Issuu on Google+

Crónica e imágenes de una inundación Diciembre 2009 – Enero 2010

entornoajerez


Crónica e imágenes de una inundación Diciembre 2009 – Enero 2010

entornoajerez


©entornoajerez Agustín García Lázaro José García Lázaro Diciembre de 2011


Í

ndice

1

El río que nos lleva…

2

De ‘Los Hurones’ al Puente del ‘Picao’

3

De Villamartín al Pantano de Bornos

4

Por la ribera del Guadalete en Arcos

5

De La Barca al Puente de Cartuja

6

Por el Puente de Cartuja y ‘Las Pachecas’

7

En La Corta, Río Viejo y El Portal

8

Paisajes después de la tormenta


El Guadalete se desborda

1

El río que nos lleva‌

29/diciembre/2009 entornoajerez


2

El rĂ­o que nos lleva

El Guadalete desbordado a su paso por el Puente de Cartuja entornoajerez


El Guadalete se desborda

entornoajerez

3


4

El río que nos lleva desbordamiento del Guadalete que, con permiso de José Luis Sampedro es, más que nunca “El río que nos lleva”.

L entornoajerez

Sin llegar (por ahora) a los estragos que las lluvias de diciembre de 1996 causaron en toda la provincia y, especialmente, en el valle del Guadalete, apenas cuatro o cinco días de fuertes aguaceros han bastado para que los pantanos de cabecera de la cuenca se llenen y deban desembalsar importantes caudales. Una de las consecuencias derivadas de todo ello han sido las inundaciones que afectan ya a buena parte de la vega baja del río en muchos rincones de las campiñas de Arcos y Jerez.

lueve. No deja de llover. Estos días lluviosos del invierno nos hacen recordar de nuevo muchos rincones de nuestra geografía que, aunque habían estado ahí siempre, vuelven ahora de la mano de la lluvia y de las inundaciones a ser triste noticia en las primeras páginas de los periódicos locales y en los noticiarios de las cadenas nacionales de televisión. Las Pachecas, Zarandilla, La Ina, La Greduela, Los Cejos del Inglés, El Portal o el Portalillo, son otros tantos puntos donde algunas familias han debido ser evacuadas o donde otras muchas han quedado incomunicadas por el corte de carreteras y caminos rurales a consecuencia del

Si hacemos un poco de historia, estos días nos traen a la memoria aquellos otros de la segunda quincena de diciembre de 1996 en los que, sin cesar de llover en toda la provincia, se produjeron también grandes inundaciones. El presagio de que algo especial se fraguaba lo tuvimos entonces el 14 de diciembre, cuando después de varios días de lluvia se registraron 70 litros por metro cuadrado en el aeropuerto de La Parra, en tan solo dos horas, de las 5 a las 7 de la madrugada, comenzando los primeros desbordamientos en el Guadalete. Sin dejar de llover los días siguientes, el 17 se cortaban ya las carreteras en muchos puntos de las pedanías de Jerez y el 19 se inundaban buena parte de las viviendas de la barriada rural de Las Pachecas, siendo evacuadas más de 80 familias. La situación recordó entonces a la sufrida en 1969 o a la que,


El Guadalete se desborda

con mayores problemas todavía, se vivió en 1963 cuando muchos vecinos de estos núcleos rurales debieron ser rescatados por los helicópteros de la base naval de Rota. Desembalse del pantano de Los Hurones

Como sucede en estos días, también a partir del 14 de diciembre de 1996 el río Guadalete se desbordó como consecuencia de los aportes de todos los afluentes y arroyos de la cuenca y, principalmente, del desembalse de los pantanos. El 20 de diciembre, el Poblado de Doña Blanca se vio anegado por el desbordamiento del río que dejó aisladas a las barriadas rurales de El Portal y La Ina. No hemos llegado a los niveles de esas fechas, pero estos días hemos podido comprobar, y lo iremos mostrando en sucesivos reportajes fotográficos, como el tramo fluvial del Guadalete a su paso por Arcos va “más lleno que nunca”, a juzgar por los comentarios de muchos vecinos, como consecuencia de los desembalses de las presas de Bornos y Arcos que han llegado a aliviar, como la de los Hurones, hasta 200 m3/s. Baste recordar, para hacernos una idea aproximada de lo que esta cifra significa, que el caudal medio del Guadalquivir a su paso por Sevilla es de 170 m3/s. En Arcos, el río ocultaba bajo sus aguas los azudes, recientemente restaurados de los molinos del Algarrobo y La Molina. A su paso por el núcleo rural de la Vega de Arcos (o La Pedrosa), se han inundado todas las graveras formándose grandes lagunas que se prolongaban hasta la Junta de Los Ríos, donde el Arroyo Salado de Espera concurría también después de desbordarse en numerosos puntos aguas arriba.

entornoajerez

5


6

El río que nos lleva Tras pasar por la Junta de los Ríos, las vegas de Abadín y Albardén, frente a Majarromaque, se muestran anegadas, habiéndose cubierto los fosos y trincheras de extracción de áridos de sus graveras por un enorme manto de agua que se prolonga hasta las huertas de Berlanguilla y Vega Romana, ya en las proximidades de La Barca de la Florida. A su paso por esta pedanía, el Guadalete ha cubierto bajo sus aguas el parque fluvial que se habilitó bajo el puente de hierro y los puentes del acueducto de Los Hurones y del Tempul. Resulta llamativo ver como asoman entre las turbulencias del río las copas de los árboles del parque, o las mesas de los merenderos, cubiertas casi en su totalidad por las aguas que también han saltado por encima del vado – “la Pasada”que comunica con la barriada de Mesas del Corral. Los parajes de Bucharaque y La Suara, las vegas del Torno y Torrecera ofrecen el mismo panorama, al igual que la vega del Cerro de La Harina, donde desagua el arroyo Salado de Paterna, engrandecido estos días, como si de un auténtico río se tratara, por las aguas que recoge en el valle de los Arquillos y que trae a los pies de Torrecera formando una inmensa laguna. El panorama que puede verse desde la Cuesta del Infierno, en el cerro donde se asienta “Torrecera la vieja”, a los pies del torreón de esta pedanía, es sobrecogedor. Las tierras de “la Pasada del Boyal”, inundadas hasta donde el horizonte se pierde, conectan con los lagunazos

