Page 1

Nº 59 Invierno 2008 / 2009 - 3,00 €

CRISIS GLOBAL crisis financiera, ecológica y social

Tiburones Fotovoltaica Huerta de Valencia Derechos humanos Privatización del agua 10 años de Ecologistas en Acción


nº 59 invierno 2008/2009

Crisis global 18 Crisis financiera: ¿el fin del capitalismo?

Hace falta un sistema económico basado en la equidad, sostenibilidad y solidaridad, por Daniel López Marijuán

22 Crisis global

Claves para entender la crisis del capitalismo de casino, por Ramón Fernández Durán, Luis González y Luis Rico

27 Llegan las rebajas ambientales

Recortes en medio ambiente con el pretexto de la recesión económica, por Ecologistas en Acción

30 ¿Quién cabe en el mundo?

Desarrollo y huella ecológica, por Carlos Fernández Liria

18

Tejiendo alternativas

32 Construyendo redes, creando alternativas

Primer Encuentro de Movimientos por el Decrecimiento en Catalunya, por Jaume Grau

34 2009: cambiar Europa

Foro Social Europeo de Malmö, por Ramón Fernández Durán y Tom Kucharz

36 Soberanía alimentaria, la única alternativa

5ª conferencia de Vía Campesina, por Guillem Sànchez/La Directa

37 La energía fotovoltaica en España

Luces y sombras de la nueva legislación, por Rodrigo Irurzun

40 Haciendo historia

10 años de Ecologistas en Acción, por Santiago Martín Barajas y Theo Oberhuber

45 Tiburones

34

37

54

40

56

45

Un tercio de las especies europeas, en peligro, por Marc Aquino

48 La Saladilla de Peñíscola

Apenas existen 200 ejemplares, por José Ignacio López-Colón

50 La Huerta de Valencia

Amenazas sobre un entorno único en Europa, por Vicent Tamarit

52 Reflexiones sobre la crisis del petróleo

7ª Conferencia sobre el cenit del petróleo, por Pedro Prieto

54 La privatización del Canal de Isabel II Privatización del agua en Madrid, por Santiago Martín Barajas y Erika González

56 Los Derechos Humanos

60 años después de su Declaración Universal, se incumplen de forma generalizada, por Najib Abu-Warda

59 Alcaldes contra parques naturales

Vuelve el dilema conservación-desarrollo, por Juan Clavero

SECCIONES FIJAS

5 6 16 60 61 62 64

Editorial En Acción Internacional Libros Consumo: Capitalismo llorón Conocer para proteger: Lagunas de Baena (Córdoba) Tenderete

ÍNDICE TEMÁTICO

Puedes obtener un índice temático de todos los números de la revista en: www.ecologistasenaccion.org/revista/indice/


nº 59 - invierno 2008/2009 Edita: Ecologistas en Acción Equipo de redacción: Laura Andrés, José V. Barcia, Carlos Corominas, José Luis García, Igor Gómez, Yayo Herrero, Theo Oberhuber, Paco Segura Producción, diseño y maquetación: Ecologistas en Acción Colaboran en este número: Marc Aquino, Najib Abu-Warda, Juan Clavero, ConsumeHastaMorir, Elena Díaz, Julio Díaz, Ramón Fernández Durán, Carlos Fernández Liria, Erika González, Luis González, Jaume Grau, Rodrigo Irurzun, Tom Kucharz, José Ignacio López-Colón, Daniel López Marijuán, Iñaki López, Santiago Martín Barajas, Theo Oberhuber, Pedro Prieto, Luis Rico, Guillem Sànchez/La Directa, Vicent Tamarit. Administración: Noelia Carreras, Alejandra Herrero, Esperanza López de Uralde.

Andalucía: Parque San Jerónimo, s/n, 41015 Sevilla Tel./Fax: 954903984 andalucia@ecologistasenaccion.org

Aragón: C/ Cantín y Gamboa 26, 50002 Zaragoza

Tel./Fax: 976398457 aragon@ecologistasenaccion.org

Asturies: C/ San Ignacio 8 bajo, 33205 Xixón

Tel: 985337618 asturias@ecologistasenaccion.org

Canarias: Paseo de Chil 13, 35014 Las Palmas de Gran Canaria Tel: 928362233 - 922315475 canarias@ecologistasenaccion.org

Cantabria: Apartado nº 2, 39080 Santander

Tel: 942240217 cantabria@ecologistasenaccion.org

Castilla y León: Apartado nº 533, 47080 Valladolid Tel: 983210970 castillayleon@ecologistasenaccion.org Castilla-La Mancha: Apartado nº 322, 19080 Guadalajara Tel: 659155339 castillalamancha@ecologistasenaccion.org

Catalunya: Can Basté - Passeig. Fabra i Puig 274, 08031 Barcelona catalunya@ecologistesenaccio.org

Ceuta: C/ Isabel Cabral nº 2, ático, 51001 Ceuta

ceuta@ecologistasenaccion.org

Comunidad de Madrid: C/ Marqués de Leganés 12, 28004 Madrid Tel: 915312389 Fax: 915312611 comunidaddemadrid@ecologistasenaccion.org

Portada: Ilustración: Kalvellido www.kalvellido.net

Euskal Herria: C/ Pelota 5, 48005 Bilbao

Imprime: Impresos y Revistas, S.A.

Tel: 609681976 extremadura@ecologistasenaccion.org

Distribución en España: COEDIS - Avda. de Barcelona, 225, 08750-Molins de Rei Tel. 93 680 03 60 Publicidad: Valentín Ladrero 91 531 23 89 607 238 267 Paco Segura 91 896 98 05 Esperanza López: 91 531 27 39 C/Marqués de Leganés 12 28004 Madrid publicidad@ecologistasenaccion.org Suscripciones y redacción: Marqués de Leganés 12 28004 Madrid Tel. 915312739 Fax: 915312611 revista@ecologistasenaccion.org www.ecologistasenaccion.org

Tel: 944790119 euskalherria@ekologistakmartxan.org

Extremadura: C/ Vicente Navarro del Castillo bl.A ptal 14, 06800 Mérida La Rioja: C/ Carnicerías 2, 1º, 26001 Logroño

Tel./Fax 941245114 larioja@ecologistasenaccion.org

Melilla: C/ Colombia 17, 52002 Melilla

Tel: 630198380 melilla@ecologistasenaccion.org

Navarra: C/ San Marcial 25, 31500 Tudela Tel: 626679191 navarra@ecologistasenaccion.org País Valencià: C/ Tabarca 12 entresol, 03012 Alacant Tel: 965255270 paisvalencia@ecologistesenaccio.org

Región Murciana: C/ José García Martínez 2, 30005 Murcia

Tel: 968281532 - 629850658 murcia@ecologistasenaccion.org

ISSN 1575-2712 Dep. Legal: Z-1169-1979 Ecologistas en Acción agradece la reproducción y divulgación de los contenidos de esta revista siempre que se cite la fuente. Esta revista ha recibido una subvención de la Direccion General del Libro, Archivos y Bibliotecas para su difusión en bibliotecas, centros culturales y universidades de España, para la totalidad de los números editados en el año 2008

Esta revista es miembro de ARCE (Asociación de Revistas Culturales Españolas) y de FIRC (Federación Iberoamericana de Revistas Culturales)

Los beneficios de la venta de esta revista se destinan íntegramente a Ecologistas en Acción, organización sin ánimo de lucro declarada de Utilidad Pública (13-6-97) Impresa en papel 100% reciclado, blanqueado sin cloro

4

Foto: Ecologistas en Acción


Lo mejor que tenemos

H

an pasado diez años desde que, tal y como señala uno de los documentos que se manejaron en los momentos previos a la constitución de Ecologistas en Acción, “a numerosas personas del movimiento ecologista les viniera dando vuelta en la cabeza la necesidad de crear una gran organización ecologista a nivel estatal”.

No se partía de la nada. Desde hacía tiempo en varias organizaciones venían confluyendo personas que se reclamaban del ecologismo radical y del conservacionismo, dando cuerpo a un modelo de ecologismo social que unía la preocupación por los territorios, por la vida que albergan y por la equidad y justicia social. Después de esta década tenemos una organización que, aunque todavía tiene mucho delante por construir, ha realizado un importante camino. Ecologistas en Acción juega un papel importante en el movimiento ecologista español y es referencia en muchos campos del activismo social, entendido éste en un sentido amplio. Siendo pocos y pocas para la que está cayendo, hay que ver el ruido que metemos. En este breve espacio, queremos dedicarle un instante a valorar, al margen de la eficacia de nuestro activismo en lo concreto, el hecho que supone la propia existencia de Ecologistas en Acción. En estos tiempos, en los que los movimientos, asociaciones y partidos políticos se dividen constantemente, uno de los grandes logros de nuestra organización ha sido darle la vuelta a esa tendencia. No ha sido fácil conseguirlo y no es fácil mantenerlo. La articulación de diferentes miradas, desde el ecologismo más político al más conservacionista, desde el activismo en lo más local hasta las luchas globales, desde las tensiones entre las diferentes formas de estar en la calle o en las instituciones, desde la visión de las mujeres a las de los hombres, desde las diferentes identidades territoriales, desde la sensibilidad insular a la continental… Somos una sopa que se tiene que cocinar con mimo para que sus muy variados ingredientes den lo mejor de sí mismos y aporten su sabor específico a un plato común. Para conseguir esta sinergia, se han puesto en marcha mecanismos de construcción colectiva, discusión y debate; de toma de decisiones basadas mayoritariamente en el consenso con los tiempos que éste precisa; se ha respetado la independencia y la soberanía de cada grupo con la inevitables fricciones que se producen; se han puesto en marcha mecanismos activos de resolución de conflictos, que aunque no aseguran finales felices, sí que los posibilitan. Construir otros mundos posibles requiere, desde ya, construir organizaciones que se articulen alrededor de los principios que defendemos para el conjunto de la sociedad. En Ecologistas en Acción hemos podido comprobar cómo las tensiones que se producen a causa de la diversidad –y que en lo cotidiano resultan a veces tan cansinas– o cómo las interminables discusiones de posicionamiento en las que surgen innumerables matices y visiones, terminan llevando a encontrar equilibrios en los que muchos y muchas nos reconocemos. Cuando la lógica del sistema lleva a la fracción, al aislamiento y a la hiperespecialización, hemos podido crear un espacio de unión, de síntesis, de integralidad, en donde lo mejor que tenemos son nuestros compañeros y compañeras, sus conocimientos, su inteligencia, su ilusión, su trabajo, sus ganas de aprender, su experiencia o la frescura de su inexperiencia. Que dure esta experiencia de caminar en tan buena compañía. 

