Page 1

cma n r

Revista Mรกs Sevilla / pรกgina 1

Aladar


i a

a a / pรกgina 2

cma n r

A

A2


i a

a a / página 3

sumario El oficio del escritor ratura a o ini n de os e ertos y os cimientos so re os que se construye e o icio de escritor. in tener una e eriencia ectora adecuada es im osi e e gar a escri ir con un m nimo de ca idad iteraria. in sa er qué es a iteratura o qué su one e engua e ara e ser umano es im osi e sa er a qué te en ren tas con una esti ográ ica en a mano y un a e en anco so re a mesa. adar este mes intenta ayudar a que os ac es en e camino de os as irantes sean menores. Y a conocer géneros desconocidos y más que interesantes.

cma n r

ue se ea está muy ien. ue se endan i ros está muy ien. nc uso es una uena cosa que a gente escri a sea o que sea. o que ya no arece que sea tan estu endo es que eso nos e e a un territorio en e que todo sir a en e que e ene icio rime so re as ca idades en e que a gran iteratura quede a artada de os circuitos de distri uci n. o arece ra ona e que se ueda com arar a omero con cua quier autor que consigue una audiencia ri d cu a en as redes socia es. or e o es necesario conocer cua quier ti o de ite

ENTRE ISTAS A OS AR A ERINO IS ATEO A

E El o eo e

7-3

33-47

A N E EN ESPA A E AN A P ICA O ES RE CI O S S ANS EN AS RE ES SOCIA ES O E IEN EN A CAPA ESPA A N REPASO A RAN ESCONOCI O

CONSE OS N A ENTA ES PARA ASPIRANTES A ESCRITOR

E al

aS

a e E p esa ial o e a alle o ia ió 14 E i i io o e a alle o 4 pla ta 41007-Se illa ordi ci a iel a e o a o

54 4

54 4 5 1 E e a io o eoa Depósito legal SE 554-2017 E

E

E

al

ia es

5 00


i a

A

a a / página 4

febrero

Manual para aspirantes a escritor

cma n r

Gabriel Ramírez Lozano n al una parte del mundo se en uentra lo ue bus amos. etr s de una piedra ue nun a uisimos mo er en el tren ue perdimos en la ofi ina ue emos desde nuestra entana ui s a metro medio de nosotros. n nosotros mismos por ué no este es el lu ar ue menos freuentamos si ueremos en ontrar en el ue ma ores tesoros reposan . Pero no miramos. os es ritores sabemos esto. l menos lo intuimos desde el momento en ue tomamos l pi papel on la inten i n de serlo. a pena es ue tendemos a ol idar antes de tiempo ue andamos busando esas osas ue siempre se nos es apan. irar de frente s lo o mirar ha ia atr s s lo es un error ue se pa a aro. e trata de no perder la ondi i n del ni o ue tarda en re orrer unos metros lo mismo ue un adulto un mill n de il metros o de a os. os r os paran para obser ar de er a todo a uello on lo se enuentran se a a han para a arrar ual uier osa ue se pone a su al an e miran a dereha a i uierda le antan la mirada la uelen a fi ar en el har o ue pisan disfrutan ensu iando la ropa a n sabiendo ue al uien les re ir . os es ritores también al menos as deber a ser. os ue terminan mirando en una sola dire i n de an de serlo. o uerer saber ué demonios ha emos a u es uedar a o. eso es una ondena. a senten ia di ta ue a no puedes es ribir. st mu bien ender e emplares de no elas o poemarios a m me produ e una ran satisfa i n apare er en la tele isi n llena de or ullo sobre todo a las madres de los es ritores todo eso es estupendo pero no podemos ol idar ue estamos en este mundo para ontarlo ue nuestra responsabilidad es mu ho maor de lo ue uno puede ima inar uando deide dedi arse a esto. Pesa fati a. os obli a a no de ar de bus ar a sea mo iendo las piedras ia ando en tren sin ton ni son o en nosotros mismos mirando en todas las dire iones hasta ue en ontramos una senda ue pasearemos hasta a otarla hasta on ertirla en transitable para los dem s. so es lo rande de la literatura. lo ue da miedo al ue es ribe. abiendo todo esto puede usted ele ir entre la op i n a la b esto ue an a leer sir e para ual uiera reo . a primera onsiste en sentarse en el sill n de asa esperar a erlas enir. a op i n b es otra osa. sted no se sienta am s. ntenta diferentes alternati as pro ura orrer detr s de lo ue pare e interesante salta obst ulos se ae se le anta se tira le tiran le pisotean est a punto de morir arias ees del dis usto di o ree estar a punto de onse uirlo pero nada de nada intenta sentarse en el sill n a erlas enir des ubre ue a est o upado intenta uedarse uieto ha erse el muerto sin nin n é ito le pueden las anas de se uir re ibiendo tralla os de parte de la ida al po o tiempo se muere omo todo el mundo. l final siempre se muere usted. amentable lo sé pero es lo ue ha . un ue reo ue iene mu bien ue al uien informe de esto ue al uien de e en uando nos re uerde de ué a esto. Puede usted ele ir entre una op i n otra. l final es el mismo pero la opi n b le permitir a es ribir o ser m s feli . eber a darse prisa. ome una deisi n lo antes posible. Quedan mu po as pla as libres para o upar un sillonito. o di o por ue estar tanto tiempo en pie es ansado.

A

Para ue usted dispon a de la informa i n sufi iente le diré ué tipo de indi iduos se en ontrar al ele ir una u otra osa. os indi iduos ue partiipan de la op i n a no suelen dar problemas. e sientan para siempre enienden el tele isor on el mando a distan ia a la dere ha . o se ue an. Por e emplo les di en a otar ellos an otan. a es ribir es riben. on mu obedientes. os ue est n de pie es de ir los ue eli ieron la op i n b son mu raros. e empe an en de ir lo ue piensan leen libros e tra os se ono en asos

del todo preo upantes de personas ue leen libros ortos e intensos ue despre ian las no elas lar as ue no di en nada. stos asos son espe ialmente terribles son apa es de renun iar a las osas materiales a ambio de sentirse me or on ellos mismos al unos no tienen ni tele isor en asa uieren i ir la ida sin dar la espalda a lo ue les iene en ima. e on entran en los pa ses ter ermundistas suelen a abar mal antes de tiempo. n los pa ses o identales suelen a abar en un sanatorio hasta arriba de pastillas. en una buhardilla pasando fr o. muertos del as o. ire a sé ue est usted ante una dif il ele i n. e do una ltima pista. i eli e la op i n a se en ontrar on un ries o mu ho menor el pre io es muho m s ba o tendr apo os sufi ientes para sobre i ir sin randes problemas. hora bien si la op i n ele ida es la b nadie se har responsable de lo ue su eda. sted dir . a a enton es lo tiene de idido. Quiere ser es ritor. ada nada sin problemas. ¿Qué prefiere? ¿Pasamos una temporadita en la buhardilla intentando publi ar antes de in resar en el mani omio o amos dire tos a meternos treinta o uarenta pastillas diarias? o dé usted mu ha uerra ue in omodar a los de los sillones al unos pedir n el ambio. ea eneroso. u bien. ien enido al ran desierto de las letras. o he a isado.


i a

a a / pĂĄgina 5

cma n r

febrero

a n de sastre l mundo literario se construye desde la ro ia escritura ero la o ini n de los escritores y de los crĂ­ticos que localizan los territorios fundamentales es una ayuda inestimable

5


Revista Aladar / página 6

A

e rero Gabriel Ramírez Lozano

cma n r

La escritura o el orden del mundo os escritores jóvenes siem re uieren arecerse a otros m s veteranos a los ue or alguna ra ón admiran o ue e sido joven aun ue a estas alturas me are ca mentira uise arecerme a algunos de ellos aul ner or su dominio a soluto del lenguaje a argas losa or su ca acidad ara desarrollar una novela total a os aría erino or su ca acidad de a ulación or su intuición al escri ir or sa er agarrar lo cotidiano convertirlo en icción rologó la segunda de mis novelas eso me rodujo gran satis acción una alegría arecida a la ue sentí cuando su e ue el de mar o de ingresaría en la eal cademia s a ola ara ocu ar la silla m os aría erino me reci e en su casa e sigue areciendo el mismo om re cercano sencillo ama le sa io ue conocí ace a os lega una gatita joven ue se estira arueando el lomo esca a cuando alargo el ra o ara acariciarle a sentados mientras nos reguntamos so re cómo nos van las cosas al uno al otro me ijo en el recioso reloj de ared ue tengo a mi derec a l ndulo es enorme irve de metrónomo ara la conversación ue comien a so re escritura cultura lo divino lo umano e intereso or su tra ajo en la eal cademia s a ola ntes de contestar me arece ver ue el acad mico cru a las iernas ar uea ligeramente la es alda al ve uiera esca ar de lo solemne arrimarse a un discurso claro ase uile n la eal cademia s a ola se ace lo mismo o ue ace trescientos a os os acad micos tra ajamos con las ala ras con el diccionario un ue lamenta lemente en la actualidad tengamos ue a lar m s tiem o de lo deseado del ajo resu uesto con el ue contamos de cómo oder reali ar un tra ajo tan necesario ara la sociedad es a ola a emos inali ado con la edición del diccionario estamos aciendo lo ue odríamos llamar un viaje so re l a trav s de las ala ras ue contiene ncontramos ala ras viejas ue se uedaron allí sin muc o sentido ace ciones ue a ría ue modi icar o comunicar con otras isten muc as ala ras ue asados veinte a os dejan de signi icar lo mismo ue cargan con matices ue las modi ican ienen otros re erentes conviene estar endiente de ello i ensamos en la ala ra atriarca odemos erci ir ue a ora tiene algunas connotaciones negativas cuando antes no era así odo esto a ue vigilarlo e uejo de la distancia ue arece se arar la de la sociedad os aría contesta con ím etu ada m s lejos de la realidad ada día se resentan alaras lo ue nosotros llamamos a eletas discutimos so re sus signi icados so re la conveniencia de tomarlas en consideración e incluirlas en el diccionario ero necesitamos tiem o as ala ras ueden ijarse en el idioma no odo ocurre mu r ido no odemos decidir sin la garantía de estar acertando rocuramos acer las cosas con cierta calma so re todo ien ara ello contamos con un de artamento le icogr ico de rimera categoría con todos los diccionarios del mundo con e ui os in orm ticos ue nos a udan en la la or diaria

sí ue ten is de todo salvo dinero a irmo al tiem o ue l enarca las cejas di uja un gesto entre el asentimiento la resignación ontin a a lando cuidando la dicción ada ala ra arece un manjar sa oreado con gusto Durante los a os setenta oc enta cuando tra aja a ara la nesco conocí a muc os ranceses uesto ue eran los ue organi a an la sección en la ue o esta a e regunta an a menudo or u los es a oles no nos dedic amos a vivir de nuestro idioma or u algo tan inmensamente rico no era e lotado m s mejor llos lo vieron claro ace muc os a os osotros seguimos maltratando nuestro castellano sin des einarnos lo acemos sin tener en cuenta ue or ejem lo el castellano se a esta lecido como isagra entre los mercados de oriente los sudamericanos es a ol unca emos uerido ver nuestro atrimonio cultural en concreto el idioma como un motor de rogreso u aís ueremos? or lo ue arece lo ue uscamos es un aís lleno de ersonas ignorantes ue es eran ue otros vengan a dis rutar de lo ue tenemos ómo es osi le ue nadie are ca estar reocu ado al com ro ar cómo los jóvenes tratan de reducir el código lingüístico manejando las nuevas tecnologías? De-

A


a a / página 7

El narrador, poeta, ensa ista acad mico, os ar a erino t AntnDez.

cir lo mismo con menos caracteres, con menos palabras, hace e parte del len a e desapare ca eso nos de a inde ensos El idioma no es na m scara o n dis ra es n patrimonio s lido, ni ersal, de todos el desconocimiento del len a e en Espa a, lamentablemente, es propio de n p eblo atrasado, primiti o Es por ello por lo e sorprende m cho al na actit d nacionalista e trata de impedir el aprendi a e del castellano Eso cercenar a, por completo, las posibilidades de desarrollo del indi id o El castellano es la s erte e tenemos Eso nos hace ricos , por el contrario, nos empobrece la red cci n del c di o lin stico El disc rso de os ar a erino se a constr endo con coherencia arece saber el m ndo de memoria l in al cabo, es eso no otra cosa, lo e hacemos los escritores pasar el m ndo a limpio, en cada rase, en cada no ela o en cada poema El p nd lo, en s s idas enidas, si e marcando la cadencia de las palabras omo na ho d rante la sie a «Escribir es ordenar el m ndo e plicar al ser h mano moi ndose en la realidad saber c mo somos nterpretamos el m ndo racias al desarrollo de n estro pensamiento simb lico omos s per i ientes de al o e sac al hombre de las

A

ca ernas e nos permiti crear n m ndo de icci n para e plicar lo e nos s cede El hombre no entend a lo e era el iento cre n c ento para e plicarlo Es na pena e estemos i iendo na crisis tan pro nda de ese pensamiento simb lico por e todo es eso, s mbolo Entendemos el m ndo racias a la ima inaci n el poco sentido e encontramos en todo esto de la e istencia iene de ese territorio o ha e ol idar e la realidad no necesita ser eros mil Eso lo conse imos los escritores a tra s de la icci n or tanto, despreciar esa capacidad tan h mana es despreciar n estra propia condici n, n estro m ndo e planteo n as nto e preoc pa en el m ndo editorial e est re ol cionando el m ndo de la literat ra El ran n mero de t t los e se p blican la ba a calidad de los mismos la posibilidad de erer parecer n escritor sin serlo « o debemos aceptar e se escriba m cho mal abriel, a sabes e me considero hi o del enacimiento, de n enacimiento e s r e por e la ente el e la mirada b scando a los cl sicos, tratando de alimentarse de ellos para constr ir n m ndo est tico, n m ndo ordenado desde la moral o , eso, se desprecia i al ien piensa e p ede ser escritor sin haber le do a los a tores del si lo , a los randes del o a los rie os, por e emplo, est m e i ocado al e lo e est allando es el canon, e no s si es b eno o malo, pero e, sin d da, podr a ser til para ormar el criterio del lector e podr a ser el de n t ro escritor o podemos dar la espalda a la ran literat ra harlamos sobre ese canon, sobre lo escandaloso e nos res lta e al ien e dice ser escritor recono ca no haber le do a h o , a homas ann o a er antes « l ien me di o e no pensaba leer l te por e no le aportar a nada o e no sab a esa persona es e esa es la obra en la e aparece la o m s moderna de la literat ra na o am s s perada i parec a saber e en l te encontramos la pare a ar et pica los s e os la l cha del hombre por conse irlos la contraposici n entre lo ant stico lo real odo, en l te est todo Es incomprensible e al ien e desea dedicarse a la literat ra no sepa apreciar al o tan e idente tan importante romeo mencionando la m erte de la no ela, na de nci n an nciada m chas eces e no termina de lle ar « esde l e o, est rente a la catac mba Eso no o rece d das or n lado, los postmodernos han decidido e lo b eno es no contar nada , por otro, los e proc ran contar cosas son a tores de mediocres best sellers or otro, me temo e alien ha erido con ertir la literat ra en dinero cil, en na especie de pelota o la literat ra tiene s propio ritmo El boca en boca, el tiempo e pasa el libro en la librer a, etc ace treinta a os, m chos de los libros e han tri n ado act almente no h bieran sido p blicados in embar o, no s lo se p blican sino e, adem s, se promocionan de orma abr madora Es alarmante por e el lector podr a pensar e eso es lo b eno sin serlo l ien e est ormando s criterio necesita acceder a las obras de calidad o podemos c brir la lect ra con la alta de ima inaci n de calidad i no remediamos estos problemas la literat ra estar en serio peli ro podemos hacer sol ciones tenemos a mano «Escribir, escribir cosas importantes para hacer de la literat ra al o m s rande con cada rase o cada erso in pensar en dinero o ama i o, desp s de lo e he l chado con cada no ela, comprobase e se era des aneciendo sin remedio, no tendr a randes problemas o paso tan bien escribiendo e todo lo dem s pasa a ser irrele ante a e escribir hacerlo bien ara entendernos como seres h manos a e ima inar para poder hacer icci n Es la nica sol ci n e otro modo aceptar amos ser m s i norantes cada a o e pasa oincide el inal de la entre ista con nas ele antes campanadas El relo ha ordenado de principio a in el enc entro os ar a me despide en la p erta mientras la atita se acerca, estir ndose Esta e sin h ir al acariciarla e r e r

