El cultivo del pimiento en el Campo de Cartagena

Page 1

Serie Documentos

El cultivo de pimientos en el Campo de Cartagena

josefa.lopez38@carm.es


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

El cultivo del pimiento en el Campo de Cartagena, Comunidad Autónoma de Murcia, España

*IMIDA; **Técnico Agroquimicos Los Triviños;

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

2


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Índice El pimiento a nivel regional

4

Material vegetal: Variedades tradicionales

8

Variedades actuales

11

Operaciones del cultivo protegido del pimiento en el Campo de Cartagena Producción de plántulas en semillero

14

Particularidades del invernadero

17

Desinfección de suelos

19

Alternativas de desinfección

21

Preparación del suelo

26

Trasplante

26

Riego

27

Fertilización

31

Podas

34

Cuidados fitosanitarios

35

Producción Integrada y lucha ecológica

39

Recolección

45

Comercialización

47

Conservación frigorífica y transporte

53

Coste por hectárea de pimiento en suelo en el Campo de Cartagena para una producción de 10 kg/m2.

55

Información Comercial Productos MASSO compatibles con Producción Integrada y Cultivo Biológico

60

Productos CEBE. Bioseguridad de 3ª generación

61

Pimiento Bily, de Syngenta

62

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

3


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Introducción El pimiento, junto con el tomate, es el cultivo que más superficie ocupa dentro de las especies que se realizan en cultivo protegido, habiendo de considerar que, además de que la casi totalidad de esta superficies cultivada es en invernadero, hay otras extensiones en que se practica su cultivo, también para consumo en fresco, con semiforzados o con túneles no visitables, o bien

solo con el empleo del acolchado,

normalmente esto último cuando el destino de la producción es el uso industrial. España era el quinto productor mundial de pimiento, con una producción de 1.057.500 toneladas en 2007, y el tercer país exportador por detrás de México y Holanda. El principal competidor de España en Europa es Turquía, país que contaba años atrás con una producción superior a la española, aproximadamente

un 66%, sin embargo, su

volumen de exportaciones fue muy inferior al español, ya que sólo alcanzaron un 14% del volumen total exportado por España. En España se ha experimentado una ligera reducción de la superficie cultivada a lo largo de los años, lo que se ha reflejado en una pequeña caída de la producción (Tabla 1), habiéndose sostenido los precios, lo que no ha sido óbice para que los rendimientos hayan seguido aumentando, gracias al mejor y mayor uso de las nuevas tecnologías, lo que así

muestran las series históricas de las recientes estadísticas

anuales (Tabla 1).

Imagen Hortamira

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

4


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tabla 1. Serie histórica de la evolución de las particularidades más importantes del cultivo del pimiento en España Años

Superficie (miles de hectáreas, ha)

Rendimiento (qm/ha) (qm = 100 kg)

Producción (miles de t)

Precio medio percibido por los agricultores (euros/100kg)

Valor (miles de euros)

1999

23,2

405

939,2

53,06

2000

23,2

408

946,7

2001

22,8

430

2002

23

2003

Comercio exterior (toneladas, t) Importaciones

Exportaciones

498,315

2418

447243

76,51

724,366

3287

386676

979,2

64,7

633511

4713

423440

460

1056,8

60,39

638180

7816

495630

22,4

472

1056,2

78,23

826251

11539

454807

2004

22,7

473

1075,5

86,36

928810

13556

406375

2005

23,7

448

1060,4

67,86

719562

17639

437019

2006

23,7

484

1147,8

69,11

793227

18778

483256

2007

21,8

485

1057,5

85,24

901441

26726

379013

2008

18,7

491

918,1

84,76

778215

32418

448784

2009

18,9

491

929,3

69,99

650429

28236

402987

Fuente: Anuario Estadístico Nacional (2010). Las exportaciones de pimiento alcanzaron en 2008 las 444.485 toneladas, lo que supuso casi el 45% del total de la producción nacional de dicho año. Aunque también se produjeron importaciones de pimiento durante 2008, éstas fueron poco relevantes ya que se importaron un total de 4.477 toneladas, menos del 1% de la producción total de 2008, siendo Francia, con el 32 %, y Holanda, con el 24 %, en ambos casos del total importado, los más importantes. En cuanto a la importancia de su superficie cultivada y dentro de la nación, exclusivamente para cultivo en invernadero, destaca Almería con 7.000 hectáreas, con producción de otoño-invierno, seguida de Murcia con casi 1.300 ha., constituyendo las zonas esencialmente productoras.

El pimiento a nivel regional La totalidad de cultivos de pimiento, tanto los realizados al aire libre, incluidos los de aprovechamiento industrial, como los cultivados en invernadero, hay que llevarlos a cabo en regadío (Tabla 2).

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

5


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tabla 2. Superficie, rendimiento y producción de pimiento para consumo en fresco en la Región de Murcia del año 2009

Superficie (hectáreas) Secano

Regadío Aire Libre

Rendimiento (kg/ha) Total

Secano

Inv.

1.452 1.671 3.123 Fuente: Anuario Estadístico Nacional (2010).

Producción (toneladas)

Regadío Aire Libre

Inv.

45.000

80.500

126.741

Las evolución de superficie para el año 2010 y 2011 se estimó entre 1.300 y 1.200 ha respectivamente (Tabla 3), en función de la datos de semilla vendida por las diversas casas comerciales. Este último descenso con relación a años anteriores vino provocado por los bajos precios debido a la supuesta aparición de Escherichia coli en pepinos españoles en Alemania.

Tabla 3. Evolución de producción y superficie en la Región de Murcia Año Producción (t) Superficie (ha) 1999 138.141 1.363 2000 141.468 1.401 2001 147.140 1.450 2002 153.407 1.435 2003 158.945 1.461 2004 179536 1.568 2005 154.520 1.563 2006 162.237 1.559 2007 128.618 1.491 2008 125.034 1.468 2009 126.741 1.452 Fuente: Servicio de Estadística Agraria de Murcia, Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia (2011). Y dentro de la Región de Murcia el cultivo del pimiento se centra en la comarca del Campo de Cartagena, y en la cual se incluyen diversos municipios (Figura 1).

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

6


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Figura 1: Distribución de municipios en la comarca del Campo de Cartagena.

(21) Fuente Alamo, (16) Cartagena, (41) La Unión (37) Torre Pacheco, (35) San Javier, (36) San Pedro del Pinatar, (45) Los Alcázares

La alta demanda habida de pimiento fresco por parte de los mercados europeos originó un crecimiento espectacular del cultivo en el sureste español, principalmente en Almería, Murcia y Alicante. La primera zona y más importante sigue siendo Almería, con cosecha de otoño-invierno y actualmente con una superficie aproximada de 9.000 ha que conlleva una producción de 630.000 t. La segunda, es la zona del Campo de Cartagena, en la Región de Murcia, junto al sur de la provincia de Alicante, ya que geográficamente es la misma ubicación, con cosecha en ambos casos de primavera-verano, y que abarca una superficie entre Murcia y Alicante de 1.500 ha que suponen unas 187.000 t de producción. En la Región de Murcia, en el Campo de Cartagena, el número de productores de pimiento en 2011 era de 1.455, dando una superficie media individual de 1,23 ha, lo que indica que la mayoría de las explotaciones son de carácter familiar, por lo que es un cultivo eminentemente social. Este cultivo a su vez requiere gran cantidad de mano de obra, y genera empleo en diferentes ocupaciones, pudiendo

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

7


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

evaluarse en campo a 3.569 personas, 1.785 en almacén y 714 empleos indirectos (empresas auxiliares de invernaderos, plásticos, riegos, fertilizantes, fitosanitarios, etc.), lo que significaría un total de 6068 empleos, los que además se generarían en la Región por la práctica de este cultivo (http://www.istas.net/fittema/att/br2.htm, 2011). El pimiento en esta comarca forma parte de una horticultura intensiva muy tecnificada, moderna y competitiva, con alta proyección a la exportación a Europa. Las exportaciones desde la región de Murcia se destinan principalmente a Alemania, Francia y Austria.

Material vegetal: Variedades tradicionales A partir de 1970, con la aparición de los primeros invernaderos, las variedades tradicionales fueron sustituyéndose por variedades híbridas para conseguir mayores producciones y resistencia a plagas y enfermedades, aun a costa de una reducción de las propiedades organolépticas de las variedades tradicionales. Las variedades tradicionales representan la mayor diversidad genética y, por tanto, la fuente de variación más fácilmente aprovechable en programas de mejora genética. Las variedades tradicionales están adaptadas a las condiciones agroclimáticas de la zona donde fueron obtenidas y al sistema de cultivo, mostrando en estas condiciones un comportamiento óptimo. Se pueden establecer sinergias entre variedades tradicionales y agricultura ecológica que contribuyan a conservar las primeras y a mejorar la imagen de los productos ecológicos. Varios son los tipos de fruto que se cultivan en la región de Murcia, habiendo sido definidos los siguientes. Lamuyo: de ascendencia francesa. Tipo rectangular semilargo que recordaba a variedades antiguas como “Trompa de vaca”. Superficie lisa, con tres/cuatro cascos o lóbulos, un poco asurcado, el rojo llega a adquirir un color casi púrpura en su madurez. Carne gruesa y sabor dulce y adecuado para consumir fritos, asados o crudos. Muy buen transporte y conservación.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

8


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Diversidad pimientos. Imagen J. Urrios

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

9


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

California: Fruto de forma cuadrada y uniforme, tamaño medio, color rojo brillante en su madurez. Superficie lisa y con tres/cuatro cascos o lóbulos. Carne gruesa y muy dulce, apto para crudo, asar, freír o rellenar. Muy buen transporte y conservación. También existe el de maduración en color amarillo, bastante empleado para encurtidos. Está orientado prácticamente a la exportación, principalmente para Alemania e Inglaterra, ó a países del centro y norte de Europa, y por convenios, con Estados Unidos y Canadá. Son de forma cuadrada y paredes más gruesas que el Lamuyo. El 95% de la producción va para mercado en fresco. Las calidades inferiores son las que van a parar a la industria. Dulce italiano: de forma alargada y fina y color verde brillante. Destinado para freír. Muy cultivado en Almería, tiende a vetear en rojo cuando madura. Superficie lisa, irregular con dos/tres cascos o lóbulos poco marcados. Carne fina, de firmeza media y apreciado para freír. Una variante sería el “verde cristal”. Buen transporte y conservación. Pimiento de Padrón. Variedad más bien localista, de frutos de unos 10 cm de largo, cilíndricos y apuntados en el ápice, recomendados para freír. Ligeramente rugoso o asurcado, de piel delgada, con dos/tres cascos o lóbulos. Carne fina y dulce, pero que puede virar a sabor picante, sobre todo, cuando sobrepasan determinado crecimiento. Fríe bien y, como dice el refrán: “los pimientos de Padrón unos pican y otros no”. Como su nombre indica es originario de Padrón (Galicia), si bien su cultivo ya se ha hecho extensivo a otras zonas. Muy buen transporte y, conservación, se suele comercializar en bandejas de 250 g. Pimiento para pimentón: de sabor dulce. Molido se usa como condimento alimenticio. Pimiento de encurtir: de color marfil, blanco o amarillo. Pimiento para conserva: variedad morrón y de piquillo. Pimiento para ornamental

