Page 1

ANDINIA

En el Mundo de la Política Ficción

I

maginemos por un momento el desarrollo de escenarios que podrían posibilitar la realización del llamado "Plan Andinia", y los hechos que requeriría su aplicación. Para comenzar, un resumen: el "Plan Andinia" es un proyecto que pretendería llevar a cabo la "Segunda Profecía" de Theodoro Herzl. La primera profecía, señalaba que el pueblo judío en la Diáspora obtendría un Estado al cabo de 50 años. Esto lo señaló en 1897, y fue llamado por los sionistas "El sueño de Herzl". Sueño o no, cincuenta años más tarde se fundó Israel, en 1948. La segunda, señalaba que "La Argentina, por naturaleza, es uno de los países más ricos de la tierra, de inmensa superficie, población escasa y clima templado. La República Argentina tendría el mayor interés en cedernos una porción de tierra" (ver Páginas Escogidas de Sigfredo Krebs y de Isaac Arcavi, Editorial Israel, Sarmiento 2198, Bs. Aires, 1949, pág. 102).

hacia una profecía autocumplida... En El Estado Judío, Herzl planteó como objetivos a Palestina como nación histórica (o Eretz Israel), y a Argentina como la Tierra Prometida (op. cit. pág. 21). Ahora, pasemos al análisis de los posibles escenarios, situándonos en un momento impreciso de un futuro que podría ser cercano. La posibilidad de escindir el territorio sur de Argentina y Chile pasó por dos etapas. En la primera, los territorios adquiridos durante años por particulares judíos, o por naturales en su representación, fueron conformando lentamente una unidad territorial. Ya desde la década del '60 habían sido numerosos los judíos pudientes de Argentina que habían comprado sus estancias en Neuquén, Río Negro, El Chubut, Santa Cruz e incluso Tierra del Fuego. Ello había sido posible por el propio desinterés de los Argentinos. Inconscientemente, los acaudalados terratenientes del Plata seguían adquiriendo territorios en el norte del país, como desde siempre lo habían hecho las familias pudientes de la Capital. La idea de comprar terrenos en el sur era sólo apreciada por algunos, aquellos que -de tanto ir a esquiar a Bariloche- habían terminado entendiendo que esos territorios podían ser tan ricos o más que los del norte. Pero los que pensaban eso eran los menos. Así, lentamente, los judíos fueron ocupando puestos de importancia en la vida de esas apartadas provincias. El principal diario del propio Bariloche estaba en sus manos. La producción de lana y vacunos del Chubut, se repartía en cuatro grandes estancias, tres de las cuales pertenecían a ellos. El comercio comenzó a estar bajo su control. Sin embargo, la noción de que estos territorios podrían transformarse en algo más que sus terrenos de explotación particulares, era una idea que la mayoría calificaba de imposible. Además, la barata mano de obra chilena -que año tras año cruzaba la cordillera en busca de mejores salarios-, lo alejado de la capital, la

escasa población y la mínima reacción de los naturales en su contra les hacían sentir suficientemente seguros tal y como estaban. Prosperaron rápidamente, y la colonia de la capital -la mayor de sudamérica- colaboró activamente con los hermanos de las provincias del sur. Lentamente al principio, a mayor velocidad más tarde, las estancias colindantes a los predios hebreos eran compradas a sus dueños, y el territorio iba creciendo. A finales del segundo gobierno de Menem, los territorios en manos de judíos en las provincias de Neunquén, Río Negro, El Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego sumaban cerca del 70% de la superficie. Además, ellos colaboraron lealmente con el Gobierno, estableciéndose en los últimos territorios ganados a Chile. Laguna del Desierto se transformó en un centro turístico de renombre internacional, y la principal empresa turística de la zona les pertenecía. Fue así como cada verano e incluso casi en cualquier épocamás y más turistas Israelíes arribaban a la "Tierra Prometida" de Herzl. La impresión que se llevaban al contemplar esos vastos territorios prácticamente deshabitados, el maravilloso verdor sempiterno de la selva, la riqueza y fertilidad de la tierra, el maravilloso paisaje, eran suficientes para que -al regresar al reseco y peligroso Israel- se transformaran en los mejores publicistas, tanto de las maravillas del "Lago del Desierto", como de la propia Argentina. Sin embargo, esas impresiones no hubiesen bastado por sí mismas para llevar a Israel a asumir un papel tan preponderante en esas tierras de promisión. No, la verdad es que desde 1969 un grupo de conspiradores había asumido activamente la tarea de cumplir "La Segunda Profecía"... El 23 de marzo de ese año, entre las nueve y las once de la noche se realizó una reunión de judíos aschkenazis en la Sinagoga de la calle Paso # 423. Presidía el cónclave el rabino Gordon, del Kahal de Nueva York -quien volvería a la Argen-

Pendragón - 1


TERRITORIO ANDINIO ANTARTICO Situación: 53º y 90º long. O de Greenwich y el Polo Sur. Se encuentra en litigio zona comprendida entre los 53º y 70º long. O de Greenwich y el Polo Sur. Extensión: 1.250.000 Km2 Población: 1.500 habs. (0,0012 hab./km2). Se encuentran en proceso de poblamiento las antiguas bases militares de Chile y Argentina. Régimen: Provincia de la República de Andinia (sometida a labores de prospección minera permanentes). Capital Federal: Nueva Sion (ex Villa las Estrellas).

ANDINIA "LA TIERRA PROMETIDA" MAPA DE LA SITUACION ESTRATEGICA

M ¥

REPUBLICA DE ANDINIA

Reseña Histórica: El alzamiento de las provincias del Sur de Chile y Argentina, sometidas a explotación, condujo a los colonos judíos que habían adquirido territorios, a solicitar la protección de Naciones Unidas. Israel apoyó militarmente la independencia con el respaldo de Inglaterra y EE.UU. y la ONU.

2 - Pendragón

¥

M ¦ Zona bajo protección de Inglaterra / Israel ¦ ¤ ¤

j

Idioma Oficial: Hebreo Religión Oficial: Hebrea

¥

53º

M ¥ M

»

j

Situación: 36º Y 56º 30' lat. Sur / 63º 30' y 75º 40' long. O de Greenwich. Extensión: 1.027.169 km2 aprox. Población: 6.000.000 habs. (5,8 hab./ km2). 5.000.000 de judíos (3M, judíos argentinos, 2M judíos soviéticos), a los que se sumarán nuevos colonos, más cerca de 1M de nativos temporales. Nota: Hasta antes de la Independencia, la población total de las ex provincias chilenas y argentinas, no sumaba más de un millón y medio de habitantes, con un promedio de 1 hab./km2 Régimen: República Federal bajo protección de Naciones Unidas, dependiente Administrativamente de Eretz Israel. Capital: Nueva Jerusalem Provincias: 1 Mossha (ex Aisén continental) 2 Ben-Gurion (ex Magallanes) 3 Jahve (Ex Neuquén) 4 Joshua (Ex Río Negro) 3 T. Herzl (ex Chubut) 4 Jalutz (ex Santa Cruz) 5 Nueva Israel (ex T. del Fuego) Territorios: 6 Territorio Andinio Antártico 7 Protectorado de Islas Malvinas

90º

s

F S

PATAGONIA ANDINA "Reserva Internacional de la Biósfera" PARQUE PUMALIN "Reserva Internacional de la Biósfera"

¦ ¤ ¦ Zona Bajo Protección de ¤ Naciones Unidas ¼

¼ ¼ Zonas limítrofes de Alta Tensión ¼¼ »» » ¼¼ Conflicto permanente en zona norte: & Chile en Guerra contra Perú y Bolivia. ¼¼ » Pierde Arica y lucha por Iquique. » ¦ » »& ¦ »

c

Conflicto permanente en zona norte: Argentina en Guerra con Brasil, Pierde Misiones y lucha por Corrientes.

Nuevos combates entre Ecuador y Perú por la Cordillera del Cóndor.

¦ » & ¦ »


tina el año 1971-. Gordon comenzó por destacar la calidad y lo selecto de la concurrencia, absolutamente seleccionada, y en cuyas manos se encontraba la posibilidad real de desarrollar la "Segunda Profecía". Acto seguido señaló que "tanto Israel como la Diáspora están pendientes del éxito o fracaso de este plan, que podía convertirse en la gloria o la penuria judía", señalando que dado que las fronteras de Eretz Israel se encontraban erizadas de enemigos, era absolutamente necesario "asegurar un territorio de porvenir para el pueblo judío del mundo, donde trasladar su poder y su fuerza, para desde allí iniciar los pasos necesarios para recuperar la tierra histórica, si fuera necesario, provocando una hecatombe mundial". Transcurridos casi treinta años de esa histórica reunión, los esfuerzos de los conspiradores los habían conducido a las puertas del triunfo. Pero la "coyuntura política y estratégica" para finalizar el plan aún estaba por cumplirse. Ciertamente, habían logrado ir infiltrando entre los estancieros hebreos de la zona, la idea de solicitar más y más subsidios y garantías del gobierno de la capital. También habían generado el suficiente interés en Israel como para que el proyecto fuese analizado por los más altos niveles del gobierno, que habían tomado en cuenta la idea, al evaluar los resultados poco promisorios de las negociaciones con Yaser Arafat en torno a los territorios entregados a jurisdicción palestina, y la escalada de violencia que amenazaba con transformarse en una guerra declarada en la zona. En tanto, los atentados de principios de los 90' en Buenos Aires habían permitido que el Mossad contara con un contingente permanente en la capital, y con células tácticas en las zonas de importancia para el desarrollo del proyecto. Sumado a ello, se había logrado un acuerdo previo para que los judíos de la ex unión soviética fuesen autorizados a emigrar a Argentina, lo que asegura-

