Page 1

revista de pesca a mosca y fotografia

3er aniversario

nยบ #19 - junio 2013 www.flymage.net


encontrando el nirvana ii Por Earl Hamilton

6

VIDEO de montaje: NINFA emergente

38

LA VIDA EN LA VÍA RÁPIDA

42

en busca de los macabíes de arabia

72

Por Mikel Elexpuru

Por Eoin Fairgrieve

Por Ray Montoya


trutta

Descargue nuestro video de 30´por sólo 6,95€ Haga click en la trucha!


Encontrando el Nirvana (II) El Cielo en la Tierra Por Earl Hamilton


Un cliente de Nomad lanza lo que es, probablemente, la primera mosca en estas aguas.


Un viaje al pasado salvaje, costas intactas donde la naturaleza abunda y la brutal existencia de la vida se juega en la belleza de su rica exuberancia, es donde nos aventuramos a una expedición anterior. Viajamos a un lugar remoto y excepcional donde se hicieron realidad algunas de nuestras ambiciones y sueños. Un lugar lejos de nuestra vida cotidiana, todavía protegida del impacto del hombre y la civilización. Inalterada, sin mancha y pura como esta tierra lejana, allí existen todavía los monstruos de nuestros sueños, los grandes peces de nuestros deseos y el objetivo de nuestra misión. Es uno de esos grandes viajes a regiones exóticas y lejanas que se graban en la memoria. La sensación de paz y belleza del paisaje y la armonía de la naturaleza, en contraste con la violencia brutal de la vida, las feroces batallas y encuentros únicos con bestias salvajes, habitantes de las profundidades y leviatanes de proporciones colosales, es justo lo que encontramos en este viaje épico. Allí se encuentra en nuestra pasión, una nostalgia donde las semillas de nuestra devoción

por los viajes, germinan y crecen en el tiempo por el anhelo de una nueva misión con una experiencia superior y hazañas mayores. Estamos obligados a regresar, de una manera u otra. Nuestro espíritu de aventura se despierta con el vivo recuerdo de los enfrentamientos históricos y dramáticos del pasado con nuestros adversarios elegidos. Colecciones de fotos, equipos destrozados, señuelos y moscas destruidas, son los grandes premios conseguidos que mantenemos y valoramos. Se presentan como testimonio de estos enfrentamientos increíbles que nos proporcionan un vínculo inquebrantable con el pasado y devuelven a la vida toda la intensidad, la emoción y la adrenalina que nos dio tal exaltación de estos encuentros asombrosos. Guardados en cajas y cajones, algunos dispuestos en armarios, dichos trofeos de nuestras hazañas sirven de medallas por el éxito de nuestra misión. Ellos no sólo nos recuerdan la realidad de que una vez fue, sino también para confirmar la realidad de los hechos, para


“Nunca había visto algo así antes” La expresión de la cara del pájaro lo dice todo- nunca ven humanos en esta zona!


dar autenticidad a los grandes cuentos de nuestra épica, triunfos inolvidables, ensayos y fracasos.

Las imágenes de este artículo son algunos de los recuerdos de mis encuentros con los grandes peces de nuestros sueños. Encuentros con las Cada objeto, cada artículo bestias de la naturaleza y de de recuerdo, cada imagen algunas de las maravillosas tomada, representa un capítulo criaturas que encontré en de una historia, un relato de mi viaje. Hay fotos de gente un acontecimiento épico en cuya pasión mutua los unió en nuestras vidas. Combinados, este viaje, que compartieron crean un relato de la historia algunas de estas experiencias completa de estos sucesos conmigo para disfrutar de las legendarios de los que fuimos maravillas de esta misión. testigos. Cuando recuperamos Hay fotos de gente que me estas posesiones preciadas enseñó cosas nuevas, y de su guarida polvorienta, de las personas a las que empezamos a revivir esos guardo gran respeto por su fantásticos encuentros. intercambio de conocimientos, Nos embarcamos en un comprensión, y su profunda revivir virtual de los grandes pasión. Estas imágenes y momentos de nuestras textos representan algunos de aventuras y llenamos nuestro los registros y recuerdos de corazón y alma con algo esta búsqueda de la realización de la emoción y las prisas para estas grandes personas, que sentimos desde el con grandes momentos, mucha incidente original que creó diversión, y son ellos los que la memoria. Al contar esta tomaron parte en una aventura historia, queremos llevar a de pesca extraordinaria llena nuestra audiencia a un viaje de recuerdos maravillosos y encantado por las actividades encuentros increíbles, mientras y manifestaciones que lo realizaban sus sueños y conforman. Esperamos ambiciones en los que, para cautivar e inspirar a nuestros nosotros, fue lo más cerca que compañeros itinerantes con se puede llegar a un estado de los placeres y maravillas que Nirvana en un lugar que es el hemos tenido la suerte de vivir cielo en la tierra. en primera persona.