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

10


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Variedades actuales En Almería y Murcia se cultivan un gran número de variedades de pimiento que van dirigidas a mercados muy específicos De los tres tipos ya detallados, destacan diversas variedades (Tablas 4, 5 y 6). En los últimos años ha cobrado especial importancia la obtención de variedades resistentes al virus del moteado suave del pimiento, Tm:0-3 (L4). Este virus se puede transmitir por contacto entre planta y planta o entre planta y agricultor, aunque su característica principal es que puede permanecer en el suelo varias décadas activo o estable, es decir, capaz de actuar en otra planta, siempre dependiendo de las condiciones ambientales. La forma de reconocerlo es más evidente en el fruto ya que presenta una deformación bastante pronunciada, se da un cambio de color y además se produce una necrosis en los surcos longitudinales de los lóbulos del pimiento. Otra forma más tenue de detectarlo es a través de la hoja, cuando ésta posee un ligero moteado o mosaico, creando así un efecto en la hoja donde una zona presenta un verde más intenso y otras un verde más oscuro. Parece ser que a medida que avanza la campaña, con el aumento de las temperaturas y el mayor desarrollo vegetal de la planta, la incidencia de este virus va disminuyendo.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

11


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tabla 4. Variedades cultivadas en el Campo de Cartagena: Tipos Lamuyo con maduraci贸n en rojo Variedades Almuden Herminio Loreto Coraza Mirador Tamarin

Resistencias inducidas HR a Tm0; IR a TSWV PO HR a Tm0 HR a PVYO-2, Tm3 HR a Tm3; IR a TSWV PO HR a Tm3; IR a TSWV PO HR a Tm3; IR a TSWV PO

Empresa propietaria SYNGENTA SYNGENTA SYNGENTA SYNGENTA ENZA ZADEN ENZA ZADEN

Pascal

IR a TSWV

Z SEEDS

Aristocrata

HR Tm0, IR a TSWV

DE RUITER

Airone

IR a TSWV PO

NUNHEMS

Kaiman

IR a TSWV

NUNHEMS

HR a Tm3; IR a TSWV Fuente: Elaboraci贸n propia (2011) Balzac

NUNHEMS

Nota: Tm: Tobamovirus patotipo P0 Tm2: Tobamovirus patotipo P0, P1, P1-2 Tm3: Tobamovirus patotipo P0, P1, P1-2, P1-2-3 PVY0-2: Virus Y de la patata razas 0,1 y 2 TSWV PO: Resistencia intermedia al virus del bronceado del tomate (spotted), patotipo P0 HR: Resistencia alta IR: Resistencia intermedia

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

12


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tabla 5. Variedades cultivadas en el Campo de Cartagena (Regi贸n de Murcia): Tipos California con maduraci贸n en rojo Variedades

Resistencias inducidas

Empresa propietaria

Cabezo

HR a PVYO-2; IR a TSWV PO

SYNGENTA

Coyote

IR a TSWV PO

SYNGENTA

Cornago

HR a PVYO-2, Tm3; IR a TSWV PO

SYNGENTA

Quito

HR a Tm0; IR a TSWV PO

SYNGENTA

Aguila

HR a Tm3; IR a TSWV PO

SYNGENTA

Gacela

HR a Tm3; IR a TSWV PO

SYNGENTA

Lo Romero

HR a Tm3; IR a TSWV PO

SYNGENTA

Enciso

HR a Tm3; IR a TSWV PO

SYNGENTA

Goloso

HR a Tm3; IR a TSWV PO

SYNGENTA

Murano

HR a TMV; PMMoV:1-2-3 IR a TSWV

CLAUSE

Requena

IR a TSWV

DE RUITER

Centenario

HR a Tm3; IR a TSWV

DE RUITER

Pedrosas

HR a Tm3; IR a TSWV

DE RUITER

Utiel

HR a Tm3; IR a TSWV

DE RUITER

Fuente: Elaboraci贸n propia (2011). Nota: Bis Tabla 4 PMMoV:1-2-3: Virus del moteado suave del pimiento. Patotipos 1-2-3.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

13


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tabla 6. Variedades cultivadas en el Campo de Cartagena (Región de Murcia): Tipos California con maduración en amarillo Variedades Limone Guepard

Resistencias inducidas HR a Tm3; IR a TSWV PO HR a Tm3; IR a TSWV PO

Empresa propietaria SYNGENTA SYNGENTA

Tallante

HR a Tm2; IR a TSWV

DE RUITER

Cierva

HR a Tm3; IR a TSWV

DE RUITER

Velez

HR; Tm: 0-2

ENZA ZADEN

Fuente: Elaboración propia (2012) Nota: Bis Tabla 4

Operaciones del cultivo protegido del pimiento en el Campo de Cartagena, Región de Murcia, España Producción de plántulas en semillero La realización de semilleros, con el fin de obtener plantas idóneas para el trasplante, es uno de los aspectos más importantes para obtener resultados económicos satisfactorios. Cuando se inició el cultivo del pimiento en invernadero, el mismo agricultor producía su propia planta y para ello utilizaba como semillero pequeños túneles cubiertos con plástico; en el interior de éstos, la semilla era sembrada a voleo o en filas sobre el terreno, con la finalidad de obtener plantas con raíz desnuda para el trasplante. El resultado, en

muchas ocasiones, con este tipo de

semilleros, era la obtención de plantas heterogéneas, ahiladas, débiles, deshojadas, muy endurecidas o excesivamente tiernas. Además, el trasplante en cultivo intensivo se realiza en invierno o en pleno verano, lo que origina que las plantas sufran un gran parada vegetativa y no pocas marras o fallos de plantación, como consecuencia del estrés que supone para una plantita con raíz desnuda el trasplante en un suelo demasiado frío o excesivamente seco. Debido a esto, al tecnificarse más los cultivos, al elevado precio que ha adquirido la semilla, a la necesaria uniformidad del cultivo para obtener una respuesta comercial adecuada, etc., los

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

14


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Plantel en la funda de la bandeja. Semillero El Mirador agricultores han dejado este sistema y todo ese material vegetal es producido por semilleros especializados a los cuales encargan sus necesidades. En los semilleros comerciales, la siembra es de precisión y está totalmente mecanizada. Para ello se utiliza una sembradora que suele integrarse en una cadena de elementos mecánicos los cuales se encargan de mezclar e hidratar los sustratos, preparar las bandejas y acondicionarlos para recibir la semilla en cada uno de los alvéolos. Una cinta transportadora traslada los bloques o bandejas por las distintas unidades de preparación, acondicionamiento y siembra. Una vez finalizada la siembra, las bandejas pasan a una cámara de germinación, en donde se mantienen entre 48 y 72 horas a una temperatura entre 22 y 25ºC y una humedad relativa del 85-90%. De allí se trasladan al semillero, constituido por un invernadero cubierto dotado de caballetes o soportes, donde se depositarán las bandejas a 1 m de altura, y que está dotado de una instalación de riego por aspersión; allí se desarrollarán las plantitas hasta el momento del trasplante, transcurriendo

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

15


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

entre 45 y 60 días desde la siembra, dependiendo de la época del año. Estas instalaciones han alcanzado, en general, un nivel tecnológico muy elevado, que aseguran que la planta producida será adecuada para el cultivo, fisiológica y sanitariamente hablando. El sustrato utilizado para el caso del pimiento está constituido por una mezcla de turbas y vermiculita, que favorecen el enraizamiento. Normalmente se emplean bandejas de poliestireno expandido, con alvéolos troncopiramidales de 3x3 ó 4x4 cm, de sección mayor por la ventaja que presenta su manejo para el transporte al invernadero y por la facilidad con que se extrae, una vez regadas, el cepellón del alveolo sin dañar el sistema radicular. Los semilleros o viveros comerciales exigen, como garantía de que la planta va a ser retirada, que el agricultor les suministre la semilla. El vivero a su vez se compromete a entregar al agricultor un número determinado de plantas, en consonancia con el porcentaje de germinación de la semilla entregada, garantizándole además la calidad de la planta y la fecha de entrega. Durante el tiempo de desarrollo de la plántula en el semillero, se emplea una solución nutritiva completa y rica en fósforo para potenciar su desarrollo; siendo equilibrios 1-1-1, 1-1-2, ó incluso 1-2-2 frecuentemente utilizados en esta zona. Normalmente, con las aguas de las que se disponen en la zona, las necesidades en esta fase de elementos como azufre, calcio y magnesio están cubiertas, pero es necesario incorporar una solución de micro-elementos. La conductividad ideal de la solución nutritiva es de 1,1 a 1,5 dS/m, pero es frecuente que las aguas de riego procedentes del trasvase Tajo-Segura, normalmente utilizadas, tengan una conductividad próxima a 1,3 dS/m, con lo hay que mantener conductividades aproximadas a 1,6-1,8 dS/m. Aun así, en general, no se han observado problemas causados por ello y, en todo caso y con carácter preventivo, al medio día, se suele dar un riego de lavado con agua sola.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

16


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Particularidades del invernadero El cultivo del pimiento en la comarca del Campo de Cartagena se realiza casi exclusivamente en invernadero, a excepción de pequeñas superficies que se hacen en semiforzado con trasplante en primavera, y para cubrir con la producción de las primeras cruces, un bajón de calidad de la producción de invernadero. Mayoritariamente las estructuras de cultivo son de tipo parral, más de un 60%, y el resto son de tipo multitúnel, con mayor número de prestaciones y para cultivos más especializados. Los invernaderos del tipo parral tienen una gran capacidad para adaptarse a cualquier terreno, no teniendo limitaciones de construcción en cuanto a su forma, dimensiones e incluso nivelación del terreno. Son fáciles de vestir y se obtienen buenos resultados agronómicos. El relativo bajo coste económico (4-5 €/m2) es otra causa de su gran implantación. En esta zona nos encontramos desde invernaderos de 1.000 m2 hasta de 4 hectáreas, siendo muy poco usuales los de mayor superficie.

Tabla 7.-Presupuesto de Invernadero tipo parral: para 1 ha (2011) CAPITULO I MOVIMIENTO DE TIERRAS CAPITULO II HORMIGONES CAPITULO III ESTRUCTURA CAPITULO CERRAMIENTOS Y CARPINTERIA IV CAPITULO V SEGURIDAD Y SALUD TOTAL PRESUPUESTO GENERAL

7191,39 7300,40 17485,8 12031,2 880,18 44888,96

Fuente: Elaboración propia (2012) Las estructuras tipo parral modificado que se construyen tienen como ventaja que se adaptan a la forma de la parcela. Es el propietario quien debe decidir el ancho de sus naves. Cuanto más ancha sea la nave, mejor conservará la temperatura en invierno en su interior; en cambio, en verano, la falta de aireación y la presencia de altas temperaturas pueden afectar al rendimiento de la plantación, así como incrementar los niveles poblacionales de las plagas que se sufran (Lopez, et al., 2007, LopezMarin,, et al., 2009).

