Issuu on Google+

JULIO 2012

GUALAMBA VA Especial NDE RAMIREZ

“Nde Ramirez: Psicodelia formoseña y nueva expresión artística musical” “¡QUE VIVA EL FOLKROCK!” “Juventud, identidad, música”

“DESDE FORMOSA Y PARA EL MUNDO”


E DITORIAL Cuando hablamos de música y cultura en las ciudades del interior, es inevitable caer en la idea del folklore como expresión “popular” de lo popular. Como muchas ciudades del interior del país, Formosa a sido habitada por una miscelánea de culturas y razas que le dan ese toque par�cular y que �ñen su cultura de ma�ces únicos. Entendiendo a la cultura como el conjunto de los procesos sociales de producción, circulación y consumo de la significación en la vida social, una trama de significaciones ancladas históricamente, según lo explicaría la Lic. Florencia Saintout. Es justamente en este escenario donde un grupo de jóvenes músicos decide combinar en su música aquello que los cons�tuye culturalmente, la música folklórica, y una pasión; el rock. Saintout sos�ene que la memoria de los pueblos defiende a la cultura, porque esta representa sus pasiones, “…el desprendimiento de esa urdimbre termina doliendo a la memoria que como un impulso se defenderá de los ataques dando nacimiento a lo ya olvidado y por naturaleza será reconocido porque forma parte del contexto aunque haya sido reducido por otras marcas”. De esta manera no resultaría extraño que al analizar su trabajo uno encuentre en Nde Ramírez algo más que un producto novedoso y pintoresco. Algunos postulados del pensamiento de San Agus�n expresan que la música es clave para hacer comprensible la trama de las cosas, pues recurre en un mundo ar�ficial para comprender la realidad y su acontecer. Esto, aunque lo parezca, no es una exageración y esto se debe a que la música no son solo notas, dirían los de la Vela Puerca. Jacques Atallí, economista y escritor francés, escribió “(…) el saber occidental lleva siglos intentando ver el mundo. No ha comprendido que el mundo no se mira, se oye. No se lee, se escucha. (…) hay que aprender a juzgar a una sociedad por sus ruidos, por su arte y por sus fiestas más que por sus estadísticas” (Bruits: essai sur l’économie politique de la musique-1997). En este caso hablar del grupo musical Nde Ramírez es hablar de; política, identidad, rebelión y música.

Nde Ramírez: más q En Nde Ramírez hay mucho de urbano, de confrontación entre esas costumbres de ciudades chicas que ven el mundo por la tele y se escucha radio, pero con aire selvá�co. Allí se le da tanta importancia al beat -el ritmo, ya sea digital, o con un bombo-, como a la candencia ín�ma del río, a las expresiones de costumbres localistas. Por ello, y si bien es viable el hecho de que se produjera un producto comercialmente correcto –con reminiscencias de boicot comercial, al u�lizar folklore- Nde Ramírez configura una propuesta original y referente en el género en esta región del país. No solo por concebir una propuesta musical que interpela a jóvenes y adultos, sino porque ilustra en sus canciones los relieves de situaciones sociales, los volúmenes visibles y no visibles de las historias del lugar y sus pobladores. Pero no es este nuestro trabajo, el de aplaudir o ensalzar su aporte a la cultura local sino en otorgar pluralidad a las convenciones que se van abriendo paso con ellos, dejando otros ves�gios e interrogantes y que con el paso del �empo serán el sostén para otros que tomarán su bandera, para volverla a reconstruir con obje�vos iguales o dis�ntos, pero que como Nde Ramírez hoy dejarán una huella, pequeña pero persistente reclamando los derechos de los formoseños que danzando un chamamé/tecno enfrentan el duro reto de recuperar de alguna manera lo que es propio aún con las herramientas contemporáneas que ofrece la música. El secreto esta en conocer la receta justa para aquel mboyeré musical pase desapercibido, guste, entretenga y nos haga reflexionar sobre nosotros y nuestra historia.

*GUALAMBA

VA


que solo música

¡Paguen el verde! devuelvan el verde que robaron para su dinero. Para vender a los pueblos de la tierra y embarcarte en el primer bote salvavidas disfrazado de mujer. Devuelvan ese verde a las FLORES, al MONTE! al borde del RIO y al CIELO. Devuelvan el color a esta ciudad gris.... ¡Corporaciones, sindicatos, gobierno de la tierra, devuelvan!

