Page 1

EntornoNatural Sierra de Aracena y Picos de Aroche

Un recorrido por la riqueza de la

Sierra de Aracena y Picos de Aroche EDICIĂ“N ESPECIAL DEL GRUPO DE DESARROLLO RURAL SIERRA DE ARACENA Y PICOS DE AROCHE


índice Editorial..............................................................................................................................................................3 Un espacio para la convivencia entre las Personas y el Medio Natural........................4 An area where People and the Environment live in harmony.............................................9 La Sierra, patrimonio cultural protegido........................................................................................10 The Sierra: a protectted heritage..........................................................................................................13 Arquitectura civil, legado patrimonial.............................................................................................14 Civil Architecture, patrimonial legacy..............................................................................................17 La mano paciente de la naturaleza....................................................................................................18 The patient hand of Nature.....................................................................................................................21 Fuentes y lavaderos, espacio para la cultura del agua..........................................................22 Fountains and washing places. The role of water in the Sierra..........................................29 Ruta de los Castillos, patrimonio histórico serrano...................................................................30 Route of the castles, the historical heritage of the Sierra........................................................35 La historia y la Naturaleza se dan la mano en la Sierra.........................................................36 Charming places...........................................................................................................................................41 Destino para el disfrute del deporte y la naturaleza.................................................................42 A place to enjoy sport and nature........................................................................................................47 Tradición oral, patrimonio léxico y folclórico...............................................................................48 An oral legacy................................................................................................................................................53 Doce meses de riqueza etnográfica....................................................................................................54 Festivals: a culural year in the life of the Sierra...........................................................................61 Artesanía: forma de expresión y medio de vida...........................................................................62 Arts and crafts: form of expression and a means of life..........................................................67 El cerdo ibérico en la historia, seña de identidad serrana......................................................68 The Iberian Pig, a symbol of the Sierra.............................................................................................71 La matanza, un ritual en el invierno serrano.................................................................................72 The slaughter, a ritual in winter in the Sierra.................................................................................75 Gusto por lo exquisito entorno a la buena mesa.........................................................................76 Naturally delicious: from Nature to the table...............................................................................79 Nuestros pueblos..........................................................................................................................................80 Museos................................................................................................................................................................88 Servicios ofrecidos por el GDR...............................................................................................................90 Publicaciones GDR.......................................................................................................................................94

EDITA

DIRECCIÓN Manuel Rodríguez | Turismo Sierra de Aracena mrodriguez@turismosierradearacena.com

TRADUCCIÓN Trudi Hill Alexis Kerner

C/ Colmenitas, s/n. 21200 Aracena (Huelva) www.gdrsaypa.es | gdrsaypa@gdrsaypa.es

EDITOR GRÁFICO Antonio J. de la Cerda | TresPixels antonio@trespixels.es

PRODUCCIÓN Manuela Fernández Alicia Tristancho

PRESIDENTE Manuel Guerra González

REDACCIÓN Manuel Rodríguez | Turismo Sierra de Aracena

IMPRIME Gráficas la Paz de Torredonjimeno

EQUIPO TÉCNICO Mª Elvira Porres Mª Salud Restituto Nuria Ortega Dulcenombre González Marian García María José Ríos Guadalupe Acción

FOTOGRAFÍA Antonio J. de la Cerda Pepe Nieto Antonio Sabater Manuel Rodríguez Javier Sierra Marga Muñoz Love the Frame Archivo GDR

© de la presente edición, GDR Sierra de Aracena y Picos de Aroche © de las imágenes, sus autores © de los textos, sus autores

GRUPO DE DESARROLLO RURAL SIERRA DE ARACENA Y PICOS DE AROCHE

FOTOGRAFÍA DE PORTADA Ángela González Pérez

DISEÑO Y MAQUETACIÓN Antonio J. de la Cerda | TresPixels

Depósito Legal: H-307-2008 ISBN 978-84-606-5882-5 Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los artículos, fotografías, ilustraciones y demás contenidos de esta publicación.


Manuel Guerra González Presidente GDR Sierra de Aracena y Picos de Aroche President GDR Sierra de Aracena y Picos de Aroche

P

W

onemos en sus manos esta edición especial que le ayudará a recorrer la Sierra de Aracena y Picos de Aroche a lo largo y ancho de su riqueza y encantos. En estos veintinueve municipios, que ocupan el extremo occidental de Sierra Morena –donde ésta se encuentra con Portugal– hallamos una gran variedad de ecosistemas, entre los que predomina el paisaje adehesado de encinas y alcornoques, paraíso del cerdo ibérico, rey de la dehesa y pieza clave no sólo de nuestra gastronomía, sino de toda la cultura serrana. El olivar y el castañar también dejan su impronta particular a nuestra cultura y economía. Pero, de esta Sierra, además, sorprende la bonanza de su clima mediterráneo de veranos suaves, el atractivo de sus frondosos paisajes, el legado cultural dejado por los numerosos pueblos que a lo largo de la historia han habitado estas tierras o el ciclo anual de las manifestaciones festivas que expresan las señas de identidad de esta sociedad rural. En el Grupo de Desarrollo Rural Sierra de Aracena y Picos de Aroche hemos puesto siempre de manifiesto la importancia de tomar conciencia de nuestro patrimonio para poder conservarlo y difundirlo adecuadamente. A lo largo de los últimos años hemos intentado cumplir este objetivo con la edición de publicaciones de diverso tipo. Hasta ahora nuestra trayectoria editora se había basado en el papel, pero no hemos querido dejar pasar la oportunidad que nos ofrecen las nuevas tecnologías, para poner a su disposición este especial en el mundo virtual, que ahora puede encontrar también en www.huelvalasierra.com Le animo a que a través de estas páginas o de la visita virtual desgrane las claves del atractivo que la Sierra de Aracena y Picos de Aroche tiene para cualquier visitante que la pisa por primera vez, para aquellas personas que vuelven una y otra vez a ella y para todas las que hemos elegido este lugar para vivir. <>

e present you with this special edition to help you during your visit to get to know to the richness and charm of every inch of the Sierra de Aracena and Picos de Aroche. It is comprised of twenty-nine muni– cipalities that are found in the far west of the Sierra de Morena and stretch until the Portugal boarder. It is here that we discover a great variety of ecosystems dominated by landscapes of holly and cork oak scrubland. It is also an Iberian pig paradise where they are king of the land. This animal not only plays an important role in our gastronomy but likewise in the mountain culture. The olive groves and the chestnut forests also leave a special mark on our culture and economy. There are many pleasant surprises to be found in this mountain range. For example, it has a moderate summer Mediterranean climate and lush attractive landscapes. The area also has a cultural legacy of numerous villages that has been passed on over a long history by its inhabitants. In addition, there are many festivities that occur during the course of the year that express a unique identity of this rural society. The Rural Development Group of the Sierra de Aracena and Picos de Aroche has always declared the importance of the caring for our natural and cultural heritage in order to adequately preserve and share it. During the last few years we have strived to achieve this objective with diverse publications. Up until now we have offered paper-based publications. However, now we have now taken the opportunity that new technologies have given us to present this special information in the virtual world. Now it can also be found in www. huelvalasierra.com. It is though these pages or a through a virtual visit that we encourage you to explore the special areas of the Sierra de Aracena and Picos de Aroche. For it is these that attract any first time visitor, return visitor and, those that has chosen this place to live. <>

·3·


路4路


Vista panorámica de una dehesa y una cigüeña.

PATRIMONIO NATURAL

Un espacio para la convivencia entre las Personas y el Medio Natural

E

n la zona más occidental de Sierra Morena, al norte de la provincia de Huelva, un conjunto de cadenas montañosas de media altura se extienden a lo largo de un territorio en el que el dominio de pizarras y cuarcitas confiere al suelo un color oscuro característico. Es el Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche, un paisaje modelado respetuosamente durante siglos por la mano de sus habitantes, en el que se esconde un valioso abanico de flora y fauna, parte del cual está amenazado. Aquí, el paisaje vegetal dominante lo constituyen grandes masas forestales de encinas, alcornoques y quejigos, almas de la dehesa junto a castaños, madroños, lentiscos, romeros y otras especies. Con una extensión de 186.827 hectáreas repartidas entre 28 municipios, este enclave representa el segundo mayor espacio protegido de Andalucía, tras el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Pero la Comarca de la Sierra engloba una mayor superficie que la del Parque Natural que acoge en su seno.

En total, 300.775 hectáreas para un conjunto de 29 municipios. La disposición orográfica de sus sierras crea una barrera frente a las masas de aire que penetran desde la franja atlántica, lo que provoca una alta LA COMARCA pluviosidad. Este alto índice de preciDE LA SIERRA pitaciones posibilita la existencia de ENGLOBA A UN una extensa red fluvial recogida en las TOTAL DE 29 cuencas hidrográficas del Guadalquivir, MUNICIPIOS el Guadiana y el Odiel. De entre los baREPARTIDOS rrancos y riveras existentes destacan la POR LAS MÁS del Huelva (o Buerva), la del Chanza, del DE 300,000 Múrtigas y del Odiel, que recorren la HECTÁREAS DE Sierra a lo largo y ancho de su territorio. TERRITORIO Todo ello, unido a un clima idóDE LA FRANJA neo (con temperaturas suaves en veNORTE DE LA rano y altas precipitaciones en otoño PROVINCIA DE e invierno), permite que puedan desaHUELVA rrollarse especies frondosas como el castaño. Sus más de 5.000 hectáreas distribuidas en el área que une Aracena y Cortegana componen una estampa inigualable con la llegada del otoño. Todo un atractivo para los amantes de la naturaleza que sólo pueden disfrutar de un paisaje similar en Andalucía en la Serranía de Ronda (Málaga).

·5·

La presencia del castaño, introducido en estas tierras por leoneses y gallegos durante el periodo de la Repoblación (siglo XIII), ha forjado una cultura en torno al árbol y a su fruto en buena parte de los pueblos de la Comarca. Enclaves como Los Marines, Aracena, Galaroza o Fuenteheridos conservan tradiciones estrechamente ligadas a la temporada de la castaña, que comienza en octubre, en las que se percibe la simbiosis existente entre los vecinos y su medio natural. Es en este mes cuando la Sierra experimenta un cambio radical en las tonalidades del castaño, que pasan del verde brillante de la primavera y verano al pardo suave que envuelve los campos con las primeras lluvias. La maduración del fruto en el interior de sus caparazones espinosos hará que caigan al suelo, momento en el que empieza el trabajo para la cuadrilla de apaño. Ellas recogerán a mano las castañas para su posterior distribución por toda España, así como por Inglaterra, Alemania, Italia, Brasil y otros puntos de América.


Bajo estas líneas, bosque de castaños y panorámica de una dehesa de Sierra Morena. A la derecha detalle de varias castañas saliendo del erizo.

Este paraíso natural acoge otras especies propias del monte mediterráneo que dan forma a la dehesa, un sistema en el que el ser humano y el medio caminan de la mano a través de una relación de respeto recíproco que demuestra que la convivencia y la sostenibilidad son posibles. La dehesa fue la solución inteligente tomada hace siglos a través de la que hombres y mujeres reordenaron el monte mediterráneo para su mejor explotación. El aclareo del bosque realizado permitió una mayor penetrabilidad de los rayos solares, que posibilitaron el crecimiento de una rica cubierta vegetal. El tercero de los factores que favorecieron al sistema de la dehesa fue el pastoreo, cuyo ganado facilitaba el abonado natural de unos terrenos que pasaron de ser inexpugnables a zonas óptimas para la siembra y la explotación ganadera. Hoy día, la dehesa ofrece un amplio abanico de posibilidades para todos sus moradores. Sin olvidar la riqueza medioambiental que atesora, las abejas encuentran aquí el néctar con el que elaborarán la exquisita miel. El agricultor tiene tierras aptas para los cultivos de secano. El cerdo ibérico, su alimento principal, la bellota. La masa forestal proporciona su madera, que se transforma en carbón

vegetal y el alcornoque, la corteza que cubre su tronco, el preciado corcho. La extracción del corcho para su posterior tratamiento y transformación es una de las actividades que centra la economía de muchos municipios serranos. Con la llegada del verano, las cuadrillas comienzan esta laboriosa tarea con la única ayuda del hacha para separar las planchas tras nueve años de crecimiento abrazado al tronco del alcornoque. El descorche es un claro ejemplo de desarrollo sostenible, una labor heredada cuyos orígenes se pierden en

·6·

la historia y hoy día supone una fuente de ingresos vital para muchas familias. Pueblos como Cortegana o Higuera de la Sierra cuentan con numerosas industrias corcheras para la fabricación de tapones o la simple cocción de las HOY DÍA, corchas, lo que facilita su apilado para LA DEHESA la exportación a Cataluña o a Portugal, OFRECE UN epicentros de la transformación de AMPLIO este producto natural a nivel mundial. ABANICO DE Pero la riqueza vegetal en el bosPOSIBILIDADES que mediterráneo incluye otras muPARA chas especies, como las coscojas, las TODOS SUS cornicabras o las zarzaparrillas, mienMORADORES tras que un cinco por ciento de la su-


路7路


Arriba, un ciervo durante la ‘Berrea’ y Amanita caesarea, las populares ‘tanas’. A la derecha ejemplar de nutria. En la fotografía inferior salto natural de agua de Castañuelo.

perficie está cubierta por especies que han sustituido al bosque autóctono original, como los chopos, pinos piñoneros o eucaliptos. También crecen otro tipo de especies adaptadas a suelos húmedos y encharcados en los arroyos y riachuelos situados en el fondo de los barrancos, como los sauces, alisos y fresnos. La elevada pluviometría que se registra ha permitido también la existencia de más de 500 especies de hongos catalogadas por expertos internacionales. Las primeras lluvias otoñales, seguidas unos días de sol (21 según los expertos locales), permiten el milagro anual de la aparición de miles de setas de distintas especies, comestibles y tóxicas, lo que ha originado un aprovechamiento gastronómico dentro de la exquisita cocina autóctona. Hoy día, las setas son uno de los pilares fundamentales de la buena mesa en la Sierra. Entre las más consumidas y demandadas están la ‘tana’ (Amanita caesarea), el ‘gurumelo’ (Amanita ponderosa), diferentes especies de ‘tentullos’ (Boletus aereus y Boletus edulis), el ‘pinatel’ (Lactaruis deliciosus), las ‘chantarelas’ (Cantarelus cibarius) o el ‘gallipierno’ (Macrolepiota procera).

Esta extensa vegetación y la variedad de ecosistemas que alberga ha propiciado también que la fauna en este enclave onubense sea de una riqueza extraordinaria, aunque en cierto modo, la abundancia de ciertas especies animales ha sido condicionada directamente por el hombre o por el desarrollo de sus actividades. Entre las especies de rapaces que nidifican regularmente en el Parque se encuentran la cigüeña negra, el águila real o el cernícalo primilla. También aparecen rapaces nocturnas, como la lechuza, el mochuelo y el cárabo. Las dehesas de encinas y alcornoques proporcionan también el hábitat a especies como el gato silvestre, la gineta, el zorro, la garduña y otras de gran valor cinegético como el jabalí o el ciervo, reintroducido en los últimos años. Aquí nidifican, además, el azor y

LAS SETAS SON UNO DE LOS PILARES FUNDAMENTALES DE LA BUENA MESA EN LA SIERRA

el gavilán, el ratonero, los milanos negro y real y el buitre negro, que tiene en la zona de Aroche y Encinasola una de sus poblaciones más importantes en toda Europa. Especies ligadas al medio acuático, como la rana verde, el sapo, el tritón jaspeado o el galápago, o reptiles como la lagartija colilarga, la culebra bastarda o la víbora, conviven en perfecta armonía dentro de los límites de este espacio protegido. La conservación y el desarrollo promovido en este Parque Natural durante generaciones han propiciado la obtención de un gran número de distinciones y premios. Cuenta desde 2004 con un Plan de Desarrollo Sostenible, una apuesta de la Junta de Andalucía que lo coloca a la cabeza de iniciativas sostenibles. También obtuvo la certificación ISO 14001, una norma de calidad europea que certifica la calidad de la gestión medioambiental de este Parque. Asimismo, el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche ostenta la Carta Europea de Turismo Sostenible, un instrumento voluntario entre los actores implicados en el desarrollo turístico para favorecer la aplicación


An area where People and the Environment live in harmony

I

de los principios del turismo sostenible a través de una serie de acciones. Pero quizá la más destacada de sus distinciones conseguidas es la declaración de Reserva de la Biosfera de las Dehesas de Sierra Morena por la UNESCO, obtenida en 2002. Con este galardón, el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche forma parte del selecto grupo de territorios distinguidos por el organismo de las Naciones Unidas para la Cultura y el Medio Ambiente por su compatibilidad entre las actuaciones socioeconómicas del ser humano y la conservación de una rica biodiversidad biológica, un premio al trabajo bien hecho durante generaciones a través de la dehesa. <>

·9·

n the most western area of Sierra Morena, to the north of the province of Huelva is a group of medium-height mountain ranges which make up the Sierra de Aracena and Picos de Aroche Natural, a landscape which has been respectfully modelled by its inhabitants for centuries. Most of the green landscape is made up of large forests of holm oaks, cork oaks and Portuguese oaks which are the main vegetation of the meadows along with chestnut trees, strawberry trees, mastic bushes, rosemary bushes and other species. With an area of 186,827 hectares spread out along its 28 towns, this spot represents the second largest protected area in Andalusia. However, the Sierra covers a larger area than that of the Natural Park itself. Altogether there are some 300,775 hectares of land including 29 towns. The high rate of rainfall registered means there is an extensive river system which flows into the basins of the Guadalquivir, the Guadiana and the Odiel rivers. Because of this rainfall and an ideal climate (with mild tempe– ratures in summer and high rainfalls in autumn and winter), lush species like the chestnut tree can grow. The more than 5,000 hectares in the area joining Aracena and Cortegana offer some of the best landscape views in Andalusia with the coming of autumn. This natural landscape has other species which are typical in the Medite– rranean hills, giving shape to the meadows. It is a system in which humans and the environment live together in harmony with a relationship of mutual respect, proving that coexistence and sustainability are possible. Nowadays the meadowlands offer a wide range of possibilities for all their inhabitants. Because of the environmental resources it treasures, bees find their nectar here to make delicious honey. Farmers dispose of lands which are suitable for non-irrigated crops. The Iberian pig finds its main food, the acorn. The forest provides wood which is turned into vegetable charcoal and the cork oak gives us valuable cork from the bark covering its trunk. The high rainfall registered in the area allows some 500 mushroom species (classed by international experts) to grow. The first autumn rains, followed by some sunny days (21, according to local experts) bring about the annual miracle when thousands of different species of mushrooms pop up, some of them edible and others poisonous. They are then used abundantly in the exquisite local cuisine. The most important species are the Amanita caesarea, the Amanita ponde– rosa, different species of Boletus (aereus or edulis), Lactaruis deliciosus, Canta– relus cibarius or the Macrolepiota procera. Not only is the vegetation rich and plentiful in the area but also the fauna. Among the birds of prey that regularly nest in the Park is the black swan, the golden eagle or the lesser kestrel. The meadowlands also provide a habitat for species like the wild cat, the genet, the fox, the marten and other animals of great hunting value like the boar or the deer. The goshawk, the sparrow hawk and the black vulture also nest here and the area of Aroche and Encinasola has one of the largest colonies in Europe. The conservation and development promoted by this Natural Park for generations has been compensated with a large number of distinctions and awards. Since 2004 it follows a Sustainable Development Plan, a proposal by the regional Andalusian government which makes the park a leader in sustainable initiatives. It has also received the ISO 14001 certificate, a European quality standard that certifies the environmental management standard of the Park. The Natural Park of Aracena and the Aroche Peaks also holds the European Card for Sustainable Tourism, a voluntary instrument for people involved in the tourist development to ensure the application of the principles of sustainable tourism through a series of actions. Perhaps the most important distinction to be awarded to the park is the declaration of Biosphere Reserve of the Meadowlands of Sierra Morena by the UNESCO in 2002. <>


CATORCE CONJUNTOS HISTÓRICOS ESTÁN CATALOGADOS COMO BIC

La Sierra, patrimonio cultural protegido

L

a riqueza que atesoran los pueblos de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche no se circunscribe sólo al majestuoso verde que todo lo inunda por sus alrededores. Los 29 municipios de la Comarca son fiel reflejo de una forma de vida en la que el cuidado y respeto por lo heredado han permitido que hoy día se pueda disfrutar de una serie de monumentos físicos y naturales y actividades que son el reflejo de una tierra con siglos de historia a sus espaldas. De hecho, de los más

de 350 Bienes de Interés Cultural catalogados en la provincia de Huelva, en torno a la mitad están situados en esta Comarca. Este cuidado y mantenimiento de una serie de características autóctonas se ha convertido en un elemento diferenciador de esta zona rural que, pese al crecimiento vivido durante las últimas décadas y al auge del sector turístico, sigue conservando el sabor de lo añejo en sus calles, en sus plazas y sus casas.

Sus municipios han sabido mantener durante siglos un trazado urbano en el que el crecimiento y desarrollo no ha provocado una de pérdida de identidad, sino que, por el contrario, ha reafirmado y marcado las señas de la arquitectura popular serrana. Calles estrechas, con empedrado de piedra caliza en el pavimento, casas de una o dos plantas con sus fachadas blanqueadas, coronadas con teja árabe y carpintería de madera conforman la gran mayoría de los cascos históricos de todos los pueblos de la Sierra. A ello hay que unir la numerosa presencia de monumentos histórico – religiosos que aparecen perfectamente inscritos en medio de este entramado urbano heredado de la etapa musulmana. No es de extrañar que, entre sus múltiples manifestaciones culturales, las Jornadas del Patrimonio de la Sierra que se celebran cada año sean uno


de los máximos exponentes para poner en valor la riqueza cultural, natural y etnográfica que atesoran sus pueblos y su gente. Un total de catorce municipios de la Comarca tienen su casco histórico catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) e incluso se están realizando ampliaciones del área protegida en muchos de ellos para preservar su riqueza arquitectónica. Esta figura de protección ampara a los cascos urbanos de Alájar, Almonaster la Real, Aracena, Aroche, Castaño del Robledo, Corteconcepción, Cortelazor la Real, Fuenteheridos, Galaroza, Higuera de la Sierra, Linares de la Sierra, Los Marines, Valdelarco y Zufre. En el caso, por ejemplo, de Almonaster la Real, el paso de la cultura islámica dejó como principal legado su mezquita (siglo X), que vigila desde las alturas un pueblo en el que se mezclan

· 11 ·

Fachada principal del edificio del Ayuntamiento de Zufre.


casas con elementos góticos, renacentistas y mudéjares. Asimismo, el Puente Romano (siglo I) comparte protagonismo con otros edificios como la Casa Rectoral (siglo XVIII) o la Iglesia de San Martín (siglo XV), con la portada manuelina del Perdón como principal reclamo. Otros espacios, como el Cerro de San Cristóbal, o la ermita de Santa Eulalia y su zona arqueológica, también cuentan con figuras de protección para garantizar su conservación. En Castaño del Robledo, por su parte, la esencia de la arquitectura de la Sierra se respira por todos sus rincones. El caserío barroco y renacentista envuelve al ‘Monumento’, la iglesia inacabada desde el siglo XVIII habilitada hoy día como espacio de usos múltiples con un marcado cariz cultural. Al recorrido por esta localidad para conocer su patrimonio también nos invita el órgano barroco de su iglesia de Santiago el Mayor (siglo XVI), acertadamente restaurado, y que ofrece diversos conciertos a lo largo del año. El vecino municipio de Fuenteheridos conserva también un centro histórico que se ve realzado por el verde de las huertas que rodean al pueblo. Esa riqueza hortofrutícola necesita del manantial que nace en el corazón del pueblo, la Fuente de los Doce Caños (1903), elemento popular en la histórica Plaza El Coso, muy cerca de la Iglesia del Espíritu Santo (siglo XVIII) y su espectacular torre campanario, levantada tras el terremoto de Lisboa de 1755. Este virulento terremoto supuso también la restauración y construcción de la torre que corona la iglesia parroquial de Valdelarco, otro de los municipios serranos cuyo casco histórico está declarado Bien de Interés Cultural. La casas típicas de la Sierra y sus populares solanas –orientadas al sur– rodeadas por una extensa masa de castaños, dehesas y huertas hacen de este pueblo uno de los grandes desconocidos para muchos, al igual que Corteconcepción, donde la dehesa convive con sus vecinos en una perfecta sintonía de respeto. En Alájar, Los Marines e Higuera de la Sierra, la arquitectura popular de empedrados y calles estrechas está perfectamente conjugada con elementos de gran belleza arquitectónica, como sus iglesias del siglo XVIII: la de San Marcos, de la Virgen de Gracia y de San Sebastián, respectivamente, o sus fuentes – lavadero, en el caso de los dos últimos,

Arriba, vista aérea de Almonaster la Real. Abajo, arquitectura popular en Castaño del Robledo. En la página siguiente, casco urbano de Valdelarco y detalle de los ‘llanos’ empedrados en Linares de la Sierra.

EL ENTRAMADO URBANO DE ESTOS PUEBLOS FUNDE LA MAJESTUOSIDAD DE LAS CASAS SEÑORIALES CON EL ENCANTO DE LA ARQUITECTURA POPULAR, DE CASAS BLANCAS A DOS ALTURAS

elementos de la arquitectura civil que se mantienen vivos en muchos pueblos serranos. Linares de la Sierra, Galaroza y Cortelazor la Real son otros tres exponentes del cuidado por esas señas de identidad de las que hablamos. Al margen de la historia de sus calles, la arquitectura civil es símbolo en estos tres casos a través de las fuentes y lavaderos que atesoran sus vecinos. No podemos olvidar tampoco los populares ‘llanos’ con empedrados decorativos en Linares de la Sierra, ni la ermita de Santa Brígida de Galaroza (siglo XIV), que contempla a Galaroza desde su privilegiada atalaya. El patrimonio de Cortelazor la Real incluye también a un centenario olmo al que sus vecinos han convertido en

· 12 ·

un monumento más. Históricamente, su sombra dio cobijo a los poderes públicos locales para la celebración de juicios o sesiones plenarias, lo que ha convertido a este ejemplar en un cortelazorense más. Por su parte, Aracena –cuyo casco urbano es el de mayor tamaño de la provincia catalogado como BIC–, Aroche y Zufre, municipios con una importancia histórica y administrativa en la Sierra durante siglos son los mejores exponentes de monumentos de gran vistosidad, como sus castillos, en torno a los que han crecido monumentos, casas solariegas, trazados urbanos e iglesias dentro de unos cánones que hoy día todavía se conservan y mantienen viva una llama de tradición arquitectónica que es santo y seña de este rincón de la provincia de Huelva. Junto a estas localidades con su casco urbano catalogado como BIC, otros pueblos disfrutan de distintos monumentos o rincones naturales protegidos para su conservación. Es el caso de Cortegana, cuyo Castillo de Sancho IV o la Iglesia del Divino Salvador cuentan con esta figura. Porque todos los castillos de la Sierra están amparados por esta protección administrativa: Aroche, Encinasola, Cumbres Mayores ­–cuya fortaleza es


The Sierra: a protectted heritage

T

monumento con una protección más antigua, desde 1895–, Cumbres de San Bartolomé, Santa Olalla del Cala, Cala, Zufre, Aracena y Almonaster. Y también ermitas como la de Las Virtudes de La Nava, o la Cueva de la Mora de Jabugo, Turóbriga y San Mamés (Aroche), la Iglesia de San Pedro y San Pablo de Puerto Moral y numerosos parajes naturales en los términos de Cortegana, Aroche, Almonaster, Encinasola, Sana Ana la Real o Santa Olalla del Cala.

Mención aparte merecen las Actividades de Interés Etnológico: la Cabalgata de Reyes Magos de Higuera de la Sierra y las danzas de Cumbres Mayores e Hinojales. Y los Lugares de Interés Etnológico, donde Cañaveral de León se lleva la palma. La importancia del agua en su día a día ha conformado unas señas de identidad arquitectónicas en espacios como La Laguna, sus lievas, fuentes, albercas, callejas y caminos protegidos por su valor histórico y cultural. <>

· 13 ·

he important heritage of many villages in the Sierra is under perfect guarantee and protection. The historical centres of fourteen villages in the region have been classed as Places of Cultural Interest (BIC), a protection plan that covers the town centres of Alájar, Almonaster la Real, Aracena, Aroche, Castaño del Robledo, Corteconcepción, Cortelazor la Real, Fuenteheridos, Galaroza, Higuera de la Sierra, Linares de la Sierra, Los Marines, Valdelarco and Zufre. In Almonaster la Real, for example, the passing of Islamic culture left the mosque as its main legacy (10th century) and houses with gothic, renaissance and Mudéjar elements. In Castaño del Robledo, the narrow cobble streets and renaissance and baroque-style houses take us to the ‘Monumento’, the unfinished 18th century church and the Church of Santiago el Ma– yor (16th century) with its baroque organ. Fuenteheridos also conserves its historical centre with its famous Twelve Spout Fountain (1903), the Espiritu Santo Church (18th century) and its spectacular bell tower. In Alájar, Los Marines, Valdelarco and Higuera de la Sierra, the popular architecture of narrow cobble streets live in perfect harmony with elements of great architectural beauty, like their churches or fountains and washing areas. We cannot forget the popular ‘flat stones’ with decorative paving in Linares de la Sierra, nor the Saint Brígida chapel (14th century) which overlooks Galaroza from its privileged position. The heritage of Cortelazor la Real also includes a century-old elm tree under the shade of which the local public authorities used to meet for the celebration of trials or plenary sessions, making this tree a popular character in the village. Aracena, Aroche and Zufre also have their castles, streets and churches as the best exponents of their wealth, like Cortegana, Santa Olalla del Cala, Cala, Arroyomolinos de León, Cañaveral de León, Hinojales, Cumbres Mayores, Cumbres de San Bartolomé, Cumbres de Enmedio, Encinasola, Santa Ana la Real, Jabugo, La Nava y Puerto Moral. <>


UN RECORRIDO POR LA MONUMENTALIDAD MÁS DESCONOCIDA

Arquitectura civil, legado patrimonial

L

a historia de los pueblos está marcada por sus archivos, publicaciones y por su patrimonio monumental, testigos fieles de épocas pasadas. Siglos de historia jalonan el legado arquitectónico de todos los pueblos de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, que han sabido guardar celosamente este tesoro que, hoy día, ha cristalizado en diversas figuras de protección. Plazas de toros, casas solariegas y modernistas se funden con otro tipo de arquitectura vernácula, en la que el aprovechamiento de los elementos autóctonos es una constante dentro de un espacio físico muy marcado por la frontera natural que ha supuesto siempre su escarpada orografía. Uno de los elementos singulares de la arquitectura civil en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche son sus plazas de toros. No existe una explicación a la concentración de un total de 25 cosos en un territorio tan pequeño, con pueblos dispersos y escasa población. Esta particularidad ha permitido que hoy día se puedan disfrutar de espectáculos taurinos en enclaves tan dispares como el interior de castillos medievales, plazas públicas o en edificios perfectamente integrados en el entramado urbano. Del siglo XVII, y todavía en uso, es el coso decano del Parque, situado en la Dehesa de la Aguijuela, en el término de Almonaster la Real, donde se celebran espectáculos taurinos durante la Romería de Santa Eulalia. Desde 1606, la cita de la santa emeritense y el pueblo de Almonaster se ha celebrado ininterrumpidamente y, cada sábado de la romería, los mozos han ‘corrido’ los toros en el interior de esta plaza, realizada totalmente en piedra vista, con callejón y tres filas de tendido. Almonaster la Real también cuenta con otra plaza situada junto a su mezquita, dentro del recinto del antiguo Castillo e inaugurada en 1891. Esta transformación de las fortalezas en cosos taurinos es habitual en

la Sierra. La Plaza de Toros de Aroche ocupa desde el siglo XIX el interior de su Castillo, con los tendidos apostados sobre las antiguas murallas. En el caso de Cumbres Mayores, su plaza está adosada a las murallas y tiene una curiosa planta rectangular, todo ello construido en mampostería. Otro espacio singular para la lidia es el de Linares de la Sierra. Allí, una de sus plazas públicas se transforma en un coso taurino en el que, durante todo el año, están colocadas las barreras e incluso tiene habilitada una zona de tendido. Al margen de estas singularidades, otros pueblos de la Comarca cuentan con cosos taurinos de gran belleza, como el de Higuera de la Sierra (siglo XIX), el de Cortegana (1854), el de Santa Olalla del Cala (1911) o el de Aracena (1864), de gran influencia sevillana.

