Page 1


Filipenses

1

Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los que están en Filipos y que, por estar unidos a Cristo Jesús, forman parte del pueblo santo de Dios; también a sus líderes y diáconos: 2Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo los llenen de amor y de paz. Acción de gracias e intercesión 3Cada vez que me acuerdo de ustedes doy gracias a mi Dios; 4siempre que oro por ustedes lo hago con alegría, 5porque ustedes se han solidarizado con el evangelio desde el primer día hasta ahora. 6El que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día en que Jesucristo regrese. De esto estoy seguro. 7Está bien que yo piense así de todos ustedes, porque los llevo en el corazón. Ya sea que yo esté preso o defendiendo y confirmando el evangelio, todos ustedes participan conmigo del amor que Dios me ha dado. 8Dios sabe lo mucho que los quiero a todos con el tierno amor que nos da Cristo Jesús. 9Lo que pido en mis oraciones es que el amor de ustedes sea cada vez más grande y que su conocimiento y buen juicio crezcan, 10para que sepan elegir lo que es mejor y para que vivan de una manera limpia y sin reproche hasta el día cuando Cristo regrese; 11también para que estén llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para que le den la gloria y la alabanza a Dios. El vivir es Cristo 12Hermanos, quiero que sepan que lo que me ha pasado ha ayudado a anunciar el evangelio. 13Toda la guardia del palacio y todos los demás saben que estoy encadenado por causa de Cristo. 14Y al ver que estoy preso, la mayoría de los hermanos se ha atrevido, ahora más que nunca, a anunciar sin temor la palabra de Dios, confiando en el Señor. 15Es cierto que algunos anuncian a Cristo por envidia y rivalidad, pero otros lo hacen con buenas intenciones. 16Estos últimos lo hacen por amor, porque saben que Dios me ha puesto para defender el evangelio. 17Los primeros anuncian a Cristo por interés personal y no por motivos puros, pues creen que así me harán sufrir más, ahora que estoy en la cárcel. 18Pero, ¿qué importa? De cualquier manera, sea con motivos falsos o sinceros, se anuncia a Cristo. Por eso me alegro y me seguiré alegrando, 19porque sé que, gracias a las oraciones de ustedes y a la ayuda del Espíritu de Jesucristo, saldré libre. 20Mi gran deseo y esperanza es que no haga nada que me avergüence, sino que, con toda libertad, ya sea que viva o muera, le den la gloria a Cristo por medio de mí ahora como siempre. 21Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia. 22Pero si el seguir viviendo en este mundo significa para mí que haré un buen trabajo, entonces no sé que elegir. 23Realmente me es difícil elegir cualquiera de las dos posibilidades. Deseo morir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor; 24pero por el bien de ustedes es aún conveniente que me quede en este mundo. 25Por eso, estoy convencido de que lo mejor es que me quede y continúe con todos ustedes para ayudarlos en el alegre crecimiento de su fe. 26Así, cuando yo vuelva, tendrán más razón para estar orgullosos de mí en Cristo Jesús.

50-66_FILIPENSES_APOCALIPSIS.ind134 134

Pase lo que pase, vivan de manera digna, de acuerdo con el evangelio de Cristo, porque ya sea que vaya a verlos o que, estando ausente, sólo reciba noticias de ustedes, sabré que siguen firmes y unidos, luchando juntos por la fe del evangelio. 28No les tengan miedo alguno a sus enemigos, porque para ellos es señal de destrucción; en cambio, para ustedes, es señal de salvación, y esto proviene de Dios. 29A ustedes se les ha dado no sólo el privilegio de creer en Cristo, sino también de sufrir por él. 30Ustedes están en la misma lucha que antes yo estaba. Y yo aún continúo luchando. 27

Humillación y exaltación de Cristo Así que, si se sienten animados al estar unidos a Cristo, si sienten algún consuelo en su amor, si todos tienen el mismo Espíritu, si tienen algún afecto verdadero, 2llénen­me de alegría poniéndose de acuerdo unos con otros, amándose entre ustedes y estando unidos en alma y pensamiento. 3No hagan nada por egoísmo o vanidad. Más bien, hagan todo con humildad, considerando a los demás como mejores que ustedes mismos. 4Cada uno debe buscar no sólo su propio bien, sino también el bien de los demás. 5La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús: 6aunque él era igual a Dios, no consideró esa igualdad como algo a qué aferrarse. 7Al contrario, por su propia voluntad se rebajó, tomó la naturaleza de esclavo y de esa manera se hizo semejante a los seres humanos. 8Al hacerse hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte en la cruz! 9Por eso, Dios lo engrandeció al máximo y le dio un nombre que está por encima de todos los nombres, 10para que ante el nombre de Jesús todos se arrodillen, tanto en el cielo como en la tierra y debajo de la tierra, 11y para que toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para que le den la gloria a Dios Padre.

2

Testimonio de luz 12Queridos hermanos, ustedes siempre me han obedecido, no sólo cuando estuve con ustedes sino también ahora que ya no estoy; lleven a cabo su salvación con temor y temblor, 13porque es Dios el que les da a ustedes el deseo de cumplir su voluntad y de que la lleven a cabo. 14Háganlo todo sin quejarse ni pelearse, 15para que nadie pueda reprocharles nada y sean hijos de Dios sin culpa en medio de gente mala y perversa. Entre esa gente ustedes brillan como estrellas en el firmamento. 16No se aparten nunca de la palabra de vida. De esa manera, cuando Cristo vuelva me sentiré satisfecho de no haber corrido ni trabajado en vano. 17Y aunque mi vida sea sacrificada como una ofrenda y servicio que proceden de su fe, me alegro y comparto con todos ustedes mi alegría. 18Ustedes también alégrense y compartan conmigo su alegría. Dos colaboradores ejemplares 19Espero que el Señor Jesús me conceda enviarles pronto a Timoteo, así yo también me animaré al recibir noticias 1.3–4  2.5–11 

