Page 1

LA VELOCIDAD DE LA DESTRUCCIÓN MEMORIA DE INVESTIGACIÓN

Pau Garcia Sanchez

1


Iniciaci贸n al Proyecto Final Elisava Escola Superior de Disseny Tutores: Rober Pallas y Raquel Pelta 19 marzo 2011


David Lyle ”This ends here”, 2003, Óleo sobre panel

AGRADECIMIENTOS

A mis padres por haber hecho posible que pueda investigar los horizontes que deseo pese a todo el esfuerzo que conlleva, a mi hermano por haberme dado tantas collejas como carcajadas, a mi hermana por ampliar los horizontes fronterizos de mi família. A mis gafas por hacer posible ver mas allá de tres metros. A mis profesores Raquel y Rober por hacer de padre y madre de un proyecto que poco a poco va cogiendo forma. A Alexandra por pensar como aplicaría este proyecto para hacer el mal. A Chus por sus palmaditas en la espalda y sus incrédulas miradas cada vez que le decía que aún no tenía tema. A Mònica por hacerme pensar constantemente. A Pol Pérez por mostrarme como fue su camino hacía el proyecto. A los taburetes de la aula 312 de Elisava por su increíble incomodidad capaz de imposibilitar cualquier intento de reposo momentáneo durante las correcciones. A Valentín Roma por su contagioso espíritu crítico. A mis compañeros de clase por hacerme entender que el mundo es un sitio despiadado y cuando llegas último eres el último en corregir. A Lernert and Sander por hacerme nacer esa pasión por la comunicación audiovisual. Finalmente quiero dar las gracias a esta hoja de papel por sacrificarse para que yo pueda agradecer a todo el mundo lo que le corresponde.


ÍNDICE 05 > INTRODUCCIÓN 07 > I. DESTRUCCIÓN, TIEMPO Y VELOCIDAD 09 > II. LA DESTRUCCIÓN FRENTE LA CONSTRUCCIÓN 11 > III. LA DESTRUCCIÓN Y EL ARTE 12 > PROYECTO 12 > CLIENTE 12 > PÚBLICO OBJETIVO 13 > BRIEFING 15 > CONCLUSIONES 16 > BIBLIOGRAFÍA 17 > ANEXO

4


Alexander Augusteijn, 2009 (Bullet Shots)

INTRODUCCIÓN Este año el proyecto final de estudios de Elisava tiene como tema la velocidad. Velocidad f.: Relación entre el espacio recorrido y el tiempo empleado en recorrerlo. (Diccionario VOX de la lengua española) Fue Galileo Galilei quien llego al concepto de velocidad genérica tal y como lo entendemos hoy, dividió la distancia en unidades de tiempo en vez de espacio consiguiendo así una variación distinta a la división por unidades espaciales. Desde entonces el uso de de la velocidad ha sido herramienta fundamental en Física, Filosofía y muchas ciencias sociales. En el siglo XX y XXI, la sociedad occidental ha vivido a un ritmo en constante aceleración, ese ritmo de vida ha sido alterado básicamente por factores como la velocidad de información, de formación y de producción, factores producto de una evolución tecnológica que no ha ido a la par que la cultural. Fueron las fábricas y sus sistemas de producción seriada quienes introdujeron en la etapa industrial un fenómeno de uso del tiempo que obligó a toda una generación de obreros a desechar su idea del tiempo como día/noche y ponerse un reloj en la muñeca, paradójicamente es en este contexto en que las maquinas empiezan a ahorrar trabajo al hombre es cuando el hombre empieza a trabajar más, fue esa seriación de las fábricas, ese transportar la velocidad