Casas solariegas y señoriales. Arquitectura popular Toda vivienda es fiel reflejo de su propietario y, claro está, las diferencias económicas han marcado el tamaño y lujo de cada construcción a lo largo de los siglos. La nobleza asentada en la Sierra mostraba su poderío con grandes casas solariegas en los lugares más emblemáticos de cada casco urbano. Casas de varias plantas con lujosos acabados y, por supuesto, con el escudo de armas de cada familia presidiendo la fachada principal. Aroche es uno de los municipios del Parque Natural en el que mayor número de viviendas de este tipo se conservan. Todas ellas en un tramo pequeño de distancia, el que gira entorno a la Iglesia Prioral de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XVI) y al Ayuntamiento, que ocupa el solar de la primitiva Casa Consistorial, erigida en tiempos de Felipe II. Junto a la antigua Puerta de Sevilla y los restos de la muralla original se encuentra la Casa de la familia Chaves – Figueroa. Hacia el centro, la Casa Ti-

NUMEROSAS PLAZAS DE TOROS DE LA COMARCA OCUPAN ESPACIOS SINGULARES, COMO EL INTERIOR DE FORTALEZAS MEDIEVALES O INCLUSO PLAZAS PÚBLICAS

noco – Castilla (1692) preside una de las esquinas de la actual Plaza de Juan Carlos I con un enorme blasón e inscripción en su fachada. Cercana a la Iglesia arochena se encuentra la Casa Palacio del Conde del Palancar, hoy convertida en el Centro Cultural ‘Las Peñas’ y de la que sólo se conserva el escudo de armas en su fachada. Justo en frente, la Casa del Marqués de los Arcos (siglo XVIII) es la mejor conservada de toda la localidad. Esta casa cuenta con tres plantas y enormes bóvedas de arista, amplios salones y suelos de ladrillo rojo local. Los dos últimos ejemplos en esta localidad serían los de la Casa del Conde del Álamo (siglos XVI – XVIII), hoy en bastante mal estado aunque conserva sus preciosas rejas de forja y balconadas del siglo XVI, y la del Marqués de Valdeloro (siglo XVII), en la calle Moura, con escudo y portada en granito. Además de Aroche, otras localidades tienen ejemplos de arquitectura señorial de interés, como Castaño del Robledo, Aracena o Higuera de la Sierra. En Cortegana, pese a ser arquitectura contemporánea, destaca la singularidad de la Casa Estrada, un edificio erigido a comienzos del siglo XX y de los mejores ejemplos de la arquitectura ecléctica. Tal y como desarrolla Sebastián Martín en las Actas de las XVII Jornadas del Patrimonio, esta vivienda es una excelente muestra de las construcciones de la burguesía adinerada y grandes propietarios del siglo pasado en la Sierra. Lo más singular de la Casa Estrada es su impresionante fachada de la calle García Lorca 14, de estilo neoplateresco, que contrasta sobremanera con su parte posterior, donde se recuerda a las antiguas fortalezas mudéjares. Su interior, profusamente decorado, mezcla elementos isabelinos, neomudéjares y modernistas. Pero hay otro tipo de arquitectura popular más extendida y no por ello menos interesante. El aislamiento que vivieron generaciones de serranos durante siglos por la ausencia de vías de comunicación decentes hizo agudizar el ingenio y propiciar que sus habitantes sacasen el máximo partido de lo que el medio natural les ofrecía. Así, la utilización de elementos endóngenos ha conferido a la arquitectura de los pueblos de la Sierra un cariz di-


路 15 路

Detalle de blas贸n labrado en m谩rmol de la Casa Tinoco - Castilla (1692), en el centro de Aroche.


De izquierda a derecha, detalle de portada colorista en Castaño del Robledo, recreación de una antigua casa de labradores de la Sierra, Plaza de Toros de Aroche, en el interior de su Castillo y Cilla de los Jerónimos, en Aroche. Abajo fachada del Casino Arias Montano (1910) de Aracena, obra de Aníbal González.

ferenciador que la hace más atractiva. El uso de la madera de castaño como vigas, de piedra para los muros, de ladrillo de barro cocido en horno árabe, de cal para mantener su blancura inmaculada… todos estos elementos son propios de la arquitectura popular en la Sierra, con casas bajas que aprovechan los desniveles del terreno y cubiertas con la tradicional teja árabe. Aunque han existido diferentes épocas desde el punto de vista arquitectónico, la que dejó un sello más acentuado en el corazón del Parque Natural se situó en torno al siglo XVIII. Por aquel entonces, la bonanza económica en el campo permitió la edificación de viviendas en las que se aunaban las necesidades básicas y la funcionalidad de cara al trabajo agrícola. Aparecieron así las bodegas y ‘doblaos’ (áticos) en los que se daba cabida a productos propios de esta tierra, como jamones, chacinas, aceite, frutas u hortalizas. A éstos se unió un elemento arquitectónico de gran vistosidad y que hoy día se conserva con majestuosidad en algunas viviendas de Fuenteheridos, Los Marines o Valdelarco, entre otros puntos: los corredores o solanas. Las solanas son espacios techados orientados al sur y comunicados en una parte con un patio, calle y otro espacio abierto, lo que permite la entrada de luz y ventilación a otras dependencias de la casa. Asimismo, las solanas han servido siempre como espacio para el secado de productos de la huerta. Pese a no ser una construcción exclusiva de este Parque, existen numerosos ejemplos repartidos por todo el espacio protegido que merecen un breve recorrido.

Aníbal González. El regionalismo andaluz El arquitecto sevillano Aníbal González fue uno de los exponentes de la arquitectura regionalista andaluza. De su mente nació el proyecto de la popular Plaza de España de Sevilla, construida con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929. Afortunadamente para la Sierra, visitó con cier-

ta frecuencia esta Comarca, principalmente en Aracena, donde dejó su sello particular en numerosos edificios. Hablar de este periodo del siglo XX en Aracena es referirse con elevada frecuencia a la figura de Javier Sánchez – Dalp y Calonge, persona de gran influencia en la provincia de Huelva de la época. Su familia fue mecenas de Aníbal González en Sevilla y, satisfecha de las creaciones del arquitecto, quisieron que realizase diversos encargos en su pueblo de adopción, al que dotaron de una serie de edificios que se han transformado en patrimonio monumental. Para comprender la grandiosidad de los inmuebles diseñados por Aníbal González es necesario bucear en su obra. Según Asunción Díaz Zamorano, en su libro ‘La arquitectura de Aníbal González en Aracena’ (Diputación de Huelva, 1996), González puso en pie “una arquitectura al servicio de unos intereses muy específicos y amordazada por las difíciles circunstancias de una época difícil”, una arquitectura fachadista en la que las principales preocupaciones se centraban en el exterior, más que en los interiores y sus condiciones de habitabilidad. Este modelo arquitectónico ha permitido que, en Aracena, se cuente con un legado que, entre otros puntos de interés, va desde su Ayuntamiento (1911), hasta los Lavaderos de la Fuente del Concejo (1927), pasando por el Casino Arias Montano (1910), el edificio de la entrada a la Gruta de las Maravillas (1923) o los chalés de la Barriada de Aracenilla y la casa de la familia Sánchez Dalp en la Dehesa de San Miguel (1910). También Jabugo cuenta con un edificio obra del Aníbal González, como es su emblemático Tiro Pichón, atalaya que desde las alturas da la bienvenida a todos los visitantes a esta localidad. <>

· 16 ·


Civil Architecture, patrimonial legacy

O

ne of the outstanding elements of civil architecture in the Sierra de Aracena and Picos de Aroche are the bullrings. There is no real explanation for the large number of bullrings, 25 in total, in such a limited area of scattered villages with a small population. This peculiarity means that nowadays you can enjoy bull fights in the strangest places, like in the inside of medieval castles, public squares or in buildings which are perfectly integrated in the urban layout. Still in use is the 17th century bullring situated in the Meadow of Aguijuela, in the municipal district of Almonaster la Real, where bull fights are celebrated during the Saint Eulalia Pilgrimage. From 1606, the festivity of Saint Eulalia has been ce– lebrated without interruption in Almonaster and every Saturday, coinciding with the pilgrimage, the young lads have “run” with the bulls inside the bullring. Converting fortresses into bullrings is quite common in the Sierra. The Bullring in Aroche has occupied the inside of the castle since the 19th century and the spectators’ seats are on the old walls. In Cumbres Mayores, the bullring, which is built in masonry, is joined to the old walls and has a curious rectangular floor base. Another curious bull fighting place is in Linares de la Sierra. One of its public squares is turned into a bullring. The barriers remain in the square all year round and there is even a permanent seating area. Apart from these peculiar cases, there are other vi– llages in the Sierra with magnificent bullrings like Higuera de la Sierra (19th century), Cortegana (1854), Santa Olalla del Cala (1911) or the bullring in Aracena (1864) which is of great Sevillian influence.

Ancestral and stately homes. Popular architecture Aroche is one of the towns in the Natural Park with the largest number of well-kept stately homes. They can all be found within a short distance of one another, around the Priory Church of Our Lady of the Assumption (16th century) and the Town Hall. The Home of the Chaves family – Figueroa, The Tinoco Home – Castilla (1692), the Palatial Home of the Earl of Palancar, today ‘Las Peñas’ Cultural Centre, the Home

· 17 ·

of the Marquis of los Arcos (18th century), the Home of the Earl of Alamo (16th -18th century) and the home of the Marquis of Valdeloro (17th century) are all worth a visit. In Cortegana we can see the distinctive Estrada home, although in this case it is contemporary architecture. This building was built at the beginning of the 20th century and is one of the best examples of eclectic architecture. There is another type of popular architecture in the area which is more widespread but still interesting. Gene– rations of ‘serranos’ have lived in isolation, making it necessary for them to use endogenous elements in their houses which have given the mountain village architecture a very attractive and differentiating appearance. They have used chestnut tree wood for beams, stone for the walls, clay bricks fired in Arab kilns, whitewash to keep the houses immaculately white… all typical elements of popular architecture in the Sierra. The low one-storey houses have used the unevenness of the land to their advantage and the roofs are covered with the traditional Arab tiles. The economic boom in the farm land in the 18th century gave rise to the proliferation of cellars and attics where typical regional products like ham, cured meats, oil, fruit and vegetables were kept. Architectural elements called corridors or suntraps, attics with a roof facing south and used for drying vegetable products, were then added and are still conserved in some houses in Funeteheridos, Los Marines or Valdelarco.

Aníbal González. Andalusian regionalism The Sevillian architect Aníbal González was one of the exponents of Andalusian regionalist architecture. He created the project of the popular Plaza de España in Seville, built for the Latin American Exhibition in 1929. Fortunately for the mountain region, he spent long holiday periods in this area, mainly in Aracena, where he left his personal hallmark on a large number of buildings. Javier Sánchez–Dalp y Calonge was a patron of Aníbal González in Seville and, satisfied with the creations of the architect, he entrusted him with various projects, such as the present Town Hall of Aracena (1911), the Washing area in the Concejo Fountain (1927), the Arias Montano Casino (1910), the entrance to the Gruta de las Maravillas (1923) or the houses in the neighbourhood of Aracenilla and the home of the Sánchez Dalp family in San Miguel Meadow (1910). In Jabugo there is also a building designed by Aníbal González, the emblematic Tiro Pichón. <>


Vista del Gran Sal贸n, en la Gruta de las Maravillas de Aracena.

路 18 路


MONUMENTOS NATURALES

La mano paciente de la naturaleza

L

a riqueza natural del Parque Sierra de Aracena y Picos de Aroche ha dado lugar a la existencia de una serie de enclaves de ineludible visita, lugares en los que los elementos han seguido su curso natural durante siglos y que hoy día se han convertido símbolos de esta Comarca. La Gruta de las Maravillas, en pleno casco urbano de Aracena, es el monumento natural más visitado de la provincia de Huelva. Sus más 1.200 metros visitables la convierten en la cueva turística más extensa de toda España, así como una de las pioneras en este tipo de turismo. Cuenta la leyenda popular que un vecino de Aracena que perdió una res fue su descubridor. Desde 1914, la Gruta de las Maravillas tiene sus puertas abiertas a un público que se sor-

EL AGUA HA HORADADO PACIENTE LA ROCA CALIZA DEL INTERIOR DE LA GRUTA DE LAS MARAVILLAS PARA DAR LUGAR A UN ESPACIO EN EL QUE SE CONCIBEN LOS SUEÑOS

prende por las formaciones cársticas, estalactitas y estalagmitas existentes en el interior, a las que el agua ha moldeado con paciencia, para crear todo un mundo de formas imaginarias. Alrededor de 150.000 personas conocen cada año este emblema de la Sierra, que tiene restringido el número de visitas diarias por motivos de conservación. La celebración del centenario de su apertura, en 2014, ha supuesto también la apertura de nuevas galerías visitables (La Palmatoria, Marmita de los Gigantes o la Sala de los Banquetes), lo que supone una notable modificación al trazado que se realizaba desde 1929. El agua, tan presente en la vida de este Parque Natural, es esencial también para comprender otro de los mo-

· 19 ·

numentos en los que la Madre Naturaleza está presente. La Peña de Arias Montano está situada a escasos kilómetros de Alájar, cuyos vecinos conviven con este travertino que hace las veces de Balcón de la Sierra. El trabajo constante del agua horadando la roca, así como las sales disueltas en el cristalino líquido, han dado lugar a este espacio, en el que coexisten varias cuevas y formaciones rocosas, así como diferentes espacios de interés, como la ermita de la Reina de los Ángeles, el campanario o el Centro de Interpretación del Humanismo, que desgrana la vida de Benito Arias Montano. El célebre sabio, confesor de Felipe II, descubrió durante sus temporadas en la Peña un espacio en el que culturas prerromanas hallaron un magnetismo telúrico y en el que se ha-


bían realizado rituales de adoración a la Naturaleza. Ese magnetismo atrajo también a Arias Montano, que escribió sobre la Peña: “…estancia es, que por ninguna ciudad la trocaría. Por no haber visto en cuanto he andado en España ni aún en otras provincias, un sitio semejante a éste de la Peña…”. Cercanos a la Peña, y con el agua también como protagonista, están los Chorros de Joyarancón, el paraje natural más emblemático de Santa Ana la Real. Sus cincuenta metros de altura los convierten en el salto de agua más elevado de toda la comarca y todo un espectáculo en los meses de lluvia, en los que el torrente cae con fuerza desde las alturas. Los Chorros están situados junto al camino que une Santa Ana con Castaño del Robledo, un espacio en el que la naturaleza campa a sus anchas y con un sendero de fácil acceso para la llegada a pie. La sorpresa del visitante es mayúscula cuando llega a su destino, en el que el agua cae de forma constante, con un sonido y unas sensaciones que hacen que el visitante sienta que el tiempo se detiene. Pero si este Parque tiene un emblema característico ése es la encina, compañera de viaje del alcornoque en la dehesa que cubre la mayoría de municipios de esta Comarca. Una de

Sobre estas líneas, vista aérea de la Peña de Arias Montano. Debajo, arboleda en el paraje de El Talenque, en Galaroza. En la página siguiente, detalle de una flor de jara y los Chorros del Joyarancón de Santa Ana la Real. Debajo, la encina de la Dehesa de San Francisco, en Santa Olalla del Cala.

las más vistosas está en la Dehesa de San Francisco, en el término de Santa Olalla del Cala. Este ejemplar, de entre 400 y 500 años y unas dimensiones gigantescas, es un claro ejemplo de la vegetación autóctona de la predominante dehesa.

· 20 ·

Situada a la entrada de esta explotación agropecuaria, propiedad de la Fundación Monte Mediterráneo, esta emblemática encina fue catalogada por la Junta de Andalucía como Monumento Natural en 2001, un reconocimiento no sólo al ejemplar, sino a una forma de vida vinculada a este árbol y a su medio. La dehesa es el mejor ejemplo del desarrollo sostenible, en el que el respeto entre el hombre y el medio son vitales para su subsistencia y un sistema económico que ha dado sentido a toda la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Más al oeste, en pleno corazón del Parque, reposa un rincón idílico para el descanso y el disfrute de la naturaleza, punto de partida de numerosas rutas de senderismo y espacio para la convivencia entre serranos durante décadas. El Talenque está situado en el término municipal de Galaroza, en las inmediaciones de la pedanía de Navahermosa, cuya carretera de acceso divide en dos este histórico espacio al que puede accederse por el desvío a Valdelarco desde la carretera Nacional 433. Hoy día, el Talenque cuenta con un espacio para el recreo gestionado por


The patient hand of Nature

T la Consejería de Medio Ambiente, en el que suelen reunirse grupos de amigos a disfrutar de celebraciones campestres. Su parcela más oriental está declarada Zona de Reserva por su población de roble melojo, de las más notables de todo el Parque. Nuestras dos últimas paradas nos llevan al oeste, dirección a la frontera con Portugal. En Aroche, su particular orografía les ha permitido disfrutar de rincones tan dispares como sus Llanos de la Belleza o el Paraje Natural Peñas de Aroche. Las populares ‘Peñas’ ocupan una superficie de 718 hectáreas dentro de un área de media montaña cuya parte central presenta un mayor relieve. Ahí destacan los barrancos y desfiladeros conformados por enormes bloques de granito. La jara, el brezo, así como alcornoques y encinas son la principal referencia vegetal en este espacio, cuyo aislamiento le ha conferido un grado de conservación ideal para su selecta fauna. El Paraje Natural Peñas de Aroche está catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), un oasis para numerosas especies de rapaces entre las que destaca el buitre negro, que ha hecho del término de Aroche uno de sus destinos preferidos. Junto al buitre negro también destaca la presencia del milano real, el águila imperial ibérica, el águila real, el águila perdicera, el águila calzada, el búho real o la cigüeña negra.

Muy cerca de Las Peñas está el Paraje Natural Sierra Pelada y Rivera del Aserrador, un espacio de casi 13.000 hectáreas que ocupa parte de los términos de Almonaster la Real, Cortegana, Aroche y Rosal de la Frontera. Catalogado también como ZEPA, aquí conviven dos áreas geofísicas diferentes: el macizo montañoso de Sierra Pelada y el pasillo por el que discurre el cauce de la rivera del Aserrador. A lo largo de su territorio, el buitre negro construye sus nidos hasta el punto de convertir a esta zona en su mayor colonia reproductora en Andalucía y una de las más importantes de Europa. También nidifican aquí otras rapaces como el águila real, el búho real o el águila culebrera. Pueden observarse, además, ejemplares de buitre leonado y otras especies como la cigüeña negra o, por los cursos de agua, a la nutria. <>

he natural resources of the Sierra de Aracena and Picos de Aroche Natural Park have created a series of nature spots which are worth a visit, places where the elements have fo– llowed their natural course for centuries and have become the key to this region today. The Gruta de las Maravillas, in the very heart of the town of Aracena is the most visited natural mo– nument in the province of Huelva. Since 1914, the Maravillas Cave has been open to the public who wonder at its carstic, stalactite and stalagmite rock formations which have been patiently moulded by water to create a whole world of imaginary shapes. The Arias Montano Rock is situated a few kilometres from Alájar. The villagers coexist with this rocky formation which acts as a Balcony to the Mountains. The constant force of the water bo–ring through the rock and the salts dissolved in the crystal liquid have created this picturesque area with several caves, rock formations and other places of interest. Near the Rock is another place where water plays an important role: the Joyarancón Falls situated on the lane from Santa Ana la Real to Castaño del Robledo. It is fifty metres high, making it the highest waterfall in the region and a marvellous spectacle during the rainy months when the to– rrent of water crashes down from high above. The most characteristic emblem in this Natural Park is the holm oak. One of the most specta– cular specimens is in San Francisco Meadow in the municipal district of Santa Olalla del Cala, and was classed as a Natural Monument in 2001. This gigantic 400 to 500 year-old tree is a clear example of the autochthonous vegetation in the predominant meadowlands. Further to the west, in the very centre of the Park, is an ideal spot to sit back and enjoy the wonders of nature. The Talenque is situated in the municipal district of Galaroza, in the vicinity of the hamlet called Navahermosa. The road leading here divides this historical spot in two and can be reached by going along the National 433 road and taking the exit to Valdelarco. Our two last stops take us to the west, towards the border of Portugal. The unique mountain formations in Aroche have produced different beauty spots like Llanos de la Belleza or the Aroche Rocks Nature Spot. The popular “Rocks” are famous for their ravines and narrow gorges made up of enormous blocks of granite which are an oasis for a large number of species of birds of prey, among which we can see the black vulture. In fact, the nearby Sierra Pelada Nature Spot and the Aserrador Stream is the habitat of the largest breeding colony of this species in Andalusia and one of the largest in Europe. <>


Río Múrtigas.

CULTURA DEL AGUA

Fuentes y lavaderos, la cultura del agua

S

i el agua es, como dicen, símbolo de vida, la Sierra de Aracena y Picos de Aroche rebosa vitalidad por sus poros. Ríos y barrancos cruzan toda la geografía de este espacio protegido con un caudal que crece durante los meses de otoño e invierno, en los que las lluvias aumentan. El paso constante de frentes oceánicos y la disposición geográfica de estas sierras hacen de esta zona es una de las que mayor tasa pluviométrica de España, lo que marcado fuertemente no sólo el paisaje, sino también a sus pueblos y sus gentes. Toda esta riqueza hídrica de la Sierra ha permitido la proliferación de núcleos de población que, en su mayoría, nacieron al abrigo de un manantial con el que satisfacer sus necesida-

des vitales. Así, estos pueblos y aldeas cuentan hoy día con numerosas fuentes, lavaderos, acequias, abrevaderos e incluso puentes construidos por sus habitantes a lo largo de los siglos para aprovechar la agradecida EL AGUA ES UN presencia del agua en sus ELEMENTO INDELEBLE quehaceres diarios. DENTRO DE LA CULTURA No sólo hablamos de POPULAR DE LOS estas fuentes como surtiPUEBLOS DE LA SIERRA, doras de agua para el conQUE HAN HECHO DE sumo humano, de ganado ESTE ELEMENTO PARTE o para el riego. Las fuentes, ESENCIAL DE MUCHOS puentes y lavaderos serraRITUALES CENTENARIOS nos son claro ejemplo de la arquitectura popular de la zona, así como, en el último caso, puntos de encuentro social para quienes, históricamente, lavaron la ropa a

· 22 ·

mano con la única ayuda de una pastilla de jabón casero y las duras pilas de piedra para frotar. El legado de arquitectura civil en la Sierra ligado a la cultura del agua cuenta con un estudio minucioso publicado por el desaparecido José María Medianero, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Sevilla (‘Fuentes y Lavaderos en la Sierra de Huelva’, Servicio de Publicaciones de la Diputación de Huelva, 2003). A lo largo de sus páginas, Medianero realizó un recorrido por fuentes, lavaderos y abrevaderos de los pueblos de la Sierra, que describe de forma minuciosa, ahondando en su historia y singularidad. ‘Entorno Natural’ les ofrece un recorrido por localidades que conservan el sello refrescante que el agua les


路 23 路


dejó. Pueblos en los que estas construcciones civiles son testigos mudos del paso del tiempo e iconos de cada uno de ellos. La histórica plaza del Ayuntamiento de Zufre marca el punto de partida de nuestro camino. Allí, junto a la Casa Consistorial renacentista del siglo XVI se encuentra su popular ‘Fuente del Concejo’, una sencilla construcción de ladrillo enmarcada en un espacio único. Lo más destacado de esta fontana es la cabeza tallada de un león que hace las veces de mascarón del que brota el manantial, aspecto que se ha conservado a pesar de las restauraciones y reformas que se han ejecutado en el conjunto. Más al oeste, en Higuera de la Sierra, los lavaderos públicos siguen siendo una de sus tarjetas de presentación. Aunque hoy las lavadoras automáticas realizan el trabajo, todavía siguen en pie tres conjuntos en este pueblo: en el barrio de San Antonio, en el centro y en ‘Las Provincias’, escenarios de reuniones de mujeres durante las duras jornadas de trabajo y que hoy día son un atractivo etnológico. De sus tres lavaderos, el de la Fontanilla es el más tardío (siglo XX). Consta de un canal de distribución muy alto y potente que reparte el agua a nueve pilas por costado. Los otros dos están perfectamente enmarcados dentro del casco urbano, donde han sido adoptados como parte del legado patrimonial higuereño. En Aracena encontramos otro lavadero de mayores dimensiones, obra del arquitecto Aníbal González (1926). Los marqueses de Aracena fueron los benefactores de este proyecto, que dio vida a una fuente con amplio abrevadero y una veintena de pilas totalmente cubiertas con teja árabe. La majestuosidad de la popular ‘Fuente Concejo’ la convierte en un atractivo más dentro de la zona del barrio de San Pedro, donde se encuentra la entrada a la Gruta de las Maravillas. También en Aracena encontramos un ejemplo de fuente – monumento en la Plaza Marqués, erigida en honor a Julián Romero de la Osa, benefactor, entre otros proyectos, de la reforma de este espacio cívico. En su honor se colocó esta hontana marmórea coronada por una escultura de San Julián, que sustituyó a la antigua ‘Fuente del Pilar’. Linares de la Sierra conserva como un tesoro su fuente – lavadero construida a mediados del pasado siglo. Todavía hoy se pueden observar a al-

gunas mujeres del pueblo que acuden a lavar la ropa en la popular ‘Fuente Nueva’. Su fisonomía es poco usual en la Sierra: un largo abrevadero que conecta con un pilar circular en el que se disponen las pilas para el lavado de la ropa. Todo ello rodeado de un espacio urbano que mantiene la esencia típicamente serrana y que denota el arraigo y cuidado de esta construcción entre sus vecinos. A medida que nos acercamos al Valle del Múrtiga, la fertilidad de su suelo es directamente proporcional a la proliferación de núcleos de población. La concentración de pueblos deja latente la importancia del río Múrtiga, afluente del Guadiana, como vertebrador de esta área del Parque, estrechamente vinculada a los productos frutales y hortícolas.

· 24 ·

Fuenteheridos tiene por bandera a su Fuente de los Doce Caños (1903) como surtidor inagotable. Ese manantial marca el nacimiento del citado río Múrtiga y de su popular lieva, que se pierde rumbo a Galaroza. La Fuente de los Doce Caños de Fuenteheridos se encuentra en pleno centro urbano del pueblo. Su estructura responde a los cánones propios de la arquitectura serrana, que se ve apoyada por la decoración floral de la que siempre hace gala. La vecina Galaroza acoge una de las fuentes más vistosas de toda la comarca. La fuente de Nuestra Señora del Carmen, también conocida como la de ‘Los Doce Caños’ se inauguró en 1889. Su planta en forma de lira o gota de agua denota la espectacularidad el lugar. Pero el espectáculo no reside sólo en el fluir constante de agua por


sus bocas de bronce, sino en la ornamentación con la que cuenta. Un escudo borbónico del siglo XVIII preside el lugar. Bajo él, una lápida en la que reza la colaboración vecinal para la construcción de esta obra civil con una marcada escenografía y una escalinata por la que acceder para tomar el agua. De corte popular son los caños de bronce y el poyete que circunda su perímetro, que resulta útil tanto para el apoyo de los cántaros de recogida de antaño como para el asiento de aquellos que disfrutan cerca de este refrescante elemento. La importancia de esta fuente en la vida de Galaroza es tal, que entorno a ella se celebra cada año –el 6 de septiembre– la popular fiesta de ‘Los Jarritos’, una jornada en la que todos los participantes cuentan con licencia para mojar y que tiene a este monumento como epicentro surtidor. La riqueza hídrica de la Sierra cuenta también con un ejemplo de aguas con propiedades curativas. El Balneario de El Manzano, cercano a la aldea de Gil Márquez, en Almonaster la Real, mantiene vivo el chorro de sus aguas ferrosulfurosas, que fueron un atractivo para la alta sociedad andaluza de principios del siglo XX. Otros municipios acogen fuentes con una larga historia, como la del Concejo de Almonaster la Real, construida en 1701. Ésta presenta un curioso puentecillo de acceso a su

derecha y escuetos lavaderos a la izquierda, murete de ladrillo y una lápida de mármol sobre el caño por el que mana el agua. En la franja norte de la Comarca, municipios como Cañaveral –cuyo Conjunto Hidráulico está declarado como Bien de Interés Cultural– o Arroyomolinos de León han hecho del agua parte de su vida. En el caso de Cañaveral de León, su popular Laguna es todo un acontecimiento con la llegada del verano. Decenas de vecinos y cada vez más visitantes se reúnen durante las calurosas tardes a bañarse en las aguas del manantial de la Fuente Redonda que embalsa esta alberca de grandes dimensiones, situada en el centro del pueblo. Arroyomolinos de León debe su nombre a dos elementos esenciales en su historia: el agua y los molinos. Una treintena de molinos hay contabilizados en el término municipal, lo que ha posibilitado la puesta en marcha del Centro de Interpretación de la Cultura del Agua ‘Molino de Atanasio’. El trabajo realizado en este antiguo edificio ha permitido la apertura de un punto informativo en el que, a través de la recuperación de material original, la recreación y el apoyo audiovisual se puede conocer un poco más algunos de los secretos de esta importante actividad para la vida de la Sierra. De hecho, hay constatado que a comienzos del siglo XX existía un cen-

· 25 ·

A la izquierda, Lavadero de Enmedio, en Higuera de la Sierra. Arriba, lavaderos de la Fuente Nueva, en Linares de la Sierra. Sobre estas líneas, Fuente de los Doce Caños de Fuenteheridos.


El río Múrtigas, a su paso por el término municipal de La Nava. A la derecha, Puente del Infierno sobre el río Múrtigas y detalle de la Fuente de los Doce Caños de Galaroza.

· 26 ·


tenar de molinos por toda la Comarca, lo que denota la importancia de este patrimonio ligado también al agua, en este caso como fuerza motriz. También podríamos destacar como fuentes históricas en la Sierra a la Fuente del Pilar de Cortelazor la Real (1826), los lavaderos de Los Marines (1909) o la fuente del nacimiento del río Chanza, en Cortegana (1883), entre otras. Todas ellas son parte de la vida de los pueblos que las acogen e incluso hasta tienen a sus espaldas leyendas populares que relatan su origen o fandangos, como el de Encinasola que reza: “De la fuente del Pilar se saca el agua sin soga que bonito es ver pasar mujeres de Encinasola cuando por el agua van” El arraigo del agua en la cultura popular de hombres y mujeres de la Sierra no sólo estriba en fuentes y lavaderos, que garantizaban el suministro para consumo e higiene. Un papel fundamental lo han desempeñado las acequias, popularmente conocidas en la zona como ‘lievas’. Estas conducciones del agua para el riego son una de las muchas herencias de la dominación musulmana de la Península y permitieron el florecimiento de la agricultura por valles en los que la escarpada orografía de esta tierra no suponía un contratiempo insalvable. Las ‘lievas’ conectan, en primer lugar, el manantial con las albuheras, depósitos artificiales a partir de los el agua irá a parar a las distintas huertas. Desde cada albuhera, la red de acequias recorre todos y cada uno de los huertos a los que suministra agua en función del turno de riego establecido previamente por todos los propietarios. Este turno de riego recibía el nombre de ‘ferido’, un vocablo leonés del Bierzo que incluso da nombre a uno de los pueblos más implicados en la horticultura de la Sierra: Fuenteheridos. La fusión de los términos ‘fuente’ y ‘ferido’ derivó en su actual nombre, que perdura hoy día al igual que las lievas que parten de la Fuente de los Doce Caños hacia las huertas del Valle del Múrtiga aprovechando los cambios de nivel del terreno para su distribución. Pero si importancia tienen fuentes, lavaderos o ‘lievas’ en la vida de los hombres y mujeres de la Sierra durante los últimos siglos no menos importante ha sido la presencia de cons-

trucciones que facilitaron el tránsito de personas, animales y vehículos de cualquier tipo de tracción entre una margen y otra de los cauces que recorren este Parque Natural. Uno de los más importantes es el Puente Romano del río Odiel, situado en una zona limítrofe entre los municipios de Aracena y Campofrío. Algunos estudios lo califican como el mejor ejemplo de tradición constructiva de aquella época ya que las proporciones y características que presenta, como las bóvedas de ladrillo, están realizadas a la usanza romana. El Puente ‘Viejo’, como se le conoce localmente, es una de las construcciones más antiguas que se conservan en toda la Sierra. Hay quien dice que estaba situado en una antigua vía entre las poblaciones romanas de Unión y Arucci y que daba acceso, por una antigua calzada romana de la que aún quedan restos, al corazón del Parque Natural. Un poco más al oeste, en Almonaster la Real, se encuentra el Puente de las Tenerías, acceso a unas antiguas curtidurías del siglo XVIII. Parece ser de fábrica romana del siglo I o II y se sabe que por él pasaba la antigua Vía Julia que comunicaba la zona de mi-

· 27 ·

LA RIQUEZA HÍDRICA DE LA SIERRA HA DADO LUGAR INCLUSO A UN BALNEARIO CUYAS AGUAS TIENEN PROPIEDADES CURATIVAS EN LA ALDEA DE GIL MÁRQUEZ, EN ALMONASTER LA REAL

nas de Almonaster la Real con Emerita Augusta. El trazado del río Múrtiga desde Fuenteheridos a Encinasola, antes de pasar la frontera hacia Portugal, acoge los mejores ejemplos de puentes de toda la Sierra. Nuestro recorrido por los puentes nos conduce ahora La Nava, donde se conserva una importante obra arquitectónica contemporánea conocida como el ‘Puente del Infierno’. Su construcción data de 1888 y se encuentra situado en la Carretera Nacional 435, a escasos kilómetros de la localidad navina. Entre sus principales características destaca la longitud de su vano central, que supera los 16 metros de altura, lo que supone todo un espectáculo para las retinas tanto por su majestuosidad, por su belleza arquitectónica y por la profusa vegetación que se ha adueñado de parte de su estructura. A unos 600 metros aguas abajo, aparece otra obra similar de origen medieval que fue edificada en 1484 por los propietarios de los numerosos molinos existentes en el territorio. Con esta construcción se facilitaba el acceso a la población y a las muchas personas que llegaban del resto de la zona y de Portugal para moler su grano.


