Page 1

Congreso Constitutivo Organizaci贸n Pol铆tica del Pueblo y los Trabajadores

OPT

27 y 28 de agosto de 2011

Por la liberaci贸n nacional y la emancipaci贸n social


Declaración de Principios

La cuestión de los principios

4. Conscientes de que el capitalismo, sus empresas, sus estados y gobiernos neoliberales destruyen lo comunitario y todo sentido de colectividad, acallando el pensamiento crítico que los denuncia como los principales responsables de la pobreza, la explotación, la discriminación, la dependencia neocolonial, la inseguridad y la destrucción de la naturaleza, concebimos nuestras luchas inmediatas como un proceso dirigido a la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, sin opresores ni oprimidos; encaminado a la edificación de un mundo y una nación digna, justa y en paz, donde cada individuo pueda vivir una vida plena desarrollando su personalidad y sus capacidades; como un proceso ininterrumpido que recorre el camino de la lucha por la justicia social, la soberanía nacional y la democracia comunitaria y popular, hacia el socialismo.

1. Sin principios no hay acción política transformadora: los principios políticos siempre tienen como última referencia una ética con contenido implícito. Todas las éticas históricas se han construido desde “un” fundamento, “una” instancia última de referencia. Los principios son “condiciones necesarias”, “máximas de acción” que nos permiten actuar de modo ético dentro de una comunidad con pretensión de bondad, justicia, así como humanidad y coherencia entre el decir y el hacer. 2. La palabra principio significa ‘lo que se toma en primer lugar’; desde el punto de vista materialista lo que está en primer lugar es la materialidad de la vida humana; es el mandato común, una exigencia que debe de cumplirse en toda acción e institución. A todo principio corresponde necesariamente una práctica política concreta, un como conjunto de acciones que persiguen un fin determinado y tiene pretensión de justicia. Los principios son quienes legitiman y rigen la acción política.

5. Como seres humanos, los mexicanos tenemos derecho a desarrollar plenamente nuestras capacidades físicas e intelectuales en condiciones de igualdad, de respeto a nuestra dignidad, a nuestros derechos humanos y culturales y con justicia social. Esto sólo será posible si colocamos en el centro de la disputa por la nación la lucha política; sólo de esta manera podremos recuperar y humanizar las fuerzas productivas; ponerlas al servicio de los trabajadores y del pueblo, y asegurar que toda persona, independientemente de su origen social, sexo, religión, color de piel o preferencia sexual u otro criterio que implique discriminación, acceda a los derechos de ciudadanía y a las condiciones humanas que permitan su libre desarrollo, re-humanizar nuestra actividad política, económica y social en todos los espacios y momentos de nuestras vida.

Consideraciones generales 3. Teniendo en cuenta la lucha histórica de nuestro pueblo en búsqueda de su libertad, de aquellos que enfrentaron la conquista española y las invasiones francesas y yanquis; de aquellos que participaron en las guerras de Independencia, Reforma y Revolución; de los que resistieron heroicamente ante el 68 y a la guerra sucia; como descendientes, de quienes en los últimos 100 años no se han rendido, asumimos la construcción del poder popular como vía de la liberación nacional y la emancipación social como el medio para desplazar del poder político, económico y cultural a la oligarquía mexicana y a los imperialistas que saquean nuestros territorios y, explotan y humillan a nuestro pueblo.

6. Hacemos propias las filosofías milenarias de nuestros pueblos originarios, de su visión dialéctica e integral, que se empalman con las filosofías de la praxis, que buscan la liberación de los seres humanos, ajenas a toda superstición, a prejuicios raciales y a la supremacía de una 2


nación sobre otra. Nos inspiramos en el pensamiento, las resistencias y la acción de las masas que, junto a nuestros próceres, lucharon contra los colonialistas, por la liberación nacional.

11. Las tácticas o los medios para lograr lo estratégico se encuentran determinados por el objetivo final: la libertad oprimido; la que conlleva la libre elección del trabajo productivo, el tiempo libre para realizar actividades superiores humanizantes, la eliminación de la barbarie capitalista, en pocas palabras el pleno desarrollo del ser humano como sujeto integral y no como función dentro de un aparato económico. Las luchas del pueblo mexicano y los trabajadores, han estado enmarcadas en el combate por alcanzar estos objetivos máximos, que se traducen en reivindicaciones concretas como elevar sus condiciones de existencia, garantizar la libertad de las personas y los derechos democráticos, lograr la independencia plena de la nación, entre otros.

La libertad. El principio de liberación: lo estratégico político 7. El principio de liberación es el principio de la lucha de clases y de la unidad del pueblo: es la lucha de nuestro pueblo-nación para vencer a nuestro enemigo: el capital, el imperialismo. 8. La liberación nacional es el principio político que busca la desarticulación del sistema capitalista vigente, por ser dominador, despóticoautoritario y excluyente; para construir por medio de transformaciones críticas, un nuevo orden; todo esto en los diversos frentes de liberación posible (ecológico, feminista, político, económico, pedagógico, racial, cultural, etc.), sustentando en todo momento estas transformaciones, o construcciones de lo nuevo, en el principio de igualdad, solidaridad, soberanía y fraternidad.

12. Nos pronunciamos por una cultura y una ética emancipadora, contrapuestas a la herencia colonialista y capitalista, a los racismos y discriminaciones, a la lógica capitalista diviniza el dinero, mercantiliza todo, privatiza lo común y lo público haciéndolo pasar como un fenómeno que obedece a leyes naturales. La educación y el acceso irrestricto a los bienes culturales es fundamental para el desarrollo de una sociedad democrática y justa, para la afirmación y el desarrollo intracultural e intercultural de nuestras comunidades y pueblos.

9. El reino de la libertad vendría a ser aquel donde se lleve a cabo el desarrollo pleno de los individuos, el cual pasa a través de la abolición de la producción privada, que es negación de la persona, a una producción donde se afirme al sujeto, a partir del patrimonio social, ya que es el trabajo humano vivo lo único con la capacidad de crear valor, así en el libre cambio entre individuos, asociados en base a la apropiación y control comunitario de los medios de producción. Esto último no tiene nada de arbitrario, pues presupone el desarrollo de condiciones materiales, históricas y espirituales que lo hagan posible.

13. Este principio va más allá de la nación, la liberación de la patria no será posible si no es parte de la lucha por la independencia y el socialismo de las naciones subyugadas que se desarrolla en América Latina, el Caribe y los movimientos emancipadores de todo el mundo. Entre el pueblo de México y todos los pueblos de la Tierra que luchan por su libertad existen intereses comunes: sus enemigos son los mismos, las oligarquías nacionales y el imperialismo que, con todo su poderío económico, político y militar, constituyen el principal obstáculo para la liberación de los pueblos.

10. Es el principio del estudio de la realidad, de la valoración estratégico-política, de la viabilidad, de la gobernabilidad, es decir de la libertad política en los hechos. Lo estratégico político es la valoración de la realidad. Del estudio y análisis de la realidad surgen los medios que se empuñarán para crear y recorrer la senda que lleve al objetivo político fundamental. Lo estratégico político se ubica en nuestra libertad política de elección, determinada por el análisis de los diagnósticos sobre la correlación de fuerzas, la anticipación de los escenarios político-posibles, las alianzas y el terreno concreto de la lucha política.

La igualdad. El principio de democracia 14. La práctica de la democracia no es abstracta, no se lleva a cabo a partir de buenas ideas; ésta se ejerce y toma significado siempre en la práctica liberadora: democracia es el proceso de afirmación política, cultural y económica de las 3


mayorías, de la clase trabajadora, de los enemigos de todo régimen oligárquico y de toda tiranía caudillista.

niveles de dirección. Nos sustentamos en el Art. 39 constitucional. 18. De la misma manera forma parte del principio de soberanía la facultad de las organizaciones políticas de los trabajadores y el pueblo de hacer vigente en todo momento su independencia con respecto de los partidos, clases o fracciones de clase, que son partidarias del imperialismo y las oligarquías.

15. El principio democrático presupone la validez, la legitimidad y el consenso, es decir, que la voluntad común, como conclusión de argumentos racionales, se combina con la honestidad intelectual que estriba en la capacidad de reconocer la validez de un argumento superior. Al tener como criterio la participación de todos como iguales dentro de la asamblea o la comunidad y al haber tomado parte el sujeto político de las decisiones políticas de la asamblea, no solo se está obligado a realizar los acuerdos, sino también en asumir la responsabilidad de las consecuencias en dichas decisiones.

La fraternidad. El principio de solidaridad o de “apoyo mutuo” 19. Es el atender o responder ante el dolor, injusticia y/o exclusión del otro, del explotado, del oprimido, con intención liberadora, ya que el apoyo o solidaridad significa afirmar y responder ante la corporalidad vulnerable del otro. Contrariamente a la concepción “Darwinista social” de la supervivencia del más fuerte sobre el débil, afirmamos que las sociedades no se han desarrollado en una relación de competencia interhumana, sino fue gracias a los lazos de colaboración entre los seres humanos como se ha logrado el desarrollo y preservación de la humanidad.

16. En la realización de las tareas democráticas, procuramos la construcción de consensos, el respeto y el reconocimiento de las diversas formas de organización popular, donde las comunidades y las personas se liberen de todas las formas de pobreza, miseria y discriminación a las que han sido sometidas. Al seno de nuestra organización pugnaremos por el ejercicio colectivo de las tareas de dirección, promoveremos la más amplia libertad de opinión y el respeto a las minorías; pero también exigiremos la mayor disciplina en la aplicación de los acuerdos tomados.