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

5


En Acción Elogio de la lucidez Elena Díaz Ha muerto Antonio Estevan y con su desaparición hemos perdido una de las mentes más lúcidas del ecologismo. Lo que muchos le agradecíamos a Antonio era la sencillez y claridad con que enfocaba cualquier problema, hasta el punto de hacerlo rápida y totalmente comprensible por muchas complicaciones técnicas que pudiera tener. De sus análisis se deducían siempre respuestas o alternativas sencillas, lógicas, de sentido común, de cajón. Pero no era sólo un gran comunicador capaz de explicar sus amplios conocimientos de forma conveniente a los no iniciados, sino que su claridad expositiva era fruto de una forma de pensamiento radical entrenada en desentrañar, mediante un razonamiento riguroso, lo esencial de cada situación y de cada problema. Su mente penetraba en la realidad como un bisturí que limpiamente llegaba hasta el núcleo, hasta su mismo corazón, dejando a un lado toda la hojarasca ideológica y erudita para alcanzar su esencia y mostrarla desnuda, sencilla, fácil y asequible, destapando de esta forma las mentiras de los grandes proyectos que los políticos corruptos nos quieren vender como la panacea universal. Por eso, su enfoque de los temas siempre tenía la frescura de la novedad, de lo no trillado y la radicalidad y el rigor que se desprende de la adecuación del pensamiento con la realidad. Sus alternativas tenían por ello la virtud de ser prácticas y sencillas, a la vez que profundamente revolucionarias. Esta lucidez, que en palabras de José Manuel Naredo le hizo ser “terror de po-

6

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

líticos maniobreros y de técnicos serviles e incompetentes” se muestra en todos los temas sobre los que trabajó y pensó. También en sus estudios y alternativas sobre el sistema de transporte, que han impregnado la teoría y la práctica de Ecologistas en Acción en esta área. El libro que escribió junto con Alfonso Sanz, Hacia la Reconversión Ecológica del Transporte en España (La Catarata, 1996) es considerado la biblia por los ecologistas que hemos bregado con estos temas, con su visión de un sistema de transporte, motorizado y a gran escala, radicalmente enfrentado al funcionamiento de la naturaleza, y con un crecimiento desbocado, causa y consecuencia a la vez de la globalización económica. Pionero en plantear la alternativa 0 a los megaproyectos de infraestructuras de transporte, nos dio una lección al oponerse a todas las alternativas existentes a la autovía de Valencia a su paso por las hoces del Cabriel, demostrando la futilidad de una obra faraónica y destructiva que servía para ganar 5 minutos de tiempo en el trayecto entre Madrid y Valencia. Reveladores han sido también sus estudios sobre la siniestralidad en la carretera, al plantear las “matanzas diarias del tráfico” como “algo muy distinto a una acumulación de fatalidades de responsabilidad individual” y apuntar directamente a las industrias del ramo y a las administraciones como responsables de unas muertes que se podrían evitar con políticas adecuadas (Visión Cero) y, estableciendo paralelismos con la industria del tabaco, considerar la posibilidad de incriminarlos judicialmente por ello (“Una Matanza calculada”, El Ecologista nº 33, noviembre 2002). Su profundo conocimiento del funcionamiento del sistema de transporte le lleva a la conclusión de que no es posible la conciliación entre transporte y medio ambiente: “No existe el transporte mecanizado masivo respetuoso con el entorno, ni la movilidad sostenible, si se está aludiendo a la movilidad motorizada masiva” lo que le lleva a considerar el transporte como una enfermedad: “El transporte es, efectivamente, la gran enfermedad de los ecosistemas en nuestra época y se está convirtiendo en la principal dolencia del ecosistema global”. Así critica las políticas desarrollistas de transporte reafirmando la máxima de que “la creación de nuevas infraestructuras genera más tráfico y traslada los puntos críticos -con congestión incrementada- de unos a otros lugares de las ciudades” proponiendo lo que él llama la gestión activa de la congestión: hoy suprimo un carril aquí, mañana quito un paso subterráneo por allá… Si la ampliación del viario genera más tráfico, la

reducción del mismo podría ser “la vacuna contra la enfermedad del transporte” (La enfermedad del transporte, 2004). Una última muestra que su lucidez nos ha dejado ha sido el artículo que sobre los biocombustibles escribió para esta revista: “Último acto: el coche devora el planeta”, (El Ecologista, primavera 2008), donde denuncia que “los biocombustibles no constituyen una política de lucha contra el cambio climático, sino contra la escasez de combustible para los automóviles”, y que puede haber llegado el momento de decidir si nos quedamos sin carburante o ponemos la agricultura del planeta al servicio del automóvil. Ese monstruo que según Buchanan estamos alimentando, “ahora nos exige… que le entreguemos también nuestra comida. Y probablemente estamos dispuestos a hacerlo”. En las batallas a las que nos enfrentemos en el futuro, ya no podremos contar con su crítica acerada ni con su sabiduría, pero nos ha dejado el gran patrimonio en su pensamiento, siempre desvelando las mentiras que los poderosos urden para hacernos comulgar con ruedas de molino.

Adiós a un muy buen amigo y compañero: Antonio Estevan Ramón Fernández Durán Antonio se nos ha ido el 19 de septiembre, anunciándonos de esta forma tan triste el otoño inminente. Ha sido un golpe duro, aunque esperado, para todos los que le queríamos y para quienes le valorábamos por su implicación con los movimientos sociales y sus aportaciones de todo tipo a la lucha ecologista y social. Antonio acompañó desde sus inicios el transitar del movimiento ecologista en el Estado español, y ha sido uno de sus baluartes teóricos más importantes a lo largo de sus casi cuarenta años de existencia. Desde la creación de AEORMA, pasando por Aedenat, hasta llegar a Ecologistas en Acción. Yo le he conocido y tratado a lo largo de todo ese trayecto y quisiera ahora expresar algunas experiencias y sentimientos compartidos, para intentar transmitir la importancia de las aportaciones hechas por Antonio. Continúa en...

 ecologistasenaccion.org/antonio_estevan


La ampliación de la M-30 es ilegal La justicia da la razón a Ecologistas en Acción. Tarde, como siempre, pero al menos es una victoria moral frente al Ayuntamiento de Madrid, que con una tremenda prepotencia llevó a cabo esta obra –la más cara acometida por una corporación municipal– sin evaluación de impacto ambiental, y vulnerando diversas leyes de protección de la salud y el patrimonio cultural. El juzgado admite todos los argumentos de la organización ecologista y rechaza la totalidad de los defendidos por el Ayuntamiento. Así, concluye que era imprescindible la realización previa de un estudio de impacto ambiental, que no es de recibo el “troceado” en diversos proyectos para eludir este procedimiento. También, que el hecho de que sea una vía urbana o no

(el Ayuntamiento llama ahora a la autovía “Calle 30”) resulta irrelevante, puesto que en todo caso su reforma –y más si es del calibre de la que se realizó– tenía que someterse a este precepto legal. Es cierto que el Ayuntamiento ha dicho que va a recurrir la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Pero lo va a tener difícil. Antes de emitir su sentencia, el juez elevó una cuestión prejudicial a la más alta instancia judicial de la Unión Europea, el Tribunal de Luxemburgo, el cual en julio de 2008 dictó una sentencia también muy contundente contra el Ayuntamiento. Ahora, el pronunciamiento y los argumentos del Tribunal Europeo han sido incorporados a la sentencia del tribunal madrileño, por lo que son muy

Falta de aplicación del Convenio de Aarhus en las administraciones valencianas durante ese año solamente dos habían contemplado el preceptivo Plan de Participación Pública para que los ciudadanos puedan plantear sugerencias y consultas a través de sus organizaciones sociales en las primeras fases de elaboración del PGOU, y cuando todas las opciones estén abiertas. En la mayor parte de los casos la única participación pública es el derecho a presentar alegaciones a los documentos finales, cuando ya es muy difícil plantear alternativas. El Convenio de Aarhus se incumple sistemáticamente en su artículo 8 que establece la posibilidad para las organizaciones ecologistas de participar en la elaboración de planes y programas relativos al medio ambiente, ya sea directamente, o a través de los órganos consultivos. La valenciana debe ser la única administración en la que ninguna organización ecologista está representada en los órganos consultivos de la Conselleria de Medio Ambiente (Consejo Asesor de Participación de Medio Ambiente, CAPMA, Consejos de Caza, etc.). El exconseller Blasco liquidó de un plumazo esa participación, excluyendo a los ecologistas, e incluso expulsó a la universidades públicas. Cuanto menos críticos haya mejor, aunque se conculquen leyes y convenios.

 ecologistasenaccion.org/spip.php?article12599 Agur Eva Eva Dolado Galíndez se nos ha ido un miércoles 15 de octubre, a sus 45 jóvenes años. Temprano, casi sin empezar el otoño, como se van algunos seres de la naturaleza, sin conocer el invierno. Compañera durante muchos años en los Comités Antinucleares y Ecologistas (en el de Irala, por más señas) y más tarde en EKI, alegre comparsera en Bizizaleak (y nuestra txupinera cuando tocó serlo), amiga siempre… su camino había tomado otros derroteros personales y sociales, pero seguía siendo una de las nuestras. Para quienes tuvimos el placer de conocerla y compartirla, el abrazo solidario que intercambian l@s amig@s en los momentos en que la vida presenta su cara más amarga. Para quienes, sin conocerla, hoy comparten su pelea, la lección de que andamos un camino que otr@s abrieron y otr@s seguirán mañana. Y que nuestro disfrute hoy está en caminarlo. Eva, fuiste una de las muchas semillas del árbol de Ekologistak Martxan. Las hojas y frutos que hoy pueblan sus ramas te lo agradecen.

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

En Acción

Si el Estado español incumple las determinaciones del Convenio de Aarhus sobre acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente (ver El Ecologista nº 58), las administraciones valencianas no le van a la zaga. Son frecuentes las denegaciones al acceso a la información ambiental de Ayuntamientos y Consellerias. La plataforma Fórmula Verda no pudo acceder al proyecto de construcción del circuito urbano de Fórmula 1 en Valencia. En muchos casos la única justificación que dan es que esa información está protegida por los derechos de propiedad intelectual, siendo una burda excusa para denegar la información. No ha habido ningún desarrollo legislativo para desarrollar la ley 27/2006 que traspone las directivas que recogen el Convenio de Aarhus, en aquellos temas de competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas (urbanismo y ordenación del territorio, medio ambiente...). Precisamente en urbanismo el Convenio de Aarhus es un auténtico desconocido, para Ayuntamientos y Generalitat. En un informe que Ecologistes en Acció hizo sobre la aprobación de los PGOU en 2007 se concluyó que de los 28 municipios que habían tramitado ese instrumento

difícilmente cuestionables. Ecologistas en Acción se congratula de esta sentencia, pero no puede sino constatar cómo nuestro sistema judicial no permite en la práctica la defensa del medio ambiente, ni de la salud y bienestar de la población. A pesar de que los recursos han sido interpuestos antes del inicio de las obras, no se ha podido evitar la ejecución del proyecto ni que los vecinos sufrieran una larga tortura de más de dos años (en los que muchos llegaron a abandonar sus viviendas) por la forma en la que se realizaron los trabajos (ruidos nocturnos, zanjas, vallas, afecciones respiratorias, etc.).

7


En Acción 8

El Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria acaba de ser parcialmente anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. El fallo estima el recurso de Ben Magec-Ecologistas en Acción de Canarias y deja en el aire proyectos como la nueva carretera de La Aldea a Agaete y el puerto deportivo de Bahía Feliz, la tangencial de Telde, entre otros. La Justicia ha anulado todas las determinaciones del Plan Insular de Ordenación (PIO) de Gran Canaria que la organización consideraba ilegales en el recurso que presentó contra la aprobación definitiva de 2003. La sentencia deja en el aire los artículos que regulan la zonificación del suelo clasificado como Bb3 en la vega agrícola de Gáldar, los corredores viarios previstos entre Jinámar y el aeropuerto (tangencial de Telde), entre Ingenio, Agüimes y Vecindario y entre Agaete y La Aldea, los puertos deportivos turísticos de alta capacidad, y en concreto el del litoral de Bahía Feliz, la ampliación del puerto de Arinaga y la extracción de arena del banco submarino situado en Pasito Blanco. La sentencia anula todas estas determinaciones por el principio de congruencia, que impide imponer un castigo mayor que el propuesto por el denunciante, ya que en su exposición concluye que “la falta de declaración de impacto ambiental determina la nulidad del Plan Insular” grancanario. Y es que la Sala había detectado también, de oficio, que el PIO de 2003 carece de evaluación de impacto ambiental, un defecto por el que anuló este año el anteproyecto del plan territorial de carreteras del Norte. Es una buena noticia para el medio ambiente de la isla y una bofetada a la administración que en demasiadas ocasiones elude la legalidad ambiental. 

