

m

(to')c

Páncreas

(§.')D

&W1TE ^ © E K K D l M f l

( 4 / )

E

VEVW)M<a)F IlLIEON G

fmm

Pliegue circular

PUE^IIDE © O C » ( L M

( m

m m o m @ ) h

wfcumwmi?/

i(F0¥i(L0©H3

mm@m ((B^BJKBOFOKMII) ©itiyoii ®ímm © i mMETTMK íámwm ® £ I L M

M é M I l © tóMwyi

yM(F©0IPiN iexuiwe^ILP

« M I S A « ^ ( M I L ^

$m@m

v/O ® ( ! J ) 0 ( I Í F E R © N ESÍTERKl^s ©0K©oU /

D1

El intestino delgado es un tubo de paredes delgadas y extremadamente retorcido que asume gran parte del proceso de digestión química y mecánica y casi todo el proceso absortivo del tracto gastrointestinal. La primera parte del duodeno está suspendida del epiplón menor. La segunda y tercera partes son retroperitoneales. La cuarta parte emerge en posición anterior para quedar envuelta por el mesenterio común; en la unión duodenoyeyunal, una banda de músculo liso la estira hacia arriba y la suspende. El yeyuno, sumamente enrollado, está suspendido por el mesenterio común entre las capas peritoneales, a través de las cuales discurren sus arterias, nervios y vasos de drenaje. El íleon, más delgado pero más largo, también está suspendido por el mesenterio común. Se abre hacia el ciego del intestino grueso. La superficie interna o luminal del Intestino delgado, especialmente del yeyuno, consta de una serie continua de pliegues circulares (de Kerckring) en íorma de anillo compuestos por tejido mucoso y submucoso. La superficie mucosa se caracteriza por infinidad de proyecciones cónicas y digitiformes (vellosidades) y glándulas tubulares profundas (criptas). Las vellosidades y las criptas están revestidas por epitelio columnar simple, principalmente células mucosas caliciformes y células absortivas. En las criptas, las células son secretoras y producen un medio acuoso que facilita la captación de minerales y nutrientes. Las células enteroendocrinas segregan diversas hormonas que promueven la secreción glandular (p. ej., colecistocinina y secretlna). Las células de Panelh, potencialmente fagocítlcas, segregan lisozimas hacia el medio acuoso en las criptas profundas. Estas enzimas digestivas destruyen las paredes de células bacterianas. La lámina propia, vascular y fibrosa laxa, sostiene las vellosidades (que contienen axones y vasos sanguíneos y quilíferos) y las glándulas de las criptas. La submucosa actúa como sostén de vasos sanguíneos/linfáticos más grandes y cuerpos celulares/axones de neuronas parasimpáticas. Tanto la submucosa como la lámina propia contienen masas de nódulos linfoides (placas de Peyer; recuerde la Lámina 127). Las células M (membranosas) epiteliales especializadas en la Interíaz epitelio/nódulo linfoide desempeñan un papel en la captación de antígenos para los linfocitos inmunorreactivos. En el duodeno, las glándulas de Brünner de la submucosa segregan un moco rico en bicarbonato que neutraliza el ácido clorhídrico que entra del estómago.

VELLOSIDADES Y GLÁNDULAS INTESTINALES (Las estructuras, comunes a todas las vellosidades, se muestran por separado)


APARATO DIGESTIVO

l i ó Véase 119

Orificio de una glándula intestinal NC: Si pinta las partes de ta pared intestinal con los mismos colores que empleó en la lámina precedente, podrá observar las semejanzas entre las estructuras de ambos intestinos. El epitelio/glándulas mucosas (N) debería recibir el mismo color que las vellosidades (H') en la Lámina 142; la serosa también tiene que pintarse del mismo color en ambas láminas. Use un color muy claro para B. (1) Empiece por el corte de arriba.

O M T F i O T M © ®R(U)(E$© + ©OS©® A

W M ^ m 0dE®(8E©^d B M I M

¿ M E M ^ E O T E D

m i m

T T O « Í W ' E

m i m

(M$©IM(MKNNI F

©®d©M S0©M®fl(g)E ((PÍdm®)G KECT© h

mmmw

MM*

i

E$1FÍMTE(^ m m . 0 M T E R M © ESFÍNTER

j

E ^ T E O » K

TEMOOS (Md ©@d@M L ^ ( ? ( I » f l © E S E(PD(F)d®fl©®S M m e »

OOTEOTMAd +

' É i F B T r E d D ® / © ^ » ^

utoot^ m m m o M ^ M d / ^ m mmm/k MaDSGQDIlM m. a

w

M.

$m@m

m m m M u p

EOTEEMA w

i

R v

D1

Ei intestino grueso se caracteriza por grandes saculaciones (haustras), bandas de músculo longitudinal en la muscular externa (tenias del colon) y almohadillas grasas (apéndices epiploicos) unidas a la superíicie serosa del colon ascendente, transverso y descendente (solamente). El Intestino grueso empieza en la válvula ileocecat con el ciego, generalmente suspendido por un mesenterio, en el cuadrante abdominal interior derecho. La tunción de la válvula no está clara. El apéndice vermiforme, de longitud variable (2-20 cm), puede localizarse por delante, por detrás o por debajo del ciego. El cofon ascendente y descendente es retroperltoneal; el transverso está suspendido por un mesenterio (mesocolon transverso). Fíjese en las tlexuras cólicas y sus relaciones. En la entrada pélvica (no se muestra), el colon gira en dirección medial, llega a un mesenterio (mesocolon sigmoide) y recibe el nombre de colon sigmoide. Variable en cuanto a longitud y forma, se convierte en el recto a nivel de la vértebra S3. Aquí desaparecen las haustras, los apéndices epiploicos y las tenias. De unos 12 cm de longitud, el recto tiene una parte inferior dilatada (ampolla). Las heces que entrar en el recto estimulan el deseo de defecar; así pues, el recto no es un lugar de almacenamiento a largo plazo. A medida que el recto se estrecha por debajo, se convierte en el conducto anal, rodeado por músculos esfínteres. La pared del intestino grueso es característica: una superficie mucosa sin vellosidades ni pliegues, una submucosa vascular subyacente y dos capas de muscular externa recubiertas por serosa peritoneal. El revestimiento epitelial es columnar simple, excepto en el conducto anal, donde se vuelve escamoso estratificado. Las glándulas son tubulares y segregan moco. En la lámina propia se observan nódulos linfoides. En la unión anorrectal, unos 2 cm por encima del ano, puede apreciarse un número notable de venas en la lámina propia (no se muestran). Las dilataciones varicosas de estas venas (plexo rectal o hemorroidal) se denominan hemorroides. El intestino grueso tiene funciones de absorción de agua, vitaminas y minerales, así como de secreción de moco.

REGIÓN ILEOCECAL (Se ha suprimido la porción anterior del ciego)

REGIÓN ANORRECTAL


|| APARATO DIGESTIVO

144

VISTA ANTERIOR

Véanse 119,136,140,14

Diafragma (levantado).

NC: Utilice azul para I, rojo para J y amarillo para K. Use colores muy claros para A, B y L. (1) Pinte simultáneamente las dos vistas superiores. (2) Coloree el grupo de lóbulos y luego la ampliación. Empiece por las ramas de la vena porta (I1) en la ilustración inferior. (3) Pinte la vista general del flujo arterial, venoso y biliar.

VISTA POSTERIOR INFERIOR (Superficie visceral)

d^üdfld©

( M R M © a

dfeUld© OZQQDOER®® B úbmw M&mw

Vena cava

'T//

D

®mmw

"X^ft* Y-»t

mmmw$+ L

© ® ^ © * 0 © e

L

F

e w g ¿ M

g

m m m

L

MD©0(P®»E H

w

m

i p ® r a i

© © M M O T Btiy^RK d©i(iDy(ui(S) (HÜ^TTO©©! í M ^ * '

m m

^

w

©©MBXUKBTT®

m m t

t

B O U M k

1

$0M(U)$<S>0IS>E i2

(MEmmflTO)^ ^

m

mmmmm

M T O H I ®E

3

m

^

m e p ^ T O A

r

El hígado es la glándula más grande del organismo. En forma de cuña (borde superior redondeado, borde inferior fino y puntiagudo) desde una perspectiva lateral, el hígado ocupa todo el cuadrante superior derecho de la cavidad abdominal. Con un peso de alrededor de 1,5 kg en estado saludable, puede llegar a pesar más de 10 kg en presencia de enfermedad (cirrosis crónica). Es relativamente grande en los niños pequeños, lo que causa la protuberancia del abdomen superior. El hígado está envuelto en peritoneo visceral, excepto la parte de la superficie posterior derecha que está encarada a la fascia que cubre el diafragma (área desnuda). El peritoneo visceral que rodea el área desnuda gira o se enrosca hacia arriba (ligamentos coronarios) hasta el diafragma para convertirse en peritoneo parietal. Los de los ligamentos coronarios constituyen los ligamentos triangulares. Las dos hojas anteriores de los ligamentos coronarios se unen para formar el ligamento falciforme\ las dos hojas posteriores se convierten en el epiplón menor, que envuelve la porta hepática. Aquí, la vena porta y la arteria hepática se acercan a la superficie visceral del hígado y se ramifican, y el colédoco recibe el conducto hepático común y el conducto cístico. Las dos capas del epiplón menor descienden para sostener el extremo pilórico del estómago y la primera parte del duodeno. El ligamento falciforme está en continuidad con el peritoneo parietal de la pared abdominal anterior. Diversos tabiques de tejido conjuntivo dividen las células hepáticas (hepatocitos)/tejido (parénquima) Globulillos poliédricos irregulares. Dentro de cada lobulillo, las células forman cordones en disposición radial; en dos superficies de estos cordones hay sinusoides que convergen en una vena más o menos central. En las esquinas de los lobulillos hay ramas de la arteria hepática y la vena porta, además de conductos biliares (la llamada triada). Las ramas de la vena porta alimentan los sinusoides; las ramas de la arteria hepática irrigan las células, y los conductos biliares drenan los conductivos formados a partir de los minúsculos canalículos que rodean las células (no se muestran). Las células hepáticas descargan sus productos hacia los sinusoides (excepto la bilis) y absorben de ellos diversos nutrientes y no nutrientes. Las células hepáticas almacenan y liberan proteínas, hidratos de carbono, lípidos, hierro y ciertas vitaminas (A, D, E, K); fabrican urea a partir de aminoácidos, y bilis a partir de pigmentos y sales, y desintoxican numerosas sustancias nocivas ingeridas. Las células liberan bilis hacia los tributarios de los conductos biliares. Las venas centrales son tributarias de venas mayores que se fusionan para formar las tres venas hepáticas en la cara posterosuperior del hígado. Estas venas desembocan en la vena cava inferior justo por debajo del diafragma.

BAG9®0?S

¡FILUMBIIIUIARK

FLUJ0

SANGUÍNEO Y B.L.AR (Esquema)


145

|| APARATO DIGESTIVO S O O T E M A

mum y pRmmfa

Véanse 136,144,156 Conducto

©itaoyi

biliar

(MEimir®ffifl¥©)A

Conductillo

©OÍLOSB

A

MEATOS©® B>.c E OoC ©®»ty)(§ir® m e d i t o © ®

wmtimw

Canalículo ' biliar +

D

BOUARE

©®lll(g)®(g®6 PÁNMSREAS H

.©®M(g)(!J)©Tr® AMP®ULA ME(PM®GM1D®IB>EM^L J

NC: Utilice los mismos colores que en la lámina anterior para las células hepáticas y los conductos biliares, y un color muy claro para H. (1) Pinte simultáneamente el diagrama de la formación/transporte de bilis y la gran ilustración central. (2) Coloree el diagrama que describe el almacenamiento de la bilis.

del páncreas Cuello

VISTA ANTERIOR (Se h a suprimido el estómago)

El sislema biliar está compuesto por una serie de conductos que transportan bilis desde las células hepáticas que la fabrican hasta la vesícula biliar y la segunda parte del duodeno. Conviene reiterar que la bilis se forma en el hígado (no en la vesícula biliar). Es un líquido compuesto principalmente por agua (97 %), con sales biliares y pigmentos (derivados de productos de degradación de la hemoglobina en el bazo). Una vez formada, las células hepáticas vierten la bilis hacia los canalículos biliares circundantes. Estos pequeños canales se fusionan para formar los conductillos, que, a su vez, se unen en los conductos biliares, que discurren junto con las ramas de la vena porta y la arteria hepática. La bilis sale del hígado por los conductos hepáticos derecho e izquierdo, que se fusionan en la aorta para crear el conducto hepático común. Este conducto desciende entre las capas del epiplón menor y recibe el conducto cístico, de 4 cm de longitud, procedente de la vesícula biliar. La vesícula está presionada contra la superficie visceral del lóbulo derecho del hígado, recubierto de peritoneo visceral. El colédoco (o, simplemente, conducto billar) está formado por los conductos cístico y hepático común. De unos 8 cm de longitud, desciende por detrás de la primera parte del duodeno, en profundidad o a través de la cabeza del páncreas. Normalmente se une con el conducto pancreático principal para formar una ampolla en la pared de la segunda parte del duodeno. Aquí, el conducto se abre hacia la luz del duodeno. Puede haber variaciones en la unión entre ambas vías.

La vesícula biliar sirve como cámara de almacenamiento de la bilis segregada por el hígado. Aquí, la bilis se concentra varias veces, hecho que se refleja en las múltiples vellosidades de las superficies lumlnales de las células epiteliales columnares simples, que absorben el agua de la bilis diluida. En respuesta a la presencia de grasas en el estómago o duodeno, se induce la secreción de colecistocinina, que estimula la vesícula biliar para que vierta su contenido hacia el conducto cístico. Las contracciones peristálticas de la musculatura del conducto arrojan la bilis hacia la luz duodenal a través del esfínter de la ampolla. La bilis saponifica y emulsiona grasas, lo que las hace hidrosolubles y susceptibles a la digestión por las enzimas (lipasas). El páncreas es una glándula situada en el retroperitoneo que consta de cabeza, cuello, cuerpo y cola, La mayor parte del páncreas está compuesta por glándulas exocrinas que segregan enzimas hacia las tributarias del conducto pancreático y et duodeno, a un ritmo de unos 2.000 ml/día. Estas enzimas son responsables de gran parte de la digestión química en el intestino delgado (lipasas para las grasas, peptidasas para las proteínas, amilasas para los hidratos de carbono, etc.). La secreción pancreática está regulada por hormonas de células enteroendocrinas (principalmente colecistocinina y secretina) y por el nervio vago (acetilcolina). La porción endocrina del páncreas se aborda en la Lámina 156.


146

APARATO URINARIO TOW®

»©TF©

Véanse 147,159; 160

M i m C t O ®

NC: Utilice colores muy claros para C y E-L (1) Pinte simultáneamente las tres vistas del tracto urinario. Observe que, en la parte superior de la lámina, los ríñones tienen que pintarse según las áreas que están en contacto con otros órganos. Fíjese también en que ios uréteres atraviesan la pared posterior de la vejiga urinaria, y que estos orificios reciben un color. (2) Pinte las relaciones anteriores de los ríñones. Éstos se muestran como siluetas sombreadas subyacentes y no deben colorearse per se. (3) Pinte de gris las flechas que señalan puntos de obstrucción potencial por cálculos.

(UHMMO©VISTA ANTERIOR (Áreas superficiales de los ríñones)

(ÜCtÍYIIOl B wmmwmwMmc ÍDKIETO D

09.

(«(^M)d'

00.

(WCtéM)D

QD.

( ^ m é M ) D

QILAIÍMILA « L ¡ T « ( I ( » F ®M>ego(Q> g

E

!

RELACIONES ANTERIORES DE LOS RIÑONES

1

s P Localización probable de cálculos

Riftón izquierdo

Riñón derecho

Orificio del uréter

Trígono Glándula prostática

K f f l W M ©

l

Diafragma urogenital p3 Orificio uretral externo El tracto urinario consta de un par de ríñones y un par de uréteres en el retroperitoneo, una vejiga urinaria y una uretra. El tracto urinario constituye una vía para la eliminación de subproductos metabólicos y moléculas tóxicas o no esenciales, todos ellos disueltos en un pequeño volumen de agua (orina). Losríñonesno son simplemente instrumentos de excreción; también actúan para conservar agua y mantener el equilibrio ácido-base en la sangre. El proceso es dinámico, y lo que se excreta como desecho en un segundo puede retenerse como material precioso en el siguiente. Los uréteres son tubos fibromusculares revestidos por epitelio transicional. Tres zonas de los uréteres son relativamente estrechas y proclives a obstruirse a causa de concreciones mineralizadas (cálculos, «piedras»») de los ríñones (véanse las flechas). La vejiga urinaria fibromuscular asienta en la pelvis verdadera y tiene la superficie superior cubierta por peritoneo. La mucosa está revestida de epitelio transicional. La vejiga puede contener desde tan sólo 50 mi hasta 700-1.000 mi de orina sin deteriorarse; cuando se distiende, se eleva hacia la cavidad abdominal y protruye hacia atrás. El área mucosa entre los dos oriíicios ureterales y el orificio uretral se denomina trígono. La uretra, fibromuscular, glandular y revestida de epitelio transicional salvo en las cercanías de la piel, es más grande en los varones (20 cm) que en las mujeres (4 cm). Por tanto, la uretritis es más frecuente en los varones, mientras que la cistitis es más habitual en las mujeres.

Pene Escroto

En ios varones, ia uretra se divide en tres partes membranosa y esponjosa. La uretra membranosa es susceptible de romperse por el diafragma urogenital en caso de traumatismo en la pelvis anteroiníerior.

-.prostética,


147

APARATO URINARIO &

V

Véase 150

EOT&MCTUHBAS

( í t i r e w E O i O T O M í m i s

K E I I M O M A I M

NC: Utilice rojo para B, azul para L y un color muy claro para X (píntelo de color, no de gris). (1) Pinte las diversas estructuras de la cavidad abdominal. Se muestra una porción del peritoneo (X) que cubre gran parte del lado derecho. (2) Arriba a la derecha, observe la relación del retroperitoneo con el peritoneo parietal.

Localización de estructuras revestidas Grasa Músculo por peritoneo Fascia P e r i r r e n a l \ Grasa renal / (Posterior) Vértebra L2 pararrenal

A1 v / m m

Lóbulo D. del hígado

M M A R O A A2

parte del duodeno'

Y Estómago A . (BETLÍMA V

Lóbulo I. del hígado

C^MASC

A . S(II)(PR^RIREKI^IL d

CORTE TRANSVERSAL A TRAVÉS DEL ABDOMEN (Esquema, visto desde abajo)

A. « ( E O T É e i O © ^ m V L E A . REMAD. F

iPE&oraoE®

^oTEOTSMISG FO* « E O T É R O ^

mmwmñmmv DMIFO H

m R O E m x

CORTE SAGITAL A TRAVÉS DEL TRONCO (Esquema)

A . OOLAFFIA Iko D O J Í M A

EOTERMAJ

A. O L Í »

DOTEE»K

vim/k mfffa vmmmmm* O Ü J M

OMTERMAM

O I I Í M

ENFERMAN

H

O

W

W

W

&

m

m

i Q

&

P

mvftñGMs

mémmi ©B^MIMfllLA « T © v M

M

M

W

u ( M M )

©EFEREMTTEW

Los dos ríñones y los dos uréteres se localizan por detrás del peritoneo parietal de la cavidad abdominal; se encuentran, pues, en el retroperitoneo. Durante el desarrollo tetal, algunas estructuras abdominales se originan en el retroperitoneo (p. ej., ríñones), mientras que otras se vuelven retroperitoneales como consecuencia del movimiento de órganos viscerales (p. ej., colon ascendente/descendente, páncreas). La aorta abdominal y sus ramas inmediatas y la vena cava inferior y sus tributarias inmediatas también son retroperitoneales. Las arterias y venas discurren entre capas de peritoneo hasta llegar a los órganos que irrigan/drenan. Los ganglios liníáticos, troncos lumbares y cisterna quilosa (no se muestra) son retroperitoneales. Los uréteres descienden por el retroperitoneo, por debajo del peritoneo parietal, hasta llegar a la cara posteroinlerior de la vejiga. Las visceras y vasos pélvicos asientan en profundidad con respecto al peritoneo parietal. Los ríñones están ecapsulados en grasa perirrenal y se aguantan por medio de una capa externa más consistente (fascia renal). Tanto el riñón como su fascia están empaquetados en grasa pararrenal. Estos compartimientos no se comunican entre derecha e izquierda. Este sistema de sostén permite el movimiento de los ríñones durante la respiración y los protege contra fuerzas de impacto.

CAVIDAD ABDOMINAL (Se han suprimido las estructuras anteriores)


14

APARATO URINARIO OUKÉTTEK

V !

NC: Utilice rojo para J, azul para K, amarillo para P y colores muy claros para B, F, G, H e I. (1) Empiece por la ilustración grande y observe que el grosor de la cápsula renal (A) se ha exagerado considerablemente para íacilitar la coloración. Pinte los bordes cortados de los vasos sanguíneos en la corteza (B). Pinte también los títulos y ílechas que describen los ílujos sanguíneo y urinario. (2) Coloree la ílecha grande (E) que señala la concavidad del riñón en íorma de judía (hilio renal).

.

RIÑONES INSITU

RENAL A

'

® M M M

RENAL B

MÍNGALA R E N A L M N M m

((PBKAMB®E)C

RENAL o

RENAL E

m

©/ta m m m F © / T A MAWRG P E L W

Vejiga urinaria

RENALH

RIÑÓN (Corte coronal esquemático)

SEN© RENAL I ARÍTERQA R E N A L J S A N @ R E R0©A E N «

A

©2?Í®EN©J'

Columna renal

RENAL K S A N @ R E (P©®RE E N

o m l T E R

© ^ © E N © ^

L

M ( Ü ) © ® S A S EIPOITELO©

T09RAN^O©O©NAL

M

M M @ M ° O U T O Ü N A (PR©(P0A N « M L L A R S

©ORSOO /

AWEN1F0©0A

L1

©ROÑA P

L®N@O01 O © ® gddQ/QGDQOO J1 (Hacia ambos ríñones) OOD0/ODO8OD k' < ^ ¡ D (Hacia fuera de ambos ríñones)

El riñón consta de cápsulas de filtrado, túbulos y vasos sanguíneos fuertemente comprimidos entre sí dentro de lo que se conoce como parénquina. El parénquima del riñón está compuesto por una corteza externa, cubierta en su superficie por una fina cápsula fibrosa, y una médula interna, que es un conjunto de pirámides de túbulos rectos. La corteza se extiende hacia abajo entre las pirámides (columnas renales). La corteza consta de túbulos serpenteados y cápsulas de filtrado. El vértice de cada pirámide medular forma una papila, que encaja dentro del pequeño embudo en forma de copa llamado cáliz menor. Estos embudos, en número de 8-18, se abren hacia cálices mayores mucho más grandes, los cuales, a su vez, se abren hacia la cavidad llamada pelvis renal. En la concavidad del riñón (hilio), en un área conocida como seno renal, la pelvis renal se estrecha para formar el uréter proximal, que comparte espacio con la arteria y la vena renales. El flujo sanguíneo renal (la cantidad de sangre que pasa por los ríñones) es aproximadamente de 1.300 mi por minuto (entre ambos ríñones). Cada minuto se filtran unos 125-130 mi de plasma hacia los sistemas tubulares renales. Menos del 1 % de este plasma filtrado (unos 0,7 mi) se excreta realmente como orina. Está claro que la misión de los ríñones es conservar el agua. La estructura del uréter es una continuación de la pelvis renal. La capa de epitelio es transicional, una capa de estratificación variable que depende del volumen de orina en el uréter. La lámina propia fibrosa sostiene el epitelio, los vasos sanguíneos y los nervios. El recubrimiento muscular consiste en capas tanto longitudinales (internas) como circulares. La capa externa de la uretra (adventicia) es fibrosa. URÉTER (Corte transversal)


APARATO URINARIO

(K(g®0<Q)NIE$ mm

m i A B

B®(U)(LA c

NC: Utilice rojo para G, amarillo para M y un color muy claro para H. Algunos colores se emplearán para las mismas estructuras en la Lámina 150. (1) Empiece por las regiones del riñón. (2) Pinte los dos tipos de nefronas. (3) Coloree la vista detallada de la nefrona cortical. (4) En la parte interior de la lámina, los vasos capilares del glomérulo (G1) están recubiertos en gran parte por podocitos (capa visceral, H2), pero no totalmente. Coloree ambas estructuras; fíjese en la ilustración más pequeña, en la que se han eliminado los podocitos para mostrar un capilar poroso. El espacio capsular (H3) no tiene que pintarse.

