Page 1

La Poesía de Dios Autor: Henry Padilla Londoño


Y subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca: no hay parecer en él, ni hermosura: verlo hemos, mas sin atractivo para que le deseemos. Isaías 53:2


Mi Alma tiembla por tu Palabra, Ven SeĂąor, ApresĂşrate a mi encuentro, Rey eterno.


Me ha fascinado la forma como el Señor se expresa a través de sus siervos, como usa poetas, hombres comunes para traer la Verdad que ha sido expresada en esas hermosas palabras. Los caminos del Señor son todos buenos. Sabiendo esto, nos vamos a aventurar a tocar la superficie, a mirar de lejos como con prismáticos, el maravilloso mundo de la Poesía de Dios. El poeta crece en la vida diaria, cuando cada día trae su afán, el poeta pinta estos afanes en colores diferentes, sacándolos del tiempo, y los expresa de tal forma, que el espíritu del lector se envuelve en esa creación. El poeta pone un pincel en la mano del lector, y es entonces que nace la poesía. La poesía no se escribe, se crea cuando el lector pinta las palabras del poeta. La poesía de Dios, está escondida tras el velo de la fe, y no podrás apreciar su belleza sin creerle a Dios. En la poesía de Dios, Dios es el poeta, el profeta es el escritor, y el que lleva la poesía de Dios al corazón, es quien la pinta con la hermosura que Dios pensó. Dios, el Poeta, es el maestro entre maestros. Sus palabras no solo son de una hermosura sin igual, sino que la Luz que emana de ellas, traen vida y muerte. Nadie queda igual, después de escuchar su poesía, la vida emana de ella, y todo él que no la recibe, está en la muerte. Sus palabras no son difíciles de entender, pero su significado crece como la luz de la aurora, expresan verdades ocultas desde la eternidad, cosas en las cuales los ángeles


anhelan mirar. Él habla en palabras sencillas, de fácil comprensión. Ama expresarse en parábolas, simbologías, alegorías sacadas de la vida diaria, en hermosas composiciones, que hacen soñar, llorar, reír. Nunca dice una palabra solo por adornar, cada palabra tiene un tiempo y un espacio perfecto, en armonía perfecta, cuando él habla el universo dice Aleluya. Habla de lo que viene como si ya fuera, porque él mismo lo lleva a cabo, nos enseña un sentido nuevo del tiempo: “Llamen las cosas que no son como si fueran”. Los atrevidos lo observan de lejos, y quieren tomar sus palabras, sacar ganancia de ellas. Y se envuelven en ellas, siendo apresados en sus propios pensamientos, dejándolos presos en sus malicias, hoyos cavados por su maldad. EL universo entero danza al sonido de sus palabras, todos los que esperamos en ellas, recibimos vida, alegría, felicidad, Amor.


I ¡Escuchen!, escuchen el concierto, un día dice a otro, Gloria al Señor, de nube en nube, de montaña en montaña, se escucha el grito: ¡Gloria al que vive! Y el canto se vuelve sinfonía, cuando la tierra, el sol, las estrellas, se suman a tal adoración. Envió su voz, sus hermosas palabras, que llegaron a hombres de mi pueblo, hombres que amaban la verdad, “Henos aquí” dijeron a una, todos ellos, los poetas de Dios. Dile que lo amo, dile que lo extraño.


Y su Esp铆ritu sobrevol贸 el lugar de mi casa, y vio muerte y pecado. Nadie lo buscaba, todos lo hab铆an olvidado. Pero encontr贸 reposo en el lugar del poeta, del profeta:


“Yo hago algo nuevo, Ahora acontece; ¿No lo perciben?

Aun en los desiertos haré camino Y ríos en los lugares desolados” Isa 43:19


¿Qué te impulsa? ¿Cuantas veces Señor perdonarás? ¿Qué te lleva a creer en quien no cree en ti? ¿Qué te impulsa a creer una vez más? ¿Cuantas veces has tocado a la puerta de quien te ha olvidado?

Los hombres hicieron pacto con la muerte, amaron sus sitios oscuros y escondidos, llenos de pecado y liviandad. Se olvidaron del pacto eterno, voltearon sus rostros y buscaron sus sombras, vanidad. ¿Por qué lloras Dios por el hombre que te dejo? Él ya te dejo, Señor… …


No hay camino visible, pero llega a todas partes, no lo puedes coger, él te sorprende y salta sobre ti, no lo puedes entender, tienes que vivirlo. El Amor envolvió a Dios, y se unió con el Señor. No hay razón que yo pueda escribir, Es simplemente amor. El Amor te llevo a creer una vez más, El amor te hace crear caminos en el desierto, Hacer todas las cosas nuevas. Oh hombre, Si conocieras quien es el que te ama, Quien es el que por ti ha dejado el cielo, Quien es el que por ti lo dio todo, Por amor a ti.


No digo yo haber comprendido el amor, sólo he estado explorando sus caminos, he andado por sus caminos angostos y difíciles de avanzar, donde la piel se queda entre rasguños y el llanto aflora a cada momento, y he salido a lugares hermosos y espaciosos, llenos de luz y de toda fruta deliciosa, todos estos sitios del amor. Y entre más avanzo por sus diferentes lugares, me veo anonadado por su grandeza, su diversidad. Su anchura, su altura, su profundidad, su longitud, creo que estoy explorando el corazón de Dios.

