__MAIN_TEXT__

Page 1

SUPLEMENTO

POR VECTORES

MARZO 2019

Enfermedades transmitidas


Imagen de portada: PixieMe/shutterstock.com

Clasificación de los vectores

6

Enfermedades transmitidas por mosquitos

7 7

Enfermedades transmitidas por moscas

8 10 12

Enfermedades transmitidas por pulgas

12

Tratamiento con antiparasitarios

Epidemiología Principales vectores que se encuentran en España

Enfermedades transmitidas por garrapatas

Profilaxis Opciones para la prevención y tratamiento de los parásitos externos

Empresa editora: Grupo Asís Biomedia, S.L. Depósito legal: Z 356-2019

Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina 1 Plaza Antonio Beltrán Martínez, 1. 50002 Zaragoza (España) Tel.: +34 976 461 480 Fax: +34 976 423 000 www.grupoasis.com

La responsabilidad de los artículos, reportajes, comunicados, etc. recae exclusivamente sobre sus autores. El editor sólo se responsabiliza de sus artículos o editoriales. La ciencia veterinaria está sometida a constantes cambios. Así pues es responsabilidad ineludible del veterinario clínico, basándose en su experiencia profesional, el correcto diagnóstico de los problemas y su tratamiento. Ni el editor, ni los autores asumen responsabilidad alguna por los daños y perjuicios, que pudieran generarse, cualquiera que sea su naturaleza, como consecuencia del uso de los datos e información contenidos en esta revista. De acuerdo con la normativa vigente en materia de protección de datos Grupo Asís Biomedia, SL., es responsable del tratamiento de sus datos personales con la finalidad de enviarle comunicaciones postales de nuestras revistas especializadas, así como otras comunicaciones comerciales o informativas relativas a nuestras actividades, publicaciones y servicios, o de terceros que puedan resultar de su interés en base a su consentimiento. Para ello, Grupo Asís podrá ceder sus datos a terceros proveedores de servicios de mensajería. Podrá revocar su consentimiento, así como ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad enviando un correo electrónico a protecciondatos@grupoasis.com, o una comunicación escrita a Grupo Asís en Centro Empresarial El Trovador, planta 8, oficina I, Plaza Antonio Beltrán Martínez 1, 50002, Zaragoza (España), aportando fotocopia de su DNI o documento identificativo sustitutorio e identificándose como suscriptor de la revista. Asimismo, si considera que sus datos han sido tratados de forma inadecuada, podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (C/ Jorge Juan, 6. 28001 – Madrid www.agpd.es). Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta obra sin previa autorización escrita. La Editorial a los efectos previstos en el artículo 32.1 párrafo segundo del vigente TRLPI, se opone expresamente a que cualquiera de las páginas de esta obra o partes de ella sean utilizadas para la realización de resúmenes de prensa. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra (www.conlicencia.com; 91 702 19 70 / 93 272 04 47).

SUPLEMENTO

4 5 5

MARZO 2019

POR VECTORES

Enfermedades transmitidas

Sumario


4

Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

Enfermedades transmitidas por vectores Ildefonso Esteva García-Blanco Clínica Veterinaria Nuevo Zoo, Madrid

Las enfermedades transmitidas por vectores pueden estar causadas por una gran variedad de agentes infecciosos que incluyen virus, bacterias y parásitos (protozoos y helmintos) y son transmitidas por gran número de vectores artrópodos. Por lo tanto, el término “vector” en medicina (veterinaria y humana) quedaría limitado al artrópodo hematófago capaz de transmitir un agente de un animal a otro. En esta definición, además, está implícita la forma de adquisición del agente por parte del vector, que es a través de la sangre. Se excluyen otros artrópodos que desempeñan un papel importante en el ciclo de ciertos agentes infecciosos, pero que no cumplen este requisito, sino que solo actúan como hospedadores intermediarios (aunque los vectores pueden actuar como hospedadores

intermediarios o definitivos y en ocasiones como reservorios). En las piroplasmosis (theileriosis y/o babesiosis) las garrapatas vectores juegan el papel de hospedadores definitivos puesto que es en ellas donde se reproduce el protozoo.

