Page 1

Proyecto de Cooperaci贸n

Revista del Proyecto de Cooperaci贸n Igualar - La Palma

Creando redes entre mujeres profesionales y empresarias de la Isla de La Palma

n潞 1


ADER LA PALMA, COMPROMETIDA CON LA IGUALDAD EN EL MEDIO RURAL La Asociación para el Desarrollo Rural de la isla de La Palma, ADER LA PALMA, es una organización sin ánimo de lucro fundada en 1991, formada por entidades públicas y empresas y asociaciones privadas representativas del territorio insular. La misión de ADER LA PALMA es trabajar con la población local y las organizaciones públicas y privadas para ayudar a construir un futuro sostenible para el medio rural de la isla de La Palma. La acción social constituye el eje central de nuestra labor y persigue sensibilizar y activar a la sociedad, a los poderes públicos y al sector empresarial hacia posicionamientos favorables a los intereses del medio rural, aportando soluciones a los problemas y limitaciones de las personas y organizaciones que intentan construir un futuro sostenible en el medio rural. A lo largo de estos 20 años, una de nuestras líneas de trabajo ha sido la promoción de las mujeres en el medio rural, como parte activa del desarrollo. Para ello hemos desarrollado multitud de acciones de formación, promoción y apoyo a la emprendeduría entre las mujeres, acciones de sensibilización e información sobre sus derechos y acciones de visibilización y reconocimiento a nivel social del papel de las mujeres en nuestra sociedad: Incremento, en esta última década, del número de proyectos de creación de empresas promovidos por mujeres que hemos apoyado. Sensibilización sobre igualdad entre las mujeres a través del desarrollo de programas de charlas de sensibilización, información y formación sobre igualdad y desarrollo personal. Visibilización y reconocimiento del papel de las mujeres en nuestra sociedad. Reconocimiento de los derechos de las mujeres. Hemos desarrollado un importante programa de charlas y programas de información sobre la cotización a la seguridad social y sobre la cotitularidad. Promoción del asociacionismo entre las mujeres. Hemos apoyado la constitución de nuevas asociaciones de mujeres. Sensibilización sobre la necesidad de la puesta en marcha de acciones de empleo, formación y servicios que faciliten la conciliación de la vida personal y laboral. Hemos apoyado la creación de varias ludotecas y guarderías. Sensibilización a nivel político, generando un impacto y consiguiendo aunar los intereses de las distintas administraciones a favor de la igualdad que no se había dado nunca en el territorio: Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Instituto Canario de Igualdad, entidades locales y asociaciones. Nuestro objetivo es contribuir con nuestro trabajo al desarrollo sostenible de nuestra isla, donde mujeres y hombres participen en igualdad. Por todo ello, nuestro trabajo ha sido reconocido por el Instituto Canario de Igualdad con la Distinción Honorífica.


Juan Fernando Tabares Bravo Presidente de ADER LA PALMA

Editorial

El Proyecto de Cooperación IGUALAR tiene por objetivo avanzar en los territorios rurales en un modelo de desarrollo sostenible e igualitario. Esto significa partir de que las mujeres y los hombres son parte activa del desarrollo y, por tanto, a la hora de plantear cualquier actuación, habrá que tener en cuenta sus diferencias de situación, los recursos a los que acceden, sus expectativas o las necesidades que manifiestan, sus oportunidades o la forma en la que participan en su entorno. Desde este modelo de desarrollo es posible establecer políticas y programas que transformen el modelo de sociedad existente, y dignifiquen y contribuyan al bienestar y la calidad de vida de mujeres y de hombres en nuestro medio rural. En el Proyecto de Cooperación Igualar participan siete territorios rurales de Asturias, Navarra, Palencia, Jaén, Málaga, Gran Canaria y La Palma. El proyecto está financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, y cuenta con la colaboración del Instituto Canario de Igualdad. El proyecto nos ha permitido desarrollar un programa de actividades como encuentros y acciones de formación dirigidas a distintos colectivos: personal técnico y político, mujeres profesionales y empresarias y asociaciones de mujeres, que han contribuido a generar alianzas a favor de la igualdad en la Isla de La Palma. De manera concreta, ha contribuido a fomentar la emprendeduría entre las mujeres, y mejorar las capacidades y habilidades de las mujeres emprendedoras, profesionales y empresarias. Uno de los objetivos específicos de este proyecto es contribuir a la visibilización y reconocimiento de las mujeres profesionales y empresarias. Con ese objetivo hemos querido hacer esta revista. Para ello, hemos entrevistado a mujeres de diferentes sectores como abogadas, arquitectas, ingenieras, escritoras, cineastas, comerciantes, agricultoras, ganaderas, artesanas, industriales, profesionales del sector servicios, etc… como representación de las mujeres de nuestra isla que han tenido la iniciativa de poner en marcha su idea, y el tesón y la perseverancia necesaria para mantenerse y compatibilizar la vida laboral, familiar y personal. Con esta revista queremos dar el protagonismo a las mujeres profesionales y empresarias de nuestra isla para que sean ellas las que nos cuenten su historia, el camino que han tenido que recorrer y los obstáculos que han encontrado para llegar hasta aquí. Sin ellas no cabría hablar de futuro en esta isla y a ellas tenemos que agradecer el nivel de vida alcanzado en todos los ámbitos: sociales, culturales y económicos. Como verán, detrás de cada historia se esconde mucho sacrificio y muchos impedimentos. Pero el esfuerzo ha merecido la pena y hoy queremos reconocer que su trabajo ha sido indispensable para la sostenibilidad social y económica del medio rural y para abrir camino a las nuevas generaciones. Visibilizar a las mujeres profesionales y empresarias de nuestra isla, y especialmente del medio rural, supone darles el reconocimiento y el protagonismo que se merecen. Supone pasar de lo invisible a lo visible, del silencio a la palabra, de lo insignificante a la valorización. Esta revista tiene además por objetivo el facilitar que las mujeres puedan pasar del aislamiento al empoderamiento a través del conocimiento mutuo y la creación de redes, construyendo sus propios modelos de vida y de trabajo, sus propias identidades, diferentes como mujeres empresarias y profesionales. Esperamos que esta publicación contribuya a que a través de la visibilización de las mujeres profesionales y empresarias, se sientan protagonistas del desarrollo de esta isla, de su pueblo, de su entorno y de su vida y lo reivindiquen.

Creando redes entre mujeres Para el equipo que ha tenido la oportunidad de trabajar en esta revista, ha sido un lujo compartir sus historias con más de 60 mujeres profesionales y empresarias de nuestra isla. Hemos tenido la suerte de conocer a muchas mujeres que cuentan con reconocimiento incluso fuera de nuestra isla; a algunas de las mujeres que fueron pioneras, las primeras en abrir camino a otras mujeres en sus profesiones. Nuestro primer objetivo cuando planteamos hacer esta revista es que las mujeres de los mismos sectores, de distintos ámbitos y de distintos municipios, se conocieran. Y que a partir de aquí puedan surgir alianzas que contribuyan a crear redes entre las mujeres profesionales y empresarias de la isla, que sirvan para promover los cambios que necesitamos hacer. Una cosa que queda reflejada en esta revista ha sido el retraso de la incorporación de las mujeres al trabajo, ya que hasta la Ley 14/1975, de 2 de mayo, sobre la reforma de determinados artículos del Código Civil y del Código de Comercio sobre la situación jurídica de la mujer casada, las mujeres tenían limitada su capacidad de obrar y por lo tanto de trabajar o tener su propio negocio. A partir de la liberación que se produjo, muchas mujeres vieron en la emprendeduría una forma de alcanzar la autonomía. En estos 36 años las mujeres han sido capaces de alcanzar la paridad en algunos ámbitos profesionales y ya hay mujeres ocupando cargos de presidencia y dirección y en los órganos de gobierno de las asociaciones profesionales y empresariales. En otros ámbitos estamos en el camino, aunque todavía nos queda un largo trecho por recorrer. Para ello las mujeres han tenido y siguen teniendo que demostrar en todo momento su valía y capacidades, por la falta de legitimación en el ámbito profesional y empresarial. Como verán detrás de cada historia hay mucho sacrificio. Para sacar un negocio adelante, para romper estereotipos y para poder compatibilizarlo con el cuidado de la familia, las mujeres han tenido que ser muy trabajadoras y perseverantes. Nos llama la atención el hecho de que muchas mujeres han emprendido a partir de momentos difíciles que han superado tras circunstancias de separación, enfermedad o muerte de familiares. En esos momentos han tenido el tesón para poder comenzar de nuevo y poner un negocio en marcha, o continuar solas con el negocio familiar. Visibilizar ese esfuerzo extra que han tenido que hacer las mujeres para llegar a donde han llegado, y otorgarles el reconocimiento y la legitimación que se merecen, es lo que queremos hacer con esta revista. Como conclusión de las entrevistas podemos destacar la urgente necesidad de promover nuevos modelos que equilibren la vida familiar y profesional o empresarial. Y donde haya corresponsabilidad en el cuidado de la casa y de la familia por parte de todos los miembros de la familia, y donde haya una apuesta decidida de las instituciones hacia mejores servicios de apoyo para el cuidado de la familia, que faciliten la conciliación, para que las mujeres puedan participar en igualdad de condiciones en todos los espacios públicos y productivos. Las redes entre mujeres suponen un medio, una forma y una herramienta importante para alcanzar fines y/o objetivos comunes, como es en este caso la igualdad de oportunidades. Gracias a todas las mujeres que han participado en las entrevistas. Nairobi San Blas y Carmen Nieves González


INDICE 1 Presentación y editorial 2

Índice y créditos

3 Las mujeres en la isla de La Palma por María Victoria Hernández 5

Mujeres abogadas, Milagros Fuentes, Nieves Cruz y Ana Mª Montesinos

8

Escritora Elsa López

10

Escritora Leticia Martín

11 Escultora Pilar Gutiérrez 12

Directora de cine Mercedes Afonso

14

Arquitecta Vina Barreto

15

Empresaria Alicia Pérez Garnier ( Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife)

16

Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Breña Alta, PYMESBALTA: Mª Ángeles Rocha, Nieves Mª Expósito y Lucia Afonso

17

Asociación de Comerciantes y Empresarios de San Andrés y Sauces (ACE): Mª Dolores Gutiérrez y Montserrat Pérez

18

Asociación de Empresarios y Profesionales de El Paso, ASEMPA: Clementina Guarino, Lidia María Hernández y Mª Lina Taño

19

Asociación de Empresarios Casco Histórico de Santa Cruz de La Palma: Cristina Hernández y Laura Acosta. Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales de La Palma (AMEPA): Concepción Ramírez

20

Ingeniera agrónoma Alicia Vanoostende Simili 21 Ingeniera técnica agrícola Alicia García Pérez 22 Entrevista a mujeres agricultoras: Martina Rasi Ruger, Iraya Hernández Brito, Bárbara Graf 25

Cooperativa de Próteas de La Palma: Beatriz González y María Nieves Ortega. Apicultora Vanessa Martín Martín

26

Cooperativa Llanovid S.C.L.: Pilar Cabrera y Milagros González

27

Bodegas de mujeres: Onésima y Eufrosina Pérez Rodríguez

28

Mujeres ganaderas: Lidia Ibarria Rodríguez, Digna Guerra Hernández, Rosa Isabel Concepción Díaz

29

Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Palmero: Nieves Gloria Luis Hernández

30

Asociación de Queseros de Mazo ARQUEMAZO, Irene Morera Hernández y Mª Milagros Martín Pérez de la Cooperativa de Ganaderos de San Antonio del Monte, GASAM

31 Empresas agroalimentarias: Conservas Monte Lucía y Repostería D´maite 32

Asociación de Turismo Rural Isla Bonita: Vicenta Ferraz Paz y Balbina Guerra Molina

33 Restauradora Griselda Hernández Riverol 34

Asociación de Artesanos de Fuencaliente, ARTESOL, Margarita, Oneida y Mª Nieves. Asociación de Artesanos de Puntallana, EL ARTIFICE, Pilar, Rosa, Sara y Mérida.

36

Artesanas de la seda de la empresa Las Hilanderas SL: Blanca y Carmen Nieves

37

Las mujeres en los servicios: Vanessa Pérez Yuani del Centro Infantil Los Dinosaurios, Cristina Jerónimo Perera y Teresa Hernández Díaz del Centro Infantil el Patio de Mi Casa, y Mª Teresa Bermúdez González de la Ludoteca Mocosín

39

Las mujeres en el sector del transporte: Cooperativa Transportes Insular de La Palma y Mª Meives Lorenzo Martín, taxista.

40

Estudio del Proyecto de Cooperación Igualar

Edita: Asociación para el Desarrollo Rural de la Isla de La Palma, ADER LA PALMA Redacción: Nairobi San Blas Concepción Anjara Rodríguez Hernández Fátima Castillo García Fotos: ADER LA PALMA y Mª Luz Romero Ávila Coordinación: Carmen Nieves González Lorenzo Financia: Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, a través del Proyecto de Cooperación Igualar


María Victoria Hernández Pérez Cronista

Las mujeres en la isla de La Palma, pasado, presente y futuro

M

María Victoria Hernández Pérez nació en Los Llanos de Aridane, en la isla de La Palma, donde reside y ejerce como abogada dependiente del Colegio de Abogados de la Isla, desde 1987.

Juez de Distrito Sustituta de Los Llanos de Aridane desde el 15 de abril de 1983 hasta 16 de noviembre de 1987.

Nombramiento por acuerdo de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial de 15 de abril de 1983. Directora jurídica de los procedimientos de exhumación de los llamados desaparecidos durante la Guerra Civil en La Palma. Es miembro de la Real Academia Canaria de Bellas Artes San Miguel Arcángel y de la Academia Canaria de la Lengua. Colaboradora habitual en los medios de comunicación y revistas especializadas, es conocedora de la historia y tradiciones de su isla. Autora de varios libros, el último titulado Breña Alta, Fiesta de la Cruz (2005). Además, ha publicado Guía de La Palma para la editorial El PaísAguilar y junto a Vicente Blanco y Myriam Cabrera Guía de Artesanía de La Palma, también para El País-Aguilar. Por encargo del Patronato de Turismo del Cabildo Insular de La Palma ha escrito: Guía de Fiestas de La Palma, Guía de Leyendas de La Palma, Guía de Gastronomía de La Palma y Guía de Indumentaria de La Palma y para el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane Guía de Los Llanos de Aridane (2005) y en 2010 Guía descriptiva de Los Llanos de Aridane. Ciudad del sueño. En 1997 publica una monografía titulada La batalla de Lepanto: Moros y Cristianos en Barlovento, La Palma, editada por el Ayuntamiento de Barlovento (Patronato Municipal de Cultura). En el año 2001 publicó el libro La isla de La Palma, Fiestas y Tradiciones para el Centro de la Cultura Popular Canaria con más de 200 fotografías, de las que en su mayoría es autora. Para la editorial Lunweg publicó en 2002 La Palma, la isla que emergió del mar. En el 2005 expone una individual de 40 fotografías titulada “La Batalla de Lepanto. Moros y Cristianos en Barlovento”. Es coautora del libro Tomás Felipe Camacho, un canario ilustrado del siglo XX, publicado por Ediciones Pinolere (2008). Desde el año 2002 es Cronista Oficial de Los Llanos de Aridane, su ciudad natal y en la actualidad es Vicepresidenta de la Junta de Cronistas Oficiales de Canarias. En el año 2002 se le concedió la distinción de Mujer Canaria del Año, por el Orfeón la Paz, de La Laguna (Tenerife).


María Victoria Hernández

La Palma en la página en blanco

D

Disponer de una página en blanco puede llegar a convertirse en una empresa vertiginosa, arriesgada y temeraria y, al mismo tiempo, esperanzadora, ilusionante y propiciadora de la creatividad, la reflexión y la autocrítica. Una página, una sola, se abre a la espera de poder ser cargada de contenidos, de pensamientos, de denuncias y de futuro. El cometido no es fácil y, entre los miedos más inmediatos, surge en seguida la duda acerca del interés que alguien pueda llegar a tener por adentrarse en la lectura de lo que una escribe... Una amalgama que, quizás, carezca de sentido para el otro, para los otros. El asunto o tema: La Palma, esa pequeña isla perdida en el Atlántico que, según el cronista del siglo XVI «era tan copiosa de yerbas y árboles, hasta encima de la cumbre de ella, que en los veranos era tan intenso el olor y fragancia de las flores, que tres leguas de mar de noche alcanzaba». Tres leguas de fragancia desprendía la isla. En este paraje, bañado en su contorno por el bravío océano, la naturaleza y el hombre se unieron y arrancaron de las entrañas «agua dulce». Comenzaba una nueva época en la vieja y querida Benahoare. Valientes mujeres aborígenes, celosas defensoras de su tierra y de sus hijos, se convirtieron en guerreras. Llegó la paz y la sangre se entremezcló y, al final, todos fuimos hijos del mestizaje de la colonización renacentista. Tras poco más de cinco siglos de historia, la mujer palmera va ocupando de manera arrolladora trabajos y responsabilidades negados hasta entonces. Dura ha sido la batalla y sudoroso el empeño. Por eso, surge de inmediato una pregunta inevitable: «Y ahora, ¿adónde vamos?». La respuesta es clara y rotunda. La solidaridad entre las mujeres nos ha hecho fuertes. Ha abierto caminos a todas, las del mundo rural y las que habitan en núcleos más urbanizados, si bien, en mi opinión, La Palma toda engloba el bello concepto de 'lo rural', allí donde la tradición, mantenida, nutrida y conservada por la memoria esencialmente femenina, sigue —unas veces latente y, otras, en plenitud— cargando de energía, de contenido y de expresión nuestro presente y nuestro futuro: la fiesta, la vida cotidiana, las herramientas de trabajo, la materia lingüística, la forma de arrullar y cantar el arrorró, la ciencia de las plantas medicinales... No obstante, el camino continúa resultando pedregoso para muchas mujeres. La violencia de género llena, lamentablemente, demasiadas páginas en la prensa; una lacra social que parece no tener fin.

Desde luego, gracias a los medios de comunicación, estos estereotipos son denunciados en el ámbito de la opinión pública. En el pasado, la violencia machista fue un hábito más, aunque era también tan grande la baja consideración del ser mujer, que ni tan siquiera los hechos más luctuosos merecieron la consideración de noticia, de acontecimiento memorable, digno de ser recogido en la página impresa; su recuerdo no es más que una página en blanco en la que nadie se atrevió a escribir. Ni siquiera a emborronar ante los tribunales de Justicia. Tal ha sido el silencio que no se conoce, al día de hoy, ni un solo estudio específico sobre la historia en La Palma de la violencia contra las mujeres. Todos aquellos crímenes han quedado en el anonimato, sin documentar, guardados celosamente como si de una afrenta o vergüenza se tratara. Ni el mismo seno familiar habla de ellos. Con alguna excepción, hemos sido nosotras, las mujeres, quienes hemos fomentado durante una generación tras otra esa desigualdad latente o expresa entre hombre y mujer. La mujer marcaba su territorio con el eufemismo machista e interesado de trabajar en «sus labores» o, peor aún, en «las cosas propias de su sexo». El espacio doméstico era igualmente trasunto de lo social, hasta tal punto que ningún varón osaba entrar en la cocina o en la pileta, esos dos únicos mundos que conocieron con plenitud nuestras abuelas. Hogar, dulce y amargo, que combinaba la marcación del género y del trabajo. Ese que en más de una ocasión ellas mismas señalaron contra sus hijos varones: «¡Cuidado, eso es de mujeres!». Unos espacios, en fin, carcelarios, pero al mismo tiempo, liberadores, donde junto a los desprecios y malacrianzas de los hombres de la casa, algunas supieron, quisieron o pudieron imponer su condición de «reinas», «dueñas» y «señoras», en sentido literal y figurado. La igualdad empezó a fraguarse desde abajo, desde los primeros años educativos, con la apertura de las aulas públicas tanto a los varones como a las mujeres. El proceso se inició tímidamente en el siglo XIX con la escolarización de las niñas en las escuelas regentadas por maestras. Todavía, en las procesiones de la década de 1960, en la acera de la derecha íbamos las niñas y la izquierda la ocupaban los niños. Juntos, pero no revueltos. La escolarización mixta, la igualdad de oportunidades para el ascenso y la formación académica, la ley contra la violencia de género y, en fin, otras cosas, han cambiado gradualmente. Con todo, ¿no nos quedan aún más conquistas?


Milagros Fuentes, Nieves Cruz y Ana María Montesinos Abogadas

A

na María Montesinos, al contrario de sus compañeras de profesión, no tenía claro qué camino seguir. Sus estudios estuvieron enfocados en un principio al mundo de la ciencia hasta que al llegar a la universidad algo en su interior le llevó a la abogacía. “Supongo que debía de haber algún tipo de vocación interna a defender y me imagino que mi madre, como Licenciada en Derecho, pusiera las gotitas suficientes para que me inclinase a estudiar esta carrera”. “Reconozco que a las mujeres en ocasiones se nos ha hecho muy difícil esta profesión, pero que es interesantísima”.

N

ieves Cruz Pérez casi no recuerda cuando decidió ser abogada porque desde muy pequeña tenía claro que su vocación era estudiar Derecho, para ejercer de abogada. Hoy en día le llama la atención que la gente joven, cuando no tiene claro qué estudiar, decida Derecho como “cajón de sastre”. Para Nieves Cruz, su principal preocupación es que todos seamos iguales y este hecho le ha llevado a dedicarse a esta profesión tan sacrificada pero reconfortante al mismo tiempo. “La abogacía es la profesión más bonita del mundo y muchas veces te lo demuestran tus propios clientes”.

M

ilagros Fuentes fue la primera abogada ejerciente en La Palma y actualmente es primera mujer decana del Iltre. Colegio de Abogados de Santa Cruz de La Palma. Su elección de la abogacía fue debido a que su primera intención era formarse en ciencias políticas pero esa carrera solo se encontraba en Madrid, y decidió estudiar Derecho en La Laguna. Al tener a su tío que era abogado hizo que eligiera esta profesión de la que no se arrepiente en absoluto. “Cuando comencé fueron tiempos difíciles y duros como mujer, pero me sigue recompensando el ejercicio profesional en mi dedicación diaria”.

Mujeres que defienden nuestros derechos

E

En el Colegio de Abogados de Santa Cruz de La Palma existe un equilibrio entre mujeres (219) y hombres (205). Es el único Colegio profesional donde se da ese equilibrio. ¿Por qué creen que se da este equilibrio y sigue habiendo tantas profesiones masculinizadas o feminizadas?

Milagros Fuentes: Ese equilibrio se ha ido notando con el paso del tiempo. A partir del año 1974, cuando había trabas hasta para el hecho de que las mujeres firmaran, ha habido un progreso en todas las profesiones y una liberación para que pudiera ser juezas, notarias, porque antes no había. Y también ha sido más fácil el acceso a la universidad.