en la producción como factor económico imperante que creó la idea de un sistema donde el tiempo es dinero y todo el mundo debe luchar para ser rico. La mayoría de escuelas y universidades nos venden esta misma idea desde pequeños, tenemos que trabajar, esforzarnos siempre al máximo, repetir siempre se ha visto como un fracaso, y cada decisión a la hora de escoger una carrera parece ser de vital importancia para tu futuro. Es también este momento donde el estado red emerge en todas las casas de esta sociedad post-industrial, la implementación de Internet en el día a día de la sociedad supone la destrucción de arquetipos básicos y el libre acceso a todo un nuevo universo de información y herramientas. Lógicamente esto conlleva cambios sociales importantes en la comunicación y los nuevos modelos de producción, las distancias desaparecen y los discursos dejan de ser unilaterales, Internet da la posibilidad de una contestación, de un feedback al instante. La crisis actual ha demostrado el fracaso de un modelo de sistema capitalista que nos atrapa en un constante loop acelerado de crisis y recuperaciones, a la vez muchas 5


democracias se descubren como no tan democráticas defendiendo unos sistemas de corrupción bancaria que contradice todos los intereses del ciudadano a quienes representa. La velocidad podemos decir que se presenta en situaciones muy diferentes todas influyentes en la forma en que vivimos y los procesos de desarrollo de nuestra propia historia, una de estas formas es la de la destrucción. Destrucción f.: Ruina, asolamiento, pérdida casi irreparable. Puede ser inducida por un agente externo o interno al mismo objeto destruido y de forma instantánea (veloz) o muy lentamente.(Diccionario VOX de la lengua española) “La destrucción” tal y como la entendemos es una de las acciones con una velocidad de realización mas alta, el hecho de que su antagónico literal “el construir” sea una acción mayormente lenta solo enfatiza esa velocidad. Hay un extraño placer en ver derrumbarse un edificio, en romper un papel por la mitad o en explotar un globo, son actos que duran a veces menos de un segundo pero sin embargo al ser tan efímeros, te hacen recorrer mas en menos tiempo, podemos decir que son actos de velocidad y crean instantes de alta intensidad.

unos cuantos referentes audiovisuales de diferentes artistas que han tratado el mismo tema después de ese apartado se entra a explicar el proyecto, el cliente, el público objetivo y todo lo referente al briefing de diseño para finalizar con las conclusiones de la investigación, la bibliografía y un anexo.

La investigación para el proyecto final se ha centrado en el estudio de estos instantes en los que la velocidad y la destrucción aparecen vinculados. El tema de la destrucción me interesa personalmente por el momento coyuntural en el que nos encontramos, un momento donde se han ocupado en gran medida la mayor parte de los espacios tanto físicos como mentales que forman nuestro entorno y en mi opinión es importante encontrar la forma de ser capaces de destruir los que no interesan para poder seguir construyendo de nuevos. Tras la investigación realizada y como se indica en las conclusiones, mi proyecto final consistirá en la realización de un kit de objetos de destrucción y una pieza audiovisual con su uso. La metodología de investigación que he empleado ha sido de investigación bibliográfica y documental, a través de un seguido de libros y artículos que he conocido gracias a Raquel Pelta, Rober Pallas y Valentín Roma y he podido consultar en la Biblioteca de Elisava y en diversos blogs y portales de Internet. Esta memoria de investigación se divide en tres capítulos iniciales de investigación y reflexión sobre diferentes ámbitos del tema, seguidamente se analizan

6

Anónimo, 2001, NY


I.DESTRUCCIÓN, TIEMPO Y VELOCIDAD

1984 Experimento de la NASA, California

“La velocidad destruye, esto se nos plantea como una suerte de paradoja vinculante donde se combinan el progreso y la catástrofe” Eduardo Febbro

