Issuu on Google+

Ethos Año 02 - Nº 03 Diciembre 2010 / Lima - Perú

UNIVERSIDAD JAIME BAUSATE Y MEZA Escuela Profesional de Periodismo

Revista de la asignatura de ÉTICA PERIODÍSTICA, editada por los estudiantes del IX ciclo académico

MAYOR ÉTICA mayor DESARROLLO Humano A

Crisis Ecológica,

ética comunicativa

y

desarrollo sostenible

Ética

para un

periodista


Año 02 - Nº 03 / Lima, 16 de diciembre de 2010

http://www.bausate.edu.pe

periodismo

Estudiantes del IX ciclo académico ALBURQUEQUE PACHECO, Luis A. AMÉSQUITA CUYA, Silvia Andrea ANDÍA ORTIZ, Cristine del Pilar AYQUI BUSTINZA, Magaly Susan BUSTAMANTE ESTELA, Jackelin C. CAMPOVERDE ARCE, Verónica CARBONEL GÁLVEZ, Jean Carlos A. CARRASCO ESPINOZA, Schessira CASTILLA SÁNCHEZ, Lucio CHÁVEZ NARANJO, Cinthya Susan CIPRIANO MACHUCA, Lissete Danai CUBA QUISPE, Luz Milagros DÁVALOS LUDEÑA, Ana Sofía DE LA CRUZ DELGADO, Gisell Jackelyn ESPINOZA HILARIO, Ricardo Angel FLORENCIO RAFAEL, Guanina A. FLORES VICUÑA, Cinthia Elena GUEVARA MARÍN, Leonardo INGOL VALDIVIESO, Juan Pablo LÓPEZ CANO NEGRI, Jenny Valeria LOZADA HALANOCCA, William Percy MACEDO SÁNCHEZ, Andrea Cristina MALPARTIDA DELGADO, Franco Smith MELGAR CABRERA, Gino Paul MÉNDEZ VALVERDE, Enrique Miguel MERZTHAL VERÁSTEGUI, Ricardo Adolfo MEZA GAVIDIA, Jennifer Mirelly MINA FLORES, Juan Carlos ORBEGOSO TELLO, Silvia Lizeth PAIRAZAMAN PAREDES, Jeimmy PAUCA CALERO, Alfredo Martín PECHO LLACTA, Caren Jovanna REQUEJO ARIAS, Marithe Ch. ROCA SAAVEDRA, Jessica M. ROJAS CASTAÑEDA, Ana Karem ROJAS RENDÓN, Eliana Johann SALAZAR LOZANO, Joel SANTANA ROMERO, Carmen L. SENA MOGOLLÓN, Gabriella D. SOTO ARCE, Cristina Graciela VÁSQUEZ ROMERO, Elizabeth K. VILLACORTA GUERRERO, Erick

en el

Apoyo On line Prof. Edgar DÁVILA CHOTA

faltas éticas

Profesor de la asignatura: Dr. Eudoro TERRONES NEGRETE

Editorial

Evitemos las

Directorio

Revista de la asignatura de ÉTICA PERIODÍSTICA, editada por los estudiantes del IX ciclo académico

Ser periodista profesional es estar al servicio del bien común, de los principios democráticos y los derechos humanos. Esta misión fundamental sólo podrá cumplirse si el periodista se rige en su quehacer profesional por sólidos principios y valores éticos, si recurre a todos los medios lícitos y éticos a su alcance que le permitan llegar al público con informaciones, declaraciones, comentarios y críticas veraces, confiables y útiles para la mejor toma de decisiones individuales, colectivas e institucionales. Ante una sociedad global compleja y sin fronteras espacio-temporales, el periodista está llamado a evitar la comisión de faltas éticas. No es propio de un periodista ético la participación en violaciones a los derechos humanos; la delación de un perseguido, al cual se ha tenido acceso mediante el ejercicio profesional; la desinformación premeditada; la aplicación de normas de censura; el soborno, el cohecho y la extorsión. No es propio de un periodista el plagio y el irrespeto a la propiedad intelectual; la difamación, la calumnia y la injuria; utilizar imágenes de


4 A mayor ética, mayor desarrollo 7 El cáncer de la ética 8 Definiendo la ética periodística personas que atenten contra su dignidad humana y las conviertan en productos mercantiles; contravenir las normas y recomendaciones contenidas en los Códigos de ética periodística. El periodista deberá mantener un incuestionable respeto a la dignidad y vida privada de las personas, evitando invadir su intimidad con las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Ser periodista es asumir una gran responsabilidad social, jurídica y ética. El verdadero periodista profesional no difunde mensajes discriminatorios, no interfiere las frecuencias radioeléctricas, no persigue a los ciudadanos por la manifestación de sus opiniones contrarias a la política editorial de los medios, no difunde información falsa, inexacta, parcializada y mal intencionada. Todas estas faltas éticas y otras más, que por razones de espacio no las mencionamos, deben ser evitadas por los verdaderos periodistas que cumplen sus funciones con profesionalismo y al servicio de los pueblos. El Director

9 Cámaras indiscretas ¿herramientas necesarias del periodista ético? 10 ¿Cuánto vale la dignidad de un periodista? 12 Cuánto cuesta la vida en la minería 13 Deterioro de ética en los medios de comunicación 14 Discriminación a la orden del día 15 El dilema del segundo empleo 16 Espionaje telefónico: "chuponeo" al día 17 Off the record y el periodista ético 19 ¿El fin justifica los medios? 20 El valor de la belleza 22 Es momento de cambiar 24 Ética en el periodismo 25 Ética para un periodista 26 Ética política (mediática) 27 Falta de ética en el centro laboral 28 Interceptación telefónica en elecciones a la alcaldía de Lima 29 La censura de la publicidad del diario El Bocón 30 El reto de hoy, ser periodistas éticos 31 La ética en el futuro periodista peruano 32 La era del bufón / Faltan valores éticos en el Perú 33 No corrupción 34 La ética en nuestros tiempos 35 Somos periodistas, no somos espías 36 Tiempos modernos de la ética periodística 38 No a la obscenidad en los medios de comunicación 39 La ética en los negocios 40 Sensacionalismo en los medios de comunicación 41 La ética del buen sonido 42 Crisis ecológica, ética comunicativa y desarrollo sostenible 44 Periodismo la más nombre profesión o el más vil de los oficios 45 La ética en su real dimensión 46 Biblionotas: - La designación de las autoridades universitarias - Tres dimensiones de un mundo en crisis - Glosario radiofónico 47 ¿Qué es Ethos? 49 La ética periodística

índice


A mayor ÉTICA

Ethos / 4

mayor DESARROLLO HUMANO Desde que apareció el capitalismo en el siglo XVI y con más fuerza el imperialismo en el siglo pasado, en el actual siglo XXI asistimos a una vorágine de transformaciones sociales, económicas, políticas, educativas, científicas y tecnológicas de dimensiones y alcances múltiples, a la vez complejas, con el predominio de un nuevo fenómeno: la globalización, que obliga a fortalecer y consolidar una visión ética de los problemas del desarrollo. Desde el siglo pasado e inicios del tercer milenio, excelentes pensadores, filósofos e investigadores sociales vienen abordando el tema del desarrollo desde la ética; Gandhi, Raúl Prébisch, L. J. Lebret, Franz Fanon y Gunnar Myrdal., Denis Goulet, Paul Streeten, Amartya Sen, Joseph Stiglitz, David A. Crocker, Meter Singer, Edgar Morin y Bernardo KliKsberg, entre otros., con el fin de encontrar alternativas viables frente al modelo económico neoliberal, modelo que concentra la riqueza en pocas manos, que genera alarmante exclusión social y vulnera elementales derechos humanos. El desarrollo integral del hombre y de las sociedades del mundo es concebido como una necesidad apremiante que responde más a factores internos del hombre que

a factores externos de inversión de capitales, toda vez que el fin del desarrollo es el ser humano. El crecimiento y desarrollo económico debe ir paralelo al crecimiento y desarrollo humano. El hombre aún continúa siendo un instrumento del capital al servicio del enriquecimiento económico y egoísta de unos cuantos privilegiados de dichos recursos. Pero de lo que se trata es que el capital esté al servicio del desarrollo integral del hombre, dentro de una acción solidaria, responsable, transparente y de plena sensibilidad social. Sed de ética en América Latina KliKsberg, señala que “hay una sed de ética” en toda América Latina y que se está extendiendo mundialmente, para hacer frente a la injusticia histórica y a la


Universidad Jaime Bausate y Meza / 5

a p l i ca c i ó n d e p o l í t i ca irresponsables y de abuso de poder. En opinión de Martín Luther King, Jr. “estamos acostumbrados a medir el éxito sobre la base de nuestros salarios o al tamaño de nuestros carros, y no según la calidad de nuestras relaciones humanitarias” , es decir desde una posición netamente economicista, de cuantificación monetaria, pero de lo que se trata es medir el éxito desde una óptica interactiva, de relaciones interpersonales, de cualificación ética, a fin de impulsar la construcción de un Estado transparente, libertario, responsable y justo y un gobierno dialogante, con vocación propositiva y resolutiva de los problemas de la sociedad. Competencia, crecimiento y desarrollo El crecimiento y desarrollo económico requieren de la competencia en los mercados para producir bienes y servicios a más bajo coste posible que los competidores y que estén al alcance de la economía del mayor número de clientes. Este reto conlleva a los empresarios, en la mayoría de los casos, a utilizar métodos ilícitos y antiéticos y a realizar patrones de conducta que colisionan con las buenas costumbres y la dignidad de las personas, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo. Como producto de la competencia sin fronteras, dentro de un libre mercado donde hay de todo

y para todos, se genera una serie de actos de corrupción, doble facturación, exageración de las bondades del producto o del bien, pago disminuido de sus impuestos, subvaluación, sobrefacturación, pago de coimas para la obtención de licencias en el menor tiempo posible, la manipulación contable, desnivel excesivo de sueldos y salarios entre ejecutivos y trabajadores, prácticas deshonestas para evitar que una empresa sea comprada por otra, delitos informáticos, etc. Tener más / Ser más El Profesor de Mérito de la Universidad de Notre Dame de EE.UU., Denis Goulet (Goulet, Denis. (1999). Ética del desarrollo. Guía teórica y práctica.

Madrid.) puntualiza que cuando el estudio del desarrollo se propone la búsqueda de una economía más humana “Las expresiones “más humano” y “menos humano” deben entenderse a la luz de una distinción vital entre plus avoir (“tener más) y plus éter (“ser más”). Las sociedades son más humanas o más desarrolladas no cuando los hombres y las mujeres “tienen más”, sino cuando son capaces de “ser más”. Y agrega: “el criterio principal de desarrollo no es el incremento de la producción o del bienestar material, sino el enriquecimiento humano cualitativo”. Ética para el desarrollo humano Y para que el capital no continúe devorando al hombre en sus justas aspiraciones de una vida digna, es necesario la aplicación de una ética de desarrollo, una ética política, una ética en la economía, implica la práctica de principios y de valores éticos con sentido social y orientada hacia la humanización del capital y no a la sobreexplotación del hombre por el capital.

En virtud a la ética del desarrollo, los actores económicos y sociales tienen la responsabilidad de considerar las causas y consecuencias de sus actividades a fin de distribuir la riqueza en la sociedad con el máximo de equidad, transparencia, sensibilidad y espíritu de justicia para el mayor número de personas.


Ethos / 6

Según Kjell Magne Bondevik existen una serie de valores comunes, entre los cuales tres valores son esenciales para el desarrollo: 1 Respeto a la vida y a la dignidad humana, reflejado en la protección y promoción de los derechos humanos; 2 Protección

del medio ambiente proyectado en el desarrollo sustentable, y, 3 Compasión y solidaridad, base para la promoción de la justicia, el desarrollo económico y social, tanto a nivel nacional como internacional. Para lograr el desarrollo integral del ser humano, los Estados deberán efectuar profundos cambios en sus políticas educativas, programas sociales, legislación tributaria legislación laboral, etc. que conlleven a la universalización de los servicios en educación, cultura, salud, seguridad social, transportes, vivienda, energía eléctrica, para que los individuos estén en condiciones suficientes de satisfacer sus necesidades fundamentales.

La ética y la “inteligencia colectiva” nos permite el potenciamiento del conocimiento, la toma de conciencia y la valoración de nuestras potencialidades, aptitudes, destrezas, habilidades, limitaciones y diferencias individuales, con fiel respeto “al otro” y participación “del otro” dentro de la multiculturalidad, que nos conllevan a aceptar con respeto la validez de las opciones “de los otros”, aun cuando sean maneras de pensar, de actuar y de vivir diferentes a la de uno mismo. Sólo la práctica de la ética en las actitudes, acciones y decisiones de los individuos, gobernantes y gobernados, puede ser la respuesta a los tiempos de la postmodernidad, caracterizada por una permanente inestabilidad , complejidad, incertidumbre, desterritorialización de las personas, exclusión social, inestabilidad laboral, comunicación global en todos los sentidos, ciudadanía global y pretensiones de pensamiento único. Ciudadanos éticos Para combatir la pobreza, la desigualdad, la exclusión e injusticia social y lograr un desarrollo nacional sostenible y permanente, no sólo se requiere de normas legales drásticas y de magistrados incorruptibles y competentes, se necesita además de ciudadanos éticos, de funcionarios y trabajadores con conciencia ética, con responsabilidad

social, con sólida educación en principios y valores éticos. Se requiere de empresas públicas y privadas con altos estándares de gerencia social, la concepción y praxis de una economía con rostro humano, ejecutivos con responsabilidad social, jurídica y ética, la existencia de un voluntariado participativo y solidario. Klibsberg (Klibsberg, Bernardo. Más ética, más desarrollo. 225 pp. Argentina, 2004.), en su libro Más ética, más desarrollo, particularmente en su parte final “Propuestas para una economía orientada por la ética”, señala que hay tres cosas que deben ser superadas en la aplicación de políticas sociales: a) el reduccionismo economicista, para construir políticas socioeconómicas, b) el asistencialismo, para concebir una política social que genere realmente oportunidades, y c) su verticalidad, para dar paso a la participación y a las relaciones horizontales entre todos los sectores de la sociedad. Y concluye: “Una economía orientada por la ética no aparece como un simple sueño, sino como una exigencia histórica para lograr que la paradoja de la pobreza en medio de la riqueza pueda realmente superarse y construir un desarrollo pujante, sustentable y equitativo”.

Texto Eudoro Terrones Negrete. Doctor en Educación, Magíster en Docencia Universitaria, Periodista colegiado y Coordinador Académico de la Escuela Profesional de Periodismo de la Universidad Jaime Bausate y Meza.


Universidad Jaime Bausate y Meza / 7

cáncer de la Ética

El

Era aparentemente un revelador informe que puso ante los ojos de miles de italianos la cruda realidad que se vive en un país como el nuestro. En el video Luigi Pelazza, periodista italiano, reconocido por sus reveladores informes, presentaba a una peligrosa banda de sec uestradores del Callao, los que mostraban sin ningún reparo ante cámaras, las condiciones infrahumanas en la que tenían escondido a un hombre que días atrás habían secuestrado. Con arma en mano, cual película de acción los sujetos era entrevistados por el periodista al que contaban que mataban personas para ganarse la vida y ante este hecho la policía hacía poco o nada para capturarlos. L o que el periodista no imaginaba era que su farsa sería descubierta luego de haber emitido un seudo reportaje en su programa la hiena. La policía logró capturar a lo s supuestos sicarios que aparecían en el video, afirmando lo que a todas luces era una mentira. Esta vez, ante cámaras admitían haber recibido dinero para armar un teatro y las armas mostradas en el reportaje para el periodista no eran más que juguetes utilizados para aparentar mayor realismo.