W

m

m

i

E

M

U

D

corticomedular

ME(FR@MA +

A(OTERO©Ufc « R E M I T E G ..

mm mm

m e o e m H1 H2

E S M © O © ( M M W W R HS+ / & R 1 T E R Q © Y \ E P E R E O T E G2 TT(FFL®(U)IL© ' © © ( ^ © ( L O T ©

(?R©£MA(L

M F A I M (NIEMLE J

mm©mm ITilBIIDIUQ) © © [ L Í W K l T n ® » ©

m m i

k

@©M®(Ü)©ÍF© © © ( L E C T O R U

©©MiDtyKgir© m ( p o y \ R L 2 ©mm M Las funciones de los túbülos renales (urinarios) son: 1) extraer ciertas sustancias de la sangre; 2) devolver ciertas sustancias a la sangre, y 3) transportar el material sobrante a la vejiga urinaria para almacenarlo y expulsarlo del organismo. Un túbulo renal consta de una nefrona y un túbulo colector. La nefrona está compuesta por un corpúsculo renal y un túbulo, que es serpenteado en ciertas partes de su trayecto, y recto, en otras. Al final, la nefrona mantiene continuidad con el túbulo colector. Los túbülos colectores se unen entre sí para formar un conducto colector de mayor calibre, que atraviesa la papila de la médula (conducto papilar) y desemboca en el cáliz menor. Cada papila tiene múltiples orificios de conductos papilares (área cribosa). El corpúsculo renal consta de una cápsula glomerular (de Bowman) estrechamente relacionada con un penacho de capilares (glomérulo). Una arteriola aferente entra en el glomérulo y una arteriola eferente sale de él, ambas en el polo vascular del corpúsculo (véase la siguiente lámina). La pared dentada interna de la cápsula epitelial es su capa visceral; la pared externa es la capa parietal. La capa visceral está estrechamente entretejida con los vasos glomerulares. El espacio entre las capas visceral y parietal es el espacio capsular, que se abre hacia el túbulo convoluto proximal en el polo urinario del corpúsculo renal. Las células de la capa visceral, los poúfoc//o$, son epitelio escamoso simple muy modificado. Tienen forma de ciempiés, con un «cuerpo» que contiene el núcleo y múltiples «piernas» (pedículos o prolongaciones primarias), que son extensiones citoplasmáticas revestidas por membrana celular. Estos pedículos rodean de forma incompleta los vasos y crean hendiduras de filtración. Las «piernas» tienen «pies» (prolongaciones secundarias), que se acoplan a la pared vascular porosa y reducen aún más los espacios de filtración «entre los dedos» (no se muestra). A medida que la sangre circula por el glomérulo, el plasma y sus solutos no celulares (excepto proteínas) son expulsados por los poros y hendiduras hacia el espacio capsular. El trayecto del íiltrado por el resto det túbulo renal se muestra y describe en la siguiente lámina.

149 Véase 150

CORTE DEL RIÑÓN EXTERIOR (Esquema)


150

APARATO URINARIO fqünkbikSM W

M

U

^

v

© o o » y » ( S > K ]

m

NC: Para A, B, C, M y F, utilice los mismos colores que en la lámina anterior. Use rojo para D, azul para G y morado para E. (1) Empiece por los principales vasos sanguíneos del riñón. (2) Pinte toda la nefrona ampliada utilizando el color (F) de la lámina precedente. Observe que las arteriolas aferentes y eferentes, aunque forman parte de la nefrona punteada, reciben colores arteriales (O 5 ,0 6 ). Al colorear el recuadro del aparato yuxtaglomerular, deje en blanco las células relevantes para facilitar su identificación.

m

Idéase 149

i MTTERIIA8+ A . REGMLD A . $ E ® M £ G 9 m O A D'

A . Aisaira>iBMigD' A . O O T E K Q j @ ® ( I D W I L y \ & o' M T E R O @ y f c M E R E G O T T E D» «

M

i

*

©

M f T E m x i A

? E M E M T E D '

IPILES© R O T U L A R

v/mm

PEROTOQflUfcGlE E'

Wo O O T E O M I g l I D U I U L A R G Wo A M I F M M E Túbulo^ Arteriola eferente

APARATO convoluto ' YUXTAGLOMERULAR distal

G'

W. 0MM(L©i(!J)(LM G' W . S E ^ M E M I T A I R O A G3 V . R E M A S . G'

Cápsula glomerular

PRINCIPALES VASOS SANGUÍNEOS DEL RIÑÓN

Arteriola aferente

Células yuxtagiomerulares

Mácula densa

La nefrona yuxtamedular que se muestra aquí se localiza cerca del borde corticomeduiar. A diferencia de las neíronas de la corteza más profunda, sus túbulos descendentes llegan hasta el íondo de la médula, y sus relaciones vasculares son distintas. De las 0,4-1 millones de neíronas que hay aproximadamente en cada riñón, alrededor del 30 % son de ubicación yuxtamedular. En las nefronas yuxtamedulares, la arteriola eferente conduce directamente a los vasos rectos, que están en contigüidad con los túbulos largos de la médula. En las neíronas corticales, la arteriola eferente conduce directamente al plexo capilar peritubular, que abarca toda la nefrona. En algunas nefronas pueden coexistir tanto plexos capilares peritubulares como vasos rectos, tal como se muestra. El lado venoso de los vasos rectos fluye hacia venas que pueden fusionarse con venas arciformes o continuar hasta la corteza inferior para unirse a la vena interlobulillar. El lado venoso del plexo capilar peritubular conecta con la vena Interlobulillar. Esta estrecha relación entre los túbulos y los vasos sanguíneos posibilita la preservación de lo que se requiere en cualquier momento y la expulsión rápida de lo que no se necesita (p. ej., sustancias tóxicas). El corpúsculo renal filtra el plasma sanguíneo. El filtrado resultante se aboca al túbulo proximal, donde empiezan los procesos de reabsorción y secreción. Las células tubulares reabsorben rápidamente agua, sodio (Na+), glucosa y aminoácidos. El segmento delgado descendente del asa de Henle, compuesto por epitelio escamoso simple, también reabsorse agua y electrólitos, principalmente por un mero mecanismo de difusión. Sin embargo, los segmentos delgado y grueso de la porción ascendente del asa son en gran medida impermeabtes al agua, pero reabsorben activamente sodio, cloruro y otros iones, lo que diluye de forma significativa el líquido que fluye hacia el túbulo distal. La primera parte del túbulo distal está en contacto con la arteriola aferente del glomérulo originario. En la arteriola, las células yuxtagiomerulares, compuestas por músculo liso modificado, segregan renina y son sensibles a la presión sanguínea arteriolar. Las células epiteliales modificadas del túbulo distal adyacente (mácula densa) perciben el contenido de soluto en el filtrado. Su interacción permite modificar la tasa de filtración glomerular y la presión arterial. El túbulo distal es impermeable al agua, pero reabsorbe electrólitos. El líquido tubular diluido que entra en los túbulos colectores se reabsorbe por influencia de la hormona antidiurética (ADH; vasopresina). El líquido se reabsorbe continuamente hasta que los residuos se descargan en la papila como orina. De cada 100 mi de filtrado, sólo 1 mi llega a los cálices menores.

IRRIGACIÓN SANGUÍNEA DE LA NEFRONA


151

SISTEMA ENDOCRINO

mmmmméüñ

Véase 145

NC: Utilice un color muy claro para C y uno más oscuro para D (que, en realidad, se localiza en la superficie posterior de la tiroides). (1) Después de pintar las glándulas y tejidos endocrinos, coloree el esquema, abajo a la izquierda.

®(L^(I9S>(U)(LA$ EMFFI>®©ROMA$+ MOPélFDSOS A

mm/ku T M © 0 « c M W I W l D i l

(40 D

« f l @ E SIUKPKARREKIAIlíajF (P¿M(BREM 6 W « i © 3

(2)H

TE$TFF®(I0IL®$ ( 2 ) I ©mmm (2)H T E J O O S

EKlE)©©(IflKl©Í +

MOIK!)Tr^lLAM®j © © R A Z é M

(AQDISÍ(S(U)ILAS)k

R 0 | M M ( 2 ) L TOBT®

®ASTrE®flMirEsiroKiAiL m

m M m w n Las 'glándulas y tejidos endocrinos son masas discretas de células secretoras y tejidos de sostén, en estrecha proximidad con capilares sanguíneos a los que estas células liberan sus hormonas. Las glándulas y tejidos carecen de conductos. Las hormonas son agentes químicos que suelen desempeñar su función en células (órganos diana) situadas a una cierta distancia de su origen. La secreción hormonal da lugar a mecanismos de control de retroalimentación positiva o negativa. En términos muy generales, la actividad hormonal es responsable del crecimiento, reproducción y actividades relacionadas, así como de la estabilidad metabólica en el entorno interno. La estabilidad del entorno interno se denomina homeostasis. Las glándulas endocrinas clásicas, aquí resumidas, se presentan con mayor detalle en las láminas siguientes, excepto ta glándula pineal (Lámina 75) y el timo (Lámina 124). Aquí también se abordan únicamente unos pocos de la infinidad de tejidos/células que segregan agentes químicos con influencia sobre las actividades celulares. El papel det hipotálamo puede colorearse en las Láminas 152 y 153. Las aurículas del corazón segregan péptido natriurético auricular (PNA) durante tos períodos de contracción miocárdica débil, lo que provoca una mayor excreción de sodio y agua. Las células yuxtaglomerulares del riñón (Lámina 150) segregan renina, una enzima que convierte angiotensinógeno en angiotensina I e, indirectamente, induce un incremento de la presión arterial y la conservación de los líquidos corporales, como en caso de hemorragia. Numerosos factores endocrinos segregados por células del tracto gastrointestinal influyen en la motilidad intestinal y la secreción de hormonas. La placenta segrega, entre otras hormonas, gonadotropina coriónlca humana, que contribuye al crecimiento embrionario durante los 90 días siguientes a la fertilización al estimular el desarrollo del cuerpo lúteo (Láminas 161,163,165,166). FUNCIÓN ENDOCRINA Células endocrinas

Circulación

Células

Secreciones f ^ ^. libre

Conducto Células exocrinas GLÁNDULA ENDOCRINA

« M O é M (¡»M@MA(l p émm©

Q

6


152

SISTEMA ENDOCRINO I (KI0[P(S[P0M E

Véase 145

(K10ÍPOTAU»©

NC: Utilice rojo para H, azul para K, morado para I y un color muy claro para J. (1) Empiece por la vista ampliada de la hipófisis y el hipotálamo.

OS ( © U S W M U f c

fP0TO(l*0^)+

üDHEomosA

mm mm

foranos

m m

0NirERMsie)0iu)Sc

E M E G m TOOJL® m

VISTA SAGITAL

D

OM(FIU)GmiB(U)UM?E (iLénojiiL©

m

W I ) f

M O P O T M ^ M Q G La hipófisis (glándula pituitaria) consta esencialmente de un lóbulo anterior y uno posterior. Está suspendida del hipotálamo y encaja en un receso del hueso eslenoides llamado siila turca. La hipófisis tiene aproximadamente el tamaño de cuatro guisantes. Las tres partes de la adenohipófisis derivan de una extensión hacia arriba del techo de la boca en desarrollo; de hecho, en una época se pensó que la glándula formaba moco (««pituita») que se segregaba hacia la nariz. El lóbulo posterior es una migración hacia abajo del suelo del hipotálamo. Este suelo, por debajo del tercer ventrículo, consta del infundíbulo (tallo, tronco) hueco rodeado por la eminencia mediana. La parte inferior del infundíbulo (debajo de la eminencia mediana, que sigue formando parte del suelo del hipotálamo, pero que ha dejado de ser hueca) mantiene continuidad coñ el lóbulo posterior. Se considera a menudo que estas tres estructuras (infundíbulo, eminencia mediana y lóbulo posterior) constituyen la«neurohipófisis». Observe cómo la pars tuberaiis de la adenohipófisis engloba el tallo inlundibular y la eminencia mediana. La pars intermedius es rudimentaria y no parece segregar niveles significativos de hormonas.

MEdflROKIA

W O O T A L

ARTTEROA O O O P M S A R O A SOOTMA

/

S(UJ(Rh

FP®KTTAMOP®IFBSARO®I

W O L A R i '

/ ^o ( ? © T O i

©IMILA « r e t o r a MOWOSARBA

j

2

/

/

S0«§©BE>Ei

¡ « © R ^ M ^ J

3

1

BMíFo K

. La pars distalls contiene una diversidad de células que segregan varias hormonas (véase la siguiente lámina). Por tinción pueden diferenciarse tres tipos: acidófilas, basófilas (ambas cromófilas) y cromófobas. La actividad secretora de estas células está estimulada por neuronas del hipotálamo. Estas neuronas segregan hormonas liberadoras hacía el sistema portahipofisario vascular a nivel de la eminencia mediana (véase la siguiente lámina). Allí, los capilares drenan hacía las venas portas que llegan a los sinusoides de la pars distalls. Las secreciones de las células de la pars distalis entran en los sinusoides, que son drenados : por la vena hipofisaria inferior.

ME(U)R©K)AS « R E 1 F © R A 8 MfeHE® S W R A é T O © © M f e E ©

(¡{)B(?©TÍMo+ /

(K)©RM©MAG2

m R A M T O Q C T I L A R

/ M © R M @ N J A G3

( M U E m ©AtPBLAR L w

m

MOWDSARBAK'

La pars nervosa de la neurohipófisis no tiene células secretoras por sí misma. Los axones de neuronas secretoras en los núcleos supraóptico y paraventricular del hipotálamo se extienden hacia abajo a través del infundíbulo hasta las redes capilares del lóbulo posterior. Allí, estos termínales axonales liberan a la circulación las hormonas oxitocina y antidiurética (vasopresina) (véase la siguiente lámina).

Sueio hipotálamo

A


153

SISTEMA ENDOCRINO

(KiütPéMf v émmm

Véanse 152,154,155,164

NC: Para las hormonas (A) y secreciones (A1) hipotalámicas, utilice el mismo color que empleó en la lámina anterior. Pinte los títulos principales distribuidos por toda la ilustración. (1) Empiece por las ílechas y círculos que representan dichas hormonas y secreciones, incluida la penetración de las células del lóbulo anterior. (2) Coloree las hormonas hipoíisarias. (3) Coloree las ílechas que representan las hormonas de los órganos diana realizando su íunción de retroalimentación. Capilares HIPOTÁLAMO

O O M M M ^

MMWMFOSMOM / ( B l U M M

H. liberadora de QH H. inhibidora de prolactlna H. liberadora de gonadotropina H. liberadora • de corticotropina

@I80@(1M +

1 1 1 W W +

m m

M. ( p o y m o s i r o M U W í E ( M ) B / d M t o y i c 00. OMEOMOZAMITE (OJO)o / EflSéFOUfcc Ofl. OTOMiyOTi (Dd (LA TTORflHHBHlS ( " M ) E / ® » ( F u y * ¿ c M. ñlMiM©(»tfO(g©irEtél?[)(gA CU. »

« © O M O I O T ©

i

(®M)G

(MTO)F /

/

BMéFOUfcc

M0ÍB>#0U&H

/MOB^FOUfcH

m w s / Í U

m m

0Q. ^ W O ^ l T r O ^ (AIMQ)k

ca®K»a(a)MM «

«

«

©

I

H®. M

O

TÍSTOSTIMKIAP T O M O M E Q M.

© © C T B W i d O t P ^ ^ d M ^ d R

mmmm ®>E D m

SFECT© ESTRÍIICTIUIIRAII / IFyM©fl@MA(L / Las hormonas liberadoras o inhibidoras del hipotálamo actúan sobre el lóbulo anterior de la hipófisis. Estas hormonas estimulan/inhiben las células diana del. lóbulo anterior para que aumenten/reduzcan su secreción hormonal. La inhibición de la secreción de hormonas hipoíisarias se controla principalmente por retroalimentación (íeedback) negativa. Por ejemplo, el hipotálamo es sensible a la concentración de estrógenos en la circulación hipotalámica (a través de la arteria hipotalámica). Cuando disminuyen los niveles de estrógenos, ciertos núcleos hipotalámicos notan este descenso y aumentan su secreción de hormona liberadora de gonadotropina (GRH). Las terminaciones nerviosas secretoras liberan GRH hacia el sistema portahipotisario en la eminencia mediana. La GRH llega los sinusoides del lóbulo anterior y estimula ciertos basófilos para que segreguen hormona íoliculostimulante (FSH). La FSH se libera a la circulación y ejerce una influencia estimulante sobre el crecimiento de tos folículos ováricos (así como sobre la espermatogénesis en el varón). El hipotálamo nota un incremento significativo de los niveles de estrógenos (retroalimentación) y «cierra» la secreción de GRH (retroalimentación negativa).

é m m m

m

m

^

t La hormona luteinizante (LH) estimula la secreción de testosterona, ovulación, desarrollo del cuerpo lúteo y secreción de estrógenos/progesterona (Lámina 163). La hormona estimulante de la tiroides (TSH) induce la secreción de la hormona tiroidea tiroxina (Lámina 154). La hormona adrenocorticotrópica (ACTH) estimula la liberación de hormonas corticosuprarrenales (p. ej., cortisol); también tiene propiedades estimuladoras de los melanocitos, que dispersan el pigmento po la piel (Lámina 155). La hormona del crecimiento (GH) estimula el crecimiento corporal, especialmente el óseo. La prolactina media en la secreción de leche (Lámina 164) y es inhibida por le' hormona inhibidora de prolactina en el hipotálamo. La oxitocina y ia hormona antidiurética (ADH, vasopresina) son productos de neuronas secretoras en los núcleos supraóptico y paraventricular del hipotálamo; el material segregado se transporta hacia abajo a través de axones largos (tracto hipotalamohipofisario) hasta capilares en el lóbulo posterior, donde se liberan a la circulación general a través de la vena hipoíisaria. La oxitocina induce la eyección de leche (Lámina 164) y estimula las contracciones uterinas. La ADH (Lámina 155) causa retención de agua corporal por parte de los ríñones. Su secreción está inducida por osmorreceptores en el hipotálamo. La ADH también es un potente vasoconstrictor.


154

SISTEMA ENDOCRINO

to@oib>E$ v

Idéase 149

NC: Utilice rojo para H; azul para I; colores claros para E, F y G, y los mismos colores que en la Lámina 151 para A y D. (1) Pinte simultáneamente las tres vistas superiores, prestando especial atención a las arterias y venas que entran en la tiroides. (2) Coloree los cortes microscópicos de los folículos tiroides hipoactivos e hiperactivos. (3) Pinte el diagrama de la función tiroidea y paratiroidea.

IF@HFF(B(Ü)IL® 1 T 0 R © 0 E ) ( I © + ( B í m m

(F®U<BQ0UM? B

©®íl©0íg)(l c mmmmti m w o T O O »

m^m^

WD

E

me»®! F mémms

ARTUROAS H MEMAS i La tiroides (glándula tiroidea), que cubre las superficies anteriores de los anillos traqueales 2-4, está fijada por una cápsula fibrosa cuya capa posterior encierra las cuatro glándulas paratiroideas. La tiroides, compuesta por un lóbulo derecho y un lóbulo izquierdo conectados por un istmo, consta de agrupaciones de folículos (como racimos) sostenidos por tejido fibroso laxo rico en vasos sanguíneos. Un corte microscópico a través de un folículo revela una sola capa de células epiteliales cúbicas que forman la pared folicular. El folículo contiene coloide, una glucoproteína (firoglobulina) producida por las células foliculares. Estas células captan tiroglobulina y la descomponen para formar diversas hormonas, principalmente tiroxina (T<, tetrayodotironina). A continuación la tiroxina se segrega hacia los capilares adyacentes. Las hormonas tiroideas contienen yoduro (una forma reducida de yodo), que es absorbido por las células foliculares a partir de la sangre. La hormona estimulante del tiroides (TSH), de origen hipofisario, promueve la formación y secreción de tiroxina. La relación opera a través de un mecanismo de retroalimentación negativa: el aumento de los niveles de tiroxina inhibe la ulterior secreción de TSH. La tiroxina aumenta ei consumo de oxígeno en casi todas los tejidos y, así mantiene la tasa metabólica. Está implicada en múltiples facetas del crecimiento y desarrollo. La secreción excesiva de tiroxina provoca generalmente pérdida de peso, nerviosismo extremo y elevación de la tasa metabólica basal. El hipotiroidismo se traduce en descenso de la actividad mental, cambios de voz, menor actividad metabólica y acumulación de un material de tipo mucoso bajo la piel (mixedema), lo que da lugar a un aspecto «embotado»». Como todas las glándulas endocrina, la tiroides está sumamente vascularizada. Los vasos que se muestran aquí requieren una atención muy cuidadosa al considerar la posibilidad de practicar una traqueotomía o cricotirotomia.de urgencia. Fíjese especialmente en las venas tiroideas inferiores, en la superficie anterior de la tráquea. El patrón de estos vasos no siempre es predecible. La paratiroides consta de pequeños botones de tejido altamente vascular que contienen dos tipos de células, uno de los cuales (células principales) segrega parathormona. La parathormona mantiene ios niveles plasmáticos de calcio al inducir actividad osteoclástica (degradación de hueso), que libera iones calcio. La actividad muscular normal y la coagulación sanguínea dependen de ia existencia de niveles normales de calcio en el plasma. ! El descenso de la función paratiroidea reduce las concentraciones de calcio y, por debajo de ciertos niveles, causa rigidez muscular, calambres, espasmos y convulsiones (tetania).

Cortes transversales a través de folículos

ACTIVIDAD FOLICULAR TIROIDEA

FUNCIÓN TIROIDEA Y PARATIROIDEA


155

SISTEMA ENDOCRINO Diafragma

Véanse 92,153

S M P O ^ M E M ^ Ü J Esófago NC: Utilice rojo para F, azul para G, amarillo para H y un color muy claro para E. (1) En la vista superior sólo deben pintarse ios vasos con letras de referencia. (2) Coloree el corte transversal a través de la glándula suprarrenal, así como las flechas y hormonas relacionadas. (3) Pinte los diversos órganos asociados a la reacción de «lucha o huida» («light or lllght») y líjese en los efectos indicados.

S U t e Q M

S M I F W I B K E M M

V. hepáticas'

A. frénica inferior

A

M S Q D I L A A-

m m

®u»M£igMiBB ( í t g W M C ? D

MltwyiE

tko g t U K P G t M M A I L S i M 0 © ( ¡ l p A. ^ D D M ^ K M ^ D

GWOAF

A.

OMFEROOKP

1

M E M A S GV. S M / W l í M I L

G' / 0» G !

