Page 1

Primavera 2009 / N潞4 / Valor comercial $1.200

El acercamiento a las ciencias en la educaci贸n Montessori Adem谩s: El arte de Observar y describir comportamientos C贸mo elegir un Colegio Montessori Permacultura: Volviendo a la tierra


“Las educadoras que acuden a nuestras escuelas deben tener una especie de fe en que el niño se revelará a través del trabajo.” María Montessori


Carta Editorial Director Responsable: Ellinor Barentin Director Periodístico: Katerinne Marchant Director de Proyecto: Gaspar Ortiz Grupo Editor: Bodeguita Montessori Ltda. Diseño y Diagramación: David Cabrera Fotografía: Paula Farías Juan Carlos Recabal Colaboradores: Maritza Azócar Myrza Giancaspero Portada: Miguel Vergara y Alexander Morovic del Colegio Huelquén Montessori

H

emos llegado a nuestra meta de editar cuatro revistas en el año, una por cada estación. Avanzamos en este proyecto que aún sentimos como a un recién nacido, y como tan bien lo expresa María Montessori, como a un embrión espiritual, que tiene un gran potencial, que ha ido tomando forma. Conocemos su esencia, que es el enfoque de vida que nos deja la Dra. Montessori, pero no sabemos hasta dónde llegaremos con él, ni qué caminos tomará. Esto no es por falta de planificación, sino porque van emergiendo temas, personas y además por ser una experiencia nueva en nuestro quehacer. Pensamos que aún falta mucha colaboración, hay centros educativos que nos han recibido en forma muy positiva y otros que aún no se expresan. Nos ha surgido la necesidad de cuidar nuestro proyecto, de establecer algunos límites recordando que la diversidad, el respeto y la inclusión son valores que están en los fundamentos de esta filosofía. En esta última edición del año 2009, se conjugaron artículos largos y contundentes, que nos fue imposible reducir sin alterar su esencia, por lo que van completos. Nos complace recibir cada día más suscripciones de particulares y universidades. Seguimos abiertos a sugerencias y aportes. Ellinor Barentin, Centro de Estudios Montessori.

Opiniones y Sugerencias: revista@centromontessori.cl www.centromontessori.cl

Indice Temático 2.

El acercamiento a las ciencias en la educacion Montessori.

22.

Cómo elegir un Colegio Montessori.

8.

14.

18.

26.

29.

32.

La Vigencia del Ambiente Preparado.

CEM.

El arte de Observar y describir comportamientos.

Permacultura.

Montessori y los adolescentes de 12 a 15 años.

La Marcha por la Paz se acerca a Chile.

Mundo Montessori / Primavera 2009 / 1


2 Revista Mundo Montessori / Actualidad


Revista Mundo Montessori / Actualidad 3

Montessori

Olga Dantus, educadora Montessori mexicana, nos ayuda a comprender que la ciencia es una experiencia que debe ser vivida con todos los sentidos, y nos da claves de por qué el Método Montessori es ideal para llevarla a la práctica. por Olga Dantus

A

lgunas personas creen que cuando hablamos de ciencias nos referimos a tubos de ensayo, batas blancas de laboratorio, productos químicos que huelen y echan humo o microscopios. Es cierto que algunos proyectos científicos pueden utilizar equipamiento de este tipo, pero la ciencia es más que eso. Mi definición consentida dice que Ciencia es descubrir lo que uno busca de manera creativa sin límites ni barreras. La ciencia es una manera de pensar sobre el mundo a nuestro alrededor. Es una manera de descubrir lo que no

sabemos a través de comprender o explicar lo que sabemos. Es una manera de obtener respuestas a nuestras preguntas. A este procedimiento se le ha llamado Método Científico. Antiguamente, la gente obtenía respuestas a sus preguntas preguntando a los expertos o consultando un libro o inclusive se basaban en la magia. Usando el método científico nos son ya necesarios siempre ni los expertos, ni los libros, ni la magia, para obtener respuestas. Lo que necesitamos en una pregunta y suficiente interés y paciencia para buscar y encontrar la respuesta. Una vez hecha la pregunta el siguiente paso en el método científico es hacer una suposición del porqué sucede