Luigi Pelazza, se colocaba ahora no como el investigador estrella de Italia si no como un falso periodista que utilizó las armas menos indicadas para conseguir un novedoso reportaje que sin duda aumentaría la tele audiencia de su programa. Y es que aunque la realidad de nuestro país no esté lejana de la ficción, no hay derecho de mellar contra la integridad de un país y mucho menos dejarlo en ridículo ante el mundo entero. Este es el cáncer que sufren los medios de comunicación, una enfermedad silenciosa que de a pocos mata la integridad de los hombres de la prensa que olvidan que fueron creados para una labor humana, fuera de toda convicción de poder. Este reciente caso nos recuerda que en ocasiones los periodistas olvidan los valores que dignifican toda una carrera profesional al servicio de la sociedad, muy humana y sobretodo muy real. ¿Que sería de un periodista que pierde su credibilidad ante los ojos de su público? La respuesta es clara y contundente: sería simplemente nada o una materia bruta que se lo lleva el viento con mucha facilidad.

Escribe Lissete Cipriano Machuca Foto revistainsomnia.wordpress.com


Ethos / 8

Definiendo la

Foto http://susanavelasquez.galeon.com

E TICA Periodística Escribe Lucio Castilla Sánchez

Es importante definir qué es la ética para una mejor comprensión de esta disciplina de la filosofía. Y empezaremos expresando que la ética es parte de la filosofía que estudia la moral y las obligaciones del ser humano con el fin de alcanzar el desarrollo óptimo de su personalidad en sus relaciones interpersonales en su cotidiano vivir.

La veracidad en las actividades profesionales. El periodista debe de ser veraz en sus actividades profesionales; una información debe respetar la integridad de quienes la protagonizan o de terceras personas obteniendo siempre con dignidad. Se debe ser independiente de todos los poderes y la sociología de la prensa y la comunicación, siendo en determinado sectores. En el mundo cambiante hay dos valores permanentes, cuyo resguardo, guste o no, corresponde al campo del periodismo la comunicación social, es importante como para dejarla en manos del mercado esos valores estrechamente relacionados, son el buen periodismo y la ética. El uno no se realiza sin la otra. Escribir bien, ejercer rigor conceptual y usar adecuadamente el lenguaje tanto escrito como audiovisual es un requisito de calidad que responde en ultima instancia al derecho de la ciudadanía a estar informada. Esto coloca como referente un deber ser, que se expresa en su dimensión social. La ética pasa a ser el tronco que incorpora el compromiso con la verdad y a la vez las responsabilidades que acarrea ese compromiso de cara a la sociedad y que tienen como fundamento de última y primera instancia a los derechos humanos. La globalización llego acompañada de reacomodos del llamado orden o desorden internacional, donde e poder unipolar estimula la insurgencia de integrismos de variado signo que pretenden actuar, cada uno, bajo canones de una moral de conveniencia, en un juego donde las manipulaciones van desde lo global. Los montajes gráficos, las


Pareciera obvio que si pudiéramos esbozar una ética para periodistas estaríamos en la posición formidable de poder definirla también para los hombres en general, que resulta fácil la ética cuando el creado eleva y anonada a moisés entregándoles las tablas de la ley en las cumbres del sinal. O cuando en el mandamiento se nos prohíbe comer las frutas del conocimiento para ser iguales a dios, por eso la autosuficiencia de o humano y que, en el trasfondo de su alma, dice constantemente quiero, el periodismo de hoy es un poder necesario y gigante, pues engendra su fuerza de su capacidad, de su objetividad frente a cualquier otra presión. El poder del periodismo no es un poder restringido institucionalmente, por lo menos entre nosotros. Creo firmemente que la mayoría de los periodistas son incorruptibles, que están en su puesto de lucha en un mundo que debe ser rehecho todos los días para que siga siendo humano. El poder la de prensa cosiste en hacer, modelar, en esclarecer la opinión pública. Por eso somos nada menos que el cuarto poder y suscitamos un estado de piñón sin pedir nada a cambio. El periodismo se ejerce con honra o no se ejerce. Creo en la libertad con responsabilidad y de ahí una de las razones de que hemos sido. Somos y seremos hasta en fin de nuestra jornada creyentes en la libertad ejercida con ética y moral.

¿

Cámaras Indiscretas

¿

cámaras ocultas y las interceptaciones telefónicas, representar hoy instrumentos y procedimientos de construcción de noticias. Que exacerban las disputas entre lo público y lo privado, pero que también operan.

Universidad Jaime Bausate y Meza / 9

herramienta necesaria del

periodista ético

¿Un mal necesario o un uso indiscriminado? es la pregunta que muchos periodistas y sobre todo los estudiantes de periodismo tratan de responder; luego de analizar y reflexionar sobre una serie de denuncias que se ventilan en el poder judicial por el mal uso de las cámaras indiscretas. Pero son muchas las veces en que estas cámaras son el único medio con que cuentan los periodistas para defender la verdad de su público, como lo fue en el caso de los vladi-videos, que nos mostró la cruda cara del gobierno que nos jugaba sucio, o de los centro de salud, donde se cumplían prácticas negativas. Precisamente fue gracias a estos videos difundidos por los medios que se logró bajar al llano a algunos grandes corruptos del entorno gubernamental.

como última opción, por razones de interés público. Para el código Ingles, por ejemplo, se justifica el uso sólo en el caso de: a) detectar o exponer un crimen o una conducta seriamente impropia; b) proteger la salud y la seguridad pública; 3) prevenir al público de ser engañado o defraudado por una acción o afirmación de un individuo u organización. En el contexto referido, puede ser aplicado también en el Perú pudiendo justificarse el hecho de ocultar las cámaras y la identidad del periodista, en cumplimiento de los estándares éticos de la profesión.

Pero el asunto no tiene cuándo acabar y sigue en pie. ¿Es justificable su uso?, En algunos casos sí y en otros casos no, todo depende de si se trata de amparar el bien común, si es para erradicar mafias y evitar futuros males a la sociedad.

Pero también se plantea otra pregunta en los términos siguientes: ¿Un hecho de espectáculos es importante y de sumo interés como para publicar intimidades de un personaje? Y la respuesta seguro que la encuentrán los mismos periodistas y televidentes, de acuerdo con el dictado de su propia conciencia, de sus principios y valores éticos a la luz de su experiencia profesional.

Para el código de ética, las cámaras escondidas se usarían

Escribe Jessica Roca S.


Ethos / 10

¿

Cuánto vale la

¿dignidad de un

¿Cuánto vale la dignidad de un periodista? Quien fuera la persona que formule esta pregunta a algún periodista de íntegra reputación seguro que se sometería a una larga lista de acepciones y de valores, porque la dignidad no tiene precio, la dignidad no se vende al mejor postor. Pero en esta sociedad virtual, donde la persona desconfía hasta para realizar una llamada telefónica, por miedo a que sea víctima de interceptación telefónica, las personas de a pie tienen ese concepto erróneo de poner a todos los periodistas en un solo costal, calificándolos de corruptos. ¿Qué está pasando con la imagen del periodista? Definitivamente todos no son iguales, pero por la inconducta de unos cuantos, muchos son los perjudicados. Hay que reconocer al César lo que es del César. Hay periodistas que trabajan todo el día, inclusive dejan de lado su vida familiar, no duermen lo necesario para observar buena salud y tratan de hacer quedar bien a la profesión. También existen los comunica-

periodista

dores, que por no abordar un tema relacionado con la política u otro de corte espinoso, por así llamarlo, simplemente se quedan callados, en actitud sumisa y servil, siendo el silencio uno de sus peores enemigos éticos. Pero ¿qué es ser periodista ético? Es ser símbolo, ejemplo y luz infinita de principios y de valores éticos. El periodista ético denota un comportamiento ejemplar desde el punto de vista ético, en su vida pública y vida privada, aquí en este instante y todo lugar. Sabe hacer las cosas bien desde un principio y en

función al interés colectivo, respetando, defendiendo y promoviendo los derechos humanos, la verdad, la libertad y la justicia social.. Por algo la ética es la instancia suprema desde la cual juzgamos y valoramos la forma cómo se comporta el hombre y, al mismo tiempo, la instancia desde la cual formulamos principios y criterios para el buen obrar y el buen vivir, a sabiendas, como lo dijo el filósofo Manuel Kant que “El reino de los fines es el de los seres humanos, razón por la cual éstos tienen o precio o dignidad”.


Universidad Jaime Bausate y Meza / 11

Y la dignidad prima frente a toda forma de cotización interesada. Esto puede resultar extraño en una primera consideración. ¿Los seres humanos tienen precio? La respuesta de Kant no ofrece ninguna duda: sí, los seres humanos tienen precio. Dudar de eso sería una enorme ingenuidad. Lo sorprendente, lo realmente maravilloso es que no tienen sólo precio; sino que tienen algo inapreciable, superior a todo precio: eso es lo que Kant llama dignidad. ¿En dónde está la dignidad? ¿realmente existe la dignidad o es sólo un ideal que no tiene fundamentos en la sociedad.? Claro que existe, está en nosotros mismos, porque es algo inherente a la persona humana. Como alguna vez nos enseñaron nuestros catedráticos de la universidad Jaime Bausate y Meza, la dignidad humana se nos presenta como una llamada al respeto incondicionado, desinteresado, mutuo y absoluto entre las personas. Depende de la buena actitud, conciencia y praxis moral del periodista, si desea distinguirse y diferenciarse de los demás. El periodista ético es un caminante con la cabeza altiva y su praxis social henchido de valores éticos. Que nadie se atreva a demoler su dignidad, su honor, su bien ganado prestigio profesional. ¡Periodista digno, seámoslo por siempre!.

La dignidad del hombre es un valor singular que fácilmente puede reconocerse. Lo podemos descubrir en nosotros o podemos verlo en los demás. Pero ni podemos otorgarlo ni está en nuestra mano retirárselo a alguien. Es algo que nos viene dado por naturaleza. Es anterior a nuestra voluntad y reclama de nosotros una actitud adecuada: reconocerlo y aceptarlo como un valor supremo, o también está en nuestra facultad ignorarlo o rechazarlo. Escribe Schessira Carrasco Espinoza Foto http://coveralia.com http://elprofesorblog.wordpress.com


Ethos / 12

El Instituto de Ingenieros de Minas del Perú realizo el primer Congreso Internacional de Gestión Minera “Visión Global del Negocio Minero”, en el Hotel Sheraton donde congrego a expositores de países como Brasil, Ecuador, Canadá, Argentina, Chile, España y por supuesto nuestro país entre otros.

Mediante este congreso se plantearon los problemas del sector minero y se trataron de buscar soluciones con acuerdos concretos. Uno de los temas importantes que se toco fue la problemática de las contratas, En tanto las empresas mineras como las empresas contratistas deben ganar, pero en la realidad no se aplica tal “teoría” ya que existen divergencias entre ambas. Hay una gran zanja entre los trabajadores de las empresas contratistas con la de los trabajadores de la empresa principal que están en planilla, ambos trabajadores realizan la misma labor,

Cuánto cuesta la vida en la

minería

ambos trabajadores reciben un jornal, pero no ambos reciben utilidades, ¿quiénes no participan de esas utilidades ? Los trabajadores de empresas que brindan el servicio tercerizado. Por ello se planteo en este foro que el personal de contratas participé de esas utilidades. Sin embargo las empresas mineras buscan abaratar los precios de las contratas y apuestan por “contratas informales” sin cultura de seguridad donde exista personal no capacitado y por ello su costo sea más barato, arriesgando la vida de muchas personas ¿Dónde se encuentra la moral y los valores? Esta ausencia de criterio ocasiona mayor riesgo y menos productividad. En paralelo a esta situación las contratas “formales” tienen que hacer cola “ajustando” sus precios, para permanecer en el mercado. Otro de los temas importantes fue el del nuevo reglamento de seguridad y salud ocupacional en minería, que se pondrá en vigencia el próximo año. El Presidente del Comité de


Universidad Jaime Bausate y Meza / 13

Seguridad de Sociedad Nacional de Minería, Jerry Rosas resaltó que la mejor inversión es la seguridad y que no se debe introducir bajo tierra al trabajador minero sin haberlo capacitado previamente, de lo contrario sería un acto irresponsable y antiético, opinión que es también compartido por muchas personas. También planteó que el personal debe estar bien capacitado y se debe garantizar sus derechos, aun cuando no tenga relación “directa” con la empresa principal. Por lo tanto ¿cómo capacitar debidamente al trabajador minero si la empresa minera recorta el presupuesto anual? ¿Cómo generar utilidades sin productividad y eficacia si no se puede pagar la tecnología (maquinaria) adecuada para las labores correspondientes? Es un lugar común el hecho de sostener que la vida del minero se expone a mucho riesgo, por no contar con los materiales necesarios para que realice su respectiva labor, o porque no se quiere “gastar” en capacitación del personal. Es por ello que la capacitación y la seguridad del trabajador minero debe ser real y efectiva, y no debe ser visto como un tema de costos sino como una inversión humana, toda vez que un trabajador bien capacitado es sumamente útil para toda empresa minera con espíritu progresista.

Escribe Caren J. Pecho Llacta Foto http://radiocreaciones.cl

Deterioro de la

ética medios de comunicación en los

Desde sus orígenes hasta la actualidad, el periodismo ha evolucionado de diferente manera, desde una redacción formal hasta la práctica del sensacionalismo y lucro propio, dejando de lado la ética periodística que es base fundamental de esta arriesgada e importante profesión. En el Perú existen muchos medios sensacionalistas o comúnmente llamados “amarillistas”, que se nutren del dolor, de la sangre y de las crónicas rojas e informaciones poco verídica, que atentan contra el derecho a la privacidad y causanl daño psicosocial, afectando directamente al público en general y degenerando el aspecto educativo de las personas. El sensacionalismo en las noticias o en los artículos periodísticos, sin duda que busca producir sensación o emoción en el ánimo con sucesos de impacto. Tenemos muchos casos de este tipo de periodismo, cuyas programaciones hicieron famosa la palabra “sin confirmar”, y que muchos medios adoptaron esta singular frase para elaborar titulares sin investigar su grado de veracidad. Por otro lado, los medios escritos incluyen en sus páginas informa-

ción de tipo político con una tendencia amarillista y poco analítica. Los precandidatos y sus campañas, en épocas de elecciones, son vistos como artículos noticiosos que dan mayor rentabilidad o rating. En los medios prevalece el sensacionalismo. Se dejan llevar por la nota que llama la atención y no destacan la información sustantiva de los discursos , las propuestas y los planes de gobierno. Así mismo, la ética periodística contribuye en mucho a forjar una opinión pública crítica pero con principios y con valores éticos, capaz de combatir el egoísmo, el interés lucrativo o mercantilista, capaz de formular afirmaciones, comentarios y críticas siempre ajustados a la verdad, a la lógica y a la justicia respetando las opiniones ajenas aún cuando no las compartan. Por tanto, recordemos que la sociedad somos todos, y que el cambio no depende de nuestros gobernantes sino de todos nosotros. Pero con democracia, humildad, transparencia, respeto y educación ética venceremos a este mal, en procura de una sociedad ética. Escribe Franco Malpartida Delgado


iscrimin orden del día a la

Discriminación

Sabemos que vivimos en un país multirracial, multicultural y donde tanto se habla de interculturalidad y de diversas naciones marginadas de las bondades del crecimiento económico pero que comparten un mismo territorio, aunque no siempre un mismo lenguaje.

