LETRASTRASLETRAS Nº2

Page 1

LETRASTRASLETRAS

CURSO 21-22

Nº2

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO. IES PÉREZ GALDÓS


Dirección Manolo Rodríguez Subdirección Ramón Del Pino Agradecimientos A Sara Blanco y a Dácil Velázquez; a su alumnado, que ilustran y embellecen las letras. Portada Aike Hernández


Editorial “De vaba

la

casa de nada. Al

la calle de menos, así

Aribau no creía yo

me lleentonces.”

Con esta enigmática frase se anticipa el final de Nada, primera novela de Carmen Laforet, allá por 1945, con tan solo 24 años. La joven escritora comenzó a escribirla cuando llevaba poco tiempo residiendo en la Barcelona de posguerra, donde había empezado sus estudios universitarios tras haber estudiado en nuestro IES Pérez Galdós en los duros e inciertos años que precedieron a la guerra civil. Laforet, nacida en Barcelona en 1921, llegó a Las Palmas con tan solo 2 años y aquí pasó su niñez y adolescencia. Será en el Pérez Galdós donde ya se vislumbren sus inquietudes literarias, así también lo delata su círculo de amistades en el instituto que conformaban, entre otros, los hermanos Lezcano, Dolores de la Fe y una joven profesora de Lengua y Literatura, Consuelo Burell. Comenzamos este curso 21/22 celebrando ra y exalumna al cumplirse el centenario de su en la primavera de este mismo curso cuando del uso obligatorio de las mascarillas en los

a nuestra autonacimiento, y fue se decretó el fin centros escolares.

Han transcurrido dos años, duros e inciertos también, en los que el alumnado y el profesorado del Pérez hemos mantenido distancias asépticas, exigidas y antinaturales; de sonrisas embozadas que han vuelto a lucir en este nuevo abril.


poe


esía


LETRASTRASLETRAS

SILENCIO Victoria Ramírez

Aves que nacen aprendiendo a volar y mueren en la caída, discos sin música, sueños febriles, camas gélidas que hablan de la ausencia; es mi culpa, solo mi culpa encarnar todas ellas cada vez que me miro al espejo y recuerdo aquello que no muchos saben: que el rostro alberga dos mitades diferentes y la mitad izquierda jamás coincide con la derecha porque una de ellas es más triste que la otra. Mi mitad derecha —vagante sin rumbo como si perdiera su esencia entre mis facciones— atenuó con el paso de los días su luz de niña hasta volverse sombría y solitaria. De ella proviene todo ese llanto que arrastra al ruego y al dolor a la orilla con la esperanza de que desaparezca en espuma y en suaves olas algo que siempre será parte de mí. En los recuerdos de mi infancia yo tenía dos caras pero un solo rostro

6


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Lucía Suárez y lloraba aterrorizada de miedo porque no sabía cuándo la mitad derecha comenzaría a contagiar a la izquierda como una enfermedad, porque no sabía cuándo perdería mi luz de niña o el fulgor en los ojos, porque sabía que algún día esa pena se extendería por todo mi cuerpo hasta dejarme triste en esencia y no solo en apariencia.esa pena se extendería por todo mi cuerpo hasta dejarme triste en esencia y no solo en apariencia.

7


LETRASTRASLETRAS

Navaja en mi brazo cuál pincel, usando mi sangre de pintura. Viendo cicatrices brotar en la piel, centrando mi pena y amargura. Sintiendo este vacío en mi interior que tu huida en mí dejó. Buscando ahora una salvación para poder superar tu adiós. Bebidas mágicas para olvidar el gran dolor de mi corazón, que con sustancias tóxicas logró aguantar y asi no perder la razón. Al menos ya logró admitir que después de todo el daño no ha cambiado mi sentir, aunque ya ha pasado un año. Y sigo pudiendo recordar cómo decías que me querías. Aunque no dudaste al acabar con mis risas y alegrías. Mientras veo la sangre brotar, no puedo evitar pensar qué es lo que hice tan mal para que tú te quisieras marchar. Así que me seco las lágrimas y tú me vienes a la memoria mientras arranco las últimas páginas que le quedaban a mi historia.

8

MI ÚLTIM


IES PÉREZ GALDÓS

MA NOCHE

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Livia Amaya

Cecilia Calvet 9


LETRASTRASLETRAS

EL VESTIDO DE LA MU

Madre es mujer de arcilla: de arcilla sus botas, de arcilla su pecho, de arcilla su piel.

Regresa del campo, en el búfalo montada, de fango empapada, y de aroma a arroz. Blanca por los gorrones que todavía la chupan, ya borrachos, ya redondos. Toda desaparecida, bajo telas harapientas, bajo un sombrero de paja; y tan encajado el sombrero, que ya no es mujer, sino muñeca de trapo. La niña la observa, mientras la muñeca se despoja, de sus trapos primero y de su piel de cieno: y ya no es muñeca, y ya no es mujer, sino Madre de nuevo, Lucero del alba.

10

Se columpia la niña agarrada a las cuerdas un poco más alto, un poco más fuerte; se pregunta la niña, agarrada con fuerza, si llegará el Señor, si llegará a tiempo. Se halla en el aire, cuando atina a verlo, borracho y hundido, moribundo en la calle. Mas no advierte la cría, su propia caída. Y se desploma la niña, cual hoja perdida Curiosa se busca, pues no encuentra en ella, si es animal herido o muñeca de arcilla ¿Con qué rostro entonces, la vestirá la Muerte? ¿Con la angustia del Señor o con la apatía de la Dama?


IES PÉREZ GALDÓS

UERTE

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Nguyet Nhi Trinh Hoang

Noah González 11


LETRASTRASLETRAS

MI HISTORIA

Victoria Raaz

Alejandro Plazas

Quería escribir mi historia, soñar con la grandeza de mi ser, ser el único sentado en la noria, ver desde lo alto el amanecer, llorar por la gran belleza de este, y en la soledad sin pausa girar. Quería escribir mi historia, y escribiéndola estuve un buen rato. Cuando en la mitad iba del relato, cambió su forma de girar la noria, y en cuanto la mirada le eché, una paloma había intervenido. Quería escribir mi historia, y a la paloma pregunté por ella. Me dijo que leerla daba gloria, mas le faltaba un personaje estrella, «¿a quién debería meter, paloma?» Le pregunté sin dudar. Quería escribir mi historia, pero es que un personaje faltaba, y me lo dijo sin ninguna traba, «fui yo quien se introdujo a tu noria». Y todo cobró sentido, «has de ser tú el corazón de mi cuento». Terminé por fin mi historia, sin saber que mi vida era la noria, y que esa paloma tan lista y bella, sería en mi vida la doncella, que traería amor a la novela, creando el capítulo más bonito.