Un premio poco habitual, un at煤n diente de perro capturado con un DNA Bush Pig. Le cost贸 subir a bordo, incluso con la persuasi贸n de la ca帽a del #12.


Nuestro alojamiento para este viaje fue esta floatilla de lujo anclada en la laguna de Diamond Islets y que se encuentran en el lĂ­mite del rango operativo de los hidroaviones.


Esta foto mía peleando un Bluefin Trevally no hace justicia a los colores naturales. La luz, el azul y turquesa de las aguas cristalinas de la laguna están más allá del alcance de una mera fotografía.


Horas antes estĂĄbamos parados en esta lengua de arena. Estos lugares salvajes y vĂ­rgenes estĂĄn repletos de monstruos, como confirma este tiburĂłn nodriza en aguas someras.


Uno de los grandes personajes de la expediciĂłn. Stewart con un buen atĂşn diente de perro. Stewart estaba feliz por demostrar que el jigging al estilo Costa Oeste americana era igual de efectivo que el jigging al estilo asiĂĄtico.


La triste realidad de la naturaleza es que la evolución ha creado depredadores que atacan a los animales más débiles. Muchas de nuestras capturas más preciadas fueron víctimas de la gran cantidad de tiburones que se aprovechaban de los peces enganchados. Cambiábamos de lugar cada vez que aparecían los tiburones para reducir la matanza, pero éstos rápidamente asociaban los barcos con una comida fácil. Con frecuencia sólo sacábamos uno o dos peces antes de que aparecieran los tiburones.


Peleando un Wahoo de 30 Kg. a mosca, con el gran carrete chillando mientras la línea salía a 80 km/h. Las carreras más emocionantes se quedan de manera permanente en la memoria.


Atardecer en uno de los muchos pequeĂąos islotes, donde pescadores y guĂ­as comentan la jornada


Keith Rumble con un GT de 32 Kg. Sin ayuda de nadie, lo localiz贸 y lo sac贸 en la playa.


Toda la zona sirve de criadero para muchas especies de aves.


El guĂ­a Chris y yo con un pez vela de buen tamaĂąo y capturado cerca del cantil del arrecife.


Preparando los terminales de alambre para el wahoo.

Repostando tras un largo vuelo desde el continente.


En aguas abiertas es habitual ver ballenas que en ocasiones vienen escoltadas con llampugas.


Green jobfish


Giant Trevally


ツョ

EL DISEテ前 DE NUESTROS CARRETES

EMPIEZA AQUI:

LOS DE LA COMPETENCIA

EMPIEZAN AQUI:

www.nautilusreels.com


“NINFA EMERGENTE” Por Mikel Elexpuru

MATERIALES ANZUELO CURVO #14 SEDA UNI THREAD 8/0 DARK BROWN CERCOS GALLO MARRÓN OSCURO CUERPO PEARL SCUD BACK (233) TINSEL ALAS/ SACO ALAR/ TÓRAX MEDALLION UNI MYLAR (NARANJA) HENDS ICE DUBBING (15) SPECTRA DUBBING (46) GOMA ANTENAS FAISÁN MARRÓN OSCURO CABEZA BOLA TUNGSTENO