Por otro lado no trato de decir que las lenguas nativas sean habladas por personas que no tienen o que no buscan el desarrollo. Lo que trato de explicar es que nuestra lengua, de herencia invasora, nos ha dejado una sazón de querer asimilar todo aquello que nunca debimos de dejar en nuestro pasado.

La discriminación está a la orden del día. Por ejemplo, una palabra fuerte, una frase grosera que es pronunciada con un desprecio hacia la otra persona, una mirada un tanto esquiva y ofensiva, un acto que se traduce en una ofensa al supuestamente ignorante, la gente con poder económico y política afirma y consolida su poder con menosprecio a la gente pobre.

Hay gente que se considera pertenecer a una familia superior a los demás; profesionales que se consideran autosuficientes y

Foto http://cityofsalem.net

Escribe Leonardo Guevara Marín

abren canales de participación a los ciudadanos comunes y corrientes, por carecer según ellos de un razonable nivel cultural o educativo. Debemos mencionar que la justicia debería sancionar con todo el peso de las leyes en vigencia a quienes ejercitan la permanente práctica de exclusión y marginación social, la discriminación por razones de raza, política, lenguaje o religión, mas aun dándonos cuenta que este país tiene a todas las razas y que no debemos de una forma tan anti ética. Los comportamientos que formaron parte de la configuración del delito de discriminación fueron gestos despreciativos, burlas, marginación y malos tratos con los que la persona agraviada se sentía humillada y disminuida; se indica que estos tratos y maltratos generaron problemas de salud y temor que en definitiva truncaron su proyecto de vida. Viviendo en un país como el Perú resulta novedosa la idea de oír que alguien fue condenado por un delito como el de discriminación; sin embargo las cosas ya están hechas y no debemos de dejar que sean casos aislados.


Universidad Jaime Bausate y Meza / 15

dilema del segundo empleo El

De las tantas profesiones habidas y por haber, una de las menos remuneradas hasta el día de hoy es la del periodismo. ¿Eso qué trae consigo? Cuantiosas filas de profesionales de la información desempeñándose en oficios fuera de la carrera o por otro lado, quienes son los más osados se inclinan por el doble empleo. Las opciones laborales para un periodista van desde la tradicional en un medio de comunicación hasta otras no tanto como una oficina de relaciones públicas para una institución pública o privada, una de publicidad para una empresa o en algunos casos la docencia universitaria. Cada puesto laboral tiene por destino cubrir distintos intereses según el ofertante, pero el informador como profesional tiene como deber cubrir por ley ciertos intereses de su carrera. Valores que son la esencia y soporte del periodismo, por lo tanto inquebrantables. El primero y más simbólico es la verdad, palabra ligada al periodismo ético y destinada para publicarla en cualquier instancia como lo señala la profesión. El segundo valor icónico es la libertad, designado para ser libre en la ejecución del periodismo, respetando las limitaciones legales. De por sí cada medio de comunicación desempeña una línea

editorial diferente, es decir que cada puesto en un medio exige diferentes fines. En Lima existen más de 3, entonces la situación es más complicada aún. Sobre todo porque más de una de estas se rige mayoritariamente por disposiciones económicas y políticas. Sin embargo los periodistas en la actualidad también reciben acogida en el área de relaciones públicas y la de publicidad y marketing. La primera tiende a ser la más peligrosa como segunda opción de trabajo, primordial-

Cuando la situación económica se vuelve en el talón de Aquiles para el periodista, es cuando este se expone a la tentación de doblar su desempeño laboral. Muchas veces sin importar las consecuencias que esta podría llevar, surge ahí el dilema.

mente por los intereses discordes. Tomando por ejemplo a un joven periodista, él trabaja como practicante para el canal del estado y además opera su propio medio virtual que no le rinde mucha ganancia. No obstante, el presidente se implica en un caso de corrupción y el canal le exige que fabrique una cortina de humo para apaciguar la situación. ¿Qué hacer? Seguro se preguntará, la espada y la pared lo presionan a tomar una decisión inmediata. Si se guía por los fines éticos de la carrera, seguro no tendrá problemas en decir que no y continuará con su camino; sino seguramente procederá pensando en su futuro laboral y económico. Este y muchos son los casos en los que el periodista cae en este paradójico dilema. Cuando las opciones son muchas y hay necesidad de tomar un segundo empleo no quedará otra que elegir entre lo ético y su contrario para subsistir, siempre con la idea de mantener una sola línea. Queremos concluir este artículo manifestando claramente que todos los periodistas deben poner los pies bien firmes en sus principios éticos y no decaer en el transcurso de los años. La teoría es una base, pero los verdaderos obstáculos se ven en las calles, en el trabajo y es ahí donde habrá que ponerlos en práctica. Escribe Enrique Méndez


Ethos / 16

Espionaje Telefónico

“chuponeo”

al día

Un tema no ético para el periodismo, pues se escucha una conversación privada entre dos personas que opinan, comentan y critican o también cuentan sus secretos más íntimos, pero que al final esto sale a la luz enterándose el público de algo privado. En el año 2010, el espionaje telefónico ha sido en el Perú un tema muy hablado por los periodistas. Sin embargo, años atrás “El Chuponeo” ya existía más cuando en 1990, luego que Alberto Fujimori ganó las elecciones presidenciales, la Cámara de Senadores constituyó una comisión investigadora para indagar acerca de las acusaciones sobre espionaje telefónico denunciadas durante la campaña electoral. Al término de su labor, el grupo parlamentario probó fe h a c i e n te m e n te que, el Sistema de Inteligencia Nacional había realizado escuchas ilegales, a todos los participantes en la contienda por la presidencia de la República, sobre

todo a Mario Vargas Llosa y a los principales dirigentes del Frente Democrático que él encabezaba.

Ocho años después, el periodista Fernando Rospigliosi hizo una gravísima denuncia de espionaje telefónico de carácter empresarial, pero con una indiscutible ligazón política. Esta vez la intromisión no fue realizada por ningún funcionario público, ni organismo del Estado. Los actos delictuosos fueron ejecutados, por la empresa Business Track, que era dirigida por algunos

oficiales de la marina en situación de retiro. Cuando se divulgaron las escuchas, en donde quedó al descubierto el pago de un supuesto soborno de la empresa noruega Discover Petroleum para que ésta ganara la concesión de unos lotes para explorar y extraer petróleo. Luego Gustavo Gorriti, periodista, realizó una investigación más profunda acerca de este sonado asunto. Escribió un libro llamado "Los Petroaudios", en donde formula un delicado y espinoso cargo. Como sabemos el “El Chuponeo” afecta hoy en día a la política, de la misma forma que lo ha hecho con los negocios desde hace décadas. Sin embargo con ello podemos saber los problemas, mentiras o fraudes ya sea de congresistas o de alcaldes. Aun así esto no es una buena ética periodística, en todo caso se debe investigar mediante entrevistas a las fuentes u obtener documentos muy importantes. A pesar de todo lo ocurrido, el espionaje telefónico continúa en nuestro país. Las autoridades y la justicia han sido incapaces de enfrentarlo. El Perú ha constatado recientemente cómo la candidata a la Alcaldía de Lima, Lourdes Flores, acaba de ser invadida en su privacidad, y cómo la prensa ha divulgado sus conversaciones, que no tienen ningún contenido ilícito. Escribe Gisell De la Cruz Delgado Foto http://elcomercio.pe


&

Universidad Jaime Bausate y Meza / 17

Off The Record el Periodista Ético

Un periodista ético es un periodista que actúa conforme a su conciencia ética, y a su sentido social, es un periodista honesto, veraz, imparcial, responsable y con credibilidad, que se gana un respeto y una gran confiablidad por parte de las fuentes y de su público. Sin embargo, un periodista ético no es aquel que sólo se preocupa por satisfacer al público de una forma moral con su noticia y su información; sino también, es un periodista que se preocupa por respetar a sus fuentes y A la información que estos le dan. El off the record es una herramienta que pone en aprietos a muchos “caballeros de la verdad”, poniéndolos entre la espada y la pared y tentándolos a caer en el pecado de “la traición a la fuente”. Traducido al español el off the record, significa fuera de la grabación. Llevado a la acción, puede llegar a ser un acuerdo, un pacto entre el periodista y la fuente informativa de no revelar la información dada, o el nombre de la fuente. Sin embargo, generalmente, el off the record es una información obtenida de manera confidencial y no se puede publicar, solo sirve y es dada al periodista para ser guiado en su camino a la verdad dentro de una rigurosa e impar-

cial investigación periodística. Y sin olvidar que toda información recibida debe ser verificada, y eso también incluye al off the record. Como se mencionó anteriormente, el off the record es una información confidencial, y si es confidencial, también está implícito un acto de confiabilidad por parte de la fuente hacia el

grabación, y, si esta información no era verdad, terminan publicando una mentira, y desinformando a la sociedad; aparte de perder la credibilidad en su medio, como persona y como periodista. Por otro lado, se puede publicar algo que era verdad, y que fue todo un “boom” para el medio y una primicia, pero éticamente es

Un periodista ético es un periodista que respeta al receptor de su información, y se esmera por darle siempre la verdad y la objetividad tan esperada y buscada en una noticia. periodista. Y esto es algo que se gana un periodista ético. Alguien confía algo a otra persona, si esta persona le parece confiable. Sin embargo, muchos periodistas caen en el incumplimiento de este “deber”, al publicar alguna información que es interesante y dada en off the record por una fuente, y que se sabe, puede ser una primicia. Muchos rompen el pacto o acuerdo que lleva el fuera de

condenable, y el periodista habrá perdido también en cierta forma la credibilidad en sus actos, y la confiabilidad que un periodista tanto necesita de sus fuentes. Podemos concluir manifestando que el periodista ético observa una conducta intachable, rechaza toda forma de privilegios, prerrogativas o ventajas personales, respeta el off the record y respeta a sus fuentes, a su medio, a su público objetivo y a la sociedad. Escribe Juan Ingol Valdivieso


stific

¿el fin Ethos / 18

¿

justifica los medios Escribe Juan Carlos Mina Flores Fuente http://la-maison-de-dilbal.blogspot.com

Para el filósofo, político y escritor italiano Nicolás Maquiavelo hay personas que en diversas

circunstancias utilizan poderes que

están más allá de los valores éticos con el fin de lograr su objetivo. Esto podría aplicarse también al campo del periodismo.

Un reportero de el diario británico The News of the World, había filmado con una cámara a Sarah Ferguson, Duquesa de York, vendiendo el acceso con uno de los miembros de la familia real a un ejecutivo por la suma de US$750 mil aproximadamente.

Para conseguir tal objetivo el periodista se hizo pasar por un alto ejecutivo que buscaba una conexión con el Príncipe Andrés. Ferguson se casó en 1986 con el Príncipe Andrés, Duque de York y como miembro de la familia real la nueva duquesa se dedicó a las obras de caridad; en 1992, tras un escándalo, los duques de York se separan y al mismo tiempo Sarah abandona la familia real. Tras su divorcio en 1996 la duquesa se encontraba en dificultad económica con una inmensa deuda ascendiente a más de US$4 millones, que fue cancelada por su ex suegra Isabel II.

Sarah tras divorciarse se convirtió en una mujer independiente. La duquesa pasó a ser contribuyente y pagó sus impuestos como todo. Y en este contexto que el reportero de The News of the World se reúne con la duquesa y se presenta ante ella haciéndose pasar por un alto ejecutivo interesado en una cita con el príncipe Andrés para tratar negocios. En el video se ve a la duquesa (que ignoraba estar siendo grabada) comentando que "500.000 libras podrían, en mi opinión, abrir puertas", de esa manera el reportero consiguió que presuntamente la duquesa venda el acceso para entrevistarse con el príncipe.


Universidad Jaime Bausate y Meza / 19

Bien es cierto que grandes poderes e intereses deben existir en este caso, en el que hay de todo menos ética, en ninguno de los dos casos tanto el periodista como la duquesa. ¿Entonces de qué valores estamos hablando?

Con una cámara oculta y encubierto -utilizando una personalidad falsa- el periodista consiguió su “exclusiva”, pero ¿esta actitud no viola los principios éticos y morales del periodista? La Duquesa de York también hizo mal al presuntamente haber vendido el contacto con un Royal (cosa que ella lamenta alegando que estaba bajo los efectos de haber ingerido bebidas alcohólicas).

a la observación de la gente de todo y cuanto haga y más aún estando ligada a un miembro de la familia real, al gobierno, el escrutinio popular aumenta debido a la fiscalización que se hace de los gastos que realizan los miembros de la casa real con el dinero de las contribuciones. Por un lado el periodista puede hacer uso de todos los instrumentos técnicos a su alcance, como cámaras de video graba-

Por mal que haya actuado la duquesa el periodista o c u l tó s u ve rd a d e ra identidad, mintió y eso en todas sus formas es condenable. ¿Acaso el reportero no debió ser más responsable al momento de tratar el tema? ¿No falto al código de ética falseando la realidad al presentarse ante la aristócrata como un alto ejecutivo y que muchos piensen que hasta haya dirigido de alguna manera a que la duquesa llegue a tal enredo? Sarah Ferguson por ser un personaje público está sometida

doras de audio, etc. Pero en esta situación la cámara fue oculta y la otra persona desconocía que

estaba siendo grabada, aún así la noticia se publicó y todos se fueron contra Fergie, pero nadie cuestionó la manera de cómo se obtuvo esa exclusiva.


Ethos / 20

valor belleza El

El término estética deriva de la palabra griega aisthesis, que significa sensación, conocimiento obtenido a través de la experiencia sensible. Con el correr del tiempo se constituye en una rama de la filosofía que se ocupa de analizar críticamente y resolver los problemas de la relación del hombre con los objetos artísticos de la naturaleza, deviniendo en una ciencia de lo bello o en una filosofía del arte. Todo conocimiento proviene inicialmente de las sensaciones, del contacto primario de los sentidos del hombre con la realidad. Filósofos griegos como Platón, sobre los términos de belleza y arte manifestaron que “la idea es el referente y algo es bello si se acerca a este referente”. Estableciendo la tríada plutoniana diríamos: la verdad, la bondad y la belleza. El arte era algo que tenía un fin y la belleza sólo puede ser captada por la mente. Ya en la Grecia Antigua, el filósofo griego Aristóteles afirmó que no hay nada en el entendimiento humano que antes no haya pasado por las

de la

sensaciones, y cómo llevar este pensamiento a una ética estética, la cual no solo está envuelta en frivolidad a causa de las sensaciones que se establecen a ver nuestra imagen en un espejo o a lo que para nosotros es bello. Si bien es cierto como establece el Dr. Israel Chira Paredes “La ética estética nos da la llave maestra de poder entrar en la mente del paciente para aconsejar adecuadamente; básicamente, mediante la ética de manera profesional se puede hacer una profilaxis mental al paciente y por lo tanto hacerlo recapacitar acerca del procedimiento más adecuado sin violentar su salud, armonía, ni simetría”, esto hablando del sentido de belleza individual superficial. Se piensa con insistencia que una persona con buena apariencia tendrá más oportunidades de integrarse con mayor facilidad a su entorno social y laboral que otro menos dotado. Pero los especialistas señalan que la apariencia estética depende de algo más que una cara bonita, ya que el comportamiento, la vestimenta, la higiene, el

maquillaje y el peinado son indispensables para mostrar una buena apariencia. Y cuando el individuo no se halla satisfecho con su apariencia cosmética es allí precisamente cuando los expertos de la salud como los cirujanos plásticos, dermatólogos, psicólogos y farmacéuticos empiezan a tener un papel preponderante. ¿Pero qué es lo que pasa en la actualidad? la mayoría de los centros laborales, han profundizado en el tema de la ética y la estética. Las sensaciones son ahora el puente para un feedbak, necesario para adaptar nuestra actuación al efecto que queremos producir. Las empresas han encontrado en las sensaciones la clave de la belleza y del manejo de las emociones y esto lo podemos observar claramente cuando se realiza una compra en el libre mercado. Los medios no solo te veden un producto, si no el agregado de la emoción, la sensación, la satisfacción de obtenerlo, sea como sea y a cualquier precio. El bienestar que da el uso de las


Universidad Jaime Bausate y Meza / 21

sensaciones no se aleja del sentido estético. Hablando de la belleza, toda mujer quiere mantener un cuerpo bello, unas manos bonitas, un rostro atractivo, quiere ser diferente a las demás. Pero la pregunta resulta al momento: ¿dónde está la ética?, ¿seria acaso ético vender sensaciones erróneas por todas partes y producir emociones sin valor ético alguno? Resulta que mientras la estética antigua trata de encontrar los hechos del arte, la estética moderna busca explicarlas en sus diferencias y calidades especiales. No debe olvidarse que el arte ha sido tratado de manera detallada en el periodo del Romanticismo. Junto con el simbolismo que considera el objeto artístico como una encarnación material de un significado espiritual, en el Romanticismo se concibió al arte como la expresión de la emoción personal de un artista, dotado de una imaginación creadora que le permite acceder a la verdad y desentrañar la auténtica y única naturaleza de las cosas. La ética y la estética se da con el beneficio de un bien común, contribuyen a desarrollar una autoestima positiva en las personas, permiten mantener un cuerpo saludable con buenas condiciones de funcionamiento en todas sus partes y proporcionan un valor agregado a sus vidas.

