Issuu on Google+

Año ii

Dios Contigo

Editorial Querido amigo: Al escribir la editorial para esta ocasión

-

dhh «Mándales que hagan el bien, que se hagan ricos en buenas obras y que estén dispuestos a dar y compartir lo que tienen.» Como siempre... Dios Contigo

Como siempre... Dios Contigo. — Nora González

1


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

A Dios le interesan todos los problemas.

Lo que hace el Espíritu Santo.

nvi «...separados de mí no pueden ustedes hacer nada.» -

¡Persevera!

La ayuda viene en camino Joyce Meyer

-

-

nvi) «Por favor, Señor, ¡ven a librarme! ¡Ven pronto, Señor, en mi auxilio!»

Dios es nuestro ayudador.

«[…] una de las mejores maneras de triunfar en nuestro día es orar […]» 2

3


Tomo viii

Como Siempre...

nvi «¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!»

Dios Contigo

Año ii

-

-

Aprende cómo confiar en tu ayudador.

nvi «me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre.»

«[...] necesitas creer que la ayuda del Señor ya ha sido enviada del cielo y viene en camino.»


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

No se cambia en un instante Gabriela de los Reyes

Estaba confundida. Para aprender más acerca de este tema, ordena la serie de Joyce en dos discos compactos titulada: GPS: Guidance, Provision & Strength (disponible solamente en inglés). También puedes contactarnos para recibir nuestra revista gratuita: Enjoying Everyday Life (disponible solamente en inglés). Llama al: (800) 727-9673 o visita: www.ministeriosjoycemeyer.org. Damas, acompañen a Joyce Meyer en el trigésimo aniversario de la Convención de Mujeres «Ama la Vida», del 20 al 22 de Septiembre en Saint Louis, Missouri. Para más información visiten nuestra página: www.joycemeyer.org/womensconference. Joyce Meyer es autora de éxitos del New York Times y fundadora de los Ministerios Joyce Meyer, Inc. Ha escrito casi 90 libros, que incluye «La batalla de la mente» y «Vive por encima de tus sentimientos» (Ed. Hachette). Es anfitriona del programa de radio y de televisión «Disfrutando la vida diaria», el cual se transmite por cientos de estaciones alrededor del mundo. Para más información, visita www.ministeriosjoycemeyer.org. Nota: Los puntos de vista y opiniones expresados en esta publicación y en el sitio de internet, son aquellos de los respectivos autores, y no necesariamente reflejan los puntos de vista y opiniones de los Ministerios Joyce Meyer.

Ella no sabía de cariño ni amor,

7


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

«Una persona no cambia en un instante, a menos que se dé cuenta de todo lo que el Señor le ofrece [...]»

Un lugar para el Amor. dhh «Yo te entregaré tesoros escondidos, riquezas guardadas en lugares secretos, para que sepas que yo soy el Señor...»

Una nueva vida.

el amor es Dios pdt «No se preocupen; confíen en Dios y confíen también en mí.» «Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.» nvi)] ¿Camino o vereda?

En el río de tu Espíritu...

Cristo Jesús

-

renacer en

dhh «Por lo tanto, el que está unido a Cristo es una nueva persona. Las cosas viejas pasaron; se convirtieron en algo nuevo.» -

Fotografía: Nora María Martínez

9


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

Las

pequeñas

Disfruta y valora lo que tienes.

grandes cosas Daniel Álvarez

nvi «El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco, tampoco lo será en lo mucho.»

Un mensaje divino, ¿a través de un pan? Te quiero compartir mi experiencia en la que Dios me habló

-

-

«[…] la paz que hay en mi corazón es un gran regalo de Dios […]» 11


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

Ama también las cosas sencillas.

«En las cosas pequeñas también pueden estar las mejores experiencias, que suelen ser las más significativas.»

s

Para todo hay tiempo. dhh), tanto trabajar y de tanto preocuparse en este mundo? Toda su vida es de sufrimientos, es una carga molesta; ni siquiera de noche descansa su mente. ¡Y esto también es vana ilusión! Lo mejor que puede hacer el hombre es comer y beber, y disfrutar del fruto de su trabajo, pues he encontrado que también esto viene de parte de Dios.» -

-

-

12

aquel hombre que pueda aprender a amar las cosas pequeñas, podrá amar también las cosas grandes.