CLASIFICACIÓN DE LOS VECTORES Atendiendo a la eficacia y adaptación de los vectores para la transmisión de los agentes se pueden clasificar en: 1. Vectores mecánicos: transportan el agente infeccioso sin cambios y de forma inespecífica al contaminarse sus piezas bucales o tracto digestivo. Por lo general son poco efectivos y los agentes suelen ser bacterias o virus con un transporte limitado entre miembros de un mismo grupo y en un corto periodo de tiempo. P. ej., una pulga que pica a un conejo con

¿Por qué son importantes las enfermedades vectoriales? ■■ ■■

■■

■■

Su transmisión es, a veces, impredecible. Su diagnóstico y control son difíciles y se requiere el control y la identificación de los vectores. Pueden ser muy perjudiciales en perros y gatos y, además, producir alguna enfermedad zoonótica. Los signos clínicos son diversos, se desarrollan tras largos periodos de incubación y son raramente patognomónicos (síntoma que caracteriza y define una determinada enfermedad).

■■

Los animales pueden tener infecciones persistentes y actuar así como reservorios.

■■

Muchas de estas enfermedades son importantes zoonosis (enfermedades de los animales que se transmiten al hombre por contagio directo con el animal enfermo, a través de algún fluido corporal como orina o saliva, o mediante la presencia de algún intermediario como pueden ser los mosquitos u otros artrópodos). Algunos ejemplos serían leishmaniosis, dirofilariosis, borreliosis, ricketsiosis y bartonellosis.


Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

EPIDEMIOLOGÍA La situación epidemiológica actual en Europa se ve influenciada por cambios climáticos y ecológicos. Las normativas de cada país sobre regulación en el manejo de perros y gatos abandonados junto con el aumento en los desplazamientos de los animales de compañía pueden influir en la situación epidemiológica de estas enfermedades. La expansión de zonas endémicas se ha identificado en varias enfermedades parasitarias como dirofilariosis, babesiosis y leishmaniosis. La babesiosis, por ejemplo, en estos últimos años se ha observado que, partiendo de regiones endémicas europeas, se ha expandido por toda Europa central. Otro detalle importante en estas enfermedades es que se han incrementado en animales salvajes que actúan como reservorio (un reservorio natural o nido se define en epidemiología, como una población de animales de una misma especie que hospedan a largo plazo un patógeno que causa una enfermedad infecciosa zoonótica).

Las enfermedades transmitidas por vectores se pueden controlar de forma eficaz si se conocen los patógenos y sus vectores.

PRINCIPALES VECTORES QUE SE ENCUENTRAN EN ESPAÑA Garrapatas Las garrapatas duras o ixódidos son vectores de enfermedades muy eficientes para los animales y el hombre. Su competencia vectorial se debe a su carácter hematófago y a los largos periodos de alimentación que pasa sobre el hospedador. Cuando están sin alimentar son animales del tamaño de cabezas de alfiler, negros y parecidos a las arañas; el macho mide 2,5 mm de largo y 1,5 mm de ancho. Durante su ciclo biológico atraviesan cuatro etapas: huevo, larva, ninfa y adulto. Este ciclo puede cumplirse por completo en un mismo hospedador o hasta en tres diferentes hospedadores, según la especie de garrapata. Una vez que los huevos eclosionan nacen las larvas que buscan de inmediato un hospedador para subirse y comenzar a alimentarse. La distribución de las especies de ixódidos en perros y gatos está muy relacionada con las zonas urbanas. Las principales especies son: Rhipicephalus sanguineus (figura 1) y Dermacentor reticulatus e Ixodes ricinus.