cma n r

i a


Revista Aladar / página 8

A Gabriel Ramírez Lozano

cma n r

La palabra como auténtico tesoro

A8


a a / pĂĄgina 9

cia er al son randes e ercicios entales. on el lat n el rie o se e ercita e traordinaria ente la inteli encia. s inco prensi le el rec a o ue e iste acia estas reas de conoci iento . Pues esto es lo ue a en las escuelas uni ersidades espa olas uerido. e a la as de la erencia er al de nuestro idio a. o altrata os ta i n l ele ento crucial del poder personal ue todos tene os de la propiedad ue te rica ente de er a os tener es la pala ra. a pala ra en cuanto es la erra ienta ue utili a os para co unicarnos. a no a lo de la pala ra narrati a art stica o l rica. s el ien a or ue tene os. i ese ien est depreciado o es po re es el indicati o de nuestra po re a de nuestra precaria iden tidad. l ue es due o de las pala ras de la capacidad de e pre sarse de decir lo ue uiere de poder e i irlo de co unicarse con los de s en un ni el su iciente o rico tiene unos poderes ue son ele ento sustancial para de ar de ser po re. e podr ser po re indi ente se podr tener un destino ad erso pero la a or po re a de este undo reside en la incapacidad de co unicar nos de e presarnos ser due os de ese ien. o la enta le es ue i i os en un undo ue contri u e uc o a ue esto ocu rra. o aporta su icientes alicientes sino ue er a. a propia e pansi n de todo lo ue se relaciona con los ienes de la i a en los instru entos con los ue uno encuentra di ersi n suelen ser instru entos de soledad ue au entan la li itaci n de es tar solos de resarcirnos de nuestra soledad. s un ele ento ue retrae uc o la co unicaci n. a propiedad de las pala ras se relaciona con el uso ue aces de ellas al co unicarte con los de s. i i os en un undo ue est en el e tre o de la co uni caci n en el e tre o de la soledad . por si uera poco nos dedica os a destro ar pala ras en los ensa es ue nos en ia os con tanta naturalidad. os deci os cosas de paso ace os a icos las pala ras le di o. a ariadas teor as uc os de los lin istas s e pertos dicen ue estos son odos de len uas ue co o a de co u nicaci n no representan un peli ro e traordinario. Pero claro sie pre ue sea os due os de lo otro del len ua e en toda su e tensi n en plenitud. i sueltas lo unda ental por el ca ino es cuando aparece un ran pro le a no a uturo. i el aprendi a e se produce en el ito de esa co unicaci n sincopada r ida llena de p rdidas ue representa lo ue se dice en el il la po re a es a soluta. Pero todo esto puede ue sea una t cnica de edio pelo recorrido corto. al e en re e nos co uni ue os ental ente lle ando un aparato en la rente. ser cuando no poda os uitar una sola letra a las pala ras. al e sea as . con una antena en la ca e a los acad icos podr is se uir aciendo uestro tra a o a eal cade ia spa ola es una ie a instituci n. ntes no e ist an los ordenadores e os conse uido ue sean una erra ienta e traordinaria al ser icio del len ua e ue utili a os cada d a. ira a riel la no e erce la ores de polic a con el uso del len ua e su la or co pro iso con el uen uso decoro de la len ua se a ido reali ando alrededor del diccionario ue es el ele ento crucial de la len ua ue est plena ente inte rado con las nue as tecnolo as. de s se a reali ado un ran tra a o de co pa inaci n con el resto de acade ias de pa ses cas tellano parlante. ora a e iste una conciencia del espa ol en su con unto. eso a sido posi le racias a los a ances t cnicos. un ue es erdad ue la nunca se caracteri por su co u nicaci n luida con la sociedad la p ina e se est co por tando de or a e celente. l n ero de isitas es e traordinario. al e sea la or a de i plicar uerte ente a los acad icos a los a lantes por ue al in al ca o la es el notario de la realidad er al ue el pue lo a i poniendo con sus uenos nue os usos. a est s plantada ue nunca en el te ido so cial racias a las nue as tecnolo as al contacto con las acade ias del resto del undo. odo lo ue se ace est consensuado con ellas . n adrid si uen ne ando copos de polen. os despedi os. on una de las cerca de . pala ras ue reco e el dicciona rio ue pu licar en re e la . na sola pala ra. di s. a uien lo escri e en el il as . Pero no es lo is o. i de le os. 29 de abril de 2014. Madrid

tras o ras en arc a so re el uturo s in ediato. o re esas cosas ue nunca aparecen en las entre istas a escritas. l sal n es lu inoso. o re la esa los li ros ue est le endo. l o de P re ald s no ela ne ra nortea ericana la nue a edici n co entada de una de sus no elas. ientras iro los e e plares le uestro i preocupaci n respecto al undo editorial. i i os en una sociedad astante de radada en uc os as pectos. n el caso de la literatura la de radaci n lle a desde el des cr dito de la icci n co o uente de conoci iento u ano. este es un pro le a ue lle a desde un undo editorial co er ciali ado en e ceso ue a ol idado al lector ue se nutre del li ro se a acercado a un cliente ue co pra pero no lee. a di e en su o ento ue i i os en un undo en el ue escri en no elas uienes no son no elistas para lectores ue no leen. Por tanto a ue a ricar un producto ue sir a para leer o para adornar. Para un editor es estupendo captar este tipo de cliente. os lectores son pocos estos otros son illones. Por su parte a no elistas ue se plie an a estas e i encias del ercado ale n dose de lo ue la literatura sie pre de and . ado ue i i os en un undo con e cesos de ienes ue or an parte de una enor e re oluci n tecnol ica pero ue sin e ar o no an contri uido siendo ienes proporcionadores de conoci iento de cul tura o re ina iento de la sensi ilidad ese undo est e po re cido de or a alar ante. ale lo ue se ende. e a ienen las renuncias editoriales. ortunada ente uedan editores ue a uantan al unos pro ectos independientes ue acen e uili rios so re la cuerda lo a para so re i ir escritores ieles a su reto literario a su condici n. Pero claro el lector el ue s co pra li ros para leer es ri uroso no se lle a de la li rer a cual uier cosa. l ran pro le a es ue el lector se pierde puesto ue no se le ali enta co o resultado los ndices de lecturas son p si os. s una pena ue todo est rodeado de precariedad . e est s diciendo ue el lector no usca entreteni iento ue eso ueda en otro ni el a ran literatura no entretiene la ran literatura apasiona. a icci n in olucra rados de conoci iento rados de e perien cia en nuestra ida ue se a or ando al conocer a los persona es de icci n. os puntos de conoci iento al l ite se producen en el undo de la icci n. e conoce a na arenina o a olden aul ield a cual uiera de los randes persona es de la istoria de la literatura nutren tu e periencia co o lector dando co eren cia a la realidad. l sentido de la ida de un indi iduo da co ple idad a lo ue eres. eso procede en parte de lo ue te a le ado la i a inaci n lo ue te lle de la ran literatura . e te o ue esto tiene ue er con la escuela con la prepara ci n tan desastrosa de nuestros enes la ue e os reci ido durante los lti os a os. e asiados a os creo o le di o. i a eso le a ades ue o lo i portante es ser in eniero o sico o ar uitecto ue estudiar iencias Pol ticas o iloso a parece una especie de ere a nos encontra os en una encruci ada a surda. e os padecido en este pa s de una or a persistente casi al ola el uerer ir eli inando del siste a educati o las u anidades. sto no lo puede entender nadie. u o un o ento ue la e plosi n tecnol ica in or tica se io co o un ascinante edio de pro reso. o ca e duda ue lo era lo es. Pero se di o ue era una ciencia cuando en realidad era una t c nica ue necesita a contenidos. n las sociedades s a an a das di eron ue se necesita an sicos u icos in enieros in or ticos ue no pod an altar los il so os o te lo os. ecesita os ente ue piense en todas las reas posi les. l pensa iento no puede altar. n spa a al n inistro lle a pensar al ue el pro reso esta a relacionado con la asi ilaci n cient ica pura el a andono del u anis o. se ener un dese uili rio ue arrastra os ace de asiado tie po. ue to ado co o e e plo eso de decir ue ra os una sociedad ue ereda a una or aci n u an stica e a erada poco cient ica. era erdad pero era necesario e uili rar no crear una desco pensaci n acia el lado contrario ue a la postre es lo ue se a conse uido. o alcan o a entender por u se a dado la espalda al lat n al rie o por e e plo. as len uas cl sicas s all de la discusi n el inter s por tener claros los or enes de la procedencia de la len ua de tener una sa idur a so re la recepci n de una eren

A

cma n r

i a


Revista Aladar / página 10

A Gabriel Ramírez Lozano

cma n r

¿Qué es eso de la poesía?

A10


a a / pรกgina 11

cma n r

i a

LO MISMO Y LO CONTRARIO o o tr rio de u hom re limpio es el u su i . o o tr rio del m r es u mu er ie . l que derri u pue te o stru e u pre ipi io. s i tri es so olpes que o se ol id . erd des si l mite h os s que se os r os so h do. o te m tum iert . os l r es rill l lu de l u despu s so de ue o e e osos os uros. s s t se illo. u h r por l s e i s es re u i r l ue o. p l r di h es u p ro que se uel . u muerte est de o de mi piel lo mismo que u i se to e u so ol do. u m s puedo de irte ue o te m de orte ur ie s o u s o die tes si se retos si tr mp s. ue o he querido o r u e m s tu o i mir r uestr s otos i erte ri i do o tus dedos ules los perros que ome l s so r s de tu id . o s lo quiero os urid d humo. o o quiero er todo lo que los dos hemos perdido.

A


Revista Aladar / pĂĄgina 12

A

e rero Augusto F. Prieto

Diez universos literarios arcel ro s in en en s en d na carrera li eraria e na ra en la m ndanidad es s e de anando la made a de s ro ia in ros ecci n, ili ando los ra mas de la in ancia, recreando s hi ersensi ilidad de o en en ermi o, ana li ando cada ala ra y cada es o de na sociedad herm ica Tra a E U A DE T EM O ERD DO e se le esca a a de en re las manos, so re la royecci n de la memoria, la mor osidad de los celos, la a resi n de la ensi n amorosa n en ando re rimir s s an asmas, orde las ron eras de la in ersi n se al y la de ra aci n o ra se considera n mon men o li erario y des ier a asiones en rancia s na no ela en sie e en re as s rases, com es as or n encadenamien o de s ordinadas, se s ceden in er mina les on los rec erdos s sci ados or el aroma de n ro o de ma dalena mo ada en n oco de e se e ienden or m s de res mil inas M chos lec ores consideran s lec ra inso or a le y ienen al escri or ranc s como n edan e, reso de n esno ismo rayano en la demencia ao e n descri i en s UE O E E A E RO O na r a en el es acio, na ci dad rohi ida ha i ada or na aris ocracia donde reinan las m eres n el cen ro se en c en ra n ar n e se en ren a a la adolescencia rodeado or ese am ien e emenino y delicado den i icado con ese m cha cho, el lec or se iniciar en odos los ri ales e er e an la re i nada ci ili aci n china, asen ada so re los irmes ilares de la ermanencia, la es a ilidad y la oes a an des ilando los miem ros de na e ensa amilia de se ores y s s sir ien es, se nos re la an s s re os o icos, s s ceremonias ne res y reli iosas, la codi icaci n de s s an e es as ron micos y el sim olismo de las nciones ea rales en las e en re ienen s ocio ero ese re io rodeado de ardines hier e con el e o de las rencillas, las en idias y la m rm raci n e n an m dando las es aciones, el es ec ador de esa nci n er ec amen e coreo ra iada se da c en a de e ese m ndo se desin e ra omo si era el r ido de ondo de la carcoma, las raiciones y la corr ci n se an a ode rando de la narraci n has a ericli arla s na enso aci n ormada or acer i os e ransmi en na idea de redes inaci n de la e los ersona es y el lec or no amos a oder esca ar ti e, Ba t a ar, M t i e y ea son los los de las no e las e orman E UARTETO DE A E A DR A om es as or el escri or ri nico a rence rrell resen an la sin laridad de con ar na misma his oria a ra s de c a ro n os de is a di eren es, en ocados so re cada no de s s ro a onis as on, or lo an o, in ercam ia les, com lemen arias, sim l neas y s cesi as ay n in o ersona e, es le andr a Media do cena de ersonalidades orman el n cleo de la o ra, odas son di eren es en re s or edad, osici n, reli i n, car c er y asiones, como lo es la misma ci dad, so re olada or los an asmas de la an i edad, a ra esada or la som ra del oe a ons an ino a a is, ha i ada or na sociedad cosmo oli a en la e reina s ine como na de las randes hechiceras rrell ra a a so re la sens alidad, las ariaciones de los es ados de nimo de los er sona es nidos a los a a ares de n l ar s n es dio so re las di eren es ormas del amor, s s ariedades y ariaciones, s le i imidad ara o ernar las relaciones h manas y el m ndo n la a a dad Media, los ardos ela oran na realidad al er

cma n r

M

e hi i a or es, de aradiso a liada , la li era ra se ede e lorar desde los ni ersos li erarios e los randes han cons r ido