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

17


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Por otro lado, se ha comprobado que invernaderos muy estrechos con menos de 20 a 22 m de ancho, son recintos fríos, ya que pierden el calor rápidamente. En cuanto a la altura, hay que considerar que cuanto más alta está la cumbrera, mayor volumen de aire es albergado en el invernadero y que, calentado durante el día, más lento será el descenso de temperatura durante la noche; es decir, mayor inercia térmica poseerá la instalación. Con igual altura en cumbrera, los invernaderos de techo curvo siempre encierran más volumen interior que los de techo a dos aguas. La forma de la cubierta debe ser tal que permita aprovechar al máximo la radiación solar. La elección de la pendiente adecuada en los techos a dos aguas favorece la entrada de la luz al invernadero. Las experiencias realizadas en el Campo de Cartagena indican que en época invernal, el techo plano es el más desfavorable; a medida que aumenta la pendiente aumenta la transmisibilidad hasta un máximo situado entre 20 y 30ºC para luego decrecer. En verano prácticamente no hay diferencia entre el techo plano y el inclinado a 45ºC. En el orden de prioridad por tipos de construcciones de los invernaderos que se construyen en el campo de Cartagena, el primer lugar correspondería a los de cubierta plana simétrica, seguidos de los “multicapilla” (batería de capillas clásicas), para terminar en los tipo “multitúneles” (batería de túneles de techumbre curvada). Por el contrario los invernaderos multitúnel de cubierta curva son más caros, ya que obligatoriamente deben de tener una estructura metálica bien diseñada, porque las alturas que tienen hasta la canal, de 3,50 m a 4,50 m, y luego hasta la cumbrera, con hasta más de 6 m, ofrecen al viento una resistencia importante, y las características de este agente climático en esta zona de cultivo, tanto en velocidad y dirección, hacen que estructuras que no estén bien fijadas con vientos o muertos, se revienten y queden destruidas durante los temporales que de forma irregular se producen durante el otoño y el invierno. Los principales costes de estos invernaderos se refieren a la estructura, la cubierta, el entutorado y el montaje. A diferencia de los invernaderos sencillos, estas estructuras

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

18


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

tienen anchos definidos en sus naves, de 7,5 a 8,5 m, según el fabricante, que pueden ser imbricadas formando un multitúnel; la longitud también va en función de un múltiplo, que lo constituye la distancia entre pies derechos que recomiende igualmente el fabricante, de 5,0 a 7,0 m, y que es dado en función de los cálculos de resistencia que tengan los materiales de construcción y el diseño de la estructura.

Tabla 8.-Resumen de costos de construcción de un invernadero multitunel. CONCEPTOS 1) ESTRUCTURA 2) ENTUTORADO 3) POLICARBONATO 4) MONTAJE * TOTAL

CANTIDAD 76.959,40 1.963,25 1.413,54 23.559 103.895,19

CANTIDAD (€/ m2) 9,8 0,25 0,18 3 13,23

*Nota: la partida de montaje incluye: movimiento de tierras, estructura, policarbonato, entutorado, hormigón y vestir el plástico del invernadero. La colocación de mallas no está incluida. Desinfección de suelos La problemática fitosanitaria que limita la realización del cultivo del pimiento en la comarca del Campo de Cartagena se fundamenta especialmente en la presencia de parásitos del suelo que actúan a nivel del sistema radicular impidiendo el crecimiento normal de la planta y terminando por destruirla. Estos parásitos son nematodos y hongos del suelo; en cuanto a nematodos, las principales especies que afectan al pimiento pertenecen al género Meloydogine, y son M. incognita y M. arenaria, y en muchísima menor proporción M javanica . Con relación a los hongos telúricos, el agente responsable de la “seca” o muerte de plantas de pimiento es Phythophthora capsici . Las enfermedades causadas por ambos se han radicado en la zona constituyendo endemismos propios, por lo que es necesario combatirlos anualmente para controlarlos y permitir que las plantas cumplan su ciclo productivo completo. Desde hace decenas de años ambas enfermedades han sido combatidas con éxito empleando como desinfectante de suelo al Bromuro de metilo (Lacasa, et al. 1999). Pero debido a los diversos efectos contaminantes que tiene esta materia activa sobre el medio ambiente,

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

19


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

sufrió una revisión y en noviembre de 1992 se firmó un acuerdo internacional, conocido como el Protocolo de Montreal, donde por su acción degradativa sobre la capa de ozono, se prohibía su utilización libre restringiéndola a determinados usos críticos hasta el año 2007, en que quedaría totalmente prohibida. Como consecuencia del cumplimiento de la normativa de este Protocolo, y más concretamente del Reglamento (CE) nº 2037/2000 del 29 de Septiembre sobre las sustancias que reducen la capa de ozono, se ha desarrollado un intenso trabajo de campo en búsqueda de alternativas viables al BM. Alternativas que deberían ser técnica y económicamente viables para los sectores agrarios que han utilizado masivamente este fumigante como técnica principal de desinfección de suelos. Esta delicada situación impulsó la investigación de otras alternativas que fueran viables económicamente y más respetuosas con el medio ambiente. En la actualidad existen diversas alternativas que son utilizadas en mayor o menor medida en la Región de Murcia, aunque todas aquellas en las que intervienen materias activas químicas de origen de síntesis están siendo revisadas continuamente debido a la gran preocupación existente con relación a la sanidad alimentaria de los productos hortícolas y al logro de la sostenibilidad de los ecosistemas dedicados a los cultivos hortícolas. Las

alternativas principales son: biofumigación, inyección de 1,3

dicloropropeno + cloropicrina, injerto y desinfección por aplicación de calor; existe también la desinfección con aplicación de productos ecológicos. Después de cada desinfección, los costos en planta se desglosan de la siguiente manera:

Semilla (var Herminio) Semillero

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

0.2 €/planta 0.037 €/planta

5000 € 925 €

20


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Máquina para desinfección de suelos, biofumigación. De Forigo

Alternativas de desinfección Biofumigación Se define como “la acción de las sustancias volátiles producidas en la biodescomposición de la materia orgánica en el control de los patógenos de las plantas”. Se deben seleccionar como biofumigantes recursos locales, puesto que el principal factor limitante de la biofumigación es el coste del transporte de los biofumigantes (Tabla 9). Se suele confundir biofumigación con solarización, ésta última no es eficaz por sí sola cuando se trata de controlar formas móviles, como es el caso de los nematodos, que por acción del calor pueden migrar a zonas más profundas (Lacasa et al, 2004). En los casos donde la solarización ha sido eficaz es, generalmente, en suelos con altos contenidos de materia orgánica. Este método consiste en incrementar la temperatura del suelo que aporta la solarización, al sumarle el calor generado por la descomposición de materia orgánica procedente de abono animal y residuos vegetales, igualmente aportados.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

21


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Para su ejecución, tras el levantamiento de los restos de cultivo se da una labor al suelo para descompactar ciertas zonas y aligerar su estructura, aprovechando el final de esta labor para enterrar unos 10 kg/m2 de una mezcla de estiércol fresco de ovino y gallinaza. A continuación, y para solarizar, se extiende una parrilla de mangueras de riego y se cubre toda la zona a desinfectar con una lámina de plástico transparente. En el Campo de Cartagena el material empleado para cubrir el suelo del invernadero es el polietileno normal (160 – 200 gg) por cuatro razones

principales:

precio,

buena

resistencia

mecánica,

buena

transmitancia de la radiación solar global y gran anchura de fabricación. Normalmente, es suficiente, tras la colocación del plástico, dar un riego inicial abundante (hasta la saturación del suelo), para que el agua tenga una buena penetración en profundidad, estimada en unos 30 cm. A partir de ello, el invernadero se mantendrá cerrado durante un periodo mínimo de 4 semanas, siempre que el proceso comience a primeros de agosto, debiendo prolongarse algunas semanas más si el inicio es posterior, al producirse el descenso de las temperaturas ambientales. Este método presenta como ventajas: - Mejora además las propiedades del suelo - Metodología sencilla - Coste menor a otros métodos. - Control aceptable de malas hierbas - Ecológico -No se conocen efectos negativos sobre el medio ambiente ni para la salud del consumidor. Y como inconvenientes: - Reducción (no eliminación) de los niveles poblacionales de nematodos - Necesidad de terminar la cosecha a finales de julio para tener el invernadero cerrado en agosto, lo cual impide recolectar en los meses de agosto y septiembre - Perjudicial para la duración del plástico de vestir, debido a las altas temperaturas alcanzadas en el interior del invernadero.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

22


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

El coste aproximado, en función de los precios considerados, de esta labor de desinfección, se encuentra en torno a 0,5 €/m2 . Inyección de 1,3 dicloropropeno + cloropicrina Para su aplicación se realizan las labores previas habituales de preparación del suelo para el trasplante, y se colocan las mangueras portagoteros en la misma disposición que van a ocupar en la plantación. Seguidamente todo el terreno a desinfectar es sellado con una lámina de plástico, normalmente polietileno transparente de 200 galgas ó 50 micras, y se da un riego con una dosis de unos 25 l/m2. Transcurridos de 7 a 10 días, se hace la aplicación del producto a través de la red de riego; para ello se utilizan máquinas de mezclas donde se produce la emulsión del producto al contactar con el agua de riego. La presión a la entrada del invernadero debe ser superior a 1 Bar, no debiendo ser inferior a 0,7 Bares en la zona más desfavorable de la red de riego. Teniendo en cuenta que el plazo de seguridad de este producto es de 1 mes, la plantación se puede llevar a cabo en ese plazo, y para ello, ya se efectúa directamente,

sin

tener

que

ejecutar

ninguna

labor

de

suelo

complementaria. El personal para la aplicación del producto debe estar cualificado y disponer de un “equipo de protección individual” (EPI). Este

método

presenta

como

ventajas:

buena

respuesta

agronómica de la planta, siendo uno de las alternativas más utilizadas. Y como inconveniente: la futura prohibición de las materias activas al no incluirse en el Anejo I de la de la UE. Comercialmente esta mezcla de materias activas se distribuye con diversas formulaciones y denominaciones comerciales. Entre los más usados en la comarca están. Agrocelhone NE: es una mezcla de 60,8 % p/p de dicloropropeno + 33,3 % de cloropicrina (PIC). Agrocelhone FE: es una mezcla de 36,7 % p/p de dicloropropeno + 52,8 % de cloropicrina (PIC). En los dos casos están fabricados por Agroquímicos de Levante, siendo su distribuidor Agroquímicos “Los Triviños” S.L. (Balsicas, Murcia).

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

23


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Telopic : es una mezcla de 60,8 % p/p de dicloropropeno + 33,3 % de cloropicrina (PIC). Su fabricante es Dow Agroscience, y es distribuido por Insur (Torre Pacheco, Murcia). Maquina inyectora es una mezcla de 36,7 % p/p de dicloropropeno + 52,8 % de cloropicrina (PIC). Los costes de este método se encuentran en el entorno de los estimados para la biofumigación (Tabla 10).