12


REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Melina López

IES PÉREZ GALDÓS

Victoria Santiago

PALABRAS DE OLVIDO

Un denso sentimiento de vacío inunda en mí, mientras este poema yo escribo y que con gran pudor no reprimo, mis anticipadas palabras de olvido. Ahora comprendo que ya poco tiene sentido, lo que pudo ser o lo que no pudo haber sido las palabras que se me quedaron por decirte en el camino o la intensidad de lo que te pude yo haber querido. Por este miedo a lo desconocido que provoca mi amargura, te dedico hoy mi nostalgia prematura debida a la frustración de esta persona insegura que se da cuenta ahora del tiempo y su presura. Dichosos aquellos días que me llenabas de alegría con tu presencia, y en los que con mi tristeza intentabas acabar, miserable de mí, por tu gran virtud de ayudar no saber apreciar, miserable de mí, que ahora no me quedan momentos junto a tí a los que regresar. Tan solo queda una efímera y pronta despedida donde dejaré de lado mi altivez ya desaparecida y aunque el afecto me es difícil mostrar, al menos en estas letras, te lo intento expresar. Los días de verano se han ido y yo, falta de lucidez, sigo teniendo el fracasado anhelo de que volverán, pero por mucho que quiera no lo harán, pues estas son mis anticipadas palabras de olvido. 13


LETRASTRASLETRAS

EL BRILLO DE UNA ESTRELLA

Miguel Sánchez

Kateryn Sánchez

14

La que se convirtió en estrella demasiado pronto el brillo que nos dejó cuando se marchó el que le sobró para alumbrar todo el cielo la estrella que más brilla en el firmamento esa que sale todas las noches la que me cuida desde arriba. Abuela, eres la estrella más bonita de mi constelación.


IES PÉREZ GALDÓS

¿Y M

I ALM

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

A?

Rocío Gamón

Puede que la razón por la que dibujo ojos Es porque dicen que son las puertas del alma. En la literatura y en el teatro piensan que si los amantes se miran a los ojos encontrarán sus almas. "Los ojos son las puertas al alma" Supongo que las mías están dañadas Mis ojos no reflejan mi alma Mi alma, alma, alma... ¿Estará dañada? ¿Existirá mi alma? ¿Dónde se esconde mi ánima? ¿Dónde estás? ¿Por qué te escondes? ¿Por qué te fuiste, por qué te vas? ¿Qué haces, qué harás? ¿Por qué viniste y por qué te vas? Te vas, te vas, vas… Ve y limpia mis puertas, que con tantas lágrimas no veo, no te ven ¡Limpialas! Limpialas tú, que quieres sanar la herida que no deja de sangrar Límpiate la sangre de tus manos y límpiame las lágrimas para ver. Deja que el mundo conozca mi alma, deja que yo te conozca a ti. Déjate conocer el mundo Déjate conocerme a mí.

Raquel Suárez 15


LETRASTRASLETRAS

Sofía Li 16


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Mi ropa se agranda a medida que crezco. La voz de mi hombro derecho no se pone de acuerdo con la del izquierdo. No es una elección, no puedo huir de esta obsesión. Busco el vacío, me hace sentir bien. Una cifra reducida me guarda como rehén. Quiero romper el espejo, ojalá me agradara mi reflejo.

REHÉN Sofía Li

Ella dice que quererse es fácil. Entonces que me responda, ¿por qué a mí me cuesta tanto? Quizá soy inútil. No sé hacerlo. Tampoco me han enseñado. Navego, me voy lejos. Intento huir de mis complejos, sin éxito. Veo a alguien tras un cristal, creí que era real. Quiero desaparecer a las siete, a las doce, a las catorce y a las veintiuno. Apaga la vitro, desenchufa el microondas, no hacen más que sumar a la cuenta. Y si me encierro, si pongo la música alta, si nadie está en casa, si tiro de la cisterna, si encojo, y si… Sí. Insonoro. Incoloro. Indoloro? No. Pero funciona. ¿Y yo? ¿Funcionaré? 17


LETRASTRASLETRAS

Raquel Rodríguez

E

PODER Irene Ayala

Poder volar y tener que aterrizar correr mil mares junto a ti y no querer escapar poder estar y tener que marchar mil palabras tener que esquivar para entender que junto a ti nunca podré estar.

18

H g q s H p q t q S d e d s y

L q ju d r y e q P y n s c y n s s d


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

EL RÍO SUZHOU Victoria Ramírez

Hay tantas personas solas en este mundo, tanta gente y tan poca compañía que es como si la vida se quedase grande sin las manos de los demás. Hay tanta gente que camina de aquí para allá, sin descanso, que me pregunto si ellos también pensarán, de vez en cuando, qué tal estarán aquellos a los que abandonaron. Si aquella cara conocida que han visto de paso, siempre de paso, en un gran cruce abarrotado de gente que no mira a su alrededor, sería el rostro de alguien a quien quisieron y que ya han olvidado.

Dejas ausencia allá por donde pasas, por eso prefiero refugiarme en mil silencios en lugar de pedirte que te quedes y ver si, a pesar del tiempo, de todas las barreras en forma de lágrima, de la poca música que me queda por tocarte, decides permanecer.

La soledad es un estado inmutable que se convierte en ti desde que te hacen daño; urando más tiempo del que jamás tendremos; riendo como si quedarse fuera una elección y no simple coincidencia; estando tan solo que te extrañe oír tu voz al hablar. Pero cuando te escucho respirar dormida y frágil, a mi lado en una noche de lluvias repentinas, se me olvidan todas las armas con las que se puede herir y por fin entiendo que un «para siempre» no es una promesa, sino un momento tan bonito que sin querer dura toda la vida.

Es cuando te veo de nuevo tumbada, tan inalterable, que vuelvo a respirar. «Todavía no», pienso mientras me acuesto a tu lado. «Aún tienes tiempo para quererla un poco más» respiro, me miras, las lágrimas quieren salir pero no las dejo. Se quedan dentro de mí y siguen sus pasos de vuelta al alma, convirtiéndome en un ser un poco más triste del que era ayer.

«Te espero en la cama», me dices, y la pérdida parece, de repente, insoportable como si todos tus «hasta luego» fuesen «hasta nunca más» y desaparecieras.

Davinia Lynch 19


LETRASTRASLETRAS

NO PUEDO RESPIRAR Carlos Amaya

No puedo respirar. Ni dormir, ni soñar. Pastillas naranjas, rojas, verdes, el gran arcoíris de la oscuridad. No puedo respirar. Levántate, disimula, sonríe. Arréglate, disimula, sonríe. Relaciónate, disimula, sonríe. No puedo respirar. Tengo miedo, miedo, miedo, miedo del club de los diez, miedo del camino, de mí. No puedo respirar. Y fingir. Siempre fingir. El presente no me gusta y no sé qué hay que cambiar. No puedo respirar. Quiero salir, gritar, llorar, una mirada, un abrazo, otra piel, que el corazón lata a velocidad. No puedo respirar.

20


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Lucía Santana 21


LETRASTRASLETRAS

22


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Hacer de tripas corazón, siempre envuelta, con los lazos que sostienen la carne. Eso no soy yo, no tiene sentido. Tengo el alma roja, roja como la sangre que derraman los tímpanos, como los témpanos que descansan en un suspiro.

Hacer de tripas corazónAike Hernández

23


LETRASTRASLETRAS

Pepe Martín Dpto. de Historia 1. Dime que me quieres aunque no sea verdad, aunque te repugne. Dímelo quedamente, para que ni tú misma puedas oírlo. Prometo no creerte y dejarte escupir, después, el regusto acre de cada palabra. Dilo, por favor. Dímelo y haz realidad, por un instante eterno, la fantasía de sentir que importo a alguien. Aunque no sea verdad.

2.

Laura Pérez

¿Poeta yo? ¿Brota el agua en cualquier parte? ¿Cabe acaso en mis arenas la gota de un solo oasis?