entornoajerez

Desembalse del pantano de Bornos

Compuertas del pantano de Arcos


El Guadalete se desborda

7

El Guadalete a su paso por Arcos

Parque fluvial de la Barca de la Florida entornoajerez


8

El río que nos lleva La inundación en los llanos de La Ina

inmensos que se han formado en la vega de Espínola, en El Alamillo y en Rajamancera, a los pies del Cerro del León, junto al puente de El Torno a cuyo tablero el agua del Guadalete ya roza “los bajos”. Y después los Llanos de la Ina. La carretera está cortada hacia la Ina y desde Rajamancera sólo hemos podido ver cómo el agua lo inunda todo: los llanos de La Gredera, La Ina, los alrededores de la ermita, el haza de Mejías, el haza del Calvo, Los Cejos del Inglés, La Greduela… Hace tan solo un par de días pudimos comprobar como el Guadalete ya superaba el nuevo puente y saltaba por la carretera a la altura de la antigua Venta El Suspiro…

Puente de La Greduela

En el Puente de Cartuja, el caudal del río oculta ya los tajamares la Venta –el antiguo molino de la villa- ha visto como las aguas inundaban su planta baja, extendiéndose hasta Lomopardo. En la zona trasera de Viveros Olmedo, donde el Arroyo Salado de Caulina se une al Guadalete, la lámina de agua penetra por el cauce de este arroyo produciendo un peligroso “efecto tapón”. Se frena con ello el drenaje natural de los Llanos de Caulina a través de este arroyo y se deja sentir su onda, mucho má arriba, en Estella del Marqués, donde a la altura de la Venta La Cueva, los puentes sobre el arroyo han estado a punto de ser saltados por el agua que baja, buscando el Guadalete, desde la Sierra de Gibalbín. Ya en la margen izquierda del río, frente al Puente de Cartuja, la autovía de Los Barrios discurre dejando a ambos lados

entornoajerez


El Guadalete se desborda Puente de Cartuja una inmensa laguna formada entre los llanos de Las Pachecas y Zarandilla donde, tristemente, se observan viviendas y casas de campo inundadas y se han producido también graves daños materiales. La autovía actúa aquí como “muro” que dificulta la circulación del agua. El puente sobre el arroyo Buitrago, frente a Las Pachecas, único desagüe natural de la zona, da pruebas de ello al presentar una fuerte corriente por la que circulan forzadas las aguas que buscan la salida hacia el río. En estos llanos se aprecia que, además de las pérdidas de cosechas y de viviendas e instalaciones, las inundaciones traerán consigo también grandes daños en aperos y equipos: en muchos lugares se ve maquinaria agrícola entre las aguas o tubos de riego por aspersión, bidones y depósitos de plástico que flotan a merced de las corrientes. Caballos, vacas, ovejas y cerdos han sufrido también las consecuencias de la riada y, cuando no han podido ser rescatados, han muerto por ahogamiento o hipotermia, como en algunos puntos de Lomopardo, Las Pachecas o La Greduela. En la margen izquierda, Zarandilla, El Torno, Las Villas, Las Quinientas o las tierras de El Palmar, se hallan también cubiertos por una inmensa lámina de agua, como lo están en la ribera derecha, las de La Corta, que llegan a los pies del Monasterio de La Cartuja, habiendo inundado algunas viviendas construidas en la orilla del río, frente a la Venta Las Angulas, y que ya vimos cubiertas por las aguas en 1996.

Autovía Jerez-Los Barrios

entornoajerez

9


10

El río que nos lleva

Lomopardo

Las Pachecas

La Corta entornoajerez

El Portal también ha estado a punto de quedar aislado por el río, que ha rebasado las motas de protección y ha inundado el tarajal y los alrededores de la vieja azucarera, hasta los mismos pies de las viviendas de esta barriada rural, al igual que ha sucedido en El Portalillo. El puente de La Herradura ha visto esta vez como las aguas casi rozan su tablero y no han tenido freno a la hora de llenar el “nuevo cauce” (que se ha trazado entre las nuevas motas recrecidas protegidas por escolleras) destinado a embalsar las aguas del futuro azud móvil, actualmente en construcción. El río, que no entiende de los incomprensibles retrasos que esta obra acumula, ya se ha encargado de “inaugurarlo” sin presencia de más autoridades que la de su desbordado caudal.


El Guadalete se desborda

11

Viaducto del ferrocarril Madrid-Cádiz

El Portal

La última imagen de la riada es la que obteníamos frente al viejo azud de El Portal, por el que una gruesa capa de agua se deslizaba (esta vez sin salto alguno) hacia las marismas, buscando los llanos del Poblado de Doña Blanca que, a diferencia de lo que sucedió en diciembre de 1996, todavía no se han inundado.