VIDEO


Pupa de tricóptero latex

Ninfa de verano

Tricóptero CDC

Pupa de Tricóptero II

Dánica

Buzzer

por Mikel Elexpuru

Vídeos de Montaje Flymage Aquí


La Vida en la Vía Rápida Por Eoin Fairgrieve


Mi interés por el lance a mosca y mi vida profesional en la pesca del salmón atlántico comenzó cuando era un adolescente. Empecé a trabajar como guía de pesca en 1988 en el río Tweed en Escocia, en uno de los pozos más fotogénicos, Makerstoun. Con 10 meses de temporada salmonera en el Tweed, el río tiene una afluencia grande de pescadores con diferentes niveles de lanzado. Uno de los aspectos más atractivos durante mis años de guía era ayudar a la gente a mejorar su lance con caña de dos manos y por lo tanto mejorar como pescadores. Ya fuera pescando desde barca o vadeando en zonas profundas, mejorar su capacidad de lance para cubrir más río se traduciría directamente en mayores opciones de capturar un salmón y finalmente más salmones en el libro de capturas. Con este escenario frecuente desarrollé el deseo de entender mejor la mecánica del lance a dos manos y adquirir una cualificación reconocida como lanzador para mejorar los servicios que podía ofrecer a mis clientes. Estaba dispuesto a garantizar que estaba enseñando las técnicas correctas y me presenté a los exámenes de instructor de lanzado de una y dos manos de la A.P.G.A.I. Fue en este ambiente de grandes lanzadores e instructores donde

aprendí mucho sobre sobre las diferentes técnicas del spey e igualmente importante, los diferentes estilos individuales de cada lanzador. Tal era mi interés en el spey casting que en el año 2000 decidí dejar mi trabajo habitual de guía y montar una escuela de lanzado en el río Tweed. Después de tener la suerte de ser guía durante una década en uno de los ríos de salmón atlántico más famosos, la enseñanza del spey casting era ahora mi objetivo principal. Hasta la fecha, el centro de pesca y spey casting sigue siendo en gran medida mi trabajo diario. Puede implicar una serie de lugares diferentes de enseñanza, tanto en mi país, Escocia, como en algunos de los mejores destinos salmoneros del mundo. La práctica docente también incorpora una iniciativa educativa llamada Tweedstart. El objetivo principal del programa es introducir a los niños en el mundo de la pesca a través de un programa de afiliación con las escuelas primarias y secundarias en Escocia. Tweedstart lleva más de diez años y ha enseñado a más de 8.000 niños los fundamentos de la pesca con mosca. Con una experiencia en la enseñanza tan variada, he tenido


El guĂ­a del Spey y experto en spey casting Bill Drury ejecutando un snake roll perfecto. La foto fue tomada con el sol de Ăşltima hora a una velocidad muy alta para congelar el agua.


la suerte de poder escribir artículos relacionados con el spey casting en varias revistas de pesca a mosca. Es por esta faceta de mi vida por la que me llego a interesar por la fotografía. Contactaba con los editores de las revistas para proponerles una idea concreta para un articulo, y ellos me preguntaban si iba acompañado de las fotos correspondientes. En ese momento poco sabía de fotografía y ni siquiera tenía una cámara DSLR. Me decidí a comprar mi primer equipo y fue una Canon 450D y un objetivo 18-200 mm. Este equipo resultó ser una excelente combinación para aprender a tomar imágenes con calidad para ser publicadas. El problema inicial era simple - no sabía cómo utilizarlo! Ahora vivimos en una cultura rica en conocimientos y la información que necesitaba la encontré en YouTube y otros sitios de internet. La plataforma de YouTube es una fuente increíble de información gratuita con una amplia gama de temas fotográficos y empecé a tener una mejor comprensión de la relación entre los parámetros de la cámara y la imagen capturada.

rango de obturación - velocidades de obturación muy rápidas y muy lentas. El spey casting se presta muy bien en un ambiente fotográfico- el movimiento de la línea grácil y fluido y el agua pulverizada que le acompaña, son visualmente impactantes. Rápidamente me convertí en un obseso en capturar la línea en movimiento y esto implica velocidades de obturación más rápidas y profundidades de campo muy pequeñas. Por el contrario, para mí, un río que fluye capturado con una técnica de larga exposición y una serie de filtros, es una imagen muy fotogénica. Si añadimos a esta mezcla un cielo con buen movimiento y el contraste de las nubes, la imagen puede llegar a ser en apariencia casi surrealista.