-

13


Tomo viii

Como Siempre...

En paz

Año ii

Dios Contigo

¿Cuándo experimenta paz un hijo de Dios?

por

siempre

Puri Reinhart

«La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.» rv60)

La paz de Dios. no es

R.I.P.

-

sí es

Las siglas en inglés R.I.P. se utilizan para abreviar «Rest in peace» -

«La paz que Jesucristo nos da [...] alcanza para la eternidad.»

«mi paz te doy». «...Busca la paz y síguela»1 «Príncipe de paz»2 «Paz a todos ustedes que están en Jesucristo»3

Véase en Salmos 34:14 Véase en Isaías 9:6 3 Véase en 1 Pedro 5:14 1

2

Fotografía: Sofía Gómez

-


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

La realidad no es la verdad, aunque no lo creas

Creer para entender. Lo que vemos, oímos, olemos, gustamos y tocamos, bad «Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.»

León Felipe Ruvalcaba

-

«No entendemos para tener fe sino que tenemos fe para entender.»

1

ellos2

3

Véase en Hebreos 11:1 Véase en Hebreos 12:22 3 Véase en Hebreos 1:14 4 Véase en Salmos 103:20-21 1

2

17


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

Poder que cura.

Fe que cambia. rv60 «...Yo soy el camino, y la verdad, y la vida...» es imposible que Dios mienta 5 es Dios mismo, Jesucristo es Dios

-

-

«...al que cree todo le es posible.» rv60)] Ni las circunstancias ni los hechos han cambiado la Palabra de Dios, pero la Palabra de Dios siempre ha cambiado las circunstancias. 7

Hebreos 6:18 (rv60) Véase en Juan 1:1 7 Véase en Lucas 21:33 5

6

«[…] es importante que conozcas lo que Dios te dice y le creas […]»

19 19


Tomo viii

Como Siempre...

Dios Contigo

Año ii

El juego

activo Sandra Mar

Los padres de familia sabemos que es bueno que los niños jueguen. Sólo hay qué ver lo felices que se sienten, el gasto de energía que logran, y cómo —al final del día— tienen gran apetito y duermen profundamente. Sin embargo, quiero que sepas que el juego tiene otros beneficios adicionales. Los juegos activos, en que los niños se mueven y ejercitan su cuerpo, favorecen el equilibrio, la coordinación, el ritmo, la motricidad, la atención visual y auditiva. Además, favorecen muchos otros aspectos en las relaciones sociales, así como el desarrollo de la iniciativa, la toma de decisiones, el seguimiento de instrucciones y el cumplimiento de reglas y límites, que constituyen la base de una vida académica, profesional y social productivas.

Los juegos tradicionales son una excelente oportunidad para que los niños se diviertan y convivan con sus padres; y no es necesario tener juguetes costosos. Por ejemplo: la matatena desarrolla la coordinación ojo-mano, motricidad fina, memoria a corto plazo y atención; la cuerda trabaja la motricidad gruesa, ritmo y equilibrio; las canicas, además de coordinación motriz fina —base de la escritura—, desarrolla la planeación, seguimiento de instrucciones, competencia y toma de decisiones.

Los juegos en equipo —como el futbol o el basketbol—, son valiosos para las relaciones humanas, porque enseñan a seguir reglas muy precisas, además de favorecer la autoestima, socialización y comunicación asertiva, que son esenciales para promover el valor de la amistad; y, en general, porque ayudan a desarrollar habilidades que son indispensables para la vida, como el respeto, tolerancia y solidaridad. Es por eso que te invito a que enseñes a tus hijos los juegos que tú jugabas. ¡Estoy segura que serán momentos de aprendizaje y convivencia muy divertidos!

