Maldeojo14LACREACION

Page 1

BOLETÍN LITERARIO MAL DE OJO - NÚMERO 14 - MARZO 2014

O J O E D L A M

LA CREACIÓN CON TEXTOS DE ERNESTO KAHAN - JAIRO GUERRA- SILVIA VERNENGO- DÁMASO MANUEL MARTÍNEZ- LEÓN DE LOS VALLES- JUAN ÁGUILA- JOSÉ PETERMANN- CARLOS ENRIQUE SALDÍVAR- EVA MARÍA MEDINA- DANIEL ROJAS PACHAS - ANA KARINA- PATRICIO VALLADARES - ISABEL GUERRERO. ENTREVISTA A D.R.P.- EXPOSICIÓN PESTAÑAS LISAS


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

construcción en el continuo ritmo del corazón - Construcción en el continuo ritmo del corazón. - Nicanor, llevas en mí 40 años. - Niños sin nombre Ernesto Kahan - Primero, éramos poquitos El león de los valles. - Génesis Jairo Guerra - Un suspiro de Dios viendo el vacío. Silvia Vernengo - Sólo palabras Ana Karina - A mis amigos los creadores Dámaso Manuel Martínez -. - Vacío Juan Alberto Águila - La creación José Petermann - Juego de letras Eva María Medina - Historia de una idea Carlos Enrique Saldívar - La tinta se quedó floja Isabel Guerrero - Random (fragmento) Daniel Rojas Pachas - Escritura en su propio diálogo Isabel Guerrero - Somero diagnóstico del proceso del individuo como creación social. Ana Karina - El silencio de la noche Patricio Valladares - Fauna interna Exposición de arte.

2 4 5 6

7 8

9 10

11 12 14 16 17 18 22

27

28 29

Como una necesidad imperiosa, el individuo dispone de sus emociones y razonamientos para lograr estar más cerca del universo, a la vez que se va construyendo a sí mismo. Es así, como se propone, en esta misma necesidad, trascender. Ahora, si como individuos nacemos en un contexto de aprendizaje, se nos hace justo ir transformando la realidad bajo nuestros propios preceptos. ¿Cómo colocar nuestro mundo interno en la realidad? La creación, como acto revelador permite la manifestación concreta del ser humano en la tierra. Tal cual como laboratoristas experimentamos con las ideas, con las imágenes, con las palabras y sus relaciones. Jugamos con las percepciones llevándolas a la virtualidad concreta de la obra. Conexiones que van tejiendo una historia, Nuestra propia historia. Es importante señalar que detrás de todo lo observable, se esconde un univer2

so propio esperando ser alzado en voz, a la vez que se vuelve real. De esta manera, vamos creando escenarios poéticos. Tal como personajes vamos transformando el arte en algo definido, verdadero a la voluntad. En este proceso de invención, el sujeto se va haciendo a su vez en alma. La escritura, la literatura, y cualquier manifestación artística, como ejes centrales del pensamiento creativo, permiten gestar la eternidad, otorgándonos en su movimiento el perpetuo devenir de la existencia. Hacemos del mundo, en cuanto nos hacemos en carne propia. Escribimos del mundo en tanto nos retratamos a puño y letra. Construcción en el continuo ritmo del corazón, por gusto, por afán, por discliplina, por miedo. El crear, como acto personal lleva a las infinitudes propias de la infancia, permite en su acción, la construcción sabia de geografías humanas y sociales. Estre-

mece en un soplo el movimiento crucial del cosmos. La invención, esa misma que partimos practicando desde pequeños, causa primera de nuestros sueños, es la que habilita nuestro paso en el mundo. Nos entrega en cada chispa, un impulso más para sentirnos parte del universo, para sentir que de alguna u otra manera, cada senda trazada en el camino es única y propia. La creatividad arrojada a nuestras manos, nos ha facultado en la construcción de la obra gruesa de la historia humana. Ya en ficción, ya en realidad, todo es permitido por la imaginación. Todo lo valorable y contable se ejemplifica en creación. Desde la palabra a la acción. En esta edición Mal de Ojo retorna al punto de partida, mostrándonos la magia de la creación.


Marzo 2014

MAL DE OJO

p o e s í a

3

Número 14


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

Nicanor, llevas en mí 40 años Cuando llegaron los sables y no encontramos tus zapatos, a los que llamabas ataúdes... Ni un dios, con o sin nombres, puse tu poemario en la maleta y me fugué. Tienes ritos, los tenemos: santos proscriptos por la iglesia, y similares golpes que a Vallejo, que asesinan, nos roban la tinta y nos asquean... Preguntas en tu culto, -¿Quién murió? -Todos, - te respondo, Todos muertos en esos días de dictaduras militares y con mis pies vivos te llevé al exilio, yo en el avión... y tú que eras poesía, en mi maleta. Soy un yo que borra las botas, escribe los átomos que riegan el árbol, cierra las puertas del Holocausto, las abre para que pase un poema, las muerde para afilar los dientes y así se coman a la hidra Ahora--a tus cien años, - aunque de mí no supieras, que mi "yo", sin el tuyo, andaría en otras palabrasTe saluda hoy, Nicanor -¡Feliz cumpleaños! Y te pregunta: -¿A cuántos desvíos estándar estamos? ERNESTO KAHAN 4


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

niños sin nombres Sin nombre florecisteis, niños. Mañana no os van a recordar. Habrá otros titulares, otros poemas y otras hablas – platicas y demás.

Os equivocasteis al nacer, tan lejos de la "bolsa" y tan cerca de lo que dicen –un lugar de la periferia. Ya os llegó la muerte, por gas, envenenados, ya hay barcos de guerra en la mar, y hasta quieren cerrar las puertas. Unos de los de un lado, los otros del contrario. Pactos de geo-poder, dicen, por la hegemonía; Dicen, por asuntos de lealtad; Dicen… y no dicen…, unos por decir; Otros…, mejor para no hablar.

Hoy pienso en Emma Goldman y en John Reed, sus ideales y desengaños, pienso en César Vallejo y en Walt Whitman, "el viejo". Hoy voy a pedir perdón por haber nacido y voy a ir al acuario a aprender a nadar con los habitantes del agua, a comer, amar y procrear a no tener gobierno a no tener honor ni propiedad…

Yo escribiré un poema, mi vecino va a rezar otro dará una conferencia, algo magistral… -bueno, si lo permite su agendaPero por vuestra tumba sin nombre, nadie se jugará; Os lo dije –hay problemas en la bolsa, petróleo, armas, pacto regional, Rusia, Irán la Europa de aquí, la Europa de allá, los jeques, los cuidadores de Alá los de aquí y los de allá, los del imperio americano, los cientos de analistas y tantos dioses, cada uno único por cierto, de las humanas religiones.