Nieves Cruz: Se da la circunstancia de que a veces estamos en salas una juez, una fiscal, una secretaria y todas abogadas. Ana Montesinos: Desde que se ha permitido y facilitado que las mujeres accedan a la universidad y puedan realizar estudios y no se ha encasillado en que

solo podemos realizar una determinada tarea, se ha generalizado el acceso no sólo a Derecho sino a otras carreras. Nieves Cruz: Ha sido una progresión. En Derecho se nota mucho ese avance. ¿Qué opinan sobre la Ley de Igualdad? Milagros Fuentes: Toda ley que sea para progresar es buena. Ninguna ley, en el caso de la igualdad puede ser mala, con ello se consiguen los objetivos que queremos. Hay que mejorar determinadas pautas, pero yo pienso que la ley es buena, lo que pasa es que tenemos que cumplirla. Y somos nosotros los que tenemos que reivindicar todo esto. Ana Montesinos: La dificultad está precisamente en ponerla en marcha y en permitir que se cumpla todo lo que permite esta Ley.


“Necesitamos la ayuda de las instituciones, pero sobre todo tenemos que reivindicar cada una desde nuestro ámbito”

M

Milagros Fuentes: Todo lo que sea para mejorar adelante, y todo lo que sea un gobierno que progrese, es lo que se debe de tener; te hablo de igualdad, como de homosexualidad, de parejas de hecho.

Todos tenemos que ir a semejanza de como se progresa en la sociedad: si queremos un progreso tenemos que hacerlo de esa manera, no puede haber una conducta de restricción, porque los estados van hacia delante y si queremos tener una sociedad democrática y tener una Constitución la tenemos que tener para todos y ser y tener una mente amplia para el respeto. Sobre todo saber respetar.

Nieves Cruz: Lo que decimos muchas veces: pidiendo respeto se consigue todo, porque todo viene de la falta de respeto; no se nos ha respetado, no se nos ha valorado. Si se respeta a las personas, si se valora a las personas, eso trae consigo una serie de derechos que esas leyes tratan de regular. Ana Montesinos: Como hasta ahora no habido, ha tenido que venir una Ley para decirnos que somos iguales y que tenemos los mismos derechos y las mismas posibilidades. ¡Qué triste!. Nieves Cruz: En la misma educación que las mujeres damos a los hijos, a veces nos equivocamos y desde ahí parten muchas desigualdades. Como que las niñas hacen la cama, los niños pueden tener veinte novias y las niñas no, etc.

¿Creen que las mujeres están bien valoradas en esta profesión? Milagros Fuentes: Yo me encuentro bien valorada. Y si no, me hago valorar. Nieves Cruz: Estamos bien valoradas y no les queda más remedio. En la Junta del Colegio de Abogados hay paridad. Ana Montesinos: Sí me siento valorada. En ocasiones he tenido algún problema con algún detenido, pero lo importante es valorarte tú para hacerte valorar. ¿Creen que por el hecho de ser mujer en esta profesión se les han cerrado o intentando cerrar puertas? Nieves Cruz: A Milagros sí, porque ella fue la primera. Ella abrió el camino a otras, fue la primera abogada ejerciente. Milagros Fuentes: Cerrar puertas no, pero siempre tenía las coletillas: qué mona, qué joven… Yo siempre he hecho asistencia al detenido, desde el año 1979. Y parecía inconcebible que yo fuera a comisaría: llegaba y me tenía que identificar. Fui denunciando y había un juez que era joven, que me apoyó y también denunciaba. Y también me desprestigiaban los compañeros; decían “ella solo sabe de tal o cual cosa”. Pero no importa, como me dijo un buen sabio; “no te preocupes que las aguas llegan a su cauce”.

A nivel jurídico ¿qué otras propuestas harían de cara a promover la igualdad entre mujeres y hombres? Milagros Fuentes: Medios para desarrollar estas leyes. No hay medios, se restringen muchos y eso no es posible. Si queremos calidad para cualquier ley, el Poder Judicial tiene que tener muchos medios. Faltan medios, falta conciencia ciudadana y educación en igualdad. Ana Montesinos: Y más para atrás educación y medios en educación para poder educar en igualdad. Los colegios son uno de los mejores lugares para esto: hace falta que exista un sitio donde comience el cambio. Milagros Fuentes: La sociedad ha ido evolucionando en una manera de consumismo y no en educación, y por consecuencia se ha ido perdiendo la educación, el contacto y el respeto. Tú podrás dar a tus hijos una conciencia, pero los que vienen detrás de ti qué le van a dar si no tienen ni siquiera una formación básica. Nieves Cruz: Todo se basa en el respeto. Ana Montesinos: La asignatura de la ciudadanía, de la urbanidad, de la época de mi madre, eso ya se ha perdido. Y no hablo de darle el asiento a la persona mayor, mujer, sino de tener unas determinadas conductas de respeto hacia el otro.

En pleno 2011 siguen existiendo comentarios despectivos de compañeros de nuestra edad y más jóvenes para degradar nuestra profesión. Pero nosotras estamos por encima del bien y del mal. Nieves Cruz: En ocasiones oyes algún comentario de tus propios compañeros. Pero si vemos que a alguno se le está yendo “la pinza”… nos hacemos respetar. ¿Se ha roto el techo de cristal en el ámbito de la justicia? Ana Montesinos: No se ha roto, aún nos quedan muchas cosas a las que poder acceder y esta es mi batalla; el hecho de que por ejemplo los colegios de abogados son colegios de abogados, cuando en realidad deberían ser colegios de los profesionales de la abogacía. Vemos como el Tribunal Supremo no está bien representado, no está representado de forma igualitaria por hombres y mujeres, cuando en toda España existen más mujeres magistradas y juezas que hombres. Nos quedan muchas cosas que hacer. Milagros Fuentes: Seguramente en el ámbito del Derecho somos más que en otras profesiones.


Ana Montesinos: En el Consejo del Poder la Abogacía, solo hay seis decanas, todavía no hay equilibrio. ¿Cómo han podido conciliar la vida profesional? Ana Montesinos: Para conciliar nuestra vida personal con la profesional hacemos maravillas. Nieves Cruz: Solo nosotras podemos hacer varias cosas a la vez, menos descanso, más sacrificio. Yo conozco a muchas compañeras que han decidido ser funcionarias para poder tener un horario fijo y poder conciliar su vida profesional y laboral. Milagros Fuentes: Ahí es donde tenemos que alcanzar la igualdad, porque encima tienes que ser buena profesional, buena ama de casa y estar perfecta. Ana Montesinos: Y buena madre. Nieves Cruz: ¿Viste cuando el Presidente convocó a los empresarios españoles y solo había dos mujeres? Pero todo se andará. Desde vuestra posición ¿cómo ven la sociedad palmera respecto a la igualdad? Milagros Fuentes: La sociedad palmera en general siempre ha sido muy progresista, pero de un tiempo atrás ha habido un retroceso, sobre todo por la manera de gestionar los factores económicos y gestionar la capacidad de la gente al acceso y desarrollo del mercado laboral y los recursos que tiene La Palma. Eso repercute. Pero nuestra sociedad es progresista, no hay que olvidar que aquí había hasta mujeres que eran masonas, no permitidas. Lo que pasa es que la sociedad va anquilosándose y eso repercute en todo. Nieves Cruz: Se ha ralentizado. Milagros Fuentes: Esto se produce porque no ha habido una buena gestión en todos los niveles como es debido en nuestra sociedad. Ana Montesinos: Yo veo una contradicción, desde fuera porque no soy palmera de nacimiento. Veo que la mujer palmera es la que tiene el poder de decisión en la gestión de la casa, sobre el dinero de la casa y de la organización interna. Incluso en las empresas la mujer es la que lleva la contabilidad, pero de fachada a quien se pone es al hombre. Esa es mi percepción de la sociedad palmera. ¿Qué ocurre? Que ahora esas mujeres que siempre han estado en una segunda posición están pasando a una primera posición, y los hombres no saben dónde se colocan. De ahí parten las actitudes violentas que veo en los hombres, de tener que desprestigiar a las mujeres que están al lado, que están haciendo una labor estupenda y maravillosa, porque ahora no saben en qué lugar se colocan ellos.

Nieves Cruz: Con la gran emigración que hubo en la isla, está claro que esta isla ha sido sostenida por las mujeres. Mi abuela tuvo ocho hijos: la mitad de la vida se la pasó sola, sacó a sus hijos adelante y además cosía para la calle, como se decía, y alguna vez trabajaba en las casas. Cada poco tiempo con alguno de sus hijos compraba cosas en la capital (agujas, hilos…) e iba hasta Puntagorda y Garafía a cambiarlo por productos alimenticios. Ella sola era la que mantenía la familia y como ellas todas. ¿Qué tenemos que cambiar? Ana Montesinos: Hemos recibido una educación meramente machista por lo cual tenemos que hacer un doble trabajo. Tenemos que desprogramarnos en las actitudes machistas que tenemos y programarnos en femenino. Milagros Fuentes: Hay que reivindicar lo que nosotros queremos para nuestra isla, si queremos cambiar la educación, la sanidad… Ana Montesinos: Yo como madre cuando me llega una carta donde sólo nombra a los padres y a los niños, le escribo una carta a la directora diciéndole que qué pena que en ese colegio no tengan niñas ni madres. Nieves Cruz: Cada una desde su ámbito tenemos que reivindicar.

Una isla sostenida por las mujeres Todas coinciden en que La Palma es una isla rural donde las mujeres han trabajado más que los hombres. No solo trabajaban con ellos en el campo sino que cuidaban los animales, hacían el queso, iban a vender los productos, cuidaban a los niños, atendían la casa… después mientras los maridos a medio día ya terminaban su jornada laboral, comían y descansaban, ellas se reunían para bordar, porque para ellas era una ayuda a la economía familiar. Creen que debemos cambiar muchas cosas todavía y para eso necesitamos la ayuda de las instituciones, pero sobre todo tenemos que reivindicar cada una desde nuestro ámbito. Y proponen comenzar por el ámbito escolar. También hace falta una mayor concienciación por parte de todas las mujeres: “hoy por hoy en nuestro colectivo de la abogacía hay muchas mujeres que no se sitúan en esta misma línea de reivindicar nuestros derechos”.


Elsa López Escritora

Elsa López y Leticia Martín

P

¿Por qué decidió dedicarse al mundo de la literatura?

No fue una decisión tomada racionalmente. Fue la vida misma la que me empujó de un lugar a otro, de una profesión a una afición. Creo que mi dedicación a la filosofía tiene mucho que ver con el deseo de escribir lo que pensaba; de echar fuera lo que llevaba dentro. Mi dedicación a la antropología fue lo que me llevó a escribir narrativa y ensayos. Mi nostalgia por la isla la que me impulsó a intentar describir esa nostalgia. Mi añoranza por la isla de La Palma y mis recuerdos de la infancia en ella fueron el origen de mis primeros poemas.

Históricamente las mujeres no han tenido la misma visibilización en el mundo de la cultura que los hombres. ¿Cree que esto está cambiando? Va cambiando. Lentamente, pero va cambiando. Las mujeres, sus nombres, van apareciendo en los textos, en los museos, en los libros de investigación. No todo lo que deberían aparecer, pero se van haciendo visibles. La lucha es lenta. Hacer visible lo que era inexistente hasta hace bien poco es una batalla que emprendimos hace ya más de un siglo. No hace mucho denunciaba esta situación en un debate público. Transcribo parte de esas palabras porque en ellas se resume lo que pienso sobre el tema: «No puedo dejar de pensar en esas mujeres que fueron silenciadas por la historia o por los prejuicios de quienes la escribieron. Pienso en las que vieron cómo se borraban sus nombres de la lista, o cómo padecieron sobre su propia carne el destino de ser invisibles para una sociedad que las enaltecía como heroínas de sus narraciones y poemas épicos, pero las rechazaba como seres vivos capaces de vivir esas mismas historias, e incluso de escribirlas ellas mismas. Porque los

problemas de esas mujeres fueron siempre parecidos: desde la invisibilidad hasta la imposibilidad de ejercer un oficio para el que estaban perfectamente dotadas: el de escribir. Y esa posibilidad les fue negada por no tener, entre otras cosas, la libertad de hacerlo o un tiempo y un territorio propios donde hacerlo. Por una parte son invisibles, transparentes. Están en escena y no se las ve. Presiden instituciones, congresos, departamentos sociales, y no se las ve. Pintan, escriben, componen, dirigen orquestas, crean arte, y no se las ve. Se silencian sus nombres o se las aparta del canon que es lo mismo que no ser. Porque si no se las nombra, no son nada. Nadie duda de que hubo escritoras espléndidas en todas las épocas, dignas de ocupar un lugar destacado en las mejores enciclopedias o artistas dignas de tener colgadas sus obras en los mejores museos. Y si nadie lo duda, ¿por qué no están? ¿Quién ha borrado sus nombres de esas páginas? ¿Quién o quiénes han olvidado colocarlas en el sitio que les corresponde? Es necesario pronunciar esos nombres para que existan. Debemos escribir sus nombres para reivindicarlas, para hacerlas visibles, para darles la vida que no tuvieron. Por eso es necesario que las nombren, que las designen por su nombre y por lo que él significa. Hay cosas que es mejor no nombrarlas para no hacerlas evidentes. Esa es la clave para entender el silencio creado alrededor de las mujeres. La visibilidad de una mujer está permitida siempre y cuando responda a los cánones que la sociedad dominante haya creado. Ninguna mujer que tenga voz propia, que sea beligerante o emprendedora, es aceptada por la mayoría de las sociedades patriarcales. Y si una mujer así existe, se procura minimizarla, ridiculizarla, quitarla de en medio. No se cuestiona la autoridad cuando es un hombre quien la ejerce, sea en el campo que sea. Se cuestiona cuando es una mujer.»


Desde la experiencia de vivir en varios países: ¿Qué visión tiene de La Palma y qué destacaría de la sociedad palmera y de las mujeres especialmente? ¿Qué mujeres han sido referentes para usted en el mundo de la literatura? Hace unos días explicaba en una charla lo importante que era alejarse de lo que uno ama o valora para darse cuenta de cómo es de maravillosa la realidad que nos rodea, y que dejamos de apreciar por estar sumergidos en ella; que la distancia nos abre los ojos para contemplar el pequeño mundo al que pertenecemos y nos hace amarlo mucho más. Eso es lo que me ha sucedido con La Palma. Siempre fue para mí un paraíso perdido. Ahora es un paraíso recobrado con la conciencia muy clara de que esta realidad es mejor que la soñada. Lo nuestro, si aprendes a apreciarlo, es el mejor de los mundos posibles. Mis referentes en la adolescencia fueron hombres fundamentalmente. Luego vendrían autoras como Jane Austen, Charlotte y Emily Brontë, Emilia Pardo Bazán y, sobre todo, las tres grandes de la poesía: Gabriela Mistral, Delmira Agostini y Alfonsina Storni. ¿Qué libro o libros recomendaría a todas las mujeres? ¿Qué les puede aportar? No me gusta recomendar nada porque cada lector es un mundo distinto con diferentes deseos y diferentes gustos. Puedo decir que leer poesía nos reconforta más que leer una novela; que en el ensayo encuentra uno satisfacciones que no nos proporciona el mejor de los libros de narrativa; que un buen poema nos engrandece y nos ilumina lo que tenemos alrededor. Pero eso, ¿qué aporta a quien me escucha? Nada. Es solo una opinión. Pero si me obligaran a recomendar un libro, solo uno, que yo pensara importante, diría que La Madre de Gorki, pero sólo porque a mi me ayudó a entender muchas cosas en su momento. También diría que Ana Karenina de Tolstoi o Algo flota sobre el agua de Lajos Zilahy e, incluso, recomendaría El Principito de SaintExupéry o El Príncipe Feliz de Oscar Wilde. ¡Tantas y tantas lecturas llenaron mi adolescencia y cambiaron mi manera de entender la vida! Entre esas lecturas estaban las escritoras que en su momento me aportaron una manera nueva de entender la poesía como un compromiso vital y de las que ya hice referencia.

“Solo si creemos en esa igualdad podremos llegar a ella, pero debemos hacerlo nosotros, la gente de la calle” “Debemos escribir sus nombres para reivindicarlas, para hacerlas visibles, para darles la vida que no tuvieron”

En La Palma ¿a qué mujer o mujeres crees que habría que reconocerles su labor porque haya destacado en su ámbito profesional? Hay mujeres en todos los campos cuya labor ha sido fundamental. En el campo de la literatura, de la pintura, del teatro, de la música, de la enseñanza o de la ayuda a la sociedad. Me vienen a la cabeza nombres especiales de mujeres especiales que aún viven y que merecen nuestro reconocimiento: Maribel Arrocha, Concha Capote, Loló Fernández, Pilar Rey, Victoria Hernández… Y si hablamos del pasado, creo que no acabaría nunca de nombrarlas. ¿Qué actuaciones propondría para promover la igualdad desde el ámbito de la cultura o en general? No creo que se pueda programar semejante actuación. No hay programas, ni lemas, ni premisas teóricas que avalen tales actuaciones. Esa es una gran mentira que inventan los artífices de la nada. La igualdad no se puede programar como una agenda de posibilidades a corto plazo. Y menos aún intentar llevarla a cabo como un reto político de un grupo. Solo la sociedad puede conseguirlo. Solo el esfuerzo de todos puede alcanzar esa meta. Y solo si creemos en esa igualdad podremos llegar a ella, pero debemos hacerlo nosotros, la gente de la calle, cada uno en su círculo, en su reducto, en su pequeña tribu. Nadie más podrá hacerlo. La libertad y la educación real, no teórica, nos llevarán, poco a poco, a la igualdad. No los discursos ni las leyes. Cualquier propuesta que yo hiciera serían solo palabras que conducirían a determinados individuos o a determinados grupos a llevar a cabo esas actuaciones. Y de nada servirían. Porque esas palabras están vacías de contenidos. Las palabras se secan. La vida, no. Mis experiencias me han llevado a la conclusión de que tenemos que aprender a conocer cómo es esa igualdad a base de la comprensión de las desigualdades y cómo se puede llegar a convivir aceptándolas y estimándolas en lo que significan. Y para eso no hay teorías. Solo la práctica y unas dosis sobrehumanas de generosidad y paciencia y, sobre todo, de respeto mutuo. Lo demás únicamente nos conduce a la destrucción de lo otro, de lo que pienso diferente a mi.

E

lsa López es una de nuestras escritoras más conocidas. Nació en Guinea Ecuatorial en el año 1943 y vive en La Palma desde 1947. Estudió Filosofía en Madrid y ha realizado estudios como antropóloga que le ha valido el título de Doctora en Filosofía. Ha sido Presidenta de la sección de Literatura del Ateneo de Madrid y fundadora de la editorial Ediciones La Palma. En el año 1993 se le concedió el I Premio de Investigación “José Pérez Vidal”. En el año 2000 fue nombrada directora de la “Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores” y a lo largo de su carrera ha recibido multitud de reconocimientos por su trabajo. A todo ello hay que añadirle su participación en conferencias, debates y foros de radio y televisión, así como colaboraciones en distintos diarios a nivel local y nacional. Ha escrito algunos guiones de cine y televisión, en temas etnográficos principalmente. Tiene diferentes publicaciones sobre poesía, ensayo y narrativa. Algunos de sus libros son El corazón de los pájaros y Las brujas de la isla del viento, y tiene multitud de prólogos y artículos publicados en libros y otras publicaciones.


Leticia Martín Hernández Escritora

“El mundo de la cultura ofrece un foro inigualable para promover la igualdad”

L

eticia nació en Santa Cruz de La Palma, en 1975. Es física, traductora y cuentista. A su regreso a Canarias, en 2005, después de varios años viviendo primero en Londres, luego en el norte de Holanda y por último en Suiza, comenzó a escribir cuentos. Ha participado en diferentes certámenes donde ha obtenido galardones como el Primer Premio del concurso «Cuentos del Agua» organizado por la Exposición Internacional de Zaragoza. La ecología de las arañas es su primera recopilación de cuentos.

P

¿Por qué decidió dedicarse al mundo de la literatura? En mi caso, escribir surge como una necesidad de contar algo, de plasmar en un papel las historias que se gestan en mi cabeza. Es una consecuencia directa, me imagino, de mi pasión por la lectura. No obstante, no soy escritora profesional. Escribo a ratos, cuando mi trabajo me lo permite. Estudié Física en la Universidad de La Laguna, obtuve mi doctorado en Holanda y, a continuación, formé parte de varios grupos de investigación, primero en Suiza y por último aquí en Canarias. Un buen día, sin embargo, me decidí a hacer un Máster de traducción y me enamoré de la idea de transformar las palabras de un autor de un idioma a otro. Y desde hace un año trabajo como traductora de textos técnicos y científicos. Mi gran suerte ha sido que una editorial como Ediciones Idea se haya animado a publicar los relatos que he escrito estos últimos años.

Históricamente las mujeres no han tenido la misma visibilización en el mundo de la cultura. ¿Cree que esto está cambiando? Las mujeres leemos y escribimos mucho. No sé si publicamos el mismo número de obras que los hombres, pero quiero creer que la publicación de una obra no depende de si el autor es una mujer o un hombre, sino de la calidad de la misma. Es verdad que se reseñan más libros de autores que de autoras, quizás porque la gran mayoría de los críticos son hombres. Pero también es verdad que las mujeres nos hemos incorporado masivamente al mundo laboral, también al mundo de la cultura. Como todo, es cuestión de tiempo. Y hoy en día no es raro encontrar libros escritos por mujeres codeándose en las listas de los más vendidos con títulos de Ken Follet, Paul Auster o Carlos Ruiz Zafón.

10

Desde la experiencia de vivir en varios países, ¿qué visión tiene de La Palma y qué destacaría de la sociedad palmera y de las mujeres especialmente? He tenido la inmensa fortuna de vivir en varios países (Reino Unido, Holanda y Suiza) y de conocer en profundidad muchos otros. Atesoro esta experiencia, que me transformó por completo y que cambió radicalmente mi forma de ver el mundo. He aprendido

que los prejuicios son etiquetas que algunos prenden con imperdibles de nuestras espaldas y que las fronteras solo existen en los mapas. Cuando me fui a vivir al Reino Unido como estudiante Erasmus, dije adiós a La Palma. Pensaba entonces que nunca volvería a vivir en la isla. Pero aquí estoy, he vuelto y me siento orgullosa de vivir aquí. Pero primero he tenido que «ver mundo» y traer conmigo el equipaje que me ha proporcionado esta experiencia. La sociedad palmera y las mujeres palmeras debemos, ante todo, no dar la espalda al mundo que se encuentra más allá de nuestras costas. ¿Qué mujeres han sido referentes para usted en el mundo de la literatura? Debo viajar atrás en el tiempo porque han sido los libros que leí siendo niña y adolescente los que me han marcado más profundamente. Entre estos libros se encuentran las novelas de Jane Austen y de las hermanas Brontë (¡cómo olvidar a Elizabeth Bennet en Orgullo y Prejuicio o a la Jane Eyre creada por Charlotte Brontë!), de Louise May Alcott (la valiente Jo de Mujercitas), de Ana María Matute (con su fantástico Olvidado Rey Gudú) o de Isabel Allende (con su Casa de los Espíritus y su Eva Luna). ¿Qué libro o libros recomendaría a todas las mujeres? ¿Qué les puede aportar? Me resulta imposible recomendar un libro. Pero sí me atrevo a recomendar la lectura porque descubrirán que todos los mundos habidos y por haber están al alcance de sus manos. ¿Qué actuaciones propondría para promover la igualdad desde el ámbito de la cultura o en general? El mundo de la cultura ofrece un foro inigualable para promover la igualdad, para difuminar las «parcelas» que habitualmente se asignan a las mujeres y a los hombres. Las niñas no tienen por qué jugar exclusivamente con muñecas y los niños con camiones o balones de fútbol. Talleres de lectura, danza o teatro, dirigidos sobre todo a los más pequeños, pueden ser las armas más poderosas para combatir la desigualdad.


