Page 1

El tesoro pirata de Laura Autora: Berta Carmona Fernรกndez


El tesoro pirata de Laura Educación para el Optimismo, SL www.didop.es Corrección de estilo y ortotipográfica: www.ecoescritura.com Diseño de colección: Porvenir 10, SL Maquetación e ilustración: Porvenir 10, SL Impresión: Safekat, SL Impreso en España – Printed in Spain © DIDOP Educación para el Optimismo, SL, 2012 © Berta Carmona Fernández

Reservados todos los derechos. Quedan rigurosamente prohibidas, sin el permiso escrito de los titulares del copyright, la reproducción o la trasmisión total o parcial de esta obra por cualquier procedimiento mecánico o electrónico, incluyendo la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos. Pueden utilizarse citas siempre que se mencione su procedencia.

“El papel utilizado para la impresión de este libro es cien por cien libre de cloro y está calificado como papel ecológico”.


PRÓLOGO

El equipo de DIDOP, tras un largo periodo de maduración, ha sacado a la luz esta colección de cuentos que pretende servir como herramienta para que adultos y niños descubran juntos cómo ser más felices, cómo enfrentarse de una manera más positiva y constructiva a las situaciones y cómo aprovechar las circunstancias que les rodean y sus fortalezas para cambiar su mundo. Sugerencias para aprovechar al máximo los cuentos: Reflexione sobre el tema principal e identifique aquellos aspectos donde deba hacer más hincapié. Concéntrese en un solo cuento el tiempo necesario hasta que el/la niño/a comience a poner en práctica los conocimientos teóricos aprendidos. Busque un lugar agradable y confortable que ayude a la concentración de los pequeños. Aproveche cuando ellos estén más receptivos y de mejor humor, de tal forma que no se sientan obligados y evitemos el rechazo. No hay que tener prisa.             La lectura ha de resultar divertida y amena, enfatice y adecúe su voz cuando sea necesario, y esté atento a las señales de cansancio y aburrimiento. En el momento en que las identifique, suspenda la tarea y aplácela para otra ocasión. Escoja aquellas actividades o preguntas que considere más apropiadas y trabájelas en profundidad hasta que se produzca un cambio en su hijo o hija que demuestre que lo aprendido está perfectamente asentado. 2


Para Laura, porque me llenas cada dĂ­a de felicidad con tu sonrisa. De tu hermano mayor, Carlos.


Paula y Ventura eran dos piratas que nunca nunca se separaban. Mientras el resto de compañeros saqueaban cualquier embarcación con la que se cruzaban, Paula y Ventura preferían quedarse en la cubierta de su barco, leyendo, estudiando o simplemente jugando. Después de todo, a pesar de ser piratas, tampoco eran tan mayores. 4


Protagonizado por Laura Fernández González

Pero un día, sin avisar, Ventura decidió marcharse a buscar tesoros y Paula se mosqueó mucho porque no le había invitado a acompañarle, ni siquiera le había dicho que se iría. Paula sentía mucha rabia y mientras caminaba de proa a popa iba pegando patadas al viento, hasta que de pronto chocó con algo duro que le hizo daño.

5


El tesoro pirata de Laura

Se agachó y descubrió que allí, bajo sus pies, había un cofre, igualito a los que tanto había visto en la escuela de piratas. Su corazón se agitó, pensando en el oro o las joyas que podría haber dentro, y mirando hacia todos los lados para comprobar que no había nadie, lo cogió y lo escondió, hasta llegar a un lugar más seguro. Pero su sorpresa fue enorme cuando abrió aquel bonito cofre y en el interior, encogido, encontró una especie de genio, muy pequeño y flacucho, que salió de un salto desempolvándose la ropa y posándose sobre uno de sus hombros.

6


Protagonizado por Laura Fernández González

–Pero... y tú... ¿quién eres?, ¿cómo has entrado en nuestro barco?, ¡baja de mi brazo! –gritó Paula sacudiéndoselo de encima como si de un bicho se tratara. –Soy el duende de la amistad –contestó aquel personaje con una voz cantarina. 7


El tesoro pirata de Laura

–¿Un duende? ¡Pues vaya suerte! Yo creía que era oro y me encuentro un duende enano y chillón. Y... ¿qué estás haciendo aquí?, ¿qué quieres? –He venido para hablar de Ventura, cuéntame, ¿qué os ha pasado? –¿Quieres saber qué ha pasado? Pues que hoy se ha ido a buscar tesoros y no me ha dicho nada, ¡se ha olvidado de mí y ahora me estoy aburriendo un montón! –Paula gritaba mucho por culpa de los nervios y el enfado.


