Issuu on Google+


x o R a n e u q e p a l e d tos n e u C S E B A S T I A N

G A M A R R A


S E B A S T I A N

G A M A R R A

Little Rox Stories Cuentos de la peque単a Rox


”D edi c ad o a una p er s ona que m e m os tr ó l o p eq ueño y fac í l q ue es el m und o, esp er o q ue te g us te” Ro s a n a D ía z Ch ir in o

1 2 de M ar zo de 2 0 1 3


Ilustraci贸nes, fotomontajes y diagramaci贸n hechos por Sebastian Gamarra 2013

Imagenes utilizadas de libre aplicaci贸n.


R

ox, o más bien, Rosana. Es un ser humano de género femenino que nació en el mundo indicado, en un país patas arriba, en el año correcto, en el mes preciso del día más exacto y la hora perfecta, entre las piernas de una valiente mujer que sufría a gritos la independencia de la vida de la pequeña protagonista. Rox es una mujer muy sencilla, o eso suele decir ella, una joven adulta que vive una vida tranquila, no le gusta complicarse pero tampoco ir mas allá de las cosas, le gusta tener los pies sobre la tierra, es algo indecisa pero muy cariñosa, se deja llevar por lo que le gusta, le encanta que la consientan, le fascina el maquillaje y los juegos minúsculos, tiene una ligera inclinación por el arte, le gustan los autos, enciende su radio y se da una pequeña dosis de música romántica (o música pa’ planchar) es muy crossover en sus gustos, adora su pequeña mascota, un perrito peludito blanco el cual cree ser el rey de sus peluches, Roky.

1


Proyeccion

Rox es una chica dedicada, le gusta sudar las cosas, trabajarlas fuertemente, quizás como muy pocas personas lo hacen, aunque un poco indecisa estuvo al escoger a lo que quería dedicarse, pero para su suerte fortuna fue la Economía, una carrera cuyo cualquier ignorante describiría como “saber como hacer billete”. La pequeña Rox trabaja en un banco grande de Caracas, conocido como BBVA, le gusta estacionar su grande y monstruoso vehículo, un verde turquesa Ford Explorer, conduce desesperada y a gran velocidad, como si todos los días hubiera un enfermo esperándola en un hospital. Odia el tráfico así como odiaría a cualquier lector de este pequeño cuento que no fuese ella.

2


Vestimenta Ama verse y vestirse bien, combinar colores y texturas para dar un toque exótico en sus pintas, esta obsesionada con llevar tacones, es tanto así, que ella plantea que el pie femenino debería llevar una figura curva e inclinada para así llevar los tacones sin molestia, con una violenta punta, le gusta hacer temblar por donde camina. Como fue mencionado anteriormente, el maquillaje y la pequeña Rox son como el pan y la mantequilla, la combinación perfecta. Con un sin fin de tutoriales por internet, y contactos para debatir maquillaje, Rox se encuentra en una maestría de este arte, debe estar todo a punto, de lo contrario ella exclamaría algo similar a “Cónchale” o “Verga” (esta última es extremadamente vulgar y muy poco usada por ella, pero cuando lo hace, es porque la cuestión esta muy, pero muy delicada), por lo que las personas a su alrededor deberían temerle. Odia los “reflejos” en el cabello, fue víctima alguna vez. Osados hombres son los pocos que le han molestado con eso, uno de ellos sigue tecleando a las 4 de la mañana escribiendo cuentitos de sobre ella.

3


Pasatiempos La pequeña Rox es una chica un poco de todo, le gusta, le fascina, le mueve el piso, le vuelve loca tomar vino, “Una copita mas y nos vamos.” Una excusa barata comúnmente aplicada por ella, le gusta mucho salir, cualquier tipo de plan con sus pequeños pero queridos amigos, depende la cuestión, le puede disgustar salir con sus compañeros de trabajo. Es de las extrañas e incomprensibles mujeres que les gusta jugar videojuegos de a ratos, es toda una magnate moviendo ese mouse y desgastando su uña recién arreglada y pintada. Actualmente es casi una líder femenina en los deportes electrónicos ejerciendo su rol de administradora de una gran comunidad femenina bajo su máscara “KaterinaRox”. Una compulsividad por las compras, metafóricamente hablando, como un Samurai ante sus oponentes, La pequeña desenfunda desde su infinito-por-dentro bolso de mano una tarjeta de crédito con la que corta sin piedad los ganchos en los almacenes para rescatar a las prendas secuestradas. Es toda una come libros también, a cualquiera le podría provocar decirle “Bibliopacman” y salir corriendo por su vida. Uno de sus libro favorito se conoce como Hush x Hush. La vuelven loca los vampiros y los lobos, si, se es obvia su película de preferencia, Twilight. Cree que el lobo con cara de alpaca es el hombre mas sexy del planeta tierra.