Pienso, niños de Siria, envenenados con gas, niños de Auschwitz, ceniza y también gas, niños del hambre, en final, atrapados niños sin nombre, esclavos, niños sin sol, refugiados; niños, debisteis ser oriundos de algún otro lugar.

ERNESTO KAHAN 5


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

PRIMERO, ERAMOS POQUITOS Primero éramos poquitos siempre yo era el que hablaba el que dirigía a la manada Luego... Elegí a las que quise y las hice mías las frutas más dulces las carnes más jugosas. Puse las reglas del juego decidí lo que estaba bien de lo que estaba mal ¡y no caí muerto!

Le arrebate la última de vuestras esperanzas ¡Chile! La Alegría ya viene.

Afile mi puntería, en picada caí sobre vuestros cerebros entre en vuestras conciencias me encontraba flotando dentro de sus cuerpos en mis manos tomé vuestras almas y se las arranqué de cuajo. ¡y no caía muerto!

Sin ir más lejos robé tierras esclavicé niños puse fronteras ¡y no caía muerto!

Luego fui por los arbolitos y ustedes seguían ahí pegados a sus te-le-vi-so-res

Sin hablar vuestras lenguas convertí indios en mineros iban y venían en sus balsas para mi hasta acabar con el último de los Camanchacas.

Y se abrieron las grandes Alamedas por donde pasa el hombre nuevo ¡A comprar a mis Malles! Los puse a comer mierda Chatarra químicos subían y bajaban los precios moría y revivía el capitalismo en liberalismo en neo liberalismo en post. Post. Post-modernismo ¡y no caí muerto!

Paso siguiente, fui por el cobre La Gran Nación chilena se lavó la cara blanqueó sus polleras a rajo abierto me entrego todo el sudor del pobre Quejas, Huelgas, revueltas, violencia revolución, terrorismo ¡Muerte y Genocidio! ¡Muerte y Genocidio!

Ahora niños voy por el agua

6

EL LEÓN DE LOS VALLES


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

GÉNESIS Rellenar el lechón y prenderle veladoras al niño Dios, te vi quedarte la tarde prendada al Televisor suspirando por galanes y los amores de las ingenuas flores silvestres.

Hilando estrellas y tejiendo firmamentos te vi más allá del Sol que todo lo ciega. Navegando en las noches con hambre de luces buscando vacíos en sombras te vi.

Te vi galopar en el caballo de tu ardor escondido, sentí cuando abriste los muslos para sentir la penetración del mundo con tus dientes apretados.

Te he visto en el sueño primigenio entre explosiones volcánicas, cabalgando meteoros, balanceándote en la mecedora del balcón lubricando los recuerdos, con estropajo de mar y un tabaco invertido entre los labios.

Te vi expulsar de tus entrañas este parto. Te vi dejar de ver, dejar de respirar entre mis brazos para retornar a las inocencia.

Te vi, añeja metida entre tu carne servirle a las cotorras chocolate, recibir hostias y batir natillas.

Te vi orar hasta el final, como la abuela, con la camándula escurriendo entre los dedos rellenando el ocio de la espera.

Armándole un tabaco al abuelo te vi, mientras él hurgaba la tierra sacándole comida al planeta. Llegar a Bogotá con un bulto de lágrimas el alambique del chirrinchi. Te vi poner tu dentadura en un vaso con agua y en las lunas bañarte con agua de rosas.

Te vi morir sin conocer el mar y sin saber para que servían las hostias sin saber para que servían las lágrimas te vi partir.

7

JAIRO GUERRA


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

UN SUSPIRO DE DIOS VIENDO EL VACÍO

Hizo nacer al mundo. Las rocas, eran duras se pegaban los montes , crujían desnudez el viento fertilizo , llevo semillas, también ,picaflores, mariposas entre todos se volaron millas unificados cantaron al amor Hubo lágrimas que los fertilizaron, he hicieron abrazarse en conjunción la poesía se hizo en ellos voz y en la alegría de sentirse uno, uno más uno ya no eran dos. el canto de la vida nos invita entre llantos y risas a decir por amar: ¡Ya me siento creador!

SILVIA VERNENGO 8


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

SOLO PALABRAS

Yo no sé si la poesía o la filosofía son lo mío, pero las busco constante, punzante, intensamente. Todas esas palabras combinadas para decir algo coherente de la maldita, perpleja, enmaraña de la náusea. Esa náusea, que alguna vez explicó Sartre, como el sustento de todas esas putas palabras, que se asoman del subconsciente. Yo no sé, si lo mío es la poesía o el amor, la esperanza o el rencor. Las palabras alimentan el vacío y también vomitan la satisfacción. Nada es tan simple, pero las palabras en algo deben ayudar. Yo no sé, si lo mío es la filosofía, pero quiero decir tanto al respecto, tanto que no podría garantizarlo. Y cuando llevas tantas palabras, las soledades abundan, y aparece la angustia allí adentro, donde no oyes más que lo que piensas, sólo eres tú y tu intimidad. Es justo ahí donde vuelan las palabras. Vuelan, para decir que sí, para decir que no, para pedir perdón, para mentir y decir la verdad, para llenar vacíos, caer en vacuidades, para decir blasfemias, para gemir, para llorar. Tanto nos sirven las palabras, tanto van de acá para allá, que nos confunden y se esconden y se acobardan a veces. Yo no sé, si lo mío es la poesía o la filosofía o todo lo que tenga que ver con las palabras. Yo no sé, si lo mío, es la gente o la soledad, el tumulto o el vacío, la radio encendida o la percusión de mi cabeza. Yo no sé, yo no sé, no me lo pregunten, ya no me acuerdo, tal vez todo, tal vez nada de eso, tal vez sólo palabras.