Tabla 10. Costes de desinfección con aplicación de 1,3 dicloropropeno+cloropicrina Elementos utilizados Precio unitario Agua (10h a got=2 l/h) 500 m3 0.21 €/ m3 Plástico natural 200gg 600kg/Ha 2 €/kg Agrocelhone 550 kg/Ha 5.8 €/kg TOTAL HECTAREA Fuente: Elaboración propia (2012)

Coste total 105 € 1200 € 3190 € 4.495 €/Ha

a) Injerto Aproximadamente, puede calcularse en unas 430.000 plantas injertadas las que ya se utilizan en el Campo de Cartagena, a cargo de varias cooperativas de la zona. La combinación se hace utilizando como patrón siempre especies del género Capsicum, ya que es exclusivamente compatible sobre pimiento. Los patrones comerciales que actualmente se encuentran en el mercado son Atlante, de Ramiro Arnedo y más utilizado; Creonte, de Ruiter Seeds, y ambos dotados de gen Me 7 de resistencia a M incognita y P capsici; Terrano, de Syngenta Seeds, con gen Me 1 de resistencia, también, a M incognita y P capsici; etc. Actualmente los resultados obtenidos son a veces dispares, habiendo variabilidad en los resultados obtenidos, siendo además un gran inconveniente el elevado precio de la planta, de unos 0,60 €/planta. Un ejemplo de la forma práctica de hacer el injerto podría ser la siguiente: -

el patrón se corta al llegar su crecimiento a la cruz entre la tercera y cuarta hoja.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

24


Serie Documentos -

Cultivo del pimiento

Se hace una hendidura en la cabeza cortada del patrón hasta una profundidad de 1,5 cm.

-

La variedad se corta en vértice (1,5 cm de longitud) y se introduce en la hendidura hecha en el patrón.

-

La parte de unión del injerto se unen con una pieza de plástico. Los costes en este caso se elevan bastante (Tabla 11).

Tabla 11. Coste por Ha de una plantación de pimiento injertado Semilla (var Herminio) Semillero (variedad) Patrón (atlante) Mano obra realización injerto Semillero Patrón TOTAL HECTAREA

0.2 €/planta 0.037 €/planta 0.07 €/planta 0.23 €/planta 0.037 €/planta

5000 € 925 € 1750 5750 925 14.350 €/Ha 0,574 €/planta

Fuente: Elaboración propia

a) Aplicación de calor al suelo

Mediante una máquina que distribuye vapor de agua a elevadas temperaturas (Figuras 2 y 3). Con ello se logra una desinfección de un horizonte de unos 25 cm. Entre sus mayores inconvenientes está su bajo rendimiento, de 100 m2 a la hora, y su elevado coste, por lo que es bastante cuestionable su utilización.

Figura 2: Máquina generadora calor

Figura 3: Desinfección por calor

c) Principios ecológicos La opción de usar productos ecológicos a base de extractos vegetales también es bastante difícil, ya que los resultados obtenidos son dispares y por ello se tiene poca confianza en este tipo de sustancias. En

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

25


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

cuanto a su aplicación no hay problema, y para su distribución en el suelo se emplea el mismo sistema que con productos químicos de síntesis. a) Otras Una alternativa válida agronómicamente es la de utilizar combinadamente la biofumigación con planta injertada aunque el alto coste de la planta injertada más el del estiércol y plástico, hacen económicamente poco viable esta combinación.

Preparación del suelo Para que el suelo adquiera una estructura adecuada, es preciso recurrir al laboreo, que consiste en remover, mediante aperos adecuados, una banda de tierra de profundidad y anchura variable. El laboreo del suelo tiene por objetivo fundamental conseguir una estructura adecuada para que las plantas nazcan y se desarrollen en las mejores condiciones posibles. En cultivo de invernadero, una vez finalizada la campaña del pimiento,

se procede al desbroce de los restos de la plantación,

limpiando todas las plantas. Posteriormente se dan los pases necesarios con subsolador para resquebrajar las capas profundas del terreno, sin voltearlas, con el fin de facilitar el drenaje de éste. A continuación, los grandes terrones son fracturados con las vertederas y, posteriormente, se procede al uso de fresadora o rotovator hasta dejar el terreno lo más mullido

posible

y

desmenuzado,

para

facilitar

la

plantación

y

enraizamiento del nuevo cultivo.

Trasplante Tras unos 45-60 días de la fase de semillero, en función de la época de siembra, se procede al trasplante, habiendo de diferenciar los trasplantes en suelo de los efectuados en sustrato. En los primeros, si el invernadero no es calefactado, la disposición de las plantas es de 1 m entre filas y 0,4 m entre plantas, con lo que se emplean unas 25.000 plantas/ha. Hay que evitar la plantación con bajas temperaturas pues las plantas no arraigarán adecuadamente.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

26


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

La plantación se hace en llano con un riego copioso de unos 400 3

m /ha. La planta se entierra al nivel del cepellón o ligeramente más hundida, empleando un emisor por planta. Es aconsejable tener preparado un 5% de plántulas en las bandejas para compensar los fallos de trasplante que puedan producirse. En el caso de ser invernadero calefactado, el agricultor puede optar por el sistema anterior (lo más frecuente en esta zona), o por una densidad mayor de 3 a 3,6 plantas/m2, sobre todo cuando se tiene la pretensión de efectuar poda Holandesa a dos guías. Para este caso, utilizando variedades tipo california, tendrá que garantizar al menos una temperatura mínima ambiente de 14ºC Si se efectúa el trasplante en sustratos, normalmente, se emplean sacos de perlita o de fibra de coco. En ambos casos antes de plantar se hidrata el saco. En el caso de la perlita se acidifica el agua con ácido nítrico a pH comprendido entre 4 y 4,5, con la pretensión de bajar a su vez el pH del sustrato. Al cabo de 2 ó 3 días se hacen unos cortes en la cubierta del saco, a 1 cm de la base en dos esquinas opuestas, en forma de T invertida, que actuara como futuro desagüe. A continuación se transplanta el pimiento quedando enterrados los cotiledones, quedando una porción de tallo libre de cepellón enterrada ,con el fin de paliar los problemas de “pie de elefante”; a la vez que el tallo emite un nuevo sistema radicular que permite explorar las capas altas del sustrato.

Riego Es necesario un especial control en los aportes de agua, pues necesita bastante uniformidad en la humedad del suelo durante su desarrollo vegetativo. Cuando las plantas inician la floración es conveniente que no haya exceso de humedad en el suelo para evitar que haya aborto de flores y asegurar así el cuajado de frutos. Estos frutos servirán para frenar el posible desarrollo excesivo de la planta. No obstante, es normal que la planta aborte las flores necesarias, empezando por la primera cruz donde

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

27


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

pueden aparecer dos de ellas, para auto regularse y así obtener frutos de buena calidad. Cuando el cultivo tiene falta de agua, la planta muestra ciertos síntomas, como el color verde oscuro que adoptan sus hojas, así como su abarquillamiento. Con mayor falta de agua se produce el aborto de flores. También los frutos toman un sabor más picante, aunque sufren una reducción de su tamaño. Por el contrario, los excesos de agua hacen que la planta tome en sus órganos más jóvenes un color verde claro y haya pérdidas de plantas por asfixia de raíces. El establecimiento del momento y volumen de riego en suelo, vendrá condicionado por los parámetros siguientes: -Tipo de suelo, que condicionará la capacidad de campo y el porcentaje de saturación. -Tensión del agua del suelo. -Evapotranspiración del cultivo. -Eficacia de riego, que propiciará la uniformidad de caudal de los goteros. -Calidad del agua de riego, ya que a peor calidad de ésta, mayores son los volúmenes de agua a aportar, porque además del caudal dirigido a la planta, hay que sumarle el necesario para poder desplazar las sales del bulbo húmedo donde se desarrollan las raíces. Se barajan cifras orientativas de los caudales mensuales de agua de riego para esta zona de estudio (Tabla 12).

Tabla 12. Dosis de riego mensuales recomendadas en cultivo de pimiento con riego localizado por gotero. Mes Diciembre Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

Cantidad aportada (L/m2) 1.0 1.5 2.0 4.0 4.5 6.0 7.0 8.0 8.0 9.0

28


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

En los cultivos protegidos de pimiento el aporte de agua y de gran parte de los nutrientes se realiza mediante riego localizado por goteo, y se aplicará en función del estado vegetativo. El riego es localizado, empleando emisores en línea en mangueras de polietileno con caudales comprendidos entre 2 y 3 litros/hora. Unos 10-15 días después de la plantación se da un riego con agua sola, llamado de “enjuague”, de unas 2 horas. Cuando el suelo lo permite, se hace un pequeño surco alejado unos 10 cm de las plantas y de unos 5 cm de profundidad, a donde se traslada la línea porta-goteros. La misión del mismo consiste en evitar que el agua moje directamente el tronco de la planta, distribuyéndola homogéneamente en el suelo, paliando los futuros problemas de Phythophtora capsici y amortiguando la posible asfixia radicular, tomando la planta el agua por capilaridad. Pasados unos 30-40 días, y ya con frutos cuajados, se da un tercer riego, conocido como “sacada de polvo”. Desde entonces la planta debe ser regada y abonada de forma regular. Un buen manejo de la irrigación, con agua del trasvase debería darnos consumos hídricos por hectárea y por ciclo de cultivo de 8500 a 10000 m3. Éste vendrá fragmentado en volúmenes diferentes, según la evolución de la planta (Tabla 13).

Cultivo sin suelo, fertirrigación y entutorado

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

29


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tabla 13. Dotaciones orientativas de riego para una hectárea de pimiento en invernadero, considerando un total de 25.000 emisores, de 2 l/h de caudal. Mes

Nº Duración cada Riegos riego (h)

Diciembre - transplante - enjuague

l/ha

1 1

6 2

300 100

Enero - “sacada de polvo”

1

2

100

Febrero

8

1

400

Marzo

12

1

600

Abril

15

1

750

Mayo

15

1

750

Junio

26

1

1300

Julio

26

1

1300

Agosto

26

1

1300

Septiembre

26

1

1300 8200 m3/ha

Fuente: Elaboración propia (2012)

Una distribución general de los riegos, a lo largo del cultivo podría ser: 1º Riego (plantación): agua sola 2º Riego (enjuague): enraizante acompañado de algún fungicida (Terrazole, Ridomil Gold). 3º Riego (sacada de polvo): aportes nitrogenados para variedades pocos vigorosas (Velez, Requena, Almuden, etc), y aportes ricos en P 2O5 y K2O en forma de monopotásico para variedades vigorosas (Herminio, Coyote, etc.). El resto de riegos se aplicarán en función del estado vegetativo de la planta, siendo frecuentes las aportaciones de CaO.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

30


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

La deficiencia de calcio (Ca) aumenta la sensibilidad a enfermedades vasculares. En suelos muy ricos en magnesio (Mg), éste interfiere la asimilación del calcio, aumentando por ello el ataque de Verticilium y Fusarium.