4


La pequena y la bestia La pequeña Rox en el amor, suele ser muy pasiva, le gusta ser intensamente cariñosa y consentida, es muy conservadora al respecto, puede parecer una mujer del común como todas, pero puede cambiarle el cielo y la tierra a cualquier hombre que logre tocar su corazón, han sido unos cuantos hombres los que han sobrevivido a mirarla al corazón, otros sencillamente pueden quedar respirando su nombre hasta la muerte, y otros redactando un cuento sobre ella a las 4 de la mañana, algo así como en la leyenda de la mitología griega, la medusa, al mirarla a los ojos, su presa queda totalmente petrificada. La pequeña es de piel morena (no lo admitirá, pero le encanta que le digan “negra”) su paradero sigue generando dudas hasta el día de hoy, puesto que se debe a sus extremas curvas de brasilera, como un plebe le diría, “oye nena, yo en esas curvas me voy sin freno hasta el agujero”. Lo que en efecto la pequeña respondería; “<nombre de la personaaaaaaaaaaaaaaaa…>, che, respétame.” “¡Es un bombón de chocolate para chuparse y enamorarse de los dedos!” agrega el autor.

5


El Point , una conexion inesperada. N

O QUIERO IRRR, QUE FASTIDIO!!! –exclamo la pequeña Rox, fueron las primreas palabras que produjo. Vestida con unos shorts blancos y una blusa naranja semi-arreglada, la pequeña alrededor de las 5 de la mañana, su primer movimiento es agarrar su móvil, un calculadora con pantalla BlackBerry que detesta por su pobre funcionamiento, presiona el botón, y le toma una foto al cálido pero a la vez frio cielo de la ciudad de Caracas, la foto sube a la nube de la red social Twitter. La pequeña algunas veces adora su trabajo, donde se la pasa filtrando información de mayor a menor, o de menor a mayor. Donde mantiene una guerra de miradas hacia ella por parte de su supervisor diseñador frustrado y piropos de un señor mucho más adulto el cual ella simplemente lo denomina como “el Rubio”.

6


Luego de una dura jornada de trabajo, la pequeña Rox atraviesa un tráfico que la retrasa dos horas, parquea su monstruosa camioneta verde turquí, cuelga sus sudorosos tacones de violentas puntas, y decide acostarse, relajarse y recordar la relación entre las sabanas y ella. Al caer la noche y la pereza, la pequeña decide armar plan para ir a un sitio el cual ella junto con sus pequeños amigos les gusta frecuentar, conocido como El Point, un lugar con ambiente muy nocturno, esas cosas que el sol no conoce. Al llegar al sitio, la pequeña Rox huele y siente que algo no esta como suele siempre ser, y para su sorpresa, en su mesa preferida, hay una copa de cabernet-sauvignon servida con una servilleta a su lado, despertando así la curiosidad de La pequeña. Esta decide tomársela, al momento de terminarla, empieza a sentirse mareada, tanto así, que escucha una voz que le susurra “Descansa amada mía, soñemos un poquito.” Rox cae inconsciente.

7

El Point, una conexion inesperada.


Nuestro primer curioso viaje

F

ractales rojos, vibraciones azules y un ruido rosa rodean los sentidos de Rox, inocente y asustada por lo que ve Rox cierra los ojos, al momento que lo hace, la misma voz con un grave y un acento similar al que comúnmente esta acostumbrada a escuchar en su ciudad le susurra, -“No temas pequeña, hay algo a lo que le temes?, si es así, a que le temes? Le temes a vivir?” La pequeña Rox frágilmente respondió,-“Si le tuviera miedo a vivir, lo primero que dejaría ir, seria la vida, no la necesito, mientras pueda soñar, puedo ser feliz.” La voz familiar impresionada suelta una pequeña carcajada y le dice;