«Que nuestros hijos en su juventud, crezcan como plantas frondosas…» Salmos 144:12 (NVI)

21


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

Y, ¡cuánta razón tiene! -

Mantente

-

cerca de Cristo

Vicente Alberto Cázares

¿Sólo para urgencias?

-

Un día me puse a pensar en las tribulaciones

«Cristo nos asegura que escucha y responde nuestras oraciones.»

-

mi nombre, yo lo haré.»

«Lo que pidan en nvi)]

dhh) «Oren en todo momento. Den gracias a Dios por todo, porque esto es lo que él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús.»

22

23


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

Para llegar a Dios. Siempre en contacto.

Si quiereS reStaurar tu corazón

«Dedica cada día un tiempo para conocer la Palabra de Dios y ponla en práctica.»

Padre, vengo ante ti agradecida por tu amor. Te pido perdones mis pecados y recibo tu perdón. Reconozco que Jesús murió por mí en la cruz, y que resucitó al tercer día para darme vida eterna, que ascendió al cielo y que está sentado a tu diestra. Quiero recibir en mi corazón a tu hijo Jesucristo, lo acepto como mi Señor y Salvador, y deseo que reine en todas las áreas de mi vida. En el nombre precioso de Cristo Jesús. Amén.

dhh «Si con tu boca reconoces a Jesús como Señor, y con tu corazón crees que Dios lo resucitó, alcanzarás la salvación. Pues con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se reconoce a Jesucristo para alcanzar la salvación.»


Tomo vii viii

Como Siempre...

¿son

Nuestras creencias,

nuestras?

Martha Elena Tacea

«Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.» 2 Timoteo 1:7 (rv60)

Año ii

Dios Contigo

Mi familia, mis creencias. Si en este momento de tu vida te das cuenta que algunos de tus pensamientos se caracterizan por ser negativos, destructivos, agresivos o pesimistas, y sabes que no son lo mejor para ti; y si algunos de estos pensamientos te han llevado incluso a confrontarte con tu familia y tener problemas, entonces esta es una buena oportunidad para que leas estas líneas, y —a través de ellas— aprendas un poco más acerca de cómo es que los seres humanos pensamos lo que pensamos, y que aun cuando estos estilos de pensamiento parecen ser «muy nuestros», puede que no lo sean tanto. ¿Sabías que la familia es el grupo social donde nacen nuestras más profundas creencias? Desde el discernimiento entre lo que es valioso y lo que no —valores familiares—, hasta el reconocimiento de lo bueno y lo malo —moral familiar. Es en casa donde se gesta el manual para guiar nuestra vida. Mis creencias ¡no son mías! De hecho, las creencias son la causa de que tomemos las decisiones que construyen nuestro estilo de vida, y son poderosas porque están compuestas de ideas, sentimientos y emociones, que vivimos con nuestros padres y hermanos. Además, hemos experimentado nuestras creencias desde que éramos muy pequeños, porque estábamos totalmente abiertos al mundo y lo aceptábamos todo sin dudar, simplemente porque nos lo decían nuestros mayores. Sin embargo, algunas de esas creencias, lejos de construir una buena autoestima y seguridad en nosotros, han favorecido exactamente lo contrario.

Te voy a dar un ejemplo de la manera tan sutil en que se forma una creencia: Aprendemos a pensar que manejar (o tener auto propio) es «algo bueno», porque así nos lo hacen sentir los demás, con comentarios como este —que escuché en una charla de mi mamá con una tía: «—¿Sabes a quién le van a comprar un auto? ¡Pues a tu sobrino Pablo! El pobre tiene qué hacer las prácticas profesionales de su carrera y el lugar donde las realiza le queda ¡tan lejos! de su casa de asistencia, que únicamente con carro puede llevar a cabo todos sus pendientes». Lo deseable y lo indeseable. De esta manera, la idea de que manejar o tener auto propio es algo bueno, y que luego —después de varias repeticiones— se transforma en creencia, termina por convertirse en: una forma de solucionar problemas, un símbolo de adultez, y quizás hasta en un sinónimo de éxito o premio. Así es como manejar un auto se convierte en «deseable». Del mismo modo, la idea de no tener sobrepeso sigue un proceso similar, sólo que en sentido inverso. Es decir, cuando oímos o vemos que los demás atacan la gordura de «otros», terminamos por aceptar —y después creer— que el sobrepeso es algo «indeseable». Ahora ya sabes que de las creencias de nuestros mayores se derivan las nuestras, y que una creencia no es sólo una idea, sino que está compuesta también de sentimientos y emociones —que al fin y al cabo son la sal y pimienta de la vida—, los cuales conforman nuestro estado de ánimo de cada día.