Una de las principales cosas que he aprendido acerca de la fotografía es que es como aprender a lanzar a mosca - ambos temas implican un proceso de aprendizaje continuo. En términos fotográficos, soy tremendamente afortunado de poder incorporar la fotografía de pesca con mosca como parte de mis ingresos y el trabajo diario. Para mí, la fotografía y la pesca con mosca La cámara comenzó a están perfectamente vinculadas acompañarme todos los días al - la fotografía captura el tiempo y río y pronto me di cuenta de que conserva los recuerdos de días mi mayor placer en la fotografía pasados en el agua, en busca de los estaba en los extremos opuestos del peces.


Habiendo preparado una foto de larga exposición de la caña de salmón sumergida parcialmente en un banco de grava, miré a través del visor y noté que una pequeña oliva se había posado en el mango. Rápidamente quité el filtro ND y apreté el disparador.


Esta imagen muestra al gu铆a del Tweed Jonathan Mackereth, sosteniendo un salm贸n de primavera capturado por un cliente sueco.


Foto hecha para un catálogo de pesca a mosca. Para congelar el agua que salía del carrete mientras giraba tuve que disparar a 1/4000 seg y 4.5 de apertura. El ISO lo subí hasta 3200 para poder disparar a esa velocidad.


Esta imagen fue tomada en nuestra escuela de pesca con un gran angular. Situado en una de las plataformas de lance, le dije al lanzador que se pusiera directamente sobre mĂ­ mientras lanzaba.


Comienzo de la pesca al anochecer en el bajo Varzuga, penĂ­nsula de Kola. La imagen fue tomada cuando el sol se puso tras los ĂĄrboles, alrededor de las 23 horas. UtilicĂŠ un polarizador circular para saturar el azul del cielo y poder disparar a contraluz.


Tuve la oportunidad de tomar la imagen a ras de agua de este reo de 3 kg mediante el uso de una bolsa estanca EWA Marine para proteger la cรกmara.


Principios de otoño en el puente de Norham en el río Tweed. Se trata de una zona salmonera muy productiva con aguas bajas. Usé un filtro ND de 10 pasos y 53 segundos de exposición para lograr la apariencia de cristal del agua.


Tomada en el rĂ­o Teviot en Escocia para ilustrar un artĂ­culo sobre el lance Skagit y la importancia de un anclaje sostenido durante este tipo de spey casting. Tirada a 1/2000 seg y f4.5 de apertura para resaltar el spray de agua causado por la lĂ­nea.


Playa de Spittal mirando por encima de la ría del Tweed, en el norte de Northumberland. Durante muchos años los pescadores comerciales de salmón operaban desde esta playa para interceptarlos cuando entraban al río.


Muchas de las imĂĄgenes de lance se toman en mi centro de pescadores situado en el rĂ­o Teviot en Escocia. En esta imagen nuestro instructor residente, Malcolm Douglas, realiza un Snap C.


Imagen de larga exposici贸n de una ca帽a y carrete Hardy, usando un filtro de densidad neutra (ND) y otro degradado, con una exposici贸n de 14 segundos a f-22.


