Page 1

f VIVE


f VIVE


Hoy en día la computadora es una herramienta de trabajo, de comunicación, de juego y almacenamiento muy importante y presente en nuestras vidas. Es un elemento personal que contiene información de las preferencias, ocupación, gustos, edad y entorno de cada individuo, por lo que se podría decir que es parte o una proyección de cada uno de nosotros, ya que a veces puede ser más descriptivo que un retrato. Mallku Salles.


Mallku

Salles


los vemos, los olemos y detenidos los observamos latir Los paisajes nos ven reir, nos oyen respirar nos atraviesan y somos paisaje. DarĂ­o Mastrangelo.


DarĂ­o

Mastrangelo


Abre una puerta cualquiera. elige el lugar lejos de la ventana y de la puerta que lo cubre de la ventolera. pide una cerveza. comienza una relación. rompe una relación. planea un robo. lee. habla con un desconocido. limpia su nariz. discute con amigos. pide otra cerveza. mira por la ventana. se queja de la música. se desliza por el espacio como si fuera propio. lo envuelve en sus manos casi con ternura y garabatea sobre él, con sus ojos, las cosas que le gustaría cambiar. los cuadros. las partes en penumbra, las sombras pegadas a la pared. se nubla. desiste de esa idea . lo abolla y tira al tacho de basura a todas las personas escondidas en los recovecos oscuros, y al lugar con ellos. Sale y el bar queda aplastado entre tickets machacados y una Rolling Stone. Andrés Dominguez.


AndrĂŠs

Dominguez


Yo las puedo ver, las observo, ellas son fisgones de algún mural imaginario. Un pasado y un dolor condicionado, un futuro que intenta pero no puede ser real aquí y ahora. Llegan a modo de pantalla subordinada, imponiendo fantasmas, en un túnel sin fin. El presente es la única amenaza, y ante eso temen transformando la energía, en alguna hostilidad. Pero aquí están, delante de mi presencia, Ante los ojos de mi conciencia, Expuestas a la luz, Ahora, En este eterno ahora, Inmortal.

Voces Diego Garibaldi.


Diego

Garibaldi


¿Qué queda después de todo despojo? ¿Qué hay en la mirada, en un gesto que pretende ser neutro, en una piel desnuda, cuando parece no haber mensaje ni intención? ¿Qué hay cuando hasta el color está ausente? ¿En dónde se detiene la atención ante tal desnudez? Los rastros de una historia detenidos en un retrato, delatados en un par de ojos, unos hombros, alguna marca en la piel. ¿Qué puja por hacerse presente cuando el resto está ausente? Mujeres. Julia Filippone. (Work in progress)


Julia

Filippone


Ambulantes adj. Que va de un lugar a otro sin tener asiento fijo. Vendedor ambulante. En las playas de MontaĂąita, Ecuador, cientos de personas se acercan a disfrutar de su extensa superficie de arena, de sus grandes olas, de su agitada vida nocturna. Ellos, trabajadores que la recorren de punta a punta, ofrecen de todo a ocasionales compradores, desde deliciosos y frescos platos al paso, hasta tatuajes temporales, asĂ­, sin un lugar fijo, sin direcciĂłn determinada. Federico Vallejos.


Federico Vallejos.