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Circo Romano de Toledo. Foto: Ecologistas en Acción

Los tribunales abofetean a la administración Gran Canaria

Se crea el Área de Patrimonio Histórico y Arqueológico de Ecologistas en Acción El Estado español cuenta con un rico patrimonio histórico y arqueológico, fruto de la intensa actividad humana desarrollada en su territorio desde hace varios miles de años, y por su ubicación en un cruce de continentes y culturas. Nuestro territorio ha sido receptor de numerosos pueblos que llegaron y se establecieron, dejando su impronta. Sin embargo, ese patrimonio se encuentra bastante abandonado por parte de las administraciones responsables de su conservación y gestión, sufriendo un cúmulo de constantes agresiones, muy superior incluso al que soporta nuestro ya castigado medio natural. Ello es en buena parte debido a la casi inexistencia de un movimiento social que lo defienda y denuncie su destrucción, a diferencia de como ocurre en el caso del medio natural. De esta manera, el patrimonio histórico y arqueológico se sigue destruyendo día tras día, con la agravante de que la mayor parte de la sociedad ni siquiera es consciente de esta situación. Se han producido agresiones sobre el patrimonio especialmente graves: el tren de alta velocidad atraviesa el anfiteatro romano de Córdoba; la mayor población visigoda de la Comunidad de Madrid fue destruida para construir el aparcamiento del Parque Warner; las urbanizaciones se construyen en el sur de Gran Canaria sobre necrópolis guanches, pudiéndose observar las tumbas en los jardines de los chalets; el circo romano de Toledo se usa como aparcamiento y vertedero; decenas de iglesias

románicas así como varias ciudades romanas, visigodas y medievales se encuentran sumergidas bajo las aguas de embalses; los barcos hundidos en aguas españolas son frecuentemente expoliados, etc. De hecho, en los departamentos de cultura de las Comunidades Autónomas y en el propio Ministerio de Cultura, se ha considerado siempre que lo más importante era datar y tener conocimiento de los yacimientos, siendo muy secundaria su conservación. Como consecuencia de ello, en las últimas décadas el desarrollo inmobiliario, la construcción de infraestructuras de todo tipo, e incluso la actividad agraria, han supuesto la destrucción de miles de yacimientos arqueológicos en nuestro país, encontrándose actualmente amenazados y en peligro otros muchos más. Por todo ello, Ecologistas en Acción ha decidido crear un área para la protección del patrimonio histórico y arqueológico, que tiene como finalidad denunciar ante las administraciones responsables y ante la sociedad esa destrucción, e intentar frenarla. También se llevaran a cabo campañas de concienciación ciudadana sobre la necesidad de conservar nuestro patrimonio cultural, reclamando a las administraciones de cultura la puesta en valor de los yacimientos arqueológicos más notables, adecuándolos y haciéndolos visitables, pues es una forma de garantizar su conservación, a la vez de servir para el uso y disfrute por parte de los ciudadanos.


Octubre 2008

Informe de

 ecologistasenaccion.org/spip.php?article11017

Construcción ilegal de una macro-cárcel en Alava Iñaki López de Vicuña La Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP) ha iniciado la construcción de una cárcel en un monte público, calificado como no urbanizable, sin realizar un Estudio de Impacto Ambiental, incompatible con el Plan Territorial Parcial (PTP) vigente del Área Funcional de Alava Central y con el Planeamiento Municipal del Ayuntamiento de Iruña de Oca (Alava). Ekologistak Martxan Araba considera muy grave el impacto ambiental de las obras de construcción de la macro-cárcel. El Centro Penitenciario dispondría de 720 celdas y se calcula que la población reclusa, junto a funcionarios, policías, etc., ascendería de forma permanente a unas 2.000 personas, por lo que se convertiría en el 5º pueblo con mayor población de Alava. La superficie ocupada por el recinto sería de 138 hectáreas, de las cuales 44 serían ocupadas con edificaciones de 4 plantas, con fachadas de casi 12 metros de altura, y con una torre de vigilancia de casi 43 metros. La macro-cárcel se pretende construir en una zona con elevados valores naturales y los impactos ambientales del proyecto serían sobre la vegetación, la fauna, sobre un espacio de la Red Natura, de conectividad ecológica y sobre el patrimonio histórico-cultural. La infraestructura proyectada afectaría de manera muy significativa a bosques bien conservados con comunidades vegetales de quejigales subcantábricos, subatlánticos y pinares de Pinus sylvestris. El impacto más relevante afectaría a casi

15 hectáreas de los Hábitat de Interés Prioritario Cervunales de y Lastonares y pastos semisecos calcáreos con orquídeas. En relación con el impacto sobre la fauna hay que destacar que en la vertiente norte de los Montes de Vitoria se han catalogado 202 especies, de las cuales 70 son las más importantes desde el punto de vista de la conservación. En lo relativo a la avifauna, en los roquedos de El Busto próximos a la zona, nidifican 13 especies amenazadas (águila culebrera, azor, etc.) y es zona de campeo y alimentación de 7 especies más (águila real, alimoche, etc, así como diversos quirópteros. El impacto sobre el LIC del río Zadorra (espacio de la Red Natura 2000), en particular el tramo donde se proyecta el vertido de la EDAR, es Área de Interés Especial por las presencia de especies como la nutria, visón Europeo, Blenio de Río (Salaria fluviatilis) y la Zaparda o quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), especies calificadas como “En Peligro de Extinción”. Al parecer, si bien el promotor SIEP del Centro Penitenciario realizó consultas previas a la Diputación Foral y Gobierno Vasco, para la realización de una Evaluación de Impacto Ambiental, y solicitó una Modificación Puntual a las NN. SS. al Ayuntamiento de Iruña de Oca, con posterioridad tomó la decisión de iniciar las obras, obviando dichos trámites. Para Ekologistak Martxan Araba nos encontramos ante un escándalo mayúsculo y no nos creemos que ni la Diputación Foral de Álava ni el Gobierno Vasco puedan detener la obra ya iniciada. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

En Acción

Ecologistas en Acción ha elaborado un informe en el que se cuestiona la información ofrecida por el Ministerio de Sanidad sobre la calidad de las zonas de baño en ríos y embalses. El informe sobre aguas de baño continentales de 2008 pone en evidencia las verdaderas causas de la descatalogación, y por lo tanto de la eliminación de la vigilancia y el cuidado de estas zonas. Tras el estudio realizado, se ha concluido que la pérdida de las condiciones naturales y sanitarias óptimas se deben a los vertidos de aguas residuales sin depurar, a la contaminación por productos fitosanitarios de la actividad agrícola cercana a ríos y embalses, a las construcciones en dominio público hidráulico, a la excesiva presencia de bañistas y a las infraestructuras de regulación. El estudio de las distintas zonas de baño de Murcia, Guadalajara, Córdoba, Valencia y Madrid muestra realidades similares. Las personas acuden a los ríos y embalses como zonas recreativas tanto si están controlados o no por los ayuntamientos, entre otras causas porque no conocen la información sobre su vigilancia y cuidado. Los problemas de deterioro tienen también las mismas causas: el vertido de aguas residuales sin depurar, la actividad agrícola que provoca la contaminación por plaguicidas y fertilizantes y extrae elevados volúmenes de agua del caudal del río, la construcción en el dominio público hidráulico, la propia presión de los y las bañistas que dejan multitud de residuos en la zona próxima al río y las infraestructuras de regulación del río como embalses y trasvases. Ecologistas en Acción exige así que los Ayuntamientos, el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, quiénes tienen la responsabilidad del buen estado de los ríos y zonas de baño, tomen las medidas pertinentes para Aguas de baño continentales 2008 solucionar los problemas citados.

Foto: Andrés Illana

Calidad del agua en zonas de baño

9


Nutria atropellada

Foto: Ecologistas en Acción de La Rioja

Un ejemplar de nutria (Lutra lutra) apareció muerta sobre el asfalto, en pleno parque del Cidacos, en Calahorra. La nutria fue atropellada de madrugada y posteriormente retirada por miembros de la brigada de obras del Ayuntamiento . Este atropello es para Ecologistas en Acción consecuencia directa y evidente de la destrucción a la que en el último año se ha visto sometida esta zona, principalmente con la desaparición del soto silvestre anexo al parque del Cidacos. Un bosque natural con 28.000 m2 arbolados por cuya desaparición, un año después, todavía no se ha sancionado a la empresa que lo causó. El vial donde sucedió el atropello se pretende convertir por el Ayuntamiento en una circunvalación encubierta, lo que augura -de ser construido- más atropellos. El desarrollo insostenible es el principal causante de este atropello, de una de las especies más amenazadas y que contaba en esta zona con una pequeña población,

La naturaleza: más protegida pero más amenazada

ahora mermada. Para Ecologistas en Acción de La Rioja no es lógico destruir el último soto silvestre de una ciudad. No es lógico menguar un parque consolidado a favor de una urbanización. No es lógico construir una vía de tráfico denso junto a un parque.

En Acción

Agresión al ecosistema estepario

10

El Departamento de Agricultura y Medio Ambiente en su afán desmedido por las concentraciones parcelarias, de dudosa rentabilidad, ha intervenido esta vez dentro de la Zona de Especial Conservación (ZEC) de Peñadil, Montecillo y Monterrey en Ablitas, agrediendo al cada vez más maltrecho ecosistema estepario navarro. Se han abierto zanjas y caminos de proporciones desmedidas sobre áreas de vegetación natural compuesta por hábitats de gran calidad como los matorrales gipsófilos, considerados de conservación prioritaria por la normativa comunitaria, o destruyendo el hábitat de especies vegetales como el endemismo del sureste peninsular Astragalus clusii, incumpliendo sus propias resoluciones ambientales en lo que se refiere a medidas protectoras, correctoras y compensatorias. Para mayor despropósito, dichos trabajos se han realizado en plena época de cría de especies como la ganga ibérica, catalogada en peligro de extinción, o coincidiendo con la dispersión juvenil del cernícalo primilla, también en peligro de extinción en Navarra, a las que se suman otras como el sisón, ganga ortega, chova piquirroja, alondra de Dupont, terrera marismeña, alcaraván, etc. Las épocas de nidificación y dispersión juvenil son las más sensibles para el grupo de aves como recogen los estudios recientes realizados en la ZEC (Nogues y Agirre; Ardeola) que el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Alcaraván destrozado por la obras. Foto: Ecologistas en Acción de Navarra

ponen de manifiesto la necesidad del mantenimiento de la distribución espacial del parcheado de vegetación natural con superficies superiores a 15 hectáreas, como condición necesaria para el mantenimiento de especies como la alondra de Dupont, especie catalogada como sensible a la alteración de su hábitat. Para Ecologistas en Acción de Navarra resulta complicado entender esta actuación no sólo desde un punto de vista ambiental sino desde la ética profesional y humana de los actores implicados. No puede ser que un organismo oficial encargado de velar por nuestro Patrimonio Natural muestre este desprecio y vulnere la legislación europea y la suya propia, sabiendo que la mayoría de estas especies tienen en la Península Ibérica sus principales poblaciones europeas e incluso mundiales.