ba una masa poblacional de suficiente magnitud, la que, en un primer momento podría alcanzar el millón y medio de colonos. Pero aún faltaban dos hechos que serían de decisiva importancia para lograr la creación de Andinia. Uno de ellos había comenzado a cumplirse tras la reiteración del fallo sobre "Lago del Desierto", que dio paso a las conversaciones sobre "Campo de Hielo Sur", la última de las zonas fronterizas en litigio entre Chile y Argentina. Desde 1995 hasta 1997, los gobiernos de ambos países habían avanzado en la definición de un sistema que permitiera solucionar el litigio. Chile había rechazado la idea de otro "Tribunal arbitral", ya que la opinión pública de ese país había presionado al gobierno de Frei para que en el caso de Campo de Hielos se utilizara otro sistema. En Argentina había prosperado la idea de realizar una repartición basada en el Laudo Arbitral de 1977, que el gobierno había declarado originalmente nulo, pero que a la luz de los acontecimientos presentes volvía a ser tomado en cuenta. Sobre todo, porque en palabras de los mandos estratégicos, el "elástico se había estirado demasiado". Así las cosas, el año '97 ocurrió otro hecho que posibilitó la aplicación práctica del plan. Ese año debía ser ratificado el Tratado Antártico por todos los países firmantes. Pero Argentina condicionó su firma al reconocimiento de una "zona neutra" que comprendía el Territorio Antártico argentino que se superponía al chileno, y que debería se sometida nuevamente- a arbitraje. La posición Argentina se había visto favorecida por un hecho estratégico que hasta entonces no se había tomado en cuenta: las Islas Malvinas. Desde la guerra, los sucesivos Gobiernos Argentinos habían vuelto a establecer lazos con Inglaterra, que se habían visto reforzados con las visitas de altos dignatarios de ese país a Buenos Aires. En el segundo gobierno de Menem, tras haber logrado la completa sumisión de las Fuerzas Armadas -que habían llegado a realizar un

mea culpa por los crímenes de la llamada "guerra sucia"-, Inglaterra volvió a realizar ventas militares al país, si bien de poca importancia. Ello posibilitó la llegada de "asesores militares" ingleses a través de los cuales Inglaterra realizó su propuesta: si Argentina renunciaba formalmente a su interés por las Islas Malvinas, Inglaterra se comprometía a apoyar la solicitud de arbitrio sobre los territorios Antárticos. Esto también implicaba apoyo militar y estratégico en caso de conflicto, lo que se reafirmaría a través de un tratado secreto. Fueros estos dos hechos los que posibilitaron en la práctica la aplicación de Andinia, pero las piezas finales del rompecabezas vinieron desde Chile... Desde 1990, un empresario norteamericano, Douglas Tompkins, había comprado territorios en Palena para el desarrollo de un gran proyecto Ecológico, que sería conocido como el "Parque más grande del Mundo". Anteriormente, el empresario había realizado compras en la propia Argentina, con el mismo fin. Pese a las dificultades a las que se vio enfrentado en un comienzo por la reticencia de la Armada Chilena ante el proyecto, y la de algunos personeros del Gobierno de Frei y Lagos, al final, Tompkins había logrado la autorización para el desarrollo del proyecto, si bien con algunas restricciones que incluían el paso de la llamada "Carretera Austral", y la permanencia de los colonos chilenos en las zonas adquiridas. El parque fue declarado "Reserva Internacional de la Biósfera" por Naciones Unidas. Así las cosas, el Empresario había transformado "Parque Pumalín", en un gran complejo eco-turístico, al que desde 1998 comenzaron a llegar los primeros turistas, mayoritariamente extranjeros, entre los que había un desusado número de Israelíes. Esto último bastante habitual desde hacía algunos años, pero en otras zonas del país. Igual cosa -aunque a menor escala- había ocurrido en otra zona situada en el paralelo 44º S., donde el

Pendragón - 3


Pumalín

ANDINIA

Cochamó

ANDINIA

Puerto Montt

Chaitén Los Territorios de Tompkins fueron declarados "Reserva Internacional de la Biósfera". Al inicio del conflicto, el Empresario solicitó la protección de Naciones Unidas. Posteriormente, el territorio sería integrado a Andinia.

empresario Juan Carlos Schidlowsky, había adquirido cerca de diez mil hectáreas para el desarrollo de un proyecto "turístico-ecológico", denominado "Patagonia Andina". De este modo, los elementos básicos -aquellas mínimas coyunturas necesarias- se habían dado en la forma en que los conspiradores habían previsto. Poco despúes de la entrada al Tercer Milenio, comenzaron a llegar a Argentina los primeros colonos judíos de la ex unión soviética, que fueron asentados en tres ciudades principales: Trelew, Comodoro Rivadavia y Perito Moreno. Eran sólo algunos miles, pero "suficientes para contribuir al desarrollo de las provincias" en palabras de los principales medios de comunicación... Y entonces vino el atentado. Atribuido a "Hezbolla" -que seguramente había contado con el apoyo de terroristas locales- la explosión de la Nueva Sinagoga de Comodoro Rivadavia, en que murieron 180 personas, movilizó a la policía Federal, a las Fuerzas Armadas y a todo el contingente del Mossad en Argentina. Los terroristas huyeron hacia la frontera Chilena y se inició una "persecución en caliente" que -según las

4 - Pendragón

normas internacionales- permite el traspaso de la frontera sin previo aviso, por parte de fuerzas militares en persecución de fuerzas contrarias que no pertenezcan al país en que ingresaron. Los terroristas cruzaron a la altura de Huinay, y un grueso contingente Argentino -con el apoyo de numerosos efectivos del Mossad- traspasó la frontera entre Segundo Corral y el Lago Reñihue, en una operación "pinza". Chile envió rápidamente tropas a la zona, pero antes de que llegaran, el Empresario Tompkins denunció la intención del Gobierno Chileno de valerse de la presencia de tropas extranjeras para expropiar Parque Pumalín, y solicitó la protección de Estados Unidos. Por su parte, el empresario Schidlowsky avaló la tesis de Tompkins y se sumó a la solicitud de protección. El gobierno norteamericano envió una nota a la Cancillería Chilena, reiterando el principio por el cual "las tierras de particulares norteamericanos en el extranjero representan intereses del país en la zona", e instando al gobierno a mantenerse fuera de la persecución de los terroristas y esperar a que las fuerzas "en caliente" salieran del país. Formalmente se solicitó que fueran enviados "observadores militares", pero ningún contingente. El Gobierno Chileno protestó por lo que consideraba una "abierta intromisión en su soberanía", y preparó un gran contingente en Puerto Montt. Ante ello, Douglas Tompkins solicitó apoyo a Naciones Unidas en resguardo de la "Reserva Biosférica", y -a través de EE.UU.- llamó a reunión al Consejo de Seguridad. Schidlowsky -quien tramitaba el reconocimiento de "Patagonia Andina" como "Reserva Internacional de la Biósfera", se sumó a la solicitud de Tompkins, reiterando su temor de una expropiación por parte del estado chileno. Antes de que Chile enviara el primer contingente, un segundo atentado -que cobró trescientas víctimas-, esta vez en Perito Moreno, movilizó a

las tropas federales Argentinas frente a Balmaceda y Aisén. Nuevamente los terroristas cruzaron la frontera, y se inició una segunda persecución en caliente, apoyada ampliamente por el Mossad. Pero esta vez las voces de la comunidad judía denunciaron la "imposibilidad del Gobierno de proteger a los colonos judíos en la zona", y solicitaron protección militar a Israel. El gobierno de Tel-Avid hizo eco del llamado, enviando un grueso contingente de tropas a Comodoro Rivadavia. Sumándose a la posición norteamericana respecto a las tierras de Tompkins, el Gobierno Israelí estableció que las tropas concurrían a "proteger los intereses de naturales judíos en la zona", que sumaban sobre el 80% de la superficie de las provincias. Ante ello, Argentina denunció la intromisión de "tropas de una potencia extranjera en territorio Argentino", e instó a Israel a retirar el contingente o subordinarlo al mando Argentino. Israel señaló que las tropas sólo tenían la intención de proteger a los naturales judíos de la zona, y no serían puestas bajo el mando de Buenos Aires, ante lo cual el gobierno Argentino declaró la alerta militar en las provincias patagónicas. Algunas unidades -sobrepasando los mandos- intentaron tomar a viva fuerza las estancias judías más importantes, que resistieron apoyadas por tropas Israelíes. A causa de esto, los estancieros judíos se declararon en rebeldía, y la comunidad judía de la capital rechazó la actitud del gobierno, instándolo a reconocer los derechos territoriales de los judíos en el sur del país, y amenazando con "retirar todos los capitales de la comunidad de Argentina de ser necesario". La situación interna provocó la caída imparable de la paridad peso/ dólar, y el país -en menos de una semana- alcanzó índices de inflación astronómicos. En las provincias del norte se produjeron movilizaciones y enfrentamientos -que se habían vuelto fre-


cuentes desde 1995-, nuevamente provocados por el no pago de sueldos a los funcionarios estatales y el elevado índice de cesantía del país, el que no disminuía de un 20% real en los últimos dos años, pese a las medidas de control del gobierno. El presidente hizo un llamado a la nación solicitando "Calma, mucha calma en estos cruciales momentos por los que atraviesa la Argentina", pero la población se encontraba demasiado excitada para reflexionar, y

bastaba una pequeña chispa para encender los conflictos sociales latentes, lo que fue hábilmente explotado por las fuerzas de izquierda. Paralelamente, los efectivos Chilenos se habían movilizado hasta Puerto Montt, y la Armada había enviado los primeros acorazados desde Talcahuano rumbo a la zona. No obstante, más al sur, en Punta Arenas, la situación era extremadamente tensa. Circulaban rumores acerca de que en Río Gallegos se estaban agrupando grandes fuerzas militares, pero se desconocía su origen y composición. Las unidades militares se encontraban en alerta máxima ante una eventual invasión de fuerzas terrestres y aéreas. En virtud de ello, Chile denunció la "ofensiva encubierta" que Argentina estaba realizando, y lanzó un ultimátum a Buenos Aires: el retiro de todas las tropas que se encontraban en territorio chileno, y el despeje de la frontera, instando a Israel a no comprometerse en el conflicto local. Entre tanto, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas deliberaba en torno al envío de observadores de la ONU a las tierras de Tompkins, que finalmente fue aprobado. Igual cosa se hizo en "Patagonia Andina". Se llamó al gobierno Chileno a deponer la actitud beligerante, y esperar con calma el desarrollo de los acontecimientos. Ante ello, el Comandante en Jefe del Ejército denunció que cualquier acto que no significara la positiva defensa del territorio nacional debía ser considerado como "Traición a la Patria", y llamó a los nacionalistas del país a acudir en defensa de las fronteras. El gobierno reaccionó en contra de esta posición, llamando al General en Jefe a someterse al Ejecutivo y recordándole que estaba a menos de un mes de pasar a retiro. Ello motivó una multitudinaria manifestación de apoyo al Comandante, en la que no intervinieron los efectivos de Carabineros quienes "no pudieron controlar la manifestación por las proporciones que adquirió". Por su parte, el Gobierno Argentino