1.6 

1.9–10 

1.21 

1.27 

2.1–4   

2.14–16

15/7/08 09:03:11


135 de ustedes. 20No tengo a nadie que se preocupe como Timoteo por el bienestar de ustedes, 21pues todos los demás buscan sus propios intereses y no los de Jesucristo. 22Pero ustedes ya conocen la buena conducta de Timoteo. Él, como un hijo junto a su padre, ha trabajado conmigo en anunciar el evangelio. 23Espero poder enviarlo tan pronto como sepa qué va a pasar conmigo. 24Confío en que el Señor permitirá que yo mismo vaya pronto a verlos. 25Mientras tanto, creo que es necesario que regrese con ustedes Epafrodito, mi hermano, ayudante y compañero de lucha. Ustedes lo enviaron para que me atendiera en mis necesidades. 26Él los extraña mucho a ustedes. Está preocupado porque ustedes se enteraron de que estaba enfermo. 27Es verdad que estuvo enfermo y casi se muere. Pero Dios se compadeció de él, y no sólo de él, sino también de mí, para que no tuviera más tristeza de la que ya tengo. 28Así que lo envío rápidamente para que, al verlo otra vez, ustedes se alegren y yo esté menos preocupado. 29Recíbanlo con alegría en el Señor y muestren su aprecio a los que son como él, 30porque estuvo a punto de morir por trabajar para Cristo: arriesgó su vida para hacer por mí lo que ustedes personalmente no podían hacer. Plena confianza en Cristo Por lo demás, hermanos míos, alégrense en el Señor. A mí no me molesta volver a escribirles lo mismo, y a ustedes les da seguridad. 2Cuídense de esos perros, cuídense de esos malos obreros, cuídense de esos que mutilan el cuerpo. 3Porque los verdaderos circuncidados somos nosotros, los que por medio del Espíritu adoramos a Dios y nos llenamos de orgullo de pertenecer a Cristo Jesús. Nosotros no ponemos nuestra confianza en esfuerzos humanos. 4Yo mismo tengo motivos para confiar en mis propios esfuerzos. Si alguien cree que tiene motivos para confiar en esfuerzos humanos, yo tengo más: 5me circuncidaron al octavo día, pertenezco al pueblo de Israel y a la tribu de Benjamín, soy hebreo entre los hebreos; en cuanto al cumplimiento de la ley, fui fariseo; 6en cuanto al celo por cumplir la ley, fui perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que la ley exige, fui intachable. 7Pero todo aquello que para mí era valioso, ahora lo considero sin valor por causa de Cristo. 8Es más, todo lo considero una pérdida comparado con el supremo valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo he perdido todo y lo considero basura, con tal de ganar a Cristo 9y encontrarme unido a él. No quiero la justicia propia que viene de obedecer la ley, sino la que se obtiene por la fe en Cristo. Esa es la justicia que viene de Dios y está basada en la fe. 10Lo he perdido todo con tal de conocer a Cristo, de experimentar el poder de su resurrección, de tener parte en sus sufrimientos y de llegar a ser semejante a él en su muerte. 11Así espero llegar a resucitar de entre los muertos.

3

Ciudadanos del cielo 12No quiere decir que yo ya lo haya conseguido todo, ni que ya sea perfecto; pero sigo adelante trabajando para poder alcanzar aquello para lo que Cristo Jesús me salvó a mí. 13Hermanos, no pienso que yo ya lo haya alcanzado. Más bien, sigo adelante trabajando, me olvido de lo que quedó atrás y me esfuerzo por alcanzar lo que está adelante. 14De esta manera sigo adelante hacia la meta, para ganar el premio que Dios ofrece por medio de su llamado

50-66_FILIPENSES_APOCALIPSIS.ind135 135

FILIPENSES  4.17

celestial en Cristo Jesús. 15Así que, ¡atentos todos los que hemos alcanzado madurez! Todos debemos pensar de esta manera. Y si algunos piensan de forma diferente en algo, Dios les hará ver esto también. 16Debemos vivir de acuerdo con lo que ya hemos alcanzado. 17Hermanos, sigan todos mi ejemplo y fíjense en los que siguen el ejemplo que les hemos dado. 18Ya se los he dicho muchas veces, y ahora se los vuelvo a decir con lágrimas, que muchos se comportan como enemigos de la cruz de Cristo. 19El futuro de ellos es la destrucción, porque su dios es su propio apetito y están orgullosos de lo que debería darles vergüenza. Sólo piensan en las cosas de este mundo. 20En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo y de allí esperamos al Salvador, el Señor Jesucristo. 21Él transformará nuestro cuerpo miserable para que sea como su cuerpo glorioso. Esto lo hará por medio del poder con el que domina todas las cosas.

4

Por eso, queridos hermanos míos, a los que amo y extraño mucho, a ustedes que son mi alegría y mi corona les digo que se mantengan firmes en el Señor. Exhortaciones 2Les ruego a Evodia y también a Síntique que se pongan de acuerdo en el Señor. 3Y a ti, mi fiel compañero, te pido que ayudes a estas mujeres. Porque han luchado a mi lado junto con Clemente y mis demás ayudantes en la obra del evangelio. Sus nombres ya están en el libro de la vida. 4Alégrense siempre en el Señor. Se lo repito: ¡Alégrense! 5Que todos se den cuenta de que ustedes son amables. El Señor viene pronto. 6No se angustien por nada; más bien, oren; pídanle a Dios en toda ocasión y denle gracias. 7Y la paz de Dios, esa paz que nadie puede comprender, cuidará sus corazones y pensamientos en Cristo. 8Por último, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, todo lo que es respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es digno de admiración; piensen en todo lo que se reconoce como virtud o que merezca elogio. 9Practiquen lo que han aprendido, recibido y oído de mí, y lo que han visto en mí. Y obrando así, el Dios de paz estará con ustedes. Gratitud por la ayuda recibida 10Me alegro mucho en el Señor de que al fin se han vuelto a interesar en mí. Por supuesto que tenían interés, sólo que no habían tenido la oportunidad de demostrarlo. 11No lo digo porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. 12Sé lo que es vivir en la pobreza y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en cualquier circunstancia: tanto a quedar satisfecho como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir por no tener nada. 13Todo lo puedo en Cristo que me da fortaleza. 14Sin embargo, han hecho bien al compartir conmigo mis dificultades. 15Como ustedes, filipenses, bien saben, al principio, cuando salí de Macedonia y comencé a anunciar el evangelio, ninguna iglesia me ayudó en mis ingresos y gastos, excepto ustedes. 16En efecto, ustedes me enviaron ayuda hasta Tesalónica, una y otra vez, para cubrir mis necesidades. 17No digo esto para que me den más ayuda económica, sino que trato de aumentar el crédito en su cuenta. 3.8–9 

3.13–14 

3.18–21 

4.4–14­

15/7/08 09:03:13


FILIPENSES  4.18

136

He recibido todo lo que necesito y hasta más. Epafrodito me dio lo que me enviaron y ahora tengo de sobra. Su ayuda es una ofrenda de olor grato, un sacrificio que Dios acepta con agrado. 19Por eso, mi Dios les dará todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús. 20Denle a nuestro Dios y Padre la gloria para siempre. Amén. 18

Saludos finales 21Saluden a todo el pueblo santo de Dios en Cristo Jesús. Los hermanos que están conmigo les mandan saludos. 22Todos los que son del pueblo santo de Dios les mandan saludos, especialmente los de la casa del emperador. 23Que el amor del Señor Jesucristo esté con ustedes. Amén.