Como ya he comentado en la introducción la destrucción esta profundamente vinculada a la velocidad, cualquier manifestación de velocidad en un objeto implica un movimiento en el espacio y la consecuente destrucción de su estado natural, el reposo, bajo estas premisas entendemos que velocidad implica destrucción, pero también funciona a la inversa, cualquier acto de destrucción implica una velocidad cualquier proceso destructivo puede ocupar un largo espacio temporal, por ejemplo el movimiento de placas continentales o por lo contrario puede ocupar espacios de tiempo muy cortos, una bomba nuclear explotando en una fracción de segundo, en ambos casos se esta dando un proceso destructivo, pero las consecuencias son totalmente diferentes debido al cambio de velocidad. La velocidad actúa en muchas ocasiones como termómetro de la intensidad de destrucción. A escala humana todos estos procesos adquieren un simbolismo y unos valores diferenciales, pues los seres humanos al ser conscientes de su propia muerte (o destrucción) asimilan los procesos de destrucción como algo propio. Cualquier proceso de destrucción mas acelerado de lo normal se vera como

catastrófico para la sociedad, en cambio vemos como procesos de cambio mas lentos pueden tener efectos paradójicamente positivos. Entendemos que todo cambio tiene como consecuencia cierto grado de destrucción y es la naturaleza quién se presenta como el mejor de los ejemplos ya que persiste en una constante aunque lenta a nuestro parecer transformación destructiva. Este cambio en la naturaleza viene de la mano del tiempo, toda materia incluso esa que consideramos inmóvil la supera una lenta ola de destrucción. Entendemos entonces la erosión del tiempo no como un simple forma de destrucción sino como un proceso de barniz, un proceso que aporta unos valores y unas formas totalmente nuevas al objeto de la erosión. El tiempo mediante la velocidad de sus factores es capaz de erosionar cualquier materia, y es aquí donde Aldo Pellegrini habla de la conexión entre la destrucción y la belleza, “¿En que medida el arte antiguo nos seduce por el hecho de que conservamos de él tan sólo ruinas?”¹ Sin duda la pátina del tiempo le otorga a todo un valor no mesurable por los habituales cánones de belleza, lo antiguo se transforma en bello, ¹Aldo Pellegrini 1967 “Fundamentos para una estética de la destrucción”

7


por el simple hecho de serlo. Vemos como un proceso aparentemente negativo para un objeto como el paso del tiempo, actúa de forma reversible, hoy en día hemos creado mecanismos de envejecimiento acelerado, somos capaces de alterar la velocidad del tiempo para conseguir el efecto hablado, es la velocidad de destrucción en este caso una forma de aportar mas valor a un objeto. El tiempo también actúa de otras maneras sobre las formas, no solo como embellecedor sino como juez y destructor, “destruye la obra de los mediocres así como los mediocres tienden a destruir la obra de los verdaderos creadores y a la vez hace de gran crítico: terrible e implacable, aniquila lo que no tiene valor y saca de la oscuridad lo que realmente vale.” ¹. Es el tiempo quién nos da la distancia para juzgar que fenómenos y actuaciones son las dignas de recordar, pues el olvido no es mas que otra forma de destrucción, si no olvidásemos el peso de la información nos mataría, todo nos parecería una versión de otra cosa, el olvido como método de destrucción sirve de decálogo de intensidades, en este campo la velocidad vuelve a ser de vital importancia, pues dependiendo del grado de velocidad en que recibamos los inputs los recordaremos de una forma o otra, la velocidad en que entendemos las cosas interviene directamente en como las vamos a recordar, la sobresaturación de información en la que vivimos actualmente puede ocasionar en muchas ocasiones una desinformación. Como expone Paul Virilio en varios de sus tratados se puede afirmar que solo un accidente permite resetear los hábitos y leyes humanas, entendemos un accidente como una choque entre diferentes factores, donde la velocidad de estos es un valor decisivo en el resultado final del accidente en cuestión. Otro aspecto importante de la velocidad de destrucción es la división que se genera entre los procesos de destrucción de alta velocidad y los de baja velocidad, es muy importante constatar que la división entre estas dos tipologías de procesos es referente a la forma que el ser humano tiene de entender el paso del tiempo, es así que los procesos naturales de destrucción se nos presentan la mayoría de las veces como procesos de muy largo recorrido donde el ser humano es muchas veces incapaz de llegar a entender la magnitud y el resultado final de los mismos, esa es la razón por la que cuando un proceso natural es muy acelerado el ser humano lo entienda como una amenaza hostil, la idea de que hay procesos de destrucción externos al ser humano que escapan a cualquier herramienta de control nos proyecta como criaturas muy precarias. Los procesos 8