27


Tomo viii

Como Siempre...

Cuidado con lo que piensas.

Para unas relaciones familiares sanas...

Como esposos, padres, hijos o hermanos, debemos darnos cuenta de lo importante que es poner verdadera atención en lo que pensamos —y luego hacemos— en casa; y observar los efectos que tienen en los demás nuestras conductas y creencias. Es primordial averiguar qué es lo que estamos causando en aquellos que amamos. Muchas de estas creencias incluyen sentimientos como vergüenza, culpa y miedo, porque así nos lo inculcaron. Si trasladamos estas creencias «venenosas» a la siguiente generación —a través de su enseñanza en el hogar—, sin atrevernos a cuestionar su validez, entonces reproduciremos un patrón que seguirá dañando la autoestima de nuestros seres queridos. Debemos prestar especial atención a las conductas y creencias que provocan problemas en nuestra familia, sin importar si son de papá o mamá, del abuelo o la abuela. Se trata de poner un alto a esta herencia que forma personalidades pesimistas, opacadas, miedosas o tristes; y promover —por el contrario—, la libertad, el respeto, la amabilidad y la confianza, en cada uno de nuestros actos. Los padres tenemos en nuestras manos unas herramientas grandiosas para detener las creencias destructivas y generar creencias constructivas.

A continuación te propongo algunos «tips» que pueden ayudarte a cambiar tus creencias: 1. Observa tu manera de decir las cosas: ¿Hablas mucho? ¿Hablas muy rápido? ¿Hablas muy alto, casi gritas?... 2. Observa los gestos y posturas que utilizas: ¿Eres agresivo? ¿Eres rudo?... 3. Observa tu actitud de escucha: ¿Te abres a captar lo que te dicen?, o más bien ¿te concentras en contra atacar cuando vas a responder? Atrévete a cuestionar el nivel de congruencia de tus actos. Quizás pueda incomodarte, pero te ayudará para saber si tu comportamiento colabora para que tu familia aprenda a construir un ambiente, en el que se permiten las expresiones emocionales claras, solidarias y respetuosas, y donde se puede expresar la intimidad emocional que lleva —finalmente—, a entenderse uno mismo y entender a los demás. Intentemos crear cada día una sociedad más sana, justa y consciente de que todos necesitamos de todos. Dios nos ha dado los recursos, aprendamos a usarlos. Por mí, por ti y por nuestros seres queridos. «No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que es grato, lo que es perfecto.» Romanos 12:2 (dhh)

Año ii

Dios Contigo

El valor en el Evangelio de Cristo Martín Castillo

¿Cómo descubres el valor? «yendo de camino, entró JeSúS en un pueblo. Una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa. Tenía una hermana llamada María, la cual, sentada a los pies del Señor, escuchaba sus palabras; Marta ocupada en los quehaceres de la casa dijo a Jesús: —Maestro, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en los quehaceres? Dile que me ayude. El Señor le respondió: —Marta, Marta, te preocupas y te inquietas por muchas cosas, cuando una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y no se la quitarán.» bnp)]

-

29


V Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

Lo primero es lo primero.

Por sobre todas las cosas.