CDC

mixomatosis puede transmitir la enfermedad a otro conejo sano a través de la picadura. 2. Vectores biológicos: son mucho más efectivos puesto que necesitan al artrópodo para multiplicarse y desarrollarse en su interior. Este tipo de transmisión está menos condicionada a factores ambientales y el vector suele formar parte del ciclo biológico del agente. En ocasiones no existen grandes limitaciones temporales porque el agente infeccioso puede transmitirse vía transovárica pasando de una generación a otra de artrópodos, o porque el vector pueda soportar condiciones climáticas adversas y de inanición prolongadas sin perder la capacidad infectante. P. ej., las garrapatas duras o ixódidos son capaces de mantener estadios infectantes de Babesia durante varias generaciones.

5

Figura 1. Imagen del dorso de dos Rhipicephalus sanguineus.


Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

6

Pulgas Las pulgas son insectos (Orden Siphonaptera) ectoparásitos hematófagos obligados en su fase adulta. Los adultos presentan un cuerpo color caramelo y de 1-6 mm de longitud, aplanado lateralmente para favorecer el desplazamiento entre el pelo, y las patas traseras están adaptadas al salto. El ciclo biológico se completa en 14-140 días. Las principales especies son: Ctenocephalides felis (pulga del gato), Pulex irritans (pulga del hombre), Ctenocephalides canis (pulga del perro), todas ellas pueden infectar a perros y gatos.

Culícidos Los culícidos son uno de los grupos más representativos de los nematóceros. Se han descrito más de 3.500 especies. Los mosquitos hembra son los únicos que se alimentan de sangre, tienen una morfología general típica: las alas tienen escamas a lo largo de las venas y los bordes caudales, y la boca, una larga probóscide.

Flebótomos Los flebótomos (también llamados moscas de la arena) son pequeños insectos con joroba en el tórax y las alas pilosas. Se reproducen en verano, en áreas templadas y en el Mediterráneo, pero puede ser estacional de modo que su población puede aumentar en estaciones lluviosas en algunas áreas.

Se alimentan durante el crepúsculo, por la noche y al amanecer. Los últimos estudios han demostrado que debido al cambio climático su expansión geográfica y temporal se está ampliando y se encuentran en zonas previamente libres de estos parásitos y en meses en los que antes no sobrevivía. En el sur de Europa es posible encontrar estos insectos a lo largo de todo el año.

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR MOSQUITOS Leishmaniosis El vector de transmisión de la leishmaniosis es un mosquito flebótomo (de la Subfamilia Phlebotominae) (figura 2). Es una zoonosis importante, con mayor o menor incidencia, pero generalizada en toda la península y zona mediterránea de Europa. Dada la gran variedad de manifestaciones clínicas de la infección se debe hacer un diagnóstico integrado clinicopatológico y etiológico. El diagnóstico laboratorial es fundamental: se pueden tomar muestras de sangre en EDTA para PCR (reacción en cadena de la polimerasa) y de suero para IFAT (prueba de detección de anticuerpos por inmunofluorescencia indirecta). Es importante hacer un diagnóstico rutinario para detectar la leishmaniosis, poner en marcha un tratamiento adecuado y mejorar así la esperanza de vida del animal.

CDC/Frank Collins

Dirofilariosis y otras filariosis

Figura 2. Phlebotomus es el vector que transmite el protozoo del género Leishmania

Las filarias son nematodos que parasitan el tejido subcutáneo y el sistema circulatorio de los carnívoros domésticos y silvestres. La mayoría de las filarias las transmiten los mosquitos (culícidos de los géneros Culex, Aedes y Anopheles), aunque otras las transmiten pulgas y garrapatas como Acanthocheilonema. Como el vector no es muy específico de hospedador puede afectar a muchos mamíferos incluido el ser humano. En las personas el parásito


Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

no puede desarrollarse hasta la fase adulta pero causa la enfermedad. Dirofilaria immitis, también conocida como verme del corazón, produce alteraciones en arterias y parénquima pulmonar. Es una patología de curso crónico a pesar de que en el gato puede ser responsable de muerte súbita, sin signos clínicos previos. Dirofilaria repens, causante de la dirofilariosis subcutánea del perro, es una zoonosis que se extiende desde la zona central de Francia hacia el sur de Europa y también se encuentra en Asia y África.