“Alegrarse han el desierto y la soledad: el yermo se gozará, y florecerá como la rosa" Isa 35:1


Aun la tierra conoce el tiempo de su visitación ¿no lo conocerás tú? Alégrate, clama en gozo,

el Señor te ama. Sé cómo la rosa del desierto, como el desierto cuando escuchó la voz de Dios,

como las fuentes que brotaron de la piedra, prorrumpe en jubilo, Dios nunca te dejara de amar. “La bestia del campo me honrará, los chacales, y los pollos del avestruz: porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido”

Isa 43:20


El Rey mueve su mano, y su Espíritu crea todo nuevo, toda la creación alaba al Rey de Gloria, las bestias del campo, la brisa de la mañana,

el sol cuando tímido resplandece entre los pensamientos de tu corazón, todos ellos alaban a Dios, la tierra se sacia de Su bondad y nosotros recibimos su Salvación.

Todo por amor. El amor es el eje central de su acción. …


Aguas de verdad y misericordia, aguas de vida fluyen en medio de su pueblo, corre la vida en medio de su escogido.

¿Qué secreta virtud, que grandeza divina, te lleva a pensar aún en el chacal, en el avestruz? Los ángeles se postran ante el Rey de Gloria, seres de gran poder, que han visto el origen de Edén, que vieron cuando Tú lo formaste. Son testigos de tu magnificencia, En los tiempos, han visto tu grandeza. Pero Tú, Señor, aún en el chacal y el avestruz piensas, por tu gran misericordia. Oh que seamos por lo menos como el chacal y el avestruz, y que te honremos.


¿Habrá alguien que no quiera dar la honra al Señor?

Ese no es digno de vivir ni en desierto. Enseñanos a darte la honra, y la Gloria Señor, como hijos amados. Oh Rey del cielo, como hablaste a tu escogido y ahora lleva corrientes de vida ¿Qué hiciste para ganar su vida?

“Y subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca: no hay parecer en él, ni hermosura: verlo hemos, mas sin atractivo para que le deseemos” Isaías 53:2


La tierra sintió sus pisadas, se escucharon sus palabras, estaba como escondido, el Rey del Cielo descendió y habito con los hombres. Se despojó de toda su Gloria, se sujetó a Verdad, a la misericordia.

Cuando paso a tu lado, no lo notaste, era como uno más. Cuando comió contigo, no lo notaste, era otro más. Cuando hablaba te ardía el corazón, entonces no podías dejar de escuchar.


Sus palabras eran como una espada, que entraba en tu alma, y desnudaba tu ser. ¿Que hay en ese hombre, que es como yo, que cuando habla me hace temblar? ¿Por qué la esperanza olvidada de mis batallas perdidas, cobra vida, y me invita a creer? No hay apariencia en él, pero sus palabras son como las del Rey.

“Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre, que está en el cielo” Juan 3:13


El cielo descendió a la tierra, y trajo un regalo a los hombres. Vida en abundancia a todo el que crea, en Jesús, el Hijo de Dios. El sueño de Jacob en Harán, la escalera al cielo,

Jesús es la escalera al cielo. Por el suben y descienden los ángeles de Dios, por esa escalera descendió mi vida, por esa escalera morí y volví a vivir.

Sube por esa escalera, allí encontraras tu vida. El hombre hambriento busca el pan para su alimento. El herido el médico para sanar sus heridas. El preso busca su libertad.

¿Qué buscas tú? Si estas saciado, no comerás. Si estás sano no vendrá el médico. Si crees tener libertad seguirás preso.

Si no lo buscas, no lo encontraras.


El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí, Porque me ha ungido el SEÑOR Para traer buenas nuevas a los afligidos. Me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, Para proclamar libertad a los cautivos Y liberación a los prisioneros; Isa 61:1

Los afligidos son tu preocupación, Los quebrantados de corazón. Los que están presos. ¿Qué eres tú? La gracia llego al que por ella llora. La vida llego al que estaba muerto. La vida me encontró en prisiones de oscuridad. Me arranco de la muerte. Me llevo por camino de vida.


La generación perversa reclama señal. Han olvidado que tus pies tocaron el polvo que anhelo besar. Se levanta la voz de los pueblos soberbia y atrevida: “No hay Dios, la ciencia es nuestro Dios” El Señor se burlara de ellos.

Yo vi el fuego que quemaba el viento. Vi el viento fuerte que todo lo rompía. El final de los tiempos, cuando todos buscaban salida. Y la tierra se envolvió en llamas.


Hay esperanza para los que en ti han confiado. Saltaban de alegría, sus vestidos todos blancos. la muerte dio los que tenía, no los pudo retener. Del mar salieron los que dormían. A su poderosa voz, como palomas, como la nieve cuando desciende.

¿Dónde estás Ciencia, donde te has escondido? ¿Dónde el hombre que lucho contra Dios? No hay memoria de ellos. Jesús el Señor reina.


Amo tus pisadas, sobre la espuma del mar. Amo ver tu aliento en las mañanas. Tu maravillosa ciencia en la mirada del niño. Tu verdad en las Palabras de Jesús.

Para proclamar el año favorable del SEÑOR,

Y el día de venganza de nuestro Dios; Para consolar a todos los que lloran, Para conceder que a los que lloran en Sion Se les dé diadema en vez de ceniza,

Aceite de alegría en vez de luto, Manto de alabanza en vez de espíritu abatido; Para que sean llamados robles de justicia, Plantío del SEÑOR, para que Él sea glorificado.

Isa 61:2 - 3


II

La Poesia de Dios  

La Poesía de Dios a través de los tiempos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you