algo. A esto le llaman los científicos hipótesis. Después necesitamos probar la hipótesis haciendo un experimento y observando lo que pasa. Creamos entonces una teoría que explica los resultados del experimento, y ésta no siempre será igual a nuestras conjeturas. Nuestra teoría puede o no ser igual que nuestra hipótesis original pero nos llevará mas lejos hacia responder a nuestras preguntas. El Origen de las Ciencias. En la antigüedad la búsqueda del saber correspondía a una sola gran materia llamada Filosofía. Esta palabra proviene del griego Philos que significa

Educación Montessori

El acercamiento a las ciencias en la educación


4 Revista Mundo Montessori / Educación Montessori

amor y sophos, sabiduría. Cuenta la historia que Pitágoras era tan modesto que no aceptaba ser llamado Sofos(hombre sabio) acuñando así el término filósofo.. Filósofo es aquel que ama la sabiduría. Descartes, por ejemplo, en sus principios filosóficos, estudió las mareas, el magnetismo, la composición de la sal, el funcionamiento de los órganos de los sentidos, etc. Mas tarde los filósofos se

Después de más de cuarenta años de trabajar con niños pequeños, he tenido la oportunidad de observar como cada vez hacen menos preguntas y como su interés por el mundo circundante ha disminuido. Los niños hoy encuentran un mundo de respuestas antes de siquiera hacerse las preguntas. La tecnología ha sobrepasado la capacidad de asombro ante la naturaleza, como

M. Montessori dice: “Tenemos que admitir que cada lección restringe la libertad del niño y por esta razón ésta no debe durar mas de unos cuantos segundos.” Mas adelante dice: ”Los haría microoscopistas, les daría el conocimiento del cultivo de las plantas y los entrenaría a observar su fisiología. Dirigiría su observación a los insectos y los haría estudiar las leyes generales de

Después de más de cuarenta años de trabajar con niños pequeños, he tenido la oportunidad de observar como cada vez hacen menos preguntas y como su interés por el mundo circundante ha disminuido

dividieron en dos grupos: • Los que estudiaban la naturaleza de las cosas, y • Los que estudiaban la naturaleza del alma humana. Y así por muchos siglos el estudio de los insectos, estrellas y fuerzas se consideró menos importante y a sus estudiosos se les llamó científicos (palabra que viene de ciencia= conocimiento). A partir del siglo XVI los científicos han trabajando duro en descubrir los secretos del universo. La naturaleza de las ciencias se ha ido dividiendo cada vez más en partes más pequeñas y hoy cada una de las diferentes disciplinas es tan rica y tan compleja, que se ha vuelto imposible que un solo individuo profundice en varias de ellas o posea conocimientos enciclopédicos como en tiempos Descartianos.

si ni siquiera se percataran de su existencia. Nuestra responsabilidad como Guías será reunirlos de nuevo con el mundo natural, despertar nuevamente el proceso de cómo cada vez hacen menos preguntas y cómo alentarlos a buscar y buscar respuestas. Necesitan desarrollar sus procesos de pensamiento: la intuición, el razonamiento, inducción, analogías, deducción, análisis y síntesis. Así, al llegar a la escuela básica o Taller, su imaginación y razonamiento estarán fértiles para el cultivo de las semillas de la cultura ofrecidas en el segundo plano de desarrollo. Como ya sabemos, la observación es la piedra angular de la Educación Montessori. Como Guías, una de nuestras primeras lecciones es no actuar sin haber observado antes. En su libro “La Autoeducación en la Escuela Elemental”,

la Biología. Los estimularía a que no se involucren solo con las teorías sino los a trabajar de manera independiente en laboratorios y en la lección de la libre naturaleza”. La Dra. Montessori no se refería a que únicamente los Guías fueran observadores, sino que el proceso de aprendizaje en sí involucra habilidades de observación. Si la personalidad se construye en el primer plano de desarrollo, es durante ese período que nace el verdadero observador. La observación precede al movimiento, a la acción. Todos los ejercicios que se ofrecen en un ambiente Montessori permiten el desarrollo de una mente observadora. Estrategias diversas en la solución de problemas se encuentran entretejidas en todos los ejercicios del área de Vida Práctica. Los niños son expuestos continuamente a la organización del