Ecologistas en Acción ha elaborado el informe “Valoración del Estado de la Conservación de la Naturaleza en el Estado español” en el que advierte que los esfuerzos de protección de la naturaleza están siendo prácticamente inútiles ante un modelo de desarrollo en el que las actividades económicas consumen y degradan los recursos naturales a un ritmo vertiginoso. Las más frecuentes agresiones a la naturaleza tienen que ver con el desarrollo de infraestructuras de transporte de todo tipo (por carretera, avión, tren o barco), con el desmesurado crecimiento urbanístico, con grandes complejos de ocio o turismo, con proyectos industriales y energéticos (gasoductos, parques eólicos mal ubicados, centrales hidroeléctricas, explotaciones mineras), con infraestructuras hidráulicas (embalses, trasvases y de explotación de aguas subterráneas) y también con la intensificación de las actividades cinegéticas, agrarias y pesqueras dentro de los límites de protección. Ecologistas en Acción propone como medidas urgentes para mejorar la conservación de la naturaleza en el Estado español: - Incrementar los medios humanos y económicos en las Administraciones regionales y de justicia al servicio de la protección de la naturaleza. - Agilizar los sistemas de coordinación entre Administraciones y aunar criterios de actuación, figuras de protección y mecanismos de gestión. - Facilitar la participación real y el acceso a la información en esta materia contando en primera fila con las ONG y las instituciones científicas. - Revisar los numerosos proyectos que son susceptibles de afectar gravemente al medio natural. - La aprobación y puesta en práctica urgente del Plan Estratégico Estatal del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, y el desarrollo y aplicación Valoración del esta do de la coordinada de las cons ervación de la natu raleza en España Estrategias y Planes vigentes. Octubre 2008

Informe de

 ecologistasenaccion.org/spip.php?article12326


‘Ataque’ de la osa Hvala a un cazador en el valle de Arán Ante el supuesto ataque de la osa Hvala a un cazador, Ecologistas en Acción considera que el incidente se produjo en el ejercicio de una batida de caza, en la que la osa se vio acorralada, por lo que se explicaría que el animal no hubiera huido como sería lo normal. Este incidente no puede considerarse como un ataque deliberado propiamente dicho, por lo que las organizaciones ecologistas se han opuesto a su captura, y exigen que se regule la actividad cinegética para evitar este tipo de encuentros. Las declaraciones realizadas por el síndic d’Aran, Francesc Boya, solicitando la captura de todos los osos de la población oriental pirenaica, son totalmente desproporcionadas e irresponsables. En doce años del Programa de Reforzamiento del Oso en los Pirineos jamás se había dado un incidente de esta naturaleza, mientras que sí existen antecedentes en los que cazadores han provocado la muerte de osos. Dado que prácticamente todos los incidentes ocurridos por encuentros entre personas y osos en el Pirineo están relacionados con la actividad cinegéti-

Seguimiento de la caza en Parany

ca, Ecologistas en Acción considera que debería realizarse una mayor regulación de la caza en los terrenos habitados por osos. Así deberían cambiarse los protocolos existentes con el objetivo de que no puedan realizarse batidas los días que se tiene constancia de la presencia de osos. También son importantes las medidas de información hacía este colectivo sobre como actuar en caso de encuentros con osos. Además, es imprescindible que exista un mecanismo rápido y generoso de indemnizaciones ante cualquier posible daño provocado por osos. Reconociendo que el reforzamiento de la población de osos en el Pirineo realizado por el Gobierno francés no ha contado con la suficiente información y participación de la población pirenaica, se debe seguir apostando en la actualidad por esa medida como única vía para evitar la desaparición de este animal en la cordillera pirenaica. sentencias judiciales, desde el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana al Tribunal Supremo, e incluso el Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea, condenando la ilegalidad de esta técnica de caza. En estas sentencias se concluye que el Parany es un método de caza no selectivo, contrario a derecho, ilegal y prohibido. Por desgracia, la Generalitat Valenciana siempre se ha posicionado de lado de los infractores, los paranyers. La insumisión de la Consellería en el cumplimiento de estas sentencias se manifiesta en el dato de que en 2007 se denunció sólo el 5,2% de las trampas activas. Por segundo año consecutivo, asociaciones ecologistas del País Valenciano y Cataluña que luchan por el fin de esta técnica ilegal de caza, ponen a disposición de la ciudadanía y de los agentes medioambientales una aplicación Web para el seguimiento en tiempo real de la actividad de los paranyers (ParanyMaps/BarracaMaps muestra la localización exacta) El objetivo de este proyecto es denunciar la impunidad con la que se practica este método de caza ilegal.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la más antigua e importante organización mundial de defensa del medio ambiente, celebró en Barcelona, del 5 al 14 de octubre, su Congreso con la participación de más de 6.000 personas de todo el mundo. Durante el Congreso, Ecologistas en Acción centró su actividad en la presentación de cuatro mociones sobre temas tan variados como el cambio climático y la sobreexplotación de los recursos naturales, la recuperación del atún rojo, la conservación del hábitat del lince ibérico, y la lucha contra los cebos envenenados, logrando que todas estas mociones fuesen aprobadas. Especial importancia tuvo la aprobación de la moción del atún rojo, que tras amplias negociaciones con los gobiernos de varios países y muy especialmente con el español, fue aprobada con el apoyo de todos ellos. Además, y con el fin de llegar también a los habitantes de Barcelona, Ecologistas en Acción desarrolló durante el Congreso una amplia actividad en Barcelona con la celebración del II Certamen de Video-diversidad, la participación del velero “Diosa Maat”, junto con una veintena de veleros de todo el mundo dedicados al estudio o conservación de la biodiversidad marina, en la iniciativa Rumbo a Barcelona, y con la organización de actos informativos por las calles de Barcelona utilizando la exposición “Bio-dependientes” y el Juego de la ECO”.

En Acción

El Parany es un método de captura masivo y no selectivo de aves, practicado en el País Valenciano y el sur de Cataluña. El Parany en un árbol donde se colocan barras de madera con tallos de esparto o varillas sintéticas que se recubren de una sustancia adhesiva, donde las aves que se posan quedan adheridas. Esta técnica posibilita la captura y la muerte o el deterioro irreversible del plumaje de miles de aves, protegidas o no por la ley, utilizando además sistemas de reclamo electrónico también ilegales. Todos los métodos masivos y no selectivos de caza son ilegales. Las consecuencias nefastas que provoca el Parany sobre las poblaciones de aves ha forzado varias

Congreso Mundial de la Naturaleza en Barcelona

 ecologistasenaccion.org/spip.php?article 12578 el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

11


En Acción

Plan Territorial del Camp de Tarragona

12

Ecologistes en Acció ha presentado alegaciones al Plan Territorial de Tarragona, destacando que la mayoría de objetivos que dice querer conseguir para la segunda gran área metropolitana de Catalunya, serán imposibles de cumplir si no se introducen importantes modificaciones. Por ello, la organización ecologista pide la creación del Parque Natural de les Terres del Gaià, para poder preservar los principales valores de esta zona. Las alegaciones presentadas pueden agruparse en dos bloques. Uno sobre los aspectos imprescindibles para una buena planificación territorial, especialmente los conectores ecológicos. Se reclama para ello el desarrollo del Plan Sectorial correspondiente, un análisis de las instalaciones eléctricas, las infraestructuras de movilidad no motorizada (bicicleta, tracción animal y peatonal) y las instalaciones de residuos, así como una red de caminos y senderos y la racionalización del tren. Un segundo bloque sobre aspectos de detalle, que coinciden con los presentados por Salvem el Gaià, plataforma en la que participa Ecologistes en Acció, y que incluye la delimitación del territorio del Parque Natural, la no aprobación definitiva del Plan hasta que no incorpore las conclusiones del Catálogo del Paisaje y no se redacte y apruebe el Plan de Conexiones Biológicas, así como que no se apruebe el Plan de Espacios Fluviales (PEF) del río Gaià. Se pide también que el Plan recoja la situación actual de los cámpings de la llanura de Tamarit, margen derecho, la eliminación de la cantera de Vespella de Gaià y de la proyectada urbanización Lago de Vespella, y la protección de la Savinosa y la Platja Llarga. La presentación de las alegaciones se realizó en un acto en la desembocadura del Gaià con el velero de Ecologistas en Acción Diosa Maat con la participación de las plataformas Salvem el Gaià, Salvem la Platja Llarga y Salvem els Muntanyans, conjuntamente con Ecologistes en Acció de Catalunya.

Declaración de Impacto Ambiental positiva para los depósitos de Petróleos Asturianos La Secretaría de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente ha formulado la Declaración de Impacto Ambiental positiva para los depósitos de Petróleos Asturianos, una obra que acumula irregularidades en su tramitación ambiental y que supondrá el almacenaje de casi 200.000 toneladas de combustibles frente al hospital de Jove. Ecoloxistes n’Aición d’Asturies denuncia el coladero que supone una vez más esta Secretaría, desde la que se formula la declaración de impacto ambiental positiva del proyecto de “ampliación de la capacidad de almacenamiento de productos combustibles en el Puerto de Gijón”, más conocido como Petróleos Asturianos. Queremos recordar que se le da una autorización ambiental a un proyecto que ya está ejecutado en su mayor parte, y que, además, acumula diversas denuncias por las numerosas irregularidades que se han producido tanto en la obras como en su tramitación. Los depósitos de Petróleos Asturianos tienen una capacidad total de almacenamiento de 192.500 toneladas, y su destino ya no será la expedición de productos combustibles, al transformarse en alma-

cenamiento de productos, que pasa a ser reserva estratégica de la Corporación de Reservas Estratégicas de productos petrolíferos (CORES). No podemos olvidar que estos tanques están ubicados a escasos metros del Hospital de Jove, por lo que cualquier incidente que se produjera tendría un gran impacto sobre el centro sanitario y sus ocupantes. Tampoco podemos menospreciar la acumulación de riesgos en esta zona del Puerto de Gijón, donde ya están ubicadas otras dos terminales petrolíferas, los depósitos de gas de la Campa de Torres y donde está prevista, la instalación de una peligrosa planta regasificadora. También queremos denunciar la complicidad de los diferentes organismos que ni han respondido a nuestras denuncias (Puertos del Estado, Ministerio de Medio Ambiente, Principado de Asturias) y aquellos que no han facilitado la información solicitada, como el caso del Ayuntamiento de Gijón, al que hemos pedido información sobre la licencia municipal solicitada por la empresa, para tener así información fehaciente sobre el auténtico proyecto iniciado, sin que tengamos respuesta alguna.

Foto ganadora del II Concurso Fotográfico de Denuncia Ecológica José Manuel Pérez Pena, titulada “Travesía fallida”, de Antonio Lillo Felipe, corresponde al río Júcar, entre Alcalá del Júcar y Tolosa. Ecologistas en Acción de Albacete.

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009


El cambio climático afectará a la Albufera y al turismo Los efectos del cambio climático y las presiones adicionales relacionadas con la construcción afectarán a ecosistemas acuáticos continentales como la Albufera de Valencia y causarán pérdidas en el sector del turismo. La subida del nivel del mar actual, unos 3,3 mm por año, amenaza a ecosistemas como los de la Albufera, pues se inundarán hasta el punto de desaparecer o incrementarán la denominada intrusión salina, debido a la disminución del aporte de agua dulce. El incremento de la intrusión salina significa que el agua del humedal pasará de ser dulce a ser salina y esto implica un cambio radical en la naturaleza del mismo. Otras presiones adicionales derivadas de la actividad urbanística afectarán el territorio: la ocupación masiva del terreno; el aumento del consumo de recursos esenciales como el agua; los vertidos de aguas residuales o la proliferación de construcciones en la línea de costa aumentarán la vulnerabilidad del litoral. Además, la gran ocupación urbanística de la costa ocasiona un aumento del hundimiento del terreno debido a la sobrecarga. La acción combinada de la subida del nivel del mar y el hundimiento del terreno aumentará, en las próximas décadas, el riesgo de inundaciones y pérdida de construcciones. Como consecuencia, el sector turístico padecerá un notable descenso en su actividad al perder la materia clave de su atractivo: las playas.