(POJEK® S m K P K ^ K K E M ^ O . H

•M. i s i p y t a o © © © s i t ó © H! IWLIE&© H'

M E ( m © © © m < § © I Í [ »

B

(INCLUIDA LA ALDOSTERONA)

(INCLUIDO EL CORTISOL)

E®1TEIB@0IB>E8 $ E M I U G $ D

(ESTRÓGENOS, PROGESTERONA, ANDRÓGENOS) HORMONAS DE LA CORTEZA

HORMONAS DE LA MÉDULA

La glándulas suprarrenales se localizan en el retroperitoneo, dentro de la fascia renal sobre las caras superior y medial de cada riñón (niveles vertebrales D11-D12). Como cualquier otra glándula endocrina, las suprarrenales están fuertemente vascularizadas. Las suprarrenales son dos glándulas diferentes encapsuladas como una sola: la corteza externa y la médula interna. La corteza suprarrenal está organizada en tres regiones: la zona glomerular extema, la zona fasciculada media y la zona reticular interna. Cuando existe un descenso en el volumen de Ifquido corporal, como en el caso de hemorragia, las células de la zona glomerular sintetizan y segregan hormonas llamadas mineralocorticoides. La más conocida de ellas es la aldosterona. Los mineralocorticoides actúan principalmente en los túbülos distales del riñón, las glándulas sudoríparas y el tracto gastrointestinal, donde promueven la absorción de sodio (y agua) y la secreción de potasio. Las células de la zona fasciculada, mediada por ACTH, segregan glucocorticoides. Estas hormonas (principalmente cortisol y, en segundo término, corticosterona) estimulan la formación de glucosa en el hfgado. Las células de la zona reticular segregan pequeñas cantidades del andrógeno deshidroepiandrosterona (DHEA). La DHEA puede convertirse en testosterona. Las hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona) también se segregan en pequeñas cantidades. Estos andrógenos y estrógenos suprarrenales tienen un efecto limitado durante el tiempo de vida. La médula consta de cordones de células secretoras sostenidas por fibras reticulares, junto con una colección abundante de capilares. Las fibras del nervio esplácnico mayor atraviesan los ganglios celfacos sin establecer sinapsis para entrar finalmente en las glándulas suprarrenales. Estas fibras terminan en las células secretoras medulares, a las cuales estimulan. Él 80 % de estas células produce y libera adrenalina; el 20 % restante segrega noradrenalina. Estas células secretoras son, en realidad, neuronas posganglionares modificadas. Sus secreciones desencadenan la reacción de «lucha o huida» («fight or Hight») en respuesta a situaciones de compromiso vital, tal como se representa en el diagrama de la derecha.

m

m

m

ú

m

e

m

E1

•E^E® Dilatación pupilár e'.E* Dilatación bronquiolar Hipertensión Taquicardia

Vasoconstricción periférica Descenso de ta digestión

Elevación de la glucemia y la tasa metabóllca

REACCIÓN DE «LUCHA O HUIDA»


156

SISTEMA ENDOCRINO OSILOTES

Véase 145

m M í B R E ^ T O G N

NC: Utilice morado para N y colores claros para K y L. (1) Al pintar el dibujo superior, Incluya las lineas a trazos que representan arterias dentro o en la superficie posterior del páncreas. (2) Coloree el corte microscópico del páncreas y la vista ampliada de un islote. Pinte las Hechas y el diagrama que indican el papel de los receptores de glucógeno e insulina en los hepatocitos con respecto a la glucosa y el glucógeno.

AETTISKOM A d

( P I M Í A S

© W G W w i M N m

( M I M I ^ »

M

+

mmmk « I B

v

m i M i ^ T O ® © » © » ^

iilPdlMO©^ V M

Aorta abdominal A. hepática ^ Tronco común

W Í T . c

o

I O W I E DUODENO

IRRIGACIÓN DEL PÁNCREAS

PAN<BIREAirO<BA OMIFiíSO®^ F

m M M O © © ® ( l í ) © I M ( ? ! M ONE i

El páncreas está Irrigado por numerosas arterias de fuentes que se originan en las arterias celíaca y mesentérica superior. Las extensas redes capilares del páncreas drenan hacia tributarias de la vena porta hepática, que conduce las hormonas segregadas por los islotes pancreáticos al hfgado y, más allá, a la circulación general. K1 / K I S E I F T O ^ K2

mmi o M m o M ^ L

1

/

M ( E I ? « L

2

(WWOUfcR S^M®(U)ÍKli® N

f GLÁNDULA EXOCRINA

1

A "

^

O

^

Receptor d e ^ j M f f »

glucagór

* ^ ¿ O ^ O ^ e O ^ L

*

^ •••g^jtaT

'

+

x.

w - , .

u

^SANGUfNEO —a-crr

(Ácino)+i Capilar.

Sfntesis de glucógeno

O ^Síntesis de ^ ^ t i H l l i H i i i . . » f i / i i » i n / ; n 7 m ^ ácidos grasos

CÉLULA HEPÁTICA

(Condiciones de hipoglucemia)

Los Islotes (de Langerhans) del tejido endocrino (y sus capilares) en el páncreas están rodeados por masas de agrupaciones/folículos de células glandulares exocrinas en forma de racimo. Las secreciones de estas células entran en vasos tributarios de los conductos pancreáticos que se abren hacia el duodeno. Los islotes se caracterizan por tres o cuatro tipos celulares distintos. Las células alia (A), localizadas generalmente en la periferia del islote, segregan glucagón, una hormona polipeptídica que se une a los receptores de glucógeno en la membrana de las células hepáticas. El glucagón induce la degradación enzimática de glucógeno a glucosa, un proceso conocido como glucólisis. El glucagón también coadyuva a la formación de glucosa a partir de aminoácidos hepáticos; este proceso se denomina gluconeogénesiS. Como consecuencia de estos mecanismos, aumentan los niveles sanguíneos de glucosa. Las células B (beta), que constituyen el 70 % de la población insular, ocupan la parte central del islote y segregan el polipéptido insulina, generalmente como respuesta a un incremento de los niveles plasmáticos de glucosa. La mayor parte de la insulina es

CÉLULA HEPÁTICA

(Condiciones de hiperglucemia)

captada por el hígado y el riñón, pero casi todas tas células pueden metabotizar insulina. La insulina acelera la eliminación de glucosa de la circulación al aumentar el número de protefnas que la transportan a través de las membranas celulares (portadores de glucosa; no se muestran) en las células musculares, adipocitos, leucocitos y otras células (sin contar tos hepatocitos). La insulina aumenta la sfntesis de glucógeno a partir de glucosa en las células hepáticas. La captación de insulina se ve favorecida por la existencia de receptores ad hoc (proteínas) en las superficies externa e interna de muchas membranas celulares, aunque no todas. El descenso en la secreción de insulina o la reducción en el número o actividad de los receptores provocan intolerancia a la glucosa y/o diabetes mellitus. Los efectos de ta actividad insulfnica son de gran magnitud: la hormona media en el transporte de electrólitos y el almacenamiento de nutrientes (hidratos de carbono, protefnas, grasas), promueve el crecimiento celular y potencia el metabolismo en los tejidos hepático, muscular y adiposo. Las células D (delta) ocupan la periferia de los islotes y constituyen aproximadamente el 5% de la población insular. Segregan somatostatina e inhiben la secreción de glucagón por las células alfa y la secreción de insulina por las células beta.


157

APARATO REPRODUCTIVO

&mmm mmmmm® NC: Utilice rojo para L, azul para M y colores muy ciaros para A, J y K. (1) ñnte simultáneamente las vistas superiores. En la vista sagital, la uretra es la única estructura que se muestra en plano medio. (2) En la ilustración inferior, los revestimientos del cordón espermático constan en realidad de varias capas (recuerde la Lámina 51). Coloree las partes de K y L que se aprecian por debajo del plexo pampiniforme (M).

i(P0(MlMM©c ( 8 © ( ¡ * C T © ©EFERENTE D

W f f S M $EM0G9AIL E m m m s

Véanse

M ^ ^ y y M ®

38,51,53

El aparato reproductivo masculino está compuesto por los órganos primarios, \os testículos, suspendidos dentro de un saco de piel y tejido fibromuscular delgado (escroto); una serie de conductos, y diversas glándulas. El desarrollo de las células germinales masculinas (esperma) en los testículos requiere una temperatura ligeramente inferior a la del resto del cuerpo (unos 35° C); esto se consigue mediante la separación con respecto a las cavidades más calientes del organismo. La temperatura dentro del escroto puede reajustarse en cierta medida por contracción/relajación del músculo liso (túnica dartos) en la pared escrotai, que aumenta o reduce la tensión de la pared alrededor de los testículos. El esperma maduro se almacena en el epididimo; al ser estimuladas, las células espermáticas se desplazan hacia el conducto (vaso) deferente, que atraviesan por contracciones rítmicas del músculo liso de la pared. Dentro del conducto deferente, el esperma pasa a través de la pared abdominal (por el conducto inguinal) y la cavidad pélvica para entrar en la uretra prostática por el conducto eyaculador, én forma de punta de lápiz. Aquí, las secreciones ricas en nutrientes de la glándula prostática y las vesículas seminales se añaden a la población de esperma en la uretra prostática para formar el semen. Antes de la liberación del semen (eyáculación), las glándulas bulbouretrales aportan secreciones a la uretra. El pene y el escroto constituyen los órganos genitales externos. El aflrandamiento de la próstata (hlpertrofia/hiperpiasia prostática) es un proceso frecuente en los varones mayores de 50 años. Las glándulas y tejidos conjuntivos que rodean la uretra se engrasan y bloquean el ílujo urinario (hipertrofia prostática benigna). El crecimiento neoptáslco (carcinoma de próstata) es menos habitual (5-15 % de los varones con hipertrofia prostática) y afecta a los tejidos más periféricos de la próstata.

(PEMEJ

Uréter

\ Diafragma «^•'urogenital

K/

Cuerpos eréctiles

VISTA ANTERIOR (Esquema)

Lig. fundiforme

Plexo venoso pampiniforme

RE^SSTOMQEMTO K

W W I T W f f l l E8 + m m m m «EREOTED

Anillo inguinal superficial

^RTERO^ I T E O T S M R L y&m

VISTA ANTERIOR DEL ESCROTO (Con el cordón diseccionado)

TOTOíBUfcKM

La arteria y lá vena testiculares, junto con algunos nervios y vasos linfáticos, se unen al conducto deferente justo antes de entrar en el anillo profundo (orificio irttraabdominal) del conducto inguinal. Éstos son los constituyentes del cordón espermático. Al pasar por el canal inguinal, quedan recubiertos por una capa representativa de cada una de las capas de la pared abdominal (menos el recto); éstos son los revestimientos del cordón espermático y los testículos (aquí se muestran como una sola capa; véase la Lámina 51). En los procedimientos de vasectomía se identifica el conducto deferente dentro del cordón, y es la única estructura que se divide. Pueden emplearse diversas técnicas (ligaduras, cauterización, pliegue y sepultamiento, etc.) para prevenir ia tendencia natural a la recanalización del conducto seccionado.


APARATO REPRODUCTIVO TTiSTrfliOTtUS^ NC: Para los testículos, epidídimo y conducto deferente (A, E y F), utilice los mismos colores que ya empleó para estas estructuras en la lámina anterior. Use rojo para U y colores claros para G, H, I, S y T. (1) Note que el epitelio espermatogénico se pinta de gris en el corte transversal a través de los túbülos (arriba) y que la luz tubular no debe colorearse.

mmanmn «

VESTOMUMRc

(8©KIE)(Ü)©¥© E I P E R E M I T E d (SABEZAE © « T O E

MI/HE®EQ.

1

E P O ^ O M ©

W © 1 T © ©EÍPEREKlirE F

EPOTTEU®

ESLFEW^WIMO®©*

ES(?E»^ir©@©líOO©G

E8FF>ERMM©@inr@

(PROMARO© H

BSPERBFLMGXBOTR© ESIPERM^TOE

j

E » R R W © Z @ © (BASE m

M ( l D M ( M R 0 © i K

+

mmmm/hi M A T A © M «E(UL©n (P©r©O^M

« O A O

G«©(g©M(§>R0A p (?©R©0éM (FROKlSOmH Q

© I d » m $ERmo ($@$inlK))s R M H R A M A

m m i

B1

©Í(Ly[!Íi0MTrERÍ¥0©flM . ( ^ E ( L E » 0 © ) T . « © SAMBODÍNE© u Los testículos se originan en la pared abdominal posterior durante el desarrollo fetal; a medida que se alarga el cuerpo en desarrollo, parecen «descender» hacia unas bolsas situadas en la pared abdominal anterior (escroto). Los testículos tienen dos funciones principales: producir células germinales masculinas (esperma o espermatozoos) y segregar testosterona, la hormona sexual masculina. Cada testículo tiene una cápsula externa, densa y fibrosa (túnica albugínea), de la cual salen unos tabiques en dirección central que compartimentan el testículo en lóbulos. En cada lóbulo existen entre uno y cuatro túbuíos seminíferos muy arrollados. Estos túbülos convergen hacia el lado posterior del testículo, se enderezan (túbülos rectos) y se unen a una red de espacios revestidos de epitelio (red testicufar). Los conductos eferentes salen de la red para formar la cabeza del epidídimo. El conducto epididímico serpenteado (cabeza, cuerpo, cola) está revestido de epitelio columnar seudostratificado, un tipo del cual contiene cilios largos e inmóviles (estereocilios). En la porción inferior del epidídimo, el túbulo gira hacia arriba para formar el conducto deferente. La pared del conducto deferente, revestida de epitelio columnar seudostratificado con estereocilios, contiene una cantidad significativa de músculo liso, cuyas contracciones conducen el esperma hacia la glándula prostática durante la emisión.

Cabeza

REVESTIMIENTO DE UN TÚBULO SEMINÍFERO

las células hijas son impelidas hacia la luz del túbulo. Estas células se diferencian en espermatocitos primarios, las más grandes de las células germinales en desarrollo. Cuando se dividen para convertirse en espermatocitos secundarios, el número de cromosomas se reduce de 46 a 23 (meiosis). Cada par de espermatocitos secundarios recién formados se vuelve a dividir rápidamente para crear cuatro espermátides. Estas pequeñas células maduran desarrollando una coia, condensando el núcleo y ei citoplasma y desarrollando una especie de caperuza acrosómica (con enzimas que rompen la pared del óvulo y permiten la penetración). La célula espermática madura (espermatozoo) consta de una cabeza de 23 cromosomas (núcleo), incluido el acrosoma; m porción media que contiene mitocondrias para potenciar el movimiento celular, y ei resto de la cola (fibras que contienen microtúbulos; la porción terminal es esencialmente un flagelo único), cuyos movimientos proporcionan la fuerza motriz de la célula. Sin embargo, los espermatozoos precoces son esencialmente inmóviles e incapaces de fertilizar óvulos. Llegan al epidídimo desde la red testicular a través de conductos eferentes por acción ciliar y flujo de líquido; allí maduran y se convierten en células espermáticas maduras y potentes.

Las células intersticiales dispersas en el tejido conjuntivo laxo vascular que rodea los túbülos incluyen fibroblastos y células secretoras (de Leydig), que se sabe que producen y segregan testosterona hacia los capilares adyacentes. Cada túbulo seminífero consta de una luz con paredes de masas compactas y organizadas de células (epiteiio espermatogénico y céiuías de sostén [de Sertoli])Esta hormona sexual masculina estimula el desarrollo de ios conductos y glándulas del aparato reproductivo durante la pubertad (generalmente entre los encapsuladas por una membrana basal fina y fibrosa. Las más inmaduras de las células que desarrollan el esperma son los espermatogonios. Éstos se dividen, y 11 y 14 años) y es la responsable de las características sexuales secundarias.

Cola-A

ESPERMATOZOO (Célula espermática


APARATO REPRODUCTIVO

159

mmmm^m

M ^ B Q D U M ^

NC: Utilice azul para I, rojo para J, amarillo para K y colores muy claros para D, E y G. (1) Pinte simultáneamente las dos vistas superiores; observe que en la vista coronal se han omitido las (ascias superficial y profunda (G, H). (2) Coloree la vista estructural y ei corte transversal.

Ligamento fundiforme VISTA SAGITAL (Esquema)

mmm+ i»

mmuMm*

(U)O

B

QFLO

B

C

+

GQDSm) RAlfe ( © « ) B>EILIPEME o' ©QJ) W

©

SS(P©[EJ)©§© E

[ » i @ ( M d (PEGOS E' ® U W E ®EB. PENE E' IPRElWDffiO© F

fflMüfa

SOflPERWKBOAIL G' H

WEG8A I

MlTEIgOA

y ® , I d M I M ® I

W

W

J

MEEtfO® K L

B>EB. A R O © ( ( B > 0 m M I M A

(FllL^0@© )M

tü)(g@@iMomii n ( M Q M i R E m o .

o

En el varón, la uretra sigue un trayecto extenso (unos 20 cm más o menos) desde el cuello de la vejiga hasta el orificio uretral externo al final del pene. La uretra prostática recibe orina de la vejiga urinaria, esperma de los conductos eyaculadores, líquido seminal de las vesículas seminales y secreciones de la próstata a través de varios conductos. La contracción refleja de los músculos del cuello vesical impide la micción de orina durante la eyaculación de semen. La uretra sigue a través del diafragma pélvico y entra en el diafragma urogenital, delgado y fibromuscular, como uretra membranosa. La uretra esponjosa discurre a io largo del pene. En la mucosa uretral existen numerosas glándulas secretoras de moco.

superficial. Debajo de la piel del pene hay una capa de fascia superficial. El tejido eréctii está compuesto por lagunas de venas (senos cavernosos) unidas por tejido fibroeiástico y músculo liso. Estos senos son alimentados por arterias de los cuerpos eréctiles. Durante la actividad sexual, las arterias se dilatan en respuesta a la mayor actividad motora autónoma, con lo que aumenta el volumen de sangre que entra en los senos y se expande el tejido eréctii. Como consecuencia, las venas en la periferia de los cuerpos eréctiles debajo de la túnica albugínea quedan presionadas contra la cápsula (incapaces de drenar sangre), y el pene se agranda y se vuelve rígido (erección). El glande no se pone rígido.

El pene consta de tres cuerpos de tejido eréctii envainados en dos capas de fascias. Los cuerpos cavernosos (los dos cuerpos laterales) se originan en las ramas ascendentes de los huesos púbicos; el cuerpo esponjoso central surge como VISTA un bulbo suspendido de la fascia inferior del diafragma ESTRUCTURAL urogenital (membrana perineal). Cada cuerpo consta de tejido eréctii con una cápsula fibrosa (túnica albugínea); el V. dorsal cuerpo esponjoso contiene también la uretra. Los tres subcutánea. 1 cuerpos están unidos entre sí por una malla densa de fascia perineal profunda, y cuelgan como unidad suspendida por los ligamentos suspensorio profundo y fundiforme, más A. profunda del pene H Corona

A. pudenda j < internaA. profunda del peneN V'

Arterial al bulbo

DTúnica albugínea CORTETRANSVERSAL DEL PENE (Por la zona media)

Véanse 20,122


101

APARATO REPRODUCTIVO

fomim®

^(KPTO^dSCTOW

Véanse 53,114, 15'

[FEMiMOM©

NC: (1) Pinte simultáneamente las dos vistas (superiores) de las estructuras reproductivas internas. En la vista medial, pinte de gris la doble línea que representa el peritoneo. (2) En las ilustraciones interiores, pinte de gris el vestíbulo (N) después de haber coloreado las demás estructuras situadas en esa zona (L-P). (3) En la vista diseccionada de las estructuras externas, preste especial atención a los músculos circundantes, ninguno de los cuales debe pintarse.

VISTA

Cuello (córvix) Se ha suprimido la pared vaginal anterior

VISTA MEDIAL (Lado derecho, estructuras genitourinarias)

©M&RO© A M

M

M

B>E M W O ©

(OTEROMA) B

(SlTER© c mwm

D

El órgano primarlo del aparato reproductivo femenino es el ovario, que produce las células germinales femeninas (óvulos) y segrega las hormonas estrógeno y progesterona. Los ovarios, al igual que los testículos, se originan en la pared abdominal posterior (adyacente a los riñones) durante el desarrollo fetal inicial. También descienden a lo largo de la pared, como los testículos, pero un ligamento interrumpe pronto el trayecto, de modo que los ovarios quedan retenidos en la pelvis. El útero sirve como área de implantación y nutrición del embrión/feto. Las trompas de Falopio (uterinas) proporcionan un conducto para que el óvulo recién fertilizado o no fertilizado se encamine hacia el útero. La vagina, una vaina fibromuscular, recibe el semen del pene y lo transmite al útero; además actúa como canal del parto, que comunica el útero con el exterior.

E

mi0m (LAÜO© m m m

Vejiga urinaria Hueso públco

+

Uretra

^ESTOMUMR L SGÍllARE^ M

F

(FRBMOGJU&G PREIMUKBO© H

©BJfir®(R(l$ i © t U W E

Excavación veslcouterina

VESTTffBWJB.© N*

©ROMO© (MRETTRAIL o © R O M O © W ® O K m

D1 / (

r

©GÍERIP© J mfiz

OEM P

(©Rui)®) k

Sinfisis' . del p u b i s ^ x Los genitales externos femeninos forman conjuntamente la vulva. Están situados dentro del perineo. Los iabios mayores son M. isquiocavernoso \ pliegues de piel llenos de grasa que ocultan en gran medida la M. bulbocavernoso i cavidad/espacio que hay entre ellos (vestíbulo), con los orificios uretral y vaginal. En posición medial respecto a los labios Rama mayores hay otros pliegues cutáneos más delgados (labios isquiopúbica menores) que llegan al clítoris por delante y se dividen en torno a él, formando el frenillo y el prepucio del clítoris. Al igual que el pene, el clítoris tiene una raíz (crus) que se origina en cada una de las ramas isquiopúbicas; las dos raíces se unen en la línea media para formar el cuerpo (corpus). El cuerpo está coronado por un glande sensible, vascular y recubierto de piel. Estas estructuras del clítoris contienen tejido eréctil (excepto en el glande) envuelto en recubrimientos fasciales; su erección o Tejido rigidez se logra por los mismos mecanismos que operan en el adiposo pene. El clítoris, a diferencia del pene, no contiene la uretra. Los bulbos del vestíbulo son homólogos al bulbo del pene, aunque M. transverso están separados en dos cuerpos eréctiles. Están cubiertos por el del perineo músculo bulbocavernoso y protruyen hacia la vagina durante la Ano estimulación sexual. El orificio vaginal está cubierto o rodeado, VISTA DISECCIONADA/? completa o incompletamente, por una banda de mucosa llamada himen. Algunos residuos de ella (tal como se muestra) persisten M. esfínter externo a menudo en la mujer sexualmente activa.

Monte de Venus Monte Venu

— . VISTA GENITALES EXTERNOS - ^ / . ^ S U P E R F I C (Mujer sexualmente activa)


APARATO REPRODUCTIVO

mmmi

Véase 162

Corona radial

NC: Utilice los colores de la lámina anterior para los ovarios (A) y las trompas de Falopio (M). Use rojo para K y R, amarillo para L, azul para S y colores muy claros para C-J, M, 0 y P (1) Pinte el desarrollo de la célula germinal femenina en las vistas superior e inferior del corte ovárico. El oocito (C) se pinta a lo largo de toda la ovulación. En la ilustración más grande, pinte de gris el estroma de fondo (B); no coloree los vasos sanguíneos del estroma.