Pilar María Gutiérrez Salamanca (Pegé) Escultora

“La escultura para mí es una forma de expresar en un trozo de madera todo lo que no puedo expresar con palabras, gestos o acciones”

C

Cuente cómo fueron sus inicios en el mundo de la escultura Desde pequeña he tenido una gran inquietud por la escultura. Cuando me reunía con mis amigos en el Risco de La Concepción en Breña Alta, unos amigos me prestaban sus navajas y yo me ponía a practicar con pequeños tronquitos que encontraba por el camino. Realizaba caras, bustos o cuerpos y cuando se dieron cuenta de mi interés por la escultura me regalaron mis primeros juegos para trabajar la madera. Yo era una niña muy rebelde hasta que la escultura llegó a mí. Ha sido fundamental dentro de mi vida. Puedo plasmar en una escultura todo aquello que no sé decir con palabras. Recuerdo que un señor me regalo unos troncos de til, que tenía guardado. Comencé con 18 años a coquetear con la escultura pero oficialmente con 20 años. Siempre he estado realizando exposiciones. Tuve la suerte de conocer a una señora que tenía un hijo que trabajaba en un barco de lujo que recorría todo el Oeste de la Península, y me invitaron a que expusiera mi trabajo en este crucero. Además he expuesto en varias ciudades de España como Alicante y Murcia. Y ahora tengo una exposición en Tenerife. Por parte de las instituciones la mayor ayuda que he recibido ha sido que me dieran un árbol, un eucalipto seco. Supongo que pensarían que estaba loca cuando llegué al Cabildo y les presenté mi proyecto, en el que solo les pedía un árbol.

Históricamente a la mujer no se le ha dado la misma importancia que al hombre en el mundo de la cultura. ¿Cree que esto ha cambiado? ¿Tú crees que se le da más valor a un hombre que a una mujer? Yo no creo en esa diferencia, creo que existen mujeres muy reconocidas dentro del mundo de la cultura y a los mismos niveles que los hombres, con un gran talento. No creo que sea cuestión de sexo sino de trabajo. Lo que sí creo es que los hombres quizás tengan mayor facilidad a la hora de empezar en un mundo tan difícil como este. La realidad de la sociedad es que cuando te dedicas a la cultura te miran como una loca, creen que este es un mundo de locos. Yo te puedo poner un ejemplo; en una de mis exposiciones llegó un chaval y me dijo: ¡Ah! Pero tú no estás loca, tú de verdad eres escultora. Quizás sea cierto que esta mejor visto un chico escultor, por ejemplo, porque lo ven como un bohemio. Pero insisto, no creo que sea cuestión de sexo sino de trabajo. ¿Qué actuaciones son necesarias para promover en la cultura la igualdad? Creo que dar talleres. Los talleres son fundamentales. Aún así, para

dedicarte a este mundo te tiene que nacer, tienes que tener algo dentro de ti. Las personas creen que por hacer un cuadro, una escultura, ya eres artista. Por otro lado, cuando planteas dar talleres en los colegios, por ejemplo, los padres no lo ven del todo bien. Todavía no estamos acostumbrados a que nuestros hijos quieran ser escultores, pintores; preferimos que sean médicos, abogados. ¿Se ha sentido valorada por su familia, por la sociedad en general? Pues en mi caso, cuando lo dije en mi casa me dijeron que estaba loca al igual que el resto de la sociedad. Imagínate, una chica que coge un tronco lo mete en su habitación y está hasta altas horas de la madrugada trabajando en él… no se lo creían. Además yo enredaba a todo el mundo, convencía a mi padre para que fuese conmigo a buscar troncos al monte y mi padre me decía: pero Pilar ¿para qué quieres esto? Yo he tenido que demostrar, no solo a la sociedad sino en mi casa, que todo lo que he hecho ha merecido la pena. Ahora ellos comienzan a manifestar que de alguna manera están orgullosos. Además la escultura te quita mucho tiempo social, pasas muchas horas sola. Mientras los demás están de fiesta, tú estás en tu taller trabajando. Pasas muchas calamidades de soledad, tiempo, carencias económicas; porque aunque tengas otro trabajo, tienes que invertir mucho dinero en material. ¿Qué cosas le gustaría que cambiasen? Lo que yo pienso es una utopía, porque yo creo que eso tiene que estar enraizado en las personas. Desde mi punto de vista debería haber una mejor educación familiar, debería existir un poco más de cultura, que la gente estuviera más abierta a que las cosas se normalicen. Desde montarte en bicicleta e ir por la avenida hasta ser escultora, son cosas que la sociedad no ve normal. Creo que debería haber una normalización en las familias, hoy en día los niños y niñas son cada vez más machistas. Desde luego desde que la educación familiar cambie, todo cambiará; ir en bici será normal, que yo sea escultora se verá como algo normal. Cuando nos preocupemos menos de las cosas materiales y de nuestra imagen y comencemos a preocuparnos por cosas más importantes todo cambiará.

“...cuando tienes un sueño, debes trabajar para conseguirlo; tus sueños deben ser coherentes”

11


Mercedes Afonso Padrón Directora de cine

“Es necesario contar historias donde sean protagonistas las mujeres”

M

Mercedes Afonso es de El Paso. Es directora de cine, ha dirigido varios cortos y la película El amor se mueve. Es un ejemplo de las jóvenes que vuelven a la isla con la mochila cargada de experiencias, con el objetivo de poder seguir trabajando en lo suyo, en cine, y con las ganas para poner en marcha proyectos innovadores como La Escuela Encantada. Es un centro de formación y creación en favor de la cultura y el arte, que ofrece un amplio programa de cursos, talleres y actividades a lo largo del año, dirigidos a público de todas las edades, y que sin lugar a dudas ha contribuido a ampliar la oferta cultural de la isla de manera destacada, hasta el punto de que a muchos talleres vienen personas de otras islas. Después de conocer a Mercedes llegamos a la conclusión de que los y las directoras de cine podrían dar clase de emprendeduría, porque para su profesión y realizar un película, que puede ser un proyecto de muchos años, necesitan mucho tesón, perseverancia y capacidad de riesgo; todo lo que necesita un emprendedor o emprendedora. Después de conocer a mujeres como Mercedes, nos preguntamos qué sería de este mundo si no existieran mujeres con la valentía que ella tiene y con otra mirada, y de eso hablamos con ella. Actualmente está en el proceso de redacción de varios guiones, dos largometrajes y un documental, que tendremos la oportunidad de ver próximamente. ¿Por qué decidiste estudiar cine y ser directora? Porque me encanta el cine desde que estaba en el instituto. Yo con 15 años dije: “yo quiero dirigir películas”. No sabía muy bien lo que era, ni me lo podía imaginar, porque era una chica de La Palma en el instituto, pero a mí el cine me encanta, de siempre. Recuerdo las primeras veces que fui al cine; a mamá le gustaba mucho el cine y también le gustaba mucho leer y entonces esas aficiones me las contagió. Yo iba de pequeña con 11 o 12 años a Tenerife, y en un solo día iba a ver tres películas, una detrás de otra, porque me encantaba. Yo con 15 años dije: “yo quiero hacer películas, yo quiero hacer sentir lo que yo siento viendo una película”. Eso era lo que yo quería y al final todos mis pasos han ido en esa línea.

¿Qué ha sido lo más duro? Lo más duro es no desfallecer. Es, aunque haya una tormenta ahí fuera, tú mantenerte ahí porque sabes que el camino es ese. Aunque no lo veas. Eso ha sido lo más difícil, antes de que me dieran la ayuda de ADER; cuando la gente que tienes cerca y siempre te han apoyado te ha dicho “pues igual tienes que dedicarte a otra cosa” y yo decía: “si llevo 12 años voy a esperar porque el tiempo no es favorable ahora para nadie. Voy a esperar un poco más”. Eso es lo más duro, porque económicamente es complicado. ¿En cuanto al número de directoras, productoras, protagonistas, qué es lo que más te choca de las diferencias de género que se dan en el cine?

Hay muy pocas directoras. Hace unos meses, un señor que no sé cómo me localizó me hizo una entrevista porque estaba haciendo un libro de todas las directoras españolas que tenían un largometraje. No llegaban a 60 y algunas ya estaban muertas, y entonces dices tú “contra, pues son pocas”. Ahora hay unas políticas que con igual puntuación a la hora de conceder una ayuda se prioriza a la mujer. Eso está ayudando a que más mujeres puedan dirigir. ¿Y en las escuelas? En las escuelas había muy pocas. No sé muy bien por qué, si es porque como es tan complicado y porque si tienes hijos, rodar con un niño pequeño es muy complicado. Porque yo tuve la suerte de que mi pareja dejó de trabajar para acompañarme en el proceso; estás 11 horas rodando, que si por la noche preparas el día siguiente son 14 horas, durante 5 semanas, más un mes de preproducción que es muy intenso... son muchos meses de trabajo muy intenso, por lo que para compaginarlo con la maternidad es muy complicado, entonces yo no sé si ello influye. También es verdad que influye, el que, por ejemplo en los festivales, los jurados o los comités de selección son mayoritariamente hombres, entonces la película para que llegue tiene que pasar por un montón de hombres y cuesta. Yo he ido a festivales donde el jurado son hombres y donde dices tú “bueno aquí lo tengo muy complicado”. Entonces todavía tiene que dar esto más vueltas para que haya más mujeres en todo.


“En el cine hay que poner más ojos femeninos” ¿Qué hay que cambiar en el cine y la publicidad para promover la igualdad? Yo creo que hay que poner más ojos femeninos. También te das cuenta con los hijos; yo he estado en charlas de una asociación de mujeres cineastas que hay en España, CIMA. En los debates se ha hablado de los dibujos que ven nuestros hijos. Y entonces cuando tú ves que las niñas son princesas y los niños no se qué, y tienen ese esquema, ese esquema lo está aprendiendo un niño de 5 años. Yo ahora me he fijado qué es lo que ve mi hijo, e intento que escoja dibujos que no tenga los estereotipos de esa manera pero hay pocos; entonces yo creo que para que cambien las cosas tienen que cambiar desde la base. Tiene que haber equipos de mujeres y hombres que hagan un tipo de dibujo animado distinto. Yo he encontrado alguno, por ejemplo de una niña que quería jugar a los piratas… y el mensaje de ese capítulo era que sí se puede jugar a los piratas. Y también es necesario contar historias de mujeres donde sean protagonistas las mujeres, donde las cosas que le pasen en la película le pasen a mujeres, no que la mujer sea el acompañante del hombre protagonista. Y ahí hay mucho que cambiar en el cine de Hollywood. Yo lo veo complicado, creo que se pueden hacer cosas a pequeña escala, es muy difícil de cambiar la manera de pensar de la gente y si no cambias la manera de pensar no cambia la sociedad. ¿Alguna película que le recomendaría a todas las mujeres? Difícil. A mí una película que me gusta es Los puentes de Madison. Pero hay que verla aunque el final no es el adecuado, porque lo pensó, lo vivió y no se atrevió a irse porque la película te hace elegir entre sus hijos y la otra persona, como dos extremos; pero sí se atrevió a vivir su historia de amor y te hace pensar sobre la sexualidad y eso hace falta. Hay una película que me gusta mucho que es Azul, de la trilogía del director Krzysztof Kieslowski que es de una mujer que pierde a su hija y a su marido, y después rompe con todo y empieza una nueva vida. Me gustan las historias de mujeres valientes. ¿El cine es un escaparte importante de promoción para el territorio? Sí, increíble. Aquí los políticos no saben todavía la fuerza que puede tener el cine. Yo creo que con respecto a la cultura se está apoyando mucho, y a mí aquí en la isla me han apoyado mucho y yo lo agradezco profundamente; pero con respecto al turismo, a nivel canario no saben el potencial. No es que no lo sepan sino que no se lo creen. Yo creo que las películas que salieran de aquí deberían tener un sello propio; es que es alucinante rodar en Canarias y todo el mundo de fuera lo sabe. Yo lo vi con El amor se mueve cuando he ido con la película a otros sitios. Hay gente que decía que conocía La Palma por una película que se llama El amor se mueve y cuando fuimos a Valencia una amiga de mi madre me contó que había un matrimonio en la sala detrás de ella que decía “tenemos que ir a La Palma, este verano vamos a La Palma”. ¿Por qué decidiste crear la Escuela Encantada? Cuando estaba en Madrid mi experiencia en la escuela de cine donde estuve fue muy positiva pero a nivel de escuela no, porque claro yo llevaba tantos años esperando a estar en una escuela de cine que pensaba que eso era mucho más y allí no cuidaban muchas cosas. Porque yo amo el cine, amo el arte y amo el cine y cuando hay personas que montan una escuela no por amor al cine sino por negocio, no lo sientes igual, no te sientes bien allí. Y entonces yo desde esa época quería crear aquí una pequeña escuelita. Y después estuve en la escuela de La Laguna, y viví eso que me gusta transmitir a mí en los talleres, de que te cambia la vida, aunque vayas a una cosa que no sabes bien lo que es y sales de allí siendo otra persona, que no solo tiene que ver con el cine sino con la vida de cada persona. Cómo ves la vida, cómo aprovechas el tiempo…

¿Qué te aporta poder dedicarte al cine y el haber puesto en marcha La Escuela? Es como un sueño que pensé que iba a tener muchos años más tarde en mi vida. Lo tengo ya y ahora digo “y ahora qué hago”, pero ahora tengo que pagar (risas). Es como una pequeña joya que yo creo que ha llegado demasiado pronto, no a nivel personal sino para el entorno. Llevamos ya 3 años y ahora hay mucha gente. Pusimos la película La vida de los otros en versión original y vinieron 20 personas, y eso es lo que queremos: ir poco a poco, si hacemos un concierto ya hay un público, y dices “¡qué bien!”, y cuando recibimos elogios, te anima sobre todo para cuando tenemos que pagar y no tenemos, cuando haces algo no sólo para ti porque la idea es ofertar algo, al final te llega la recompensa de alguna manera. A lo mejor dentro de 3 años en 3 días se acaban las plazas para inscribirse en los talleres y me encantará. Si fuéramos a hacer una película de género en La Palma, ¿cuál sería el tema? El tema sería una historia de amor, porque a mí me gusta mucho contar una historia de amor. Algún director decía que todas las historias son historias de amor, pero a lo mejor hablaría de un amor no muy sano, donde la mujer depende de otra persona porque ella no se ve a sí misma; hablaría de alguna mujer, y no descarto que algún día la haga. Ahora estoy hablando de mujeres valientes en los guiones que estoy escribiendo, pero a lo mejor algún día hablaré de una mujer que no es tan valiente. Pero en el proceso de la película se vuelve valiente, de alguien que está atrapada en una vida que no quiere, con un hombre del que está enamorada pero que no le trata bien, donde se da una relación desigual; yo te doy mucho y tú no me das, a lo mejor algún día lo cuento. Me lo apunto.


Edvina Barreto Cabrera (Vina) Arquitecta

“Para mí la arquitectura es un acto creativo que además tiene la particularidad de que tiene que desempeñar una función”

Q

¿Qué le impulsó a dedicarse a la arquitectura? A mí siempre me ha gustado todo lo que tiene que ver con el arte. La posibilidad de proyectar y diseñar edificios es una actividad que me llena muchísimo. Básicamente fue por eso; además, cuando estaba en el instituto tenía habilidad para el dibujo y las matemáticas y comencé a plantearme esta carrera. Además siempre he tenido el apoyo de mi familia, que lo aceptó desde que decidí escoger esta profesión. Finalicé la carrera en 1991 y desde entonces no he parado de trabajar. Antiguamente tenía mi propio despacho, pero en la actualidad trabajo en el Cabildo como Jefa de Sección de Planeamiento, y además soy vocal dentro del Colegio de Arquitectos.

¿Qué dificultades ha encontrado al elegir esta profesión por el hecho de ser mujer? Yo no he tenido ninguna experiencia concreta en la que me haya sentido discriminada. Sí es cierto que cuando ejerces la profesión de manera libre es una profesión muy masculinizada; en las obras, los contratistas… todos los implicados en el proceso de la construcción son hombres. Desde hace muchos años en el mundo de la arquitectura el número de mujeres y hombres se está comenzando a equilibrar, pero no podemos negar que este es un sector masculinizado y eso a veces te afecta. ¿Qué cree que aportan de diferente las mujeres al mundo de la arquitectura? Bueno, esto me recuerda un poco a la literatura. Yo me niego a pensar que existe una literatura de hombres y otra de mujeres, yo creo que existe una buena y una mala literatura. Pero bueno, sí es posible que las mujeres tengamos otra mirada, quizás más predisposición al detalle, a pensar en la funcionalidad sobre todo en determinados usos docentes o residenciales. Pero yo no creo que esto imprima una diferencia digna de consideración. ¿Qué desigualdades ha encontrado? En determinadas reuniones o determinados foros a veces pienso que si fuera un hombre, si tuviese una voz más grave y una presencia masculina, a lo mejor las cosas quedarían dichas con más firmeza. Eso siempre lo he pensado, y siempre te queda la duda de qué hubiera pasado si en vez de ser mujer fuese un hombre. Lo que sí te puedo decir es que cada vez me está pasando más que asisto a reuniones en las que hay más mujeres profesionales que hombres.

¿Qué cosas le gustaría que cambiasen? A mí me gustaría ver muchas más mujeres, por una cuestión de normalidad. Tanto en la arquitectura como en las demás profesiones. Si la sociedad está compuesta por mujeres y hombres, creo que debería haber mujeres y hombres en absolutamente todos los sectores. ¿Se puede conciliar la vida laboral y la familiar? Pues sinceramente haciendo malabarismos y aún así la mayoría de los días terminas agotada. Desde que soy funcionaria, considero que todo es más cómodo, porque cuando realizaba el ejercicio libre de la profesión, mi forma de ser tan exigente hacía que el proyecto nunca estuviera acabado y siempre trataba de mejorarlo. Por ello, es muy difícil conciliar la vida laboral con la profesional. Estuve una temporada, cuando mis hijas eran más pequeñas, que trabajaba en un ayuntamiento por las mañanas y por las tardes en mi despacho. La gran mayoría de veces llegaba a casa y mis hijas ya estaban dormidas, y sinceramente al verlas tenía una sensación de estarlo haciendo mal, de tener a mis hijas abandonadas. Además por mucho que tu marido o tu pareja te ayude, el rol que tenemos de madre no lo podemos dejar de la noche a la mañana y eso es muy complicado de conciliar. ¿Qué les diría a otras mujeres que quieran dedicarse a esta profesión? En la actualidad la profesión se ha venido abajo con la crisis. Comparando estadísticas de hace 10 años con las de ahora, la disminución de proyectos ha sido brutal y hay muchos arquitectos jóvenes que están trabajando en otras profesiones o haciendo trabajos precarios en condiciones tremendas. De todos modos es evidente que el que siente la vocación de arquitecto evidentemente lo tiene que intentar. Además, si a eso le añadimos la condición de ser mujer, yo les diría que a tope, que para adelante. ¿Qué significa para usted la arquitectura? Para mí la arquitectura es un acto creativo que además tiene la particularidad de que tiene que desempeñar una función, de ser adecuada al uso, de carácter estructural… tiene que satisfacer unos requisitos. Para mí la cuestión creativa de la profesión de arquitecta me parece maravillosa, me llena totalmente.


Alicia Pérez Garnier Empresaria

“Hay que continuar con la labor que otras empezaron y no hay que desfallecer. Este es un trabajo de constancia y con resultados a medio y largo plazo, ahí están los datos que lo avalan” Licenciada en Económicas, empresaria del sector del reciclado industrial, Vicepresidenta de la Cámara de Comercio y Presidenta de la Comisión de la Mujer en la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

U

Usted es una de las empresarias más importantes de la Isla. ¿Qué retos le ha supuesto ser empresaria? Enarbolar la bandera del trabajo, del tesón y muchas veces de la testarudez. El mundo de la empresa es muy complejo. Ni más, ni menos que muchos otros, pero en cada caso hay un código de conducta, hay pautas a seguir que no están en ningún manual, pautas que se descubren con la experiencia y el día a día. De cualquier manera el mayor reto es el personal: ser empresario implica muchas veces tener una sola vida, la vida de empresaria, y el resto de roles los tenemos que dejar aparcados. Quizás ese sea el mayor sacrificio.

Todavía hay gente que piensa que para crear una empresa no hace falta estudiar y de hecho sólo el 24% de las empresarias y empresarios tienen estudios superiores. ¿Desde su experiencia la formación ayuda? Desde mi experiencia sí. La formación ha sido una herramienta muy importante de la que he tenido que echar mano constantemente. Pues cada día más, lo que antes era simple en las empresas, es decir, desarrollar la actividad a la que te dedicas, comprar, vender, prestar servicios, etc., ahora se ha convertido en un verdadero laberinto burocrático para poder cumplir con la amplia, creciente y para mí incontrolable, legislación. Parece que somos esclavos de nuestras leyes en lugar de ser estas herramientas que mejoren el ámbito empresarial. Ya la actividad empresarial pasa, no solo por conocer tu sector, sino saber dónde pones la cruz, cuál es el plazo para, cuándo puedes hacer esto o lo otro, por qué ahora y no dentro de un mes o a la inversa, tener dosieres de documentos a la espera de que alguien te los pida para no ser sancionados, etc. ¿Se ha sentido en algún momento discriminada y/o tiene alguna anécdota sobre alguna situación discriminatoria por ser mujer empresaria? Yo en especial no me he sentido discriminada. Lo he sentido más por el hecho de ser joven y tener formación, que por el hecho de ser mujer. Es cierto que el joven adolece de experiencia, pero será el tiempo el que se la dé. No es menos cierto que la formación no sirve de nada si no la utilizas con coherencia, pero ambas son herramientas para cualquier mujer empresaria.