A

na i a e lle a has a hoy a crean con las leyendas e los la res lle an de na cor e a o ra, la asan en los c di os de ca alle r a, e consi ieron con ener a los se ores de la erra e l cha an ara es a lecer s rimac a so re las slas ri nicas l con n o de los escri os e se conoce como Materia de BretaĂąa reco e las es as del rey r ro y los ca alleros de la Ta la e donda, s s his orias a an an las cen rias en di eren es ersiones, s s sec elas enlo ecieron a don i o e, el si lo las con ir i en eras y li ros il s rados, el las raslad al cine y a los di os animados, el si e asando en ellos s s sa as y s s e os de rol ocos ni ersos han enido, como es e, la ca acidad ara orrar la en e l nea e se ara la realidad de la icci n A MUERTE DE ARTURO, de sir Thomas Mallory es el canon donde las radiciones li erarias con er en y se es a lecen los ar e i os, ero am i n es ese a or el rimero e in en a do ar a s s ersona es de ersonalidad real, e one na semilla sim lica en cada na de las si aciones di ado or rimera e en el li ro es ha i ado or dra ones y i an es, or encan amien os A ADA c en a los acon ecimien os e recedieron la ca da de Troya l rela o se de iene an e los m ros a n o de caer o mien a c ando hace ya n e e lar os a os e las ro as rie as han es o si io a la ci dad a ca sa es la elle a de na m er ca a de desencadenar na maldici n e lle ar a odos a la er dici n ri ida a omero, la narraci n rela a la c lera de n h roe c ya in er enci n res l a decisi a ara reci i ar el ro l oe a h mani a a los dioses, al iem o e ele a a los hom res a la inmor alidad or la re erc si n de s s ha a as, a ra s de la ama y de la loria s la l cha en re la inmor alidad y el ol ido s e oema ico es ca a de ro ocar emociones e an di rec amen e de n cora n a o ro a ra esando res milenios l es o de r amo s licando el cad er de s hi o c or o el la


a a / página 13

ciones umanas, la situación pol tica de una poca convulsa y la certidum re de la muerte. e encuentra en LA A A A. omas ann escri ió esta novela entre las dos primeras d cadas del siglo , es representativa de una o ra pol mica y es pesa, caracteri ada por su capacidad para atrapar al lector en una realidad paralela donde se a la y se opina so re todo, como si se asistiera a una conversación enciclop dica. s un tra a o so re el tiempo, representa la actitud y las costum res de una socie dad urguesa y astiada de todo, que a la inconsciente, a ena a que ese mundo en el que se a re ugiado est a punto de desa parecer. s una novela so re la convalecencia, ese estado larval en el que uno ya no est sano ni en ermo, depende en su volun tad de otros e ignora cu ndo cam iar de situación. e a urre e intenta so reponerse iloso ando. a e tensión tiene muc o que ver con el tema. ere ade est destinada a morir despu s de entregar una noc e de placer al malvado sult n. esa iando este designio de cide comen ar a contar una istoria que no se aca a nunca, que queda suspendida con el amanecer y se prolonga en LA L A HE . uc as de sus istorias vienen de una tradición persa, recopilada en la dad edia por un ra e y que dos occi dentales descu rieron en el siglo e introdu eron en uropa. ellos de emos el descu rimiento de ese riente ec i ado y anónimo que representa la pasión de contar, las istorias se en cadenan, se enca algan, se producen unas dentro de otras como si ueran un uego de ca as c inas construyendo tal sensación de in initud que dice la leyenda que quien alcance a concluir los re latos reci ir la muerte. onstituyen un gran resco so re todos los vicios y las virtudes de la condición umana. a avaricia, la in idelidad, lo inescruta le del destino, las trampas de la sensuali dad, la omnisciencia de ios o la presencia de la muerte, son al gunos de los asuntos que una pl yade de cuentacuentos ela oró a lo largo de los siglos con los sortilegios de la magia, las aparicio nes repentinas de genios y demonios, el sim olismo de los o e tos y el poder de la uer as so renaturales. a o ra de orge uis Borges se caracteri a por la condensación. o escri ió novela alguna. us cuentos, sus relatos, sus ensayos, son clarividentes porque sumergen al lector en un mundo de s m olos y signos. stos se repiten en los cuentos englo ados a o el t tulo de uno de ellos, EL ALEPH. on los la erintos, la i lioteca in inita, el tigre con sus rayas enigm ticas, la reescritura de otros te tos mediante el an lisis o la impostura, la investigación policiaca y el acercamiento a los sistemas religiosos. s la relati vidad del tiempo, la disolución y la nada. Borges proclamó que se enorgullec a del privilegio de lo le do, ese acceso a todas las lite raturas, el conocimiento de varios idiomas y la intuición, le per mitieron desarrollar una o ra interconectada. a caracter stica m s evidente de la o ra orgeana es la precisión del legua e, la squeda de la perple idad mediante asociaciones de ideas con ad etivos que el lector desespera. l escritor ciego a irmó tam i n que la li teratura ant stica de er a partir de un solo acontecimiento irre gular que entrampase al lector. on diecisiete cuentos, todos nos de an un regusto de e tra e a y el recuerdo de su elle a. e considera la primera novela moderna, en la que los perso na es adquieren pro undidad psicológica, la narración tiende a la re le ión y el argumento est organi ado para componer unas sen saciones precisas. a escri ió una mu er en el siglo . a o ra de urasa i i i u es de una gran comple idad t cnica, incluso para los aponeses, de ido a la am ig edad de una escritura re servada nicamente a las mu eres, a la presentación de los per sona es a trav s de sus t tulos o de los colores de sus vestiduras, que van cam iando y orman un relato paralelo, a la utili ación de ragmentos de leyendas y de poemas que se incrustan en la trama. LA H A E E es una de las o ras maestras de la lite ratura din stica aponesa. s all de contarnos la vida sentimen tal del pr ncipe en i, la novela edi ica una estructura armónica que va de lo particular de las sedas o de las lores, a lo general del universo de la m sica y los sentidos. os persona es se a lan entre s generalmente a trav s de mamparas, mediante personas interpuestas que acen de la narración un uego de susurros. as situaciones que se suceden an in luido en la tradición pictórica oriental durante siglos constituy ndose en mitolog a.

mento ne re de quiles por su amigo atroclo representan por su emotividad dos de los momentos m s importantes de todos los tiempos y todas las literaturas, porque ver ali an el dolor y la incertidum re ante la muerte de una manera que nunca a sido superada. a iada a re un ciclo eroico cuyas consecuencias repercuten oy en la consciencia so re lo imprevisi le del des tino y la insigni icancia del ser umano. olo la ingratitud de los lectores en espa ol a podido enviar a os e ama ima al destierro de lo no reconocido. or la com ple idad de su mundo interior, por la magia con la que utili a el vo ca ulario de una manera teológica en la composición de una rea lidad que no e ist a y por causa de su cultura e cesiva, el escritor cu ano permanece e tra ado en el e ilio de lo cr ptico. PA A es una creación po tica del mundo, una iogra a que los lectores voluntariosos comparar n con la sensación de atis ar acon tecimientos misteriosos a trav s del o o de una cerradura, re le ados en un espe o empa ado. ort ar la de inió como una ce remonia. ientras algunos le niegan incluso su car cter de novela, la mayor parte de los estudiosos coinciden en se alarla como uno de los acontecimientos de la literatura, cali ic ndola de al qu mica. orque es un erogl ico, un enigma, la revelación de una mente superior que de e traducir un conocimiento trascenden tal para que los lectores perci amos apenas su rillo y evitemos nuestra propia destrucción. Paradiso es la ar a rdiente de la li teratura en espa ol, una o ra oracular, desconcertante y de ini tiva con la que e ama ima intentó construir una cosmogon a donde la poes a pudiera sustituir a la religión. ecluido en un sanatorio de los lpes sui os, convaleciente de una en ermedad, aislado entre las cum res y la nieve, apartado del mundo como si se encontrara en el enus erg agneriano, ans astorp comien a a recorrer un camino inici tico que le lleva a plantearse el pro lema de e istir, la necesidad de las rela

A

cma n r

i a


Revista Aladar / pรกgina 14

cma n r

A

Florencia del Campo

Diez libros รกlbum imprescindibles 1

EL SONIDO DE LOS COLORES, JIMMY LIAO

l so

1 los colores

1 1

OLI I , IA l

AL O l

el

e e es

rec o

A14

o e


i a

i a i a c

a

a ch

a

a

ci c

E

O O, IS a c ica a i a a i ai a aa i a i a a a a a ac a ci i i i i a c a a aa c a i i a a a c i a i a aa i c a i a c ica i c ii i a a i a i ah a a a ci a a ci a ac c cia a i a h o o c aca a a i a ca a a a ai a c ci a aa a a a i a ha c i a i a a i c a ii a a ca i i a a a i a a i a a ic i a c a i a a i i a c c a i aa i h a ica i a i ai a

a

i aa

i

c

a a aa i aa

c i

a aa

a a

a

i a a

i a

EM R E , S A N TAN aa i i a m i ia c cia a c a c a o o ci a a a i ic c i aaa a a c a ac ici a ci i h ch ca c a a a i aci a i a ca a i a o o a c i c ai aci a i ac a i c a i a i a i a a a a i a a a i a a c aa a i aci c c c i a zoom ch a a i a a ac i a hi ia a i aa c a i a a a c a ca a a a ci a a a a a aa ia a i ia a a i a i i h a a i i a a i ha h a ac a o o a a i aci a i ac a ca MER E E E OR ER E, AVI S AST N a cci i aa i c a cia a a i a i aa aca a i a a m o ca h a a a i i a ai a c c c c a ca i a a ici ai a a c a c a a i aa a h i c i ai i aa a i a i a a a a a a a i aci a aa c c a ai a i c a ai a a i hi ia c a a a i E

ME

E

,

TTA BA

Y

IN

O

NY B N a c ica a ci h c a a c a h a c acci i i c aci i a a i i c a a i a aa h a a a a a i a a a i a a c c ic a a c ici a a i a i c c ha a ai aci a a ac i a i aa c ha a c a a a a a i

a

ANIS

RE-ZOOM, ISTVAN BANYAI a a a oom a c a a a aa a c a c a a ci hacia a ai a a i c i a a ha a zoom ci c c a i a i c a a aa i i a ai i a c a hacia a a a i i a a aci m ha a

ic ia h i

S N

a a i a a a a ac ch a a

a i h a c

a a

ER , NATA IA B aa a a c a a a a a i ia i a a a a c i ch i a ca i a a a i a a a ia a i i a ici c i aa ci i ii a i i ci aa a a i aa a i cia a a i a a a ca a ai c icaci i ci i a i a a c i i i i i c a a a a a a c ic a i aci a i a a i a i c aa a c acci a aci a i a a ac a ia c a a a a cia i c a i

E , ANT

c

I

a

a a a c ica c ic i aa ai a aa a a c ci a i c a a a a m ci a i a c a a a i aci a c a c a a a c aa c a i a ca i ica c a i ic c a i i c aa c a a c ica a a a i a i ch ci a ah a a c a c a i aci a i c i i a a c a ch ai i ia a a a a c i a a ci ci a E

E E O MO R O , A aa a a a c ic a ci i a a hi ia i ca a i haci a a a a c ic a ia a ha i aci i c a ah c i a ia a ch i c a a a aa a a a a i i c a i c a ac a ia i ca i a ca a a a a i c a i a i i a a a ca a ci icaci a ha a a a a A

a i a a

i a h a aa a a a a a aci ia a i i a i i ac a a a ic a a i a a a ac aci

A

a c a i

i a a a ica

i a i i a c

a ia ia a i a i ai a a a a

ica aci i

ha aa a i ci a ic a hac ac a a a a a a a ca zoom hacia c ac a aci i i a ic i a a c i i a a aci i aca c

cma n r

ha i hac

a a / pรกgina 15


i a

A

a a / pĂĄgina 16

febrero Gracia Elena Miranda

cma n r

De la importancia de tener una librerĂ­a casera n mi ueblo en los e la re on a si uen manteni n ose os ostumbres que afe tan a los as re ios a un asamiento oner la nue a asa a ista e los alle a os que las ami as solteras e la no ia istan el le o nu ial, e an o aluna que otra sor resa entre las s banas to os estos futuros o ares no les falta ni un etalle, es e os, ua ros, orno irol ti o e esos que se lim ian solos , o ines eos a mano a ue o on las ortinas, fi uritas e to as lases olo a as alre e or e la antalla lana e no s u ntos xeles en efiniti a, un sinf n e etalles e orati os estina os a ubrirse e ol o, ero se ol i an e uno e suma im ortan ia, que ue e tener un sitio en ualquier rin n el sal n, en el estu io, en la mesita e no e or qu no, tambi n, o r a ubi arse en el ba o a sabr n a qu me refiero, a una librer a, quien i e una librer a i e, al menos, al n libro s e su oner que uan o a los r os les a a falta el i ionario o la en i lo e ia a se reo u ar n e bus ar un ue o n e sea, o tal e no sea ne esario orque un ort til en la tabla abatible e la ama ni o e la abita i n e los a ales, ue e ubrir on sol en ia esta ne esi a futura o que s abun an son los m iles e u uete, las s , las tablets, las ame bo , el ltimo o el en ltimo n mero e la la tation, t i o re alo e re es que ontiene en letra iminuta, la si uiente la sula on la on i i n e que ue a ser om arti o on el are stima que e esta enumera i n no islumbremos la terrible in ultura a la que ue e ar lu ar a e unas semanas una i a ro u to el ro rama e ee i e e , en una entre ista en un ro rama e luxe , que tanto se lle a, lle al extremo e onfun ir a usana a , e ro n e er e es la a, on los inte rantes el ru o fe to ari osa, or lo que se on ierte en un usto mo elo ara ilustrar el e o m s a tual e la ten en ia a la a- ultura im erante, es e ir, al m s all e los m r enes e la ultura o lo que es lo mismo, a resi ir en una oti iana in iferen ia tro e em lo sin ular e una nue a ostumbre es la e lle ar a estos mismos sub ro u tos tele isi os asta las is ote as, olo arlos elante el , e arlos all urante una ora ara que ientos e enes ue an resumir e que se an e a o una foto on ellos, ara as tener la rueba que les sir a e asa orte ara un lat onse uir el ra o e o ulari a sufi iente ara montar en el arro al si uiente que en a etr s enemos que ararnos a ensar os mo elos so iales an ambia o este ambio tiene omo onse uen ia otro a a i o, el e las ostumbres a are a as ara a roximarnos a aquellos el eli e on le , uila a n, el a o b e e nuestros ares o e osotros el o emos, abinete ali ari, ombres , ero lmo ar men bar, e nosotros e uestros a res a los i e ersa, ran ermano, a o , los blo e mo a, e a ora, a ambia o mu o el uento n qu lanamente, los mo elos e antes lle aban a manifesta iones, al ine a on iertos, tras los que ab a al o e lo que que arse transformar al o e lo que a ren er on lo que me orar l o io e a er se tra u a en onstru i n, en una onstru i n ultural que re ert a en nosotros mismos, en nuestro ro io ro e o orque me oraba nuestra forma e ser en- en- el- mun o d ein ei e eriano ero o or o , nos enrique e el an ras sa a, la olla ex-

A

ress e ran ermano, el selfie que me a o on el famoso mobile aqu on e me leen entono el mea ul a, lo ten o que re ono er, me meto en al uno e estos sa os e trata e a er eque os esfuer os, ir e e en uan o al ine a er una eli indie, en ersi n ori inal asistir a on iertos e esos que se or ani an ratuitamente en las la as e la a ital, oer el arril bi i ararte a mirar a los que a ren en a atinar, a ro e ar ese tiem o que aso en el o e sintoni ar los roramas ulturales e a io que no abun an en la a a lista que atonta , or su uesto leer, lo que sea, omo re omen aba a los i os e mi lase la rofe e len ua el nstituto, me onformo on que le is el eri i o e orti o, ero que le is uan o eo ro ramas omo el que e omenta o entien o la insistenia ar arse asi naturas en ientes, omo ir a la era o er el estreno e una obra e teatro, es el me or sustituto ara el tribunal e la anta nquisi i n e la tele , que entretiene so omi an o a un masoquista in ita o No es in ulante que las are es e tu asa est n forra as e libros ara que re as on uno entre las manos ero ue e llear a ser eterminante er a tu ro enitor o er la la , r ti amente, to os los fines e semana Normalmente, no reflexionamos sobre lo que traen a referenia las frases, to o est es rito, a est to o rea o , ambas ontienen la e i en ia e los m lti les mun os las billon simas inter reta iones e los mismos, que el ser umano a i o onstitu en o a la lar o e la istoria, to as onteni as en inas inas e ono imiento e lo real lo ima ina o, e lo lausible lo im osible, e formas istintas e afrontar i nti as ariables ir unstan ias e i a o o onteni o en una sim le libre-r a que ue e librar, re isamente, a los i os futuros e onfun ir a los om onentes e un ru o e m si a on los que lle an las rienas e la usti ia el obierno e un ueblo or estas ra ones e istorias, ro on o que a la ostumbre e estir las maritales amas se le a a a e ar, on isimulo, el libro que m s nos ust No a me or reme io que re alar un buen libro ara re enir la istrofia ultural que se nos a e ina


i a

a a / página 17

cma n r

fe rero

anga El manga pu licado en España es muy reducido. in em argo en las redes sociales los fans lo defienden a capa y espada. El género que presentamos es prácticamente desconocido en España

