Page 1

テ]geles Broch Ruテュz 1


Entre Amapolas Capítulo I-Alexandra y NuniCapítulo II-Sobre amapolasCapítulo III- Mariposas y HadasCapítulo IV-Una nueva florecillaCapítulo V- ¡Alina eres preciosa!Capítulo VI- La Aldea CascabelCapítulo VII- La Reina de las Hadas-

2


Capítulo I – Alexandra y Nuni. Alina nació como nacen las flores silvestres; en un prado de amapolas rodeada por decenas de mariposas de vivos colores… Su madre, Alexandra, camina muy a menudo por los bellos parajes de las Grutas Rosadas. Junto a ella, como siempre, corretea Nuni, su traviesa perrita mestiza. En las Grutas Rosadas el paisaje es maravilloso; La vegetación cubre todos los rincones y al respirar profundamente, descubres nuevos aromas. El aire es cálido y los sonidos de la naturaleza te producen una sensación de gran tranquilidad.

-Los paseos al aire libre son un ejercicio muy saludable a estas alturas del embarazopiensa Alexandra, mientras lanza la ramita, una vez más, a la juguetona perrita. 3


-¡Nuni, no me hagas correr! -exclama Alexandra-Yo te lanzo la ramita y tú me la traes. -¡Guau-guau!- ¡No, no, no! Yo quiero jugar a pillar- ladra fuertemente la perrita con la ramita en el suelo esperando a que Alexandra se la intente quitar. Alexandra y Nuni siguen con su tranquilo paseo por las Grutas Rosadas. En el rincón preferido de Alexandra, hacen una parada para almorzar. -Fíjate Nuni, cada vez hay más amapolas…Nuestra pradera está preciosa totalmente vestida de rojo.

Capítulo II- Sobre Amapolas Las amapolas brillan con un color púrpura muy intenso. Las ramas de los frondosos árboles se mueven suavemente y se oye el susurro del agua de un arrollo cercano. Alexandra disfruta de su delicioso almuerzo, mientras Nuni come con ansia sus galletitas con forma de hueso.

4


- ¡Uff!, estoy algo fatigada, voy a descansar un poquito- Y, por cierto Nuni, pórtate biencomenta Alexandra mientras se tumba sintiendo en su rostro los cálidos rayos del sol. El descanso de la muchacha se ve interrumpido por unos intensos calambres en el vientre…, toca su tripita, no quiere creer que su bebé está a punto de nacer. Tiene miedo porque está allí sóla y no sabe si será capaz de traer a su bebé al mundo sin ninguna ayuda.

Capítulo III- Mariposas y Hadas. Las mariposas revolotean alrededor de Alexandra, algunas de ellas vuelan en dirección al cercano arrollo.

5


Nuni, muy inquieta, gruñe, de vez en cuando ladra como si pidiese ayuda y mordisquea la ramita incesantemente.- Algo le pasa a mi amita, ¡tengo que ayudarla!- ¿Qué puedo hacer?...- Observa a las mariposas que se le acercan y escucha unas graciosas vocecillas; -No es posible que me estén diciendo algo esos bichitos voladores- piensa la perrita extrañada. -¡Exacto amiguita!. Te estamos hablando y te decimos que sabemos como ayudarte -le dice la mariposa Naranjita, al tiempo que el resto mueven las alas rápidamente, en señal de conformidad. Lo cierto es, que este paraje esconde algunos secretos que muy pocas personas conocen. Justo en los alrededores del arrollo existe un bosquecillo precioso, donde habitan las pequeñas y bondadosas Hadas Cascabel. Su misión es la de ayudar a todo aquel que lo necesite. No importa si son árboles o plantas, animalillos o insectos, gnomos o elfos, otras hadas o cualquier persona. Las Mariposas de Colores van en busca de las Hadas Cascabel; ellas sabrán que hacer y como ayudar a Alexandra, la futura mamá.

Capítulo IV- “Una nueva Florecilla”

Cuando las Hadas Cascabel llegan al Llano de las Amapolas, Alina ya está asomando la cabecita. Alexandra está completamente agotada y siente un alivio inmenso cuando las ve aparecer. Nuni ladra sin cesar, desesperada. Inmediatamente Bruma, el hada azul, moja la frente y los labios a la mamá con un nenúfar del arrollo. Hiedra le da sombra y Tulipán calma sus dolores con un masaje de aceite de hierbas que ella misma ha preparado. Al poco tiempo llega el hada Amapola. Estaba en otra misión, ayudando a una pequeña ardilla que había quedado atrapada en una trampa de cazadores. Observa la escena y exclama: -¡Malditos cazadores!- Y pregunta; ¿En qué puedo ayudaros?... El hada rosa, Tulipán, le dice que traiga una mantita, porque la pequeña Alina está a puntito de nacer y necesitará calor. -¡Voy a por ella!- Traeré también unos almohadones para su mamita- se apresura a decir amapola- Y sale volando a toda velocidad.