También Aroche guarda entre sus joyas más preciadas un valioso puente que fue edificado por Felipe II en 1577, según consta en una inscripción conmemorativa a su construcción. El Puente de los Pelambres representa uno de los escasos ejemplos de ingeniería de la época y está situado sobre el arroyo de La Villa. En aquella época se situaba en este lugar la Real Aduana, al ser el principal camino que conducía a Portugal. El 17 de marzo de 1577 se acordó en pleno del Consistorio la edificación de la obra, que costó 418 ducados y fue realizada por los alarifes Marcos Pérez y Alonso Miguel. Nuestro particular itinerario nos lleva a Encinasola, donde se encuentra el Puente de los Cabriles, uno de los más destacados de toda la Sierra. Fue erigido entre los siglos XV y XVI para salvar el río Múrtiga del antiguo Camino Real que enlazaba la población marocha con los terrenos de La Contienda. Los aspectos que más llaman la atención son los cinco vanos del puente y los tajamares triangulares empotrados en los estribos representando la forma de cabezas de carnero. Aunque el Puente de los Cabriles es el más importante de la localidad, hay que mencionar también el del Sillo, de ocho vanos, con características similares al anterior y situado sobre el río Múrtiga en la carretera local de Encinasola a Cumbres de San Bartolomé. Ya en la franja este, Arroyomolinos de León conserva con gran orgullo su Puente de la Gitana, con sus ocho vanos coronados por arcos de medio punto para salvar la fuerte pendiente que deja a su paso el arroyo de Valdelamadera. <>

· 28 ·

Arriba, La Laguna, de Cañaveral de León. Sobre estas líneas, Puente sobre el río Sillo, en Encinasola. A la derecha, los lavaderos públicos en Los Marines. En la página siguiente, fuente del Nacimiento del río Chanza, en Cortegana y Puente de la Gitana, en Arroyomolinos de León.


Fountains and washing places. The role of water in the Sierra

R

ivers and ravines cross all the geography of the Sierra de Aracena and Picos de Aroche Natural Park. The rich river resources in the mountain region have favoured the proliferation of settlements which began to grow mostly around the water springs. Nowadays, these villages and hamlets have a large number of fountains, washing areas, irrigation channels, water troughs and even bridges built by their inhabitants over the centuries to make the most of the treasured presence of water in their daily chores. The historical Town Hall square in Zufre is the starting point of our route to learn more about this popular heritage. Next to the 16th century Renaissance Town Hall building is the popular ‘Concejo Fountain’. The most eye-catching element of this fountain is the sculpted lion head used as a figurehead and spout for the spring water. Towards the west, in Higuera de la Sierra, the public washing areas are still one of the village’s main attractions. Three washing areas are still conserved there: in San Antonio, in the centre and in ‘Las Provincias’. They used to be meeting-places for women during their hard working days and nowadays are an ethnological attraction. In Aracena we can see another bigger washing area which was designed by the architect Aníbal González (1926). The majesty of the popular ‘Concejo Fountain’ makes it yet another attraction in the San Pedro neighbourhood where the entrance to the Gruta de las Maravi– llas can also be found. Linares de la Sierra conserves its treasured fountain and washing area built in the middle of the last century. You can still see some village women taking their clothes to be washed in the popular ‘New Fountain’, which has an original circular washbasin. Fuenteheridos has its splendid Twelve-Spout Fountain (1903) with its never-ending gush of water. This spring marks the source of the Múrtiga River and its popular irrigation channel. The TwelveSpout Fountain is in the very centre of the village. Its structure is typical of mountain architecture and is illustrated with the characteristic floral decoration. The neighbouring village of Galaroza has one of the most eye-catching fountains in the whole region. The Nuestra Señora del Carmen Fountain, also known as ‘The Twelve Spouts’ was opened in 1889. The floor plan in the shape of a lyre or drop of water makes the place spectacular and is wonderfully decorated. This fountain is so important in the life in Galaroza that every year the popular festivity ‘Los Jarritos’ (water jugs) is celebrated around it. On this day, all the participants are allowed to wet each other and the monument is the centre of the fun. Other towns also have fountains with a long history, like the Concejo Fountain in Almonaster la Real, built in 1701. This monument has a unique little access bridge on the right, simple washing areas on the left, a small brick wall and a marble plaque on top of the water spout. In the northern part of the region, villages such as Cañaveral or Arroyomolinos de León have made water a part of their lives. Caña– veral de León celebrates its popular Laguna which is an event at the beginning of summer when the villagers cool down in the crystal waters of the lagoon. Arroyomolinos de León owes its name to two essential elements in its history: streams and windmills. Some thirty windmills have been counted in the municipal district which has resulted in the opening of the ‘Molino de Atanasio’ Interpretation Centre of Water Culture. We could also mention other historical fountains in the mountain region like the Pilar Fountain in Cortelazor la Real (1826), the washing areas in Los Marines (1909) or the fountain at the source of the river Chanza in Cortegana (1883), among others.

The irrigation channels, popularly known in the area as ‘lievas’, have played an important role in popular culture. These channels are one of the many inheritances remaining from Moslem rule in the Peninsular. The rich water resources in the area also meant that bridges had to be built. One of the most important bridges is the Roman Bridge over the River Odiel, situated in a bordering area between the towns of Aracena and Campofrío. Some studies classify it as the best example of traditional building from that era. A little further to the west in Almonaster la Real is the Tenerías bridge which was an access to the old 18th century tanneries. It seems to be Roman, from the 1st or 2nd century and we know that the old Julia Road passed over it, joining the mining area in Almonaster la Real with the city of Emerita Augusta. In La Nava there is still an important contemporary architectural work known as ‘Infierno Bridge’. Its construction dates back to 1888 and it is located on the Nacional 435 road. Aroche also treasures its Pelambres Bridge, one of the few examples of engineering from the age of Felipe II, situated on La Villa stream, the old Royal Customs with Portugal. Our itinerary takes us to Encinasola where the enormous Cabriles Bridge can be seen. It was built between the 15th and 16th centuries to cross the river Múrtiga along the old Camino Real towards La Contienda. Encinasola also has its Sillo Bridge with eight openings situated on the river Múrtiga on the local road from Encinasola to Cumbres de San Bartolomé. Finally, in the eastern part, Arroyomolinos de León conserves with great pride its Gitana Bridge, with eight openings crowned by round arches, used to cross the steep incline over the Valdelama– dera stream. <>

· 29 ·


Vista del Castillo de Santa Olalla del Cala.

路 30 路


LEGADO MEDIEVAL

Ruta de los Castillos, patrimonio histórico serrano

H

ubo un tiempo en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche en el que las líneas de la frontera oscilaban en función de los litigios entre los reinos de Castilla y de Portugal. La cercanía a la Raya lusa hizo que gran parte de la zona occidental de la Comarca fuese territorio bajo dominio del rey portugués Sancho II, que quiso convertir a la Sierra en parte del alto Algarve. Este panorama de tensión territorial fue el que heredó el rey castellano Sancho IV El Bravo a finales del siglo XIII. Y el nuevo soberano de Castilla y de León tuvo que tomar la iniciativa para evitar la pérdida de su territorio.

Surgió así la denominada Banda Gallega, un sistema de defensa no preconcebido que fue creciendo por toda la Sierra en función de las necesidades que aparecían en cada momento de la contienda. El legado histórico de estos conflictos territoriales lo conforman las fortalezas de la citada Banda Gallega, una sólida línea de construcciones defensivas divididas en tres arcos geográficos cuyo último objetivo era la protección de la importante ciudad de Sevilla. Así, la primera línea de choque la conformaban los castillos de Aroche, Encinasola, Cumbres de San Bartolomé, Torres y Cumbres Mayores. El

· 31 ·

segundo frente estaba formado por el castillo de Cortegana, el de Almonaster la Real y el de Aracena, mientras que el tercer arco de defensa tenía a las plazas de Cala, Santa Olalla del Cala y Zufre como puntos fuertes. La denominada Banda Gallega trajo consigo un cambio en la forma de vida de los poblados que ocuparon los distintos castillos así como la aparición de otros al abrigo de sus muros, con lo que se dio pie a un legado que, ocho siglos después, se ha convertido en un atractivo turístico de primer nivel. El Inventario del Patrimonio Cultural Europeo recoge once castillos y dos fuertes en el Parque Natural Sierra de


Sobre estas líneas, Castillo de Sancho IV de Cortegana. A la derecha, torre mudéjar de la Iglesia Prioral del Castillo de Aracena.

Aracena y Picos de Aroche. No todos están en un buen estado de conservación, ya que han sido utilizados a lo largo de los siglos como cementerios, polvorines, plazas de toros o incluso campos de fútbol. También el paso del tiempo y episodios bélicos, como los de la Guerra de la Independencia, causaron graves daños a algunos de ellos, que casi desaparecieron. No obstante, los últimos años han traído consigo una serie de importantes actuaciones en la gran mayoría de castillos de la Sierra, muchos de los cuáles se han acondicionado para las visitas turísticas a través del Plan de Arquitectura Defensiva puesto en marcha por la Junta de Andalucía. Iniciamos nuestro recorrido en Zufre, donde existe un recinto fortificado del que quedan sólo algunos fragmentos de la muralla que protegió a la localidad, aunque su trazado es perfectamente reconocible. En 1786 permanecían tres torres: la del Acebuche, el Torreón y la de la Harina, algunas convertidas hoy en miradores sobre el valle que se extiende a las faldas del cerro que acoge esta localidad. Su construcción data del siglo XII, en época almohade, aunque el conjunto tuvo que ser sometido a numerosas intervenciones durante siglos posteriores para su mantenimiento.

Unos 25 kilómetros al oeste de Zufre está Aracena. Portugueses y castellanos edificaron su castillo sobre los restos de una fortificación andalusí, que ha sido puesta en valor para su visita recientemente. Los trabajos arqueológicos llevados a cabo han sacado a la luz restos de un poblamiento islámico anterior a la construcción del castillo que puede contemplarse en el recorrido habilitado. Junto a este paseo por la antigua fortaleza, lo más destacado en Aracena es la iglesia prioral del Castillo, (siglos XIII-XIV), así como la torre mudéjar del exterior, decorada paños de sebka, fiel reflejo de la arquitectura almohade. Esta torre cuenta también con una cruz que la tradición popular atribuye a la Orden del Temple, monjes guerreros a quienes la Corona de Castilla cedió la protección de la localidad hasta 1312. Más al oeste, llegamos a Almonaster la Real, el pueblo con mayor legado islámico de la Sierra. Su castillo está emplazado en la cima del cerro que domina la población. Esta fortificación sólo conserva actualmente un cinturón amurallado protegido con torres de planta rectangular y circular en las esquinas y en los tramos más largos. Al igual que otros ejemplos en este Parque Natural, el patio del cas-

· 32 ·

EL INVENTARIO DE PATRIMONIO CULTURAL EUROPEO RECOGE ONCE CASTILLOS Y DOS FUERTES EN EL PARQUE NATURAL SIERRA DE ARACENA Y PICOS DE AROCHE LA REAL

tillo de Almonaster acoge todavía una plaza de toros en su interior. Pero lo más destacado del conjunto arquitectónico de este cerro es la mezquita. De planta cuadrada, la mezquita de Almonaster se erigió sobre los restos de una iglesia visigoda aprovechando incluso restos de capiteles y fustes romanos para los arcos que sostienen el techo. Pese a su transformación en iglesia cristiana tras la Reconquista (todavía hoy es la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción) aún conserva el alminar y el mihrab. En los últimos años, Almonaster ha echado la vista atrás y ha recuperado épocas pasadas en las que los imanes llamaban al rezo desde el alminar de la mezquita. Las Jornadas de Cultura Islámica, que se celebran en octubre, se han convertido en un espacio para el encuentro y la convivencia entre cristianos y musulmanes de toda España. Cercana a Almonaster la Real, Cortegana emerge entre la escarpada orografía con su castillo en la cumbre. Nunca un edificio militar tuvo tanto significado en la vida de un pueblo. Cuando el viajero llega a Cortegana desde cualquier dirección, lo primero que lo deja perplejo es la majestuosa fortaleza de Sancho IV que se eleva sobre el resto de la localidad.


Sus piedras han contemplado siglos de historia y de cambios en la fisonomía del entramado urbano al que da cobijo, cuya riqueza histórica y monumental se ha convertido en un sugerente reclamo. Tras diversas obras de mejora durante el siglo pasado, el castillo corteganés puede ser visitado junto al museo que alberga en su interior. La fortaleza está realizada en mampostería con rafas de ladrillo en las torres y en las salas interiores, según el tipo de construcción toledano. Es el castillo de la Sierra que se encuentra en mejor estado para su visita. En los primeros días de agosto acoge la celebración de las Jornadas Medievales de Cortegana, unos días en los que doncellas y juglares recorren las calles de la localidad como hacían cinco siglos atrás. Nuestra ruta prosigue en Aroche, en una de las localidades más señoriales de la Sierra. Sus casas blasonadas y la majestuosidad de su patrimonio arquitectónico así lo atestiguan. Su castillo formaba la primera línea de defensa de la Banda Gallega. Construido en el siglo XII, durante la ocupación musulmana, tiene forma triangular poligonal, con lienzos de muralla recientemente restaurados y puestos en valor y un perímetro de casi 300 metros con diez torres de tapial. De sus elementos más reseñables destaca la Puerta de la Reina, con arco de herradura apuntado que hoy está en desuso. Desde 1802 alberga en su patio a la plaza de toros de Aroche, con sus tendidos sostenidos por las antiguas murallas. En la franja norte de la Comarca se encuentra el castillo medieval de Encinasola (siglo XIII). La situación geográfica de este municipio fronterizo con Portugal le hizo ser vital para el Concejo de Sevilla. Su fortaleza se encuentra en pleno centro de la localidad, oculto en parte por viviendas adosadas a sus muros que se construyeron tras perder su función militar. Entre sus edificaciones más destacadas se encuentra la Torre del Homenaje, de planta cuadrada, que albergó en su interior dos habitaciones superpuestas de las cuales son aún visibles el arranque de sus cubiertas abovedadas y la huella de la escalera que las comunicaba. Sin salir de Encinasola encontramos también dos fuertes construidos a finales del siglo XVII. El fuerte de San Felipe y de San Juan fueron dedicados al rey Felipe II y a su hermano,

· 33 ·


A la derecha, vista panorámica del Castillo de Sancho IV de Cumbres Mayores. Abajo, vista aérea de Aroche y detalle de la muralla primitiva de Zufre

Juan de Austria, respectivamente, y son hoy un símbolo de la prolífica historia marocha. De ellos destaca el de San Juan, restaurado totalmente hace unos años y del que se puede disfrutar de su muralla cuya planta tiene forma estrellada. El de San Felipe, por su parte, está situado a las afueras del pueblo y se utiliza como depósito de agua. Este recorrido no deja de lado a otras fortalezas situadas en la parte norte del Parque Natural. Cumbres de San Bartolomé puede presumir de contar con dos castillos en su término. El primero de ellos está a la salida de la localidad, en dirección a la frontera con Portugal. Este castillo tuvo una función militar pero quedó después en desuso y vio como a sus muros se adosaban viviendas. Hoy día está habilitado para usos culturales. El otro castillo en Cumbres de San Bartolomé es el de Torres, situado a unos quince kilómetros del anterior, próximo a la carretera que une La Nava con Encinasola. Construido sobre un cerro para dominar el valle del Múrtigas, hoy día sólo quedan algunos restos que atestiguan su existencia. Más al este, Cumbres Mayores acoge en su fortaleza de San Miguel siglos de historia e identificación con sus murallas y torres. El castillo cumbreño cuenta con diversos elementos arquitectónicos de gran interés, como la Puerta de San Miguel, entrada principal inscrita entre dos torres y con un arco ojival, así como el popular Postigo del Sol y la Luna, que exhibe su relieve en mármol con ambos protagonistas. Fue erigido en 1293 por orden del rey Sancho IV, el Bravo, como reza la placa conmemorativa que aún conserva. En su interior, el antiguo campo de fútbol municipal que albergaba ha dado paso a un espacio público abierto para la celebración de eventos al aire libre, así como también acoge un Centro de Interpretación sobre la Banda Gallega en la Sierra. En Cala, su castillo se sitúa sobre un cerro próximo al núcleo urbano y sus muros están construidos con cal y piedras entre paredes de mampostería. Su origen podría estar en principios del siglo XIV y consta de planta poligonal con siete torreones macizos.

· 34 ·


Route of the castles, the historical heritage of the Sierra

T

Los trabajos de restauración vividos en los últimos años han convertido a esta fortaleza en un nuevo recurso turístico para conocer en esta población. Nuestro recorrido patrimonial por este Parque termina en Santa Olalla del Cala, que cuenta con uno de los castillos de mayores dimensiones de toda la Sierra. Su emplazamiento fue lugar elegido por muchos pobladores para instalar sus asentamientos desde la Prehistoria hasta la Edad Media, como lo atestiguan los restos hallados en las excavaciones realizadas. Este recinto fue utilizado durante el siglo pasado como cementerio municipal, lo que originó peligro de desplome ya que la colocación de los nichos en sus muros debilitó mucho la estructura. <>

here was a time in the Sierra de Aracena and Picos de Aroche Natural Park when the border lines used to change place depending on the disputes between the kingdoms of Castilla and Portugal. In view of this situation, the Castilian king Sancho IV El Bravo erected the so-called Galician Band, a series of castles distributed along the region to defend it from Portuguese raids. We start off our route in Zufre where we can see a fortified site which protected the town. Although there are only a few stretches left of the wall the outline can still be distinguished perfectly. Its construction dates back to the 12th century during the Almohade age, although the building had to go through some restoration phases in later centuries for maintenance. About 25 kilometres to the west of Zufre is Aracena. Portuguese and Castilians built their castle on the remains of an Andalusí fortification, visitable after important works in which have been discovered valuable remains. The most outstanding building in Aracena is the Castle Priory Church (13th - 14th centuries) and the outside Mudéjar tower, decorated with sebke wall decoration, a true reflection of Almohade architecture. Towards the west, we arrive at Almonaster la Real. Its castle is on top of the hill, overlooking the village. Nowadays the fortification only conserves a walled belt protected by towers. As in other places in the Nature Park, the courtyard of the castle in Almonaster is now a bullring. But the most interesting element on this architectural site up on the hill is the mosque. This Almonaster mosque, with a square floor plant, was erected over the remains of a Visigothic church using the original capitals and Roman shafts for the arches which hold up the ceiling. Near Almonaster la Real, Cortegana emerges among the craggy rocky landscape with its castle at the top. When the traveller arrives at Cortegana from any direction, the first thing he sees and wonders at is the majestic Sancho IV fortress. After several phases of restoration work and improvement during the last century, the Cortegana castle and the museum inside can now be visited. The fortress is made of masonry and has brick on the towers and in the inside halls, with a Toledo type construction. Our route continues in Aroche. Its castle was part of the front defence line of the Galician Band. Built in the 12th century during the Moslem rule, it has a polygonal triangular shape with outside walls and a perimeter of nearly 300 metres with ten mud wall towers, recently restored. Its most outstanding element is the Queen’s Door with an equilateral horseshoe arch which is out of use today. Since 1802 the Aroche bullring can be found inside the courtyard with the seating held up by the old walls. To the north of the region is the medieval castle of Encinasola (13th century). The geographical situation of this bordering town with Portugal made it a vital place for the Seville Council. The fortress is in the very heart of the town, partially hidden by houses which were built against its walls after it had lost its military function. Continuing our visit to Encinasola, we can also find two forts built at the end of the 17th century. The San Felipe and San Juan forts were dedicated to king Felipe II and his brother Juan de Austria respectively and are now a symbol of the prolific local village history. This route also visits other fortresses located in the northern area of the Nature Park. Cumbres de San Bartolomé takes pride in its two castles: one now fitted out for cultural use and the other, Torres castle, situated about fifteen kilometres from the previous one. Built on a hill to control the Múrtigas valley, there are only a few remains left to bear witness of its previous existence. Towards the east, San Miguel fortress (1293) in Cumbres Mayores holds centuries of history and identification within its walls and towers. The castle has an impressive door called Puerta de San Miguel, the main entrance inscribed between two towers with an equilateral arch and also the popular Sun and Moon Gate which shows a marble relief with both these elements. In Cala, the castle is situated on a hill close to the town centre. Its walls are built with lime and stones between masonry walls. Its origin could be from the beginning of the 14th century and it has a polygonal floor plant with seven solid towers. Our route ends in Santa Olalla del Cala which has one of the larges castles in the mountain region. A series of restoration work has brought it partially back to its old splendour. <>

· 35 ·


路 36 路


LUGARES CON ENCANTO

La historia y la Naturaleza se dan la mano en la Sierra

A

lo largo de los reportajes que componen este número especial de la revista ‘Entorno Natural’ conocerá numerosos lugares cuyo atractivo los ha convertido en parte de rutas con las que saber un poco más de nuestro espacio protegido. Pero si de algo puede presumir el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche es de albergar rincones naturales, monumentales o parajes singulares en todos y cada uno de sus municipios. No sería justo dejar fuera a otros lu-

gares que, de forma individual, son reflejo de la historia, la riqueza natural o cultural de sus pueblos. Este recorrido nos llevará por seis paradas que van desde Rosal de la Frontera a Zufre, previo paso por Aroche, Cumbres de San Bartolomé, Corteconcepción e Higuera de la Sierra. Todas y cada una de estas etapas permitirán que profundicemos un poco más en la historia de esta Comarca, en su riqueza natural y patrimonial a través de estos seis puntos de interés.

Sendero de Las Tobas en Higuera de la Sierra.

· 37 ·


Conjunto Megalítico de la Pasada del Abad (Rosal de la Frontera) La provincia de Huelva acoge a lo largo de su extensión numerosos ejemplos de la cultura megalítica. La presencia de estos restos a lo largo de las comarcas onubenses también tiene su espacio en varios puntos de la Sierra, cuyos yacimientos han sido inscritos en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz por parte de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía. Aquí, los restos más conocidos son los del término municipal de Rosal de la Frontera. Pese a ser el municipio más joven de toda la Sierra, la presencia de estos restos certifica la presencia de poblados junto a la rivera del Chanza desde hace varios milenios. El monumento megalítico de la Pasada del Abad se encuentra a pocos kilómetros de Rosal de la Frontera, a pie de la carretera Nacional 433, junto al antiguo puente sobre la rivera del Chanza y perfectamente acondicionado para su visita. Este conjunto, situado sobre una pequeña loma, cuenta con seis ortos-

tatos –losas verticales– desprendidos que formarían parte de la cámara de un antiguo sepulcro en galería. Muy cerca de se encuentra otro importante yacimiento, el del Cerro del Castillo, en el que se aprecia todo el contorno de muralla y algunas estructuras que por la datación de los materiales parecen ser de origen celta (IV – III a. C.) al igual que el monumento anterior. Según el arqueólogo Eduardo Romero Bomba, otros lugares destacados para esta ruta megalítica, aunque con mayor dificultad para su visita, son los dólmenes de Los Puntales, La Alcalaboza II, La Portilla, La Corteganesa, Los Praditos, El Torrejón II, Monteperros I, La Belleza, Castellana III, Montero o los menhires de Monte Chico y Alcalaboza III, todos ellos en el extenso término municipal de Aroche. Asimismo destacan Coquino I, en Corteconcepción; la necrópolis de Corteganilla I, en Cortegana; Los Llanos, en Puerto Moral; la necrópolis de Los Azulejos, en Santa Ana la Real; el dolmen del Collado de las Liebres, en Cala; la necrópolis de Jarrama y Monte Acosta, y los dólmenes de La Corchuela y la Adelfa en Zufre.

· 38 ·

Las Tobas (Higuera de la Sierra) Higuera de la Sierra guarda celosa un tesoro natural muy querido por todos sus vecinos, en el que la fusión del agua y la roca han alcanzado una armonía ideal para el disfrute de los sentidos. Las Tobas es un paraje caracterizado por una formación kárstica con una pequeña cascada en el que se ubican tres imágenes marianas, una de la Virgen de Lourdes, que preside el lugar, y otras dos que permanecen bastante escondidas y que son símbolo de la devoción de los vecinos de Higuera de la Sierra. Las tobas calcáreas, nombre que reciben por las formaciones creadas tras un largo proceso ecológico de disolución del carbonato de la roca y su filtración en la pared, ofrecen al visitante excelentes vistas del lugar y lo transportan a paisajes más propios de cuentos de hadas. Uno de los fenómenos naturales más impactantes de la zona y que ha labrado la naturaleza con el paso del tiempo son las distintas oquedades que dan forma a estas cuevas, por donde fluye una pequeña cascada con apacibles aguas, más abundantes du-


rante el invierno, que se deslizan por las piedras porosas. Para su acceso hay habilitado un sendero señalizado de unos tres kilómetros desde el camino que une Higuera de la Sierra con Zufre. Asimismo, un mirador permite disfrutar de las vistas de buena parte de la Sierra.

Ciudad romana de Turóbriga (Aroche) Aroche es uno de los municipios con mayor historia de toda la Sierra, reflejo de todas las culturas que han pasado por su territorio desde hace más de cinco milenios. La ocupación de la Península Ibérica por las fuerzas del Imperio Romano dio pie a la fundación de dos núcleos en el actual término municipal arocheno: Arucci y Turóbriga, dos centros de vida a escasa distancia y de los que hoy día perviven numerosos restos. Turóbriga fue la culminación del proceso de ocupación y control de la zona denominada como Baeturia Céltica, con el que Roma pretendía proteger las extracciones mineras de la zona. La mayoría de sus edificios se construyeron entre los siglos I y II d. C., mientras que en el siglo III fue abandonada definitivamente. En la actual Aroche, un buen número de piezas expuestas en el Museo Arqueológico de la Cilla dan fe de la presencia romana en estas tierras. Cuantiosos fragmentos de esculturas, monedas, basas y capiteles, restos del podium de un templo y otros elementos componen la rica colección de este centro cultural, que ocupa el antiguo Convento de Los Jerónimos (siglo XVII).

En la página anterior, vista del conjunto dolménico de La Pasada del Abad, en Rosal de la Frontera. Arriba, yacimiento romano de Turóbriga, en Aroche. Debajo, mirador natural de Piedra Utrera, en Cumbres de San Bartolomé.

Los Llanos de la Belleza acogen el único núcleo romano visitable de la provincia de Huelva. La ermita de San Pedro de la Zarza, conocida popularmente como de San Mamés (siglo XV), se asienta sobre la antigua basílica romana de la ciudad de Turóbriga (siglo I d. C.), cuyas excavaciones se están desarrollando desde finales de los años 90 del pasado siglo. Los trabajos realizados han permitido sacar a la luz buena parte del foro, del que se conserva el podium del templo de Apolo y Diana, así como los restos de una serie de capillas laterales. Además de la basílica, ocupada como ya hemos dicho por la ermita de San Mamés, el foro contaba con plaza pública abierta con pórtico. Otras zonas puestas en valor son las termas, con unas dimensiones que dejan entrever la magnitud que pudo alcanzar Turóbriga. Asimismo hay una casa parcialmente excavada con diferentes estancias en torno a un patio

· 39 ·

central. Aquí se encontraron diferentes piezas de la vida cotidiana de los habitantes de esta ciudad. La última de las zonas puestas en valor ha sido el Campo de Marte, con una superficie cercana a los 4.000 metros cuadrados. Se baraja la posibilidad de que este espacio estuviese destinado a ejercicios militares o la celebración de ceremonias públicas fuera de los recintos sagrados. El recorrido por estas ruinas, perfectamente acondicionado, permite conocer un poco más las dimensiones de esta villa romana que vuelve a tomar vida dos milenos después de su fundación y que descubre el pasado romano de esta franja de la Comarca. La visita a Turóbriga permite también conocer la ermita de San Pedro de la Zarza, conocida popularmente como de San Mamés, y un magnífico ejemplo del arte de Repoblación en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. En su interior destacan las pinturas al fresco puestas en valor recientemente, que han dotado a este templo de una tonalidad cromática que sorprende a quien la visita. Estas pinturas del siglo XV han convertido a la ermita de San Mamés en un espacio de gran valor histórico y artístico para conocer.

Mirador de Piedra Utrera (Cumbres de San Bartolomé) En el extremo septentrional del Parque, en el límite con Extremadura, se encuentra Cumbres de San Bartolomé. Uno de los enclaves más apreciados por los vecinos de la localidad y a la vez poco conocido por cuantos se acercan hasta ella es Piedra Utrera, el mirador natural acomodado sobre una inmensa roca.


A la izquierda, detalle del mirador de La Crucecita, en Corteconcepción. Sobre estas líneas, vista del Pantano de Zufre desde el Paseo de los Alcaldes.

Si hay algo que de verdad caracteriza a este rincón de la Sierra son las vistas que se pueden apreciar de los valles pacenses de Higuera la Real, Fregenal de la Sierra y Fuentes de León. El río Sillo, que marca el límite entre las provincias de Huelva y Badajoz, es otra de las muchas vistas que ofrece este mirador natural, así como el vecino pueblo de Encinasola, que se divisa sobre estas alturas. Desde su posición, Piedra Utrera ofrece una única e irrepetible visión de los montes y llanuras que rodean a Cumbres de San Bartolomé, bifurcaciones de Sierra Morena que unida a los montes que presentan Aroche y Encinasola se introducen en Portugal. El pastizal y matorral en la zona de pendientes se combina con un paisaje transformado de olivar y forrajeras en los espacios más llanos, lugar en los que destacan los cortijos y vistosas casas señoriales. Encinas, alcornoques, quejigos, se entremezclan con el pasto y matorral mediterráneo formando el típico paisaje adehesado de este Parque Natural.

Mirador de la Crucecita (Corteconcepción) Corteconcepción emerge blanca en medio del verde intenso de la dehesa que la rodea por todos sus flancos. Situada en un pronunciado valle, esta localidad ofrece al visitante un punto estratégico en el que disfrutar de unas de las mejores vistas de todo el Parque: el Mirador de la Crucecita. Una vez entramos en el pueblo, la extensa avenida Juan Ramón Jiménez nos llevará rumbo al barrio de La Corte, por cuya salida hacia el Pantano de Aracena llegaremos al área recreativa a los pies de este mirador, a un kilómetro del pueblo. Allí, coronando la cima, una inmensa cruz blanca recibe al visitante tras una subida en constante ascenso y en contacto con el matorral de la zona. Pese al esfuerzo que puede suponer el tramo por el sendero balizado, la recompensa no tiene precio. Desde el Mirador de la Crucecita se contemplan unas sorprendentes

· 40 ·

vistas de Corteconcepción, aunque más espectaculares son las de la zona norte del Parque, que permiten disfrutar de formaciones como las Cumbres de Hinojales, la Sierra del Bujo, la del Ruar, la de la Jabata, la de Castillejo, la Cucharera o el Centro Garay. La tranquilidad que rebosa en este acogedor espacio lo convierte en un rincón ideal para que los sentidos fluyan y disfruten de un lugar en el que el tiempo se para.

Paseo de los Alcaldes (Zufre) El terreno escarpado que ocupa la mayoría del Parque Natural ofrece espacios idóneos para contemplar lugares inimaginables. Rincones privilegiados en los que se han construido miradores o espacios por descubrir en los que disfrutar de panorámicas menos conocidas. De entre todos ellos hay un espacio cívico situado en pleno centro de Zufre que se ha convertido, por derecho propio, en un lugar de obligada referencia para plasmar la magia de la dehesa y la ribera de Huelva sobre una posición privilegiada. El Paseo de los Alcaldes es uno de los amplios espacios urbanos con los que cuenta el casco urbano zufreño. La herencia musulmana de esta población no sólo se circunscribe al origen


Charming places

Piedra Utrera Viewpoint (Cumbres de San Bartolomé)

T

he Sierra de Aracena and Picos de Aroche Natural Park are full of nature areas, monumental sites and unique spots in each and every one of its towns. We propose going on a trip which will take us to six stops, starting from Rosal de la Frontera, then to Zufre, passing through Aroche, Cumbres de San Bartolomé, Corteconcepción and finally to Higuera de la Sierra.