17


Revista Aladar / pรกgina 18

A

b

o

Augusto F. Prieto

Empoderamiento de la mujer. Yaoi, la subversiรณn japonesa o

m

o o

o a o o

b o

om o

bo a b o

o o

o o o

mo o

m o

o o o

m o

o mo

m o om

cma n r

m m

o

a

a o

o m

o mo

o

o

omo i t b o ob o o o o omo o o o a a

o o a a o m o o m o o o o o a i o o m om o o m b o m o o b o o o m o o o mo o o ara o o b o e tai o o ob o o o o o b o b o o o o o o m a a a m omo a i a i mo a as i c i as i i as i m o m o m o o o m o o o i s i o o omo sl e o o o m m o o o m omo om o o om m a i e m o ies o o o o omo o o o o o o o o o o o o a i o m o o o o o o o oo omo o o m o o o m o o o b o o o o o o o m a a a o o o o o o o atsu asiu oo ob as a ista es ar ticulares o o o mo m o o o o boom a a m ob o o o o o o a i o o o o o m o a i o o o o b o o o o o o o o b o b o o o ob o om o o m o o m ob o o o ara o omo o oo m o b o o b o b o o om o m o o o m m o o m o b o om

o o o

m oo

o o

m m o o m m

A

o o

o o o o m omo o o o o m o o o o o mb o omo o omo m omo o omo om o o o o m o o o a i o o o m o o m o o o o o b m o om m o o o o o m o mo o o o o mb mo o o o o o o o e tai o o o o m s ta o o o m urr b a a omo o o mo o m o mo o o omo m o m omo m o m o omo mo bo

o

m

b

m

o


a a / página 19

cma n r

i a

realidad an i le. sa es la ran diferencia con el r ien ras s e iende a la realidad a la nor ali ación usca la iden ificación del lec or con los persona es si uiendo una ló ica de ac i is o el oi usca la li eración edian e la ne ación con la cons rucción de una ela orada realidad paralela en la ue la u er no es pero se pro ec a un undo por an o en donde odo es posi le para ellas. r es el no re de la rosa iden ificada con la o ose ualidad a par ir del r ei uerto or s ros s un li ro de ar e con fo o raf as de u io is i a reali adas por i o osoe ue da a su e car a de na urale a a la pri era pu licación a de apón ara o u de ros . par e sus co ponen es se uales -o sado aso uis as en al unos casos- el r iende a lo l dico es rela i a en e inocen e en la creación de sus is orias en con raposición a lo canallesco de sus o ólo os europeos- e in es i a si uaciones in a i uales para el p lico espa ol en los a ienes del su o de las ar es arciales o de las fies as rurales radicionales coincidiendo en la ca arader a co o fuen e de inspiración en el undo del depor e en el e rci o o en los a os p licos se to . l unos es udiosos enuncian las en a as ue el oi ofrece a sus lec oras i p eres la iden ificación sen i en al la iniciación a la ana o a al deseo asculinos a ra s de represen aciones cier a en e crudas pero caren es de a resi idad en las ue las ó enes ade s no se en en la frus ran e necesidad de edirse f sica en e ni de co pe ir con una ero na. or ue en el oi la u er o e o no aparece no e is e. s as relaciones si nifican pues una li er ad a solu a ausen e de presiones fa iliares de co pro iso a ri onial de ni os o de con racepción una si uación caren e de con ra ie pos f sicos orales en la ue el a or el se o se us ifican por s is os. na reacción con ra el s o el có ic fe enino do inado co o nues ra no ela ron ica por el so e i ien o la inefa ilidad ue con ier en a

n o io se encuen ra una calle en la ue se suceden edificios en eros de arias plan as dedicados en e clusi a al aoi. A

la u er en un ser dependien e pasi o. Ser u er en un cuerpo de o re si nifica recuperar ese o en o ideal de la infancia donde las arreras en re los se os se dilu en. na refle ión apar e ue no pierda de is a lo ue aca a os de referir- la erecer a el an lisis de los de onios e orci ados por los c icos e eroseuales aficionados al oi. LA TAUROMAQUIA EN EL MANGA o o dri cuen a en i enes la is oria de i a una o en llena de dudas ue uel e a encon rar el sen ido a su ida cuando conoce a n onio un ie o a ador ue la inicia en la auro a uia o a la ran decisión de su ida con er irse en orero. on es a ira ilus rada la corrida de oros en ra en el an a. est e es una de las s reconocidas s de la l i a eneración cu o es ilo a ido e olucionando desde el as a la no ela ilus rada de au or. acida en o io se a riculó en en la ni ersidad Sei a de io o para acer un doc orado en de os ró desde sus inicios una ran ori inalidad. Su in er s por los pa ses e ran eros en especial por uropa la si an co o una au n ica outsider de su profesión. Se declara apasionada por el fla enco ue conoce a ra s de las iras de las co pa as de dan a de las pel culas de arlos Saura. sa fascinación fue su fuen e de inspiración para su có ic o. ia a a spa a en para reali ar sus es udios se ueda alucinada por nues ros paisa es as rono a cul ura con el ar e la arui ec ura el sa or local. uel e una o ra e en la e porada de corridas a ra iesa las fies as populares donde perci e un a ien e desin i ido o al en e dis in o al de su pa s na al encuen ra una diferen e noción del ie po. n ulio de se in e ra en el su ario del ensual con la con ro erida serie de o o dri donde refle iona so re la in ensidad de las sensaciones perci idas en los cosos.

A


Revista Aladar / pĂĄgina 20

A Augusto F. Prieto

Manga gourmet: el jardĂ­n de las delicias a a,

,

,

,

cma n r

y ,

, , , a a ,

,

k ,

,

,

,

,

,

a , , a

,

a aka

,

,

,

aa

a a

, ,

,

, ,

,

, ,

, a

a

,

, ,

, ,

, ,

k

a

,

,

, ,

a a

a ,

,

,

,

a

a,

a aka

, a , ak , a ,

a

,

a

a,

, y za Izakaya,

,

A

, a

, a

a

a,


a a / página 21

l unas v ñe as de l ourme sol ar o de ro am uc E C

conver rse en c e de repos er a, cuando su padre es un ama , un maes ro cor ador de a a a a re ere la manera de conse u r, preparar y empaque ar los n re d en es de una a a ns an nea de n med an e una rama re p dan e que ncurs ona en el n manga, porque se asa en los ec os reales que conv r eron es e pla o precoc nado en una super ven a de m s de oc o m l m llones de envases de los deos m cos ss m ra a so re los asun os de la coc na c na y m a na am n, solo que es e ranspor a al lec or a la d nas a n , cuando el pa s es sum do en el caos y odos los co c neros n en an acerse con el ce ro al me or maes ro a se cen ra en la com da nd a, el oven a o s ue el ras ro de u , la a del dueño del res auran e Ganes a , rac as a su del c oso olor a curry se un r a ella y a su padre para ayudarles a sacar adelan e el ne oc o n , la nclu a como a r mon o n an le de la u man dad el a , las d e as rad c onales de las cul uras de a p n, espec almen e las de la cele rac n del ño uevo y es que, como vemos, lo cul nar o es al o muy arra ado en la soc edad n pona, pro undamen e mpl cado en la cul ura y que la en e d s ru a en o dos sus orma os, nclu do el de la cc n UNA DELICATESSEN ay que acer una menc n apar e del cur oso , se ra a de un manga encar ado para recordar la v s a de los prop e ar os del pres oso y el s a res auran e o o a u, re en ado por royos y om o s da, al em lem co es a lec m en o de la cala on o err n dr a a acud do a o o y se a a quedado asc nado con la com da que preparan d ar amen e los s da para oc o per sonas solamen e dos mesas de en re los n cos cl en es que enen el pr v le o de ser soc os de un local que no rec e al p l co nv al ma r mon o a su res auran e para que rasladasen l eral men e el u a la os a rava llos lle aron con los n red en es, con el a uar de su d m nu o local en el arr o de G n a, y as a con el a ua prec sa para poder coc nar sus pla os s n allos o se omaron o o ra as de ese desem arco para de arle el pro a on smo a la co c na ños despu s se dec d real ar es a pu l cac n conmemo ra va del even o, de los pla os que se coc naron y de la aven ura v al que supuso para los s da es a e per enc a, de la que nac un res auran e r do y e mero, que es uvo ns alado por una reve se mana en una pequeña playa de Gerona, y cuyo aroma se conserva en es as p nas l u on es de a om ana a y el d u o de a c a para una ed c n no venal que es am n una rare a l o r ca

cada uno de cuyos vol menes ncluye una separa a ma con las rece as omo a amos d c o, odos los neros es n n errelac ona dos, as que no ay nada e raño en encon rar ac v dad as ron m ca en s or as de v a es o aven uras ay un re n añero que reco rre el pa s en ren para reco er los paque es de com da preparada n que se encuen ran a la ven a en los renes y las paradas de erroca rr l, cuyos componen es van var ando como las es ac ones del año, se ra a de en or a n an g n sus pro a on s as se l m an a recordar en re las re as de la pr s n las me o res com lonas a las que an as s do en sus v das os pro a on s as de n a a , un c co y una c ca, es ud an es de co c na, man enen una ens n rom n ca en orno a sus n ereses as ron m cos, porque ella es la a de un pas elero que qu ere con ver rse en coc nera de , m en ras que el sueño del c co es

A

cma n r

i a


Revista Aladar / pรกgina 22

A Augusto F. Prieto

SALVACIร“N DEL MUNDO

La era de los grandes robots .

. . aa

i

cma n r

.

man a.

.

.

. . me

a

man a a in e .

a in e

me . e in nman anime.

A

a


a a / pรกgina 23

un

n

n g ma am n n n u y u n n un n n

u u n

u u

a un

n n n n n un n n n u n u u u n y n n u u n n un n n u n n y uy g n a n un n am n u n n n n u n n y n u n uy n n n n n n un y n u n n n n ang n u n m a n un n u u u n n un u n n u u n un u uu n n u n n n ag u n n n n y n un n n y n un n an m n n yu u n n y uy u n un u manga n u n n n u un un n n u u n n n n y n un n u n n u u u u n a manga n un an m u u n n un n n n n un n n u y nn n n u

n n am u n un

n

n n

n n u

n n n

n

.

uu n

n

n u

n

u u u

n n n n n

u

n n u un un u

n

n

n n u n n n

u

un

n n

yn n

u

n n n u n n n n un an un an u n un an m y un manga un u n n n u n un n n n u n un y uy u un n n n n n u n n n n un u n n uy n n n n n n a y n un n n n u n na n u n n ang n n n u u n n uu n u n n n n n n n n na n u un u n n n u n u un u n n u n nun u n u n n n n n nu u u u n n n u n y u n n u u n u u u n un n u n n u u n n u m a un u n u n u y n un manga n n n n n n u u n n n u n u u n u un u u n y n n n manga n n n un n n u n n n n n u u n n u y un n

u u u

u g

n n

ny

n

n m y n

u yu n un n n n ann n n n u

u

n nu

n

un n u

u n

y u n

un

n

n

n

n

nu u n

n

n n un n n n n n n un n u n n n u u n n n u n u u n un n n n n n gan n n a u y u n n u n n y n u n n n u n y u un u n y u n n u u n n

n

n u

u

un n manga u u

u n u n n

n un un u u n n n n un u

n u n un u y uy n n

u n u

n n n y u n n

n

n y n n nn n

cma n r

i a


Revista Aladar / página 24

A

e rero Augusto F. Prieto

cma n r

Spokon, la superación mediante el deporte a ariedad la in ercone ión de los g neros g solo se puede co parar con las ue e is en en el cine pero los di u os presen an ade s la e cepcionalidad de dirigirse sin co ple os a las grandes inor as eso los enri uece da uc a li er ad a los creadores. l a o cos e de los e eos con ediciones sencillas ara as as co o las iras in ercaladas en re is as de en re eni ien o son a as es ra gicas en la pro oción la e olu ción del anga en su pa s de origen. o o odas las sociedades e olucionadas los aponeses son u a icionados a los depor es. de s de co pe iciones cl si cas co o el su o el udo el endo o ras ar es arciales el is ol go a de gran popularidad ras ser in roducido por los a e ricanos duran e la es auración ei i lo is o ue el ol o el au o o ilis o. l pa s a organi ado des acados uegos de in ierno la capi al es planeando su segunda oli piada. s el arco ideal para ue el g depor i o conocido co o po o lore ca sea un sec or cil en e e por a le a o ras cul u ras con las ue co par e in ereses si ilares. s os có ics de en en enderse sie pre en una ra a de superación personal es n pro agoni ados por ó enes e in ercalados de ro ances. u a ien ación en los edios ur anos s u ildes donde los logros se consiguen a ra s de la olun ad el sacri icio los arraigan en re las clases ra a adoras ue se sien en cercanas a sus peripecias. e da la curiosidad de ue los a a ares de algunos depor is as an apa recido di u ados en la icción. s curioso u gra i ican e ue los edi ores espa oles es n licenciando gran ariedad de disciplinas para in en ar llegar a un a plio p lico an o asculino co o e enino. s de le des a car en pri er lugar e l de a e i o noue edi ado por rea en re cu os roles es n dos ó enes discapaci ados ue uegan al a lonces o en silla de ruedas ue se er n a udados por o ro uc ac o en un in en o de des acerse del re ordi ien o por un acciden e del ue se sien e responsa le una e ica pro unda en e social concienciada solidaria. Dedicado al is o de por e del is o au or en Sl u ser a uragi un adolescen e pandillero el ue consiga la redención edian e el alonces o en s ueda de la de ini i a con uis a a orosa. a liga in ergal c ica se uega solo en re e ra erres res en las pos ri er as del siglo cuando un uc ac o se e o ligado a or ar un e uipo de seres u anos para en rar en la co pe ición u er e er a i n de noue solo se puede encon rar de o en o en ingl s. o o no pod a ser de o ra anera el ol ocupa un lugar des acado en el po o raducido. n eresa en nues ro pa s pero ui s el ec o de ue no apare can en l las ca ise as e le icas con las ue los a icionados su ren dis ru an cada se ana en los ca pos lo ale a un poco de los circui os de la inc ada. u le e erel p go es s conocida a ra s de las con solas de la ele isión es des inada a un p lico in an il o o o se cen ra en is orias de co pe iciones orneos e inclu e la aparición en su segunda serie de una incipien e es rella del a lón es una uena opción para iniciar en la lec ura los alores de por i os a los s ó enes por ue es cen rada en el ri o del lidera go el ra a o colec i o. os adolescen es se dar n cuen a de ue la pasión por el uego los al i a os en la consecución de una e a e clados con una ra a ro n ica son los i res de u gr e r . a sociación de ol de apón apo ó por los ideales ue de iende a p u conocida en spa a co o peo e ue rela a las a en uras del pro agonis a li er o su e uipo desde la in ancia as a ue llegan a or ar par e de la selección nacional. De un grupo de perdedores surge Supergol

g re er un colec i o a la s ueda de un l der ue aparecer pro idencial en e. a r uien pre iera acercarse a o ros de por es a los ue ene os enos a ición. l is ol es el s popular en apón sus e ui pos an ganado en dos ocasiones el l sico po undial un porcen a e de los ugadores es de ori und u gen e rran ero es pues uno de los escasos colec i os ue o receel rece el al alor a adido de la di ersidad en una sociedad ueo o og nea co o la nipona. e ore a de eso e inclu e un ri ngulo a oroso con la in uie an e duplicidad de personalida des de los ge elos a su a. n pp una adolescen e ar del enis la e a de su ida para conseguir el dinero ue precisa para sal ar a su er ano a or perseguido por unos c an a is as. l depor e se con ier e as en una ca arsis posi i a ren e a las ad ersidades de la ida. u au or ao i rasa a es uno de los s c le res g de apón nos ues ra con realis o los claroscuros de una sociedad co ple a. De la aspiración del g a re le ar las l iples peculiarida des de la sociedad surge r e r una is oria de ri us ur anas ar iculadas por una pasión co n el pa ina e e re o. De nue o es un u r ano su pro agonis a a ace i el ue descu re el undo gico de los pa ines o ori ados con ellos in en a con seguir los sue os de odo adolescen e el lidera go de grupo la es peciali ación en pr c icas arriesgadas en co pe encia con las pandillas ri ales la ad uisición de conoci ien os so re un undo er ico go ernado por senderos as de iniciación ue su li an la a alla depor i a con re iniscencias de las ense an as de las religiones orien ales. s la s ueda del is icis o en