Tus llamados, Nde Ramírez.

3


NDE RAMIREZ! Desde Formosa toda la PsicodeliaFolk Rock El Colectivo Multimedia de fok rock NDE RAMIREZ. Nace en Formosa como un proyecto en 2006 producido por el musico y diseñador audiovisual Marcos “Ayi” Ramirez quien a traves de diferentes formatos (performance, muestras audiovisuales etc) empieza a presentar música que fusiona el rock y la psicodelia con los ritmos y sonidos de su región (Litoral Argentina). La idea de salir a tocar en vivo estas canciones generar una formación de banda con instrumentacion del Folklore y tambien del Rock por donde han pasado destacados músicos de Argentina y Paraguay. Esta particular propuesta audiovisual ha recorrido toda la Región Litoral y Región Centro Argentino y el vecino pais PARAGUAY en las de 300 shows desde su formación con una particular forma de presentarse donde se destacan incursiones en el Teatro Rock, con bailarines y actores que ilustran una poderosa fusión de folk rock latino. Ha compartido escenario con artistas de la talla de LEON GIECO, PEZ, RATONES PARANOICOS, LA MANCHA DE ROLANDO etc. NDE RAMIREZ ha sido tambien reconocido por la prensa especializada como la punta de lanza de una escena regional que propone nutrirse de las raices y fusionarlo con el Rock. Se han destacado por el manejo de una imagen muy particular donde podemos ver personajes mitologicos guaranies en cruces con clasicos personajes de la television siempre en un caotico pero contundente discurso sobre la globalizacion que atravisean la tematica de sus canciones. Actualmente (2012) se encuentran produciendo la secuela de su primer LP y produciendo video clips y conciertos por toda la region NEA de la ARgentina siempre visitando las principales ciudades del pais.

4

NDE RAMIREZ ha sido tambien reconocido por la prensa especializada como la punta de lanza de una escena regional que propone nutrirse de las raices y fusionarlo con el Rock. Se han destacado por el manejo de una imagen muy particular donde podemos ver personajes mitologicos guaranies en cruces con clasicos personajes de la television siempre en un caotico pero contundente discurso sobre la globalizacion que atravisean la tematica de sus canciones. Actualmente (2012) se encuentran produciendo la secuela de su primer LP y produciendo video clips y conciertos por toda la region NEA de la ARgentina siempre visitando las principales ciudades del pais.


“Todas las voces que cantan y suenan en el disco proponen una mirada renovada con la brújula señalando hacia el horizonte del Rock con impronta criolla... Folklore del litoral y el Gran Chaco Americano mezclando ritmos como el Chamamé, Chacarera o Malambo con Rock y rap. NdeRamirez fue en un principio imagen, ya que los motivos que desencadenaron el proyecto multimedia se gestaron luego de una muestra de Fotografías de gran formato, una serie de postales audibles alusivas a la vida de los lugareños, los mitos y leyendas de esta zona geográfica de frontera. Narrar el contraste dado por el choque de la modernización y la vida de ciudad con lo rural y el suburbio platean un tema muy rico, sobre todo por como afectan a la tradición, la/s identidad/es y la mutación cultural. El fenómeno es ilegible para los observadores apresurados y NdeRamirez expone esta experiencia de vivir en el borde como de pura Psidodelia, algo muy palpable en los shows. El grupo muestra en sus obras el delirio de ser artista en un lugar de cruce, de tráfico, de un gran flujo informativo en contacto con la cultura guaraní, el litoral y un poco más allá, el Brasil. Las imágenes y sonidos que se plasmaron en la primera y disparadora muestra de arte maduraron en la idea de tocar los temas de dichas sonorizaciones para luego darles un desarrollo más profundo, transformándolas mediante otros instrumentos en nuevas formas expresivas. Los shows de NdeRAMIREZ empezaron a jugar con aristas y parámetros de la música popular mezcladas con el rock, la electrónica y la visión de un paisaje mítico, recorrido y atravesado por el río Paraguay... Así, Nde Ramirez llega a ser un colectivo multimedia integrado de músicos-performers-artistas visuales bajo el lema “viva el folklorck”.... Una situación de frontera, mirada desde el lado de Formosa. Pero tranquilo chacra porque recien después de pasar por las planicies y el zoom del Gooogleearth, empiezan a aparecer los relieves de situaciones sociales, los volúmenes visibles y no visibles de las historias del lugar y sus pobladores. También se revelan fenómenos híbridos de lenguaje en medio de un pantano donde globalización, modernidad y ruralidad se entrelazan pero también entran en tensión. Desde los esteros emergen los personajes de Formosa, también entran al juego rincones y habitantes urbanos, siempre con la omnipresencia del fluir del río Paraguay.....” (Prensa Nde)