ANA KARINA 9


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

A MIS AMIGOS, LOS CREADORES PARAFRASEANDO A SERRAT: A MIS AMIGOS: “LOS ATORRANTES”

LOS TENGO BIEN ELEJIDOS…

El genio tiene huella De cincel y arado De pelo de marta Y de pies descalzos Se esconde entre colores Construye abecedarios Corazón de tiza Y hierro forjado Remonta las cometas En cielos de tormenta En cielos despejados Es la aventura Del papel en blanco Es la tela espejo Que refleja espantos La nave utopía En la mar de angustias Buscando puertos lejanos Para encontrar Al hombre Para rescatarlo Naveguen amigos No se den descanso Juéguense al todo Debe ser hallado No será mañana Sera pasado Desplieguen las velas No renuncien nunca No escatimen nada Que sus manos siembren Poesía siempre! DÁMASO MANUEL MARTÍNEZ 10


Marzo 2014

MAL DE OJO

.

Número 14

VACÍO

Decía Don Charles que con escribir unos dos (o tres) poemas buenos bastaban, y luego, tomar y tomar y tomar y tomar y tomar y tomar (y tomar) cerveza.

Partir y tomar del espacio algún instante minúsculo y expandirlo, ajeno a las distancias. Consensuar las opciones y crear de nuevo al arrebol y llamarlo (otra vez) con tu nombre.

Pero yo sólo con escribir uno me conformo. Nunca he ganado un peso por escribir es más, he perdido por esa improductividad misma de la palabra. Aunque es cierto, un par de polvos he tenido gracias a la poesía. Pero, en realidad, es lo único que he podido poseer por ella. Y pensando pensando, pensando, pensando, caí en cuenta que no es tanto después de todo considerando todo el esfuerzo, dinero y alcohol invertido.

Mirarlo y sentir que en ese ínfimo instante, minúsculo, que tomé del espacio y curvé para ti, estoy ajeno en todo a las distancias abismales que hay entre tu aliento y el mío.

JUAN ALBERTO ÁGUILA 11


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

LA CREACIÓN

¿Será Calíope insuflando mi voz? ¿O Erato, armonía celestial, sístole del corazón? Las palabras se deslizan vívidas sin freno por la hoja desnuda, palpitan emociones y sentimientos. ¿Cómo se crea cuando se crea? ¿Qué se busca, qué se halla? Un aliento, la voz ya pronunciada. ¿Dónde bebe el poeta sediento? ¿Será en el manantial del conocimiento? ¿Será en el charco de aguas turbulentas? De esa agua beberéis… y de esa y de esa y de esa… Y no habrá misterio ni palabra nueva.

JOSÉ PETERMANN OLIVA 12


Marzo 2014

MAL DE OJO

13

Número 14

NARRATIVA


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

juego de letras Tenía todo preparado. Los folios, a la izquierda. Bolígrafos, dos de cada color −rojo, azul y negro−, a mi derecha. El ordenador, en el centro. La silla, muy cerca de la mesa, con el cojín para los riñones, dos paquetes de cigarrillos y un vaso de whisky con hielos. Así me imaginaba la mesa de un escritor, aunque todo revuelto. Caótico. Mezclé los bolígrafos con las hojas. Se cayeron folios y bolígrafos. Les di una patada. Escritor maldito, me dije con sonrisa diabólica. Encendí un cigarrillo, que saqué de uno de los paquetes de Marlboro que había comprado esa mañana. Imaginé que me entrevistaban, para El País o El Mundo, y puse posturas de gran intelectual; ahora con la mano izquierda, en la frente, apretando las sienes, ahora con el cigarrillo en la boca intentando decir algo ingenioso tras la tos. Tiré la ceniza, que cayó dentro y fuera del cenicero. Cogí el vaso de whisky. Lo moví, circularmente, necesitaba oír el clic, clic de los hielos. Me lo llevé a la nariz y bebí. No me gustó el sabor, tampoco el del tabaco, pero daba un toque especial, de artista. Dejé que el cigarrillo se consumiese, que los hielos se deshicieran y me acerqué el portátil. Los dedos en el aire, como pianista al comienzo de un concierto. Estaba en tensión; demasiada tensión para una buena escritura. Le di dos sorbos al whisky. El nombre del personaje. Ricardo. Me gustaba, tenía fuerza. Ricardo Corazón de León. Ricardo III. Di a la «r»; una, dos, tres veces. Mantuve el dedo presionado. Las erres fueron uniéndose hasta llenar la pantalla. Las borré. Pensé en lo difícil que era escribir. Solo sentarse frente a una pantalla tan blanca atemorizaba; parecía que las palabras, las ideas, huyesen, como esas erres que ya había borrado. Antes de retirar el ordenador y probar con el papel, di a la «r» y la guardé como documento. Me hizo gracia mi hazaña, que celebré con caladas al cigarrillo y un buen trago de whisky. Cogí folios y el bolígrafo negro. «Espalda recta, ojos al frente», me dije acordándome de la mili, «al objetivo». El objetivo era escribir algo, lo que fuese, aunque estuviera mal escrito. Sentir que a un sujeto sigue un verbo, que los complementos se van arrimando a la frase, que a una frase sigue otra, que hay armonía entre ellas, que van casi de la mano. Encendí un cigarrillo y contemplé el humo. Cuántas veces había soñado desaparecer de una manera tan elegante. Adquirir esa materia volátil. Cómo empezar. Ricardo, a sus treintaicinco años. Horrible. Ricardo, hombre sincero y robusto. Hombre sincero y robusto. ¡Dios! Las taché. Los críticos lo reprobarían. Mientras pensaba en el argumento, dibujé erres; mayúsculas, minúsculas, alargadas. Cuando me cansé, arrugué la hoja y la tiré a la papelera. Hice una buena canasta. Apagué cigarrillo y portátil, y fui al baño. Mientras me subía los pantalones, me vi en el espejo. Tenía más ojeras. Lo blanco de los ojos con venas rojas. Me dolía la garganta. Saqué la lengua; amarillenta. No quise seguir 14