24


IES PÉREZ GALDÓS

Marisa Garayo Dpto. de Filosofía

ya yo era así pero no lo sabía hasta que tú me miraste. aunque a ti ya no pueda quererte, porque no eres cómo ni quien yo había pensado

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Gracias, gracias infinitas a quienes me quieren, me estiman, en cuya mirada me puedo ver más allá de mi concepto y amada. revelan en mí los colores con la luz de su mirada.

me dejaste un regalo valiosísimo mi imagen en tu pupila. Y ahora que pienso ...

mi imagen en su alma ... ¿en la de quiénes? en el alma de mi amiga, en el alma de mi amigo, en el alma de mi hija, en el alma de mi hijo ... ¿la mirada de mi padre y de mi madre? Me conforman, sin duda, pero ¿me alzan? ¿me ayudan?

Alba Santana

¿qué miradas me sostienen? ¿qué miradas me conforman?

25


LETRASTRASLETRAS

Inés Torres 26


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Vicente Ramírez Director del IES Pérez Galdós “¿Por qué diablos se nos acostumbra de pequeños a un mundo de color de rosa si no es así?” Sylvia Plath.

otra lengua, otros sueños]

[

con frecuencia siento mis miedos crecerme bien adentro: raíces que a mis tripas anudan ligeros los vientos. entonces pienso que comería flores -si acaso supierapara después ponerlas bajo mis versos. y cantaría los aires sueltos para llenarme de algo bonito dentro de mí hasta lo más lejos. no es retórica; lo prometo: a menudo me duele profundo hasta las esquinas de mis huesos. lo que aquí escribo es biografía en minúscula: la mía. es la única que tengo. porque mi poesía es mi vida hablada con la boca torcida y mis dedos color azul muy intenso. como el color que maquilla el rostro ya frío de cualquier muerto cualquiera ausente en su más largo sueño

.

27


NARRA


ATIVA


LETRASTRASLETRAS

I Certamen de Improvisación Literaria. Lucha libro Una soledad abrumadora me lleva a la guerra más profunda dentro de un abismo del que no puedo escapar, es como un monstruo que me arrastra y no me deja respirar, se asemeja a una alergia, la típica alergia a las gambas que aparece en algunas películas. Recaer en una depresión tan intensa que no te cuesta respirar y tienes que hacer un esfuerzo para levantarte cada día, ese es mi castigo diario. Malditas emociones, malditos pensamientos que no me dejan ser libre, ese es el legado que he estado condenada a vivir.

Daira Hernández

Enmanuel González

En un oasis del desierto del Sáhara, pero no en el Sáhara que tenemos presente en nuestro planeta, sino en otra galaxia muy lejana de aquí. Donde los dragones existen y las fantasías de los niños se hacen realidad. Donde el destino lo eliges tú. Pues ahí estaban ellos, dos amantes encauzados a un amor sin fin, sin prejuicios que les pudieran detener. Más el problema de estar soñando y no ser la realidad de la que estás imaginándote tú ahora mismo. Nada de esto es real, no hay dragones, no hay hadas, solo el destino prescrito en la sangre de cada uno. Sigue corriendo el tiempo, el reloj parece no detenerse, me persigue, me atrapa sin demora, “culpable”, me dice, me digo, me repito, me tropiezo y parezco no levantarme. Intentando envolverme entre mis brazos me doy de bruces contra mi propio cuerpo, no puedo escaparme de mí, de ti, arropando mis palabras, mezclándolas sin sentido,tratando de ahogarme en la poesía, tratando de callarme, tratando de irme de mí. “¿Dónde estás?”, me pregunto, esa niña de sonrisa infinita, aquella que caminaba con pasos incansables hacia el altar de la iglesia en su Primera comunión, “¿dónde estás?” que no te encuentro. Dónde te perdiste que te quiero conmigo, grito, esperando que allá donde te hayas perdido escuches mis susurros.

Hashira Padrón

30


REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Sara Blanco

IES PÉREZ GALDÓS

31


LOS QUE ESPERAN EL FIN DEL MUNDO María García

LETRASTRASLETRAS

Melina Lópes

Los que esperan el fin del mundo no son pesimistas. Los que esperan el fin del mundo suelen hacer cola para el cajero y sentarse en la estación hasta que llega el tren. Los que esperan el fin del mundo esperan un “buenos días'' cuando entran a un local. Los que esperan el fin del mundo esperan muchas cosas… Pero si hay algo que de verdad desean los que esperan el fin del mundo, es el punto final que dé muerte a este relato. Un signo que supone el fin del mundo en el que viven los que con tanta paciencia esperan a que llegue.

32


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

ENIGMA Jegor Nazarov Mucha gente se pregunta que habrá trás la muerte, pero realmente nadie sabe la verdad, por esa razón, quiero desenmascarar la realidad y resolver la incertidumbre que provoca este misterio. Tuve una vida normal y corriente, no sobresaltaba en ningún aspecto sobre los demás, ni mucho menos, tuve una juventud normal a la par que tranquila. Pero a los 10 años, me di cuenta de que mis pensamientos eran superiores a los de un niño de mi edad. Me interesé sobre la ciencia y decidí ampliar a fondo mis conocimientos sobre ello. Descubrí un mundo paralelo donde sabía que iba a despertar en un futuro y con la edad de 20 años, tras años y años de trabajo, quise llegar a dicho mundo, para ello fabriqué mi máquina del tiempo. Pero si soy sincero no recuerdo nada sobre cómo salió, sólo sé que estoy aquí para informar de que existe un mundo del que nadie tiene conocimiento, al que yo llamo “Enigma”...

33


LETRASTRASLETRAS

Mamá es nuestra mayor protectora. Sus brazos infinitos, manto de estrellas y oscuridad. Papá es su estrella más brillante, de sus extremidades desprende polvo de luz y fulgor candente. Nosotros somos su creación: Mer y Ves, las más cálidas y revoltosas, las niñas de papá. Mar, la rebelde, enfurecida con el universo, con Madre. Ju y Satu, los mayores, el núcleo de nuestro espacio. Ura y Ne, las más frías y solitarias, las niñas de mamá. Luego está la pequeña Terra, torpe y enfermiza, que al estar demasiado cerca de Padre se quema, y que con las caricias de Madre se congela. Esa soy yo, y he estado enferma de fiebre durante cuatro siglos. Respirar es a veces imposible, pues el ácido bulle mi piel, agitando las aguas y afanando los bosques. Madre me ha dicho que si no mejoro, estaré condenada a un segundo de destrucción, pero mil años de sequía, hambruna y enfermedades. Mil años sin verde ni azul ni oxígeno. Mil años de muerte y calamidad.

MIL AÑOS DE MUERTE Y CALAMIDAD Nguyet Nhi Trinh Hoang

34


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

VICTORIA GUILLÉN 35


LETRASTRASLETRAS

EL SUPERPODER DE FRAN Francisco Javier Méndez

Gleice Joyce

Fran tenía un don único, un superpoder... y ahí estaba, sentado en una sucursal bancaria mientras esperaba por el director. Recordaba el momento en que sus padres se dieron cuenta de su don, a sus ocho años. Recordaba la fuerte discusión, cuando le dijo a su madre que su padre no había dicho la verdad, no salió con unos amigos. ¿A dónde fue realmente?, pues a la casa de una mujer... a hacer algo que él no entendía. -¿Señor Menéndez?- oyó decir a la empleada del banco, que le sacó de su ensoñación- ya puede usted pasar, sígame por favor. - Entró en un discreto despacho y allí el director le estrechó la mano con efusividad. -Buenos días, señor Menéndez -se apresuró a decir-, siéntese por favor. -Me gustaría saber si tienen buenas medidas de seguridad. Comprenda que se trata de mucho dinero... -Por supuesto, señor Menéndez - y mientras decía eso, la combinación de la caja fuerte pasó de forma fugaz por su mente. Fran esbozó una sonrisa ladeada... ya acababa de obtener todo lo que necesitaba.

