Issuu on Google+

El aumento de la gasolina en México Por: Adriana Rosas Martínez Socia IMEFU ITESM CEM

El tema de la gasolina en México ha sido de mucha polémica actualmente ya que en los últimos años se ha observado una notable diferencia en su precio. Nuestro país pertenece a una política subsidiaria en donde la parte destinada para la gasolina, genera el cuestionamiento de si es la medida adecuada de ayudar a nuestra economía. De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dicho subsidio brinda mayores beneficios para las familias mexicanas de clase media dejando a un lado a gran parte de la población con bajos recursos. Pero este problema no solo es económico sino que también llega a afectar el ambiente donde vivimos. El año 2007 ha marcado el inicio del aumento del precio de la gasolina. A partir de esta fecha hasta el año 2011, el costo de los combustibles ha aumentado un 27%, mientras que el salario mínimo tuvo un incremento de 23.25%. Estos datos demuestran que la población necesita disminuir sus gastos primarios para poder cubrir las cuotas de los combustibles. Es aquí donde destaca la idea del gobierno mexicano de apoyar a las familias con la disminución gradual de estos bienes. Cada cierto tiempo dichos precios aumentan con el fin de reducir los subsidios brindados por el gobierno y no impactar en gran magnitud la economía familiar. Este plan de reducir los subsidios se debe a que el gobierno se dio cuenta que las medidas utilizadas para beneficiar a toda lo población, sólo era goce de unos cuantos. Las familias de clase media resultaban ser a los que más les convenía este subsidio debido al mayor consumo de los combustibles en comparación al resto de la población. Ahora con la reducción de subsidios en la gasolina, se pretende destinar el dinero en acciones y proyectos que vayan dirigidos a la clase que más lo necesita. Por otro lado, el aumento en los precios de los combustibles, también muestra su lado negativo. Es cierto que los combustibles son indispensables a pesar de su incremento, pero en las familias cada vez disminuyen los recursos para poder comprarlos, por lo que optan por la más barata. Las consecuencias de esta situación son más dañinas de lo que uno podría pensar. Los componente del combustible Magna (combustible más barato) demuestran ser más agresivos al medio ambiente que cualquier otro.


Después de lo comentado anteriormente, llegamos a una disyuntiva. Será más favorable retirar el subsidio a la gasolina, ayudando de esta manera al sector de la población más necesitada ó continuar con este y no perjudicar al medio ambiente. (2013). “Mañana se aplica segundo incremento del año a la gasolina.” Informador. Recuperado de http://www.informador.com.mx/economia/2013/435915/6/manana-seaplica-segundo-incremento-del-ano-a-la-gasolina.htm (2013). “Sin “gasolinazos” el subsidio hubiese sido mayor 203 mil MDP: SHCP.” Informador. Recuperado de http://www.informador.com.mx/economia/2013/433994/6/singasolinazos-el-subsidio-hubiese-sido-mayor-203-mil-mdp-shcp.htm


El aumento de la gasolina en México, ITESM CEM