A


a a / página 25

cma n r

i a

la dura realidad de las calles l atletismo est como tras ondo en de la misma autora de atea res itsuru dac i s una de los randes sus traba os su eran los doscientos millones de e em lares vendidos ntenta uir de los tó icos en esta serie breve con una istoria abierta ten sión rom ntica no resuelta la resencia antasmal de un er mano desa arecido s tan ló ico ue las artes marciales reinen en el dibu o lo a cen en la a ición de los ni ones como ue ese no sea uno de los temas avoritos ara la im ortación aun as odemos ozar de in tensos e isodios en nt r n egr a ara ue solo se a tradu cido al catal n uiz s or ue la meta de su rota onista una c ica ue aborrece el udo ue solo ersiste en esa disci lina resio nada or su abuelo es conse uir una medalla de oro en la lim iada de arcelona att e resenta un di erencial ue ara al unos uede ser un valor a adido se o erotismo en una is toria de teenagers a icionados a la luc a libre em e ados en la inevitable tarea de convertirse en adultos; este cómic da voz a una lesbiana a un ersona e travestido en ca itana del e ui o en un anga de ran ito abundante anser e esos e tras ue bus can en cada lector un inter s adicional or encima de la trama s an es un su er roe de la luc a libre venido de otro la neta ue saca sus ener as del g n bol de ternera en una co media enlo uecida cu a secuela en anime a sido censurada en al unos a ses como rancia or su violencia aun ue a sido emitida en nuestro a s or anal o eo natación endo salto de altura ciclismo o mountain bi e in on voleibol n es una contracción de s ts n ue si ni ica cora e de ortivo dem s de cuantas disci li nas se uedan ima inar a man as en los ue a arecen al unas inventadas ertenecientes al terreno de la ciencia icción como

a ran a ición de los a oneses or el de orte a ermitido un ran lorecimiento del nero man a llamado s o on

A

el e as as en el ue artici an e a mientras ue otras sur en incidentalmente en neros a enos a ue destacar ue muc os de los e ui os de ortivos de la icción sean emeninos a mec nica de al unos ue os de mesa como el ma on o el o no los adscribe al nero ues tienen el su o ro io LOS AUTOS LOCOS os de ortes motorizados tienen la en undia de una subcate or a no an aterrizado aun en s a a ero son mu o ulares entre los italianos randes a icionados a los coc es de carreras esta can en este nero el lon evo era t a de cu o rota onista luc a contra las ma ias de las carreras ama adas on dr su vida en eli ro or ello er ar att nger es un ve culo de ener a solar ue em rende una carrera desen renada a trav s del mundo o oni ndose a los mal icos iablos e ros s oste rior en talia la ublicación de t r en a sta n a sobre carreras clandestinas; o de a eta centrado en el mundo de los arts n ra ue s e iste en castellano son las motos las ro ta onistas de una istoria a ocal tica ue se desarrolla en eo o io una me olis ostnuclear obernada or una tiran a en la ue se en rentan entre s unas andillas de ni os con ode res s uicos a el cula basada en este anga ue decisiva ara la e ansión del an e en ccidente l im acto de la icción es tan im ortante en a ón ue las autoridades lle aron a solicitar en el au ilio de las moteras virtuales de a n en una cam a a de concienciación de la olic a de o io ara la se uridad vial; rototi os de esta serie como tambi n de ra an sido construidos en la realidad des tacadas com a as con onda o ama a an artici ado o es onsorizado angas o colaborado con ellos en sus ant sticos dise os


Revista Aladar / pรกgina 26

A

cma n r

Augusto F. Prieto

Todo el universo femenino o

o

a a

o

o

o o Ciao

A26


i a

a a / pรกgina 27

o

o

, o

o o

,

o

o

o

,

s

o o

o oo

o o

o

, , o o

o

o o ,

o

o ,

e

o o oo

o

o o

o o o o

o

o o

o

o o

o o

o

o

, o o o

o o

o

o

s o ,

oo , o

o

o o o

o

o o

o

o

o o,

o o o

o o, o o

o

o o

o

o o o

o

, o ,o o oo o, o s , o o o o o

, o

o o o

,

o,

s eser ir ri i i e ri e o i o ,

o

o

o

o o

o s

o

o

o

o

o

o

sei

o r

o o sei o , o o o o o o o , o o o o oo , o o , o o o , o o o o o o, o o , o oo o sei o o o o , o o o o ri o, o o o o o o o o o e i, o o o o o o o o o , o o o , o , , o o

s

sei

o o

oo o

o o o

, o

o o

o o o o ee s e, o o o o o o , o o oo o o o , o oo

,

o

o

o

o

ire,

e o

o o o o o ,

o

o o

o o o o

o

s o e ers es,

EL PABELLร“N DE LOS HOMBRES o o oo o o o , o o o , o o , o o o o o o o o o o o o o o, o o , o s , o o o o o oo , o o o o o o e e s res o oo , o o o o , o o o o o o o , , o, o o, o o o o o o o , o o o , oo o r o , e e e e r o oo , oo o o, o o o o o o o, o o o o

o

o o

sei o o , ise iss, o , res i o o o o , o s , o

o o

o o , o o o , o o

o o ri ess ire, o o , o o o o o ire o o o o o o o o o, o oo o o r e se s o o s r i e i , o o er ir o o o o o ri r e ie o o o o r e o o o o o o o , o o o , o o o o o s o o o o o o o o o o o o o o o o e e, o Desire o r s

o

o r

o

,

o o

o , o

o

o

o

o

,

A

cma n r

r


Revista Aladar / página 28

A

ebrero

cma n r

Augusto F. Prieto

Manga: en las profundidades de la mente humana l manga nos muestra en ocasiones su parte m s turbia un ue pueda asustar a primera ista nos debemos un es uer o para des acernos de pre uicios y para anali ar su similitud con otros arti icios propios de nuestra cultura ro cesiones de lagelantes corridas de toros ni as se uali adas con ertidas en iconos de moda pel culas llenas de sangre y sce ras o escarceos lúbricos en la tele isi n llenan un espacio en el ue nos encontramos c modos y sin embargo medida ue el ser umano se ale a del sal a ismo tiende a proyectar los secretos m s negros en la icci n en un intento de liberarse de las obsesiones de los tabúes de las pulsiones m s at icas los aponeses lo acen en el manga sto es c ocante para nosotros ue emos crecido iendo el c mic y los dibu os animados como un terreno reser ado a lo m s a e de la in ancia a ruptura de esta con enci n nos estremece especial mente nos agrede in embargo no debemos ol idarnos de ue son las mismas cosas guardadas en di erentes ca ones r menes tortura maso uismo y relaciones de sumisi n incesto bestialismo pederastia prostituci n o escla itud se or denan en la cultura occidental en el cine negro o de erie en la no ela marginal y en el subconsciente de la tragedia griega en las antas as de la pornogra a los anuncios por palabras la cosi icaci n de la publicidad o en cierta iconogra a religiosa l gunos indi iduos o sociedades no lo iccionan y lo siguen prac ticando nos pro ocan repugnancia y desolaci n ero la atrac ci n por la iolencia y el se o e tremo es innegable e ine itable

iste un manga especialmente oscuro en el ue se proyecta el sal a ismo oculto del ser umano

A

su e presi n como l ula de escape s lo pro ibido a am s oscuro ntes de en rentarnos a l con endr a recordar ue creaciones como L a d e L s d as de d a e e e e ec a o e e de son obras maestras absolutas re erentes culturales irrenunciables ue an decantado la conciencia moral de cci dente me or ndola como entidad colecti a es un t rmino ue iene de la contracci n de e c esc a se s pr stamo del ingl s er tico grotesco y sin sen tido y abarca lo ue para los europeos es en su e presi n m s pro unda obsceno incluyeescatolog a iolenciayse ualidaddesen renada angre sudor y l grimas o debe de ser a eno a la pro usi n de es tas ilustraciones el arraigo ist rico en ap n de determinadas pr c ticas consideradas como muy onorables por la clase de los guerre ros y ue ormaban parte de su c digo de onor el s d ue pod an comen ar con la curiosa costumbre de mutilarse los dedos para demostrar su reconocimiento al amado asta llegar al suicidio ritual por e isceraci n se ue inclu a la colaboraci n espe cial de un me or amigo ue lo culminase con la decapitaci n as iolaciones con tent culos de s d de os io aeda imaginadas para sortear la censura las pesadillas de ue iro a ruo plagadas de e aciones y de ampiros o la e plotaci n de lo per erso por parte de aita iga perpetúan en nuestros d as la tra dici n del a e los grabados sangrientos de las postrimer as del eriodo do an tra do a la lu desde la sombra compi laciones tan rocambolescas como los ade s de asac es de intaro ago ue solo se redimen por su umor negro y sus tramas corrosi as engoro agame es un artista manga nacido en una amilia de samur is especiali ado en sadomaso uismo ampliamente cono cido por el público gay de todo el mundo por obras como La casa de s e e es traducida al espa ol y publicada por diciones a ú pula l ingreso del ornido ora oo en la amilia ori a a para ca sarse con la i a es el prete to para una org a de pr cticas e tremas ue desbordan lo ra onable y ue se sostienen curiosamente por la maestr a del dibu o y la co erencia del guion as como por la ade cuada composici n de un protagonista con el ue el lector termina empati ando en una cadena de umillaciones y se icias ue emer gen de la sordide gracias al surrealismo ue impregna toda la trilo


a a / pĂĄgina 29

ro- uro termina siendo un cat lo o de tormentos solo recomendable ara est ma os de ran a uante E

fectos ero destro ados or em alamientos atrocidades de unaama anshi olo irano o se sal a de la quema aunque se reconoce el irtuosismo de todos ellos ha de a isarse de que son a tos nada m s que ara est ma os resistentes le ndonos de la iolencia de lo o ha que hacer una menci n a o i io n o n n donde el eriodista n actor orno iromi ira uchi nos sumer e con cinismo crude a una iron a sal a e en los submundos de la rostituci n femenina en las ciudades ni onas que no su onemos tan distintos de los de ille o erde a tal como estamos iendo en los noticiarios as relaciones de intimidad entre miembros de una misma familia est n demasiado resentes en el n como ara asar desa ercibidas es que arece que ara los a oneses esa su osici n destila un morbo es ecial enturamos la hi tesis de que desterradas las muestras de cari o de la ida real se ro ecten esos acercamientos en el c mic con la distancia que im lica in entarlos ara los dem s desterrando as ese fantasma del entorno de los ro ios lectores odr amos definirlo someramente como efecto ecinita de al lado on o ortunamente encubiertos los enredos ba o circunstancias utati as hermanos es urios adres ado ti os ami as ntimas que son consideradas como hermanitas o acercamientos demasiado ambi uos como ara ser re elados e encuentran en todos los neros en los que ha sexo o romance o que nos de a totalmente desconcertados es que exista uno que se defina es ec ficamente or dedicarse a ese ti o de relaciones incestuosas se trata del in in o n l unos como o no o est n basados en hechos reales mientras que otros son ada taciones de no elas se han transformado en animaci n o i in no es un n sino una no ela una dramati aci n sonora rama que citamos aqu or la o ortunidad de su entorno a ersonificaci n de animales o la re resentaci n de antro omorfos con ras os animalescos no nos sor rende crecimos con ella forma arte de un acer o que ersiste desde so o o nos extra a or tanto que los a oneses ten an un nero dedicado a esas metamorfosis o sobreco edor es cuando esos seres ima inarios toda a m s cuando se trata de monstruos alien enos- resentan r anos sexuales artici an de comercio carnal con humanos o entre ellos mismos a sor resa no debe hacernos ol idar que nuestra cultura entera se asienta sobre los cimientos de la sfin e el inotauro otros seres h bridos en los que los rie os anti uos descar aron sus eores esadillas los temores de la ca erna ante la diersidad sin fin de la naturale a haciendo artici ar a sus dioses en la confusi n del bestialismo LOLITA EN JAPĂ“N ocas ublicaciones resultan m s chocantes ara los occidentales que aquellas fuertemente er ticas o ex l citamente sexuales en las que inter ienen menores l nero conocido como lolicon no necesita m s ex licaci n que su nombre que rocede de la no ela de abo o iene su contra artida en el o con donde los rota onistas son del nero o uesto al o im re isto hasta que nos to amos con ello n el n estas relaciones tienen una articularidad que las descar a de cul abilidad los ersona es son dibu ados eso los des o a de su fisicidad los sit a fuera de edad aunque el hecho mismo de esta fantas a nos ueda resultar erturbador i no inter iene nin n rol con caracter sticas de adulto cae otro de los tab es occidentales el sexo entre menores una l nea ro a que rocuramos e itar como si no existiera que querr amos flanqueada solamente or el desorden s quico o la rematura madure descartando toda normalidad e considera a ideo uma adre del lolicon or acreditar la sexualidad latente que muchos aficionados encontraban en las hero nas im beres a ex losi n de estas ublicaciones se rodu o al inicio de la d cada de los aunque sufrieron un duro ol e en con la detenci n de sutomu i a a i un o en que hab a secuestrado abusado asesinado a tres ni as en cu o a artamento se encontraron cientos de ideos con el culas de horror anime lo licon om ilaciones como n l de - in editada en castellano definen bien el nero

a eshumani ado con ertido en escla o sexual ora oo como todos los ersona es de a ame es un icono bear or antonomasia inmerso en una trama de iolencia sexual ero sobre todo sicol ica que a muchas ersonas les uede arecer es ecialmente desa radable n otras de sus series como en in i la cosa se rela a un oco en todos los sentidos a ame edit una reco ilaci n de ico en a n desde los a os donde re asa la obra de los que considera como los m s destacados dibu antes casi nin uno de los cuales se caracteri a or su sua idad o su ternura ermina siendo un cat lo o de tormentos bastante es elu nante que nos de a con las anas de saber si no hab a nada m s con encional ara reco er que los cuer os tatuados ensan rentados de ishima o los enes atados de a a atsu ii la serie de torturas cl sicas de da oshimi o los cuer os er-