Revista Mundo Montessori / Educación Montessori 5

trabajo, al dominio de practicar y recoger información, de medir y de expresar sus percepciones. Los ejercicios sensoriales dan también entrenamiento específico en el área de observación. Con ellos el niño adquiere el alfabeto de cada uno de los órganos de los sentidos para poder distinguir y describir sus experiencias. Las abstracciones son ilimitadas y las características por distinguir, aunque limitadas, son ofrecidas de manera concreta en los materiales sensoriales. Todo esto se convierte en los bloques de construcción básicos en el trabajo de las ciencias. Comparar y clasificar son actividades básicas en esta área.(Ej.: imaginar las diferentes texturas de la piel que cubre a los animales.) No debemos olvidar ofrecer al niño los materiales Montessori seguidos siempre del vocabulario correspondiente a las percepciones. Es muy importante tener la riqueza del

lenguaje para alcanzar la consciencia de lo experimentado con la capacidad de la expresión correcta. En nuestro trabajo se incluirá siempre el trabajo de la mano. María Montessori habló intensamente tanto de la función del movimiento en general como del trabajo con las manos. Dice Jacob Bronowsky en su libro The Ascent of Man: “Tenemos que entender que el mundo sólo podrá entenderse a través de la acción, no por la contemplación. La mano es más importante que el ojo. Es la mano la que lleva al desarrollo subsecuente de la evolución del cerebro. He descrito a la mano cuando usa una herramienta como un instrumento de descubrimiento. Hemos visto que cada vez que un niño aprende a amarrar sus cordones, a ensartar una aguja, a volar un papalote (volantín) o a tocar un silbato; la parte práctica de la acción conlleva el placer de la acción

Olga Dantus

en si misma, en la habilidad que uno perfecciona por la satisfacción recibida. En el fondo, esto es responsable de cada obra de arte así como de la ciencia también. Nuestro deleite poético, lo que los seres humanos hacen es por que lo pueden hacer. La mano es la piedra angular de la mente.” (tomado del Hands On Museum en Florida). La función de la mano no se fija de manera biológica, esto quiere decir que sus movimientos no son preestablecidos. En el humano, la habilidad de la mano está conectada al desarrollo de la inteligencia, e históricamente al desarrollo de la civilización. Cuando el ser humano piensa, usa sus manos para llevar a cabo su pensamiento y desde su aparición sobre la tierra ha estado transformando su ambiente. Conforme la inteligencia en los niños alcanza niveles más altos a través del uso de las manos, el carácter se


Primavera 2009 / N潞4 / Valor comercial $1.200

El acercamiento a las ciencias en la educaci贸n Montessori Adem谩s: El arte de Observar y describir comportamientos C贸mo elegir un Colegio Montessori Permacultura: Volviendo a la tierra


6 Revista Mundo Montessori / Educación Montessori

El trabajo en el área de Ciencias da oportunidad al niño de hacer preguntas, y hacer algo con las manos conectadas a los órganos de los sentidos para responderlas. Aún cuando los ejercicios son sencillos se requiere de paciencia, calma, tiempo de espera y atención concentrada para lograr el objetivo.

fortalece de la misma manera. Si el niño va a usar sus manos de manera constructiva necesita objetos para manipular, en otras palabras, un ambiente de actividad. A veces en los hogares los objetos son más importantes y el niño no tiene oportunidad de tocarlos. El trabajo en el área de Ciencias da oportunidad al niño de hacer preguntas, y hacer algo con las manos conectadas a los órganos de los sentidos para responderlas. Aún cuando los ejercicios son sencillos se requiere de paciencia, calma, tiempo de espera y atención concentrada para lograr el objetivo. En el desarrollo de la voluntad, también la ciencia tiene mucho que ofrecer. La exactitud requerida en los movimientos, más la secuencia de acciones, le permitirán llegar a la respuesta correcta y el control del error aparecerá de manera espontánea. El interés se encuentra en el fondo de los orígenes del conocimiento, el deseo de saber es el motor principal en el trabajo científico. El conocimiento científico requiere de un orden determinado en que los hechos se relacionan, cada vez buscando una manera de generalizar y unir. El conocimiento científico clasifica,