Colosenses

1

Pablo, apóstol de Jesucristo porque Dios así lo quiso, y el hermano Timoteo. 2A los santos y fieles hermanos en Cristo que están en la ciudad de Colosas: que Dios nuestro Padre les conceda su amor y su paz. Acción de gracias e intercesión 3Cada vez que oramos por ustedes damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 4porque nos han hablado de lo mucho que confían en el Señor y de cuánto amor le tienen al pueblo de Dios. 5Ustedes se comportan así motivados por la esperanza de lo que está guardado para ustedes en el cielo. De ello se enteraron por medio del mensaje verdadero del evangelio. 6Esas buenas nuevas que escucharon ustedes están dando fruto y creciendo en todo el mundo, como también sucedió entre ustedes mismos desde el día en que escucharon y entendieron la gracia de Dios. 7Epafras, nuestro muy amado colaborador, el que les enseñó el evangelio y en quien tienen ustedes a un fiel servidor de Cristo, 8fue quien nos contó del gran amor hacia los demás que el Espíritu ha puesto en ustedes. 9Por eso, desde el primer momento que lo supimos, hemos estado orando y pidiendo a Dios que les ayude a entender plenamente la voluntad divina, y que les dé la sabiduría e inteligencia que vienen del Espíritu. 10Así podrán agradar y honrar al Señor en todo; harán toda clase de buenas obras y conocerán cada día más y mejor a Dios. 11Además, estarán llenos del grande y glorioso poder divino para perseverar a pesar de las circunstancias adversas; 12y con gozo darán gracias al Padre, que nos ha capacitado para participar de la herencia que pertenece a los que viven en el reino de la luz. 13Él nos rescató del reino de las tinieblas y nos trasladó al reino de su Hijo amado, 14quien compró nuestra libertad y perdonó nuestros pecados. La supremacía de Cristo 15Cristo es la imagen misma del Dios invisible, y existe desde antes que Dios comenzara la creación. 16Cristo mismo es el creador de cuanto existe en los cielos y en la tierra, de lo visible y de lo invisible, y de todos los seres que tienen poder, autoridad y dominio; todo fue creado por medio de él y para él. 17Cristo ya existía antes de todas las cosas y, por su poder, todas subsisten. 18Él es la cabeza de ese cuerpo suyo que es la iglesia. Él, que es el principio, fue el primero en resucitar, para ser en todo siempre el primero. 19Porque Dios quiso que en el Hijo habitara toda su plenitud.

50-66_FILIPENSES_APOCALIPSIS.ind136 136

20Por medio del Hijo, Dios reconcilió con él todas las cosas, tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra. Esa paz la logró Dios por medio de la sangre que Jesús derramó en la cruz. 21En otro tiempo, ustedes estaban alejados de Dios y eran sus enemigos, debido a sus malos pensamientos y acciones. 22Pero ahora él los ha reconciliado por medio de la muerte que Cristo sufrió en su cuerpo, para presentarlos santos, sin mancha ni culpa, ante la misma presencia de Dios. 23Pero para esto tienen que creer firmemente y no abandonar la esperanza que tienen gracias a las buenas noticias. Éstas son las buenas noticias que un día escucharon y que ahora mismo están siendo proclamadas en el mundo entero. Y yo, Pablo, trabajo anunciándolas.

Trabajo de Pablo por la iglesia 24Es cierto que estoy sufriendo por ustedes, pero me alegro. Así ayudo a completar lo que falta de los sufrimientos de Cristo por ese cuerpo suyo que es la iglesia. 25Después de todo, sirvo a la iglesia por comisión divina, que me fue dada para bien de ustedes y con el propósito de revelar el plan divino en todas partes. 26A través de los siglos y a lo largo de muchas generaciones, ese plan se había mantenido en secreto, pero por fin el Señor ha querido revelarlo a los suyos. 27A ellos, Dios les dio a conocer la riqueza y la gloria de su plan que, por cierto, beneficia a los gentiles. Y éste es el misterio: Cristo está entre ustedes y es su esperanza de gloria. 28Por eso, adondequiera que vamos hablamos de Cristo, y amonestamos y enseñamos a todos con toda sabiduría. Queremos que cada ser humano sea perfecto como Cristo. 29Esa es mi tarea y lucho para realizarla con toda la fuerza y el poder que Cristo me da.

2

Quiero que sepan cuánto he batallado por ustedes, por la iglesia de Laodicea y por aquellos a quienes nunca he tenido el gusto de conocer personalmente. 2Mi lucha es para que se animen, que estén unidos estrechamente por las fuertes ataduras del amor, y que alcancen la rica experiencia de una genuina certidumbre y clara comprensión, porque el plan secreto de Dios, que ya por fin ha sido revelado, es Cristo mismo. 3En él están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento. 4Digo esto porque temo que alguien pueda engañarlos con palabras bonitas, 5y porque, a pesar de que me encuentro lejos de ustedes, mi corazón está a su lado, feliz de ver que todo marcha bien entre ustedes y que poseen una fe robusta en Cristo. 4.19 

4.20 

1.3–6 

1.9–13 

1.18 

2.2

15/7/08 09:03:15


137 Libertad en Cristo 6Ahora bien, de la misma manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, deben comportarse como le agrada a él; 7es decir, enraizados en él y que sea él quien les haga crecer. Manténganse convencidos de la verdad que les enseñaron y llenos de acción de gracias al Señor. 8No dejen que nadie los engañe con filosofías erradas y huecas, basadas en tradiciones humanas y en los poderes que dominan este mundo, y no en la enseñanza de Cris9 to. En Cristo habita toda la plenitud de Dios encarnada en un cuerpo humano, 10y ustedes, al estar unidos a él, están llenos de esa plenitud. Además, él es la cabeza y tiene autoridad sobre cualquier principado o potestad. 11Por estar unidos a Cristo, él los libertó de su naturaleza pecaminosa, no por medio de la circuncisión que se hace en el cuerpo, sino por medio de la circuncisión que hace Cristo. 12Con él ustedes fueron sepultados en el bautismo, y en su resurrección resucitaron ustedes con él, mediante la fe en el poder de Dios que lo resucitó. 13De hecho, ustedes estaban muertos a causa de sus pecados y no se habían despojado de su naturaleza pecaminosa; pero Dios nos vivificó con Cristo y nos perdonó los pecados. 14Él eliminó la prueba acusatoria que había contra ustedes, es decir, los mandamientos de la ley. Esa quedó anulada cuando la clavó en la cruz. 15Y así despojó a los seres espirituales que tienen poder y autoridad, y, por medio de Cristo, los humilló públicamente y los exhibió en su desfile triunfal. 16Que nadie, pues, los critique a ustedes por cuestiones de comidas o bebidas, ni porque no celebren sus festividades ni sus ceremonias de luna nueva ni sus sábados. 17Éstas eran sólo como sombras del que había de venir, es decir, Cristo. 18No dejen ustedes que les quiten su premio quienes fingen ser humildes y adoran a los ángeles. Estos individuos dicen haber visto visiones y se llenan de orgullo por sus pensamientos humanos. 19Sin embargo, no están conectados a Cristo, la cabeza, a la cual nosotros, que formamos su cuerpo, sí estamos unidos. Y lo estamos por medio de fuertes junturas y ligamentos, con lo cual crecemos a medida que Dios nos nutre. 20Si ustedes murieron con Cristo y ya no están esclavizados a los poderes que dominan el mundo, ¿por qué se someten, como si fueran todavía del mundo, a reglas 21tales como: «no toques eso, no comas aquello, no lo tomes en tus manos»? 22Esas reglas son puramente humanas, que con el tiempo van perdiendo valor. 23Podrán parecer muy sabias tales reglas, ya que para obedecerlas hay que ser devotos de veras, y porque son humillantes y duras para el cuerpo, pero de nada sirven en lo que a dominar los malos pensamientos y deseos se refiere. Normas para una vida santa Puesto que ustedes resucitaron con Cristo, fijen la mirada en las cosas de arriba, donde está Cristo sentado junto a Dios en el sitio de honor. 2Llenen sus pensamientos de las cosas de arriba y no en las cosas de este mundo. 3Después de todo, ustedes están muertos y su vida está escondida con Cristo en Dios. 4Cuando aparezca Cristo, que es la vida de ustedes, también ustedes resplandecerán con él y participarán de su gloria. 5¡Hagan morir todo lo que viene de la naturaleza pecaminosa! Apártense de los pecados sexuales, las impurezas, las pasiones bajas y vergonzosas y del deseo de acumular más y más cosas, pues eso es idolatría. 6La