¿Por qué cree que es tan baja la representación de las mujeres en los órganos de gobierno de la Cámara de Comercio y Cepyme, y en general en la mayoría de los órganos representativos del ámbito empresarial? Porque al final la mujer sigue teniendo esa carga extra que el hombre no tiene. Son muchos siglos de presencia masculina en todos esos ámbitos y es esa la asignatura pendiente de las mujeres, conseguir la igualdad real. No a través de leyes escritas en papeles, sino esa igualdad del día a día, y conseguir que la sociedad apoye las iniciativas necesarias para que lo que la naturaleza no nos da, porque la naturaleza sólo sabe de fisiología, nos lo den las actitudes del día a día, con comportamientos sociales que tiendan a la igualdad intelectual, de trato, de derechos, de obligaciones. En fin, la igualdad entre personas. Hace poco la Cámara de Comercio publicaba que las mujeres de La Palma buscan más el autoempleo que los hombres (58,5%mujeres frente al 41,5% de hombres). ¿Se nota un mayor aumento de mujeres en el ámbito empresarial? El mayor tanto por ciento de búsqueda no se transforma en empleo final, esto sería tema de otra estadística. Pero sí que es cierto que cuando la mujer sale al mercado de trabajo no le tiene miedo al autoempleo, a la creación de una pequeña empresa y lanzarse a la aventura del mundo empresarial, aunque aquí también tendríamos que ver la estadística de la mujer que ejerce esta actividad bajo el auspicio de su marido o familia y la que lo hace de forma independiente, económicamente hablando. ¿Qué función tiene la comisión de la mujer de la Cámara de Comercio? Es una comisión cuya función es estar de forma transversal en todo el campo empresarial. Los problemas de los diferentes sectores afectan por igual a mujeres y hombres, y en cada comisión específica se trabaja por cada sector. Pero como todos sabemos, dentro de los diferentes sectores los problemas de la igualdad abundan más en unos que en otros, y es ahí donde está el principal objetivo de la comisión; se sabe que hemos mejorado pero no nos tenemos que olvidar que todavía faltan cimas por escalar.


Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Breña Alta (PYMES BALTA): Mª Ángeles Rocha, Nieves Mª Expósito y Lucía Afonso

“Creo que hemos tenido los mismos obstáculos que un hombre, con el añadido de la casa y los hijos”

L

La Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Breña Alta, Pymesbalta surge de la necesidad de unir todas las empresas del municipio de

Breña Alta, ya que en los últimos años se ha producido una creciente apertura de nuevos comercios que se han sumado a los ya existentes, por

las características que ofrece el municipio: zona comercial abierta, accesible, y cercana. Pymesbalta se constituyó en enero de 2007 y a partir

de ahí no ha parado de trabajar por los intereses de los y las comerciantes y el empresariado de la localidad. Actualmente, la Asociación cuenta

con 101 socios, de los cuales 39 son mujeres. En Breña Alta existe un alto porcentajes de mujeres que se dedican al comercio y prueba de ello

son Nieves María Expósito, dueña de Transportes Arente, María Ángeles Rocha, que lleva muchos años al cargo de una tienda de

ultramarinos y de Modas Mary, y Lucía Afonso, empresaria del comercio Peluquería y Estética Lucía Afonso. Son tres ejemplos de cómo a lo

largo de los años las mujeres se ha incorporado al mundo empresarial y han triunfado con esfuerzo y dedicación.

María Ángeles Rocha: “Desde siempre ellos y nosotras no

estaba en la tienda. Todo es cuestión de organizarse.

hemos sido iguales. Nosotras nos adaptamos mejor a las

Lucía: Es duro. Yo cuando tuve a mi hija a los 14 días de dar a luz

situaciones que van surgiendo”.

estaba trabajando. Eso cuando eres empleada no tienes que hacerlo.

Nieves María Expósito: “Ellos tienen más tiempo que nosotras.

Nieves María: Sí, lo que pasa es que te tienes que organizar muy bien.

Somos nosotras las que llevamos la casa, los niños… y además

Ahora mismo mis hijos ya son mayores, pero cuando eran pequeños

trabajamos; ellos simplemente trabajan, y eso ha sido así toda la

todo era cuestión de organizarse.

vida.” Lucía Afonso: “Al hombre no le conviene que las mujeres

¿Qué aconsejarían a las mujeres que están pensando poner en

lleguemos hasta ahí, porque ellos se han vuelto cómodos y

marcha una empresa?

nosotras poco a poco estamos comenzando a reivindicar

María Ángeles: Que se lo piensen muy bien. Cuando tú trabajas

nuestros derechos, pero no lo hacemos todas y hasta que todas

como empleada tienes tu sueldo fijo, tus vacaciones… Sin embargo

no nos unamos y luchemos juntas, no vamos a llegar a ningún

cuando eres empresaria y madre además, no tienes vacaciones. Yo

sitio.”

sólo me acuerdo de irme de vacaciones una vez a la Península. Un negocio de fuera se ve muy fácil, pero son muchas cosas y a veces

¿Por qué creen que hay más empresarios que empresarias? ¿Tienen

cuando haces cuentas al finalizar el mes, simplemente no dan.

las mismas prioridades?

Nieves María: Yo pienso que hoy si una mujer no pone una empresa

Lucía: Yo creo que la carga familiar es algo fundamental. Yo ahora

es porque tiene miedo o el plan de negocio no es el idóneo, porque

mismo tengo una hija y tengo otras circunstancias que cuando abrí.

guardería hay, ludotecas hay… Cuando yo empecé había mucho

Cuando comencé no tenía ninguna carga familiar y pude, por lo

menos, y yo llegué a tener a mis hijos en el carrito en la empresa.

menos los primeros años que son los más complicados, afrontarlos sin problema.

¿Por qué en las Asociaciones Empresariales hay menos mujeres que

En cuanto a disposición de tiempo para el negocio, reuniones, viajes,

hombres, como representantes del órgano de gobierno?

compras… antes tenía tiempo para todo ello. Sin embargo desde que

Lucía: No tenemos tiempo. Mientras no se cambie la mentalidad

soy madre, todo eso se ve de otra manera e influye en el negocio. El

todo va a seguir igual. Al hombre no le conviene que las mujeres

tiempo se canaliza de otra forma.

lleguemos hasta ahí, porque ellos se han vuelto cómodos y nosotras

¿Qué obstáculos/dificultades y ventajas ha encontrado por ser

pero no lo hacemos todas y hasta que todas no nos unamos y

poco a poco estamos comenzando a reivindicar nuestros derechos, mujer?

luchemos juntas no vamos a llegar a ningún sitio.

Nieves María: Yo creo que hemos tenido los mismos obstáculos que

Nieves María: El tiempo. Ellos tienen más tiempo que nosotras.

un hombre, con el añadido de la casa y los hijos.

Somos nosotras las que llevamos la casa, los niños… y además trabajamos; ellos simplemente trabajan y eso ha sido así toda la vida.

¿Se puede conciliar la vida laboral y la familiar? María Ángeles: Yo di a luz a mi hija un 2 de enero y el 7 de enero ya


Asociación de Comerciantes y Empresarios de San Andrés y Sauces: Mª Dolores Gutiérrez y Montserrat Pérez

“Para levantar un pueblo tenemos que arrimar el hombro todos”

L

La Asociación de Comerciantes y Empresarios de San Andrés y Sauces (ACE), se constituyó en el año 2005 por iniciativa de un grupo de

comerciantes del municipio que vieron la necesidad de dinamizar la actividad empresarial, con el objetivo de concienciar a la población sobre

la importancia del desarrollo local y promover el consumo local. La Asociación cuenta con 59 socios, de los cuales 27 son mujeres. Además

hay que señalar que la Junta Directiva está compuesta principalmente por mujeres, lo que significa que cada vez son más conscientes de la

importancia de formar parte del órgano de gobierno de una entidad y tener la misma representación que el hombre. Hemos querido compartir sus experiencias con dos mujeres

peor. Se agarran de que soy mujer y que en mi caso no entiendo

empresarias de esta Asociación.

mucho de coches. He tenido que ir aprendiendo a prueba de

María Dolores Gutiérrez (Lola), lleva trabajando en la Empresa

tropezones, de empujones.

de repuestos de coche y ferretería 20 años, pero desde hace 5

Montse: Te digo sinceramente, mi marido y yo hemos trabajado toda

años se ha hecho cargo del negocio sola. “Algunos mecánicos

la vida codo con codo, y sin embargo a mí no se me valora nada.

creen que por ser mujer siempre te equivocas y cuando llega una

Siempre cuando tienen que felicitar a alguien es a mi marido:

pieza mal, me han llegado a decir: Es que… ¿Qué pinta una

“Alberto todo lo que has trabajado, qué bien te lo has montado…”.

mujer aquí? ”.

Sin embargo, yo he trabajado tanto como él o más.

Montserrat Pérez Martín fue la primera presidenta de la

Yo pienso que también nosotras mismas las mujeres somos un poco

Asociación. Lleva trabajando 38 años en su tienda de ropa y

celosas en ese sentido. Nos cuesta muchísimo felicitar a otra mujer

complementos y es una de las fundadoras de la Asociación.

cuando vemos que lo está haciendo bien, no nos gusta aceptar que

“Todo debería ser cuestión de trabajo: si haces bien tu trabajo

una mujer igual que yo puede estar haciendo las cosas mejor que yo.

deberían recompensártelo de igual forma si eres hombre o

A los hombres siempre nos gusta más halagarlos, decirles lo bien que

mujer. Este tipo de desigualdades deberían desaparecer”.

hacen las cosas.

El caso de Montserrat es curioso porque compró junto a su marido una pequeña tiendita a una señora que se jubilaba. La

¿Por qué creen que hay mayor número de empresarios que

señora le dijo: mi hija, tu aquí no vas a durar ni dos años, el trato

empresarias?

con el público quema mucho… y aquí está, ya lleva casi 38 años.

Montse: Quizás porque las mujeres en ese sentido no somos tan

Según fue creciendo el negocio lo separaron en dos. El marido

decididas. Ser empresario es echarte una carga, una responsabilidad

lleva la parte de supermercado y ella la tienda de ropa. Dice que

encima que no todas las mujeres quieren afrontar. Además, digan lo

lo hicieron así porque se lo aconsejó su asesor. “Antes todo iba al

que digan y aunque las cosas han cambiado, los hijos siguen siendo

nombre del marido.”

una responsabilidad de las mujeres.

¿Qué función cumple la Asociación?

¿Qué obstáculos/dificultades y ventajas han encontrado por ser

Montse: Cuando creamos la Asociación fue con el afán de que la

mujeres?

gente del pueblo se concienciara de que para levantar un pueblo

Lola: Mi mayor obstáculo ha sido conciliar con algunos hombres;

tenemos todos que arrimar el hombro.

mecánicos por ejemplo, que se creen que me pueden engañar, creen

Yo creo que nosotros deberíamos empezar a comprar en el pueblo y

que por ser mujer siempre soy yo la que me equivoco. Cuando llega

eso mismo debe hacerlo el empresariado entre nosotros.

una pieza mal por ejemplo me dicen: “Es que…¿qué pinta una mujer

A veces, por celos creo yo, no nos compramos, y con esa actitud lo

aquí?”.

que estamos consiguiendo es que la gente del pueblo se vaya a comprar a otro sitio.

¿Qué medidas serían necesarias proponer para promover la

Ahora mismo la Asociación funciona bien, hace campañas y demás,

igualdad en el ámbito de la empresa?

pero creo que se debería trabajar más en concienciar a la población

Lola: Yo creo que las mujeres deberíamos trabajar en todos los

del municipio en que realice sus compras aquí.

sectores. Pero creo que muchas veces somos nosotras mismas las que

¿Tiene la misma consideración una mujer empresaria que un

Montse: Todo debería de ser cuestión de trabajo: si haces bien tu

hombre empresario?

trabajo deberían de recompensártelo de igual manera si eres hombre

Lola: Hay de todo. Hay gente que me trata igual, otras inclusive un

o mujer. Este tipo de desigualdades deberían desaparecer.

no queremos trabajar en estos sectores tan masculinizados.

poquito mejor, pero como en todo también hay personas que te tratan


Asociación de Empresarios y Profesionales de El Paso (ASEMPA): Clementina Guarino, Lidia Mª Hernández y Mª Lina Taño

“Nuestra idea fundamental es que la gente del pueblo compre en el mismo pueblo y no se vayan a otro municipio” La Asociación de Comerciantes de El Paso (ASEMPA) es de reciente creación, aunque lleva cinco años trabajando para sentar las bases de la entidad. La motivación principal que les llevó a constituirse fue la necesidad de luchar y velar por sus intereses y sentirse como un colectivo. En la actualidad cuenta con un total de 24 socios, de los cuales 16 son mujeres. Además hay que destacar que es una de las pocas asociaciones donde los órganos de gobierno son ocupados en su gran mayoría por mujeres y la única donde la presidenta es mujer. Clementina Guarino Silva, propietaria de la tienda Modas Clement, es la actual presidenta de la Asociación: “Nuestra

las cambiábamos a veces hasta por ahorrar los trámites de las

idea fundamental es que la gente del pueblo compre en el

notarías.

mismo pueblo y no se vaya a otro municipio”. Lidia María Hernández Bautista tiene la empresa Garden

¿Qué obstáculos/dificultades y ventajas han encontrado por ser

Center, dedicada al cultivo de plantas y floristería, y es la

mujeres empresarias?

secretaria de la Asociación. “Para mí lo primordial es

Clementina: Mi mayor obstáculo o dificultad ha sido ser madre.

conseguir ayudas para las mujeres empresarias, ya que

Aunque suene duro, jamás vi la carita de felicidad de mis hijos en una

somos empresarias y madres. Por norma general el hombre

cabalgata de Reyes o en un festival del colegio y eso es muy triste.

no se encarga ni de la casa ni de los niños y nosotras sí”.

Lidia: Para mí lo más difícil ha sido el hecho de ser autónoma. Lo

María Lina Taño Pino es propietaria de Demase

peor son las pocas ayudas que tenemos las mujeres autónomas. No te

Electrónica S.L. y tesorera de la Asociación. “En este sector

puedes enfermar, no puedes coger vacaciones… no tienes ninguna

tan masculinizado he tenido que luchar mucho, he tenido

ayuda. La sociedad te trata como empresaria, pero se olvidan que por

que hacer un doble esfuerzo. No solo he tenido que hacer

norma general somos empresarias y madres.

mi trabajo correctamente, sino que también he tenido que

Lina: En este sector tan masculinizado he tenido que luchar mucho,

demostrarlo todo el tiempo”.

he tenido que hacer un doble esfuerzo. No solo he tenido que hacer mi trabajo correctamente sino que también he tenido que demostrarlo todo el tiempo. He oído mil comentarios despectivos

¿Por qué creen que hay mayor número de hombres empresarios que

hacia mí, por ser mujer.

Clementina: Yo creo que en esta sociedad siempre el hombre es más creíble que la mujer; a la hora de ir a un banco por ejemplo siempre tratan mejor al marido. Siempre al hombre se le ha dado mayor facilidad, por eso se lanzan más. Parece que por ser mujer no eres capaz de llevar una empresa sola. Hace años, cuando decías que quería montar una empresa y eras mujer te decían que estabas loca. Lidia: Porque no tienen la carga familiar. Aunque poco a poco la sociedad ha ido evolucionando, yo pienso que todavía las mujeres tienen ciertas cargas que los hombres no asumen por una cuestión de cultura y eso propicia que los hombres monten más empresas que las mujeres. Lina: Porque antes la mujer no trabajaba y se quedaba en la casa cuidando a los niños. Pero ahora ya hay más guarderías, el marido ayuda más en la casa, los niños comienzan antes en el colegio, están las abuelas… antes eso no existía o muy poco. Además antes las empresas y las casas por norma general siempre estaban a nombre de los hombres y cuando nos casábamos seguían a nombre de ellos. No

¿Se puede conciliar la vida laboral y la familiar? Clementina: Es muy complicado. Yo cuando abría la tienda como autónoma lo hice porque lo vi como una forma de poder atender a mis hijos y tener un trabajo al mismo tiempo. Para mí era más fácil tener la posibilidad de cerrar o abrir más tarde un día si mis hijos se enfermaban, por ejemplo; eso no lo podría haber hecho si hubiese sido empleada. Además, cuando mis hijos eran pequeños, no existían apenas guarderías y los comienzos en la tienda fueron muy difíciles. Lidia: Es muy complicado. Yo como autónoma no tengo un horario fijo, ni tengo un sueldo fijo. A veces añoro ser empleada y tener un horario fijo, un salario… creo que así hubiese sido mejor conciliar mi vida familiar y laboral. Lina: Mi mayor problema es que tengo a mi madre enferma y como toda persona mayor solo quiere que la cuiden sus hijos. Es la mentalidad de una persona mayor. En esta isla no existen recursos suficientes para atender a personas mayores.

FOTO: IES Guaza.

mujeres?


Cristina Hernández y Laura Acosta Asociación de Empresarios Casco Histórico de Santa Cruz de La Palma

“Las mujeres trasmiten cambio en la zona comercial” La Asociación de

negocio. Las mujeres transmiten cambio en la zona comercial,

Empresarios “Casco

siempre están renovando su negocio

Histórico de Santa

Manifiestan la necesidad de que existan recursos, como guarderías,

Cruz de La Palma” se

que faciliten la conciliación de la vida laboral y familiar, y como

fundó en mayo de

medida para facilitar el acceso de las mujeres al mercado de trabajo.

2005, para poner en

Uno de los objetivos de la asociación es promover la innovación a la

marcha medidas de

hora de emprender. Actualmente se está hablando de “el comercio de

impulso

la

tu sueños”: hace falta plantearse cuáles son los pequeños detalles

productividad en el sector. La finalidad de la Asociación es

(atendimiento, locales, sensaciones, etc.) que normalmente no se

a

promocionar y potenciar la actividad comercial del Casco

tienen en cuenta. Es necesario despertar ese “comercio de

Histórico. Actualmente, la Asociación cuenta con 124 socios (74

sensaciones” con detalles como darle un olor característico a la

son hombres y 50 mujeres) y sin embargo la representación en la

tienda, algo que la identifique y con la que tú la recuerdes… son

Junta Directiva se reparte al 50%.

pequeñas cosas que tenemos que ir cambiando.

Cristina Hernández Carnicer es la actual Consejera de Desarrollo

primero que les diría a las mujeres que estén pensando en abrir un

Laura Acosta Concepción, empresaria del comercio Charanga: “Lo Económico del Cabildo de La Palma y anteriormente fue Gerente de

negocio es que tengan ganas de trabajar y que no se piensen que esto

la Asociación del Casco Histórico.

es abrir las puertas y ya todo empieza a funcionar. Además, les

Desde la Asociación declaran que las mujeres del casco histórico

recomendaría que montasen comercios innovadores, que no sigan

destacan y aportan cosas diferentes por su forma de afrontar el

con más de lo mismo. “

Concepción Ramírez Asociación de mujeres empresarias y profesionales de La Palma (AMEPA)

“A veces somos las mujeres las que nos ponemos límites” La Asociación de Mujeres Empresarias

Profesionales de La Palma y a CEPYME, y acepté. Se abría para mí

y Profesionales de La Palma se

una nueva etapa profesional como autónoma y me pareció

constituyó el año 2000 con el objetivo de

interesante compartir la experiencia con otras personas.

apoyar la integración de la mujer en el mundo empresarial en igualdad de

¿Qué medidas son necesarias proponer para promover la igualdad

derechos y oportunidades. El objetivo

en el ámbito de la empresa?

es trabajar por el fomento del

En España somos de tener muchas horas de presencia más que de

asociacionismo empresarial entre las mujeres empresarias y

productividad. En muchos casos se puede hacer el trabajo en menos

profesionales de la isla de La Palma, así como promover el espíritu

tiempo y con la misma eficacia. Pero para esto el empresario o

emprendedor entre las mujeres y crear foros de diálogo sobre los

empresaria debe revisar los sistemas de trabajo y realizar una serie de

problemas de las mujeres en el mundo laboral y empresarial.

adaptaciones, como el trabajo desde casa para algunas actividades,

Concepción Ramírez es la presidenta de AMEPA y vicepresidenta

ocurre actualmente. El trabajo se prolonga según el tiempo del que

promover los contratos a tiempo parcial, y no encarecerlos como de CEPYME: “A veces somos las mujeres las que nos ponemos

dispongamos. Aparte de la creación de guarderías y actividades

límites, por falta de tiempo, por conciliar la vida familiar, etc.”.

extraescolares, que por supuesto son necesarias, hoy en día esto lo

Concepción Ramírez tiene una asesoría laboral y consultoría de

cuidados por otros. Tal vez haya que fomentar más la convivencia,

recursos humanos. ¿Por qué se decidió a crear una empresa?

más que buscar “otras familias” para los hijos o hijas.

que fomenta no es la convivencia familiar, sino tener a los hijos o hijas

En el 2000, la empresa para la que trabajaba presentó un ERE, el cual afectó a la totalidad de la plantilla. Ante esta situación, tenía dos

¿Por qué en las grandes Asociaciones Empresariales hay menos

opciones: apuntarme al paro y esperar, o cobrar el pago único y crear

mujeres que hombres, como representantes del órgano de

mi propia empresa. Opté por abrir una asesoría laboral y consultoría

gobierno?

de recursos humanos, y ahí sigo.

A veces somos las mujeres las que nos ponemos límites, por falta de tiempo, por conciliar la vida familiar, etc. Es más fácil conseguir que

¿Por qué se decidió a asociarse?

un hombre ocupe un puesto no remunerado de forma voluntaria que

Me ofrecieron pertenecer a la Asociación de Mujeres Empresarias y

una mujer.


Alicia Vanoostende Simili Ingeniera agrónoma

“La titularidad compartida es lo más lógico, hay que adaptar la forma jurídica a la realidad existente”

P

¿Por qué decidió estudiar Ingeniería Agrónoma?

nota en el progresivo abandono de la actividad y en la falta de relevo

Como la mayoría de estudiantes, cuando tuve que decidir una carrera

generacional. Deberíamos darle un mayor apoyo y reconocimiento a

no tenía las cosas muy claras. Me decidí por esta porque siempre me

esta actividad tan estratégica, ya que es la que nos abastece de

gustó el campo de la ingeniería y la ciencia y me parecía interesante

alimentos a todos los demás, y es la que sirve de base a la industria

su aplicación en el sector primario.

agroalimentaria.

En la actualidad el número de mujeres en las Ingenierías sigue

¿Qué situaciones de desigualdad detecta en su ámbito laboral?

siendo inferior al número de hombres. ¿Por qué cree que no hay

Sinceramente, en mi ámbito laboral directo no he detectado

más mujeres que elijan su profesión?

situaciones de desigualdad. Hay determinadas situaciones de

Cuando yo empecé en la Universidad Politécnica de Valencia, hace

desigualdad en algunos elementos de decisión del sector, como por

casi 20 años, el crecimiento del número de mujeres alumnas era ya

ejemplo el bajo número de mujeres en los consejos rectores de las

espectacular. Ahora mismo no sólo hay el mismo número de

empresas agrarias. Y en el caso de las explotaciones agrarias

alumnos de ambos géneros, sino que se nota un incremento

familiares, las mujeres todavía soportan en ocasiones el papel de

sustancial de mujeres también en el profesorado y en puestos de

meras colaboradoras, a la sombra de sus parejas.

decisión. ¿Ve viable el que las parejas pongan la explotación a nombre de los ¿Es diferente el trato con los agricultores o ganaderos por ser usted

dos mediante la modalidad de titularidad compartida? ¿Y el que las

mujer?

mujeres coticen a la Seguridad Social?