5


Cuestión de identidad Cuando aparece la palabra cultura los matices que la rodean se comunican entre sí creando un mundo o mejor dicho miles de mundos, esferas tan disímiles pero a la vez distintivas en cuanto al concepto. Si partimos de la base que la realidad o lo que concebimos como orden legítimo es una construcción social en donde la hegemonía se diluye o es transitoria, se aviva la necesidad de pensar en los personajes que construyen esta estructura, sus simbolismos, representaciones, historicidad, complejizaciones y vivencias. En los albores del siglo XXI las luchas por conquistar el territorio de las significaciones es cada vez más ambiguo, hay de todo y por todo, nada se queda estable, por lo tanto la búsqueda

6

sentirse aceptado pero marcar una existencia irrepetible, deslindando caminos que quizás no se comprendan pero que aún así serán las cúspide de lo representativo. El grupo Nde Ramírez hace su aparición en Formosa con esta propuesta tan actual como arraigada a la tierra. Un colectivo de artistas jóvenes que destilan la tradición, el rock y la sobredosis de información, en un cocktail de música mestiza. Rompiendo las formas de lo preciso en cuanto a lo que necesita transmitir, enmarcados en los valores de los pueblos del interior del país, su normativa esta templada por los matices de una ciudad de frontera, llevándolos a un espacio casi desconocido para quienes deseen cultivarse en su música.


Es en este punto en que hemos de recaer una y otra vez, ya que la realidad construida está situada en un contexto donde continuamente se están poniendo de manifiesto contradicciones y luchas de poder por significar lo que quedará naturalizado, este proceso subjetivo, de quienes comparten códigos, ideas, lenguas, reelaboran las vertientes para catalogar los esquemas que nacen de las matrices socioculturales. Pero ¿A quienes representa Nde Ramírez? O mejor dicho ¿Qué representan? Contextualizar esa urdimbre de sentidos indeterminados, un trip de rock, folklore, cómic y cultura guaraní; representan una búsqueda por evidenciar un claro punto en “el aquí y ahora” de la conflictiva realidad cultural argentina, especialmente del interior. ¿Defienden tradiciones o simplemente radican la interpretación de las canciones a un mercado que los observará como la rareza momentánea y por lo tanto necesaria de poseer?, como lo define oportunamente la Licenciada e investigadora del campo comunicativo María Cristina Mata “en lo que concierne a la comunicación masiva no resulta intranscendente para pensar globalmente la comunicación toda vez que lo masivo es hoy, en nuestras sociedades, el modo predominante del funcionamiento cultural”. Esta perspectiva permite indagar y percibir, por ejemplo, las articulaciones que se producen entre los diverso productos o mensajes que circulan en una sociedad y en un momento dado; permite plantearse cuestiones tales como la modelación histórica de los gustos y las opiniones; permite indagar el sistema de relevo con que operan diversas instancias de producción de mensajes y la manera en que ellas constituyen la trama discursiva –la trama de sentidos de la sociedad”.