había comenzado negociaciones con la colectividad judía, la que inesperadamente recibió apoyo del gobierno Inglés -que veía comprometida la soberanía de las Islas Malvinas en caso de que Argentina movilizara la flota desde Comodoro Rivadavia. Utilizando la tesis de "ofensiva encubierta", declaró nula la negociación con Argentina, denunciando la "intención del gobierno de Buenos Aires de establecer un tratado secreto para apoderarse de la Antártica" por lo que envió una flota dos veces mayor que la que participó en la guerra rumbo a las islas. La movilización de fuerzas contó con el apoyo de todos los firmantes del Tratado Antártico que veían comprometidos sus propios intereses soberanos en la Antártica, salvo Chile, que se abstuvo de hacer declaraciones en virtud de la situación imperante entre ambas naciones. Argentina declaró que no poseía intereses sobre las Malvinas -lo que provocó una revuelta entre los círculos militares más duros, los últimos "cara-pintadas", que denunciaron la actitud "negociadora y traidora del gobierno" como un atentado a la soberanía nacional. Ello motivó una asonada de Golpe de Estado que logró ser controlada a duras penas. Inesperadamente, Bolivia movilizó gran número de tropas a la frontera con Chile, lo que precipitó aún más los acontecimientos. El Gobierno Chileno reaccionó bruscamente, exhortando a Bolivia a deponer su actitud beligerante, a la que se sumó poco después Perú -so pretexto de defender sus intereses en Arica-, cerrando la frontera y aumentando los efectivos militares en Tacna. En Argentina se declaró el Estado de Sitio, y los mismo se hizo en Chile. Paralelamente a los contactos diplomáticos, ambos países movilizaron todos sus efectivos hacia las fronteras, las que fueron cerradas. La comunidad judía llamó entonces a desconocer la soberanía Argentina en los territorios adquiridos, y las provincias de Neuquén, Río Negro, El Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego se declararon en sece-

Pendragón - 5


sión, decretándose que la "Confederación de Provincias Patagónicas" -agrupación existente con anterioridad-, se transformaba en el Gobierno Provisional de la región. De hecho, una encuesta publicada el 1º de Noviembre en 1995 por el diario "La Mañana" de Río Negro, señalaba que el 80% de la población de la zona estimaba posible crear un Estado Patagónico, y el 48% -ya en esa época- quería un país aparte (1). La formación del Gobierno Provisional de la Confederación de Provincias Patagónicas, motivó una revuelta popular en Buenos Aires, y la muchedumbre enardecida incendió todas las sinagogas de la capital, varios establecimientos hebreos y asaltó la embajada de Israel. La comunidad judía solicitó autorización para viajar a Israel, y -desde allí- se envió una flota bajo protección norteamericana para retirar a los exiliados, un total de casi trescientos mil. Pero, una vez a bordo, los judíos enfilaron hacia el sur, y calaron frente a Comodoro Rivadavia. El Almirante de la flota Argentina calificó de "invasión" la posibilidad de que los judíos desembarcaran en la zona, y dio alerta roja a las tripulaciones. En EE.UU. la comunidad judía, la más grande del mundo, advirtió que si uno sólo de los transportes "en que viajan nuestros hermanos es atacado, será impuesto un embargo total sobre Argentina". Naciones Unidas llamó a Chile y Argentina a deponer la actitud beligerante, e instó a Chile a "no intervenir" en la "Reserva internacional de la Biósfera", pues de lo contrario ello motivaría la intervención formal de tropas de la ONU. Pero ante la evidente preparación de una fuerza de desembarco para la zona, Tompkins solicitó apoyo de Israel en virtud de que "hay también territorios de mi propiedad en la zona bajo el control de sus fuerzas". Israel accedió a la solicitud, a la que se sumó Schidlowsky, solicitando de paso la nacionalidad Israelí en virtud de la "Ley de Retorno". La población judía en Argentina al inicio del conflicto alcanzaba cerca

6 - Pendragón

de seis millones, a los que se sumaron casi dos millones de judíos de la ex unión soviética. Esta población comenzó a desplazarse masivamente al territorio de la "Confederación" durante todo el desarrollo del plan. Cabe destacar que al inicio del conflicto, la población Argentina y Chilena en la zona, no superaba el millón y medio de personas en total. Finalmente, el intento de desembarco de un lanchón desde la flota estacionada frente a Rivadavia, motivó el disparo de algunas salvas desde los buques en el puerto. Una de ellas impactó en el transporte "Kolat" -el más pequeño de la flotaque se hundió con gran parte de los pasajeros a bordo. La flota de protección respondió con una salva que dejó sumamente dañado al portaviones 5 de Mayo, e Israel denunció el hecho como un "genocidio" para su pueblo. El Gobierno Provisional de las Provincias en secesión -la "Confederación de Provincias Patagónicas"- llamó a los efectivos federales en la zona a desconocer la autoridad del poder central, denunciando el "atentado" contra los judíos argentinos como "terrorismo de estado", y amenazando con que: "cualquier efectivo militar que atente contra los ciudadanos de la Confederación será fusilado al instante". Ello motivó la deserción de las escasas tropas que aún se mantenían fieles al gobierno central, que se pusieron bajo el mando del Gobierno Provisional, lo que además se vio favorecido porque las Fuerzas Armadas Argentinas, luego de su "profesionalización", ya no constituían en esencia un "Ejército Nacional", y actuaban más bien como una fuerza mercenaria al servicio de las Provincias Federales. Además, los efectivos provinciales eran también naturales de las provincias en que servían, por lo cual su "lealtad" en la práctica se encontraba sometida a las regiones de las cuales dependían administrativamente y por sentimientos de pertenencia natural.

En Chile, fuerzas navales, aéreas y terrestres se pusieron en marcha para tomar la fortificada hacienda Pumalín y la zona de Patagonia Andina. Se produjeron violentos enfrentamientos terrestres a la cuadra de Hornopirén, pero las características propias de la zona hicieron derivar los combates hacia una guerra de guerrillas.. El conflicto se vietnamizó y las tropas chilenas no avanzaron más al sur de Cholgo. En tanto, la fuerza de desembarco naval -estacionada frente a Ancudhabía comenzado a avanzar hacia el sur, pero fue interceptada a la cuadra de Quemchi por una numerosa flota norteamericana, que avanzó desde el límite de las doscientas millas e ingresó por el Golfo de Corcovado, uno de los siete puntos mundiales de crítica importancia estratégica naval (2). La Embajada norteamericana señaló que la "Fuerza de Protección" se encontraba bajo la bandera de Naciones Unidas, por lo que cualquier ataque de las naves chilenas equivaldría a casus belli, y obligaría a la flota norteamericana en el Pacífico a bloquear Talcahuano y Valparaíso. La Flota chilena recibió orden de retroceder preventivamente hasta la bahía de Puerto Montt. La situación quedó en status quo. Entre tanto, un nuevo atentado terrorista en Río Gallegos había movilizado tropas de la "Confederación" en una persecución en caliente en dirección a Punta Arenas, y un motín en el penal de alta seguridad de Ushuaia -frente a Puerto Williams"obligó a movilizar tropas de la Confederación hacia el penal", las que "ante la evidencia de que los prófugos cruzaron la frontera" iniciaron la respectiva persecución en caliente. Argumentando una amenaza a sus intereses, un fuerte contingente de la "Confederación", apostado en el Paso Mahuil Malal -cerca de Pucón-, ingresó a territorio chileno, y avanzó en dirección al sur, mientras una fuerza blindada y aerotransportada había penetrado desde Bariloche por el Paso Puyehue, y se dirigía hacia


Osorno, aislando completamente a Puerto Montt, que únicamente contaba con las escasas fuerzas del Regimiento Sangra, y donde la flota chilena se encontraba arriconada por la "Fuerza de Protección" de EE.UU. Mientras tanto, en el norte las tropas Bolivianas y Peruanas habían traspasado la frontera norte, y se estaban librando violentos combates en la zona. Paralelamente, Brasil reclamó a Argentina la provincia de Misiones, y movilizó tropas hacia la frontera. Los combates comenzaron automáticamente. Argentina se veía enfrentada a la pérdida de Misiones y buena parte de Corrientes, y trataba de negociar la paz con Brasil. Chile combatía por Iquique, mientras en Arica la situación era confusa. En ambos países se habían provocado Golpes de Estado que no lograron fructificar. Ambas economías habían quedado en ruina casi instantáneamente la fuga de Capitales se realizó a "velocidad electrónica"-, y el problema económico se agudizó aún más con el cierre de los Créditos Internacionales y el estallido de violentos conflictos sociales, hábilmente ex-

Alexis López Tapia 1995 (3)

Cabe señalar que el título de este artículo se refiere a las afirmaciones: "No quiere un país aparte: 52%" v/s "Quiere un país aparte: 48%", resultado obtenido según el artículo en "Un rápido sondeo callejero y telefónico realizado en Neuquén, San Martín de los Andes, Chos Malal y Andacollo". Es claro que el título del artículo no reflejó la realidad de la encuesta, ya que en rigor estadístico -y periodístico- debió decir: "La mitad de los Neuquinos quiere un país aparte". 2) Desde el punto de vista naval, existen a nivel mundial al menos siete zonas geomarítimas, donde un conflicto potencial reviste de especiales consideraciones estratégicas, dadas las características del lugar. Una de ellas es precisamente la zona de los Canales Australes en Chile, lugar donde una Flota puede "desaparecer", o bien, ser completamente bloqueada según la situación estratégica. A ello se suma, además, el clima de la región. 3) Desde el punto de vista del Autor, es irrelevante la discusión acerca de la veracidad o falsedad del "Plan Andinia", ya que este texto es específicamente una Historia de Política Ficción, que únicamente presenta un escenario hipotético posible.

Año 2???