36


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

BRIGHTMOON Claudia Melián

La oscuridad de la noche reinaba en el cementerio Brightmoon. Desde 1887, no se enterraban cuerpos, ya que creían que los sepultados traían malicias a personas cercanas al difunto, por lo que solo quedaban restos de cadáveres desde hace más de cien años. Este se encontraba en el interior de un bosque donde la luz del sol no existía, la luna llena era lo único que iluminaba este lugar tan pavoroso y horripilante. Solo se oían a los cuervos con sus graznidos que volaban en círculos envueltos en la noche. A pocos kilómetros existía un poblado donde pocos de sus habitantes conocían este lugar. Vivían aterrorizados por las leyendas que conocían y decidieron derrumbar el cementerio. Poco tiempo después, una gran plaga de enfermedades acabó completamente con el pueblo. Nunca más se ha vuelto a mencionar la maldición que Brigthmoon condenó sin piedad.

Lorena Trujillo 37


LETRASTRASLETRAS

Ver, oír y callar Diego de la Fuente

Sobre un mar de tinta y miseria, la justicia se erige. Su corazón son salas llenas de éter, plagadas con un silencio ensordecedor y de una peste que no mata, estrangula. Ratas pútridas engullen sus últimos instantes de libertad ante las regias y eternas tribunas. Tras ellas, seres impasibles, hechos del más gélido acero dictan sentencia en forma de raticida; lento, corrosivo, purificador. Licenciado en nada me acorralan hasta el más miserable sollozo. Intento defender mi inocencia, pero las palabras no salen. La mano de la justicia ya no es figurada ni sibilina, es tan simple como una bofetada. Pero no lo entiendo, como puede ser tan tosco y rutinario e inútil si se trata de la más virulenta educación. Ver, oír y callar; aquella oración era lo que recitaba ella, sin buena o mala intención, sin intención.

Alexia Sosa 38


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

¿QUÉ PENSARÁ? Mireia Santana

Adrián vela

La noche está presente y el soldado tiene guardia, camina de un lado al otro con el fusil en la mano y la mirada tensa. ¿Me pregunto qué estará pensando? Su rostro cansado, pálido, sin vida, lo dice todo. En sus pensamientos, estará añorando a su familia, a su mujer, a sus hijos, a su madre, a su padre, a sus hermanos…Estas imágenes pueden ser las últimas, las que lo reconforten y lo hagan sonreír por un momento. Puede que piense: donde me he metido, en una miserable guerra, sin sentido, sin pena ni gloria, en un mar de sufrimiento y desesperación. ¿Y qué será de mi familia?, puede ser su último pensamiento. Pero sigue caminando con su fusil en la mano, el cielo se ilumina como fuegos artificiales, le invade el miedo, la ansiedad y la tristeza de verse en una lucha de nadie, donde ellos son las víctimas y sus gobiernos los verdugos. Su corazón está en casa, pero su mente lo retiene, debe defender su tierra, su patria y su forma de vida. Sigue la noche espesa y nuestro soldado sigue caminando con su fusil en la mano y su pensamiento perdido.

39


LETRASTRASLETRAS

VIVENCIAS Mi abuelo me contó una vez, que la

guerra solo trae sufrimiento y desgracia. Él perdió a su padre por ella. Mi bisabuelo era militar y luchó en la guerra civil española. Una noche lo llamaron al cuartel con mucha prisa, al llegar allí se encontró con un panorama desolador: su hermana le había cogido la pistola cuando dormía y tenía la intención de matar a los soldados que allí se encontraban, ya que el día de antes, en ese mismo cuartel habían fusilado a su marido no sin antes obligarlo a cavar su propia tumba. Su hermana había llegado al cuartel en busca de venganza, mi bisabuelo se quedó frío pues diez soldados estaban apuntando a la cabeza de su hermana. Intentó calmarla, pero las lágrimas de ella eran inconsolables y la rabia la consumían. La situación no pintaba bien, iban a ajusticiar a su hermana por traición a la patria. Para solucionar el conflicto, mi bisabuelo pidió que lo fusilasen a él y dejasen libre a su hermana pues no se encontraba en sus cabales. Mi bisabuelo fue apresado y fusilado al día siguiente por alta traición. La familia quedó rota para siempre, pero él dio su vida por salvar la de su hermana. Las guerras nunca traen nada bueno, en ellas no gana nadie, pero todos pierden.

40

Álex Santana


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Belén Santana 41


LETRASTRASLETRAS

Cala del Pino

42


IES PÉREZ GALDÓS

LA NAVE

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Sara Díaz

Le dolía tanto el corazón que decidió coger la primera nave a la estrella más lejana. En la maleta llevaba lo mínimo. Todo le recordaba a él, cada ropa que llevo para verlo, cada regalo que le hizo, cada libro que leyó pensando en él. Todo le destrozaba tanto por dentro que no podía llevárselo si lo que realmente quería era olvidar. Así que, lo dejó todo y se fue. No le dijo nada a nadie, no quería que la vieran como alguien débil, incapaz de superar lo que le pasaba. Lo que más necesitaba era un abrazo acompañado de un "no te preocupes, no es culpa tuya" pero como siempre decidió callarse, guardarse el dolor para ella y marcharse sin mirar atrás. Monto en la nave, se puso la música más triste que encontró, lloró todo lo que necesitaba llorar, bebió hasta que olvidó el dolor y al llegar, decidió empezar de nuevo.

43


LETRASTRASLETRAS

ACREDITADO VALOR

MManolo Rodríguez Dpto de Lengua

M

i padre nació el mismo año que Clint Eastwood. Tendría ahora noventa años. Y su aspecto sería bastante parecido al del viejo Clint. Con 17 años ingresó en la Academia General del ejército de tierra en Zaragoza. Salvo cuando tuvo que hacer unos exámenes en Murcia, unos meses antes, era la primera vez que salía de su pueblo, Mula. A su padre, también militar, lo condenaron a muerte durante la guerra civil. Su primo Jerónimo, falangista, que saldría también de Mula por primera vez para ir a Rusia con la División azul, consiguió que le conmutaran la pena. Tenía, el padre de mi padre, la Laureada de San Fernando, máxima condecoración militar, por una acción durante la guerra del Rif. Al salir de la cárcel lo dejaron dar clase de matemáticas en el colegio del pueblo. Con veintisiete años, recién ascendido a teniente, mi padre fue voluntario a la guerra. En una foto que envía a mis abuelos se le ve de espaldas, la nuca rasurada, con otros militares en una playa. Una barcaza, K-2 se lee en un costado, desembarca vehículos anfibios. Algunos soldados, arremangados o descamisados, desde la orilla, sujetan el extremo de un cabo que mantiene la barcaza al pairo. En el dorso de la fotografía escribe mi padre: “Mi comandante, mi capitán y yo disfrutando del curioso espectáculo. Paco. Ifni, marzo de 1958”.