20. El desarrollo de las fuerzas productivas en la lógica de la competitividad interna del sistema capitalista, creó como producto histórico, la individualización de la persona, que generó y sigue generando, actitudes egoístas. El principio de la solidaridad es el principio de la comunidad, que busca la unidad entre la persona y la colectividad, para dar soluciones concretas a las problemáticas de la sociedad actual. La solidaridad es la respuesta ante el clamor de justicia del oprimido, desde el horizonte más inmediato como es el hogar familiar, pasando por los pueblos y organizaciones subyugadas, hasta llegar a la solidaridad con las naciones que sufren el yugo de la guerra imperialista. El amor a la justicia es lo que nos mueve a la solidaridad.

La independencia. El principio de soberanía 17. Defendemos el derecho a la autodeterminación de las naciones a gobernarse a sí misma desde un sistema de representación política, donde el poder tiene como su origen o fuente al pueblo como categoría política. La soberanía presupone la independencia, pero sobre todo que ningún poder exterior a la nación interfiere en la dirección política de la patria: “La soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo, todo poder público dimana del pueblo y se instituye para su beneficio. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”. Es parte del principio de soberanía y también una exigencia democrática aceptar herramientas políticas que hagan valer la voluntad del pueblo como la revocación del mandato en todos los

El principio de respeto a la naturaleza 21. Es el amor a la casa, a “la madre tierra”, proveedora de los recursos materiales, “del sustento” que permiten la reproducción de la vida, de la especie humana. Mientras que el capitalismo 4


es depredador, inhumano y ecocida ha provocado fenómenos como el cambio climático, la gran mancha urbana, el uso excesivo de recursos no renovables y la sobre explotación de recursos no renovables de largo plazo, la falta de respeto y la completa agresión hacia las especies animales y su hábitat.

Ética y Militancia 24. Para nosotros como OPT no existen pequeñas o grandes tareas a la hora de pelear por la emancipación del pueblo, todas son necesarias y revolucionarias. Por lo mismo, luchamos por erradicar las desconfianzas, las rivalidades, las alianzas sin principios, las ambiciones y las intrigas. Estas deben ser reemplazadas por la camaradería, la vigilancia colectiva y la ejemplaridad de la conducta de los militantes. Nos comprometemos con los principios éticos de no robar, no mentir, no ser flojo y de servir y respetar al pueblo.

22. La crisis socioambiental que padecemos los mexicanos y la mayoría de la humanidad es una de las tantas caras de la crisis general provocada por el capitalismo. Su solución pasa por la superación del capitalismo. El colapso civilizatorio responde a la manera en que la burguesía organiza la producción y el consumo; la cual toma a los trabajadores y a la naturaleza al modo de recursos explotables, gratuitos, ilimitados y prescindibles, que sólo están ahí para que las empresas privadas realicen ganancias infinitas.

25. Nuestro socialismo no es calco y copia, es la creación heroica de nuestros pueblos. Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro lenguaje, colocándolo en nuestra realidad de pueblo latinoamericano-indoamericano para enriquecer la lucha de liberación de los pueblos del mundo. Ese socialismo para ser tal habrá de superar las concepciones sectarias y anacrónicas; los procederes doctrinarios y dogmáticos, el pobrismo y el colonialismo intelectual y cultural; habrá de desarrollar métodos de construcción democrática, ejercer la crítica permanente al burocratismo y a concepciones puramente productivistas que pierden de vista al ser humano y su base natural, que constituyen el medio y el fin de nuestro accionar político y social.

Ciencia y tecnología 23. La tecnología no es una simple cuestión de objetividad científica o de maquinaria inanimada. Su desarrollo y empleo está guiado por intereses; por valores sociales, explícitos o implícitos. En este momento, la lógica capitalista es la predominante. Así, las fuerzas productivas crecientemente se han transformado en fuerzas destructivas; de recursos para la vida en recursos para la muerte. Por ello, la ciencia y la técnica deben perder su carácter privado, convertirse en patrimonio de la humanidad. Sólo de esta manera podrán minimizarse los riesgos de su desarrollo y el uso incontrolado de materiales nucleares, químicos, genéticos, tecnologías reproductivas, nanotecnologías y armas biológicas. En este caso no basta con expropiar a los expropiadores. Las fuerzas productivas recuperadas a los monopolios habrán de ser reconvertidas y humanizadas.

26. Confiamos en que la solidez de nuestros principios, la fuerza de nuestros argumentos y la nobleza de quienes los comparten, contribuirán a configurar un futuro democrático. Invitamos a todos los hombres y mujeres a unirse a nosotros en esta tarea.

5


Programa

otros tiempos, somos víctimas de una nueva ocupación neocolonial de índole militar, económica, política y cultural a manos del imperialismo estadunidense. Nos deslizamos por la pendiente del caos; de la generalización de la miseria y de la violencia que amenazan con ser irreversibles.

En su ofensiva contra los trabajadores y los pueblos, el capitalismo neoliberal convierte en víctimas a numerosos sectores de la población: a la gran mayoría de hombres y mujeres de todas las edades y de casi todas las clases, sectores y grupos sociales. Por eso la lucha contra el neoliberalismo es clasista y unificadora como ninguna otra bandera.

La propaganda neoliberal presenta sus concepciones como si fueran las únicas posibles, como si no hubiera otra alternativa en el mundo ni en México. ¡Falso! Alternativas existen y funcionan en la actualidad con éxito en varias regiones del mundo.

El capitalismo neoliberal ha dado lugar a una crisis inédita que se manifiesta como crisis socioambiental, económica, política, alimentaria, energética, ética y financiero-monetaria. Esta crisis general, es el resultado de un modo de vida que gira en torno a la obtención de ganancias por parte de la clase dominante; que se alimenta de la explotación del trabajo, el despojo de la riqueza social y la depredación de la naturaleza. Para los neoliberales sólo se puede salir de la crisis a través de mayores catástrofes: guerras, genocidios, hambrunas, invasiones y transgresiones a la soberanía de las naciones; en particular de las dominadas. Sin embargo, la crisis del capitalismo también engendra la posibilidad de grandes movilizaciones, nacionales e internacionales, que tienden a trascender la sociedad burguesa. Ejemplo de ello son los movimientos y pueblos que luchan por la emancipación social en América Latina y el Caribe, además de las luchas sociales y nacionales que se libran en el Mediterráneo, el centro de Asia y en las entrañas de los imperios como acontece en Estados Unidos, España e Inglaterra.

En el caso de nuestro país, es perfectamente posible trazar un proyecto distinto, que lleve a la construcción de una nación que goce de independencia y soberanía a cabalidad, que interactúe con las demás naciones del mundo en pie de igualdad; que permita la edificación de una verdadera sociedad democrática, en la que el pueblo sea el que mande y no los explotadores, sean locales o extranjeros; donde la distribución del producto social sea en beneficio de los trabajadores y el pueblo. Las políticas neoliberales y la crisis capitalista que sacrifican a numerosos sectores de la población, especialmente a quienes viven de su esfuerzo personal, han provocado un malestar generalizado, un hartazgo que se extiende a diversas clases y sectores de la sociedad. Al ser los trabajadores y excluidos sus víctimas principales, es entendible que sea entre éstos donde hayan brotado numerosos focos de resistencia y de lucha a lo largo y a lo ancho del país, y hayan surgido múltiples iniciativas para enfrentar ese problema.

En México las secuelas del capitalismo neoliberal y de sus crisis han llevado al país al borde del desastre, a situaciones parecidas a las que dieron lugar a las guerras de Independencia, a las invasiones francesas y estadounidenses, a la Guerra de Reforma y Revolución. De nueva cuenta vivimos situaciones donde la nación y sus clases trabajadoras están en peligro de ser arrasadas. Estamos al borde de la implantación de una nueva dictadura civil militar. A semejanza de

Al calor de la lucha social y las movilizaciones, y del descrédito del sistema de partidos y de los procesos electorales, hemos adquirimos conciencia de que junto a la lucha gremial y local, es necesario entrar al combate por el gobierno y el poder; asumir la necesidad de irrumpir en el 6


trabajadora del campo y la ciudad; de los movimientos sociales y urbanos, de los pueblos originarios, profesores, intelectuales, artistas; de los nuevos movimientos sociales que están integrados por alter mundialistas, ecologistas, movimientos de defensa de derechos humanos, de género y diversidad sexual; de estudiantes, jóvenes, exbraceros y migrantes, pequeños y medianos industriales.

escenario político nacional para redefinir el rumbo de la historia de nuestro país. El protagonismo y la autonomía adquirida por los trabajadores y las trabajadoras reivindicando los derechos y conquistas políticas del pueblo mexicano y la defensa de la soberanía del país y el patrimonio nacional, en contra de la entrega de los recursos naturales a las trasnacionales imperialistas y a sus socios nativos, constituye la práctica política y la plataforma programática, desde la cual nos planteamos impulsar iniciativas organizativas unitarias que permitan crear procesos de poder, a partir de los cuales se concreten cambios sustantivos en el régimen político autoritario y el sistema económico imperante.

El Programa que enarbola la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT) aspira a recoger en sus rasgos medulares las exigencias y reivindicaciones de quienes obtienen un salario a cambio de su trabajo y de otros sectores de la población. Aquí sólo definimos los ejes medulares que guiarán los pasos de nuestra organización, en busca de construir una nación donde el neoliberalismo sea eliminado.

Transformaciones que forjen un nuevo régimen democrático para la República y trastoquen las bases seculares de la injusta distribución de la riqueza en nuestro país. Para ese fin necesitamos nuestro propio instrumento político; una agrupación que forme cuadros capacitados para organizar, educar y movilizar en la lucha política y social; que ayude al desarrollo de la conciencia de los trabajadores y las trabajadoras y el pueblo, y al avance y fortalecimiento de sus identidades y culturas.

Este programa se erige en alternativa para amplias capas de trabajadores y del pueblo en la perspectiva de fundar un nuevo consenso que permita vislumbrar un régimen político en el que la legitimidad del poder se sustente en los derechos sociales, de soberanía, justicia y democracia desde el pueblo contemplados en la Constitución; derechos por los cuales el pueblo de México ha luchado durante 200 años. Paso necesario para emprender la transformación radical de las instituciones del Estado.