Fertilización En zonas no vulnerables, con reducidas concentraciones de nitratos, y con cultivo reiterado, el pimiento reacciona positivamente con una aportación en fondo anual de estiércol de unos 3 kg/m2, consiguiéndose un aumento de las producciones. El estiércol usado debe estar en avanzado estado de descomposición y bien hecho; si el estiércol es fresco, se favorecerá el desarrollo de elementos patógenos. El pimiento es exigente en abonos nitrogenados y responde favorablemente cuando se aplica de manera equilibrada. Un exceso inicial de nitrógeno es peligroso para la plantación. Se deberá esperar a que haya un cierto número de frutos cuajados para aumentar la aportación de abonos nitrogenados. En cambio, una insuficiencia nitrogenada da lugar a una vegetación raquítica, las hojas son pequeñas y el pimiento tiende a cuajar rápidamente el fruto, con lo que este no obtendrá ni el tamaño ni la calidad deseada, debido a esa falta de vigor vegetativo. El nitrógeno se mueve con facilidad por la planta hacia las hojas más jóvenes, siendo el pimiento una de las hortalizas donde, visualmente muestra las aportaciones nitrogenadas. En cuanto a fósforo, el pimiento no es demasiado exigente, aunque debe ser aportado de manera continua, principalmente al inicio del cultivo para estimular el desarrollo radicular. Una carencia de este elemento da lugar a que la lignificación de los tejidos de los tallos no se haga correctamente, principalmente cuando se cultiva en invernadero, y se quiebren bastantes ramas en las operaciones de cultivo y por causa del peso de los frutos cuando están desarrollados. Un contenido suficiente en fósforo mejora la resistencia de los tejidos vegetales, favorece el desarrollo radicular en el inicio del cultivo, e induce la aparición de flores.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

31


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

El aporte de potasio favorece que los frutos obtengan mayor peso y calidad comercial. Es el mayor elemento nutricional más importante que se aporta al pimiento a partir de la aparición de los primeros frutos, incluso superior

al

aporte

nitrogenado.

El

potasio

favorece

el

mejor

aprovechamiento del agua debido a que contribuye a mantener la turgencia celular, lo que trae como consecuencia una disminución de la transpiración cuando el agua escasea. En cuanto a elementos secundarios, el calcio proporciona mayor resistencia a los tejidos, y es usado en pimiento para dar más consistencia a la pared del fruto y, en la medida de lo posible, evitar la aparición de BER (Blossom end rot). También es muy usado para la corrección de suelos salinos al desplazar al Na. Otros elementos secundarios como magnesio, azufre, manganeso, zinc, apenas son aplicados por el agricultor, ya que las aguas de riego de esta zona son ricas en estos nutrientes. En cuanto a las pulverizaciones foliares con elementos nutritivos, el pimiento responde favorablemente a esta práctica, principalmente para corregir deficiencias nutritivas tras el trasplante y para superar condiciones de estrés. Entre estos elementos se utilizan aminoácidos, extractos de algas, de los que se encuentran diversos preparados en el mercado (Tabla 14).

Tabla 14. Fitofortificantes más usados en pimiento de invernadero N. comercial Tectone Isabión Terrasorb Complex

Composición 20% extracto de algas 10% Aminoácidos totales 10 % Aminoácidos libres 10,9 % Nitrogeno total 25% Aminoácidos totales 35% M.O 1,5% B, 0,8% Mg, 1% Fe, 0,1% Zn, 0,1% Mn,0,001%Mn,

Coste(€)/Ha 36

Dosis Via riego 2 l/Ha Via riego 10 l/Ha Aplicación Foliar 3 l/Ha

68 13,5

Fuente: Elaboración propia a partir de catálogos comerciales (2012). El pimiento es menos resistente a la salinidad del suelo y del agua de riego que el tomate; en presencia de ambos factores, CE suelo>2,5 dS/m y del agua >1,7 dS/m la planta se desarrolla poco y el fruto que se obtiene es de menor tamaño.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

32


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Invernadero con forzado de aire y humidificación

Tabla 15. Cantidades quincenales necesarias de nutrientes a aportar por fertirrigación en un cultivo de pimiento en invernadero. Intervalo días 0-15 15-30 30-45 45-60 60-75 75-90 90-105 105-120 120-135 135-150 150-165 165-180 180-195 195-210 210-225 225-236 Total Fuente: Rincón et al, 2003.

N 8 10 10 15 15 20 25 30 35 35 35 35 30 30 25 15 373

P2O5 5 1 1 2 3 3 4 4 5 5 5 5 6 6 3 2 56

K2O 19 8 13 17 21 25 33 38 42 42 42 42 42 38 38 25 485

Ca 3 3 4 4 7 7 7 7 7 7 5 4 65

Mg 1 1 2 2 2.5 2.5 3 3 3 3 2 1 26

El abonado de cobertera se puede estructurar en el Campo de Cartagena en dos fases de aportación, una hasta el inicio de la recolección y otra hasta el final del cultivo. Unas cantidades semanales orientativas que se podrían usar para un trasplante de mediados de

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

33


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

diciembre, para 1 ha de cultivo, con abonos compuestos, y guardando un equilibrio de 1-0,6-1,3, en el primer período sería el siguiente (Tabla 15 A).

Tabla 15.- Aportaciones semanales de fertilizantes hasta el inicio de la recolección. ENERO

Fosfato monopotásico Nitrato potásico Nitrato cálcico Fosfato monopotásico Nitrato potásico Nitrato cálcico Fosfato monopotásico Nitrato potásico Nitrato cálcico

FEBRERO

MARZO

6 kg 10 kg 24 kg 7 kg 13 kg 30 kg 9 kg 15 kg 36 kg

Y para el segundo período, se podrían establecer otras, variando además ligeramente el potasio en el equilibrio, pasando a 1-0,6-1,6 (Tabla 16). Tabla 16. Aportaciones semanales de fertilizantes desde el inicio de la recolección hasta la finalización del cultivo. ABRIL

MAYO

JUNIO a SEPTIEMBRE

Fosfato monopotásico Nitrato potásico Nitrato cálcico Nitrato magnésico Fosfato monopotásico Nitrato potásico Nitrato cálcico Nitrato magnésico Fosfato monopotásico Nitrato potásico Nitrato cálcico Nitrato magnésico

10 kg 22 kg 29 kg 9 kg 11 kg 25 kg 34 kg 10 kg 12 kg 28 kg 12 kg 38 kg

Podas Si no se efectúa la poda Holandesa, el cultivo se entutora horizontalmente con hilos longitudinales que guardan una distancia en altura de unos 20-25 cm, uniendo cada dos hilos paralelos con otro hilo transversal, de modo que la planta no vuelque hacia los lados. La estructura de los hilos va atada a unas clavillas de hierro de una altura aproximada de 1,3 m situadas a los extremos. Con 5 ó 6 hileras en altura es suficiente.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

34


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Respecto a la poda, sólo se suprimen los brotes axilares surgidos debajo de la primera cruz, para impedir que la planta adquiera forma redondeada, evitando la profusión foliar que favorecería los problemas fúngicos, a la vez que dificultaría el cuaje de las primeras flores y mermaría la calidad de los frutos. La poda holandesa, que es indicada para sustratos y para suelos en algunos invernaderos calefactados, consiste en elegir de los tres brotes que emergen de la cruz, dos opuestos, suprimiendo el tercero, por encima de una hoja que hará función de tira-savias. Estos dos brotes se llevan en forma de V hacia el emparrado superior guiado por sendos hilos. El pimiento que sale de la cruz se suprime, al igual que los que se producen en el primer y tercer piso floral. Si el trasplante se efectúa a partir de últimos de diciembre, este tercer piso floral se puede dejar con el objeto de lograr precocidad. Todos los demás se dejan fructificar. Si la planta es vigorosa, lo cual ocurre habitualmente en pimiento con calefacción, tendremos que dejar fructificar los frutos laterales que nacen de los pisos respetados, dejando una hoja por encima de éste. Tras el cuaje del fruto axilar, se procede a la supresión del mismo; de no hacer esta operación, se corre el riesgo de que por exceso de savia se expulse la flor de los dos brazos de formación. Este tipo de poda holandesa no es habitual en los invernaderos debido a que su elevado costo no se refleja significativamente en una mejor venta del pimiento.

Cuidados fitosanitarios En cuanto a los problemas sanitarios que afectan al pimiento en el Campo de Cartagena son, en cuanto a plagas, por orden de mayor a menor importancia: trips, mosca blanca, orugas, pulgones y araña roja. Con relación a enfermedades producidas por hongos: Phytophtora, en el suelo, y Oidio, y Botrytis, a nivel aéreo, son las más importantes. También les afectan otras enfermedades producidas por virus, virosis, entre las que destaca el virus del bronceado del tomate (TSWV) y el del moteado suave del pimiento (PEPV). Además de todos estos enemigos hay que citar los daños producidos por nematodos, en especial por M.

incognita, que

puede llegar a constituir un factor limitante para la ejecución del cultivo.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

35


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

En cultivo convencional todos estos agentes nocivos pueden ser combatidos con diferentes materias activas (Tabla 17).

Tabla 17. Lista de productos fitosanitarios autorizados en pimiento bajo PI Producto comercial

Nª Registro

Tipo plaguicida

Ultrafine

19422

Insecticida

Neemazal

24200

Insecticida

Materia activa

Aceite parafinico 85% Azadiractin 1%

Neem a oil

24676

Insecticida

Azadiractin 3,2 %

Aling

23291

Insecticida

Azadiractin 3,2%

22839

Insecticida

Spinisad 48%

19764

Insecticida

Piriprofixen 10%

Juvinal 10

19675

Insecticida

Piriprofixen 10%

Naturalis

20111

Insecticida

Bauveria Bassiana 2,3%

Plenum 50

25047

Insecticida

Pimetrozina 50%

Spintor 480 SC Atominal 10

23093

Actara 25 WG Karate Zeon

22398

Insecticida

Insecticida

Tiametoxam 25%

Lambda-cihalotrin 10%

Confidor 20 LS

19120

Insecticida

Imidacloprid 20%

Couraze

23927

Insecticida

Imidacloprid 20%

Turex

19430

Insecticida

Bacillus AZ 2,5%

Delfin

19159

Insecticida

Bacillus TH 32%

Costar

22060

Insecticida

Bacillus TH 18%

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

Plaga

Dosis

PS

LMRs

Mosca blanca, araña Mosca blanca, liryomiza Mosca blanca, liryomiza Mosca blanca, liryomiza Trips

0,751,5 l/hl 150300 cc/hl 25-150 cc/hl

0

-

3

1

3

1

25-150 cc/hl

3

1

2025 cc/hl 50-75 cc/hl 50-75 cc/hl 1-2 l/ha

3

2

3

1

3

1

0

-

50 gr/hl

3

1

20 gr/hl

3

0,5

10-20 gr/hl

3

0,1

0,5-1 l/ha

3

1

0,5-1 l/ha

3

1

1-2 kg/ha 50-75 gr/ha 30-50 gr/ha

0

-

0

-

0

-

Mosca blanca Mosca blanca Mosca blanca Mosca blanca, pulgón Mosca blanca, pulgón Mosca blanca, pulgón, panderola Mosca blanca, pulgón Mosca blanca, pulgón Gusano Gusano Gusano

36


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Steward

22693

Insecticida

Indoxacarb 30%

Runner

23764

Insecticida

Metoxifenocida 24%

Aphox

11826

Insecticida

Pirimicarb 50%

Altacor

25296

Insecticida

Clorantraniliprol 35%

Affirm

25353

Insecticida

Emamectina 0,8555%

Fenos

225279

Insecticida

Flubendiamida 24%

Pelitre Hort

16712

Insecticida

Piretrinas 4%

24142

Insecticida

15701

Insecticida

Tebufenocida 18%+BT Ciflutrin 5%

Match 5 EC

19623

Insecticida

Lufenuron 5%

Norvan 55

13705

Acaricida

Fenbutestan 55%

Oberón

24010

Insecticida acaricida

Spiromesifen 24%

18279

Fungicida

Triadimenol 31,2 %

21926

fungicida

Triadimenol 25%

18992

Fungicida

Azufre mojable 80%

Belthirulplus Baytroid

Bayfidan 312 SC Merit Kumulus

Gusano Gusano (Spodoptera) Pulgón Gusanos (ostrinia) Gusano

Gusano (Spodoptera) Gusanos, pulgón, hormigas Gusanos (ostrinia) Gusano Trips y gusanos Araña Araña roja Mosca blanca Araña blanca