Escribe Jeimmy Pairazamán Paredes


Ethos / 22

Una inmensa mayoría de la población limeña está acostumbrada a leer páginas centrales llenas de accidentes, muertes, discusiones y desenfrenadas notas hechas por los “periodistas” del diario, sin embargo el 50 % de ellas son falsas, las cuales buscan llamar la atención del usuario y hacer que ellos se vuelvan consumidores de noticias sin sentido y vayan cayendo en la desinformación.

Hoy en día, existen diarios que intentan persuadir al público colocando evidencias o testigos que resalten la noticia distorsionada y que a través de los años vienen faltando a la ética periodística con cada publicación impresa o colocada en la Web. En algunos diarios encontramos todo tipo de información, sean nacionales, internacionales, política, deporte, espectáculo y policiales, pero cada una de ellas contienen un estilo que denigran la dignidad de las personas, ocultan información, desinforman, inflan y desinflan las noticias según determinados intereses, confunden y mienten en sus notas para vender más ejemplares cotidianamente. Son diarios de la peor especie y que causan mucho daño a la profesión periodística y a los periodistas que nos formamos con sólidos valores éticos.. La sociedad peruana se pregunta con justa razón y hacemos nuestro esta pregunta: ¿Hasta cuándo podremos soportar tanta falsedad? ¿Ya estamos acostumbrados a la mentira? ¿Por qué no empezamos por cambiar? Estas y muchas preguntas más nos hacemos particularmente los periodistas bausatinos que intentamos dejar en alto nuestro

momento de

cambiar Es


Universidad Jaime Bausate y Meza / 23

nombre y nuestra Alma Máter, sin tener que manchar nuestra carrera. Pero lamentablemente por la presencia de diarios sensacionalistas en el Perú, los verdaderos periodistas profesionales no estamos bien vistos a nivel de profesión. Y ante esta situación censurable y que el pueblo peruano rechaza, es necesario empezar de nuevo, hacer mayor conciencia en los usuarios para no dar acogida a páginas manchadas de sangre, de sexo y de mentiras y exigir la práctica de un periodismo ético de cara con la verdad, la responsabilidad, la pluralidad de ideas y la honestidad intelectual. Hay diarios que publican una desgracia seguida de un titulo con palabras que pertenecen a un nivel social bajo, por ejemplo: “KEN VE A LA PELONA”, “ANCIANA MUERE CLAVADA”, ”NIÑA FUE VIOLADA POR SU HERMANO”, ”NACE EL SEÑOR PEZ”, ”PELEA DE PERRAS”, estos son algunos títulos recientes de diarios que destacan lo negativo y se olvidan de lo positivo. Si el Perú está haciendo todo lo posible para una mejor educación a nivel nacional, sin contar que somos excelentes en gastronomía, deporte, tecnología ¿por qué los propietarios y directores de esos diarios de mala ley permiten que la sociedad peruana reciba un tratamiento de la noticia de la peor especie? ¿Es posible que la libertad de expresión sea utilizada como un

simple negocio para adormecer la conciencia de la sociedad peruana? No hay razón para ello, el Perú se merece un periodismo mejor, serio y de docencia pedagógica.

actitud positiva colectiva en aras del desarrollo y progreso del país. Los periodistas, desde la cátedra de la Universidad Jaime Bausate y Meza, luchamos por mantenernos en un régimen recto con la información y ejercemos los derechos de opinión y libertad de expresión en procura del bien común, de la paz y la justicia social. Escribe Luis Arturo Alburqueque Pacheco

Es bueno recordarles que la libertad de expresión, garantizado por la Constitución política del Perú, es para decir la verdad sobre cosas o hechos que enriquezcan el nivel cultural y educativo de las personas, que contribuyan a desarrollar una Foto http://israelghost13.blogspot.com conciencia peruanista, una http://patriciapeirote.com


periodismo

Ethos / 24

en el

Ética

Encontrar una definición específica sobre qué es ética no es fácil, más aún ante la existencia de diferentes autores que escribieron sobre esta rama de la filosofía desde la antigüedad hasta nuestros días, tratando de definir claramente y con precisión determinados conceptos y principios éticos. La Ética, tiene que ver con el pensamiento y las acciones de los hombres, acciones determinadas por su modo de pensar, sentir, actuar, consumir y producir en una determinada etapa de la historia de la humanidad. Entonces, por Ética periodística podemos deducir que es el pensamiento y la manera de actuar dentro de la moral, con adhesión a la verdad, el respeto por la dignidad humana y la búsqueda del desarrollo común en el tratamiento de la información.

Por todo ello, el uso de la palabra ética periodística contiene una responsabilidad que sólo podremos soportar si poseemos una idea de la esencia de la conciencia moral, de la moralidad dentro del ejercicio del periodismo; si sabemos distinguir claramente el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto, lo ético d lo antiético, lo lícito de lo ilícito, lo justo de lo injusto. Cuando la ética se traslada al periodismo, el periodista de nivel superior universitario tiene la responsabilidad social, jurídica y ética de ser el que orienta y educa al lector, el que modela o forja la conciencia crítica de la colectivi-

dad y por lo tanto debe estar imbuido de calidad moral, de información para el bien, para el desarrollo de la sociedad en valores y no ser mercantilista del sensacionalismo, del voyerismo, del oportunismo para sacar provecho para si mismo en forma inmoral o para el grupo al cual representa.

Autores como Juan Fernando Araos definen a la ética periodística como: “Aquel conjunto de valores y normas que rige al periodismo y que brinda pautas para que el periodista realice su trabajo diario considerando los pilares fundamentales de la profesión.” Finalmente podemos decir que la Ética nace desde el hogar y se desarrolla en la familia, la escuela, la Universidad y la sociedad a través de la buena enseñanza y el buen ejemplo y la práctica de valores morales en las relaciones interpersonales a fin de reconstruir la sociedad que tiende a desintegrarse moralmente, a fin de sentar sólidos pilares de una sociedad ética con futuro.

Escribe Ricardo Ángel Espinoza Hilario


Universidad Jaime Bausate y Meza / 25

Escribe William Percy Lozada Halanocca

Ética periodista para un

Cuando a un periodista se le pregunta si practica la ética periodística a lo largo del desarrollo de su profesión aparecen muchas cuestiones sobre qué representa la ética periodística para dicho profesional y aquí aparecen conceptos y expresiones donde el significado de la moral es realmente fundamental para él. Dentro de la mente de un periodista se cruzan diversas concepciones sobre en qué circunstancias se deben utilizar los parámetros que rige el concepto de ética y la praxis que se debe hacer en su profesión. De ahí aparecen los famosos códigos de ética que regulan las acciones que los periodistas consideraran correctas e incorrectas según las circunstancias. Y aquí surgen las polémicas en cuanto a que tipo de actitud deben tomar los periodistas al analizar, interpretar y tomar decisiones respecto a los problemas, dilemas, deudas y déficits éticos. Por ejemplo, cuando un reportero grafico está en la escena

central de los hechos, digamos en una balacera típica entre la policía y unos asaltantes en un banco, se plantea algo interesante: ¿El reportero grafico debería auxiliar una víctima envuelta en un proceso de desangramiento fulminante? o primero ¿debería prevalecer su olfato periodístico y preocuparse por capturar las imágenes más noticiosas y expresivas de aquella victima? Sin duda es una situación que genera materia de discusión en el ámbito periodístico con la permanente duda si es que el periodista,

como todo ser humano, debe ser fiel a sus valores éticos y tener conciencia de la sensibilidad ante tamaña situación delicada y sus efectos en la opinión pública .Sin embargo, en contraparte, está el prestigio y su labor como profesional de la divulgación de la noticia que siempre está al servicio de su público objetivo. Efectivamente ahí aparecen muchos de los dilemas éticos afines a la profesión que hemos tratado de representar a través de un ejemplo preciso tomado de una especialización periodística, el reporterismo grafico. Ahora que planteamos un tema ético delicado, preguntamos al lector, si acepta la cualidad de sensibilidad humana que debe tener un periodista en el ámbito de la fotoperiodismo o lo considera una actitud frágil símbolo de impedimento en su afirmación como profesional de la información. Dejamos las puertas abiertas para la reflexión y con la esperanza de contar, oportunamente, con la respuesta idónea.


Ethos / 26

Ética política (mediática) No cabe duda que todo aquel a quien se le mencione esta corta palabra ética (del latín y del griego, ethicus) termina por asociarla al estudio de la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir. La política, la ética y el periodismo han estado ligados desde siempre. Y es que si hablamos de periodismo y de ética deberían de ser uno solo. Unos dicen que en el Perú actual hay manipulación de las noticias, no hay objetividad ni veracidad informativas y hay posiciones encontradas en las diferentes columnas de opinión con respecto a los procesos electorales municipales, regionales y nacionales . Las elecciones municipales han ocupado las principales primeras planas de los diarios, por no hablar de las pantallas chicas. Noche a noche, los diferentes programas de política y últimamente de espectáculos también tomaron parte de alguno de sus candidatos preferenciales.

La historia electoral de estos últimos años se convirtió, no cabe duda, en una guerra sucia que no dejaba al público muchas alternativas. Los electores acudieron a las urnas no para elegir una mejor candidata, sino mas bien para votar en contra de alguien. En el debate municipal, regional o nacional no se escucharon propuestas, mas bien ataques entre candidatos, serie de acusaciones fundadas o infundadas, veraces o falsas, que poco o nada contribuyen a generar una conciencia favorable al cambio social y la transformación nacional.

Una vez se enfrentaron los opuestos políticos, movimientos autodenominados “independientes”, movimientos de la vieja guardia y de la nueva hornada cuyos líderes entrecruzaban acusaciones de no declarar bienes y de mentir en cuando a su status económico, de pertenecer a la izquierda extrema, al movimiento Patria Roja, de atentar contra la estabilidad política, económica y jurídica del país, de generar falsas expectativas en el electorado, de hacer populismo, y hasta lanzaron acusaciones de estar comprometidos con el narcotráfico y el terrorismo. Y el colmo es cuando a mas de pocos días de las elecciones, algunos medios publicaron las conversaciones telefónicas en las que se quejaban de las encuestas y además le restaba importancia al cargo que postulaban. Estas son algunos de los motivos por los que las favoritas al sillón municipal perdieron votos, cayeron en la ambición al poder y la ética por parte de los medios fue dejada de lado, logrando así más sintonía de los programas radiales y televisivos y más venta de los diarios. Esta forma de hacer política sucia y maquiavélica, cuando los fines


Foto http://metamentiras.blogspot.com

justifican los medios, no se merece el pueblo peruano. En cada proceso electoral, el elector peruano emite un voto más emotivo e irracional, menos pensado y menos responsable. ¿Dónde queda entonces la objetividad y la ética por parte de los medios y los partidos polìticos? ¿Es qué más prima el poder político y sus ventajas o el interés lucrativo de determinadas empresas periodísticas que el futuro del país? No puede ser, los partidos políticos y los medios de comunicación no están cumpliendo a cabalidad sus funciones sociales, educativas y culturales, sus nobles fines para los cuales fueron creados. Y esto tiene que cambiar, debería de cambiar, por el bien del Perú y de todos los peruanos. Es muy lamentable que durante las campañas electorales la lucha por la verdad y la transparencia hayan quedado escondidas en un diccionario viejo. Lo único cierto es que la historia electoral del Perú registra pocos procesos electorales que hayan resultado tan reñidos como los de este último domingo en Lima Metropolitana del año 2010. Escribe Cristine Andìa Ortiz

Universidad Jaime Bausate y Meza / 27

Los profesionales a diario confrontan problemas en el ámbito laboral, también con las personas que los rodean, este quehacer cotidiano hace que en mucho de los casos incurren en errores que a diario atentan contra la moralidad y el bien ganado prestigio o popularidad de las personas e instituciones democráticas.