‘Pasada del Abad’ Megalithic Monument (Rosal de la Frontera)

de su nombre, sino a la disposición de su plano, con calles estrechas y tortuosas que confluyen en distintas plazas de cierta amplitud. El centro neurálgico de la vida en Zufre es este Paseo, decorado con numerosos detalles cerámicos de marcada influencia sevillana por todo el recinto. Allí, entre la arboleda y fuentes, los niños cuentan con su propio espacio para jugar, así como hay habilitados rincones para el descanso y la lectura de los mayores. Pero lo realmente llamativo se encuentra en la margen opuesta a la entrada. El muro que separa la plaza de la pronunciada pendiente se convierte en un parapeto que evita echar a volar imaginariamente para disfrutar, a vista de pájaro, de un paisaje en el que el Pantano de Zufre se funde con el bosque mediterráneo perfectamente conservado. Desde ahí, muchos amaneceres permiten divisar espesos mantos de nubes que nacen de la ribera de Huelva y quedan a un nivel inferior de este Paseo de los Alcaldes, que esos días se sitúa más cerca del cielo. Aunque suene a tópico, es difícil describir con palabras las sensaciones que se viven en este rincón, atalaya desde la que ensimismarse con la riqueza natural que atesora el término municipal de Zufre. <>

Throughout the province of Huelva there are a large number of examples of megalithic culture of great historical and archaeological value. The megalithic monument called ‘la Pasada del Abad’ in Rosal de la Frontera, which is perfectly prepared for visitors, is only a few kilometres away from Rosal de la Frontera, on the Nacio– nal 433 road, next to the old bridge crossing the Chanza brook. This monument has six rooms which would have made up the chamber of an old gallery sepulchre. There is another important site near it called Cerro del Castillo of Celtic origin (4th - 3rd century BC) which belongs to the same age as the Dolmen.

Roman City of Turóbriga (Aroche) With the presence of the Roman Empire in the mountain region, two cities, Arucci and Turóbriga, were built. These towns were very close to each other and many remains can still be found today. Turóbriga was the culmination of the process of occupation and control of the area called Baeturia Céltica through which Rome intended to protect the mining and mineral extraction in the area. Most of the buildings were built between the 1st and 2nd century AD although the city was abandoned in the 3rd century. The large number of pieces exposed in the Aroche Archaeological Museum of La Cilla, confirm the presence of the Romans in these lands. A few kilometres away, Llanos de la Belleza rests on the old Roman Basilica belonging to the town of Turóbriga (1st century AD) and excavations of these remains have been continuing since the end of the 90’s. The archaeological work has brought to light a large part of the forum, houses, Campo de Marte and some spectacular thermal baths. The site is perfectly prepared for visitors. If you visit Turóbriga, it is also worth visiting San Mamés chapel where you can see a series of valuable 15th century fresco paintings along the north wall.

In the northern corner of the Park, bordering with Extemadura, is Cumbres de San Bartolomé. Even though it is not so well-known, one of the spots the locals love most is Piedra Utrera, a natural viewpoint on an enormous rock. What truly characterises this area of the Sierra are the wonderful views of the grazing valleys in Higuera la Real, Fregenal de la Sierra and Fuentes de León. From its privileged position, Piedra Utrera offers a unique and unrepeatable view of the mountains and plains surrounding Cumbres de San Bartolomé, the forks in Sierra Morena which lead to the mountains in Aroche, Encinasola and finally Portugal.

Crucecita Viewpoint (Corteconcepción) The white village of Corteconcepción emerges above the intense green of the surrounding meadows. Once we enter the village, the wide Juan Ramón Jiménez Avenue takes us to La Corte neighbourhood where we take the exit towards the Aracena reservoir. This road leads us to the recreational area at the foot of the Crucecita Viewpoint. From this point, you can see amazing views of Corteconcepción crowning the top of the hill, although the views are even more spectacular in the northern part of the Sierra.

Las Tobas (Higuera de la Sierra) Las Tobas is a place characterised by its karst rock formation and small waterfall where three statues of the Virgin Mary can be found, one of Our Lady of Lourdes who presides the place and another two which are hidden away and are a symbol of devotion for the inhabitants of Higuera de la Sierra. To get to this spot, there is a three-kilometre sign-posted path from the road going from Higuera de la Sierra to Zufre. A new viewpoint has also been made recently where you can enjoy the wonderful views of the mountainside.

Paseo de los Alcaldes (Zufre) Paseo de los Alcaldes is one of the largest open walkways in the centre of Zufre. The bustling village centre is decorated on all sides with a large number of ceramic tiles with details of Sevillian influence. The wall separating the square from the steep slope becomes a parapet from which you can let your imagination run wild as you fly over the landscape and enjoy the view of the Zufre reservoir and the perfectly conserved Mediterranean woodlands surrounding it. <>

· 41 ·


路 42 路


En la página anterior, escalada en la zona de Santa Ana la Real. Debajo, sendero por la naturaleza de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. En la página siguiente, otras actividades para realizar en el Parque Natural, como el cicloturismo.

TURISMO ACTIVO

Destino para el disfrute del deporte y la naturaleza

L

a Sierra de Aracena y Picos de Aroche ofrece un amplio abanico de posibilidades para la práctica de actividades que funden la cultura, el patrimonio, el deporte y el contacto directo con la naturaleza. La riqueza del paisaje y su versatilidad como espacio de recreo hacen de este entorno un lugar idóneo para el desarrollo de determinadas actividades deportivas y de ocio que permiten el auténtico disfrute del medio natural. El conjunto de posibilidades va mucho más allá de las populares rutas de senderismo y abarca campos como la escalada, el barranquismo, la espeleología, rutas a caballo, la observación de aves, flora, fauna y el agroturismo, con rutas gastronómicas con el jamón ibérico como eje central. Varias empresas de la Sierra prestan sus servicios para poder aprovechar al máximo todas las posibilidades de este espacio protegido a través de numerosas ofertas.

Senderismo y Nordic Walking

LA EXTENSA OFERTA DE SENDEROS HACE QUE ESTE ESPACIO SEA TODO UN PARAÍSO PARA LOS AMANTES DE LA NATURALEZA

A lo largo de toda la Sierra hay unos 200 kilómetros de senderos de pequeño y mediano recorrido señalizados por la Junta de Andalucía, alrededor de otros 700 kilómetros homologados en su mayoría por la Federación de Montañismo, así como numerosos caminos públicos dependientes de cada municipio. El caminante puede recorrer rutas que discurren entre milenarias dehesas de encinas, alcornoques o quejigos, así como áreas de castaños y olivares. Estos recorridos permiten también encontrar a su paso una rica oferta de monumentos que son fieles testigos del legado histórico de estos pueblos. La extensa oferta de senderos hace que este espacio sea todo un paraíso para los amantes de la naturaleza, que pueden requerir servicios de rutas guiadas o echar mano de los dis-

· 43 ·

tintos mapas y publicaciones que se han editado de todos estos recorridos para realizarlas por libre. Las rutas habilitadas le llevarán, entre otros puntos, desde Navahermosa a Valdelarco, de Linares de la Sierra a Alájar, de Los Marines al Alto del Chorrito, por del Camino de la Víbora de Hinojales o por la Ribera de Jabugo, sin dejar atrás, por ejemplo, el hermoso paisaje que ofrece la Sierra de Los Gabrieles, en Arroyomolinos de León. Las posibilidades dentro de estos senderos son tantas, que incluso se ofrece la posibilidad de realizar algunas rutas guiadas de noche, bajo las estrellas. Los aficionados al montañismo pueden encontrar también en la Comarca otro tipo de sendas de mayor recorrido y dureza, como es la de Charco Malo (Cortelazor la Real), o elegir largas travesías por todo el espacio natural, con la salvedad de que, dependiendo de su duración, quizá tenga que pernoctar en alguno de los mu-


nicipios que encuentre a su paso, ya que está prohibida la acampada libre dentro de los límites del Parque. Aunque la extensa red de hoteles y alojamientos rurales existente facilitarán su estancia. Una de las modalidades más extendidas es la orientación deportiva, que pone a prueba la destreza y conocimientos de los participantes para encontrar el camino dentro de un circuito acotado. Asimismo, otro tipo de rutas más específicas ofrecidas por profesionales les permitirán realizar recorridos patrimoniales, en los que conocerán no sólo la magia del entorno de muchos de nuestros pueblos, sino también su rico legado patrimonial. Rutas micológicas durante la época de setas o gastronómicas, con la visita a queserías o industrias cárnicas, o incluso la posibilidad de vivir en directo momentos tan impresionantes como ‘la berrea’ de los ciervos durante la época de apareamiento son algunas de las posibilidades para realizar a lo largo del año. Otras posibilidades que ofrece la Sierra de Aracena y Picos de Aroche van unidas al senderismo pero con variantes. La longitud de sus senderos es espacio idóneo para la práctica de travesías de resistencia, que incluso cuenta con una prueba del Circuito andaluz en esta Comarca. Por su parte, el Nordic Walking se está conformando como una apuesta relevante, con nuevas posibilidades para disfrutar del senderismo, pero con la ayuda de bastones. El arraigo de esta disciplina en países del centro y norte de Europa puede ser un reclamo para el turismo extranjero.

Rutas a caballo y en bicicleta de montaña Otra de las posibilidades en el Parque Natural son las rutas a caballo por antiguos caminos, barrancos o cañadas que atraviesan la Comarca. La gran tradición equina existente en la mayoría de pueblos ha fomentado los paseos a lomos de estos animales, que permiten conocer rincones de gran belleza y realizar trayectos más largos que a pie. Varios picaderos en la Sierra les permitirán disfrutar de recorridos que van desde la hora de duración a la jornada completa sobre sus caballos. Asimismo, también ofrecen clases de equitación y alojamiento, tanto para el visitante como para quien quiera venir con su propio caballo. Pero, si lo prefiere, puede atravesar estos paisajes sobre una bicicleta

· 44 ·

de montaña. Uno de los muchos tramos acondicionados para este deporte es el de Minas del Teuler (Santa Olalla del Cala), de unos trece kilómetros de longitud. También el Carril Blanco, que comunica Higuera de la Sierra y Zufre y que tiene doce kilómetros, es otro de los senderos recomendables, al igual que los siete kilómetros que distan entre Cumbres de Enmedio y Cumbres Mayores. A estos podemos unir el camino de Aracena a Fuenteheridos (Fuente del Castaño), de Linares de la Sierra a Los Marines (Alto del Chorrito) y otras muchas posibilidades, con importantes desniveles y paisajes espectaculares. Empresas especializadas se encargan tanto del alquiler de bicicletas como de la organización de rutas por distintos puntos. Es más, la afición a las dos ruedas en el Parque es tal que


incluso existen numerosas pruebas en las que juegan un importante papel los clubes locales, como la que une Escalada con el Cerro de San Cristóbal –Almonaster la Real–; la Ruta del Jamón, que une Aracena con Los Marines, Fuenteheridos, Castaño del Robledo y Galaroza; el exigente Maratón BTT de Cala o las rutas por Rosal de la Frontera, Santa Olalla del Cala, Fuenteheridos, Galaroza, Mina Concepción, El Repilado o Linares de la Sierra, entre otros. Como eventos deportivos singulares también podemos destacar dos pruebas de cross para atletas de primer nivel. El Cross de la Subida a la Mezquita, en Almonaster la Real, y el Cross del Agua, en Galaroza, son dos de las citas más singulares, así como la Ruta del Jamón, una media maratón que cada año une Aracena y Jabugo con suculentos premios para sus ganadores. Y como colofón, el triatlón Sierra de Aracena y Picos de Aroche, con natación en el Pantano de Aracena, prueba ciclista por Corteconcepción rumbo a Los Marines donde se culmina con la carrera a pie. ¿Quién se apunta?

sos en las oficinas del Parque Natural para determinadas prácticas, y en algunos casos, a los propietarios de las fincas, ya que la mayoría del terreno protegido es propiedad privada. Aún así, es recomendable solicitar los servicios de empresas especializadas, que le facilitarán toda la visita así como el equipamiento necesario para evitar accidentes. La Cueva del Soldado, en Navahermosa (Galaroza), es una cavidad idónea para la iniciación a la espeleología. También la Cueva del Agua, en Arroyomolinos de León o la Cueva de la Mora, en Jabugo, son aptas para esta práctica, así como otras dispersas dentro del término municipal de Alájar. En este paquete turístico no podemos dejar de lado a la escalada. A tres kilómetros de Santa Ana la Real se encuentra el Risco de Levante, un

Espeleología, escalada, barranquismo y piragüismo Junto al senderismo, una de las actividades turísticas más importantes de la zona es la espeleología. Este terreno acoge numerosas oquedades, por lo que existen diversas cuevas en todo el territorio, algunas aún sin explorar. Al igual que ocurre con la mayoría de los deportes de naturaleza, y para respetar los recursos naturales del entorno, es obligatorio solicitar permi-

· 45 ·

Orientación deportiva, BTT o piragüismo en los pantanos de Aracena y Zufre son también algunas de las posibilidades para disfrutar de esta Comarca.

bloque de cuatro caras de las cuales una se puede trepar y el resto escalar en ‘top rope’. La pared más sencilla de esta formación alcanza unos diez metros, mientras que la más complicada puede llegar a los veinte. También en Navahermosa (Galaroza) o en Aguafría (Almonaster la Real) existen zonas equipadas para escalar, mientras que sobre Almonaster la Real se alza el Cerro de San Cristóbal, en cuya cima hay varias vías aptas para esta actividad. En cuanto a rocódromos artificiales, el más completo para su práctica se encuentra en Aracena, mientras que existen otros dos en Arroyomolinos de León y Cortegana. Asimismo, existe una zona de ‘bulder’, de entrenamieno a baja altura, en Aguafría


La práctica del tiro con arco, la escalada o el avistamiento de estrellas son también posibilidades de gran atractivo.

y en el Risco de Levante. Siempre y cuando la altura del terreno lo permita, y para aquellos que buscan emociones más fuertes, hay empresas que ofrecen servicios de rappel, tirolina, puente mono o incluso ‘puenting’. Los más atrevidos tienen también su espacio en el Parque. El descenso de barrancos tiene un lugar esencial para su práctica en esta Comarca, como el ‘Charco Dun – Dun’, situado entre Cortelazor y Navahermosa. Este tipo de barrancos naturales permiten disfrutar de experiencias únicas con el agua como aliada refrescante. El piragüismo, en el Pantano de Zufre y el de Aracena; el tiro con arco en circuitos cerrados, la observación de aves en algunas de las muchas rutas propuestas por el Plan Sierra Morena, flora, fauna son otras de las posibilidades que puede encontrar si elige la Sierra de Aracena y Picos de Aroche como destino para la práctica de actividades deportivas en medio de un espacio en el que la naturaleza rebosa de plenitud.

Reserva Starligth: las estrellas como reclamo turístico en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche Los atractivos que atesora la Sierra de Aracena y Picos de Aroche no sólo están a ras de suelo –como hemos comprobado hasta ahora–. Su firmamento se ha convertido en Reserva Starlight, un distintivo concedido por el Instituto de Astrofísica de Canarias y avalado por la Unesco, a través del que se reconoce las especiales condiciones del cielo en este espacio para la observación de estrellas.

· 46 ·


A place to enjoy sport and nature

T

he Sierra de Aracena and Picos de Aroche offers a wide range of possibilities to practise activities involving culture, heritage, sport and direct contact with nature. The activities not only include the popular country hikes but also rock-climbing, canyoning, potholing, horse riding, bird, flower and animal watching and rural tourism. Several companies in the mountain region offer their services and the largest number of activities possible in this protected area.

Hiking and Nordic Walking All along the mountain region there are about 200 kilometres of small and middle-distance paths signposted by the Regional Government of Andalusia. There are also another 700 kilometres, most of them approved by the Mountaineering Federation and a large number of public footpaths dependent on each village. The extensive offer of footpaths makes this area a paradise for nature lovers who may require the services of guided trips or different route maps and guide books so they can go alone. Some of the activities offered during the year include wild mushroom-picking during the season or food lovers’ trips with visits to cheese and meat industries. You can even go on a trip to see the bellowing of deer during the mating season.

Horse and mountain bike rides

Y no sólo eso, sino que este distintivo supone también la existencia de un servicio de guía astronómico y equipos profesionales para la organización de observaciones del firmamento. De esta forma, tanto profesionales como aficionados o desconocidos en la materia podrán sumergirse en el encanto de una noche de la Sierra para mirar al cielo y simplemente disfrutar. Esta certificación Starlight está promoviendo un nuevo tipo de turismo, el que busca la tranquilidad de la noche en rincones alejados de contaminación lumínica para disfrutar de estrellas y planetas, en un formato que une ciencia y turismo. Y aquí, Sierra Morena se ha convertido en un auténtico paraíso para la observación de estrellas. Su particular orografía y la pureza de sus cielos hacen de la franja norte de las provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén un rincón idílico para esta actividad. No en vano, el brillo del fondo del cielo está en los parámetros óptimos para este tipo de actividades –entre 21,40 y 21,70 mag/sec arc2, con máximo,5 y de 12,88–, su magnitud límite es superior a 6,5, cuenta con un seeing excelente (1”), así como presenta un 70 por ciento de noches despejadas de nubes para garantizar la velada. <>

Another possibility the Natural Park offers you are horse rides along the old roads, canyons or cattle tracks which cross the region. Most villages have a great horse tradition and offer horse rides to the visitors, passing through the most beautiful places which they would miss if they went on foot. There are many riding schools in the mountain area. You can either go for an hour’s ride or spend a whole day on horseback. They also offer riding lessons and lodging both for the visitor or for those who want to come with their own horse. If you prefer, you can cross the countryside on a mountain bike with specialized companies that rent bikes and organize trips from different points.

Potholing, rock-climbing, canyoning and canoeing The landscape here is full of cavities, which is why there are caves all over the territory, some which haven’t even been explored yet. If you are interested, contact the services of specialized companies who will give you information about the visit as well as the equipment you will need to avoid accidents. In this tourist package we cannot forget rock-climbing which is practised in ideal places such as Risco de Levante, in Santa Ana la Real, Arroyomolinos de León, Cortegana, Aracena or Aguafría (Almonaster la Real). The most daring visitors also have their own particular space in the Park. Canyoning is practised in an adequate place between Cortelazor and Navahermosa. You can also practise canoeing in the Zufre and Aracena reservoir, archery in closed circuits, bird, flower or animal watching or even star-watching if you choose the Sierra de Aracena and Picos de Aroche for your next visit.

Starlight Reserve: The stars seen in the Sierra de Aracena and Picos de Aroche are a touristic draw The points of attraction in the Sierra de Aracena and Picos de Aroche are not only found at one´s foot. The sky seen in this area has been established as a Starlight Reserve and is protected as a World Heritage site by UNESCO for its unique dark sky conditions lending itself to star gazing. The recognition of the Starlight Reserve has promoted a new type of tourism that seeks a night-time tranquillity found far from light polluted areas. Here stars and planets can be enjoyed in a way that unifies science, nature and tourism. <>

· 47 ·


Las Cruces de Almonaster la Real son una fuente inagotable para la tradición oral de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

LA RIQUEZA DEL ‘BOCA A BOCA’

Tradición oral, patrimonio léxico y folclórico

S

i recorre los municipios de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y se para a conversar con sus habitantes, posiblemente escuchará palabras que le pueden resultar un tanto desconocidas, como ‘bujío’, ‘abombáo’, ‘negrál’, ‘tabardo’, ‘vencejo’ o ‘zafarse’. Todas ellas son el resultado de la herencia que dejaron a su paso leoneses y gallegos durante la Repoblación, allá por el siglo XIII, y que hoy día se utilizan en el lenguaje cotidiano de los serranos. Son miles de voces que forman parte del rico patrimonio cultural de esta Comarca y que siguen activas pese al paso de los siglos y a la distancia con el norte de España. Si visita Los Romeros –en el término de Jabugo– y escucha la expresión ‘abarcarse’, sepa que se están refiriendo a abrazarse a alguien con mucho afecto y si en Aroche alguien le dice que está ‘abecerrao’ es que intenta explicarle que se encuentra muy acalorado. Lo que subsiste es la prolongación de los restos del dialecto leonés, fragmentado tras su absorción por el castellano en un conjunto de dialectos que se agrupan bajo la denominación de Hablas del Oeste de España. Hoy se presentan unidos a numerosos galleguismos y a una buena cantidad de voces andaluzas, extremeñas o legadas por la trashumancia, que constituyen el rico y extenso mosaico del habla de nuestros antepasados. La Sierra fue repoblada hace ocho siglos por leoneses y gallegos. A partir del último tercio del siglo XIII, llegaron miles de personas del Antiguo Reino de León, unos procedentes de zonas de habla leonesa: como Santander, Asturias, León, Salamanca y el norte de Cáceres; y otros de zonas de habla

gallega, llegados de una parte del Bierzo (León) y de la provincia de Zamora. Así, hasta finales de ese siglo, se instalaron la mayoría de los galleguismos y leonesismos que aún perduran en el lenguaje de los serranos. También se produjeron mezclas por influencias andaluzas, extremeñas y portuguesas y con la trashumancia llegaron nuevas voces navarras, aragonesas y sorianas. Todo ello dio lugar a un subdialecto que debió hablarse en la Sierra hasta muy avanzado el siglo XIV, cuando, gradualmente, se fue castellanizando, aunque debió tener tanto arraigo que hoy día ha logrado seguir formando parte del catálogo de voces que los serranos usan en su vida cotidiana. Una de las causas que provocaron este fenómeno fue el aislamiento geográfico, hoy día solventado, que vivió la Comarca durante siglos, propiciado por unas pésimas comunicaciones por carretera y un relieve montañoso que domina el terreno, lo que posibilitó la conservación de una gran parte de la herencia cultural de estos pueblos. La importancia de este hecho en la historia de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche llevó al Grupo de Desarrollo Rural a publicar el ‘Diccionario de la Sierra’ –reeditado y ampliado en 2014­–­, en el que se recogen expresiones que se siguen escuchando de ancianos, hombres y niños. Su autor, Rodolfo Recio Moya, le dedicó años de trabajo y estudio, en los que recorrió los pueblos y las aldeas de la zona para escuchar las voces de sus gentes y poder ahondar en cada uno de los términos serranos y en su significado. El ‘Diccionario de la Sierra’ reúne palabras que se emplean en toda la comarca y otras que se mantienen

· 49 ·


Fandangos de pique CRUZ DEL LLANO Dicen las callefuenteras que el Llano es copia de allí; qué más quisieran las feas ese logro conseguir

sólo en algunos municipios. Así, por ejemplo, en Navahermosa (Galaroza) se emplea el término ‘fronza’ para referirse a una cantidad ínfima de algo, mientras que esta palabra ha desaparecido en otros núcleos de población. Lo mismo ocurre en La Nava, donde el término ‘fragoso’ se emplea para decir que algo es dinámico, que se mueve constantemente. Esta herencia sigue estando en boca de todos los serranos y hoy día forma parte del importante legado léxico que tiene esta comarca onubense y que da mucho más de sí. El patrimonio oral en la Sierra cuenta con varios exponentes de gran riqueza etnológica a través del folclore popular. Almonaster la Real y Encinasola son los dos epicentros de esta tradición, fuertemente marcada por la influencia del fandango. Como dice Juan Hidalgo en su ‘Recorrido por los cantes de Huelva’, la Sierra Alta de Huelva es zona de fandangos galanes, musicales, bailables, de acompañamiento lento y sensual. Y en plena serranía, estos dos pueblos mantienen el sentido profundo de su tradición fandanguera. En Almonaster, la existencia de variados estilos de fandango contribuye notablemente a enriquecer el bagaje patrimonial, ya de por sí extenso, de esta villa. Los fandangos de Almonaster se dividen en varios grupos: Los Fandangos de la Cruz El Fandango de Santa Eulalia El Fandango Aldeano

El primero está estrechamente vinculados la Cruz de Mayo y a sus dos Hermandades –las de la Cruz del Llano y la de la Fuente–, mientras que la Romería de Santa Eulalia acoge también su propio fandango. Ambas celebraciones, Cruces y Romería de Santa Eulalia, copan el mes de mayo festivo. La primera de ellas está fuertemente influenciada por la presencia de dos hermandades en las que el ‘pique’ es esencial para entender la fiesta. A raíz de este ‘pique’ nacen dos variedades de fandangos: el de los Pinos y el de la Cruz, propiamente dicho. El Fandango de los Pinos, o de la Noche de los Pinos, es un fandango alto, valiente, lleno de fuerza y vigor. Sin duda llamará la atención de quien lo escuche la alegría del cante y lo espontáneo e ingenuo de las letras. Este fandango de grupo, lleno de lirismo en ocasiones, sirve de soporte al ‘pique’ que existe entre ambas cruces. No existe diferencia en los estilos y sí, leves, en el acompañamiento del pandero que realiza cada hermandad. Toda la noche me llevo atravesando pinares, por darle los buenos días al divino sol que sale. Fandangos de pique CRUZ DE LA FUENTE ¡Qué importa que el Llano tenga tres caballos y mucha gente si el Llano siempre será una copia de la Fuente¡

· 50 ·

Las coplas del pique y los fandangos de Almonaster, pieza fundamental de sus fiestas. En la página siguiente, ritual de la Danza del Pandero de Encinasola.

El Fandango de la Cruz es el que se canta principalmente en la peana de ambas cruces cuando se termina o comienza algún ritual dentro de la fiesta. Son las mujeres las que interpretan en grupo este fandango cadencioso, al ritmo de la pandereta y lleno de hondura, sentimiento e ingenuidad, en el que se ensalzan y alaban las virtudes y méritos de cada Cruz. Es destacable la importante aportación que hacen las aldeas de Aguafría y Las Veredas al fandango de la Cruz. Particularmente Las Veredas, que mantiene una variante del fandango crucero y, sobre todo, matiza valores y perfiles propios en el fandango ‘repicao’, por el repique que se hace en el pandero al acompañarlo. Fandango de la Cruz del Llano ¡Viva el Llano, viva el Llano! ahora y siempre lo diré. Por muy lejos que me vaya del Llano me acordaré. Fandango de la Cruz de la Fuente Soy de la Calle la Fuente del pueblo de Almonaster donde hay tan poquita gente, poquita pero con fe. La otra variedad de fandangos relacionados con las festividades de Almonaster sale a la luz cada tercer fin de semana de mayo. Desde 1606, todos sus vecinos peregrinan hasta la Dehesa de la Aguijuela a su popular Romería de Santa Eulalia, donde se interpreta el Fandango de Almonaster o de la citada Santa, protagonista de las letras. Hay una imagen chiquita a orillas del río Odiel en la que tengo mi fe. Es Santa Eulalia bendita, orgullo de Almonaster.

La Virgen de Santa Eulalia la que más altares tiene; no hay uno en Almonaster que en su pecho no la lleve.


Este fandango presenta dos modalidades en el estilo: uno corto y otro largo; ambos preciosistas y expresan de una forma candorosa y sencilla, casi ingenua y con una musicalidad muy simple. Suele interpretarse en grupo, con guitarras y castañuelas y, lo que lo diferencia del resto es la posibilidad de ser bailable. El baile de este fandango es alegre, cadencioso en ocasiones y se realiza por parejas. El mejor momento para disfrutarlo es la tarde del sábado de la Romería de Santa Eulalia, en la que los asistentes se reúnen junto al Zancolí para cantar y bailar sus ancestrales fandangos. El último de los estilos de fandango de Almonaster es el aldeano. Esta variante procede de las aldeas de Almonaster y se vincula a otro tipo de celebraciones, mucho más familiares y cerradas. Fue recuperado para el cante y el baile en las aldeas de Calabazares y Escalada, donde las ancianas solían hacer uso de él en las fiestas entrañables, familiares y participativas del lugar. Es canto de amor individual y se compaña con guitarras y castañuelas. Yo me asomé a tu ventana por verte a tí los lunares y vi que no eran pintados que eran tuyos, naturales; que Dios te los había ‘dao’. Dos pájaros en un almendro los picos se estaban dando. Con recelo los miraba porque me estaba acordando de cuando tú me besabas. Un papel esencial para el mantenimiento de esta riqueza folclórica lo ha desempeñado la Agrupación de Danza de Almonaster la Real, que ha recuperado y promocionado su particular tesoro. Lo mismo ha ocurrido en Encinasola, donde su Grupo de Coros y Danzas ‘Virgen de Flores’ sigue manteniendo viva la llama de su fandango y su popular Danza del Pandero. En Encinasola, su fandango está estrechamente vinculado a las celebraciones en honor a su Patrona, la Virgen de Flores. Según Tomás López (Actas de las XV Jornadas del Patrimonio de la Sierra. Aroche, 2000), el fandango de Encinasola, casi olvidado, se rescató en la mitad de los años 40 gracias a Rosalía Gómez Domínguez, a quien se lo transmitió una señora de la localidad, una mujer mayor que vivía en La Peña y que

LA COMARCA DE LA SIERRA CUENTA CON ESTILOS PROPIOS DE FANDANGO: LOS DE ALMONASTER LA REAL Y EL DE ENCINASOLA, DENTRO DE LA RICA VARIEDAD QUE POSEE LA PROVINCIA DE HUELVA

le describió los movimientos de su baile y recordaba la música y letra. Gracias a esta transmisión oral resurgió un fandango cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII y se bailaba acompañado de acordeón, bandurria, guitarra y castañuelas en las fiestas Patronales, así como en bodas y bautizos. La armonía, sencillez y dulzura de los sones del fandango de Encinasola contrastan con la profundidad de sus letras, que se distribuyen en bloques de cuatro unidades y entre ellos un estribillo. A este estribillo se le llama ‘forraje’ y en él se paraba la música y echaban otras estrofas llamadas ‘décimas’ y también las improvisaciones, las ‘bombas’. Yo sembré en una maceta la semilla del encanto con lágrimas la regué y la flor salió llorando tuvo la culpa el querer A orillas de la ribera está la Virgen de Flores Patrona de Encinasola reina de los corazones a orillas de la ribera Bombas Sembré trigo y cogí avena Dame un abrazo morena Sembré trigo y cogí cebá Dame un abrazo salá El Grupo de Coros y Danzas ‘Virgen de Flores’, creado en 1944 por Rosalía Gómez y Eladio Carvajo, obtuvo el primer premio por el baile del fandango de Encinasola en el VII Certamen Nacional de Coros y Danzas de Madrid, celebrado el 14 de diciembre de 1948.

Tanto Rosalía Gómez como Eladio Carvajo se encargaron de recopilar letras y partituras del amplio abanico folclórico de Encinasola, que estaba cayendo en el olvido. Gracias a su esfuerzo hoy se han recuperado los fandangos, sino que también podemos disfrutar de una de las danzas más singulares y bella de toda la comarca: La Danza del Pandero.

La Danza del Pandero Aunque no es la única danza que existe en la Sierra, la Danza del Pandero está envuelta por un halo de misterio y encanto que la diferencia del resto, además de carecer de fecha fija para su interpretación. Diversos estudios publicados aportan su granito de arena para rescatar de la memoria perdida el origen y significado de esta expresión artística, seña de identidad de todos los vecinos de Encinasola. Pero antes de entrar en su historia es conveniente ahondar en la propia Danza del Pandero. Hoy día, el Grupo de Danzas ‘Virgen de Flores’ es el encargado de interpretar los antiguos sones del pandero en Encinasola ataviadas con su traje típico. Pese a que en sus orígenes la danza era mixta, actualmente participan trece mujeres, ocho en el baile y cinco en el canto. Todas ellas portan en sus manos el pandero cuadrado, único instrumento de este baile en el que los golpes secos sobre la piel de los adufes artesanos marcan el compás. El pandero de Encinasola, a diferencia de otras variantes más extendidas, tiene bastidor cuadrado, lo que le confiere un toque de originalidad y elegancia que se transmite en los pa-


sos que interpretan las danzantes, siempre acompañadas por la sección vocal del grupo, que interpreta letras de amor, relacionadas con el saber popular o con Encinasola. Y siempre con estribillos marcados: El pandero, el pandero elarolaro el amor de la niña, el amor de la niña, triste y callada Cuando uno presencia por primera vez la Danza del Pandero constata, a simple vista, su singularidad con respecto al resto de bailes populares existentes en la provincia de Huelva, que no son pocos. Hay varias teorías que profundizan en el origen de este baile. Algunas hacen referencia a un ritual funerario a la muerte de un niño aunque la más fiable la sitúa como resultado de la Repoblación leonesa de la Sierra de finales del siglo XIII. Según Tomás López, al suroeste de la provincia de Salamanca existen bailes que también utilizan este modelo de pandero, por lo que no es de extrañar que la llegada de campesinos castellanos hasta las vastas tierras de Encinasola en la Edad Media trajese consigo la implantación de sus costumbres, como esta danza, que arraigó durante siglos. Pandero mi pandero ¿quién te tocará? de noche con la luna de noche con la luna y aunque nevara

Leyendas y cuentos populares Al igual que otras muchas zonas rurales de España, la literatura oral fue la llave para mantener viva la historia, real o ficticia, de muchos pueblos y parajes. Esta literatura oral transmitida por abuelos a sus nietos a la luz y abrigo de la candela propició la existencia

de decenas de relatos populares de los que muchos siguen vigentes todavía. Cada pueblo mantiene orgulloso leyendas que explican la formación o el descubrimiento de lugares singulares, que describen los amores prohibidos de princesas musulmanas con apuestos caballeros castellanos, que remiten a la magia de la Noche de San Juan para todo tipo de hechizos… La Asociación Juvenil Alma Natura realizó hace unos años una recopilación de una treintena de leyendas de todos los pueblos de la Sierra, un trabajo arduo de gran valor que ha posibilitado que muchas de estas historias no caigan en el olvido. Por su parte, Dolores González Gil, editó el libro ‘Cantar y jugar’, un compendio de los cánticos que los niños del pasado siglo XX interpretaban durante su infancia mientras disfrutaban de juegos tradicionales en calles o plazas. Como la propia autora lo define, es la “poética de la tradición oral”. De todas formas, la mejor forma de conocer estas leyendas y mantener vivo su espíritu es saber de ellas a través de los mayores en cada rincón de la Sierra, con lo que no desaparezcan en el tiempo y permitamos a las generaciones futuras conocer esta herencia.