3

50-66_FILIPENSES_APOCALIPSIS.ind137 137

COLOSENSES  4.6

terrible ira de Dios caerá sobre los que hacen tales cosas, 7que son lo que ustedes antes hacían. 8Pero ha llegado el momento de arrojar de ustedes la ira, el enojo, la malicia, los insultos y las malas palabras. 9No se mientan unos a otros, ahora que ya murieron a aquella antigua vida llena de vicios. 10Ya se pusieron una ropa nueva, que es la nueva vida que se renueva todo el tiempo hasta que llegue a parecerse a su Creador. 11La nacionalidad y la raza, la religión, la educación y la posición social carecen de importancia en esta vida. Lo que importa es que Cristo es todo y está en todos. 12Por cuanto Dios los escogió y son santos y amados, practiquen con sinceridad la compasión y la bondad. Sean humildes, amables y buenos. 13Sopórtense unos a otros y perdonen a quienes se quejen de ustedes. Si el Señor los perdonó, ustedes están obligados a perdonar. 14Y sobre todo, vístanse de amor, que es lo que permite vivir en perfecta armonía. 15Que la paz de Dios reine en sus corazones, porque ese es su deber como miembros del cuerpo de Cristo. Y sean agradecidos. 16Mantengan vívidas en su memoria las enseñanzas de Cristo en toda su abundancia, y enséñense y aconséjense unos a otros con toda sabiduría. Transmítanlas a otros, con salmos, himnos y cánticos espirituales elevados al Señor con corazones agradecidos. 17Y todo lo que hagan o digan, háganlo en el nombre del Señor Jesús, y por medio de él acérquense a la presencia de Dios con acción de gracias. Normas para la familia cristiana 18Esposas, sométanse a sus esposos, porque así lo ha dispuesto el Señor. 19Esposos, amen a sus esposas y nunca las maltraten. 20Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor. 21Padres, no hagan enojar a sus hijos, para que no se desanimen. 22Esclavos, obedezcan en todo a sus amos terrenales; no traten de agradarlos sólo cuando ellos los estén vigilando, sino siempre; obedézcanlos de buena gana y por respeto a Dios. 23Hagan lo que hagan, háganlo bien, como si en vez de estar trabajando para amos terrenales estuvieran trabajando para el Señor. 24Recuerden que el Señor Jesucristo les dará la parte que les corresponde, pues él es el Señor a quien en realidad sirven ustedes. 25Pero el que hace lo malo, recibirá como pago el mal que hizo, porque Dios no tiene preferidos.

4

Por otro lado, ustedes, amos, sean justos y equitativos, recordando que también tienen un Amo en el cielo.

Instrucciones adicionales 2Nunca se cansen de orar. Oren siempre con gratitud. 3Oren también para que Dios nos conceda muchas oportunidades de proclamar el mensaje, pues por ello estoy preso. 4Oren que pueda expresarme claramente, que es como debo hacerlo siempre. 5Pórtense sabiamente delante de los que no creen en Cristo, y aprovechen bien las oportunidades. 6Hablen siempre con buen gusto y de forma amena. Así podrán contestar siempre las preguntas que les hagan.