Nor-Colombia Sur-Colombia

Chile

Proyecto arquitectónico presentado para el centro cívico de Cármen de Patagones, diseñado como un Candelabro de 7 brazos -Hanukaque sería el símbolo de la Capital de Andinia.

plotados por los sectores de izquierda. A los males de las naciones se sumó el terrorismo político, bombas, paros, tomas y mercado negro. La absoluta ineficacia de los partidos políticos y de los gobiernos por seguir un plan de acción coherente facilitó el desarrollo de Andinia, tanto o más que la situación militar en que se encontraban los países. A un paso de la Guerra Civil, con la economía en ruinas, con efectivos militares repartidos en varios frentes y sin el apoyo de nación alguna, Chile y Argentina se transformaron en meros observadores del nacimiento de la nueva nación. Las estructuras básicas de ambas Repúblicas se habían vuelto inoperantes para proteger la soberanía nacional, y -ante el superior poder político y militar de Andinia, que amenazó tempranamente con el uso de armamento nuclear- no tuvieron más opción que capitular. El 14 de Mayo, después de menos de un año de lucha, se declaró la Independencia de Andinia, la Tierra Prometida del Fin del Mundo. Automáticamente, un cuarto de la Antártica se integró a su territorio, y el resto -mayoritariamente- pasó a poder norteamericano. Con el reconocimiento inmediato de Naciones Unidas, el apoyo militar de Israel y Estados Unidos, la protección de Inglaterra y el financiamiento de la Banca Internacional, una nueva nación -que se convertiría en la estrella hexagonal del Hemisferio Surhabía nacido bajo la hégira del derecho internacional y el poder supranacional. Los Sabios de Sión habían triunfado. La Segunda Profecía se había cumplido.

Argentina

Notas: 1) Diario "La Mañana del Sur", Río Negro, 01-11-1995, Año IV, Nº 1.330, págs.16, 41. "Neuquinos no quieren un país aparte" Por Fernando Lizarraga (ver gráfico en pág. 5.).-

Andinia

Chile y Argentina actuales Se sugieren los posibles cambios fronterizos de otros países

Pendragón - 7


EL PLAN ANDINIA El Plan Andinia, o El Nuevo Estado Judío

Texto Original Publicado por la Editorial Nuevo Orden Buenos Aires - 1977 Presentación Muchos son los que señalan el peligro comunista, pero pocos los que indican quiénes constituyeron “el motor secreto del comunismo”, según acertada definición de Maurice Pinay. La documentada información de El plan Andinia está destinada a detallar con la mayor amplitud posible la más siniestra perspectiva que amenaza a la Argentina. ¿Será la pérdida total de su territorio o su amputación parcial? En este caso ¿comprenderá la zona más extensa y más rica de nuestro suelo patrio? Las condiciones para la consumación de este plan están dadas; la nación se debate en la crisis más profunda de su historia; quizá "El plan Andinia" sirva para despertar conciencias dormidas.

también internacionales— mil veces más peligrosas y más diabólicas que todos los comunistas juntos. La profunda penetración comunista en el gobierno argentino y en todas sus instituciones fundamentales no es una casualidad, ni tampoco un plan aislado; no es una confabulación reciente, ni tampoco improvisada, sino que es un plan científicamente concebido, coordinado internacionalmente.

8 - Pendragón

Con tal motivo, de inmediato se emprendieron las siguientes acciones: a) El comienzo de la inmigración en masa; b) La compra centralizada de grandes extensiones de tierras por la “Jewish Company Association Colonization” con centro en Londres; c) La constitución de grandes sociedades anónimas como “Bemberg”, “Dreyfus”, “Bunge y Born S. A.”, etc., quienes actualmente son dueñas de enormes extensiones de tierras como “La Forestal” del Chaco y numerosas estancias como los grupos “Estanar S.A.”; “Comega S.A.”, etc. (N.d.E.: téngase presente que todos los datos que se citan en este texto se refieren a la realidad existente hasta 1977. En la actualidad, ésta es mucho peor).

El Plan Andinia Esta documentada información está destinada a apreciar con la mayor amplitud el más sombrío panorama que amenaza a nuestro país, que tanto puede constituir la pérdida total de nuestro territorio, como su despojo parcial, y en tal caso, comprendería la zona más extensa y más rica de nuestro suelo patrio. Muchos son los que señalan el peligro comunista, pero nadie indica quiénes fueron los creadores del comunismo, quiénes son los que aportaron los fondos para la consolidación, propagación y expansión del comunismo. El comunismo en sí no constituye otra cosa que viles elementos de otras organizaciones —

I) Crear un Estado judío de las posibilidades prácticas en América, tomando a la Argentina como primer objetivo.

Portada del Libro "El Plan Andinia" de Editorial Nuevo Orden

Su planificación minuciosa —podemos comprobarlo— parte de 1882, su estudio y puesta en marcha de 1897, en el Congreso Mundial Judío en Basilea (Suiza), y aquí se aprobaron dos planes concebidos por el judío León Pinsker en su libro "Autoemancipación" y en segundo término por el judío Teodoro Herzl en su libro "El Estado judío", ambos consistentes en crear dos Estados judíos, es decir:

II) Crear un Estado de las posibilidades ideales en Palestina, que con el mismo proceso especificado en el punto I, se logró con la declaración de la independencia del Estado de Israel (14 de mayo de 1948) y después de esa fecha se centraliza todo el poder judío del mundo para apoderarse de la Argentina y con ello de toda América. Demostraremos cuál es el plan y que ha sido favorecido extraordinariamente por el cripto-marxista y ex presidente de la nación Arturo Frondizi.


Crear un estado de las posibilidades prácticas en América y un estado de las posibilidades ideales en Palestina. 1882 - 1897. Este es el punto de partida del Plan internacional de apoderamiento del territorio argentino, el cual se encuentra actualmente en la última etapa. En Francia, en 1882, se publicó el libro "Autoemancipación" de León Pinsker, judío nacido en Odesa (Rusia), que concebía el Plan de crear dos Estados judíos, uno en América y otro en Palestina. El primero preferentemente en la Argentina. Este plan, que en aquel entonces no fue más que un sueño (en apariencia), ha sido el punto de partida de una realidad asombrosa que ha ido incrementándose paulatina pero inexorablemente hasta nuestros días. Así vemos la reactualización del plan de Pinsker en la página 398 del libro "Historia y destino de los judíos", del Dr. Josef Kastein (Ed. Claridad, Bs. As., 1945), que transcripta dice: "...Pinsker propone a los judíos volver a infundir una realidad en su vida de apariencia, en Palestina y en América — un centro nuevo—. Fija su atención en dos países: Argentina, como país de las posibilidades prácticas, y Palestina, el de las posibilidades ideales". “El barón Mauricio de Hirsch, desde Francia, independientemente de Pinsker, comprende la falta de patria de los judíos, y en 1891 organiza la emigración de los dos tercios de los judíos de Rusia (algo más de 9 millones entonces). Con tal motivo manda comprar tierras en la Argenti-

na, donde desde 1889 habían emigrado más de 7.000 judíos. En el otoño de 1891 funda la “Jewish Colonization Association” con asiento en Londres que habría de llevar a cabo el asentamiento en masa de judíos rusos en América, especialmente en Argentina.” (op. cit., pág. 399). Cabe destacar que mientras esto se maquinaba desde Francia (centro de acción y expansión judía), en 1889, en Tulchin (Rusia), ya circulaban sigilosamente diarios sobre la colonización judía en América, sobre lo cual nos advierte el judío Alberto Gerchunoff (nacido en Rusia) en su libro "Entre Ríos mi país", cuya transcripción dice así: “En nuestra casa celebrábanse tertulias interesantes.., el rabino religioso, el rabino civil, los dignatarios de las sinagogas y los vecinos más venerables... En esas reuniones oí por primera vez hablar de América... la tentativa de colonización del barón de Hirsch iluminaba a los israelitas de Tulchin, como la esperanza mesiánica del retorno al reino de Israel... Así se abandonó todo para ir a América, a la Argentina, que el diario de propaganda glorificaba y comparaba con Sión. DeI Hotel de Inmigrantes y de Buenos Aires, nos llevaron a Moisés Ville, en la Provincia de Santa Fe... fundada por el barón de Hirsch. . .“ (op. cit., págs. 11, 12 y 13). Concordante con el plan de Pínsker, en 1895 el judío Teodoro Herzl, nacido en Budapest (Hungría), que se crió y educó en Viena, traba-

jando como periodista en París, escribió un folleto titulado "El Estado Judío". Este folleto ha sido difundido en todos los ámbitos judíos del mundo. En 1896, Herzl convoca a un Congreso Mundial Judío en Basilea (Suiza). Aquí fue aprobado el Plan científicamente preparado para apoderarse de la Argentina y de Palestina. En esa oportunidad fue creado por Herzl el Sionismo Político, que en sí representa a la Nación Judía, dice el autor. Tesis confirmada por la opinión mundial del judaísmo, demostrada por numerosas obras hasta nuestros días. En este congreso fue aprobada además la creación de numerosas asociaciones, comités, etc. en todo el mundo... “Más de novecientas agrupaciones sionistas", dice Wolf Nijelsohn en su libro "Historia del Sionismo" (pág. 231). Las más importantes fueron las siguientes: El "Congreso Mundial Judío", en Basilea (Suiza); el "Gran Comité de Acción", en Norteamérica; el "Comité Ejecutivo", en Viena (Austria) ; la "Jewish Association Colo-nization", en Londres; la "Jewish Company", en Londres, quedando con éstas constituido un verdadero y gigantesco Estado Judío Mundial, con todos sus organismos en marcha (ver Páginas Escogidas de Sigfredo Krebs y de Isaac Arcavi. Editorial Israel, Sarmiento 2198, Buenos Aires, 1949 p. 50/51). Este gigantesco Plan, concebido por Pinsker, perfeccionado y compaginado científicamente por Herzl, en cuyos fundamentos destaca la necesidad de la creación del Estado Judío, es decir, “obtener tierras donde asentar su reino”, ya que el Sionismo en sí constituye el “pueblo”, solamente necesita la base donde afirmarse y poner en marcha y —agrega—