El principal objetivo de nuestra organización política es el de luchar por la liberación nacional y el socialismo; es decir por la emancipación social y humana. Batallamos por recuperar las fuerzas productivas de la nación y la personalidad histórica del pueblo, para sentar las bases de una sociedad sin explotación, donde los principales medios de producción que se encuentran en manos de la burguesía se transformen en propiedad social. Objetivo que empieza a cobrar realidad en la lucha por edificar una nueva sociedad con justicia, democracia, libertad e independencia plena, económica y política.

Cambiar la correlación de fuerzas a favor de trabajadores y trabajadoras y el pueblo, avanzar en la construcción de nuevas formas de poder y en el proceso que nos lleve al gobierno, son condiciones necesarias para la realización de una Asamblea Nacional Constituyente, compuesta por representantes electos democráticamente, sujetos a la rendición de cuentas, la revocación de mandato en todo momento y con un salario equivalente al de un trabajador calificado y para la formación de un gobierno popular que rompa con el imperialismo y la oligarquía. En fin, un gobierno austero donde sean suprimidos los gastos ostentosos, entre otras cosas.

Sin la unidad de todos los excluidos por el actual sistema injusto, sin la formación de una nueva mayoría o de un nuevo bloque social guiado por un proyecto de lucha contra la oligarquía mexicana y el imperialismo, poco o nada podremos avanzar.

A esas tareas quiere contribuir la nueva fuerza política de naturaleza partidaria de trabajadores y el pueblo que estamos construyendo; la que mediante un programa democrático popular, luche por sacar del gobierno y el poder a los neoliberales, a la oligarquía mexicana y a sus

Para contribuir a la realización de esa tarea, ponemos nuestro Programa a la consideración, de los diversos sectores que componen la clase 7


incorporar, entre otras, la informática. Defendemos los derechos a la soberanía del pueblo mexicano, y a la propiedad y usufructo pleno sobre sus recursos naturales y energéticos, incluidos el espacio radioeléctrico, el espacio exterior, el agua, los bosques y las tierras.

patrones imperialistas, causantes de la catástrofe que enfrentamos los trabajadores y las trabajadoras. SOBERANÍA E INDEPENDENCIA NACIONAL 1. Luchamos por la liberación nacional y la emancipación social, que es la lucha por la edificación de una nueva sociedad con justicia, democracia e independencia plena, económica y política.

5. Luchamos por la aplicación firme y consecuente de los principios que norman las relaciones exteriores de México que recogen y reflejan la experiencia de varios siglos de lucha de nuestro pueblo por su liberación de toda clase de imposiciones e intervenciones de poderes extranjeros: el derecho de autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; y la lucha por la paz y la seguridad internacionales.

2. Combatimos por abrogar los tratados de Libre Comercio, como el de América del Norte, TLCAN, porque son instrumentos de dominio y explotación de las potencias sobre nuestro territorio y nuestro pueblo. Por esa misma razón, luchamos por derogar los mecanismos de sujeción y saqueo, y todos los tratados y acuerdos comerciales y militares que lesionen la soberanía de la nación, como la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN).

6. Combatimos por la expulsión de agentes, de las policías y el ejército de EU y cierre de las bases de estos en nuestro país.

Pugnamos por la ruptura con las política de los organismos internacionales como el FMI, el banco mundial, el BID y con las recomendaciones y observaciones de la OCDE.

DEMOCRACIA

3. Peleamos por que no haya más privatizaciones por ninguna vía, ni francas ni disfrazadas. Por eso luchamos por impedir que se privaticen las industrias eléctrica y petrolera, como lo pretenden los entreguistas en el poder. Luchamos por revertir ese proceso y recuperar para el dominio exclusivo de la Nación todas las franjas que ya han sido trasladadas al ámbito de la explotación privada de manera parcial o total.

7. Pugnamos por construir una nueva forma de democracia cualitativamente distinta, en la que los derechos del pueblo no se limiten a votar cada cierto tiempo para escoger a sus verdugos y explotadores en turno. Una democracia participativa y popular, en la que sean las mayorías las que manden y su voluntad se acate y se transforme en políticas gubernamentales y en el bienestar de las mismas; se redistribuya el ingreso y se impida que se concentre en pocas manos. Un régimen que haga realidad el mandato constitucional que precisa que la democracia debe ser considerada “no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo”.

4. Pugnamos por retomar la vía de las nacionalizaciones y recuperar el patrimonio nacional, que nos arrebataron los neoliberales y lo entregaron a la depredación capitalista local y extranjera, porque estamos convencidos de que es la base de nuestro desarrollo con independencia, soberanía y justicia social y popular, por lo que lucharemos por la recuperación irrestricta de la industria energética (eléctrica y petrolera); la industria de telecomunicaciones; el sistema carretero, la minería y la petroquímica llamada secundaria, entre otras, y por la nacionalización de todas las demás ramas estratégicas y prioritarias de la actividad económica, a las que se debe

8. Luchamos por nuevas formas de composición de las fuerzas que encabecen la dirección política del Estado, distintas de las que se han dado hasta hoy. El Estado deberá ser dirigido en lo sucesivo por un bloque social distinto que esté integrado por los diversos sectores que componen la clase 8


trabajadora del campo y la ciudad, los movimientos sociales y urbanos, los pueblos originarios, profesores, intelectuales, artistas y los nuevos movimientos sociales integrados por alter mundialistas, ecologistas, los movimientos de defensa de derechos humanos, de género y diversidad sexual, estudiantes, jóvenes, braceros y migrantes, pequeños y medianos industriales, en fin, por todo el conjunto de clases, sectores y grupos sociales que están convocados a formar parte de este proyecto incluyente y antineoliberal. Porque un Estado que esté dirigido por la clase social propietaria de los medios de producción en cualquiera de sus sectores, como los que ha habido tanto en el nivel nacional como en los niveles locales del distrito federal y los estados de la república en las últimas décadas, no podrá llevar adelante un Proyecto de Nación distinto y opuesto al actual. Sus limitaciones clasistas lo impiden.

ninguna especie y con respeto y fomento a sus culturas. Nada puede existir en la base económica de la sociedad, el marco jurídico ni en la realidad concreta, que disminuya las condiciones de vida de un pueblo, de una comunidad ni de grupo alguno de la población, con respecto de otros. 11. Nos esforzamos por impedir toda restricción a los derechos y conquistas consagrados en el artículo 123 constitucional y en la Ley Federal del Trabajo. Lucharemos por su ampliación y desarrollo constante. Por la existencia de condiciones para el ejercicio de la democracia en los sindicatos y el fin del corporativismo y el control estatal. Por la recuperación del poder adquisitivo mediante un aumento masivo, de emergencia, a los salarios, pensiones y cuotas de jubilación; por un plan inmediato y masivo de trabajo y de viviendas; control obrero sobre los libros empresariales y los bancos; contra la corrupción y la delincuencia; por la reducción substancial de los ingresos de senadores, diputados y ministros. Por el establecimiento de la escala móvil de salarios y un estricto control de los precios y productos de primera necesidad, y por humanizar el trabajo, proteger la salud humana y aumentar la seguridad en el trabajo y en todos los espacios de vida humana y natural.

9. Combatimos por fundamentar la nueva vida democrática basada en la recuperación de la soberanía del pueblo a partir de un nuevo sistema de representación popular surgido de una asamblea nacional constituyente y soberana, en el que los representantes y gobernantes funcionen bajo control del pueblo, sujetos siempre a la rendición de cuentas y a la revocación de mandato; en un sistema que reduzca el aparato estatal de manera sustancial en lo que corresponde a los órganos policiales, militares y judiciales y en el que se reconozca a la comunidad, y en general a los poderes locales, como el eje articulador para el ejercicio de la democracia, y la redistribución del poder político hacia la base de la sociedad; y así avanzar hacia una democracia integral de participación directa; basada en el derecho a la autonomía y al autogobierno de las comunidades y las colectividades locales; en la implementación de diversos mecanismos de participación directa del pueblo, en las decisiones sobre los asuntos públicos, como son el plebiscito, el referendo, la asamblea y la iniciativa a popular, la consulta y la contraloría social, entre otros.

12. Nos movilizaremos por la libertad de crear sindicatos independientes, por la libertad de contratación colectiva y por el reconocimiento pleno de la representatividad de los sindicatos. Lucharemos por la unidad de los trabajadores en una central sindical clasista e independiente. 13. Peleamos porque los trabajadores migrantes, que son trabajadores internacionales, tengan todos los derechos contenidos en los convenios de la OIT y todos los derechos de los trabajadores del país de que se trate; por la indemnización a las familias de los caídos en el intento de emigrar en busca de trabajo. No a las deportaciones, y no al trato de delincuentes de los migrantes mexicanos y de los pueblos hermanos de América que vienen o atraviesan nuestro país. Exigimos libre tránsito para estos trabajadores. 14. Luchamos por la plena equidad en los derechos y oportunidades para todas las mujeres, especialmente el respeto a decidir sobre sus cuerpos, sus vidas, sus destinos, frente al patriarcalismo y el Estado. Porque se legisle y se

SOCIAL 10. Luchamos por que los pueblos y comunidades originarios disfruten de sus plenos derechos y una vida digna y decorosa, sin discriminaciones de 9


deporte, a la vivienda digna y decorosa y el respeto a los derechos humanos.

forjen programas de acción positiva para garantizar la igualdad plena de hombres y mujeres y el derecho pleno a disponer de su cuerpo y sexualidad.