44


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Reza su hoja de servicio: “Por haber permanecido más de 30 días destacado en las posiciones defensivas de Sidi- Ifni, el Oficial titular de la presente, en la anotación del Valor, se le pondrá Acreditado”. Una noche, cincuenta años más tarde, en la habitación 403 de un hospital, me dijo que tenía ganas de llorar y lo abracé. Murió a los pocos días. Destinado a Canarias, a mediados de los años 60, ejercía de crítico de cine en los periódicos de Las Palmas. Era un mundo en tecnicolor que lo distraía del caqui del regimiento de infantería de La Isleta. Era otro mundo que estaba en este. Conoció a mi madre en el cine Rex. Ella iba acompañada de su padre, veían Desayuno con diamantes. Mi madre tenía 15 años menos que mi padre. Se casaron apenas un año más tarde, casi el mismo tiempo que tardaría en nacer mi hermano. El reconocible sonido del manojo de llaves de mi padre en el zaguán de casa. El aroma a Brummel en la escalera. La mirada última que busca la suya antes de entrar en el colegio. El amarillo selectivo de los faros de su coche, entrecortado por los cipreses del camino de entrada a la huerta de Torre azul. Nada nos podía pasar cuando estaba papá. Llevé a mis hijos al cine a ver la penúltima de Eastwood. Por las mañanas suelo acompañarlos medio camino hasta al colegio. El mayor, ya en el instituto, algunos pasos por delante, como si de un protocolo no escrito se tratara. "Debería uno conservar el recuerdo de la última vez que caminó de la mano de su padre", escribe Muñoz Molina en El viento de la luna. El pequeño está en su último año de colegio, y va de mi mano. La busca él. Aún no sabe que, algún día, le pediré que me abrace.

45


Joice Eda

LETRASTRASLETRAS

46


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

EL DÍA

Pepe Martín Dpto de Historia Esa mañana se levantó temprano. Sin prisa y con serena entereza, tomó un desayuno frugal: apenas algo de queso y unos higos secos. Con una jofaina y un paño se lavó lo mejor que pudo, se vistió luego con ropa limpia que había guardado en un arcón de cedro entre manzanas maduras y se recostó en la cama, pulcramente hecha. Entrelazó los dedos sobre su vientre y esperó el momento a oscuras. Ese momento que conocía desde que una bocanada de aire llenó sus pulmones por primera vez: el año, el mes, el día y la hora en que había de morir. Había visto en la vida todo lo que le era dado ver y fue en ese instante, justo entonces, cuando el cíclope comprendió, por fin, por qué los dioses le habían dado un único ojo.

47


LETRASTRASLETRAS

EL VOLCÁN Glesie Joyce Eda

48


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

QUE RUGEMinerva Felipe

49


IMA MA


GEN


LETRASTRASLETRAS

Laura Ollero 52


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Soledad Navarro 53


LETRASTRASLETRAS

Elena Delisau 54


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Estela Gil

55


LETRASTRASLETRAS

Daniella Huamanchumo 56


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Laura Echave

57


LETRASTRASLETRAS

Noah Gonzá 58


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

ález 59


LETRASTRASLETRAS

60


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Sofía Cutanda

61


LETRASTRASLETRAS

DIARIO DE UNA DEPRESIÓN

62


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Aike Hernández

63


LETRASTRASLETRAS

[añoro las facilidades de antes ]

64


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

[cuando podía levantarme sin pesar tener hambre o pensar en ducharme]

65


LETRASTRASLETRAS

66


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

[es una batalla que se arrastra. entre el cuerpo y la incercia. esperando algo que me (re)mueva. mirándo(te) como si no pasara nada, sin resignación. Tengo que aparentar ser estable, adaptarme al resto] [me reviento por dentro]

[tdos los días son iguales, abrumadores, sofocantes...]

67


LETRASTRASLETRAS

[n]hada

68

... a Carmen Laforet


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Ramón Del Pino. Dpto de Historia

69


TEAT


TRO


LETRASTRASLETRAS

EL CICLO DEL AGUA CICLO I

Yoné Roque

El espacio escénico representa un lugar oscuro, donde deben estar Aurora y el Narrador en el centro, los padres en una esquina, las amigas en otra, y Alejandro, en el centro detrás de Aurora y el narrador. El espacio debe ser oscuro, los personajes se desplazarán al centro cada vez que hablen y el narrador debe estar observando la escena, desplazándose ligeramente como apunta el guión. Narrador: “Adolescente”: Persona en período de crecimiento que se produce después de la niñez y antes de la edad adulta. Madre: 9,2 de media, dos decimas menos que en la anterior evaluación, ¿qué te está pasando Aurora? Te pasas el día entre el gimnasio y salir con ese tal Alejandro. Tienes que esforzarte más Aurora, el día de mañana nadie te pagará tus antojos. Aurora: Lo siento mamá, en la próxima evaluación me pondré las pilas. Padre: Aurora, cariño, creo que lo mejor es que en la próxima evaluación, te quedes en casa por las tardes estudiando y si te queda tiempo, salgas los fines de semanas. Aurora: Si creen que eso es lo mejor, vale, me quedaré en casa estudiando. Madre: va a ser lo mejor, ya verás. (Los padres salen de escena y vuelven a su posición. El narrador entra en escena. Aurora saca un teléfono del bolsillo y comienza a mirarlo.)

72


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

CICLO II Narrador: “Red social”: página web en la que los internautas intercambian información personal y contenidos multimedia de modo que crean una comunidad de amigos virtual e interactiva. Aurora: De 531 a 528, ¿por qué me han dejado de seguir?, ¿les parezco fea?, ¿les parezco gorda?, ¿tan mal salía en la última foto que subí?, No lo entiendo, ¿que he hecho mal? ¿Acaso no les gusto? ¿me odian? (En estado nervioso y confuso, pero sin dramatizar y sigue mirando el teléfono) Narrador: “Imagen”: figura, representación, semejanza y apariencia de algo. (El narrador, se desplaza hacia detrás y Alejandro entra en escena) Alejandro: ¿Por qué subes esa foto al Instagram?, se te ve todo. (enfadado) Aurora: Me gusta, me veo bien en la foto, ¿no te gusta? (preocupada) Alejandro: No. Se te nota todo, ¿qué quieres?, ¿provocar a tus amiguitos del instituto enseñándoles las tetas? Aurora: Alejandro no se ve nada, no empieces como siempre… (molesta) Alejandro: Como que no, ¿y ese top ajustado?, se te notan hasta los pezones. Borra ya esa mierda de ahí. (muy agresivo) Aurora: Por favor, no te enfades. No quería que te enfadaras. Alejandro: si ya sabes como me pongo… (Acaba la escena, Alejandro vuelve a su posición y el narrador entra en escena)

73


LETRASTRASLETRAS

CICLO III Narrador: “Empatía”: participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos de otra persona. (se desplaza hacia detrás) (entran las amigas en acción) Aurora: Chicas, últimamente no me encuentro bien, me siento vacía por dentro, me doy asco. (avergonzada) Isabel: No nos vengas con boberías tía, si tienes de todo, de que te vas a quejar tú. Alba: Todo el día igual, todo el rato quejándose oye, tienes notazas, eres guapa, tienes pareja, dinero ¿qué más quieres? Aurora: No sé chicas, no vengo al instituto como antes, me noto sin energía. Isabel: Eso nos pasa a todas, todo el día con trabajos y exámenes, tienes que relajarte. Alba: Por cierto, ¿qué les parece si vamos este sábado a el sotavento a beber un poco? Isabel: Me parece genial, ¿te vienes Aurora? Aurora: Sí, pero ya sabéis que yo no bebo. Isabel: Bueno… siempre hay una primera vez. (Se cierra la escena, las amigas vuelven a su posición y entra el narrador en escena)