Definitivamente se debe indagar en la postura y referencias contextuales del grupo para disipar el porqué es aceptado como referencia musical y convive con sus diferencias marcadas con lo racionalmente señalado. Pero también es importante recalar en la sociedad que los consume, quien en finalmente es la organizadora de estas reseñas pues también a mutado, se reconvirtió ante la proyección social, económica y política, abriendo nuevas perspectivas y movimientos de lucha. Continuando con lo que se distingue en cuanto a identidades culturales Mata profiere “De tal modo, a nivel de la cultura, de la circulación de símbolos, se constituye la idea de sociedad como cohesión orgánica, sin desintegrar no homogenizar, sin embargo, la red extremadamente sutil que distingue los habitus de los diferentes sexos, las diferentes clases, los diversos roles sociales que funcionan bajo las hegemonías discursivas”. El terreno del discurso social, el terreno de la cultura y la comunicación es, consecuentemente, terreno de modelación social y, por ende, terreno de disputas y negociaciones, conflictos y acuerdos del orden del sentido. Reconocer lo que hegemoniza ese campo no impide proponer alternativas, emprender el camino del cuestionamiento”. El disparador estará signado entonces por los discursos, en cuanto a letras, instrumentos, movimientos, armonías y esencia del grupo que plantea una puesta en escena diferente, cambiando las rutinas y mostrando una mirada desde lo interno del pueblo del interior. Paula Santa Cruz

«¡Paguen el verde! devuelvan el verde que robaron para su dinero. Para vender a los pueblos de la tierra y embarcarte en el primer bote salvavidas disfrazado de mujer. Devuelvan ese verde a las FLORES, al MONTE! al borde del RIO y al CIELO. Devuelvan el color a esta ciudad gris.... ¡Corporaciones, sindicatos, gobierno de la tierra, devuelvan!» Tus llamados, Nde Ramírez

7


Resignificando géneros populares

Nde Ramirez: Psicodelia formoseña y nueva expresión artística musical

De la mano de un nuevo proceso artístico se posicionaron en el 2006, en la ciudad de Formosa, bandas musicales como Nde Ramirez intentando mezclar estilos, tales como el rockfolclore a fin de crear una nueva alternativa y resignificando productos simbólicos como la música en un contexto muy particular. La fusión de dos estilos impensados de ligarlos, logró captar la atención de los amantes de la música. La banda, conjuga lo folklórico y tradicional del norte argentino con elementos urbanos y técnicas actuales de comunicación audiovisual, produciendo matices interesantes. Además de ritmos populares, posee una poderosa puesta en escena destacable, mezclando géneros y reciclando algo de la cultura pop.

8

Sobre el escenario, se ponen a la vanguardia con una fuerte reproducción de cómic musical, surgen en escena personajes míticos de la zona como el Pombero, además la danza popular como la polca, el chamamé, la chacarera se entremezclan con sonidos litoraleños y rock eléctrico dando mucho color, vibra y un

concepto novedoso y dinámico para el show.

El arraigo cultural Las manifestaciones culturales van necesariamente unidas a las condiciones culturales, económicas e históricas de cada sociedad, entonces para poder comprender ciertos estilos musicales, debemos adentrarnos en el contexto cultural del cual emergió, esto se debe básicamente a que la música está conformada por procesos comunicativos que surgen de la propia cultura. Como bien lo planteaba Martín Barbero, en “Colombia practicas de comunicación en las culturas populares” hace referencia a prácticas que son materializadas haciéndose visible en la memoria popular, o mejor dicho el relato de lo “popular” como memoria de otra cultura, amordazada, deformada, dominada, negada. Esta se afirma a través de una lucha desigual y con frecuencia ambigua. Lucha que remite a conflictos de clases pero sin agotarse en el, ya que remite también, y desde mas lejos, a la conflictiva convivencia en nuestra sociedad de


a la conflictiva convivencia en nuestra sociedad de dos economías, la de la abstracción mercantil y la del intercambio simbólico. Claramente, la alternativa auditiva en la banda nos hace rescatar el deseo por aquello que nos hace diferentes, culturalmente, en cualquier parte del mundo, aquello relacionado con la idiosincrasia, nuestros orígenes; es decir con lo que realmente nos hace ser quiénes somos y no otros, esto se plasma y materializa en cada una de las letras del grupo. Es imposible pensar a la banda componiendo esta música fuera de nuestra realidad, también es imposible concebir el hecho de que la post-modernidad y los avances tecnológicos puestos al servicio de la humanidad han situado a la música al servicio de cualquier persona independientemente del estrato social al que pertenezcan, su poder y prestigio. La música dentro de las sociedades actuales presenta una estructura heterogénea producto de una metamorfosis constante de los gustos impulsada por la sociedad de consumo y fomentada fuertemente desde los medios de comunicación.