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

indagando. Miré por la ventana del salón, mientras pensaba en la tontería que había hecho guardando un documento solo con la letra «r». Me reí. En el piso de enfrente, vi al viejo que hablaba dirigiéndose a un reloj de pared. Recordé que había imaginado que era viudo y que ese reloj antiguo sería un recuerdo de su mujer, como si ese objeto fuera la imagen personificada de ella. Me pregunté si hablaría todas las noches dirigiéndose a él. Quizá queden conversaciones pendientes, o le eche cosas en cara. Puede que le cuente lo que hace cada día, cómo va el país, algún cambio en el barrio, la ampliación del metro, la muerte de algún conocido. Si tienen hijos, le comentará cómo les va en el trabajo, con sus mujeres, cómo van creciendo los nietos. El reloj de pared, pensé. Una abuela que se llevase mal con su nieta podría dejárselo en herencia. Este podría llegar en una caja de contrachapado, pintada de negro, que le recordase el féretro de su abuela. Símbolo: reloj de pared−abuela. Como símbolo podría meterse en muchas historias, menos macabras. Desde que le dejaron la «caja» la nieta no sale de casa y, aunque sabe lo que es, no se atreve a abrirla. El desenlace: la nieta puede quedarse velando al reloj, contándole todo el daño que le ha hecho. Muy parecido a Cinco horas con Mario. Descartar. Se me ocurrió otra historia. Cogí mi cuaderno, me senté en el sillón y escribí: Un hombre está leyendo. Le molesta el ruido que hace el reloj de pared. Se le hace insoportable. Ese tictac repetitivo, monótono. Cuando no aguanta más lo tira al suelo, destrozándolo. Vuelve a leer. No puede concentrarse. Echa de menos ese ruido que antes le desesperaba. Levanta el reloj y coge los trozos, poniéndolos en su sitio. Las manillas marcan la hora en que se paró. Once menos cuarto. Se sienta frente a él y espera a que sea la hora. Fui a mi estudio. No quería perder tiempo, tenía que escribir. Estuve media hora escribiendo y borrando. Decidí dejarlo. Abrí el único archivo que tenía. La «r» parecía mirarme con altivez. Me surgió la idea para un relato. Un hombre escribe. Una hora, cuatro. En la pantalla, una «r». Sigue escribiendo. Las cinco, las siete. En la pantalla, una «r». Llega la noche. El cuello le duele, los músculos de los hombros tiran. Necesita un descanso pero sigue escribiendo. Mañana, mediodía, noche. Solo oye el ruido de sus dedos en las teclas de plástico. «La historia fluye», piensa y sonríe. En la pantalla, una «r». La mira, desafiante. «Levantarme, huir». Pero el hombre sigue; sigue escribiendo.

15

EVA MARÍA MEDINA MORENO


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

historia de una idea

Se le ocurrió una maravillosa idea para una ficción, pero decidió postergar su escritura por flojera más que nada. Cierto día, se le ocurrió volcar en el papel aquella excelente abstracción… y se dio cuenta de que la había olvidado. Se dijo a sí mismo que la idea regresaría cuando menos se lo esperase. Pasaron los años y la idea no volvía. El escritor se atribuló, hizo desesperados intentos por recuperar aquello que una vez había creado en un rapto de inspiración, pero nada, no surgía otra vez. La idea estaba perdida en la inconmensurable dimensión de las ideas, aunque se hallaba entretenida, contenta de encontrarse con otras iguales a ella; se divertía, se retroalimentaba, había olvidado al autor que la había concebido. En cierto momento, nunca supo cómo, recordó a su forjador y decidió volver a él. Mas ya era demasiado tarde. El escritor había muerto. La idea halló solamente una tumba fría y solitaria. Se dice que aún hoy puede verse a la idea llorosa junto a la lápida de su creador. Algunos artistas de paso, enternecidos, se han acercado a ella y le han pedido retratarla de mil y un maneras porque la idea es excepcional, por ende las personas creativas que la contemplan no desean que se pierda, atrapada en una tristeza incierta. Sin embargo, la idea no desea ser tomada por nadie, mantiene fiel el recuerdo de aquel escritor joven y entusiasta. Tal vez algún día desista de continuar allí y retorne al mundo de las ideas, donde revolotean en completa inocencia aquellas que esperan ansiosas ser colocadas en el papel; y donde navegan tristes las abstracciones que no fueron recordadas, que nunca pudieron materializarse, que perdieron para siempre a sus gestores y así la posibilidad de darse a conocer ante la tan querida humanidad.

CARLOS ENRIQUE SALDIVAR 16


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

LA TINTA SE QUEDÓ FLOJA 1. La tinta se quedó floja y el escritor decidió irse de viaje. Sin ruta ni planos desbordó su conciencia social y partió hacia la idea de abandono. Se refugió en conceptos abstractos volviéndose personaje. Luego, cuando había pulido el arte de la imaginación, quiso regresar, mas el lector ya no existía y la humanidad había muerto. 2. La tinta se quedó floja y el escritor decidió escupir la victoria. Sin armas ni escudos desbordó su conciencia bélica y partió hacia la idea de consenso. Se refugió en conceptos pacíficos volviéndose ángel. Luego, cuando había pulido el arte del perdón, quiso regresar, mas el lector ya no existía y la humanidad había muerto. 3. La tinta se quedó floja y el escritor decidió matar el tiempo. Sin presente ni pasado desbordó su conciencia temporal y partió hacia la idea de profecía. Se refugió en conceptos estáticos volviéndose piedra. Luego, cuando había pulido el arte de la adivinación, quiso regresar, mas el lector ya no existía y la humanidad había muerto. 4. La tinta se quedó floja y el escritor decidió cerrar la libreta. Sin lectores ni humanidad desbordó su conciencia y partió hacia la idea de olvido. Se refugió en conceptos vagos volviéndose a sí mismo. Luego, cuando había pulido el arte de la escritura, quiso regresar, mas su tintero ya no existía y él había muerto.