Oídio oídio Acaros, oídio

Acaros, oídio Spersul

13117

Fungicida

Azufre coloidal 80%

Azufre micronizado

12453

Fungicida

Azufre coloidal 98,5%

Acaros, oídio Acaros, oídio

Thiovot Jet Azufre

12901

Fungicida

Azufre mojable 80%

Belthirul-S

24845

Fungicida

Azufre 60%+Bacillus krust. 1,43%

Folicur

21450

Fungicida

Tebuconazol 25%

Signum

23977

Fungicida

Switch

21714

Fungicida

Boscalida 26,7%+Piraclostrobin 6,7% Ciprodinil 37,5%+Fludioxinil 25%

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

Heliotis Oídio, hongos Botritis, oídio Botritis, sclerotinia

85-125 g/ha 40 g/hl

1

0,3

1

1

100 g/hl

3

1

1011,5g/hl

1

1

100150 g/hl 15-25 g/hl 100200 cc/hl 0,75-1 kg/ha 80 cc/hl 200 cc/hl 50-100 cc/hl 40-60 cc/hl

3

20-40 cc/hl 50 cc/hl 200500 g/hl 200500 g/hl 2030kg/ha 250750 g/hl 20-30 kg/ha 50-100 cc/hl 100150 g/hl 60-100 g/hl

1

0,2

3

1

3

1

3 7

0,2 1

7

1

3

0,5

3

1

3 NP

1 50

NP

50

NP

50

NP

50

NP

50

7

0,5

3

3+0,5

3

1+2

37


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

23562

Fungicida

Fosetil 31%+propamocarb 53%

22151

Fungicida

Metalaxil-M 46,5%

14765

Fungicida

Etridiazol 48%

Ortiva

22000

Fungicida

Azoxistrobin 25%

Teldor

22130

Fungicida

Fenhexamida 50%

Impact

16855

Fungicida

Flutriafol 12,5%

Nimrod

23775

Fungicida

Bupirimato 25%

Previcur energy Ridomol Gold SL Terrazole

Pudriciones 2-3 l/ha 3 130+10 raiz-cuello. Hongos de suelo Phytophthora 1 l/ha NP 0,5 Phytophthora Oídio, mildiu Sclerotinia, botritis Oídio, septoria Oídio

Systhane 22563 Fungicida Miclobutanil 24% forte Fuente: Lista ALPI campaña 2012.

Oídio

2 l/ha 80-100 cc/hl 150 cc/hl 75-150 cc/hl 300 cc/hl 40 cc/hl

3 3

0,1 3

1

2

1

1

3

2

3

0,5

Fuera de la Producción Integrada (PI), muy frecuente en subastas de la zona, también pueden usarse además otras materias activas (Tabla 18).

Tabla 18. Materias activas no contempladas en Producción Integrada en cultivo de pimiento. Producto comercial

Nª Registro

Rufast

21614

Cascade

19337

Confidor

19120

Reldan-E

12211

Mesurol 50 WP

11388

Vydate 10L

15387

Sanmite

19405

Mimic Calypso

Tipo Materia activa plaguicida Acaricida, Acrinatrin 7,5% Insecticida Insecticida, Flufenoxuron 10% acaricida Insecticida Imidacloprid 20% Metil clorpirifos Insecticida 22,4%

Insecticida

Metiocarb 50%

19984

Insecticida, nematicida Acaricida, insecticida Insecticida

Tebufenocida 24%

22719

Insecticida

Teflubenzuron 15%

Oxamilo 10% Piridaben 20%

Plaga

Dosis

PS

Araña, trips

0,8 cc/l

3

Spodoptera, araña Pulgones Orugas, trips

0,050,1 cc/l 75 cc/hl 0,3-0,4 cc/l 0,1-0,2 cc/l 10 l/ha

7

21

0,1 cc/l

7

75 cc/hl 0,040,06

3 3

0,010,02

3

Trips Pulgón, nematodos Mosca blanca Orugas Mosca blanca, orugas Oídio

Caddy 10 18736 Fungicida Ciproconazol 10% pepite Fuente: Régimen interno de subastas en la Región de Murcia (2012) www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

38

3 5 0


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Todo el planteamiento de tratamientos fitosanitarios en los cultivos convencionales está siendo objeto de una revisión continuada por la legislación comunitaria europea impulsada por los países miembros que propugnan la conservación del medio ambiente y la protección al consumidor. De aquí que estos factores se hayan convertidos en elementos cualitativos de la producción y que en los cultivos de la Región de Murcia se intenten fomentar, siendo una consecuencia de ello que el 100% de los cultivos de pimiento realizados en invernadero, se lleven a cabo en régimen de Producción Integrada (PI) o ecológico. Por otro lado, la aparición de otros factores de producción o comerciales que se han dado a nivel nacional e internacional, pueden provocar que el cuidado de la sanidad de la planta deba ser más exhaustivo. Pudiendo citarse, por ejemplo, en primer lugar, el rechazo de la UE en la campaña 2010/2011 de pimiento exportado, procedente de Almería, por haberse detectado restos de etefón, empleado como acelerador de la maduración. Y en segundo lugar, la competencia desleal realizada por otros países exportadores, como Marruecos, que bajo otro régimen de control diferente al español utiliza materias activas distintas con

unas

exigencias

de

límites

de

residuos

totalmente

contemporizadoras. Hoy en día, en agricultura se utiliza cada vez más frecuentemente el concepto de lucha integrada (LI) para combatir a las plagas. El ser humano, al haber pasado de realizar una agricultura de subsistencia a una agricultura de explotación se ha visto en la necesidad de aplicar pesticidas de una manera masiva. Al principio el uso de productos químicos dio buen resultado pero como todo en esta vida, el uso abusivo y continuado ha creado una serie de problemas. Los más importantes sin duda son: la aparición de resistencias en los insectos, problemas de fitotoxicidad en el vegetal por incompatibilidad de materias activas o concentraciones elevadas,

aparición de

residuos en productos

recolectados, contaminación originada por los propios plaguicidas, etc. Además, se ha producido un aumento extraordinario en el coste del control de plagas, por elevación de precios de materias activas y uso

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

39


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

indiscriminado de éstas, que en algunas zonas o cultivos se ha llegado a la denominada fase de desastre, en la cual el coste del control con plaguicidas es tan elevado que el rendimiento económico no da margen de beneficio y el cultivo deja de ser rentable. Todo esto contribuyó al nacimiento del control integrado de plagas o lucha integrada, en la cual lo que se practica es la compatibilidad del uso de plaguicidas con la utilización de insectos auxiliares. La Lucha Integrada (LI) a nivel regional se halla constituido como una de las armas fundamentales para combatir las competencias de otras zonas productoras, constituyendo una de las mejores acreditaciones de la excelente calidad organoléptica y sanitaria de los productos murcianos. La Lucha Integrada, es un sistema de control de plagas que aplica un conjunto de métodos satisfactorios desde el punto de vista económico, ecológico y toxicológico, dando prioridad al empleo de elementos naturales de regulación y respetando los umbrales de tolerancia. Se emplean conjuntamente productos químicos, insectos útiles y prácticas culturales, consiguiendo una reducción de la cantidad de residuos de los productos a recolectar, siendo para ello necesario contar con un soporte físico sobre el cultivo (mallas ó plástico) que limite la entrada de plagas y la salida de los depredadores. Para desarrollar las prácticas de Producción Integrada (PI) y de Producción ecológica, además de unas características estructurales mínimas del invernadero, es imprescindible contar con un elevado nivel técnico y de gestión que permita el adecuado control de las plagas y las condiciones de cultivo. Entre las actuaciones derivadas de la introducción de la PI y de la PE merecen especial atención la desinfección del suelo y los tratamientos fitosanitarios compatibles con el control biológico. Dentro de las prácticas agrarias recomendadas, en las Normas Técnicas generales de PI en Murcia, la utilización de desinfectantes exige la autorización de un técnico. Además se prohíben repeticiones de tratamientos con desinfectantes del suelo sobre la misma parcela en dos campañas consecutivas. El Euro-Retailer Produce Working Group (EurepGap o Global-Gap) exige que la desinfección química de los suelos se justifique y use solamente como último recurso.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

40


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

De todas maneras, la Normativa regional exige de la aplicación de una “Normativa sobre recomendaciones previas al trasplante de pimiento en invernadero”. Su articulado contempla los siguientes aspectos: -

-

-

-

-

-

Visitar el semillero y comprobar que el estado de las plantas es el correcto. No poner bajo ningún concepto plantas con síntomas de virus. Sólo deben emplearse plantas procedentes de semilleros autorizados. Limpiar muy bien el suelo y la estructura del invernadero, de forma que no queden restos del cultivo anterior, ni los hilos de los tutores en los alambres donde se refugien las plagas. Comprobar que tanto el plástico del techo como el de las bandas se encuentran en buen estado, debiendo cerrar los posibles agujeros que se hayan hecho durante la campaña anterior. Colocar mallas tanto en las bandas como en las aperturas cenitales. Utilizar mallas espesas, pero que permitan una suficiente aireación. Las mallas deben ser al menos de 10 x 10 hilos/cm2. Colocar una doble puerta o de cuarentena, de malla o plástico delgado, en la entrada del invernadero. Eliminar las malas hierbas del interior del invernadero. Eliminar las malas hierbas alrededor de todo el invernadero, ya que suelen ser los primeros focos de araña roja, pulgón, mosca blanca y trips, éstos últimos, portadores de virus. Colocación de placas cromotrópicas antiplagas adhesivas. Se pueden colocar 2 placas amarillas y 2 placas azules por 1000 m2 para muestreo, y 20 placas de captura por 1000 m2 entre azules y amarillas, para control. Cuando el cultivo se encuentra ya instalado y en crecimiento, casi ninguno de los productos químicos con efecto sobre F. occidentalis se pueden utilizar en presencia de parásitos y depredadores utilizados en los programas de LI. Normalmente antes de iniciar la suelta de depredadores se realizan aplicaciones con productos químicos con poca persistencia, para mantener la plaga en niveles bajos; pudiendo ser controlados con materias activas como Abamectina ó Spinosad, que son los más usados en pimiento en tratamientos previos a la suelta de insectos beneficiosos. Las primeras sueltas de enemigos naturales se hacen cuando las plantas están en floración, más o menos, 4 semanas después del trasplante. En el caso del cultivo ecológico, las plagas más importantes por orden decreciente son: pulgón, Nezara, araña roja, orugas, mosca blanca y trips, a las que hay que añadir el oídio, ya que por su trascendencia como problema iría situado en tercer lugar.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

41


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tanto en cultivo bajo PI y ecológico, se utilizan

una serie de

insectos auxiliares que son habituales en el cultivo de pimiento (Tabla 19).