Faltaen de Ética el Centro Laboral Los hombres y mujeres en nuestra sociedad enfrentan problemas, situaciones que de alguna manera ponen en tela de juicio su buena conducta, muchas veces ellos mismos dudando de su propia profesionalidad, pero teniendo siempre en cuenta que existen desde tiempos anteriores deberes y derechos que cada uno sabe donde encasillarse. La libertad es un privilegio del que gozamos por naturaleza las personas, para poder vivir en un país libre y digno, donde podamos pensar y actuar en función al bien social. Pero el problema deviene cuando utilizamos nuestra libertad sin consciencia, sin pensar que nuestra libertad, derecho y deber nos pueden llevar a destruir nuestra buena imagen y la empresa donde laboramos. Los escándalos, los despidos masivos y las remuneraciones infladas de determinados ejecutivos llevan a pensar y a creer a muchos que el mal comportamiento corporativo es la regla general. Esta es la razón por la que cada vez es más importante que quienes

están en la cima, en los altos cargos dirigenciales, políticos o institucionales revisen su relación con sus usuarios, clientes, empleados y accionistas. De ser líderes ahora nos preguntaríamos con ánimos de superación , ¿cuál es el mejor modo de ser eficientes líderes? ¿manejar sólo el impactante discurso político con todas las técnicas de comunicación eficaces u observar buena conducta en los actos públicos y privados? La respuesta no se dejará esperar. Ante nada, uno debe creer que la integridad ética es fundamental para la salud de las organizaciones, además que el buen líder debe mostrar respeto por los derechos humanos. Luego es más que importante establecer nuestras creencias éticas y respetarlas a toda costa, dar un buen ejemplo, Después de todo, el mundo se sostiene sobre un balance entre lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto, el éxito y el desastre. Debemos decidir de qué lado estamos, y hacer lo que más conviene a las personas y al interés nacional. Escribe Silvia Lizeth Orbegoso Tello


Ethos / 28

En la mitad del mes de setiembre del 2010, el país fue testigo de una conversación telefónica entre la candidata a la alcaldía de Lima, Lourdes Flores Nano y el ex congresista Xavier Barrón. En dicha conversación, la candidata Flores Nano, manifestaba su frustración y aclaraba que le importaba un comino las elecciones. Escribe Valeria López Cano

Todos quedamos sorprendidos ante el lenguaje emitido por Flores Nano, pero los periodistas nos quedamos aún más confundidos ante la publicación deliberada de los audios en el programa “El Francotirador”, del reconocido periodista peruano Jaime Baily. Ante el hecho ocurrido cabe, cuando menos, las preguntas siguientes: ¿Cuál es el límite de los periodistas para obtener y publicar algún tipo de información? ¿Es necesario traspasar la privacidad de un candidato político, con tal de conocer y difundir la verdad? Y peor aún ¿Era necesario que toda la ciudadanía escuchara dicha conversación telefónica? La interceptación telefónica es una herramienta que puede ser utilizada para desenmascarar la verdad, destapar la corrupción o los fines bajos de aquellas autoridades que quieran abusar de su poder. En muchos países, las interceptaciones telefónicas son controladas para salvaguardar la privacidad de los individuos, aunque a su vez, algunas naciones permiten que sea utilizado como una prueba factible por las cortes para resolver un caso. En Estados Unidos, existen ciertas agencias secretas que están autorizadas a ejecutar este tipo de actividades de manera legal. En en el Perú, la Constitución política afirma lo siguiente: Toda

persona tiene derecho al secreto y a la inviolabilidad de sus comunicaciones y documentos privados. Las comunicaciones, telecomunicaciones o sus instrumentos sólo pueden ser abiertos, incautados, interceptados o intervenidos por mandamiento expreso y motivado del Juez, con las garantías previstas en la ley. Se guarda secreto de los asuntos ajenos al hecho que motiva su examen. Los documentos privados obtenidos con violación de este precepto no tienen efecto legal. Vivimos en un país democrático, donde la libertad de expresión y el respeto a los derechos ciudadanos ocupa el primer lugar. Bajo esta premisa, los periodistas estamos obligados, ética y socialmente, a difundir informaciones de calidad que sean de interés público. Sin embargo es nuestra responsabilidad determinar y establecer los límites para informar al público con la finalidad de esclarecer los hechos y demostrar la verdad, con objetividad, sin traspasar los derechos de los demás. Y el nivel de objetividad en un artículo dependerá en la medida que el periodista sepa sabiamente desprender sus sentimientos y posiciones personales de dicha información.

Interceptación telefónica en

elecciones

a la

alcaldía de Lima

2010


Universidad Jaime Bausate y Meza / 29

La

Censura de la

publicidad del diario

El Bocón La publicidad que se emite en televisión, muchas veces no respeta los parámetros que conlleva el pensar en la susceptibilidad del receptor, un claro ejemplo de ello es el caso del diario peruano El Bocón que lanzó un spot publicitario donde se difunde una situación de maltrato emocional y trato humillante perpetrado en contra de un

S.A., en calidad de medida cautelar, el cese preventivo e inmediato de la difusión del anuncio materia de imputación u otros de naturaleza similar, en tanto muestren conductas o situaciones que puedan ser capaces de inducir a la realización de trato cruel o degradante hacia los niños y adolescentes, conforme a los términos establecidos en el artículo 4 del Código de los Niños y Adolescentes”. Tras las críticas de la opinión pública y las disposiciones de las autoridades, “El Bocón”, estrenó un nuevo spot, con los mismos personajes pero con un tono mucho más afectivo que el original. En esta oportunidad, el periodista acaricia la cabeza y hasta abraza a su hijo, explicándole en tono conciliador que lo que intentaba era exigirle su mayor esfuerzo.

niño. Es evidente la irresponsabilidad y la falta de ética en el mensaje de dicho spot, donde se apreció el diálogo del niño con su padre, quien dice "¡Papá! ¿Viste mi gol?", y su progenitor le contesta "horrible tu gol, lo peor que he visto en toda mi vida. No sé cómo entró la pelota porque le pegaste con la canilla...”. El análisis de la publicidad contempla la vulneración de derechos de los niños y adolescentes involucrados; así como el derecho al desarrollo integral de su personalidad, según el artículo 6º del Código de los Niños y Adolescentes lo que constituiría una transgresión al Principio de Adecuación Social, contenido en el Art. 18° del Decreto Legislativo N°1044".

Ante este hecho lamentable, el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MIMDES) p re s e ntó u n a q u e j a a nte Indecopi, para que cesara inmediatamente el spot, dando como medida cautelar la orden para que cese de forma inmediata la difusión del spot televisivo del diario El Bocón, en el que se muestra a un padre de familia menospreciando los logros de su hijo, pues este tipo de imágenes induciría a cometer actos de maltrato contra un niño. En virtud a la queja informativa presentada por el MIMDES ante la Comisión de Fiscalización de la Competencia Desleal de Indecopi, este organismo dispuso “ordenar a la Empresa Periodística Nacional

Inclusive, el personaje principal del aviso, Javier Martínez, deja el rostro adusto que exhibió en el primer spot y muestra una sonrisa amplia y un trato más asequible. Hechos de esta naturaleza no deberían continuar ocurriendo en los medios de comunicación. Es hora que nuestras autoridades no se duerman en sus laureles y asuman una actitud vigilante de cuando se difunde a través de los medios de comunicación para que los niños y adolescentes no sigan viendo spots publicitarios con doble mensaje que insinúan desprecio a sus potencialidades cognitivas, destrezas y habilidades.

Escribe Susan Ayqui Bustinza


Ethos / 30

El reto

de hoy, ser periodistas

éticos

Muchos periodistas hoy en día se olvidan de aquella palabrita tan importante como es la “ética”, esa que aunque muy pocos la entiendan siempre debe estar en cada línea de lo que publicamos y/o informamos. En estos últimos tiempos, muchas personas han sido atentadas contra su dignidad y moral al evitar lo importante que es escribir teniendo ética periodística, sino recordemos lo que pasó con la famosa revista de 5to Poder, donde sin pruebas, excepto algunas imágenes del Ministro Alfredo Ferrero y la ex Miss Perú Claudia Hernández, se aventuraron a decir que estos últimos eran pareja, sabiendo que el ex Ministro se encontraba casado.

Esto hizo que la credibilidad del medio se viera afectado, con posibles mermas de su rentabilidad económica y la reducción en el número de lectores, toda vez que las imágenes publicadas no decían nada, excepto algún trato cordial con la que sería su asesora. Con esto nos damos cuenta una vez más que es fácil seguir el camino del sensacionalismo, y evitar la verdad. Como estudiantes de periodismo debemos ser éticos, debemos hacer prevalecer la verdad, la verificación de las fuentes antes de la difusión o publicación de las informaciones o notas que escribamos. Debemos estar prestos a reconocer en todo instante y lugar que el público se merece un buen periodismo, periodismo con puertas abiertas a la confrontación de las ideas y a los grandes destapes de corrupción e inmoralidad, pero con la verdad poliédrica y no de verdades a medias. Ahora si hablamos de los medios digitales, con mayor razón debemos tener en cuenta las cosas que se van a publicar. Sepamos que cualquier persona puede abrir un blog, utilizar el facebook, prender su celular o escribir en alguna red social, pero antes de actuar, difundir o colgar informarciones es necesario medir los actos, valorar los hechos, ponernos a pensar unos segundos en la situación de la persona que recibirá el mensaje. Esto permitirá aliviar al periodista o al estudiante de periodismo de posibles denuncias o juicios en el poder judicial. Lo que es cierto, es que no importa si nuestro medio nos exige una nota inmediata, sin importarle algunos detalles omitidos, nosotros como periodistas debemos hacer prevalecer nuestra ética, para de una vez empezar a ser unos periodistas cabales. Escribe Jennifer Meza

La

ética en el

futuro periodista

peruano

La Ética no es solo, la ciencia que estudia la bondad o maldad de los actos humanos, sino también es aquella que se forja en quienes tenemos conciencia de respeto, valores, virtudes y de un buen vivir, no solo con nuestra sociedad, nuestra familia o comunidad, sino con nosotros mismos y nuestro aporte profesional.


a

oa

o

Universidad Jaime Bausate y Meza / 31

La ética no es solo la ciencia que estudia la bondad o maldad de los actos humanos, también es aquella que se forja en quienes tenemos conciencia del respeto, de los valores y virtudes y de un buen vivir con nuestra familia y comunidad y con uno mismo. La profesión periodística, conlleva a realizar una actividad personal, estable y honrada al servicio de los demás, impulsada por la propia vocación y en defensa de los sagrados intereses colectivos. En el camino hacia la formación profesional, encontramos nuevos ámbitos y dimensiones específicas que nutren de informaciones, conocimientos y de valores y que son la llave de nuestro correcto pensar y accionar dentro de la carrera elegida. Por eso es que, como futuros periodistas, debe primar en nosotros los estudiante s d e p e r i o d i s m o d e l a Universidad Jaime Bausate y Meza, el deseo por cultivar principios sólidos, valores éticos y no faltarle el respeto a nuestra labor, confundiendo periodismo con publicidad o propaganda. El valor de periodistas profesionales radica en la capacidad para pensar y actuar moralmente como personas dignas, eficientes, responsables en el cumplimiento de lo pactado, de lo dicho, escrito y difundido. Nuestra capacidad intelectual se fortalece justo en la etapa en la que estamos. Como estudiantes estamos ávidos a captar todo tipo de información, de conocimientos, y descubrir nuevos horizontes, que nos permiten moldearnos como futuros periodistas y encontrar nuestra propia identidad profesional. Pero sería desatinado dejarnos

cierto, que la formación viene por casa, pero también depende de uno mismo aplicar las buenas costumbres, y los valores que se nos han inculcado desde pequeños, para que de esa manera, al llegar y tomar decisiones en nuestra formación profesional, hagamos las cosas de manera correcta, como auténticos periodistas éticos.

llevar por lo que observamos, por los malos ejemplos y las malas artes de pseudoperiodistas o por el accionar diario de quienes desprestigian la profesión. Todo lo aprendido en nuestra casa de estudios debería quedar registrado con tinta indeleble en nuestros cuadernos y cerebros para ponerlos en la práctica oportunamente y al servicio de la nación peruana y del mundo. En la actualidad, hablar de periodismo para algunos es hablar de parcialidad, manipulación informativa, falta de criterio y hasta de corrupción, debido a que no se ejerce la labor profesional de manera adecuada, por temor a perder el trabajo. Nosotros los estudiantes bausatinos, como futuros profesionales, debemos primero ver el accionar de quienes salen frente a pantalla, redactan en los diarios y darnos cuenta de lo que hacen bien y de lo que hacen mal, para no cometer los mismos errores al momento de desenvolvernos en el escenario periodístico. Es

No hay mejor satisfacción que la tranquilidad, cuando sabemos que hacemos lo correcto. No debemos ser ovejas de rebaño que hacen lo mismo que el resto por no quedarse fuera de carrera. Debemos ser transparentes en todo sentido, actuar con la verdad, tener independencia de criterio, respetar nuestras fuentes, respetar nuestro trabajo y mas aún, informar con veracidad e imparcialidad, sin necesidad de vender una noticia armada o de escándalo, que hoy en día, es lo que “vende” como se dice, y se deja de lado a la información seria, de carácter investigativo. La ética en los futuros periodistas, como nosotros, es la base del éxito profesional. Sin una base ética sólida, grandes edificaciones en algún momento cayeron al vacío y desaparecieron. Debemos ser consientes de nuestra noble y trascendente misión profesional. Estamos a tiempo para corregir algunos posibles errores o faltas éticas, sabemos que hoy en día aprender no basta, sino también es necesario demostrar lo aprendido de manera leal y contribuir a un buen desarrollo profesional. Sólo así el Perú será grande, unido, invencible y próspero. Escribe Claudia Mercedes Vargas Chávez


Ethos / 32

Entonces ¿cuál es la prioridad del periodista en el tratamiento de la información? ¿informar con principios y valores éticos lo que quiere el público o difundir hechos negativos pero con gran rentabilidad económica? Desgraciadamente el sensacionalismo en nuestro país se ha convertido en un negocio rentable por su alto consumo, pero en él, al parecer se ha olvidado la noción de la palabra RESPONSABILIDAD, la cual es indispensable tener en cuenta antes de publicar noticias, comentarios o críticas, que luego puedan acarrear consecuencias negativas no solo a los involucrados sino al entorno y al periodista. Hace tiempo que la mayoría de los diarios denominados “populares” publicaron en sus portadas titulares como estos: ” Peter hizo llorar a madam“, “Peter está vivo“ destacando un hecho ocurrido en una serie ficticia de televisión con alta sintonía – Al fondo hay sitio – llevándonos a la siguiente pregunta; ¿esta noticia fue publicada realmente por el interés de la comunidad o vimos un claro

ejemplo de la distorsión de las fronteras entre la verdad y la mentira”.

Según el texto “La era del bufón” de Mario Vargas Llosa se afirma que “ la información que obtenemos en nuestros días no puede ser seria, sino simplemente se condenaría a desaparecer”. Por lo tanto se podría denominar a este hecho como un simple acto de supervivencia que celebra el lector, oyente o televidente al consumir esta clase de información. No cabe duda que el público, el periodista y el que genera el escándalo son partícipes en este fenómeno que cada día tiene más seguidores. Cada uno carga su culpa sobre su espalda, pero estamos seguros que solo desaparecerá cuando recapaciten y despejen su visión de la responsabilidad al publicar o generar noticias escandalosas y más que nada cuando invoquen a los principios éticos que rigen en la sociedad a la hora de hacer periodismo. Escribe Andrea Amesquita Cuya

Perú

del

en el

era bufón

Ubicados en diferentes puntos estratégicos de la gran Lima, la División de Policía de Tránsito (DIVPOLTRAN), como órgano altamente especializado, es la encargada de hacer cumplir las leyes viales a diario. Pero existen algunos inescrupulosos y malos policías que vienen siendo sancionados y dados de baja, por incumplir con sus obligaciones de turno, por atentar contra su moral y la de los choferes de transporte público o particular.

valores éticos

La

Escribe Joel Salazar Lozano La falta de valores en el Perú es un tema de nunca acabar. Días tras días los encargados de garantizar la seguridad ciudadana en nuestro país, son tentados por el mal uso público (gubernamental) del poder, para conseguir una ventaja económica ajena a lo programado burlando a toda norma, ley o principio ético.

Faltan

Conocer que noticias cubrir y como reportarlas son elementos muy importantes del trabajo de un periodista. Sin embargo es muy cierto el afirmar que todo esto actualmente se rige a lo que el lector, oyente o televidente exige y espera del medio, noticias que los saquen de su rutina, que lo sorprendan o en muchos casos que los escandalicen.


Universidad Jaime Bausate y Meza / 33

Este tipo de situaciones que manchan y deshonran la institución policial se manifiestan de la siguiente manera: existe la posibilidad que una movilidad particular o de transporte público no respete el semáforo, siendo este el error del chofer y el deber del policía de transito hacer respetar el sistema de circulación vial, con el fin de garantizar una fluida marcha vehicular y evitar graves accidentes. Pero a continuación el guardia procede a la revisión de documentos legales que autoricen el permiso debido para poder manejar sin restricción. En el caso que el chofer de esta unidad de transporte no cuente con los documentos legales, este recibirá una multa dependiendo de la falta que se cometió, recibiendo una papeleta con una cantidad de dinero a pagar. Es en este preciso momento cuando la moral y la ética profesional de ambas personas empiezan a ser ajenas a sus principios reales. Se busca el “arreglo de los buenos amigos” burlando las leyes en vigencia. En situaciones como estas es donde se da el incumplimiento a las normas legales, las acciones antiéticas fluctúan sin control, y nos convierten en una sociedad cada vez más corrupta. De esta manera los “policías coimeros” serán castigados con todo el peso de la ley. Gracias a la publicada nueva Ley del Régimen Disciplinario de la Policía Nacional del Perú, todo agente que reciba dinero –o cualquier otro tipo de dádiva– a cambio de omitir el debido cumplimiento de sus funciones será pasado inmediatamente al retiro. Asimismo, se castigará a aquellos que reciban, oculten, administren o custodien dinero o bienes cuya procedencia pueda presumirse ilícita, en beneficio propio o de terceros.