ISABEL GUERRERO 17


Número 14

MAL DE OJO

random

Marzo 2014

(fragmento) 56. The Who – Baba O´Riley…5:08

Recuerdo esas mañanas, demasiado frágil para estar en el patio con los otros niños, enajenado viéndolos jugar a la pelota, ausente desde un ventanal de la sala de clases mientras dibujaba y escribía algunas historias, más bien re-escrituras de los dibujos que veía en esos días, los halcones galácticos, los thundercats, el super agente cobra y el festival de los robots… episodios que luego interpretarían mis gijoes como actores de un guión nunca acabado… fue un tiempo confuso, sentirse como un pez fuera del agua y con un conocimiento temprano de la muerte diría Chinasky, tener que aprender a respirar de modo pausado por culpa de ese estúpido asma, demasiado resguardado, casi un niño burbuja. -No corras, cuídate de sudar y no te agites que te hace mal.- Exonerado de educación física -oye y ¿tú por qué no juegas con nosotros?- -estoy enfermo- -déjalo está fallado- parte de otra burbuja, una privada, en una ciudad violenta demasiado rápida para un pobre asmático. No conocí la calle hasta las quince, mi mundo era como esas fantasías de Kate Winslet en criaturas celestiales, con todo y Orson Welles incluido, sólo que en mis sueños el viejo Welles era la voz de Unicron, una cabeza gigante de robot con unos bigotes muy parecidos a Ming, el enemigo de Gordon en los defensores de la tierra, tragándose todo a su paso, igual que el miedo en mi casa, miedo a que un día me olvidara de respirar o simplemente no pudiese hacer llegar aire a mis pulmones y callera fulminado por las fiebres… y cómo pasar por alto las frotaciones, los inhaladores, las vacunas y los costosos tratamientos, en un telón de fondo dado por los otros niños en el colegio, normales, corriendo en los patios que hablaban de espacios inaccesibles y risas que no compartiría jamás – los orígenes del inadecuado social – y qué hay del miedo al terrorismo, los márgenes del encierro, ese que todos compartimos… los apagones, los disparos a lo lejos, las sirenas, los adelantos de noticias que mostraban entre comerciales de salvado por la campana o Ulyses 31, cuerpos desmembrados siendo subidos a la parte trasera de una camioneta, una sabana roja húmeda aún, mujeres llorando, una voz que denuncia y pide ayuda al gobierno, caídas de torres eléctricas que ocasionarían nuevos apagones y una nota que hablaba de Volkswagens, escarabajos como el que tuvo mi madre durante esos años en Lima, cientos de autos sustraídos para luego ser utilizados como coches bomba afuera de un edificio de la PIP y de repente la evasión, comerciales anunciando las nuevas figuras de las tortugas ninjas que podías comprar en Wong… no habían demasiadas opciones… era mejor vivir fuera, en cualquier sitio… lejos, quizá en esos incipientes guiones, en la poesía… en algunas palabras inútiles que podían salvarte aunque fuese un rato… Recuerdo haber leído… “creo ver lo que vi es una creencia y de improviso es cierto, lo estoy 18


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

viendo pero en otro lugar. Y ¿por qué en otro? Más bien todo en un sitio sin lugares ni estables perspectivas ni, en fin, nada….” 257. Gentle Giant – Free Hand… 6:17 Recuerdo haber leído: “La señalización de tales guetos y de sus productos se ha llevado a cabo con la letra X, signo infamante del anonimato que ilustra la consideración despectiva de las instituciones oficiales hacia el género (…) es interesante observar que la revista libertaria norteamericana Radical Software adoptó en 1970 la letra X como emblema militante, como antítesis del copyright y derivado de las copiadoras Xerox”. La calle está llena de escolares esperando la micro, sus maquillajes, las faldas cortísimas, su extraña inocencia muriendo me ofende, pero es preferible al asco que provocan los otros transeúntes, yendo al banco o volviendo de la notaria… de los locales brota el ruido de esos falsos juegos de ingenio, 8 bits mal utilizados, son tragamonedas camuflados que se repletan de insatisfechas dueñas de casa que destrozan el vuelto del pan, aferradas a una ingenua sensación de triunfo que la teleserie de media mañana ya no les regala, su animador favorito se hizo mierda en un accidente aéreo, ahora sólo quedan unos posters de cartón que venden en la cuneta junto al afiche de la selección para compadecernos de nuestras victorias morales, olor a aceite de papas fritas, olor a mayonesa rancia, luces de neón apagadas y un calor de mierda que se agrava producto de los chifas, esa enrarecida comida china que tanto nos fascina por estas geografías, pues Lo-Pan está friendo el arroz mientras nos ve pasar y se ríe en una lengua ininteligible, fuentes de soda y ferias devastadas que cobijan a miles de contadores degradados y pobres abogados con sus trajecitos horribles y baratos, todo tan sucio, las murallas, los cuerpos sudados y percudidos, los escolares me fascinan, cuando tenía su edad, ser un freak era lo peor, si te gustaban los comics o cierto tipo de música eras un paria, y relacionarte con otros como tú, una chica, un chico con tus mismos intereses, en otro colegio, fuera de tu burbuja, era virtualmente imposible, casi tan sci-fi como lanzar sondas al espacio en busca de vida inteligente… había que ser un party-boy, a lo mucho podías conocer gente en el pre, en la tienda en que comprabas ñoñerías, pero claro, allí no habían chicas lindas… ahora ser un misfit es un valor añadido, un gusto adquirido. Una amiga que es profesora me contó que los escolares en las entrevistas de orientación colocan orgullosos, soy raro, pero ese ser raro está dado por un guardarropa, por un mal gusto y estilización injertada… excitados todos, como hamsters a los que les dan agua con LSD, corriendo sin sentido en una vertiginosa tarea por ser alguien distinto, único, especial… veo a una flaca pelirroja con rayas azules y verdes en el cabello, trae una camiseta de megadeth medio ajada y su pantalón de buzo azul delata su edad y el liceo al cual pertenece. Cuando estaba en el colegio estás chicas perfil suicide girl no existían, pienso que nací en la década equivocada, entra a un renovado flipper y se sube a un juego de baile, “flipper”, un concepto huacho que delata mi edad… mesas con 19


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

pendejos jugando xbox, mucha interactividad -debes usar las manos para estos juegos, eso es de bebitos- diría un desconocido Elijah Wood a Marty Mcfly… me voy a un tablero que es un pseudo-mame, un emulador del emulador con forma de manillas, la tecnología me abruma, juego el shooter de Gijoe, Snake Eyes corre por la pantalla, llego fácilmente a la Baronesa cuando de pronto se cuelga la máquina, no puedo seguir avanzando, se tragó mi moneda, mierda a qué me aferro… la pelirroja se fue, los sonidos de ocho bits se apagan… 105. Brainiac-Martian Dance Invasion…2:16 (Vale preguntarse cómo llegue a esto) lo he hecho muchas veces… he pasado tardes enteras y muchas noches… buses y pensiones rodeado de personas, algunas que se dicen muy parecidas a mí… otros fenómenos hipersensibles… pero termino hartándome de su mierda… demasiados niñitos bien jugando a ser rockers… muchas punketas al pedo, góticas teñidas de fucsia o verde invitándote tragos, compitiendo contra la falta de hombría de sus pares masculinos, cuando al final eso las excita… tanto como tirar sobre la mesa más billetes para más trago y largar citas de algún libro perdido de Onetti o alguna frase inteligente de Woolf, Sarah Kane, Pynchon o Guattari, que sé yo… listas con todas sus armas para arrancarle el corazón a esos Donny Darkos y Mark Rentons wanna be… aunque al final, pese a ser tan snobs más allá de su marginalidad, patéticos dentro de su pose alienada y su cultismo pop, todos juran ser americanistas… lo he visto en todos los rincones… desde bares en Vicuña hasta sucuchos en Trujillo, en cementerios de Oaxaca y Ferias del libro en Frankfurt… se lavan la boca con residencia en la tierra y el popol vuh, Churata y la recuperación de los mapuches y el aymara y cuanta mierda quieran rescatar del olvido y ajustar a su moda …