Aquí en la isla he notado ciertas diferencias, que son sutiles pero

La titularidad compartida es lo más lógico. Hay que adaptar la forma

existen. Me da la impresión de que a algunos hombres les choca

jurídica a la realidad existente. Las mujeres deben cotizar a la

encontrarse a mujeres en puestos directivos, en un sector ocupado

Seguridad Social, hay que eliminar la idea de que las mujeres “sólo

tradicionalmente por hombres, y en el que las mujeres estaban

colaboran” con sus parejas, que sí están dadas de alta en el régimen

relegadas a tareas más laboriosas y peor remuneradas como la

agrario. Ese trabajo no reconocido debe legalizarse a través de la

clasificación y empaquetado de fruta en los almacenes.

cotización correspondiente, en vías de obtener los derechos que les pertenecen (asistencia sanitaria, subvenciones, jubilación…)

¿A la hora de prestar asesoramiento de manera privada prefieren a un hombre que a una mujer?

¿Qué cuestiones cree que son necesarias trabajar para promover la

La mayor parte de las personas tendemos, inconscientemente, a

igualdad en el medio rural?

prejuzgar a los demás, ya sea por el género, ya sea por cualquier otra

La sociedad española ha cambiado radicalmente en los últimos años,

circunstancia. Pero creo que esto se limita a la primera impresión y

en todos sus aspectos. El cambio en los roles de hombres y mujeres ha

que la confianza en un técnico se desarrolla después a través de

sido fundamental desde aquella España de los años setenta en la que

cualidades como la seriedad en el trabajo, la disponibilidad, la

las mujeres dependían del permiso de sus maridos para abrir una

experiencia, la eficacia… pero no en el género.

cuenta en el banco, por ejemplo. Pero aún queda mucho por trabajar para conseguir una igualdad real. En las zonas rurales habría que

¿Cree que las mujeres agricultoras y ganaderas gozan del

fomentar la formación y especialización de las mujeres, sobre todo

reconocimiento que se merecen?

de aquellas que no pudieron estudiar en su momento. Es fundamental

Yo creo que no le damos la importancia suficiente al sector primario y

también la educación de los niños en la igualdad, educación que

a las personas que lo integran, ya sean hombres o mujeres. Se les exige

además depende en la mayor parte de nosotras mismas. También

que cumplan normativas de todo tipo y se les aprieta con exigencias

sería necesario dotar a nuestros pueblos de estructuras que faciliten la

técnicas, legales y burocráticas. Cada año que pasa, vemos con

incorporación al trabajo de las mujeres, como guarderías, colegios

preocupación que los precios de los productos agrarios son más

con horarios amplios, actividades complementarias para las épocas

bajos, mientras que los costes de las explotaciones no paran de subir.

de vacaciones escolares, etc., y de aquellas necesarias para que

Por tanto, las explotaciones son cada vez menos rentables, y eso se

puedan desarrollarse como personas en actividades de ocio.


Alicia García Pérez Ingeniera técnica agrícola

“Mientras mis amigas del colegio aprendían mecanografía, yo abría surcos y hacía semilleros”

P

¿Por qué decidió estudiar ingeniería técnica agrícola?

problemas por la edad que por el género. Al agricultor le gusta hablar

Es una larga historia. Una vez terminados los estudios primarios y

de experiencia y si te considera demasiado joven no cree que la tengas

viviendo en Garafía, las opciones eran pocas. Un año antes habían

para darle consejos. En cualquier caso, creo que son de las cosas que

inaugurado un Instituto de Formación Profesional en Puntagorda

cambian a pasos agigantados, aunque personalmente no he tenido

con transporte escolar desde Garafía. Existían dos ramas posibles:

nunca la sensación de que el factor mujer me haya dado ni más ni

Administrativo y Agraria; la elegida era obvia aunque solo fuera por

menos autoridad, ni credibilidad. Creo que es más bien una cuestión

descarte. Al principio fue un poco duro, con 14 años, en un aula solo

de actitud a la hora de transmitir: no se puede explicar algo de lo que

de chicos que no conocía. Mientras mis amigas del colegio aprendían

no tengas todos los datos, se trasmite inseguridad, pero eso también

mecanografía, yo abría surcos y hacía semilleros. Una vez terminada

le puede pasar a un hombre.

la FP I en Puntagorda, ese mismo año se inaugura en Los Llanos la Escuela de Capacitación Agraria, con residencia para alumnos, lo

¿Qué cuestiones cree que son necesarias trabajar para promover la

que me da la opción de realizar la FP II. La residencia hubo que

igualdad en el medio rural?

descartarla, debido a que las habitaciones eran triples y no había más

Las administraciones han impuesto medidas de discriminación

chicas que pidieran residencia, por lo que la Escuela perdía 2 plazas.

positiva a favor de las mujeres para la obtención de subvenciones. Por

Una vez terminada la FP solicité información para la Universidad.

mi experiencia creo que muchas explotaciones se han puesto a

Las alternativas de acceso directo eran Ingeniería Técnica Agrícola,

nombre de la cónyuge por este motivo. También se han venido

Náutica, Topografía e Industriales, de nuevo elección por descarte.

desarrollando escuelas taller relacionadas con el medio rural para

Por todo ello, pienso que yo no elegí. Pero no tengo la sensación de

mujeres que han conseguido promover algunas iniciativas. Sin

que me haya equivocado, me gusta lo que hago.

embargo, no estoy muy de acuerdo con esto. Si bien me parece importante la formación en estos temas para mujeres, me parece

En la actualidad el número de mujeres ingenieras sigue siendo

igual de necesario para hombres y considero que la paridad hombre-

inferior al número de hombres. ¿Por qué cree que no hay más

mujer es mucho más positiva a la hora de lograr la “normalidad” en

mujeres que elijan su profesión?

cualquier trabajo.

Puede ser por motivos culturales. Normalmente, los agricultores no quieren que sus hijos sean agricultores, ni siquiera ingenieros en

¿Qué le aporta esta profesión?

agricultura y mucho menos sus hijas, aunque esta es una actitud que

Es una carrera muy variopinta. Abarca muchos sectores: no solo el

ha cambiado mucho en los últimos años. En mi experiencia, creo que

primario, también hay industria, investigación, comercio, etc. Si una

empiezan la carrera más mujeres que hombres, pero la terminan

persona no sabe qué estudiar, que elija ingeniería; lo podrá decidir

muchas menos, aunque eso suele pasar en casi todas las carreras. Es

luego. Una de las premisas que tenía cuando estudiaba era que no me

una carrera muy dura y el número de abandonos creo que es de los

quería dedicar a la docencia, no me creía capacitada y no me gustaba.

mayores de la Universidad de La Laguna, o lo era en el momento en

Pues bien, creo que es lo que más hago: necesitamos estar

que yo estudiaba. No obstante, el desconocimiento juega un factor

constantemente trasmitiendo información a los agricultores y lo

importante. Con 17 o 18 años todo el mundo sabe que hace un

mejor es que he descubierto que me gusta. Creo que cada persona

médico, un abogado, un maestro, etc. Pero pocos han oído hablar de

debería dedicarse a aquella profesión en la que se encuentre más

ingeniería y mucho menos agrícola. Todavía hay mucha gente que

cómodo o cómoda. No creo que sea una carrera para hombres,

me pregunta: “¿y eso qué es?” o “¿para qué sirve?” al enterarse de que

tampoco creo que lo sea para mujeres. Se desarrollan actividades

soy ingeniera técnica agrícola.

sujetas a factores que cambian continuamente. Los resultados obtenidos en una campaña, habrá que mejorarlos para la siguiente,

¿Es diferente el trato con los agricultores o ganaderos por ser usted

todo va cambiando y nunca terminas de aprender. Considero que

mujer?

esta carrera es para personas a las que les guste todo esto y eso es

Yo estoy estudiando agricultura desde los 14 años. He tenido más

independiente del género.


Martina Rasi Ruger Agricultora

“Si alguien quiere meterse en la agricultura y necesita un ánimo que venga”

M

Martina es suiza. Estudió enfermería y después de venir de vacaciones varias veces a Fuerteventura decidió cambiar su vida y venirse a vivir a

Canarias, primero a Fuerteventura y luego a La Palma en el año 1990. Después de trabajar en el sector turístico, y por casualidades de la vida,

en el año 1999 compró una finca de plátanos y se convirtió en una agricultora ecológica que desarrolla técnicas de permacultura. Consiste en

buscar la interacciones de las distintas plantas que cultiva y por todo ello está sirviendo de referente para otros agricultores y agricultoras de la

isla. Comercializa su producción a través de cooperativas, de un amigo que vende en el mercadillo de Los Llanos y con una parte hace

deshidratados que vende a ciclistas y senderistas. Pero Martina es sobre todo una persona que trasmite mucha positividad. En toda la

conversación no hubo nada negativo. ¿Cómo fueron los comienzos en la agricultura?

¿Cómo ves la representación de las mujeres en las entidades del

Un camino largo. Cuando emigré a Canarias, hice cualquier tipo de

sector agrario?

trabajo. Siempre me ha gustado la agricultura, aunque nunca la

Fui la única mujer en la directiva de COAG en La Palma y diría que

trabajé como ahora. En mi casa en Suiza mi abuelo y mi madre

todavía falta más participación. En ECOPALMA hay más mujeres

tenían una huerta. Yo siempre ayudaba en ella y en la recolección de

que son activas. Creo que a veces falta todavía el coraje de

las moras y frambuesas. Siempre hemos comido de la huerta y me

presentarse, o que la parte masculina todavía tiene mucho peso. O

gustó. Pero aquí fue por casualidad. Tuve una pareja que trabajaba en

igual es el miedo de los hombres de que haya mujeres que tengan su

plataneras, me quedé sin trabajo y en vez de estar en casa le dije

propia opinión y voto.

“llévame para la finca, me enseñas y te ayudo”. Así aprendí a desflorar. Un día me dijeron que esta tierra estaba en venta y yo tenía

¿Qué desigualdades has encontrado en el sector agrícola?

un dinero de mi padre de la herencia y sin pensar mucho lo compré.

Me siento bastante integrada, pero veces me dicen que sólo tengo una

Luego la relación no funcionó y me quedé sola con esta finca. Entre

huerta pequeña y cosas así, y yo les dijo que lo hago yo sola y bastante

la ayuda de Julio, un amigo, y un curso de Ildefonso Acosta de

trabajo es. Hay algo, que no sé, a veces pienso que es el propio miedo

agricultura ecológica, tomé la decisión de dedicarme

de los hombres de que nosotras las mujeres ya empecemos a tener

a esta

actividad. Empecé a leer y a preguntar y luego internet, y así he ido

autonomía. Siempre hemos podido, pero por la educación, la

aprendiendo.

cultura... yo creo que los hombres están ahora en una posición difícil.

¿Por qué te decidiste por la agricultura cuando te podrías haber

muchas veces más que los hombres, porque luego tenían las tareas de

Las mujeres toda la vida hemos trabajado, también en mi país, decido por cualquier otra cosa?

la casa, los hijos, coser por la noche un calcetín roto, y creo que se ha

Esto fue consecuencia de la relación que tuve con mi expareja y

apreciado siempre poco. Se dice que detrás de un gran hombre

porque me gusta. Porque si no me hubiese gustado no lo hubiese

siempre hay una gran mujer, pero yo diría que hay una mujer más

hecho.

grande todavía.

¿Qué tendrías que decir a favor de la gente que no valora la

¿Te sientes empresaria?

agricultura?

De alguna manera sí, porque lo hago todo yo, arreglo los asuntos con

Que piensen de dónde viene la comida. Frecuentemente tengo clases

las cooperativas, o los temas de la subvención, y soy la que tomo las

de niños y aunque muchos tienen abuelos que se han dedicado a la

decisiones, pero siento sobre todo que es mi trabajo. Tomé la decisión

agricultura, me doy cuenta de que la pregunta “¿de dónde viene la

de tumbar al suelo toda la plantación de gran enana cuando compré

comida que compramos en el supermercado?” no se cuestiona.

la finca y no tengo miedo de tomar decisiones.

Entonces yo les pregunto de dónde viene el donut, y dicen “del supermercado” y de qué se hace el donut. Unos sabían que tenía

¿Qué te aporta?

harina y azúcar, pero muchos ni siquiera lo sabían. Y de dónde viene

Igual el tener el coraje de hacer algo, porque la educación que hemos

la harina y el trigo. Al final llegamos siempre al campo. Hasta con

recibido de nuestros padres, mi generación, ahora está cambiando. Se

una golosina, lleva gelatina que es de la ganadería y lleva azúcar que

habla del típico papel de la mujer, del típico papel del hombre y al

sale de la caña, algo siempre viene de ahí. Gracias a los agricultores

final ¿cuál es el típico papel? Lo que tenemos es que trabajar juntos,

hay comida en la mesa.

porque ciertas cosas yo no las sé y otras cosas no las sabe el hombre y se produce un desequilibrio como en el monocultivo.


Iraya Hernández Brito Agricultora

“No hay que menospreciar a la gente que te da de comer”

I

Iraya es una joven de Breña Alta dedicada a la agricultura ecológica, que sorprende por su capacidad de compromiso con su entorno y con todo

lo que la rodea. Tanto, que ya para muchas personas del sector es una referencia. Como buena agricultora sabe que recoges lo que siembras y

por ello lo que más le preocupa es su salud y la salud de las personas que consumen sus productos. Tras una temporada en la que estuvo

viviendo en Alicante, decidió volver porque su padre se iba a jubilar y le preguntó que si quería venir y se vino: “me daba pena que se quedara

todo perdido”. Aprendió con su padre e hizo el curso de Agrecojoven. Agradece a sus profesores todo lo que le enseñaron: “allí aprendías

todo lo que querías aprender”. Vende su producción todos los domingos en el mercadillo de Los Llanos y el resto lo vende directamente a

tiendas fuera de la isla, en Tenerife y Gran Canaria, sobre todo las naranjas. Es una defensora de la venta directa, sin pasar por intermediarios, porque cuando empezó a vender vio que le pagaban el mismo precio que las convencionales. “Me parece muy injusto que un producto pase por cuatro manos antes de llegar al consumidor. Me parece muy injusto que si hay naranjas aquí, traigan naranjas de fuera y las mías me las dejen pudrir en la cámara, que le ha pasado a papá muchas veces”. Apuesta por la formación, de manera que haya escuelas de agricultura, en las que se forme a la gente en cada cultivo, de tal manera que las personas interesadas en cultivar por ejemplo papas o lechugas, etc. pudieran asistir a esos cursos específicos de formación. Dice que ella no tiene nada que perder y tampoco le hace falta ser millonaria para vivir, por lo que no tiene miedo de hacer frente a los intermediarios. Reconoce que lo ha podido hacer porque su padre le ha dejado todo, la tierra y el riego, porque sola no lo hubiese podido hacer. Y es feliz, porque la agricultura le ha facilitado conocer a su padre y tener una mejor relación con su hijo. Y siente la satisfacción cuando sus clientes reconocen que sus productos están buenos y les presentan a sus hijos e hijas diciendo: “esta es la chica que te da de comer”.

¿Cómo te dio por la agricultura ecológica?

sido muchos años de una situación de maltrato y de injusticia, y que

Porque cuando llegué me dio una reacción alérgica a los productos

esto por algún lado se arregla.

químicos que había echado papá. Luego cuando entré en el curso y me empezaron a decir todo lo que hacían los venenos, dije “que va,

¿Ves futuro en la agricultura ecológica en la isla? ¿Qué propuestas

que va”. Entonces entre que estaba haciendo el curso y le preguntaba

harías?

las cosas que podía ir haciendo y me asesoraban bien y que luego yo

Ahora es el momento. Ahora la gente quiere volver al campo y ahora

llegaba, leía libros y hablaba con papá, así me decidí. Ahora mi padre

es el momento de enseñar a la gente, y decirle: “así tu producto puede

me dice “si yo llego a haber sabido esto de la agricultura ecológica

salir a mejor precio y tú estarás más sano”. Ahora es el momento,

antes, lo hubiese hecho desde hace un montón de tiempo”.

porque si la gente sigue en convencional, no podrá alcanzar un mercado extranjero y va a estar siempre en manos de 2 o 3

¿Siempre has tenido ese carácter para saberte imponer?

mayoristas. Y la gente tiene que tener claro que, además de saludable,

Sí, para esto tienes que ser fuerte, porque tienes que estar en la huerta,

se gana más dinero porque es mejor producto.

tienes que saber vender, tienes que estar con la gente, promocionando… hay que ser un poco mala. La agricultura ha sido

¿Crees que los jóvenes le dan valor a la agricultura?

maltratada. Yo pienso que si las empresas de luz se ponen en huelga,

Sí, yo conozco muchos jóvenes que están trabajando. Pero claro, no

al final nos acostumbraremos a vivir sin luz. Pero si todos los

es la única opción. Yo no puedo trabajar de lunes a lunes, porque

agricultores del mundo se ponen en huelga, ¿qué pasa? Por lo que no

poner un mercadillo los domingos no es una solución. No puedes

hay que menospreciar a la gente que te da de comer. Cuando entras

vender en el mercadillo 10.000 kilos de tomates que produces, no

en una empresa te dicen que vas a cobrar 1.000 euros al mes y tu

puedes vender 30.000 kilos de naranjas. Porque a mí, porque me

Seguridad Social, cuando estás pagando tu autónomo tú necesitas

gusta; yo soy agricultora, pero no tengo por qué ser la contable y la

ganar 1.000 euros al mes, porque además aquí no trabajamos 8 horas,

comercial.

porque trabajamos 11 o 12 según la época del año. Yo creo que han


Barbara Graf Agricultora

“La agricultura me da más satisfacción que la arquitectura” “Enseñar a los niños agricultura es educarlos en la responsabilidad”

B

Barbara es suiza y estudió pedagogía y arquitectura. Ha trabajado como educadora, relaciones públicas para Amnistía Internacional y como

arquitecta desarrollando modelos de análisis para la arquitectura de refugiados y víctimas de catástrofes. También en el desarrollo de modelos

de aprovechamiento sostenibles desde el punto de vista ecológico y económico para edificaciones industriales, reconfiguración de ciudades en

el Este de Alemania, en la reactivación de regiones periféricas en Suiza y en la estructuración y configuración espacial para Autarca, un

proyecto de economía de subsistencia, ecología profunda y permacultura aplicada. Una de las cosas que más llama la atención cuando uno conoce a

de los recursos naturales, que podemos integrar mucho mejor.

Barbara es que tenga dos carreras tan diferentes. Porque estudió

Su finca está abierta a todas las personas que quieran aprender sobre

pedagogía y se decidió a estudiar arquitectura porque los niños y

sus técnicas y cómo han integrado el uso de los recursos en la casa y

niñas que cuidaba le preguntaban por qué los niños en otros países

en la finca, utilizando energías renovables como la solar o la leña de

tenían hambre. Entonces sintió la necesidad de contribuir a construir

la finca. También le ofrecen compost a los agricultores y agricultoras.

un mundo mejor y por ello estudió arquitectura; para aportar belleza

Tienen una página web y ahora están haciendo un folleto para poner

a sitios marginados, donde la gente se sintiera bien. Considera que en

en los hoteles para la gente que venga a la isla y quiera visitar la finca.

la arquitectura falta mucho la idea de la ecología, la durabilidad.

Pero dicen que lo que más les funciona es el boca a boca.

Todo es como exhibicionismo y arte y materiales nuevos. La idea de

Venden algunos productos (frutas, huevos, yogurt, hierbas, etc..) en

bioconstrucción está muy lejos.

tiendas ecológicas, en el mercadillo, en restaurantes, lo que les facilita

Hace 20 años que vino a La Palma por primera vez junto a su marido

unos mínimos ingresos. Además, pueden ofrecer charlas y diseño de

que es ingeniero. Y hace cuatro volvió y por casualidad encontró una

permacultura, etc. Pero lo más importante para ellos es que han

finca que le permitía desarrollar su idea. Es una defensora de la

bajado el nivel de ingresos necesarios, porque intercambian los

matricultura, que promueve la sanación de la Madre Tierra, como

productos con sus vecinos y tienen leche de sus cabras, hacen su

origen y soporte de toda la vida. Decimos “matricultura” porque las

propio queso, elaboran su compost, etc. No necesitan más de 120

mujeres saben mejor poner la VIDA en el centro de su actividades.

euros por persona y mes, incluyendo: Seguridad Social, impuestos,

Decidieron quedarse en La Palma porque querían vivir en un sitio

dos semanas de vacaciones en otra isla de las Canarias, compra de

libre donde hubiera democracia. Vivieron también en Guatemala y

otros productos ecológicos y de comercio justo, libros, vestidos,

aquí vieron que todo el mundo tiene una base económica y no se

medicina homeopática, etc.

notan tanto las desigualdades entre las personas que tienen más y

Desde su experiencia como pedagoga y ahora como agricultora cree

menos dinero. Consideran que la gente aquí es muy abierta porque

que enseñar a los niños y niñas agricultura es educarlos en la

también tienen familia en Venezuela y otros países. Podría haber

responsabilidad y les aumenta la autoestima, porque ellos dicen “yo

elegido Suiza, “pero los terrenos son muy caros y si no eres agricultor

cogí los huevos, limpié las gallinas”. Para ellos es decir “yo puedo

no puedes comprar un terreno”. “Aquí la gente tiene mucha suerte

hacer algo”. Para mí toda la inseguridad que existe ahora (no

porque tiene agua. En otros países como Portugal el agua está en

sabemos si el euro va a estar dentro de 20 años, no sabemos si los

manos de unos pocos”.

estudios que estamos haciendo valen en 10 años) para los

“Si viviéramos en Suiza yo tendría mi despacho de arquitectura, mi

adolescentes es un tiempo muy difícil, que les expone al abismo. Pero

marido trabajaría como ingeniero y mis hijos tendrían que ir a la

con una base así los niños y niñas ya saben que pueden vivir con una

guardería, porque en Suiza el colegio empieza a los 6 años”.

huerta y con sus vecinos.