Otras manifestaciones folclóricas de interés Junto a estas manifestaciones folclóricas de transmisión oral hay otras en muchos pueblos de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche que merecen especial mención. En Aroche, por ejemplo, todavía se conserva su baile típico: la jota, de clara influencia extremeña y con letra propia en la que el amor y el paisaje arocheno son protagonistas. Otras joyas de la tradición oral son las Coplas de los Quintos, canciones que los jóvenes entonaban durante los festejos que marcaban su paso

· 52 ·

El pandero cuadrado de Encinasola marca el ritmo de su popular canto.

al ya extinto Servicio Militar Obligatorio. Todos los pueblos de la Sierra conservan letras de los Quintos aunque la desaparición de esta figura como tal augura un futuro poco esperanzador a esta tradición oral. El Carnaval ha sido una fiesta con gran arraigo en la Sierra aunque la prohibición durante la Dictadura franquista sumergió a la cita de la alegría en una época oscura de la que salió hace unas décadas, pero perdiendo buena parte de su esencia propia. Aún así, todavía se conservan cuplés históricos y coplas de Carnavales con arraigo, como los de Cortegana o Aracena. El rico legado oral de muchos de nuestros pueblos también tiene su hueco cada mes de octubre con los coros de campanilleros de Galaroza, Fuenteheridos y Aracena. En Galaroza, este grupo de hombres y mujeres, provistos de guitarras y otros instrumentos recorre las calles de su pueblo y la aldea de Navahermosa durante la madrugada del primer domingo del mes cantando sus letras populares. En Fuenteheridos, su Coro ‘Solera añeja’ no sólo recorre las calles de su pueblo durante las noches de octubre, sino que también suele visitar pueblos cercanos para acercarles sus coplas populares. La celebración de los Campanilleros tiene mayor duración en Aracena, donde su coro recorre el núcleo urbano y visitan también la aldea de Jabuguillo a lo largo de todos los fines de semana de octubre. Aquí, el grupo está compuesto por hombres y niños provistos de guitarras y otros instrumentos artesanales. Pero lo verdaderamente llamativo son sus voces. Las canciones que interpretan suelen tener el mismo tonillo, aunque con letras distintas, muchas de ellas centenarias, y todas relacionadas con temas religiosos o populares. También Almonaster la Real tiene su tradición de Campanilleros, unidos estos a la figura de Santa Eulalia. Al contrario que los ejemplos de Galaroza y Aracena, en Almonaster salen durante la madrugada del 8 de diciembre para despertar con sus coplas a los mayordomos de la Santa y realizan un recorrido por el resto del pueblo. En Corteconcepción, por su parte, su Coro de Campanilleros tiene un tinte más navideño. De hecho, todo evento de diciembre suele contar con su magnífico conjunto de voces –masculinas y femeninas– y su instrumentación, con una interesante sección de cuerda. <>


An oral legacy

T

he vocabulary used in the villages in the Sierra de Aracena y Picos de Aroche is the result of the inheritance left by immigrants from León and Galicia during the repopulation back in the 13th century. If you visit Los Romeros, in Jabugo, and hear the expression ‘abarcarse’, note that they mean ‘abrazarse’ or hug someone very affectionately. If someone says they are ‘abecerrao’ they are trying to explain that they are boiling hot. The language that has survived is the remains of a León dialect, fragmented after its absorption by the Castilian language into a number of dialects which are grouped under the denomination of Dialects of Western Spain. The Sierra was repopulated eight centuries ago by immigrants from León and Galicia. There were also mixes and influences from Andalusia, Extremadura and Portugal and with the migration of the time, new words were introduced from Navarra, Aragón and Soria. The consequence of all this was a sub-dialect which was most probably spoken in the mountain region until way into the 14th century when the Castilian language gradually became more common. However, this sub-dialect must have had such strong roots that even nowadays it is still a part of the vocabulary the mountain folk use in their daily life. The importance of this fact in the history of the Aracena Mountains and the Aroche Peaks encouraged the Rural Development Group to publish the ‘Mountain Region Dictionary’ where you can find expressions still used by the elderly, the men, women and children. The author, Rodolfo Recio Moya dedicated many years’ work and study to this book, travelling to the local villages and hamlets to hear the words used and to find out about each and every one of the mountain expressions and their meaning. The oral heritage in the Mountain region also has several examples of great ethnological wealth in its popular folklore. Almonaster la Real and Encinasola are the two main centres of this tradition which is strongly marked by the influence of the fandango songs. In Almonaster, there are different styles of fandango which contribute notably to the already existing rich heritage in this town. The fandangos in Almonaster are divided into several groups and are closely linked to the festivity of the May Crosses and the Saint Eulalia Pilgrimage. The Dancing Association in Almonaster la Real has played an important role in preserving this rich folklore and has recovered and promoted its treasured songs and dances. This has also occurred in Encinasola, where

their ‘Virgen de las Flores’ Chorus and Dance Group still keeps up the tradition of fandangos and their popular Tambourine Dance. The Encinasola fandango is closely linked to the celebrations in honour of their patron saint, Our Lady of Flowers. This fandango had almost gone into oblivion until the middle of the 40’s when, thanks to a villager who sang it to Rosalía Gómez Domínguez, it was retrieved. The origins of this type of fandango go back to the 18th century and were danced

accompanied by an accordion, a ‘bandurria’ (a type of chordophone), a guitar and castanets during the Patron Saint festivities and at weddings and christenings. In fact, the ‘Virgen de las Flores’ Chorus and Dance group, created in 1944 by Rosalía Gómez and Eladio Carvajo, was awarded the first prize for the fandango dance of Encinasola in the 7th National Chorus and Dance Contest in Madrid, which took place on 14th December 1948. Both Rosalía Gómez and Eladio Carvajo were in charge of compiling the lyrics and scores of the vast folklore which had almost been forgotten in Encinasola. Thanks to their effort, the fandango still exists today and one of the most original and beautiful dances in the region, the Tambourine Dance, can still be enjoyed.

The Tambourine Dance Although it is not the only dance existing in the Mountain region, the Tambourine Dance is surrounded by a halo of mystery and enchantment, making it different to the rest and besides, there is no fixed date for its performance. A number of published works are also contributing to retrieving the lost memory of the origin and meaning of this artistic performance, which is a sign of identity for the villagers of Encinasola. Nowadays, the ‘Virgen de las Flores’ Dance Group is in charge of interpreting the old tambourine songs in Encinasola, dressed

· 53 ·

in the typical costumes and playing the odd square-shaped tambourine. There are several theories which talk about the origin of this dance. Some of them refer to a funerary ritual for the death of a child although the most believable theory talks about the repopulation of the mountain region by immigrants from León at the end of the 13th century.

Legends and popular tales Like in other rural areas in Spain, oral literature has been the key to keeping real or fictitious stories alive in many villages and places. This spoken literature, passed down from grandparents to grandchildren while sitting in the light and heat of the fireside, produced hundreds of popular tales, many of them still existing today. Some years ago, the AlmaNatura Young People’s Association made a compilation of around thirty legends from all the Sie– rra villages, a highly-valued hard task which has prevented many of these stories falling into oblivion. Furthermore, Dolores Gil wrote ‘Sing and play’, a book where you can find typical childhood songs of XX Century.

Other folklore Another example of folklore is the typical ‘jota’ dance in Aroche which is still danced today. It is clearly influenced by Extremadura and has its own lyrics which talk about love and the countryside in Aroche. Other treasures of oral tradition are the Coplas de los Quintos, versed-songs which the young lads used to sing during the festivities before leaving for the Compulsory Military Service which no longer exists. For many years Carnival time was a deeply traditional festivity in the Sierra although the prohibition during Franco’s Dictatorship immersed the fun celebration into a dark age. The festivity is gradually co– ming back to life in places like Cortegana or Aracena. The rich oral legacy in many of our villages can also be heard every October with the voices of the bell ringers’ choirs in Galaroza and Aracena. Groups of men and women, with their guitars and other instruments walk through the village streets from daybreak on Sunday mornings singing their popular lyrics. In Almonaster la Real the bell ringers accompany the statue of Saint Eulalia and sing during the early morning of 8th December. <>


La Danza de la Virgen de Tórtola, en Hinojales, es uno de los platos fuertes de sus fiestas patronales.

CALENDARIO FESTIVO

Doce meses de riqueza etnográfica

L

a Sierra de Aracena y Picos de Aroche está situada en la margen oeste de Sierra Morena, una zona de difícil acceso a lo largo de la historia. Curiosamente, este hecho se ha convertido en aliado para la cultura popular de sus pueblos. Su emplazamiento geográfico provocó un aislamiento durante siglos que posibilitó la conservación de unas señas de identidad y una cultura popular que hoy día son fiel exponente de la riqueza etnográfica de sus 29 municipios. Las cuatro estaciones del año serrano acogen multitud de celebraciones y representaciones singulares que amenizan la vida en una Comarca que da a conocer sus tesoros más preciados a quienes la visitan. Celebraciones religiosas, paganas, danzas ancestrales, recuerdos de épocas pasadas o alianzas con la Madre Naturaleza jalonan un calendario festivo no sólo rico por la frecuencia de sus citas destacadas, sino por su singularidad.

PRIMAVERA (marzo, abril y mayo) La primavera abre sus puertas con una de las celebraciones de mayor arraigo en toda Andalucía: la Semana Santa. Marzo es el mes de la Pasión y la devoción. Y todos los pueblos de la Sierra se preparan estos días para rendir culto a sus imágenes y para presenciar la salida de las distintas hermandades con sus tallas, un ritual que cuenta con varios siglos de historia en diferentes cofradías de Aracena, Aroche, Cortegana o Encinasola, entre otros. El Domingo de Ramos marca la salida de numerosas cofradías, aunque los días de mayor interés comenzarán a partir del Miércoles Santo, con la salida de nuevas procesiones por las estrechas calles de nuestros pueblos. Y así hasta el Sábado Santo, donde la mayoría de los desfiles recorren sus

calles en medio del respeto por esta tradición. Las imágenes de crucificados, nazarenos o yacentes comparten protagonismo con distintas vírgenes y los fieles ataviados con los hábitos nazarenos, que acompañan solemnemente cada estación de penitencia. Pero la Semana Santa en la Sierra tiene también sus particularidades. En Aroche todavía se mantiene vivo el Sermón de las Siete Palabras, un auto sacramental medieval, así como el Sermón de Pilatos. Ambos se funden con las salidas procesionales de estos días. El aroma a incienso y las notas de las bandas que acompañarán los desfiles envolverán el ambiente durante estos días para culminar en el Domingo de Resurrección con una jornada campestre. Ese día se celebra ‘El Judas’, la Gira, el Día del Huevo y el Bollo… distintas versiones del día de Pascua en el que se pone punto y final a esta celebración. Junto a estas celebraciones de carácter religioso, otras populares ocupan estos días numerosas localidades. Así, Linares de la Sierra celebra el Domingo de Resurrección su Rifa del Piñonate, un sabroso colofón a esta semana festiva. En Santa Ana la Real, por su parte, esa última jornada de la Semana Santa se celebra la original fiesta de la Suelta de las Burras. Días antes, algunos vecinos ‘raptan’ a las bestias de los campos de sus dueños que pueden respirar tranquilos el Domingo, cuando los animales aparecen por las calles de la localidad. Cumbres Mayores, por su parte, celebra el Jueves y Viernes Santo ‘Las Caras’, un juego de azar con dos monedas alfonsinas como protagonistas y apuestas entre los participantes. Marzo también acoge la celebración de la Feria Internacional de Caza de Rosal de la Frontera (Ficar), un encuentro para todos los amantes del

· 55 ·


mundo cinegético en esta localidad, cuyo término municipal es uno de los espacios más solicitados para la caza de perdiz con reclamo. Monteros y monteras llegados de toda la Sierra, la vecina Badajoz e incluso Portugal participan en esta feria, en la que se complementa la zona expositiva con numerosas actividades al aire libre. En abril se celebra una de las fiestas señeras dentro de las citas ganaderas, la Feria del Ganado de Puerto Moral. Desde 1893, centenares de tratantes y ganaderos de la Comarca se reúnen en esta pequeña localidad para mostrar sus reses y adquirir nuevas con las transacciones populares que se cierran con un apretón de manos. A comienzos de mayo, Hinojales se enfunda su traje de gala y se echa a la calle para visir sus fiestas en honor a la Virgen de Tórtola. La danza o ‘lanza’ de un grupo de siete hombres, ataviados con trajes típicos, va estrechamente unida a su Patrona durante el recorrido por las calles de su pueblo. Esta danza, posiblemente de origen celta y catalogada como Actividad de Interés Etnológico por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, se ha convertido en una expresión cultural y religiosa símbolo de la identidad de esta población, que ve desfilar a es-

tos hombres al son de la gaita y el tamboril en la procesión de su Virgen. La explosión de colorido que envuelve a la primavera es también el espacio idóneo para la celebración de una fiesta que en Almonaster la Real tiene un cariz diferenciador. Sus Cruces de Mayo son el mejor ejemplo de la cristianización de celebraciones paganas que se realizó siglos atrás. Lo

· 56 ·

Arriba, Danza del Corpus Christi en Cumbres Mayores. Sobre estas líneas, Jornadas Medievales de Cortegana, En la página siguiente, Desfile de Moda Flamenca de Cañaveral de León y Certamen de Pintura al Aire Libre de Cortelazor la Real.

que en un principio era un verdadero culto a la fertilidad se ha transformado en una fiesta que, pese al paso del tiempo, no ha perdido simbolismo ni interés. Las Cruces en Almonaster la Real reúnen a sus vecinos en torno a dos monumentos: el de la Cruz del Llano y el de la Fuente. Dos hermandades con un ritual similar en el que se funde la


riqueza natural con sus coplillas populares del ‘pique’, interpretaciones del patrimonio oral en la que se ensalzan los valores de la Cruz propia y se infravaloran los de la ajena. Todo ello dentro de un verdadero espectáculo gracias al cual hoy día se mantiene vivo el traje típico de serrana, que las mujeres de Almonaster la Real lucen el Domingo del Romero durante el recorrido por las calles de la localidad al son de las panderetas, la flauta, el tamboril y los fandangos del ‘pique’. Aunque con diferencias dentro de su ritual, no menos interesante son las Cruces que se celebran en dos aldeas del término de Almonaster la Real: Aguafría y Las Veredas (Cruz del Hoyo), en las que el traje de serrana también sigue presente. También mayo tiene un especial significado en Cumbres San Bartolomé. Allí se conserva una copia original del Bando de Móstoles, el documento enviado desde la ciudad madrileña a toda España en 1808 para informar a los españoles de la invasión de las tropas de Napoleón. Dos siglos después, esta localidad celebra una fiesta ambientada en la época de la Guerra de la Independencia en la que se recupera la historia contemporánea de toda la Sierra.

VERANO (junio, julio y agosto) Una vez el intenso mes de mayo queda atrás, el verano acoge otras celebraciones singulares que mezclan los tintes religiosos con la tauromaquia para todos los públicos. En Cumbres Mayores, por ejemplo, el Corpus Christi funde la tradición de la danza y el arte del toreo en el mes de junio. Esta cita reúne el baile de dos grupos de danzantes, todos niños, que mantienen viva la esencia del ritual junto a sus imágenes: la de la Virgen de la Es-

peranza y la del Santísimo Sacramento. La vestimenta de cada grupo sólo difiere en los colores, un matiz que se suma a la danza que desarrollan: mientras que los de la Esperanzan lo hacen de espaldas a la Patrona cumbreña, los del Santísimo miran siempre de cara al Monumento. Una vez finaliza el desfile procesional, todo el pueblo y los cuantiosos visitantes se preparan para las tradicionales capeas, que tienen su escenario principal en la calle La Portá. Numerosos aficionados demuestran su valentía y destreza, que, a menudo, no evita algún revolcón durante los tres días de capeas que se viven. Corteconcepción, por su parte, celebra en junio un evento en el que se pone en valor la riqueza gastronómica y cinegética de la Comarca. Esta Feria se ha convertido también en escenario

· 57 ·

EL AISLAMIENTO GEOGRÁFICO VIVIDO POR LOS PUEBLOS DE LA SIERRA DURANTE SIGLOS HA SIDO UN ALIADO PARA MANTENER LA ESENCIA DE MUCHAS DE SUS FIESTAS TRADICIONALES

para la celebración del Concurso Nacional de Cortadores de Jamón de la localidad, en el que se reúnen algunos de los mejores profesionales de España. Y antes de terminar el mes, las onomásticas de San Antonio y San Juan permiten disfrutar de celebraciones en torno al fuego en Arroyomolinos de León o Santa Ana la Real. Allí, las Fiestas del Voto (o del Toro), en julio, recuerdan la promesa que cuatro vecinos realizaron a su Patrona siglos atrás para que los librase de la epidemia de cólera morbo que asolaba la Comarca, a cambio de la lidia de un toro en su honor. Aunque el toro es el protagonista, el ponche que los diputados ofrecen y la gastronomía popular animan unas fiestas de gran arraigo entre sus vecinos y visitantes. Cañaveral de León ha hecho del verano también su aliado para la celebración del Certamen de Moda Flamenca, un evento que transforma por completo uno de sus rincones por excelencia: La Laguna. La pasarela por la que desfilan las modelos se eleva sobre las aguas de este monumento en un original espacio para la moda que sigue creciendo cada año. Cortelazor la Real, por su parte, ha hecho de la belleza de sus paisajes su mejor tarjeta de presentación y atractivo. Cada mes de agosto, decenas de pintores invaden las calles y rincones naturales de este pueblo para participar en el Certamen de Pintura al Aire Libre, una cita ineludible para muchos desde 1999. Pasear durante esa mañana por sus calles es como hacerlo por un gigantesco estudio de pintura, en el que en cualquier esquina, cualquier portal, o cualquier espacio, por inaccesible que parezca, tiene un artista, su caballete, lienzo y útiles, que desprenderán


aromas de pinturas y aguarrás, fundidos por unas horas con las fragancias de la Sierra. Todo ello en un día de fiesta para Cortelazor la Real, que se echa a la calle para arropar a sus particulares huéspedes durante el tiempo que tienen para terminar sus cuadros. Pero si lo que desea es retornar al pasado y vivir tal como lo hacían señores feudales, vasallos, damas y mercaderes de la Edad Media, no dude en visitar Cortegana en agosto. Las calles de esta localidad, con su Castillo al frente, viajan seis o siete siglos atrás durante sus Jornadas Medievales. Los aledaños del Castillo de Sancho IV reviven épocas pasadas con multitud de actividades, animación de calle, gastronomía de la época e incluso la posibilidad de alquilar un traje para convertirse en la princesa o el caballero que siempre soñó. El mercadillo medieval, torneos a caballo y otros espectáculos han convertido esta localidad en punto de encuentro de los amantes del medievo de toda España. Y también hay tiempo para la música. Aracena mantiene su Muestra de Música Antigua ‘Castillo de Aracena’, punto de encuentro de profesionales y amantes de este estilo histórico. Higuera de la Sierra, por su parte, se envuelve en el Jazz de su Festival que, con el fresco de la noche como aliado, marca el final de un intenso verano de actividades.

OTOÑO (septiembre, octubre y noviembre) Las lluvias y la llegada del frío cambian por completo el paisaje de todos los pueblos del Parque Natural aunque no por ello restan belleza a su entorno. De hecho, el otoño suele ser la época de mayores posibilidades para el visitante, con un abanico de opciones para elegir a cada cual más original. La importancia del ganado y la afición al mundo del caballo tienen en la Feria Ganadera de Aroche (Fegar) un referente nacional cada mes de septiembre. Concursos morfológicos, de doma, exposiciones, una feria de muestras y numerosas actividades lúdicas conforman su programación. Otoño es también la estación del año en la que la Sierra hace gala de su legado histórico a través de las Jornadas de Cultura Islámica de Almonaster la Real (octubre), que transportarán al pueblo a su etapa de esplendor andalusí. Charlas, exposiciones, degustaciones gastronómicas, y diversas actividades transforman el centro histórico de Almonaster la Real en una antigua medina, en la que no falta su zoco ni las llamadas al rezo en su mezquita, que recupera la actividad de diez siglos atrás. Y como la gastronomía es esencial en la vida diaria de esta tierra, la Semana del Jamón Ibérico de Aracena se fun-

· 58 ·

Jornadas de Cultura Islámica de Almonaster la Real (arriba) y aro de fuego de la fiesta de los rehiletes de Aracena. En la página siguiente, escena de la Cabalgata de Reyes Magos de Higuera de la Sierra.

de con otras actividades como las populares Candelas de Jabugo en la Plaza del Jamón, la Fiesta del Mosto de Corteconcepción o las Rutas de la Tapa que se celebran en la mayoría de localidades. En noviembre, toman el relevo las Jornadas Sefardíes de Santa Olalla del Cala, en las que recupera una etapa de floreciente convivencia entre las tres culturas históricas. Estudiosos de la presencia judía en España tienen aquí


una cita, que se extiende durante cuatro jornadas de conferencias y actividades lúdicas, en las que se ahonda en el legado de este pueblo, que tuvo una destacada presencia en la Santa Olalla de hace unos cinco siglos.

INVIERNO (diciembre, enero y febrero) Las festividades de la Constitución Española (6 de diciembre) y de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre) conforman uno de los mejores puentes para visitar la Sierra y conocer una de sus celebraciones más originales, estrechamente vinculada al castañar. En la noche del 7 de diciembre, Aracena vive su popular fiesta de los rehiletes, en la que estos artilugios, compuestos por hojas de castaño, hacen las delicias de niños, y no tan niños. Distintas hogueras llenan las plazas de la localidad para la quema de los rehiletes, dando lugar a un espectáculo simbólico de luz, color y purificación. Una vez que el castaño se ha desprendido de sus hojas, los grupos de niños acuden al campo a fabricar manualmente sus rehiletes, a partir de una vara de olivo a que se insertan las hojas de castaño. Cuando llega el día (y previo secado del rehilete), todo el mundo se concentra en las candelas y acerca sus rehiletes para que prendan. El inicio de las llamas va unido al movimiento circular del brazo que lo sostiene para permitir la combustión perfecta de este cilindro vegetal, una tradición en la que niños y mayores disfrutan por igual realizando figuras de luz en la oscuridad de la noche. Esta proliferación de hogueras para la purificación en la víspera del 8 de diciembre también se extiende

a Zufre, Los Marines o a la aldea de La Umbría (Aracena), donde queman sus ‘avalorios’. Dentro de las fiestas navideñas no podemos olvidar la tradición del Belén Viviente de Galaroza, Cumbres de San Bartolomé, Puerto Moral Higuera de la Sierra o Zufre ni las cabalgatas de Reyes Magos, de entre las que destacan la de Higuera de la Sierra y Linares de la Sierra. Espacios como el Cerro de Santa Brígida cachonero, el patio de armas del antiguo castillo cumbreño, el espacio del Barranco de Puerto Moral o el casco urbano de Zufre se transforman estos días para escenificar la Belén de Judea del año 1 con gran realismo y todo lujo de detalles. La noche del 5 de enero, por su parte, la magia y la ilusión de los Reyes Magos inundan las calles de Higuera de la Sierra, un municipio de unos 1.300 habitantes que disfruta de su fiesta más señera junto a las 30.000 personas que acuden a contemplar la belleza de su Cabalgata, la segunda más antigua de España. Si hay algo que caracteriza a esta Cabalgata es la escenificación que realizan los vecinos sobre las carrozas. Hombres, mujeres, niños y ancianos representan las estampas del Antiguo Testamento como si figuras pétreas fuesen, haciendo frente al intenso frío e incluso a la lluvia que suele acompañar la noche de Reyes en la Sierra. Su esfuerzo desde 1918 les ha valido la declaración de Actividad de Interés Etnológico. Por su parte, Linares de la Sierra hace del encanto de su casco urbano –catalogado como BIC– el rincón ideal para la muestra de sus escenas bíblicas antes del recorrido triunfal de los Reyes Magos a lomos de sus burros. Eso sí, Sus Majestades tienen importante presencia en todos los pueblos

ROMERÍAS ALÁJAR › San Bartolomé (fin de semana antes del 24 de agosto) › Virgen de la Salud - Los Madroñeros (último fin de semana de agosto) › Reina de los Ángeles (8 de septiembre)

ALMONASTER LA REAL › Santa Eulalia (tercer fin de semana de mayo) › Santa Eulalia Chica (septiembre)

ARACENA › Divina Pastora (primer domingo de junio) › Virgen de la Esperanza en Castañuelo y Corterrangel (agosto) › Santa Marina en Valdezufre (septiembre)

AROCHE › San Mamés (penúltimo fin de semana de mayo)

ARROYOMOLINOS DE LEÓN › Virgen de los Remedios (tercer fin de semana de mayo)

CALA › San Roque (último fin de semana mayo)

CAÑAVERAL DE LEÓN › Santa Marina (primer fin de semana de julio)

CORTEGANA › San Telmo (mayo) › San Antonio (fin de semana siguiente al 13 de junio)

CORTELAZOR LA REAL › Nuestra Señora de la Coronada (segundo domingo de mayo)

CUMBRES DE SAN BARTOLOMÉ › Virgen de la Aliseda (tercer domingo de mayo)

CUMBRES MAYORES › Lunes de Albillo

ENCINASOLA › Virgen de Flores (Lunes de Albillo) › Virgen de Rocamador (agosto - septiembre)

GALAROZA › Divina Pastora (último fin de semana de junio)

HIGUERA DE LA SIERRA › Virgen del Prado (marzo - mayo)

LA NAVA › Nuestra Señora de las Virtudes (tercer fin de semana de mayo) › Divina Pastora (primer fin de semana de junio)

LINARES DE LA SIERRA › San Juan Bautista (último sábado de mayo)

LOS MARINES › Virgen de Gracia (último domingo de mayo)

ROSAL DE LA FRONTERA › San Isidro Labrador (segundo fin de semana de mayo)

SANTA ANA LA REAL › Virgen de Fátima (mayo). La Corte de Santa Ana

SANTA OLALLA DEL CALA › Santa Eulalia (segundo domingo de mayo)

VALDELARCO › Divino Salvador (primer sábado de mayo)

ZUFRE › Romería de la Virgen del Puerto (último domingo de agosto y segundo domingo septiembre)

· 59 ·


Multitudinaria procesión de la Reina de los Ángeles en la Peña de Arias Motnano de Alájar, durante la celebración de su romería (8 de septiembre).

de la Comarca a través de las coloridas Cabalgatas de ese día. Para cerrar este ciclo festivo invernal no podemos dejar a un lado a la fiesta del colorido y la diversión por excelencia, el contrapunto a la Cuaresma. Con la llegada de febrero, la Sierra saca sus mejores disfraces para celebrar el Carnaval. La fiesta satírica por excelencia inunda pueblos como Galaroza, Cortegana, Cala, Aracena, Santa Olalla del Cala, Cañaveral, Hinojales, Cortelazor o Cumbres de San Bartolomé, que desempolvan sus mejores disfraces para vestir estos días de humor y color. Eso sí, sin olvidar a sus símbolos, tan curiosos como la Cebolla (Aracena), el Chorizo (Cortegana), la Gallipierna (Cala) o el Hueso de Jamón (Santa Olalla del Cala) que serán pasto de las llamas al final de la fiesta.

ROMERÍAS El buen tiempo que se inicia con la primavera es el mejor aliado para la celebración de las romerías de la Sierra. Cada pueblo de esta Comarca tiene, al menos, una cita romera a la que acudir a lo largo del año, una fecha marcada en rojo por todos sus vecinos, que se desplazan a distintos enclaves naturales para celebrar su jornada de convivencia en torno a la imagen venerada. Una de las primeras en abrir la cita anual es la de la Virgen de Flores, en En-

cinasola. El Domingo de Resurrección, sus vecinos acuden a la Ermita de Flores, situada a escasos kilómetros del casco urbano, y traen a la imagen hasta la Parroquia de San Andrés. Ahí presidirá el altar mayor una semana completa hasta el Lunes de Albillo (ocho días después del Domingo de Resurrección), en el que todo el pueblo y visitantes se trasladan de nuevo hasta la Ermita para llevar a su Patrona y disfrutar de una jornada festiva en la que no faltan los populares fandangos de Encinasola, uno de sus tesoros orales. En Almonaster la Real también se celebra, quizá, la romería con mayor historia de toda la Sierra. Desde 1606 (y de forma ininterrumpida), la Dehesa de la Aguijuela es el escenario elegido para pasar unos días junto a Santa Eulalia en un paraje que acoge una ermita del siglo XV y una plaza de toros del que se tiene documentación, al menos, desde 1678. Al margen de los actos de hermandad y buen ambiente reinante, uno de los momentos más emotivos es la Tarde en el Río, en la que se pueden escuchar los fandangos de Santa Eulalia a orillas del río Odiel. Otro paraje natural de gran simbolismo romero son los Llanos de la Belleza, a los pies de Aroche. Junto a las excavaciones de la ciudad romana de Turóbriga que se están realizando actualmente, se erige la ermita de San Pedro de la Zarza (siglos XIII - XV), popularmente conocida como de San Mamés, un templo cargado de histo-

· 60 ·

EL MES DE MAYO ES EL MEJOR ALIADO PARA LA CELEBRACIÓN DE LA MAYORÍA DE ROMERÍAS QUE SE REPARTEN POR TODOS LOS PUEBLOS DE LA SIERRA DE ARACENA Y PICOS DE AROCHE

ria y riqueza patrimonial hasta el que todos los arochenos acompañan a su Patrón. Ahí pasarán unos días de celebración religiosa y festiva en uno de los rincones más encantadores de toda la Comarca. San Mamés, en mayo, y San Antonio, en junio. La vecina Cortegana se va de romería al mes siguiente de la mano de una multitudinaria celebración en la que todo el pueblo se desplaza en comitiva hasta las dehesas de la finca El Rincón. Allí, en la aldea de La Corte, los romeros y romeras de San Antonio viven unas jornadas de celebración en las distintas casetas instaladas en las que no faltarán los mejores exponentes de nuestra exquisita gastronomía. Ya en septiembre, la Sierra pone rumbo hacia la Peña de Arias Montano, en Alájar. El retiro paradisíaco del célebre humanista español ve rota su tranquilidad habitual durante la jornada del 8 de septiembre, en la que se celebra la romería de la Reina de los Ángeles. Miles de personas llegadas de distintos pueblos de los alrededores e incluso de la vecina Cuenca Minera y Sevilla, llegan a pie, a caballo o en carrozas ese día para participar en una celebración con más de ocho décadas de vida. La Peña se convierte ese día en un hervidero de fieles y romeros llegados de distintos lugares a uno de los espacios naturales más vistosos de todo el Parque Natural. <>


Festivals: a cultural year in the life of the Sierra

A

great many celebrations are held during the four seasons of the year in the Sierra including religious and pagan celebrations, ancestral dances, activities recalling past times or others linked with Mother Nature.

SPRING (March, April and May) Spring starts off with one of the most traditional celebrations in Andalusia: Easter Week. The historical brotherhoods of Aracena, Aroche, Cortegana or Encinasola have paraded with their religious icons for several centuries and still do so. The most unique acts take place in Aroche, with the Sermon of the Seven Words and Pilate’s Sermon, two sacramental ‘autos de fe’ from the medieval age. On Resurrection Sunday other celebrations take place, like ‘The Judas’, the Tour, the Egg and Bread Bun Day… different versions of Easter Sunday which are the finale of this celebration week. The town of Linares de la Sierra observes Easter Sunday with a famous delicious sweet made of pine nuts, almonds, honey, sesame, and cinnamon called the Rifa del Piñonate. In Santa Ana la Real Holy Week is celebrated with a very unique festivity called ‘Suelta de las Burras’ in which children tie representations of Jude to donkeys. The animals are then let free in the town and Jude is ridiculed. On Holy Thursday and Holy Friday the town of Cumbres Mayores celebrates ‘Las Caras’, a game of chance played with two old coins and participants make bets. March also welcomes the International Hunting Fair in Rosal de la Frontera (Ficar), a meeting-point for all hunting lovers, while in April Puerto Moral celebrates its Cattle Fair, which is the oldest of this type in the region. At the beginning of May, Hinojales enjoys its festivities in honour of the Virgin of Tórtola. The dance or ‘lance’ of Celtic origin is represented by a group of seven men, dressed in typical costumes who closely escort their patron saint during the parade around the vi–llage streets. Spring also welcomes the most important festivity in Almonaster la Real. In the May Crosses celebration the villagers congregate around two crosses: the Llano Cross and the Fountain Cross. Both have a similar ritual in which the beauty of nature comes together with the popular ‘rivalry’ folk songs. In these performances of oral heritage, one group praises the values of its own Cross and underestimates those of the other Cross.