18. Por la construcción de un nuevo sistema de impartición de justicia basado en la participación popular, orientada a terminar con la corrupción, con la impunidad y la violación de los derechos humanos, que contemple la elección popular de jueces y magistrados mediante el voto universal, directo y secreto. Y una nueva concepción de seguridad pública que no podrá seguir siendo puramente represiva y que ha mostrado su carácter contraproducente, sino que tome en cuenta las profundas raíces sociales y educacionales del problema, y las atienda de manera adecuada.

Por la implantación de programas para impulsar la educación, la formación y la integración profesional de las mujeres y las jóvenes; por una legislación que garantice una remuneración igual por trabajo de igual valor; por el establecimiento de servicios de salud y de educación adecuados para que ellas definan sobre sus derechos reproductivos y sus relaciones personales; por la existencia de servicios dignos de cuidado y atención infantil; por una participación y representación igualitaria de la mujer en las actividades sociales y políticas en todos los ámbitos de toma de decisiones.

ECONÓMICO

15. Pugnamos por la plena vigencia no sólo jurídica, sino práctica, de los derechos de la juventud a la educación sin más límite que las aspiraciones de cada quien; al empleo, a la cultura, al deporte, a la salud, a la recreación y su incorporación oportuna y digna a la vida económicamente productiva. Pugnamos por una organización juvenil que actúe entre los sectores de los jóvenes para contribuir a la organización independiente de éstos y a su unión con las organizaciones de los trabajadores y el pueblo oprimido.

19. Luchamos por la liberación nacional, económica y social de los trabajadores y el pueblo como parte del proceso por establecer el socialismo, es decir, por la socialización de los grandes medios de producción y por terminar con toda explotación del hombre por el hombre. 20. Peleamos por establecer las medidas que garanticen que las empresas y ramas de la economía nacionalizadas estén al servicio del desarrollo nacional con independencia y justicia social y nunca más del enriquecimiento privado. Entre estas medidas, es necesario asegurar la participación de los trabajadores en la gestión de las empresas públicas. Asimismo, romper de manera definitiva e irreversible con el sistema económico actual, sustituyéndolo por uno orientado a terminar con la pobreza, a recuperar y preservar los derechos sociales y de los trabajadores, a elevar las condiciones de vida y trabajo de los mexicanos, a la creación de empleos, a la recuperación de los salarios, a generar el crecimiento económico y a la distribución equitativa de la riqueza, y por contribuir al desarrollo autónomo de la Nación, movilizando positivamente sus recursos de todo tipo en lugar de derrocharlos, y creando nuevos puestos de trabajo en vez de destruirlos.

16. Luchamos por regresar la administración de las pensiones y jubilaciones al Seguro Social y al ISSSTE, por suprimir la administración privada (Afores y Siefores) y por el incremento de las pensiones y jubilaciones con base en los aumentos salariales de los trabajadores activos .Exigiremos la plena vigencia de la seguridad social con un carácter solidario para todos los mexicanos, como surgió de nuestra propia experiencia histórica. Peleamos por blindar jurídica y políticamente los fondos de pensiones y jubilaciones y por evitar un uso distinto para el que fueron creados. 17. Combatimos por la plena vigencia jurídica y real de todos los derechos sociales que se consagran en la Constitución, como el derecho al trabajo digno, a la alimentación, a la salud, a la educación, a la cultura, a la recreación sana, al

21. Pugnamos por anular interna para promover el Buscamos la correlación de internacional para actuar en 10

la deuda externa e desarrollo nacional. fuerzas en el ámbito un frente común con


América Latina y el Caribe. De ésta depende en gran medida el desarrollo ulterior de México y todos nuestros países, así como por mantener relaciones fraternales con los pueblos de Estados Unidos y Canadá.

otros países que también son víctimas de esta forma inicua e inmoral de explotación. De igual manera, exigiremos revisar y anular la deuda interna adquirida por el gobierno para el rescate bancario (Fobaproa-IPAB) y para el rescate carretero.

27. Nos empeñamos en defender las conquistas contenidas en el artículo 27 constitucional, tales como la propiedad absoluta de la nación sobre los recursos naturales, los recursos energéticos: electricidad, petróleo, minerales., entre otros. Combatimos por establecer una política de apoyo a la producción del campo mexicano, a través de obras de infraestructura, créditos oportunos y baratos, asistencia técnica y subsidios que permitan elevar su productividad. Nuestra producción rural, igual que la industrial, en modo alguno deben ser diseñadas como complementarias de las necesidades de mercados extranjeros, sino de acuerdo a lineamientos que garanticen el desarrollo de nuestras fuerzas productivas nacionales y los intereses de la clase trabajadora y el pueblo. Promover el desarrollo de las potencialidades regionales.

22. Batallamos por suprimir la llamada autonomía del Banco de México y poner sus recursos, incluyendo las reservas internacionales, al servicio de la nación y del pueblo trabajador. Asimismo, nos movilizaremos por renacionalizar la banca y las instituciones de crédito para crear un sistema financiero acorde con los objetivos del plan económico determinado por la nación y las necesidades reales de la población. Por un estricto control de precios de los artículos y servicios de primera necesidad. 23. Combatimos por una nueva reforma agraria con el lema “La tierra para el que la trabaja”. Asegurar la autosuficiencia y soberanía alimentaria, sobre la base de un nuevo impulso al reparto agrario, al ejido y a las cooperativas rurales; a partir de nuevas formas de cooperación y de producción social en el campo, garantizando la asistencia técnica y los recursos financieros para la producción, el almacenamiento y la comercialización, así como el impulso de la agricultura orgánica y la oposición al uso de transgénicos, y poner en marcha un Programa Nacional e Integral de rescate del medio ambiente y en defensa de la biodiversidad. Nos pronunciamos por un conjunto de medidas que acaben con la inicua explotación a la que se somete a los jornaleros agrícolas y les aseguren condiciones de vida digna y decorosa.

28. Por instaurar un nuevo marco que democratice los medios de comunicación masiva poniéndolos al servicio de la Nación y de las fuerzas populares. Se deben nacionalizar los monopolios de la radio y televisión, que son instrumentos de penetración imperialista, destrucción de la cultura y la identidad nacional y desorientación masiva. En paralelo, deben fortalecerse todos los medios de comunicación alternativos y autogestivos de la sociedad. JUSTICIA 29. Pugnamos por abolir el sistema de justicia burgués vigente en el país porque castiga a los trabajadores y al pueblo y beneficia a los propietarios de los medios de producción privados.

24. Por construir una planta productiva nacional capaz de garantizar los bienes de consumo y de producción, así como el impulso de la industria nacional y el desarrollo del mercado interno. 25. Demandamos que se diseñe y establezca un sistema fiscal que grave más a los que más tienen y menos a los que menos tienen, que suprima los impuestos indirectos, que proteja a los mexicanos de menores ingresos y que suprima la evasión, la elusión y las exenciones fiscales de las grandes empresas.

Combatimos por la libertad inmediata de todos los presos políticos, la presentación con vida de los desaparecidos y la desmilitarización del país, el castigo a los responsables de las violaciones a los derechos humanos y la indemnización a las víctimas de la supuesta lucha contra el crimen organizado.

26. Impulsamos la integración no sólo económica, sino también política y cultural con nuestra región:

No a los crímenes de odio, porque no haya feminicidios, por la solución y esclarecimiento de 11


los casos de mujeres asesinadas. Por el cese a la represión contra defensores y defensoras de los derechos humanos.

Impulsamos la investigación científica y su fortalecimiento para lograr la independencia tecnológica de la nación, mediante la construcción de un organismo de científicos y la infraestructura necesaria en beneficio del pueblo, los trabajadores, la industria y el campo.

30. Luchamos porque los adultos tengan pensiones dignas, contractuales, eliminar la caridad pública y el clientelismo; por programas que les permitan desarrollarse como seres humanos y como trabajadores, porque sean adultos en plenitud y porque la potencia de su experiencia sea aprovechada en beneficio de todos.

Defendemos el patrimonio cultural de la nación, el desarrollo de todas las expresiones de la cultura, dando prioridad a las que fomenten una conciencia de clase, contraria a las disposiciones del imperialismo y el acceso de todos los mexicanos a la misma.

Peleamos por el pago total del apoyo social que se les debe a los exbraceros que trabajaron en EU entre 1942 y 1964, y porque se instalen las mesas receptoras en las que se les resuelva con documentos o sin ellos.

33. Pugnamos por la educación laica, científica, popular, gratuita y democrática, por abolir las contrarreformas impuestas en la educación: descentralización, ACE, RIEMS, evaluación universal, consejos de participación social y privatización. Luchamos por poner fin a las políticas de “evaluación” impuestas al sistema educativo mediante organismos privados como Ceneval,

31. Nos movilizamos porque todos los asuntos, contratos y asignaciones del sector público, de cualquier tipo, que tengan como fuente la corrupción o que sean violatorios de la Constitución, sean nulos de manera automática, sin ninguna responsabilidad de indemnización por parte de la nación.

Luchamos por una educación que contribuya al combate por la liberación nacional, por la justicia y la democracia del pueblo, su emancipación y el bienestar social. 34. Nos movilizamos por una cultura democrática basada en principios éticos en todos los ámbitos de la sociedad mexicana, abriendo la vía para la ampliación y el respeto total a las libertades democráticas y los derechos políticos.

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA 32. Combatimos por la gratuidad de la educación pública, el libre acceso de niños, jóvenes y de todos los que soliciten educación laica y científica en todos los niveles. El proceso educativo debe transmitir ante todo los valores de libertad, solidaridad y justicia social, la defensa de la independencia nacional y la soberanía popular, la continuidad y el crecimiento de nuestra cultura y la lucha contra la discriminación de todo tipo y debe ayudar a cada individuo a desarrollar de manera plena todas sus potencialidades.