Actualmente tiene una finca de aguacates, naranjas, kiwis y otras

El trabajo en una finca ecológica es muy creativo: si el ser humano

frutas y hortalizas ecológicas. Utiliza técnicas de permacultura y

puede vivir a gusto su propia creatividad es un gran lujo, como un

agricultura biodinámica. Declara que la formación es necesaria para

salario para tu alma y tu autoestima. Barbara lo recomienda a todas

dedicarse a esta como a cualquier otra ocupación.

las mujeres y nos deja las puertas de su finca abiertas para las quien la

Lo que quieren es demostrar que se puede vivir teniendo una cultura

quiera visitar.

muy alta y muy cómoda, pero sin el abuso de la energía, sino a partir


Cooperativa de Próteas de La Palma: Beatriz González y María Nieves Ortega

“La gente no valora las próteas porque no conoce el trabajo que hay detrás” La Cooperativa Próteas de La Palma, que se creó en el 2002, está

las próteas porque no conoce el trabajo que hay detrás. Es muy difícil

integrada por 73 socios de toda la Isla, de los cuales 25 son mujeres.

cambiar la cultura palmera. De hecho los mayores compradores de

Los cultivos están repartidos por las zonas de medianías y la

próteas son extranjeros (alemanes, holandeses…) y eso en cierta

producción se ha ido incrementando en estos años de 125.000

manera es muy triste.

tallos exportados a 1.600.000, lo que supone para muchos una

“Trabajar en las próteas me aporta tranquilidad. Es algo que no se

oportunidad de negocio. En la actualidad los floricultores y

puede explicar: la sensación de llegar y ver todo plantado con tus

floricultoras viven principalmente de la exportación, y el esfuerzo

próteas”.

de este colectivo ha permitido que esta cooperativa se posicione

María Nieves Ortega Pérez trabaja con su marido en el negocio de

como una de las mayores empresas de próteas a nivel

las próteas. Tuvieron mucho apoyo por parte de la Cooperativa, que

internacional.

les enseñó todos los entresijos del cultivo. Para ella, dedicarse a las

Beatriz González Fernández es una de las 25 socias de la

próteas es un orgullo, ya que es una planta que requiere muchos

Cooperativa, que vino de Venezuela y aprovechó la oportunidad para

cuidados y mucha atención.

plantar próteas en un terreno que había heredado. Trabaja duro, ya que a pesar de que esta flor parezca fuerte, asegura que son muy

“A las mujeres que quieran dedicarse a esto les diría que lo intentasen, que luchando todo se consigue”.

delicadas y que la gente no las valora lo suficiente. La gente no valora

Vanessa Martín Martín Apicultora

“Dedicarme a la apicultura aporta ilusión a mi futuro profesional. Me relaja y fascina abrir una colmena y observar el mundo que se mueve dentro” Si hay un producto completo en nuestra alimentación es la miel,

colmena que me encontré.

porque es rica en sales minerales, hierro, fósforo, calcio y

Después conocí a un apicultor que me dio algunos consejos y

vitaminas. Es antioxidante y depurativa y sus usos pueden ser

técnicas para reproducir más. Y así, sin pensarlo, ni esperarlo

múltiples como suplemento vitamínico. Especialmente cuando

comencé y hoy sigo en ello.

tenemos resfriados, dolencia de garganta y congestión nasal,

¿Conoces a más mujeres dedicadas a la apicultura en La Palma, por

además de su uso en la piel para diversas erupciones cutáneas y

qué crees que no hay más?

para cosmética. Y si hay una isla ideal para la producción de miel

No sé si hay más mujeres dedicadas a la apicultura en La Palma, yo

es La Palma, por la diversidad de flora y la cantidad de microclimas

no conozco a ninguna. Puede que no se dediquen más personas a la

que permiten que haya floración todo el año. Además de la poca

apicultura por miedo a las picadas, por la fuerza que hay que hacer, o

contaminación, que garantiza un producto de calidad.

por el desconocimiento. En realidad son más los hombres dedicados

Vanessa Martín es una joven apicultura que tiene sus colmenas en

pero sus parejas o madres siempre les ayudan.

Mazo y El Paso. Acaba de dar los primeros pasos para legalizar su

¿Qué te aporta?

actividad y poder comercializar su miel con registro sanitario, pero ya

Me aporta satisfacción, porque cualquier práctica que hago me da

destaca en el sector por ser mujer y porque ganó el 1er Premio de Miel

resultados positivos. Aporta ilusión a mi futuro profesional. Y

de Costa en el Concurso Insular de 2010.

aunque no lo parezca, me relaja y fascina abrir una colmena y

¿Por qué decidiste dedicarte a la apicultura?

observar el mundo que se mueve dentro.

Mi padre antiguamente tenía colmenas y encontré una colmena

¿Qué les dirías a otras jóvenes que quisieran dedicarse a la

dentro de un corcho antiguo en una huerta que estaba limpiando de

apicultura?

mi abuela. Al mismo tiempo, por casualidad, en la Escuela de

Animaría a cualquier joven a que se iniciara en el mundo apícola,

Capacitación Agraria donde estaba estudiando Forestales,

siempre con responsabilidad y sensibilidad hacia las abejas y su

impartimos el módulo de apicultura y comencé a practicar con la

entorno. Pensando que es un trabajo de paciencia y continuidad.


Cooperativa Llanovid S.C.L. Pilar Cabrera y Milagros González

“Las mujeres necesitan mayor protagonismo dentro de este mundo del vino”

D

L

La Palma cuenta con una rica tradición vitivinícola. Ya desde el año 1505 se comenzaron a plantar las primeras

cepas en la Isla, de la mano de los conquistadores. La variada procedencia de la viña ha convertido a La Palma en

un lugar con una gran riqueza varietal.

Este caldo llegó a tener un gran prestigio en el siglo XVI, cuando se impuso el malvasía en los palacios de las

principales cortes europeas. En palabras de Shakespeare, “el malvasía alegra los sentidos y perfuma la sangre”.

Pero esta tradición siempre ha ido de la mano de los hombres, porque han sido los encargados de la elaboración

del vino, aunque las mujeres han participado en el cultivo y recogida de la uva. Incluso en algunas zonas perviven los falsos mitos de que las mujeres no pueden entrar a las bodegas porque estropean el vino. A pesar de ello, las mujeres se han ido incorporando poco a poco al sector, contribuyendo a garantizar la tradición vinícola de la Isla.

En la actualidad, las bodegas más grandes de La

Cuando se les picaba un vino decían que era por culpa

Palma (Llanovid SCL, SAT Bodegas el Hoyo y SAT

de alguna mujer que había entrado a la bodega. Y todo

Noroeste) agrupan en total a 616 viticultores, de los

por no reconocer que el vino había salido malo y ya

cuales solo 98 son mujeres. En los órganos de gobierno

está, sin más.

apenas representan el 10%. A pesar de estos datos, históricamente las mujeres han sido el principal apoyo

¿Cree que las mujeres han tenido las mismas

de sus maridos y familiares en las labores vitícolas,

oportunidades que los hombres en la viticultura?

aunque su papel nunca ha sido reconocido.

Pilar: Ellos siempre se han creído más importantes

Hemos querido compartir con algunas viticultoras su

que nosotras. Sin embargo ellos son más chapuceros.

visión de la participación de las mujeres en este sector

Nosotras en ese sentido somos más delicadas, más

y hemos tenido la oportunidad de hacerlo con Mª

“curiositas” como se dice aquí.

Pilar, Asunción y Mª Milagros, de Bodegas Llanovid.

Los hombres se creen que son mejores en todo, que

¿Cómo decidió dedicarse a esta profesión?

fuerza física.

todo lo hacen mejor. Y solo porque tienen mayor Milagros: Yo comencé ayudando a mi marido y ahora casi que me gusta más a mí que a él. Solo trabajamos la

¿Están las mujeres reconocidas en el sector

viña nosotros, aunque en ocasiones contratamos a

vitivinícola o hacen falta que adquieran mayor

personal para que nos ayude.

protagonismo?

¿Siguen vigentes los “falsos mitos” que prohíben a

reivindicar de alguna manera. El problema es que no

Milagros: Yo creo que nos deberíamos unir y las mujeres entrar en las bodegas?

sabemos cómo, nadie da el primer paso, necesitamos

Pilar : Si te digo la verdad esos mitos me parecen una

a alguien que nos motive, que nos inicie en este

tontería.

camino para poder obtener un mayor protagonismo dentro de este mundo del vino.


Onésima y Eufrosina Pérez Rodríguez Bodegueras

D

Bodegas de mujeres

Dos ejemplos de los cambios que se están produciendo en el sector vitivinícola son Eufrosina y Onésima, dos hermanas del municipio de

Garafía que se dedican profesionalmente a la producción de vino. Cada una tiene su propia bodega, que lleva su nombre: Eufrosina

comercializa con la marca El Níspero y Onésima con la marca Vitega. Estas dos hermanas vienen de una tradición familiar en la que su padre

les enseñó todos los entresijos de la profesión. Cuando su padre murió ellas decidieron hacerse cargo de su bodega y su finca de viñedos. Sus

comienzos han sido duros. Y al ser una profesión masculinizada, se han encontrado con algunas piedras en el camino, ya que no se ha

reconocido lo suficiente su labor por su condición de mujer. Pero con los años todo ha ido evolucionando y cada vez son más los gestos de

apoyo por parte de sus compañeros.

Onésima: “Las mujeres tenemos un tacto especial para cuidar la viña

la Isla muy bien, de hecho me han mimado bastante. Yo creo que

y lo hacemos con más mimo y dedicación que los hombres”

pensaban: “esta mujer es demasiado guerrera… vamos a no

Eufrosina: “Cuando trabajas en lo que te gusta, tu profesión te

meternos con ella”.

aporta todo. A mí me aporta sentimiento, porque la viña era de mis

Onésima: Sobre todo encontré dificultades al principio. Me acuerdo

antepasados. Creo que si mi padre viviera estaría orgullosísimo”

que cuando estaba empezando fui a un curso de enología y solo había hombres. Cuando entré me miraban como un bicho raro, hasta me

¿Cómo decidieron dedicarse a esta profesión?

dejaron sentada a un lado. Al otro día fui porque tenía muchas ganas

Eufrosina: Fue porque venía de tradición familiar. Mi padre tenía

de aprender. Si no hubiese sido por eso, no hubiese vuelto. Además al

una pequeña bodega de vinos artesanos. Él murió joven y después

principio la gente no entendía mucho que una mujer tuviese una

empezamos nosotras. Todo lo que sé lo aprendí de mi padre.

bodega. Las cartas y algunas facturas venían a nombre de Onésimo;

Onésima: En ese entonces vendíamos el vino en garrafas como todo

no les cabía en la cabeza que fuera una mujer la dueña.

el mundo. A partir de ahí vimos que eso no funcionaba y decidimos montar la bodega y en 1995 ya empezamos a embotellar.

¿Qué le dirían a otras mujeres que quieran dedicarse a esto?

¿Están las mujeres reconocidas en el sector vitivinícola o hace falta

van a encontrar muchos pero que sigan adelante. Para esto hay que

Eufrosina: Yo le diría que no le hiciesen caso a los obstáculos, que se que adquieran mayor protagonismo?

ser sencilla, decidida y sobre todo no oír los comentarios ni las

Eufrosina: Ahora mismo un poquito más. No al 100% como los

tonterías de la calle. En definitiva, no hacer caso a lo que diga la gente

hombres pero yo no encuentro tanta diferencia como cuando

y sobre todo no cansarse, porque este trabajo es muy sacrificado,

empecé. Yo trabajo la viña, la bodega, un poquito de todo y me doy

tienes algunos meses al año que no paras.

cuenta que los hombres desde siempre han visto la mujer diferente.

Onésima: Yo no quiero desanimarlas, pero hoy por hoy no es el

Creen que no podemos hacer los trabajos igual que ellos y eso es

momento. La crisis está afectando mucho al sector. Aún así, si se

mentira. No se nos ha reconocido nuestro trabajo nunca, por lo

quieren animar que tiren para adelante, ahora ya hay mucha más

menos en este sector.

información y te pueden asesorar mucho mejor.

Onésima: Yo sí me siento reconocida ahora. De hecho, siento que hasta me admiran por haberme metido en un mundo que desde

¿Qué significa para ustedes esta profesión?

siempre se ha relacionado con los hombres.

Eufrosina: Cuando tú trabajas en lo que te gusta, tu profesión te

¿Qué dificultades han encontrado?

antepasados. Creo que si mi padre viviera estaría orgullosísimo.

aporta todo. A mí me aporta sentimiento, porque la viña era de mis Eufrosina: Ya no, pero cuando empecé en 1998 sí encontré

Además es mi medio de vida: tanto mi marido como yo dejamos

dificultades. En aquella época que una mujer se metiese en el sector

nuestros trabajos para dedicarnos únicamente a la bodega. También

vinícola, que era como ellos decían cosas de hombres, fue

estoy orgullosa porque actualmente mi hijo es enólogo, o sea que

complicado. Pero las cosas hay que aceptarlas como vienen. Solo por

todo queda en familia.

ser mujer te miraban raro, te preguntaban: “¿tú qué haces aquí?”. Me

Onésima: Para mí lo es todo. Probablemente si no hubiese heredado

acuerdo que recogiendo el premio de la Gran Medalla de Oro en el

la viña no me hubiese dedicado a esto, pero hoy por hoy no me

Concurso Mundial de Bruselas, un bodeguero de la Península me

arrepiento. Empecé poco a poco y ahora es algo sin lo que no puedo

decía: “cómo una mujer, canaria, de una isla pequeña…” la gente

vivir, no solo porque es la economía familiar sino porque forma parte

me miraba asombrada. Sin embargo, con los compañeros de aquí de

de mi vida. Soy feliz haciendo mi trabajo.


Mujeres Ganaderas

“Antes las mujeres no estaban valoradas, había mucho Lidia Ibarria Rodríguez,

E

Lidia Ibarria Rodríguez

machismo. Ahora aún queda mucho, pero no tanto”

El sector ganadero cuenta con una larga tradición en la isla de La

Digna Guerra

Palma. Las mujeres, a pesar de que no están suficientemente

visibilizadas en este sector, realizan un trabajo imprescindible para

Hernández

el mantenimiento de la ganadería. Ejemplo de ello son estas cuatro

ganaderas de la Isla, que han dedicado gran parte de su vida al

Digna Guerra Hernández lleva desde los

trabajo del campo y la ganadería y les gusta su trabajo.

14 años trabajando en la ganadería en

Lidia Ibarria Rodríguez vive en el municipio de Puntallana y ha

ayudaba a su madre en las labores de la

Puntallana. Ya desde muy pequeña heredado esta tradición ganadera de sus tías, con las que se crió. Ellas

casa y además, mientras su madre iba a

se dedicaban a criar cabras para elaborar sus propios quesos y tenían

vender los quesos, ella le daba de comer a

mucho éxito entre los vecinos del municipio. Para la familia Ibarria la

los animales.

ganadería es una tradición. La historia de esta mujer es como la de

Con los años, Digna ha conseguido tener su propia granja, donde cría

muchas mujeres rurales, con la dificultad añadida de que se quedó

ella misma sus cabras y hace su queso. Pero el camino no ha sido nada

huérfana muy joven y a los 20 años se casó. Ha tenido que

fácil, ya que su experiencia le ha demostrado que los hombres tienen

compatibilizar su trabajo con el cuidado de la casa, de sus tías y de un

las puertas más abiertas que las mujeres para trabajar en el sector de la

hijo enfermo.

ganadería. “En mi caso yo lo aporto todo, mi marido simplemente

Lidia comenzó a trabajar con su marido: “hombro con hombro

trae la comida para las cabras. Yo soy la que atiendo las cabras y

hicimos un estanque, las huertas, 16 celemines de plátanos, te hablo

además atiendo mi casa y a mis hijos”.

de hace casi 30 años. En ese tiempo lo que se cultivaba eran los

Rosa Isabel

plátanos, eso era lo que daba dinero. Después empecé con las cabras, cuando mis tías se enfermaron, ya eran viejitas y tenía que cuidarlas.

Concepción Díaz

Ya no podía ir tanto para las fincas. Desde el año 1996 tengo el Registro Sanitario. “Todavía me queda, pero yo estoy contenta

Rosa Isabel Concepción Díaz es una

porque a mí me gusta, no es cosa que a mí me mate, ni me siente mal.

ganadera de Breña Alta que lleva 38 años

A mí me gustan mucho las cabras, pero necesitamos un impulsito,

dedicada a las labores del campo y a la

alguien que nos ayude a salir adelante, no que nos ponga trabas.

ganadería. Desde muy pequeña ha visto

Mucha gente lo ha dejado. Esto es una tradición en Puntallana y esta

como las mujeres de su familia han

gente mayor lo ha dejado porque no pueden. Sanidad exige mucho”.

trabajado en el campo sin descanso. Incluso cuando han tenido hijos, que se los

¿Cree que hay discriminación en el sector ganadero? Yo conozco a los grandes ganaderos, pero siempre la mujer está detrás de ellos. No creo que esté oculta, pero siempre está detrás. El hombre cuida las cabras, va para un lado y para otro. Pero la mujer es la que hace el queso, la que limpia… la que siempre está ahí con todas las cosas. Cuando el queso ya está ahumado y preparado en la caja para llevar, eso lo hace todo el mundo, pero antes de eso hay todo un proceso que siempre lo hace la mujer.

llevaban con ellas mientras hacían sus labores. Ella, como muchas mujeres de La Palma, ha tenido que trabajar muy duro en el campo a la vez que se ha hecho cargo de todas las labores domésticas y de criar a sus hijos e hijas. Ahora, este reconocimiento ha llegado en forma de premios como el de la primera mujer rural ganadera de La Palma, distinción de la Universidad Ambiental y muchos otros más que ostenta con gran orgullo. “Antes las mujeres no estaban valoradas, había mucho machismo.

Una muestra de lo que le gusta su trabajo es que uno de sus sueños es tener una ordeñadora nueva: “Espero que para eso me den una subvención próximamente. Además no estoy pensando en jubilarme, y ahora menos que la granja está funcionando más o menos”.

Ahora aún queda mucho, pero no tanto. La juventud no está por la labor de trabajar en el campo y es un error muy grande porque sin el campo no hay vida. Todo este sector del campo y la ganadería deben valorarlo porque es lo que te trae la comida a la mesa. Para mí, ser ganadera es lo mejor que me ha pasado y no lo cambiaría”.


Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Palmero Nieves Gloria Luis Hernández

“Lo que noto es que por ser mujer tienes que hacer un mayor esfuerzo. Tienes que demostrar que vales”

E

El caso de Nieves Gloria Luis Hernández es diferente, ya que en su familia no existe tradición ganadera. Todo

empezó porque su hija desarrolló una alergia a la leche de farmacia. Su tía le dio tres de sus cabras para que

tuviera leche para la niña y a partir de ahí comenzó a tener cada vez más animales. Poco a poco se dio cuenta de

que debía formalizar su situación y montar su propia granja para poder vender su queso. Hoy en día, su granja en

el municipio de Puntagorda está compuesta por 225 cabras y es la actual Presidenta del Consejo Regulador de la

Denominación de Origen Queso Palmero. Es la primera vez que una ganadera es presidenta, por lo que puede ser

un ejemplo del mayor protagonismo de las mujeres en el sector ganadero.

¿Cree que hay discriminación en el sector ganadero?

puede echar para adelante que lo haga. Que estudie

En ferias, por ejemplo, cuando una mujer llega con

bien si tiene los recursos necesarios, lo único que no

una cabra la miran con una cara de extrañados que no

debe hacer es tirarse al vacío sin tener las cosas claras.

te puedes ni imaginar. Yo creo que es un problema de

Lo principal es tener un local, bien sea propio o

cultura, de mentalidad. A veces no son los hombres los

alquilado. Ir tramitando el registro es también muy

que crean esta discriminación sino las propias

importante, para después poder comercializar sus

mujeres. La mujer palmera siempre va por detrás del

productos.

hombre. Yo vengo de Venezuela y traigo otra mentalidad.

¿Se siente valorada?

Yo no quiero ir delante del hombre, pero tampoco

Sí, sobre todo por mi familia. Bueno… por mis

detrás, quiero ir a su lado. Estamos acostumbrados a

compañeros también, por algo me hicieron presidenta

que siempre sea el hombre el que lleva los negocios. A

del Consejo.

mí por ejemplo me han pasado cosas curiosas con

Lo que sí noto es que por ser mujer tienes que hacer un

compradores. Han llegado a la granja y han ido

mayor esfuerzo. Tienes que demostrar que vales y que

directamente a hablar con mi marido… él los deja

estás pisando fuerte, que lo que estás haciendo no es

hablar mientras yo estoy a su lado escuchando y

una tontería, porque si no no te toman en serio.

cuando terminan mi marido les dice: “Se está

Cuando yo dije que iba a montar la granja todo el

equivocando, yo aquí solo estoy echando una mano,

mundo me decía que estaba loca, que me estaba

tiene que hablar con ella, que es la dueña”. Eso me

metiendo en el peor momento, que no me iba a ir bien.

pasaba sobre todo al principio. Ahora ya por lo menos

La gente por norma general no suele animarte cuando

cuando llegan preguntan primero que quién es el

quieres empezar un negocio y menos un negocio como

dueño o dueña y eso es ya un paso.

este.

¿Qué le diría a una mujer que quisiera comenzar en este mundo? Que investigue todas las ayudas posibles, y si cree que


Asociación de Artesanos Queseros de Mazo (ARQUEMAZO) Irene Morera Hernández

“Antes ser cabrero o cuidar ganado era un trabajo de hombres”

Irene Morera Hernández es la Presidenta de la Asociación

y el Mercado de Santa Cruz de La Palma. En su caso no había

ARQUEMAZO, que agrupa a 30 ganaderos y ganaderas de Villa de

tradición familiar. Comenzó porque su marido la animó y luego la

Mazo, de los cuales solo 3 son mujeres. Sus quesos podrán

siguieron sus hermanas, pero dice que al principio a su familia no le

encontrarlos en la mayoría de los supermercados y tiendas de la isla,

gustó porque “antes ser cabrero o cuidar ganado era un trabajo de

así como en el Mercadillo de Villa de Mazo.

hombres”. Le gustaría que su hijo siguiera con la explotación y está a

Irene lleva más de 30 años dedicada al cuidado de sus cabras. Se

favor de la cotitularidad. Que cuando la titularidad de la explotación

levanta a las seis de la mañana para ordeñar y sobre las ocho y media

ganadera pase a su hijo, que sea a nombre de su pareja también, como

baja a desayunar y vuelve a subir para hacer el queso y aprovecha

cotitulares, ya que los dos la ayudan en la explotación.

para limpiar la granja y preparar la comida de las cabras. Sobre las

Ahora mismo está en el proceso de legalización de la explotación

doce y media baja a su casa donde tiene que realizar las tareas del

ganadera. No de la quesería, que sí cumple toda la normativa de

hogar y por la tarde vuelve a subir para atender a las cabras.

sanidad derivada del cumplimiento del Plan de Ordenación

er

En la explotación la ayudan su nuera y su hijo. Ganó el 1 Premio de

Municipal. Lo que le gustaría es tener más cabras y mejorar todo lo

queso ahumado fresco del Concurso Insular de este año y el 3

que pueda. Se siente respetada por el sector y le gusta su trabajo.

Premio de queso sin ahumar. Vende sus quesoseren los supermercados

Cooperativa de Ganaderos de San Antonio del Monte (GASAM) María Milagros Martín Pérez

“En la ganadería las mujeres están en la sombra” La Cooperativa se constituyó en octubre de 1999. Está formada por

de los quesos y toda la gestión administrativa, gestión de facturación

12 socios, de los cuales 3 son mujeres, La mayoría son ganaderos y el

y cobro de toda la entidad, por lo que dice sentirse a veces agobiada.

resto son socios y socias trabajadoras.

Actualmente trabajan seis personas en la cooperativa. Les gustaría

En el caso de GASAM cada ganadero elabora su queso y la

abrir mercado fuera de la isla y que entraran más socios, gente joven

cooperativa le ofrece el servicio de curación en cámaras,

que le diera un impulso.

almacenamiento, empaquetado, distribución y venta. Además, la

Considera que las mujeres están en la sombra, porque en Garafía sólo

cooperativa gestiona el punto de venta de productos locales y el bar

hay 3 mujeres ganaderas, pero las mujeres son las que trabajan en las

que está en la bajada de San Antonio del Monte. Sus productos los

explotaciones, las que ordeñan y hacen el queso. Dice: “La

podrán encontrar en la mayoría de los supermercados y tiendas de la

elaboración de los quesos siempre la hacen las mujeres y los hombres

isla.

se encargan de la alimentación y de la cama de los animales”. Por ello

Milagros Martín Pérez lleva varios años de presidenta de la

considera necesario visibilizar más a las mujeres y promover que

cooperativa. Trabaja en el punto de venta, lleva el control de curación

participen en el sector igual que los hombres.


