Horizonte A N° 105

Page 16

Investigación HA

El riego complementario en la Región Pampeana permite aumentar y estabilizar los rendimientos de los cultivos de grano. Sin embargo, cuando la calidad del agua de riego es deficiente puede salinizar y/o sodificar el suelo, disminuyendo los rendimientos. El objetivo del presente trabajo fue relevar y clasificar la calidad y la aptitud de las aguas para su utilización en riego complementario en Entre Ríos, sur de Santa Fe, norte y sur de Buenos Aires.

E

l objetivo del riego complementario en la Región Pampeana es aumentar y estabilizar los rendimientos de los cultivos extensivos (Pilatti et al., 2005). Sin embargo, cuando la calidad del agua de riego utilizada es deficiente (e.g. alta relación de adsorción de sodio, RAS), existe riesgo de deterioro de la calidad física del suelo, y eventualmente del rendimiento de los cultivos. Esto se asocia a una menor capacidad de aprovechamiento de recursos como agua o nutrientes. Este deterioro puede ser causado por la salinización y/o sodificación del suelo, que impactan negativamente sobre su calidad. Cuando existen déficits hídricos importantes, como en la campaña 2008/09 o en la 2017/18, se incrementa la proporción relativa del agua de riego aplicada en relación a la de las lluvias, aumentando el riesgo de deterioro de la condición física edáfica. La magnitud de dicho riesgo depende de diversos factores, siendo la calidad del agua un aspecto

� Tabla 1. Clasificación de aguas de riego complementario según el riesgo de incrementar la salinidad de los suelos a partir de medir la conductividad eléctrica (CE, dS/m) de las aguas (INTA, 1999). CE (dS/m) Aguas seguras Aguas dudosas Aguas riesgosas

<2 2-4 >4

determinante a escala de agrosistema. A partir del análisis químico de las aguas de riego se puede evaluar su aptitud de uso. El INTA (1999) generó un sistema de clasificación de aguas de riego para sistemas de riego complementario de la Región Pampeana. Así, éste propone la medición de la conductividad eléctrica (CE) para evaluar el riesgo de salinización (Tabla 1), y la relación de adsorción de sodio (RAS) para evaluar el riesgo de sodificación del suelo (Tabla 2). Por otro lado, FAO también propuso un sistema de clasificación de aguas que evalúa el riesgo de afectar la infiltración de agua en el suelo combinando el análisis de la CE y la RAS (Ayers y Westcot, 1985) (Tabla 3). Este criterio tiene en cuenta el efecto positivo de las sales sobre la floculación de las arcillas en suelos dispersos por altos contenidos de sodio. Dicha clasi-

ficación puede tomarse solo como orientativa, ya que al igual que la de Riverside, fue propuesta para zonas áridas o semiáridas, donde el riego es de tipo integral. Por ello, el uso del sistema de FAO puede resultar muy restrictivo para su utilización en sistemas con riego complementario en donde la mayor parte del agua que recibe el cultivo proviene de las precipitaciones. El objetivo del presente trabajo fue relevar y clasificar muestras de aguas subterráneas obtenidas en las provincias de Entre Ríos, sur de Santa Fe, norte y sur de Buenos Aires definiendo su aptitud de uso para riego complementario.

»»MATERIALES Y MÉTODOS Se analizaron 497 muestras de aguas subterráneas, provenientes de perforaciones comerciales utilizadas para el riego complementario de cultivos extensivos, que se obtuvieron de las siguientes zonas:

� Tabla 2. Clasificación de aguas de riego complementario de acuerdo al riesgo de sodificación evaluado a través su relación de adsorción de sodio (RAS) (INTA, 1999) para distintas zonas de la Región Pampeana. Se brindan características de las condiciones de evaluación. RAS Características de condiciones Zona de evaluación Aceptable Dudosa Riesgosa SE Buenos Aires

< 15

15-20

> 20

N Buenos Aires, SE Santa Fe y SO Entre Ríos

< 10

10-15

> 15

NE Santa Fe

<7

7-12

> 12

Centro S Córdoba

<5

5-10

> 10

Nota: se asume que la capa freática se encuentra por debajo de 3 m

6-7% MO, 25 a 26% de arcilla. Riego promedio: 70-160 mm/año 2,5-3% MO, 22 a 24% de arcilla. Riego promedio: 150-200 mm/año 2% de MO, arcilla 26%, limo 70%. Riego promedio 150-300 mm/año 1,5%-2% de MO, textura franco limosa en superficie. Riego promedio: 200-350 mm/año

� Tabla 3. Clasificación de la calidad del agua para riego según la FAO (Adaptado de Ayers y Westcot, 1985). CE: Conductividad eléctrica (dS/m), RAS: relación de adsorción de sodio. Grado de restricción en el uso Problema Potencial Ninguno Ligero o moderado Severo Salinidad CE (dS/m) Infiltración RAS = 0-3 RAS = 3-6 RAS = 6-12 RAS = 12-20 RAS = 20-40

<0,7

0,7-3,0

>3,0

CE >0,7 CE >1,2 CE >1,9 CE >2,9 CE >5,0

CE 0,7-0,2 CE 1,2-0,3 CE 1,9-0,5 CE 2,9-1,3 CE 5,0-2,9

CE <0,2 CE <0,3 CE <0,5 CE <1,3 CE <2,9