Tabla 19. Fauna auxiliar empleada contra las plagas más frecuentes en el Campo de Cartagena en cultivo de pimiento en invernadero. Plaga

Control Biológico Amblyseius cucumeris; Orius laevigatus Amblyseius swirskii; Eretmocerus mundus Amblyseius californicus Amblyseius andersoni Phytoseiulus persimilis

Trips Mosca blanca

Araña roja Pulgón

Aphidius colemani

Minador

Diglyphus isaea

Orugas

Bacillus thuringiensis

Fuente: Elaboración propia (2012) A lo largo del cultivo se deben realizar muestreos en los que se observen un determinado número de plantas con regularidad, apuntando los niveles poblacionales de plagas y/o insectos beneficiosos presentes en el cultivo, obteniéndose la información necesaria para poder tomar decisiones de tratamientos o suelta de más insectos auxiliares. Para preservar casi totalmente el ecosistema de producción así como la calidad de la producción sería necesario emplear la lucha biológica; ésta se concentra en el aprovechamiento de la fauna auxiliar, la cual se introduce artificialmente en los invernaderos, a modo de sueltas. Cuando se cultiva

ecológicamente, según indican las normas

editadas por el Consejo de Producción Ecológica para todas las operaciones culturales, sólo es posible utilizar productos no procedentes de síntesis. Por tanto, la protección sanitaria se efectúa con insectos auxiliares y el empleo de productos fitosanitarios autorizados, como: Bacillus thuringiensis, cobre, azufre mojable, Azadiractina, jabón potásico, Piretrina natural,etc.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

42


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Lucha biológica El coste del empleo de fauna auxiliar está en función del depredador introducido y de la densidad de estos a instalar en función del parásito a combatir (Tabla 20).

Tabla 20. Coste de fauna auxiliar más usual en pimiento de invernadero. Especie

Dosis (ud/m2)

Coste (€/m2)

Amblyseius californicus

1

0,014

Amblyseius cucumeris

0,25

0,028

Amblyseius swirskii

0,25

0,165

Aphidius colemani

1

0,028

Orius laevigatus

2

0,04 Total: 0,275

Fuente: Elaboración propia (2012). Este aumento de calidad sanitaria y del ecosistema de cultivo, supone un mayor incremento del coste de la protección sanitaria con

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

43


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

relación al que se hace con el empleo de productos químicos de síntesis convencionales (Tabla 21). A pesar de este aumento del coste, la calidad en la producción, plazos de seguridad más cortos y menores problemas de plagas y enfermedades, son argumentos suficientes para poder afirmar que “el 100% del cultivo de pimiento en invernadero del Campo de Cartagena está bajo sistemas de control biológico”.

Tabla 21. Resumen de coste total de control sanitario en cultivo de pimiento de invernadero (€/m2). Lucha Química

Lucha Integrada Productos: 0,264

Total

0,481

Insectos auxiliares: 0,275

0,481

0,539

Fuente: Elaboración propia (2012). En PI, la suma de los costes de productos y auxiliares de la lucha biológica, suele ser superior al importe de los productos con control químico. En cambio, los costes de la maquinaria y mano de obra de las aplicaciones, que son de 0.067 y 0.046 €/m2 respectivamente en la lucha química, disminuyen a 0.056 y 0.035 €/m2 en el control integrado. Con el uso de la PI la disminución de residuos tiene una influencia muy favorable en la comercialización y, además, la ausencia o bajos niveles, pueden ser garantizados por la trazabilidad. La producción ecológica está resultando viable con un buen control técnico y tiene a favor la fiabilidad de la certificación. El cultivo se ha de iniciar con desinfección mediante solarización o bien utilizando planta injertada y el resto de las operaciones culturales según el reglamento de PE. El rendimiento suele ser un 20 % inferior a la PI. El principal problema de la producción ecológica es encontrar el canal de comercialización adecuado, ya que por el momento, no hay suficiente demanda por parte de las alhóndigas. La mayor parte de la PE procede de grandes empresas especializadas o de cooperativas

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

44


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

(Hortamira, Surinver), y se avala con la presencia de sellos que la acreditan (Figura 2). Respecto a los precios, las grandes superficies parecen estar más dispuestas a exigir la calidad certificada que a pagarla; por otra parte esto no es de extrañar ya que las autoridades comunitarias le han ofrecido la trazabilidad gratis. Referente a los límites de residuos, es bochornoso la falta de armonización entre países, y que se utilicen para fines ajenos a la sanidad.

Figura 2. Sello oficial del Consejo de Producción Ecológica de la Región de Murcia Recolección El pimiento se debe recolectar cuando alcanza su completo desarrollo, en función de la forma y color del fruto o baya. Aplicando el análisis químico, se sabe que un pimiento con menos del 1% de azúcares reductores no tendrá ni aroma ni sabor y se pudrirá sin alcanzar las características gustativas normales. Los pimientos dulces no deben tener más del 90% de acidez libre en ácido cítrico, que es cuando están en viraje, y el 70% cuando maduros. Los sólidos solubles para pimiento verde deben ser superiores a 4,8 y para rojo 6,5 grados Brix. Algunos autores dicen que ningún pimiento se considera dulce si pesa menos de 90 g, refiriéndose al tipo cuadrado (mínimo 50 mm diámetro). La recolección debe ser cuidadosa, realizada con tijera, cortando por encima del fruto para dejar un poco de pedúnculo y, asimismo, el fruto tratado con cuidado en los envases de campo para evitar magullamientos y heridas.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

45


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Cuando se recolecta fruto en verde hay que cortarlo en el momento que se inicia su maduración fisiológica, punto que se aprecia en el brillo metálico de su color verde y en la dureza o consistencia de sus tejidos. No es conveniente recolectar pimientos cuando haya rocío, pues luego pueden entrar en fermentación, cuando están en el almacén; es aconsejable hacer la recogida por las mañanas, después de que haya desaparecido el rocío. Los frutos enfermos deben ser retirados de la planta y del suelo; en el caso de que se dejen en la planta, aparte de que pueden ser focos de infección criptogámica, seguirán su proceso de maduración y debilitarán a la planta. Si se dejan tirados en el suelo, serán foco de infección. Durante la recolección hay que tener precaución con los tratamientos pesticidas en el sentido de tener en cuenta los plazos de seguridad. El intervalo de tiempo medio entre una recolección y la siguiente varía entre 10 y 15 días, según variedades y climatología. La recolección suele iniciarse desde los 70 a 90 días después del trasplante.

Clasificación por calibrado y color

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

46


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Comercialización Antes de preparar los pimientos para el mercado hay que hacer un destrío de todos aquellos frutos que presenten daños de insectos, enfermedades, quemaduras de sol, etc., deben apartarse también los frutos que muestren tonalidad roja en el caso de que la clasificación que se esté haciendo sea para recolección de color verde, o bien retirar los verdes en caso de otro tipo de maduración, en rojo, amarillo o morado. El calibrado de los frutos recolectados adecuadamente, en su momento óptimo y con su peso, se hace en función de su longitud y anchura. De acuerdo con el tipo a clasificar la producción se regulará con los estándares ya establecidos (Tabla 22).

Tabla 22. Ejemplo de pesos-calibres para pimiento tipo Lamuyo de la cooperativa ALPI CALIBRE

Mm

GGG 90-110 GG 80-100 G 70-90 M 60-80 MM MMM Fuente: Cooperativa ALPI (2011).

PESO (gr) VERDE 230 - + 170-230 135-170 110-135 95-110 80-95

PESO (gr) ROJO 240 - + 185-240 145-185 120-145 100-120 80-100

PESO (gr) AMARILLO 240 - + 185-240 145-185 120-145 100-120 80-100

También existe información sobre los calibres de los frutos de variedades del tipo california (Tabla 23).

Tabla 23. Clasificación de los calibres en pimientos tipo cuadrado o California Clave

Calibrado oficial (mm)

P MM M G GG

40/50 50/70 70/90 90/110 >110

Calibrado salida máquina o manual 40/60 50/70 60/80 80/110 100/120

La máquina clasificadora por tamaños se compone de una cinta de alimentación, consistente en un elevador de dedos de goma que tratan al producto delicadamente. Posteriormente pasa por un singulador especial

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

47


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

para medición óptima, efectuada por una cámara CCD blanco y negro, y, a continuación, por unas anchas tazas especiales, donde opcionalmente se calibra por peso. La máquina más sencilla es de dos líneas, para una producción de 200 kg/h es utilizada para pimiento tipo California, con diámetro máximo de 120 mm y longitud de 160 mm. La máquina tiene, normalmente, siete salidas (de calibre PP a calibre GG); aunque los industriales operadores suelen agruparlos en cuatro. En Holanda se calibra de 10 en 10 mm, en vez de 20 en 20 mm.

Para calibres grandes, la máquina está preparada con “aparatos llenadores de cajas”, tanto de tipo mecánico como electrónico, con lo que el trabajo se hace más preciso. Si la caja de cartón no es telescópica se le cubre con malla, preferiblemente de acoplamiento rápido a cuatro puntos, del mismo color que el pimiento envasado. Los calibres pequeños suelen ir a cintas de almacenamiento o pulmones reguladores que desembocan en enmallado o envasado.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

48


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Pre-envasados en malla y con un flow pack, ambos etiquetados El fruto de pimiento se conserva durante 30 a 35 días en cámara frigorífica con temperaturas de 0ºC y humedad relativa del 85%. Para que el fruto de pimiento se conserve en perfectas condiciones durante los 2 ó 3 días que debe durar el transporte, es conveniente que, cuando se estén empaquetando, la temperatura del fruto oscile alrededor de 10ºC y después, durante el transporte, la temperatura sea alrededor de 4ºC. En este tipo de producto no debe ser utilizado el hidro-cooling, pues la humedad favorece el desarrollo de enfermedades infecciosas; tampoco, siendo igualmente por este motivo, por lo que no deben recolectarse los frutos cuando estén húmedos. Sí es aconsejable el

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

49


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

método “air cooling”, o sea, una refrigeración a presión dinámica con aire frío húmedo producido por una cortina de agua o sistema de evaporación directa que eleva la humedad relativa del sistema.

Este sistema tiene las siguientes ventajas:  Conservan perfectamente la calidad del producto.  Reducen al mínimo las pérdidas de peso.  Consiguen un ahorro considerable de energía.  Mantienen el producto en condiciones por más tiempo y facilitan la manipulación del mismo. Con este procedimiento se hizo un estudio de prerrefrigeración con pimientos envasados en cajas de cartón, bajando la temperatura de 25º a 12ºC en noventa minutos, viéndose que las cajas absorbieron parte de la humedad.

Por

ello

es

aconsejable

utilizar

envases

de

cartón

conglomerado-parafinado o envases plásticos tipo Ifco o de campo cunero, con capacidad de 15/17 kg a granel. La máxima pérdida de peso sufrida alcanzó el 0,6%, es decir, muy poca.