NO corrupción a la

Cuando se habla de corrupción en el periodismo normalmente se evoca la imagen de un periodista que recibe un soborno o un favor a cambio de alterar una noticia o una declaración recibida. Corrupción en el periodismo es el uso de los recursos y el poder noticioso para favorecer o beneficiar de manera intencional los intereses de un partido político, de una empresa, de un funcionario público, de un pariente o amigo, en perjuicio de la colectividad. En otras palabras, es el uso irregular de la información periodística por quienes inciden e influyen directa o indirectamente en los contenidos noticiosos. En los casos de corrupción en los medios de prensa los responsables directos son los periodistas, editores, directores, jefes de informaciones y dueños de medios que se prestan a jugar con la información, e indirectamente intervienen los gobiernos, partidos políticos, anunciantes, empresas de publicidad y "amigos" del medio. El soborno es un mal casi ya generalizado y que no reconoce fronteras para afectar principios éticos en contra de la sociedad y del periodista. Este riesgo social se presenta por medio de dar regalos y dinero a montones a cambio de debilitar y burlar la verdad, la ley y la justicia.

rápido para transgredir la ley, evitar censuras, cruzar fronteras, etc., y en general, para fomentar la corrupción y la maldad en la sociedad. Ahora bien, sería irresponsable y peligroso señalar la corrupción dentro del periodismo, si no se reflexiona sobre cómo forjar compromisos para enfrentarla, y si no se toman medidas concretas para erradicarla. Ya es tiempo de que todos los involucrados en el periodismo asuman la tarea de ir frenando y erradicando la corrupción interna. Las antiguas prácticas de los gobiernos de turno de sobornar y comprar la línea editorial de los medios deben quedar superados para siempre en bien del país. Obviamente enfrentarla no es una tarea fácil, ni algo que los periodistas y medios, trabajando en forma aislada, puedan lograr. Lo importante es comenzar y hacerlo con acciones y alianzas que, aunque pequeñas, sean concretas y tengan impacto. El presente y el futuro de nuestra profesión lo requieren y exige. Así como el periodista denuncia a los ciudadanos corruptos e inmorales también los ciudadanos tienen el derecho de denunciar a aquellos malos periodistas que desprestigian la profesión y se mantienen obedientes a las consignas de los corruptores de la prensa.

En nuestro país, el soborno se ha convertido en un medio fácil y Escribe Carmen Santana Romero


Ethos / 34

En estos últimos tiempos la labor del periodista se ha visto manchada por su forma de actuar para conseguir la noticia o la primicia, tal es así el caso de los audios privados entre el ex congresista Xavier Barrón y la candidata a la alcaldía de Lima Lourdes Flores que Jaime Bayly publico en su programa.

Pero ¿qué es eso que impulsa a los periodistas a sacar información sin medir las consecuencias y sin evaluar si es ético o no?, Consideremos que el afán por sacar la primicia, generar el escándalo y así llamar la atención del público no es propio de un periodista serio, culto y responsable, menos aún de un periodista profesional y que no puede dejarse llevar por presiones ni intereses económicos, menos aún por mantener presencia en los medios. Una vez en una conferencia escuché el caso de una periodista que era amiga de Gisela Valcárcel y que trabajaba en el diario Ojo, Gisela en una infidencia como amiga que era le contó que estaba a punto de divorciarse de su esposo, ella cuenta que cuando llegó a la redacción lo pensó varias veces y al no tener más noticias y

ante la presión que ejercía su jefe de prensa por que brinde una noticia, ella cedió a realizar una nota donde se anunciaba su ruptura matrimonial. El periodista debe saber ante todo que la ética es portadora de principios y de valores y por tanto está obligado a cumplirlos y respetarlos. Su práctica no puede estar condicionada a las circunstancias y presiones de grupos de poder político y poder económico. El público Es cierto que los periodistas cada día recibimos muchas presiones tanto del medio en el que trabajamos, otras personas y nuestros propios intereses. El periodista que quiera ser un completo profesional debe tener en cuenta que cuando uno publica algo tiene consecuencias tanto en lo judicial como en lo moral y en el segundo punto es como te ven las personas. Los periodistas, como responsables de las comunicaciones, están llamados a velar por ellas y a través de ellas difundir información veraz y sin hacer uso de medios inapropiados.

La Ética en

Por consiguiente, debería evitarse la publicación de artículos o la difusión de notas que van en contra de principios éticos. Sólo así la población podría recuperar la credibilidad en los periodistas y en los medios, a sabiendas que son los guardianes de la verdad y el cuarto poder del estado. Si el poder de la prensa se basa en generar opinión pública saludable y útil para efectuar las grandes transformaciones en la sociedad peruana, los periodistas están obligados a no abusar de su poder informático y usarlo sabiamente pensando en el buen destino y el futuro de todos los peruanos. Escribe Erick Miguel Villacorta Guerrero

nuestros tiempos

Foto http://talinirijilla.blogspot.com

Un sector del público televidente estuvieron de acuerdo que se difunda los audios pues consideran que es una información que interesa a la población, pero otros criticaron duramente porque fue una conversación privada y era antitético pues atentó contra la intimidad de las personas e incluso estaba penado por las leyes de nuestro país.

Un periodista que se rebaja a brindar información íntima sin la autorización de la persona involucrada, es denominada por la población como un chismoso y deja de ser un periodista creíble, pues se vale de cualquier artimaña para conseguir el ansiado propósito de rellenar una nota o generar un tema a costa de la vida de otra persona.


Universidad Jaime Bausate y Meza / 35

Somos

periodistas, no somos

espías Con el avance de la tecnología van surgiendo nuevas herramientas, instrumentos y equipos para facilitar un mejor trabajo periodístico en procura de una sociedad mejor. El uso de las cámaras ocultas se han hecho cada vez más frecuentes en la televisión, convirtiéndo-

se en método de prueba para desenmascarar a personas que están delinquiendo o que no han sido detectados por la policía. El uso de estas cámaras están siendo muy cuestionadas, toda vez que generan incertidumbres respecto al correcto uso de ellas, teniendo que analizar puntos que quizás pasan inadvertidos frente al "beneficio" que otorgan. El uso de cámaras ocultas, es un facilismo por parte de los periodistas, porque es una investigación inmediata que no necesita de una indagación profunda, disminuyendo la creatividad del periodista que

Aparentemente, las cámaras ocultas pueden ser armas excelentes para exhibir realidades que no se ven a simple vista, pero la imagen no es sinónimo de verdad.

confiado en lo mecánico pierde de vista fuentes o informaciones claves. Entre otro rasgo peligroso de estos métodos es que la gente pierde credibilidad en la justicia y en vez de denunciar ante un tribunal, acude a los canales de televisión y hace de los casos un show. El uso de las cámaras ocultas se justifica en algunos casos cuando se trata del interés social o público Los códigos de ética rechazan que el periodista oculte su condición profesional teniendo en cuenta que “El periodismo debe respetar la vida privada, la dignidad y la intimidad de las personas y sólo referirse a aquellos sucesos o circunstancias de carácter privado que adquieren claro interés público”

La cámara oculta o secreta supone en principio una invasión inaceptable de la privacidad, pues la misma toma televisiva que documenta un delito puede contener información ajena a ese hecho criminal y referente a la intimidad de una o varias personas, por ende este método es un recurso lícito cuando ha sido utilizada con la autorización de un magistrado judicial. El periodismo debe tomar conciencia de sus límites y sobre todo, de que su misión no es suplir a los poderes públicos ni convertirse en un brazo oficioso de la Justicia. Escribe Guanina Florencio Rafael


Ethos / 36

tiempos

modernos ética de la

periodística

La ética periodística es un tema que de ponerse en debate crearía innumerables discrepancias y malentendidos, más aún en los tiempos actuales donde prima la rapidez y lo pintoresco de las noticias.

Un buen periodista profesional conoce los códigos de ética, sabe de las consecuencias que arroja el transgredirlos, sabe que está prohibido mentir – incluyendo las medias verdades – y que está prohibido incursionar en la vida íntima de las personas. Y a pesar de ello no dejan de aparecer en los medios de la prensa convencional y a página completa los titulares 'amarillos'. ¿Acaso estos tiempos han convertido el periodismo en una profesión de comediantes en busca de la mejor broma, sin importar la susceptibilidad y el respeto a las personas?. Todos sabemos que la ética está ligada a los valores y es el sólido

cimiento de todo periodismo de avanzada. Sin estos valores éticos no es posible crear un periodismo para transformar la sociedad peruana. Las empresas periodísticas deberían ser las principales impulsoras de la ética y no deberían permitir que notas degradantes sean publicadas. Pero qué pena da enterarse cotidianamente que los medios son llevados por líneas definidas discordantes en muchos casos con los intereses de la sociedad y que están orientados por gustos e intereses particulares – la mayoría por empresarios en busca de mayores fondos. Y mucha pena dar el hecho de

saber que una noticia, que encierra gran importancia y trascendencia, es traspasada por una información popular. Resulta más rentable el rompimiento amoroso de un cantante, que los nuevos decretos expedidos por el Poder Ejecutivo y las leyes y normas aprobador por el Poder Legislativo a favor de las mayorías ciudadanas. El periodista se ve marcado por la vida diaria, decide trabajar por un periodismo ético, o para llenar el estomago, como aquel canillita que diría “tengo que llevar un plato a mi mesa”. Como cualquier ciudadano el periodista se ve presionado por las cuentas de luz, agua y la devolución del préstamo contraído. Pero no por ello dejar de ser consciente que es un profesional diferente a los demás, por la gran responsabilidad social que asume en el momento de acopiar sus informaciones, valorarlas y difundirlas para conocimiento de la población. Periodismo sin ética no es el verdadero periodismo. Periodismo con ética es el periodismo de avanzada que construye, que transforma el comporta-


Universidad Jaime Bausate y Meza / 37

miento de las personas en agentes de cambio social. Periodismo con ética es el periodismo que permite a los pueblos debatir sus problemas en libertad y para la libertad, es el periodismo que abre las puertas del diálogo democrático y constructivo, que promueve la participación de los ciudadanos éticos de manera positiva y edificante en la construcción de una civilización de avanzada y progresista, sin autocensura ni censura, con fiel respeto a la dignidad y los derechos humanos, sin poner en riesgo el bien ganado prestigio de la sociedad democrática.

Y precisamente el bienestar y la felicidad de las mayorías nacionales es apuntalado por los periodistas, cuando interpretan y defienden las justas aspiraciones de los que menos tienen. Es a ellos, a su trabajo – lleno de riesgos – que les debemos en muchas partes del mundo la libertad de los pueblos, cuando éstos son atenazados por dictaduras y gobiernos autoritarios. Escribe Alfredo Martín Pauca Calero Foto http://www.233grados.com


Ethos / 38

NO

a la

obscenidad en los

medios de comunicación

Últimamente los medios de comunicación se han dedicado a publicar noticias que no tienen nada que ver con la realidad nacional. Los periódicos sensacionalistas están dedicando su tiempo y espacio a noticias sin sentido, como los líos de faldas de los cumbiamberos, vedettes y futbolistas, entre otras cosas. Hasta cuándo vamos a permitir que nuestros niños se mal eduquen viendo cosas como esas.

Sin embargo, el premier Javier Velásquez Quesquén anunció que la eventual aprobación en el Congreso de una autógrafa de ley que disponga sancionar con cárcel a los directivos de los medios de comunicación por difundir material considerado obsceno será observada por el Ejecutivo. Eso quiere decir que las fotografías que se muestran en diferentes medios escritos no serán sancionados simplemente porque carece de fundamento, y lo más importante, que el presidente Alan García también rechazo el pedido que Belmont llevó al congreso, con el fin de demostrar que algunos periodistas sí conocemos la ética. “Hay delitos contra las buenas

costumbres, delitos contra la obscenidad manifiesta; eso está en el Código Penal, está en las leyes. Repetir eso, duplicarlo, podría malinterpretarse como que se está queriendo coactar la libertad. La obscenidad ha sido siempre un tema de discusión (…) Todo eso es muy subjetivo”, comentó según la agencia Andina.

No es simplemente repetir un tema del cual ya fue objeto de discusión, sino se trata de ver qué hemos aprendido los profesionales, donde esta esa ética del cual tanto hablan los profesores durante la enseñanza de cinco años en las universidades. Es importante que el profesional siga educándose, que no se quede en las cuatro paredes de las aulas el tema ético, que continúe en el trabajo que realiza día con día. No debemos confundir la libertad de expresión con el libertinaje, tal vez en otros países ya se practique este tipo de concepto, pero no debemos llegar al nivel que no nos corresponde, la población peruana no está capacitada al cien por ciento y no por ser quedados sino que hay mucha analfabetizacion en

nuestro país, algunas personas no comprendan la diferencia de una cosa con otra. La televisión es el mismo tema, la imitación homosexual deja mucho que pensar a los niños, que tal vez piensen que está bien ser homosexual o imitarlos en este caso. El rating es lo que más importa para los productores o directores de televisión. No tienen límites a la hora de pasar imágenes o de hablar cualquier cosa, ya no se respeta la hora familiar sino que en cualquier momento se transmiten este tipo de imágenes. En otros países como México sí tiene su hora de pasar imágenes que los chicos no puedan ver. Por eso si hablamos de ética, los medios comunicación deberían ser los primeros en estar de acuerdo con esta ley que se propuso hace algunos meses, porque tienen la responsabilidad de saber que imágenes pasar, con qué tipo de contenidos, deberían aplicarlo en todo momento. Porque no se trata de qué canal pasa más obscenidades para tener rating sino de qué tipo de televisión estamos brindando a al publico que consume día con día.


Universidad Jaime Bausate y Meza / 39

ética en los

negocios La

La ética define una gran parte de nuestra personalidad, es la que determina nuestra conducta, principios y valores morales. Sin embargo, esta palabra es sumamente compleja, ya que lo que puede ser "bueno o malo" para una persona, lo es de forma diferente para otra. Fuimos educados y formados de manera distinta, crecimos en un entorno y en un ambiente familiar diferente, desde pequeños captamos las normas de acuerdo a la manera en que nos las enseñaron.