74


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

CICLO IV Narrador: “Plan”: idea del modo de llevar a cabo una acción. (se retira hacia detrás) (entra Alejandro en acción) Alejandro: Buenas tardes, ¿cómo vas? Aurora: Aquí estoy, estudiando que mañana tengo un examen. Alejandro: ¿Vas a hacer algo el sábado? Aurora: Voy a ir al sotavento con Isabel y Alba Alejandro: ¿Isabel y Alba? No me gustan esas influencias. ¿Por qué no te vienes a mi casa, y vemos alguna serie de Netflix? Aurora: Me apetecía salir con las chicas. Alejandro: ¿Prefieres a las chicas antes que a mi? Aurora: No, pero son mis amigas y me lo paso bien con ellas. Alejandro: Venga… vienes el sábado y así pasas el día conmigo. Vete buscando alguna serie. Aurora: Vale. (Sale Alejandro de escena, y entra el narrador)

75


LETRASTRASLETRAS

CICLO V Narrador: “Amistad”: relación de afecto, simpatía y confianza que se establece entre personas que no son familia. (Vuelve hacia detrás) Aurora: Chicas, al final no puedo ir mañana. Alba: Cómo que no, ¿por qué? Isabel: Siempre eres la misma, no hay semana que no nos dejes colgada. Aurora: Me encuentro mal del estomago, mañana iré al medico. Alba: Sí claro, cuando no es la barriga, es la cabeza. Isabel: Ya estamos un poco hartas de tus excusas. Aurora: Lo siento, de verdad. Isabel: ¡No nos vuelvas a hablar! (Las amigas desaparecen de escena, y vuelve el narrador)

76


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

CICLO VI Narrador: “sábado”: sexto día de la semana civil, séptimo y ultimo de la semana litúrgica. (se desplaza hacia detrás) Alejandro: ¿Te apetece jugar un poco? Aurora: ¿A que te refieres Alejandro? Alejandro: Bueno, llevamos ya un tiempo juntos creo que ya es hora de dar el paso. ¿no crees? Aurora: Alejandro, me da miedo, no me siento preparada. Alejandro: No te preocupes, déjate llevar. Aurora: ¡No! ¡no quiero! (gritando) (Alejandro sale de escena entra el narrador, se acerca más de lo normal a Aurora) Narrador: Callada, violada y abusada. Aurora: Que asco doy, como he podido hacer esto. (expresando rabia) Narrador: Herida, humillada, y avergonzada. Aurora: Es todo culpa mía. Tienen razón. Soy una asquerosa. (llorando de rabia) Narrador: Aurora, atormentaba, no dejaba de dar vueltas a la cabeza a causa de lo sucedido, de alguna manera, se habían apoderado de su propio cuerpo. (Sale el narrador y entra la familia)

77


LETRASTRASLETRAS

CICLO VII Madre: Aurora, come más, estás muy flaca, te vas a quedar en los huesos. Aurora: No tengo hambre mamá. Padre: Estás muy flaca, tienes que coger unos kilos más. Aurora: Déjenme ¡No quiero comer, no puedo comer! Madre: Aurora no me vuelvas a hablar así, maleducada Padre: Vete a tu cuarto, y no salgas hasta mañana. ¡Nos tienes hartos! (Padres abandonan la escena y el narrador entra) Aurora: No lo entienden, no entienden que no puedo, que mi cuerpo no me permite comer, que estoy gorda, mi cara está hinchada, mis granos recubren mi frente, las estrías marcan mis caderas. ¡No lo soporto! ¡no puedo más! (Sale del espacio escénico)

78


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

CICLO VIII Narrador: “Evaporación”: proceso físico que consiste en el paso lento y gradual de un estado líquido a un estado gaseoso, tras haber adquirido suficiente energía para vencer a la tensión superficial. Finalmente, Aurora se eleva con el viento, completando un ciclo imprevisto, que nunca debió completar.

79


PENSAM


MIENTO


LETRASTRASLETRAS

Melani, la chica de tod (The girl with All the Gifts, 2016, Colm McCarthy)

Cuando desde La noche de los muertos vivientes (Night of the Living Dead, 1968, George A. Romero) hasta Bienvenidos a Zombieland (Zombieland, 2009, Rubén Fleischer), la teleserie The Walking Dead (2010), Memorias de un zombie adolescente (Warm Bodies, 2013, Jonathan Levine) o la exitosa Guerra Mundial Z (World War Z, 2013, Marco Beltrami) creíamos haberlo visto todo sobre el género de terror del muerto viviente, del zombie, apareció en la gran pantalla hace escasos años Melanie, la chica de todos los regalos (The Girl with All the Gifts, 2016, Colm McCarthy), para sorprendernos con un nuevo e inesperado giro o vuelta de tuerca dentro de las situaciones argumentales de este tipo de subgénero fílmico. Porque, aunque se presentó en ese mismo 2016 la aclamada por crítica y público Tren a Busan (Train to Busan, 2016, Yeong Sang ho), la novedad de esta última se resiente en cierto modo, pues no deja de explotar un recurso argumental ya tratado dentro del subgénero: el del encierro de una serie de personajes en un espacio cerrado, que se tornará en claustrofóbico y terrorífico cuando dentro de él se produce la amenaza directa de los no muertos, histéricos, descontrolados y hambrientos; un subgénero del que ya poseíamos como buen ejemplo el filme español Rec (2007, Paco Plaza y Jaume Balagueró). Es pertinente la cita de Rec no por sacar músculo patrio exhibiendo el caso de una buena película española del género de zombies. Recordemos que ya contábamos, desde mucho tiempo atrás, con No profanar el sueño de los muertos (Non si deve profanare il somno dei morti, 1974) coproducción italo-española dirigida por Jorge Grau, un filme original y de buena calidad, producido pocos años después de aquel que reinauguró, dentro del cine moderno, este subgénero de terror: La noche de los muertos vivientes de George A. Romero.

82


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

dos los regalos La excelencia técnica de Tren a Busan, avalada ampliamente por la crítica profesional, no debe ensombrecer el precedente español que supone Rec en el desarrollo de una estructura argumental basada en el ataque de zombies a un grupo de personas encerrado en un espacio determinado. Es más, el ataque en masa de los no muertos en La noche de los muertos vivientes se produce, del mismo modo, contra unas personas encerradas en una casa de campo y sin posibilidad de escapar.

La originalidad, sin embargo, de Melanie, la chica de todos los regalos, no reside tanto en el tratamiento argumental del espacio físico donde evolucionan los zombies y los vivos, sino en la forma de presentarnos la catástrofe que ha sucedido en nuestro planeta y que ha causado una pandemia por un hongo infeccioso cuyo efecto ha sido la “zombificación” de los seres humanos infectados. Entonces, ¿qué ha sucedido con las mujeres que en el momento de infectarse se encontraban embarazadas? Pues que su infección ha pasado, como no podía ser de otra manera, a los fetos, pero en estos, la afección de la enfermedad infecciosa se ha producido de forma diferente: han nacido niños física y mentalmente normales que esconden un zombie dentro de ese aparente aspecto de normalidad. Y lo que activa su transitoria conversión, de la normalidad a la zombificación, es el hambre de carne humana y el olor de los fluidos corporales de los vivos.