El mandamiento supremo.

pdt «Así que no se preocupen ni digan: "¿Qué vamos a comer?" o "¿Qué vamos a beber?" o "¿Qué ropa vamos a usar?" La gente que no conoce a Dios trata de conseguir esas cosas, pero ustedes tienen a su Padre en el cielo que sabe que necesitan todo esto. Así que, primero busquen el reino de Dios y su justicia, y se les dará todo lo que necesitan. No se preocupen por el día de mañana, porque el mañana traerá sus propias preocupaciones. Cada día tiene ya sus propios problemas.»

tla) «Jesús le dijo: —Lo importante es que tú vayas ahora mismo a anunciar las buenas noticias del reino de Dios. ¡Deja que los muertos entierren a sus muertos!»

nvi «Uno de los maestros de la ley se acercó y los oyó discutiendo. Al ver lo bien que Jesús les había contestado, le preguntó: —De todos los mandamientos, ¿cuál es el más importante? —El más importante es: "Oye, Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señor —contestó Jesús—. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas." El segundo es: "Ama a tu prójimo como a ti mismo." No hay otro mandamiento más importante que éstos.»

-

-

-

«[…] Jesús nos enseña que el valor es ese don espiritual que recibiste de Dios […]»

«[…] para Jesús, el valor tiene que ver precisamente con la excelencia […]»

-

este amor tiene una característica especial de entrega total, que el

31


Tomo viii

¿Sabes qué hacer?

tla), «Jesús le dijo al enfermo: "Levántate y ponte en medio de todos." Luego, les preguntó a los que estaban allí: "¿Qué es correcto hacer en sábado: el bien o el mal? ¿Salvar una vida o destruirla?" Pero nadie le contestó. Jesús miró con enojo a los que lo rodeaban y, al ver que eran muy tercos y no tenían amor, se puso muy triste. Entonces le dijo al enfermo: "Extiende la mano." El hombre extendió la mano, y la mano le quedó sana.»

Como Siempre...

«El valor se convierte en virtud cuando se hace vida […]»

Año ii

Dios Contigo

Cumplir en todo la voluntad del Padre.

Dale el uno al uno.

ntv «"Abba, Padre , todo es posible para ti. Te pido que quites esta copa de sufrimiento de mí. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía".»

cst «Respondió Jesús: Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá. Porque nadie que vive y cree en mí morirá para siempre. ¿Crees esto, Marta? Sí, Señor, yo he creído que tú eres el Cristo que esperábamos, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.» «Le dijo Jesús: ¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?»

-

32

«Todo el día, todos los días, ten presentes tus tres amores: a Dios, a tu prójimo y a ti [...]»

33


Tomo viii

Como Siempre...

Hoy te lo quiero decir

Año ii Año ii

Dios Contigo

Teresa Barrón

Querido hijo Hoy me encontré una fotografía tuya

-

dhh «Un amigo es siempre afectuoso, y en tiempos de angustia es como un hermano.» -

nvi «Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.»

*** Nunca es tarde para enmendar un error. -

-

«Los hijos que tenemos son un regalo de Dios.»

tla)]


Tomo viii

Como Siempre...

Dios Contigo

Año ii

¿Se acerca el fin

del mundo? Roberto Yenny

En un especial de televisión se comentó que el 2011 había sido un año excepcional en catástrofes naturales —inundaciones, terremotos, entre otros—, guerras civiles, inseguridad, muerte y deterioro ecológico. Las «tan llevadas y traídas» profecías de Nostradamus, lo que han dicho de la profecía de los Mayas y los anuncios milenaristas de muchos predicadores que pretenden saber cuándo será el final, sólo provocan en algunas personas angustia y ansiedad. Sin embargo, no hay manera de conocer con exactitud la fecha del final de los tiempos. En el Evangelio, cuando Jesús anunció las señales que acompañarían el fin del mundo (Véase en Lucas 21:5-36), no tenía la intención de dar una fecha exacta, sino que urgía a estar siempre alerta —siempre preparados—, pues precisamente era imposible saber «el día y la hora». (Véase en Mateo 24:36-39)