RECURSOS NATURALES Y AMBIENTE 35. La solución al fenómeno de la crisis socioambiental y del calentamiento global pasa necesariamente por la solución de la crisis social. No habrá justicia ambiental sin justicia social. no tenemos duda de que este colapso civilizatorio responde a la manera en que la producción y el consumo han sido organizados por el capitalismo mundial desde una manera científico-técnica y administrativa que toma a los trabajadores y a la naturaleza como recursos explotables, gratuitos, ilimitados y prescindibles, que sólo están ahí para que las empresas privadas realicen ganancias infinitas. México es uno de los países que más está destruyendo sus propios recursos naturales para facilitar el libre comercio.

Luchamos por defenderla de quienes pretenden convertirla en materia de lucro y de quienes quieren que nuestro sistema educativo se dedique a formar mexicanos con una conciencia sumisa ante los dictados del imperialismo. Construir las condiciones para el acceso universal a la información, el aprendizaje y el conocimiento. Exigiremos se mejoren la calidad y las condiciones laborales y de estudio, con la participación de los trabajadores de la educación, y que se asigne al menos 8% del PIB a la educación y 4% del PIB a Ciencia y Tecnología.

Pondremos en marcha un Programa Nacional e Integral de rescate del ambiente y de defensa de la biodiversidad. 12


Estatutos

temas de interés nacional, coyunturales, históricos y políticos. II. Realizar y promover estudios, investigaciones, diagnósticos, proyectos y prospectiva política, económica y social, sobre asuntos relacionados con la democracia y el desarrollo nacional que permitan a la Organización una mejor toma de decisiones con el fin de cumplir a cabalidad sus fines. III. Crear la escuela de formación política y cultural nacional, plurinacional, diversa y universal, ecológica, científico-técnico desde los trabajadores y sus resistencias para la formación de sus militantes que conlleve a la constante actualización de nuestra plataforma y propuesta de modelo de sociedad. IV. Crear el sistema de prensa y propaganda que incluyen entre otros: redes virtuales, radios comunitarias, sistemas de televisión, cine, video, publicación de libros y prensa escrita. Organización

Capítulo Primero. Disposiciones generales Artículo 1. La Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT) es una organización partidaria de carácter nacional, independiente, incluyente y no lucrativa; un instrumento de los movimientos sociales, civiles, políticos y de las comunidades indígenas para disputar el gobierno y el poder a la oligarquía mexicana capitalista y al imperialismo. Artículo 2. La OPT se constituye de conformidad con lo dispuesto en la Constitución Política Mexicana y, en particular, asume la proclama de José María Morelos y el artículo 39 Constitucional, que establecen que la soberanía dimana del pueblo y este tiene el derecho inalienable de darse la forma de gobierno que más convenga a sus intereses. Artículo 3. La OPT tiene su domicilio en la sede que ocupa el Consejo Nacional y para el cumplimiento de sus objetivos cuenta con estructura de gobierno y de dirección en los niveles nacional, estatal, municipal, delegacional y local.

V. Apoyar la organización de grupos de trabajadores, jóvenes, mujeres, estudiantes, cooperativistas, campesinos y ciudadanos en general para la constitución de las diferentes instancias para la militancia o el apoyo como simpatizantes de la organización. VI. Apoyar la creación de espacios desde el pueblo y los trabajadores a través de asambleas, comités de lucha, procesos de autonomía indígena, y organizaciones de mujeres, de jóvenes, entre otros. VII. Realizar, promover y difundir acciones vinculadas con la participación de los trabajadores y el pueblo para la solución de los problemas municipales, estatales, nacionales e internacionales vinculados con los objetos de la Organización. VIII. Fomentar tareas organizativas que permitan a sus militantes contar con una base productiva y solidaria cada vez más autónoma e independiente de la economía capitalista y fortalezcan la

Artículo 4. La OPT es conformada por trabajadores y trabajadoras, ciudadanos y ciudadanas, abierta al pueblo mexicano, de diferentes orígenes políticos y experiencias que se incorporan a título individual y consideran que es una necesidad urgente construir una representación para l@s trabajador@s y el pueblo de México. Capítulo Segundo. Del objeto y fines Artículo 5. La OPT se constituye con el objeto fundamental de llevar adelante sus principios, su programa y su plan político. Artículo 6. Los fines de la OPT son: Formación I. Promover la apertura de espacios públicos de análisis, debate, capacitación y divulgación sobre 13


participación, la organización y la consciencia democrática de los trabajadores y el pueblo. Movilización IX. Apoyar la lucha internacional de los pueblos X. Impulsar la defensa de la soberanía nacional frente a cualquier forma de afectación o de riesgo. XI. Buscar la alianza y la acción común con los trabajadores y el pueblo, organizados y no organizados, las organizaciones políticas afines a los principios, programa y plan de acción para avanzar en el cumplimiento de nuestro objeto. XII. En general, emprender cualquier otro tipo de acciones encaminadas al cumplimiento objeto integral de la Organización.

analizadas para su aprobación por las Asambleas de los Comités de Base o las Municipales. Artículo 9. Los militantes deben militar de forma permanente en un comité de base conformado en un centro de trabajo, de estudio o área residencial. Artículo 10. Los simpatizantes son los compañeros y las compañeras que colaboran con la OPT sin pertenecer a la estructura. Con ellos tenemos el compromiso del trato respetuoso, la difusión de sus opiniones y el reconocimiento a su trabajo y la defensa de sus derechos en caso de persecución política. Capítulo Quinto. De los derechos y obligaciones de los militantes afiliados

Capítulo Tercero. Del logo, lema, bandera y colores de la Organización

Artículo 11. Todos los militantes Organización tienen derecho a:

El logo, y combinación de colores que identifican a la Organización, está constituido con las siguientes características:

de

la

I. Participar individualmente, o por medio de representantes en los términos de los presentes Estatutos, con voz y voto, en todo tipo de discusiones, asambleas y eventos convocados por la Organización.

Logo… Medidas…

II. Ser nombrados a cargos de representación dentro de la Organización en los términos de los presentes Estatutos, siempre y cuando cumplan con los requisitos de la convocatoria respectiva.

El lema de la OPT es: Por la liberación nacional y la emancipación social. La bandera que identifica a la Organización tiene las siguientes características:

III. Obtener su credencial que los identifique como militante de la Organización.

Bandera… Medidas…

IV. Contar con un expediente personal que acredite su militancia y desarrollo político en la Organización, para efectos de promoción política.

El lema y los colores de la Organización deberán aparecer en todo documento oficial de la misma.

V. Pertenecer a los órganos de dirección de la Organización.

Capítulo Cuarto. De la afiliación de los militantes y de los simpatizantes

VI. Participar en los eventos organizados por la Organización.

Artículo 7. La Organización se integra con militantes que de manera individual, libre, voluntaria y pacífica aceptan afiliarse a ella, y cumplir individual y colectivamente los objetivos de la misma, a cuyo efecto se comprometen a observar sus documentos básicos: Declaración de Principios, Programa, Estatutos y Reglamentos

VII. Ser defendidos por todos los medios a disposición de la Organización, cuando el ejercicio del poder público o privado viole sus derechos inherentes a la dignidad humana, y frente a violaciones en sus derechos estatutarios cometidas por otras personas afiliadas a la Organización.

Artículo 8. Para obtener la afiliación ante la Organización, los militantes interesados llenarán la cédula de afiliación que para tal efecto le proporcione la Organización. Estas serán

VIII. Acceder oportunamente a la información, documentación y convocatorias de la 14


Organización, necesarias para el ejercicio de sus derechos de militante.

I. El Congreso Nacional II. La Asamblea Nacional

IX. Ser escuchados en la Comisión de Vigilancia del nivel inmediato superior, en la que se reciban las pruebas que ofrezca en su defensa antes de que se le imponga sanción alguna por el presunto incumplimiento de sus obligaciones estatutarias. Tendrá derecho de apelación en la Comisión de Vigilancia del siguiente nivel.

III. Las Asambleas Estatales y del Distrito Federal IV. Las Asambleas Municipales y Delegacionales en el caso del Distrito Federal V. Las Asambleas de los Comités de Base Artículo 14. Son órganos de dirección de la Organización:

X. Separarse libremente de la Organización, manifestándolo por escrito a la Comisión Ejecutiva Nacional.

I. El Consejo Nacional, que es el Representante Nacional de la Organización

XI. Pertenecer a un comité de base.

II. La Comisión Ejecutiva Nacional

XII. Denunciar violaciones a los estatutos o actos de otros militantes que atentan al sano desarrollo de la Organización.

III. Las Comisiones de Vigilancia nacional, estatal o del Distrito Federal

XIII. Presentar iniciativas y propuestas.

V. Las Direcciones Municipales y Delegacionales en el caso del Distrito Federal

IV. Las Direcciones Estatales y del Distrito Federal

XIII. Los demás que le confieren los presentes Estatutos.

Artículo 15. En la toma de decisiones por las personas afiliadas al interior de la Organización, se adoptará la regla de mayoría simple o calificada dependiendo lo que marca el presente Estatuto, los Reglamentos o las Convocatorias, procurando previamente la discusión, la unidad y el consenso, preservando la unidad en acción.

Artículo 12. Todos los militantes de la Organización tienen las siguientes obligaciones: I. Coadyuvar a la realización del objeto y fines de la Organización. II. Cumplir con los presentes Estatutos documentos básicos de la Organización.

y

Artículo 16. [Nombre] funciona colectivamente en todas las instancias organizativas y la toma de acuerdos basada en la más amplia discusión es nuestra norma. El respeto a las opiniones personales, a las minorías durante el debate y una vez que se toman los acuerdos, es fundamental; también lo es para la puesta en práctica de las decisiones tomadas por consenso o por mayoría para garantizar la unidad en la acción.

III. Respetar el ejercicio de los derechos de todos los militantes afiliados a la Organización que se establecen en los presentes Estatutos. V. Cumplir con los acuerdos y desempeñar las comisiones que le sean conferidas por la Organización. VI. Fomentar la unidad y el respeto entre las personas integrantes de la Organización, cualquiera que sea su nivel de responsabilidad o función.