Querella contra Las Cruces por contaminación con arsénico del acuífero Niebla-Posadas La Mina de Las Cruces de INMET- Mining pretende ser la explotación de cobre a cielo abierto más grande de Europa. Está situada a 15 km al noroeste de Sevilla, al lado de Aznalcóllar. La veta de cobre se sitúa justo debajo del acuífero NieblaPosadas, reserva de agua para Sevilla. En 2003, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) autorizó a la mina un sistema experimental de drenaje y reinyección que pretende evitar la contaminación por metales pesados y la pérdida de aguas del acuífero. Ecologistas en Acción ha reiterado la escasa fiabilidad de ese sistema en base a informes críticos del CEDEX. La autorización incluía ciertas condiciones. Pero la multinacional canadiense ha incumplido la mayoría de estas condiciones y ha contaminado el acuífero. La mina empezó su construcción en mayo de 2006, en junio y julio del pasado 2007 se denuncian los incumplimientos y por fin, el 30 de abril, de 2008 la CHG

anuncia en rueda de prensa la apertura de dos expedientes contra la mina. Uno de suspensión del sistema de drenaje-inyección por perdidas de agua del acuífero y otro por la contaminación del acuífero, por reinyección de aguas de 20 pozos ilegales del fondo de la mina. En mayo se presentó ante la Fiscalía de Medio Ambiente denuncia contra Las Cruces por contaminación del acuífero. El 23 de septiembre la Fiscalía de Medio Ambiente presenta la querella al Juzgado y solicita la medida cautelar de paralización. El juzgado acepta inicialmente la medida y paraliza judicialmente el drenaje-inyección. Hasta ahora la Fiscalía y el Juzgado han actuado rápido y bien, pero dependen de los informes oficiales de la CHG y de la Junta de Andalucía, con lo que nos tememos un maquillado de la información como ya hicieron en minas de Aznalcóllar… Continuará.

Cierre inmediato de la nuclear de Garoña agravaría el riesgo de accidente nuclear. Las organizaciones ecologistas recuerdan al Presidente Zapatero su promesa electoral de cierre progresivo de las centrales nucleares, y denuncian la actitud pronuclear del Ministro de Industria, Miguel Sebastián, contrario al compromiso electoral adquirido por el PSOE. Garoña, conocida como la “central de las mil y una grietas” por los graves problemas que afectan a la vasija del reactor, en una demostración evidente del agotamiento de su vida útil, es una central que, desde el punto de vista de la seguridad, está “fuera de normativa”. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

En Acción

 ecologistesenaccio.org/paisvalencia

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF/Adena exigen al Presidente del Gobierno el cierre inmediato del central nuclear de Santa María de Garoña en Burgos. La central inaugurada en 1971 está totalmente amortizada desde hace años, y es una nuclear obsoleta, aquejada de graves problemas de seguridad. Su permiso de explotación termina en julio de 2009. Sin embargo, en su afán de obtener más beneficios, la compañía propietaria Nuclenor (Endesa e Iberdrola), ha pedido una prórroga de otros 10 años, con lo que alcanzaría una vida útil de 50 años, pero se

13


Calidad del aire: ¿Son seguros los límites vigentes para partículas ultrafinas

Foto: Ecologistas en Accón de Extremadura

Julio Díaz Jiménez

Ecologistas en Acción celebró en septiembre una concentración en El Gordo por la libertad de expresión y para protestar contra las agresiones a la ecologista Paca Blanco por parte de jóvenes del pueblo con el beneplácito del alcalde de la localidad. Las agresiones se realizan por haber mostrado Paca su oposición al proyecto urbanístico de Marina Isla Valdecañas, que se construye en una Zona de Especial Protección para las Aves.

Inundaciones en Melilla

14

parte de las lluvias caídas, ahora está cubierta por hormigón, en forma de carreteras, calles o incluso parques. Esto es lo que ocurre en el nuevo, en teoría, “Parque Forestal” o antigua Granja Agrícola del Estado que era un terreno nivelado y preparado para acoger ese agua. Ahora, gracias a su nuevo diseño, gran parte de su superficie es artificial y sus muros han ayudado a la inundación de una parte de la ciudad. Los cauces de Melilla también sufren la presión urbanística, pues las riberas están ocupadas por elementos artificiales. Esperemos que tomen buena nota y que los proyectos de entubamientos y urbanización de cauces no lleguen jamás a efectuarse ya que incrementarían el peligro de inundaciones.

Foto: Ecologistas en Accón de Melilla

En Acción

En octubre la ciudad de Melilla se inundó tres veces tras recibir lluvias de más de 270 litros en pocos días. La mala planificación urbanística de la ciudad, el mal cuidado del terreno y de los cauces y la gran cantidad de residuos que arrastra el río han sido las causas de los destrozos causados, que han dejado maltrecha la playa de Melilla y que incluso ha derribado 50 m de la “infranqueable” valla fronteriza. Desde hace años avisábamos de la exagerada utilización del cemento y el hormigón en la planificación urbanística de la ciudad. En pocos años el terreno natural del territorio de Melilla ha ido menguando, y esa superficie que hacía de esponja natural y que absorbía gran

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Un estudio en el que se relacionaban las concentraciones de las partículas más finas (PM 2,5) con los ingresos hospitalarios en Madrid encontraba una relación clara entre el incremento de los ingresos por urgencias en el Hospital Gregorio Marañón y las concentraciones de este contaminante. Otra de las principales conclusiones del estudio era que no había un nivel de inmisión por debajo del cual no existiesen efectos en salud. Nuevas investigaciones demuestran que este contaminante también se relaciona con incrementos en la mortalidad diaria total. Según la OMS, la concentración media anual de 10 μg/m3 es el nivel más bajo a partir del cual se ha detectado asociación entre efectos cardiopulmonares y mortalidad por cáncer de pulmón debido a la exposición prolongada a PM2,5. Con los valores registrados en la ciudad de Madrid es de esperar la existencia de una asociación entre los valores de PM2,5 y patologías cardiovasculares y respiratorias, ya que se duplica el valor inferior marcado por la OMS. Otro trabajo predice que si la media anual de PM2,5 fuese de 10 μg/m3 la mortalidad se reduciría en un 2,7% (entre 155 y 1.199 muertos menos al año). Sin embargo, a pesar de estas evidencias científicas, la Directiva 2008/50/CE relativa a la fase 2 para las PM2,5 establece el valor límite anual en 20 μg/m3 (que deberá alcanzarse el 1 de enero de 2020), si bien indica que este valor será revisado por la Comisión en 2013 a la luz de informaciones suplementarias. Se reconoce que hay un desconocimiento en este tema. Parece claro que los valores propuestos son inaceptables desde el punto de vista de la protección de la salud. Son necesarios, pues, tanto más estudios para que exista la suficiente evidencia científica, como más presión social para exigir a la Comisión Europea que se revisen a la baja los valores límite. Y, desde luego, poner coto en las ciudades a los principales emisores de PM2,5, los coches.


Foto: Ecologistas en Accón de Cádiz

La historia de Monteenmedio La historia de Monteenmedio en Cádiz es anterior a la existencia de Ecologistas en Acción. Ya desde la FEPG (Federación Ecologista Pacifista Gaditana) se inició la oposición a un complejo que ha supuesto todo un compendio de infracciones, ilegalidades, engaños y consentimientos vergonzantes. Monteenmedio era una preciosa finca forestal, con excelente representación de bosque mediterráneo, situada al norte de las marismas del río Barbate. Esta finca fue comprada al principio de los 90 por Agustín Blázquez (persona con buenas relaciones con el PSOE de entonces) que la inscribió a nombre de la sociedad Ibercompra. El propietario no se lo pensó y decidió deforestarla en gran parte para construir un campo de golf (“Dehesa de Monteenmedio”) y construir una edificación que actuase de club social, hotel incluido. Sin licencia de obras posible y sin permiso alguno para las distintas actividades comerciales. Las tropelías continuaron: introdujo especies cinegéticas (muflones, ciervos) e inició instalaciones de hípica. Ante todo esto, la Junta de Andalucía no reaccionó. La FEPG denunció la infracción forestal y consiguió que se le impusiera a Monteenmedio la mayor multa forestal decretada hasta entonces en Andalucía, multa que aún, con sucesivos recursos, no se ha pagado. La Asociación Gaditana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza

(Agaden) denunció la infracción urbanística ante los tribunales (con la adhesión de la FEPG). Las distintas Administraciones empezaron a encontrarse en situación comprometida y la ocurrencia fue intentar legalizar todo mediante un “Plan de mejora de Medio Rural” que contemplaba el PGOU de Barbate. Se volvió a llevar esta situación ante los tribunales que acabaron reconociendo que Monteenmedio no podía considerarse ninguna mejora de lo rural. Quedó por tanto como construcción ilegal en suelo no urbanizable según reconoció el Ayuntamiento en 1996. Por fin el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en 2004 sentencia la ilegalidad y la obligatoriedad de demoler la Casa Club de Monteenmedio. Pero el Sr. Blázquez no se atiene. Recurre al Tribunal Supremo, que corrobora la sentencia del TSJA, y después al Tribunal Constitucional que manifiesta que no se ha dañado ningún derecho constitucional y no ha lugar a tal recurso. Acabadas ya todas las posibilidades, ahora sí, la Junta de Andalucía dice que hay que derribar la Casa Club, e insta al Ayuntamiento de Barbate a ejecutar la sentencia. En octubre de 2008 se ha procedido a la demolición, después de que la Junta y el infractor hayan llegado a todo tipo de “acuerdos” sobre como demoler sin hacer daño al negocio (construcción de carpas provisionales, demolición aviada y por fases…). Toda una historia.

La tramitación del PGOU de Alicante margina la participación pública

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

En Acción

El Ayuntamiento de Alicante aprobó someter a información pública la documentación de la revisión del PGOU. Los documentos que están al acceso de los ciudadanos en la página web del Ayuntamiento no contienen el preceptivo Plan de Participación Pública, obligatorio según la ley sobre evaluación ambiental que regula el acceso a la información, la participación y el acceso a la justicia en temas de medio ambiente. Este Plan de Participación Pública debería establecer las modalidades de la participación pública en la elaboración de la documentación del PGOU, al identificar al público interesado, los plazos de esa participación y las formas de consulta sobre las diferentes alternativas posibles. Este Plan se debería someter a información pública con antelación a la elaboración de la documentación del PGOU, para que los ciudadanos pueden presentar alegaciones y observaciones, y puedan mejorar los cauces de participación. Por el contrario, el Ayuntamiento de Alicante, ha encargado la redacción de la propuesta de la revisión del PGOU con gran urgencia, después de despedir al anterior redactor y de perder el tiempo sin justificación, dado que vencía el plazo de vigencia del Concierto Previo, y se arriesgaba a tener que comenzar de nuevo la tramitación del nuevo PGOU, incluyendo el Concierto Previo, lo que retrasaría en varios años la tramitación definitiva del mismo. La urgencia y la falta de voluntad de poner en marcha la necesaria participación pública han dado como resultado la desaparición de la participación democrática en la elaboración de ese documento desde las primeras fases de elaboración, a que obligan la legislación anteriormente citada y el Convenio de Aarhus, firmado por la Unión Europea y vigente en España desde 2005. Por el contrario, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha presentado la documentación del PGOU, totalmente elaborada, sin ninguna alternativa, dejando únicamente abierta la vía de las alegaciones parciales o del rechazo global.