Jesús nos advierte en Mateo 24:42-44 (dhh): «Manténgase ustedes despiertos, porque no saben qué día va a venir su Señor. Pero sepan esto, que si el dueño de una casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, se mantendría despierto y no dejaría que nadie se metiera en su casa a robar. Por eso, ustedes también estén preparados; porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.» Hasta cierto punto me parece comprensible que Jesús no nos revelara el día y la hora. Eso podría movernos al pánico, a una conversión «convenenciera» o a pensar: «¡Já! No me tocará a mi». En realidad, nuestro encuentro definitivo con Dios, la «rendición de cuentas» y el examen final sobre el mandamiento del amor (Véase en Mateo 25:31-46), se dará el día de nuestra propia muerte. Una fecha bastante «personalizada» y que nos exige una preparación seria e intransferible. Se trata de vivir plenamente, aquí y ahora. No dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. Cada jornada que empezamos es una oportunidad para «sembrar» lo que queremos «cosechar» más tarde.

Fotografía: Nora María Martínez

¿Se acerca el fin del mundo? Llevamos ya muchos siglos como humanidad, y la historia de salvación que Dios ha ido escribiendo a nuestro favor está por llegar a su plenitud. ¿Cuánto tiempo falta? Pues mientras no lo apresuremos con una guerra nuclear o con desastres ecológicos, será cuando Dios lo tiene pensado como más conveniente.

Estemos preparados, asegurémonos de estar jugando «con el equipo correcto». De estar viviendo el mandamiento del amor. De estar sembrando y trabajando nuestros talentos. Así podremos desear y decir cada día con mucha sinceridad, como está escrito en Apocalipsis 22:20: «…¡Ven, Señor Jesús!»

37


Tomo viii

Como Siempre...

Crecimiento

Año ii

Dios Contigo

Soy un cristiano maduro.

La historia de Pablo.

espiritual

-

-

Alfonso Ramón Solís

Maduro ¿yo? ¿Sabes cuándo me di cuenta que estaba envejeciendo?

«Imítenme a mí, como yo imito a Cristo.» nvi)]

-

-

«[…] la vejez […] no nos lleva necesariamente a lograr la madurez espiritual.» 39


Tomo viii

Como Siempre...

Dondequiera

que estés

Opciones para servir. -

José Adán Meléndez

Expo servicio.

Año ii

Dios Contigo

Los «stands» de Dios.

-

¿Has ido alguna vez a una expo?

-

«[…] todas las oportunidades son buenas para servir a Dios.»

Fotografía: Wikimedia Autor: Camr


Tomo viii

Como Siempre...

AĂąo ii

Dios Contigo

Si quieres servir a Dios puedes hacerlo [‌] según tus talentos [‌] Fotografía: Sofía Gómez

No es asĂ­...

Desde tu trinchera.

Receta para preparar

Ensalada de Tomate y Manzana

nvi ÂŤ...reconoce al Dios de tu padre y sĂ­rvele de todo corazĂłn y con buena disposiciĂłn, pues el SeĂąor escudriĂąa todo corazĂłn y discierne todo pensamiento...Âť.

-

-

nvi ÂŤNunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al SeĂąor con el fervor que da el EspĂ­ritu.Âť

-

-

Ingredientes: ä7RPDWHVJUDQGHV ä0DQ]DQDVURMDVFRQF£VFDUD ä0DQ]DQDVYHUGHVFRQF£VFDUD ä7DOORVGHDSLR äJGHTXHVRSDQHODOLJKW äJGHQXH]WURFHDGD ä&HEROODFUXGDDOJXVWR ä-XJRGHOLP¾QDOJXVWR ä$FHLWHGHROLYDDOJXVWR ä6DO\SLPLHQWDDOJXVWR

Procedimiento: ä/RVWRPDWHVODVPDQ]DQDVHODSLRODFHEROOD\HO queso, se cortan en cubos de aproximadamente 2 cm —no mås pequeùos. ä/XHJRVHYDF¯DQWRGRVORVLQJUHGLHQWHVVHDJUHJD la nuez, y se integran en un bowl o tazón. ä)LQDOPHQWHVHDGHUH]DFRQVDOSLPLHQWDMXJRGH limón y aceite de oliva, al gusto.

ÂŤHagan suyas las necesidades del pueblo santo; reciban bien a quienes los visitan.Âť Romanos 12:13 (dhh)

LilĂ­ Davy


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

La verdadera libertad. Desde tiempos inmemorables -

«lobo de sí mismo».