Other festivities which deserve a separate mention are the pilgrimages, celebrations which are related to spring and summer bringing together both the natural surroundings and religious devotion. Encinasola, with its Virgen de Flores; Almonaster la Real with Santa Eulalia; Aroche with San Mamés; Cortegana with San Antonio and Alájar with the Reina de los Ángeles are the main places although all the villages keep up the tradition of pilgrimage celebrations and are worth visiting.

SUMMER (June, July and August) In Corpus Christi in June, the village of Cumbres Mayores celebrates the tradition of dance together with the art of bullfighting. This event joins two groups of dancers, all children, who dance during the morning procession. When this is over, the villagers get ready for the traditional amateur bull fights in La Portá Street, where the bull fighting enthusiasts show their courage. In June, Corteconcepción presents an event in appreciation of the gastronomic wealth of the area. The top professional ham cutters of Spain come here for the National Iberian Ham Cutting Competition of Corteconcepción. The Festivities del Voto (or the Bull) in Santa Ana la Real originate from an old promise to their patron saint and combine amateur bull fighting with the delicious food from the Sierra. Cañaveral de León holds the Flamenco Fashion Show in the summer. During this spectacular event, the runway is elevated over the water of ‘La Laguna’. This unusual space for fashion only adds to the event´s splendour. It is no surprise that it has a growing number of participants each year. Every year in August, dozens of painters invade the streets and squares in Cortelazor la Real to participate in the Open Air Painting Contest which turns this village into a gigantic painting studio. If you want to go back in time and live like the feudal gentlemen, vassals, ladies and merchants from the Middle Ages, do not hesitate to visit Cortegana in August. The village streets, overlooked by the castle, go back six or seven centuries during this Medieval Festival which attracts more and more visitors every year. But he summer is not summer without music! Aracena has the ‘Muestra de Música Antigua’ that commemorates old music and

· 61 ·

takes place in the ‘Castillo de Aracena’, the town´s old castle. In contrast, Higuera de la Sierra is enveloped by jazz during the Festival Jazz Higuera.

AUTUMN (September, October and November) Given the importance of cattle and horse enthusiasts in the area, every year in September there is a nationally renowned Cattle Fair in Aroche (Fegar). Morphological contests, dressage, exhibitions, a trade fair and a number of fun activities make up the programme. Autumn is also the season of the year when the Sierra de Aracena and Picos de Aroche takes pride in its historical legacy through the Islamic Culture Festivity in Almonaster la Real (October) which takes the village back to the era of Andalusí splendour with its Arab market and calls for prayer in the mosque. Aracena Iberian Ham Week is celebrated simultaneously during other traditional festivities in most neighbouring towns. Events through out the area include the bonfires of ‘Candelas de Jabugo en la Plaza del Jamón’, the wine party ‘Fiesta del Mosto de Corteconcepción’ and the Route of the Tapa. The yearly Sephardim Event in Santa Olalla de Cala also brings back (in October or November) an era of flourishing coexistence between the three historical cultures

WINTER (December, January and February) On the evening of 7th December, Aracena lives its popular windmill festivity where these objects, made of leaves from chestnut trees, are enjoyed by children and adults alike along with bonfires which light up the village squares. This purifying act is also celebrated in Li– nares de la Sierra, Los Marines or in the neighbourhood of La Umbría (Aracena) where they burn their ‘trinkets’. The Christmas holidays bring the traditional living nativity scenes of Galaroza, Cumbres de San Bartolomé, Puerto Moral or Zufre, as well as the noteworthy Magic Kings parades of Higuera de la Sierra and Linares de la Sierra. Later on in February, Carnival time comes to villages like Galaroza, Cortegana, Cala, Aracena, Santa Olalla del Cala, Cañaveral, Hinojales, Cortelazor or Cumbres de San Bartolomé and the finest costumes are dug out of the cupboards to fill the streets with colour and festive fun. <>


EL ARTE MÁS POPULAR

Artesanía: forma de expresión y medio de vida

L

a artesanía está estrechamente ligada a la vida diaria en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Todos sus pueblos acogen multitud de tesoros que manos anónimas labraron con paciencia y sabiduría a lo largo de siglos de historia. La interrelación de las personas y su medio natural ha permitido en esta Comarca el arraigo de distintas actividades que guardan estrecha relación con las labores agrícolas y ganaderas a partir de las que se ha dado forma a una práctica capaz de dar vida a auténticas obras de arte. Según el Registro de Artesanos de Andalucía, una quincena de profesionales se reparten por los pueblos de la Sierra. Conozcamos un poco más de ellos.

Madera Esta actividad pastoril en sus orígenes ha calado hondo en generaciones de hombres del campo, que cubrieron sus largas horas de cuidado tranquilo del ganado con una distracción transformada en arte, del que hoy día existen grandes colecciones, como la del Museo de José Navarro en Cortelazor la Real. Utensilios domésticos (platos, cucharas, tenedores, majas, cuencos...) y todo tipo de piezas decorativas conforman las colecciones de decenas de artesanos repartidos por la Sierra, en las que se perfila la destreza que algunos han alcanzado a partir de he-

rramientas rudimentarias fabricadas, en muchos casos, por ellos mismos en función de sus necesidades y la madera de brezo o cerezo como aliada. Junto a la talla de distintos tipos de maderas, el corcho que cubre los alcornoques es utilizado por algunos artesanos para dar forma a un tipo de asiento característico de la zona, tapones o diversas figuras decorativas. También existen artesanos que, a partir de las astas de venados o jabalíes abatidos en las monterías realizan distintas piezas decorativas muy apreciadas dentro del mundo cinegético. Pero si hablamos de la madera debemos hacer referencia a Galaroza. Numerosas carpinterías hacen de esta localidad uno de los puntos de toda la provincia de Huelva con mayor tradición en este ámbito. Los carpinteros ‘cachoneros’ son maestros del mueble artesano, entre cuyas piezas destacan las sillas y mesas de estilo sevillano, esenciales en toda feria o romería, y decoradas a mano según los cánones de la cerámica de Triana. La fábrica de los Hermanos Valle sigue siendo un lugar de referencia para buscar estos modelos, en los que se pueden encontrar paisajes pintados a mano de gran valía. Junto a ellos, Miguel Ángel Blanquiño (Cortegana), Joaquín Muñiz (Galaroza) o José Ignacio Rúa (Santa Ana la Real) son otros de los muchos exponentes de esta actividad en esta Comarca onubense.

· 63 ·

Cerámica

LA TALLA DE LA MADERA TIENE EN ESTA COMARCA UNA GRAN LEGIÓN DE MAESTROS, QUE HAN PERFECCIONADO ESTE ARTE PASTORIL PARA DAR LUGAR A PIEZAS DE GRAN VALÍA

Pero si hay alguna disciplina artesana con historia en la Comarca ésa es la cerámica. El importante legado de la etapa musulmana permitió el asentamiento de nuevas técnicas y la implantación de hornos árabes por toda la Sierra. Ahí se cocieron durante siglos multitud de objetos de uso doméstico así como piezas decorativas, aunque el paso de los años ha hecho desaparecer la gran mayoría de estos hornos. Los Romeros, Aracena, Aroche o Cortegana vinculan su historia reciente con la arcilla modelada en diversas formas y utilidades. Si en la pedanía de Jabugo se fabricaban cántaros, macetas, dornillos o tinajas, en Aracena, la cerámica popular desapareció tras la muerte de Antonio Márquez Durán, último exponente del alfarero serrano en esta localidad. En Aroche, por su parte, esta actividad se centra en la fabricación de ladrillos macizos cocidos, muy demandados y valorados aunque con una producción limitada y un duro trabajo para su fabricación, a cargo de la familia de Martín, Enrique y Juan María Duarte Rivas. Pese a la influencia de estos pueblos en la historia de la cerámica en la Sierra, Cortegana sigue siendo el epicentro de la actividad en toda la Comarca. El arraigo de los alfares en este pueblo le confiere un papel protagonista dentro de esta rama de la artesa-


res del campo necesitaban de piezas como los zahones o polainas a las que las manos de maestros del cuero daban vida con destreza y esmero. El trabajo con piezas para el uso diario ha derivado con el tiempo en otras creaciones, como monederos, cinturones, bolsos, mochilas o sandalias, creaciones todas únicas, hechas totalmente a mano y a pequeña escala. De hecho, empresas y particulares como Azorpiel (Aracena), Taller a Pie (Alájar), Susana Luque (Almonaster), Pedro Garamundi (Aracena) o Irene Romero (Aracena), se están encargando de dar a conocer por toda España los trabajos que aquí realizan. La gran mayoría de pueblos de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche cuentan con artesanos de la piel, aunque pueblos como Aracena, Cortegana, Almonaster la Real, Cortelazor la Real o la aldea del Calabacino (Alájar) conservan en muchos de sus vecinos la esencia de una de las artes más antiguas de la historia.

Hierro y forja El trabajo con el hierro compondría otro pilar esencial de la artesanía en el Parque Natural. Pese a la dureza y dificultad de este oficio, la Sierra conserva algunos herederos del Dios Vulcano que dan vida a diferentes formas con la ayuda de la fragua y el martillo. Decoración de cerámica con la técnica de la cuchara típica de la Sierra. Debajo, romana artesana. En la página siguiente, muestra de bordado artesano, talla en madera y bolillos.

nía, que los maestros que convivieron durante el siglo XX elevaron a la categoría de arte. Con todas las letras. Al igual que las sillas sevillanas, la auténtica cerámica de la Sierra está decorada a mano, aunque con menor estilismo que la primera. Si hay algo que, a simple vista, diferencia una pieza cerámica de la Sierra es su decoración: el típico jaspeado de ‘engobes’ naturales, que se realiza con una cuchara cortada con diferentes muescas. Una vez está moldeada la pieza en el torno, el alfarero chorrea los colores con la cuchara de forma aleatoria, mientras mueve el objeto para provocar la dispersión del tinte. Esta particular técnica garantiza la singularidad de la pieza, ya que tanto el moldeado a mano como la posterior decoración hacen muy difícil dos objetos similares. La decoración con cuchara cuenta también con colores característi-

cos, como son los azules, amarillos, blancos o verdes. Aunque hoy día se utilizan colores prefabricados, los antiguos maestros se encargaban de su preparación, con los óxidos colorantes y un mineral blanco de la vecina mina de San Telmo. Cortegana conserva todavía talleres que realizan este tipo de piezas cerámicas decoradas ‘a cuchara’ con platos, lebrillos, juegos de café, y otros objetos que mantienen viva esta cerámica propia de la Sierra gracias a talleres como el de Enrique Vázquez (Alfar la Peñalta), Isabel Coronado y Mercedes La Fuente.

Piel Otra actividad artesana con gran arraigo en la Sierra es la guarnicionería y la marroquinería, en la que el taller de Francisco Jesús González, en Aroche, es uno de sus exponentes. Las labo-

· 64 ·


La forja artística que se realiza en Aracena (Manuel R. Rodríguez), Cortegana (Antonio José López) o Encinasola (Francisco y Antonio Díaz), con rejas, cancelas y todo tipo de mobiliario doméstico de diseño, se funde con otra actividad que tiene también a Cortegana como epicentro. La fabricación de espuelas, estribos y bocados para el caballo centra la actividad en la única empresa de la Sierra que mantienen la actividad: Frenería y Romanas López. Esta firma ha convertido a Cortegana en un lugar de culto para muchos amantes de la equitación de todo el mundo, que buscan sus piezas como sinónimo de calidad. Su trabajo artesano, heredado de generación en generación ha hecho posible que Antonio José López haya obtenido la carta de Maestro Artesano, como reconocimiento al buen hacer que desempeña en su trabajo tanto con la frenería, la guarnicionería y las romanas. Asimismo, esta misma empresa corteganesa es una de las últimas en España que aún fabrica las populares romanas, un sistema de peso muy utilizado para la época del corcho y en las matanzas del cerdo ibérico. Pese a la implantación de modernas básculas, este sistema de peso sigue estando muy arraigado entre los vecinos de la Sierra, que se resisten a dejarlas en el olvido.

Cestería La riqueza vegetal de este Parque Natural ha sido siempre una fuente constante de recursos para sus vecinos, que han encontrado en la naturaleza materiales para su autoabastecimiento. La presencia de olivos en amplias zonas del término municipal de Zufre, Cañaveral de León o Hinojales es una fuente constante de flexibles varas para la fabricación de cestas. Hasta que las bolsas de plástico inundaron los hogares, las típicas cestas eran la mejor compañía para ir al mercado de abastos a comprar, para recolectar frutos del campo o incluso para buscar setas. Pese a ser un oficio que está cayendo en el olvido, todavía algunos mayores de Cortegana, Galaroza o Hinojales siguen fabricando cestas de olivo que, a veces, suelen fundirse con varas de mimbre para proporcionarle distintos toques de color. Aunque casi han caído en desuso, su utilización como elemento decorativo le ha conferido una nueva vida.

· 65 ·


A la izquierda, arte textil (almazuelas), detalle de empedrado decorativo en Linares de la Sierra y banco de herramientas de un artesano.

Textil Las mujeres de la Sierra también han escrito un capítulo propio dentro del mundo de la artesanía. Relegadas durante siglos a las labores del hogar, fue allí donde iniciaron una serie de trabajos preciosistas en torno al mundo textil que han abandonado el mero uso cotidiano para alcanzar cotas artísticas apreciadas más allá de nuestras fronteras. Aracena cuenta con el Museo de Bordado de Antonia Noja, legado de esta desaparecida maestra artesana en el que se pueden disfrutar no sólo de todo tipo de trabajos tradicionales, sino también de sus réplicas de pinturas de autores universales bordadas a mano. Otros pueblos como Alájar, Santa Ana la Real o Jabugo cuentan con artesanos dedicados a la creación de piezas textiles, como Juan Manuel López, Laura Calderón o Miguel Ángel Luna, respectivamente. Ellos son los herederos de otros talleres textiles con gran arraigo ya desaparecidos, como el que promovió a mitad del siglo XX Rosalía

Gómez en Encinasola o también el de Agustina Gómez en Cortegana, coetáneo del anterior y que se especializó en el arte sacro para dar lugar a piezas de gran valor para el patrimonio de muchas Hermandades de España. En los últimos años se han desarrollado en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche otras técnicas textiles que siguen creciendo y dando rienda suelta a la imaginación de sus creadoras. La antigua técnica de las almazuelas –‘patchwork’ en inglés– cuenta incluso con una Feria en Aracena para poner en valor el trabajo preciosista que algunas piezas llegan a adquirir. Por otra parte, la moda flamenca ha emergido en varios pueblos de la Sierra, como Arroyomolinos de León (Isabel Hernández) o Alájar (Carmen Osorno), donde los talleres se están abriendo hueco en un sector que sigue sorprendiendo con sus creaciones. De hecho, eventos como el Certamen de Moda Flamenca de Cañaveral de León y otros que se celebran por la Comarca están siendo uno de sus mejores escaparates.

· 66 ·

Empedrado No podríamos terminar este capítulo dedicado al mundo de la artesanía en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche sin dedicar unas líneas al trabajo heredado y perfeccionado durante siglos de muchos albañiles –ahora cada vez más mujeres también– para la creación de los empedrados decorativos en buena parte de nuestros pueblos. Los empedrados que muchas viviendas tenían para el tránsito de los animales de carga desde la entrada a las cuadras –situadas generalmente en la parte posterior– dieron lugar con el paso de los años a expresiones artísticas plasmadas sobre el suelo con la ayuda de la piedra blanca de la zona. Los mejores ejemplos del arte de los empedrados en la Sierra los podemos encontrar en Alájar y Linares de la Sierra. Allí, sus populares llanos, situados en el umbral de sus casas, son la mejor tarjeta de presentación de sus vecinos e incluso se han extendido con gran acierto a plazas y espacios públicos. Motivos florales, geométricos, animales o abstractos se dan la mano a través de esta técnica que los viejos maestros siguen enseñando a los jóvenes y que permite disfrutar de la belleza de estas alfombras pétreas por buena parte de la Sierra. <>


Cortegana, on the other hand, focuses more on the manufacture of horse-riding equipment made by the companies Frenería y Romanas López and Artesanía del Hierro Roldán. In Cortegana you can also find one of the last companies in Spain which manufactures the popular steelyard (Frenería and Romanas López), a weighing system which is used during the cork season and during the slaughter of the Iberian pig.

Basketwork

Arts and crafts: form of expression and a means of life

C

The presence of olive trees in the large surrounding areas of the villages Zufre, Cañaveral de León or Hinojales means there is a constant supply of flexible canes for the manufacture of shopping baskets or baskets for collecting wild mushrooms and other products in the countryside. Although it is a trade which is falling into oblivion, there are still some elderly folk in Cortegana, Galaroza or Hinojales who still weave baskets with olive canes and wicker.

raftwork is closely linked to the daily life in the Sierra de Aracena and Picos de Aroche. The correlation between the people here and their natural surroundings has meant that different activities in the region, which are closely related to farm and cattle work, have become traditional and have also created crafts which are capable of becoming fine works of art.

in great demand and manufactured by the Duarte Rivas family. Cortegana also has representatives of unique Sierra pottery, decorated by hand with a characteristic drawing obtained by a spoon. The only workshop still existing which makes this kind of pieces is here and is run by Enrique Vázquez (Alfar Peñalta), Isabel Coronado and Mercedes La Fuente.

Wood

Leather

This activity, which was originally carried out by shepherds, has created great art collections, like the one in the José Navarro Mu– seum in Cortelazor la Real. House utensils (plates, spoons, forks, crushers, bowls…) and all kinds of decorative pieces make up the collections of dozens of craftsmen from all over the mountain region where one can discern the skill some have achieved with rudimentary tools. Wood is essential if we want to understand life in Galaroza. There are a dozen carpenters who work in this village, making it one of the most traditional places in the pro– vince of Huelva for this activity. The local carpenters are masters in making homemade furniture like chairs and Sevillian-style tables decorated by hand and are manufactured by the Hermanos Valle Company.

Another craft activity with great tradition in the area is saddlery and leather craft. One of the workshops dedicated to this activity is that belonging to Luis González Armijo in Aroche. The old farm work used to require special clothes like leather chaps or gaiters which were made with skill and care by the hands of the master leather makers. The work on articles for daily work use has, over the years, been refocused to other goods like purses, belts, bags, backpacks or sandals, which are all unique, 100% handmade and produced on a small scale, like the leather goods made by the firm Azopiel in Aracena. Other villages like Cortegana, Almonaster la Real, Cortelazor la Real or the neighbourhood of Calabacino (Alájar) also conserve the essence of one of the most ancient arts in history.

Aracena recently lost one of its most prestigious embroiderers, Antonia Noja, who has left us a museum as a legacy of her prolific work. Here you can see all types of traditional work and her replicas of contemporary paintings embroidered by hand. Other villages like Encinasola or Cortegana have a long tradition of embroidery in gold on religious garments. The workshops in this village have made some extremely elaborate work for all over Spain and the trade is still taught in the Pilar Macías Romero town workshops. Encinasola also has a large number of embroiderers which have been trained in the workshop promoted decades ago by Rosalía Gómez. Over the last few years a widespread Arab influenced textile technique called patchwork has been introduced into the Sierra with many possibilities to enjoy in the different town workshops as in Aracena. Besides, you can buy the typical andalusian dress in two interesting places: Arroyomolinos de León (Isabel Hernández) or Alájar (Carmen Osorno).

Iron and wrought-iron

Paving

Iron work is another essential aspect of craftwork in the Natural Park. Artistic wrought-iron is made in Aracena (Manuel R. Rodríguez), Coregana (Antonio López), or in Encinasola (Francisco and Antonio Díaz), with a range of bars, iron doors and all types of design home furnishings.

The best examples of the art of paving in the mountain region can be found in Alájar and Linares de la Sierra. The popular doorsteps are the villagers best welcoming. Floral, geo– metrical, animal or abstract motifs come together on these stone doormats in most parts of the mountain region. <>

Pottery Pottery is the craftwork with more history in the region. Los Romeros (Jabugo), Aracena, Aroche or Cortegana associate their recent past with sculpted clay in different shapes and for different uses, like pitchers, flower pots or earthenware jars. In Aroche, this same activity is focused on highly-valued solid fired bricks which are

· 67 ·

Textile


Piara de cerdos durante la montanera en la dehesa de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

LA MEJOR MATERIA PRIMA

El cerdo ibérico en la historia, seña de identidad serrana

L

a historia de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche está íntimamente ligada a la figura de un animal que ha sido motor de toda una cultura y ha constituido la principal fuente económica de sus pueblos y su gente. El cerdo ibérico es una seña de identidad de esta Comarca, en la que sus pueblos, con Jabugo, Cortegana o Cumbres Mayores a la cabeza, han hecho de sus productos una magnífica tarjeta de presentación en todos los rincones del mundo. La presencia de este animal en la dehesa ha marcado un modelo de vida e incluso el calendario de los hombres y mujeres de la Sierra a lo largo de los siglos. En la actualidad, constituye un reclamo culinario y turístico para los miles de visitantes que llegan animados a saborear sus carnes y derivados en los muchos restaurantes de la zona. Para valorar la trascendencia del cerdo ibérico en la Sierra hay que hablar de la simbiosis con su hábitat natural: la dehesa. Este ‘bosque humanizado’ es el mejor escenario posible para que el cerdo ibérico se desarrolle y su influencia es vital para el resultado final de sus productos. La exquisitez de jamones, paletas y diversas chacinas sería imposible si el animal no viviese en libertad en explotaciones agropecuarias conformadas por frondosas arboledas de encinas, alcornoques y quejigos, donde

encuentra su principal fuente de alimentación: la bellota y los pastos naturales. Esa fuente de alimentos y el ejercicio físico que realizan durante la montanera –periodo de alimentación a base de bellotas, generalmente de noviembre a enero– conformarán al cerdo ibérico ideal del que degustar sus sabrosos derivados. Pero el animal no se beneficia sólo de su entorno, sino que esta relación es recíproca, ya que el cerdo ayuda a la conservación de la dehesa con el desmonte de terreno y abonado de la tierra a través de sus excrementos. Ambos se necesitan y ambos contribuyen a este proceso natural sin el que la Sierra de Aracena y Picos de Aroche no se entendería. Los cerdos ibéricos suelen nacer por camadas de seis lechones. Hoy día, la industrialización del proceso permite que las cerdas parturientas cuenten con instalaciones adecuadas para el alumbramiento, instante que marcará el inicio de un ciclo con una duración en torno a los dieciséis meses hasta el sacrificio. Durante este tiempo, el cerdo ibérico será amamantado por su madre durante sus primeros 45 días antes de pasar a la fase de marrano, con unos tres meses de vida y entre treinta y sesenta kilos de peso. Posteriormente pasará a ser primal, cuando podrá llegar hasta los noventa kilos entre sus cinco y nueve meses.

· 69 ·


El paso de primal a ‘gordo’ viene marcado por el periodo de montanera. Durante los últimos meses de su vida, el cerdo ibérico disfrutará en exclusividad de lo que le ofrezca la dehesa. Sus noventa kilos se transformarán en unos 160 antes del sacrificio, un engorde a base de pastos, hierbas, raíces, diversa fauna de menor tamaño y bellotas de encinas, alcornoques y quejigos a las que, curiosamente, el cerdo quita su cáscara para comerlas. Estos alimentos aportarán a sus derivados la rica grasa que caracteriza el sabor del ibérico. Su industria es la principal actividad económica de esta Comarca. Numerosas empresas con gran peso dentro del sector se encuentran a la vanguardia de las nuevas tecnologías de la alimentación, lo que no ha mermado la calidad tradicional de este producto. El desarrollo de las técnicas de industrialización, unido a la erradicación de la Peste Porcina Africana (PPA) permitió a las industrias de la Sierra mirar a los mercados internacionales para dar a conocer sus produc-

tos, un camino que avanza de forma progresiva. De hecho, varias empresas de la Sierra exportan derivados ibéricos a mercados de toda la Unión Europea, México, Japón e incluso Estados Unidos. La presencia del jamón ibérico es una constante en las ferias de alimentación más importantes del mundo, donde la crítica se rinde a su sabor. El garante de que la tradición y el buen hacer en torno al jamón ibérico siga vigente en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche es la Denominación de Origen Protegida (DOP) ‘Jabugo’ – antes ‘Jamón de Huelva’–. Constituida por ganaderos e industriales del sector, este organismo marca un alto listón para amparar a las paletas y jamones que llevan su distintivo, sinónimo de la máxima calidad en torno al ibérico y guardián del buen hacer que ha llevado a estos productos a estar considerado entre los productos delicatesen más valorados del mundo. Para poner en valor y acercar al visitante todo lo que conlleva el ciclo

· 70 ·

El agua es esencial en la dehesa para refrescar a los cerdos ibéricos.

EL CERDO IBÉRICO ES UN SÍMBOLO DE ESTA COMARCA, EN LA QUE SUS DEHESAS SON OCUPADAS DURANTE BUENA PARTE DEL AÑO POR ESTE ANIMAL ANTES DE SU SACRIFICIO

del cerdo ibérico y sus derivados, el Gobierno central ha puesto en marcha el proyecto de la Ruta del Jabugo. Esta iniciativa ofrece al visitante la posibilidad de conocer en profundidad la cultura popular en torno al cerdo ibérico, desde que la bellota de encinas y alcornoques cae al suelo de la dehesa y el cerdo ibérico la come hasta que los jamones y embutidos salen de las bodegas para su consumo. Elementos esenciales como la dehesa, la raza, el proceso de elaboración de piezas… todo tiene cabida en esta Ruta del Jabugo que aglutina a industriales y empresas turísticas de la Comarca.

Un poco de historia La presencia del cerdo ibérico ha marcado muchas culturas de buena parte de España. Su cría y engorde ha sido considerado durante mucho tiempo símbolo de riqueza ya que, en zonas rurales, una familia con una buena dehesa y una huerta era distinguida como gente con capital al tener garan-


The Iberian Pig, a symbol of the Sierra

T tizada la alimentación diaria a base de verduras, hortalizas y carne. Según el antropólogo Pedro Antón Cantero, esta situación provocó el acercamiento del animal a la vida familiar, así como al hogar. Numerosas casas antiguas de esta comarca conservan espacios destinados a las cochineras en zonas determinadas donde se criaban al cerdo. Los estudios realizados en torno a este animal atestiguan que en la época griega se conocían bien las técnicas de salazón, aunque otros estudiosos incluso se atreven a afirmar que los primeros expertos en la preservación de las carnes fueron los egipcios, por lo que podrían ser los primeros consumidores de jamón de la historia. Estas técnicas de salazón encontraron su auge durante el Imperio Romano, aunque sólo las familias más acaudaladas tenían derecho a disfrutar del sabor que ofrecían los jamones, los lomos, las costillas o el tocino extraído. Durante los siglos posteriores, los principales estamentos sociales se adueñaron de su consumo y fue en los

siglos XII y XIII cuando la ganadería experimentó un moderado crecimiento hacia las dehesas de Sierra Morena – catalogadas por la Unesco como Reserva de la Biosfera–, lo que originó un crecimiento de su crianza y, por ende, de su popularización. A principios del siglo XIX se produjo un cambio en el comportamiento alimenticio debido a la implantación de medidas higiénicas y a la aparición de nuevas técnicas de preparación de alimentos. El consumo dejó de ser privativo de las clases más acaudaladas y el jamón ibérico comenzó a gozar de reconocimiento internacional. Su fama llegó hasta tal punto, que la Reina Victoria de Inglaterra llegó a considerarlos como “los mejores del mundo”, así como se obtuvieron numerosos reconocimientos y medallas en ferias internacionales. En la actualidad, el consumo de este tipo de carne es un hábito social al alcance de casi todos y no puede faltar en toda mesa que acoja las principales delicias de la gastronomía internacional. <>

· 71 ·

he history of Sierra de Aracena and Picos de Aroche is closely linked to the figure of an animal that has been the driving force of a whole culture and has been the main source of income for the villages and the local inhabitants. The Iberian pig is a hallmark of the region and in villages like Jabugo, Cortegana or Cumbres Mayores their pork products have become a magnificent means of advertisement all over the whole world. The presence of this animal in the meadowlands has marked a way of life and even the calendar of the men and women here for centuries. Nowadays it is a culinary appeal for the thousands of visitors who enthusiastically come to savour the delicious meats and by-products in the many restaurants in the area. In order to value the significance of the Iberian pig in the mountain region, it is essential to talk about the symbiosis with its natural habitat, the meadowlands. The exquisite flavour of the cured legs or shoulders of ham and the different types of cured meats would be impossible to achieve if the animal did not live freely, on farms with lush groves of holm, cork and Portuguese oak trees where it finds its main supply of food; the acorn and the natural pasturelands. This supply of food and the physical exercise done during the acorn-feeding period, which is generally from November to January, will produce the ideal Iberian pig with the best-tasting cured ham products. Not only does the animal benefit from its environment. The relation is reciprocal as the pig helps to conserve the meadowlands by clearing the ve– getation and fertilizing the soil with its excrements. They both need each other and both contribute to this natural process without which the Sierra de Aracena and Picos de Aroche would not function properly. In fact, the Iberian pork industry is the main economic activity in the region. <>


Despiece del cerdo ibérico durante la matanza tradicional, una auténtica fiesta con la llegada del invierno a la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

PATRIMONIO ETNOGRÁFICO

La matanza, un ritual en el invierno serrano

A

unque la mayor parte de los sacrificios del cerdo ibérico se llevan a cabo en mataderos industriales, los municipios de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche mantienen una práctica que ha conseguido resistir al paso del tiempo y que forma parte del legado etnológico de esta Comarca: la matanza casera. Este tipo de actividad, catalogada como Fiesta de Interés Etnográfico, sigue siendo todo un ritual en muchos pueblos serranos durante los meses de invierno, lo que garantiza a muchas familias una despensa llena durante el resto del año con diversos tipos de carnes así como numerosos embutidos, manteca y, como no, los preciados jamones y paletas. El duro trabajo de la matanza casera, que se desarrolla durante dos jornadas consecutivas, comienza a las primeras luces del alba para aprovechar bien el día. Históricamente, las tareas se dividían por sexos, aunque hoy día hombres y mujeres comparten cada faena –casi– indistintamente. Así, mientras se preparan todos los útiles para la jornada, los hombres más fuertes se encargan de coger al cerdo para su traslado al banco del sacrificio, aunque antes hay que cumplir con el tradicional pesado en la romana. Pese a la industrialización del sector ibérico, el pesado de los animales en el campo con una romana es una estampa que pervive. La romana es un

artilugio compuesto de una palanca de brazos desiguales, con el fiel sobre el punto de apoyo. El cuerpo que se pesa se coloca en el extremo del brazo menor y se equilibra con un pilón de peso constante, que se hace correr sobre el brazo mayor, donde se encuentra trazada la escala del peso. Con la ayuda de unas cuerdas y una encina o alcornoque de buen porte, los cerdos siguen siendo pesados en el tradicional sistema de las arrobas (una arroba de peso equivale a 11,5 kilogramos), paso previo antes del sacrificio. Una vez el matarife realiza su tarea, entra en juego la ‘mondonguera’, ‘chacinera’, ‘gandinguera’ o ‘chacinanta’ –entre otras acepciones populares utilizadas para definir a la mujer responsable de la elaboración de los embutidos–, persona indispensable en este proceso. Cuando el cerdo está muerto se procede al chamuscado de la piel y su eliminación, la apertura de la canal y la extracción de las distintas piezas y carnes que serán convertidas en sabrosos embutidos, jamones y paletas. Los intestinos del animal servirán para embuchar chorizos, morcillas y otras chacinas, por lo que es importante su cuidado lavado con sal y vinagre. Este trabajo es crucial para el resultado final del producto, así como la separación y aliño de las carnes con las que irán rellenas estas tripas. Este aderezo que se elabore durante la matanza determinará el sabor final de los