15


Internacional

Tasmania o el lince ibérico. La acción del hombre, con la desaparición del hábitat, la caza y la pesca, es la principal responsable de esta situación. El estudio también ha descubierto 700 nuevas especies y calcula que al menos 76 se han extinguido desde 1500. El estudio da pocos motivos para la esperanza, sólo un 5% de las especies amenazadas muestra algún signo de recuperación.

Abuso de fertilizantes en India

La adquisición de British Energy por la eléctrica francesa EDF, con 85% de propiedad pública, la convierte en el cuarto grupo energético del mundo y primer productor eléctrico en Europa. Además relanza el consorcio nuclear francés Areva que construirá cuatro centrales nucleares en el Reino Unido con una capacidad total de 6,4 gigavatios. La primera entrará en servicio en 2017. La decisión del Gobierno Británico supone un apoyo a la política de expansión de la energía nuclear propugnada por Sarkozy. 

Presa cerrada en Brasil Indígenas de la Amazonia brasileña ocuparon una presa hidroeléctrica y destruyeron parte de los equipos intentando salvar el río que atraviesa sus tierras. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Alarma en 33 países Treinta y tres países, la mayoría africanos, se encuentran en situación de hambre “alarmante” según el Índice Global del Hambre, publicado por el Instituto Internacional para la Investigación de Políticas Alimentarias con datos de antes de la crisis de precios. El IFPRI ha evaluado en 14.000 millones de dólares el capital más necesario para salir de la crisis de los alimentos y poder llegar a cumplir los Objetivos del Milenio de reducir el hambre a la mitad en 2015. Para África, la inversión adicional debería ser de 5.000 millones. 

EE UU regula el consumo de animales transgénicos

Lince ibérico. Ilustración: Javier Grijalbo

Nuevas nucleares en Reino Unido

Según los enawene nawe, las presas que se van a construir en el río Juruena contaminarán el agua e impedirán a los peces llegar a las zonas de desove. El pescado es fundamental en su dieta, ya que no consumen carne. Los mayores productores de soja del mundo presionan para que las presas se construyan.

En Jajjal, un pueblo de 3.500 habitantes en el Estado de Punjab –al norte de la India– en los últimos 6 años 40 personas han muerto y 15 están enfermas de cáncer. Los expertos apuntan al excesivo uso de químicos en la agricultura. Punjab, con la revolución verde, cuadriplicó su producción de trigo y arroz proveyendo al país de casi la mitad de los granos. Para mantener la producción y alentados por los subsidios del Gobierno, los campesinos se vieron obligados a utilizar cada vez más químicos. Con menos del 2% de tierra cultivable del país, Punjab consume el 18% de sus fertilizantes. Tras cuatro décadas de intensivo uso de químicos –algunos prohibidos en Europa y en EE UU–, éstos han llegado al agua subterránea y han pasado a la cadena alimentaria. Pero las pérdidas comienzan a notarse por la mayor necesidad de pesticidas y el aumento del precio del petróleo.

Extinción masiva de mamíferos Según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), de las 5.500 especies de mamíferos que existen en el planeta, 1.141 están amenazadas, 188 con gran probabilidad de extinguirse, como el demonio de

La Agencia de Alimentación estadounidense (FDA) ha elaborado un borrador de los requisitos que va a exigir a las empresas que quieran comercializar animales con genes que no les son propios, con controles más duros que en el caso de las plantas. Los animales y sus productos deberán estar siempre aislados e identificados para impedir que los cambios pasen a especies afines y permitir que los consumidores sepan el origen de lo que toman. Sin embargo esto no impide la posibilidad de que aparezcan riesgos para la salud de los animales o de las personas a medio plazo, lo que no se podría comprobar con los ensayos que se realizan habitualmente. En este sentido habría que tener en cuenta el principio de precaución para evitar potenciales efectos dañinos. Los candidatos a llegar antes al mercado son varios: desde salmones gigantes, que pesan seis veces lo que un ejemplar salvaje, a carne de vacas o cerdos con genes extraños para protegerlos de enfermedades o para proporcionar más vitaminas u hormonas en su carne. 

Los transgénicos ganan adeptos Tras años de rechazo los países africanos empiezan a aceptar cultivos modificados genéticamente. Con la crisis alimen-


Toneladas de metano afloran a la superficie

Aceite de palma y represión en Colombia El Día Mundial de la Alimentación, más de 200 organizaciones de 41 países denunciaron la producción industrial del aceite de palma en los países tropicales y su exportación hacia los mercados internacionales para el consumo de jabones, alimentos y energía. El mismo día comenzaba la

‘Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible’ para promocionar los monocultivos de palma aceitera. Las empresas de la agroindustria han escogido el país latinoamericano donde más violaciones de los Derechos Humanos se están registrando en relación a la producción de aceite de palma. Precisamente el día anterior grupos paramilitares asesinaron al líder comunitario del Curvaradó, Walberto Hoyos Rivas.

Desde hace unos años, en la región de Andermatt han optado por cubrir las pistas de esquí con lonas especiales para evitar que se funda la nieve y garantizar las temporadas de esquí . El proyecto de la Universidad de Innsbruck, consiste en lonas de polietileno blanco que actúan como un termo hermético desviando el calor del sol y manteniendo el frío. Los glaciares alpinos han perdido casi una quinta parte de su área total en los últimos años. 

Cáncer infantil

Subastadas 100 toneladas de marfil Namibia, Zimbabue, Botsuana y Suráfrica subastaron 108 toneladas de marfil, el equivalente a 10.000 elefantes muertos, con permiso de la Convención para el Comercio Internacional de Especies Protegidas (CITES), y encontraron comprador en China y Japón, principales mercados de marfil. Es la primera subasta en diez años, desde que fue prohibida su venta para

luchar contra la caza furtiva. No se volverá a producir otra en nueve años. Los furtivos aprovecharán esa venta para introducir sus propias reservas, gracias a la falta de control del comercio ilegal, especialmente en China. Los compradores pagaron 11 millones de euros, 119 euros por kilo, mucho menos de su valor en el mercado negro (627 euros/kilo). 

Según un estudio de la Universidad de Maguncia la población infantil que vive en las cercanías de una central nuclear es más propensa a contraer enfermedades cancerígenas. El documento es calificado como “estadísticamente significativo”. Se estudiaron expedientes médicos del Registro sobre el Cáncer Infantil en Alemania entre 1980 y 2003 y relacionados con menores de cinco años de edad. Se estableció asimismo una comparación entre 1.592 niños enfermos de cáncer y 4.735 niños sanos que crecieron al mismo tiempo y en la misma localidad, pero a diferente distancia a una planta de energía nuclear. Cuanto más cerca crecieron los niños a un reactor nuclear, más grande fue el riesgo de contraer algún padecimiento cancerígeno. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Internacional

taria, diversas organizaciones y empresas del sector agrícola defienden su introducción para aumentar la producción. Aunque la Alianza para la Revolución Verde en África (AGRA) opta por las técnicas de cruce convencionales, no se manifiesta contraria a los transgénicos y asegura que invertirá en ellos a medida que los países africanos vayan legislando su uso. Kenia, Suráfrica, Zimbabue, Nigeria y Ghana son los países en los que se concentra la investigación de mejora tecnológica de los cultivos (transgénicos o no). Para GRAIN, una ONG que aboga por una agricultura sostenible, la crisis de los alimentos va a ser utilizada por los defensores de los transgénicos para hacerse con el mercado. Cuatro de las diez compañías involucradas en el cultivo de transgénicos pertenecen a la industria agroquímica y comercializan herbicidas e insecticidas, por lo que su negocio es redondo.

Científicos han descubierto intensas concentraciones de metano en varias zonas que cubren miles de kilómetros cuadrados de la plataforma continental siberiana. Los expertos creen que se debe a que se han fundido las capas de permafrost (hielo permanentemente congelado) que impedían escapar el metano de los depósitos submarinos formados antes de la última glaciación. Los científicos temen que la liberación masiva de ese metano podría acelerar el calentamiento del planeta y dar lugar a un círculo vicioso por el cual cada vez se fundiría más permafrost y se liberarían mayores cantidades de gas de efecto invernadero. El Ártico ha registrado un incremento medio de 4ºC en las últimas décadas y una fuerte disminución del área oceánica cubierta por los hielos durante el verano. 

Esquí en Suiza

17


Crisis global el apoyo a los campos de golf, la flexibilización urbanística, el empantanamiento en las políticas de residuos, la hibernación del Plan Andaluz contra el Cambio Climático, la política de infraestructuras de transporte... han llevado a Greenpeace a acusar a al Junta de Andalucía de “renunciar al medio ambiente”. “Agilizar el desarrollo de actividades económicas” está suponiendo la desprotección ambiental. La crisis, con su secuela de recesión y paro, es la excusa para dar otra vuelta de tuerca a la permisividad ante la degradación ambiental.

Capitalismo salvaje

1

Hace falta un sistema económico basado en los principios del ecologismo social: equidad, sostenibilidad y solidaridad

Crisis financiera: ¿el fin del capitalismo? Daniel López Marijuán

“Una determinada idea de globalización está tocando fondo con el final de un capitalismo financiero que impuso su lógica sobre toda la economía” N. Sarkozy “El Gobierno del Estado moderno no es más que el comité de administración de los negocios comunes de toda la clase burguesa” K. Marx

S

i tuviéramos que adjudicar dos claves que expliquen las turbulencias económicas en que nos encontramos sumidos, aparecen con nitidez el fundamentalismo financiero basado en la avaricia y el descontrol sin límites, y la adicción consumista en la que todos los países occidentales (y buena parte de los demás) han caído sin remisión. Y presidiendo todo el tinglado de la farsa, esa religión en la que el mercado y la ausencia de toda regulación se erigen en fetiches sin admitir réplica alguna. El resultado: el empobrecimiento de muchos millones de personas, el crack bursátil, el desplome de la confianza en la política y en los políticos, la incertidumbre laboral Daniel López Marijuán, Ecologistas en Acción Andalucía. Este artículo se ha publicado en Andalucía Ecológica, nov. 2008

18

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

y, por lo que afecta a los ecologistas, el llamamiento a olvidarse de los requisitos de protección y cautela ambiental. Malos tiempos para la lírica. El axioma de que del egoísmo individual se obtiene siempre un progreso colectivo, se ha revelado mendaz. La crisis está siendo utilizada por los gobernantes para olvidar compromisos ambientales, flexibilizar normativas y hacer que algo cambie para que todo siga igual. Se vuelve a políticas de incremento de oferta de agua, con un nuevo trasvase Tajo-Segura desde Cáceres a Murcia, olvidándose de alternativas de gestión de la demanda. En Andalucía, por ejemplo, la ofensiva antiecológica del actual gobierno andaluz no tiene parangón en otras legislaturas: El Algarrobico, el oleoducto por Huelva y Sevilla, la mina Las Cruces, la continuidad de los vertidos de Fertiberia,

La combinación en este capitalismo tóxico de economía de casino, o más bien de trileros, y la burbuja financiera ha resultado letal para los intereses de las personas. Todo ello adobado con la mitificación doctrinal del crecimiento y del desarrollo, el culto al productivismo y la monetarización de todas las actividades humanas, como revela J. Vidal-Beneyto. Que los mercados financieros y las grandes empresas transnacionales sean responsables de más de la cuarta parte del producto mundial bruto (S. George dixit), es una irresponsabilidad y un peligro. Que los activos financieros globales multipliquen por cuatro la renta planetaria anual, ha resultado ser una bomba de efecto retardado. La acumulación codiciosa del capitalismo financiero, recabando el dinero de los ahorradores, ha henchido una burbuja especulativa, tóxica y mentirosa que ha explotado. El capitalismo neoliberal se ha despojado de todas las caretas y coartadas, debelándose como puro capitalismo salvaje. El neoconservadurismo que ha presidido la ideología capitalista de las últimas décadas (empezando con Reagan y Thatcher y culminando con Bush, Aznar y Berlusconi), ha acentuado el enriquecimiento de las minorías a expensas de una mayoría progresivamente pauperizada. Es la obsesión por get rich or die trying, enriquecerse o perecer en el intento. Además, las soluciones de capitalismo para los pobres y socialismo para los ricos, inyectando los Estados miles de millones de euros y dólares en las empresas y entidades financieras causantes del crack, son repudiables. Es la aplicación de la fórmula de “al que más tiene, más se le dará, y al que menos tiene, aún lo poco que tiene se le quitará”.