Escribe Cinthia Flores Vicuña

Sin embargo, ¿de qué manera podemos relacionar la ética con los negocios? Diariamente salimos a la calle y nos enfrentamos con un mundo distinto al nuestro. Consideramos que hacemos nuestro trabajo bien, que somos leales con los demás y que en nuestro ambiente laboral "nunca" hemos sido objeto de algún escándalo. El problema está cuando estamos rodeados de compañeros de trabajo que les disgusta nuestro comportamiento ético. En este caso, ¿nos dejamos llevar por la actitud maliciosa o decidimos conservar nuestra postura?, esas son generalmente las preguntas que ha diario nos hacemos, cuando trabajamos con compañeros que les desagrada nuestra personalidad. Es por ello que debemos preguntarnos si somos lo suficientemente honestos al momento de informar a nuestros superiores de nuestro nodo de trabajo, o de las inconvenientes que suelen suceder en el entorno laboral. A su vez debemos asumir plena responsabilidad de las acciones y decisiones que tomamos, el trabajador debe conformarse con el salario que reciba, siempre y cuando sea digno de sus capacidades y destrezas. Escribe Ana Karem Rojas Castañeda


en los

medios de comunicación

Sensacionalismo

sacionali

Escribe Ana Sofía Dávalos Ludeña

Si bien el significado de noticia se relaciona con su objetivo de satisfacer el interés público, los medios de comunicación al interpretar de manera errónea y exagerada ese término justifican cualquier contenido, desarrollando espacios de “entretenimiento”, pues la mayoría de consumidores ya no leen un periódico o ven un programa de televisión para informarse, sino simplemente para entretenerse u olvidarse de los problemas que le han agobiado a lo largo del día. Aunque la praxis del sensacionalismo en el periodismo viene de tiempos muy lejanos, en el Perú, los estudios acerca de su historia y análisis profundo aún son escasos. Sin embargo tenemos algunos puntos que pueden ser identificados, particularmente en la época de los años 90, cuando el gobernante de turno y sus aliados fueron los autores de la proliferación de diarios sensacionalistas y de la corrupción política. A partir de entonces en el ámbito de la televisión aparecieron programas de poca calidad informativa y cultural, programas de chismes, de inventos de noticias y de declaraciones, con el fin de ganar mayor rating de teleaudiencia. Desde aquellos años hasta la actualidad programas sensacionalistas no se detuvieron, aún siguen en pantalla. El periodismo sensacionalista en nuestros tiempos, en censurable por todas las personas que están en su sano juicio, por cuanto distorsionan la representación de la realidad en función de compla-

cer las demandas morbosas de su público, tienen un fin eminentemente lucrativo, se dirigen a un numeroso grupo de pobladores del más bajo nivel cultural –especialmente adolescentes y jóvenes, los cuales, debido a un proceso de amoldamiento, se han venido transformando en seguidores sin crítica. Y las consecuencias son lamentables: Los individuos, al estar expuestos casi diariamente a estas imágenes fuertes, llenas de sexo y violencia, cada vez se vuelven más insensibles y fríos ante estas exposiciones, pues ya nada les sorprende, inclusive muchas veces son atraídos por las historias extremas, extrañas, truculentas y escabrosas, llegando a la morbosidad, donde lo socialmente rechazable se convierte en algo natural de todos los días. Los periodistas nos encontramos en la encrucijada de satisfacer al hoy exacerbado interés público, que significa, presentar noticias escandalosas y chismosas o seguir la línea de un periodismo serio y objetivo que cada día vende menos. En este último nos ubicamos los estudiantes de la Escuela Profesional de Periodismo de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Por lo expuesto, a manera de aporte, considero que la solución de este problema ético estaría en cubrir todo tipo de noticias de interés público, pero saber cómo tratarlas y difundirlas, por ejemplo, no acrecentar los titulares con el afán de vender más, sino ofrecer a los lectores, oyentes y televidentes una información de calidad, transparente, objetiva, veraz y pluralista.


Universidad Jaime Bausate y Meza / 41

Ahora, ¿Por qué es necesaria la ética en esta rama del periodismo? Por el hecho de estar sujeta a muchas subjetividades: una banda, un álbum, incluso un evento están sujetos a muchas subjetividades, pero es la labor del buen periodista dar una opinión lo mas imparcial y de la manera más directa posible, sin caer en amiguismos y mucho menos en la especulación de plagio o fraude, tan presente en lo relacionado al periodismo del entretenimiento

éticadel buen sonido

La

Mucha gente podría llegar a pensar que en algo tan vano como el periodismo musical no se necesita de una ética propiamente dicha, pero no hay nada más falso que ese pensamiento, ya que

El buen periodista musical debe saber cuándo criticar, cuando dar un halago, y más importante aún, cuando reconocer que su trabajo (a diferencia del periodismo informativo básico) está sujeto al criterio del periodista mismo y que debe mantener una línea divisoria entre sus gustos personales y lo que analiza (en lo personal adoro el rock, pero si tengo que hacer una reseña de un disco de la agrupación cumbiambera Kaliente, lo hare ciñéndome a su sonido, mas no a mis gustos personales) Y quizás el aspecto más importante de la ética en el periodismo musical y a mi parecer, el hecho por el cual están ligados íntimamente es la imparcialidad, ningún periodista musical ético que se precie puede dejarse llevar por sus gustos personales, sino todo lo contrario. Al final lo único que cuenta es tener en claro la imparcialidad.

en toda disciplina periodística se necesita de una ética sólida y a prueba de balas.

Escribe Jean Carlos Carbonell Foto http://kuviajes.com


Ethos / 42

Crisis Ecológica, Ética Comunicativa

&

Desarrollo Sostenible

Grandes reuniones y debates académicos vienen realizándose desde las últimas décadas del pasado siglo XX hasta la actualidad, a nivel de centros de investigación, ONGs, universidades y gobiernos, ante el deterioro medioambiental en el planeta. Algo tenemos que hacer, desde ahora, afirman.

“No podemos atentar contra el viejo y todavía joven planeta que nos ha dado vida. Debemos contribuir todos a que la Tierra siga siendo por los siglos de los siglos un planeta azul” nos exhorta Félix Rodríguez de la Fuente. Todos buscan erradicar las causas y consecuencias de la crisis ecológica, tratan de crear conciencia en la población con una profunda reflexión ética y una efectiva educación ecológica para lograr una nueva forma de vida, mayor calidad de vida y un desarrollo sostenible (dicho material se refiere al “desarrollo que asegure la satisfacción de las necesidades presentes sin compromete la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las propias” (Eduardo Gudynas: El reencuentro con “El Dorado”. Papeles para la Paz, Nº

37 (1990), p.112) de los seres humanos . Y aun cuando los acuerdos en algunos casos carezcan de operatividad y en otros requieran de largo tiempo para su concreción, sin embargo la esperanza de un futuro ecológico mejor se mantiene en pie. Desde la “Cumbre de la Tierra” (Río de Janeiro, junio de 1992), el Informe del Club de Roma sobre “Los límites del crecimiento” (1972), el Informe de la Comisión Brandt sobre “El estado del Planeta” (1983), el Informe Brundtland (1987) se recogieron abundantes datos sobre la situación medioambiental del Planeta, que definieron un nutrido marco teórico-conceptual e histórico calificado de grave, multidimensional y global, y permitieron formular una serie de alternativas concretas. DIAGNÓSTICO DE LA CRISIS ECOLÓGICA “Los desiertos crecen amenazando la mitad de las tierras cultivables en los próximos cincuenta años; la devastación de los bosques en los

trópicos avanza; en los océanos se destruye una especie tras otra; los mares, los lagos y los ríos de todo el mundo están envenenados en alto grado; los cielos y los paisajes son utilizados como basureros con acumulaciones crecientes de desechos, en gran parte tóxicos; 400 plantas nucleares en el mundo amenazan de contaminación radioactiva el conjunto de la biósfera; en la atmósfera se altera el equilibrio del dióxido de carbono propiciando transformaciones climáticas equivalentes a las de la última gran glaciación; y se agrega el adelgazamiento de la capa de ozono por los clorofluorocarbonos de efectos sistémicos imprevisibles” señala Klausväthröder (Klausväthröder: De roma a Río. En: I g l e s i a V i va , S e r v i c i o d e Documentación, Nº 34, p.11; cfr. También LESTER R. BROWN, CHRISTOPHER FLAVIN y SANDRA POSTEL: Un mundo en peligro. En: Papeles para la Paz, Nº 37 (1990), pp.43-81.). “Entre los años 2030 y 2050, las temperaturas medias podría ser entre 1´5 y 4´5 grados centígrados más elevadas que los niveles registrados en las últimas décadas, lo que significaría que la Tierra


sería más cálida de lo que ha sido en los últimos dos millones de años” (L.R. Brown). Desde los inicios de la humanidad se sostenía que uno de los peores enemigos del ser humano era la propia naturaleza. Ahora vivimos en la sociedad del conocimiento, y qué contradictorio, resulta que el peor enemigo del hombre es el propio hombre: con su pensar y accionar sin principios ni valores éticos. El deterioro medioambiental del planeta es producto de desechos radioactivos, de la acidificación de lagos, la destrucción de bosques por los industriales, las emanaciones de chimeneas de centrales térmicas y fábricas de acero, la macrocontaminación de la atmósfera causada por el CFC (clorofluorhidracarburos), la acelerada concentración de la población pobre en grandes núcleos urbanos, la proliferación d e “ fave l a s ” o v i v i e n d a s infrahumanas, la inestabilidad social y política que degenera en la violencia, y el “efecto invernadero”, cuyos daños afectan a todos los elementos de la biósfera. A PROBLEMAS GLOBALES, SOLUCIONES GLOBALES. Todos somos responsables, todos debemos ser conscientes del futuro incierto que se nos viene, todos debemos contribuir a preservar, conservar o proteger el medio ambiente para lograr el desarrollo sostenible y el buen vivir de todos los seres humanos. Países ricos y países pobres, países industrializados y países en vía de industrialización, aunque unos más que otros a nivel de respon-

sabilidad y de cooperación para la solución del problema global. Para alcanzar el objetivo de protección y conservación del medioambiente global, V. Fisas propone empezar “desde todas las fases del ciclo productivo, desde la extracción hasta la gestión de los residuos pasando por la fabricación y las formas de consumo, aplicando siempre lo que se llama el “principio de precaución”, esto es, aceptando el criterio de la prevención como base fundamental para minimizar los p ro c e s o s d e d e g ra d a c i ó n ambiental”(V. Fisas: Ecología y seguridad en el Mediterráneo. (Editorial Icaria, Madrid, 1993), p.53) Dentro del contexto de una ética civil y como respuesta a los actuales y futuros desafíos ecológicos, proponemos el desarrollo intensivo en todos los niveles y modalidades educativas de una ética comunicativa o dialógica orientados al logro de un desarrollo sostenible con libertad, equidad, respeto a la naturaleza,

responsabilidad con el presente y e l f u t u ro, t ra n s p a re n c i a , cooperación , solidaridad y “fraternidad cósmica”, relaciones óptimas entre humanos y no humanos (animales, plantas, minerales, recursos energéticos, etc.). Con J. Habermas diríamos: “En lugar de tratar a la naturaleza como objeto de una disposición posible, se la podría considerar como el interlocutor en una posible interacción. En vez de la naturaleza explotada cabe buscar a la naturaleza fraternal. A nivel de una intersubjetividad todavía imperfecta podemos suponer subjetividad a los animales, a las plantas e incluso a las piedras, y comunicar con la naturaleza en lugar de limitarnos a trabajarla cortando la comunicación”( Ciencia y técnica como “ideología”. (Editorial Tecnos, Madrid, 1986), pp.62-63).

Foto http://madrimasd.org


Pero surge a la vez la siguiente pregunta. ¿Puede el periodista informar de manera objetiva? Y la respuesta es un categórico Si. Claro que el periodista sí puede y debe informar con responsabilidad, siendo objetivo y veraz sobre los hechos. No es suficiente conocer la verdad de palabra sino que es indispensable conocerla y verificarla para transmitirla sin manipular la información. No debemos olvidar que los lectores prefieren y quieren a los buenos periodistas. El buen periodista prefiere perder una exclusiva antes que publicar información exagerada y no verificada. La ética es la definición teórica de los valores y sus problemas, es la aplicación practica de normas éticas y procedimientos que deben considerar los periodistas para cumplir su deber laboral. Recae en los periodistas la responsabilidad de informar a la sociedad de forma ob j etiva, sin aprovecharse, ni manipular la información. Un buen periodista no difunde informaciones, comentarios y críticas falsas, no inventa noticias ni declaraciones políticas con el fin de vender, obtener ganan-

cias y favorecerse a si mismo. No nos parece bien que existan falsos comunicadores que provocan daños irreparables a personas inocentes, a familiares de detenidos en calidad de inculpados, sin sustento legal. ¿Qué pasa cuando tales personas resultan ser inocentes?, El daño ya está hecho y no es una mancha que se pueda borrar, pues los inocentes lastimados jamás podrán olvidarlo. No bastan las disculpas o que el medio o el periodista se retracten, pues el espacio y la importancia que ellos le dan a la carta de retracto no es el mismo que consideró cuando difundieron la información sin antes ser confirmada y sin pensar en las serias consecuencias. Esta situación debe hacer reflexionar a los verdaderos periodistas al escribir o comentar temas que consideran una primicia o temas delicados que saben que podrían causar daños irreparables en los sentimientos, reputación o imagen social de las personas involucradas y sus familiares. Es necesario que los verdaderos periodistas tomen conciencia y se ubiquen en el lugar de estas personas. ¿que tal si fueran sus familiares?, si ellos se verían involucrados en una situación similar. Es hora de tomar la información con responsa-bilidad e informar con obje-tividad pensando siempre en el bien común. Escribe Eliana Rojas Rendón

ética en su real dimensión

Hablar de periodismo es hablar de la más noble profesión o el más vil de los oficios, según el apropiado uso que se de a las herramientas, métodos y técnicas de la comunicación e información.

La

Periodismo la

más noble profesión o el más vil de los oficios

Ethos / 44


Universidad Jaime Bausate y Meza / 45

La ética periodística no radica solamente en ser justo con uno mismo, si no con la sociedad, el público, el objetivo que traza esta carrera profesional, porque se supone que el periodista sabe lo que significa hacer el bien o el mal, lo sabe en la medida de cada circunstancia, por tanto, están aptos, mediante previos estudios, mediante previos casos y experiencias para ejecutar la ética que pretende esta carrera. La ética como una de las ramas de la filosofía, es la que engloba la moral, los principios, sin prejuicios, con justicia, sin discriminación ni favoritismos, la ética es parte de aquella costumbre que debe ser permanente en los periodistas, para así mantener esa condición y postura o actitud ante los obstáculos que podrían llevar a la nada a la misma carrera. La ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se ha de aplicar posteriormente a los distintos ámbitos de la vida personal y social. La ética no solo es cuestión de portarse bien, es

una de las principales ramas de la filosofía, es por eso que requiere de la reflexión y de la argumentación, este campo es el conjunto de valoraciones generales de los seres humanos que viven en sociedad, es cuestión de cada perspectiva mental amplia y muy empática. Veo la ética más abiertamente, no solo con conceptos muy recurridos ni aburridos, si no más bien de una ética libre, pero con resultados que marquen una buena vida, un buen manejo de las cosas, sin lastimar ni hacer el daño a nadie, a nada, ni a uno mismo. Como decía William Seward Burroughs, un crítico social estadounidense, “La única ética posible es hacer lo que uno quiere hacer”, esas fueron sus palabras. Cada quien hace lo que le parece, lo que desea sentir pero en la medida de terminar en un bien, que lo enseñe para fomentarla, para entenderla y no criticarla.

de la ética se resume en tres virtudes: coraje para vivir, generosidad para convivir, y prudencia para sobrevivir. Algunas personas pueden pensar que meterse en negocios es una manera de entrar a la corrupción, y es cierto, todo aquello y aquel que obtenga poder está más propuesto a inducirse por la mala dirección de una meta ya trazada antes de echar a caminar. Es por eso que cito lo siguiente, “Los negocios también son un arte ya que en ellos se mezcla la estética y la ética. Los negocios sin ética no son útiles”, palabras de Alejandro Jodorowsky, un artista polifacético, escritor, poeta, dramaturgo, guionista, compositor, escultor, en fin, mil artes juntas más. Esto eterniza la forma en como las cosas pueden ser vistas de distinto modo. Si aplicamos el buen saber en cada asunto que hagamos, se necesita de la ética para seguir un camino placentero, pero no hablamos de un placer capitalista, si no más bien de un placer emocional, espiritual que nos lleva a vivir una vida digna y justa. La ética es un asunto de voluntad propia, de criterio personal que nos facilite hablar con voz propia, con manos propias y sobretodo con actos y pensamientos propios asumiendo la responsabilidad.