EWEILO®

/ M M M

E S T R © M ^ m

AQJ8(I0<SÉ9EA

TEJO®® © © W W W ®

©id ®@©inr®+

F © L emínw

UTERO Y OVARIOS (Vista posterior)

J

m

m

¡M@RR$@O©© K

m

m

m

E>E F M © ( P D © M / F O M B R O A S M1

DO@^GMT@ M W @ «

»

©

Corona radial

B*

m

©

^Zona pelúcida

FASE FOLICULAR (PROLIFERATIVA) CICLO OVÁRICO

Ramas tubáricas de la arteria y vena uterinas

©QJ)ER(P© dtffiTE® J W E M L (BfiflB&P®. d($TE® M f a M M L' « r i p © dte® OTisfl©®

«

Ovulación 14

A

@®(S0T© / éWttfld© C F©dff(Md® I P R 0 M ® R I E ) 0 ^ I L D (F@L (PRBM^RO® E IF®L « i M I M R B ® F (P@L EM G (F®L S W i R ® (B>E © R M F ) h (P®L R©T© i é W W dfliER^tS)® c1

161

FASE LÚTEA (SECRETORA)

Zona pelúcida

Ramas de la arteria y vena ováricas

N

P

d(]@o $(1D$PEM$®R0® ( M d © W R O ® Q ^ o r / Í S mát&mm 1 A . r ' / V . S QDTEROMAS m* mkmmi

VISTA POSTERIOR (Esquema) Bordes cortados del mesovario

Las funciones del ovario son el desarrollo de las células germinales femeninas y la secreción de las hormonas estrógeno y progesterona. En la estroma de tejido conjuntivo pueden observarse múltiples folículos ováricos, limitados por la túnica albugínea —delgada pero densa y fibrosa—, revestidos de epitelio y en diversos estadios de desarrollo. Un folículo consta de una célula germinal epitelial inmadura (oocito) rodeada por una o más capas de células no germinales. Estas células germinales se sembraron con abundancia en el ovario (más de 400.000) al principio del desarrollo. De ellas, sólo acabarán madurando unas 500; el resto deja de crecer y degenera con sus células foliculares (foliculos atrésicos). El desarrollo de un óvulo empieza por el folículo primordial, un oocito con una sola capa de células foliculares. El oocito aumenta de tamaño y madura a medida que ias células foliculares se multiplican en número. En los folículos secundarios aparece una pequeña cavidad (antro) llena de líquido folicular. Este antro se continúa agrandando/expandiendo a costa de las células foliculares, que son expulsadas del oocito y se restringen a una

capa celular (folículo maduro). Las células situadas en la parte más externa del folículo segregan estrógenos durante la fase proliferativa del ciclo reproductivo. Hacia el decimocuarto día del ciclo, el óvulo (rodeado por una cubierta glucoproteica —la zona pelúcida— y una «corona radial» de células foliculares) revienta el folículo y se adentra en las fimbrias de la trompa de Falopio. El folículo roto involuciona. Durante la transición de las células foliculares, que se caracteriza por la acumulación de grandes cantidades de lípidos, se observan ciertos procesos hemorrágicos y coagulativos (cuerpo hemorrágico). La estructura recién formada (cuerpo lúteo) segrega estrógenos y progesterona a lo largo de la fase secretora del ciclo; en caso de embarazo, estas secreciones ayudan a desarrollar el embrión/feto durante un período de hasta 3 meses. Si no se completa el embarazo, el cuerpo lúteo involuciona y degenera como cuerpo lúteo atrésico (albicans). En cualquier momento determinado pueden observarse en el ovario folículos o cuerpos lúteos/albicans que se relacionan con dos o tres ciclos secuenciales, aunque diferentes.


APARATO REPRODUCTIVO

(Ohnsos©, w í ^

Trompa de Falopio

m (fmwo® v

lt)k Véase 16(

NC: Utilice rojo para N, azul para O y colores claros para D, E y Q. (1) Empiece por la mitad izquierda de la ilustración grande. Sólo se muestran partes de las venas ováricas y uterinas. Tampoco se muestran los nervios y vasos linfáticos que pueden acompañar a las arterias y venas, (2) Pinte las dos vistas del útero en anteroílexiónyretroflexión.

©tyjitui© c W Q I B W

OTEMA

MQ©METO0© E T R © M ( F M M BWSHPO®

{mmmm)+ OSTTM® F

m m i m G FOMBROA H

mmm \

(FéRMOK m y\ mmm j tmmmms ¡mMwmm mmm K Y®.©^RFL©©

L >

y®. S«EMS©R0© mi ©*o©

m

mzn « A o m&mom y ® . » © M t § > © MI dDlTER© p AKTT.N1 VEMAfflIinrEKOMAS y ® . AMSTNL© Q ( I P E R O T O M E © ) Q1 Los ovarios, útero, trompas de Falopio y vagina constituyen los órganos internos del aparato reproductivo femenino. Los ovarios están suspendidos en la capa posterior del ligamento ancho por una extensión peritoneal (mesovario); además, cuentan con el apoyo del ligamento suspensorio del ovario (una extensión lateral del ligamento ancho y el mesovario), el ligamento ovárico y el ligamento redondo del útero (que va de la pared lateral del útero a la pared medial del ovario). En esta vista, los ovarios se han colocado en posición horizontal para clarificar mejor su relación con las trompas de Falopio. Las trompas, suspendidas en parte por el ligamento ancho (mesosálpinx), son extensiones laterales del útero revestidas de epitelio columnar ciliado y sostenidas por tejido conjuntivo y músculo liso. Las contracciones rítmicas de este músculo ayudan al óvulo en su trayecto desde las fimbrias hasta la cavidad uterina, y las células de revestimiento le ofrecen apoyo nutricional. Las trompas de Falopio muestran tres partes bastante bien diferenciadas: las fimbrias distales (proyecciones digitiformes), que «cogen»» el óvulo descargado y lo llevan rápidamente a la luz tubular; la ampolla, o parte más ancha de la trompa, y el istmo, cuya luz se estrecha cuando entra en la pared/cavidad uterina. El útero es una estructura en forma de pera cuyo cuello (cérvix) encaja dentro de la parte superior de la vagina y cuyo cuerpo (fondo) se dobla (anteflexión) y se inclina (anteversión) por delante sobre la vejiga. El doblamiento/inclinación hacia atrás (retrollexión/retroversión)

mumméw del útero no es infrecuente, especialmente en mujeres que han dado a luz. El útero retroflexionado predispone a un ligero deslizamiento hacia la vagina (prolapso) cuando el útero está en el eje del cuello/vagina. Este suceso topa generalmente con la resistencia de los diafragmas pélvico y urogenital, el cuerpo perineal y numerosos ligamentos fibrosos (ligamento ancho y condensaciones de Jas fascias pélvicas; no se muestran) que lijan el útero y sus trompas a la pared pélvica y el sacro. La pared del útero consta principalmente de músculo liso (miometrio) y está revestida por una capa superficial glandular de grosor variable (endometrlo) que es extremadamente sensible a la acción de los estrógenos y la progesterona. La vagina es un tubo fibromuscular elástico con un revestimiento mucoso de epitelio escamoso estratificado. Las superficies mucosas anterior y posterior están en contacto normalmente. La pared vaginal anterior incorpora la uretra, mucho más corta que en los varones (4 cm). Cabe destacar que la mucosa de la vagina carece de glándulas; la actividad secretora durante la estimulación sexual deriva de un trasudado de plasma de los capilares locales y de las glándulas del cuello uterino. El revestimiento vaginal revela pocos receptores sensoriales. En la zona en la que el cuello encaja dentro de la vagina, se forma un foso o cavidad circular alrededor de él (fórnix). El fórnix posterior fibroelástico es capaz 1 de expandirse significativamente durante el coito.


APARATO REPRODUCTIVO

IOJ Véanse 153,161,165

NC: Utilice amarillo para B, rojo para 6 y un color muy claro para A. (1) Pinte la barra cronológica del ciclo menstrual debajo del diagrama principal. Luego coloree las flechas C y D en la ilustración de las influencias hormonales (arriba) y las curvas hormonales C y D en el diagrama principal. Siga con los diferentes estadios foliculares del ciclo ovárico (A, B), y observe cómo ?nfluyen estas hormonas en los cambios foliculares. (2) Pinte las flechas E y F y el endometrio en el dibujo superior, y después, las curvas E y F en el diagrama principal y las estructuras uterinas durante el ciclo menstrual. Note la influencia de estas hormonas sobre el crecimiento endometrial y la menstruación. Coloree tan sólo la superficie epitelial, glándulas y vasos del endometrio. (3) Los días indicados son aproximaciones. Las curvas hormonales no son valores absolutos, sino que reflejan niveles plasmáticos relativos. Adenohipófisis

Miometrio del útero

Flujo menstrual

(glándula hipofisaria ant.)

« (F@L P R Q M © 0 ® 0 M . F ® L

F ® L

MEMSTTRlUIMBéKI G 2

H

mmmmm

(LMD

© W ( U ) Y \ © 0 É M A4

(§(1D«® dÉTE©

« © U F E R / O T ^

HORMONAS HIPOF1SARIAS PSMc

M A F F I M R ® A3

( M E R I P © düSlTE©

©

+

A

( P R O M ^ R O ® A1

F ® L « ( y » ^ R ( ) ® A

L

B.B 1

EWEU® J

HORMONAS OVÁRICAS

©aiMMd^ t

M R l S O © © I P G I © » » © ^

Ei ciclo reproductivo femenino humano de 28 días, que se inicia y mantiene por acción hormonal, implica alteraciones significativas en las estructuras ovárica (folicular) y uterina (endometrial). El ciclo se caracteriza por períodos de descomposición y expulsión del endometrio (menstruación), que empiezan hacia los 12 años de edad (menarquia) y terminan hacia los 45 (menopausia). Los cambios progresivos que ocurren en el ovario y el útero durante cada ciclo sirven para desarrollar y liberar las células germinales femeninas —con miras a una posible fertilización por células germinales masculinas— y preparan el endometrio para la implantación de un óvulo fertilizado. El período menstrual abarca los cinco primeros días del ciclo. Fíjese en la pérdida de tejido endometrial y el sangrado consiguiente durante este período. El recrecimiento endometrial, que empieza hacia el quinto día del ciclo menstrual, está desencadenado por hormonas de los folículos ováricos. El ciclo ovárico está regulado por hormonas de la adenohipófisis (glándula hipofisaria anterior), en concreto la hormona folicuiostimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Durante los últimos días del ciclo previo y los primeros del siguiente, estas hormonas estimulan el desarrollo folicular. A medida que se desarrollan los folículos seleccionados, empiezan a producirse estrógenos hacia el séptimo día. Los estrógenos entran en la circulación e influyen en el crecimiento endometrial (laseprolilerativa). Hacia el decimocuarto día del ciclo menstrual, los «picos» combinados de las concentraciones de FSH, LH y estrógenos inducen la ovulación: explotan los folículos maduros y se liberan óvulos inmaduros hacia las fimbrias de las trompas. Después de la ovulación, los folículos reventados experimentan una

F

M T T E R Q A E S l F T O d G1

reconstrucción significativa (cuerpo lúteo), bajo la influencia de LH. Hacia el día 21, este cuerpo empieza a segregar progesterona y estrógenos, una combinación hormonal con una influencia notable sobre el desarrollo glandular endometrial (lase secretora). Esta fase se caracteriza por el desarrollo de numerosas células secretoras en el epitelio, una estroma edematosa de tejido conjuntivo con secreciones de glándulas en desarrollo y arterias espirales que siguen un curso tortuoso alrededor de múltiples glándulas. Esta estructura facilita el apoyo nutricional al óvulo fertilizado y recién implantado. Si se produce la fertilización (hacia el día 16), el cuerpo lúteo se convierte en la principal fuente de hormonas que contribuyen al desarrollo del embrión, y sigue así hasta los 90 días (más o menos), cuando la placenta empieza a ser capaz de producir sus propias hormonas. En ausencia de fertilización, hacia el día 26 el cuerpo lúteo comienza a involucionar (formando el cuerpo albicans) y disminuyen los niveles de estrógenos/progesterona. A falta de estimulación hormonal, el endometrio experimenta una menor secreción glandular en presencia de absorción continuada de líquidos por las venas locales, lo que conduce al colapso del tejido. Estos sucesos doblan las arterias espirales, las rompen y provocan un sangrado de fuerza hidráulica considerable; se descomponen el revestimiento epitelial, las glándulas y los tejidos fibrosos, y se destruye en gran medida la integridad estructural del endometrio. Los vasos se constriñen rápidamente, por lo que la hemorragia suele ser limitada. El tejido degradado (menstruo, principalmente tejido glandular y secreciones), sangre y uno o más óvulos no fertilizados gravitan hacia la vagina. Al cabo de 3-5 días de menstruación, sólo queda 1 mm de endometrio (en altura) con fines de regeneración. En el curso de las 2 semanas siguientes, se regenerará un 500 % hasta una altura de unos 5 mm.


164

APARATO REPRODUCTIVO

Véanse 121,153

NC: Utilice amarillo para E; rosas, marrones o tostados para J y K, y colores claros para A, D, E y G. (1) Pinte simultáneamente las dos ilustraciones de la mama y las estructuras mamarlas subyacentes. (2) Coloree las ílechas que indican la dirección del flujo linfático y los ganglios linfáticos del tórax. Si lo desea, también puede colorear la red de vasos linfáticos. (3) Pinte los diagramas del desarrollo mamario. (4) Por último, pinte la ampliación de las glándulas y conductos en la esquina inferior derecha.

H,I ¡ ¡}

Ganglio apical/axilar

'IAESTRUCTURAS SUBYACENTES DE LA MAMA (Pospuberal, no embarazada, no lactante) A

©©STOILUU © y ^ M A ' MTEDFLTL© OOTÍR©©STTAIIB M. (FAS©OA

Corte de fascia profunda

IPR©F(U]MS)Ad

( F W O A S(lDIPERIFfl©0$ML U®AMEKnr® $QWEM$®IB(I® f lémm © © « y © ? © mmmémmH SEN® ® M ^ C T ¿ F © R © i PE2¿K)J AR(I©Ui K

M S M E UMIFATO©® L La mama (tanto en las mujeres como en los varones) es un área de tejido fibroso graso (adiposo y areolar laxo), con nervios y vasos sanguíneos y linfáticos asociados, que se sitúa en la íascia subcutánea que recubre el músculo pectoral mayor, en la pared torácica anterior. El tejido graso está sostenido por extensiones de la fascia profunda superpuesta al músculo (ligamentos suspensorios) y funciona principalmente en la mama femenina joven, pospuberal (después de la pubertad) y bien desarrollada. Junto con el tejido adiposo hay una colección de conductos ramificados (conductos galactóforos). En el varón y en la mujer no embarazada (no lactante), estos conductos nó están desarrollados. En dichas poblaciones apenas hay glándulas (alvéolos) asociadas a los conductos. En la mujer puberal, la mayor secreción de estrógenos por los ovarios (y quizá las glándulas suprarrenales) influye en el agrandamiento del pezón y la aréola y en un incremento, generalmente acusado, de la proliferación adiposa local. Como consecuencia, la mama se agranda en cierta medida (muy variable). En las primeras etapas del embarazo, el sistema de conductos galactóforos experimenta una amplia proliferación, y se forman pequeñas glándulas alveolares y tubulares (tubuloalveolares) inactivas, que se abren hacia los conductos alveolares. Un lolubillo está compuesto por varios de estos conductos y glándulas; un lóbulo (de los cuales hay 15-20) consta de un cierto número de lobulillos y un conducto interlobulillar de conexión. Los conductos interlobulillares convergen para formar hasta 20 conductos galactóforos. Éstos se dilatan para crear senos galactóforos poco antes del pezón, y luego vuelven a estrecharse dentro de él. Estos senos actúan probablemente como reservorios de leche durante la lactancia. El pezón está compuesto por piel pigmentada con algunas fibras de músculo liso entrelazadas con tejido fibroso. La erección del pezón puede incrementar el flujo de leche a través de los conductos. La aréola circular, también más pigmentada que la piel circundante, contiene glándulas sebáceas que pueden actuar como lubricante cutáneo durante los períodos de amamantamiento. En las etapas más tardías del embarazo, las glándulas alveolares maduran y empiezan a producir leche. La producción de leche alcanza su punto máximo después del parto, como resultado de la acción de varias hormonas que influyen en las células glandulares. La estimulación y excreción de la leche es consecuencia de un mecanismo reflejo neuroendocrino que se inicia con el chupeteo del pezón por parte del recién nacido.

Lóbulos glandulares (contienen alvéolos)

Los vasos linfáticos son una parte importante de la mama: drenan la porción grasa de la leche producida durante la lactación. También transfieren material infectado o células neoplásicas (cáncer) de la mama a zonas más distantes. En la ilustración superior se muestran las vías linfáticas potenciales para la metastatización y diseminación de infecciones. DESARROLLO DE LA MAMA

Conducto interlobulillar

LOBUULLO ADOLESCENTE (Prepuberal)

ADULTA (Pospuberal)

EMBARAZO

LACTANCIA

-.. , GLÁNDULA Células ALVEOLAR secretoras GLANDULA TUBULAR


165

DESARROLLO HUMANO H>i(L E M U ^ O é M

Idéase 149

(ti)

NC: Utilice colores claros en toda la lámina. (1) Siga la secuencia de sucesos desde la fertilización hasta la implantación. El número de días citado en ésta y en las dos láminas siguientes hace relerencia a días después de la fertilización. La fertilización tiene lugar unos 14 dfas después del último día de menstruación; los médicos fechan la edad fetal por el tiempo transcurrido desde el último periodo menstrual (UPM). Así pues, la edad letal según el UPM es 14 dfas mayor que la edad verdadera (posfertilización).

Trompa uterina (de Falopio)

A

(pgmu2M0éM+ (?Gt©MÉg(Lg© I F I M i M D M © B

OMBEZA ENEO. g S W M O T O T I M c ( F ^ M l f g d l ©

( s m m m

M A m U M Q c

1

SE®IMIEM,bmo<SM)+

2 ®IÉIUU)ILM D MÁFFLLDILA F

I M » M ! @ G

MASA ©EIUUWR O M I T I O » H iy\sir@©i(ii

Degeneración/ ^ f ^ b e " ^ de la cola d e , e S p e r m a tozoo V

ÓVULO ^ (Oocito secundario)

%

Después de la ovulación, el óvulo entra en las trompas de Falopio y avanza hacia el útero. Llega a la ampolla de la trompa en unos 30 minutos. Si en los íórnices de la vagina se ha depositado semen cargado de esperma entre algunos minutos y las 24 horas precedentes, unos cientos de los más de 50 millones de espermatozoos originales logran llegar a la ampolla. Los espermatozoos permanecen activados durante un período de varias horas. Con la ayuda de enzimas producidas por los propios espermatozoos, uno de ellos penetra en la corona radial (células foliculares retenidas) y la zona pelúcida del óvulo, se fusiona con la membrana plasmática (dejando su membrana celular adherida a la membrana plasmática del óvulo) y entra en el óvulo. Este hecho se conoce como fertilización. A medida que la cola se descompone y desaparece, la cabeza del espermatozoo se agranda y íorma el pronúcleo masculino. El núcleo del óvulo es el pronúcleo femenino. Los dos pronúcleos se acercan entre sí, fusionan sus membranas nucleares y forma un solo. núcleo. Los cromosomas masculinos y femeninos se unen en la etapa de metafase

del endometrio

(f^r

de la primera división mitótica del óvulo fertilizado. La primera célula del nuevo individuo se llama cigoto. El cigoto experimenta un proceso de división (etapa de segmentación) para formar dos blastómeros. Durante los 2 días siguientes a la fertilización (más o menos), dentro de los límites de la zona pelúcida, las células se dividen para formar un blastómero de cuatro células, y de nuevo para formar ocho células. Este proceso se repite sucesivamente hasta que se crea una bola de células (mórula). Después de unos 5 días, las células dentro de la mórula se dispersan lo suficiente para albergar cavidades llenas de líquido cada vez más grandes. Algunas células son impelidas hacia íuera y crean un reborde (troloblasto) que encierra una gran cavidad única (biastocele): algunas células forman una masa celular interna dentro del blastocele. Esta estructura multicelular se denomina blastocisto. El blastocisto entra en el útero y se implanta en el endometrio hacia el séptimo día después de la fertilización.


166

DESARROLLO HUMANO

(M3¿»(M)GJl® B>E(L

Idéase 149

NC: Para el troíoblasto (C), utilice el mismo color que en la lámina precedente. Observe que el sincitlotrofoblasto (D) recibe ahora un color distinto. Utilice amarillo para F. Complete cada dibujo antes de pasar al siguiente.

EIPOBUfc$T©A (K)Q(P©BUW©B m m m m $ w o SOKKBBTO©TriR©(F©BIL^Sir© D AMN0©$E

m m

/ W

J

W

E1

MOTEUM©?fW«@F

m m m m

F1

mm&iémmG

« ( 3 M M I I © ffi©ME(BTr©R H'

m$m EMBISOMAISOIQ) mmmim@¿

IDE T R E S

<M>Í&

mmmm@K Hacia ei día 11 posfertilización, la masa celular interna da origen a un disco embrionario plano que consta de una capa de células columnares (epiblasto) y una capa adyacente de células cúbicas (hipoblaslo). El epiblasto evolucionará para formar casi todo el embrión. La cavidad amniótica se desarrolla entre las células trofobíésticas adyacentes al epiblasto; el techo de la cavidad se denomina amnios. El embrión y el feto posterior se desarrollarán dentro de esta cavidad. El trofoblasto también da origen al saco vitelino primario) las células que revisten este saco están en continuidad con las del hipoblaslo. Aunque no tiene vitelo (yema), este saco desempeña probablemente una función nutricional para el disco embrionario. Las células del trofoblasto forman un tejido mesodérmico exlraembrionario (membrana) que llena en gran medida la cavidad antes conocida como blastocisto. Hacia el día 14, ei saco vitelino primario disminuye de tamaño y es sustituido por un saco vitelino secundario. Las cavidades dentro de la membrana extraembríonaria se unen en una sola cavidad (parecen dos, pero la conexión entre los sacos vitelinos no crea dos cavidades). Esta cavidad (I) rodea el amnios/cavidad amniótica y el saco vitelino, excepto en la zona en la que el amnios conserva un pedúnculo conector con la capa trofoblástica. Hacia el dia 16, ei epiblasto experimenta cambios significativos. El saco vitelino primario ha desaparecido. Del epiblasto emergen células que migran hacia el área entre el epiblasto y el hipoblasto y hacia el propio hipoblaslo. Las células intermedias constituirán el mesodermo embrionario; las que migran hacia la capa hipoblástica forman el endodermo embrionario. Las células epiblásticas residuales se convierten en el ectodermo del embrión. El disco embrionario inicial de dos capas se ha transformado en un disco de tres capas. Estas tres capas se denominan germinales, y darán origen a las células y tejidos del organismo. A partir del ectodermo se forman la piel y glándulas relacionadas, sistema nervioso, hipófisis, cristalino del ojo y ofdo interno. Del mesodermo surgen los huesos, tejidos muscular y conjuntivo, órganos linfáticos, sangre, sistema urogenital y membranas serosas. Del endodermo derivan la parte epitelial del aparato digestivo y el aparato respiratorio, además del epitelio de la faringe y tiroides. A los 24 días de la fertilización, el disco embrionario anteriormente plano se ha redondeado para formar dentro de la cavidad amniótica un embrión bien definido con dos extremos (cabeza y cola), que se fija al corion (C, D, H) por medio del pedúnculo conector. A medida que tos pliegues laterales del mesodermo embrionario envuelven la parte ventral (anterior) del embrión para formar las paredes abdominales anterolaterales, el saco vitelino engendra un broté y empieza la formación del intestino primitivo. Al final de la tercera semana posfertilizaclón, el aparato digestivo, cerebro y corazón ya' han iniciado su desarrollo.

PLACENTA (Parte fetal)

EMBRIÓN => u * -

Tamaño re


167

J DESARROLLO HUMANO

Véanse 166,170

Corion liso * \ ü ' , ' g

Cavidad amniótica

NC: Para las estructuras B y C, utilice los mismos colores que en la lámina anterior; para el cordón umbilical (A), emplee el color que aplicó al «pedúnculo conector»», y para el corion (D), use el color del «troíoblasto». (1) Pinte las envolturas del embrión. La cavidad uterina debe pintarse de gris, aunque en realidad está revestida por la decidua capsular refleja (E). Observe que la cavidad amniótica (C1), la cavidad coriónica (D1) y el embrión/feto se dejan sin colorear. (2) El cordón umbilical está compuesto por diferentes vasos sanguíneos, pero recibe un solo color (A). La banda que representa la pared uterina (abajo) se pinta simultáneamente con los colores de G y H.

Placenta: parte fetal/ parte materna

I <

E M B R O é N U M M U ^ L m

át

s

m

A

WBTEUMOB

c v m w w m c+ m m m o / /

c

EMBRIÓN (8 semanas)

c'+

^ n m m m m

ellosidades coriónicas

©MOIMID. GXÉaSNIDA

+ REIFILSME

mmi F B>. IWWROETWMLG mmmmmH ©o

OTERONIA* Tapón de moco

(PÍTO + m R W W

¿mo©SC

El embrión en desarrollo (llamado feto después de las 8 semanas) asienta dentro de membranas y sacos, que io sostienen, nutren y protegen. Estas envolturas tienen orígenes tanto maternos como fetales. Las de origen fetal incluyen el amnios y el corion/vellosidades coriónicas, el cordón umbilical y el saco vitelino. El corion íorma un saco alrededor del embrión en sus etapas iniciales; la cavidad del saco es la cavidad coriónica (recuerde la Lámina 166). A medida que crece el embrión, ei saco coriónico se oblitera y el amnios y el corion se fusionan (membrana amniocoriónica). El corion muestra vellosidades circunferenciales casi desde el principio (p. ej., embrión de 24 días); con el tiempo se absorbe la mayor parte de las vellosidades, excepto las de la placenta en desarrollo (embrión de 8 semanas), lo que crea un corion liso alrededor del amnios y uno «frondoso»» (las vellosidades y una placa coriónica subyacente) en la futura placenta. Ésta es la situación de las membranas fetales al término del embarazo (40 semanas).