Alternativas complejas ¿Quiere esto decir que está en quiebra la base del sistema, la compulsiva necesidad de riqueza y acumulación, de generar beneficios, de ganar dinero? Seamos francos, en los tiempos que corren no hay alternativa emancipadora que pueda encabezar


cos, que provoca la muerte de 5.500 niños al día debido a enfermedades asociadas a la contaminación de los alimentos, del aire y del agua, que es incapaz de dar respuestas contundentes al calentamiento global, que combina en definitiva la desigualdad social y la degradación ambiental, debe ser transformado de raíz. ¿Es sostenible que Estados Unidos gaste en publicidad más que todo el presupuesto de la enseñanza superior? Además, asistimos a lo que M. Naím ha llamado “el lado oscuro de la globalización”, o sea, el comercio de todo tipo de actividades ilícitas: dinero negro, armas, drogas, arte, productos falsificados, hombres, mujeres y niños, órganos humanos, especies protegidas... Este agujero negro se completa con los 37 paraísos fiscales, donde la delincuencia financiera recibe acogida y aliento, con la complicidad de todos los gobiernos e instituciones económicas mundiales. Cálculos de la OCDE estiman que entre 5 y 7 billones de dólares, el 13% del PIB mundial, encuentran refugio y acomodo en estos lugares de latrocinio. “Los mercados hacen algunas cosas bien (como asignar recursos escasos y asegurar selección mediante competitividad) y otras mal (igualdad social) o muy mal (valorar lo que no tiene precio asignado, como la conservación del planeta o el sentido de la vida)” (M. Castells). ¿Tiene razón Aznar cuando alerta de que el ecologismo es el nuevo comunismo? No evidentemente en la capacidad de subversión política, ni tampoco en el dogmatismo del marxismo-leninismo,

una rebelión social capaz de dar al traste con el sistema tardocapitalista. Los movimientos y las ideologías alterglobalizadoras son (somos) más propuestas de denuncia y movilización que alternativas de poder. Además contamos con otros dos handicaps, el de la desmovilización social y la anomia de grandes capas de la población, narcotizadas por el consumismo alienante, y el del fundamentalismo en sentido contrario que todavía arrastran muchos de los compañeros de viaje anticapitalista. Con estos mimbres, queda mucho trabajo por hacer antes de cantar victoria. Citando de nuevo a Vidal-Beneyto: “Los que estamos frontalmente contra la explotación capitalista y defendemos la igualdad en y desde la libertad, sabemos que, hoy por hoy, no tenemos una propuesta cabal, ni siquiera una hipótesis válida que poner en su lugar”. Por eso propugna una transformación total del orden capitalista actual, no una sustitución. Hay muchos que no nos creímos lo del fin de las ideologías, como tampoco lo del fin de la historia: todavía hay partido por jugar, utilizando la jerga futbolística. Por mucho que nos hayan contado y cantado que el capitalismo es el único sistema posible, la combinación de dogma productivista, primado absoluto de la economía y reino de la desigualdad, amalgama un bolo del todo indigerible y repulsivo. Un sistema que empobrece y mata de hambre (ya casi 1.000 millones de personas hambrientas, según los datos de la FAO), que desencadena conflictos béli-

pero el expresidente acierta al apreciar el alcance insurgente que posee el ecologismo social, tanto en los países desarrollados como sobre todo en los empobrecidos. Frente al adocenamiento, la subvención y la desactivación de tantos movimientos sociales, el ecologismo social, con todos los errores cometidos, no ha formado parte del sistema de poder. Es cierto que ha gozado de las migajas (gobiernos locales, autonómicos y en algún caso nacionales) y que el ecologismo de la ecoeficiencia y aceptación del mercado tiene su caché, pero no hemos sido asimilados por los intereses creados. Tampoco el doctrinarismo nos ha afectado a las meninges, por más que nuestros antagonistas nos consideren como un movimiento cuasi religioso. Un poco de ideología no sólo es malo sino necesario, pero el exceso empalaga. Los principios y las creencias son importantes, pero cuando los hechos las desmienten o las invalidan, lo mejor es no empecinarse y modificar el discurso, aceptando las evidencias. ¿Es esta una actitud oportunista? No. El reconocimiento de la realidad lo primero, las alternativas después.

Decrecimiento sostenible Una de las telarañas más tupidas de la que nos tenemos que desembarazar es la del desarrollo, aunque venga acompañada de sostenible. La noción de sostenibilidad se funda en que la senda del progreso no apunte al crecimiento, que no es sostenible, sino al decrecimiento sostenible. Sabemos que en épocas aciagas de recesión y paro como la que se nos viene encima es

2 1. El consumismo es una de las causas de la crisis. 2. Una pequeña parte de la población consume casi todos los recursos disponibles. 3. El ritmo de extracción de recursos naturales es frenético.

3 el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

19


Crisis global

1 difícil sostener un discurso en sentido contrario al pensamiento económico oficial: sin crecimiento ni mayor productividad no hay salida de la crisis. Los economistas ecológicos están hartos de fundamentar que la sociedad no puede ir en contra del 2º principio de la termodinámica y que la biosfera finita no puede admitir crecimientos ilimitados. Si seguimos utilizando recursos útiles de baja entropía (combustibles fósiles y minerales concentrados), convirtiéndolos en residuos inútiles de alta entropía, vamos directos al colapso. Si queremos ajustarnos a la capacidad de acogida o de carga de la naturaleza, no podemos traspasar sus límites, estamos obligados a hacer un uso limitado de todos los recursos naturales, lo cual obliga a decrecer en los países más intensivos y voraces en la explotación de recursos y en la generación de desechos. O sea, a romper el fetiche del incremento del Producto Interior Bruto, a rebajar los niveles de producción y de consumo, y a compartir y alquilar más que poseer y comprar. Less is more, menos es más. “Sólo modificando los patrones de consumo y de producción –con un nuevo modelo económico, en realidad– podremos hacer frente al problema prioritario de los recursos básicos” (J. E. Stiglitz). Es decir, que alimentación, agua, energía, vivienda, sanidad, educación, empleo y derechos humanos sean bienes al alcance de todos y sin hipotecas para el

20

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

futuro. Es estimulante que dos premios de prestigio como el Nobel de Literatura (J. M. G. Le Clézio) y el Príncipe de Asturias de las Letras (M. Atwood), hayan sido concedidos a personas que a su excelencia como escritores incorporan su activismo ecologista. El que la economía mundial crezca todos los años (hasta ahora) un 5% anual, no da las necesarias señales de incompatibilidad con la preservación de la biosfera, ni el mercado proporciona incentivos para ahorrar recursos. No se trata de bajar la velocidad del crecimiento (desacelerar), sino de cambiar de rumbo; no es un crecimiento 0 ni un mero desacople de la generación de residuos con la fabricación de bienes lo que estamos reivindicando, sino de una modificación profunda en nuestro sistema de valores y de una transformación social: “Vivir de otra manera para vivir mejor”, en la reflexión de Ivan Illich. Frente al despilfarro del consumismo desatado se impone el intercambio, la reutilización y el regalo. Austeridad y racionalidad para alcanzar a todos los niveles un consumo responsable, como enfatiza la plataforma ciudadana Coalición Clima. Igual que hicimos objeción de conciencia al servicio militar, estamos obligados a ser objetores del crecimiento. La ecoeficiencia, hacer más con menos, es otra impostura que debemos rechazar. Lo que nos diferencia de estos creyentes en las posibilidades del mercado y de la

2 tecnología es la forma de abordar la expresión de la ecoeficiencia. Sabemos que se puede expresar por la siguiente igualdad EFICIENCIA =

Unidades de producto conseguido Recursos utilizados para conseguirlo

Pues bien, los propagandistas de la ecoeficiencia y del desarrollo sostenible nos animan a incrementar el numerador (la producción) reduciendo algo el denominador (la explotación de recursos). Para un ecologista convicto y confeso, esta fórmula es errónea: estamos obligados a disminuir el numerador y a disminuir más aún el denominador, si de verdad queremos garantizar la sostenibilidad ecológica, económica y social. Hacer más con menos no es la solución, “disociar el crecimiento económico del deterioro medioambiental”, tampoco, porque no van a la raíz del problema. Las “reducciones de escenarios tendenciales” que nos ofrecen los tecnócratas de la eficiencia como alternativa, son tan fútiles como irreales: en la práctica significan incrementos reales de los impactos ambientales. No queremos ralentizaciones en los aumentos de las agresiones ecológicas, sino reducciones netas; aplicando la fórmula del Ministerio de Medio Ambiente, “el total es lo que importa”. La disminución del impacto y de la contaminación se encuentran sistemáticamente anuladas por la multiplicación del número de unidades


vendidas y consumidas. De nada vale que los coches emitan menos CO2 por kilómetro si al final las toneladas globales de emisiones contaminantes del tráfico motorizado siguen creciendo. No sirve que las cementeras emitan menos CO2 por tonelada de clinker fabricado si al final las emisiones totales siguen aumentando. Hay otra forma de alcanzar la eficiencia. Este discurso es subversivo y va contra la línea de flotación del sistema dominante. El PIB disminuiría al mismo tiempo que aumentarían el Indicador de Salud Social o Índice del Genuino Desarrollo Humano. Así asentaríamos una verdadera economía del bienestar, no como la actual, que en realidad es la del acaparar y tener mucho. Eso también permitiría superar la economía basada en el crecimiento incontrolable del crédito y del débito, una de las causas de la crisis financiera actual; la gente no se endeudaría tanto ni viviría por encima de sus posibilidades, mordiendo el anzuelo de préstamos, visas y demás dependencias de los usureros bancarios. La convulsión económica presente demuestra que lo que es bueno para el PIB no siempre es bueno para la gente. “La dictadura del índice del crecimiento fuerza a las sociedades desarrolladas a vivir en régimen de ‘sobrecrecimiento’, es decir, a producir y a consumir fuera de toda necesidad ‘razonable’” (S. Latouche).