define, busca leyes generales, relaciones constantes entre los elementos, tratando de unificar las mismas leyes con la ayuda de principios y teorías. El espíritu científico es el elemento esencial de las ciencias. Su ley fundamental (para Descartes) es no admitir como verdadero nada si no hay pruebas evidentes. Así, la única autoridad válida para un científico son la razón y la experiencia. La observación, la clasificación, abstracción y simbolización, son elementos esenciales de la mente humana. El niño pequeño que se encuentra en el proceso de construcción de su propia mente consciente usa de manera completa estas habilidades. Hay tanto que ver en el mundo y todo ello se convierte en bloques esenciales para la construcción de la inteligencia, pero si no son vistos, notados, es como si no existieran. Un ejemplo de esto sería nuestro maravilloso gabinete botánico, sólo si se usa como una llave para el descubrimiento de la variedad de formas de las hojas en la naturaleza y la posibilidad de nombrarlas; no presentarlo con la intención de memorizar cada una de ellas. En nuestro trabajo debemos ir siempre de la experiencia en lo concreto, es decir, manipulación de los objetos, a nombrarlos, escribirlos, leer

sobre ellos, hasta que el conocimiento adquirido forma un concepto abstracto. Experiencia antes que palabras, sin importar si al momento no es totalmente comprendido el resultado. Estamos educando para la vida, no para pasar un examen. La mente absorbente, tomará las impresiones como una cámara fotográfica para ser reveladas en algún otro momento de la vida. Dice la Dra. Montessori en el libro “La Mente Absorbente”: ...″este es el camino que sigue. Aprende sin saber que está aprendiendo y al hacerlo pasa poco a poco del inconsciente a la consciencia caminando siempre por caminos de gozo y amor.″ Nuestra primera parte del trabajo, consistirá en la manipulación y observación de ejercicios perfectamente bien planeados y elaborados. El niño repetirá la experiencia muchas veces. Los niños mayores recibirán en ocasiones preguntas después de muchas experiencias. (¿Qué fue lo que pasó, porqué crees……que sucedería si…….etc.?) Lo importante no es obtener la respuesta correcta sino estimular el pensamiento. Usaremos una gran variedad de estrategias y actividades que provean un espectro completo de oportunidades lingüísticas como por ejemplo: seguir


Revista Mundo Montessori / Educación Montessori 7

instrucciones, describir lo observado escribir lo encontrado, crear hipótesis, etc. Además del cuidado del trabajo con elementos de seguridad y sin riesgos. Ya que nuestro trabajo es cósmico, tenemos siempre presente la relación de cualquier proyecto científico con todas las áreas de nuestra vida, ya que ésta siempre se encuentra entretejida. En resumen los propósitos en el área de ciencias no son solamente el aprendizaje de conceptos sino también: • • • • • • • •

• •

Secuencia de acciones. Ciclos de actividad. Consciencia y observación. Desarrollo de la voluntad. Enriquecimiento de Vocabulario. Refinamiento de los órganos de los sentidos. Coordinación fina. Aprender a resolver problemas desarrollando las habilidades del pensamiento. Formación de conceptos y desarrollo de una mente investigadora. Gratitud hacia todos los seres humanos a quienes les debemos algún descubrimiento.