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR MOSCAS Thelaziosis La thelaziosis (o enfermedad del verme ocular) es una patología causada por nematodos del género Thelazia (Familia Thelaziidae). Las responsables de la patología son Thelazia callipaeda y T. californiensis. Como también pueden afectar también al ser humano, estaríamos hablando de una zoonosis. La transmisión se realiza por medio de una mosca díptera no chupadora (Phortica variegata) que actúa como hospedador intermediario. Suele presentarse de forma estacional, entre los meses de mayo y noviembre y los principales signos que muestran los animales infectados son: conjuntivitis irritativa, epifora, blefaroespasmo, prurito, blefaritis y quemosis y petequias.

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR GARRAPATAS Las garrapatas son responsables de la transmisión de numerosas enfermedades diferentes según la zona geográfica y la especie en cuestión. En general, la infección pasa al hospedador a través de la saliva a medida que la garrapata se alimenta. Hepatozoon canis es la excepción ya que se transmite cuando el perro ingiere una garrapata infectada.

Algunas de las infecciones están causadas por protozoarios, por lo que se deben incluir como parásitos en el sentido clásico.

Ehrlichiosis canina/anaplasmosis La ehrlichiosis se describió por primera vez en 1935 en Argelia. La infección tiene una fase febril aguda a la que luego puede seguir una enfermedad subclínica y/o crónica. Los perros permanecen infectados después del estado inicial y pueden presentar, en cualquier estadio de esta enfermedad, fiebre, depresión, membranas mucosas pálidas, anemia, linfadenopatía, anorexia y pérdida de peso, esplenomegalia, pérdida de pelo, edema y ascitis, tendencia a la hemorragia —que puede manifestarse como petequias o epistaxis en algunos animales—, disnea, se pueden presentar signos oculares e incluso puede haber signos neurológicos. Existen varias infecciones que pueden causar signos clínicos similares. Los signos clínicos pueden no ser específicos, por lo que se aconseja evaluar los signos clínicos, parámetros hematológicos y bioquímicos, serología y/o PCR: La ehrlichiosis se transmite normalmente por picadura de garrapatas, por lo que la prevención se basa en detener la fijación y la alimentación de las garrapatas.

Rickettsiosis Los signos clínicos de la rickettsiosis, o fiebre de las Montañas Rocosas, son fiebre, anorexia, depresión letargo, edema linfadenopatía y signos neurológicos. Afecta a animales de cualquier edad o sexo. Es una importante zoonosis, aunque no hay transmisión directa de los perros a las personas. Pero en caso de extraer del perro las garrapatas sin cuidado, estas pueden transmitir el agente patógeno y así infectar a las personas, por lo tanto es importante extraer y desechar las garrapatas con mucho cuidado. Las Rickettsia rickettsii pueden observarse en las células endoteliales. Las muestras de sangre

7


8

Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

pueden evaluarse por microinmunofluorescencia y otras pruebas para detectar anticuerpos. La PCR es una prueba diagnóstica sensible y detecta la infección cuando la microscopia da resultados negativos. La especie R. typhi, que se transmite por pulgas, causa el tifus endémico o murino.

Borreliosis o enfermedad de Lyme La borreliosis o enfermedad de Lyme es una enfermedad infecciosa causada por una espiroqueta del complejo Borrelia burgdorferi sensu lato y transmitida por garrapatas del genero Ixodes. Se conocen numerosos hospedadores reservorios (carnívoros domésticos y silvestres, roedores, aves, lagartijas, etc.). Los signos clínicos son cojera, depresión, fiebre, enfermedad renal, enfermedad cardiaca y enfermedad hepática. Afecta a animales de cualquier edad y sexo. En las personas la borreliosis es una enfermedad que se reconoce con facilidad, pero no está tan definida en los perros y alrededor del 95% de los animales infectados son subclínicos. Se ha descrito la “artropatía de Lyme”, una cojera en una o más articulaciones; los cachorros que la padecen tienen un riesgo más elevado de padecer poliartritis.