Azud del Portal entornoajerez


12

El rĂ­o que nos lleva

entornoajerez


El Guadalete se desborda

13

De

‘Los Hurones’ al Puente del ‘Picao’

31/diciembre/2009 entornoajerez


14

De ‘Los Hurones’ al ‘Puente del Picao’

1

2

3

4 8

7

Curso del río Majaceite desde el Pantano de Los Hurones hasta el Pantano de Guadalcacín

5

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

6

2

1

Presa de Los Hurones Poblado de Los Hurones Puente de Los Hurones Puente del Astillero Viaducto del Sapo Nuevo Puente del Picao Antiguo Puente del Picao (bajo las aguas) Pantano de Guadalcacín

3

4

7

8

3

5

entornoajerez

6


El Guadalete se desborda

T

15

quierda del canal de salida. Si los primeros días de desembalse vertía 200 m3/s., hoy 30 de diciembre, ha seguido desaguando a razón de 107 m3/s. A su paso por el Poblado de los Hurones, el Majaceite presentaba un caudal desbordante como consecuencia del desembalse. En la actualidad el pantano se mantiene “técnicamente lleno”, al 91% del total, por lo que almacena 116 Hm3 de los 123 que supone el límite de su capacidad. Estos desembalses, que se realizan por el desagüe de fondo y no por sus tres grandes aliviaderos en rampa, son imprescindibles para mantener un mínimo margen de seguridad ante los aportes que van a recibirse en los próximos días por las lluvias y escorrentías previstas.

ras nuestro recorrido pano rámico por la vega baja del Guadalete, continuamos visitando, a través de una galería de imágenes, distintos puntos de la cuenca con lo que pretendemos ofrecer una visión general de los efectos causados por las lluvias de la última semana de diciembre en todo el valle. Las imágenes que se ofrecen corresponden al tramo del río Majaceite comprendido entre el embalse de Los Hurones y el Puente de Picao. En las primeras fotografías se muestra la presa de Los Hurones que ha venido aliviando agua por el desagüe de fondo, situado a pie de presa, en la margen iz-

En páginas siguientes: -

Vista del río Majaceite y el Poblado de Los Hurones desde el paso peatonal de la presa.

-

Desembalse del Pantano de Los Hurones

entornoajerez


16

De ‘Los Hurones’ al ‘Puente del Picao’

entornoajerez


El Guadalete se desborda

entornoajerez

17


18

De ‘Los Hurones’ al ‘Puente del Picao’

entornoajerez


El Guadalete se desborda

entornoajerez

19


20

De ‘Los Hurones’ al ‘Puente del Picao’

Imágenes de la crecida del río Majaceite a la salida de la presa y bajo el puente del poblado de Los Hurones como consecuencia del desembalse.

entornoajerez


El Guadalete se desborda

Aguas abajo del poblado, el Majaceite discurre con “aguas bravas” por su estrecho cauce, al que nos podemos asomar en diferentes puntos desde la carretera que parte del cortijo de Rojitán hasta el Poblado de los Hurones. En una de las imágenes se le muestra al paso por Los Bermejales, antes de atravesar al pie de los Tajos de La Penitencia y de las faldas de La Atalaya, donde el valle se abre paulatinamente.

entornoajerez

21


22

De ‘Los Hurones’ al ‘Puente del Picao’

Las siguientes imágenes nos muestran al Majaceite, ocupando con su caudal todo su cauce, a su paso por las tierras de Algar, en las proximidades de los molinos de Echevarría y Carvajal. Este último puede apreciarse en las fotografías tomadas desde lo más alto del Viaducto del Sapo. El río, con una anchura de cauce sólo conocida en momentos de grandes avenidas, enfila después hacia las faldas de la Sierra de las Cabras, que sirve de telón de fondo a la escena…

entornoajerez


El Guadalete se desborda

23

Nuevo Puente del Picao

… para pasar después junto al Cortijo de Picao y llegar así al reculaje del Embalse de Guadalcacín II, a los pies del nuevo Puente del Picao. Por último, y desde este puente que entró en servicio en 1997, puede comprobarse, día a día, como crece el nivel del pantano de Guadalcín que va cubriendo poco a poco los arcos del Viejo Puente del Picao.

Antiguo Puente del Picao

entornoajerez


24

De ‘Los Hurones’ al ‘Puente del Picao’

entornoajerez


El Guadalete se desborda

25

De

VillamartĂ­n al Pantano de Bornos

1/enero/2010 entornoajerez


26

De Villamartín al Pantano de Bornos

El río Guadalete y el Pantano de Bornos 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

1

2

Villamartín Río Guadalete Paraje Natural “Cola del embalse de Bornos” Puente de hierro de Villamartín Coto de Bornos Bornos Pantano de Bornos Presa del embalse

5 3 4

6 7

8

2

entornoajerez

3

4


El Guadalete se desborda

L

a presa de Bornos, capaz de

embalsar un volumen de 200 Hm3 se encuentra al 88 % de su capacidad, dejando así un margen de maniobra con el que hacer frente a posibles avenidas que puedan generar las lluvias de estos días. Los desembalses que desde hace unos días se vienen realizando por dos de sus tres compuertas, generan impresionantes cascadas que se deslizan por sus aliviaderos y al caer a pie de presa, provoca un gran estruendo y una enorme turbulencia de agua y espuma que se ha convertido en todo un espectáculo para los visitantes.

entornoajerez

27


28

De VillamartĂ­n al Pantano de Bornos

entornoajerez


Puente de hierro de VillamartĂ­n

El Guadalete se desborda

entornoajerez

29


30

De Villamartín al Pantano de Bornos Sin embargo, no todos están de acuerdo con estas operaciones que obligan a que la presa de Arcos desagüe los mismos volúmenes ocasionando así, aguas abajo, una permanente crecida desde hace unos días. No cabe duda de que, a consecuencia de las lluvias, se han producido inundaciones en las vegas de Arcos y Jerez que han ocasionado importantes daños materiales. Sin embargo, no dejan de ser males menores comparados con los que se habrían ocasionado si, a través de estos desembalses, no se hubiesen “frenado” las avenidas. Debemos recordar que aunque se vierten por los aliviaderos de las presas de Bornos y Arcos 200 m3/s, el caudal punta de la avenida que se ha generado en

entornoajerez

El Guadalete en los llanos de Villarmartín


El Guadalete se desborda

31

estos días ha sido de 600 m3/s. De no “laminar” las crecidas y de no haberse gestionado a tiempo estos desembalses para “hacer hueco” en los pantanos a las nuevas avenidas, las consecuencias podrían haber sido catastróficas.