Publicado en abril de 2013, My First Salmon es un libro para niños sobre el aprendizaje interactivo de la pesca del salmón atlántico. Este libro de Eoin surge tras enseñar a pescar a miles de niños y se compone de dieciséis capítulos que cubren todos los aspectos de la pesca con mosca del salmón. Incluye gráficos en movimiento, herramientas educativas interactivas, y una galería de imágenes. Haz clic en la portada para saber más sobre este ebook. www.eoinfairgrieve.co.uk www.flyfishingimages.co.uk


www.urruzuno.com - Tel.: (34) 943 305011


En busca de los

MacabĂ­es de Arabia Por Ray Montoya

Fotos adicionales por Kamal Busaidi y Mark Wals


Mi compañero Mark Wals tomó esta fotografía de la laguna Detwah, tal vez el mejor bajío en la isla, nos guardamos este lugar para la última parte de nuestro viaje, que en retrospectiva, fue una buena idea, ya que no podríamos haber visto mucho de Socotra si hubiéramos llegado directamente a Detwah.


Hace unos años buscando bajíos donde poder pescar macabíes a mosca cerca de mi hogar adoptivo, Oman, me encontré con estas impresionantes imágenes de Socotra, una isla situada entre las costas de Yemen y Somalia. En aquel momento, había explorado gran parte de la costa de Omán y mientras encontraba palometas con regularidad, me faltaba encontrar macabíes además de los que encontraba esporádicamente a la venta en los zocos de pescado. De hecho, compré uno de casi 5 kilos y lo guardé en el congelador durante años. Todo cambió en febrero de 2013. Todavía obsesionado con los macabíes de Arabia, me encontré con la primera evidencia de que los macabíes, efectivamente, habitaban en las aguas en torno a la isla de Socotra. Era una foto pequeña, intrascendente, en realidad parte de un collage de pescadores sonrientes mostrando meros colosales, partos, y GTs. Había visto fotos parecidas pero en esta había algo especial. En la

esquina inferior derecha del collage, eclipsado por sus enormes hermanos, un pez en particular me llamó la atención. La foto mostraba a un pescador posando con lo que parecía un macabí. Aún más inverosímil, en la boca del macabí colgaba una cucharilla Vibrax azul, un señuelo más indicado para la trucha. Al día siguiente, mandé un correo electrónico a mi compañero Kamal, otro a un operador turístico en Socotra y uno a la embajada de Yemen aquí en Muscat. La embajada no fue de ayuda, pero mi contacto en Socotra, un tal Sr. Abdullah, era capaz de arreglar un visado y un billete a la isla y la logística, si le hacía una transferencia para los gastos. Decir que fue un acto de fe es un eufemismo, pero pasado de un mes tenía tanto el visado como el billete de ida en la mano, si bien, se hizo a un tal Sr. Monfox. Con una biodiversidad única y sumamente variada de plantas y animales que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo, Socotra ha sido descrita como las Galápagos del Mar Arábigo.


Una madre y su hija llevan el agua potable de regreso a su casa de piedra. La chica joven estรก utilizando un odre de piel de cabra.


El nombre de la isla procede de las palabras árabes, souk (zoco) y qotra (dragón) que puede referirse a los árboles de sangre de dragón diseminados por la zona de montaña. Se podrían escribir varios volúmenes sobre su rica y misteriosa historia que data de la época de Babilonia y se rumorea que esconde el secreto de la inmortalidad. Socotra siempre ha sido un destino nada convencional, pero recientemente se ha ganado la reputación de ser un paraíso para los pescadores de spinning que vienen de todas partes del mundo para lanzar sus poppers, tan grandes como bolos, en busca de GTs monstruosos. Irónicamente, la increíble pesca en alta mar de Socotra ha desviado la atención de la pesca de costa. Esta disparidad se ilustra claramente por la incredulidad que recibimos de los pocos pescadores deportivos que encontramos en la isla. Simplemente no podían entender que, primero, habíamos llegado sin equipos popping, y segundo, que íbamos a pasar diez días buscando macabíes. Así comenzó nuestra búsqueda.


Uno de los beneficios de los viajes de exploraci贸n son los innumerables tesoros que se encuentran, como este hermoso par de cr谩neos de ballenas jorobadas.