A

cma n r

i a


Revista Aladar / página 30

A

cma n r

Augusto F. Prieto

Ciencia, ficción, ‘manga’: japón, la realidad paralela

y

ex

rl ,

, ,

rae

,

y y

, ,

es, Era

e,

,

sea

,

, a a erra,

y , s r as e

r

e a,

y , ,

,

,

, y

,

s r as e las es rellas,

,

eye

, rl y

, ,

,

a e a,

, arl es,

a a

, Galaxy Express 999, y ,

a el s

r es al

as ra a

y Espa al a a y

, ,

ap la e Ga , y

,

,

s,

,

, y

,

s ea p

, y

ea

, ,

a

y ,

e a , y

y ,

ll e al l e

s, ,

rl

es,

,

y

y y r

ee

y ,

,

ex

rl ,

e r p l s, y

y

s

9

A

ra a se ,


a a / pรกgina 31

doles e e se e olo i do o l si o l e o sim io i simil i i iol i se des oll e n n , de omi i e e de se e s i os, mos do de o e e o m de m de ie i i i e l ido el de des o o s los le o es os m s e es o o e es s o s i de s s se el s ele i s o im d s, m s de l s les d i ido m i des e o mes des s de s e mi i e manga os o i i i dos de e s e e el me o de los e e d d id me e ide i i es e ios, em s e i ide es o los de el l s de i e o ide l de an a e o de l m i l e i se de e e o o e l di o o s omo e so de m s de es s os s s i s i ili io es s e d s e e e a nm a , de io a n, de is i mo o o m m i e del de n n ang n, o s s e i les se e os del s do i e os e el iem o e e e l d d del ielo e a g , de os i o o de mos de e o d e los e os o so es os, l s is o i s om i s doles e es e e es de emis de ie i i i a ma , de o i, el se o de o e es l e do s el o e de ee e es e, el me o se i e e o li os de eo m n a , de n ga a , de od o a , de , e lid des e e es es so el e e o el li eo doles e e, o el des ollo de em s omo el some imie o, l s el io es i e l les, o l i id d m d , s os e l e e l l i o i e o es di e e es los o ide les, e ellos i e e el medi e l s , omo los e i os e o el si o lisis, o los e o eos medi e el de e k a , el e o de e e os es e i les, i e ie e o l ie i i i , e o i o i l id des o i s lo di e e i do e e so

o des s es les omo e emo os, s s ede e n a k, de i o s es l o mi i mos i , o l dese i de los m es aa a a, de me a a , de eo o e isi le des s oso es el e e o o m de l sm o l es e o el eo si e e e e l ag n a , de o i i a , de i o, a a , de o s i o , i i el ol so de o l e i de i i, a a a n , m do o l do o i es os i se os os es de o os m es o de l s i es de l ie i i i , l de l s des i s los mo s os edil i os o m es i i l me e n n n , de m d emos me io do , de os i i, e lo e io n n ama, de o i, los s m is l o los lie e os n a a , de i,

os e os del m o so es os de l ie i i i ede s i is o i s de odo i o E C

A

CONCIENCIA SOCIAL POSMODERNA l nk es el e o m s i l del mome o m s s m se so ied d dis i , domi d o l i e i l i eli e i i i i l, e l e ole i do e i i do e o do l s es s i les de e de se de l s des o o io es, e s s i ido los o ie os o m s e do s os lo e e d illi m i so , d e del mo imie o es e es so ie d d es le me e e l, e l s i d des o es s de o io s se ie e ili do e el i e omo es e io dis i o desde los os s e so es ie de se i d dos soli ios doles e es, a k l nkm e lelo o el des ollo de los ideo e os an a ma n a n a, de i o , o em l so ied d de lm s i e o e d s e , del mismo mangaka, e e o l i i i e m n n i es i so e el i el de io le i los de e os i iles k a es l si o, do de el o e i l s i o e e des s de l e e e di l, s o es omo , de , se el io lo m i o lo m s i o l e i do o a nn , e n de s mi , o de m e es se e o li do l o los a k, s i se dime sio les o ede es de m do ll m do m e o i s se am , de i ei, de l s m s em lem i s o s i e i de i d d e des o d l s i s l e i s odo el sis em sol , e l e los es o m os i e o se i los e es de es le i im s domi io e dos e manga, e i mos i l s i me les o d io es de ime nk s s m dos odi iosos

cma n r

i a


i a

a a / pรกgina 32

cma n r

A

A32


i a

a a / pĂĄgina 33

cma n r

febrero

scritura reatri a prender a escribir es posible. Pero el aspirante a escritor debe acer un esfuer o para leer los textos imprescindibles. Presentamos algunos aspectos tĂŠcnicos fundamentales de la escritura

33


Revista Aladar / pĂĄgina 34

A

ebrero Gabriel RamĂ­rez

cma n r

La elecciĂłn del narrador a elemen os ni os en la narra i n ue de no ser e nidos en uen a a en imposible la omprensi n. no son ru os ni rampas ni ues iones ue se in rodu an on el in de despis ar. so o urre uando el au or no es bueno se e obligado a u ili ar bara i as li erarias para a er reer al le or ue iene en re las manos algo mu o me or de lo ue realmen e es ugar on uegos de ar i i io generalmen e olo a dos er a del desenla e de la rama. a rela os ue e e i amen e es n es ri os para ser en en didos on a ilidad. o o m s. a uer a narra i a es en la rama. odo se apues a a una ar a. a is oria es buena el au or la suel a re endo ue eso le gus ar a ual uiera. ero en es os re la os apare en dos problemas undamen ales. or un lado es po sible ue esa po en ia de la rama no sea para an o ue sen illa men e no gus e. por o ro su ede ue desde omero a es odo on ado. e le a dado un mon n de uel as a lo ue l ra o en La iada en La Odisea pero al in al abo lo ue enimos le endo desde en on es es lo mismo olo ado de di eren e orma. l amor es el amor la engan a es la engan a o la guerra es la gue rra es o pro o a ue apos ar odo a la misma ar a la rama se on ier a en una ugada mu peligrosa. n on es d nde es la la e para es ribir algo ue mere a la pena ue pueda in ere sar a un grupo amplio de le ores a respues a es una sola en el sen ido ue ad uiere lo narrado a ra s del lengua e. a ue on ar por algo para algo s lo del modo en ue se puede ons ruir ese rela o. s de ir on ar is orias no es lo mismo ue a er li e ra ura. on ar is orias se sopor a sobre una es ru ura mu sim ple mu r gil a er li era ura es un ar e ue no es al al an e de ual uiera ue reposa sobre un en ramado ni o lleno de di i ul ades. on mu os los aspe os ni os ue mar an una narra i n para on er irla en algo espe ial. or esa ra n gran an idad de rela os uedan en ierra de nadie es os son el de los ue se es riben . ero el m s impor an e el ue on er ir una is oria ual uiera en ni a e lusi a es el narrador la o ue lu e en el rela o para on ar al le or algo ue s lo desde ese pun o de is a se on er ir en uni ersal au n i o. os ipos de narrado res son mu os es n ligados a la dis an ia ue separa a es os de la a i n. sa di isi n ue odos ono emos ue agrupa a los narradores en ipos primera segunda er era persona es osa del olegio es osa po o li eraria en re o ras ra ones por ue no e pli a la realidad a la ue se en ren a un le or ni por su pues o a la ue se en ren a un es ri or. ablemos me or de narra dores no iden i i ados los ue uen an lo ue o urre sin ue sepamos de uien se ra a narradores iden i i ados son na rradores al mismo iempo persona es ue in er ienen en la a i n . ablemos me or de dis an ias en re narrador a i n. as a inales del siglo prin ipios del se u ili una o ono ida omo omnis ien e. s a era una o ue se olo aba a gran al ura ue pod a mirar el mundo desde una espe ie de rono e les ial ue era apa de a er des a er ual uier osa en ese osmos ue presen aba ab a reado. odo lo sab a odo lo po d a ual uier lugar era a esible para l. ero la e olu i n de la no ela i o ue el in er s de los au ores se a er ase po o a po o m s al persona e ue a esa e pli a i n asi di ina de la realidad desde la i i n. si ablamos de dis an ia los narradores se ue ron a er ando a la a i n en raron en las ons ien ias de los persona es ueron los propios persona es pudimos omen ar a saber lo ue ellos pensaban sin el il ro de un narrador no iden i i ado no es lo mismo ono er el pensamien o dire amen e ue a ra s de alguien ue elige una par e de esa re le i n o ue la in erpre a pudimos saber u pensaba el persona e al a er ar nos a su propia orma de re le ionar pudimos ono er al perso na e en su pleni ud. o son mu abi uales en las no elas los re

a mond ar er.

A

ursos omo el mon logo in erior o el lu o de ons ien ia pensamien o puro mu abi uales en mu os asos mu apu eros. onseguir el e e o pensamien o es algo mu di il ue e ige al au or una buena e ensa e perimen a i n on el regis ro por su pues o on el lengua e. s laro ue no se pue den on ar las osas on un regis ro ni o no puede narrarse un sue o on el mismo regis ro ue u ili ar amos al re ordar nues ro persona e el na imien o del primer i o. ero a au ores ue pare en no saberlo o no en enderlo. n es de on inuar un a iso ue es de i al impor an ia. l au or no es el narrador. l es ri or rea esa o al es ribir pero el narrador es un ar e a o li erario ue iene su propia alma sus propias in en iones ue e el mundo desde un lugar de ermi nado. i el au or es lo mismo ue el narrador es ue es amos le endo un diario. o ener en uen a algo an b si o nos lle a a leer super i ialmen e por an o a leer mal. ir e es o mismo para los es ri ores no dis inguir en re el ar e a o narra i o reado uno mismo puede ser un gran problema. ada o ue se ons ru e iene una in en i n. esa es la la e. er e iden e o es ar o ul a. er de la orma ue sea pero es ar . uando ual uiera de noso ros en la realidad ue i imos on amos algo lo a emos on una in en i n on re a. a de on en er la de dar l s ima la de enga ar la li era ura es una represen a i n de la realidad. or lo an o esa o aun ue las re glas del uego de la i i n sean unas mu dis in as endr ue ons ruirse on una in en i n deber ener una in en i n. l in


a a / pĂĄgina 35

cma n r

i a

al a

trata de re re e tar l e e al a. dr a a e ar ie t de e e l . i e arg a a t re e ae tr e la ele i de la z arrati a. de ell e a d ar er. er ir ara il trar la idea e e ta. re e l e de l relat e e li r das cru adas Tanta agua tan cerca de casa tr e a z lle a de i te i e lle a de e tid el relat . e e i al. e trata de laire a er e i e t a arid i e e l de tad id . e de el ri er e t laire i te ta l ar al le t r e l gar ret all d de ella arez a l e e all d de l e aa tar arez a a erteza a l ta. r e e l di e e arid l a ig de te e adre ge te e illa. l i tie e ta e e te gr de re a e trad el ad er de a er e el r e el e e a a . i te tar lle ar a ta te rrit ri al i tie e e a a ir di a d a er g a a i telige te adre ara ill a r rar e a a ira d de de la e aa arid a ig . er i er di re ta e e i i . ir e e e a e d it ar a te la d da a te ied eli i ar t d el a e ti e te ga e er el e ara e a a a la d da re e a re ta i a d e realidad laire de a de er irilidad r t d l lad . lla e t i ie d alg i lit el a e i at de a er la i li a i de r i arid e t di e ta a e e ea a e la gra i t ria e i e a er r i ia a e a alg e ita te ara lle ar ida.

Fra i tt e Fitzgerald. Foto: El Correo.

l a ez e e de re al erdader a e i i i te e di ar a e e a i ieta te ara e el le t r e ea rzad a ti ar d da d . gi a e te el le t r e eri e tad de e aer e la tra a e tie de laire. a are e e e e tid ad . e e ta la z e a lara al i ter retar l literal e ierte e e e ig . laire a e tad e el l gar del ri e e e ede l idar. a e alta de ir e er a re e da le e le e e e te relat . el i d e a er a a la tra e ta le ie d a rela i el arrad r de relat e ta al le t r el arrad r e la z arrati a de e e relat el e rit r i i ti . r t a re i iere er e ad ta l a ira a tar la arte de la i t ria e le i tere a. e l i a a e tra l gi a e te. l le t r r arte re i e e ae l a e de e die d de a ete ia de e tad de i de al ier tra a. l re i e de ri i i a i de a de a erl a ad tie e larg . r ta t el arrad r ede tar de de el ri i i el le t r ede de ar de e ar de de e e i ri i i de de e a ri era l ea. aa a z a e el er a teri r e l di il de e ta re la i e tre le t r arrad r ee e tra e e el le t r e e el arrad r e te. r t a e l e e e arra d r di e e re e ta di i ltad alg a. li ad e a


i a

cma n r

A

a a / página 36

o

o

lo o

o.

l l

o l lgo o o o o l o o o l o lgo o. lg o o o l g o o ll o o o l o o o . lg o o o o o . o o o o o o o l o l o o o o l o l o. o o l o o o l ll o l . l o l o o o o o l o G go o o lo o l o oo lo l o o. o o o. o o o l l l l . l o l ó l o o o o l ó l o ó o ol o lo l go l l o o o o o o o o l ó l o lo o o . . o o o l o o ó o . go o o o. o o l ó l o l o . o ol ll g lgo o l . o l l l o ol Gogol o h d a o o la ahogada o o ó l o o o o l ll l lo l o o lo o o l o g o o lo o o o l o o o o o o lo lgo l o ol o l g o o l l l l ol . l o o o l lo l o olo o o g l . o o o o. go l o o ó o o o l. l l l o ó o o l o l o o lo lg o o l o o o l lg o o l o o l l ó o l o lo lgo o. o o l l o l o o o

l

lo.

ó

ol Gógol.