El Guadalete en Coto de Bornos

Si, como sostienen algunos, los pantanos debieran estar al 100% de su capacidad, hubiese sido necesario desembalsar, llegado el caso, el mismo volumen que entrase en el embalse. Conviene recordar que en Bornos las avenidas del Guadalete (contenido ya en su cabecera por la presa de Zahara) han superado en estos días puntas de 600m3/s. Si estos volúmenes hubiesen sido vertidos por los aliviaderos al estar los embalses llenos se habría producido, sin lugar a dudas una gran

Bornos

entornoajerez


32

De Villamartín al Pantano de Bornos

catástrofe. Afortunadamente, el embalse de Guadalcacín acumula todos los caudales sobrantes de Los Hurones que, de unirse a través del Majaceite a los del Guadalete en la Junta de los Ríos, hubiesen provocado estos días en las vegas de Jerez una punta de avenida de más de 1000m3/s., según datos facilitados por la Delegación Provincial de Medio Ambiente. En nuestro recorrido por el embalse de Bornos hemos visitado el tarajal que se desarrolla en el reculaje del viejo Puente de Hierro de Villamartín, que se encuentra a punto de ser cubierto por la lámina de entornoajerez

agua del pantano, que también ha inundado los bosquetes de eucaliptos junto al Coto de Bornos y las colas del Arroyo Almarda, que entra en el pantano cerca de Bornos. Las vistas que de este hermoso pueblo serrano desde la carretera, con el telón de fondo de la sierra de Cádiz y la inmensa lámina del embalse lleno, resultan inigualables. Ya a los pies de la presa, sobrecogen las láminas de agua que se precipitan por dos de sus tres aliviaderos al haberse


El Guadalete se desborda

levantado parcialmente las compuertas. Desde el pequeño puente, donde se agolpan los visitantes, pueden obtenerse también magníficas vistas de un Guadalete crecido que se dirige hacia el embalse de Arcos. (Ver foto de inicio de capítulo)

Desembalse en el Pantano de Bornos

entornoajerez

33


34

De VillamartĂ­n al Pantano de Bornos

entornoajerez


El Guadalete se desborda

35

P

or la ribera del

Guadalete en Arcos

2/enero/2010 entornoajerez


36

Por la ribera del Guadalete en Arcos de la Frontera 1 2

9 8 3 7

10

6 5

El río Guadalete en Arcos de la Frontera 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10.

Pantano de Arcos Compuertas de la presa Río Guadalete Puente de San Miguel Puente del Algarrobo Azud y Molino del Algarrobo Puente bajo la ‘Peña’ ‘Peña de Arcos’ Castillo de Arcos Azud y molino de San Félix

entornoajerez

4

2

4

5

6

7

8

9

10


El Guadalete se desborda

C

omo consecuencia de

las fuertes lluvias que desde hace una semana se están registrando en toda la cuenca del Guadalete, el embalse de Bornos viene desembalsando grandes volúmenes que algunos días han llegado a los 200 m3/s. El embalse de Arcos, situado tan sólo unos kilómetros aguas abajo de la presa de Bornos, ha tenido que aliviar estos mismos caudales, lo que ha provocado grandes crecidas del río a su paso por Arcos que han llegado a inundar distintos puntos, especialmente en el conocido Llano de las Huertas.

entornoajerez

37


38

Por la ribera del Guadalete en Arcos de la Frontera

entornoajerez


El Guadalete en Arcos de la Frontera

El Guadalete se desborda

entornoajerez

39


40

Por la ribera del Guadalete en Arcos de la Frontera

El pantano de Arcos, concebido como embalse de regulación ligado estrechamente al de Bornos, es el de menor capacidad de la cuenca (14 Hm3) por lo que puede afirmarse que, en estos días, ha renovado varias veces la práctica totalidad del agua que embalsa. Numerosas personas han acudido a pie de presa ante la impactante lámina que se vertía por uno de sus dos aliviaderos al abrirse parcialmente sus grandes compuertas.

Superior. Compuertas de la presa Medio. Puente de San Miguel Inferior. Puente del Algarrobo

entornoajerez


El Guadalete a su paso por el Castillo de Arcos

El Guadalete se desborda

entornoajerez

41


42

Por la ribera del Guadalete en Arcos de la Frontera El río ha llenado todo su cauce habiéndose desbordado en algunos puntos. Especialmente llamativo resultaba el paso del Guadalete en las cercanías del Puente de San Miguel o por el azud, recientemente restaurado, del Molino del Algarrobo que se ha visto desbordado por una gran avenida. Bajo los dos puentes de “la Peña” el río ha alcanzado también un nivel desconocido y ha ocupado todo su cauce habiendo inundado parte del sendero peatonal que se ha trazado en su ribera. La zona de arboleda ha sido también totalmente inundada. A su paso por La Molina, el río ha rebasado ampliamente el gran azud que cruza el cauce. Si los primeros días de desembalse podría apreciarse ligeramente el salto de agua (como registran las fotografías), el día 28 de diciembre, cuando la crecida ha alcanzado sus mayores puntas, ya no se distinguía.