Hepatozoonosis canina La hepatozoonosis canina es poco frecuente ya que las garrapatas no transmiten la infección al alimentarse de los perros o gatos, en cambio la infestación se adquiere al ingerir una garrapata que contenga ooquistes de Hepatozoon en el abdomen. Los signos de la enfermedad son fiebre, emaciación, letargo, anorexia, linfadenopatía, mucosas pálidas asociadas a la anemia y dolor muscular.

Encefalitis víricas La encefalitis es una importante virosis que afecta al ser humano. Está causada por un Flavivirus y se transmite por garrapatas del genero Ixodes. Se conocen tres subtipos dependiendo de la zona geográfica en la que se encuentren: europea, siberiana y Lejano Oriente; en ocasiones además de los humanos afecta a otros hospedadores vertebrados como el perro. El individuo afectado muestra fiebre y signos neurológicos de diversa consideración como consecuencia de la replicación del virus en el sistema nervioso central. El tratamiento es sintomático y el pronóstico es favorable si el perro sobrevive a la primera semana posinfección.

Babesiosis

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR PULGAS

La babesiosis es una enfermedad producida por varios tipos de babesias. Estos protozoos infectan los eritrocitos y se transmiten mediante la picadura de garrapatas. Pueden infectar una amplia variedad de animales domésticos. Los signos que manifiestan los individuos afectados son: fiebre, letargia, anorexia, anemia y palidez; en infecciones graves: hemoglobinuria, ictericia, esplenomegalia, vómitos y signos nerviosos. Afecta a animales de cualquier edad y sexo, pero generalmente se observa en animales jóvenes, sobre todo en zonas endémicas, desde la primavera hasta el otoño.

La infestación por pulgas tiene una gran importancia en nuestra clínica diaria por varios motivos. Los propietarios están bastante sensibilizados, tanto o más que a las infestaciones por garrapatas y, entre otras razones porque dada la escasa especificidad de estos parásitos también ellos pueden padecer la misma infestación que sus mascotas (figura 3). Tanto en animales como en humanos alérgicos hay una reacción inmunológica a la saliva de la pulga que produce un cuadro de dermatitis alérgica por picadura de pulga (DAPP). Como consecuencia de la reacción a las picaduras, los afectados tienen


Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

10

En perros los signos más habituales son endocarditis, epistaxis, trastornos neurológicos y óseos.

Dipilidiosis

CDC

La dipilidiosis es una enfermedad causada por el helminto Dipylidium caninum que, por lo general, no suele producir ningún signo clínico, no obstante, los segmentos maduros del parásito que pasan por el ano pueden provocar irritación anal. Las personas pueden infestarse con D. caninum si ingieren accidentalmente una pulga o un piojo infestado; esta es una situación que se da con bastante frecuencia en la interacción entre un animal infestado y un niño. La presencia de D. caninum es un indicador de que existe una infestación por pulgas o piojos. Figura 3. Las pulgas transmiten una gran cantidad de enfermedades.

intenso prurito, pueden presentar pápulas y máculas eritematosas con costras, alopecias y dermatitis y, como consecuencia del intenso rascado, se puede observar dermatitis piotraumática secundaria, pioderma y seborrea y, en los casos crónicos, hiperpigmentación, hiperqueratosis y liquenificación.

Bartonelosis Bartonella es un género de bacterias que pueden entrar en los glóbulos rojos y células endoteliales. La especie más importante es Bartonella henselae, que en las personas causa la enfermedad del arañazo del gato. Los vectores de muchas especies de Bartonella, sobre todo de B. henselae, son las pulgas y especialmente la pulga del gato Ctenophalides felis. Los gatos infestados por Bartonella spp. no suelen presentar signos clínicos. Únicamente aparecen en los gatos inmunocomprometidos que pueden mostrar fiebre, linfoadenopatías, gingivitis, uveitis y endocarditis.