6+ny^ Pared uterina

Las envolturas de origen materno (deciduas) son capas engrosadas y claramente diferenciadas de la mucosa uterina (endometrio) en las que se implanta el blastocisto. En el embrión de 8 semanas (véase la ilustración superior), la decidua basal se integra con las vellosidades fetales para formar la placenta. La decidua capsular refleja rodea el embrión y sus membranas. La decidua parietal reviste la cavidad uterina, por encima del miometrio. La decidua parietal está en continuidad con la capsular refleja, tal como se muestra. Ésta es la situación de las membranas maternas a las 8 semanas. Cuando el feto crece hasta el punto de empujar la decidua capsular refleja contra ia parietal, la cavidad uterina se oblitera. La capsular refleja no tarda en degenerar, dejando tan sólo la parietal (ilustración inferior). Esta capa se mantendrá después del nacimiento como endometrio basal. La decidua basal y las vellosidades coriónicas (placenta) se desechan después del parto. El feto se desarrolla dentro de la cavidad amniótica llena de líquido. El líquido, similar al plasma, confiere libertad al embrión para que desarrolle su forma sin presiones mecánicas. También actúa como colchón de agua que absorbe las fuerzas de choque. Inmediatamente antes del parto, la membrana amniocoriónica que rodea al feto se rompe y libera medio litro o más de líquido hacia lá vagina y el exterior («romper aguas»»). El parto se produce generalmente unos 280 días (40

FETO A TÉRMINO (40 semanas) Tapón de moco

Vagina

m s o u m

A

/mwmmc*


DESARROLLO HUMANO Véase 20

(Bmümm

c m o t W A

NC: Utilice los mismos colores que en la lámina anterior para el cartílago hialino (A); el hueso perióstico (B), que era hueso compacto en la Lámina 7, y el hueso encondral (E), que era hueso esponjoso. Use rojo para D. Complete cada etapa antes de pasar a la siguiente. No pinte ei periostio, que aparece adyacente al hueso perióstico en el paso 3 y continúa así hasta el final. Coloree las pequeñas formas (E) que aparecen en las epífisis y, en menor medida, las diáfisis (vistas 5-8). Representan hueso esponjoso de origen encondral.

M $ ( Q >

M O t e T Q W B

mmlmm I » m&m

$mmMmu m w m m u

El desarrollo del hueso tiene lugar por osificación intramembranosa y/o encondral. Aquí presentamos cortes longitudinales de un hueso largo en desarrollo que muestran ambas formas de osificación, aunque se hace hincapié en el crecimiento óseo encondral.

Pericondrio

El proceso encondral empieza unas 5 semanas después de ia fertilización con la formación de modelos cartilaginosos (prototipos óseos) a partir de tejido conjuntivo embrionario. Posteriormente (durante los siguientes 16-25 años), el cartílago es sustituido en gran medida por hueso. La velocidad y duración de este proceso determinan esencialmente la altura de una persona en bipedestación. El desarrollo óseo intramembranoso se inicia en tejido conjuntivo embrionario (membrana) y no implica la sustitución de cartílago. Los huesos craneales planos, las clavículas y el collar óseo que rodea la diáfisis de los modelos cartilaginosos se desarrollan de esta forma. La osificación encondral empieza con un modelo de cartílago hialino (1). Conforme crece la estructura cartilaginosa, su parte central se deshidrata. En esta zona, las células cartilaginosas comienzan a degenerar: se agrandan, mueren y se calcifican (2). Al mismo tiempo, los vasos sanguíneos aportan células formadoras de hueso a la cintura del modelo cartilaginoso, y se forma un collar óseo alrededor de la diáfisis de cartílago (2) dentro del pericondrio membranoso (osificación intramembranosa). Esta membrana vascular, celular y fibrosa que rodea el collar óseo se denomina ahora periostio. El nuevo collar óseo (hueso perióstico) se convierte en una diáfisis tubular de sostén para el modelo cartilaginoso, con un centro en proceso de degeneración y calcificación (3).

TODAS LAS VISTAS SON CORTES LONGITUDINALES

tai.'

(D

Modelo de cartílago hialino (Unas 5 semanas posfertiiización)

Cartílago articular

Calcificación del cartílago

Espacio medular f

(Unase semanas posfertilización)

(4) Invasión de brotes periósticos

Hueso esponjoso

(5) Centros primarios de osificación en ia diáfisis (Al nacer; 38-40 semanas posfertilización)

Los vasos sanguíneos del periostio fibroso atraviesan el collar óseo, entran en el modelo cartilaginoso (brote perióstico) y proliferan, lo que conduce osteoblastos periósticos Hacia el modelo cartilaginoso (4). A partir de unas 8 semanas posfertiiización, estas células formadoras de hueso revisten penínsulas de cartílago calcificado en los extremos de la diáfisis y segregan hueso nuevo (5). El cartílago calcificado degenera y es absorbido por la sangre; el hueso encondral sustituye ahora al cartílago. Las dos zonas en las que se produce esta actividad se llaman centros primarios de osificación (5). El crecimiento de estas zonas se dirige hacia los extremos del hueso en desarrollo. A continuación se absorben et cartílago calcificado y una cierta cantidad de hueso encondral de la diáfisis, con lo que se crea la cavidad medular (5). En el feto, esta cavidad de la diáfisis ósea tubular en desarrollo se llena de médula roja gelatinosa. Los centros primarios de osificación (diaíisarios) están bien establecidos en el momento del parto. En los primeros años de vida extrauterina aparecen centros secundarios de osificación, que se inician en los extremos, o epífisis, como vasos sanguíneos que penetran en el cartílago (6). El cartílago sano entre los centros epifisarios y diaíisarios de osificación se convierte en la placa epilisaria (7). El crecimiento de este cartílago es el responsable del alargamiento de los huesos; la sustitución gradual del cartílago por células óseas en la metáfisis (7) adelgaza la placa y, en última instancia, permite la fusión de los centros epifisarios y diaíisarios de osificación (8), con lo que termina el crecimiento longitudinal del hueso (hacia los 12-20 años de edad), En la zona de fusión pueden persistir áreas densas de hueso hasta la madurez (línea epilisaria). El hueso epifisario está menos estructurado (haces irregulares) que el de la diáfisis (columnas organizadas u osteonas), y en la madurez pasa a denominarse hueso esponjoso (recuerde la Lámina 7). La osificación intramembranosa de la diáfisis (de collar óseo a hueso compacto) es responsable del ensanchamiento de los huesos largos en desarrollo. El proceso de osificación está regulado por la hormona del crecimiento (producida por la hipófisis) y las hormonas sexuales.

(6)

(8) Hueso maduro que muestra líneas epifisarias (12-20 años de edad)

(7) Crecimiento longitudinal de la diáfisis en las placas epifisarias

Centros secundarios de osificación en cada epífisis (1-5 años de edad)

EPQFOSARO^A' (Redibujado y reproducido, con permiso, de Bloom y Fawcell. A Textbook ot Hislology, 10.a ed. WB Saunders Co., F i l a d * PA, 197/'


DESARROLLO

HUMANO

m&mmuM ( M D

Véanse 70,80,166

S O O T I I M

©

NC: Utilice colores claros para A y C. (1) Empiece por las dos vistas dorsales del embrión a los 20 días. Pinte también las flechas grandes que señalan las localizaciones superficiales. Coloree simultáneamente el diagrama del corte transversal a la derecha. Siga el mismo procedimiento para las vistas posteriores del embrión en crecimiento. (2) Pinte las etapas del desarrollo del encéfalo en el extremo capital del tubo neural.

mm/hu m m m v TT(Ü)®©A 2 ( M c m B

$ m m m

&

( M e m c

m

Ei sistema nervioso se desarrolla a partir de la superficie dorsal de la capa germinal ectodérmica (futura piel) del embrión. Hacia los 20-21 días posfertilización empieza a formarse sobre esta superficie engrosada (placa neural) un surco longitudinal (surco neural). En la parte central de la placa, el surco se hace más profundo y crea pliegues neurales a ambos lados. La profundización del surco neural se extiende hacia los extremos capital y caudal del embrión. A los 22 días, la parte dorsal de los pliegues se fusiona en el área central del surco para formar un tubo neural. Durante este proceso, el tubo neural se separa del ectodermo. Hacia los 24 días, la formación del tubo ha progresado hasta llegar a los dos extremos del embrión. Gran parte del tubo neural se convertirá en la médula espinal; el extremo capital del tubo constituirá el encéfalo. Las células de la cresta neural, formada a partir de los pliegues neurales, evolucionarán para transformarse en determinadas células del sistema nervioso periférico y células de Schwann. El mesodermo circundante formará el cráneo, la columna vertebral y músculos relacionados. La notocorda (una cuerda primitiva de sostén para el embrión) será absorbida por la columna vertebral, y sus restos conformarán el centro de los discos intervertebrales (núcleo pulposo). El endodermo contribuirá al desarrollo del aparato digestivo.

mdM©Í(í$ÍL@E

«

M (

«

í M

(FM@)G ©

» Q © ) 6

mm^mím^H m u m í m w i mu&M&m®>¿

Al final de la tercera semana de desarrollo embrionario, ya pueden apreciarse tres regiones diferenciadas del encéfalo: prosencélalo, mesencéfalo y rombencéfalo. Con el ulterior crecimiento, el prosencéfalo se expande para formar el masivo telencéfalo (iuturos hemisferios cerebrales) y el diencéfalo (futuro techo del tronco encefálico). El mesencéfalo conserva su forma esencialmente tubular (futuro tronco encefálico superior). El rombencéfalo se diferencia en el metencéfalo superior (futuro tronco encefálico medio), con una gran bolsa dorsal (futuro cerebelo), y el mielencéfafo inferior (parte más baja del futuro tronco encefálico). El tronco encefálico se estrecha para convertirse en ia médula espinal a nivel del agujero occipital (foramen magnum) del cráneo. DESARROLLO DEL \ ^ ENCÉFALO (Vistas laterales) ^ SEMANAS


170

DESARROLLO HUMANO ©0K(B(U)(L^(B0(SKI

FETOB.

m m m m ©XÍ®EKI© W m QDM(S(IU<BA(!.B' © © M M © ? ® WEM®$©c m m m P®BRE m m M m m

m

m

M O T O

Véanse 114,144

NC: Utilice rojo para B (sangre oxigenada, que se representa con una flecha punteada) y B1 (vena umbilical); azul para D (sangre desoxigenada, que se representa con una flecha de contorno tino), y morado para E (sangre mixta [oxigenada/desoxigenada], que se representa con una flecha de contorno grueso) y E1 (arteria umbilical). Use colores brillantes para C, F y G. (1) Pinte la placenta y el número 1 grande, así como la porción rectangular ampliada de la placenta, que muestra el intercambio capilar entre los vasos fetales y maternos. (2) Coloree los números grandes mientras pinta las estructuras relacionadas y las flechas de flujo sanguíneo. (3) Coloree la placenta y los componentes del cordón umbilical en el útero (abajo a la izquierda).

c^u

CÍXE

© © o ® » © AKITE&II®$©G M T E R D A QDM&OUmE' En el útero, el feto no respira aire; sus pulmones están deshinchados. Esta lámina muestra cómo et feto obtiene sangre rica en oxigeno para su sistema (sin respirar) y cómo expulsa de su cuerpo la sangre pobre en oxígeno. La placenta (número 1) es un órgano en el útero de la mujer embarazada que proporciona apoyo gaseoso y nutricial al feto. La placenta comunica con el feto por medio del cordón umbilical (2). El vaso que lleva sangre rica en oxígeno de la placenta al feto es la vena umbilical (2), que discurre hasta la cara inferior del hígado (3) para unirse a la vena porta. Aquí, la sangre rica en oxígeno de la primera se mezcla con la sangre pobre en oxígeno de la segunda. Una vena que sólo existe en el feto (conducto venoso) desvía la sangre directamente a la vena hepática, sorteando los sinusoides. Luego, la sangre mixta entra en la vena cava inferior hasta llegar al corazón derecho. La sangre se dirige al lado izquierdo (sistémico) del corazón por dos medios: una abertura en la pared interauficular (agujero oval; 4) y un vaso corto entre ei tronco pulmonar y la parte descendente del arco aórtico (conducto arterioso; 5). Sólo una fracción de la sangre mixta es bombeada a los pulmones no funcionales (aunque vivos). La sangre mixta sale del corazón por la aorta (6) hasta llegar a los tejidos orgánicos. La capacidad de transporte de oxígeno de la hemoglobina fetal es especialmente grande en comparación con la del adulto; los tejidos fetales reciben una oxigenación suficiente de la sangre mixta para permitir un crecimiento asombrosamente rápido. El par de arterias umbilicales, que se originan en las iliacas internas, devuelve la sangre poco oxigenada del feto al cordón umbilical y la placenta. Después del parto, debido a alteraciones en los patrones hemodinámicos asociadas a la respiración, la circulación por los conductos y vasos umbilicales fetales disminuye significativamente, y no tardan en trombosarse. La vena umbilical se atrofia para convertirse en el ligamento redondo del hígado, que refuerza el ligamento falciíorme (Lámina 106); las arterias umbilicales se transforman en los ligamentos umbilicales mediales (Lámina 75); el conducto venoso evoluciona al ligamento venoso de Arancio; la nueva circulación hacia los pulmones induce el cierre del agujero oval; el flujo a través del conducto arterioso se agota y el vaso se cierra para convertirse en una banda ligamentosa (ligamento arterioso; Lámina 66).

Oxígeno y nutrientes

8

SANGRE FETAL A 1 x

Tributarías de ia vena umbilical

CIRCULACIÓN FETAL (Diagrama)

Dióxido de carbono y \ + productos de desecho \ Sangre materna

El intercambio capilar de sustancias tiene lugar ?n la placenta, sin que se mezclen en absoluto las sangres materna y fetal.

\\


BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS

Agur, A. (ed.): Grant's Atlas ofAnatomy, 10. a ed. Williams & Wilkins, Baltimore, 1999. Alcamo, I. E. y Elson, L. M.: The Microbiology Coloring Book. HarperCollins, Nueva York, 1996. Basmajian, J.: Muscles Alive, 5. a ed. Williams & Wilkins, Baltimore, 1985. Bergman, R.; Thompson, S.; Affifi, A. y Saadeh, F.: Compendium of Human Anatomic Variation. Urban and Schwarzenberg, Baltimore, 1988. Dawson, D.; Mallett, M. y Millender, L.: Entrapment Neuropathies, 2. a ed. Little Brown and Co., Boston, 1990. Diamond, M. C.; Scheibel, A. B. y Elson, L. M.: The Human Brain Coloring Book. HarperCollins, Nueva York, 1985. DuBruI, L : Sicher's Oral Anatomy, 7. a ed. C. V. Mosby, San Luis, 1980. Guyton, A. C. y Hall, J. E.: Textbook of Medical Physiology, 10. a ed. W. B. Saunders, Filadelfia, 2000. Haymaker, W. y Woodhall, B.: Peripheral Nerve Injuries: Principies of Diagnosis, 2. a ed. W. B. Saunders, Filadelfia, 1953. Hoppenfeld, S.: Physical Examination of the Spine and Extremities. Appleton-Century-Crófts, Nueva York, 1976. Junqueira, L. C.; Carneiro, J. y Kelley, R.: Basic Histology, 9. a ed. Appleton & Lange, Connecticut, 1998. Kapit, W.; Macey, R. y Meisamí. E.: The Physiology Coloring Book. Benjamín Cummings, San Francisco, 2000. Levinson, W. y Jawetz, E.: Medical Microbiology & Immunology. Lange Medical Books/McGraw-Hill, Nueva York, 2000. Lockhart, R. D.; Hamilton, G. F. y Fyfe, F. W.: Anatomy of the Human . Body, 2. a ed. J. B. Lippincott Co., Filadelfia, 1959. Marieb, E. N. y Mallatt, J.: Human Anatomy, 3. a ed. Benjamín Cummings, San Francisco, 2001. Moore, K.: The Developing Human: Clinically Oriented Embriology, 6. a ed. W. B. Saunders, Filadelfia, 1998. Netter, F. y Colacino, S. (eds.): Atlas of Human Anatomy, Ciba-Geigy Corp., Summit, NJ, 1998. — Nomina Anatómica, 6. a ed. Churchill Livingstone, Nueva York, 1989. Roberts, M. y Hanaway, J.: Atlas ofthe Human Brain in Section, 2. a ed. Lea and Febiger, Filadelfia, 1986. Rothman, S. y Glenn, W.: Multiplanar CT of Spine. University Park Press, Baltimore, 1985. Skinner, H.: The Origin of Medical Terms, 2. a ed. Williams & Wilkins, Baltimore, 1961. Warfel, J.: The Head, Neck, and Trunk: Muscles and Motor Points, 6. a ed. Lea and Febiger, Filadelfia, 1993. . Warfel, J.: The Extremities, 6 a ed. Lea and Febiger, Filadelfia, 1993. White, A. y Panjabi, M.: Clinical Biomechanics ofthe Spine, 2. a ed. J. B. Lippincott, Filadelfia, 1990. Williams, P. L. (ed.): Gray's Anatomy, 38. a ed. Churchill Livingstone, Nueva York, 1995.


ÍNDICE DE MATERIAS

1-1

Las palabras están indexadas por términos genéricos (arteria, ligamento, agujero, apófisis, etc.). Por ejemplo, si quiere encontrar una arteria concreta, busque en la entrada «Arterias». La referencia principal entre varias láminas citadas se marca en negrita. Nuestro diccionario médico de referencia es el Dorland's lllustrated Medical Dictionary.

A Abducción, definición e Ilustración, 23 de la muñeca, ilustración, 35 de los dedos, ilustración, 35, 59 del hombro, ilustración, 56 del pulgar, ilustración, 59 Acetábulo, 37, 39 Acetilcolina, en una unión neuromuscular, 16 Ácino, véase Glándula Acromion, 31, 32, 55 Actina, 14 Activación, en la infección por VIH,128 Acueducto cerebral (de Silvio), 76, 80, 82 Adenohipófisis, 152,153 Adenoides, 122,127,132 Aducción, definición e ilustración, 23 de la cadera, ilustración, 63 de la muñeca, ilustración, 35 de los dedos/ilustración, 35, 59 del hombro, ilustración, 56 del pulgar, ilustración, 59 Aferente, vaso linfático, 121,126 neuronas, 71 Agonista, 45 Agrandamiento, cervical, de la médula espinal, 70 lumbar, de la médula espinal, 70 Agudeza visual, centro de, 95 vía, 97 Agujero, epiploico, 140 ciático, mayor/menor, 37, 52 de Luschka, 80, 82 de Magendie, 80, 82 hipogloso, 25 infraorbitario, 24 interventricular, 80, 82

intervertebral, 27-29, 84, 86 mentoniano, 24 nutricio, 20, 40 obturador, 37, 63 occipital (foramen magnum), 24, 25 óptico (conducto), 24, 25 oval, del corazón fetal, 170 del cráneo, 25 rasgado anterior, 25 rasgado posterior, 25 redondo mayor, 25 redondo menor, 25 sacro, 29 supraorbitario, 24 transverso, 28 vertebral (neural), 27-29 vertebral, 27-29 Alineación postural, 69 Almohadilla, retrodiscal, 26 Alvéolo, óseo, 138 glandular, 10,164 pulmonar, 134 Amígdala(s), 132 lingual, 132 nasofaríngea (adenoides), 122, 127,132 palatina, 122,127,132,139 tubárica, 132 Amígdala(s), 74 Amigdalitis, ilustración, 127 Amnios, 166,167 Ampolla, duodenal, 145 de las trompas de Falopio, 162 del oído interno, 99 Anafase, 9 Anastomosis, porta-cava, 119 Aníiartrosis, 22 Ángulo(s), inferior de la escápula, 31 de la mandíbula, 24, 47 esternal (de Louis), 30,135 subpúbico, 37, 38

^ superior de la escápula, 31 Ángulo, cólico, 143 duodenoyeyunal, 142,145 Anillo fibroso, 27 Anillo, inguinal, superficial/profundo, 51 Ano, 53,143 Antagonista, 45 Antebrazo, 5,6 Anteflexión, del útero, 162 Antemuro, 74 Anterior, definición, 2 Anticuerpo, 122,123 Antígeno, 122,123 Aorta, véase Arterias Aparato yuxtaglomerular, 150 Aparato, digestivo, 7 respiratorio, 7,129 inferior, 134 superior, 132 reproductivo, femenino, 160 masculino, 157 Aparato, lagrimal, 96 Apéndice vermiforme, 122,127, 136, 143 Apéndice(s), epiploicos, 143 Apendicitis, ilustración 127 Apófisis articular, de una vértebra, 27 Apófisis odontoides, 28 Apófisis, articular, 27-29 cigomática, 24 ciliar, 95, 96 condílea, de la mandíbula, 26 coracoides, 31, 32, 55 coronoides, de la, mandíbula, 26, 47 del cúbito, 33, 34 espinosa, 27-29 estiloides, del radio, 33 del hueso temporal, 24-26 del cúbito, 33 mastoides, 24, 25


1-2

odontoides, 28 periférica, 71 posterior, del astrágalo, 42 transversa, 2 7 , 2 8 , 2 9 xifoides, 30 Aponeurosis, de la pared abdominal anterior, 51 bicipital, 57 definición, 44 galea aponeurótica (de Galeno), 46 palmar, 59 plantar, 67 Aracnoides, 77, 81, 82 Árbol de la vida, 76 Arborización, 15 Arco(s), aórtico, 112 anterior del atlas, 28 arterial, de los pies, 111 de las manos, 110 cigomático, 24 de la vena ácigos, 117 longitudinal, lateral/medial del pie, 42 posterior del atlas, 28 tendinoso de la pelvis, 52 transverso del pie, 42 ^ venoso plantar, 118 Área, auditiva, 73 del habla (de Broca), 73 desnuda (del hígado), 140, 144 motora primaria, 73 subcortical, 74 , visual, 73 Aréola, 164 Arruga gástrica, 141 Arteria(s) a l a raíz del pene, 114,159 a las vellosidades intestinales, 142 alveolar, inferior/superior 108 ramas de (en los dientes), 138 aorta abdominal, 111,112, 113,147 arco de, 104,105,112 torácica (descendente), 104, 105,112 arciforme del riñón, 150 arcuata (metatarsiana), 111 auricular posterior, 108 axilar, 110 basilar, 109 braquiocefálica, tronco, 104, 105,108,110,112

bronquial, 112 carótida, común, 104,105, 108,109,112 externa, 108,109 interna, 108,109 celíaca (tronco), 112,113,141, 145, 147, 156 cerebelosa, inferior anterior, 109 inferior posterior, 109 superior, 109 cerebral, anterior, 109 media, 109 posterior, 109 cervical, profunda, 108 transversa, 108 circunfleja femoral, lateral/medial, 111 humeral, anterior/posterior, 110 cística, 113 clasificación de, 103 colateral, cubital, inferior/superior, 110 cólica, izquierda/media, derecha, 113 comunicante, anterior/posterior, 109 coronaria, 107,112 costocervical (tronco), 108, 112,154 cubital, 110 definición, 103 digital, palmar, 110 dorsal/plantar, 111 dorsal (del pene), 159 epigástrica, inferior, 112,115 superior, 115 escrotal, posterior, 114 esofágica, 112 espinal, anterior, 109 espiral, 163 esplénica, 107,112,113,141, 145 estructura de, 103 facial, 108 femoral, 111 profunda, 111 superficial, 111 transversa, 108 frénica, inferior, 112,155 gástrica, izquierda, 112,113 izquierda/derecha, 113,141 gastroduodenal, 113,141 gastroepiploica, derecha/izquierda, 43,113,