Artículo 17. Las invitaciones a las reuniones de las diversas instancias de la [Nombre] pasarán por discusión y aprobación previa de la instancia.

VII. Cubrir las aportaciones económicas que determine la Organización.

Capítulo Sexto. De los órganos de gobierno y dirección

Artículo 18. El mandato guía en todo momento la actividad y el funcionamiento de la OPT: es decir, la elaboración del mandato, el informe, la rendición de cuentas del mandato, el control del mandatado y la revocabilidad de cargos y mandatados que no han respetado y aplicado el mandato.

Artículo 13. Son órganos de gobierno de la Organización:

Artículo 19. En procedimientos se

VIII. Las demás que determinen los presentes Estatutos y Reglamentos.

15

todas debe

las dar

instancias y paso a la


convocar a asamblea extraordinaria o hacer valer el derecho a recibir información respecto de las finanzas de la Organización, siempre y cuando no hayan sido escuchados previamente por las instancias correspondientes.

participación de hombres y mujeres por igual, estimulando la inclusión de jóvenes en todos los niveles de responsabilidad. Artículo 20. Los valores que nos rigen son respeto, responsabilidad, compromiso, constancia, disciplina y trabajo. Los principios de la organización se anexan a estos estatutos.

Las convocatorias deberán ser publicadas en medios públicos, en el sitio web y las redes sociales de la Organización.

Artículo 21. El Congreso Nacional es el órgano supremo de la Organización y se integra por:

Artículo 23. Son atribuciones del Congreso Nacional:

I. Los delegados nombrados por las Asambleas estatales y del Distrito Federal, de acuerdo con el artículo 45 de este Estatuto.

I. Resolver sobre la aprobación, abrogación, derogación, reforma o adición de la Declaración de Principios, Programa, Estatutos y Plan Político de la Organización.

II. Los Consejeros del Consejo Nacional. III. Todos los demás militantes de la Organización o las representaciones que acuerde el Consejo Nacional y se precisen en la convocatoria respectiva.

II. Nombrar el 20% de los Consejeros del Consejo Nacional. III. Conocer y aprobar, en su caso, otros asuntos que le sean sometidos de acuerdo con la correspondiente convocatoria.

IV. Para los efectos a que se refieren las fracciones anteriores, se procurará la representación proporcional e igualitaria de compañeras y compañeros militantes de la Organización que merezcan este reconocimiento.

IV. Los acuerdos del Congreso Nacional se adoptarán por mayoría simple, salvo las que requieran voto calificado y tendrán fuerza obligatoria para los y las integrantes de la Organización.

Artículo 22. El Congreso Nacional se reunirá cada 2 años, o antes, con carácter extraordinario, si la Asamblea Nacional así lo estima conveniente. El Congreso Nacional extraordinaria sólo conocerá de los temas para los que sea convocado.

Artículo 24. La Asamblea Nacional es el órgano colegiado de gobierno de la OPT, y se integra por: I. Los delegados de las Asambleas estatales y del Distrito Federal

El Congreso Nacional ordinaria deberá convocarse por el Consejo Nacional con un mínimo de 3 meses de anticipación a la fecha de su realización, en tanto que el de carácter extraordinario podrá convocarse hasta con 2 meses de anticipación. La convocatoria deberá incluir el orden del día respectivo.

II. Las Direcciones Estatales y del Distrito Federal II. El Consejo Nacional Artículo 25. La Asamblea Nacional sesionará en reuniones de carácter ordinario cada año, debiendo ser convocadas con al menos 2 meses de anticipación, o de manera extraordinaria cuando lo estime conveniente el Consejo Nacional y/o la Comisión Ejecutiva Nacional, debiendo convocarse con 1 mes de anticipación cuando menos y para tratar exclusivamente los asuntos que la motivaron.

Para que el Congreso Nacional pueda sesionar y adoptar acuerdos legalmente, se requiere la asistencia de la mitad más uno de sus integrantes en primera convocatoria, o en segunda convocatoria con al menos un tercio de los integrantes. Sus resoluciones se tomarán por mayoría de votos y tendrán fuerza obligatoria para todos los y las militantes de la Organización, incluidos los disidentes o ausentes.

Para que la Asamblea Nacional pueda sesionar y adoptar acuerdos legalmente, se requiere la asistencia de la mitad más uno de sus integrantes en primera convocatoria, o en segunda convocatoria con los que se encuentren presentes. Sus resoluciones se tomarán por

Se requiere de al menos el 10 por ciento del padrón nacional de las personas afiliadas para 16


I. Conocer y aprobar, en su caso, los asuntos que le sean sometidos conforme a la convocatoria correspondiente.

mayoría de votos, salvo las que requieran voto calificado y tendrán fuerza obligatoria para todos los y las militantes de la Organización, incluidas las personas disidentes o ausentes.

II. Elegir la Dirección Estatal o del Distrito Federal.

Artículo 26. Es competencia de la Asamblea Nacional:

III. Nombrar delegados a las Nacionales y al Congreso Nacional

I. Conocer y aprobar, en su caso, el Programa Anual de Trabajo de la Comisión Ejecutiva Nacional y del Consejo Nacional.

IV. Conocer y aprobar, en su caso, el Programa Anual de Trabajo que le presente la Dirección Estatal o del Distrito Federal, en su caso.

II. Conocer y aprobar, en su caso, el Informe Anual de la Comisión Ejecutiva Nacional y del Consejo Nacional.

V. Conocer y aprobar, en su caso, el Informe Anual de Trabajo que presente la Dirección Estatal o del Distrito Federal, en su caso.

III. Formular y presentar propuestas sobre táctica de la Organización.

VI. Los demás que deriven de los presentes Estatutos.

V. Los demás asuntos que deriven de los presentes Estatutos o que en su caso disponga el Congreso Nacional.

Artículo 31. Los órganos de gobierno y la estructura directiva de la Organización en los municipios de cada Estado y en las Delegaciones del Distrito Federal, en lo procedente, serán similares en carácter, integración, convocatoria y atribuciones a lo previsto para cada Entidad o el Distrito Federal.

Artículo 27. La Asamblea Estatal o del Distrito Federal es el órgano superior de la Organización en cada entidad federativa. Artículo 28. La Asamblea Estatal o del Distrito Federal podrá sesionar legalmente con mayoría simple de militantes afiliados, y se reunirá cada año, o antes con carácter extraordinario, si la Dirección Estatal o del Distrito Federal lo estima conveniente. La convocatoria a sesión ordinaria deberá darse a conocer con 1 mes de anticipación, cuando menos, y con 10 días, cuando menos, si se tratara de sesión extraordinaria.

Asambleas

Artículo 32. Los Comités de base se integran por todos aquellos compañeros y compañeras que decidan militar de forma permanente en un comité de centro de trabajo, de estudio o área residencial. Estos comités de base tendrán por lo menos 5 miembros y podrán estar conformados por compañeros que desarrollan trabajos profesionales, ya sean culturales o de servicios médicos, por citar algunos.

Artículo 29. La Asamblea Estatal o del Distrito Federal se integra por:

Artículo 33. Los comités de base funcionan en el marco de las instancias de representación territorial empezando por el nivel municipal y tendrán reuniones regulares.

I. Delegados de las Asambleas municipales o delegacionales

Artículo 34. Entre las actividades de los Comités de base sobresalen las siguientes:

II. Delegados de los Comités de base. III. Integrantes de las Direcciones Municipales o Delegacionales en el Distrito Federal.

I. El impulso a tareas de formación política, cultural y productiva de sus integrantes.

VI. Integrantes de la Dirección de la Entidad respectiva o del Distrito Federal.

Promover la discusión informada entre las y los militantes y las aportaciones a la línea política de la organización; desarrollar la crítica y la autocrítica de manera correcta; evaluar sistemática y colectivamente los resultados de los trabajos acordados en cada instancia.

V. Los comisionados de los órganos nacionales de la OPT, en el número que se indique en la convocatoria. Artículo 30. Es competencia de la Asamblea Estatal o del Distrito Federal:

Cuestionar las prácticas patriarcales, homofóbicas y misóginas. 17


II. Asumir la organización y la lucha de un grupo, sector o comunidad especifica de trabajadores o pobladores.

II. Los Consejeros electos durante el Congreso Nacional. Artículo 37. Las Nacional son las de:

Participar en las responsabilidades de dirección y de representación en las coordinaciones nacionales, estatales, municipales o locales y ejercer sus derechos a la hora de hacer propuestas o de cuestionar cualquier arbitrariedad cometida en su contra.

del

Consejo

I. Resolver cuestiones de táctica y estrategia para la realización del plan político. II. Convocar a la celebración de los congresos nacionales. II. Aprobar la naturaleza de las Asambleas Nacionales y el contenido de las convocatorias.

Participar de los trabajos de convocatoria y organización de las asambleas nacionales, estatales o municipales y en el acompañamiento de las tareas acordadas, dando ejemplo de entrega y disciplina.

IV. Nombrar los integrantes de la Comisión Ejecutiva Nacional. V. Nombrar los integrantes de la Comisión de Vigilancia.

Los militantes de cada comité de base tienen derecho a presentar sus observaciones sobre la línea política y a seguir procesos de cuestionamiento a decisiones que les perjudiquen. Acompañar y apoyar a los compañeros compañeras en situaciones difíciles.

atribuciones

Artículo 38. La Comisión de Vigilancia se integrará con 3 miembros electos por el Consejo Nacional y se reunirá cada mes. Tendrá como atribuciones:

y

I. Vigilar que los órganos de gobierno y de dirección cumplan con lo establecido en estos estatutos y los reglamentos que de ellos emanen.