2.8–10 

2.12–13 

2.15 

3.8–10 

3.12–17 

3.20–4.1 

3.1–3 

3.4 

3.5–6 

4.5–6

15/7/08 09:03:16


175

CONCORDANCIA A

Abba Mr 14.36 Abednego Dn 1.7; 2.49; 3.12, 16, 19 abogado Job 16.19; Hch 24.1; Tit 3.13 abundante Pr 12.11; 13.23; 20.13; Is 30.23; Ez 17.7; 2 Co 1.5; 9.10 acusador Sal 109.6; Ap 12.10 Adán Gn 4.25; 5.1, 3-5; Jos 3.16; 1 Cr 1.2-4; Os 6.7; Lc 3.38; Ro 5.14, 15; 1 Co 15.22, 45; 1 Ti 2.13-14; Jud 14 adivinación Gn 30.27; Lv 19.26; Dt 18.10; Hch 16.16 adivino Jos 13.22; Dn 2.27 admirable Sal 139.14; Is 9.6; 28.29; 1 Ti 6.13 adoptó Éx 2.10; Hch 7.21 adoración Job 1.20; Is 29.13 adoradores 2 R 10.19, 22 adversario Est 7.6; Jer 30.14 afán Pr 19.2 agradecer 1 Ts 3.9 aguijón 1 Co 15.55-56; Ap 9.10 águilas 2 S 1.23; Sal 103.5; Pr 23.5; Is 40.31; Jer 4.13; Lm 4.19 ahorcó 2 S 17.23 alabanzas 1 Cr 29.10; 2 Cr 29.27; Sal 9.2; 33.2; 40.3; 66.8; 75.9; 81.1; 115.17; 147.1; 149.6; Pr 27.21; Is 42.10; Am 8.3; Ro 15.11; Stg 5.13 alabar 1 Cr 6.31; 23.4, 5; 2 Cr 5.13, 14; 7.6; 31.2; Esd 3.10; Sal 33.1; 122.4; Is 44.15; Lc 1.64; 5.25; 13.13; 19.37; 1 Co 14.16 alabarlo Sal 48.1 alabastro Est 1.6; Mr 14.3; Lc 7.37 alegrarme Job 9.27; 2 Co 2.3 alegrías 1 P 3.8; Ap 18.23 Alejandría Hch 6.9; 18.24; 27.6; 28.11 Alejandro Mr 15.21; Hch 4.6; 19.33, 34; 1 Ti 1.20 alfarero 1 Cr 4.23; Is 29.16; 41.25; 64.8; Jer 18.3, 6; Mt 27.7, 10 Altísimo Gn 14.18-20, 22, 23; Nm 24.4, 16; 2 S 22.14; Sal 9.2; 21.7; 46.4; 47.2; 50.14; 57.2; 73.11; 77.10; 78.56; 82.6; 92.1; 107.11; Is 14.14; Dn 3.26; 4.2, 17, 24, 25, 32, 34; 6.18, 21; 7.18, 22, 25, 27; Mr 5.7; Lc 1.32, 35, 76; 6.35; 8.28; Hch 7.48; Heb 7.1 altivez Sal 75.10; Is 13.11; Jer 48.29; Mt 18.4; 2 Co 10.5 altivo Job 20.6; 40.12; Pr 21.24; Is 16.6 amabilidad 1 P 3.16 amable Pr 15.1; 25.15; Hch 27.3; 28.7; Fil 4.8; 1 Ti 3.3; 2 Ti 2.24 amalecitas Gn 15.7; Éx 17.8, 11; Nm 13.29; 14.25, 43, 45; Jue 3.13; 10.12; 12.15; 1 S 14.48; 15.5-8, 18; 27.8; 30.1, 9, 13, 16; 2 S 1.1, 8, 13, 15 amar Dt 10.19; 19.9; 2 Cr 19.2; Sal 89.33; 98.3; 119.36; Pr 12.1; Ec 3.8; 9.6; Is 49.15; 57.9; Ez 33.31; Os 10.2; Mr 12.33; Ro 12.9; Ef 5.28, 33; 2 Ts 3.5; Tit 2.4; 1 P 3.10; 1 Jn 4.20 amoroso 1 R 8.22, 23; Job 10.12; Sal 18.50; 144.2; Jer 32.18; Os 14.5; Jl 2.13 Amós Am 1.1; 7.8, 10, 12, 14; 8.2; Lc 3.25 Ana 1 S 1.2, 5-9, 12, 13, 19, 22, 26; 2.1, 20, 21; Lc 2.36, 38 Andrés Mt 4.18; 10.2; Mr 1.16, 29; 3.18; 13.3; Lc 6.14; Jn 1.40-42, 44; 6.8; 12.22; Hch 1.13 aplaudan Sal 98.8; Am 4.5 apóstol Mt 10.2; 26.14; Mr 3.14; 6.30; Lc 6.13; 9.10; 11.49; 17.5; 22.14; Hch 1.2, 3, 26; 2.14; 3.4; 4.2; 8.18; 15.2; 20.38; Ro 16.7; 1 Co 1.1; 4.9; 9.1-2; 12.28; 15.7, 9; 2 Co 1.1; 12.12; Gá 1.1, 19; 2.7-9; Ef 1.1; 2.20; 3.5; Col 1.1; 1 Ts 2.7; 1 Ti 1.1; 2.7; 2 Ti 1.1, 11; Heb 3.1; 1 P 1.1; 2 P 1.1; 3.2; Jud 17; Ap 2.2; 18.20; 21.14 apostolado Hch 1.25 Areópago Hch 17.19, 20, 22, 34 Ariel 2 S 23.20; Esd 8.16; Is 29.2 Arimatea Mt 27.57; Mr 15.43; Lc 23.51; Jn 19.38 Aristóbulo Ro 16.10 armadura 1 S 17.38; 31.9, 10; 1 R 22.34, 38; 1 Cr 10.9, 10; 2 Cr 18.33; Sal 18.39; 35.2; 91.4; Is 59.17; Jer 46.3, 4; 51.3; Ro 13.12; Ef 6.11, 13 Armagedón Ap 16.16 arpa Gn 4.21; 31.27; 1 S 10.5; 16.15, 16, 17, 23; 18.10; 19.9; 2 S 6.5; 1 R 10.12; 2 R 3.15; 1 Cr 13.8; 15.16, 20, 21, 28; 25.1, 3, 6, 7; 2 Cr 5.11, 12; 9.11; 20.28; 29.25, 26; Neh 12.27; Sal 33.2, 3; 43.4; 45.8; 49.4; 57.8; 71.22; 81.2; 92.3; 98.5; 108.2; 137.5; 144.9; 147.7; 150.3; Is 24.8; Dn 3.5, 10; Am 6.5; 1 Co 14.7; Ap 5.8; 14.2; 15.2; 18.22 arrepentimiento Lv 23.32; 2 Cr 33.19; Is 22.12; Jer 3.10; Jl 3.12, 13; Jon 3.5; Mt 11.21; Hch 19.4; 26.20; 2 Co 7.9 arrodillar Gn 24.11, 26, 48; Éx 4.31; 24.1; Jue 7.5; 1 R 8.54, 55; 18.42; 2 Cr 6.13; 7.3; Esd 9.5; Neh 8.6; Est 3.2, 5; Sal 95.6; Dn 6.10; Mt 14.33; 20.20; 27.29; Mr 5.33; Lc 22.41; Hch 9.40; 10.25; 20.36; Ef 3.1, 14; Fil 2.10 Artajerjes Esd 4.7-9, 11, 23; 6.14; 7.1-5, 7-9, 11-12, 21; 8.1; Neh 1.1; 5.14; 6.7; 13.6 Aserá Éx 34.13; Dt 7.5; 12.3; 16.21; Jue 3.7; 6.25, 30; 1 R 16.33; 18.19; 2 R 13.6; 18.4; 21.3-5, 7; 23.4, 6-7, 14-15; 2 Cr 14.3; 15.16; 17.6; 19.3; 24.17, 18; 31.1; 33.3, 19; 34.3-4, 7; Is 17.8; Mi 5.14 astrólogo Is 47.13; Dn 2.2, 4, 10, 27; 4.7; 5.7, 11, 15