Pista 2 Ayudándonos en esta búsqueda estaba nuestro joven “guía turístico”, Saeed y nuestro conductor, Abdul Rauf. Abdul era un rollizo y sonriente hombre que masticaba siempre un poco de khat. Parecía contento con su vida y realmente feliz. Me gustó mucho Abdul Rauf. Aunque su Inglés era limitado, probablemente tuve más conversaciones significativas con él que con cualquier otra persona en la isla. También nos hacía pan cada mañana. Les costó unos días darse cuenta realmente de lo que queríamos, pero su principal preocupación era que fuéramos felices, por lo que en última instancia, fueron de lo más serviciales y flexibles. El avance se produjo la segunda noche cuando mostramos a Saeed una fotografía de un macabí y le pregunté si los había en Socotra. Al examinar la imagen contestó que sí, “hay muchos de estos peces aquí en Socotra”. ¿Dónde?, le preguntamos, con entusiasmo. “En todas partes, en todo Socotra”, respondió. Pero, ¿dónde los has visto?, le presionamos. “En el zoco de pescado”, proclamó con una sonrisa.


Abdual Rauf, nuestro chofer, cocinero y amigo estaba siempre sonriente, siempre de buen humor, y siempre dispuesto a satisfacer nuestros cambios de planes.


Mi primer threadfin a mosca. Fue mi compañero Kamal, quien finalmente los engañó. Habíamos estado lanzándoles durante días, en un principio pensando que eran macabíes, pero no querían las moscas. Kamal finalmente descubrió que eran menos cautelosos en las olas y se convirtió en el primero en sacar un threadfin salmon sobre la marcha-la auténtica pesca del salmón en Yemen!


En la d茅cada de los 80 la Uni贸n Sovi茅tica apoy贸 activamente el movimiento comunista del sur de Yemen. Estos tanques T-34 ahora flanquean la playa entre Qalansiyah y Detwah.


Pista 3 La tercera pista llegó en forma de un enjuto pescador sudafricano llamado Mark Wals, que iba en nuestro vuelo. Llevaba el típico tubo lleno de cañas de popping y jogging. Marc iba, obviamente, tras los peces grandes. Nos comentó que pescaría en Qalansiyah en el extremo este de la isla. Yo conocía esa zona por haberla visto en mapas e imágenes de Google y estaba cerca de una laguna llamada Detwah con pinta de tener macabíes. Nos encontramos de nuevo con Mark en la playa de Ar’aher días después. Esa noche, sacó su Nikon y comenzó a mostrarnos docenas de fotos de peces enormes que incluían un GT del tamaño de un pony y el mayor rainbow runner que haya visto jamás. Finalmente nos mostró una foto de un pescador de Socotra con un macabí tan grande que se me saltaron las lágrimas. “Creo que debéis echar un vistazo a la zona”, aconsejó. Al amanecer llenamos el Landcruiser y nos dirigimos al oeste.


Pista 4 Después de un almuerzo rápido en un ruidoso café de Hadiboh, repusimos nuestro suministro de Khat y pusimos rumbo a la laguna Detwah. El plan consistía en tratar de asegurar un barco para buscar los bajíos junto a la playa. Después de la cena, un par de pescadores locales aparecieron. Había una escasez de combustible muy seria en la isla, lo que significaba que la gasolina sólo podía adquirirse de manera privada al triple del precio normal, por lo que contratar el barco llevó su tiempo. Nada es sencillo en las culturas árabes. Yo sabía que era mejor ser paciente y no tratar de apurar las formalidades culturales. Finalmente nos decidimos por un precio y luego nos centramos en el tema de los macabíes. Los pescadores entusiasmados nos confirmaron que los grandes macabíes se capturaban en el exterior de los bajíos y añadieron que estos peces eran deliciosos.


El camping no era lujoso, de hecho, era francamente rústico y lo sentí en mis huesos. Pasamos noches de frío durmiendo sobre las piedras, pero las estrellas eran deslumbrantes y cada mañana siempre teníamos pan recién hecho, miel y té.


Otra fotografía increíble de Mark Wals, una exposición nocturna de los famosos árboles de dragón.