20

DANIEL ROJAS PACHAS


Marzo 2014

MAL DE OJO

entrevista

NĂşmero 14


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

ESCRITURA EN su propio diálogo Entrevista a Daniel rojas Pachas por i.g. las limitantes son atribuibles a uno nada más, el resto son excusas Como manifestación concreta del pensamiento en la realidad, la construcción poética, es a mi gusto, una de las mejores. Como plena condición humana, la necesidad de re-conocerse a sí mismo es inminente y por ello, el proceso voluntarioso de la escritura, se vuelve a su vez un espejo. Bajo este mismo precepto, es que me vuelco hacia esa intimidad que vive autor y su obra. Y en la disposición que nos concede el espacio de Mal de Ojo, preguntamos al escritor Daniel Rojas Pachas, uno de los autores contemporáneos más relevantes de esta parte, sobre la visión de sus procesos creativos, permitiéndonos además conocer un poco más sobre su propio universo poético y toda aquella posibilidad que se alberga tras el hilaje de sus textos.

¿Qué significa, ahora, en nuestro tiempo, escribir? Para mí, escribir siempre ha sido una especie de revancha contra lo cotidiano y el tedio, partí escribiendo (nada de eso he publicado) relatos de fantasía épica y sci fi para luego aterrizar en un hiperrealismo recalcitrante, autoficciones y la mitificación del día a día con sus incongruencias y pequeños destellos de genialidad dentro de lo trivial, en ese sentido la poesía y mi narrativa (novelas) son campos de experimentación e hibridez, en que formatos como los formularios de aduana me parecen la distopía máxima, la epítome del salvajismo kafkiano, allí resuenan las voces de otros escritores y sus neurosis que nada tienen que envidiar a discursos alucinados como el de un traficante de sal de frutas en la frontera pidiendo ayuda para ingresar su matuteo a otros pasajeros del bus con una cháchara ineludible, se trata de la misma retórica del artista narciso. El ensayo también es otra textualidad que me encanta, he dedicado mucho de mi labor académica al ensayo, no sólo pensando a otros y la obra de otros, sino trabajando el mismo ensayo como mecanismo y forma en mis tesis de postgrado (magíster y doctorado), lo interesante, es poder navegar en lo desconocido y reconocer el proceso de escritura como dice Martín Cerda, de modo discontinuo y fragmentario descreyendo constantemente del último paso dado, pues transitas entre nieblas, y eso en un tiempo de incertidumbres y cambios como el que vivimos -en que cada segundo te arrojan nuevos giros tecnológicos, comunicativos, en que ideologías y sistemas en desuso tratan de adaptarse y sobrevivir a mordiscos -es maravilloso, creo que con esto resumo mi opinión sobre lo que es escribir hoy: Tienes el poder de crear ciertas verdades, que en última instancia sólo te sirven a ti y quizá a un lector hipotético que pueda llegar a interesarse 22


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

por lo que dices, pero a fin de cuentas, en un mundo en que nadie escucha porque todos están ansiosos por decir y hay una saturación de canales, el estar solo frente al papel o una pantalla, te permite dialogar con tu entorno, contigo mismo y falsear al día siguiente eso que pensabas para ponerte en marcha otra vez desde cero, es una especie de ejercicio satisfactorio, vacilar, medirte, una especie de Sísifo consciente, lo cual es placentero para un paranoico como uno, en el fondo es el mejor modo de volverse el loco de la montaña y encerrarte sin ser dañino para el resto, o quizá, si eres dañino cuando finalmente te leen y comienzan a compartir la locura, pero eso ya no es tu problema, uno cumple con exiliarse y ser feliz. ¿A qué paradigmas sociales, filosóficos o ideológicos responde hoy la poesía? ¿Qué tan necesaria se hace para ésta para la comunidad? Para ser sincero y apelando a lo que respondí recién, jamás le he visto una utilidad social o redentora a la escritura sea de poesía, narrativa, ensayo, etc… me explico, no creo en eso de escribir para salvar el mundo, uno escribe para salvarse uno mismo, sea del resto o de la soledad, ahora de que lo que uno escriba o lea, sea como un virus que puede infectar a otros y movilizarlos a la acción o la inacción es otra cosa, o sea claramente un libro o mejor aún un texto, una carta, un discurso puede iniciar una revolución, una guerra o permitir que dos personas se amen y decidan compartir sus mundos, eso es ineludible, personalmente he leído textos, poemas, unas novelas y ensayos que me han permitido ser feliz o como dice Luis Hernández (nunca he sido feliz, pero al menos he perdido varias veces la felicidad) o tomar por mi cuenta decisiones que hoy puedo decir, fueron las mejores, pero eso pasa por el filtro de cada uno, jamás usaría la literatura y la escritura con fines didácticos o motivacionales, creo que eso es muy barato, ahora lo que sí creo es que uno como comparte una canción que le gusta, puede decirle a otro -lee esto es genial y ahí nace la comunidad, en el acto de infectar a otros con ese virus que uno ha elegido como forma de enfrentar la realidad. En relación a las nuevas formas de comunicación y a las herramientas virtuales que manejan hoy en día los lectores ¿Se hace necesario modificar el lenguaje poético para comprender los paradigmas contemporáneos o son estos mismos los que propician el cambio? Claramente la escritura al trabajar con el lenguaje que es algo vivo y en movimiento irá mutando con los cambios tanto estructurales (formatos y dispositivos) como de fondo que implican el comunicarse hoy, y no me refiero a twitteratura o la idea de escribir comunitariamente en un blog, eso me parece una onda pasajera o un espacio de prueba que algo puede dejar pero que es lo mismo que rayar con una grabadora o con los libros hipertextuales y así con cualquier otro medio en su momento de auge, luego se supera, lo que me parece más relevante y gráfico para responder a tu pregunta, es el género epistolar, la inmediatez del intercambio de los mails o la comunicación vía mensajes de texto o chats evidentemente se verá reflejada como algo anecdótico (parte del marco general de 23