Pendragón - 9


"...esto debe ser de acuerdo a las necesidades judías” (págs. 49, 68, 70, etc., de Páginas escogidas). Al igual que Pinsker en su "Autoemancipación", Herzl en su "El Estado Judío", tomó como objetivos: Palestina, como nación histórica (op. cit., pág. 112) y Argentina, como la. Tierra prometida (op. cit., pág. 21) y en tal sentido, Herzl escribe: “La Argentina, por naturaleza, es uno de los países más ricos de la tierra, de inmensa superficie, población escasa y clima templado. La República Argentina tendría el mayor interés en cedernos una porción de tierra.. .“ (op. cit., pág. 102) (N.d.E.: respecto de cómo se enteró Herzl acerca de la riqueza del sur de Argentina y Chile, cabe señalar que recibió información directa desde la región de parte del explorador judío Carl Popper, quien le sugirió directamente la creación del nuevo estado en la zona, proponiéndole incluso que se hiciera a imitación de la creación de Sudáfrica por Inglaterra, es decir, a través de una "Compañía". Este dato fue publicado recientemente en un libro editado en Chile). El primer Congreso de Basilea estableció para la masa Sionista tres consignas de enorme repercusión: a) “Conquistad a las comunidades” (para infiltrarse en su vida y organizaciones). b) “Esclareced las conciencias de esas multitudes” (Marx y Engels, división de clases, comunismo). c) “Organizad sus fuerzas y disciplinadlas para una finalidad de-

10 - Pendragón

terminada”. (La organización comunista para llevar a cabo la Revolución Social). (Historia del Sionismo, de Wolf Nijelsohn, pág. 237, M. Gleizer, ed., Bs. As., 1945). “Los judíos cultos y sin bienes se adhieren al socialismo (comunismo). La batalla social será librada en todo caso sobre nuestras espaldas, porque nos hallamos en los puntos más avanzados, tanto en el campo capitalista, como en el socialista (comunismo)” (op. cit., pág. 105). “Los componentes de nuestras capas inferiores se vuelven proletarios, se afilian en los partidos subversivos..., mientras aumenta el tremendo poder del dinero en nuestras capas superiores... ‘ (op. cit., pág. 108). La potencia judía invisible se concreta en dos poderosas fuerzas que se complementan: El Capitalismo Mundial, con asiento en los EE. UU., preponderantemente y el Comunismo Internacional, con asiento en Moscú. Existe otra fuerza secreta que regula y encauza la acción de las dos primeras, que son dos extremos que no deben, por razones estratégicas, mantener contactos directos: la Masonería Internacional. Sus integrantes,— muchos sin ser judíos—, apoyan y defienden la posición de éstos, facilitando además sus negocios y su infiltración en los gobiernos. Por otra parte, los mismos masones, muchos sin ser comunistas, apoyan y defienden secretamente la posición de éstos, permitiendo su infiltración y facilitando su acción en la confusionista mezcla “democrática”, que es la capa donde nada se define y todo se confunde.

Naturalmente, todo se aclara si escuchamos las palabras del embajador judío en Buenos Aires, cuando en un banquete en honor del ministro de Finanzas de Israel y de la colectividad judía en la Argentina, expresó el 25 de abril de 1955: a) La hora de la judeidad argentina. b) La comunidad argentina, nuevo centro judío. “La historia de la diáspora está compuesta por los anales de centros judíos siempre cambiantes...“ “Las comunidades surgen, se desarrollan, marcan nuestra historia con su sello, dan a nuestro pueblo grandes valores y hombres notables y después de haber desempeñado su papel en los destinos judíos, ceden su lugar a otros centros y a otras comarcas...” (página 75, "Serás siempre David", del Dr. Arieh León Kubovy, Editorial Losada, Bs. As., año 1953-1958). e) Centros judíos siempre cambiantes. Cambiantes de acuerdo a los planes de conquista establecidos por el Kahal. 1º Cuando en Francia debieron desencadenar la miseria, el caos y la revolución social, allá los judíos se dirigieron en masa, para lo cual agitaron el antisemitismo en Rusia, Austria, Polonia, Alemania, etc. Sumida Francia en el caos, miseria, sangre y lágrimas, exterminados sus principales dirigentes, los judíos pasan sus centros a otro país. 2º A Alemania: tomaron por objetivo a esta nación y allá se dirigieron agitando para ello el antisemitismo en Francia y demás naciones vecinas. Debido a la formación patriótica del pueblo alemán, no pu-


dieron conquistarla, quedando este país destinado a ser víctima de la guerra mundial. Se desbandaron los judíos, reagruparon sus fuerzas y trasladaron sus centros a otra nación:

ejército, asesinados 17 millones de sus mejores hombres en menos de dos años (10 millones murieron de hambre), para nunca más recuperar su libertad, se trasladaron a otros centros:

3º Al Imperio Austro Húngaro: Lo sometieron al caos, miseria, sangre y corrupción; lo disgregaron en múltiples pequeñas naciones para nunca más recuperar su poderío. Sometido al dominio judío, éstos trasladan sus centros a otra nación:

6º A Palestina: Allá trasladaron sus fuerzas y concentraron todos sus esfuerzos. Emigraron en masa, especialmente de Rusia y Polonia, luego de Alemania, para lo cual agitaron violentamente el antisemitismo en todos los países europeos. Caída Alemania víctima de la guerra mundial, como anteriormente Rusia, Palestina fue sometida al terror, a la miseria, muertes, revoluciones y guerras y, de acuerdo al plan de Teodoro Herzl, el 14 de mayo de 1948, se constituyó el Estado de Israel ("Así se forjó el Estado de Israel", pág. 251), con ayuda de las grandes potencias y de las organizaciones judías mundiales. Caída Palestina definitivamente, el Centro Judío se traslada a otros centros, a otras comarcas, como dice Kubovy:

4º A Rusia: A ella se dirigen los judíos de todas las naciones europeas, pero al cerrarles este imperio el paso, se dirigen en masa a: 5º Estados Unidos de Norteamérica: Adoptan la ciudadanía norteamericana y como tales emigran a Rusia, pero ésta tampoco los admite. Entonces desencadenan una gran presión diplomática contra el gobierno estadounidense hasta obligar a la denuncia de un importante y antiguo tratado comercial con la Rusia zarista, en contra de los intereses de la nación y a favor de la colectividad judía. Así lograron, con la muerte de Nicolás II, acrecentar la inmigración judía y fortalecer sus organizaciones en Rusia y con la ayuda económica del capitalismo judío norteamericano, alemán, etc., en 1917 estalló la Revolución Social y cayó Rusia víctima del judaísmo internacional. Sobre el tema nos ilustra el gran judío Josef Kastein en la pág. 370 de su libro "Historia y destino de los judíos", nos dice, refiriéndose a la Revolución Rusa: “No tenía más que el nombre.., era judía por su fondo. Su ejército fue deshecho y convertido en escoria". Caída Rusia, arrasado su

7º A la Argentina: Sí, aquí, donde ya desde 1883, habíanse infiltrado, a partir de la toma de Palestina, comienzan los judíos a concentrar todo su poderío, su gran inmigración, su poderío económico, su influencia política y la presión internacional. Radicación en masa, toma de posesión de las riquezas vitales, compras centralizadas de tierras, copamiento de la dirección de la enseñanza primaria, secundaria y universitaria; copamiento de todos los organismos del Estado, desde la Presidencia de la Nación hasta el Congreso, ministerios, organismos económicos, etc. Sumido el país en la miseria, la

corrupción y el caos; el desprestigio interno e internacional de sus instituciones fundamentales en general, de las Fuerzas Armadas en especial. La mal llamada “legalidad”, lejos de significar bienestar o progreso, traerá aparejadas grandes luchas, sangre, fuego y muerte con el estallido de la Revolución Social, y su inmediata consecuencia: la implantación del Comunismo y el exterminio de lo argentino. Su consecuencia inmediata será la creación del Estado judío como lo planificó el profeta Teodoro Herzl. Muy probablemente ANDINIA, cuyo mapa obra en poder de nuestros Servicios de Informaciones. La confusión actual, la disgregación del pueblo, la persecución de las organizaciones auténticamente argentinas y de sus integrantes, significan que estamos en la última etapa del Plan. Analizando lo expresado anteriormente, veremos con más claridad el movimiento perfectamente coordinado de las tres fuerzas: a) El Capitalismo Judío Internacional, que aceleradamente se establece en nuestro país, con una inmigración judía masiva, la que llegará a sus máximas consecuencias en 1962; b) El Comunismo, que ha copado el gobierno y todos sus organismos, tanto en el orden nacional como en el provincial y municipal. Se infiltra en las organizaciones religiosas, en las FF.AA., en los centros estudiantiles, en las agrupaciones sindicales, en fin, en la vida misma de la Nación, con absoluta libertad, en nombre de la “libertad” y de la “legalidad”;

Pendragón - 11


c) La Masonería: miembros prominentes de esta secta internacional, encastillados en posiciones cumbres de todas las instituciones fundamentales del país y hasta en la misma Presidencia de la Nación y en los mandos superiores de las FF. AA., hacen el juego de intermediarios entre el Comunismo y el Capitalismo Judío, facilitando y apoyando la penetración y la acción de ambas fuerzas, que van neutralizando la seguridad y defensa del Estado con toda impunidad. Comparando con los acontecimientos y modalidades de los comunistas aplicados en otros países, especialmente en Palestina, comprobaremos que no han variado en absoluto en sus métodos, posesionándose de todos los ámbitos y medios mencionados y que tanto el Capitalismo Internacional que se radica en el país es judío, como la casi totalidad de los comunistas que han tomado posesión de organismos vitales, son también judíos. Analizando lo transcripto más arriba y continuando con la declaración del embajador de Israel en Buenos Aires, Dr. Arieh León Kubovy, comprobaremos fehaciente e irrefutablemente todo lo expresado en el presente informe y que el Centro Judío actualmente se encuentra en la Argentina. La declaración expresa: "Tampoco hay dudas de que los dirigentes del judaísmo argentino se han revestido de una nueva jerarquía en el universo judío, contrayendo la responsabilidad de “nobleza obliga”. Significa esto que si los judíos europeos tomaron a Palestina, es justo que los judíos de Argentina tomen a la

12 - Pendragón

Argentina". “Si juzgamos según las lecciones del pasado, dos grupos de hombres decidirán la respuesta que la Argentina judía dará a la Historia”. “Los hombres de espíritu y los hombres de medios... De los hombres de espíritu aguarda nuestro pueblo esa chispa de fuego que prueba que son depositarios del genio judío... A los hombres de medios (capitalistas) mostrarse, por me-

dio del dinero adquirido, dignos de ser hijos de Rey “Benei Melej”.. . La ambición que yo aliento es que un número siempre creciente de gente de medios adquiera conciencia del papel excepcional que esta llamada a desempeñar, de la gran oportunidad que ha sido otorgada a nuestra generación...” (Kubovy, Arieh, "Serás siempre David", Ed. Losada, Bs. As., 1958, págs. 75/76).