La ética es lo fundamental de la estética, de lo bello, de lo abstracto, de aquello que se siente en la medida correcta, de acuerdo a principios que rigen al ser humaY no se puede dejar de nombrar no, de acuerdo con la perspectiva las palabras del filósofo español que cada quien tenga de lo bueno Fernando Savater: “la conclusión o de lo malo, respectivamente. Escribe Andrea Macedo Sánchez Foto http://eticaempresarialyrse.blogspot.com


Ethos / 46

biblionotas La

designación de las

autoridades universitarias a través de las Se encuentra en circulación nacional la obra “La designación de las autoridades universitarias a través de las leyes”, escrita por el doctor Iván Rodríguez Chávez, actual Presidente de la Asamblea Nacional de Rectores y Rector de la Universidad Ricardo Palma. El autor manifiesta enfáticamente que el medio para maniatar a las universidades en el Perú fue la ley, especialmente en el campo de la elección de sus autoridades. “Con la ley se cesaron rectores y decanos, con la ley se designaron, propiciaron o impidieron el acceso a los cargos del gobierno universitario. Con la designación de autoridades, desde fuera y de modo indirecto, el Estado ha ejercido la dirección y el control político de la universidad”. Haciendo uso de fundamentos de derecho y a la luz de la experiencia en el gobierno de las universidades, el doctor Iván Rodríguez Chávez llega a las conclusiones siguientes: 1.La ley que “democratiza las elecciones de las autoridades de

leyes

la universidad peruana”, no es una norma conveniente ni de aplicación en nuestra realidad, porque sus resultados serían distintos al propósito que la inspira. Una ley como ésta, con la elección universal, politizaría más a las universidades. Habría interferencias, con tendencias a ser continuas y permanentes, afectando su funcionamiento académico y administrativo en mayor volumen, intensidad, plazos dilatados y riesgo contra la tranquilidad y la estabilidad institucional, que a la vez conspiraría contra la calidad y la mejora del servicio; y todo como resultado de las campañas electorales. 2. Debería precisarse en la ley que su campo de aplicación sólo llega a las universidades nacionales o públicas. 3.Debería incluirse en la ley un artículo transitorio, dando plazos para que las universidades puedan reunir a su Asamblea Universitaria y adecuar sus estatutos. 4.La disposición complemen-

taría única debería ser eliminada por fomentar el conflicto que se propagaría en cadena afectando a todas las universidades, desbordando sus consecuencias sus propios recintos y extendiéndose a las ciudades. 5.A partir de la mirada retrospectiva a las leyes universitarias el autor reclama que se respete verdaderamente la autonomía universitaria con todas sus responsabilidades legales y morales, que se de a las universidades la libertad de organizarse, de elaborar sus planes académicos, de investigación y de servicio, que el Estado proteja a las universidades, que la fortalezca y le provea de los recursos presupuestales, económicos y financieros necesarios y la estimule para que ella los produzca también.


7.El autor concluye manifestando: ¡ Con la universidad todo y sin la universidad nada! ¡Que la universidad salve al país, pero que la ley salve a la universidad! ¡Dejemos en el siglo XXI las malas prácticas que han hecho daño a la universidad, a la educación y al Perú! La obra fue presentada por la Universidad Jaime Bausate y Meza el 30 de octubre del año en curso, en el salón consistorial de la Municipalidad de Miraflores. Las palabras de presentación estuvieron a cargo del doctor Roberto Mejía Alarcón, en su condición de presidente del Consejo Superior, quien destacó las calidades profesionales y la experiencia universitaria del autor. El comentario de la obra lo realizó el doctor Marcial Rubio Correa, rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

¿

Ethos

¿

6.Con la promulgación de una serie de leyes y la designación de las autoridades universidades se ha frenado los proyectos y programas de reforma de las universidades, originándoles inestabilidad y frustración, paralización de su propia evolución, impedimento de su renovación, se vulneró la autonomía de gobierno, se las ubicó dentro de una línea de discontinuidad institucional y se las vinculó más al gobierno que a la sociedad peruana.

Qué es

Universidad Jaime Bausate y Meza / 47

Ethos es una palabra griega (?èïò; plurales: ethe, ethea) que puede significar: 'punto de partida', 'aparecer', 'inclinación' , 'personalidad', “teoría de la vida”, “el lugar de vida”, “carácter adquirido por hábito”, “temperamento”, “modo de ser” y “comportamiento”.

Para Homero ethos significa "morada o lugar donde habitan los hombres y los animales"; pareciera que fue el poeta. Aristóteles define el ethos como "Hábito, carácter o modo de ser" que va incorporando en el hombre a través de su existencia. El filósofo griego Zenón de Citio, define el término ethos como la fuente de la vida y de la que manan los actos singulares de las personas. En cambio el filósofo español Xavier Zubiri Apalátegui considera que “el vocablo ethos tiene un sentido infinitamente más amplio que el que damos hoy a la palabra ética. Lo ético comprende, ante todo, las disposiciones del hombre en la vida, su carácter, sus costumbres y, naturalmente, también la moral”. El retórico romano Quintiliano dice de ethos, "El que quiera que todos los hombres confiar en su juicio ... debe poseer y ser considerada como poseedora de la sabiduría verdadera y la excelencia del carácter" (citado en Corbett 80).

En el arte, el Ethos es el estatismo emocional, entendido como contrario del Pathos, el dinamismo emocional. Según la filosofía de Aristóteles, el ethos es uno de los tres modos de persuasión en la retórica (junto con el pathos y el logos).

El término ethos referido al hombre o a los pueblos se aplicó en el sentido de su país, tomando la definición utilizada por Heidegger: ethos "es el pensar que afirma la morada del hombre", es decir su referencia original, construida al interior de la íntima complicidad del alma. En otras palabras ya no se trataba de un lugar exterior, sino del lugar que el hombre porta a sí mismo. "El ^ethos es el suelo firme, el fundamento de la praxis, la raíz de la que brotan todos los actos humanos. Ethos significa carácter, pero no en el sentido de talante sino en el sentido "del modo adquirido por hábito". ^Ethos deriva de éthos lo que significa que el carácter se logra mediante el hábito y no por naturaleza. Dichos hábitos nacen "por repetición de actos iguales" y los hábitos constituyen, en otras palabras, el principio intrínseco de los actos. Si ethos es el carácter adquirido por hábito, y el hábito nace por repetición de actos iguales, ethos es a través del hábito "fuente de los actos" humanos.


dimensiones

mundo en crisis

El joven filósofo universitario Alfonso Jaguande D´Anjoy, profesor principal de la cátedra de Filosofía y director de la Escuela de Postgrado de la Universidad Ricardo Palma, luego de la exitosa acogida a la primera edición de su libro Filosofía, ciencia política, globalización / Tres dimensiones de un mundo en crisis, acaba de poner en circulación la segunda edición (Lima, octubre 2010).

biblionotas

Esta obra, en una pulcra edición, contiene las palabras de presentación del filósofo Francisco Miró Quesada Cantuarias, las palabras prologales del politólogo Francisco Miró Quesada Rada, las de Theotonio Dos Santos: A guisa de reflexión, y en el Pórtico, las de César Augusto Reyes Valle. Francisco Miró Quesada Cantuarias manifiesta que “estamos viviendo la más grande crisis histórica de todos los tiempos, tanto en la vida material como espiritual. Se han pedido los valores éticos y nunca antes en su historia el ser humano ha visto, como hoy, peligrar su existencia en la Tierra. Contra el injusto sistema que nos ha puesto al borde del abismo dirige su artillería el Dr. Jaguande, quien encarna las tres columnas fundamentales del nuevo ser humano: solidario, inteligente y culto. Y sin duda, Alfonso Jaguande lo es”. Antonio Miró Quesada Rada, después de destacar la metodología de la obra de la que dice que “está muy bien diseñada por cuanto se trata de tres dimensiones, que a su vez son tres momentos en la historia de la humanidad” y analizar el fenómeno de la globalización en sus efectos negativos, coincide con el doctor Alfonso Jaguande cuando manifiesta que “es por otra globalización por la que hay que apostar. Una que procure el desarrollo social,

económico, cultural y tecnológico de los diversos pueblos y países para impulsar tanto nuevas culturas locales como globales unidas en un único destino”. Theotonio Dos Santos, tras calificar al doctor Jaguande de “lúcido pensador”, de “profeta de un mundo más justo” y de “apasionado defensor de cientos de millones de personas” que sufren las consecuencias del sistema neoliberal, señala que “Jaguande empieza fundamentando sus ideas con la exposición de los diversos sistemas filosóficos. Marca en el Pórtico las diferencias entre Filosofía y Filosofía Política; aborda la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales antes de meditar en la Globalización – fenómeno de alcance mundial que es producto del avance de la ciencia y la tecnología-, esbozando el leit motiv de su obra: “El neoliberalismo está en crisis, y su articulación con la globalización también. Los foros que reclaman un repensamiento del fenómeno globalizador se han multiplicado en el mundo y ponen en tela de juicio su supuesto consenso y su falsa proyección homogenizadora, para no hablar de la depredación de recursos que genera y que ha puesto en peligro la supervivencia, a futuro, de la humanidad” El autor considera que una de las particularidades de la globalización neoliberal iniciada en la década de 1970 y continuada en la de 1980, es que con ella se propaga la pobreza en todo el mundo a pesar de ser un período que registra progresos científicos, tecnológicos y económicos cuya presencia debió contribuir a disminuir la miseria imperante, al lado de la prosperidad y enriquecimiento de unos pocos. Jaguande aborda, con mucho contenido ideológico, las tres dimensiones de un mundo en crisis: 1. Filosofía y filosofía política, 2.ciencia política y relaciones internacionales, y 3. Globalización y neoliberalismo.

ética periodística

Tres de un

La

Ethos / 48


Universidad Jaime Bausate y Meza / 49

La ética, parte importante de la filosofía, es una disciplina encargada del estudio de la conducta moral del ser humano y que contiene una serie de normas, de prescripciones y reglas para regular el comportamiento de las personas en procura de su perfeccionamiento espiritual y moral y el desarrollo pleno de su personalidad. Podríamos mencionar muchos conceptos acerca de la ética y, en grandes líneas involucra los

Los malos periodistas, son los culpables de manchar esta noble profesión. Por lo tanto, la falta de veracidad, objetividad, credibilidad, responsabilidad e independencia son algunas de las ideas que cruzan por algunos medios causando serios daños a la sociedad. Y esto es lo que tiene que erradicarse de una vez por todas generando nuevas conciencias morales desde la juventud que estudia periodismo o ciencias de la comunicación.

términos de verdad, honestidad, cooperación, lealtad, respeto, solidaridad, libertad, justicia, secreto profesional, cláusula de conciencia, independencia de criterio, humildad, sensibilidad social, entre otros. Aquellas personas que están obligados consigo mismo y la sociedad a ser éticos en la vida diaria y en el cumplimiento de sus funciones profesionales deberían cultivar permanentemente todo tipo de valores ante cualquier situación. Esto permitiría vencer el egoísmo, la competencia desleal, la intrusión en la vida privada, la manipulación informativa y las injusticias a cada paso. Los periodistas, son hombres y mujeres con gran bagaje cultural y que dominan los métodos y las técnicas de comunicación audiovisual y escrita. Por tanto son los principales propulsores de una sociedad con mucha ética, capaces de cumplir en forma responsable e idónea sus funciones de información, fiscalización, educación, cultura e investigación científica. Su principal función es el trabajo social, en la cual se han preparado con las herramientas necesarias, para cumplirla con la mayor exactitud y veracidad. No existe, alguna excusa para que los periodistas puedan negar su función ética y moral. La ética periodística consideramos que sí es posible en la sociedad peruana y para bien de todos, aun cuando haya todavía algunos medios de comunicación en los cuales parece primar

más la libertad de empresa que la libertad de expresión, que ilusionados con su afán de poder dejan en el olvido el camino correcto. Además, qué ejemplo moral inducen los medios de comunicación, con sus grandes titulares que denigran al ser humano. Es una triste manera de ayudar a la sociedad a degenerarse cada día más. Porque la mayoría de los jóvenes vienen formándose sin valores y sin una definida conciencia moral, no dejan de producirse la ola de asesinatos, suicidios, violaciones, terrorismo, parricidio, pedofilia, etc., cuyos lamentables hechos son publicados en las portadas de los periódicos tratando de obtener mayor venta e incrementar sus ganancias. Felizmente todavía hay mucha reserva juvenil ética y por mucho tiempo en las aulas de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Nosotros los estudiantes de periodismo estamos siendo educados con principios y valores éticos y por eso estamos en la obligación de velar por una sociedad pacífica, justa, digna y progresista, e inculcar valores para que cada las generaciones venideras sean mejores que las de ahora. Y esto es lo que se debe hacer para ser un verdadero periodista, un excelente profesional que estima y respeta su vocación. En el Perú, la ética periodística sí es posible para bien de todos. Escribe Cinthya Chávez Naranjo


biblionotas

Ethos / 50

Presentan libro

GLOSARIO RADIOFÓNICO Ante una nutrida concurrencia de estudiantes, periodistas y autoridades de la Universidad Jaime Bausate y Meza se efectuó la presentación del libro Glosario Radiofónico, cuyo autor es el conocido maestro universitario, periodista, escritor y ex parlamentario, Dr. Eudoro Terrones Negrete. La presentación del libro se desarrolló en el auditorio de la Universidad Jaime Bausate y Meza el 4 de noviembre de 2010, a horas 7.00 de la noche. El comentario estuvo a cargo del conocido periodista Miguel Humberto Aguirre, auditor de contenidos de Radioprogramas del Perú y de la periodista Liliana Román Lévano, docente de esta Casa superior de estudios. Lilian Román destacó la importancia y trascendencia de esta obra, por constituir un valioso aporte a la educación periodística, particularmente para quienes estudian la carrera profesional de Periodismo en la Universidad Jaime Bausate y Meza y demás universidades del país. Miguel Humberto Aguirre, en el prólogo del libro, expresa que “el autor de estas páginas, logra reunir más de mil doscientos términos radiofónicos, todas son expresiones usadas en nuestros libretos, ediciones diarias”. El director y productor de Radioprogramas del Perú dijo, asimismo, que “el profesor Terrones Negrete no se quedó en buscar el concepto, a su glosario, único hasta el momento, le incorporó el significado de ellas haciendo, aún mucho más fácil las

futuras tareas de maestros y alumnos. Ellos, a los muchos documentos de enseñanza para consultar, hoy deberán incorporar este nuevo “Diccionario de términos radiofónicos”, permítanme la expresión, para asesorarse y encontrar lo más valorable”. A la fecha, el doctor Eudoro Terrones Negrete, quien a su vez es el Coordinador académico de la referida Universidad, ha escrito y publicado cuarenta y tres libros, incluido sus tesis de maestría en docencia universitaria y de doctorado en Educación.


Pluma y pensamiento de los estudiantes del noveno ciclo acadĂŠmico Fecha: Lima, 16 de diciembre 2010 Hora: 6.30 p.m. Lugar: Aula NÂş 102 de la Universidad Entrada Libre


Ethos Escuela Profesional de Periodismo de la UNIVERSIDAD JAIME BAUSATE Y MEZA


Revista Ethos