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

los hechos de lo poetizado o narrado) o como la preocupación medular del texto, un libro que por entero haga frente a la idea de eliminar las distancias con el otro o uno mismo, pero a la vez que deje en claro lo artificial de tener que hacer mediar una pantalla para cada acto cotidiano, lo cual es una barrera y lo vemos a diario al ir a comer algo o salir y ver a siete de cada diez personas pegadas a un artefacto filtrando sus sensaciones y sentimientos gracias a una pantalla e interfaz, en esa medida se pierde el intercambio natural y en la escritura podemos hablar del ritmo de la caligrafía, la emoción de esperar una carta y todo ese romanticismo de por medio, yo la verdad estos cambios los veo como algo natural, lo evidencio, puedo palparlo y me he visto en ambas esquinas, la del que se abstrae por los medios y el que en realidad añora tiempos más simples, esa neutralidad es quizá porque al haber nacido en el 83 soy de la generación del salto o cambio en los medios y no miro con miedo o neurosis esta irrupción de las redes sociales y los múltiples canales, es algo para usar a nuestro favor, sobre todo donde yo vivo por ejemplo, el norte. La editorial que dirijo Cinosargo, no funcionaría a su capacidad total sin internet y todos los dispositivos que usamos, página web, Facebook, twitter canal de you tube, etc. por ello tengo sólo la justa nostalgia, tampoco he perdido la capacidad de asombro y puedo volver cuando quiero a la libreta con notas para mis textos o al libro de papel, pero sin abanderamientos ni fundamentalismos. Lo interesante para terminar, es algo que conversaba con mi hermano al ver una película de Bond, por ejemplo ver cómo hoy la tecnología de telefonía celular, que es la que va a la cabeza de estos cambios, es tan importante e intrincada con la vida de los sujetos que por ejemplo la trama de los thrillers de suspenso se resuelven ahora en su mayoría por el uso que el protagonista hace de su teléfono para escapar del peligro, o sea Philip Roth lo dijo – Las pantallas nos han derrotado.

¿Tu poesía tiene algo de azar, o se construye en forma consciente, planificada?

Totalmente consciente, soy un trabajólico, duermo muy poco, soy paranoico y obsesivo. Cuando se me mete una idea a la cabeza tanto como lector, escritor y editor me movilizo totalmente, por tanto no creo en la suerte ni las musas, todo es oficio, lo random o azaroso es circunstancialidad a la que debemos sobreponernos.

¿Es necesario que el escritor destruya, modifique o mute algo de sí mismo para poder crear? ¿Pierdes algo de ti en el proceso creativo? Todo el tiempo estamos transando, somos moneda de cambio, personalmente partí con la idea de jamás publicar, ser de esos escritores silenciosos, hay muchos, estilo Kafka, ser de esos que dejan una obra para sí mismos y que no quieren entrar al mundillo de las editoriales, los lanzamientos, la prensa, etc, hoy soy editor y he publicado con Cinosargo más de 60 libros en menos de tres años y todos los días del año sin parar desde hace casi ocho años 24


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

compartimos contenidos en la revista homónima, lo cual es como ser un dealer y una especie de nexo de otros escritores como el que fui en un principio con el mundillo, una parte de mí se siente en conflicto con eso, como que me traicioné y es más como que me fui al extremo, pero bueno uno necesita esa clase de disociación, de lucha interna, por eso me tomo con seriedad la escritura y por los autores que edito, trato de tomarme con seriedad el mundo de la literatura, pero sólo en la justa medida para no atragantarme, en realidad el mejor consejo que me puedo dar a mí mismo, si a alguien le sirve genial, es creer en la escritura el resto es condimento y a veces no vale tanto la pena. En cuanto a tus propios procesos de construcción poética ¿Qué diferencias encuentras entre tus primeros textos y los últimos que has escrito? La madurez para reírme de mí mismo y de desmontar y falsear todo con cada nuevo intento. En verdad esto es como un arte marcial o un deporte físico, las limitantes son atribuibles a uno nada más, el resto son excusas, creo que cuando entendí eso, me puse a entrenar como demente mi propia escritura, y ahora bueno, trato de desafiarme y llegar un poco más lejos en cada carrera contra mí mismo, la analogía perfecta es la de jugar Mario Kart en Nintendo 64, en el modo de hacer records por pista y luego de terminada la carrera activar el modo fantasma y competir contra tu anterior record que aparece transparente mofándose de tus tropiezos o porque no supiste conectar bien una curva, y así, correr como un demente hasta que se acabe la partida.

SOBRE DANIEL ROJAS PACHAS (Lima, 1983) Escritor, Editor y Magíster en Ciencias de la Comunicación. Reside en Arica-Chile dedicado plenamente a la escritura y edición. Actualmente dirige la Editorial Cinosargo. Ha publicado los poemarios Gramma (2009), Carne (2011,2012 y 2013), Soma (2012) y Cristo Barroco (2012), el libro de ensayos Realidades Dialogantes, por el cual fue beneficiado el 2008 con el fondo nacional de fomento del libro que otorga el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. El 2013 la Liga de la Justicia Ediciones de Chile publica su primera novela Tremor. Y este año Libros del Pez Espiral publica la reedición de su libro SOMA. Mientras que la editorial de Valparaíso, Narrativa Punto Aparte publicará su segunda novela Random que recientemente fue ganadora de la Beca de Creación Profesional del Fondo del Libro. Actualmente sus publicaciones aparecen periódicamente en revistas literarias nacionales e internacionales, y publicado en numerosas selecciones de poesía, se destacan la Antología Poética 2009, el libro Mi país es un Zombie, Barcos sobre el agua Natal, Antología de poesía Hispanoamerica desde el siglo XXI .CL “Textos de Frontera” y el San Diego Poetry Annual 2014.