REUTERS, 2011 Grimsvötn

¹Aldo Pellegrini 1967 “Fundamentos para una estética de la destrucción”


Dylan McCord, REUTERS, 2011 Pacifico

II. LA DESTRUCCIÓN FRENTE LA CONSTRUCCIÓN “Toda estructura o construcción eventualmente es destruida, y eventualmente es porque algo mejor le debe preceder.” Samuel Gonzalez

Probablemente las únicas fuerzas tan profundas y extensas como las de la destrucción son las leyes de la construcción y es que no existe ningún proceso destructivo sin un previo proceso constructivo, podemos decir pues que son mecanismos asociados, incluso podríamos decir que forman parte de un mismo proceso donde construir es la primera etapa y destruir es la última, la velocidad en la que pase de una etapa a la otra sera el valor que definirá la naturaleza de la metamorfosis. Toda destrucción al actuar libera una ingente cantidad de energía y es por ese efecto dinámico que se crea en contrapunto las bases de toda futura creación, de esta forma vemos enlazado un círculo donde no solo es necesario construir para destruir sino que también es necesario destruir para volver a construir. Es importante para comprender bien la destrucción el diferenciar los agentes que intervienen en la destrucción, sobre todo los que la manejan, dependiendo de estos variará enormemente su forma de manifestarse y la velocidad propia en que

resultaran, en este caso nos encontramos con una gran división: la naturaleza y los humanos. Lo que la naturaleza destruye lleva implícito en el total de sus actuaciones un profundo sentido de creación. Los cataclismos mas salvajes que han existido no son más que la respuesta de la naturaleza por una propia necesidad, el que estas necesidades sean totalmente diferentes y antagónicas en muchas ocasiones a las de los hombres es lo que hace que dotemos a esos procesos de destrucción de un carácter negativo. En el caso de la destrucción llevada por el hombre es diferente, entran aquí dos factores que la naturaleza ignora por completo: La destrucción sin sentido es decir destruir por destruir y la destrucción inducida por odio. El odio es un sentimiento especifico del hombre no solo se opone a la naturaleza “per se” sino a la propia naturaleza humana. Es con estas categorías de destrucción que el ser humano se ha convertido en una fuerza de destrucción mucho mayor y mucho más veloz que la propia naturaleza, cobran sentido ahora palabras de Thomas Hobbes al decir que “el hombre es un lobo para el hombre” y para la propia naturaleza podríamos añadir.

9


Hoy el hombre posee un verdadero poder de destrucción, aún así la idea de destrucción sigue siendo tabú, pues siendo el hombre materia destruible la idea de la propia destrucción condiciona una reflexión de horror en torno a la palabra. Es por eso que muchas corrientes artísticas tales como el cubismo o el futurismo han intentado dignificar el concepto de destrucción, no asociarlo equivocadamente con la aniquilación de una materia sino como la transformación de la misma, entender que la destrucción fluctúa bajo una velocidad en la misma linea que la construcción. La destrucción es un impulso innato en el hombre. Desde niños que intuimos ese instinto de la destrucción en su idea mas elemental; un niño es capaz de destruir objetos simplemente para pode afirmarse a sí mismo sobre el objeto y no solo por eso sino para llegar a conocerlos, de la misma forma que el forense destruye el cuerpo de un ser para conocer bien su estructura y un científico destruye y divide las materias para conocer su composición final. En este fenómeno nos encontramos que los objetos se rompen siguiendo unas leyes propias de la materia que los compone, leyes que pueden ser invisibles a ojos de los hombres, la destrucción de tales no hace mas que revelar el secreto de la estructura esencial de cada materia, al construir cosas el hombre utiliza materiales prefabricados, y al destruir consigue hacer subordinar las leyes secretas de ese material, por eso podemos decir que todo acto de destrucción tiene también un sentido al delatar la desnudez total de la materia y su mejor comprensión. La velocidad es un agente directo en cualquier proceso de construcción, se necesita seguir unos determinados espacios de tiempo, con unas velocidades constantes para que un proceso constructivo se sostenga, en la realidad actual se relacionan todos los procesos constructivos con procesos productivos y por lo tanto están sujetos a una intención de beneficios, es por esto que las velocidades están determinadas en los procesos productivas por una parte por la lentitud física o tecnológica de algunos procesos y por otra parte por la apremiante necesidad de maximizar los beneficios, es en la suma de estos dos factores que se generan las velocidades de construcción y producción.