Manipulación Se debe estar muy atento a los defectos de forma, desarrollo y coloración, puesto que los pimientos son destinados a exportación de acuerdo con unas características comerciales determinadas, para su posterior uso con fines culinarios, como relleno y guarnición. Entre

las

tolerancias

admitidas

dentro

de

las

distintas

clasificaciones está que el pedúnculo del pimiento pueda aparecer cercenado en parte o arrancado en su totalidad; pero lo que nunca debe faltar es el cáliz (tolerancia cero). Para otros defectos se llega a admitir hasta un 10%. Hay que tener especial cuidado con la presencia de “bitter pit”, que se expresa en forma de bultitos de aspecto vítreo, nefastos por su mal aspecto y que no deben aparecer. También deben evitarse frutos sucios o con restos de tratamientos, pues aunque se cepillen, en ocasiones no son eliminados del todo en la zona calicina.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

50


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

La selección o tría debe ser rigurosa, normalmente con cintas sencillas y calibrado a mano, tanto para envasar a granel en cajas como para hacerlo ordenadamente en bolsas, mallas o bandejas de poliestireno expandido. El envasado puede ser hecho a mano o máquina. Normalmente el pimiento se manipula de dos maneras: a) Con cinta de confección y manipulación manual, generalmente de dos bandas (una a cada lado) con retorno del fruto sobrante. Al comienzo de la línea existe la correspondiente zona de volcado y cepillado. b) Con calibradora electro-mecánica y llenado manual de envases (cajas paralelepípedas) o llenado de bolsas y mallas a mano automáticamente. Una vez calibrado el pimiento se procede a su preenvasado. Para esto se aconseja usar la bandeja de poliestireno o polietileno de 195 x 140 x 40 mm para 8/10 unidades, de pimiento largo, posteriormente contenidas en envase de cartón de 600 x 400 mm. Este preenvasado se caracteriza por ser la presentación ideal en supermercados y grandes superficies. La bandeja se filma con plástico retráctil para beneficiarse de las ventajas del encelado. El encelado puede ser hecho manual o mecánicamente. En el primer caso, las manipuladoras eligen los pimientos, los colocan en bandejas, pesan o cuentan las unidades (método más empleado) y los filman con película extensible de 35 cm de ancho y 20 micras de grosor. En el segundo caso, las manipuladoras envasan los pimientos en bandejas y las colocan en la cinta alimentadora de tablillas de la máquina. El rendimiento medio de filmado en tipo flowpack es de 80/90 bandejas por minuto. A la salida de la máquina se acopla el tren de alimentación de una pesadora-etiquetadora que termina en una mesa redonda de envasado, donde dos operarios van colocando las bandejas en el envase definitivo de 600 x 40 mm. La misma máquina puede a su vez poner el precio, a la vez que el peso, categoría y tipo de producto envasado.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

51


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

El etiquetado debe ser el correcto, con los datos exigidos y el logotipo de producto reciclable (punto verde) impreso en el film. El embolsado viene imponiéndose por su rapidez, facilidad e higiene y, sobre todo, porque existen métodos rápidos de cierre, como el encintado y otros. El material de polipropileno macroperforado puede tener cabida de uno, dos y medio, y cinco kilos, y, a su vez, estos se introducen en envases o plástico retornable. Cuando el pimiento es tipo Padrón, el envase usado es polietileno de 180 x 150 x 25 mm, para una capacidad de 200 g, envasados en cajas de cartón de 600 x 400 mm. Cuando el pimiento es de tipo cuadrado, se impone la venta unitaria al consumidor en malla grapada y cinta con sus características. El enmallado tiene fijadas una serie de particularidades en función del volumen ocupado por los frutos y su peso (Tabla 24).

Tabla 24. Características del enmallado para pimiento. Clave

Volumen (cm)

Peso por unidad (g)

Pequeño (M)

8x8

< 160

Medio (G)

8 x 11

160 – 200

Grande (GG)

8 x 15

> 200

El peso más corriente es el del tamaño grande (variedades tipo cuatro cascos) con 600 / 800 gramos por malla. El envasado en malla puede hacerse normalmente con pequeñas o grandes máquinas automáticas, cada una con sus peculiaridades. Los envases utilizados para pimiento para su comercialización en peso son diferentes y están recomendados según las

distintas

capacidades que admitan (Tabla 25).

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

52


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tabla 25. Clasificación de envases para pimiento en función del peso a comercializar. Envases para pimiento Formato (mm)

Capacidad (kg)

Envases (palet)

300x400x225

5

80

400x600x195

10

50

500x320x115

6

92

600x400x180

8

48

600x400x95

4

88

600x400x195

8

44

430x330x110

3

76

Poco usado (madera)

500x300x175

5

96

Polivalente, cartón con solapas

Observaciones Preferible enmallado, telescópico, cartón Preferible bolsa 1 y 2 kg de cartón Es el menos usado (granel) de cartón Envase telescópico granel de cartón Pimiento ordenado, bandeja cartón Madera de dos capas, pimiento ordenado

Conservación frigorífica y transporte Una vez confeccionados los pimientos se deben llevar a conservación

frigorífica

en

cámara,

hasta

su

expedición

a

comercialización. La temperatura de refrigeración no debe ser menor de 8ºC, a fin de evitar la aparición de estrés por frío, lo que da lugar a un moteado en la superficie de los frutos . Los frutos maduros, ya virados, pueden ser conservados a esta temperatura durante más de una semana. La humedad relativa debe ser elevada, del orden del 90 – 95 %. Las temperaturas demasiado altas o muy bajas, producen alteraciones que se atribuyen a

hongos como Alternaria, Botrytis,

Sclerotinia, o bacterias como Xanthomonas (grasa del pimiento), Erwinia amilovara (podredumbre húmeda), etc.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

53


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

No se pueden utilizar productos fungicidas en posrecolección; sólo deben usarse en campo, antes de la recolección y respetando los plazos de seguridad. Entra las alteraciones fisiológicas, las lesiones como consecuencia de daños por frío y arrugamiento, con las típicas manifestaciones de ennegrecimiento y aparición de manchas deprimidas, representan la causa más frecuente de destrío del producto conservado. Durante el transporte deben evitarse los cambios bruscos de temperaturas, pues provocan condensación de humedad en los frutos pudiendo provocar la aparición de alteraciones. También es necesario evitar la acumulación de etileno, ya que favorece la sobremaduración y envejecimiento. Es por esto que no deben permanecer en cámaras, ni durante el transporte, mezclados con frutos productores de este gas. En viajes largos es conveniente ventilar el recinto de vez en cuando, si es remolque frigorífico, pero la temperatura debe estar comprendida entre los 7 y 10ºC. A partir de abril, cuando comienzan a darse altas temperaturas en el sur de España, el uso del frigorífico se hace indispensable.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

54


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Coste aproximado por hectárea de un cultivo de pimiento en suelo en el Campo de Cartagena para una producción de 10 kg/m 2. El coste aproximado de un cultivo de pimiento en invernadero, incluido materiales, insumos y operarios, puede ser de unos 5 €/m2 (Tabla 26). Tabla 26. Costes parciales y totales 1. COSTES VARIABLES 1.1. Materias primas

38.376,35 23.531,35

Agua de riego

8.200 m3 agua

0,21 €/m3

1.722

Semilla (var Herminio)

25.000

0,2 €/planta

5.000

Semillero

25.000

0,037 €/planta

925

Desinfección Agrocelhone

4.495

Plaguicidas

2.640

Insectos auxiliares

2.750

Estiércol

40.000 kg

0,03 €/kg

Abonado

250 UF N 150uf P2O5 300 UF K2O 110 UF CaO 85 UF Mg

1.319,35 246 kg de F. monoamónico

1,15 €/kg

282,9

652 kg Nitrato potásico

0,8 €/kg

521,6

407 kg Nitrato de calcio

0,35 €/kg

142,45

566 kg Nitrato de magnesio

0,6 €/kg

339,6

41 kg Nitrato amónico

0,8 €/kg

32,8

Gastos de energía Doble cámara (Eva antivaho 200 gg)

1.800 600 kg

2,8 €/kg

1.2. Mano de obra

1.680 13.145

Riegos Aplicación fitosanitarios

1.200

540 246h

5 €/h

1.230

Labores varias

1.330

Entutorar

2.120

Mantenimiento y reparaciones

1.200

Plantación Recolección

45 h

5 €/h

225

1.300 h

5 €/h

6.500

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

55


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

1.3. Costes variables de la maquinaria propia

1.700

2. COSTES FIJOS

2.680

2.1. CF de la maquinaria

2.680

9.490 €/Ha

3. OTROS GASTOS 3.1. Seguridad social Operarios

1050

propietario

2040

3.2. Pagos en administraciones públicas

Contribución

40

Impuestos de la renta

600

Gastos administrativos y asesores

2800

Amortizaciones

Plástico vestir (térmico 36 meses 800gg) Instalación riego (manga portagotero integrado autocompensante)

2500 kg 4600 €/Ha (vida útil 10 años)

COSTES TOTALES

3 €/kg

2500 460

50.546,35 €/ha

Fuente: Anónimo (2006). Información propia.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

56


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

Tabla 27. Coste por hectárea para la puesta en marcha y explotación de un cultivo de pimiento en sustrato coco en el Campo de Cartagena . 1. COSTES VARIABLES

74.244,35

1.1. Materias primas

52.894,35 0,188 €/m

Agua de riego

2

1880

Semilla

25.000

0,2 €/planta

5.000

Semillero

25.000

0,037 €/planta

925

Plaguicidas

2.640

Insectos auxiliares

2.750

Abonado

1.319,35

Calefacción

36.700

Doble cámara (Eva antivaho 200 gg)

600 kg

2,8 €/kg

1.2. Mano de obra

1.680 20.230

Riegos

170

Aplicación fitosanitarios

246h

5 €/h

1.230

Labores varias

1.250

Entutorar

2.120

Mantenimiento y reparaciones

4.820

Plantación Recolección

45 h

5 €/h

590

1300 h

5 €/h

10.050

1.3. Costes variables de la maquinaria propia 2. COSTES FIJOS 2.1. CF de la maquinaria

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

1.120 1.770 1.770

57


Serie Documentos

Cultivo del pimiento 9.490 €/Ha

3. OTROS GASTOS 3.1. Seguridad social Operarios

1050

propietario

2040

3.2. Pagos en administraciones públicas

Contribución

40

Impuestos de la renta

600

Gastos administrativos y asesores

2800

Amortizaciones

Plástico vestir (térmico 36 meses 800gg)

2.500 kg/Ha

3 €/kg

2500

Sacos fibra coco (2,5 pl/m2) (3 años vida útil)

12.500 sacos/Ha

1,85 €/saco

7.708.3

Instalación riego (manga portagotero integrado autocompensante)

4600 €/Ha (vida.utíl 10 años)

COSTES TOTALES

460

85.504,35 €/ha

Fuente: Anónimo (2006).Información propia.

Cuando es necesario calefactar el cultivo se puede realizar de forma diferente, pudiendo ofrecerse unos costes estimados: -

-

-

La instalación de calefacción por agua tiene un coste de 80.076,8 Euros y un consumo de 7,36 Euros/m2 La instalación de calefacción de aire tiene un coste de 98.638,08 Euros y con un consumo de 9,066 Euros/ m2 La diferencia de coste de la instalación es de 18.561,28 Euros La diferencia en el consumo de las dos instalaciones es de 1,706 Euros/ m2.

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

58


Serie Documentos

Cultivo del pimiento

El cultivo del pimiento en el Campo de Cartagena, Comunidad Autónoma de Murcia, España

*IMIDA; **Técnico Agroquimicos Los Triviños;

www.poscosecha.com/es/publicaciones/ Grupo THM

59