Nuestro trabajo difiere del de otras escuelas en que no tenemos un curriculum o programa preparado que el niño necesita aprender. Las ciencias o áreas de la cultura no son un fin en sí mismas, se convierten en una herramienta para la autoconstrucción. Son la llave de la exploración y el pensamiento independiente. Presentan la cultura como un gran tesoro que nos han dejado nuestros ancestros. Preparación del Ambiente: Al igual que en todos los demás materiales, nuestro ambiente siempre tiene que estar preparado con amor y buen gusto. Necesitamos estantes especiales donde vamos a colocar los ejercicios en

orden y siempre completos y en buen estado. No todos los ejercicios al mismo tiempo. Cada uno estará un tiempo en el ambiente para ser cambiado por otro cuando el interés disminuya. Cada experimento contiene una llave básica que abre la puerta de una ley de la física, biología, química, etc., lista para ser usada por cada niño de manera individual. Necesitamos tener a la mano todo lo necesario para no desviar la atención del niño y para evitar algún accidente. (delantales de hule, googles, pinzas, protectores para la mesa, etc) Tener a la mano libros preparados, ilustraciones en la pared, tarjetas de lectura, etc. Siempre complementarán el trabajo de investigación. Nuestra presentación, de la misma manera que en otras áreas, consistirá en la técnica adecuada del manejo del material para tener éxito a través de la repetición del ejercicio. Montessori dijo que nuestros ambientes eran Casas de los Niños más que escuelas. Lugares preparados donde la cultura sería asimilada del ambiente sin necesidad de una instrucción directa. Los niños cuentan con la capacidad de absorber la cultura sin esfuerzo por el

mero hecho de vivir inmersos en ella. Así descubrimos que la Educación no es algo que el maestro hace sino un proceso natural que el ser humano desarrolla espontáneamente. La educación no se adquiere escuchando sino actuando sobre el ambiente por lo tanto el trabajo más importante del Guía o maestro será la preparación del ambiente. Sanford Jones dice que el problema entonces no es qué enseñar, sino cómo ayudar al niño a descubrir a través de su propio trabajo. Que la vida no son trozos aislados de un rompecabezas sino partes relacionadas de un todo maravilloso y unificado. Necesitamos ayudar a las generaciones jóvenes a apropiarse de la cultura de tal manera que engendre aprecio, asombro y deseos de continuar investigando. Es todo un arte saber cuando dejar de hablar y hacer materiales para llevar al niño a fabricar los propios y expresar su pensamiento. ″La imaginación creativa del niño no es el resultado de la acumulación de información, sino una transacción continua con los misterios del mundo viviente.″


22 Revista Mundo Montessori / Datos


Revista Mundo Montessori / Datos 23

Muchas familias buscan una educación diferente para sus hijos, que respetando las habilidades y diferencias individuales, pueda exigir al punto que se desplieguen sus potencialidades sin agobiar por la sobre exigencia. Una de esas opciones puede ser un colegio Montessori.

A

continuación una guía para saber qué exigir a un colegio o jardín infantil Montessori: Ambiente Físico:

• Las salas deben ser amplias, considerando dos metros cuadrados por niño por lo menos, con decoración sobria basada en el arte, la naturaleza y algunas artesanías que representen culturas diversas. Normalmente no hay paneles ni carteles con contenidos en las paredes, ni dibujos de caricaturas. Debe considerarse la armonía del conjunto, que la vista pueda recrearse, sin sobre estímulo. • Mobiliario a la altura de los niños, con diversos elementos que ellos

pueden tomar para trasladar y usar. Se reconocen áreas o sectores, que sirven para clasificar diversos temas, pero que están abiertos. Las mesas y sillas pueden tener tamaños y alturas variadas, permitiendo el trabajo tanto en grupos como en forma individual, y adaptándose a niños de diferentes edades dentro del salón. También hay espacios libres para trabajar directamente en el suelo.

• Deben haber plantas variadas, de tamaños y follajes diferentes, tanto dentro de los salones como en el exterior, que se vea que son bien cuidadas y que se integran en las actividades educativas: se siembra, se riega, se cosecha. En lo posible, se practica el reciclaje y lo niños depositan los restos vegetales de los alimentos en aboneras. Ambiente Humano:

• Materiales de desarrollo específico del método Montessori, deben estar en buen estado, completos y debe haber uno de cada uno, en orden. Este material incluye bandejas y recipientes, que sean de madera, metal, cerámica o mimbre, evitando en lo posible el plástico.