83


LETRASTRASLETRAS

El pequeño “muerto viviente de nueva generación”, convenientemente estimulado, se transforma en un zombie, ataca y mata de la forma animalesca habitual que ya conocemos por decenas de películas y series de televisión anteriores de este género, para terminar cayendo en un trance de sueño del que despierta como un niño, de nuevo aparentemente normal. En Melanie, la chica de todos los regalos, un grupo de militares, que controla una base especial protegida, tiene encerrados a un grupo de esos niños zombies en celdas individuales. Cada día se repite el mismo protocolo bajo fuertes medidas de seguridad militar, a saber: la inmovilización completa de los niños, sentados en una silla de ruedas y su transporte escoltados por dos soldados hasta una habitación acondicionada como aula de estudio, donde reciben formación académica. Mientras tanto, día tras día, la doctora del campamento militar Caroline Caldwell (Glenn Close) se afana en sus pruebas científicas para encontrar una cura a la enfermedad zombificadora que asola nuestro planeta. Sin entrar a analizar la alegoría que se plantea en esos momentos iniciales del filme, que podría convertirse en una dialéctica del derecho a la educación o del deber de la educación, de entre el grupo de niños encerrados en las celdas del campamento militar sobresale una niña, Melanie (Sennia Nenua), con una sensibilidad especial que la hace más “humana” que el resto. Es muy receptiva a las historias de la mitología griega que, contra el reglamento de la base militar, lee en clase a modo de cuento infantil la profesora (con nombre, precisamente, de una famosa princesa de la mitología griega) Helen Justineau (Gemma Atterton). Una de estas historias es el mito griego de la creación de la primera mujer, Pandora, nombre parlante que en griego antiguo significa “(mujer) de todos los regalos”. Y aquí reconocemos ya la primera analogía que mantendrá el filme con este mito: Melanie es “la chica de todos los regalos” (the girl with all the gifts), como Pandora. Son los propios niños-zombies quienes insisten para que la profesora Justineau les cuente una historia de la mitología griega: Profesora Justineau (lee): “…así que creó [Zeus] a una mujer de arcilla y le puso el nombre de Pandora, “aquella que trae dones”.

84


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Pandora abrió la caja y de ella salieron todas las plagas y tribulaciones, todas las desgracias y todo los males del mundo que han afligido a la humanidad desde entonces, y todo debido a la curiosidad de Pandora. Pero entonces, Pandora miró al interior de la caja y vio que había algo más en el fondo: era la esperanza. Y la levantó con sus manos y la liberó. -La esperanza es eso que os hace ser capaces de enfrentaros a todas las cosas malas-… Melanie: Pero… ¿aquí no nada malo, verdad? Profesora Justineau: No… supongo que estamos a salvo. Al día siguiente, la profesora Justineau les cuenta otra historia de la mitología griega. En esta ocasión se trata de uno de los episodios narrados en la Odisea de Homero que se corresponde con el encuentro de Odiseo y sus marineros con la maga Circe: Profesora Justineau (lee): “Estos son sus marineros, convertidos en animales por el poder de la bruja. ¡Por todos los dioses!, gritó Odiseo, si ese fuese mi destino y acabase convertido en una bestia, prefiero matarme con mis propias manos…” Percatándose la profesora de que esta lectura no suscita el interés de los niños, se le ocurre que sean ellos quienes escriban una pequeña historia y que se la cuenten a ella. Al terminar, Melanie se ofrece voluntaria para leer el cuento que ha redactado: Melanie: Érase una vez en la antigua Grecia, había una mujer, una mujer muy hermosa. Era la mujer más hermosa, amable, inteligente e increíble del mundo. Un día estaba paseando por un bosque cuando de repente fue atacada por un monstruo. Era repugnante y quería comérsela. La mujer, que era muy valiente, luchó y luchó, pero el monstruo era grande y feroz. No podía con él. Se le rompió la espada y la lanza. El monstruo iba a comérsela. Entonces, llegó una niña. Era como Aquiles, porque no podía ser herida, salvo en un lugar que mantenía en secreto. Luchó contra el monstruo, lo mató, le arrancó la cabeza y huyó corriendo torpemente. La mujer le dijo: “Eres mi niña especial, siempre estarás conmigo y nun85


LETRASTRASLETRAS

ca dejaré que te vayas”. Y vivieron juntas para siempre en paz y prosperidad. Y si ya pueden resultarnos extrañas unas escenas de este tipo, con lecturas de la tristemente olvidada mitología clásica, la progresión de la trama nos revelará algo aun más extraño: que son el mito de Pandora y ese otro mito griego inventado por Melanie en su cuento los que van a guiar el argumento desde este inicio del filme hasta su final. Pues, al igual que la profesora Justineau salva la vida de Melanie en la mesa quirúrgica donde iba a ser diseccionada en nombre de la ciencia para la búsqueda de un antídoto contra la epidemia zombificadora, Melanie se va a convertir un poco después en protectora y salvadora de su querida profesora.

La base militar es invadida por los zombies y solo pueden escapar con vida el sargento al mando del destacamento, la doctora Caroline, la profesora Justineau, Melanie y varios soldados. Todos juntos consiguen finalmente llegar a la ciudad, pero, una vez allí, son atacados por un grupo de niños-zombie como Melanie…aunque algo distintos. Estos andan solos por la ciudad, visten con harapos y están cubiertos de suciedad. Parecieran pequeños trogloditas con su pelo largo y enmarañado; hombrecillos de aquellos tiempos en que los primeros seres humanos vivían en cavernas. Los lidera el más grande y fuerte de ellos, que se hace respetar portando un bate de béisbol a modo de arma. En la ciudad, el grupo también descubre que el hongo infeccioso responsable de la enfermedad de los seres humanos se ha convertido en una planta trepadora gigantesca, con unas vainas que encierran las semillas transmisoras de la enfermedad 86


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

por inhalación. Como dice la doctora Caroline: "Aquí tiene que haber decenas de miles en esta cosa. Si llegasen a abrirse…sería el fin del mundo, probablemente". Como una nueva versión del mito griego de Pandora, trasladado a nuestra actualidad del siglo XXI y convenientemente reinterpretado en el marco de una distopía de seres humanos en lucha por su supervivencia contra zombies, Melanie destapará esa caja de Pandora que encuentra su correspondiente análogo en la gigantesca planta de las vainas portadoras de las semillas infecciosas. Esas vainas y esas semillas se convierten entonces en los males que ponen en peligro a la humanidad, amenazando con su extinción. Pero ha de mantenerse la esperanza dentro de la caja, como en el antiguo mito griego. Y esa esperanza ha de servir para construir un nuevo mundo mediante la instrucción, formación y educación de los niños-zombie, extensión y futuro de la esperanza que debe quedar como garantía de la continuidad en la evolución del homo sapiens hacia un nuevo ser humano. ¿Qué será, entonces, de las personas que sobrevivieron a la pandemia, de la doctora Caroline, del sargento Parks o de la profesora Justineau? Los mitos son universales y son para siempre. Se disfrazan con mil y una máscaras distintas, pero son los mismos, pueden ser descubiertos y cumplen idéntica función que antaño: nos revelan la esencia del ser humano, nos explican el mundo.