Libertad humana,

libertad Divina

Francisco Javier Gómez

«Ya no importa el ser judío o griego, esclavo o libre, hombre o mujer, porque unidos a Cristo Jesús, todos somos uno solo.» (dhh)

Dios, Derechos Humanos y Libertad.

«[…] la mayor libertad es aquella que produce felicidad y realización […]»


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo

Ya estaba escrito.

«Cristo nos dio libertad para que seamos libres. Por lo tanto, manténganse esclavitud.»

dhh)]

dhh «¡Ay de ustedes, que dictan leyes injustas y publican decretos intolerables, que no hacen justicia a los débiles ni reconocen los derechos de los pobres de mi pueblo, que explotan a las viudas y roban a los huérfanos!»

«[…] la vida, la libertad y la seguridad son derechos concedidos por Dios […]»

dhh «No andes con chismes entre tu gente. No tomes parte en el asesinato de tu prójimo. Yo soy el Señor. No abrigues en tu corazón odio contra tu hermano. Reprende a tu prójimo cuando debas reprenderlo. No te hagas cómplice de su pecado. No seas vengativo ni rencoroso con tu propia gente. Ama a tu prójimo, que es como tú mismo. Yo soy el Señor.»

«[...] el matrimonio y la familia son designios de Dios, establecidos desde los primeros tiempos [...]»

-

-

-

dhh «Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos llegan a ser como una sola persona.»

dhh «La tierra no debe venderse a perpetuidad: la tierra es mía, y ustedes sólo están de paso por ella como huéspedes míos. Por lo tanto, para cualquier terreno que ustedes tengan en propiedad, deben conceder a los dueños anteriores el derecho de volver a comprarlo. Si uno de tus compatriotas se queda en la ruina y te vende alguno de sus terrenos, su pariente más cercano podrá venir y rescatar lo que su pariente había vendido.»


Tomo viii

Como Siempre...

Estipulado por Dios desde el principio.

La libertad según Dios.

DUDH

-

-

-

dhh

«... si ustedes se

mis discípulos; conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.»

dhh «... mi Padre siempre ha trabajado, y yo también trabajo.»

dhh

«Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.»

Dios Contigo

Año ii


Tomo viii

Como Siempre...

Dios Contigo

A単o ii


Tomo viii

Como Siempre...

Año ii

Dios Contigo Dios Contigo Tomo viii Año ii Lic. Nora González Rodríguez Directora General Comité Editorial y Colaboradores Pastor Daniel Álvarez Valenzuela Asesor Doctrinal

Joyce Meyer Escritora y Maestra de la Palabra Colaboración Especial

Pastora Rosalba Álvarez Asesora Doctrinal

P. Roberto Yenny García Rector del Seminario Conciliar de Tampico Colaboración Especial

Lic. Martín Castillo González, m.e. Editor Responsable

Pastor León Felipe Ruvalcaba Espinoza Colaborador

Sofía Gómez González Redacción y Procesos Técnicos

Pastora Puri Reinhart Colaboradora

Lic. Sandra Luz Mar, m.e. Creatividad y Corrección de Estilo

Gabriela de los Reyes Tristán Colaboradora

C.P. Nora Gómez González Relaciones Públicas

Vicente Alberto Cázares Gaytán Colaborador

Alfonso Ramón Solís Gutiérrez Colaborador

Matha Elena Tacea Torres Colaboradora

José Adán Meléndez Ávalos Colaborador

Teresa Barrón Ibarra Colaboradora

Lilí Fabia Davy Cobos Colaboradora

Francisco Javier Gómez Pérez Colaborador

Dios Contigo es una publicación que se edita de manera trimestral. Certificado de Licitud de Título en trámite, Certificado de Licitud de Contenido en trámite, Certificado de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo en trámite. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos o imágenes que se incluyen en este ejemplar sin el previo consentimiento de la empresa editora. Diseño e impresión: Triciclo Creative Studio, tiraje : 1000 ejemplares.


DC_Revista