PROFILAXIS En la profilaxis y en el control de los vectores, los auxiliares desempeñan un papel muy importante en la información que proporcionan a los propietarios, por lo que deben tener claros los conceptos. Actualmente la gente suele llevarse su mascota en todos sus desplazamientos por lo que, más que evitar las zonas endémicas hay que hacer hincapié en la prevención, en cómo evitar que los vectores afecten a las mascotas. Así pues es necesario conocer los riesgos no solo de la zona de residencia sino también de las zonas que se vayan a visitar ya sea en un fin de semana o durante las vacaciones. Esto pasa por conocer la situación epidemiológica de las diferentes zonas de España y recomendar la prevención adecuada para cada tipo de riesgo. También hay que tener en cuenta el ciclo biológico de los vectores, lo que está íntimamente relacionado con la temperatura (zona geográfica). Por ejemplo, en las islas se pueden encontrar parásitos y vectores todo el año, así como en el sur de España; tampoco hay que bajar la guardia en las zonas altas y frías en invierno ya que algunos estudios indican que se han estado viendo


Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

flebótomos incluso en noviembre. Todo esto debe influir en los consejos que el auxiliar dé al propietario. Los perros y gatos que viven en colectividades caninas/felinas o los animales que viven en el exterior tienen mayor riesgo de adquirir una enfermedad transmitida por vectores que aquellos animales que viven en el interior de las viviendas. El riesgo de transmisión también depende de diversas condiciones locales como el microclima y la topografía. Así pues, la primera medida sería evitar en lo posible el contacto con el vector. Por ejemplo, en el caso de la leishmaniosis, se debe impedir la picadura del flebótomo, intentando mantener al perro en la vivienda desde el atardecer hasta el amanecer durante la época de mayor riesgo, a pesar de que en España, país endémico para la leishmaniosis, el riesgo de infección existe durante todo el año. Una forma de prevención sería la aplicación sobre el perro de insecticidas tópicos o sistémicos, entre los que encontraríamos productos repelentes y productos insecticidas o acaricidas. Otra medida importante es la de proteger las ventanas y puertas de las viviendas y de las casetas de los perros con telas mosquiteras. Así mismo, hay que evitar la existencia de un hábitat favorable para el desarrollo de los flebótomos en las proximidades de las viviendas como materia orgánica en descomposición, restos de la poda, etc. que también son nidos para otros vectores como pulgas y garrapatas. En el caso de la leishmaniosis hay que señalar también la importancia de la inmunoprofilaxis. Actualmente existe la posibilidad de vacunar a los perros, y la vacuna, además de ser una buena protección junto con un repelente, es una herramienta esencial para la prevención de dicha enfermedad. En el caso de las garrapatas, es importante revisar a perros y gatos sobre todo en la estación de reproducción de las mismas. Basta con pasar los dedos por el pelo para notar los típicos bultos del parásito; normalmente están en ingles, cola, zonas interdigitales, orejas y en zonas pobres de pelo.

Se deben eliminar de forma mecánica con pinzas o lengüetas especiales para garrapatas, pero esto no evita nuevas infecciones por lo que hay que proteger a las mascotas con antiparasitarios. Entre los ectoparásitos que más preocupan a los propietarios están las pulgas y los ácaros de la sarna que pueden transmitir enfermedades directamente a las personas. Los daños e inconvenientes que las pulgas causan a los seres humanos y animales domésticos se pueden resumir en el dolor directo y el prurito de la picadura, la dermatitis por la propia picadura, y el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas. La profilaxis consiste en la desinfección del entorno y la prevención y el tratamiento del animal. Las estrategias para controlar los parásitos externos dependen de varios factores: ■■ Tipo de ectoparásito. ■■ Necesidades y deseos del propietario. ■■ Legislación local o nacional. ■■ Disponibilidad de métodos y productos de control antiparasitario. ■■ Espectro completo de parásitos, incluyendo los intestinales y/o sistémicos. El control de los parásitos externos incluye el manejo y el uso de ectoparasiticidas. El régimen de tratamiento, la vía de administración y, si fuera necesario, la frecuencia de los tratamientos deben de estar claramente especificados en cualquier medida de control de ectoparásitos. El plan puede ser sencillo o complejo dependiendo de las necesidades. Los animales pueden estar bajo riesgo de infestación por parásitos no relacionados entre sí, como insectos y/o nematodos. Se deben considerar las opciones para un control integrado debido a que actualmente hay medicamentos que son eficaces frente a una gran variedad de especies parasitarias o que combinan diferentes compuestos que cubren un espectro amplio de parásitos diferentes.