Respecto a la “gran oportunidad” que menciona, debemos recordar que en la fecha de su declaración (25/IV/ 55) se había realizado la gran concentración y el ataque más violento conocido en el país, desde el estadio del Luna Park, en contra de la Iglesia y de los católicos por los comunistas, judíos, masones y el gobierno de Perón, fomentando un ambiente propicio para desencadenar la revolución social aprovechando la credulidad de las masas populares, ignorantes del juego al que estaban siendo sometidas. “Ha llegado la hora de irrumpir en. la Historia...” (dice Kubovy) y agrega: "...espero ardientemente que esta velada marque el comienzo de una etapa decisiva para el judaísmo argentino, pues sé que los centros judíos se mostraron siempre a la altura de su destino cuando la hora de irrumpir en la Historia había llegado”. En la pág. 75 de dicho libro afirma Kubovy: “La comunidad argentina: nuevo centro judío”. (Remarcamos que esto lo expresa un alto funcionario judío de destacada representación.) No podemos dudarlo. Para concluir con las declaraciones del Sr. Kubovy, transcribiremos, dada su extensión, solamente una parte, la que no nos dejará dudas. Luego es necesario tomar conciencia del peligro y ponernos en guardia contra los ocultos y verdaderos enemigos de nuestra Patria. Declara Kubovy: “Israel espera a la Argentina Judía y, estoy seguro, que la Argentina judía responderá: ¡Presente!” (op. cit., pág. 77/78). Antes de las grandes empresas a emprender por un pueblo, tanto en su defensa como en misión de conquista, siempre sus dirigentes apelan

al poder divino. Tal lo hace Kubovy en su alocución a la D.A.I.A. (N.d.E.: el equivalente del C.R.E.J. -Comité Representativo de Entidades Judías, en Chile) en su 209 aniversario (12/ XII/1955), diciendo: “Dé fuerza el Señor a su pueblo, bendiga el Señor a su pueblo con la paz. Fuerza y paz. Fuerza material y espiritual y paz para la judeidad argentina, para el pueblo judío y para el Estado de Israel, que es nuestra corona” (op. cit., pág. 123/129). (Aquí muestra que el reinado judío debe ser en la Argentina.) Es indudable que la plegaria de Kubovy en ese momento encierra un profundo meditar, porque con la revolución de 1955 se habían desbaratado sus planes al no reaccionar la masa y desencadenar la revolución social, pues en esa masa ellos habían cifrado sus esperanzas, preparada cuidadosa y fanáticamente por Vuletich. No concurrieron al llamado de éste y así les fracasó el primer intento de exterminar a las clases dirigentes del pueblo argentino. Es menester recordar la apelación a la conciencia de los “hombres de medios” hecha por Kubovy, pues tres años después de esa fecha (26/ IV/55) los “hombres de medios” tomaron el gobierno (19/V/58) y desde esta fecha está la Nación entera regida por los arbitrios de los hombres de Empresa, interna e internacionalmente. Esto es innegable. De allí la destrucción y descrédito de todo lo nacional y la entrega y supeditación total de lo nacional a la fuerza política, económica, cultural y social, internacional. De esta manera la fuerza económica ha tomado el Poder, arrastrando inconteniblemente a la Nación al

desastre total. Primeramente, con las desacertadas medidas económicas del gobierno de Perón, seguidas por el desastroso gobierno de Aramburu y luego llevada al extremo por el gobierno de Frondizi, que nos conduce al caos, miseria y corrupción. Estos no son desaciertos. Son planes perfectamente preestablecidos en el “sanhedrin” (gobierno secreto judío establecido en nuestro país como en cada una de las naciones del mundo). Estos son siempre los “consejeros” de todos los gobiernos en materia económica y política interna e internacional. Planes que se concretan así: a) Malgastar las divisas fuertes y metálicas que posee la Nación, fomentando la corrupción administrativa (negociados y sustracción de fondos del Estado). b) Desencadenar el agio y la especulación, haciendo el juego con el fomento de suba de salarios y al mismo tiempo, la suba en mayor escala de los precios de los artículos esenciales de consumo. c) Con esto logran empobrecer a la nación, agitar el ambiente de malestar en el seno del pueblo y concretar la entrega de la economía nacional a los capitalistas internacionales judíos. d) Tomar el poder con hombres procedentes de los grandes centros económicos (judíos, masones y comunistas internacionales en su totalidad) y... e) Preparar la revolución social. Aquí hemos llegado hoy. Mientras los “hombres de medios” han copado el poder económico, de la nación y ejercen su influencia en el

Pendragón - 13


ámbito internacional, los “hombres de espíritu” (dirigentes) organizan sus fuerzas revolucionarias con absoluta libertad e impunidad, caotizando y corrompiendo todos los centros intelectuales, culturales, sociales, militares, estudiantiles y religiosos; políticos y científicos. Este mismo proceso lo sufren todos los demás países latinoamericanos; es que el Plan concierne a toda Latinoamérica; cuyo primer objetivo es la Argentina. Pues ésta debe ser la Capital de la gran nación judía latinoamericana, como expresa el judío nacido en la Argentina, Carlos E. Etkin, en su libro "Abraham León y el pueblo judío latinoamericano", Ed. Indoamericana, 25 de Mayo 35, Bs. As., año 1954, pág. 84. El plan en sí consiste en (dicen Sigfredo Krebs e Isaac Arcavi, actual decano del Colegio Sarmiento, en el libro "Páginas escogidas", Ed. Israel, Sarmiento 2198, Bs. As., 1949) “El Plan en su forma original debe ser extremadamente sencillo si se pretende que lo comprendan todos”. “Se nos debe conceder la soberanía sobre una porción de superficie de la tierra adecuada a nuestras necesidades y a nuestras justas ambiciones de pueblo y... a todo lo demás, ya proveeremos nosotros mismos" (pág. 10). “La aparición de una nueva soberanía no es ridícula ni imposible... Los gobiernos de los países afectados por el antisemitismo tienen sumo interés en ayudarnos a obtener la soberanía. Para esta tarea, sencilla en principio, pero complicada en su realización se crean dos grandes órganos: la “Society of Jewish” y la “Jewish Company”.

14 - Pendragón

“Lo que la Society of Jewish ha preparado científica y políticamente... la Jewish Company lo pone en práctica..." “Ahora bien: si se quiere fundar hoy día una Nación, no hay que hacerlo de la manera que “hace mil años” fuera la única posible. Por ejemplo, si tuviéramos que exterminar a las fieras ("fieras" o "bestias", nombre que el Talmud asigna a los no judíos; Goldsmidt, T. VII, pág. 815, de “Baba Mesia” 114 b-18) en determinado país (Argentina), no lo haríamos a la manera de los europeos del siglo y no atacaríamos aisladamente a “Los Osos” armados de jabalinas y lanzas, sino que organizaríamos una grande y alegre cacería, dando batidas a las bestias (argentinos) hasta tenerlas reunidas y entonces les arrojaríamos una bomba de melinita (en preparación)” (pág. 110). “El que quiera marchar con nosotros, que jure nuestra bandera y luche por ella por medio de la palabra, oral o escrita, y mediante la acción. Los judíos que aceptan nuestras ideas del estado, se agrupan en torno de la "Society of Jewish". Esta obtiene de tal modo la autoridad necesaria para hablar y negociar ante los gobiernos en nombre de los judíos. La "Society" será reconocida, para decirlo con una analogía tomada del Derecho Internacional, como autoridad capaz de constituir un Estado, y al declararlo, el Estado ya estaría constituido”. “Dos países tienen que ser tomados en cuenta: Palestina y Argentina”.

“En ambos países se han hecho notables tentativas de colonización, basadas en el principio de infiltración paulatina de los judíos" (Plan del Rabino Weizman). "La infiltración tiene que acabar siempre mal, dice Herzl, pues se llega inevitablemente a que el gobierno, bajo la presión de la población que se siente amenazada, prohibe la inmigración de judíos. Por consiguiente, la inmigración sólo tiene sentido cuando su base es nuestra soberanía garantizada” (pág. 111). “La "Society of Jewish" entablará negociaciones con las autoridades supremas del país y con el protectorado de las potencias europeas y norteamericana”. ¿Palestina o Argentina? "¿A cuál de las dos hay que dar preferencia? La "Society" tomará lo que se le dé y hacia lo que se incline la opinión general del pueblo judío”. "La "Society" averiguará ambas cosas (dice Teodoro Herzl), para continuar, insinuando su preferencia", y agrega: “La Argentina, por naturaleza, es uno de los países más ricos de la tierra, de inmensa superficie, población escasa y clima templado”. “La Argentina tendría el mayor interés en cedernos una porción de tierra” (pág. 112) y luego aclara Teodoro Herzl: “Palestina es nuestra inolvidable patria histórica... La "Jewish Company Colonization Association" está concebida, en parte, según el modelo de las grandes compañías de colonización. Será fundada como compañía por acciones, con carácter de ente jurídico, de acuerdo a las leyes inglesas y bajo la


protección de Inglaterra. Tendrá su asiento central en Londres... Diré que necesitamos 1.000 millones de marcos..." (op.cit., pág. 115). “La compra de tierras: ... “La tierra cedida a la "Society of Jewish", de acuerdo con el Derecho Internacional, ha de ser adquirida, naturalmente, según las normas del derecho privado... Ella asegurará para sí las tierras necesarias por medio de la compra centralizada. Se tratará principalmente de la adquisición de dominios pertenecientes a las actuales autoridades supremas del país” (pág. 116). En la página 126 dice Teodoro Herzl, verdaderamente, es decir, dialécticamente, cuál sería el aspecto de la lucha por la emancipación del territorio que conquistar: "...Las posesiones abandonadas por los judíos harán posible las ascensión de la Masa

a la felicidad... La Revolución Francesa mostró en pequeña escala algo parecido a lo que va a suceder, pero para ello tuvo que correr a torrentes la sangre bajo las guillotinas, en todas las provincias de la nación. Invalidó derechos adquiridos y heredados y con ello se enriquecieron solamente los astutos compradores de bienes del Estado”. Analizando el plan del profeta judío Teodoro Herzl, vemos lo siguiente: 1º Que la “Society of Jewish” es en realidad la representación legal internacional de todos los judíos del mundo. Que centraliza toda la autoridad y la facultad de un gobierno ambulante que busca un territorio donde asentar su pueblo, que es el Sionismo Mundial, que en sí constituye el Estado Judío, según su fundador Dr. Herzl.