Azud y Molino de San Félix

entornoajerez

Azud y Molino del Algarrobo


El Guadalete se desborda

El Jadramil. Crecida del Arroyo Salado de Espera

La Mina. Crecida del Arroyo Salado de Espera

Junto al Guadalete, el arroyo Salado de Espera ha experimentado también desbordamientos en las cercanías de Arcos. La carretera Arcos-Gibalbín hubo de ser cortada porque el Salado sobrepasó el puente de esta vía en la zona de Jadramil, dejando una gran lámina de barro cuando en los días siguientes bajaron las aguas su nivel. A su paso por La Mina, el arroyo formó grandes lagunazos junto al puente de la carretera Jerez-Arcos, inundando los olivares y campos próximos a su cauce. A la altura de la antigua “Venta de La Mina”, la vieja alcantarilla de ladrillo por la que cruzaba el Salado el camino de Arcos a Jerez, ha estado a punto de ser sobrepasada por las crecidas de este arroyo que se une al Guadalete en la Junta de los Ríos.

entornoajerez

43


44

Por la ribera del Guadalete en Arcos de la Frontera

entornoajerez


El Guadalete se desborda

45

De

La Barca al Puente de Cartuja

4/enero/2010 entornoajerez


46

De La Barca de la Florida al Puente de Cartuja 2

El Guadalete recibe las aguas del Majaceite 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Junta de los Ríos Venta ‘Junta de los Ríos’ Río Guadalete Sifón del Guadalete Río Majaceite Sifón del Majaceite Viejo puente de hierro

1

4

3

2

4 5 6

6

7 7 3

entornoajerez


El Guadalete se desborda

E

n nuestro recorrido por los

distintos rincones de la vega del Guadalete, hemos salido de Arcos hacia la Junta de los Ríos. Después de haber recibido las aguas del Salado de Espera y de anegar las tierras de La Pedrosa, el río se une aquí al Majaceite, que no ha experimentado grandes crecidas ya que sus caudales han sido contenidos por la presa de Guadalcacín. Pese a todo cual, el paraje aguas abajo del puente, junto a la Granja-Escuela, presenta una gran lámina de agua en cuyo centro, sólo la arboleda de la ribera nos hace adivinar por donde discurre el cauce del río. En medio del aguacero, paramos en la conocida Venta de la Junta de Los Ríos donde hay una gran animación ya que, como si de una isla se tratase, se han refugiado en ella cuantos circulan (circulamos) por estas carreteras en medio del aguacero.

entornoajerez

47


48

De La Barca de la Florida al Puente de Cartuja El Guadalete en La Barca de la Florida

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Majarromaque (José Antonio) Río Guadalete Cortijo de Garrapilos - Encinar de Vicos Vega Romana La Barca de la Florida Parque fluvial Puente de hierro Sifón del Guadalete Puente de San Patricio

1

3

6

2

4

7

5 7

6 8

9

8

entornoajerez

9


El Guadalete se desborda

49

Parque fluvial de La Barca de la Florida

Tras pasar por Majarromaque, donde el río ha inundado las vegas de Abadín y Albardén, llegamos a La Barca habiéndonos detenido un momento en el mirador de Vega Romana, cuyo meandro aparece totalmente anegado desde la entrada al Encinar de Vicos hasta el pueblo. Para ver la magnitud de la crecida nos hemos asomado al Puente de Hierro. A sus pies ha desaparecido el parque fluvial, del que apenas asoman entre el agua las copas de las melias y algunas mesas y barbacoas.

Entre la alameda, aguas abajo, el puente en arco sobre el que cruza el río el acueducto de Los Hurones, parece emerger entre las aguas turbias como si de una serpiente gigantesca se tratara. Tras él, más estilizado pero igual de sólido, resistiendo una avenida más, el viejo Puente de San Patricio que Torroja construyera hace ya casi un siglo, cuando otra avenida del Guadalete derribo el puente-sifón del acueducto del Tempul. Ya en el pueblo, nos hemos acercado al vado

entornoajerez


50

La Barca de la Florida: Sif贸n del Guadalete y Puente San Patricio DedeLa Barca de

entornoajerez

la Florida al Puente de Cartuja


El Guadalete se desborda

entornoajerez

51


52

De La Barca de la Florida al Puente de Cartuja (“la Pasada”), que aguas abajo de los puentes conduce hacia las Mesas del Corral, para comprobar cómo está totalmente sumergido bajos las aguas.

La inundación en las vegas de Torrecera

7

El Guadalete en Torrecera y El Torno 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Torrecera Cerro de La Harina Cuesta del Infierno Río Guadalete Espínola Cerro de la Batida El Torno

6 1 4

5 2

3

entornoajerez


El Guadalete se desborda Por el cruce de La Suara, nos encaminamos desde la Barca hacia las vegas de Torrecera y El Torno. En Torrecera, junto a la depuradora, se une el Salado de Paterna que, al pie del Cerro de La Harina, ha inundado una gran superficie. La carretera gana altura y, al pie del torreón árabe, en el cerro que corona la Cuesta del Infierno, paramos para ver una gran panorámica sobre las vegas del Torno que se muestran como una inmensa laguna. El río se ha desbordado inundando aquí todas las graveras que se explotan en sus riberas, lo mismo que en Espínola, en El Alamillo y en El Palomar de Zurita, donde un poco antes de llegar, vemos como la carretera que busca el Puente de El Torno, está flanqueada por grandes láminas de agua.

53

Salado de Paterna en Torrecera

Vista desde la Cuesta del Infierno

entornoajerez


54

De La Barca de la Florida al Puente de Cartuja

entornoajerez


Naranjales en La Ina

El Guadalete se desborda

entornoajerez

55


56

De La Barca de la Florida al Puente de Cartuja El Guadalete en Rajamancera, La Ina y La Greduela

8

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

7

6

5

Rajamancera La Gredera La Ina Llanos de La Ina Ermita de La Ina Venta de Las Carretas Puente de la Greduela La Greduela

4

3 Cultivos anegados en los llanos de La Ina

2 1

Llanos de La Ina

Desde Rajamancera, la perspectiva sobre los Llanos de la Ina y la Gredera es sobrecogedora. La lluvia nos da una peque帽a tregua para ver la gran laguna en la que se ha transformado la vega, donde a los pies del Cerro del Le贸n, se han inundado los grandes fosos de las graveras. Apenas montamos de nuevo en el coche camino de la Ina, circulamos por una carretera donde a ambos lados el agua oculta los arcenes.

entornoajerez


El Guadalete se desborda Chaparrón en la carretera de La Ina

De pronto se descarga un descomunal aguacero que apenas nos deja ver el asfalto. Poco antes de llegar a la Ermita, la carretera está cortada por una gran corriente de agua que fluye desde el río hacia el interior de los llanos. Los naranjales dejan ver grandes encharcamientos entre sus lomos y la Ermita de la Ina, rodeada de agua, aparece “navegando” entre los naranjos.