Más información en su weblog www.danielrojaspachas.blogspot.com 25


Número 14

MAL DE OJO

crítica

26

Marzo 2014


Marzo 2014

MAL DE OJO

Número 14

SOMERO DIAGNÓSTICO DEL P R O C E S O DEL INDIVIDUO COMO CREACIÓN SOCIAL El discurso es típico, ya lo han dicho antes, “el individuo arrojado”, desprendido en el mundo y por el mundo, expuesto, obligado a asumir su existencia, es más, obligado a convivir con los otros y a compartir su entorno. Desde los primeros tiempos ha existido la necesidad de perpetuar el aprendizaje transmitiendo tal conocimiento de unos a otro, que con el pasar de los años ha llegado a ser de generación en generación. Es así como la creación de una institución respondería a esta necesidad. La escuela o liceo, como tal, lleva este nombre desde los griegos, pero antes pequeños grupos sociales de casi todas las culturas cumplieron con esta responsabilidad y esquema; un maestro o guía, un anciano o anciana que mostrará a los niños y jóvenes algunos aprendizajes o tradiciones. La pedagogía es la toma del poder analítico por parte de la docencia y hace de la filosofía o comportamiento de interpretación del desarrollo racional. Entonces, el sujeto o educando se ve inmerso en un proceso de racionalización y envuelto en el tratamiento de sus cuestionamientos. El docente es el intérprete de las herramientas utilizadas, un artista, sin embargo, este proceso y/u organismos han sido influenciados por el sistema de gobierno que se proclama en cualquier comunidad y época, convirtiéndose así, en un problema radicado en los procesos de dominación social de todos los tiempos e historia. Ya desde algún tiempo la pedagogía se ha convertido en la principal herramienta de dominación, en la cual, se reproducen normas de comportamiento, dogmatismo, conductismos y moralinas. Esto está asumido a la institucionalización del saber, la adquisición del conocimiento se torna inmóvil, irracional asumiendo modelos colectivos del sentido común, de políticas colectivas de los gobiernos imperantes. La educación en este ámbito mata la virtud del ser humano, adoleciendo directamente a las necesidades sociales. De esta forma, se experimenta un quiebre en la voluntad, respondiendo a la conveniencia de la adquisición de un saber técnico que responda a los requerimientos del medio y del estado. La pedagogía, es un estado estático, una institución disfrazada que transforma al individuo en una creación social. ANA kARINA 27


Número 14

MAL DE OJO

Marzo 2014

EL SILENCIO DE LA NOCHE El silencio de la noche es de los ancestros, cada ruka con sus trankas mirando al Sol, que aparece cada mañana como lo ha hecho desde siempre, a ese que nutre la tierra usurpada por forestales, que secan los bosques de las Machis, las que curan los males, esos que con sus hierbas saben convertirlas en sabia, su leña se convierte en fuego para calentar el mate que se comparte dentro del vientre, porque la ruka es su vientre, que los cobija a todos. Desde cada ruka siempre hay niños, que temen a las balas que muchas veces por las noches retruenan su dormir, son los defensores de un Estado llamado $hile, sus miradas al lago Budy que los ve crecer, correr y no temer por la limpieza de un niño hijo de ciudadano, sus rostros llevan la tierra, esa que alimenta su conexión con Galvarino, Lemun o Catrileo, o ese etcétera, 200 años de usurpación cultural que no renunciaran, el Lonko lo sabe cuando en la comunidad se deben tomar decisiones, no necesitan ni de los juzgados ni pacos que los persiguen por llevar un kultrun que resuena con la trutruka cuando llegan los no invitados al wualmapu. Porque cuando llegan los niños lloran, siguen tirándoles piedras a la yuta, porque a esos hombres vestidos de verde no le merecen el respeto, solo apatía , se han llevado arrastrada la ñaña o baleado al peñi. Los niños son niños, los pichimalen viven observando y escuchando lo que los sordos ciudadanos demócratas no entienden, porque acá nadie pasa hambre, el trueke se hace entre el peñi labrador, como en el que pesca o sale por los callejones a buscar e inventar el día, entre libre y salvaje, y así, por la opresión de unos pocos poderosos, los muchos no desean esconderse, sino seguir tirando semillas de papas, de trigo, de lechugas y cuanto alimento nos da la Ñuke Mapu, pero renaciendo mil veces, sin utopías ni sueños, simplemente viviendo y existiendo entre esas tierras que siempre han cobijado a sus ancestros y a los que vendrán.

PATRICIO VALLADARES 28


Marzo 2014

MAL DE OJO

FAUNA INTERNA EXPOSICIÓN DE ARTE Pestañas Lisas (Fernanda Pastén) es ilustradora y se dedica al área artística hace más de diez años. Ha formado parte de diferentes agrupaciones y proyectos. Ha realizado más de diez exposiciones a lo largo de su carrera. Hace cinco años que se dedica al dibujo artístico, realizando exposiciones y clases con una visión vivencial y visceral del mundo, a través de imágenes que crea mezclando la naturaleza primordial con la emoción y la oscuridad de los seres vivos. Actualmente se dedica a la ilustración editorial, en donde ya ha participado en tres títulos, de los cuales destacamos "Ejes Imaginarios" de Ana Karina, editado por E-lit. Hoy nos está presentando su trabajo “Fauna interna”, exposición donde los animales y el mundo surrealista se funden, en la sala de exposiciones de Biblioteca viva tobalaba.

http://fernandapasten.wix.com/ilustracion

29

Número 14


MAL DE OJ O Lente de lector Derechos exclusivos de © Editorial E-Lit. Santiago de Chile http://editorialelit.blog.com Correo electrónico: elit.correo@gmail.com Teléfonos: (56) 9-97844084 (56)9-78247700 Agradecemos a todas las personas que colaboraron en este número: Ernesto Kahan, El león de los valles, Jairo Guerra, Silvia Vernengo, Dámaso Manuel Martínez, Juan Águila, José Petermann, Carlos Enrique Saldívar, Eva María Medina, Daniel Rojas Pachas, Patricio Valladares, Pestañas lisas, Tomás Lema y Rodrigo Adasme.

En el ojo del huracán Difusión cultural

Registro fotográfico de Editorial E-Lit. Fabiola Véliz, Juan Aguila, Boris Medel.

Próximo número: PECADOS CAPITALES Envíanos tus colaboraciones a elit.correo@gmail.com Edición general: Editorial E-Lit. Diagramación: Isabel Guerrero Ana Karina 24


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.