Empresa Agroalimenteria: Conservas Monte Lucía S.L.L.

“Lo principal para que cualquier mujer emprenda en el medio rural es la formación” Conservas Monte Lucía es una pequeña empresa, sociedad limitada, de elaboración de productos delicatessen con producción

¿Qué obstáculo/dificultades y ventajas han tenido por ser mujeres?

local creada por tres mujeres del municipio de Puntagorda:

Mercedes: En cuanto a las dificultades, las normales de cualquier

Dulcidia Méndez, Bárbara Sanfiel y Mercedes Pérez. Estas tres

empresa que está empezando, pero ninguna en especial por ser

emprendedoras, que participaron en un taller de empleo de

mujeres. En estos momentos, nuestro principal obstáculo son los

transformación y comercialización de productos locales, vieron en

precios de las grandes marcas, ya que con esos precios no podemos

él una oportunidad para crear su propio negocio. Desde 2008 llevan

competir. La gente valora nuestros productos y les gustan, pero si

trabajando en la elaboración artesanal de productos

pueden adquirir una mermelada en el supermercado más barata, la

agroalimentarios de calidad, utilizando siempre los productos

compran.

locales. La empresa elabora productos innovadores en la isla como tomates deshidratados, conservas de berenjenas, calabacín y

¿Qué medidas cree que se deben promover para fomentar la

pimientos, chutney de manzana, además de mermeladas originales

emprendeduría entre las mujeres del medio rural?

y mojo. Comercializa actualmente sus productos en el Mercadillo

Mercedes: Lo principal para que cualquier mujer emprenda en el

del Agricultor de Puntagorda y en tiendas y supermercados de la

medio rural es la formación. Actualmente los jóvenes no tienen

isla.

iniciativas de ningún tipo. Yo creo que están demasiado

¿Cómo surgió la idea de crear esta empresa?

acomodados, por eso digo que creo que lo principal es cambiar la

Mercedes: La idea surgió a partir de un taller de empleo sobre

educación que le estamos dando a nuestros hijos para que tengan

alimentación que realizamos en Puntagorda. El taller acabó a finales

iniciativas.

de 2007 y en enero del año siguiente nos unimos tres compañeras que ahora somos socias para montar la empresa. Decidimos que fueran

¿Qué desigualdades ha encontrado?

productos locales porque era lo que habíamos aprendido en el taller y

Mercedes: No hemos encontrado grandes desigualdades. De hecho

además nos pareció una buena idea porque así ayudábamos a los

pienso que por el hecho de ser mujer nos han tendido una mano,

productores de la Isla. Actualmente distribuimos nuestras conservas

sobre todo con ayudas. Es cierto que al principio nadie apostaba por

en varios puntos de la Isla, aunque nuestro punto más fuerte de ventas

nosotras pero con esfuerzo se ha reconocido nuestra labor.

está en el Mercadillo de Puntagorda. ¿Qué dirían a otras mujeres que quieran dedicarse a esto? ¿Qué apoyos han recibido?

Mercedes: Les diríamos que lo intenten. No hay que desanimarse

Mercedes: Desde un principio todo el mundo nos ha apoyado, tanto

aunque no sea el mejor momento por la crisis, pero si es una buena

la familia como las instituciones, empezando por el Ayuntamiento

idea seguro que con dedicación lo conseguirán. Lo importante es que

de Puntagorda. Solo tengo que decirte que las instalaciones que

se planteen todas las posibilidades y que la idea sea innovadora.

utilizamos nos las han cedido ellos.

Repostería de D´maite, el arte de endulzarnos la vida Maite de Paz Calero tiene una empresa de repostería en Villa de Mazo y hay que agradecerle que haya seguido con la tradición familiar, heredada de su madre, de elaborar repostería tradicional: bizcochones, quesos de almendras, almendrados, mantecados, galletas, etc. También elabora mojo palmero hecho con pimienta de La Palma. Para el relevo modernizó la empresa, adquirió nueva maquinaria y un vehículo para el reparto, para lo que recibió ayuda de ADER LA PALMA. Vende su producto en la propia empresa, con sede en el Hoyo de Mazo (junto al Bar Las Brisas). También en el Mercadillo de Villa de Mazo los fines de semana y distribuye por supermercados y tiendas. Cuando encuentren en cualquier tienda un producto de la marca D´maite o pasen por Villa de Mazo y quieran hacer una parada, sepan que ese producto ha sido elaborado por las manos de esta mujer con sumo esmero, cuidando la calidad de las materias primas y de la elaboración, como ha aprendido de su madre Teresa, que siempre ha gozado del reconocimiento de sus clientes y clientas.


Asociación de Turismo Rural Isla Bonita:Vicenta Ferraz Paz y Balbina Guerra Molina

“El turismo rural me ha aportado muchísimo, solo te puedo decir que me gusta llevar la casa, la vivo”

D

Las mujeres promotoras de turismo rural

E

El turismo rural en la isla de La Palma ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos 15 años. En la actualidad se configura como uno de los productos relevantes de la oferta turística insular. El colectivo de promotores de turismo rural tiene un mayor porcentaje de hombres (56%) que de mujeres (44%). Sin embargo, hay que destacar, que a pesar de que la titularidad mayoritariamente esté a nombre de los hombres, este sector está atendido en su gran mayoría por mujeres. Por tanto, las mujeres son las grandes promotoras del turismo rural en La Palma y las responsables en gran medida del éxito de este sector en la Isla. El turismo rural ha supuesto una diversificación de la economía familiar. Este sector ha ayudado a que muchas mujeres puedan dedicarse al sector turístico y compatibilizarlo con otras tareas, como el trabajo en la explotación familiar y el de la casa. Para muchas mujeres, el hecho de ser las propietarias y las responsables de la gestión de la casa, junto con las posibilidades que el turismo rural les ofrece de conocer gente, ha contribuido a que puedan sentirse valoradas y reconocidas. A pesar de ello, persiste una visión tradicional del trabajo, donde las propias mujeres no se sienten como empresarias; para la mayoría, su trabajo en el turismo rural es una extensión de su trabajo en la casa y en la explotación familiar.

Vicenta Álida heredó la casa de su madre, y vio en ella una oportunidad de negocio. Aunque su familia al principio no la apoyaba lo suficiente, la idea de convertirla en casa rural le entusiasmaba. Por ello se informó de las subvenciones y se decidió a convertirla en su propio negocio. En el sector del turismo rural, Álida lleva 17 años siendo la primera propietaria en tener la casa legalizada en Tigalate, en el municipio de Villa de Mazo. Balbina Guerra compró junto con su marido un terreno con una casa antigua en Puntallana. En un principio, la casa la utilizaban como establo para el ganado, pero ella veía en ella una oportunidad de negocio. Sin dudarlo, fue sola a la sede de ADER LA PALMA y se informó sobre las ayudas.

¿Qué le motivó a la hora de poner en marcha este proyecto? Álida: El principal motivo fue que era una casa de mis padres que me dejaron de herencia. Me enteré de las subvenciones y me animé; ese fue el motivo fundamental, enterarme de que existían subvenciones. Aunque la subvención no me dio para mucho, me ayudó a impulsar el proyecto. Así, por un lado, conseguía que la casa que había sido de mis padres no se cayese al suelo y por otro la idea del turismo rural me encantaba, aunque cuando lo comentaba con la gente de mi alrededor me decían que estaba loca. Balbina: Yo me vine sola hasta ADER y pregunté por el programa Leader. Desde la institución me apoyaron y fui yo la que organicé todo, no conté con la ayuda de mi marido para nada. Hoy por hoy estoy contentísima. ¿Qué creen que aportan las mujeres al turismo rural? ¿Si solo hubiera hombres, sería diferente? Álida: Yo pienso que con la mujer todo es diferente. Se puede decir que la mujer le aporta el “toque femenino”, somos más cercanas. Balbina: En mi opinión, las mujeres estamos más capacitadas que los hombres para llevar la casa. Y con esto no quiero discriminar a ningún hombre, entiendo que habrá algún hombre que lo haga muy bien, pero desde mi punto de vista el trato sería muy diferente. Si el turismo rural solo lo llevasen hombres el trato sería un poco más de hotel, más distante. En la cultura que yo he vivido los hombres no se encargaban de las casas y ellos yo creo que no saben cómo llevarlas. ¿Qué ha supuesto para usted ejercer esta actividad? Álida: A nivel económico es una ayuda, pero no resuelve la vida. Sin embargo, a nivel personal me ha aportado muchísimo, he conocido infinidad de personas, he conseguido muchas amistades. Balbina: Me ha aportado muchísimo. Solo te puedo decir que me gusta llevar la casa, la vivo. A nivel personal me ha dado vida, el poder conocer gente es increíble. Además la relación que existe entre los compañeros del sector y de la directiva en la Asociación de Turismo Rural Isla Bonita a la que pertenecemos es muy buena. Siempre estamos en contacto, nos reunimos y salimos a cenar, de fiesta… nos vemos como una familia.


Griselda Hernández Riverol Restauradora

L

“La restauración sigue siendo un mundo a conquistar por las mujeres”

La restauración es uno de los sectores donde las mujeres representan un alto porcentaje de trabajadoras. Es fácil imaginar que en las cocinas de la mayoría de los restaurantes de la isla están trabajando muchas mujeres. Sin embargo, se da la paradoja de que hemos encontrado muy pocos restaurantes donde la titularidad sea de mujeres exclusivamente. Por otro lado es uno de los sectores donde más se da la cotitularidad entre las parejas, ya que muchos restaurantes están a nombre de ambos miembros de la pareja. Por tanto, pueden servir de ejemplo para otros sectores donde las mujeres trabajan conjuntamente con su pareja, pero no tienen ni la cotitularidad ni cotizan a la Seguridad Social, ni tienen derechos reconocidos. Lo que significa que el mundo de la restauración es un mundo a conquistar todavía por las mujeres.

Como ejemplo de mujer que ha tenido la iniciativa de poner en marcha un restaurante hemos elegido a Griselda Hernández Riverol, la propietaria del Restaurante Balcón Taburiente (El Paso). Seguramente fue una de las primeras mujeres en poner en marcha un restaurante en la isla. Este restaurante se ubica en un balcón natural desde el cual nos podemos recrear con espectaculares vistas hacia el Barranco de Las Angustias y La Caldera de Taburiente. Se puso en marcha en el año 1994, promovido por Griselda, porque todos sus hijos e hijas estaban sin trabajo. Sólo trabajaba ella como funcionaria de educación y también tenían una granja de animales. Como veía pasar a los turistas por la carretera de camino o de regreso de la Caldera de Taburiente, pensó si allí podría poner un chiringuito para vender vino y carne. Y así empezaron; la idea de chiringuito acabó convirtiéndose en un restaurante. ¿Qué dificultades encontró? Fue difícil, porque me encontré con un montón de paredes que no había quien las pasara. Pero como soy tozuda seguí y aquí estamos. ¿Dejó de trabajar cuando montó el restaurante? Dejé de trabajar en el 98. Estuve trabajando durante cuatro años desde que montamos el restaurante, porque era con lo que ayudaba a pagar los gastos. Antes no te daban nada, ni los papeles para trabajar. No me parece raro que no haya puestos de trabajo, ni que no se abran nuevas empresas, porque el Gobierno pone muchos obstáculos para seguir para adelante. Yo no les pedía dinero, solamente les pedía papeles para poder trabajar. Y todo fue con dinero del banco, porque yo no tenía dinero, era una trabajadora. Todo fue con hipotecas; hipotequé todo. ¿La relación con el banco fue buena? El banco te daba si tenías algún respaldo detrás. Que también lo veo muy mal, porque al que quiere labrarse un porvenir y trabajar, deberían darle más facilidades. A mí me ayudó que tenía una buena nómina, una casa y me respaldaron mi marido y mis hijos.

¿Cuántos empleados tenían? Había seis empleados, además de mi hija que llevaba la cocina y mi otro hijo que llevaba el bar. ¿Es duro el horario de restaurante, todos los fines de semana, al mediodía y por la noche? Eso es así, cuando otros salen de fiesta nosotros tenemos que trabajar. Los empleados tienen un día libre, pero como yo duermo y vivo aquí, no hay días libres. ¿Nunca se arrepintió de haber dejado de ser funcionaria? No, la verdad que no. Trabajo en lo mío, creé puestos de trabajo para mis hijos y no sólo eso, sino que le he dado de comer a muchas casas, porque aquí ha trabajado mucha gente. Creo que si volviera a nacer y volviera a caminar el mismo camino, haría lo mismo. Con esto se nace. Mi padre tuvo bares toda la vida y nací con la espinita de la hostelería, a mí me encanta. Cuando salen contentos y regresan turistas que han estado otros años, me siento muy satisfecha.

Restaurantes y cafeterías titularidad de mujeres Barlovento: Tasca De Vinos, Pizzería Yuca, Hamburguesería El Drago, Bar Venta de Gallegos. El Paso: Restaurante Balcón de Taburiente, Restaurante Franchipani, Arepera Yaracui, Pizzería Jedey. Fuencaliente: Arepera Yahaira, Bar Cafetería Pepita, Tasca Parrilla La Era, Bar Cafetería 4 Islas (Pecan). Los Llanos de Aridane: Restaurante El Hidalgo, Restaurante Mamituna. Puntagorda: Restaurante Jardín de Los Naranjos, Restaurante Las Piñas, Café Ítaca. San Andrés y Sauces: Restaurante Casa Demetrio. Santa Cruz de La Palma: Bar El Encuentro, Bar Papirusa, Bar Tajaraste, La Tapería. Tazacorte: Kiosco Teneguía, Restaurante Mariposa. Villa de Mazo: Bar Restaurante Nipe.


Asociación de Artesanos de Fuencaliente (ARTESOL) ARTESOL Margarita de Paz, Oneida Rodríguez y Mª Nieves González

Mujeres que hacen de la artesanía una forma de vida y dejarán su huella en ella

E

l trabajo de las mujeres artesanas ha sido fundamental para la economía familiar. Para muchas familias de la Isla, esta labor ha supuesto una renta importante, con la que han podido en muchos casos asumir los gastos de estudios sus hijos e hijas. Además, este sector ha sido guardián de nuestra cultura y nuestras tradiciones. Pero a pesar del importante papel que han jugado las mujeres artesanas, su labor nunca ha sido reconocida ni visibilizada. Simplemente lo han visto como una mera ayuda familiar. El bordado realizado por mujeres es el oficio más extendido y por tanto ha sido una importante fuente de ingresos para la Isla. Tal fue su importancia, que en la década de los 40 más de 20.000 mujeres se dedicaron a la industria del bordado, realizando sus aplicaciones en la indumentaria tradicional, mantelería, ornamentos sacros, ajuares, etc. Y si de algo puede presumir La Palma es de su amplio catálogo de oficios, entre los que podríamos destacar la seda, el telar, la cestería, ganchillo, macramé y frivolité, el barro, el tabaco, etc. En todos ellos las mujeres también tienen un papel protagonista. Con el tiempo, la artesanía palmera ha ido en decadencia y las mujeres artesanas han visto la necesidad de asociarse para proteger sus derechos y aunar fuerzas. En la actualidad, la mayoría de los artesanos están agrupados en asociaciones de artesanos que se han formado a nivel local. Hemos estado con mujeres de dos de ellas, las asociaciones de Puntallana y Fuencaliente. Estas formaciones están compuestas principalmente por artesanas, lo que refleja la importante labor que siempre han realizado las mujeres en la artesanía tradicional de La Palma y demuestra que el peso de la artesanía de las mujeres en la Isla es fundamental.

E

En la Asociación de Fuencaliente nos han recibido tres de las mujeres impulsoras de la Asociación: Margarita de Paz que es la presidenta, Oneida Rodríguez y Mª Nieves González. Todas aprendieron la labor artesana desde pequeñas. En algunos casos se vieron obligadas a hacerlo, pero hoy están orgullosas y encantadas de lo que les aporta la artesanía y tienen claro que hace falta mejorar su promoción.

Margarita: En mi casa todo el mundo bordaba. Yo recuerdo que desde que tenía seis años comencé a bordar, me mandaban a bordar tres hebras de hilo. En esa época era una obligación. Mi madre me obligaba a bordar un ratito cada día. Oneida: Como anécdota te puedo decir que cuando era una niña me comía las hebras para no tener que bordar todo lo que me mandaban. ¿Consideran que su profesión está valorada? Margarita: No estamos para nada valoradas. Ni por la gente de la calle, ni por la familia en general, ni por las instituciones. En mi caso mi familia sí valora mi trabajo. Pero no quieren seguir mis pasos, creen que es demasiado sacrificado. Oneida: Mi marido por ejemplo hoy cuando se enteró que venía a la artesanía me dijo: “¡Otra vez a la artesanía! Pa' lo que estas ganando…” María Nieves: No creo que esté valorada. Si por muchos fuera no estaríamos ni en la artesanía, empezando por mi marido. En mi caso mis hijos e hijas sí entienden lo que hago y les gusta. De hecho, quieren que vaya a dar un curso en el colegio de mis nietos. Pero mi marido no me valora, no valora el trabajo y la gente en general no valora este oficio. Además, nadie de mi familia ha querido aprender a bordar. Margarita: Lo fundamental es hacer llegar el turismo hasta los centros de artesanía. Aunque no compren, el hecho de que nos visiten y conozcan la cultura artesanal de la Isla es importante. Yo veo cuando salimos fuera de la Isla a diferentes ferias, que la gente reconoce rápidamente la artesanía palmera. Uno de los grandes problemas es que en la actualidad existe mucha más artesanía que no es palmera y se promociona como tal. Sin embargo, mucha gente cuando entra a la tienda y ve los precios siempre le parece cara, pero no entienden el trabajo que hay detrás de ese borde. Oneida: Un buen sitio para promocionarnos sería por ejemplo el aeropuerto. Que en el aeropuerto de La Palma solo existiese artesanía palmera. ¿Qué supone ejercer esta actividad ? Margarita: La artesanía forma parte de mi vida. Además, para mi es todo un orgullo llegar a un lugar y ver mis cuadros colgados, con mis bordes o manteles… Oneida: Yo no hay un solo día que no coja la almohadilla y borde. Para mí es un hobby necesario para mi vida. Forma parte de mí. ¿Qué le recomendarían a alguien que quiera dedicarse a la artesanía? María Nieves: Que no lo dude, que se lance. La artesanía es como una terapia.


Asociación de Artesanos de Puntallana, EL ARTÍFICE Pilar González, Rosa Vidal, Sara Montoya y Mérida Paz

E

En la Asociación de Puntallana tuvimos la oportunidad de contar con Pilar González, Rosa Vidal, Sara Montoya y Mérida Paz. El caso de Rosa es especial porque estudió Bellas Artes. “Estudié Bellas Artes y uno de los proyectos finales de la carrera era hacer un libro en la asignatura de dibujo. Me documenté un poquito, me empezó a gustar y terminé siendo artesana en la modalidad de encuadernación.” Otras, como Sara, realizaron un curso de macramé y le gustó tanto que quisieron seguir. Pilar aprendió su oficio trabajando en una fábrica con otros tabaqueros y Mérida aprendió a los quince años con una mujer que era maestra de frivolité.

¿Está valorada la Artesanía? Pilar: Yo no creo que esté valorada. Creo que realmente sólo compra artesanía palmera la gente que realmente sabe el trabajo que hay detrás del producto. El mayor problema es el desconocimiento del proceso artesanal. Rosa: Solo tenemos que pensar por ejemplo cuánto cobra una persona que se dedique a la limpieza… no cobra menos de 6 o 7 euros como mínimo la hora. Si nosotros cobrásemos nuestro trabajo por horas más los materiales, sería imposible vender. Existen tantos países donde la mano de obra es tan barata que tenemos una competencia bastante desleal. La gente no valora el producto sino el precio del mismo. Sara: Hacemos esto porque nos gusta y nos relaja, pero no para poder vivir de ello. No se dan cuenta del coste que tienen los materiales y cuando queremos vender los productos siempre les parecen caros. ¿Por qué hay más mujeres que hombre en la artesanía? Rosa: Es una cuestión de cultura. Discriminación entre nosotros no existe. Por lo menos yo no lo he notado. Además, creo que tenemos los mismos problemas, independientemente de si somos hombres o mujeres. Sara: Eso pasa porque a nosotras se nos ha enseñado desde pequeñas y a los hombres no. ¿Qué propuestas haría para que se reconociera el papel de las mujeres en la artesanía? Pilar: Podríamos empezar por poner documentales en lugares públicos. Documentales que enseñen desde el principio el proceso de cada uno de los distintos productos artesanales de la Isla. ¿Qué supone para ustedes ejercer esta actividad? Pilar: Para mí es mi vida entera. Soy quien soy por ello, seré lo que seré por ello y dejaré huella por ello, para bien o para mal. No te imaginas lo que se te sube cuando alguien te llama y te dicen: “Pila, los puros que me enviaste están exquisitos”. Rosa: Para mí es una forma de disfrutar a la vez que un desafío personal, porque cada vez hago un trabajo diferente. No hago nunca dos productos iguales y de esa manera disfruto. Mérida: Yo estoy encantada. Siempre he sido costurera. Además, he trabajado en el campo, pero el frivolité me encanta. Sara: Estoy contenta con haber aprendido. De hecho me encantaría que me llamasen de algún sitio para enseñar a hacer macramé. ¿Qué le diría alguien que se quiera dedicar a la artesanía? Pilar: Llega un momento en la vida, a medida que vas cumpliendo años, que como persona necesitas buscar hacer otras cosas que te llenen. Y la artesanía es una vía. Mérida: Que lo hagan, ni se lo piensen. Que se formen y tiren para adelante.


Artesanas de la seda de la empresa Las Hilanderas S.L.L. Blanca García y Carmen Nieves Díaz

“Nuestra motivación principal es que estamos manteniendo una tradición que lleva siglos” La seda

S

Si hay una empresa en La Palma que debería tener un sitio privilegiado en todos los ámbitos es la empresa Las Hilanderas S.L.L. Se trata de una empresa artesana de elaboración de seda igual que se hacía en el siglo XVIII. Mantener un negocio de este tipo no es fácil.