67-CONCORDANCIA NBD.indd 175

ayunar Lev 23.26, 27; Jue 20.26; 1 S 7.6; 30.13; 2 S 1.12; 12.23; 1 R 21.9; 1 Cr 10.12; 2 Cr 20.3; Neh 9.1; Est 9.31; Jon 3.4, 5; Zac 7.5; Mt 6.16; 9.15; Mr 2.20; Lc 5.35; Hch 13.3; 14.23 ayuno Lv 16.31; 23.29; 1 R 21.12; Esd 8.21; Est 4.3; Sal 69.10; Is 1.12, 13; 58.48; Jer 36.6, 9; Jl 1.14; 2.12, 15; Zac 7.3; 8.19; Lc 2.37; 18.12; Hch 27.9 azotar Éx 9.18; Dt 7.15; Jue 8.16; 2 Cr 10.14; Neh 13.25; Job 9.35; Is 1.5, 6; 53.5; Jer 37.15, 16; Ez 32.24; Mt 10.17; 24.51; Mr 15.15; Lc 18.33; Jn 19.1; Hch 5.40; 16.22, 23; 22.25, 29 azufre Gn 19.24; Dt 29.23; Job 18.15; Sal 11.6; Ez 38.22; Lc 17.29; Ap 9.17; 14.10; 19.20; 20.10; 21.8 B baales Jue 18.33; 2 Cr 28.2 Babel Gn 10.10; 11.9 Balaam Jud 11; Ap 2.14 bálsamo Gn 37.25; 43.11; 2 S 5.23; 1 Cr 14.14; 5.13; Ez 27.17 Barjesús Hch 13.6 Barrabás Mt 27.16-17, 20-21, 26; Mr 15.7, 11, 15; Lc 23.18-19; Jn 18.40 Bartimeo Mr 10.46, 50 bautismos Heb 6.2 Bautista Mt 3.1; 11.11-12; 14.2, 8; 16.14; Mr 6.14, 24-25; 8.28; Lc 7.20, 33; 9.19 bautizado Mt 20.22; Mr 10.38; 16.16; 1 Co 1.13-14 bautizados Hch 1.5; 8.16; 48; 11.16; 1 Co 12.13; Gá 3.27 Beelzebú Mt 10.25; 12.24, 27; Mr 3.22; Lc 11.15, 18-19 Betania Mt 21.17; 26.6; Mr 11.1, 11-12; Lc 19.29; 24.50; Jn 1.28; 11.1, 12.1 Betsabé 2 S 11.3-4, 26; 12.24; 1 R 1.11, 28, 2.13; 1 Cr 3.5 Betsaida Mt 11.21; Mr 6.45; 8.22; Lc 9.10; 10.13; Jn 1.44; 12.21 Booz Rt 2.1, 8, 11, 14, 19; 3.2; 4.1, 8-9, 13, 21; 1 Cr 2.11-12; Mt 1.5; Lc 3.32 brujería Dt 18.10; 2 R 21.6; Is 47.9; Gá 5.20; Ap 21.18 búfalo Dt 33.17; Nm 23.22; 24.8 Buz Gn 22.20-23; 1 Cr 5.14; Job 32.2, 6; Jer 25.23 C cadena Dn 4.15, 16, 29; Lc 13.16; Ap 20.1 Caifás Mt 26.3-4, 57; Lc 3.2; Jn 11.49; 18.13-14, 24, 28; Hch 4.6 Caín Gn 4.1-3, 5, 8-9, 15-17; Jos 15.48-62; Heb 11.4; Jud 11 Calavera 2 R 9.35; Mt 27.33; Mr 15.22; Lc 23.33; Jn 19.17 Caldea Is 13.19, 47.1; Jer 25.12; Ez 23.15-16 caldeo Gn 11.28, 15.7; 2 R 24.2; Hch 7.2; Esd 5.12 Caleb Nm 13.3-15, 30; 14.6; 32.12; Dt 1.36; Jos 14.6, 13-14; Jue 3.9; 1 S 25.3; 1 Cr 2.18-19, 24, 42, 46, 48-49, 50; 4.15; 6.55-59 cáliz 1 R 7.26; 2 Cr 4.5 calumniador Job 5.21; 1 Co 6.10 Caná Jos 16.8; 19.28; Jn 2.1; 21.2 cantares Cnt 1.1 cántaro Gn 24.14-18, 45-46; Jer 13.12; Mr 14.13; Lc 22.10; Jn 4.28 cántaros 1 R 18.33; Job 38.37-38; Jer 48.12 cantor 2 S 23.1; 1 Cr 6.33-38 Capernaúm Mt 4.13; 8.5; 11.23; 17.24; Mr 1.21; 2.1; 9.33; Lc 4.23, 31; 7.1; 10.15; Jn 2.12; 4.46; 6.17, 24, 59 Carmelo Jos 12.8-24; 19.24-26; 1 R 18.19-20, 42; 2 R 2.25; Cnt 7.5; Is 33.9; 35.2; Jer 46.18; 50.19; Am 1.2; 9.3; Nah 1.4 cavernas Is 2.21; Heb 11.38 cayado Sal 23.4; Ez 29.4 Cefas Jn 1.42; 1 Co 1.12; 3.22; 15.5 censó Éx 30.11-12; Nm 30.15; 2 S 24.1 centurión Mt 27.54; Mr 15.39, 42, 45 ceñidos Ap 1.13, 15.6 cerdos Mt 8.30-33; Mr 5.11-14, Lc 8.32-34; 15.15-16 césar Mt 12.16-17; Lc 2.1; 3.1 Cesarea Mt 16.13; Mr 8.27; Hch 8.40; 9.30; 10.1, 24; 11.11; 12.19-20; 18.22; 21.8, 16; 23.23, 33; 24.1; 25.1, 4, 6, 13, 24 cetro Gn 49.10; Est 4.11; 5.2; 8.4; Sal 45.6; 108.8; Pr 22.8; Mt 27.29 cielo Gn 1.8, 2.4; Éx 2.24, Dt 1.28 ciervo Dt 12.15, 15.22; Sal 42.1; Pr 7.22; Is 35.6 címbalos 2 S 6.5; 1 Cr 13.8; 15.16, 19, 28; 16.5, 42; 25.1, 6; 2 Cr 5.12-13; 29.25; Neh 12.27; Sal 150.5 circuncidado Gn 17.12, 34.14; Éx 12.44; Ez 44.9; Hch 7.8; Ro 2.27; 1 Co 7.18-19 circuncidan Jr 9.25-26; Jn 7.23 circuncidarse Gn 34.18-19; Éx 12.48; Gá 2.12 circuncidó Gn 17.23; 21.4; Hch 16.3 circuncisión Jos 5.2-3; Jn 7.22; Ro 3.1; 4.11; Gá 5.11; Col 2.11 Ciro 2 Cr 36.22-23; Esd 1.1-2, 7; 3.7; 4.3; 5.13; 6.3, 14; Is 44.28; 45.1, 13; Dn 1.21; 6.28 clavos Éx 27.19; 1 Cr 22.3; Jer 10.4; Jn 20.25 clemencia 1 R 1.51; Job 9.15