141 genicular (rodilla), 111 glútea, inferior, 6 1 , 1 1 1 , 1 1 4 superior, 6 1 , 1 1 1 , 1 1 4 hepática, común, 112,113, 144,145 izquierda/derecha, 74,106, 107,113,144,145 hipofisaria, inferior/superior, 152,153 humeral, superficial, 110 profunda, 110 ileocólica, 113 ilíaca, común, 111,112,147 externa, 111,112,147 interna, 111,112,147 iliólumbar, 114 intercostal, 50 anterior/posterior, 112 posterior superior, 112 interlobular, 150 interlobulillar, 149,150 interósea, común, 110 laberíntica, 109 lenticulostriada, 109 lingual, 108 lumbar, 112 maxilar, 108 meníngea, media, 108 mesentérica, inferior/superior, 112,113,147,156 metatarsiana, dorsal/plantar, 111 Musculodiafragmática, 112 nutricia, 20 obturatriz, 111,114 occipital, 108 oftálmica, 108 ovárica, 112,161,162 palmar, profunda (arco), 110 superficial (arco), 110 pancreática, dorsal, 156 inferior, 156 mayor, 156 pancreaticoduodenal, inferior/superior, 113,156 pedia, 111 perforante (femoral), 111 perineal, 114 peronea, 111 plantar, arco (pie), 111 lateral/medial, 111 pontina, 109 poplítea, 111 Profunda, al bulbo del pene, 114


1-3

pudenda, interna, 114,159 pulmonar, 104 tronco, 104,105 radial, 110 rectal, inferior/media/superior, 113,114 recurrente, radial, 110 cubital, anterior/posterior, 110 renal, 112,113,147,150 retiniana, 95 revisión de, 115 sacra, lateral, 114 segmentaria, renal, 150 sigmoidea, 113 subclavia, 108,110,112 subcostal, véase vena relacionada, 117 subescapular, 110 suprarrenal, 112,147,150 suprascapular, 108 temporal, superficial, 108 testicular, 112,147,157 tibial, anterior/posterior, 111 tipos de, 103 tirocervical (tronco), 108 tiroidea, inferior, 108,154 . superior, 108,154 torácica, interna, 108,112 lateral, 110 superior, 110 toracoacromial, 110 umbilical (fetal), 170 uterina, 114,162 vaginal, 114 vertebral, 28,108,109 vesical, inferior/superior, 114 Arteriola, aferente, 149,150 definición, 103 eferente, 149,150 estructura de, 103 penicilar, 125 Articulación(es) acromioclavicular, 31 aníiartrosis, 22 apofisaria, véase Articulación, facetada astragalocalcaneoscafoidoea, véase Articulación(es), transversa del tarso calcaneoastragalina, véase Articulación(es), subastragalina cápsula, definición, 17, 20, 22 carpometacarpiana, 42 cartilaginosa, definición, 22

cigapofisaria, véase Articulación(es), facetada clasificación de, 22 condílea, véase Articulación elipsoidea costocondral, 30 costocorpórea, 30 costotransversa, 30 costovertebral, 28, 30 coxal (cadera), 37, 39 craneomandibular, 26 de la cadera (coxal), 37, 39 de la mano, 35 de la muñeca, 35 de la rodilla, 40, 41 de la rodilla, 40, 41 definición, 22 del codo, 34 del hombro, 32, 55, 56 del tobillo, 42 deslizante, definición, 22 diartrosis, 22 elipsoidea, definición, 22 en bisagra, definición, 22 en silla de montar, 22 escapuiohumeral, véase Articulación(es), del hombro escapuiohumeral, véase Articulación, del hombro escapulotorácica, véase Movimiento esférica, definición, 22 esternoclavicular, 31 esternocostal, 30 esternomanubrial (ángulo esternal), 30,135 facetada (vertebral), 27-29 femororrotuliana, 40,41 femorotibial, 40, 41 fibrosa, definición, 22 humerocubital, 33, 34 humerocubital, 33, 34 inmóvil, definición, 22 interfalángica (pie), 42 (mano), 35, 36 intercarpiana, 35 intermetacarpiana, 35 intermetatarsiana, 42 intertarsiana, 42 intervertebral, 27-29 metacarpofalángica, 35, 36 metatarsofalángica, 42 móvil, definición, 22 parcialmente móvil, definición, 22 radiocarpiana, 33, 35, 36

radiocubital, distal/proximal, 33, 35 sacroilíaca, 37, 39 sinartrosis, 22 sincondrosis, 22 sindesmosis, 22 sinfisis del pubis, 37, 38 sinovial, definición, 22 subastragalina (calcaneoastragalina), 42 tarsometatarsiana, 42 temporomandibular, 26, 47 términos de movimiento, 23 tibioperonea, distal/proximal, 40, 42 tibioperoneoastragalina, véase Articulación(es), del tobillo totalmente móvil, definición, 22 transversa del tarso (astragalocalcaneoscafoidea, calcaneocuboidea), 42 trocoidea, definición, 22 xifosternal, 30 Articulación, en silla de montar, definición, 22 Articulación, selar, véase Articulación(es), en silla de montar Articulación, trocoidea, definición, 22 Asa, de Henle, 149,150 Áster, 9 Atlas, véase Hueso(s) Aurícula, del corazón, 105,106, 107 Auscultación, definición, 134 Axis, de la vértebra cervical C1, 28

Axón, definición, 15 envolturas, definición) 15 presináptico, 72 de un nervio sensorial, 15, 71, 84 terminal, 16 de un nervio motor, 15,16,17, 18

B Banda A, 14 Anterior, de un disco articular, 26 células, 101 U4 posterior, de un disco articular, 26


1-4

Banda A, del músculo esquelético, 14 Banda H, del músculo esquelético, 14 Banda I, del músculo esquelético, 14 Basiesfenoides, 25 Basioccipital, 25 . Bazo, 122,125 Bilaminar, región, disco de articulación temporomandibular, 26 Biliar, 145 Blastocele, 165 Blastocisto, 165,166 Blastómero, 165 Bolsa, definición, 22 epiploica, 140 infrarrotuliana, profunda, 41 subcutánea, 41 olecraniana, 34 prerrotuliana, 41 subacromial, 32, 55 subdeltoidea, 32 subescapular, 32 suprarrotuliana, 41 Borde, pélvico, 37 Brazo, 5, 6, 31 Bronquio, 129,133,134 Bronquiolo, 134 Brote perióstico, 168 capa de duramadre, 81 Bulbo raquídeo (médula oblonga), 76 Bulbo, olfatorio, 100 del pene, 159 del vestíbulo, 160 Bursitis, definición, 22 subacromial, 32

c Cabeza, 5, 6 de las costillas, 30 de las falanges, 35, 42 de los metacarpianos, 35 de los metatarsianos, 42 del fémur, 40 del húmero, 31 Cadena, simpática, 92, 93 Caja torácica, 30 Caja torácica, 30 Calículo gustativo, 100 Cáliz, mayor/menor, 148,149 Cámara, anterior/posterior, 95, 96

Canal(es), de Guyon, 35 de Havers, 12 de Schlemm, 96 de Volkmann, 12 Canalículo, biliar, 144,145 del sistema de Havers, 12 Capa pardusca, 101 Capas, germinales, y derivados, 166 Capilar, estructura de, 103 Capitulum humeri (cóndilo humeral), 31,33, 34 Cápsula, externa, 74 articular, véase cada articulación glomerular, 149,150 interna, 74 Cardias, del estómago, 141 Cartílago articular, estructura microscópica, 12 en el desarrollo óseo, 168 en hueso, 20 en una articulación, 22 Cartílago, introducción, 12 alar mayor (nariz), 130 aritenoideo, 132 articular, 20, 22,168 calcificado, 168 corniculado, 132 costal, 30 cricoideo, 132,139 elástico, 12 en el desarrollo óseo, 168 epiglotis, 132,139 fibroso, 12 hialino, 12 nasal, lateral, 130 tabique, 130 tiroideo, 132,139 traqueal, 129,132 Caudal, definición, 2 Cavidad, abdominopélvica, 7 abierta, 7 amniótica, 166,167 articular, véase Cavidad, sinovial cerrada, 7 coriónica, 166,167 craneal, 7 laríngea, 132 mastoidea, 131 medular, 20,168 nasal, 24, 25,129,130,131, 139 oral, 136,137,139 orbitaria, 24

pélvica, 7, 37 pericárdica, 7 , 1 0 4 peritoneal, 7 , 1 4 0 , 1 4 7 pleural, 7,133 pulpar, 138 sinovial, definición, 22 torácica, 7,135 uterina, 162,167 vertebral, 7 visceral, 7 Cavidad, pleural, 133 Cavidad, sinovial, definición, 22 articulación, definición, 22 líquido, definición, 22 membrana, definición, 22 Celoma, extraembrionario, 166 Célula(s), absortiva, intestino delgado, 142 alfa, del páncreas, 156 astrocito, 14 B, véase Célula(s), linfocito(s) banda, 101 basófilo, 101 bastoncillo, de la retina, 95 beta, del páncreas, 156 bipolar, de la retina, 156 caliciforme, 129 cimógena, 141 citoplasma, 8 condrocito, 8 , 1 2 cónica, de la retina, 95 corneocito, 18 cuerpo, de neurona, 15 de Langerhans, 18 de Merkel, 18,19, 91 de Paneth, 142 de Schwann, 15 deSertoli, 158 delta, del páncreas, 156 división, 9 enteroendocrina, 142,143 eosinófilo, 101 ependimaria, 80, 82 epitelial, 10 eritrocito, 101 fagocito, 11,122-128 fibrocito (-blasto), 11 folicular (ovárica), 161,163 formas de, 8 ganglionar, de la retina, 95 generalidades, 8 hepática, 144,145 y glucosa, 156 inflamatoria, 127 inmunitaria, 122-128 intersticial, 158


1-5,

linfocito(s), B, 122-128 agresor natural (natural killet),

122,128

circulación, 121 citotóxico (Te), 123,128 cooperador (Th), 123,128 grande, 122,128 introducción, 62 mitótico, 125 T, 1 2 2 , 1 2 4 , 1 2 5 , 1 2 8 leucocito, 101 macrófago, véase Célula(s), fagocito mastocito, 11 melanocito, 18 membrana de, 8, 9 microglia, 15 mioepitelial, 1 0 , 1 9 , 1 3 7 monocito, 101 mucosa, 129,141,142 muscular, 13,14 Neuroglía, 15 neurona, 15 neutrófilo, 101 oligodendrocito, 15 osteoblasto, 12,168 osteocito, 12,168 osteoclasto, 12,168 oxíntica, véase Cólula(s), parietal parietal, 141 péptica, 141 pilosa, 98, 99,100 plasmática, 10,122-128 principal, del estómago, 141 queratinocito, 18 sanguínea, 101 T, véase Célula(s), linfocito(s) tejido conjuntivo, 11,12 transicional, 148 trombocito, 101 Célula, de Schwann, 15 Célula, osteoprogenitora, 12,168 Cemento, 138 Centriolo, 8, 9 Centro, germinal, 126,127 Centrómero, 9 Cerebelo, 70,76, 78 Cerebro (hemisferios cerebrales), 70, 73, 74 Ciclo, hormonal, del útero, 163 menstrual, 163 ovárico, 161,163 Ciego, 136,143 Cifosis, dorsal, 27 sacra, 27

Cigoma (hueso cigomático), 24, 25 Cigoto, 165 Cilio(s), 10,129 Cintura, pectoral, 31 Cintura, pectoral, 31 pélvica, 37 Cintura, pélvica, 37, 38 entrada, 37, 38 salida, 37, 38 Circuito, pulmonar/sistémico, 102 Circulación, sanguínea, 102 Iinfocitos, 121 líquido cefalorraquídeo, 82 colateral epigástrica, inferior/superior, 115 gastrointestinal, 113 extremidades inferiores, 111 porta-cava, 119 toracoepigástrica, 120 extremidades superiores, 110 venosa (encéfalo), 116 vena cava inferior/ácigos, 117 coronaria/cardíaca, 107 fetal, 170 cardíaca, 105 pulmonar, 102,105 renal, 150 sistémica, 102,105 Círculo arterial cerebral, 109 Círculo de Willis, véase Círculo arterial cerebral Circunducción, definición e ilustración, 23 del hombro, 23 del pulgar, 59 Circunvolución, definición, 73 poscentral, 73 precentral, 73 Cisterna, quilosa, 121 Cisterna, subaracnoidea, 82 Cisura, lateral del cerebro, 73 longitudinal del cerebro, 73 Citoplasma, 8 Citotrofoblasto, 166 Clítoris, 53, 160 Coana, 24, 25,130 Cóccix, 27, 29 Cóclea, 98, 99 Codo, 33, 34 Cola de caballo (cauda equina), 27, 70, 77, 86 Colágeno, 11,12

Colecistocinina, 145 Colículo, inferior/superior, 76 Coloide, de la glándula tifoidea, 154 Colon, 136,143 Columna vertebral, 27 regiones de, 27 Columna, anal, 143 vertebral* 27 regiones de, 27-29 Comisuras, del encéfalo, 74 gris, de la médula espinal, 77 Complejo de Golgi, 8 Complejo QRS (ondas), 106 Cóndilo(s) femoral, lateral/medial, 40, 41 occipital, 24 tibial, lateral, 40 ,41 medial, 40, 41 Conductillo, biliar, 144,145 Conducto auditivo, 98,131,132 Conducto arterioso (fetal), 170 deferente, 5 1 , 1 4 7 , 1 5 7 , 1 5 8 venoso (fetal), 170 Conducto(s), véase también Meato anal, 136,143 auditivo, externo, 24, 47, 98 interno, 77, 82 carotídeo, 25 de la raíz nerviosa lateral, véase Agujero, intervertebral digestivo, 136 inguinal, 51 lagrimal, 96 neural, véase Conducto(s), vertebral obturador, 37, 52 óptico, 24, 25 poroso, 100 radicular, 138 sacro, 29 semicircular, 98, 99 vertebral, 27,28, 29, 84 Conducto, alveolar, pulmonar, 134 biliar, 136,144,145 colédoco, 144, 145 cístico, 144,145 coclear, 98, 99 colector, 148,149 eferente (testículos), 158 endolinfático, 98 epididímico, 157,158 eyaculador, 157

,


galactóforo, 164 glándula mamaria, 164 glandular, del intestino, 142 interlobulillar, 164 lagrimal, 96 linfático, derecho, 121 nasolagrimal, 131 pancreático, 145,156 semicircular, 98, 99 senos paranasales, 131 torácico, 121 vestibular, 160 Conjuntiva, 95, 96 Cono medular, 70, 77 Contracción, de un músculo, 16, 45 Contralateral, definición, 2 Corazón, cámaras (cavidades), 105 envolturas, 104 función endocrina, 151 paredes, 104 Cordón tendinoso, 105 Cordón, del plexo braquial, 88 espermático, 51,157 envolturas, 51,157 umbilical, 166,167,170 Corion, 166,167 Córnea, 95 Cornete, inferior, 24, 25,130, 131 medio/superior, 130,131 Coroides, 95 Corona radial, del cerebro, 74 del óvulo, 161 Corpúsculo(s), de Hassals, 124 de Meissner, 91 de Pacini, 91 renal, 149 sensorial, 91 Corte transversal, introducción, 1 Corteza, suprarrenal, 155 cerebelosa, 76, 78 cerebral, 73, 74 motora, 73, 79 renal, 148,149,150 sensorial, 73, 78 visual, 97 Corva, 62 Costilla(s), 30 Craneal, definición, 2 Cresta, ilíaca, 37 intertrocantérica, 40 neural, 169 sacra, mediana, 29 vestibular, 98

Cristalino, 95 Cromátide, 9 Cromatina, 9 Cromosoma, 9 Cuadrúpedo, términos de posición, 2 Cuello, del fémur, 40 del diente, 138 quirúrgico, del húmero, 31 Cuello, uterino, 162,167 Cuerda(s), vocal(es), 132 Cuerno, anterior, 77 lateral, 77 posterior, 77 Cuerno, sacro, 29 Cuerpo amarillo atrésico (albicans), 161,163 calloso, 74, 75 cavernoso del clítoris, 160 cavernoso del pene, 159 esponjoso del pene, 159 hemorrágico, 161 lúteo, 161,163 Cuerpo(s) ciliar, 95, 96 de la mandíbula, 24 de una vértebra, 27, 28, 29 del esternón, 30 del estómago, 141 del útero, 162 perineal, 53 vitreo, 95, 96 Cuerpo, perineal, 53 Cúpula, 99 Curva(s), compensatoria, vertebral, 27 congénita, vertebral, 27 vertebral, 27

D Decidua, 167 Decusación, del tracto motor, 79 del tracto sensorial, 78 Deglución, 139 Deglución, 139 Dendrita, definición, 15,71 Dentición, 138 Dentina, 138 Depresión, de la escápula, ilustración, 54 de la articulación temporomandibular, 47 Dermatoma(s), 90

Dermis, 19, 91 Derrame, pleural, 133 Derrame, pleural, 133 Desarrollo embrionario, 165-167 Desarrollo fetal, 167 Desmosoma, 10 Desorientación espacial, 99 Determinante antigénico, 125 Diáfisis, 20,168 Diafragma, véase también Músculo(s) pélvico, 52, 53,159 selar, 81 torácico, 50,135 urogenital, 53,146,159 Diartrosis, 22 Diencéfalo, 74-76 Diente(s), 136-138 clasificación de, 138 deciduo (de leche), 138 permanente, 138 Diente(s), estructura de, 138 Dirección, términos de, 2 Disco intercalado, 13 Disco(s), articular, véase también Menisco célula de Merkel, 18,19 cubital, 35 embrionario, 166 esternoclavicular, 32 intercalado, 13 interpúbico, 37 intervertebral, 27-29, 86 lumbar protruido, 27 óptico, 95 temperomandibular, 26 Disco, óptico, 95 Distal, definición, 2 División(es), del plexo braquial, 88 craneosacral (parasimpática), 94 del nervio intercostal, 86 toracolumbar (simpática), 92, 93 Dolor, dermatómico, 90 irradiado, 90 Dominancia cerebral, 73 Dorsal, definición, 2 Dorsiflexión, del tobillo, definición e ilustración, 23,42, 65 Drenaje linfático, de la mama, 164 de las vellosidades intestinales, 14P sistema, 3,121


1-7

Drenaje, linfático, 121 de la mama, 164 Duodeno, 136,142 Duramadre, concepto, 7 capa externa (perióstica), 81, 82 capa interna (meníngea), 81, 82 de la médula espinal, 77,81,

82, 86

tabique de, 81,82,116

E ECG, 106 Ectodermo, 166 Edad fetal, determinación de, 165 Efector, definición, 71 Eferente, vaso linfático, 121,126 neuronas, 71 Eje(s), corporal, 1 óptico, 95 Elastina, 11 Electrocardiograma, 106 Elementos, formados, 101 Elevación, de la escápula, ilustración, 54 de la articulación temporomandibular, ilustración, 47 Embrión, 165-167 Eminencia, articular, 24,26 hipotenar, 59 intercondílea, 40,41 mediana, 152,153 tenar, 59 Emociones, base neural de, 73, .75 Encéfalo, véase índice tronco encefálico, 70, 75,76, 83 Encía, 138 Endocardio, 104 Endocardio, 105 Endocitosis, 8, 72,128 Endodermo, 166 Endometrio, 162,163,165-167 decidua de, 167 Endomisio, 13,44 Endoneuro, 86 Endostio, 20, 81 Endotelio, 10,103 Entrada, pélvica, 37, 38 torácica, 30 Envolturas/revestimientos, de

axones, 15, 86 de cavidades, 7 del cordón espermático, 51, 157 del embrión/feto, 167 Epiblasto, 165 Epicardio, 104 Epicóndiio, lateral, del fémur, 40 de la tibia, 40 del húmero, 31, 33, 34 medial, del fémur, 40 de la tibia, 40 del húmero, 31, 33, 34 Epidermis, capas de, 18 Epidídimo, 157,158 Epidural, véase Espacio Epífisis, 20,168 Epiglotis, 129,132,139 Epimisio, 13, 44 Epineuro, 86 Epiplón, mayor, 140 menor, 140,144 Epitálamo (glándula pineal), 75, 76,151 Epitelio, 10 espermatogénico, 114 tipos de, 10 Epitelio, columnar seudostratificado, 10 Equilibrio, 98, 99 Erección, clítoris, mecanismo de, 160

pene, mecanismo de, 159 Eritrocito, 101 Eritrocitos (glóbulos rojos), 101 Eritropoyetina, 151 Escápula, 31, 32, 54, 55 Esclerótica, 95, 96 Escoliosis, definición, 27 Escroto, 157 Esfínter, anal, 143 biliar, 145 pancreático, 145 pilórico, 141 Esmalte, 138 Esófago, 136,139,141 en el mediastino, 104 Espacio, epidural, 77, 84 de la articulación temporomandibular, inf./sup., 26 intercostal, 30, 50 pleural, potencial, 133 subaracnoideo, 81, 82 subdural, 77, 81 Espermatogénesis, 158

Espermatozoo (espermatozoide), 158 desarrollo, 158 trayecto al aparato genital femenino, 162 Espina, véanse Apófisis, espinosa; Columna vertebral bífida, 28 de la escápula, 31 ilíaca, inferior/superior, 37 isquiática, 37 nasal, 24 Espiración, músculos/mecanismo de, 135 Esplenectomía, definición, 125 Esplenio, del cuerpo calloso, 74 Esplenomegalia, definición, 125 Esqueleto, apendicular, 21 axial, 21 Esternón, 30 Estiramiento, muscular, 44, 45 Estómago, 136,141 Estrabismo, definición, 97 Estrógeno(s), 163 Estructura somática, definición de, 17 Eversión, definición e ilustración, 23 del pie, 23, 42, 65 Exocitosis, 8, 72, 128 Expansión, extensor (pie), 67 (mano), 59 Extensión, definición e ilustración, 23 de la cadera, ilustración, 62 de la muñeca, ilustración, 35, 58 de la rodilla, ilustración, 64 de los dedos de la mano, ilustración, 35 del codo, ilustración, 34 del hombro, ilustración, 56, 57 Externo, definición, 2 Exteroceptores, 91 Eyaculación, 53

F Faceta(s), articular, definición, 27 costal, 30 planos de, 29 rotuliana, 41 vertebral, 27 cervical, 28 lumbar, 29 sacra, 29


torácica, 28 Facilitación, neuronal, 72, 85 Fagocito, mononuclear, 62,101, 122-128

Fagocitosis, en la infección por VIH,128 Falange, véase Hueso(s), falange Faringe, 129,132,136,139 Fascia, cremastérica, 51 definición, 11,17 diafragma pélvico, 53,159 diafragma urogenital, 53 espermática, 51 faringobasilar, 139 pectoral, 164 profunda, 11,17, 44 del pene, 159 renal, 147 superficial, 11,17, 51 del pene, 159 toracolumbar, 56 transversal, 50 Fascia, superficial, 11,17 Fascículo, de músculo esquelético, 44 Fertilización, del óvulo, 165 Fibra(s), reticular, 11 Fibra, definición, 11,13 músculo blanco, 13 músculo intermedio, 13 músculo rojo, 13 Fijador, 45 Filamento, muscular, grueso/delgado, 14 terminal, 77, 82 Fimbria(s), de la trompa de Falopio, 161,162 Fisura, orbitaria inferior, 24, 25 superior, 24, 25 Flexión plantar, definición e ilustración, 23 del tobillo, 23, 42, 66 Flexión, definición e ilustración, 23 de la cadera, ilustración, 64 de la muñeca, ilustración, 35, 58 de la rodilla, ilustración, 62, 64 de los dedos de la mano, ilustración, 35 del codo, ilustración, 34 dei hombro, ilustración, 56, 57 Folículo, piloso, 19 intestinal, 127,142 linfoide, 122,125-127

ovárico, 161-163 tiroideo, 154 Fondo, del estómago, 141 del útero, 162 Formación, reticular, 76, 79 Fórnix, de la conjuntiva, 96 de la vagina, 162 Fosa, craneal anterior, 25 articular (mandibular), 26 coronoidea, 31, 33, 34 craneal media, 25 craneal posterior, 25 glenoidea, 31, 32 ilíaca, 37 infraspinosa, 31 infratemporal, 24, 25 intercondílea, 40, 41 intertrocantérica, 40 isquiorrectal, 53 mandibular, 24 olecraniana, 33, 34 oval, 105 poplítea, 40, 62, 66 subescapular, 31 Fóvea central, 95 Fovéola, gástrica, 141 Fulcro, 44 Funículo, anterior, 77, 79 lateral, 77, 79 posterior, 77