Al día siguiente del Primer Congreso Sionista, Herzl apuntó en su diario: “Si he de resumir los resultados del Congreso de Basilea en pocas palabras —que me guardaré de decir en público— diría lo siguiente: en Basilea fundé el Estado Judío. Si yo lo dijera en público, todo el mundo se reiría de mí. Quizá dentro de cinco años, pero seguramente dentro de cincuenta, todos me darán la razón. El Estado se fundamenta esencialmente en la voluntad de estado del pueblo. El territorio es tan sólo la base concreta.; el Estado, aun cuando posea un territorio, es algo abstracto... Fundé, pues, en Basilea, esa cosa abstracta, invisible, por tanto, para la mayoría” (pág. 49). “Lo que la "Society of Jewish" ha preparado científica y políticamente, la Jewish Company lo ejecuta...” dice el autor en la pág. 110.

Pendragón - 15


Por lo expuesto queda fehacientemente probado que ambas Sociedades representan al gestor o gobierno que busca la tierra donde constituir o asentar a su pueblo, que es el Sionismo mundial. Su instalación, entonces, dentro del territorio nacional significa: La constitución de un estado dentro de otro estado y que su finalidad inmediata o mediata es la de obtener su independencia como estado judío, con el apoyo y la presión de las potencias y organizaciones internacionales. 2º Que al preparar su Plan tomó con clara y expresa determinación la creación de dos estados judíos, uno en Palestina y otro en la Argentina. Para destacar su preferencia en el orden de prioridad, Teodoro Herzl describió en primer término a la Argentina, destacándola como “La tierra más rica del mundo” y, en segundo término a Palestina, como “La patria histórica”. Sobre esto León Pinsker, en su libro "Historia y destino de los judíos", pág. 399, dice: ... “...que el barón Mauricio de Hirsch había mandado comprar tierras en la Argentina” y que en 1881 ya habían emigrado 7.000 judíos. Arieh León Kuvoby —embajador de Israel en la Argentina—, en un discurso pronunciado el 28 de mayo de 1955 en la V Convención del Comité Sefardí de la Argentina, dice: “La comunidad Sefardí en la Argentina es la más numerosa del mundo: se cuenta en 75.000" "... Tienen las condiciones requeridas para poder y deber ponerse a la cabeza de las Comunidades... Que podían consagrarse a las cosas públicas... He dicho poder y deber porque el que puede, debe”. “Nuestra concepción del mundo nos indica que el poder nos ha sido

16 - Pendragón

dado para cumplir con nuestro deber y para encontrar satisfacción en la realización de ese deber”. Para precisar a qué “deber” y a qué “poder” se refiere, agrega: “Y todos tenemos un juez incorruptible: al sentimiento, al que ya me he referido varias veces, a la opinión pública judía y a la historia judía” (por eso al presidente Frondizi no le afectó que el pueblo argentino lo repudiase, pues no era la opinión judía). Si a esto agregamos lo que nos informa Ana C. Schlesinger, en su libro "1.000 preguntas y respuestas del judaísmo", año 1954, página 14, donde dice: “Cuántos judíos viven en Sudamérica?” y contesta: “Aproximadamente 700.000 judíos, de los cuales 400.000 viven en la Argentina, 125.000 en Brasil, 40.000 en Uruguay y 30.000’ en Chile”. Se transcribe aquí otra información que pone de manifiesto de por sí la gravedad que encierra esta información y cuyo texto dice: "Población Judía" “La República Argentina, resulta actualmente el segundo país del mundo en cuanto a densidad de población judía se refiere y solamente superada por los Estados Unidos de Norteamérica”. Es necesario destacar que la propia nación judía, Israel, no tiene dentro de sus fronteras la población judía que tenemos nosotros y que alcanzaba en junio de 1960 a casi tres millones de personas. “Asimilación al medio: No hay asimilación al medio... Existe sí, un divorcio absoluto para con nuestra tradición, para con nuestra historia y para las ansias argentinas de un futuro mejor, frenadas por lo antinacional y lo anticristiano”. La razón está en que, los judíos considerándose superiores, se negaron desde el principio de sus peregrinaciones a mezclarse

con los autóctonos. “Convencido de que su superioridad sobre los demás nacionales, el pueblo judío quiso ser una Potencia”. Así dice el judío Bernard Lazare en "L’Antisemitisme", pág. 186/187. Terror o lucha política sionista. Manifiesta el actual Primer Ministro de Israel, en un folleto de S. Aharonovich, intitulado "Ladrones en la noche a la luz del día", pág. 31: “Lucha política sionista significa: Inmigración, siempre y en todas las circunstancias y condiciones; Colonizacion, por medio de todos los esfuerzos y con la máxima capacidad; Educación del pueblo: y su movilización por la autorredención; ganar la opinión pública, en favor de la solución sionista, la opinión de los gobernantes, dirigentes obreros, de los partidos políticos, de congregaciones religiosas, de toda clase de organizaciones y del periodismo; combatir las discriminaciones y la limitación de nuestros derechos, resistirlas en carácter de comunidad organizada, consciente de su voluntad, de su objetivo y de su potencialidad determinada contra los detractores, los enemigos y opresores; combate razonado, responsable, planeado y meditado y con la firme determinación de defenderse y ofrecer combate. Todo esto está compendiado en nuestra lucha política". Con esto se pone en evidencia que las palabras del embajador judío en la Argentina, incitando a las huestes judías a tomar el poder, no son efímeras ni ilusorias. En efecto, lo tomaron en 1958.


En la pág. 144 del libro Páginas escogidas, Krebs expresa: “...Que pueden surgir Estados nuevos? Lo sabemos, lo vemos... Las Colonias (judías) se declaran independientes de la metrópoli... Los Vasallos se emancipan del Soberano; territorios recién descubiertos se constituyen en estados independientes...” “Es cierto que el Estado Judío está concebido como una creación completamente original, en un territorio que no ha sido todavía destinado para tal fin... Pero no son las existencias de tierras las que constituyen el estado sino los hombres unidos por la soberanía”. De aquí las manifestaciones de Herzl; de aquí la acción del Sionismo; de aquí la inmigración en masa y la formación de la “Confederación de Provincias Patagónicas” que abarca toda la extensión de la Cordillera de los Andes; de aquí el paralelo 42, las concesiones petrolíferas, la radicación de capitales foráneos, etc. En la misma página, destaca: “Existe, por ejemplo, una Soberanía sin fundamento material (territorio), la más respetada del Mundo: La Soberanía del Papa”. (Por eso la creación del Sionismo como organismo mundial, en cuyo seno fue reconocida una representación llamada Comité.) Esto lo planificó Herzl en 1896. En 1914-1918 se produce la guerra mundial y en el Acuerdo de Versailles nace la primera organización mundial: la "Sociedad de Las Naciones", que en sí constituye el ensayo del Gobierno Universal, meta del Judaísmo Internacional, de la Masonería y del Comunismo.

Esto origina la elevación internacional de la Posición judía. En 1939-1945, la segunda guerra mundial dio origen a la Organización de las "Naciones Unidas" (ONU), en reemplazo de la Sociedad de las Naciones. En ambas Organizaciones fueron numerosos los judíos intervinientes, y sus resoluciones han sido impuestas de acuerdo a las conveniencias judías. Hoy vemos que todos los países del mundo supeditan hasta las cuestiones más insignificantes a las decisiones de organismos internacionales, regidos por judíos, quienes tratan de centralizar todas las actividades económicas, políticas, sociales, educacionales, militares, etcétera. “En las Ciencias Políticas tiene actualmente general aceptación la Teoría de la necesidad fundada en la razón. Esta Teoría es suficiente para justificar el origen del Estado y no puede ser refutada históricamente como la Teoría del Contrato” (se refiere al “Contrato Social” de J. J. Rousseau) (op. cit., pág. 144). El territorio de Israel no cubre las necesidades judías y con este pretexto ellos se adjudican el derecho a apoderarse de otro territorio para agrupar a su colectividad mundial, que llegaría actualmente a algo más de 20 millones de individuos. “En lo que concierne al surgimiento del Estado Judío, dice Herzl, me apoyo absolutamente en la Teoría de la necesidad fundada en la razón” y agrega: “Pero en esta Teoría se elude la Cuestión del Estado”. “Resulta imprescindible una razón legítima”. Si esa “razón legítima” a que hace referencia no existiera, se hace necesario crearla, y para crearla nada mejor que la agitación de las masas, a cuya obtención sólo se podrá llegar provocando el caos, acrecentando la miseria, corrompiendo en forma de-

liberada y constante, juntamente con la negación de todos los derechos soberanos de la Nación. Esta acción provoca en las Provincias el deseo de independizarse del Gobierno Central corrupto y dictatorial. Sucintamente, ésta es la política adoptada por nuestro actual Gobierno. Cabe ahora preguntarse, por qué y para qué nació la idea de la creación de la “Confederación de Provincias Patagónicas”. Reflexionemos también sobre la situación del Gobierno central con respecto a las provincias en materia política y económica, y si las disidencias que se han producido y siguen produciéndose no son provocada y si ello no podría constituir la invocada “razón legítima”. Se están dando las condiciones para que una circunstancial "Confederación de Provincias", basada en esa “razón legítima” (provocada) rompa con el Gobierno central, declare su independencia y pida su reconocimiento a las Organizaciones Mundiales (O.E.A. y O.N.U.) y a las grandes potencias, EE.UU., Rusia, Inglaterra, Francia y conociendo que tanto esas organizaciones mundiales como las grandes potencias están regidas, directa o indirectamente por Judíos, es de presumir que el reconocimiento se otorgaría “ipso facto”. En tal caso cabe preguntarse si podría el Gobierno central -aún en el caso de ser ejercido por argentinos patriotas- intervenir con sus fuerzas para reprimir a esas provincias rebeldes. Evidentemente, NO; pues si lo intentara no haría otra cosa que invadir los territorios de una nación recientemente creada y reconocida por países y organismos mundiales.