8


– “Entonces ven, la vida se derrite poco a poco, nos cegamos de nuestros problemas y recargamos nuestro ser con obligaciones ficticias, el alma es algo que nadie puede entender pero sin embargo la saben explicar, la energía que inhalas por tu nariz y exhalas por tu boca, es quizás, el verdadero caramelo de la vida, mas allá de los sentimientos, lo que le da el sabor a esto, es que tu y yo estamos vivos y diciéndonos esto.” Luego de una dura jornada de trabajo, la pequeña Rox atraviesa un tráfico que la retrasa dos horas, parquea su monstruosa camioneta verde turquí, cuelga sus bellos tacones de violentas puntas, y decide acostarse, relajarse y recordar la relación entre las sabanas y ella. Al caer la noche y la pereza, la pequeña decide armar plan para ir a un sitio el cual ella junto con sus pequeños amigos les gusta frecuentar, conocido como El Point, un lugar que el sol no conoce. Al llegar al sitio, la pequeña Rox huele y siente que algo no esta como suele siempre ser, y para su sorpresa, en su mesa preferida, hay una copa de cabernet-sauvignon servida con una servilleta a su lado, despertando así la curiosidad de La pequeña que decide tomársela y, empieza a sentirse mareada, tanto así, que escucha una voz que le susurra “Descansa amada mía, soñemos un poquito.” Rox cae inconsciente.

Nuestro primer curioso viaje.

9


Un campo verde agridulce & una visita inesperada

P

erdida en un campo sin fin, La pequeña agotada decide sentarse en la grama, a leer un libro, algo que ella adora hacer, mientras sujeta el libro desde su lomo y al abrir la tapa, unas manos manchadas en nutella se posan sobre sus ojos, oscureciendo su visión, la persona de las manos manchadas en nutella le pregunta: –“Si tapo tus ojos, no puedes ver, verdad?” –“Quizás no pueda leer las letras, pero aun así puedo leer el libro, ojos que no ven, corazón que no siente.” –respondió tranquilamente Rox. –“No, no puedes, y si no lees el libro, nunca sabrás que es” –responde él.

10


Rox sonríe, coloca sus manos sobre las manos de la persona y le responde: –“Corazón que ve, ojos que no sienten, corazón que ama, olvida cualquier otro sentido. ’’ Rox cruza los dedos con los dedos de la persona. Con un gesto asustadizo la persona quita sus manos, las guarda en sus bolsillos y baja su cabeza desviando la mirada, Rox voltea y lo ve, más blanco que la leche, una contextura delgada, con un cabello castaño enredado y un pantalón de cuadros azules y amarillo pálido. Rox sonríe y se presenta; – “¿Soy Rox, y tú, como es tu nombre?”. – “Soy Sébastian, soy el príncipe de aquellos castillos que puedes apreciar allá a lo lejos, ¿te gustaría visitarlos conmigo?” –responde con las manos untadas de nutella. Rox impresionada por la hermosa vista, le acepta, pero consternada por aquella torre en el oscuro horizonte, decide preguntarle que es. 11

Un campo verde agridulce una visita inesperada


– “No lo se, pero no me gustaría tener que ir allá y espero no tener que hacerlo, es demasiado peligroso, hay muchos arboles espinados, trampas, y demonios con apetito voraz, lo mejor es mantenernos alejados de por allá” –responde Sébastian, el príncipe. 12

Un campo verde agridulce una visita inesperada


La pequena y felizRox

D

e camino por los verdes campos de la villa, la pequeña Rox y el príncipe Sébastian hablan, ríen, se conocen sin parar, ambos creen que debería de haber una razón por la cual las cosas están tan perfectamente calculadas. – “Rox... ¿Te gusta estar aquí?” –preguntó Sébastian –“Es como un sueño hecho realidad, es como si por fin puedo despojarme de lo que me molesta, de lo que me quejo y de lo que no me deja vivir, me hace bien sentirme así, ¿y a ti?” –respondió la pequeña. –“Siento algo diferente, algo que no puedo explicar con palabras… No hallo como explicarlo, ¿porque estas tan feliz Rox, es por este lugar, hay algún motivo?” –dijo el un poco confundido. 13


–”Sabes, hay momentos en la vida en que te fijas en una persona, habiendo millones y mejores, la luz solo ilumina a una, es difícil conocer el porqué, es algo innato y donde esa persona esta, donde hay alguien a quien se ama muchísimo y hay alguien que nos ama de veras, ése sí que es el lugar mas bonito del mundo. –contesto muy alegremente Rox.” –“Rox, Hay algo que te quiero mostrar…” –dijo el príncipe.