· 73 ·

productos y dependerá del gusto del propietario y la mano de la ‘chacinera’. El primer día finaliza con el colgado al raso de los jamones y paletas, que se orearán durante toda una noche al frío de la época para su perfilado final. Esta primera jornada dará paso a la tarea de la segunda, en la que llega la hora de convertir las carnes en los sabrosos derivados que tanto aprecian los paladares más exquisitos. Las ‘gandingueras’ hacen uso de su destreza y rellenan las tripas con las carnes que han estado durante toda la noche macerándose para elaborar chorizos rojos, blancos, morcillas, morcones y otras delicias. Para ello suele hacerse uso de una rudimentaria máquina de embuchar que, pese al avance de la técnica, sigue siendo un clásico en toda matanza casera que se precie. Aún así, otras variantes más avanzadas tecnológicamente están apareciendo en los últimos tiempos. Esa segunda jornada es aprovechada para el perfilado de los jamones y paletas, a los que se dejará la capa de grasa suficiente para su curación natural durante unos dos años. Previamente al colgado en las bodegas, cada pieza debe estar alrededor de unos 21 días enterrada en sal, para

LA MATANZA CASERA ES TODA UNA FIESTA CON LA LLEGADA DEL INVIERNO A LA SIERRA. FAMILIARES Y AMIGOS SE REÚNEN DURANTE DOS JORNADAS DE DURO TRABAJO QUE GARANTIZAN VIANDAS PARA TODO EL AÑO


su mejor conservación y eliminación de microorganismos perjudiciales a la maduración. Pero la matanza casera del cerdo ibérico en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche es algo más que dos duras jornadas de trabajo. Amigos, familiares y conocidos se reúnen esos días para disfrutar de una jornada festiva en la que las carnes asadas y el mosto artesano de la tierra son las protagonistas. Todo dentro de un ritual perfectamente coordinado que se revive cada invierno en todos los municipios de esta Comarca, en la que el cerdo ibérico es su auténtico rey… y al que todos rinden pleitesía.

ten empresas que se encargan de elaborar y comercializar sus propios productos. De hecho, la industria cárnica es el primer sector económico de la comarca en cuanto al número de empleos, el volumen de inversiones y desarrollo tecnológico. La gran aceptación en los mercados de todos los productos ibéricos ha traído consigo una mayor tecnifica-

Tecnificación en las industrias La existencia de una excelente materia prima y la sabiduría popular para sacar lo mejor del cerdo ibérico, unida a la demanda a escala de sus derivados permitieron que, a finales del siglo XIX, se iniciase un fuerte proceso industrializador en torno al porcino que se cría en nuestras dehesas. Aquellas primeras industrias chacineras nacieron también el abrigo de las posibilidades que trajo la puesta en marcha de la línea férrea Huelva – Zafra (1886 – 1889), con la que se abrieron nuevos caminos para la aislada Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Jabugo, Cumbres Mayores y Cortegana son, hoy día, los centros industriales de la comarca aunque en casi todos los municipios de la Sierra exis-

· 74 ·

Distintos etapas del proceso: lavado de tripas, oreo de los jamones, pesado en la romana y degustación de algunos productos típicos.

ción y organización de las fábricas, en las que el cumplimiento de una importante normativa sanitaria de la Unión Europea (UE) garantiza la calidad de sus productos. Eso sí, la industria y el método artesanal conservan similitudes a la hora de la curación de los jamones y embutidos, un proceso natural al que las nuevas tecnologías no ha podido igualar. Las máquinas de escaldado, pelado y chamuscado se encargan de dejar a los cerdos, previamente aturdidos y sacrificados, listos para que la cadena de matarifes inicie el despiece. Aquí, la organización del trabajo está perfectamente sincronizada entre la cuadrilla, para sacrificar varios centenares de cerdos al día durante la temporada. Las carnes extraídas se conservan en cámaras frigoríficas y, en su mayoría, se comercializan en fresco a través de carnicerías. Asimismo, se preparan todo tipo de chacinas exquisitas, como la caña de lomo y el salchichón y, por supuesto, los jamones y paletas, que también pasan por su periodo de salado en cámaras específicas antes de disfrutar de la quietud de la maduración en las bodegas. Varias industrias cárnicas de la Sierra, algunas con siglos de historia a sus espaldas, mantienen en activo todavía las antiguas bodegas de recios muros y ventanas orientadas para que el microclima de esta tierra haga su trabajo una vez más y transforme con delicadeza los perniles en esbeltos jamones. El resultado final ya lo conocen. <>


The slaughter, a ritual in winter in the Sierra

A

lthough most Iberian pigs are slaughtered in industrial slaughterhouses, the towns in the Sierra de Aracena and Picos de Aroche preserve the traditional home slaughter as a legacy handed down from generation to generation. This type of activity is still an important ritual in many mountain villages during the winter months, guaranteeing a full pantry for many families with different types of fresh meat, dozens of cured sausage meats, lard and of course the prized legs and shoulders of cured ham. The hard work of traditional home slaughter takes two days and is clearly divided by sexes. The men carry out the jobs requiring more strength and skill (like the quartering) while the women have the difficult job of carefully preparing the meat so it can be transformed into delicious cured meats. As the Iberian saying says ‘even the pig’s walk is put to good use and can be eaten’ and indeed, these two days’ work produce a whole range of home-made products. Not only are we talking about legs and shoulders of ham but also cured loin, spicy sausage meat, chorizo and top-quality fresh meat. However, the home slaughter of the Iberian pig in the Sierra de Aracena and Picos de Aroche is a lot more than just two days’ hard work. Friends, relatives and acquaintances get together on these days to enjoy the festive event when the meats are roasted and become the centre of attention. This same perfectly organized ritual is repeated every winter in all the villages. It is the time when the Iberian pig becomes the real king of the region… and all pay homage to it.

The development of the industry The existence of excellent raw material and the popular wisdom of how to get the best out of the Iberian pig, as well as the demand for its by-products, meant that at the end of the 19th century a strong industrialising process began around the pig which is bred in our meadowlands. The first cured pork product industries were also founded and helped enormously by the opening of the railway line Huelva – Zafra (1886 -1889), so new lines of communication were opening up for the isolated Sierra de Aracena and Picos de Aroche. Jabugo, Cumbres Mayores and Cortegana are today the large industrial centres of the region although there are large companies in practically all the mountain towns which are in charge of producing and marketing their own products. In fact, the meat industry is the first economic sector in the region if we take into account the number of jobs and the volume of investment. The great success of all the Iberian products in the market has brought about better modernization and organization in the factories while the fulfilment of important European Union health standards guarantees the quality of the products. <>

· 75 ·


La riqueza culinaria de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche acoge exquisiteces como su famoso jamón ibérico de bellota o también carnes de ibérico o caza.

EL PARAÍSO DEL BUEN YANTAR

Gusto por lo exquisito entorno a la buena mesa

F

iel exponente de la cultura rural de muchas otras zonas de España, la Sierra de Aracena y Picos de Aroche es uno de los mejores ejemplos de lo que la cocina más tradicional puede dar de sí. Este gusto por los platos elaborados, esos que preparaban las abuelas con esmero y que se convertían en la excusa perfecta para una visita improvisada, es uno de los mejores embajadores con los que cuenta esta Comarca y ha transformado su patrimonio culinario en un pilar de su turismo, cuya gastronomía está estrechamente ligada a los productos de la tierra. Las fértiles huertas que se extienden generosamente por todos los municipios proporcionan sabrosos tomates, patatas, calabacines, berenjenas, pimientos, cebollas o calabazas, entre otras delicias naturales. Esta riqueza vegetal es la mejor excusa para acompañar todo tipo de platos en los que, bien como protagonistas o como guarnición, las verduras y hortalizas son esenciales y muy agradecidas por su calidad y frescura.

Las sopas de tomate, de olores, el gazpacho de invierno, el pisto serrano, o el ‘bollo de papas’ son algunos de los mejores referentes de la gastronomía de los productos de la huerta, que se han abierto un espacio propio en la carta de la mayoría de restaurantes de la zona. De hecho, este gusto por la calidad de los productos de la huerta ha dado lugar al fomento de la cultura ecológica, que sigue ganando terreno año tras año. La provincia de Huelva, y dentro de ella la Sierra, se encuentra a la cabeza del número de hectáreas de cultivo ecológico en Andalucía, lo que garantiza la ausencia de elementos químicos durante la gestación de la planta. Estos frutos de la tierra con la etiqueta ecológica han proporcionado sabores de antaño a muchos platos, que ahora recuerdan más a los de la cocina de nuestros antepasados. Pero, afortunadamente, hay para mucho más. Las setas ocupan un lugar destacado dentro de la cocina de la Sierra. Más de quinientas especies (comesti-

· 77 ·

LAS FÉRTILES HUERTAS DE LA COMARCA PROPORCIONAN EXCELENTES PRODUCTOS PARA ELABORAR, QUE SE FUNDEN CON LAS CARNES IBÉRICAS Y LAS SETAS

bles y tóxicas) se reparten por toda la comarca, que ve cada otoño y cada primavera cómo estos hongos visten el campo. Sus posibilidades culinarias abarcan numerosas posibilidades: sopas, revueltos, guarniciones, rebozadas, a la plancha, en potajes, arroces, croquetas o incluso licores. Especies como las populares ‘tanas’ (Amanita caesarea) son las reinas indiscutibles de las setas, junto a los ‘gurumelos’ (Amanita ponderosa), los ‘tentullos’ (Boletus edulis y Boletus aereus) o las ‘chantarelas’ (Cantarelus cibarius). Éstas y otras muchas más son la especialidad de muchos bares y restaurantes, que ofrecen todo tipo de posibilidades para su degustación. No es de extrañar que la temporada de setas en la Sierra atraiga cada año a más y más amantes no sólo para su recolección en el campo, sino también para su degustación. De hecho, este potencial gastronómico ha dado lugar a la celebración de diferentes eventos entorno a la Tapa por varios pueblos de la Sierra, una excelente oportunidad de poner


en valor este recurso tradicional de cara al turismo. El medio natural ofrece además una variante gastronómica que, poco a poco, se ha sumado a las muchas posibilidades de la cocina en la Sierra. La riqueza cinegética del Parque Natural, desde el punto de vista culinario, se centra en las carnes de jabalí y de ciervo, preparadas de diversas formas. La arraigada cultura en torno a la caza ha permitido que las recetas que los cazadores han mantenido celosamente de generación en generación pasen a engrosar también las numerosas propuestas de bares y restaurantes. La excelente materia prima que se obtiene durante la temporada posibilita degustar sabrosos platos con sabores desconocidos para muchos. Pero si hablamos de carnes no podemos dejar de lado al cerdo ibérico, el rey de la dehesa. Su jamón es ingrediente habitual en toda carta que se precie, en la que tampoco faltan sus exquisitas carnes a la brasa o en guisos, así como entrantes con sus embutidos. Aquí destacan la caña de lomo, el salchichón, los lomitos, los chorizos o morcillas. Nuestro recorrido por el crisol gastronómico de este Parque Natural no puede dejar a un lado al queso artesano. Si los cazadores mantuvieron vivas durante generaciones sus recetas cinegéticas, el trabajo anónimo de los cabreros durante siglos ha permitido que los amantes del queso puedan saborear una variedad con sello propio en esta tierra. Varias empresas familiares han recuperado la tradición de los cabreros para elaborar quesos con leche cruda de cabra que los expertos han clasificado entre los 50 mejores de España. Quesos olorosos o tortas para untar con la misma receta de siempre son la principal tarjeta de presentación de este producto, que se está presente en mercados de toda Europa e incluso Estados Unidos. Otros productos con arraigo en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche son los vinos y licores. La presencia de

vides en distintos puntos de la Comarca cuenta con gran arraigo, especialmente en la zona de Los Marines o Corteconcepción. Allí, cada otoño se celebran distintos eventos relacionados con su Mosto artesano, el primer zumo de la uva que cada viticultor prepara de forma artesana para disfrute con amigos y familiares. También la Sierra cuenta ya con un vino tinto propio, elaborado en por las Bodegas San Cristóbal, de Almonaster la Real, y que se distribuye bajo el nombre de ‘Bienteveo 2011’. Una bebida de mayor graduación y presente durante décadas en la vida diaria de nuestros pueblos ha sido el aguardiente. Higuera de la Sierra conserva la única empresa que todavía elabora distintos tipos de este licor de alta graduación que también ha dado paso

· 78 ·

Guisos con productos de la huerta o quesos artesanos de cabra se han abierto hueco en la mayoría de cartas de bares y restaurantes. Y de postre, dulces finos de la repostería popular.

a otras variedades, que aprovechan el sabor de frutos autóctonos, como la bellota, mora, castaña, frambuesa, hierbas y, por supuesto, las guindas. Para el postre, la oferta es aún mucho más suculenta. La castaña, fruto estrella del Parque Natural, se presenta de distintas formas: como potaje (dulce), chocolateadas, en almíbar, marrón glacé, turrón, flan o helado. Junto a ella, los frutales del Valle del Múrtiga ofrecen deliciosos peros, melocotones, peras y un sinfín de variedades. Los más golosos no pueden dejar de probar los dulces típicos, esenciales para entender la vida de cada pueblo. Pestiños, piñonates, roscos, rosas, buñuelos, torrijas, tortas de chicharrones, leche frita, dulce de membrillo y otras delicias populares se funden con la pastelería


fina de varias confiterías artesanas, situadas principalmente en Aracena. Este extenso abanico de posibilidades atrae cada año a miles de personas, que encuentran en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche un espacio en el que no sólo disfrutar con la naturaleza, sino con el sabroso legado culinario que generaciones y generaciones de serranos han sabido conservar. <>

CALENDARIO GASTRONÓMICO Febrero › Oleozufre. Feria del Aceite de Oliva. Zufre › Matanza tradicional del Cerdo Ibérico. Galaroza › Ruta de la Tapa. Cortegana

Marzo › Subasta del Piñonate. Linares de la Sierra › Matanza tradicional del Cerdo Ibérico. Linares de la Sierra › FICAR. Feria Internacional de la Caza. Rosal de la Frontera › Ruta de la Tapa. Santa Olalla del Cala

Abril › El Cocido. Jabugo (cada dos años)

Mayo › Aracena Sabor

Junio › Concurso Nac. de Cortadores de Jamón Ibérico. Corteconcepción

Agosto › Fiestas del Melocotón. La Nava › La Sangría. Higuera de la Sierra › Fiesta del Piñonate. Linares de la Sierra › Certamen Gastronómico. Almonaster la Real › Matanza Vegetal. Calabazares –Almonaster la Real–

Octubre › Semana del Jamón y del Cerdo Ibérico. Aracena › Feria de la Tapa. Higuera de la Sierra › Ruta de la Tapa Ibérica. Aracena

Noviembre › Migas de Tosantos. Santa Ana la Real › Jornadas Micológicas. Aracena › Ruta de la Tapa Micológica. Aracena › Migas Populares. El Repilado (Jabugo) › Encuentros Micológicos. Almonaster la Real › Jornadas Micológicas. Santa Ana la Real › Jornadas Micológicas. Alájar › Feria del Mosto. Castañuelo (Aracena) › Gymkana de la Tapa. Cala › Fiesta del Mosto. Corteconcepción › Feria de la Tapa. Encinasola › Matanza tradicional del cerdo ibérico. Santa Olalla del Cala

Diciembre › Fiesta del Mosto. Corteconcepción › Mercado del Queso Artesano. Aracena › Tostón Solidario. Aracena › Migas Solidarias. La Umbría (Aracena) › Feria de la Castaña. Castaño del Robledo › Matanza Popular. La Nava › Saborea Cumbres Mayores › Feria de la Castaña. Fuenteheridos › Matanza tradicional del cerdo ibérico. Cala

Naturally delicious: from Nature to the table

T

he Sierra de Aracena y Picos de Aroche is one of the best examples of how the best can be made of traditional cooking. The delicious home-made dishes, like the ones carefully cooked for us by our grandmothers, are one of the best ambassadors for the Region. The fertile vegetable gardens which are generously spread all over the towns supply delicious tomatoes, potatoes, courgettes, aubergines, peppers, onions and pumpkins, among other natural delicacies. The great choice of vegetables available in the area is a perfect excuse to use them in all kinds of recipes. Either as a main dish or garnish, these vegetables are essential and highly appreciated for their quality and freshness. Tomato and other flavoured soups, winter gazpacho, mountain ragatouille or potato balls are some of the best dishes made with vegetable products which now have their own section on the menus in most restaurants in the area. In fact, this demand for quality vegetable products has encouraged the promotion of an ecological culture which is becoming more and more popular every year. Wild mushrooms are an important asset in the mountain region cuisine. More than five hundred species (edible and poisonous) grow all over the region, covering the countryside in spring and autumn. Species like the popular Amanita caesarea are the indisputable queens of the mushrooms along with the Amanita ponderosa, Boletus edulis, Boletus aereus or Cantarelus cibarius. These species and many others are the speciality dish in many bars and restaurants and are cooked in many different ways. The natural environment also provides excellent game hunting fa-

cilities, which from a cooking point of view means you can find boar and deer meat prepared in many different ways. The excellent game meat available in the hunting season gives you the chance to try delicious, innovative, tasty dishes. When we talk about meat we cannot forget Iberian pork from the king of the meadowlands. Cured Iberian ham is a common ingredient on any good menu where you can also find exquisite charcoal-grilled pork or stews as well as cured meat starters. In this section, we can find cured loin, spicy sausage meat, chorizo, black pudding and other typical cuts. Our gourmet food trip cannot be complete without traditional cheese. Several family businesses have brought back an old goat shepherds’ tradition by producing cheeses with unprocessed goat’s milk, which the experts have classified as among the best 50 in Spain. Aromatic cheeses or soft spreading cheese made with the same traditional recipes as always are the best advertisement for this product which is opening up markets all over Europe and even in the United States. Local wines or another drinks with more graduation, like brandy or gin, are usual in restaurants or pubs. The dessert menu is even more appetising. Chestnuts are mixed with peaches, pears and an endless number of fruit varieties from the Múrtigas Valley. If you have a sweet tooth there are many typical pastries and desserts to try: honey pastry twirls, pine nut tart, doughnuts, profiteroles, bread in honey, fried milk, quince jelly and other popular delicacies. Fine pastries are also baked traditionally in the patisseries of the area which are mainly located in Aracena. <>

· 79 ·


España

El territorio de la comarca de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche se extiende por todo el norte de la provincia de Huelva, un lugar que le invitamos a visitar.

Andalucía

Encinasola

Cumbres de San Bartolomé

Badajoz

Cumbres de Enmedio Cumbres Mayores

Rosal de la Frontera

Hinojales La Nava Aroche

Cañaveral de León

Arroyomolinos de León Cala

Valdelarco Galaroza

Cortelazor

Jabugo Cortegana

Fuenteheridos Los Marines

Almonaster la Real

Castaño del Robledo Linares de Alájar la Sierra Santa Ana la Real

Aracena

Corteconcepción Puerto Moral

Higuera de la Sierra

Santa Olalla del Cala

Zufre

Huelva

nuestros

pueblos

BREVE RECORRIDO POR LOS MUNICIPIOS DE LA SIERRA DE ARACENA Y PICOS DE AROCHE

Alájar POBLACIÓN  805 habitantes. ORÍGENES  Indeterminados. En 1480 existían dos aldeas, Alfajar de Arriba (en la Peña) y Puebla del valle (localidad), con unos diez vecinos cada una. Durante la segunda mitad del siglo­XVI adquiere renombre por la presencia­en la Peña de Benito Arias Montano.

MONUMENTOS DE INTERÉS  La Iglesia de San Marcos (siglo XVIII), la Ermita de la Reina de Los Ángeles (siglo XVI), la Peña de Arias Montano y el Centro de Interpretación. También son destacables la Ermita de San Bartolomé, de la Trinidad (en la aldea del Calabacino) y Ntra. Sra. de la Salud (en la aldea de Madroñeros), así como el centro urbano, catalogado como Conjunto Histórico-Artístico (1982)

FIESTAS  Fiestas de San Marcos (abril), romería de San Bartolomé (agosto), Romería de la Reina de los Ángeles (8 de septiembre) catalogada como Fiesta de Interés Turístico Andaluz y Fiesta del Voto (septiembre).

GENTILICIO  Alajeño/ alajeña. WEB  www.alajar.net

· 80 ·


Almonaster la Real POBLACIÓN  1.809 habitantes. ORÍGENES  Los primeros testimonios se remontan a la Edad del Bronce. Muy abundantes y de gran interés son los restos encontrados de la época romana y los de la época visigoda. Sin embargo, el legado musulmán es el más importante del municipio, como lo demuestra la fisonomía del casco urbano o su mezquita.

MONUMENTOS DE INTERÉS  El castillo (Siglo X), la mezquita omeya (siglo X), la Iglesia de San Martín (Siglo XVI), Ermita de la Santísima Trinidad (siglo XVIII), Ermita del Cristo de la Humildad y Paciencia (siglo XIX). Fuera del municipio está la ermita de Santa Eulalia (siglo XV). Centro de Interpretación de “Al-andalus y la Sierra”. El municipio de Almonaster la Real tiene declarado BIC su Conjunto Histórico.

FIESTAS  Cruces de Mayo (en el municipio y varias aldeas finales de abril primera mitad de mayo), romería de Santa Eulalia (tercer sábado de mayo) y Jornadas Islámicas (octubre).

GENTILICIO  Almonasterense /almonasterensa. WEB  www.almonasterlareal.es

Sevilla

Aracena POBLACIÓN  7.900 habitantes.

ORÍGENES  Está habitada desde tiempos remotos. Hay restos arqueológicos en la Cueva de la Mora, de la aldea de La Umbría. Tuvo una gran importancia histórica durante la época musulmana, la Edad Moderna y la Contemporánea y es cabeza de partido judicial.

MONUMENTOS DE INTERÉS  La Gruta de las Maravillas, el castillo fortaleza (siglo XII), Iglesia Prioral de Ntra. Sra. del Mayor Dolor (siglo XIII), el Cabildo Viejo (siglo XVI), la Parroquia de la Asunción (siglo XV), el Ayuntamiento (siglo XX), los lavaderos del Concejo (siglo XX), el Casino de Arias Montano (siglo XX), el Museo Contemporáneo al Aire Libre y el Museo del Jamón. El Centro Histórico de Aracena está declarado BIC.

FIESTAS  San Blas (3 de febrero), Feria de Agosto, Feria del Jamón (octubre), Jornadas Micológicas (noviembre), Rehiletes (7 de diciembre).

GENTILICIO  Aracenense/aracensa. WEB  www.aracena.es

Aroche POBLACIÓN  3.233 habitantes. ORÍGENES  Hay numerosos indicios de un temprano poblamiento, ligado a la explotación de los recursos mineros. los primeros vestigios datan de casi cinco milenios y su ocupación se detecta del IV al III milenio a.C. Su mayor riqueza arqueológica es de época romana y durante el periodo islámico, fue uno de los asentamientos más importantes de la zona. La dominación árabe trasladó la población a su emplazamiento actual.

MONUMENTOS DE INTERÉS  El castillo de Aroche (siglo XII), la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XIV), la Ermita del Cristo (siglo XVII), la Ermita de San Mamés (siglo XIII), Turóbriga (siglo I) , las ruinas de la antigua Ermita de Santa María del Valle (siglo XIII), las casas solariegas del centro urbano, declarado BIC, o el Museo Arqueológico Municipal.

FIESTAS  Romería de San Mamés (Pentecostés), Feria de Agosto y FEGAR (Feria Ganadera de Aroche septiembre). GENTILICIO  Arocheno / arochena. WEB  www.aytoaroche.es

Arroyomolinos de León POBLACIÓN  1.023 habitantes. ORÍGENES  Se remonta a mediados del siglo XIII cuando, tras ser reconquistada la zona por la Orden de Santiago, es ocupada por repobladores leoneses al crearse la Encomienda Mayor de León, que entró a formar parte junto con otras cuatro villas (Fuentes, Calera, Segura y Cañaveral). Formó parte de Extremadura hasta 1834, año en que queda adscrita a la provincia de Huelva­, dentro del partido judicial de Aracena. En la segunda mitad­del siglo XIX y principios del XX, el municipio alcanza cierta pujanza gracias a la explotación maderera y para carbón.

MONUMENTOS DE INTERÉS  La Iglesia de Santiago el Mayor (siglo XIV), la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios (siglo XVIII), el Molino de Atanasio, Ruta del Agua y Ruta de los molinos de rodeznos.

FIESTAS  Romería de Nuestra Señora de los Remedios (16 de mayo), San Antonio (13 de junio) y la Feria (agosto), Belén Municipal de Navidad (basado en datos históricos).

GENTILICIO  Arroyenco / arroyenca. WEB  www.arroyomolinosdeleon.com

· 81 ·


Cala POBLACIÓN  1.264 habitantes. ORÍGENES  Los primeros testimonios de poblamientos­se sitúan en la Edad del Bronce (2000 a.C), según indican los yacimientos de ‘El Trastejón’ y ‘La Papúa’. La villa fue conquistada a mediados del siglo XIII y bajo el reinado de Alfonso X, pasó a pertenecer a Sevilla. Los orígenes de Cala están ligados a las extracciones mineras y durante la Edad Media hay constancia­documental de la existencia de hornos de vidrio en la villa, industria que se mantenía con gran pujanza en el siglo XVI. MONUMENTOS DE INTERÉS  El Castillo (siglo XIV), la Iglesia de Santa María Magdalena, (siglo XV) y la Ermita de la Virgen de Cala (siglo XV).

FIESTAS  Romería de San Roque (último domingo de mayo), la Fiesta del Emigrante (15 de agosto), la fiesta de la Virgen de Cala (8 de septiembre) y Santa Bárbara (4 de diciembre).

GENTILICIO  Caleño/caleña. WEB  www.ayuntamientodecala.es

Cañaveral de León POBLACIÓN  426 habitantes. ORÍGENES  Los primeros datos se remontan a la Edad del Cobre y los primeros datos históricos de la población al siglo XIII, cuando quedó bajo el dominio de la Encomienda de León en Extremadura. El origen de la villa está en relación con su estratégico emplazamiento, en el cruce de dos vías pecuarias de trashumancia por donde circulaban los ganados de la Mesta en dirección sur. También puede estar este origen en la presencia de un caudaloso manantial­procedente del cercano macizo del Jacaco, que brota en el centro del núcleo urbano y que permitió la existencia de fértiles y pequeñas huertas para el sustento de sus habitantes.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de Santa Marina Mártir (siglo XV), Fuente Redonda, la Laguna, Museo Etnológico del Aceite, Biblioteca, gimnasio y Teatro Municipal, Puerto del Jacaco, Rivera de Montemayor, Charca de El Molino y Sierra de la Pipeta, Molino de aceite y molino de harina.

FIESTAS  Fiestas de San Sebastián (20 de enero) y Fiestas de Santa Marina (16 al 20 de julio). Certamen de Moda Flamenca (Julio).

GENTILICIO  Cañetero / cañetera WEB  www.aytocanaveraldeleon.com

Castaño del Robledo POBLACIÓN  209 habitantes. ORÍGENES  Aunque la fundación oficial la llevan a cabo en 1554 cinco vecinos de Aracena, como aldea de ésta, las primeras reseñas de Castaño se remontan al siglo XV, con la aportación por parte de la localidad de una leva a la Guerra de Granada. En 1554 aparece ya como aldea dependiente de Aracena, fechas en las que desempeñó, ocasionalmente, las funciones de presbítero de su parroquia el célebre humanista Benito Arias Montano. El proceso de emancipación como villa se inició en 1700. Se inicia entonces un periodo­de esplendor económico y demográfico que se prolonga hasta la mitad del siglo siguiente­. En 1877, Castaño tenía 1.295 habitantes.

MONUMENTOS DE INTERÉS  La iglesia de Santiago el Mayor (siglo XVI) y la Iglesia inacabada, conocida localmente como ‘El Monumento’ (siglo XVIII). Conjunto Histórico esta declarado BIC. FIESTAS  Fiestas de San Pedro (29 de junio) y Fiesta de la Mesa (fin de semana más próximo al 23 de agosto). GENTILICIO  Castañero / castañera. WEB  www.casatanodelrobledo.es

Corteconcepción POBLACIÓN  550 habitantes. ORÍGENES  Los vestigios encontrados en torno a la Rivera de Huelva confirman un importante poblamiento­de este valle desde la Edad del Bronce. Perviven hasta nuestros días testigos como dólmenes y tumbas, entre las que destacan­la de La Gomera, y sobre todo, las de Monte Acosta. La actual­población­tuvo su origen en el siglo XV como un asentamiento­de campesinos dependientes de la jurisdicción de Aracena. Un siglo más tarde alcanzaría suficiente­población­para que en 1550 se edificara­una parroquia que daría el nombre a la localidad­, ya que se construyó­para la advocación de la Inmaculada­Concepción.

MONUMENTOS DE INTERÉS Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción (siglo XVI) e Iglesia de San Juan Bautista (siglo XVI). Conjunto Histórico esta declarado BIC.

FIESTAS  San Juan Bautista (24 de junio), Fiestas del Camino (fin de semana antes del día 15) y Día del Señor (primer domingo de septiembre).

GENTILICIO  Cortesano / cortesana. WEB  www.corteconcepcion.blogspot.com.es

· 82 ·


Cortegana POBLACIÓN  4.898 habitantes. ORÍGENES  Los primeros datos de ocupación humana en la zona se remontan al III milenio a. C, dada la cantidad de instrumentos y utensilios­que se han encontrado en el término municipal. En 1253, durante el reinado de Alfonso X, se le concede el título de villa y entre los siglos XIII y XIV, la comarca será territorio en disputa entre Castilla y Portugal, hasta la fijación de fronteras, llevándose a cabo la construcción del Castillo, probablemente sobre una fortaleza anterior, en la época de Sancho IV.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Castillo (siglo XIII), Iglesia del Divino Salvador (siglo XIV), Ermita de la Virgen de la Piedad (siglo XIII), Ermita de San Sebastián (siglo XVI), plaza de toros (1854), fuentes públicas y Ermita del Calvario (reconstruida en 1974).

FIESTAS  Carnavales (febrero), Semana Santa, romería de San Antonio (finales de junio), Jornadas Medievales (agosto) y Feria de Nuestra Señora de la Piedad (8 de septiembre).

GENTILICIO  Corteganés / corteganesa. WEB  www.turismocortegana.com

Cortelazor la Real POBLACIÓN  277 habitantes. ORÍGENES  Los primeros indicios de poblamiento­se sitúan en la Edad del Bronce (II milenio­a.C), ya que en los parajes próximos a la Rivera de Huelva hay gran densidad de yacimientos. Hay vestigios de presencia romana cerca de la Ermita de la Coronada. No existen más indicios de pueblos hasta la incorporación a la Corona de Castilla por Alfonso X. El rey Felipe IV le otorga el título de villa en 1631.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios (siglo XVI), Ermita de Nuestra Señora de la Coronada (reconstruida en 1956), Museo de Artesanía Popular ‘José Navarro’, Museo de Pintura ‘José Pérez-Guerra’, olmo centenario y paraje natural del Charco Malo.

FIESTAS  Romería de la Coronada (mayo), Certamen de Pintura Al Aire Libre (agosto) y Fiestas de Nuestra Señora de los Remedios (agosto).

GENTILICIO  Cortelazoreño / cortelazoreña. WEB  www.cortelazor.com

Cumbres de Enmedio POBLACIÓN  52 habitantes. ORÍGENES  Su origen se encuentra en las aldeas que surgieron con la Repoblación cristiana tras la Reconquista del siglo XIII. A diferencia­de las otras dos Cumbres, el núcleo urbano no contó nunca con fortificación alguna, lo que, posiblemente, debido a la inestabilidad militar de este territorio fronterizo, condicionó su escaso poblamiento y, en consecuencia, que no alcanzase el título de villa hasta el año 1639, bajo el reinado de Felipe IV. En 1950 el municipio alcanzó su techo demográfico, 251 habitantes. Actualmente, es el municipio más pequeño de toda Andalucía.

MONUMENTOS DE INTERÉS  La Iglesia parroquial de San Pedro (siglo XVIII), declarada Bien de Interés Cultural, la calle Real, edificios de arquitectura popular con rasgos extremeños o lusitanos y casas de porte señorial.

FIESTAS  Fiestas de San Pedro (29 de junio) y Fiesta de Ntra Sra del Rosario (Octubre). GENTILICIO  Cumbreño / cumbreña. WEB  www.cumbresdeenmedio.org

Cumbres de San Bartolomé POBLACIÓN  437 habitantes. ORÍGENES  Algunos autores explican el origen remoto de la población a partir del despoblamiento de la antigua ciudad romana de Nertóbriga. Su momento de mayor auge se produjo en el siglo­XVI cuando, gracias a la prosperidad económica generada por la demanda de productos agropecuarios para el comercio de Indias, alcanzó los 1.200 vecinos, frente a los 300 que entonces tenía su vecina Cumbres Mayores. En el siglo XIX las actividades agroganaderas, mineras­, la caza y los usos industriales trajeron cierta prosperidad a la villa, que tenía más de 1.500 vecinos.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Castillo (siglo XIII), ruinas del Castillo de Torres, Iglesia de San Bartolomé (siglo XV) y Ermita de la Virgen de la Aliseda (siglo XVIII).

FIESTAS  Romería de la Virgen de la Aliseda (tercer domingo de mayo), fiestas de San Bartolomé (24 de agosto) y fiestas de la Virgen de Aliseda (septiembre).