Pendragón - 17


Si tal ocurriera, daría lugar a que esas Organizaciones Mundiales concurrieran con fuerzas armadas en auxilio de la Nueva Nación, en uso de las facultades que les han sido conferidas y ya con muchos precedentes (casos de Corea, el Congo, canal de Suez e incluso la sanción aplicada por la O.E.A. a la República Dominicana). Entonces, de una u otra manera, la Argentina sería sometida y obligada a la pérdida de la región más rica de su territorio o, en su defecto, a la pérdida total de su soberanía. En esto consiste realmente el Plan y lo que está pasando en nuestro país no es otra cosa que el Plan puesto en práctica, y actualmente, en pleno desarrollo y evolución. La mayoría de los argentinos ignoran esta conspiración, pero hay otros que conscientemente la apoyan. Muy duros tendremos que ser con ellos. Tienen estrecha relación con el Plan la totalidad de las concesiones territoriales de petróleo, estratégicamente ubicadas; las ventas de grandes extensiones del territorio andino de un extremo al otro del territorio patrio; la radicación indiscrecional de capitales internacionales judíos, sin ajustarse a las mínimas prescripciones legales existentes, con la única excusa de ganar tiempo para el desarrollo de la Nación; la exaltación de todo lo extranjero y la inferiorización y el desprecio por todo lo argentino; etcétera. Otra de las cosas que está íntimamente ligada al Plan es la liberación de impuestos al sur del Paralelo 42, creando una situación de privilegio para esa zona y

18 - Pendragón

encendiendo un antagonismo, ya manifiesto, con el resto del país. Actualmente sufrimos el sometimiento total de nuestra economía y de la soberanía nacional al capitalismo y política judía internacional (muy significativo es el caso del secuestro de Eichmann). Refiriéndose Herzl a esa “razón legítima” para la ruptura de relaciones o vínculos de dependencia con el Gobierno Central y la creación justificada de un Nuevo Estado, dice: “Creo que esta razón legítima puede ser encontrada en la “negotiorum gestio”, para lo cual hay que considerar el conjunto de los ciudadanos sin discriminación (dominus negotiorum) y al Gobierno como “gestor” . . Los romanos, gracias a su maravillosa conciencia del derecho, crearon la “negotiorum gestio”, una preciosa obra maestra”. El fundamento legal de la “razón legítima” estaría entonces sustentado jurídicamente en la mencionada ley romana. “Cuando peligran los bienes de una persona que no puede cuidar de ellos por sí misma, cualquiera tiene el derecho de intervenir para salvarlos”. Esto no es sino un fiel reflejo de la Doctrina de Monroe (2-XII-1923) que constituye el fundamento de la política de expansión imperialista de los Estados Unidos de Norteamérica, tendiente al sometimiento de todos los países latinoamericanos. Lo confirma lo expresado por el presidente Coolidge, en Nueva York, en su discurso del 23 de abril de 1927:

“Las personas y las propiedades de los ciudadanos norteamericanos forman parte del dominio general de la Nación, aun cuando se encuentren en el extranjero. Los gobiernos que se respetan tienen la clara obligación de proteger la persona y la propiedad de SUS Ciudadanos, donde quiera que fuese”. A la misma doctrina se refiere Nicholas John Spyckman en la pág. 74 de su libro Estados Unidos frente al mundo: “El poderoso se alza con lo que puede y el débil cede lo que tiene que ceder”. Haya de la Torre, en su libro "Teoría y táctica del Aprismo", pág. 11, refiriéndose a la Doctrina Monroe dice: “Con el transcurso del tiempo ha devenido no solamente una doctrina nacionalista de los Estados Unidos, sino una doctrina imperialista de su clase dominante”. No ignoramos que la clase dominante en los Estados Unidos es la capitalista judía. Con esto queda probado cuáles son los instrumentos legales que los judíos van a esgrimir y las complicidades internacionales a que van a recurrir para justificar el despojo del territorio y patrimonio argentinos. Es de hacer notar que esto no es un descubrimiento reciente; por el contrario es un hecho conocido por los hombres de gobierno desde larga data. Ya en 1936, en la Conferencia Panamericana realizada en Buenos Aires, el entonces ministro de Relaciones Exteriores de la República Argentina, refiriéndose a la Doctrina Monroe la calificó de “Trampa para Incautos”, agregando: "...es nada menos que el instrumento por medio del cual los Estados Unidos esperaban extender su poder e influencia sobre las demás naciones del hemisferio”.


Herzl, en la enumeración de su Plan, dice: “El gestor no actúa por encargo de nadie. La orden le viene dictada por una necesidad superior. En calidad de tal se entera de la emergencia que exige la intervención..." “El Estado nace como resultado de la lucha de un pueblo por su existencia. En estas luchas no es posible hacer largas tramitaciones para recibir determinada orden... El gestor toma el mando y se pone a la cabeza”. “El gestor del Estado está suficientemente autorizado cuando la “cosa pública” está en peligro y el “dominus” se halla incapacitado para obrar por sí mismo". De un simple análisis de estos últimos párrafos del “plan” surgen claramente las intenciones y se vislumbran las trampas preparadas. Planteemos tres interrogantes: 1º ¿Quién es actualmente el “gestor” de las radicaciones de grandes capitales judíos en la Argentina? — Evidentemente, Estados Unidos de Norteamérica. 2º ¿Quién o quiénes serían el o los “gestores” del pueblo judío que velen por la vida e intereses de la colectividad judía radicada en la Argentina? — El Presidente del Sionismo Mundial y Presidente del Congreso Mundial Judío (Basilea, Londres y Nueva York). Actualmente el Sr. Naum Goldman, quien visitó Buenos Aires el 21 de marzo de 1960, procedente de los Estados Unidos. 3º ¿Cuándo podrían considerar dichos “gestores” que las vidas e intereses de su colectividad están en peligro, debiendo auxiliarlos con sus fuerzas?

Pendragón - 19


— Dos son las circunstancias porque dobles son las vías que utilizan siempre para el logro de sus designios (“estamos en la cumbre del ‘Comunismo’ y en la cumbre del ‘Capitalismo’ “, dice Teodoro Herzl en Páginas escogidas, pág. 105). a) Cuando deban intervenir en defensa de la soberanía de ANDINIA, al declarar su independencia ("negotiorum gestio" y "Doctrina Monroe"). b) La otra “razón legítima” surgiría del estallido en la Argentina de una revolución comunista y el gobierno argentino se muestre impotente para salvaguardar las “vidas e intereses” de esa colectividad. La intervención encontraría también justificativo en los sabotajes y matanzas generalizadas, realizadas por elementos revolucionarios “irresponsables”. Estas son las circunstancias previstas como la “razón legítima”, que dará lugar a la intervención de fuerzas armadas internacionales en nuestro territorio y que el actual gobierno argentino, solapadamente, va preparando en forma acelerada. Por un lado somete al país a la total hegemonía norteamericana, y por el otro facilita el copamiento comunista en todo el territorio argentino. Los antecedentes documentales son numerosos y están al alcance de quien quiera consultarlos. A fin de no prolongar excesivamente el presente escrito no se han transcripto importantes declaraciones y páginas significativas, pero con los elementos aportados quedan en evidencia todos los detalles del Plan. El plan de acción para contrarrestar las funestas intenciones de los

20 - Pendragón

enemigos de nuestra Patria y ávidos codiciadores de nuestro Patrimonio, material y espiritual es un ineludible deber de todo argentino. Las condiciones para la consumación de este siniestro plan están dadas. El país se debate entre la apretura económica de sus clases baja y media y la holgura de las clases pudientes, detentadoras de la suma de los medios económicos y con las grandes empresas, monopolizadoras de todas las expresiones de la economía, en manos del capital internacional judío. En cualquier momento, incluso disfrazado de movimiento liberador, el judaísmo, que podría contar hasta con la indignación y el dolor del pueblo argentino pauperizado, puede concretar sus planes, sumiendo al país en el comunismo, como primer paso. Las Fuerzas Armadas, consumidas, anarquizadas y sujetas al vaivén de la inescrupulosa política confusionista del actual gobierno, serían impotentes para contrarrestar la acción de elementos numerosos, perfectamente pertrechados y con una meta definida y un camino trazado. Los medios para concretar sus planes serían: Revolución interna, guerra con países vecinos y, si esto no fuese suficiente, la Guerra Mundial. El éxito de nuestro plan defensivo depende de la fe en Dios, el patriotismo, la abnegación y la determinación con que se encare. Si flaqueamos, todo se habrá perdido y seremos, los hombres de la actual generación, los únicos responsables ante Dios, ante nuestros hijos, ante la Historia y ante la Patria sometida. FIN

Notas: 1) Este libro se terminó de imprimir en la primera quincena de mayo de 1977 en los talleres de Ronaldo J. Pellegrini, Impresiones, San Blas 4027, Buenos Aires, Rep. Argentina. 2) Alexis López Tapia, director de Revista Pendragón y Presidente del Movimiento Socialista Nacional, Patria Nueva Sociedad, desea expresar que todo lo expuesto no presupone ni implica una actitud antijudía y mucho menos antisemita. Como queda de manifiesto en el propio texto, el antijudaísmo y en general, el llamado antisemitismo, han sido herramientas históricamente utilizadas por el Sionismo para desarrollar sus planes. Por lo anterior, el autor sostiene que el uso de estas categorías como "banderas de lucha" política, representan una abierta colaboración con el Sionismo, ya que de ellas se nutre para justificar la solicitud de "protección" y medidas "antidiscriminatorias" Por lo anterior, el autor repudia a quienes, en forma inconsciente y ciega, se transforman en aliados de los objetivos del Sionismo, otorgándole argumentos y justificaciones basadas en la existencia de grupos y organizaciones "antijudías" o "antisemitas", como paso previo a la instauración de medidas represivas y la catalización de sus planes. Debe comprenderse de una vez por todas, que el Sionismo no representa a la totalidad de los judíos del mundo, la mayor parte de los cuales son ciegos instrumentos de una cúpula que detenta el verdadero Poder Mundial.

Andinia hacia una Profecia Autocumplida  

Alexis Lopez Tapia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you