III. Participar en las movilizaciones nacionales y de los llamados a la acción contemplados en el plan de acción político y en los acuerdos tomados en las instancias de dirección nacional, estatal, municipal y sectorial.

II. Vigilar que las convocatorias cumplan con los estatutos y reglamentos, así como que la orden del día sea la solicitada por los convocantes.

IV. Nombrar delegados a las Asambleas Estatales y del Distrito Federal.

III. Recibir denuncias de los militantes sobre violaciones a los estatutos o actos de otros militantes que atentan al sano desarrollo de la Organización.

V. Y todas las que consideren necesarias para llevar a cabo los fines y objetos de la Organización.

IV. Resolver conflictos entre militantes, directivos o representantes vía el arbitraje, conciliación o mediación.

Artículo 35. El Consejo Nacional es el órgano colegiado de dirección de la Organización. Se reúne por lo menos una vez cada tres meses, y de manera extraordinaria cuando lo convoque la Comisión Ejecutiva Nacional. Para que pueda sesionar y adoptar acuerdos, se requiere la asistencia de la mitad más uno de sus integrantes. Su gestión será de 2 años con posibilidad de ratificación hasta en 2 ocasiones por parte del Congreso Nacional y por mayoría calificada de dos tercios.

V. Conocer y resolver sobre las irregularidades y violaciones a los Estatutos, cometidas por representantes o militantes de la Organización. VI. Para los niveles estatales y del Distrito Federal, las Asambleas respectivas integraran Comisiones de vigilancia con las atribuciones de conocer los conflictos del nivel inmediato anterior de competencia.

Artículo 36. El Consejo Nacional se integra con:

Artículo 39. La Comisión Ejecutiva Nacional es el órgano ejecutivo del Consejo Nacional de la Organización y este mismo determina su integración cuidando en todo momento la gobernabilidad de la Organización y su carácter

I. Los Representantes de las Direcciones estatales y del Distrito Federal. 18


plural en que convergen, desde su fundación, varias tradiciones de lucha, que enriquecen nuestra vida democrática y visión colectiva.

Artículo 45. Los criterios mínimos para nombrar los representantes a los órganos de gobierno y de dirección a nivel municipal, estatal y nacional son:

Artículo 40. La Comisión Ejecutivo Nacional se reúne por lo menos una vez a la semana, y de manera extraordinaria a petición de sus integrantes. Para que pueda sesionar y adoptar acuerdos, se requiere la asistencia de la mitad más uno de sus integrantes. Sus acuerdos serán por consenso y, de manera excepcional, por votación de mayoría simple, buscando la unidad en acción.

I. Ser militante de la organización. II. Acreditar una organización de:

antigüedad

mínima

en

la

a. 2 años para los órganos nacionales de dirección. b. 1 años para los órganos de dirección estatal, del Distrito Federal y municipal. III. Tener residencia en la Entidad de referencia de cuando menos:

Artículo 41. Las atribuciones de la Comisión Ejecutiva Nacional son:

a. 2 años para el ámbito estatal o del Distrito Federal.

I. Resolver todas las actividades derivadas del plan político, del plan de acción o temas de coyuntura de la Organización y tomar las decisiones pertinentes.

b. 1 años para el ámbito municipal. IV. Acreditar la asistencia a por lo menos las dos terceras partes de las reuniones de su nivel organizativo.

II. Llevar la vocería de la organización. III. Establecer las relaciones con partidos y organizaciones políticas o sociales nacionales e internacionales

V. Contar con la información suficiente para los temas de la convocatoria respectiva. VI. Ser electo por voto universal, directo y secreto, con mayoría simple de votos, para ser representante en un primer cargo. Para una ratificación tendrá que ser electo con una mayoría calificada de dos tercios.

IV. Crear Comisiones de trabajo de acuerdo a sus necesidades. Artículo 42. Las decisiones de la Comisión Ejecutiva Nacional tendrán que ser avaladas por el Consejo Nacional o la Asamblea Nacional, según el impacto en cada caso.

VII. Pertenecer a un Comité de base. VIII. Ningún militante de la Organización podrá ejercer dos o más cargos simultáneamente en el mismo nivel municipal, estatal o nacional.

Artículo 43. La Dirección Estatal o del Distrito Federal es el órgano colegiado de dirección estatal o del Distrito Federal. Se integra por una representación nombrada por la Asamblea estatal o del Distrito Federal conforme a las necesidades concretas locales. Se reúne de manera ordinaria por lo menos cada 15 días y extraordinariamente a petición de sus integrantes.

Capítulo Octavo. Del Patrimonio y Financiamiento de la Organización Artículo 46. El patrimonio de la Organización se integrará con:

Artículo 44. La convocatoria y las atribuciones de la Dirección Estatal o del Distrito Federal serán equivalentes a las que le corresponden al Consejo Nacional, en el ámbito de cada Entidad o del Distrito Federal, o conforme a los requerimientos concretos locales.

I. Las cuotas aprobadas por el Congreso Nacional a cargo de los militantes, cubiertas en los términos de los presentes Estatutos. II. Los bienes muebles e inmuebles propiedad de la Organización y los que en el futuro adquiera por cualquier título jurídico.

Capítulo Séptimo. De la elección de los representantes

III. Los recursos que lícitamente obtenga por cualquier otro título (Donativos y aportaciones especiales de sus militantes y simpatizantes). 19


Artículo 47. Los militantes de la Organización adquieren, desde el momento de su afiliación, el compromiso de contribuir con las cuotas económicas aprobadas por el Consejo Nacional.

c) Por incumplimiento reiterado en el pago de cuotas, en el caso de existir. Procede la expulsión: a) Por atentar contra la unidad de la Organización.

Artículo 48. El presupuesto Anual de ingresos y egresos de la Organización contemplará los apoyos que se brindarán a la Comisión Ejecutiva Nacional y Direcciones Estatales, del Distrito Federal, Municipales y Delegacionales.

b) Por indisciplina grave respecto de las determinaciones de los órganos de gobierno y dirección de la Organización. [c)] Por tener una conducta, dentro o fuera de la Organización, que se considere perjudicial a la reputación o buen nombre de la misma.

Capítulo Noveno. De las Sanciones y medios de Defensa

[d)] Por disponer ilícitamente de los bienes de la Organización.

Artículo 49. La violación del ordenamiento jurídico interno de la Organización por parte de sus militantes, será materia de la Comisión de Vigilancia respectiva, la cual instrumentará el procedimiento correspondiente para determinar si existió o no responsabilidad en cada caso concreto.

Artículo 51. Toda acusación contra algún integrante de la Organización, deberá presentarse ante la Comisión de Vigilancia, la cual resolverá sobre su procedencia. Admitida una acusación, la Comisión de Vigilancia citará a la persona acusada para que manifieste lo que a su derecho convenga y ofrezca las pruebas que estime conveniente.

Artículo 50. Los integrantes de la Organización serán responsables por sus actos que impliquen violación a los presentes Estatutos; indisciplina o incumplimiento de los acuerdos de los órganos directivos; negligencia o abandono en el ejercicio de sus obligaciones; malversación de fondos; o deslealtad a la Organización.

Conocidos los alegatos y pruebas ofrecidas por las partes, la Comisión de Vigilancia emitirá una resolución debidamente fundada y motivada, absolviendo o imponiendo una sanción al acusado. Dicha resolución será definitiva e inatacable.

Las sanciones aplicables a los militantes de la Organización pueden ser:

Artículo 52. Las sanciones a que se refiere este Capítulo serán aplicadas conforme al siguiente criterio:

I. Amonestación. II. Suspensión temporal de derechos. III. Expulsión. Procede la amonestación:

I. Cuando se trate de integrantes de la Comisión Ejecutiva Nacional, por el Consejo Nacional.

a) Por inasistencias reiteradas a las reuniones de los órganos de dirección de la Organización, reuniones políticas o de carácter cívico que organice o convoque la Organización.

II. Cuando se trate de integrantes de las Direcciones Estatales, del Distrito Federal, Municipales o Delegacionales, por la Comisión Ejecutiva Nacional.

b) Por negligencia en el desempeño actividades o comisiones conferidas.

III. Cuando el sujeto posible de sanción sea integrante de un Comité de Base o Municipal de la Organización, por parte de la Dirección Estatal.

de

Procede la suspensión temporal de derechos:

Artículo 53. La Comisión de Vigilancia podrá iniciar procedimiento en contra de los integrantes de la Organización, si la denuncia de que se trate se acompaña de los elementos de prueba correspondientes de la presunta responsabilidad.

a) Por acumular tres amonestaciones. b) Por indisciplina, que no se considere grave, a las determinaciones de los órganos de gobierno y dirección de la Organización. 20


Artículo 54. Para hacer valer acciones de responsabilidad en contra de los diversos órganos decisorios de la Organización a nivel nacional, estatal o municipal, se requiere de al menos el 10 por ciento del padrón de personas afiliadas del nivel de que se trate.

Artículo 12 fracción VII, así como el artículo 46 fracción I y Artículo 47 para el caso de las cuotas de los militantes, hasta la resolución de su situación laboral y la reglamentación de los artículos relacionados con las cuotas. Sexto.- Los presentes Estatutos entrarán en vigor a partir del 28 de agosto de 2011.