10

Anónimo, 2007, USA


Katja Gruijters,”Food sculpture”, 2006

III.LA DESTRUCCIÓN Y EL ARTE El mundo del arte ha recurrido muchas veces al tema de la destrucción, fueron los futuristas quienes accedieron a esta idea con la justificación que era la única forma de volver a empezar, para poder seguir avanzando hacia adelante debíamos olvidar ese pasado arcaico y enfrentarnos a él y si era necesario destruirlo, utilizaron la destrucción como elemento purificador, a la vez la importancia de la velocidad dentro de ese proceso era vital, pues era la velocidad el paradigma de modernidad para su causa. El Manifiesto Futurista de Marinetti inaugura la etapa futurista y es la fuente de inspiración de otros muchos manifestos posteriores, en él se dan los fundamentos de este movimiento y su relación con la destrucción y la velocidad. Los Futuristas no fueron los únicos en utilizar la velocidad de destrucción como parte de sus discurso Aldo Pellegrini decía “es al artista a quien realmente corresponde descubrir el verdadero sentido de la destrucción, es el artista el que puede realizar un proyecto de destrucción voluntaria y desinteresada cumpliendo primordialmente una función ética”. Para Pellegrini la destrucción que puede realizar un artista dista mucho del acto brutal y sin sentido que puede marcar el odio, cuando el acto de destrucción es realizado por un ser con una velocidad y una intención determinada esta destrucción cobra sentido, es en esta intencionalidad de la destrucción, en el uso de sus diferentes velocidades donde la actividad

destructora del artista adquiere un peculiar contenido estético y junto a este, otro contenido profundamente ético. La misión del artista según Pellegrini la entendemos como el revelar la belleza que existe en todo proceso destructivo al azar, por acción de la naturaleza, acción humana o mecánica y no solo participa de un proceso de revelación sino también de acción pues es el mismo artista que pone a su disposición la velocidad como un camino hacía la destrucción “ Destruir un objeto feo, monstruoso, sin sentido o falso, significa destruir una civilización carcomida y antihumana, o destruir una religión sin vitalidad y castradora, o una moral maniatada y angustiante, o prejuicios culturales petrificados sin movimiento ni velocidad. La destrucción pertenece para el artista al orden supremo de la libertad.”¹

11


PROYECTO Después de ver como tratan algunos artistas este tema he decidido producir como proyecto de final de estudios un kit de destrucción y un audiovisual de uso del mismo. En el kit se dispondrá de un seguido de elementos con la intención de generar un discurso de aspecto conceptual sobre la naturaleza de la destrucción como elemento de construcción.

El proyecto entonces podríamos decir que es un proyecto bípedo pues esta claramente dividido en dos partes que no pueden funcionar por separado, una da el ángulo desde donde ubicar nuestra mirada y la otra la base material sobre la que se dará el juego.

La pieza audiovisual forma parte indispensable del proyecto ya le da movimiento y uso al kit pues es a través del vídeo donde podemos jugar con los aspectos de velocidad, como invertir una destrucción de alta velocidad y convertirla en una de baja velocidad y viceversa.