La pequena y feliz Rox

14


Un simbolo hecho en

alma y cuerpo

E

l príncipe Sébastian introduce su mano dentro de su pecho, al parecer un momento aterrador, la pequeña se asusta y exclama: –“¿¡Que estás haciendo príncipe!?” –“Argh... Ten, este anillo fue un regalo que la vida me dio cuando nací, nunca he sabido para que sirve, solo me dijeron que es lo que me mantendrá con vida.” –respondió Sébastian. –“¿Estás loco? ¿Qué va a pasar ahora? ¡No quiero perderte!” –dijo la pequeña aterrada. 15


–“Así es, te entrego mi vida Rox, te expuse que no sabía cómo demostrar lo que siento, por eso te entrego mi vida, porque yo quiero que mi vida seas tú pequeña, quiero hallar ese alguien que dices, quiero estar con ese alguien, pero quiero que ese alguien seas tú.” –respondió el. El príncipe agarra la mano de la pequeña, e introduce el anillo en el dedo medio. –“Por tradición en la Antigua Roma de tu mundo, se suelen entregar anillos en el dedo anular como símbolo de un compromiso entre dos personas… ¿Pero sabes cuál es el símbolo del dedo medio? ” –le cuenta el príncipe a Rox –“El dedo medio se conoce como el dedo corazón ¿no es así?” –responde ella 16

Un simbolo hecho en alma y cuerpo


–“Así es Pequeña, yo no quiero comprometernos en algo que está ligado al fallo, al desamor, desintegrar tus alas haría si hiciera eso, yo solo quiero entregarte mi corazón, mi vida y mi ser, quiero vivir el presente a tu lado, no quiero planear un futuro, quiero vivir cada segundo pensando que en dos segundos no estarás a mi lado, me odiaras, borraras mi nombre de donde juntos los escribimos y destruirás el castillo de arena que tanto tomamos construir.” –contesto Sébastian. –“Principe, de lo único que no me quiero curar jamas, es de esto que siento por ti.” –contesto con una sonrisa de oreja a oreja La pequeña. 17

Un simbolo hecho en alma y cuerpo


Un aliento, una rosa, miles de cartas y un dramatico cambio de eventos

A

mitad de camino del castillo en el que se escondía un hermoso ocaso, en la disrupción del camino, había un aire ligeramente pesado entre la pequeña Rox y el príncipe Sébastian, por lo que al segundo le provocó preguntar: –“¿Qué tienes pequeña vida mía?” No te siento bien. –“¿Estoy soñando no es así?” –responde algo estresada y con una cara de confusión Rox.” –“¿Es así como lo quieres ver? Los hechos pueden cambiar depende como los quieras ver, si quieres soñarlos, suéñalos, pero si quieres vivirlos, vívelos.” –contesto él. –“¿Cómo lo ves tú príncipe? ¿No te estresa saber que tienes que despertarte tarde o temprano?” –dijo ella. 18


–“¿Despertarme? ¿De qué debería despertarme? Estoy viviendo lo que quiero vivir, estoy viviendo mi vida junto a ti, no estoy soñándola, estoy feliz.” –respondio Sébastian –Lo siento príncipe, lo siento de verdad, pero yo debo despertar, esto solo es un sueño, nada puede ser tan perfecto, en mi mundo no existe la perfección, como tal, esto es un sueño, lo siento. La pequeña Rox decide correr y correr sin mirar hacia donde se dirigía, solo quería huir, estaba asustada, lo que la llevo a coger el camino de la torre en la oscuridad, donde los rayos del sol no son capaces de asomarse. –¡Detente, por favor, no me dejes! Gritaba a pulmon el príncipe corriendo como si se quemara el arroz que estaba cocinando. Rox había subido hasta lo más alto de la torre, donde las viejas escaleras de madera se habían destrozado de la fuerza de la confusión en sus piernas, lo que hacía imposible a Sébastian alcanzar, desesperado, confundido e impotente, el príncipe se tira al suelo de aquel bosque oscuro a mirar la luna. Un aliento, una rosa, miles de cartas y un dramatico cambio de eventos

19


P

No te quiero dejar, no quiero que me dejes, pero adios.