Ermita de La Ina

entornoajerez

57


58

De La Barca de la Florida al Puente de Cartuja

Puente de la Greduela

Frente a la Ermita, el caserío del Cortijo “Los Cejos” emerge en un pequeño cerro donde en los dos últimos siglos ha estado a salvo de cuantas inundaciones ha afectado a esta zona. El acueducto del canal de riego próximo al cortijo, parte los llanos que rodean a Los Cejos y, visto desde la carretera, se nos antoja un puente sobre la gran “bahía” en la que ha transformado este paraje el inmenso espejo de agua que todo lo anega.

entornoajerez

A la altura de la Venta de las Carretas doblamos hacia el nuevo Puente de la Greduela donde el río va rozando ya el tablero. En la Greduela, un grupo de vecinos se afana con sus motobombas achicando por encima de los diques el agua del canal de drenaje interior. Allí van a parar las escorrentías que que bajan de los cerros cercanos y que no puede salir al río de manera natural por que ha sido preciso cerrar las compuertas para que el


El Guadalete se desborda

59

Venta de las Carretas

Guadalete “no entre” en estos llanos. De vuelta a la carretera, de nuevo nos encontramos con grandes balsas que la cruzan y que han obligado a cortarla a la altura de la antigua Venta El Suspiro, bajo los puentes de la Autovía de Los Barrios. Vamos ahora a hacer un alto en nuestro camino en la Venta de Cartuja.

Venta del Suspiro

Autovía Jerez – Los Barrios

entornoajerez


60

De La Barca de la Florida al Puente de Cartuja

entornoajerez


El Guadalete se desborda

61

Por el

Puente de Cartuja y Las Pachecas

5/enero/2010 entornoajerez


4

62

3

Por el Puente de Cartuja y Las Pachecas

2 1

7

El Guadalete en el Puente de Cartuja y Las Pachecas 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Puente de Cartuja Venta de Cartuja Lomopardo Monasterio de la Cartuja La Greduela AutovĂ­a Jerez-Los Barrios Zarandilla Las Pachecas Autopista Sevilla - CĂĄdiz

entornoajerez

5

6

9

8

1

2

5

6

3

7

4

8


El Guadalete se desborda

C

ada vez que se registran

grandes lluvias sucede lo mismo: a medida que el Guadalete se acerca a su curso bajo, los problemas aumentan. Entre los más sobresalientes se encuentran los cortes de la carretera de La Ina, que dejan parcialmente aislada a esta barriada rural, así como la saturación del canal de drenaje de La Greduela que, una vez superados los problemas de aislamiento de este núcleo rural, con la construcción del nuevo puente, sigue manteniendo en vilo a muchas familias cada vez que hay fuertes lluvias. Junto a los anteriores, debemos mencionar también los que afectan a La Corta y El Portal (de los que nos ocuparemos en la próxima salida) y, especialmente, las inundaciones de Las Pachecas y de la zona que rodea al Puente

entornoajerez

63


64

Por el Puente de Cartuja y Las Pachecas

entornoajerez


Puente de Cartuja

El Guadalete se desborda

entornoajerez

65


66

Por el Puente de Cartuja y Las Pachecas de Cartuja. Estos últimos lugares son los que, sin duda alguna, han sufrido la peor parte en esta ocasión. Esta vez, la crecida del río subió por encima de los tajamares del puente y llegó a superar los pequeños arcos de sus extremos ocupando en toda su extensión el amplio cauce que, a su paso por el tradicional “vado de Cartuja”, se ha venido respetando durante siglos sin ocupaciones

ni construcciones en la ribera, más allá del histórico edificio del “Molino de la Villa”, donde actualmente se encuentra la Venta de Cartuja. Y como periódicamente sucede, como ya pasó en 1996 y volverá a pasar cada vez que las lluvias intensas y persistentes obliguen a efectuar desembalses, de nuevo se inundó la planta baja de la Venta causando graves daños

Autovía Jerez-Los Barrios

entornoajerez


El Guadalete se desborda Venta de Cartuja

materiales. La explicación es sencilla. El molino se construyó parcialmente en el cauce del río. Las imágenes de la Venta de Cartuja inundada y del puente mostrando sólo la parte superior de sus arcos centrales, fue noticia en todos los noticiarios de las cadenas nacionales de televisión que desplazaron a sus unidades móviles para hacer llamativos reportajes, tanto en este lugar como en Las Pachecas. En las

cercanías del puente, donde muchos ciudadanos acudieron a observar la crecida del río, pudieron verse también otras escenas que nos confirmaban que estábamos ante una situación excepcional. Así, la carretera que conduce desde el Puente al cruce de Las Quinientas y que pasa bajo los puentes de la autopista Sevilla Cádiz hubo de ser cortada al inundarse completamente. De la misma manera, bajo los puentes de la autovía de Los Barrios el río alcanzó una enorme entornoajerez