G Galea aponeurótica, 46 Gancho, del ganchoso, 35 Ganglio(s), médula suprarrenal, 93,155 basal, véase Núcleo, basal celíaco, 93,155 ciliar, 94 de la raíz sensorial, 84, 85 intramural (parasimpático), 17, 94 mesentérico, inferior, 93 superior, 93 ótico, 94 parasimpático, 70, 94 prevertebral, 70, 92, 93 pterigopalatino, 94 radicular posterior, 84, 85 submandibular, 94 simpático (cadena), 70, 92, 93 corte transversal, 84, 86 Ganglio, linfático, 121,122,126 Gastrina, 141 Genitales, femeninos, 160,162

masculinos, 157-159 Glabela, 24 Glande, del clítoris, 160 del pene, 157 Glándula(s) acinar (alveolar), 156,164 bulbouretral, 157,159 endocrina, 10,151-156 endometrial, 163 exocrina, 10,151-156 gástrica, 141 hipofisaria, 151,152,153 intestinal, 142,143 introducción, 10 islotes pancreáticos, 156 lagrimal, 96 mamaria, 164 mucosa, 137 olfatoria, 100 pancreática (exocrina), 156 paratiroidea, 151,154 parótida, 46,136,137 pineal, 75,151 prostática, 157,159 salival, 136,137 sebácea, 19 serosa, 137 sublingual, 136 submandibular, 136 sudorípara, 19 suprarrenal, 147,148,151,155 tarsal (de Meibomio), 95, 96 timo, 104,122,124,151 tiroides, 151,154 hipertiroidismo, 154 hipotiroidismo, 154 tubular, 10,137,164 vestibular, 160 Glaucoma, 96 Glóbulo(s), rojo(s), 101 Glomérulo, 148,149 sináptico, 72 Glucógeno, 156 Glucogenólisis, 156 Gluconeogénesis, 156 Glucoproteína, 11 Glucosa, 156 Glucosaminoglucano, 11 Gravedad, dentro de, 69 línea de, 69

H Havers, canal de, 12,168 sistema de, 12,168 Haz, auriculoventricular, 106


1-9

neurovascular, 44 Hematócrito, 101 Hematoma epidural, definición, 108 subdural, definición, 116 Hemisferios, cerebelosos, véase Cerebelo cerebrales, véase Cerebro Hemoglobina, 101 Hemopoyesis, 20,168 Hendidura glótica, 132 Hendidura, sináptica, 72 Hiato, aductor, 63 del diafragma torácico, 50 Hidrocefalia, 80, 82 Hígado, 136,144,145 Hilio, renal, 148 Hiperextensión, 23 Hipoblasto, 166 Hipodermis, 11 Hipofaringe, véase Laringofaringe Hipófisis, 151,152,153 e hipotálamo, 152 sistema porta, 153 y seno cavernoso, 116 Hipotálamo, aspectos endocrinos, 151-153 núcleos de, 75,152,153 Histiocito, véase Fagocito, mononuclear Hombro, omóplato, véase Hueso(s), escápula afectación por sobreuso, 32 Homeostasis, 151 Hormona foliculostimulante (FSH), 153,163 Hormona(s), véase también cada nombre adrenalina, 155 efectos de, 155 adrenocorticotrópica (ACTH), 153,155 aldosterona, 150,155 antidiurética (ADH), 150,153, 155 corticosuprarrenal, 155 corticotropina, véase Hormona(s), adrenocorticotrópica cortisol, 155 definición de, 151 del crecimiento (GH), 1$3 estimulante de la tiroides (TSH), 153,154 estrógenos, 153,161,163

foliculostimulante (FSH), 153, 163 glucagón, 156 gonadotropina coriónica humana (HCG), 151 hipofisarias, 153 hipotalámicas, 152,153 insulina, 156 liberación, 153 liberadora de tirotropina (TRH), 154 luteinizante (LH), 153,163 noradrenalina, 155 oxitocina, 153 parathormona, 154 progesterona, 153,163 prolactina, 153 testosterona (esferoides sexuales), 153,155,158 vasopresina, véase Hormona(s), antidiurética Hormona, luteinizante (LH), 152, 153, 163 Hoz, del cerebelo, 81 del cerebro, 81, 82,116 inguinal, véase Tendón conjunto Hueso(s) alveolar, 138 astrágalo, 40, 42 atlas, 28 axis, 28 basiesfenoides, 25 basioccipital, 25 cadera, 37 calavera, 24, 25 calcáneo, 42 carpiano, 33, 35 cigomático, 24, 25 clasificación de, 21 clavícula, 31, 32, 54, 55 coccígeo, 29 collar, véase también Hueso(s), clavícula, 168 compacto, 12, 20,168 cornete, inferior, 24, 25,130, 131 medio/superior, 130,131 corto, definición, 21 costilla, 30 coxal (cadera), 37-40 craneales, 24, 25 cúbito, 33, 34 cuboides, 42 cuerpo del esternón, 30,135 cuneiforme, 42

desarrollo de, 168 encondral, 168 escafoides del tarso, 42 escafoides, 33, 35 escápula, 31, 32, 54, 55 esfenoides, 24,25,130 esponjoso, 12, 20,168 esternón, 30 en la respiración, 135 estribo, 98, 99 estructura macroscópica de, 20 etmoides, 24, 25,130 faciales, 24, 25 falange(s) de la mano, 35, 36 del pie, 42 fémur, 37, 39, 40 frontal, 24, 25 funciones de, 12 ganchoso, 35 gancho de, 35 grande del carpo, 35 hioides, 48,132,139 hoja del omóplato, véase Hueso(s), escápula húmero, 31,33, 36, 55, 56 ilion, 37 innominado,véase Hueso(s), cadera interparietal, 98, 99 irregular, definición, 21 isquion, 37, 38 lagrimal, 24 largo, definición, 20, 21 manubrio, 30,135 martillo, 98, 99 maxilar inferior, 24, 26, 47 acción de los músculos sobre, 47 arco dental de, 138 maxilar superior, 24, 25 arco dental de, 138 médula ósea amarilla, 20 roja, 20,122,124,168 metacarpiano, 35, 36 metatarsiano, 42 nasal, 24, 25,130 occipital, 24, 25 palatino, 24, 25 parietal, 24, 25 pata trasera (cuadrúpedo), 43 periostio, 12, 20,168 peroné, 40, 42 piramidal, 35 pisiforme, 35


1-10

plano, definición, 21 pubis, 37, 38 radio, 33, 34, 36 revisión extremidades inferiores, 43 extremidades superiores, 36 rodilla, véase Hueso(s), rótula rótula, 40, 41,64 sacro, 29, 37, 38 semilunar, 33, 35 sesamoides, definición, 21 de la mano, 35 de la rodilla, 41 del pie, 42, 67 tejido óseo, 12,168 temporal, 24,25, 26, 47 tibia, 40, 42 trapecio, 35 trapezoide, 35 vertebral, 27, 28,29 vértebra(s), cervical, 28 coccígea, 29 dorsal, 28 lumbar, 29 sacra, 29 vómer, 24, 25 xifoides, 30 Hueso, palatino, 24, 25 Hueso, parietal, 24, 25 Hueso, temporal, 24, 25 porción petrosa, 25 Húmero, 31 Humor vitreo, 95, 96 Humor, acuoso, 95, 96 vitreo, 95, 96 Huso, fibra, 9 músculo, 85, 91 i íleon, intestino delgado, 136,142 Ilion, cadera, 37 Implantación, 165 Incisivo, 138 Incisura, 81 Incisura, radial, 33 isquiática, mayor/menor, 37, 38 trocleocubital, 33 Inclusión, celular, 8 Inervación, del músculo esquelético, véase Apéndice B del músculo liso, 13,17 Infarto, de miocardio, 107 Infección, VIH, efectos de, 128 Inferior, definición, 2

Inflamación, 123,127 en la infección por VIH, 128 Infundíbulo, 152 Inhibición, neuronal, 72, 85 Inmunidad, adquirida, 123 celular, 123 humoral, 123 natural, 123 Inmunosupresión, 128 Inserción, del músculo esquelético, definición, 45 Inspiración, músculos/mecanismo de, 135 ínsula de Reil, 74 Integración de tejidos, 17 Integración musculosquelética, funcional, 45 estructural, 17 Intercambio gaseoso, respiratorio, 134 Interfase, 9 Interno, definición, 2 Interoceptores, 91 Intestino, grueso, 136,143 delgado, 136,142 Inversión, definición e ilustración, 23 del pie, 23, 42, 65 Ipsilateral, definición, 2 Iris, 95, 96 Islotes pancreáticos, 151,156 Isquion, 37, 38 Istmo, de las trompas de Falopio, 162

L Laberinto, óseo, 98, 99 membranoso, 98, 99 Labio, genital, 160 acetabular, 39 glenoideo, 32 Laguna, 12 Lámina, basal, 10 de la mucosa gástrica, 141 de la mucosa intestinal, 142, 143 de la mucosa respiratoria, 129 de una vértebra, 27 elástica, 103 propia, definición, 17 Laminilla, de hueso, 12 Laringe, 129,132,139 Laringofaringe, 129,132,136, 139

Latencia, en infección por VIH, 128 Lateral, definición, 2 LCR, véase Líquido cefalorraquídeo Lengua, 136,137 papilas de, 100,137 Leucocito, agranular, 101 Leucocitos, 101 Ligamento(s) acromioclavicular, 31 anular (codo), 34 anillo fibroso, 27 ancho, 161,162 anococcígeo, 53 arqueado, medial/lateral, 50 poplíteo, 40 arterioso, 105,170 calcaneoastragalino, 42 calcaneoperoneo, 42 carpiano, 35 colateral, definición, 22 peroneo, 40, 41 radial, 35 tibial, 40, 41 cubital, 35 coracoacromial, 55 coracohumeral, 32 coronario hepático, 144 de la rodilla, 41 costoclavicular, 31 cricotiroideo, 132 cruzado, 41 cubital colateral, 35 cubitocarpiano, 35 definición, 11,17,22 deltoideo, del tobillo, 42 dentado, 77 escapular, 31 esternoclavicular, 31 estilomandibular, 36 extensor, véase Retináculo falciforme, 144 flexor, véase Retináculo fundiforme (del pene), 157, 159 glenohumeral, 32 iliofemoral, 39 iliolumbar, 39, 49 inguinal, 39, 50, 51,63,64 interclavicular, 31 interóseo, del antebrazo, 33 de la pierna, 40 interespinoso, 27 isquiofemoral, 39 lateral, de la articulación


1-11

temporomandibular, 26 longitudinal, anterior, 27, 39 posterior, 27 nucal, 54 ovárico, 161,162 palmar, 59 periodontal, 138 peroneoastragalino, anterior, 42 peroneo colateral, 40 plantar, largo, 42, 67 corto, 67 poplíteo oblicuo, 40 posterior, 27 púbico, superior, 39 pubofemoral, 39 radial colateral, 35 radiocarpiano, 35 redondo de la articulación de la cadera, 39 del hígado, 144 del útero, 160,162 rotuliano, 4 0 , 4 1 , 4 2 , 64, 65 sacrococcígeo, anterior, 52 sacroilíaco, anterior/interóseo/posterior, 39 sacrospinoso, 39, 52 sacrotuberoso, 39, 52, 53, 61 supraspinoso, 27 suspensorio de la mama, 164 del ojo, 95 del ovario, 161,162 del pene, 159 tibial colateral, 40 tibioperoneo, inferior, 42 tirohioideo, 132,139 transverso, acetabular, 39 del carpo (retináculo flexor), 35, 59 triangular, 144 umbilical, 170 vestibular, 132 vocal, 132 venoso, 144,170 Línea M, del músculo esquelético, 14 Línea Z, del músculo esquelético, 14 Línea(s), arqueada, de la pared abdominal, 51 del ilion, 37 epifisaria, 20,168

glútea, 37 M, 14 nucal, inferior, 25 superior, 25, 49 del sóleo, 66 Z, 14 alba, 51 áspera, 40, 62, 63 Líquido, cefalorraquídeo (LCR),

80, 82

articular (sinovial), 22 del ojo, 95 Lisosoma, 8 Lobulillo, hepático, 144 de la glándula mamaria, 164 Lóbulo(s), caudado, 144 cerebral, 73 cuadrado, 144 de la glándula mamaria, 164 del hígado, 144 del pulmón, 133 frontal, 73 límbico, 73 occipital, 73 parietal, 73 temporal, 73 Lordosis, cervical, 27 lumbar, 27 Luz, definición, 17

M Macrófago, 11 Mácula, del ojo, 95, 99 densa, 150 Maléolo, lateral, 40,42 medial, 40, 42 MALT (tejido linfoide asociado a la mucosa), 122,127 Mama, desarrollo de, 164 drenaje linfático de, 164 estructura de, 164 Mancha ciega, véase Disco óptico Manguito de los rotadores, 55 rotura (desgarro), 55 Manguito, de rotadores (musculotendinoso), 55 Mano, 5, 6 Manubrio, 30, 31 Marcapasos, 106 Masa celular interna, 165 Masticación, músculos de, 26, 47 Matriz, 11,12 de folículo piloso, 19

Maxilar, inferior, 24, 26 superior, 24, 26 Meato, auditivo externo, 24, 98 auditivo interno, 25 inferior, 96,130,131 medio, 130,131 superior, 130,131 Medial, definición, 2 Mediastino, regiones de, 104 estructuras, 104 Medio/mediano, definición, 1 Médula espinal, 70, 77 desarrollo de, 169 Médula espinal, 70, 77,169 Médula, suprarrenal, 155 de un ganglio linfático, 126 renal, 148,150 Megacariocito, 86 Melatonina, 75 Membrana(s), amniótica, 166, 167 amniocoriónica, 167 aracnoides, 81,82 basal, 10 basilar, 98 celular, 8, 9 coriónica, 165, 166 cricotraqueal, 132 extraembrionaria, 165 fetal, 166,167 interósea, 33, 40 nuclear, 8, 9 obturatriz, 39 periodontal, 138 placenta, 167 postsináptica, 72 presináptica, 72 sinovial, 22 tectorial, 98 timpánica, 98 tirohioidea, 132 Membrana, mucosa, definición, 7 serosa, definición, 7 Menarquia, 163 Meninges, del encéfalo, 81, 82 aracnoides, 81, 82 de la médula espinal, 77, 82 aracnoides, 77, 82 duramadre, 77, 81, 82 piamadre, 77, 81, 82 Menisco, de la rodilla, medial/lateral, 41 esternoclavicular, 31 temporomandibular, 26 Menopausia, 163 Menstruación, 163


Mesencéfalo, 76,169 Mesenterio, 140 Mesocoion, 140 Mesodermo, 166 Mesosálpinx, 161,162 Mesotelio, 10 Mesovario, 161,162 Metafase, 9 Metáfisis, 168 Metencéfalo, 76,169 Microfilamento, 8 Microglía, 15 Microtúbulo, 8, 9 Microvellosidad(es), 10 Mielencófalo, 76,169 Mielina, definición, 15 Miocardio, 104 Mioepitelio, 10 Miofascia, 11 Miofibrilla, 13,14 Miofilamento, 14 Miometrio, 162,167 Miosina, 14 Mitocondria, 8,13 Mitosis, 9 Molar, 138 Mórula, 165 Motor(a), centro en el encéfalo, 74 placa terminal, 16, 71 unidad, 16 Moviiizador primario, 45 Movimiento(s), del tobillo, 42, 66, 67 cervical, 28 de la cadera, 37, 39, 61-64 de la mano, 35, 36, 58 de la muñeca, 35 de la rodilla, 41 de las facetas intervertebrales, 29 de los dedos de la mano, 35, 59 del codo, 34, 57 del hombro, véase Movimiento(s), escapulohumeral del pie, 42 del pulgar, 59 dorsal, 28 escapulohumeral, 32, 55, 56 escapulotorácico, 31, 54 humerocubital, 33, 34 humerorradial, 33 lumbar, 29 mecánica de, 44, 46

radiocarpiano, 33, 35 radiocubital, 33 respiratorio, 135 segmento móvil, definición, 27 subastragalino, 23, 42, 65 tarsiano transverso, 23,42 temporomandibular, 26 términos de, 23 vertebral, 27-29 Mucosa, definición, 7,17 gástrica, 141 intestinal, 142 muscular, 141-143 olfatoria, 100 respiratoria, 129 Muela del «juicio», 138 Muñeca, 15, 35 Muscular, externa, del intestino, 142,143 del estómago, 141 mucosa, del intestino, 142,143 del estómago, 141 Músculo(s), abductor, de los dedos (mano), 58, 59 del dedo gordo (pie), 67 del meñique (mano), 59 corto, de los dedos (pie), 67 corto del pulgar, 59 del dedo gordo, 67 del pulgar, 58, 59 largo, de los dedos (pie), 65 largo del pulgar, 58 del dedo gordo, 67 del pulgar, 58, 59 del dedo índice, 58, 59 accesorio del flexor largo, 67 aductor, corto, 63 del dedo gordo (pie), 67 largo, 63, 64 mayor, 62, 63 del pulgar, 59 ancóneo, 57, 58 angular del omóplato, 48, 54, 55 auricular, 46 bíceps, braquial, 32,55, 56,57 femoral, 62, 66 braquial anterior, 57 braquiorradial, 57-59 buccinador, 46,139 bulbocavernoso, 53,160 canino, 46 cardíaco, 13,104-106 cervical transverso, 49 cigomático, mayor/menor, 46

ciliar, 95, 97 circular, del intestino, 142,143 del estómago, 141 coccígeo, 52 constrictores, de la faringe, 139 contracción, definición, 13,44, 45 coracobraquial, 55, 56 cremáster, 51 cricotiroideo, 139 cuadrado de la barba, 46 cuadrado, femoral, 61 lumbar, 50 cuádriceps femoral, 40, 64 cubital anterior, 58 posterior, 58, 59 de la espiración, 135 de la expresión facial, 46 de la faringe, 139 de la inspiración, 135 de la pared abdominal anterior, 51 del cuello anterior/lateral, 48 del pelo, 19 del suelo/pared pélvicos, 52 deltoides, 55, 56 denominación de, 44 diafragma, pélvico, 52 torácico, 50,129, 133,135, 141 pilares, 50,133,141 en la respiración, 135 urogenital, 53 digástrico, 48 dilatador, de las ventanas nasales, 46 dorsal ancho, 55, 56 elevador, del ano, 52, 53 común del labio superior y del ala de la nariz, 46 del labio superior, 46 del párpado superior, 95 de la próstata, 52 de la vagina, 52 erector de la columna (sacrospinal), 49 escaleno, ant./med./post., 48 Esfínter, anal, externo, 53,143 interno, 105,143 del conducto biliar, 145 pupilar, 97 uretral, 53 espinal, 49 esplenio, 48, 49 esquelético, acción de, 45 contracción, 14, 44,45


1-13

acción integrada, 45 mecánica del movimiento, 44 placa motora terminal de, 16 unión neuromuscular de, 16 estiramiento, 45 estructura de, 13,14, 44 ultraestructura de, 14 esternocleidomastoideo, 48 esternohioideo, 48 esternotiroideo, 48 estilohioideo, 48 estiramiento, 44,45 extensor, del meñique, 58, 59 extraocular, 95, 97 flexor, corto, del dedo pequeño (pie), 67 (mano), 59 de los dedos (pie), 67 del dedo gordo, 67 del pulgar, 59 largo, de los dedos (pie) 66 del dedo gordo, 66, 67 del pulgar, 58, 59 profundo, 58, 59 superficial, 58, 59 frontal, 46 revisión funcional, 69 gastrocnemio, 40, 65, 66 gemelos inferior/superior, 61 geniohioideo, 48 glúteo, mayor, 53, 61, 62 mediano, 61,62 menor, 61 hipogloso, 48,139 hipotenar, 59 ilíaco, 50, 63, 64 iliococcígeo, 52, 53 iliocostal, 49 iliopsoas, 50, 63, 64 infrahioideo, 48 intercostal, externo/medio/interno, 50, 86 en la respiración, 135 interespinoso, 49 interóseo dorsal/palmar, 59 dorsal/plantar, 67 intertransverso, 49 intrínsecos, de la espalda, 49 de la mano, 59 del ojo, 97 del pie, 67 isquiocavernoso, 53,160 isquiotibiales, 62 liso, inervación, 92-94

de los vasos sanguíneos, 103

del aparato digestivo, 141143 del sistema biliar, 145 del ojo, 97 del uréter, 148 del útero, 162,167 estructura de, 13 longitudinal, del intestino, 142, 143 del estómago, 141 lumbrical, del pie, 67 de la mano, 59 masetero, 47 mentoniano, 47 multífido, 49 musculotendinoso (manguito), 55 milohloideo, 48 nasal, 46 oblicuo del intestino, 142 del estómago, 141 inferior de la cabeza, 49 menor del ojo, 95, 97 mayor/menor del abdomen, 51 mayor del ojo, 97 superior de la cabeza, 49 obturador, externo, 61, 63 interno, 52, 53, 61, 63 occipital, 46 omohioideo, 48 oponente, del meñique, 59 del pulgar, 59 orbicular, de los párpados, 46, 95 de los labios, 46 palatofaríngeo, 139 palmar mayor, 58 menor, 58 papilar, del corazón, 105 pectíneo, 63, 64 pectoral, mayor, 55, 56 menor, 54, 55 perineal, 53,160 peristalfino, externo, 139 interno, 139 peroneo, lateral, corto, 65 largo, 65 anterior, 65 piramidal, de la nariz, 46 piramidal, de la pelvis, 52, 61 plantar delgado, 40, 62, 66 platisma, 46

poplíteo, 40, 66 profundos, de la espalda, 49 pronador, cuadrado, 57 redondo, 57 psoas, 50, 63, 64 pterigoideo, lateral, 26, 47 medial, 47 pubococcígeo, 52, 53 puborrectal, 52 piramidal, del abdomen, 51 radial externo, segundo, 58, 59 primero, 58, 59 recto, anterior mayor del abdomen, 51 anterior del muslo, 63, 64 inferior, 95, 97 lateral, 95, 97 medial, 95, 97 posterior, mayor de la cabeza, 49 menor de la cabeza, 49 superior, 95, 97 recto interno del muslo, 62-64, 66 risorio, 46 redondo, mayor, 55, 56 menor, 32, 55 resumen de, extremidades inferiores, 68 extremidades superiores, 60 romboide, mayor/menor, 54, 55 rotadores, 49 manguito de (musculotendinoso), 55 sartorio, 63, 64, 66 semimembranoso, 62, 66 semiespinoso, 48, 49, 54 semitendinoso, 62-64, 66 serrato, anterior/posterior, 49, 54, 55 sistema, revisión de, 3 sóleo, 65, 66 subcostal, 50 subescapular, 32, 55 suboccipital, 49 superciliar, 46 supinador corto, 57,58 suprahioideo, 48 supraspinoso, 32, 55 temporal, 47 tenar, 59 tensor de la fascia lata, 61, 63, 64 tibial, anterior, 65, 66 posterior, 66


MT

tipos de tejido, 13 tirohioideo, 48 transverso, perineal, profundo/superficial, 53 espinoso, 49 del abdomen, 51 del tórax, 50, 86 trapecio, 54, 55 triangular de los labios, 46 de la pupila, 95, 97 tríceps, braquial, 55-57 vasto, intermedio, 64 lateral, 64, 66 medial, 64-66

N Nariz, externa, 130 cavidad interna (nasal), 24, 129-131 tabique (nasal), 25,130, 132 Nasofaringe, 132,139 Nefrona, 149,150 . Nervio(s), motor ocular externo, 83 al intestino (plexo de Meissner), 142 alveolar, rama de (diente), 138 asa cervical, 87 auditivo, 83, 98, 99 auditivo, 98 auricular mayor, 87 axilar, 88 cadena/ganglio simpáticos, 70, 86, 92, 93 cervical transverso, 87 ciático, 89 traumatismo en, 89 coclear, 98 cubital, 88 traumatismo en, 88 cutáneo, 17, 86 antebraquial, lateral, 88 medial, 88 braquial, medial, 88 femoral, lateral, 89 posterior, 89 sural, lateral/medial, 89 dorsal, 70 envolturas de, 86 escapular, dorsal, 88 espinal, 70, 84-86 cervical, 70, 86, 87 coccígeo, 70

dorsal, 70, 86 lumbar, 70, 86, 89 plexo, definición, 87 (véase también Plexo) rama(s) de, 84, 86 sacro, 70, 89 típico, 86 espinal (accesorio), 83, 87 esplácnico, 92, 93,155 pélvico, 94 esplácnico mayor, 93,155 facial, 83 femoral, 89 traumatismo en, 89 frénico, 87 en el mediastino, 104 glosofaríngeo, 83 glúteo, inferior/superior, 89 hipogloso, 83, 87 iliohipogástrico, 89 ilioinguinal, 89 infrarrotuliano, 89 intercostal, 50, 86 primer, 88 lumbosacro (tronco), 89 mediano, 59, 88 traumatismo en, 88 motor ocular común, 83 motor,. 16 musculocutáneo, 88 obturador, 89 traumatismo en, 89 occipital menor, 87 olfatorio, 83 óptico, 83, 95 patético, 83 periférico (en corte transversal), 17 perineal, 89 peroneo, 89 plantar, lateral/medial, 89 posganglionar, véase Neurona preganglionar, véase Neurona pudendo, 89 radial, 88 traumatismo en, 88 safeno, 89 supraclavicular, 87 suprascapular, 88 tejido, 15 tibial, 89 torácico mayor, 88 trigémino, 83 vago, 83,104 en el mediastino, 104 Nervus vasorum, 103 .