ó o

o o lo o l ol l o o o o l . .

l

o

l o o

.

o ó o

l ó o o

o l

o l

go o l

o o

o

o o o o l

l

o o o

o . o

.

o ll o ll o o ó l

o o

o o o o o . l . lo l l o o o l l o g o o l o o g o o o o o o l l o o o . o o o . ll o g l o

l. o o l . ll o l

A

o o

o o

l o. l

o. ólo o o o o o ó o .

o o o

l

o l o g . . l

o

l o

l g o

ó l l . o

o l ll o l o l glo l l

o

o o

l

o l ol o lgo oo ol o l ó ll o . o o o glo oo l g l o o o ll o o. l o o o lo o o lo o . l l o o o l o o o o o l olog o lo l o o o llo g o lo o l g ó o l l ó l l . l o o o ó l l l ó . ll o l o o l o ol o o l l l o o lo o . o o o o o lo l l ó l o l o lo l o o l o ó o o l o lgo l o o . o

o

g l


i a

a a / página 37

Gabriel Ramírez

cma n r

Información Vs. Expresividad l paralelismo entre literatura realidad es rande uc o l in al ca o, con la literatura intentamos la representa ci n de una realidad, una realidad que a n no conocemos, que est por venir, pero una realidad con ran n mero de ele mentos compartidos por las personas s la televisi n la que se ale a de lo real, no la literatura or eso, casi siempre, los secretos del escritor , esos que al unos no con iesan por no sa emos qué e tra as pro undas ra ones, no son m s que producto de la o servaci n del entorno inalmente, se trata de ordenar lo que se ve oco m s n literatura, que un persona e di a te quiero a otro, a de apa recer en la narraci n car ado de sentido, de e presividad, no puede ser pura in ormaci n puesto que eso se reci ir por parte del lector como una cosa ien distinta dependiendo de cada caso i, por e emplo, el persona e dice a la mu er que tiene en rente te quiero para en a arla poder acceder a sus rique as de er ir impre nado de un sentido la vo narrativa ser la que aporte tal cosa i, por el contrario, nuestro persona e lo dice para evitar una ruptura el sentido de er ser otro ien distinto odr a pasar que en un relato apareciera al uien diciendo a otro te quiero sin m s, como un dato, como mera in ormaci n esto es mu a itual a cosa es ien distinta en cada caso or si a al uien se le escapa, a que pensar que el len ua e e iste porque e isten las personas en literatura los persona es dentro del relato , desde lue o, el lector desde uera de la propia narra ci n, pero como parte undamental de la misma que por tanto el len ua e depende siempre de quién lo dice, la intenci n que tiene al decirlo de a quién va diri ido el mensa e sto no puede de ar de tenerse en cuenta cuando intentamos crear un cosmos en el m ito de la icci n olvamos a nuestros enamorados a di erencia entre unos otros es mu sencilla os dos primeros estar n ense ndonos las entra as, nos estar n mostrando arries ando al o de s l l timo, ese que dice te quiero como podr a decir arro , atalina , no dice nada de s esto nos lleva a uno de los territorios m s e i entes de la escritura l i ual que si a l semos con el vecino nos estuviera contando una idiote al poco nos quisiéramos ir a casa o al supermercado, en la narraci n podemos de ar de ver a ese persona e o nos interesa o no creemos lo que cuenta re lato inveros mil e amos de ver de amos de leer n otras pa la ras si escuc amos decir a al uien te quiero necesitamos sa er qué es lo que siente, acerlo con él e otro modo, el vecino desaparece de nuestra necesidad de comunicaci n el perso na e, tam ién odo esto nos lleva a lo que llamamos e presividad s lo que esta lece un v nculo entre narraci n persona e n uen te to ser e presivo necesariamente porque es la medida del rado de implicaci n del lector con el te to lo cuando veamos al per sona e en su maldad, en su amor verdadero, s lo en ese momento podremos sentir, e perimentar como él, creeremos lo que nos dice en lo que dice odo tendr sentido a r quien se esté pre untando eso c mo se ace , pre unta para la que no a contestaci n puesto que en la escritura creativa no se pueden esta lecer rmulas ni recetas ero lo que s podemos es de ar un e emplo de te to e presivo otro en el que la in ormaci n ocupa todo sin de ar posi ilidad a cualquier otra cosa ste es un primer te to

rente a m , a través del cristal, una se ora de unos cincuenta mira a amedrenta a a su alrededor mientras su ele ante can de eca a al pie de la escalera de la catedral, antes de decidirse a in clinarse con un diario en la mano para reco er los peda os de e cremento que el animal i a soltando ale remente u mirada vacilante trope con la m a mpecé a sonre r e u sonriendo cruelmente, asta que la se ora decidi no a ac arse a reco er la caquita de su perro, que, indi erente, se u a a lo su o unos pa sos m s all e ale con su mascota tras lan ar a una papelera el diario no utili ado, con el alivio de quien no se a re a ado a una acci n ver on osa e impropia de su clase aqu tienen un se undo e emplo urante todo el camino de vuelta estuve re ando sin parar, incluso oraciones que i a inventando usurrando, pro iriendo ri tos en mi ca e a, al unas veces canta a las oraciones al ritmo de la m sica de ac quella, noc e, todav a no sé la ra n dorm en el coc e ora apenas me recono co o de o de pensar en mi nom re, aqu no lo escuc o am s, me llaman poli poli esto, poli lo otro, poli ca r n , en las cosas que arrastro desde ni o e ve en cuando presiento que pronto comen ar n a a andonarme par tes del cuerpo, como las escamas de un pe uera del a ua tam ién las ideas que a no re resar n, descomponiéndome poco a poco, convirtiéndome en un ser de pacotilla que duerme, come, r e o salta aprovec ando la inercia que provoca no querer morir antes de tiempo stedes tienen la pala ra

es raciada ero lo de ella no ten a nom re i socia me or ami a ella s que am s se lo perdonar a inver en a lara me las pa ar a a undir a en el lodo de por vida

A


Revista Aladar / página 38

A

e rero Gabriel Ramírez

cma n r

La creación del personaje a construcci n del persona e es undamental en literatura. n escritor, de la nada, utili ando s lo pala ras, tiene la responsa ilidad de crear un arte acto literario ue represente a una per sona como cual uiera de las ue i imos en el planeta ierra. cual uiera ue i a en otro mundo desconocido. so es i ual. a teria alma de en ue utilice el término . e la nada. ué uiere decir esto? C mo se puede lle ar a tener é ito con seme ante pro ecto? Al uien podr a pensar ue cuantos más detalles se aporten so re un su eto más podemos sa er de él. esde lue o, en litera tura, esto no es as . n lar o in entario de caracter sticas no lo ra di u ar con per ecci n al persona e. n esto caracter stico, un tic, una sola cosa representati a, puede hacer ue lo remos lo ue nos proponemos. na contradicci n, una mentira, una orma de en rentar un pro lema, puede ser su iciente. umar aspectos si cos o psicol icos de ese persona e no hace, necesariamente, ue se le pueda er con más claridad. n realidad, lo ue ueremos es conocer c mo entiende el mundo, c mo reacciona ante una situaci n u otra. C mo le en unos a u otros allá. ueremos cons truir un cosmos ue ire alrededor de ese persona e ueremos ue los cosmos de cada persona e se en renten lle ando a impac tar con iolencia si es necesario a tra és de sus lo os. epresen tando al persona e damos orma al todo por ue sin persona e no tenemos nada. A solutamente nada. A medida ue a amos sumando caracter sticas no sicas puesto ue estas desdi u an más ue aportan iremos lo rando ue el persona e cre ca. esta es una de las cla es undamenta les. or un lado, el persona e crecerá para tomar prota onismo en el relato. e modo ue los ue apare can luciendo una sola ca racter stica se uedarán en lo ue conocemos como secundario un persona e plano, sin rele ancia ue estará al ser icio de otros no de s mismo mientras ue los ue a an desple ando su psicolo a se arrimarán al prota onismo. na e ue el autor decida poner a su persona e a dialo ar, el ciclo se ha rá comple tado. l diálo o es el recurso narrati o ue lle a al persona e hasta la rontera entre el ser o no ser de initi o. ero, por otro lado, esto o li a a ue el proceso de a inali ar en el punto usto ue re uiere lo narrado. sto uiere decir ue un persona e no puede aparecer, crecer, a rir e pectati as para lue o no cumplirlas. o podemos de ar ue un secundario cre ca para desaparecer sin ton ni son no podemos consentir ue nuestro persona e princi pal de e de mostrarnos su orma de mirar un mundo ue no po demos entender sin su a uda. a ue sa er ué tenemos entre manos cuando ueremos hacer literatura. si ha lamos de per sona es estamos haciéndolo de uno de los pilares ásicos so re los ue se apo a la escritura creati a. i al uien está pensando en rmulas ma istrales ue sir an para lo rar un persona e e celente ue a a ol idando la idea. ero s podemos tener en cuenta aspectos undamentales al crearlos ue a udarán. or e emplo, la cohesi n interna. n persona e no puede odiar a los inmi rantes casarse con uno de ellos sal o ue la acci n esté total a solutamente usti icada. n persona e no puede decir una cosa hacer la contraria. os persona es no son personas. lo son una representaci n. ha de ser eros mil para ue uncione. an undamental como lo anterior es la interacci n del perso na e con el entorno. a lu , el lustre, no le lle a de s mismo. Casi siempre lle a de uera. e otro persona e secundario ue ilumina, de un o eto ue dice más de él ue cual uier otra cosa. l perso

na e mira el mundo el mundo se inte ra en él. on uno en otro. or eso las descripciones ue aparecen en un relato como alarde técnico del autor o por ue se le pone en las narices ue apare ca sin tener una importancia rele ante, no sir en de nada. odo lo ue suceda, todo lo ue apare ca en un te to narrati o de e te ner una importancia por ue todo a ecta a cada parte. a tercera pata undamental so re la ue se apo a la creaci n de un persona e es la consciencia de este, en su capacidad de re le i n. si el narrador por sus caracter sticas, por el dise o ue el autor hi o de él no puede entrar en ella, será a tra és del diá lo o como podamos conocer. n persona e coherente ue mira el uni erso el su o de a ue todo inter en a en lo ue pueda pasar un ser pensante capa de entender al ordenar para mostrarlo. so es lo unda mental. a uien piensa ue un persona e se constru e desde la des cripci n. eso, si consideramos el relato como un todo, es una parte mu pe ue a. ensemos en la realidad, en eso ue usted o i imos cada d a. i al uien nos pre unta por ulano o por men ano podemos contestar con al o as Ah, s , es mi ecino del cuarto derecha. s un tipo mu educado ue siempre a re la puerta me de a pasar. o ue más llama la atenci n de él es la melena ru ia. Creo ue se dedica a la cr a de ca allos está soltero. Cuando ha ido a las reuniones de ecinos, no ha dicho esta oca es m a. ué sa e mos de él después de escuchar esto? Casi nada. Además, lo poco importante ue podemos conocer es, en realidad, lo ue piensa otro de él. s educado luce una onita melena ru ia. odr a al uien estar se uro de ello? al e a re la puerta a las ecinas , al mismo tiempo, escupe en el ascensor. al e esa onita melena ru ia le da un aspecto rid culo. o sa emos nada. or ue s lo sa emos cuando conocemos la orma de mirar entender el mundo

A


a a / página 39

cma n r

i a

tra os en El Gran Gatsby. l narrador trata por todos los edios que tiene a su al an e la pala ra el dis urso de o ultar su pro pia ondi i n se ual la de ats Por tanto la o isi n los silen ios en literatura son tan rele antes o o lo di o o ás es otra erra ienta que nos resultará oda al di u ar persona es o que pare e ás e idente es que es la irada lo que a ar ando al persona e de initi a ente l e pe o de su ar ara ter sti as a odo de in entario no lle a le os i supi ra os de alguien que ira ualquier osa o o si uera una o ra de arte aun sin sa er qu signi i a eso e a ta ente sa r a os ás que si nos di eran de l que es oreno gra ioso i el narrador nos di era que al entrar en la asa del perso na e s lo en ontrar a os una silla de pla a un orinal a sa r a os u o de nuestro persona e sin re urrir a des rip iones sin sen tido alguno sal o la de di u ar on tra os e esi a ente grue sos as al as son di iles n persona e no es un odeg n un a un persona e puede de inirse ediante la enun ia i n de las a ra ter sti as i o digo de alguien que está ena orado el que es u a podrá reerlo o no Pero si nuestros persona es pasean ientras el sol se es onde si uno de ellos ira las so ras si ientras di en esto o no nun a e estado ena orada Pero ¿se puede sa er qu a es? ¿Puedes quedarte quieto? ntento que oin idan nuestras so ras spera no te ue as Pare es un r o ¿ u rees que pasará? enga sorpr nde e ora nada Pero si e on entro u o qui ás queden uni das para sie pre uando se es onda el sol uando tu so ra regrese a ti tal e e pueda pegar a tu uerpo asta el d a si guiente so quisiera ueno t sigue ontándo e e as que nun a a as estado ena orada ¿ so di e? ¿Puede alguien dudar de lo que está pasando?

de ese su eto el is o odo que o urre en la realidad en lite ratura en ualquier tipo de i i n podr a os ela orar una enor e lista de ara ter sti as no tendr a os nada i no es desde la des rip i n ¿qu ateriales pode os utili ar para esa onstru i n qu re ursos pode os ane ar para onseguir lo que persegui os? i ien todo estará ondi ionado por la o narrati a que e plee os por e e plo un narrador per sona e es u distinto a un narrador o ple o de e os onsi derar algunas alternati as que suelen un ionar de or a gene ral na de ellas es lo que lla a os a tantes Para entendernos eso es todo lo que apare e en un relato está al ser i io de nues tro persona e prin ipal Podr a ser un persona e se undario o un o eto pare erán para que el le tor sepa ás de nuestro perso na e algunas e es el propio narrador des u re aristas des o no idas para l asta ese o ento ui ás on un e e plo a lare la uesti n uponga os que nuestro persona e ada e que se en uentra on un o re se re iere a l se alando un de e to si o no será o o otro será gordo on aspe to de guarro otro tendrá ara de perro o ar a alta tra a ar ese aspe to de la per sonalidad de nuestro persona e a sa r a os que se siente u o ás guapo u o e or que todos los de ás intentar a a ernos reer eso a los le tores para ali iar sus propios de e tos que por supuesto o ultar a no a e alta de ir que e re iero a un narrador persona e s e idente que se an e lando las osas que se o pli an a edida que a an a os en el análisis que esto no es una le i n de ate áti as que sir a para ual quier narra i n uponga os a ora que lo que a e este narra dor es utili ar un a po se ánti o que no de a ue o a nada que tenga que er por e e plo on su ondi i n se ual ntenta r a as no entrar en un terreno que por las ra ones que sean que el le tor estará o ligado a des u rir le a en sentir in odo no de los e e plos ás laros de esto que digo lo en on

A


Revista Aladar / página 40

A

cma n r

Gabriel Ramírez

El diálogo en la escritura creativa

A40


a a / página 41

cuidar ucho este aspecto para dar erosi i itud a re ato , so re todo, para no con ertir a personaje en un ser e tra o, oco o inesta e sa o que quera os uscar ese efecto, c aro. a que insistir en que o dicho por e personaje se arrastra desde ese o ento hasta e fina de re ato , ica ente, puede di ujar un per fi que nos destro a o a narrado o a pre isi n desde e punto en e que nos encontra os a escri ir. i nuestro personaje es raro o est co o una ca ra no ser ejor que e cuente sus des racias a un at nito conductor de auto s que no sa e qu tiene que contestar stas e ecciones de en ser coherentes con e conjunto de a narraci n co o pasa sie pre en iteratura. Ni s ni enos. n resu en, ha que e e ir ien a inter ocutor de nuestro perso naje, ien e asunto a tratar ien e escenario e tie po en que se a a producir ese di o o. icho de otro odo, e di o o so o puede aparecer cuando se justifique que sea así. Ni por capricho, ni por est tica, ni por enar p inas re ajantes para e ector qui n puede pensar a o así . so es cosa de a os escritores. os que dia o uen tendr n que ser nicos, e c usi os. o que di an so o o podr n decir e os con ese sentido, a que he os hecho referen cia, respa dando cada frase. e o ento o deja os aquí. No o stante, p antea os una cues ti n para e que quiera ref e ionar cuando a uien dia o a qu quiere rea ente uiere e p icaciones o hace intentando encontrar eso que no sa e e hace fa ta para poder entender se uir ade ante or qu dia o a os or qu de en hacer o nues tros personajes todo di o o e sucede in ediata ente una pre unta qu e han querido decir os di o os est n car ados de si encios, de acíos, de inc nitas. ero estos si encios no pueden reso erse con infor aci n. conoci iento que usca os en e di o o no procede de a infor aci n sino de sentido. a infor a

rnest e in a . . a in er. Foto: El Correo.