6


Hiedra, el hada verde, sigue con su misión de crear con su magia un espacio sombreado y confortable para que la muchacha y su bebé estén lo mejor posible.

Nuni por fin siente que todo va bien. Se tumba relajada, muy cerquita de Alexandra. Inmediatamente oye un llanto inconsolable…,”Una nueva florecilla acaba de nacer”.

Capítulo V- ¡Alina, eres preciosa!

-¡Dios mio!-¡eres preciosa!-murmura Alexandra,mientras acaricia la cabecita de dorados cabellos de la recién nacida… Las Hadas Cascabel, las Mariposas de Colores y la traviesa Nuni, celebran el nacimiento de Alina a su manera; las hadas entonan una bonita melodía y lanzan flores al 7


viento.Las mariposas revolotean sin cesar y la perrita no deja de olfatear a Alina moviendo el rabito.

Alina no tarda mucho en buscar el pecho de mami…¡Ha llegado al mundo con un hambre voraz! -Esta pequeñina es una glotona- le susurra mami dulcemente. Coge su suave manita y piensa en la suerte que ha tenido al contar con la ayuda de las Hadas Cascabel.

Capítulo VI-La Aldea Cascabel

Nunca

hubiese imaginado Alexandra que iba a vivir en un mundo mágico. Cuando era una niña, en sus cuentos preferidos, siempre habían hadas. Y aunque los demás niños se burlaban de ella, Alexandra, afirmaba con rotundidad,la existencia de hadas, elfos y gnomos en los bosques cercanos. 8


Siempre sintió su presencia: cuando dormía, estaban en sus sueños, cuando paseaba, creía verlos revoloteando en compañía de mariposas…,Y ¡Aquí están!, no se equivocaba. ¡Las hadas existen! -Ésta es nuestra aldea y si lo deseas, también la tuya-comenta el hada Tulipán con gran cariño a Alexandra-Siempre supimos que eras de los nuestros y te esperábamos. -La Reina de las Hadas, Rosaleda, está deseando conoceros a ti y a la pequeña- añade ilusionada Bruma, mientras Hiedra y Amapola asienten y la locuela Calabaza canturrea sin cesar… -Si,si,si,.La, la ,la…Aquí se van a quedar… Piensa Alexandra que podría vivir aquí toda la vida. Sería muy feliz conviviendo con seres tan bondadosos y en un paraje tan extraordinario; -¿Qué más podría desear una madre?-Seguro que no hay un lugar mejor para criar a un bebé.

9


Capítulo VII- La Reina de las Hadas Hoy

es un gran día. Rosaleda, la Reina de las Hadas, ha llegado a la Aldea

Cascabel. Durante meses ha tenido que ausentarse. Tenía mucho trabajo que hacer para poder salvar a las truchas y demás especies del río Cucupót. -La irresponsabilidad del hombre cuando se aprovecha así de la naturaleza me desespera, me oprime el corazón… ¡ es inconcebible!- Comenta Rosaleda, a los habitantes de la aldea, que han acudido a recibirla. -¡Menos mal que hemos conseguido que el río Cucupót recupere la calma!.

Las Hadas Cascabel, los Elfos de la Laguna y las Mariposas de Colores están a la expectativa. Han presentado a su Reina a las tres nuevas habitantes de la aldea.Rosaleda debe decidir si podrán permanecer en ella para siempre. Ése es el deseo de Alexandra… 10


-Mi decisión ha sido difícil. Los habitantes de nuestra aldea y los de otras próximas a la nuestra., estamos siempre luchando contra el hombre. El hombre que destruye continuamente todo lo que le rodea. - Aún así, sé que tú eres diferente, te conozco desde siempre, conozco tus sentimientos hacia la naturaleza… ¡eres poseedora de un noble corazón!.Nuestro deseo es que formes parte de nuestra vida , junto con tu pequeña y Nuni,. A partir de ahora sois hadas: El hada Alexandra y el hadita Alina.

Con su Bola de Polvo de Luna transforma a ambas en preciosas hadas y a Nuni en la primera perrita voladora de la Aldea Cascabel. Todos los habitantes de la aldea están emocionados, muy contentos. Alexandra muy agradecida manda besos al aire para todos ellos.Tiene una misión, una nueva vida. Para ella comienzan un sinfín de nuevas aventuras…y exclama; -¡Ésta es la vida con la que siempre soñé!-¡Siempre supe que las hadas existían¡-¡Ahora yo también soy un hada!.¡SI! 11


Entre Amapolas ; un moderno cuento de Hadas … y una historia mágica sobre la maternidad… A. Broch

12

Entre Amapolas  

Cuento prolactancia de Ángeles Broch Ruiz

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you