• Educadores, profesores y asistentes preparados en la metodología Montessori, idealmente con un certificado de especialización, o por lo menos, con diplomas que certifiquen la capacitación en todas las áreas de trabajo del nivel en que

Montessori

Cómo elegir un Colegio Montessori


24 Revista Mundo Montessori / Educación Montessori

Cada niño y cada niña se expresa y se desarrolla en su propia individualidad, integrando un grupo dónde la diversidad es una riqueza. Esto genera la aceptación de las diferencias individuales, sin discriminación ni aislamiento.

se desempeñan. La certificación debe estar disponible para que los padres puedan verla. • Ambiente psíquico que refleje relaciones humanas sanas y de colaboración, libres de tensión y tratos bruscos. En lo posible, no se hace una marcación notoria de rangos, se valora el trabajo que cada adulto cumple dentro del equipo, y se trata a cada uno por su nombre. Se invierte y se dedica tiempo al desarrollo personal y a las comunicaciones.

para que sea el propio niño el que descubra y re-cree la cultura en sí mismo. Para esto se requiere mucho trabajo de observación sensible y objetiva, que permita ir conociendo a cada niño de modo que el desafío ofrecido sea el adecuado y calce además con el momento apropiado y con el nivel de exigencia justo para ese niño en particular. La combinación con resultados positivos de estos elementos, llega a transformarse en un arte. Los niños y niñas

• Hay libertad para expresarse y espacio para desarrollar las fortalezas, lo cual implica también que hay normas y límites explícitos tanto para las familias, los niños, como para los adultos que se desempeñan a diario en el ambiente educativo. Entonces debe existir un reglamento escrito para estos diferentes ámbitos, al cual los padres deben tener acceso. El “Guía Montessori” • El o la “Guía Montessori” es un educador o profesor que está a cargo del proceso educativo de los niños y niñas. Debe tener un título profesional que lo habilite para desempeñar su rol, además de una preparación en la metodología y filosofía Montessori. También son “Guías Montessori” las personas que tiene el rol de asistentes, y también ellos deben tener la preparación correspondiente, o estar en proceso de perfeccionamiento. • El rol del adulto es guiar el proceso educativo, dando las claves necesarias

• Los niños se agrupan por edades heterogéneas, en rangos de tres años cada vez: de 0 a 3 años, de 3 a 6 años, de 6 a 9 años, y de 9 a 12 años en pre-escolar y básica. Desde séptimo básico en adelante se debería seguir con la misma agrupación, sin embargo, como una forma de adaptación, se suele agrupar a los niños de dos en dos años. Esta agrupación favorece el trabajo en colaboración, los niños mayores refuerzan sus aprendizajes enseñando a los más chicos, desarrollan liderazgo positivo basado en la experiencia, y los menores admiran a los mayores, fijándose metas. Esta forma de agrupación es más natural, facilita muchísimo la convivencia armónica, los niños se autorregulan más fácilmente en cuanto a disciplina y logros. • El rol de los niños es activo, ellos aprenden haciendo. Durante la jornada de trabajo ellos tienen libertad para desplazarse cuando necesitan algo, sin

pedir autorización para ello, también pueden conversar en un tono que no moleste, todo en función a satisfacer las necesidades que genera el trabajo activo que están realizando. • La agrupación debe ser heterogénea también en cuanto a orígenes culturales y religiosos de las familias, a estilos de aprendizaje y a necesidades especiales de algunos niños y niñas. No se acostumbra a destacar a algunos niños por sobre otros, no hay primeros lugares, se acompaña en el proceso a cada niños de modo que cada uno dé lo mejor de sí en el momento y se pueda proyectar. Todo lo anterior tiende a eliminar las conductas competitivas y agresivas. • Cada niño y cada niña se expresa y se desarrolla en su propia individualidad, integrando un grupo donde la diversidad es una riqueza. Esto genera la aceptación de las diferencias individuales, sin discriminación ni aislamiento. Por todo lo anterior, no suele usarse uniforme, cada uno viste con su estilo personal y aprende a conocerse a sí mismo probando y experimentado.