CLIENTE Este trabajo es un proyecto de autoencargo, detrás del cliente hay una forma de pensar en el diseño como una nueva forma de aportar discursos, como una herramienta no solo para organizar, clasificar, embellecer o aportar valor al contenido, la filosofía del cliente es la de ver el diseño como un conjunto entero tanto en la generación del discurso como en su posterior comunicación con todas las posibilidades que otorga esa forma de proyectar tanto en la adaptación de los medios en los que se comunica como en cambios discursivos que den matices y nuevas oportunidades de exploración.

PÚBLICO OBJETIVO

El público objetivo son artistas, diseñadores y gente con cierta afinidad por las artes y el mundo del diseño de todos los países. La edad es de personas entre 18 y 50 años interesada por el arte contemporáneo, y usuarios comunes de medios digitales tales como blogs de diseño y portales de referencias.

12

Este trabajo lo entiendo como una posibilidad de generar un trabajo de autoencargo que me otorgue la libertad suficiente como para poder experimentar y disfrutar plenamente de cada fase del proceso de diseño.


BRIEFING Teniendo en cuenta el contexto teórico del que se ha hablado hasta este punto, hay que especificar el briefing para determinar el enfoque los objetivos y las restricciones que puede tener el proyecto.

Información Preliminar ¿Qué estamos tratando de lograr con este proyecto? El objetivo de este proyecto es el de motivar la reflexión, este proyecto no intenta convencer a nadie de nada, mas bien proclama una nueva forma de ver el tema tratado a través de una visión personal, este es un proyecto artístico que critica el estigma negativo que contiene la palabra y el simple acto de destrucción. Y dar unas herramientas para llevar a cabo varios procesos destructivo-contructivos. ¿Por qué necesitamos este proyecto? Lo necesitamos en la medida que el ser humano aprende a ser crítico con su entorno y la propia comunicación que utiliza para desenvolverse en él. ¿Por qué lo queremos realizar ahora? El proyecto final de carrera ofrece un asesoramiento por parte de profesionales del ámbito del diseño que nos pueden guiar a la hora de realizar este proyecto. ¿Qué resultados de negocio específicos esperamos obtener de este proyecto de diseño? No hay interés alguno en hacer negocio a partir de este trabajo, es puramente altruista y de experimentación. ¿Para quién estamos diseñando? El público objetivo son artistas, diseñadores y gente con afinidad por las artes y el mundo del diseño. ¿Cual van a ser las fases del proyecto y sus costes? Primero una fase de conceptualización después un posterior guión para la pieza audiovisual y unos esquemas de producción para la parte física, más tarde realización, producción, montaje y postproducción así como una última parte de difusión del proyecto.

Empresa y el mercado ¿Qué medios de comunicacion, soportes, canales utilizaremos para llegar a estos publicos? Se utilizaran como medio de difusión principal blogs de diseño y artes así como revistas de diseño. ¿Quales son los interés del publico objetivo a la hora de vernos, comprarnos y utilizarnos? Es un interés puramente intelectual.

13


Definición del proyecto ¿Como surgió la idea del proyecto? La idea surgió de mi inquietud hacía el arte y el diseño como arma crítica. ¿Como se llama el producto/proyecto? Por el momento: Destruction as constructive weapon. ¿De qué partes consta y como se estructura el proyecto El proyecto consta de dos partes un kit de objetos de destrucción y un audiovisual de uso del mismo.

Atributos del proyecto ¿Si el proyecto a desarrollar fuera una persona como seria fisicamente? Bastante cachondo, irónico y con un espiritu crítico hacia todo. ¿Como hace sentirse al público objetivo parte de nuestro proyecto? Dentro del kit habra una cámara con la que poder fotografíar las acciones que se realicen con él. ¿Qual es en una palabra el concepto clave e inseparable que define la esencia de vuestro proyecto? Construcción.