15/7/08 10:47:52


CONCORDANCIA codicia Job 22.23; Pr 21.25; Lc 11.39 codiciado Job 31.9; Hch 20.33 codiciar Ro 7.7 codiciosos 1 S 8.3; Job 20.20; 1 Ti 3.8 coherederos Ro 8.17 concubina Gn 22.24; 35.22; Jue 8.31; 19.1, 2 S 3.7; 21.11; 1 Cr 1.32-33; 2.46, 7.14 condenación Esd 10.10; Mt 23.33; Jn 3.19; Ro 3.8; 5.16, 8.1; 2 Co 3.9; 1 Ti 3.6 confiadamente Ez 39.6; Heb 4.16 confiar Job 4.18-19; Sal 118.8; Jer 30.3; Mt 25.21; Fil 3.4 confusión Dt 8.25; 1 S 14.20; Est 3.15; Hch 19.32; Stg 3.16 congregación Éx 12.16; Hch 15.30 congregados Dt 5.22; Hch 2.2 conquista Dt 9.1; Jos 1.15; Pr 21.22; Am 7.12 conquistador Mi 1.15 conquistarla Nm 13.30; Ez 21.23 consagración Éx 29.27; Lv 8.22; 2 Cr 7.9 consagrada Éx 30.29; Lv 27.28, Hag 2.12 consagrar Lv 10.1; Jue 17.3 consagrarlo Éx 29.36; Ez 43.26 Consejero 2 S 15.31; 1 R 4.2-6; Sal 27.30; Is 9.6 consejeros 2 S 15.12; 1 R 20.7; 2 Cr 25.17; Is 3.14 consiervos Mt 24.29 consolación 2 Co 1.13; Hch 4.36 Consolador Jn 14.16, 26; 15.26; 16.7 convencer Job 32.13; Pr 25.15; Tit 1.9 convertido Éx 1.9, 7.15; 1 S 28.16; Est 5.11; Job 12.4, 17.6, 19.8; Sal 18.28, 44.14; Is 17.1; Jer 2.14, 21; Lm 5.15; Ez 23.43, 35.3; Os 2.2, 11; Zac 11.3; Mr 11.17; Lc 19.46; Jn 4.46; Ap 18.2 cónyuge 1 Co 7.15 copero Gn 40.13; 2 R 18.17; Neh 1.11 corazas 2 Cr 26.14; Neh 4.16; Ap 9.9 corazones Nm 14.36-38; Dt 29.4; 1 Cr 29.17; Sal 44.18; Pr 24.25; Is 47.12; Jer 32.40; Ez 21.15; Nah 2.10; Lc 16.15; Hch 1.24; 14.17; Ro 5.5; 8.27; 2 Co 1.22; Gá 4.6; Ef 1.17; 3.17; Fil 4.7; Col 3.15; 2 P 1.19 Cordero Jn 1.29, 36; 1 Co 5.7; Ap 5.6, 8, 12-13; 6.1, 3, 5, 7, 9, 12, 16; 7.9-10, 14, 17; 8.1; 12.11; 13.8; 14.1, 4, 10; 15.3; 17.14; 19.7, 9; 21.9, 14, 22-23, 27; 22.1, 3 Coré Gn 36.5; Éx 6.21; Nm 27.3; 1 Cr 1.35; 2.43 corintios Hch 18.8; 2 Co 6.11 Corinto Hch 18.1, 19.1; 1 Co 1.2; 2 Co 1.1 Cornelio Hch 10.1, 3-4, 7, 17, 22 coronado Gn 17.18; Lc 19.15; Heb 2.9 coronas Sal 65.11; Ez 23.42; Ap 4.10 coronaste Sal 8.5; Heb 2.7 coros 1 Cr 6.31; Neh 40-41; Sal 98.5 corregir Pr 23.13; 2 Ti 2.25 corruptible 1 Co 15.50, 53 cosechas Gn 4.12, 41.47; Lv 25.14-16; Dt 28.51; Jue 6.4; 1 S 8.12; Neh 10.35; Sal 78.46, 96.12; 105.35, 107.37; Pr 3.9; Is 7.20, 19.9; Jer 5.17, 31.12; Ez 19.7, 34.26; Os 2.9; Jl 1.11; Am 4.7; Zac 8.12; Stg 5.18; Ap 22.2 costado Gn 16.16; Éx 25.12; 26.26-27; 36.31-32; 2 S 2.16; Ec 2.11; Ez 40.19; Jn 19.34; 20.20, 25, 27; Hch 12.7 costilla Gn 2.21-22; Nm 6.20 creada Heb 12.27 creado Gn 6.7; Neh 9.6; Job 38.21; Sal 86.9; 102.18; Is 54.16; Ez 28.13; Jn 1.3, Col 1.16 creador Gn 14.19, 22-23; Dt 32.6; Job 4.17; Sal 146.6; 149.2; Pr 14.31; 17.5; Ec 12.1, 6; Is 17.7; 40.28; 43.15; Hch 4.24; Ef 3.9; 1 P 4.19; Ap 10.6 Creta Am 9.7; Hch 2.10, 27.7; Tit 1.5 crisol Sal 66.10; Ez 22.18-20 cristiano Hch 26.28; Ro 8.9; 1 P 4.16 cristianos Hch 11.26; Ro 15.26, 31 critican Mt 26.10; 1 Co 6.8 críticas Job 6.25-26; 16.4 crucificado Mt 28.4-5; Mr 16.6; Jn 19.32; 1 Co 1.23; 2.8; Gá 2.20; 6.14 crucificados Mr 15.32; Jn 19.31 crucifícalo Mt 27.22-23; Mr 15.13-14; Lc 23.21; Jn 19.6, 15 crucificar Mt 26.2; Jn 19.15; Heb 6.6 crucificara Lc 23.23 crucificaran Mt 27.26; Mr 15.15; Jn 19.16 crucificarán Mt 23.34 crucificarlo Mt 27.31; Mr 15.20 crucificaron Mt 27.38; Mr 15.24-25; Lc 23.33; Jn 19.18, 41; Hch 2.36 crucifiquen Mt 20.19 crucifíquenlo Jn 19.6 cruz Mt 10.38; 16.24; 27.32, 40, 42; Mr 8.34; 15.21, 30, 32; Lc 9.23; 14.27; 23.26; Jn 19.17, 19, 25, 31; Hch 2.23; 1 Co 1.17-18; Gá 5.24; 6.12, 14; Ef 2.16; Fil 2.8; 3.18; Col 1.20; 2.14; Heb 12.2 cuerno Éx 27.2; 38.2; 1 S 16.1, 1 R 1.39; Dn 7.8, 11, 20-21, 26; 8.5, 8, 12, 21 cuervo Gn 8.7; Dt 14.17; Sal 147.1 cuervos 1 R 17.4, 6; Job 38.41; Pr 30.17; Is 34.11; Lc 12.24