11


12

Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

OPCIONES PARA LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LOS PARÁSITOS EXTERNOS En esta sección se hablará del manejo y las opciones terapéuticas disponibles para tratar y prevenir infestaciones por parásitos externos. Los grupos principales de medicamentos, incluyendo combinaciones, que están disponibles en Europa, junto con su espectro de acción. Otros factores que hay que considerar para elegir un tratamiento incluyen: ■■ Vía de administración. ■■ Duración de la actividad. ■■ Características del animal, incluyendo especie (perros o gatos), edad y peso. ■■ Actividad del animal, incluyendo baños e inmersiones en ríos o mar. ■■ Otros antiparasitarios y/o otros medicamentos que el animal pueda estar recibiendo. ■■ Cualquier signo clínico asociado a una infestación.

TRATAMIENTO CON ANTIPARASITARIOS Clasificaciones de los ectoparasiticidas Es común clasificar a los ectoparasiticidas (en general de los insecticidas) en diversas categorías, según criterios diversos. Los más usuales son: 1. Según el estadio de desarrollo del parásito afectado por la sustancia activa se habla de: ■■ Adulticida, si tiene efecto sobre los adultos. ■■ Larvicida, si tiene efecto sobre las larvas. ■■ Ovicida, si tiene efecto sobre los huevos. 2. Según el tipo de parásitos contra el que son eficaces se habla de sustancias activas o productos: ■■ Insecticidas, tienen efecto contra insectos. ■■ Acaricidas, tienen efecto contra los ácaros en general.

Garrapaticidas o ixodicidas, tienen efecto contra las garrapatas o ixódidos. ■■ Mosquicidas, tienen efecto contra moscas. ■■ Sarnicidas, tienen efecto contra la sarna. ■■ Pulguicidas, tienen efecto contra las pulgas. Un producto determinado puede ser a la vez insecticida y acaricida, adulticida y larvicida, y tener actividad tópica y/o sistémica; otro puede ser solo insecticida o larvicida, y tener solo efecto tópico (que actúa por contacto), etc. ■■

3. Una clasificación pragmática clasifica a los ectoparasiticidas en cuatro grandes categorías: ■■ Insecticidas clásicos: se trata sobre todo de insecticidas y/o acaricidas orgánicos sintéticos que matan a los ectoparásitos principalmente por contacto y se usan en baños de inmersión o aspersión, para fumigaciones, como spoton, cebos, etc. A este grupo pertenecen la mayoría de las sustancias activas ectoparasiticidas utilizadas hoy en día en la ganadería. ■■ Insecticidas y acaricidas sistémicos: pueden ser de aplicación tópica o de administración vía oral. Son moléculas de nueva generación (isoxazolinas) que una vez aplicados o administrados pasan al torrente circulatorio y producen la muerte de los parásitos muy rápidamente. ■■ Endectocidas: además de controlar a numerosos ectoparásitos son muy eficaces contra muchos endoparásitos, sobre todo helmintos, es por ello que se les denomina endectocidas. Actúan principalmente de modo sistémico pero también lo pueden hacer por contacto o ingestión. La mayoría son derivados sintéticos de productos naturales extraídos de cultivos bacterianos. ■■ Inhibidores del desarrollo: no matan directamente a ningún estadio, pero bloquean el desarrollo de los estadios inmaduros: las larvas mueren antes de alcanzar el estadio adulto, lo que interrumpe el ciclo de vida. Actúan


Enfermedades transmitidas

POR VECTORES

■■

principalmente por contacto o ingestión. La mayoría son productos orgánicos sintéticos. Productos naturales: son extractos de plantas que se emplean directamente sin una ulterior modificación química; o bien productos minerales, es decir, inorgánicos.