67


68

Por el Puente de Cartuja y Las Pachecas anchura abriéndose una inmensa lámina de agua hasta los pies de la barriada de Lomopardo. Desde este núcleo rural se podían obtener unas singulares vistas sobre los Llanos de la Ina y Las Pachecas donde se había formabdo una inmensa laguna sólo interrumpida por la autovía de Los Barrios. En las proximidades de Viveros Olmedo, el Arroyo Salado, que recoge las aguas que bajan desde las faldas de la Sierra de Gibalbín y drena los Llanos de Caulina, también se desbordó rozando sus aguas los tableros del puente de la autopista y del que conduce a los viveros Pero sin duda, la peor parte se la llevaron esta vez los vecinos de Las Pachecas y de Zarandilla, muchas de cuyas viviendas se cubrieron de agua sufriendo graves daños materiales. Los inundaciones afectaron también a la maquinaria agrícola, a las instalaciones de riego (se veían flotando por muchos rincones los tubos de riego por aspersión) y a los sembrados. En la visita que hicimos a esta barriada rural, a la que accedimos desde la entrada de la Laguna de Medina, muchos vecinos se lamentaban del “efecto barrera” que supone el nuevo trazado de la autovía de Los Barrios que impide, a su entender, el desalojo del agua hacia el río. De la misma manera se quejaban amargamente de que el Arroyo Buitrago, que drena estos llanos y se une al río junto a la Estación Elevadora del Bajo Guadalete, apenas podía desaguar adecuadamente por el estrecho paso de drenaje que se le había dejado al realizar

entornoajerez

Lomopardo

Arroyo Salado


El Guadalete se desborda Las Pachecas

las obras de la autovía. Sea como fuere, lo cierto es que Las Pachecas y Zarandilla ofrecían una imagen de desolación ante la que se plantean muchas preguntas y ante la que hay que ofrecer también algunas soluciones para evitar que estas escenas se repitan.

Zarandilla

entornoajerez

69


70

Por el Puente de Cartuja y Las Pachecas

entornoajerez


Las Pachecas

El Guadalete se desborda

entornoajerez

71


72

Por el Puente de Cartuja y Las Pachecas

entornoajerez


El Guadalete se desborda

73

En La Corta, RĂ­o Viejo y El Portal

7/enero/2010 entornoajerez


74

En La Corta, Río Viejo y El Portal

1

2

3

4

El Guadalete en La Corta, Río Viejo y El Portal 2

1. 2. 3.

3

entornoajerez

Monasterio de La Cartuja La Corta Cortijo de Río Viejo

2


El Guadalete se desborda

E

s cierto que en 1996 el río alcanzó en toda la vega baja, niveles superiores a los de este año, pero también lo es que en esta ocasión hemos visto (y así ha sido retransmitido a todo el país a través de los noticiarios de las cadenas nacionales de televisión), que el Guadalete se ha desbordado como un río de los “grandes”, saliendo de su cauce (de su “madre”), sobrepasando sus riberas e inundando las grandes llanuras aluviales que se formaron en sus orillas. En esta última etapa del recorrido que venimos realizando por la vega, asomados al Puente de Cartuja, observamos como el Guadalete ha estado a punto de rozar los tableros del puente de la autovía SevillaCádiz. Algo más abajo, en la zona colindante con el Monasterio y Viveros Olmedo, donde nuestro río se une al Salado de Caulina, sus aguas han penetrado por el cauce de este arroyo, curso arriba, formando una gran laguna en las proximidades del vivero y a los pies del

entornoajerez

75


76

En La Corta, Río Viejo y El Portal

La Corta

Cerro de Lomopardo, donde las aguas han estado a punto de sobrepasar el trazado de la autovía, como ya sucediera en 1996. Caudaloso como en pocos puntos, el río ha ceñido el pequeño cerro de El Sotillo, donde se ubica La Cartuja, y se ha presentado en La Corta inundando las viviendas construidas en sus orillas y anegando corrales y cercados, huertas y sembrados y aún los improvisados aparcamientos de camiones y los garajes que se levantaron en terrenos arrancados

entornoajerez

a las riberas, tras destruir la vegetación natural acompañante del río con rellenos de escombros. Las crecidas no entienden de usurpaciones y el río, de acuerdo con la manida pero certera expresión, ha venido buscando sus tierras “con las escrituras bajo el brazo”. Bajo el brazo imparable de sus crecidas. Pudiera ser esta una buena ocasión para buscar alternativas y ayudar a las familias que se ven obligadas a vivir en estas zonas inundables. Nos tememos que, de nuevo,


El Guadalete se desborda Río Viejo

77

no será así a juzgar por la terquedad con la que se vuelven a levantar estas construcciones. Las fotografías que acompañan a este reportaje nos muestran estas mismas viviendas en las inundaciones de 1996, cuando se llegaron a demoler y nos las vuelven a presentar, en las tomadas hace una semana, como nada ha cambiado quince años después. Esta vez el agua no ha llegado a entrar en la venta Las Angulas, en La Corta, pero si lo ha hecho en Río Viejo, donde sus caminos de acceso daban muestras del enorme caudal que estos días ha circulado por el Guadalete. El topónimo de Río Viejo nos habla de antiguas “madres” por las que

Río Viejo

entornoajerez


78

En La Corta, Río Viejo y El Portal

El Guadalete en El Portal 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Antiguo apeadero Azucarera Jerezana El Portal ‘La Herradura’ Puente de La Herradura Viaducto del ferrocarril El Portalillo Azud de El Portal Rancho de La Bola

1

2

3

1

2 3 3 5

9

6 7 7

4 5

4

8

8

entornoajerez

6


El Guadalete se desborda El Guadalete en ‘La Herradura’

circulaba el río en este rincón de la vega, donde en el siglo XVIII se cambió su curso. Las tierras colindantes del Olivar del Duque, junto a las balsas de la Azucarera del Guadalete y la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Jerez, formaban parte de la misma lámina de agua sobre la que se reflejaban las pilas que soportan el viaducto del ferrocarril, como si de un espejo se tratase.