El proceso educativo: • Los contenidos que se ofrecen a los niños corresponden con los programas oficiales de educación de los diferentes niveles (inicial - básica media) y la forma en que son tratados, calza con la etapa evolutiva propia de cada nivel: se propicia el movimiento, la exploración, y el uso de los sentidos


Revista Mundo Montessori / Educación Montessori 25

en cuanto a autodisciplina, amor por el conocimiento y empatía hacia los demás. • Cada niño sigue su plan de trabajo y a su propio ritmo, pudiendo satisfacer las necesidades de comer, ir al baño, desplazarse o conversar cuando lo sienta necesario. El límite está en el mal trato hacia los demás o hacia el ambiente.

en los más pequeños, el trabajo colectivo y la investigación en los niños de básica, y el trabajo productivo en los mayores. • La planificación está dada por los materiales que se ofrecen para que los niños elijan y trabajen en forma autónoma. Los Guías deben tener un manual por cada área de desarrollo o asignatura, en el cual se detallan todos los aspectos propios de una planificación. Así, no hay materiales puestos al azar, y cada uno corresponde a un propósito dentro de un todo organizado, secuenciado e interrelacionado. • Las evaluaciones no siempre se reflejan con notas. Lo ideal es que se usen conceptos y que exista la posibilidad de ir mejorando una nota. Debe centrarse la atención más en el proceso que el resultado o producto. En los grupos de niños pequeños, se entregan las evaluaciones mediante informes que se conversan con los padres del niño o niña en una entrevista personal. Con los jóvenes desde los 12 años en adelante, se les invita a participar en esta entrega personal de informes, propiciando la reflexión sobre los proceso realizados, las actitudes y las posibles metas y compromisos. • Se propicia el desarrollo de la voluntad mediante el ejercicio diario de la libre elección y el hacerse cargo de los resultados y consecuencias de las decisiones tomadas. Con los niños un poco mayores, también mediante metas que se van conversando y el ir

haciéndose cada vez más conciente de sí mismo y de los demás de modo de poder controlar los impulsos y tener una conducta intencionada. • El mensaje de fondo es “una educación para la vida”, que prepara al niño para un futuro que hoy no conocemos dado el ritmo acelerado de cambios. Por esto se trabaja aceptando las diferentes respuestas como válidas, también la tolerancia a la incertidumbre de no tener siempre una respuesta y la incorporación del error en el proceso de aprendizaje. Actitudes como la creatividad, la generosidad del conocimiento y la flexibilidad son imprescindibles en la actualidad. No sacamos nada con llenar a los jóvenes de contenidos, que tal vez más adelante ni siquiera sean válidos.

Algunas de las características nombradas podrán ser observadas fácilmente ya desde el inicio en una visita a un colegio o jardín infantil, en cambio otras requieren de más tiempo. Por otro lado, hay que considerar que todo establecimiento tiene su propio estilo, por lo que podrán verse diferentes propuestas en la implementación de un centro educativo Montessori, sin que se pierda la esencia de estar centrado en “seguir al niño”.

Coyam Material Montessori Chileno

Organización del tiempo: • La rutina diaria no incorpora recreos. El período de trabajo con materiales de desarrollo debe ser de al menos dos horas seguidas en pre-escolar y de tres horas en básica. Esto se establece mediante la observación del ritmo grupal de trabajo en cuanto a niveles de concentración máxima, que generalmente está situada hacia el final de cada jornada. Es en este momento en que los niños realizan el máximo esfuerzo y los nuevos aprendizajes, y si no permitimos que se llegue a esta etapa interrumpiendo con recreos, clases de inglés u otra actividad, es probable que el grupo de niños no llegue a un nivel de “normalización”

www.coyam.cl coyam@coyam.cl Fono/Fax: 854 84 16 - Fono: 7720297 Santiago - Chile

Revista Mundo Montessori Edición Nº4  

El arte de observar y describir comportamientos. ¿Qué experiencias vivió usted en su niñez, que fueron modelando su identidad y autoestima?...

Revista Mundo Montessori Edición Nº4  

El arte de observar y describir comportamientos. ¿Qué experiencias vivió usted en su niñez, que fueron modelando su identidad y autoestima?...

Advertisement