asaron horas y horas del príncipe Sébastian intentando llamar a la pequeña Rox, pero ella no atendía a sus llamados, la hierba estaba cubierta de papel, cartas en forma de avión de papel para intentar llegar a la copa de la torre, pero ninguna logro llegar, carteles y dibujos grandes hechos a mano para que ella los viera desde arriba, pero ninguno fue visto. El príncipe desesperanzado, intento escalar la torre con sus manos manchadas de nutella, pero era inútil, lo que provoco muchos raspones en su piel de leche. – “Pequeña, ya la noche cayo, cayo el cielo, cayo el sol, cayeron las nubes, cayeron las estrellas, cayo el presidente, pero lo único que no ha caído eres tú a mis brazos, ¿Por qué pequeña? ¿Acaso no fui ese alguien que decías? No solo habíamos cruzado palabras, cruzamos abrazos, besos, amor, 20


pasión, enlazamos nuestros corazones, ambos encajábamos en cada tema, nos olemos y nos respiramos, por más separados que estemos, por más tiempo que haya pasado del que no nos leamos ni escuchemos ni una sola palabra, estoy más que seguro, que si nos encierran en cuarto a oscuras, nos prenden la luz y nos vemos las caras, por más liada que estés o por mas liado que yo este, sin ninguna duda te lanzaras a mí y me besaras como a nadie nunca lo has hecho en tu vida. Pequeña, yo te amo, y tú a mí, ¿Porque no podemos estar juntos y nada más? ¿Es la voluntad de Dios? ¿O nuestra voluntad?”. 21

No te quiero dejar, no quiero que me dejes, pero adios.


Final: Estaremos distantes, pero en otro mundo, estamos juntos como siempre estuvimos.

C

egado por el momento y la desesperación del amor, el príncipe decide cometer un acto que él nunca se perdonara, agarra una de las miles cartas que lanzó, afila su punta y decide clavarla dentro de su pecho, arrodillado del dolor, de la depresión y de la locura que lo llevo el inesperado resultado, cae al suelo, desangrado. La pequeña Rox siente un fuerte latido, que la hace asomarse y ver la tragedia que ocurría, a través de lágrimas, la pequeña se susurra: –…Que hiciste, S-Sébastian… Estás loco… ¿Que va a pasar ahora? Yo no quiero perderte… El cuerpo yacido del príncipe se abre desde la fisura que dejo el papel, canarios dorados que salen de sus entrañas, vuelan buscando la luna, la pequeña asustada y más aún, confundida por todo, en llanto decide cerrar los ojos, toma aire, cuando abre la boca, para gritar su agonía, unos suaves dedos 22


siente que le callan, una cálida sensación que la hizo calmarse por un segundo, y para su sorpresa, aquella voz familiar que la trajo le dice: –“Si Pequeña, sé que quizás no hice lo correcto, pero te había entregado mi vida, te conocí de una manera diferente, quizás ambos pertenecemos a un grupo infinito de personas en las que sus posibilidades son de la misma manera, pero en esta vida, me había tocado a mí y a ti, con una muy baja tasa de suerte, nos enamoramos, no quedare en cuerpo, pero para poder alcanzarte acomodé lugar en esa torre, necesite salirme de mi cuerpo. Sabes, la vida es un ciclo que no podremos romper, es la ley natural, nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, es igual en el amor, pequeña. Nace, crece, florece y muere, pero no, yo sencillamente no acepto que en específico, estomuera, esta vez, si me tocaba ir en contra de la voluntad de algún Dios, de las leyes, del tiempo y el espacio, mira, estaba dispuesto a lucharlo todo, a luchar con el que tuviera que luchar siempre y cuando me siguieras iluminando el cielo, porque tu pequeña, siempre serás y habrás sido ese donde hay alguien a quien se ama muchísimo y hay alguien que nos ama de veras, ése sí que es el lugar más bonito del mundo.” Final: Estaremos distantes, pero en otro mundo, estamos juntos como siempre estuvimos.

23


La pequeña Rox abre los ojos, y se encuentra en el lugar donde lo inicio todo, 4 de la mañana, las calles desalojadas, el sonido del silencio, sentada en una mesa con la copa de vino vacía, levanta su mano y revisa su dedo medio en el cual encuentra un anillo, y la pequeña sonríe.

Final: Estaremos distantes, pero en otro mundo, estamos juntos como siempre estuvimos.

24



Little Rox Stories [lq]