GENTILICIO  Cumbreño / cumbreña.

· 83 ·


Cumbres Mayores POBLACIÓN  1.888 habitantes. ORÍGENES  De época romana son numerosos­los vestigios que aparecen en la zona. Los más importantes son los encontrados en la ciudad de Nertóbriga, asentamiento de origen celta posteriormente romanizado. No hay datos sobre la dominación musulmana y en el siglo XIII, las tierras pasan­a dominio cristiano. En la Baja Edad Media continúan los enfrentamientos entre los reinos de Castilla y Portugal, hecho que provocó la edificación del Castillo en 1293.

MONUMENTOS DE INTERÉS  El Castillo de Sancho IV (siglo XIII) e Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel (siglo XV). También la Ermita de Santa María Magdalena (siglos XII-XIV), la Ermita de la Virgen del Amparo (siglo XIV), la Ermita de la Virgen de la Esperanza (siglos XII-XIV) y el pórtico románico-ojival de sillería del antiguo convento de Franciscanas Clarisas.

FIESTAS  Lunes del Albillo (lunes posterior al segundo domingo de Pascua) y Corpus Christi (mayo/junio). Agosto Cultural.

GENTILICIO  Cumbreño / cumbreña. WEB  www.cumbresmayores.es

Encinasola POBLACIÓN  1.353 habitantes. ORÍGENES  El primer poblamiento de la zona se remonta a la Edad del Cobre (III milenio a.C.), aunque será durante el periodo de dominación romana cuando encontremos el primer núcleo de población de cierta envergadura. En tiempos árabes se construye­un castillo del que se sospecha su importancia por la cantidad de torreones y espesor de sus murallas. Don Pedro I de Castilla le dio a Encinasola algunos privilegios confirmados después por los Reyes Católicos en 1494, cuando recibió el título de villa.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Castillo (Edad Media) y Baluartes San Felipe y San Juan(siglo XVII), Iglesia de San Andrés (siglo XVI), Iglesia de San Sebastián (siglo XVI), Ermita de la Virgen de Flores (siglo XVI), Ermita de la Virgen de Rocamador, Peña de San Sixto y riberas del Río Múrtigas.

FIESTAS  Romería de la Virgen de Flores (primera semana después del Domingo de Resurrección), Feria (en septiembre) y Fiestas de San Andrés (noviembre).

GENTILICIO  Marocho / marocha.

Fuenteheridos POBLACIÓN  478 habitantes. ORÍGENES  Su origen podría estar con un establecimiento de la población junto a la fuente que da nombre al pueblo. Los restos más antiguos en su término municipal­son de origen musulmán en el yacimiento del Cerro de Castillejos. A mediados del siglo XIII, esta zona es repoblada por leoneses y se convierte en tierra de realengo, bajo la jurisdicción de Sevilla y adscrita al municipio de Galaroza. Su máximo poblacional se alcanzó en 1920, con una cifra próxima a los 1.400 habitantes.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Cruz del Mármol (siglo XVIII), Iglesia del Espíritu Santo (siglo XVII), Plaza del Coso, plaza de toros (siglo XIX), Fuente de los Doce Caños (1903), Camino Real de Valdelama y Jardín de Villa Onuba (siglo XX).

FIESTAS  El Judas (Domingo de Resurrección), Fiestas patronales del Espíritu Santo (30 de mayo) y Fiesta de la Virgen de la Fuente (15 de agosto).

GENTILICIO  Papero / papera. WEB  www.fuenteheridos.es

Galaroza POBLACIÓN  1.548 habitantes. ORÍGENES  Se desconoce la existencia de restos antiguos relacionados directamente con esta población, que pudiera tener quizás un origen islámico, según se desprende de su topónimo­Al-jaroza­, cuyo significado podría ser ‘Valle de las Rosas’, ‘de la Doncella’ o ‘de las desposadas’, según diversas interpretaciones. Durante toda la Edad Media perteneció a la jurisdicción­de Aracena, aunque protagonizó varios intentos de independizarse, hecho que no llegó hasta el 18 de abril de 1553, durante el reinado de Carlos V.

MONUMENTOS DE INTERÉS Iglesia de la Purísima Concepción (siglo XVI), Ermita de Santa Brígida (siglo XV), capilla de Nuestra Señora del Carmen (siglo XVII), Fuente de los Doce Caños (siglo XIX).

FIESTAS  Virgen del Carmen (julio), Concentración Motera Cachonera (Noviembre) y los Jarritos (6 septiembre).

GENTILICIO  Cachonero / cachonera. WEB  www.galaroza.org

· 84 ·


Higuera de la Sierra POBLACIÓN  1.369 habitantes. ORÍGENES  En su término municipal han sido hallados, de forma muy dispersa, restos arqueológicos de finales de la Edad del Bronce. El origen de la actual población se remonta al momento de la Reconquista, cuando se formó el núcleo urbano en torno a dos barrios, dependientes respectivamente de las poblaciones de Aracena y de Zufre, que más tarde se unirían. El 18 de septiembre del año 1553 recibe del emperador Carlos V su título de villazgo. Es el primer Pueblo Ecológico de la provincia.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de San Sebastián (siglo XVIII), Ermita del Santo Cristo del Rosario (siglo XVII), Ermita de San Antonio de Padua (siglo XVI) y los lavaderos públicos en el barrio de San Antonio, en el centro y en ‘Las Provincias’.

FIESTAS  Cabalgata de Reyes Magos (5 de enero), romería de la Virgen del Prado (marzo) y Fiestas de San Antonio (agosto).

GENTILICIO  Higuereño / higuereña. WEB  www.higuerasierra.com

Hinojales POBLACIÓN  298 habitantes. ORÍGENES  Esta localidad toma el nombre del hinojo, planta muy apreciada­por sus propiedades medicinales y aromáticas. Todo hace suponer de la existencia de población en la zona, al menos, desde época tardorromana, como lo atestiguan los sillares que forman parte de la ermita de la Virgen de la Tórtola. Jurídicamente, dependerá­de la villa de Aracena hasta ­principios del siglo XVI en que, durante el reinado de Carlos V, adquiere la condición de villa. Durante la segunda mitad del siglo XX la población acusó la sangría migratoria, de la que aún no se ha recuperado.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de Nuestra Señora de Consolación (siglo XVI), Ermita de Nuestra Señora de la Tórtola, Ribera de Hinojales y Sierra del Rey.

FIESTAS  Fiestas de la Virgen de la Tórtola (mayo) y Fiesta de los Emigrantes (agosto). GENTILICIO  Panzón / panzona. WEB  www.hinojales.org

Jabugo POBLACIÓN  2.324 habitantes. ORÍGENES  Es uno de los escasos lugares de la provincia donde se han encontrado restos paleolíticos, ya que en las cercanías de Jabugo se localiza el importantísimo yacimiento de la Cueva de la Mora y la necrópolis de El Becerro­, conjunto funerario datado en la Edad del Bronce, hacia el 1500 a.C. No obstante, no han aparecido huellas, ni se tienen testimonios históricos de época romana, ni musulmana. El actual núcleo de población debió fundarse tras la Reconquista de la comarca, inscrito en la villa de Almonaster la Real en calidad de aldea. En 1691 obtiene el título de villa­y experimenta un importante crecimiento demográfico.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de San Miguel (siglo XVIII), monumento al matarife, calles empedradas y estructura urbana.

FIESTAS  Fiesta de Nuestra Señora de los Remedios (julio) y Fiestas de San Miguel Arcángel (septiembre), Fiestas de San Juan en El Repilado (junio) y Fiestas de la Santísima Trinidad en Los Romeros (mayo/junio)

GENTILICIO  Jabugueño / jabugueña. WEB  www.jabugo.es

Linares de la Sierra POBLACIÓN  244 habitantes. ORÍGENES  Su origen está, posiblemente, en las empresas repobladoras de la Reconquista, aunque no se conserva documentación histórica que lo confirme. La presencia árabe se detecta aún en los sistemas de riego, en numerosos topónimos y en trazado laberíntico de las calles. La población pasó a manos castellanas bajo la jurisdicción del Concejo de Sevilla en el siglo XIII. Linares crece bajo la dependencia de Aracena y en 1640 pasa con ella a estar bajo el dominio del Conde-Duque de Olivares­. Obtuvo el título de villa en 1754 y fue otorgado por el Rey Fernando­VI, aunque continuará dependiendo económicamente de Aracena. En el año 1857 alcanza los 1.021 habitantes.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de San Juan Bautista (siglo XVIII),plaza de toros y fuente-lavadero. Conjunto Histórico declarado BIC.

FIESTAS  Día del piñonate, Fiestas de San Juan (24 de junio) y Fiestas de Verano (agosto). GENTILICIO  Linarense / linarensa. WEB  www.linaresdelasierra.com

· 85 ·


Los Marines POBLACIÓN  292 habitantes. ORÍGENES  Existen varias leyendas. Una de ellas atribuye su origen a la existencia de un caserio propiedad­de los hermanos Marín, aunque los estudiosos ven más probable que la etimología proceda de la antigua denominación castellana de la planta del romero (‘rosmarín’ o ‘marín’). La zona fue repoblada en el siglo XIV por colonos gallegos y leoneses. La población perteneció a la jurisdicción de Aracena, situación que se prolongó hasta 1768, cuando, bajo el reinado de Carlos III, logra su emancipación.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de Nuestra Señora de Gracia (siglo XVII), monumento a la castañera, monumento al Voto y Fuente Lavadero. Conjunto Histórico declarado BIC.

FIESTAS  Romería de la Virgen de Gracia (último domingo de mayo), Fiesta del Chopo (víspera del Corpus), Fiesta del Mosto (noviembre).

GENTILICIO  Marinero / marinera. WEB  www.losmarines.org

La Nava POBLACIÓN  295 habitantes. ORÍGENES  El poblamiento en su término municipal se remonta al periodo­prehistórico, como lo atestiguan los restos de enterramientos­y dólmenes de la Sierra de La Algaba y El Pozuelo. En época romana, el territorio pertenecía a la Beturia Túrdula, participando de la riqueza minera que caracterizó a esta región. También en el siglo XVI aparece como villa, sin que se sepa con certeza cuando obtuvo el título. En el siglo XIX, la ocupación francesa­y la crisis de algunas actividades tradicionales diezmaron y empobrecieron a la población, que se recupera en la segunda mitad­del siglo.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de Santa María de Gracia (siglo XVI) y Ermita de Nuestra Señora de las Virtudes.

FIESTAS  Romería de la Virgen de las Virtudes (mayo), Fiesta del Melocotón (agosto) y Fiestas de la Virgen de las Virtudes (agosto)

GENTILICIO  Navino / navina. WEB  www.lanava.es

Puerto Moral POBLACIÓN  283 habitantes. ORÍGENES  Se han hallado restos arqueológicos del periodo Calcolítico, concretamente enterramientos­ con una antigüedad de unos cuatro­mil años en el paraje de San Salvador. Existen también restos de la cultura romana y de mayor interés son los vestigios visigodos existentes en el yacimiento de San Salvador, datado entre los siglos V y VII.El origen de la actual población corresponde a los núcleos de población que fueron creados tras la Reconquista por colonos procedentes del Noroeste peninsular. Jurídicamente, pasó a depender de Aracena en calidad de aldea hasta que en 1818 se le concedió el privilegio de villa. En el año 2001 la localidad­contaba con 254 habitantes­, cifra que se mantiene en la actualidad.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Iglesia de San Pedro y San Pablo (siglo XVI), Ermita del Salvador y el Mirador. FIESTAS  Feria del Ganado de Silla y Tiro (abril), Fiestas de la Alcaldesa (julio). GENTILICIO  Puertomoraleño / puertomoralense / puertomoraleña / panzurraco/a WEB  www.puertomoral.org

Rosal de la Frontera POBLACIÓN  1.830 habitantes. ORÍGENES  Se encuentran en la aldea Gallego­, núcleo de población que desapareció durante las luchas con los pueblos limítrofes a raíz de la Guerra de Secesión. En este lugar se producen asentamientos que darían lugar al término de Rosal. En sus orígenes era conocido como Rosal­de Cristina y en 1869 se sustituye por de la Frontera, por el estallido de la corriente­revolucionaria­‘La Gloriosa’. Actualmente, Rosal tiene una situación demográfica estacionaria, pese a la supresión de las ventajas comerciales de las barreras aduaneras.

MONUMENTOS DE INTERÉS La Plaza Mayor, las casas de trazado moderno del centro, la iglesia de San Isidro Labrador (siglo XIX), las ruinas de la ermita de San Mamés (siglo XIII), Monumento circular megalítico de la ‘Pasada del Abad’ y el Centro de Interpretación Miguel Hernández.

FIESTAS  Fiesta de San Isidro Labrador (15 de mayo), Feria de la Caza (marzo) y Feria (agosto). GENTILICIO  Rosaleño / rosaleña. WEB  www.rosaldelafrontera.com

· 86 ·


Santa Ana la Real POBLACIÓN  535 habitantes. ORÍGENES  Existen testimonios de asentamientos humanos en su término municipal desde la Prehistoria, como grabados rupestres del III milenio a.C. Los más significativos son los grabados rupestres­de la finca de Los Azulejos. Los orígenes de la actual población parecen vincularse al caserío surgido en torno a un primitivo humilladero dedicado a Santa Ana, del que deriva su nombre. Desde su fundación, quedó bajo la jurisdicción­de Almonaster la Real, de la cual se independizó en 1751.

MONUMENTOS DE INTERÉS  La Iglesia de Santa Ana de estilo neoclásico, la Fuente de los Tres Caños, la Ermita de San Bartolomé (1920), los Chorros del Joyarancón, el Risco Levante, el Cerro Castillejo y la Plaza de Toros (inaugurada el 26 de julio de 1988).

FIESTAS  Corpus Christi (26 de junio), Fiestas de Santa Ana, “Día del Toro” (julio), migas de Tosantos (octubre). GENTILICIO  Santanero / santanera. WEB  www.santaanalareal.es

Santa Olalla del Cala POBLACIÓN  2.023 habitantes. ORÍGENES  La cercanía de numerosos enclaves mineros en el entorno de Santa Olalla del Cala permite vincular el inicio de la presencia humana en su término municipal a la explotación y comercio­de metales en la Edad del Bronce, hace unos tres milenios. Se han encontrado restos­cerámicos datables en el siglo VII a.C, así como romanos, de época andalusí y de una importante comunidad judía, cuya sinagoga fue destruida en 1390 tras una campaña promovida desde el fanatismo religioso del clero sevillano.

MONUMENTOS DE INTERÉS  El castillo (siglo XIII), la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XIV), Rivera del Cala, paraje de la Fuente de Arriba y la Sierra del Viso.

FIESTAS  Feria del Cerdo Ibérico y de la Caza (primer fin de semana de abril), Romería de Santa Eulalia (segundo domingo de mayo) y Feria Agosto.

GENTILICIO  Santolallero /santolallera. WEB  www.ayuntamientosantaolalladelcala.com

Valdelarco POBLACIÓN  223 habitantes. ORÍGENES  De la presencia romana en estas tierras desde el siglo I d.C quedan restos en Puerto Lanchar y en el Valle de los Lobos. Posiblemente el origen se deba a la ocupación de la comarca por colonos cristianos tras la Reconquista en el siglo XIII. Desde entonces, pasó a formar parte del alfoz de Sevilla como aldea de Aracena, situación en la que se mantuvo hasta el 25 de abril de 1773, cuando el rey Carlos III le concede el título de villa. El municipio alterna épocas­de bonanza, apoyadas en su rica agricultura de secano y el desarrollo de una floreciente industria altersalal, con otras de penuria, por crisis agrícolas.

MONUMENTOS DE INTERÉS  La Iglesia del Divino Salvador (siglo XVIII), el Puerto del Lanchar y el Risco de la Manzana. El pueblo está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

FIESTAS  Romería del Divino Salvador del Mundo (primer domingo de mayo) y Fiestas Patronales (6 agosto). GENTILICIO  Colmenero / colmenera. WEB  www.valdelarco.es

Zufre POBLACIÓN  896 habitantes. ORÍGENES  El origen se remonta a la Edad del Bronce. Será en época romana cuando se forme el núcleo de población actual. En el siglo VIII fue ocupada por los árabes, que supieron explotar la faceta agrícola y la defensiva. Crearon­una especie de alquería cuyos inquilinos se dedicaban al pastoreo y siembra, y fortificaron el conjunto. En el siglo XIII, se concibe como la gran centuria reconquistadora de la franja occidental de Al-Ándalus.

MONUMENTOS DE INTERÉS  Recinto fortificado (siglo XII), Iglesia de Santa María de la Purísima Concepción (siglo XIV), humilladero de San Sebastián, Ermita de la Virgen del Puerto (siglo XVIII), Ermita de Santa Zita (siglo XV), Casa Consistorial (siglo XVI), plaza de toros, el Pantano y Fuente del Concejo.

FIESTAS  Romería de Nuestra Señora del Puerto (último domingo de agosto y segundo domingo de septiembre), la Feria (septiembre).

GENTILICIO  Zufreño / zufreña. WEB  www.zufre.es

· 87 ·


Alájar CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL HUMANISMO ‘BENITO ARIAS MONTANO’ HORARIO  De lunes a viernes, de 9 a 14 h. DIRECCIÓN  Peña Arias Montano. TELÉFONO DE CONTACTO  959 125 710 DESCRIPCIÓN  Espacio dedicado a la figura de Benito Arias Montano, ilustre humanista extremeño que pasó largas temporadas en este rincón de la Sierra. Recoge también el ambiente cultural, político, social y económico en el que vivió Arias Montano. Este centro no solo refleja su vida, sino también su obra como teólogo, lingüista...como hombre de su tiempo.

Almonaster la Real CENTRO DE INTERPRETACIÓN AL ANDALUS Y LA SIERRA. ‘LA FRONTERA ABIERTA’ HORARIO  Sábados y festivos, de 11 a 14 h. - 16 a 18 h. DIRECCIÓN  C/ Llana, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  959 143 006 / 959 143 007 WEB  www.almonasterlareal.com MAIL  info@almonasterlareal.com DESCRIPCIÓN  Este centro ayuda a comprender la influencia islámica y cristiana en la Sierra, en la que destaca Almonaster la Real, no sólo por su conjunto urbano y su mezquita, sino por toda la influencia islámica que ha quedado en todo un patrimonio artístico, lingüístico, cultural y un gran legado en la importancia del aprovechamiento del agua.

Almonaster la Real MUSEO DE PINTURA Y ESCULTURA ‘MANUEL VÁZQUEZ VARGAS’ HORARIO  Previa cita concertada. DIRECCIÓN  Avenida de San Martín, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  959 143 003 WEB  www.almonasterlareal.com MAIL  info@almonasterlareal.com DESCRIPCIÓN  Este museo legado por Manuel Vázquez Vargas, consta de diez pinturas en óleo sobre lienzo o tabla. Entre otras se encuentra la ‘Pompeyana bañándose’, y doce esculturas de bronce como ‘Cupido’, ‘Lucha Libre’ o de madera como la ‘Inmaculada’. La mayoría son de autores anónimos.

Aracena MUSEO DEL JAMÓN. CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL CERDO IBÉRICO HORARIO  De 11 a 18 h. DIRECCIÓN  C/ Gran Vía, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  663 937 870 WEB  www.aracena.es MAIL  museodeljamon@ayto-aracena.es DESCRIPCIÓN  Recorrido por todo lo que supone el cerdo ibérico para la Sierra. A través de distintas salas con paneles gráficos y material audiovisual se puede conocer el entorno de la dehesa, el cerdo ibérico como animal, su influencia en la vida social y cultural de la Comarca y, como no, sus preciados derivados, entre los que destaca el jamón ibérico.

Aracena PUNTO DE INFORMACIÓN MICOLÓGICO HORARIO  De 11 a 17 h. DIRECCIÓN  C/ Gran Vía s/n. Edificio Museo del Jamón. TELÉFONO DE CONTACTO  663 937 870 WEB  www.aracena.es MAIL  museodeljamon@ayto-aracena.es DESCRIPCIÓN  Es uno de los dos centros relacionados con la cultura micológica que hay en toda Andalucía. Las más de 500 variedades de setas existentes en la Sierra tienen aquí un lugar para su mayor y mejor conocimiento, a través de distintas propuestas didácticas en las que no sólo se nos describen los hongos, sino también su historia, propiedades y su gastronomía.

· 88 ·


Aracena MUSEO GEOLÓGICO MINERO HORARIO  De 10 a 13,30 h. - 15,30 a 18 h. DIRECCIÓN  Edificio de Recepción de la Gruta de las Maravillas. TELÉFONO DE CONTACTO  663 937 876 / 663 937 877 WEB  www.aracena.es MAIL  turismo@ayto-aracena.es DESCRIPCIÓN  Colección compuesta por unas 900 piezas minerales y 100 fósiles donados por Francisco Orden Palomino. Este recorrido por el mágico mundo de los minerales cuenta con carbonatos, sulfatos y numerosas variedades de todo el mundo.

Aracena CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL PARQUE NATURAL HORARIO  Martes a Domingo, de 10 a 14 h. - 16 a 18 h. Julio y agosto, de 10 a 14 h. - 18 a 20 h. DIRECCIÓN  Plaza Alta s/n. Edificio del Cabildo Viejo. TELÉFONO DE CONTACTO  959 128 825 WEB  www.aracena.es MAIL  cabildoviejo@onubaland.com DESCRIPCIÓN  El centro alberga una exposición permanente de todo lo relacionado con el Parque Natural. Está divida en siete salas en las que se exponen aspectos tan importantes como el clima, la fauna, la flora, costumbres, artesanía, fiestas... Su visita es libre y autoguiada, ya que consta de paneles explicativos.

Aracena MUSEO ARTE CONTEMPORÁNEO AL AIRE LIBRE ‘ANDALUCÍA’ (MACA) HORARIO  Libre. DIRECCIÓN  Plaza de San Pedro, Avenida de Huelva y Gran Vía. TELÉFONO DE CONTACTO  959 126 276 WEB  www.aracena.es MAIL  turismo@ayto-aracena.es DESCRIPCIÓN  Un total de 42 esculturas de autores contemporáneos de primer nivel acompañan la vida diaria de los aracenenses y visitantes distribuidas por varias plazas y calles céntricas. Inaugurado en 1986, esta iniciativa permite al visitante disfrutar del patrimonio cultural mientras recorre las calles con más historia de Aracena.

Aroche MUSEO ARQUEOLÓGICO DE LA CILLA HORARIO  21 de mayo al 21 de septiembre: 10 a 14 h. (viernes, sábados, domingos y festivos). 22 de septiembre al 20 de mayo: 10 a 14 h. - 15 a 17 h. (sábados, domingos y festivos)

DIRECCIÓN  C/ Cilla, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  605 338 872 WEB  www.aytoaroche.es MAIL  nieves@aytoaroche.es DESCRIPCIÓN  Importante centro cultural para conocer un poco más los pueblos que ocuparon el término arocheno durante la historia. Aquí puede encontrar numerosas piezas de interés: estatuas, cornisas, capiteles e inscripciones romanas de las excavaciones realizadas en la antigua ciudad romana de Turóbriga.

Aroche MUSEO DEL SANTO ROSARIO HORARIO  21 de mayo al 21 de septiembre: 10 a 14 h. (viernes, sábados, domingos y festivos). 22 de septiembre al 20 de mayo: 10 a 14 h. - 15 a 17 h. (sábados, domingos y festivos)

DIRECCIÓN  Museo de la Cilla. TELÉFONO DE CONTACTO  605 338 872 WEB  www.aytoaroche.es MAIL  nieves@aytoaroche.es DESCRIPCIÓN  Colección de más de 2.000 rosarios religiosos donados por católicos anónimos y famosos al pueblo de Aroche, procedentes de todo el mundo. Las piezas están expuestas y clasificadas con el nombre del donante, entre los que se encuentran el Papa Juan XXIII, John F. Kennedy o el Rey Juan Carlos I, entre otros.

· 89 ·


Arroyomolinos de León CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL AGUA ‘MOLINO DE ATANASIO’ HORARIO  Previa cita concertada. DIRECCIÓN  Calleja de la Fábrica, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  959 197 675 WEB  www.arroyomolinosdeleon.com MAIL  ayto_arroyomolinos@diphuelva.es DESCRIPCIÓN  Es un antiguo molino de agua restaurado recientemente. En él podemos descubrir la maquinaria de su estructura y los contenidos de su funcionamiento para conocer un poco más todo lo que engloba a la cultura de la molienda, tan importante en toda la Sierra.

Cañaveral de León MUSEO ETNOLÓGICO DEL ACEITE ‘MOLINO DE MÁRQUEZ’ HORARIO  Previa cita concertada. DIRECCIÓN  C/Entorno Laguna, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  959 465 860 WEB  www.aytocanaveraldeleon.com MAIL  ayto@aytocanaveraldeleon.com DESCRIPCIÓN  Este molino de aceite se construye en 1805 por iniciativa de Tomás Márquez Jarillo. Tras una importante restauración realizada recientemente se ha abierto al público con toda su antigua maquinaria. Aquí se explica el proceso de la molienda del aceite y toda la cultura que gira en torno al olivar.

Cortegana CASTILLO DE CORTEGANA HORARIO  De 11 a 14 y de 16 a 18 horas (Cerrado los lunes) DIRECCIÓN  C/ Castillo, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  627 695 801 WEB  www.castillodecortegana.com MAIL  assocastillo@hotmail.com DESCRIPCIÓN  Fortaleza construida a finales del siglo XIII por orden del Rey Sancho IV el Bravo, es una pieza más de las fortificaciones de la línea defensiva denominada como Banda Gallega. En su interior destaca un museo con piezas arqueológicas, muestra de artesanía y mobiliario de la época. Está declarado como Bien de Interés Cultural.

Cortelazor la Real MUSEO DE PINTURAS ‘JOSÉ PÉREZ - GUERRA’ HORARIO  Previa cita concertada. DIRECCIÓN  C/ Del Valle González. TELÉFONO DE CONTACTO  959 124 032 DESCRIPCIÓN  Pinacoteca compuesta por los cuadros ganadores del Certamen de Pintura al Aire Libre que Cortelazor la Real celebra cada mes de agosto, así como diversas donaciones de pintores..

Cortelazor la Real MUSEO DE ARTESANÍA ‘JOSÉ NAVARRO PÉREZ’ HORARIO  Previa cita concertada. DIRECCIÓN  C/ España, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  959 124 193 DESCRIPCIÓN  La afición de José Navarro a la talla en madera ha permitido contar con un extenso número de piezas realizadas de forma artesanal en distintos tipos de madera. Cucharas, tenedores, copas, majas y un sinfín de creaciones componen este centro homenaje al arte pastoril.

· 90 ·


Fuenteheridos MUSEO DEL LÉXICO SERRANO HORARIO  De 9 a 13 h. De lunes a viernes. DIRECCIÓN  C/ La Fuente, 11. TELÉFONO DE CONTACTO  959 125 002 WEB  www.fuenteheridos.org DESCRIPCIÓN  Colección de treinta y un y cuadros, la mayoría con dibujos de pergaminos, que reflejan el arcaico dialecto de la Sierra, utilizado tanto en textos del antiguo Reino leonés y textos históricos serranos, como en el folclore de nuestra Comarca. Obra realizada por el historiador Rodolfo Recio Moya.

Fuenteheridos JARDÍN BOTÁNICO ‘VILLA ONUBA’ HORARIO  De 10,30 a 13 h. 16,30 a 18,30 h. DIRECCIÓN  Ctra. Nacional 433, km. 97. TELÉFONO DE CONTACTO  959 125 135 WEB  www.fuenteheridos.org MAIL  villaonuba@gmail.com DESCRIPCIÓN  Villa Onuba nace como huerta en el siglo XIX. En la actualidad se ha convertido en un maravilloso jardín botánico, con más de 150 especies de todo el mundo. Entre ellas podemos disfrutar de abetos americanos y españoles, cipreses, pinos, cedros y distintos tipos de palmeras.

Rosal de la Frontera CENTRO DE INTERPRETACIÓN ‘MIGUEL HERNÁNDEZ’ HORARIO  Previa cita concertada. DIRECCIÓN  Plaza de España, 1. TELÉFONO DE CONTACTO  959 141 001 WEB  www.rosaldelafrontera.com MAIL  cultura@rosaldelafrontera.com DESCRIPCIÓN  Espacio dedicado al poeta Miguel Hernández, que permaneció preso en esta localidad en 1939, cuando intentaba pasar a Portugal. Este centro realiza un recorrido por su vida, orígenes, formación, legado y todo lo relacionado con el genial autor alicantino.

Santa Olalla del Cala MUSEO ETNOGRÁFICO HORARIO  Previa cita concertada. DIRECCIÓN  Plaza de la Constitución, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  959 190 175 DESCRIPCIÓN  Centro cultural dedicado a la historia de todos los santolalleros a través de los útiles y enseres de su vida diaria en los últimos siglos. Amplia colección de todo tipo de objetos cotidianos y numerosas piezas históricas.

Santa Olalla del Cala MUSEO TAURINO HORARIO  Previa cita concertada. DIRECCIÓN  Plaza de la Constitución, s/n. TELÉFONO DE CONTACTO  959 190 175 DESCRIPCIÓN  La afición taurina en Santa Olalla del Cala dio lugar a este museo, que cuenta con cartelería de festejos en su histórica plaza, así como numerosos objetos donados por toreros y aficionados.

· 91 ·


Servicios ofrecidos por el GDR Actividades de dinamización promovidas por el GDR Actividades de sensibilización:  Turismo etnográfico: Berrea, descorche, montanera  Turismo deportivo: Orientación, deportes acuáticos, multi-aventura  Turismo cultural  Rutas: Senderismo, Rutas ecuestres  Observación de estrellas  Observación de aves  Actividades dirigidas a personas con discapacidad

Actividades de dinamización:  Señalización GR-48 Sendero de Sierra Morena  Certificación Starlight  Creación Red Mito  Edición material divulgativo para dar a conocer el destino turístico Sierra Morena: Gorras, camiseta, bolsas, palos, paraguas, agendas, calendarios, dietarios  Concursos fotográficos

Edición material divulgativo:  Guía de aves  Guía del GR-48  Adaptación de infraestructuras y equipamientos públicos en los municipios: aparcamientos, áreas recreativas, rehabilitación de elementos singulares del patrimonio rural, señalización de elementos del patrimonio histórico artístico, señalización de establecimientos turísticos, señalización de núcleos urbanos

· 92 ·


Plan de Actuación Global Formación:  Recursos naturales y culturales de la Comarca, susceptibles de aprovechamiento turístico dirigido al empresariado turístico  Sensibilización y educación ambiental dirigida a jóvenes  Programa “Creando empleoReinventado negocios”: Generación de ideas innovadoras para la creación de empresas y adaptación de empresas existentes

Edición de material promocional y divulgativo:  Mapa de rutas y recursos turísticos de la comarca  Revista promocional ‘Entorno Natural’  Diccionario etimológico de la Sierra  Bolsas reutilizables  ’El despiece del cerdo ibérico’  Información y publicidad de la financiación de proyectos con Fondos Europeos: Placas

Dinamización de la Estrategia de desarrollo comarcal:  Información y acompañamiento a personas promotoras y empresariado  Información y acompañamiento a asociaciones cívicas del territorio  Difusión de la estrategia en medios de comunicación comarcal y provincial

Otras actuaciones  Impulso a la creación y consolidación de la ‘Ruta del Jabugo’

· 93 ·


Otras publicaciones del GDR

No Somos Bichos Raros Libro. Carmen Gil

A Puro Gozo. Guía de Fiestas Libro. Jorge A. Garufi

Guía de las Aves Libro. Humberto Gacio Lovino y Rafael Hernández Mancha

El Cerdo Ibérico. Crianza, Productos y Gastronomía Libro

El Cerdo Ibérico. Pieza a Pieza Libro. F. Javier Forero Vizcaíno

Sitios del Agua Libro. Manuel Moya y José María Franco

Ruta para ver aves y naturaleza en Sierra Morena Libro. Rafael Romero Porrino

Diccionario de la Sierra Libro Rodolfo Recio Moya

Recetario Jornadas Gastronómicas 3 Libros

Guía Histórico-Artística de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche Libro. Alberto Oliver, Alfonso Pleguezuelo y José María Sánchez

Recetario de las Conservas de Nuestras Abuelas Libro

Caminos y Naturaleza en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche 2 Libros. Pablo José Romero Gómez

Guía de Actividades Educativas Itinerarios por la Sierra de Aracena y Picos de Aroche Mapa desplegable

Calendario Festivo Cultural 2009 Calendario de pared

· 94 ·

Miradores de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche Folleto desplegable


#HuelvaLaSierra Puedes seguirnos en  http://www.huelvalasierra.com  Grupo de Desarrollo Rural Sierra de Aracena y Picos de Aroche

 @huelvalasierra  @huelvalasierra


Entorno Natural  
Entorno Natural  

Reedición especial de la revista Entorno Natural. Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Editada por el GDR Sierra de Aracena y Picos de Aro...

Advertisement