ci n a podría proporcionar e narrador , siendo así, no tiene sentido uti i ar un recurso tan difíci co o e di o o. No o ide os que esta os enfrentando a dos o os que e o os es estruc tura de uni erso de cada uno. or tanto, enfrenta os dos for as de er e undo. hora ien, a os son necesarios a os an tienen su inte i encia que uno pre a e ca so re otro con ierte ese di o o en un on o o encu ierto . os inter ocutores se ha an porque se necesitan uno a otro. e esta ece una re aci n de interdependencia, de necesidad, so re a ase co n de no sa er. ector despu s de un di o o de ería ap icar as pre untas su eridas a o i iento de os personajes a o ar o de a narra ci n, pero desde a perspecti a de una respuesta constante a a pre unta qu nos han querido decir or e o, e di o o es una estructura a ierta, se arrastrar durante toda a narraci n. uanto s se a stiene e narrador present ndonos directa ente a os personajes se eccion ndo os, se eccionando su di o o, cor tando o a riendo par a entos s recae a interpretaci n de esta estrate ia so re e ector, a ha er quedado e i inada a e diaci n con incente de a o narrati a. di o o constru e, con su estructura a ierta, interro ati a, si enciosa, un odo nue o de intensidad ta i n un co pro iso diferente para e ector, que se e o i ado a enfrentarse directa ente, no a os persona jes, sino a si encio de o que sucede, a a interpretaci n de un es pacio narrati o, a una estrate ia te tica. a a e narrador en e di o o, ha a por oca de os perso najes a os a considerar dos tipos de narrador identificado no identificado aunque cada uno en o a un uen n ero de narradores diferentes nos asta para e ar d nde quere os a are os narrador identificado a que for a parte de a ac ci n co o sujeto o espejo cu a conciencia est i ada a desa rro o de os aconteci ientos de a narraci n ojo, esto puede ha cerse, ta i n, en tercera persona . s decir, cuenta o que pasa o que e pasa con o que pasa . on este tipo de narrador ha an os personajes por sí is os n narrador puede decir a er dad pero, c aro, e ector no puede contrastar esta erdad. ec tor no cree a este narrador por tener prue as que afir en esa erdad a ficci n tiene sus propias re as . odo depender de a propia e periencia representada, de rado de e patía uchas eces cree os por no tener s re edio . os sucesos narrados se articu an en torno a una intenci n no ra itan so re a co pro aci n de un uni erso de ostrati o esto sir e tanto si e na rrador ofrece prue as de su fa sedad co o si or ani a una coar tada perfecta . i e di o o, en su intenciona idad e tre a, pretende enfren tar dos o s oces ediante e si encio de narrador, parece e rosí i que este si encio es enor en e caso de narrador identi ficado. s decir, en e caso de a uien que se presenta a sí is o en a narraci n a anipu a isi e ente. sto no si nifica, ni ucho enos, que un narrador no identi ficado, no anipu e pero qui no o anipu a en e is o sitio ni con e is o o jeto. e entrada, este ti o narrador no se justifica con a acci n que cuenta, sino so a ente con a capacidad para e poner, con a potencia eficiente de a o que uti i a. artificio narrati o de esa o que sin decirnos qui n es nos o cuenta todo, ha sido uno de os randes desarro os de si o . e a is a anera en que cuando a os a teatro acepta os a con enci n de que aque o no es un escenario construido por un productor, sino una es cena, de que ha personajes no actores, de esa is a a nera acepta os a o no persona que nos cuenta una historia sin pre untarnos por su identidad secreta. on a os que un narrador no identificado nos enfrenta a un di o o entre personajes. i he os prescindido de interro ar e so re su identidad, ta i n pode os prescindir de pre untar e por cua quier c ase de inter s persona , tanto en o que nos di a ese di o o, co o en otros asuntos. ero ausencia de inter s per sona , no si nifica ausencia de todo inter s. ste narrador es si p e ente una estrate ia de a o . No es de nadie en particu ar. or tanto, no ha r que sospechar una anipu aci n de as oces que inter ienen en e di o o, que podr n adju dicarse sin a or preocupaci n a os personajes de os que sa en.

cma n r

i a


Revista Aladar / pรกgina 42

cma n r

A

A42


a a / pรกgina 43

Foto: El Correo.

Foto: El Correo.

cma n r

i a


i a

a a / pรกgina 44

cma n r

A

A44


i a

a a / página 45

Gabriel Ramírez

cma n r

Lectura crítica: La corista (Antón Chéjov)

La o rista

Foto: El Correo.

Linda boquita, verdes tus ojos


Revista Aladar / página 46

A

ebrero

Antón Chéjov

cma n r

La Corista n cierta ocasión cuando era ás joven er osa ten a ejor vo se encontraba en la lanta baja de su casa de ca o con i olai etróvic ol a ov su a ante. ac a un calor insu rible no se od a res irar. ol a ov acababa de co er a b a to ado una botella de al vino del in se sent a de al u or deste lado. staban aburridos es eraban que el calor cediese ara ir a dar un aseo. e ronto ines erada ente lla aron a la uerta. ol a ov que estaba sin levita en a atillas se uso en ie iró interro ativa ente a as a. Será el cartero o una a i a dijo la cantante. ol a ov no sent a re aro al uno en que le viesen las a i as de as a o el cartero ero or si acaso co ió su ro a se retiró a la abitación vecina. as a ue a abrir. on ran aso bro su o no era el cartero ni una a i a sino una ujer desconocida joven er osa bien vestida que a ju ar or las a ariencias ertenec a a la clase de las decentes. a desconocida estaba álida res iraba ati osa ente co o si acabase de subir una alta escalera. u desea re untó as a. a se ora no contestó. io un aso adelante iró alrededor se sentó co o si se sintiera cansada o indis uesta. ue o ovió un lar o rato sus álidos labios tratando de decir al o. stá aqu i arido re untó or in levantando acia as a sus randes ojos con los ár ados enrojecidos or el llanto. u arido ur uró as a sintiendo que del susto se le en riaban los ies las anos . u arido re itió e e ando a te blar. i arido i olai etróvic ol a ov. o no se ora o no s de qui n e abla. ubo unos instantes de silencio. a desconocida se asó va rias veces el a uelo or los descoloridos labios ara vencer el te or interno contuvo la res iración. as a se encontraba ante ella in óvil co o etri icada la iraba asustada er leja. ice que no está aqu re untó la se ora a con vo ir e una e tra a sonrisa. o no s or qui n re unta. sted es una iserable una in a e balbuceó la desconocida irando a as a con odio re u nancia . S s es una iserable. elebro uc o uc si o que or in se lo a a odido decir. as a co rendió que roduc a una i resión si a en aquella da a vestida de ne ro de ojos col ricos dedos blan cos inos sintió ver en a de sus ejillas re ordetas colo radas de su nari icada de viruelas del lequillo sie re re belde al eine. Se le i uró que si ubiera sido laca sin intar sin lequillo abr a odido ocultar que no era una ujer decente entonces no le abr a roducido tanto iedo ver en a er a necer ante aquella se ora desconocida isteriosa. ónde está i arido rosi uió la se ora . unque es lo is o que est aqu o no. or lo de ás debo decirle que se a descubierto un des alco que están buscando a i olai etróvic o quie ren detener. ¡ ara que vea lo que usted a ec o! a se ora resa de ran a itación dio unos asos. as a la i raba er leja el iedo no la dejaba co render. o is o lo encontrarán lo llevarán a la cárcel si uió la se ora que dejó esca ar un sollo o en que se e claban el senti iento o endido el des ec o . S qui n le a llevado asta esta es an tosa situación. ¡ iserable in a e es usted una criatura re u nante que se vende al ri ero que lle a! os labios de la se ora se con trajeron en una ueca de des recio arru ó la nari con asco. e veo i otente s alo iserable e veo i otente usted es ás uerte que o ero ios que lo ve todo saldrá en de ensa a de is ijos ¡ ios es justo! e edirá cuentas de cada lá ri a a de todas las noc es sin sue o. ¡ ntonces se acordará de !

etrato de ntón jov.

A

e nuevo se i o el silencio. a se ora iba ven a or la abi tación se retorc a las anos. as a se u a irándola er leja sin co render es eraba de ella al o es antoso. o se ora no s nada articuló de ronto ro ió a llorar. ¡ iente! ritó la se ora irándola col rica . o s todo. ace a uc o que la cono co. S que este lti o es a venido a verla todos los d as. S . qu u tiene eso que ver Son uc os los que vienen ero o no uer o a nadie. ada uno uede obrar co o le arece. ¡ o le di o que se a descubierto un des alco! Se a llevado dinero de la o icina. a co etido un delito or una ujer co o usted. sc c e e a adió la se ora con tono en r ico deteni n dose ante as a usted no uede uiarse or rinci io al uno. s ted sólo vive ara acer al se es el in que se ro one ero no se uede ensar que a a ca do tan bajo que no le quede un resto de senti ientos u anos. l tiene es osa ijos Si lo condenan es desterrado is ijos o orire os de a bre o r n dalo. a sin e bar o un edio ara salvarnos nosotros l de la iseria la ver en a. Si o entre o los novecientos rublos lo dejarán tranquilo. ¡Sólo son novecientos rublos! qu novecientos rublos se re iere re untó as a en vo baja . o o no s nada o los e visto siquiera o le ido los novecientos rublos sted no tiene dinero no quiero nada su o. o que ido es otra cosa os o bres suelen re alar jo as a las ujeres co o usted. ¡ evu lva e las que le re aló i arido!


a a / página 47

- e ora, él no me ha regalado nada -ele ó la o Pasha, e em e a a a com render - ónde está, es, el dinero a gastado lo s yo, lo mío y lo ajeno ónde ha metido todo eso sc cheme, se lo s lico o esta a irritada y le he dicho m chas incon eniencias, ero le ido e me erdone sted de e de odiarme, lo sé, ero si es ca a de sentir iedad, óngase en mi sit ación e lo s lico, de él ame las joyas - m -em e ó Pasha, encogiéndose de hom ros- e las daría con m cho g sto, ero, e ios me castig e si miento, no me ha regalado nada, ede creerme n e tiene ra ón -se t r ó la cantante- en cierta ocasión me trajo dos cosas i iere, se las daré Pasha a rió n cajoncito del tocador y sacó de él na lsera h eca de oro y n anillo de oco recio con n r í í tiene -dijo, entregándoselos a la se ora sta se so roja y s rostro tem ló se sentía o endida é es lo e me da - reg ntó- o no ido limosna, sino lo e no le ertenece lo e sted, aliéndose de s sit ación, sacó a mi marido a ese desgraciado sin ol ntad l j e es, c ando la i con él en el m elle, lle a a sted nos roches y nas lseras de gran alor o inja, es no es n corderillo inocente s la ltima e e se lo ido me da las joyas o no - s sted m y e tra a -dijo Pasha, e em e a a a en adarsee aseg ro e s i olai Petró ich no me ha dado más e esta lsera y este anillo o nico e traía eran asteles

Portada de na reco ilación de c entos de ntón héjo Foto: El Correo.

-Pasteles -sonrió irónicamente la desconocida- n casa los ni os no tenían é comer, y a í traía asteles e niega decididamente a de ol erme las joyas l no reci ir res esta, la se ora se sentó ensati a, con la mirada erdida en el es acio é odría hacer ahora -se dijo- i no consigo los no ecientos r los, él es hom re erdido y mis hijos y yo nos eremos en la miseria é hacer, matar a esta misera le o caer de rodillas ante ella a se ora se lle ó el a elo al rostro y rom ió en llanto - e lo r ego -se oía a tra és de s s sollo os- sted ha arr inado y erdido a mi marido, sál elo o se com adece de él, ero los ni os los ni os é c l a tienen ellos Pasha se imaginó a nos ni os e e os en la calle, llorando de ham re lla misma rom ió en sollo os é edo hacer, se ora -dijo- sted dice e soy na misera le y e he arr inado a i olai Petró ich nte ios le aseg ro e no he reci ido nada de él n n estro coro, otia es la nica e tiene n amante rico las demás salimos adelante como odemos i olai Petró ich es n hom re c lto y delicado, y yo lo reci ía osotras no odemos hacer otra cosa - o e yo le ido son las joyas eme las joyas loro me h millo i iere, me ondré de rodillas Pasha, as stada, lan ó n grito y agitó las manos e da a c enta de e a ella se ora álida y hermosa, e se e resa a con tan no les rases, como en el teatro, en e ecto, era ca a de onerse de rodillas ante ella y eso or org llo, mo ida or s s no les sentimientos, ara ele arse a sí misma y h millar a la corista - stá ien, le daré las joyas -dijo Pasha, lim iándose los ojos- omo iera Pero tenga en c enta e no son de i olai Petró ich me las regalaron otros se ores Pero si sted lo desea rió el cajón s erior de la cómoda sacó de allí n roche de diamantes, na sarta de corales, arios anillos y na lsera, e entregó a la se ora - ome si lo desea, ero de s marido no he reci ido nada ome, hágase rica -sig ió Pasha, o endida or la amena a de e la seora se i a a oner de rodillas- , si sted es na ersona no le s es osa legítima, haría mejor en tenerlo s jeto so es lo e deía hacer o no lo llamé, él mismo ino a se ora, entre las lágrimas, miró las joyas e le entrega an y dijo - sto no es todo sto no ale no ecientos r los Pasha sacó im lsi amente de la cómoda n reloj de oro, na itillera y nos gemelos, y dijo, a riendo los ra os - s todo lo e tengo egistre, si iere a se ora s s iró, en ol ió con manos tem lorosas las joyas en n a elo, y sin decir na sola ala ra, sin inclinar si iera la ca e a, salió a la calle riose la erta de la ha itación ecina y entró ol a o sta a álido y sac día ner iosamente la ca e a, como si aca ase de tomar algo m y agrio n s s ojos rilla an nas lágrimas é joyas me ha regalado sted -se arrojó so re él Pashaándo lo hi o, dígame - oyas é im ortancia tienen las joyas -re licó ol a o , sac diendo la ca e a- ios mío a llorado ante ti, se ha h millado - e reg nto c ándo me ha regalado alg na joya -gritó Pasha - ios mío, ella, tan honrada, tan org llosa, tan ra asta ería onerse de rodillas ante esta m jer ela yo la he lle ado hasta este e tremo o he consentido e lle ó las manos a la ca e a y gimió - o, n nca me lo erdonaré nca ártate de mí canalla -gritó con asco, haciéndose atrás y alejando de sí a Pasha con manos tem lorosasería onerse de rodillas ante ién nte ti h, ios mío e istió rá idamente y con n gesto de re gnancia, tratando de mantenerse alejado de Pasha, se dirigió a la erta y desa areció Pasha se t m ó en la cama y rom ió en sonoros sollo os entía ya ha erse des rendido de s s joyas, e ha ía entregado en n arre ato, y se creía o endida ecordó e tres a os antes n mercader la ha ía gol eado sin ra ón alg na, y s llanto se hi o a n más deses erado

cma n r

i a


i a

a a / página 48

cma n r

A

Nuestro RETO es AYUDAR a conseguir lo que otros creen imposible Durante los años de crisis Grupo Morera & Vallejo apostó por AYUDAR a las empresas a luchar por sus sueños. Desde Sevilla a toda Andalucía, España y Europa.

Nos apasionan los retos.

Un Grupo, una Historia. Comprometidos con el presente. Haciendo futuro

A48

Revista Aladar Noviembre 2017  
Revista Aladar Noviembre 2017