4. También se pueden clasificar por su química: ■■ Organofosforados: triclorfon, etión, fentión, clorfenvinfos, etc. ■■ Carbamatos: carbaril, aldicarb, propoxur. ■■ Piretrinas y piretroides: piretrina, deltametrina, flumetrina, etc. ■■ Isoxazolinas: fluralaner, afoxolaner, sarolaner, lotilaner. ■■ Fenilpirazulonas: fipronil. ■■ Cloronicotínicos: imidacloprid, nitenpiram. ■■ Lactonas macrocíclicas: ivermectina, selamectina, etc. ■■ Análogos de hormonas juveniles: metopreno, fenoxicarb. ■■ Benzoilfenilureas: lufenuron.

Otra clasificación más práctica en la clínica diaria Según la forma de administrar el producto: ■■ Collares: están elaborados con distintos materiales que liberan de formas diferentes el antiparasitario, con duración y eficacia muy

■■

■■

■■

variable dependiendo del principio activo. Tienen actividad frente a varios vectores. Ejemplo. Scalibor y Seresto. Pipetas: se aplican de forma tópica, a lo largo del dorso del animal, evitando que se chupe; se absorbe en pocas horas y duran normalmente un mes. Ejemplo: Advantix, Advocate, Frontline etc. También existen pipetas de actividad sistémica y de duración trimestral frente a pulgas y garrapatas, como por ejemplo, Bravecto spoton perros para los animales más sensibles o con alguna alergia alimentaria y que no toleren comprimidos orales, y Bravecto spot-on gatos y Bravecto plus, una innovadora combinación de fluralaner y moxidectina que permite una prevención frente a parásitos internos y externos trimestral en gatos. Comprimidos: actualmente existen comprimidos que actúan de varias formas, algunos como insecticidas, adulticidas y larvicidas y otros como inhibidores del crecimiento. Ejemplo: Bravecto (fluralaner) es el primer comprimido masticable para perros (1.12,5 mg, 250 mg, 500 mg, 1.000 mg, 1.400 mg) de duración trimestral. Program tabletas: se introdujo en el mercado mundial a finales de los años 80 del siglo pasado. Es un inhibidor de la reproducción de las pulgas que no producen huevos viables. Se aplica una vez al mes. ■

BIBLIOGRAFÍA 1. Guadalupe Miro Corrales, Laia Solano Gallego. 2012 Enfermedades vectoriales del perro y del gato Editado para Bayer. 2. Maggie Fisher y John McGarry, 2006 Fundamentos de Parasitología en animales de Compañía, Bayer health Care.

3. F.Rochette. Los parásitos del gato y su control. Ed. Janssen animal Health. 4. Guía ESCCAP n.º 3- Ectoparásitos Control de Insectos y garrapatas que parasitan a perros y gatos. 5. Guía ESCCAP n.º 5- Control de enfermedades transmitidas por vectores en perros y gatos.

13


En esta guía se resumen las enfermedades más frecuentes transmitidas por vectores que afectan a perros y gatos en España. Además de una breve descripción de todas ellas, se dan pautas para su control y profilaxis. El objetivo de esta guía, realizada por Ildefonso Esteva García-Blanco de la Clínica Veterinaria Nuevo Zoo, es que el auxiliar tenga información actualizada y completa sobre los principales vectores que afectan a los animales de compañía y resolver así, cualquier duda que le presente el propietario.

Profile for Grupo Asís

Suplemento Ateuves Enfermedades Transmitidas por Vectores  

Suplemento Ateuves Enfermedades Transmitidas por Vectores