Su motivación principal es que están manteniendo una tradición que lleva siglos. Y otra de sus motivaciones es que la elaboración de la seda es una cadena: están los criadores, las personas que sacan la seda, las personas contratadas en el taller, las que confeccionan las prendas... por lo que si ellas no están se rompería la cadena. Está empresa fue creada por Blanca García, que pertenece a la quinta generación de su familia que se dedica a la elaboración de la seda y por Carmen Nieves Díaz, que aprendió con la madre de Blanca. Igual que Ana, la otra socia, que ha pasado a la historia de la tradición de la seda en esta isla. Ha dejado su huella en todos los hilos que sacó y torció con sus manos y en la seda que tejió. Las tres tienen el mérito de haber conseguido que la seda haya llegado hasta nuestros días. Que todos y todas podamos conocer el proceso mágico que hace que un gusano se convierta en un fular o una corbata, o en una pulsera o un collar. En un objeto único. Empezaron en el año 2001, fruto de una Escuela Taller en la que ellas eran las monitoras. Las alumnas no se decidieron, así que fueron ellas la que tomaron la decisión de poner en marcha la empresa. Les aporta la satisfacción moral de que están haciendo algo que creen que merece la pena conser var. Una satisfacción que es doble, porque cuando la madre de Blanca vio la empresa sintió

la tranquilidad de que la tradición se mantenía. A ellas les gusta su trabajo. Si no les gustara no seguirían. Se sienten orgullosas de haberse mantenido tanto tiempo y seguir con la misma ilusión. La empresa artesana es muy difícil de mantener y esta más que ninguna porque la producción es más lenta, por lo que la rentabilidad es muy frágil. Sienten que los productos que elaboran son como hijos. Son piezas exclusivas. Le ponen no solo la dedicación del tiempo, sino tanto cariño cuando lo están haciendo, que cuando las acaban les da pena tener que venderlas. Blanca siempre le dice a quien compra: “que si lo va a regalar y a la persona no le gusta y no lo va a valorar, prefiere que no lo regale. Porque no van a apreciar su valor”. ¿Qué habría que decirle a la gente para que valorase la artesanía? Carmen Nieves: En realidad cuando se sabe lo que se está comprando es cuando se pasa por el taller y se toma conocimiento de lo largo que es el proceso. Porque la seda siempre se ha relacionado con lo caro, sin saber por qué. Hoy en día hay sedas muy buenas y muy baratas, trabajadas de forma industrial, pero hay que pasar por aquí y saber el por qué del valor. Es por el tiempo y el proceso artesanal de elaboración, porque se emplean alrededor de dos meses para preparar una pieza. A parte que el taller es tan didáctico que se comprende con facilidad todo el proceso. Blanca: En cuanto ven el trabajo y que una pieza puede tener más de 1.500 hilos, lo valoran más. Si vienen y ven que esto es una fábrica del siglo XVIII y seguimos utilizando los tintes naturales, sí ven su valor.


Las mujeres en los servicios

Las mujeres han sido y están siendo las principales promotoras de todos los centros que se están poniendo en marcha dedicados al cuidado infantil, como la Guardería Ping Pong en Los Llanos de Aridane, el Centro de Ocio Infantil Los Duendecillos y de proyectos innovadores como la Escuela Infantil La Tamaya en Villa de Mazo. Se trata de un centro educativo que trabaja los aspectos fundamentales para el óptimo desarrollo de los niños y niñas en un entorno natural y que fue financiado por ADER LA PALMA hace más de diez años. Este tipo de negocio puede parecer un juego, pero en sus manos está la responsabilidad del cuidado y la educación de nuestros hijos e hijas.

Parque infantil Los Dinosaurios Vanessa Pérez Yuani La Ludoteca Dinosaurios está en San Antonio, en

mucha coeducación.

Breña Baja. La promotora es Vanessa Pérez Yuani,

¿Qué dificultades han encontrado?

Licenciada en Pedagogia y Máster en

Todas. Facilidades, ninguna. Como el vacío de la

Drogodependencia. Realizamos la entrevista

nor mativa: a nosotros nos han pedido

cuando estaba poniéndola en marcha. Estaba

prácticamente todo lo de una guardería y después

perfectamente equipada y fue un privilegio

hay otras que no cumplen. En ADER nos ayudaron

compartir las dificultades a las que se enfrentaba

mucho, llegamos descolocados y nos asesoraron

para la puesta en marcha de la empresa. Pero

para el proyecto. Una vez que está el proyecto, a los

seguramente todo ese esfuerzo que les ha supuesto

bancos también les costó lo suyo. Fue un mes de

se lo agradecerán los niños y niñas que podrán

bancos y, una vez que obtuvimos el dinero, el

disfrutar de las espléndidas instalaciones que han

ingeniero tampoco tenía conocimiento de la

preparado y que han sido financiadas por ADER

normativa de ludotecas. Y el Ayuntamiento que se

LA PALMA.

lo ha tomado con bastante calma; hemos pedido la

¿Por qué te decidiste a montar la ludoteca?

licencia hace seis meses.

Estaba trabajando en el Ayuntamiento como

¿Un sueño?

educadora, y un día, mirando una revista de

Mantenerse y poder contratar a más gente. Que mi

educación infantil, me dijo mi pareja “¿por qué no

pareja pueda montar su empresa y yo me quede con

dejas el trabajo -que no me satisfacía mucho- y

esta y ver esto lleno de chicos y si vemos que

montamos una ludoteca?”. Porque yo hacía

funciona montar más ludotecas. Y a nivel personal

muchas manualidades con niños, prácticamente

aprender.

como el trabajo de una ludoteca, pero también

Parque infantil El Patio de Mi Casa Cristina Jerónimo Perera y Teresa Hernández Díaz Este centro está en El Paso. Se creó en septiembre

el primer centro de este tipo en el municipio no

de 2009, promovido por dos jóvenes amigas, Tere y

sabían cómo orientarlas, pero gracias a la Cámara

Cristina, que se conocían desde la guardería que

de Comercio y el Ayuntamiento encontraron el

antiguamente había en el municipio. Era un centro

asesoramiento necesario. La financiación la

infantil atendido por Carmela, que se dedicaba al

encontraron a través de los préstamos ICO por

cuidado de los niños y niñas de El Paso. Ellas se

medio de CajaCanarias. Además, recibieron la

dieron cuenta de que al no existir ya esa guardería

subvención de autónomas y la de I+E que concede

hacía falta un centro infantil en el municipio. Como

el Cabildo.

les gusta el mundo infantil, una vez tomada la

¿Satisfacciones?

decisión, se pusieron a estudiar Técnico de

Ahora sienten la satisfacción de lo que han

Educación Infantil. Hoy tienen un centro de

conseguido. Dicen “que no se pueden quejar”, que

educación infantil, en una casa antigua rehabilitada

los gastos son muchos, pero tienen demanda.

que cuenta con un patio que permite a los niños y

Y les aporta la posibilidad de trabajar en lo que les

niñas disfrutar del aire libre.

gusta y dar empleo; tener su propia empresa y ser

¿Qué dificultades han encontrado?

emprendedoras. Son sin lugar a dudas un buen

Las dificultades que encontraron fueron que al ser

ejemplo de jóvenes mujeres emprendedoras.


Las mujeres en los servicios

“Es lo que yo quería: me gustan los niños” Ludoteca Mocosín Mª Teresa Bermúdez González

L

La Ludoteca Infantil Mocosín está en Breña Alta. Su promotora es María

Teresa Bermúdez González, que es Licenciada en Pedagogía. Cuenta con

experiencia en la educación infantil y llevaba varios años con la idea de

montar una ludoteca, hasta que se decidió. Y aquí está su sueño, una

ludoteca bastante céntrica, al lado del complejo de Baltavida, donde el

cuidado y la formación están garantizados por la formación y experiencia

de su promotora.

¿Por qué decidiste montar la ludoteca? Porque siempre he trabajado en lo que es la rama infantil. También hice el Ciclo de Educación Infantil de Grado Superior y siempre he trabajado con niños. Quería poner primero una guardería. Pero desistí. No solo por los requisitos, sino porque los Ayuntamientos tienen todas las plazas

La conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

subvencionadas por Educación y una guardería privada era inviable. ¿Qué dificultades encontraste?

Los resultados del estudio realizado en La Palma sobre la

En Canarias no hay muchas cosas de las que te piden. Tienes que moverte por

participación de las mujeres y hombres en el ámbito

la Península y lo de los portes era un problema: si no llenas un contenedor no

político y empresarial, al igual que el testimonio de la

lo envían. Y se fue retrasando la mercancía. “Te la mandamos en junio”, pero

mayoría de las mujeres que han participado en esta revista,

en julio tampoco. En agosto vacaciones todo el mundo, así que me llegó en

ponen de manifiesto la necesidad de promover un sistema

septiembre. Desde que empecé a montarla hasta que la abrí pasaron seis

donde exista un equilibrio entre la vida personal, familiar,

meses. Perdí todo el periodo vacacional. Del resto, el papeleo. Como todo el

profesional y política, tanto por parte de los hombres como

mundo, me imagino. En cuanto a la normativa, tiene un vacío legal. Lo que

de las mujeres, y la necesidad de que esa “carga de trabajo

intenté fue adaptarlo lo más posible a la normativa de guarderías: las esquinas,

doméstico y familiar” tiene que ser compartida por todos

el suelo, los baños, etc. Pero como está el vacío legal, cuando el Ayuntamiento

los miembros de la familia, especialmente por los varones.

saque la ordenanza municipal, ya nos adaptaremos.

Es necesario un mayor apoyo por parte de las instituciones, para que existan mejores servicios de atención para los

¿Qué ofreces y qué te aporta?

niños y niñas, y para las personas dependientes. El camino

Lo decidí montar en Breña Alta, porque soy de aquí y el local es familiar.

de obstáculos que supone para las mujeres hacer compatible

Entonces dije: “Bueno, pues de darle a otro, le doy a mi familia”. Al principio

su carrera profesional y su vida personal y familiar supone

me quise diferenciar un poco pero los chicos tienen el chip de ludoteca. Van a

un desgaste, que las induce a abandonar en muchos casos y

otras y claro, cuando vienen, por más que intento ser dinámica pero

sobre todo a no crecer profesionalmente, y a no poder

educativa, ellos son los que mandan. Te tienes que adaptar a ellos. Es lo que yo

participar en los órganos de representación, lo cual va en

quería: me gustan los niños. Me da mucho trabajo. Porque estoy todo el día

detrimento de una sociedad local mucho más plural y

aquí dentro, descuido mucho a mi familia. Pero no me arrepiento.

participativa.


El sector del transporte, un buen ejemplo de la integración de la mujer Cooperativa Transportes Insular

“Lo principal es estar orgullosa de ti misma” El sector del transporte público es un ejemplo de cómo las mujeres se

Nos confiesan que “algunos clientes llegaron hasta a persignarse antes de

han integrado en un sector que tradicionalmente ha sido dominado

subir a la guagua. Pero, con el tiempo, se sienten incluso más seguros con

por hombres. Con el tiempo las mujeres han visto en el transporte una

nosotras”. En cuanto al trato con los compañeros, nunca se han sentido

oportunidad de trabajo.

discriminadas. Todo lo contrario, han sentido su apoyo y las han tratado

La Cooperativa de Transportes Insular La Palma es testigo de este

como parte de la Cooperativa. El problema es el horario tan sacrificado

nuevo cambio de roles. La mujer en pocos años se ha ido

que tiene el mundo del transporte, a la hora de conciliar la vida familiar. Se

incorporando a nuevos puestos de trabajo que antes hubieran sido

hace muy difícil compaginar todo. Si no tuvieran a sus padres, suegros y

impensables, como el de conductora de autobús.

maridos casi sería imposible.

Rocío Cabrera, Carmen González, Juana Mary González, María

Algunas de ellas aseguran que hay semanas que no ven a sus maridos sino

Elisabeth Sanfiel y Ana Virginia Montesinos son un ejemplo de las 20

a la hora de ir a la cama. Además, no existe una guardería que abra a las 6

conductoras que actualmente trabajan en Transportes Insular. Todas

de la mañana, ya que muchas de ellas entran a trabajar a las 7 y lamentan

tienen en común que les apasiona conducir y que vieron en el

no tener ningún tipo de servicios que las ayude.

transporte una oportunidad de trabajo cuando estaban

Para poder hacer bien su trabajo han tenido que sacrificar muchos

desempleadas.

momentos importantes, como recoger las notas de sus hijos e hijas,

Cuando comenzaron a trabajar, la población no estaba

acompañarlos a festivales escolares o a cabalgatas de Reyes.

acostumbrada a ver mujeres conduciendo autobuses y para muchos

Se sienten valoradas sobre todo porque se valoran ellas mismas. “Lo

el hecho de que una mujer fuera conductora les resultó chocante.

principal es estar orgullosa de ti misma”.

María Meives Lorenzo Martín, taxista de Tazacorte Cabildo de gestión de flotas. Lo más duro son las horas que hay que echarle, las fiestas etc. Como anécdota cuenta que una vez llevó a un señor a las cinco de la mañana a Fuencaliente y cuando llegó allí le dijo que era lejos hacia abajo y pasó miedo. Muchas veces se levanta temprano para empezar a trabajar, sobre las seis. Descansa un rato cuando va a comer y cierra el taxi sobre las ocho de la tarde. Cuando estaba la terraza de verano en Tazacorte, trabajaba todos los viernes y Meives lleva 31 años trabajando como taxista. Para la mayoría de sus

sábados: llegaba a su casa a las ocho de la mañana.

compañeras es una referencia, ya que es una de las que más tiempo

Una de las mejores cosas que le ha pasado fue una vez que la

lleva. En la actualidad son muy pocas las mujeres taxistas. En la

llamaron de la fábrica Reynolds para que fuera a buscar a los jefes al

cooperativa San Miguel, que agrupa a la mayoría de los taxistas de la

aeropuerto. “Yo pensé que era una broma, porque me dijeron que

isla, de 108 licencias, solo ocho están a nombre de mujeres y hay

tenía que ir arreglada”. Y luego dijeron: “Bueno, a la de Tazacorte no

cuatro empleadas en otros taxis. En Tazacorte solo hay dos.

hace falta que le digas eso”. Les dio una vuelta por la isla y luego le

Meives dice que cuando empezó había una chica. Comenzó porque

dijeron que cobrara lo que quisiera y le regalaron cigarros cuando fue

su marido era taxista y lo había dejado porque no pasaba mucho

a cobrar.

tiempo con ella. Un día le dijo que había comprado una parada de

De todos estos años se queda con el recuerdo de mucha gente que ha

taxis, pero para ella. Hasta ese momento trabajaba como costurera.

conocido y las historias que le han contado. Ha llevado a muchas

Al principio no estaba muy convencida, pero un día se matriculó en la

personas a dar a luz porque antes no había ambulancia, a

autoescuela y luego comenzó a trabajar con la L de principiante. Al

rehabilitación, a hemodiálisis, a la Residencia de Pensionistas. Dice

principio dice que la gente como siempre tenía que opinar. A algunas

que tiene muchas amistades en la Residencia de Pensionistas y que

personas les gustaba y otras le decían: “¿Tú tienes necesidad?” y

allí conoció a la taxista de Fuencaliente que fue la primera mujer

“¡También tienes ganas!”. El tener su propio trabajo le ha servido

taxista de la isla. Está cansada porque lleva toda la vida trabajando,

para mejorar la calidad de vida de su familia y solventar algunos

haciendo las tareas de la casa y ayudando a su marido en los plátanos.

problemas, como la enfermedad de su marido.

El tiempo que espera entre servicio y servicio se dedica a bordar y a

Dice que actualmente lo del taxi no se parece, porque ahora como

hacer punto de cruz. Ya le ha llegado el tiempo de descansar y está

hay guaguas a todas las horas la demanda del servicio ha bajado

actualmente vendiendo la parada. Confiensa que si hoy fuera joven

mucho. Están a la espera de que se ponga en marcha el proyecto del

puede que volviese a ser taxista, porque no le ha ido mal.


Proyecto de Cooperación

NUEVAS REALIDADES DEL PROTAGONISMO DE MUJERES Y HOMBRES Y RETOS DE LA IGUALDAD A través del Proyecto de Cooperación Igualar se ha desarrollado un

origen o de los de sus parejas, haciendo frente al reto y

estudio sobre el protagonismo público de mujeres y hombres en el

reafirmándose en su postura emprendedora, aun cuando desde su

medio rural: “Nuevas realidades y viejos esquemas, empresa,

entorno más cercano se las presionaba, incluso augurando el

política y familia”.

fracaso en sus iniciativas.

Este estudio es el fruto de una investigación realizada a lo largo de

Las mujeres suelen poner en marcha empresas de tamaño inferior y

2010, financiada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio

menor volumen de negocios que los hombres, lo que se refleja

Rural y Marino, cuyo objetivo es promover un desarrollo rural

también en el menor número de personas contratadas. “Las

sostenible e igualitario. El análisis ha abarcado 119 municipios de

empresas dirigidas por mujeres afrontan ciertas desventajas

los siete territorios (pertenecientes a cinco Comunidades

estructurales como: una menor dimensión, menor antigüedad y

Autónomas) que participan en el proyecto: Gran Canaria

una concentración en sectores menos rentables” (Díaz y Jiménez,

(Canarias), La Palma (Canarias), Montaña Palentina (Castilla y

2010, p. 152).

León), Sierra Mágina (Andalucía), Valle Ese-Entrecabos

En el caso de las mujeres, la existencia de hijos produce la

(Asturias), Valle del Guadalhorce (Andalucía) y Zona Media

necesidad de desarrollar trabajos más flexibles y compatibles con

(Navarra).

su cuidado, aunque para ello tengan que ganar menos dinero. Para

El estudio pone de manifiesto que hombres y mujeres de todos los

muchas mujeres el montar su propia empresa o crear su

territorios participantes tienen dificultades comunes a la hora de

autoempleo es una forma de facilitar la conciliación de la vida

iniciar y mantener una empresa en la economía de mercado o de

personal, familiar y laboral y, en algunos casos, no tener que

entrar en la vida política y asumir cargos de representación. Sin

renunciar al trabajo remunerado, creando un puesto de trabajo lo

embargo, en el caso de ellas, a estas dificultades que comparten con

más adaptado posible a sus necesidades.

los varones se suman aquellas directamente relacionadas con el

Las mujeres tienen que demostrar en todo momento su valía,

hecho en sí de ser mujeres. Las mujeres siguen teniendo que

mientras que para los hombres la legitimación para ser

superar muchos estereotipos referentes a su género y que romper

empresarios les viene dada por el hecho de ser hombres.

con muchos de los roles tradicionalmente asignados a ellas, que

Los discursos de las emprendedoras ponen de manifiesto que,

obviamente limitan su participación en los espacios públicos y

además de las dificultades comunes, en principio, a hombres y

productivos: son ellas las que han de conciliar su trabajo

mujeres, se añade en ellas una presión social mayor a desistir en su

productivo con las tareas domésticas y de cuidado de las personas

iniciativa, bajo la justificación de la ausencia de necesidad

dependientes, que siguen asumiendo mayoritariamente. Por tanto,

económica del núcleo familiar, que ya es sostenido por el varón, en

no participan en la misma medida que los hombres en los espacios

referencia explícita a la complementariedad y subordinación de las

de toma de decisiones. Sin embargo, se observa que el progreso en

rentas femeninas. Así mismo, otro argumento esgrimido es el

la participación de las mujeres en lo público se acompaña de una

riesgo de amenaza para la armonía familiar.

mayor implicación, si bien todavía sesgada, de los hombres en lo

Vemos cómo también aparece, en algunas de las trayectorias

privado. En algunos casos, con modelos que dibujan una nueva

analizadas, la resistencia fundamentada en la falta de modelos de

realidad en el espacio de las sociedades del medio rural.

referencia de otras mujeres emprendedoras, que ha convertido a

El trabajo es cada vez más importante para la realización de las

muchas de ellas en mujeres pioneras, con el esfuerzo añadido que

mujeres como personas, pero también en su conquista de la

ello supone. Y pone de manifiesto la importancia de ir

independencia económica.

construyendo modelos de referencia y cómo eso facilita el camino a

Aunque la autonomía es un proceso mucho más complejo y que

otras mujeres.

implica otras dimensiones de la vida cotidiana (Cruz et al., 2006), el trabajo garantiza un grado importante de independencia económica. Y una forma que las mujeres encuentran para construir su propia inserción laboral en el medio rural es a través del autoempleo y/o de la creación de, o incorporación a, una empresa propia o familiar. Esto se ha constatado claramente cuando analizamos el proceso de emprendizaje de las mujeres en los territorios estudiados. Muchas de ellas son emprendedoras que han puesto en marcha su propia empresa, independizando sus negocios de los de las familias de

Grupo de discusión del estudio en La Palma


ADER LA PALMA, UN LUGAR DONDE PARTICIPAR Y TRABAJAR EN RED Los valores que aúnan los intereses de las personas y organizaciones que se adhieren a ADER LA PALMA son: la vocación territorial por lo rural, la participación social y la cooperación en red desde abajo, la transparencia y la coherencia. Los valores que guían nuestro estilo de trabajar son: la innovación, la calidad, la responsabilidad, la flexibilidad, la eficiencia y la acción. La cultura de nuestra organización, su cercanía a los problemas, la versatilidad en la capacidad de dar respuesta, la capacidad de asumir riesgos y, sobre todo, la atención especial a las relaciones interpersonales, son los pilares que dan sustento a la estrategia de la Asociación. Cuatro son los ejes de trabajo de ADER LA PALMA: Acción Social Es el eje central de nuestra labor. Tiene por objetivo sensibilizar y activar a la sociedad, a los poderes públicos y al sector empresarial hacia posicionamientos favorables a los intereses del medio rural, facilitando la resolución de problemas y la búsqueda de soluciones a las debilidades y amenazas que padecen y limitan a los habitantes de estas zonas. Gestión del conocimiento Clave para el futuro del mundo rural, se hace necesario crear espacios de rescate del conocimiento rural, de generación de nuevo conocimiento, de transferencia y de incorporación de nuevas tecnologías, así como capacitar a las personas y organizaciones para que puedan gestionar eficazmente el futuro del medio rural. Fomento de los productos y servicios locales La actividad productiva es fuente de creación de riqueza y empleo, de mantenimiento del paisaje, de fijación de la población rural más joven y de garantía de sostenibilidad de servicios básicos. Pretendemos atender las necesidades de las personas que emprenden desde lo local en estas actividades, y contribuir a crear el contexto social y económico adecuado para que las iniciativas empresariales prosperen. Apoyo al desarrollo Sustentar la estrategia con estructura, medios y recursos para garantizar a la sociedad la capacidad de llevar a cabo las propuestas, y de prestar apoyo a las personas, organizaciones y entidades locales que la requieran con la calidad que usuarios y patrocinadores esperan. Para ello se incorporó un sistema de calidad de gestión certificado con la ISO 9001:2008 y de calidad medioambiental certificado con la ISO 14001:2004.

Web: www.aderlapalma.org www.facebook.com/aderlapalma

PARTICIPA Invitamos a todas las personas y empresas de la isla de La Palma, que se sientan identificados con nuestros valores y objetivos, a formar parte de ADER LA PALMA.


Edita: Asociación para el Desarrollo Rural de la Isla de La Palma, ADER LA PALMA C/ Trasera Doctor Morera Bravo, s/n 38730 Villa de Mazo Tfno: 922428252 - Fax: 922428476 Web: www.aderlapalma.org E-mail: ader@aderlapalma.org www.facebook.com/aderlapalma

Financia: Proyecto de Cooperación Igualar, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. GOBIERNO DE ESPAÑA

MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE Y MEDIO RURAL Y MARINO

Colabora: Instituto Canario de Igualdad

Promueve:

Coordina: Asociación Insular de Desarrollo Rural de Gran Canaria

Revista Igualar  
Revista Igualar  

Revista Igualar

Advertisement