De este modo, se van sumando nuevos espacios culturales para que el público pueda aprovechar a los artistas locales para nutrirse de postales sonoras que hacen referencia a situaciones o temas puntuales, siempre relacionado con las vivencias de la zona, una zona de frontera de sangre guaraní desparramada por todo el territorio. Es en este sentido, se considera a Nde Ramirez como formador de identidad cultural para aquellos jóvenes que hoy comienzan a asomarse frente al espejo de la vida, aturdidos muchas veces por el bombardeo constante de los medios de comunicación y consumiendo cuestiones que tienen que ver con otras culturas, desconociendo muchas veces lo que de aquí emerge. Brenda Sarmiento

Con este mix de géneros alternativos, los formoseños se aferran en dar a conocer nuevos productos musicales al mercado. Un mercado que aún falta explotar por completo, pero que de a poco va creando conciencia, aprendiendo a escuchar para oír entrelíneas el verdadero propósito de estos jóvenes, que lejos de ir de tras del goce económico o el éxito, lo hacen por placer, por gusto propio.

¡Contactanos!

Gualamba Va

gualambava@live.com

9


Made In Formosa: Nde Ramírez

¡Que viva el folkrock! La música está constituída por procesos comunicativos que emergen de la propia cultura, en “Ruidos”; como lo define Attali J. en su ensayo sobre la economía política de la música y en la que afirma que la música lleva la marca de su tiempo y es a partir de ello que se torna necesario, establecer una relación entre la música y aquellos factores que influyen en la concepción de los individuos. La música de Nde Ramírez trasluce su época, y se hace visible en la memoria popular, o mejor dicho “en el relato de lo “popular” como memoria de nuestra cultura como formoseños, amordazada, deformada, dominada, negada y no solo por hacer rock fusionado con géneros tradicionales –populares de la región-, sino mas bien por la identidad sobre la cual se constituye como banda, proponiendo de manera clara una mirada renovada con la brújula señalando hacia el horizonte del Rock con impronta criolla... Folklore del litoral y el Gran Chaco Americano mezclando ritmos como el Chamamé, Chacarera o Malambo con Rock y rap. Entonces, como dice Attalli, para poder comprender un determinado tipo de música es imperativo que nos adentremos en principio en el contexto cultural en la que fue creada.

10

En este entendimiento, es preciso comprender la estrecha relación entre los mercados de consumos y aquellas salidas expresivas emergentes. El sentido de emergente, entendido como surgimiento o aparición de algo centrarnos en esos ruidos y en esos procesos presentes en la creación de la música, fruto de la misma época que la engendra y que son nada más ni nada menos referencias paradigmáticas que toma forma y se hace público, en este caso esa otra cultura que emerge como un producto con identidad épocal y es definida como subcultura y expresa la lucha que remite a conflictos de clases pero sin agotarse en él, ya que refleja también, y desde más lejos, a la conflictiva convivencia en nuestra sociedad de dos economías, la de la abstracción mercantil y la del intercambio simbólico.


Si bien la irrupción de los grupos musicales inscriptos en el subgénero folk rock, viene produciéndose con gran auge a nivel internacional desde los años 60’ con referentes como Bob Dylan y con Divididos en nuestro país con “El Arriero” del inolvidable Atahualpa Yupanqui; el particular estilo fusión folk rock del grupo Nde Ramírez ha sabido ganarse una gran cantidad de adeptos, tan distantes como distintos. Lo que para nada significa un producto inconexo, descontextualizado, des historizado o sin sentido. Al contrario, se origina en la cultura que promueve y se encuadra tanto dentro de los procesos nacionales como los internacionales que lo atraviesan, “tarde o temprano, rockero o no, el músico argentino termina cayendo con Atahualpa” diría Abel Pintos en una entrevista con Lalo Mirs para el canal Encuentro. En este sentido la propuesta musical y escénica de Nde Ramírez, es el complejo proceso de re significación de la lucha por la cultura propia, y en clara contraposición de los factores endógenos de la cultura de mercado. Nde Ramírez se ha ido franqueando en medio de las reglas de un mercado musical regido por las prácticas mercantilistas del capitalismo la construcción de identidad en torno a la producción musical, en un enfrentamiento constante entre los conceptos de identidad y consumo. Este movimiento alternativo en particular, reivindica hacia dentro y hacia afuera la riqueza natural y cultural de el pueblo formoseño pero a la vez hace referencias a la tensión entre pobreza social y riqueza natural de esta provincia en sus letras, a través de un discurso que quizás, años atrás, no hubiera sido posible ser comercializado. Si bien el gusto por cierto tipo de música, está íntimamente relacionado con el sentir personalísimo en cuanto a lo emocional y que incluso muchas veces no tiene una explicación aparente, es debido a que los gustos musicales no son libres dijo (Megías y Rodríguez). Pues están condicionados, debido a que adquieren sentido solamente si son situados en un contexto social, con el cual nos sentimos identificados en algún sentido.