Ricardo L. Rodríguez Dpto de Griego 87


LETRASTRASLETRAS

PARARNOS UN MINUTO Bachillerato es una etapa muy corta en la que pasamos de un hola a un adiós en muy poco tiempo. Pasamos de estar en el curso siguiente a la ESO a estar en el anterior a la uni. Pasamos de ir a lo loco en primero, para llegar a segundo y darte cuenta de que depende de lo que hagas y lo que estudies para decidir si podrás entrar en la carrera que quieres. No nos damos cuenta hasta que ya ha pasado, pero deberíamos disfrutar más este último curso y no estar tan pendiente de lo que viene después. También podríamos aplicarlo en nuestra vida fuera del instituto. Es normal que este curso queramos acabarlo ya para poder empezar el mejor verano de nuestras vidas y acabar esta etapa de una vez para empezar la vida universitaria. Pero creo que ninguno nos hemos parado a pensar que lo que estamos viviendo ahora no lo volveremos a vivir nunca más, que los amigos que están en clase con nosotros no volveremos a verlos en el instituto todos los días, y que tus grupos de amigos probablemente no se vuelvan a ver tanto porque cada uno se va a estudiar a una ciudad distinta. Es muy bonito que queramos empezar una nueva etapa, pero deberíamos pararnos un minuto a pensar en todo lo

88

Marta Hernández


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

Miriam Molés a nuestro alrededor que nos hacen felices. Por muchos exámenes que tengamos en segundo, los amigos que hacemos en clase tienen mucho mayor peso a lo malo de tener que empollar exámenes. Deberíamos disfrutar de cada patio riendo con amigos, horas libres jugando a las cartas o al vóley, e incluso cada clase que ahora nos aburre, seguro que dentro de unos años echaremos de menos. O no, quién sabe. Pero esa es la gracia; eso ya vendrá luego, ahora deberíamos disfrutar el presente porque el futuro va a llegar sí o sí, pero el presente no volverá.

89


LETRASTRASLETRAS

Alice Guy, la pionera olvidada del cine. Alexander Cáceres

<< No, no se encuentran mis películas francesas. Las americanas tampoco se encuentran, porque quieren que la primera mujer directora sea americana.>> La primera mujer detrás de la cámara, la primera directora y productora de películas de ficción, más de 500 películas en su haber. Alice Guy dio forma a los inicios del séptimo arte. Sin embargo su nombre ha sido borrado de la historia del cine. Todo comienza en marzo de 1894. Alice Guy tiene 21 años y solicita un puesto de secretaria en la Oficina General de la Fotografía. Allí conoce a León Gaumont, empresario del sector fotográfico el cual duda de los dotes de Alice debido a su temprana edad. Finalmente, contratada el mismo día, y sin saber nada de fotografía, debuta como mecanógrafa. << Los hermanos Lumière vinieron a visitarnos. Invitaron a Gaumont a una fiesta que daban. Yo estaba allí y me preguntaron si me gustaría asistir, por supuesto acepté>> Ningún invitado sabía lo que iba a ver. Se trataba de las primeras proyecciones privadas de los hermanos Lumière en las que mostraban el primer vídeo grabado con un cinematógrafo. Estas imágenes mostraban el movimiento de un tren el cual poco a poco se iba aproximando a la pantalla. El público corría aterrado de la sala ya que creían que el tren embestiría contra ellos. El efecto sorpresa fue increíble. Ante los ojos de Alice y Gaumont se crea una gran admiración por el invento, el cual adquirieron, fue el nacimiento del cine. 90


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

El mundo de la fotografía estaba en ebullición. Todos empiezan a filmar escenas de la vida cotidiana y las películas acaban pareciendo todas iguales. Convencida de que es posible hacerlo mucho mejor, Alice pide permiso a Gaumont para rodar algunos sainetes. En este jardín nace la primera mujer cineasta del mundo. El éxito de esta primera ficción es tal que Gaumont se convence, Alice podrá escribir y rodar otras películas. Para acelerar el ritmo, Gaumont construye un verdadero estudio, con muchísimos medios para la época, elección de artistas, diálogo con figuristas, escenógrafos, carpinteros… Las responsabilidades de Alice son cada vez mayores. Con solo 32 años, Alice dirige el mayor estudio de cine del mundo. En 1906 Alice rueda “La vida de Cristo”: el primer peplum de la historia del cine. Una superproducción con 25 decorados y más de 300 extras. Pero tras 11 años dirigiendo sola el mayor estudio cinematográfico del mundo, debe renunciar a su posición. Llega la época del cine sonoro. Gaumont acaba de vender la patente del cronófono a dos estadounidenses y Herbert Blaché, marido de Alice, es enviado a EE.UU. como especialista, pero los dos estadounidenses no sacan ningún beneficio del invento. En una situación muy precaria, Alice pide ayuda a Gaumont. <<Así que Gaumont vino y arregló las cosas. Compró un pequeño estudio en Flushing, Long Island, para hacer cine sonoro y puso a mi marido al cargo.>> En septiembre de 1910, reúne todos sus ahorros y propone a su marido fundar juntos “Solax”. Se convierte así en la primera mujer productora del mundo. Solo Alice garantiza el funcionamiento de la joven empresa. Al público le gusta y los pedidos se acumulan, Solax produce dos películas a la semana y los beneficios se disparan, Alice se convierte en la empresaria mejor pagada de Estados Unidos. Con la idea de hacer crecer Solax, compra un terreno en Fort Lee, Nueva Jersey, la cual era la gran ciudad del cine de la época, antecesora de Hollywood. El nuevo estudio de Alice cuesta 100 000 dólares. Alice contrata actores y los lleva a Fort Lee para que puedan rodar en cualquier momento, incluso contrata al cómico Billy Quirk, uno de los más cotizados de la época. 91


LETRASTRASLETRAS

Y para promocionar las bondades de Solax, crea un departamento de publicidad, es el inicio del star system, el cual era el sistema de contratación de actores en exclusividad y a largo plazo utilizado por los estudios. Pero la carrera de Alice da un brusco giro cuando su marido deja la empresa de Gaumont para hacerse cargo de Solax. Sus malas inversiones en bolsa y su pasión por el juego acaban por arruinar a la pareja. Hay que vender Solax, y Herbert desaparece con una de sus amantes, Alice vuelve a Francia con idea de recuperar su lugar en el cine. Más tarde descubre que León Gaumont la ha borrado de la historia oficial de su empresa, su nombre ya no aparece en ninguna parte. Suprimida de los catálogos, Alice también desaparece de la historia del cine. Para muchos historiadores, es y seguirá siendo solo la secretaria de León Gaumont. Indignada, Alice intenta restablecer la verdad, escribe sus memorias y mantiene la esperanza de encontrar sus películas, a pesar de sus esfuerzos, Alice Guy no encuentra ninguna de ellas. Nadie quiere el manuscrito de sus memorias. Pero investigadores recientes han permitido inventariar un centenar de sus obras. Hoy, por fin, recupera su lugar en la historia del cine, ella, que nos abrió las puertas del séptimo arte.

Alice Guy, la pionera olvidada del cine. Alexander Cáceres

92


IES PÉREZ GALDÓS

REVISTA DE ARTE Y PENSAMIENTO

93



LETRASTRASLETRAS Revista de Arte y Pensamiento

IES Pérez Galdós Curso 2021-22