14


CONCLUSIONES Después de todo este trabajo de investigación en el que hemos abordado la velocidad desde una perspectiva de la destrucción, se han tratado aspectos que rodean el espectro de componentes que forman este concepto y no han permitido observar como la velocidad es un agente de máxima importancia dentro de la idea de destrucción, se ha podido comprender la naturaleza del concepto y como se concibe en su forma más negativa. Se le ha dado la vuelta para ver las formas a otra luz y poder entender un concepto desde otro punto de vista, se ha intentado dejar de ser destructivos con el concepto de destrucción. En cuanto al nuevo enfoque debe ser tomado como un proyecto de clara intención expositiva, no se pretende demostrar una gran verdad, se intentará responder a una nueva realidad de un concepto abstracto como hemos visto que es la destrucción. El desarrollo de este concepto nos da pie a muchas posibilidades, y la formalización del proyecto debería ser capaz de responder a las exigencias de los apartados anteriores. Con este trabajo se pretende dar conciencia de la existencia de otras formas de entender la destrucción, abandonar el paradigma de destrucción como algo aniquilador y negativo y empezar a entenderlo como un mecanismo necesario para la continua construcción de nuestro entorno, y como una herramienta para alimentar el pensamiento crítico.

Lisa Rastl & Will Dorner, 2009 Philadelphia

15


BIBLIOGRAFÍA -Alan Liu 2009 “Thinking Destruction: Creativity, Rational Choice, Emergence, and Destruction Theory.” (Fecha de consulta: 28 de febrero del 2012) http://arcade.stanford.edu/journals/occasion/node/24 -Aldo Pellegrini 1967 “Fundamentos para una estética de la destrucción” -Colaboratorio - Arte y Espacio 2010 Wolf Vostell ¿Constructor o destructor? (Fecha de consulta: 20 de febrero del 2012) http://colaboratorioarte.com/2010/11/30/volf-wostell-%C2%BFconstructor-o-destructor/ -Daniel Birnbaum 1997 ”The art of destruction” Revista Frieze (Fecha de consulta: 18 de febrero del 2012) http://www.frieze.com/issue/article/the_art_of_destruction/) -D.Gamboni 1997 The Destruction of Art: Iconoclasm and Vandalism since the French Revolution, Reaktion Books -Eduardo Febbro 2010 “Siempre se infunde miedo en nombre del bien” Entrevista a Paul Virilio (Fecha de consulta: 10 de marzo del 2012) http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S1012-25082010000300007&script=sci_arttext -Ian Bremmer 2011 “Europe’s necessary creative destruction” (Fecha de consulta: 5 de marzo del 2012) ihttp://blogs.reuters.com/ian-bremmer/2011/11/11/europes-necessary-creative-destruction/ -Isis Diaz 2008 “La estética de la destrucción” Laboratorio Multimedia Facultad de artes de Chile. (Fecha de consulta: 19 de enero del 2012) http://www.artes.uchile.cl/?_nfpb=true&_ pageLabel=notArtes&url=48697 -Nestór Martinez 2010 “Si no se puede crear, algo debe ser destruido” (Fecha de consulta: 28 de febrero del 2012) http://arte-actual.blogspot.com/2010/11/si-no-se-puede-crear-algo-debe-ser.html -Paul Virilio 2002 Desert Screen:War at the speed of war, Cuantuum Londres. -Wikipedia “Destrucción de hábitat”(Fecha de consulta: 27 de enero del 2012) http://es.wikipedia.org/wiki/Destrucci%C3%B3n_de_h%C3%A1bitat#Actividad_humana