Neurilema, 15 Neuroepitelio, 95, 98-100 Neuroglia, 15 Neurohipófisis, 152,153 Neurona(s), aferente, 15 asociación, véase Neurona(s), interneurona bipolar, 15 de la retina, 95 eferente, véase Neurona(s), motora fotorreceptora, 95 interneurona, 71,79, 85 motora, autónoma, 71, 92-94 definición, 71 inferior, 71, 79, 83, 84 somática, 71,79, 83, 84, 140,145,146 superior, 79 visceral, 71,92-94 multipolar, 15,71 olfatoria, 100 parasimpática, 94 posganglionar, 71,92-94 parasimpática, 94 simpática, 92, 93 preganglionar, 71 parasimpática, 94 simpática, 92, 93 seudounipolar, véase Neurona(s), unipolar sensorial, 15,71 visceral, 92 simpática, 92, 93 tipos funcionales, 71 unipolar, 11,71,145 Neurosecreción, 152,153 Neurotransmisor, 72 Neutralizador, 45 Nistagmo, definición, 99 Nodo, auriculoventricular, 106 sinusai, 106 Nodo, sinusai, 106 Nódulo, de Ranvier, 15 linfoide, 122,125-127,141, 142 Núcleo pálido, 74 Núcleo, basal, 74, 75 caudado, 74, 75 celular, 8, 9 cerebeloso, profundo, 76 cuneiforme, 78 grácil (de Goll), 78 hipotalámico, 75,152,153 lenticular, 74, 75 paraventricular, 75,152


1-15

pulposo, 27 supraóptico, 75,152 talámico, función de, 152 tuberal (parte del núcleo arqueado), 75,152 Nucléolo, 8, 9 Nucleoplasma, 8 D Oído, externo/interno/medio, 98, 99 Ojo, estructuras accesorias del, 96 capas del, 95 músculos, extraoculares, 97 intrínsecos, 97 vía, visual, 97 Olécranon, 33 Olfato, 100 Oligodendrocito, 15 Onda, P, 106 QRS, 106 T, 106 Oocito, desarrollo de, 161 Oposición, del pulgar, ilustración, 59 Ora serrata, 95 Órbita, 24 Organelas, celulares, 8 órgano, de Corti, 98 Orificio(s), lateral (agujero de Luschka), 80,82 mediano (agujero de Magendie), 80, 82 nasal, anterior/posterior, 25, 130 pélvico, inferior/superior, 37, 38, 52, 53 torácico, inferior/superior, 30 Origen, del músculo esquelético, definición, 45 Orofaringe, 94,101,132,139 Osificación, encondral, 168 centro primario de, 168 centro secundario de, 168 intramembranosa, 168 Osteoblasto, 12,168 Osteocito, 12,168 Osteoclasto, 12 Osteona, 12,168 (véase también Sistema de Havers). Otolito, 99 Ovario(s), 161-163

Ovulación, 161,163 Óvulo, 161,163 Oxitocina, 152,153

Pabellón auricular (del oído), 98 Paladar, óseo (duro), 25,130 blando, 24,139 Palancas, 44 Páncreas, 136,145,156 Papila, dérmica, 19 duodénal, 145 lingual, 100,137 renal, 148 Paracorteza, de un ganglio linfático, 126 Parasimpática, división del SNA, 70, 94 Pared, de cavidades, 70 Pares craneales, 70, 83 y neuronas parasimpáticas, 94 Pars, distalis, 152,153 intermedius, 152 nervosa, 152,153 tuberalis, 152 Parto, 167 Pata de ganso (pes anserinus), 63-66 Pedicelo, 149 Pedículo, de una vértebra, 27 Pedúnculo, cerebral, 76 cerebeloso, inferior, 76, 78 medio, 7 6 superior, 76, 78 Pedúnculo, conector, 165 Pelo, folículo, 19 tallo, 19 Pelvis ósea, 37 comparación entre varón y mujer, 38 mayor (falsa), 37, 38 menor (verdadera), 37, 38 renal, 148 Pene, 53,157,159 Pepsina, 141 Péptido natriurético auricular (PNA), 151 Percusión, definición, 134 Pericardio, 7,104 Pericondrio, 12,168 Perineo, 53,160 Perineuro, 86 Periostio, definición, 12,17, 20 Peritoneo, ligamento ancho, 161, 162

concepto, 7 , 1 7 , 1 4 0 capas de, 140,147 en el conducto inguinal, 51 Pezón, 164 Piamadre, encéfalo, 81, 82 médula espinal, 77, 82 Pie, 5, 6 Piel (tegumento), 5 , 1 8 , 1 9 glabra, 18 Pilar, del diafragma, 50 Píloro, del estómago, 141 Pirámide(s), decusación de, 76, 79 medular (encéfalo), 76 medular (riñón), 148 Placa, cribosa, 24, 25 epifisaria, 168 terminal motora, 16 perpendicular (etmoides), 25 pterigoidea, lateral/medial, 2426 Placas, de Peyer, 127 Placenta, 166,170 función endocrina, 151 Plano(s), anatómico(s), 1 coronal, 1 frontal, 1 sagital, 1 transverso, 1 Plaquetas, 101 Plasma, sanguíneo, 101 célula, 11,122,125-128 Plasmalema, de músculo liso, 13 Pleura, concepto, 7 parietal, 133 visceral, 133 Plexo(s) coroideo, 80, 82 nervioso autónomo, 70, 92-94 braquial, 86-88 celíaco, 128 cervical, 86, 87 de Purkinje (corazón), 106 definición, 87 lumbar, 89 lumbosacro, 86, 89 sacro, 86, 89 suprarrenal, 155 venoso hemorroidal (rectal), 143 pampiniforme (testicular), 157,158 peritubular, 150 pterigoideo, 116


vertebral, 77, 84,117,199 Pliegue(s), circular (de Kerckring), 142 intestinal, 142 neural, 169 transversal rectal, 143 vestibular, 132 vocal (cuerdas), 132 Pliegue, Podocito, 149 Porta, hepática, 144,145 Posición anatómica 1, 23 definición, 23 términos de, 2 Posterior, definición, 2 Premolar, 138 Prepucio, del pene, 159 Presión, intraocular, 96 en relación con volumen, 135 Profase, 9 Profundo, definición, 2 fascia, 11,17 Prolongación(es), de una neurona, 15 central, 71 Promontorio, sacro, 52 Pronación, definición e ilustración, 23 de la mano, 33, 57 Pronúcleo, 165 Propioceptores, 91 Prosencéfalo, desarrollo de, 169 Próstata, véase Glándula(s), prostática Proteoglucano, 12 Protracción, de la escápula, ilustración, 54 Protrusión, del disco intervertebral, 27 de la articulación temporomandibular, ilustración, 47 Protuberancia, occipital externa, 24, 25 mentoniana, 24 Provirus, 128 Proximal, definición, 2 Pubis, 37, 38 Puente cruzado, de un músculo, 14 Puente de Varolio, 76 Pulmón, 129,133 Punción lumbar, 82 Puntos de pulso, arterial, de

cabeza y cuello, 108 Pupila, 95 Putamen, 74

Q Quilffero, vaso, del intestino delgado, 142

R Radiculitis, definición, 86 Radiculopatía, definición, 29, 86 de raíces nerviosas específicas, véase Raíz Rafe, faríngeo, 139 pterigomandibular, 139 Raíz(-íces), anterior, 84-86 del plexo braquial, 88 del plexo cervical, 87 del plexo lumbosacro, 89 posterior, 84-86 de nervios espinales, 21, 84-86 compresión de C5, 88 de C6, 88 de C7, 88 de L2, L4, 89 de L4, S1, 89 de los dientes, 138 del pene, 159 Rama(s), anterior, 84, 86 comunicante, 92, 93 gris, 92, 93 blanca, 15, 92, 93 del maxilar inferior, 24,26 posterior, 84, 86 púbica, inferior/superior, 37, 38 Rampa, del tímpano, 98, 99 del vestíbulo, 98, 99 Reacción de «lucha o huida» {fight orflighí), 92,155 Receptor(es), 91 de glucosa, 156 de insulina, 156 sensorial, 19, 91, 95, 98-100 auditivo, 83, 98, 99 corpúsculo, de Pacini, 19, 91 de Ruffini, 91 exteroceptor, 91 interoceptor, 91 órgano neurotendinoso, 85, 91 olfatorio, 83,100 óptico, 83, 95 de dolor, 78, 85, 91

de estiramiento (huso neuromuscular), 85, 91 de presión, 19, 91 del gusto, 83,100 del tacto, 19, 91 propioceptor, 83, 91 táctil (corpúsculos de Meissner, Merkel), 91 termorreceptor, 91 vestibular, 83, 98, 99 Receso, anterior de la fosa isquiorrectal, 53 axilar, 32 infundibular, 152 lateral, 84 pleural, 133 Recto, 136,143 Red, testicular, 158 Reflejo(s), definición, 85 de estiramiento, 85, 91 de la rodilla (rotuliano), 85 de retraimiento, 85 espinal, 85 monosináptico, 85 polisináptico, 85 tendinoso profundo, 85 Reflexión, pleural, 133 Región(es), bilaminar de la articulación temporomandibular, 26 cervical, 27, 28 coccígea, 27, 29 del cuerpo, 5, 6 dorsal, 27, 28 . inguinal, 5, 51 lumbar, 27, 29 sacra, 27, 29 vertebral, 27 . Renina, 150 Resistencia, en la mecánica del movimiento, 44 Respiración, mecanismo, 135 Respuesta inflamatoria, 123 Retículo endoplasmático granuloso, 8 endoplasmático, 8 sarcoplasmático, 14 Reticulocito, 101 Retina, 95, 97 capas de, 95 Retináculo extensor, inferior, 65-67 superior, 65-67 de la muñeca, 59 flexor, del pie, 66, 67 de la muñeca (lig. trans-


1-17

verso del carpo), 35, 58, 59 peroneo, inferior, 65 superior, 57, 65 rotuliano, lateral, 40 medial, 40 atracción, de la cápsula, ilustración, 54 de la articulación temporomandibular, ilustración, 47 hetroalimentación, mecanismo hormonal, 152,153 ^ itroflexión, del útero, 162 Retroperitoneo, 140,147 i ubosoma, 8 ñón, 146-150 funciones endocrinas, 151 relaciones de, 147 ».jmbencéfalo, 76,169 r ostral, definición, 2 Potación, lateral (externa), definición, 23 del hombro, ilustración, 55, 56 medial (interna), definición, 23 del hombro, ilustración, 55, 56 hacia arriba, de la escápula, ilustración, 54 n ótula, 21, 40

s Q aco

vitelino, 165,166 aaco, alveolar, 134 dural, 77, 81,82 mayor (cavidad peritoneal), 140 menor (bolsa epiploica), 140 lagrimal, 96 tecal, 77, 81, 82 vitelino, 165,166 aero, 27, 29, 39 "áculo, 98, 99 Salida, pélvica, 37, 38 torácica, 30 angre, elementos de, 101 °arcolema, 13,14 barcómero, 14 abo, 19 "egmento, broncopulmonar, 134 móvil, 27 PR (del ECG), 106 de la médula espinal, 77

(Apéndice B) ST (del ECG), 106 Semifaceta, 28, 30 Seno(s), paranasal(es), 131 etmoidal, 131 frontal, 19, 25,131 mastoideo (células aéreas), 131 maxilar, 131 esfenoidal, 19, 25,131 aórtico, 107 renal, 148 tarsiano, 42 venoso, cavernoso, 116. confluencia de, 116 coronario, 105,107 dural (craneal), 81,116 intercavernoso, 116 occipital, 116 petroso, inferior/superior, 116 sagital, inferior, 81,116 superior, 81, 82,116 sigmoide, 81,116 recto, 81 transverso, 116 Serosa, definición, 7 , 1 7 del abdomen (peritoneo), 140 del corazón (pericardio), 104 del estómago, 140 del intestino, 142,143 del pulmón (pleura), 133 Sertoli, célula de, 158 Sesamoide, véase Hueso(s) SIDA, 128 Silla turca, del hueso esfenoides, 24, 25 Simpática, división del SNA, 70, 92, 93 Sinapsis, 72 tipos de, 72 Sinartrosis, 22 Sincitiotrofoblasto, 165 Sincondrosis, 22 Sindesmosis, 22 Síndrome de inmunodeficiencia adquirida, ve'aseSIDA Síndrome compartimental (de la pierna), 66 del túnel carpiano, 88 por sobreuso, 55 supraspinoso, 55 Sinergia, 55 Sinfisis, del pubis, 37, 38 Sinusoide(s), definición, 103

de la médula roja, 20,124 esplénico, 125 hipofisario, 152 hepático, 144 Sistema, inmunitario (linfoide), 3, 122-128

conducción cardíaca, 106 de Havers, 20,168 de la porta hepática, 152, 153 extrapiramidal, 79 intersticial (hueso), 12 orgánico(s), véase índice circunferencial (hueso), 12 piramidal, 79 porta (venoso) hepática, 119 hipofisaria, 152,153 introducción, 102 secretor de la mucosa (MALT),127 reproductivo, generalidades, 6 respiratorio, visión general, 6 revisión, 3, 4 tubular transverso, 14 Sistema nervioso autónomo, definición, 70 Sistema nervioso central, véase índice desarrollo de, 169 definición, 70 Sistema nervioso periférico, definición, 70 Submucosa, definición, 17 gástrica, 136,141 intestinal, 137,138,142 Subtálamo, 75 Suero, 101 Superficial, definición, 2 Superficie, auricular, de la cadera, 37, 39 del sacro, 39 marcas, en las extremidades superiores, 36 en las extremidades inferiores, 36 Superior, definición, 2 Supinación, definición e ilustración, 23 de la mano, 33, 57 Surco, central, 73 definición, 73 intertubercular, 31,55 neural, 169 Sustancia, de fondo, 11 deNissl, 15


blanca, del encéfalo, 70, 7 3 , 7 4 de la médula espinal, 77-79 Gris, del encéfalo, 70,73, 74 de la médula espinal, 77-79 Sustancia intercelular, 11 Sustentáculo astragalino, 42, 67 Sutura, coronal, 24, 25 escamosa, 24,25 lamboidea, 24, 25 sagital, 24

Tabaquera anatómica, 59 Tabique, de la duramadre, 81 interventricular, 104 nasal, 130,131 Tálamo, 74> 75, 78 Tegumento, 5 , 1 8 , 1 9 Tejido(s), conjuntivo, fibroso, 11 de sostén, 12 epitelial, 10 integración de, 17 linfático difuso, 122,127 linfoide asociado a la mucosa (MALT), 122, 127 linfoide no encapsulado, 122, 127 muscular, 13 nervioso, 15 osteoide, 168 reticular, 11, 20 Telofase, 9 Tendinitis supraspinosa, 55 Tendón, de Aquilés, véase Tendón, calcáneo calcáneo, 42, 65, 66 central, del diafragma, 50 circular (órbita), 97 conjunto, 51, 81,116 definición, 44 Tenia(s) del colon, 143 Tentorio, del cerebelo, 81,116 Testículos, 157,158 y envolturas, 51 Testosterona, 158 Timo, 122,124,151 en el mediastino, 104 Toracocentesis, 133 Trabécula(s), 12, 20,125,126, 168 carnosa, 105 Tracto(s) arqueado, interno, 78 ascendente, 78 asociación, 74

biliar, 107 comisura, 74 corticospinal, 79 descendente, 79 espinocerebeloso, 78 espinotalámico, 78 extrapiramidal, 79 gastrointestinal, 136,141-143 genital, véase Aparato, reproductivo hipotalamohipofisario, 153 iliotibial, 40, 61-65 internodal, véase Vía lemnisco, medial, 78 olfatorio, 100 piramidal, 79 proyección, 74 reticulospinal, 79 talamocortical, 78 urinario, 146 vestibulospinal, 79 Tráquea, 129,132,134 en el mediastino, 104 Tríada portal, 144 Triángulo, anal, 53 anterior del cuello, 48 carotídeo, 48 muscular del cuello, 48 posterior del cuello, 48 urogenital, 53 Trígono, de la vejiga urinaria, 146 Trocánter del fémur, mayor, 40 menor, 40 Tróclea, del húmero, 31, 33, 34 Trofoblasto, 165,166 Trombocitos, 101 Trombosis, coronaria, referencia a, 107 ' venosa profunda, 118 Trompa(s) de Falopio, 160,162 Tronco(s), del plexo braquial, 88 linfático, 121 pulmonar, véase Arteria(s), pulmonar Tubérculo, mayor (del húmero), 31,55,57 costal, 30 del trapecio, 35 infraglenoideo, 55, 57 menor (del húmero), 31, 55,57 púbico, 37, 38 supraglenoideo, 32, 57 Tuberosidad, deltoidea, 31 cubital, 33 del 5.° metatarsiano, 42

del escafoides, 42 isquiática, 37, 38, 62 radial, 33, 57 tibial, 4 0 , 4 1 , 6 4 Tubo neural, 169 Túbulo seminífero, 158 Túbulo, distal/proximal, 149,150 recto, 158 urinífero (renal), 149,150 Túnel carpiano, 35, 59, 88 cubital, 88 Túnica, albugínea, del ovario, 161 de la pared vascular, 103 de los testículos, 158 del pene, 159 externa, 103 interna, 103 media, 103 dartos, 51,157

u Unidad, motora, 16 respiratoria, 134 Unión, neuromuscular, mioneural, 16, 36 Uña, partes de, 18 Uréter, 148' Uretra, 146,159,160 Urogenital(es), estructura(s), femenina, 160 Masculina, 159 Útero, 160,162 prolapso, 162 sostén de, 162 Utrículo, 98, 99 Úvula, 137,139

V Vacuola, 8 Vagina, 5 3 , 1 6 0 , 1 6 2 , 1 6 7 Vaina, del recto anterior mayor del abdomen, 51 Válvula, aórtica, 105,106 auriculoventricular, 105,106 bicúspide, 105,106 ileocecal, 143 mitral, véase Válvula, bicúspide pulmonar, véase Válvuia, semilunar semilunar, 105 tricúspide, 105 venosa, estructura, 103


ERRNVPHGLFRVRUJ 1-19

as vasorum, 103 158 Vaso, deferente, véase Conducto, deferente ' aso, recto, 150 Vasopresina (ADH), 150,152, 153 asos, mayores (del corazón), 104 tipos de sangre, 103 *ejiga, urinaria, 146,147 ellosidad(es), aracnoidea, 81, 82 coriónica, 166,167 intestinal, 142 ' 'ena(s), véanse también Seno, Sinusoide y Plexo ácigos, 117,119 alveolar, rama de (dientes), 138 angular, 116 arciforme (del riñón), 150 arco plantar, profundo, 118 lateral/medial, 118 arco venoso, dorsal,118 arteriosinusoidal, 108 auricular, posterior, 116 axilar, 110 basílica, 110 braquial, 110 braquiocefálica (tronco), 110, 117 derecha, 116,117 cardíaca, 107 cava, inferior, 105,117,147 superior, 105,117 central (hepática), 144 cefálica, 110 cerebral, externa, 116 mayor, 116 interna, 116 cervical profunda, 116 circunfleja femoral, lateral/medial, 118 . cística, 119 clasificación de, 103 cubital, mediana, 110 cutánea, 17 definición, 103 del pene, 159 digital (pie), 118 dorsal (mano), 110 plantar, 118 diploica, 116 dorsal (pie), 118 emisaria, 116 w asectomía,

esofágica, 119 esplénica, 119 estructura de, 103 facial, 116 profunda, 116 femoral, 118 profunda, 118 frénica, 117 gástrica, izquierda/derecha, 119,141 gastroepiploica, izquierda/derecha, 119, 142 glútea, inferior/superior, 118 hemiácigos (inferior), 117,119 accesoria (superior), 117 hemorroidal (rectal), 119,143 hepática, 117,119,144,145, 147 hipofisaria, 152,153 ilíaca común/externa/interna, 117,118,147 intercostal, 50 posterior superior, 117 posterior, 117 superior, 117 interlobular, 150 intestinal, de las vellosidades, 142 linguaJ, 116 lumbar, 117 ascendente, 117,119 marginal, lateral/medial (pie), 118 maxilar, 116 mediana, del antebrazo, 110 mesentérica, inferior/superior, 113,119 metatarsiana, 118 obturatriz, 118 oftámica, superior, 116 ovárica, 117,161 pancreática, 119 plantar, 118 poplítea, 118 porta hepática, 80,106,107, 119,144,145 hipofisaria, 152,153 puente, 116 pulmonar, 104 rectal, inferior/media/superior, 119 renal, 117 retiniana, 95 retromandibular, 116 revisión de, 120

safena, mayor/menor, 118 segmentaria, renal, 150 sinusoidal, véase Sinusoide(s) subclavia, 110,116 subcostal, 117 suprarrenal, 117 temporal, superficial, 116 testicular, 117,147 tibial, anterior, 118 posterior, 118 tipos de, 103 tiroidea, inferior, 117,154 media/superior, 116,117, 154 torácica, interna, 117 toracoepigástrica, 120 umbilical (fetal), 170 uterina, 162 varicosa, 118 vertebral, 116 yugular, anterior, 116 externa/interna, 116,117 Ventana, oval, 98, 99 redonda, 98, 99 Ventanas nasales, 130 Ventral, definición, 2 Ventrículo, desarrollo de, 80 cuarto (IV), 76, 80, 82 del corazón, 105 laterales (I, II), 74, 80, 82 tercer (III), 74, 75, 80, 82,152 receso infundibular, 152, 80 pineal, 80 Vénula, estructura de, 103 Vértebra(s), cervical, 27, 28 coccígea, 27, 29, 37 lumbar, 27, 29 lumbarizada, definición, 29 partes de, 27 prominencias, 28, 30 sacra, 27, 29, 37 sacralizada, definición, 29 dorsal, 27, 28, 30 transicional, definición, 29 Vértigo, 99 Vesícula biliar, 136,144,145 Vesícula, intracelular, 8 seminal, 157,159 sináptica, 72 Vestíbulo, del laberinto óseo, 98, 99 . del perineo, 160 Vía(s), véase también Tracto(s) final común, 79 internodal, 106 parasimpática, 94

Cuerpo humano  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you