–Bueno, bueno, relájate piratilla. Si Ventura nunca antes se había ido sin avisar, puede que le haya ocurrido algo. ¿Qué crees que ha podido ser? –Eees... queee... no lo sé... Ayeeer estábamos tan normal..., como si no pasara nada... –las palabras de Paula se entrecortaban porque aún no había conseguido calmarse. –¿Seguro que todo era igual? Tranquilízate y piensa. ¿No le has notado nada diferente a Ventura en las últimas semanas? –preguntó el duende. 9


El tesoro pirata de Laura

–Pueees... la verdaaad... es que últimamente dice muchas veces que se aburre, que necesita aventura, y hasta me pide que juguemos a cosas diferentes. Pero después, seguimos con lo de siempre y nos lo pasamos bomba –ahora Paula se había relajado un poco y podía pensar con más claridad. –¡Ajá! ¿Entonces?, ¡sí estaba ocurriendo algo diferente! –le replicó aquel ser pequeñito que parecía muy sabio. –Ummm... pensándolo mejor..., Ventura... se pasa todo el día soñando con saqueos y abordajes, y sieeempre está deseando que el resto de piratas le cuenten alguna de sus hazañas. Perooo... yo, intento que se olvide de eso y sigamos con nuestras cosas. –¡Recórcholis! ¿Y tú crees que eso está bien? –le interrumpió el duende.


El tesoro pirata de Laura

–Ahora que lo diceees, creo que no. La verdad es queee... debería dejarle hacer lo que quiere, aunque algunas veces tengamos que separarnos.


Protagonizado por Laura Fernández González

–Y si actúas así, ¿qué piensas que ocurriría? –preguntó el duende, intentando que Paula encontrara sus propias respuestas. –Pueees... creo que ya no pondría esa cara de aburrimiento que tiene a veces, ni tendría que ocultarme cosas como hoy... –continuaba Paula, ahora con una voz más firme y segura–. ¡Sí!, ¡supongo que sería más feliz! –Pero ¿y tú?, ¿cómo crees que te sentirías tú? –volvió a preguntarle el personajillo de voz chillona. –¿Yo...? Pienso... que al principiooo... estaría triste, pero pronto me sentiría mejor viendo a Ventura más alegre, y encontraría otros amigos y amigas con quienes jugar. –¡Efectivamente! Eres muy inteligente y aprendes muy rápido. Casi sin necesitar mi ayuda acabas de dar con la clave. Cuando conocemos la amistad verdadera, aprendemos a alegrarnos con la felicidad de las personas a las que más queremos.

13


Protagonizado por Laura Fernández González

Paula se enorgullecía cada vez más de todo lo que estaba consiguiendo y descubriendo gracias a sus reflexiones, ¡qué suerte haber encontrado a aquel duende! –Además..., si Ventura y yo hacemos cosas distintas... tendremos más historias que contarnos y ¡ya nunca se aburrirá cuando esté conmigo! –continuó Paula expresando en voz alta lo que estaba pensando. –¡Por supuesto! –le confirmó el duende–. A partir de ahora, siempre tendréis algo nuevo de qué hablar y vuestras conversaciones serán más interesantes –apenas había acabado la frase cuando oyó movimiento y supo que Ventura estaba regresando–. Tengo que irme, pero creo que has conseguido encontrar la solución a tu enfado. Piensa tranquilamente sobre todo lo que hemos hablado –dijo ya desde el interior del cofre al que había saltado. Paula, que no terminaba de creerse lo que acababa de ocurrirle, se apresuró a esconder su tesoro en un lugar seguro.

15


El tesoro pirata de Laura

A lo lejos, Ventura llegaba con la cabeza agachada, como si sintiera vergüenza por haberse ido sin avisar, pero Paula se acercó con mucho ánimo e ilusión: –Ven, corre, cuéntame, ¿cómo te lo has pasado por ahí? Ventura, que se sorprendió con ese recibimiento tan bueno, le contestó: –Entonces... ¿no te has mosqueado? Yo venía a pedirte perdón, perooo... es queee... tenía miedo de que me convencieras para no ir con los demás. ¡Debería habértelo dicho! –No te preocupes – d i j o Pa u l a , q u e acababa de aprender una gran lección–. Cuando vi que te habías ido sin decirme nada, me enfadé muchísimo y me puse muy triste, pero me ha pasado algo increíble que un día te contaré y ahora sé que todos tenemos derecho a hacer lo que nos gusta, aunque a veces haya que separarse.