Una deuda: Hoy sigue habiendo situaciones, que pueden y deben ser modificadas. ! No siempre habrá pobres! La serie de imágenes que siguen, pertenecen a un ensayo fotográfico que tiene como objetivo, visibilizar una temática que lamentablemente hoy, en vastos sectores de la sociedad han sido “naturalizados”. De esa forma, al creer que algo es natural, no se ejecuta ningún esfuerzo para modificar la situación ya que se considera que es inútil gasto de energías. Esto es mentira; la realidad social siempre cambia, lo único que no se puede cambiar, es que las cosas sigan cambiando, y nosotros somos con conciencia o sin ella, los que ejecutan o frenan los cambios, abruptos o suaves, imperceptibles o notables, revolucionarios o reformistas. El arte tiene varias funciones, una de ellas es la de mostrar lo que no se quiere o puede ver. En 1977, al cumplirse un año de la “infausta dictadura”, Rodolfo Walsh aclaraba en su obra póstuma, implacable carta plena de quirúrgicas explicaciones, que los hechos atroces de torturas espantosas y fríos asesinatos, que sacudían la conciencia, no eran las peores violaciones a los Derechos Humanos; aseveraba que todavía más perversa, era la política económica que no solo explicaba los crímenes, sino que empujaba a una atrocidad mayor a millones de seres humanos: la miseria planificada! Muchas preguntas, la realidad como una topadora acontece ante nuestras mínimas vidas… sus fragmentos, junto a las falacias, estallan y salpican nuestros imperfectos sentidos, que condensan en nuestras reflexiones, tanto el acierto como el error, y a veces cuando escapamos del vértigo o del espanto, creemos comprender. Pero lo primero que hay que entender es que aislando los fragmentos, estudiándolos histológicamente, se puede llegar a entrever no más que el detalle inconexo. Para alejarse del error, hacerlo menos grosero; es necesario contextualizar y relacionar las partes del todo. Hoy al transitar con los propios zapatos, sin medios en el medio, la superpoblada capital de un país despoblado y rico en recursos de todo tipo, podemos descubrir los vestigios duros de lo conceptualizado por Walsh. Una silenciosa multitud de personas en situación de calle; niños, ancianos, mujeres y hombres sin siquiera la protección de un rancho humilde, como volviendo en pleno siglo XXI al paleolítico, pero esta vez en paisajes cargados de cemento. Por otra parte se puede oír a funcionarios que heredando la siniestra ideología Maltusiana (hoy disimulada) de la peor dictadura de nuestra historia, ejecutan políticas discriminatorias, favoreciendo a minorías con suculentos negocios inmobiliarios, por otro lado como es lógico para la lógica de los mega saqueadores, desatendiendo la Educación y la Salud Pública, sumado al aceleramiento de desalojos (en 2012 solo en un semestre fueron desalojados en la Capital, 22.000 personas, 5.000 familias), provocando el incremento abrupto de la situación de calle, a la vez, que el presupuesto de vivienda en el mismo año fue inferior en un 20% al del año anterior. Es también de entender que estos negocios no se podrían efectuar con tanto descaro, sin el apoyo logístico de los medios masivos de comunicación monopólicos, que convierte a miles de personas en los tristemente célebres “hombres robot” del Eternauta de H. G. Oesterheld. Debajo de las autopistas, familias y solitarios, amontonan cartones, viejos colchones aplastados de humedad y orina, sucias frazadas deshilachadas del color del asfalto y la tierra, y tachos con fueguitos tratando de detener al crudo invierno, que parece provenir del corazón de los funcionarios que admitieron admirar a intendente de la dictadura, que promovió la construcción de las autopistas, sin olvidar otras admiraciones que se apoyan en los neoliberales 90, donde se aceleraron las miserias que crecieron al ritmo de las privatizaciones, tanto como la desocupación que supero el 20%, y la impunidad de los genocidas del pasado. Según informes (Salud en la calle) de 2011-12 (ONG Médicos del Mundo) en la Ciudad de Buenos Aires, 16.353 personas viven en situación de calle. El Gobierno porteño solo reconoce 876 personas… extraña cuenta la del equipo encargado de hacer malabarismos estadísticos, ya que al caminar desprolijamente por mi Barrio de La Boca, y sus cercanías, sin hacer un exacto calculo, pero tampoco inventando nada,


observo no menos de 150 (y paro de contar que no hice rastrillaje alguno) esto me vuelca a creer más en las primeras cifras de la ONG que en los dibujos torpes que tratan de ocultar la realidad. ¿Se explicará este cinismo en el hecho de que el 80% de las personas en situación de calle, tiene problemas para acceder a los servicios públicos?, o a que el 49% no desea ir a los hogares/paradores por el mal trato que reciben en esos lugares, sumado a las lamentables condiciones que estos presentan (ratas, pulgas, piojos, etc.). Vale recordar la patota de la UCEP, que hace pocos años fue creada, y disuelta (2009) por acciones violentas, incluso a mujeres embarazadas… La familia retratada en primer término, había sufrido dicho maltrato y robo de pertenencias, por parte de la creación del Jefe de Gobierno Porteño. Algunos creerán que esto no es arte, dirán que es propaganda, no importa. Esta es parte de la deuda interna. Este ensayo trata de poner en imágenes que no pretenden ser originales, la realidad sin vueltas, lo que pasa en cada observador no se puede saber, pero si sirven de disparador como para interesarse por este fundamental tema, con respeto y eludiendo el morbo, ya cumple su objetivo. Para ir cerrando, quiero citar a Francisco Paco Urondo, solo el título de uno de sus poemas; “La verdad es la única realidad”. Sergio Pisani.


Número 1 - Año 1 Octubre / 2013 Buenos Aires - Argentina


"A los que apoyan y apoyaron siempre, Marina y la familia. A los amigos que brindaron cariño y charlas inspiradoras: Facu Gonzalez, Mati García, Lucas Lasala y a los Nü Mans en su totalidad. A todos los fotógrafos que participaron en las reuniones en el Bar Británico. A Horacio Coppola, R. Zimmerman, Enrique Medina, Allen Ginsberg y Dylan Thomas por su juventud." Andrés Dominguez. Sonia Andriani Liliana Filippone Florencia Maisonnave Ana Paula Manarino Leticia Palumbo Verónica Savall Diego Braude por la entrega, el amor y la confianza en generosas dosis. Julia Filippone.

“ A todos los fotógrafos que formaron parte de esta publicación, a la Escuela Nacional de Fotografía a mi familia y amigos.” Diego Garibaldi

“A cada persona que se predispuso a posar para mi lente. A Jorge y Alona, por seguir creyendo en mí. A mi familia por estar siempre. A Johanna, por apoyarme y seguir alentándome.” Federico Vallejos


fVIVE N° 01  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you