En el puente de El Portal, junto al cortijo de La Herradura, el río había sobrepasado, curso arriba, los diques de protección de esta barriada rural y el agua llegaba hasta los muros de sus casas. A pesar de los daños, esta vez no hubo que lamentar las graves inundaciones de diciembre de 1996, donde se cortó la carretera y la vía férrea y la crecida se dejó sentir en las viviendas de El Portal y El Portalillo.

entornoajerez

79


80

En La Corta, RĂ­o Viejo y El Portal

entornoajerez


Viaducto del ferrocarril

El Guadalete se desborda

entornoajerez

81


82

En La Corta, Río Viejo y El Portal Desde el Puente de La Herradura, aguas abajo, el río ha inundado el tarajal que crece en su orilla derecha y ha ocupado el “nuevo cauce” que se ha trazado hasta el azud, entre diques recrecidos protegidos por escolleras de enormes bloques de piedra. El Portalillo se ha librado esta vez, por la “mínima”, de ver sus viviendas inundadas. Sin embargo, uno de los puntos donde con mayor crudeza se ha manifestado la fuerza del río, y los problemas que causan sus crecidas y avenidas, ha sido en el azud, en las proximidades de El Portalillo. En este lugar se está construyendo (desde hace casi diez años…), el futuro “azud móvil”, y se ha trazado un nuevo cauce, de mucha mayor anchura que el actual. Estas obras fueron protegidas por grandes diques de tierra y el río fue desviado por un cauce alternativo hasta un azud provisional, mientras se construía el nuevo azud. En esta ocasión, el azud ha vuelto a ser un obstáculo para conseguir una mayor capacidad de desagüe (especialmente en los episodios de marea baja) y hemos podido observar como una lámina de agua de un enorme espesor lo sobrepasaba, buscando una salida hacia las marismas. A diferencia de lo que sucedió en 1996 (ver fotografías), esta vez el río no se ha llevado el azud por delante, pero ha faltado poco. En este sentido, se tomó la decisión de abrir una vía en los diques que aislaban las obras del nuevo azud para que, de esta manera, el río pudiera también fluir por este cauce alternativo consiguiéndose así

entornoajerez

El Portal

El Portal


El Guadalete se desborda

una mayor capacidad de desagüe. Puede afirmarse que, de una u otra manera, el río ha “estrenado” una obra para la que, lamentablemente, no son ya admisibles más justificaciones a su inexplicable retraso. Toda la turbulencia de las aguas, mezcla de espumas y lodos, toda la fuerza con la que saltan en este lugar, se pierde al poco, cuando ya en la zona de marismas, el río busca, más calmado, los llanos de Doña

83

Blanca y la Vega de los Pérez camino de El Puerto de Santa María. Y así, hasta la próxima crecida, llevándose por delante cuanto se cruza a su paso. Con permiso de nuevo de nuestro admirado José Luis Sampedro, el Guadalete ha sido, más que nunca estos días, “El río que nos lleva”.

Puente de La Herradura

entornoajerez


84

En La Corta, RĂ­o Viejo y El Portal

entornoajerez


Azud de El Portal

El Guadalete se desborda

entornoajerez

85


86

En La Corta, RĂ­o Viejo y El Portal

entornoajerez


El Guadalete se desborda

87

Paisajes despuĂŠs de la tormenta

17/enero/2010 entornoajerez


88

Paisajes después de la tormenta

H

emos reco-

rrido de nuevo muchos de los lugares que resultaron afectados por el desbordamiento del Guadalete en estos días pasados para comprobar sus efectos y, como si de la auténtica “zona cero” se tratase, hemos querido resumirlos con estas imágenes de la carretera de acceso a la barriada rural de Las Pachecas, donde se produjeron esta vez grandes daños.

entornoajerez


El Guadalete se desborda

89

Carretera de ‘Las Pachecas’

Ante el muro de contención impenetrable que supone el trazado de la autovía de Los Barrios, el agua, violentamente, ha buscado su salida por el arroyo Buitrago, único desagüe natural, junto con el río, de los Llanos de La Ina y Las Pachecas. Sus efectos son elocuentes y más bien parece que las deformaciones de la capa de asfalto de la carretera, las profundas grietas que aparecen en su trazado, el desplazamiento de las bocas del alcantarillado, los hierros doblados y

arrancados de los “quitamiedos”… hubiesen sido causados por un pequeño terremoto. Ojalá nos equivoquemos, pero nos tememos que dentro de dos meses nadie hablará ya del Guadalete. Sin embargo debieran abordarse de una vez, para evitar siquiera parcialmente que se repitan algunos de los graves daños causados, los principales problemas que se han puesto de manifiesto con los desbordamientos.

entornoajerez


90

Paisajes después de la tormenta

Debemos ser conscientes de que cada vez que se registren grandes precipitaciones, como en esta ocasión, existirán problemas. Pero pueden paliarse en parte sus efectos y para ello hay que deslindar el río, desalojar sus riberas de construcciones, acabar con las ocupaciones ilegales del Dominio Público Hidráulico, elaborar un mapa de zonas inundables que limite determinadas actividades, realizar una limpieza del cauce en los lugares en los que se encuentra más aterrado, reforestar sus riberas y las de los arroyos que aportan más lodos, acabar con las prácticas

entornoajerez

agrícolas de riesgo, evitar construir viviendas en zonas inundables y ofrecer alternativas a quienes ahora las ocupan, revisar el efecto barrera de algunos tramos de carreteras y mejorarlos…Y hay que terminar, de una vez el azud móvil. Hay que dejar de vivir de espaldas al río.


El Guadalete se desborda

91

Pantano de GuadalcacĂ­n (febrero 2010)

Pantano de GuadalcacĂ­n (septiembre 2008)

entornoajerez


92

Paisajes despuĂŠs de la tormenta

entornoajerez


Puente del Picao (febrero 2010)

El Guadalete se desborda

Puente del Picao (febrero 2009)

entornoajerez

93


94

Paisajes despuĂŠs de la tormenta

entornoajerez


Pantano de Zahara (marzo 2010)

El Guadalete se desborda

95

Pantano de Zahara (agosto 2009)

entornoajerez


96

Paisajes despuĂŠs de la tormenta

entornoajerez


El Guadalete se desborda

entornoajerez

97


98

Paisajes despuĂŠs de la tormenta

entornoajerez


El Guadalete se desborda