16


El tesoro pirata de Laura

El resto del día lo pasaron hablando y riendo, compartiendo todo lo que les había ocurrido y disfrutando de su amistad más que nunca. Aunque se reservaban un lugar muy especial en sus corazones, pronto Paula encontró más piratas a los que también les gustaba leer y jugar, y formó una gran cadena de amigos y amigas, que también lo eran de Ventura, y juntos se divirtieron muchísimo.


Protagonizado por Laura Fernández González

El duende de la amistad continuó ayudando a todas las personas que se enfadaban con sus amigos y de vez en cuando visitaba a Paula, que le agradecía enormemente todo lo que había aprendido sobre la importancia de la generosidad y la libertad en la amistad.

19


Preguntas

para la reflexión de los niños/as: ¿Alguna

vez te has enfadado con un/a amigo/a? ¿Has pensado que iba a dejar de serlo? ¿Por qué?

¿A todos tus amigos/as les gustan las mismas cosas que a ti? ¿Qué haces para que tus amigos/as se sientan mejor? ¿Qué hacen

ellos/as para que tú te sientas mejor? ¿Qué más cosas piensas que podríais hacer? ¿Crees que el personaje protagonista de este cuento se comportó

al principio de manera generosa o egoísta? ¿Qué

lección has aprendido tras conocer esta historia sobre el duende de la amistad?

20


Actividades para los niños/as:

Piensa en tres de tus mejores amigos y amigas y haz una lista con las cinco cosas que más les gusta hacer. Después, reflexiona sobre cuáles de estas actividades te gusta hacer a ti también y cuáles no, y así sabrás qué puedes compartir con cada uno de ellos/as. Juega a expresar con la cara y con gestos, pero sin palabras, un

sentimiento e intenta que tu padre, madre, hermano o hermana lo adivinen. También podéis invertir los papeles o hacerlo por turnos.

21


Para la reflexión de los adultos: La forma en que los adultos se enfrentan a las diversas realidades de la vida (sus creencias, pensamientos, actitudes...) ejerce una gran influencia sobre los más pequeños, sirviéndoles de ejemplo y llevándoles en la mayoría de los casos a copiar y reproducir dichos enfoques en sus propias trayectorias. Por esta razón, le invitamos a profundizar sobre los principales temas que aparecen en el cuento y su manera de afrontarlos en la vida diaria. ¿Qué ha aprendido con este cuento que le ayude a enseñar a los pequeños de la familia a pensar de manera más positiva? Cuando

éstos le cuentan un problema, ¿les da la solución o procura ayudarles para que la encuentren por sí mismos? ¿Les ha sorprendido alguna vez con razonamientos que a usted le hacen reflexionar?

¿Va a cambiar algo en su forma de pensar o actuar después de la

lectura de este cuento y sus actividades? ¿Cuándo lo va a poner en práctica? ¿Cómo va a medir si está consiguiendo su objetivo?

22


A continuación le proponemos una actividad interesante para trabajar este tema: Durante unos días, exponga en voz alta diversas situaciones en

las que usted ha tenido que tomar decisiones. Después, haga que se pongan en su lugar, que intenten pensar sobre todos aquellos aspectos que tuvo que considerar a la hora de decidir, y pregúnteles qué hubieran hecho ellos o si hubieran actuado de forma diferente..., ayúdeles a reflexionar sobre el tema. También puede utilizar la actividad para transmitirles todo lo que ha supuesto para usted el proceso: dificultades, miedos, alegrías, compromisos... De esta forma, si llegan a sentirse identificados en algunos aspectos, aprenderán a no avergonzarse de sus propias emociones cuando les toque decidir algo y perderán o verán disminuidos algunos de sus temores.


Protagonizado por Laura Fernández González

Principales reflexiones que aparecen en el cuento: Importancia de la relajación para afrontar las situaciones adversas. Los nervios y la irritación impiden pensar con claridad e inducen a rumiar determinados pensamientos sin dejar lugar a otras consideraciones o posibilidades. Fomento de la empatía para una mejor comprensión de las razones que sustentan el comportamiento de los demás. Necesidad de hacer autoanálisis para buscar los propios errores. Importancia de guiar en la búsqueda de soluciones, permitiendo que sea el/la niño/a quien las encuentre mediante un proceso reflexivo, lo cual fomentará su autoestima y mejorará su autoconcepto a través de la superación personal. Valor de la libertad como forma de mantener relaciones duraderas de amistad.

www.didop.es

Síguenos en


El tesoro pirata de Laura  

Laura y Ventura son dos piratas inseparables, pero un día Ventura se marcha a hacer otros planes y Laura se enfada mucho y se siente triste...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you