16


ANEXOS EL MANIFIESTO FUTURISTA

Filippo Tommaso Marinetti,”Le Figaro”, 20 de febrero de 1909 1. Queremos cantar el amor al peligro, el hábito de la energía y de la temeridad. 2. El coraje, la audacia, la rebelión, serán elementos esenciales de nuestra poesía. 3. La literatura exaltó, hasta hoy, la inmovilidad pensativa, el éxtasis y el sueño. Nosotros queremos exaltar el movimiento agresivo, el insomnio febril, el paso de corrida, el salto mortal, el cachetazo y el puñetazo. 4. Nosotros afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una nueva belleza, la belleza de la velocidad. Un coche de carreras con su capó adornado con gruesos tubos parecidos a serpientes de aliento explosivo... un automóvil rugiente, que parece correr sobre la ráfaga, es más bello que la Victoria de Samotracia. 5. Queremos ensalzar al hombre que lleva el volante, cuya lanza ideal atraviesa la tierra, lanzada también ella a la carrera, sobre el circuito de su órbita. 6. Es necesario que el poeta se prodigue, con ardor, boato y liberalidad, para aumentar el fervor entusiasta de los elementos primordiales. 7. No existe belleza alguna si no es en la lucha. Ninguna obra que no tenga un carácter agresivo puede ser una obra maestra. La poesía debe ser concebida como un asalto violento contra las fuerzas desconocidas, para forzarlas a postrarse ante el hombre. 8. ¡Nos encontramos sobre el promontorio más elevado de los siglos!... ¿Porqué deberíamos cuidarnos las espaldas, si queremos derribar las misteriosas puertas de lo imposible? El Tiempo y el Espacio murieron ayer. Nosotros vivimos ya en el absoluto, porque hemos creado ya la eterna velocidad omnipresente. 9. Queremos glorificar la guerra –única higiene del mundo– el militarismo, el patriotismo, el gesto destructor de los libertarios, las bellas ideas por las cuales se muere y el desprecio de la mujer. 10. Queremos destruir los museos, las bibliotecas, las academias de todo tipo, y combatir contra el moralismo, el feminismo y contra toda vileza oportunista y utilitaria. 11. Nosotros cantaremos a las grandes masas agitadas por el trabajo, por el placer o por la revuelta: cantaremos a las marchas multicolores y polifónicas de las revoluciones en las capitales modernas, cantaremos al vibrante fervor nocturno de las minas y de las canteras, incendiados por violentas lunas eléctricas; a las estaciones ávidas, devoradoras de serpientes que humean; a las fábricas suspendidas de las nubes por los retorcidos hilos de sus humos; a los puentes semejantes a gimnastas gigantes que husmean el horizonte, y a las locomotoras de pecho amplio, que patalean sobre los rieles, como enormes caballos de acero embridados con tubos, y al vuelo resbaloso de los aeroplanos, cuya hélice flamea al viento como una bandera y parece aplaudir sobre una masa entusiasta. Es desde Italia que lanzamos al mundo este nuestro manifiesto de violencia arrolladora e incendiaria con el cual fundamos hoy el FUTURISMO porque queremos liberar a este país de su fétida gangrena de profesores, de arqueólogos, de cicerones y de anticuarios. Ya por demasiado tiempo Italia ha sido un mercado de ropavejeros. Nosotros queremos liberarla de los innumerables museos que la cubren por completo de cementerios. Es desde Italia donde lanzaremos al mundo este manifiesto nuestro de violencia atropelladora e aventureros que huelen el horizonte, en las locomotoras de pecho ancho que pisan los raíles como enormes caballos de acero embridados de tubos y al vuelo resbaladizo de los aviones cuya hélice cruje al viento como una bandera y parece que aplauda como una loca demasiado entusiasta.incendiaria, con el cual fundamos hoy el “futurismo”, porque queremos liberar este país de su fétida gangrena de profesores, de arqueólogos, de cicerones y de anticuarios. Ya durante demasiado tiempo Italia ha sido un mercado de antiguallas. Nosotros queremos liberarla de los innumerables museos que la cubren toda de cementerios innumerables.

17

Maquetació IPF  

Maquetació IPF

Advertisement