Pistas 5 y 6 A la mañana siguiente nos encontramos con nuestro barquero en la playa. El mar estaba tan suave como la seda y del color del topacio brasileño. Al timón estaba el capitán Ahmed, un hombre grande y, feliz que se sirvió de nuestro almuerzo. En la proa, tripulación de uno, un hombre alegre con una camiseta roja de Ronaldo, armado con una gruesa línea de mano. No era una buena señal, pero decidimos seguir adelante. En el bajío nos acercamos a un pescador local para pedirle cebo. Mientras que los hombres intercambiaron los alaikums salaam, me asomé a la otra barca. Dos macabíes enormes miraban hacia mí, nuestro primer contacto real con un macabí de Socotra, uno de los cuales calculé que pesaría unos 7 kilos! No pasó mucho tiempo hasta que vimos el primer macabí vivo, pero antes de que Kamal o yo hubiéramos sacado línea, Ronaldo entró en acción saltando a proa y lanzando un anzuelo del 3/0 con un pez vivo hacia aquella sombra. El pez se movió


directamente a por el cebo, luego se giró y salió a toda velocidad. Con un hilo tan grueso no podía ir muy lejos. Estaba listo en menos de 10 segundos. Con el macabí dando coletazos en la barca, Ronaldo estaba fuera de sí de alegría. Aplaudiendo, bailó y orgullosamente proclamó, Allahu Akbar! Tenemos nuestros peces! Kamal y yo nos miramos con incredulidad, nuestra mandíbula desencajada reflejaba la expresión aturdida del macabí. Tras la celebración, les explicamos con calma que no queríamos pescar macabíes con cebo. De hecho, no queríamos que Ronaldo pescara, y punto. Los dos nos miraban como si fuéramos idiotas. Intentamos pescar a la deriva sobre el bajío con el motor apagado, pero a esas alturas, habíamos espantado cualquier macabí que quedara y fue cada vez más evidente que esta estrategia no iba a funcionar. Al final, pensé que tendríamos mejores oportunidades desde la playa.


Ahmed y su compañero muestran un par de grandes macabíes capturados por un pescador de la zona junto a la playa Detwah. Afortunadamente, la mayoría de las especies costeras como los macabíes sólo se pescan con líneas de mano, lo que garantiza que las poblaciones siguen siendo sostenibles. Fueron la primera evidencia sólida de que estábamos en el camino correcto.


Pista 7 Al sexto día optamos por renunciar a la barca y en su lugar caminamos por el exterior de la laguna. Al poco tiempo vimos un pez que entraba y salía por un canal profundo. Kamal hizo el primer lance de la mañana a lo que pensábamos un gran threadfin. Cuando el pez arrancó y se abalanzó sobre la mosca, pensamos que podía ser un macabí. El pez notó el anzuelo, dio una gran sacudida y rompíó el terminal de 10 libras. En estado de shock, Kamal se giró hacia mi y me preguntó “¿los macabíes crecen hasta esos tamaños?” Kamal continuó con su lenta y metódica búsqueda desde la playa, mientras yo me dirigí a otro bajío cerca de la boca de la laguna que había visto el día anterior desde la barca, deteniéndome solo una vez para reforzar los nudos y cambiar el terminal a otro de flurocarbono de 15 libras. Alentado por el macabí de Kamal, sentí que ese iba a ser nuestro día.


Cada mañana nos poníamos en camino en busca de macabíes, llevando todo lo que necesitábamos para estar fuera todo el día.


Macabíes! Tuve que vadear con el agua hasta el pecho para llegar a la zona que me gustaba, y que con marea baja formaba un extenso bajío. Y allí por fin tuve la primera oportunidad real de lanzar a un macabí. El pez nadaba en solitario, ajeno a todo y en mi dirección. Como no estaba seguro de su reacción, le hice un lance suave justo enfrente, tensé la línea y contuve la respiración. El pez me sacó dos veces el backing, antes de verlo otra vez. Ahora tenía que sacarlo. Teniendo en cuenta toda la planificación y las dificultades que había pasado para llegar a este momento singular, no iba a arriesgarme intentando sacarlo sujetando el terminal en aquellas aguas profundas. Mientras forzaba cada vez más al pez, me vino a la memoria un gran macabí que me pasó entre las piernas el año anterior en las islas Christmas. La mejor manera de sacarlo era ir retrocediendo poco a poco a aguas más someras y vararlo en la orilla, un método poco lesivo que usamos con las palometas en Oman.