Capítulo Decimo. De la Disolución y Liquidación de la Organización Artículo 55. La Organización se disolverá por acuerdo del Congreso Nacional Extraordinario convocado expresamente para tal efecto. Artículo 56. En caso de disolución, el Congreso Nacional Extraordinario designará una Comisión encargada de la liquidación de la Organización, la cual deberá cobrar y pagar las cuentas pendientes a la fecha de la disolución. Si hubiera activo neto, la Comisión decidirá a qué institución donarlo. Artículos transitorios Primero.- Los Reglamentos e instrumentos normativos que generan los presentes Estatutos se aplicarán después de ser propuestos por la Comisión Ejecutiva Nacional, validados por el Consejo Nacional y aprobados por la Asamblea Nacional. Segundo.- Los miembros del Consejo Nacional de la Organización, en su primer período a partir del Congreso Constitutivo de [nombre], serán nombrados a propuesta de la Comisión Organizadora y Promotora de la OPT y ratificados por el Congreso Constitutivo. En tanto se constituyen las Direcciones de la Organización en las entidades federativas y el Distrito Federal, los Municipios y las Delegaciones, asumirán esta función las coordinadoras que existan en cada una de las entidades, Municipios y Delegaciones. Tercero.- El artículo 23 fracción II no será aplicable hasta el próximo Congreso de la Organización. Cuarto.- Los requisitos a que se refiere el artículo 44, 45 fracciones IIa, IIb, IIIa, IIIb, IV y VI de los presentes estatutos no son aplicables hasta el próximo Congreso de la Organización. Quinto.- En el caso de todos los trabajadores despedidos y en huelga, no será aplicable el 21


Plan político

también con las luchas que especialmente se han tornado políticas, como las protagonizadas por el SME, los mineros, los defensores del medio ambiente y el agua, cuyo recurso es patrimonio de los mexicanos y no de las transnacionales, la comunidad de Cherán o las libradas por el nuevo movimiento agrupado en la Red Contra la Guerra, por la Paz con Justicia y Dignidad, sólo por mencionar algunos ejemplos. Luchar por el gobierno y el poder exige de la articulación de todos esos procesos institucionales y extrainstitucionales, económicos, culturales y políticos.

1. Nuestro plan parte de los procesos de resistencia popular, institucionales y extrainstitucionales, que pueden transformarse en insurgencia civil y en donde nuestra organización tendrá que contribuir y ser un componente fundamental en la lucha por expulsar del gobierno al bloque neoliberal. Sólo de esta manera es factible conjugar las iniciativas de la OPT con los movimientos espontáneos y los planes de lucha que se construyen desde los núcleos organizados del movimiento social. 2. De manera decidida debemos respaldar y promover las propuestas político-organizativas orientadas hacia la formación de una fuerza social y política, representativa e influyente, que enarbole un proyecto de nación desde los trabajadores y el pueblo de México. Una fuerza político social que ubique con claridad al enemigo principal y que, más allá de las alianzas con sectores liberal progresistas y socialdemócratas, se dispone a participar en las coyunturas políticas del 2011 y 2012, haciendo valer su independencia ideológica y su autonomía política. A partir de ese espacio podemos contribuir a la formación de una Unión Nacional Opositora o Bloque Opositor. Punto de partida de una nueva mayoría, de un nueva alianza nacional popular antineoliberal y antiimperialista.

5. No podemos formar esa fuerza político-social sin lucha, sin iniciativas de acción práctica, sin determinar nuestros centros de interés primordiales; sin escoger y construir los terrenos y escenarios que nos son necesarios para ser coherentes con nuestros principios y programa. Sin tomar en consideración la injerencia y el peso de las transnacionales que imponen los megaproyectos de inversión en contra de los pueblos y por sobre nuestro marco constitucional e instituciones de la República. Sabemos que no podremos derrotar electoralmente y políticamente al bloque oligárquico imperialista sin una nueva mayoría; que la refundación nacional desde lo popular, sólo puede ocurrir si logramos construir una fuerza que conjugue a sectores de la clase trabajadora formal y de la clase trabajadora excluida, a las agrupaciones campesinas y comunidades indígenas consolidadas con las masas de indígenas y campesinos dispersos.

3. El objetivo principal de nuestro plan político tiene que ver, entonces, con la construcción de la fuerza que nos permita actuar con eficacia en las coyunturas que vienen sin perder de vista que la lucha por el gobierno y el poder, como proceso de disputa inmediato, condiciona, influye y hasta determina la marcha de los acontecimientos.

6. Al calor de la lucha concreta y aprovechando el acumulado histórico que nos han dejado las luchas de nuestro pueblo, desde los intentos de construcción del estado nacional mexicano, hasta el nuevo periodo de la lucha que se abre desde 1988 a la fecha, en poco más de un año habremos de sentar las bases de esa fuerza, que para nosotros está representada, en gran medida, por la OPN y los movimientos sociales que la sustentan. Para tal fin es preciso desarrollar ejes de lucha, contra el hambre y la miseria; en defensa del trabajo, los salarios, los sindicatos y

4. La lucha por el gobierno y el poder debe ser vista desde la defensa a ultranza de lo mucho o poco que nos queda como clases trabajadoras, en términos de derechos y recursos. Debe ser abordada desde lo cotidiano, a partir de las batallas reales, sin prejuicios. La lucha por el gobierno y el poder tiene que ver directamente con las luchas electorales del 2011 y 2012; pero 22


h.- Asumir, desde las fuerzas del movimiento social y civil, la lucha por los gobiernos estatales y municipales. Avanzar hacia la Convergencia de todas las fuerzas sociales y políticas dispuestas a formar un gran movimiento o frente para disputar la presidencia de la república a las fuerzas neoliberales e imperialistas.

contra la reforma laboral; contra la violencia la muerte, la militarización y la guerra de Calderón; por la defensa de territorios y recursos naturales; jornadas por la Liberación Nacional entre otras, lo cual nos dará el marco para impulsar en lo inmediato, las siguientes tareas: a.- Consolidar el Pacto Minero ElectricistasMaestros para dar cuerpo a un nuevo frente de la clase trabajadora formal e informal, que haga suya la lucha contra el bloque oligárquico-imperialista. En tal contexto la batalla por la defensa del SME, la CNTE, los Mineros y contra la contrarreforma laboral es crucial.

i.- Sumarnos desde la OPT y los movimientos sociales y civiles a la lucha contra la guerra y la militarización de la vida pública, en particular a la Red por la Paz con Justicia y Dignidad. Apoyar la lucha contra la reforma golpista a la Ley de Seguridad nacional. Asumir como propia la lucha por la libertad de los presos políticos.

b.- Desarrollar una política de mujeres desde la OPT con carácter incluyente, democrático, horizontal y plural que se propone el cambio político, económico y cultural que requiere el país, y, entre otros, impulsar el Movimiento de Mujeres de Izquierda ante la Emergencia Nacional.

j.- Apoyar el desarrollo del Tribunal Permanente de los Pueblos. k.- Impulsar la unidad con los movimientos sociales, civiles y políticos antineoliberales y antiimperialistas. En particular debemos apoyar la integración de la Asamblea de los Movimientos Sociales hacia el ALBA.

c.- Avanzar en la construcción de una instancia indígena-campesina cercana a la OPT. d.- Respaldar y apoyar el crecimiento de las luchas por la defensa de la naturaleza, el medio ambiente y los bienes naturales y estratégicos del pueblo de México, las que actualmente se encuentra apoyando la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, así como las que desarrollan actualmente, cualquier comunidad, barrio u organización, y que puedan tener coincidencia con nuestra organización política.

l.- Crear al lado de los movimientos sociales y civiles un sistema de formación políticocultural y de medios de comunicación para la lucha en el terreno político-cultural. ll. Promover la coordinación de todas las instancias de economía social en las que participamos. m.- Campaña nacional de implantación y desarrollo territorial de la OPT: afiliación, formación, difusión del proyecto programático y cultural. Por ello, es indispensable la creación de un ejército de propagandistas que contribuya a crear conciencia de clase en todas las regiones del país y en todos los sectores de la población.

e.Integrarnos a los procesos de reorganización en que se expresa el actual movimiento urbano popular: Congreso Popular, lucha contra los mega-proyectos, Asamblea de Usuarios de la Energía Eléctrica y el Frente Nacional del Movimiento Urbano Popular, entre otros.

Además:

f.- Promover la organización y participación política de la juventud. Fortaleciendo la lucha de las y los rechazados del sistema de educación superior, así como, combatiendo el exterminio de jóvenes que la guerra de Calderón y las políticas neoliberales provocan.

- Promover la movilización de los indignados mexicanos a nivel nacional y llamar a la concentración y al plantón en el Zócalo de la Ciudad de México el 1º de septiembre. - Participar en la Caravana por la Paz que se realizara del 9 al 19 de Septiembre y en la movilización nacional con que cierra la Caravana en el Zócalo de la Ciudad de México.

g.- Integrarnos a los movimientos y propuestas en defensa de los derechos sociales y sexuales de homosexuales, heterosexuales, lesbianas y bisexuales. 23


- Participar en la convocatoria a una gran Convergencia Nacional por la Paz y la Nación, para discutir y proponer soluciones a los grandes problemas nacionales, la militarización y la guerra. - Que la OPN convoque a todas las fuerzas sociales, sindicales y políticas a una movilización nacional de rechazo a las llamadas reformas estructurales, como parte de la campaña nacional por el retiro de las Contrarreformas (Laboral, Seguridad Nacional, Público-Privado) dirigiéndonos a todas las organizaciones. -Movilizarnos el 12 de octubre en el marco de las jornadas antiimperialistas que se van a desarrollar en Mesoamérica y en varios países de Sudamérica y el Caribe. En nuestro país debe ser el arranque de las jornadas permanentes por la Liberación Nacional. - Promover la iniciativa de un Encuentro Nacional de Dirigentes y Luchadores Sociales. - Ser promotores e impulsores de un encuentro de personalidades éticas por la salvación nacional (en donde el obispo Raúl Vera sea pieza clave). - Apoyar las luchas que impulsan las organizaciones de exbraceros de todo el país, por la devolución del Fondo de Ahorro Campesino y el resto de sus demandas. - Apoyar la defensa de los Derechos Sociales, laborales y humanos de los trabajadores migrantes en los Estados Unidos y en la frontera norte del país.

24

OPT, documentos finales, octubre 2011  

OPT, documentos finales, octubre 2011

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you