Esto se debe sencillamente porque a partir de los procesos de interacción producidos en su interior y de los actores sociales que participan de estas interacciones, decididamente son reflejos de alguna manera del contexto que nos identifica y solo así se puede comprender el sentido real de la música. “La música es un medio para percibir el mundo, un instrumento de conocimiento que incita a descifrar una forma sonora del saber. Intentar comprender la música debe proponernos mirar la producción y reproducción de esta, en la relación con el proceso de desarrollo social, para ello debemos prestar especial interés al espíritu de la época Jaime Hormigos -. Martín Cabello [2004] Entonces estas expresiones culturales, configuradores de las denominadas subculturas estrategias para diferenciarse en un contexto globalizado y no meros casos aislados. En general y desde hace un tiempo se presentan una serie importante de artistas que encaran nuevos procesos creativos en lo musical. Presenciamos así formas emergentes de sentir el mundo y proyectarlos. Así resinificando diversos géneros populares como el rock , el folclore, el tango, el chamamé, la polcas o los boleros, e incluso la música clásica, son tomados y devueltas a la sociedad, distintos, personalizados, fusionados en un antes y un hoy; en un sentir y oír distinto, en síntesis a la sociedad no hay que tratar de leerla ,sino de oírlas y prestar atención, en el caso del grupo Nde Ramírez el solo hecho de que fusione géneros musicales ya dice mucho para quienes están dispuesto a oírlas. Paula Santa Cruz

11


JUVENTUD, IDENTIDAD, MÚSICA Se caracterizan por una particular y novedosa puesta en escena, que logra captar la atención de público de diferentes edades. El folklore y la psicodelia se fusionan dando lugar a una manifestación artística: el folkrock. La aparición de este movimiento cultural, en la capital, viene produciéndose apróximadamente hace diez años y en los últimos a sabido ganar una gran aceptación en los jóvenes, acaparando la cartelera de teatros, comercios y escenarios locales de promoción cultural propuestos. La propuesta de un formato de banda poco común, es lo que hace a la atracción de los Nde Ramírez. En el escenario se encuentran músicos de rock, malambistas y cantantes que a su vez juegan con la actuación, incorporando disfraces de superhéroes conocidos, que interactúan en todo momento, brindando un show en vivo impactante y dinámico. Un producto que refleja la identidad de la región de frontera en la que están situados, dejar que la cultura vecina irrumpa la cultura oficial y combinarlas. El protagonismo que adoptan los personajes locales, como el Pombero, que dentro de la mitología guaraní es el más rockero, hace al sentido de pertenencia popular de la banda pero que también busca desprenderse de la cultura impuesta, innovando. Mientras que el mundo adulto tiende a la homogeinización de la cultura, los jóvenes sienten la necesidad de diferenciarse, incorporando nuevas alternativas y sentirse pertinentes a ellas. En este caso, Nde Ramírez, juega un papel protagónico en la cultura juvenil formoseña, va transformando a través de su música, el teatro, las representaciones artísticas que crean su identidad. Nde Ramírez se reconoce como marginado, excluído y como parte de la lucha que tiene por bandera la reivindicación de la identidad nacional y de nuestra cultura. Del ser patriota, de repudio absoluto a las reglas impuestas por una industria cultural que constantemente los presiona, los empuja al abismo donde los condenaría al silencio. Estos jóvenes se posicionan en sus discursos como configuradores o reconfiguradores de la identidad de los jóvenes formoseños que consumen su música. Ercilia Agüero

12


13


GUALAMBA VA Suplemento Cultural


Suplemento Cultural