67-CONCORDANCIA NBD.indd 176

176 cueva Gn 19.30; 23.19; 50.13; Jos 10.16- 18, 22-23; Jue 15.8, 11; 1 S 22.1; 24.3; 2 S 17.9; 23.13; 1 R 19.9; 1 Cr 11.15; Sal 44.19; Is 11.8; Jer 7.11; Nah 2.11; Mt 21.13; Mr 11.17; Lc 19.46; Jn 11.38 cuevas Jue 6.2; 1 S 13.6; 14.11; 1 R 18.3-4, 13; Job 30.6; 37.8; Is 2.19; Ez 33.27; Heb 11.38; Ap 6.15 Chipre Nm 24.24; 1 Cr 1.5-9; Is 23.1, 12; Jer 2.10-11; Ez 27.6; Hch 4.36; 11.1920; 13.4; 15.39; 21.3, 16; 27.4 chismes Pr 18.8; 26.20, 22; Mt 15.19; 2 Co 12.20 chismosas 1 Ti 5.13 chismoso Pr 11.13, 16.28; 20.19 chivos Gn 30.35-36; 31.10, 13-15; Nm 7.17; 29.20; Esd 6.17; Heb 10.12-13, 19; Ro 10.4 D dádivas Ro 11.29 daga Jue 3.16, 21, 23; 2 S 20.8, Dalila Jue 16.4, 6, 8, 10, 12-13, 18 Dámaris Hch 17.34 danza 1 S 21.11; Sal 30.11; 150.4; Cnt 6.13 danzaba 2 S 6.14 danzaban 1 S 18.6; 30.16; 2 S 6.5 danzan Is 22.13 danzando Jue 11.34, 2 S 6.16, 21 dardos 2 S 18.14; Job 6.4; 41.7; Ef 6.16 Darío Esd 4.5, 24; 5.5-7; 6.1, 6, 12-15; Neh 12.22; Dn 5.30-31; 6.1, 6, 9, 25, 28; 9.1; 11.1; Hag 1.1, 15; 2.10; Zac 1.1, 7; 7.1 Debar 2 S 9.4-5; 17.27 Débora Gn 35.8; Jue 4.4-6, 9-10, 14; 5.1, 7, 12, 15 decapitados Ap 20.4 decapitaron Mt 14.10 decapitó Mr 6.27 Decápolis Mt 4.25; Mr 5.20; 7.31 Delaías 1 Cr 3.24; 24.18; Esd 2.60; Neh 6.10; 7.62; Jer 36.12, 25 Demetrio Hch 19.24, 38; 3 Jn 12 demonio Mt 15.22; 17.18, 21; Mr 5.8, 9; 7.26, 29-30; Lc 4.35; 7.33; 8.29; 9.42; 11.14; 13.11; Jn 8.49; 10.20, 21; Hch 16.18; 19.15 derramamiento Lv 17.3, 4; 2 S 14.11; Ez 22.2, 13; Heb 9.22 desanimarse Lc 18.1 descendientes Gn 5.1; 6.9; 9.24; 10.1, 20, 21, 26, 30, 31; 11.10, 27; 12.7; 13.15, 16; 15.5, 13-15, 18; 16.9; 17.6-10, 12, 19; 18.19; 19.32; 21.13, 23; 22.17, 18; 24.7; 25.4, 18; 26.3, 4; 28.13, 14; 32.12; 35.11; 36.1, 9-13, 16, 17, 19, 43; 46.4, 5, 15, 19-22; 49.7; Sal 25.12; 68.26; 78.71; 83.8; 102.28; 105.6; 107.27; 111.15; 132.11, 12; 135.20; Is 53.10; 54.2; 57.3; 59.21; 60.15; 61.9; Jer 2.9; 11.4; 17.25; 29.32; 32.39; 33.22, 25, 26; 35.19; 47.5; Ez 20.5, 6; 40.46; Dn 11.4; Am 7.16; 9.8; Abd 1.10, 19; Mi 1.5; Nah 1.14; Mal 1.4; Mt 4.8; Lc 1.55; 3.8; Jn 8.33, 36; Hch 4.25; 7.5; 13.23, 26; Ro 9.5, 29; 2 Co 12.22; Gá 4.16; Heb 4.16; 7.5; 11.12, 18 deslumbrados Is 62.2 desobediente Ro 10.21; 1 R 13.22; Os 11.2; 2 Ti 3.2 despeñadero Mr 5.13; Lc 8.33 desvalidos Sal 9.11; 10.17; 133.23 detenido Jos 10.14; 1 R 18.44; Ez 22.21 diablo Is 28.15, 18; Mt 4.1, 3, 5, 8, 11; 13.39; 25.41; Lc 4.3, 5, 6, 9, 13; 8.12; Jn 6.70; 8.44; 13.2; Hch 10.38; 13.10; 2 Co 6.15; Ef 4.27; 6.11; 1 Ti 3.6-7; 2 Ti 2.26; Heb 2.14; Stg 3.15; 4.7; 1 P 5.8; 1 Jn 3.8, 10; 5.18; Jud 9; Ap 2.10; 12.9, 12; 20.2 diezmo Gn 28.22; Éx 22.29; Lv 5.16, 27.32; Nm 18.26; Dt 12.17; 14.23, 25, 28; 26.12, 14; 2 Cr 31.5-6; Heb 7.5, 10 diezmos Nm 18.21, 24, 25, 28, 29, 32; 14.23, 24; 26.12, 13; 2 Cr 31.4, 6-8, 10; Neh 10.37, 38; 12.44; 13.5, 12; Am 4.4; Mal 3.8; Heb 7.5-6, 8-9 difamado Hch 19.37 discípulos Mt 5.2, 11; 8.18, 23, 25, 27; 9.10, 11, 14, 19, 37; 10.1, 42; 11.1, 2; 12.1, 2, 49; 13.10, 11, 36, 52; 14.12, 15, 19, 22, 24, 26, 33; 15.2, 12, 23, 32, 36, 39; 16.24; Mr 4.34; Hch 9.26 divorcia Lv 22.13; Jer 3.16; Mt 5.32; 19.8 Mr 10.11-12 divorciada Lv 21.7, 14; Nm 30.9; Ez 44.22; Mt 19.9; Lc 16.18 divorciarse Dt 22.19, 29; Esd 11.18, 19; 1 Co 7.11, 12, 26 divorcio Mal 2.16; Mt 5.31; 19.3, 7, 8; Mr 10.4 donativo 2 Co 8.20; 9.3, 5, 12 donativos Hch 24.17 Dorcas Hch 9.36, 39 Dotán Gn 37.17; 2 R 6.13 E ébano Ez 27.15 Ebenezer 1 S 4.1; 5.1; 7.12 ebrios Sal 107.27; Is 28.1; Jer 51.38; Ez 23.42 Edén Gn 2.8, 10, 15; 3.23-24; 2 Cr 29.12-14; 31.14-15; Is 37.12; Ez 27.23; 28.13; 31.9, 16, 18; 36.35; Jl 2.3; Am 1.5 efesios Hch 19.28-29, 34 Éfeso Hch 18.19, 21, 24; 19.1, 17, 35; 20.16-17; 1 Co 15.32; 16.8; Ef 1.1; 1 Ti 1.3; 2 Ti 1.18; 4.12; Ap 1.11; 2.1

15/7/08 10:47:54

NBD DE REGALO  

FACIL DE LEER, IMPOSIBLE DE DEJAR