Mientras retrocedía puede ver a Kamal corriendo hacia mi, sabía lo que estaba pasando. Dos cosas hicieron que ese macabí fuera memorable, la primera ser el primer pescador que lo hacía con mosca allí, y la segunda tener a Kamal para compartirlo. A lo largo de la semana fue Kamal quien se mantuvo optimista, me aseguraba que íbamos a encontrar macabíes. Aparte de unos pocos pompanos, doradas y un threadfin, había conseguido poco. Kamal por su parte, había capturado un permit, muchos threadfin y el pompano, así como una gran cantidad de otras especies. Kamal pescó duramente y sin miedo en el borde del arrecife que es donde encontró el permit. Por el contrario, mi obsesión inquebrantable con los macabíes me impedía pensar en otra cosa. Huelga decir que, cuando por fin me saqué el primer macabí de Socotra me quité un gran peso de encima y respiré de nuevo. Veinte minutos después del primer macabí, peleaba


con otro muy potente que hizo dos carreras brutales. No eran una casualidad, estaban aquí, tomaban nuestras moscas y eran excepcionalmente grandes, el segundo pez justo por debajo de los 5 kilos. A la mañana siguiente celebramos el primer macabí de Kamal. Consiguió pescar otros tres ese día, mientras que yo tuve tres picadas y sólo conseguí sacar uno. Nos dio la sensación que clavamos y perdimos macabíes por encima de las 10 libras por no haber puesto un terminal más grueso, de 20 libras. Otra constante a la que tuvimos que enfrentarnos fue la cantidad inmensa de peces pequeños que había por todos los bajíos. Pompanos, peces aguja, trevallys y ballyhoo estaban por todas partes y atacaban la mosca en cuanto tocaba el agua. En una ocasión un pequeño pámpano le robó mi mosca a dos grandes macabíes, que luego persiguieron al pez alrededor de mi. Convencido de que con más tiempo podríamos sacar macabíes de entre 15 y 20 libras, pasamos el resto del viaje en Detwah.


Por desgracia el tiempo y la suerte se acabaron. Los bajíos exteriores están más expuestos al mal tiempo que las lagunas interiores. Al octavo día, los vientos levantaban un oleaje tal, que pescar fue imposible.


Los últimos días fueron algo decepcionantes, pero nos dieron la oportunidad de recorrer más la isla. Al final mientras hacíamos las maletas me sentí muy orgulloso de lo que Kamal y yo habíamos logrado. No muchos pescadores en estos días pueden decir que han sido los primeros, pero lo más importante, Socotra satisfizo un profundo anhelo de aventura y descubrimiento que habita dentro de cada pescador a mosca. No hay nada mejor que los viajes exploratorios de pesca por tu cuenta y siempre te dejan con ganas de más. notemapez.tumblr.com


NĂşmeros Pasados


Video on Demand


francemouches.com


E D I T O R E S

Antonio Goñi José H. Weigand Pescador y fotógrafo, ha sido editor de TV durante 14 años en el canal Caza y Pesca de Digital+. Viajero empedernido, ha pescado en más de 35 países. Guía de pesca a mosca.

Productor y realizador de videos de pesca a mosca, fotógrafo y pescador Actualmente realiza, entre otros reportajes, la serie “El rincón de la seda” emitida en Caza y Pesca, de Digital+.

Colaboradores en este número Earl Hamilton - Eoin Fairgrieve - Ray Montoya John Langridge - Mikel Elexpuru - Juan Urán Kamal Busaidi - Mark Wal


Publicidad, escríbanos a: advertising@flymage.net

ESPAÑA 2013


Issue Issue#20 #19from fromAugust June 11

Revista Flymage #19 Junio 2013 Esp  

Flymage Revista de Pesca a Mosca y Fotografía. #19 Junio 2013. www.flymage.net

Advertisement