Urgen nuevas vías El objetivo es romper la dualidad existente entre la minoría que disfruta de alimentos abundantes, movilidad casi ilimitada,

acceso a tecnología de vanguardia y otras facilidades, y una mayoría con pocas oportunidades para superar las preocupaciones de la supervivencia diaria. El 15% de la población posee el 79% de la riqueza mundial, y el 85% el 21% restante. La cuestión no es si se va a producir decrecimiento en la economía mundial, sino cuándo va a ocurrir y de qué forma: ¿de manera convulsa, incontrolada y nociva, u ordenada, planificada y equitativa? Por ejemplo, el decrecimiento del petróleo está a punto de ocurrir y el del gas natural le seguirá inapelablemente. Por ello, “las grandes inversiones en energías limpias deberían sustituir el consumo como motor de la economía global” (G. Soros). Si el fundamentalismo de mercado nos ha conducido a este callejón sin salida, y si “todos los síntomas apuntan a un desplome económico feo, brutal y largo” (P. Krugman), la urgencia de buscar otras vías es imperiosa. Si se calcula que en el año 2050 el transporte privado se duplicará a nivel mundial –y paralelamente lo harán las emisiones totales anuales de CO2 por transporte–, no basta con cambiar de combustible, de tipo de coche o de tecnología: hay que optar por un cambio radical en el modo de transporte. “Si no conseguimos rebajar el consumo de energía primaria, todo el discurso sobre sostenibilidad sobra, es mera palabrería huera” (J. Reichmann). Aunque carezcamos de recambio para el sistema dominante, que crea agresión ambiental y exclusión social de forma simultánea, no debe ser excusa para de-

nunciar todas sus miserias e ir edificando formas alternativas de relacionarnos entre nosotros mismos y con la naturaleza. Un sistema económico basado en la equidad, la sostenibilidad y la solidaridad es posible. Inyectar ingentes cantidades de dinero público sobre las entidades financieras causantes de la quiebra generalizada, no es la solución, es injusto y lanza un mensaje perverso para los especuladores: enriquécete, que el Estado vendrá a salvarte si te arruinas y arruinas la vida de los demás. “El objetivo final debe ser la adopción de un modelo de desarrollo de bajo consumo, bajo crecimiento y alto nivel de igualdad que tenga como resultado una mejor calidad de vida para todos y un mayor control democrático de la producción”. (W. Bello).

No, este banco no está en quiebra No, este banco no está en quiebra, ni cotiza en la Bolsa. Es un banco que reúne abrazos de la gente y los reparte sin hablar de hipotecas, de réditos, de avales o fianzas. Sólo reclama besos. En este banco se han besado los novios, los amigos, los ancianos, los niños, las mañanas del jueves, las tardes de los viernes, y en sábado y domingo a cualquier hora. Me gustan los bancos como éste, de madera, pintados de verde, rodeados de césped y de flores, unos bancos inofensivos y sensibles, que sonríen cuando alguien se les sienta y escuchan sin críticas todos los discursos.

3 1. Los tiempos del crecimiento continuo de los índices bulsátiles han quedado atrás. 2. El sistema económico actual es un gran generador de pobreza. 3. No basta con algunos cambios con criterios de ecoeficiencia. Hace falta un vuelco en el sistema económico.

Definitivamente, éste es el tipo de bancos que debería poblar el mundo. María Novo

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

21


Claves para entender la crisis del capitalismo de casino y de la economía especulativa

Crisis global

1

Ramón Fernández Durán, Luis González Reyes y Luis Rico Gª-Amado Ciertamente entender todo lo que está ocurriendo en la crisis actual no es sencillo. Para comprenderlo se hace necesario mirar a las bases sobre las que se sostenía (más bien levitaba) la gran burbuja financiera que en estos meses está estallando. Pero no sólo eso, también hay que analizar su relación con la economía productiva y el entorno natural.

El tinglado de la economía financiera La economía financiera es la que crea dinero a través de la especulación con el dinero, no mediando la producción de algo que luego se vende. Es decir, crea dinero sin que exista casi ningún intercambio de materia, trabajo y energía. En la economía financiera, por ejemplo, yo compro acciones de Telefónica a 20 euros y las intento vender a 45, obteniendo con ello un beneficio sin haber aportado nada a la sociedad. El nicho natural de esta economía son la bolsa y los distintos tipos de paraísos fiscales, siendo la banca de inversión uno de sus agentes. En la bolsa hay dos tipos Ramón Fernández Durán, Luis González Reyes y Luis Rico García-Amado, Ecologistas en Acción

22

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

de mercados, uno es el primario, donde se comercia con acciones (trozos de una empresa), deuda privada y pública (el dinero que piden prestado las grandes empresas y los Estados para acometer sus inversiones y gastos), materias primas y alimentos (es allí donde se les pone precio, no en los lugares de producción) y, sobre todo, monedas (compraventa de distintas divisas). El segundo mercado es el secundario, dominado principalmente por los productos derivados. Éstos son futuros (comprar el derecho a adquirir algo dentro de x tiempo por y euros), opciones (comprar la posibilidad de adquirir algo por y euros en x tiempo) y complejísimos instrumentos financieros derivados del mercado primario. Todos estos productos tienen una relación directa con la economía productiva y con la realidad político-monetaria. Por ejemplo, la deuda pública tendrá que ser

a un interés tanto mayor cuanto menos fiable sea el país (como es el caso de Islandia ahora, donde los tipos de interés han subido al 18% frente al 3,25% de la zona euro). Recordemos que la deuda pública se devuelve con los impuestos que paga la población y otros ingresos. Otro ejemplo es el valor de las monedas, que es el que determina la capacidad de compra internacional de un país (por ejemplo de petróleo) y su capacidad de devolución de deuda (que suele estar emitida en dólares o euros). Y no debe olvidarse la enorme responsabilidad de la especulación financiera en el encarecimiento de los alimentos que ha supuesto una crisis alimentaria global sin precedentes. Cuando en bolsa se compra cualquier cosa es porque se tiene la expectativa de que ese valor va a subir y proporcionar beneficios con su posterior venta o mediante el pago de dividendos. La bolsa es un casino en el que yo confío que voy a ganar con mi apuesta. Una de las cosas que se ha quebrado ahora es justo eso, la confianza. Ésta es la clave para entender cómo funciona la economía financiera: la confianza de que el valor adquirido subirá. También es importante comprender que el sistema funciona a crédito. Nadie paga con su dinero disponible sino con préstamos que, en realidad, son préstamos sobre préstamos que además llevan aparejados interés compuesto. Por ejemplo, el BCE deja dinero al Santander para que éste se lo preste a Sacyr-Vallehermoso para comprar el 20% de Repsol-YPF, y en todos estos préstamos el interés sube para que la entidad tenga un beneficio. De este modo, para que se puedan ejecutar las devoluciones, Repsol tiene que incrementar su beneficio, normalmente a costa de las condiciones laborales, de las condiciones ambientales, o de incrementar la venta de gasolina. Todo ello muy sostenible como se ve. Para que las deudas puedan ser devueltas el crecimiento no puede parar, de forma que el sistema funciona como una bicicleta: si para de dar pedales (de crecer) se cae. Por todo esto el dinero es más un indicador de la deuda existente que de la riqueza. Esto es especialmente aplicable a la economía financiera.

Hinchando la burbuja El capitalismo funciona con una única premisa: el aumento de beneficio individual rápido, de manera que las inversiones se van a las áreas donde este beneficio es máximo. Hasta finales de los años 60 las tasas de beneficios mayores estuvieron en la economía productiva, pues además existía una fuerte represión financiera de carácter político, como resultado de la


Crisis global debacle de los años 30. Pero en esos años se entró en una crisis de sobreproducción (aumento continuado de la oferta sin incrementar la capacidad de consumo mundial), por razones que aquí no hay espacio de explicar. El sistema intentó responder con tres medidas básicas. Dos de ellas se relacionan con la globalización neoliberal de la economía real: reformulación de las relaciones capital-trabajo (e incremento de la presión sobre el entorno) para abaratar los costes de producción a escala estatal y global, e incremento de los ámbitos de la vida y territorios bajo la lógica del capitalismo para incrementar la base del consumo. Esto posibilitó ampliar la producción y el consumo. La otra fue posibilitar que la economía financiera se convirtiese en un monstruo que diese inmensos beneficios. Una de las bases del hinchado de este monstruo es que, desde 1971, con el final del patrón dólar-oro, la creación de dinero por parte de los Estados (y no digamos de los bancos y las bolsas) no está sujeta a ningún límite físico. Es decir, que el presidente de EE UU puede dar a la máquina de hacer billetes sin tener guardada una cantidad equivalente de lingotes de oro en las arcas de la Reserva Federal, como ocurría antes. Esto ha permitido una brutal creación de dinero de la nada desde entonces, convirtiéndose en la gasolina que ha alimentado el incendio actual. La gran paradoja es que ha aumentado sin freno el capital-dinero mundial, mientras ha disminuido a velocidad de vértigo el capital natural planetario por la crisis ambiental. Asociado a este aspecto está la desaparición de un sistema de cambios fijos entre monedas, lo que ha permitido que los mercados de transacciones monetarias se hayan convertido en los más importantes del planeta y los que tienen un carácter especulativo mayor. Además, la posibilidad de operar en divisas que no sean locales –y la creciente debilidad de las divisas periféricas– ha permitido que haya países dolarizados y eurizados, donde las políticas monetarias están condicionadas por los flujos especulativos globales. Un segundo elemento clave en este proceso ha sido la liberalización de la circulación de capitales a escala internacional. Esta liberalización permite, por ejemplo, que ahora esté fluyendo el dinero de las bolsas de los países del Sur hacia los Estados del Norte, o que se hayan producido fuertes ataques especulativos principalmente sobre las divisas periféricas. En tercer lugar se ha producido una opacidad creciente en todo el sistema. Esto está representado por el secreto bancario, los paraísos fiscales [1] o las operaciones

al margen de cualquier regulación (sistema bancario en la sombra). La principal consecuencia es que la mayor parte de la economía se podría calificar, sin exagerar, de mafiosa. Por ejemplo, la mitad de los flujos financieros internacionales pasan por paraísos fiscales, y su actuación hace que las Islas Caimán invirtiesen más en China que EE UU o Japón en 2007. En el mundo de las operaciones en la sombra reinan los private equity (fondos de capital riesgo), los hedge funds (operan en el mercado de derivados) y la banca de inversión (banca altamente desregulada sin supervisión política), muchas veces a través de mecanismos de over the counter (contratos privados no sujetos a normativas). Otro elemento básico son las legislaciones que han ido tomándose a escala internacional sobre el dinero que pueden prestar los bancos. Según el acuerdo de Basilea II, a los bancos se les recomienda retener sólo el 8% de los depósitos, con el resto pueden conceder créditos. Pero ese 92% realmente es mayor, ya que los bancos más solventes

(esto es, más grandes) pueden reducir el 8% guardado y, además, están todos los mecanismos de titularización de deuda [2], fuera de balance, que hacen que la cantidad prestada sea en realidad bastante mayor. Esto ha supuesto que la economía actual funcione con un grado de endeudamiento muy grande, es decir, que no funcione con dinero real, sino con préstamos que se confía en que no se llegarán a ejecutar con la predicción de que la inversión sea rentable de forma rápida debido a la subida del precio de los activos. Ligado a esto ha estado la desregulación creciente que ha permitido el desarrollo de la ingeniería o alquimia financiera: un montón de cosas susceptibles de ser compradas y vendidas en bolsa y paraísos fiscales, desde paquetes de hipotecas que se convierten en títulos, hasta el propio riesgo de impago de estas deudas. La idea subyacente ha sido incrementar el negocio creando créditos sobre créditos, intentando a la vez incrementar la liquidez de lo que se compra, para hacer más fácil su

1. La banca de inversión ha sido uno de los principales agentes de la enorme burbuja financiera. 2 y 3. Detrás del poder económico de monedas fuertes como el dólar o el euro hay mucha violencia contra las personas y la naturaleza.

2 3

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

23


TAMAÑO COMPARATIVO DE LA ECONOMÍA FINANCIERA FRENTE AL COMERCIO Y AL PIB MUNDIAL en miles de millones de dólares por día (media durante 2007) PIB mundial (valor de la producción de bienes y servicios) (1): Mercados bursátiles Fuente: [6]

Comercio mundial

(1) 0

Mercados de cambios 500

1.000

Productos derivados 1.500

2.000

venta. Igualmente, se ha buscado esparcir o diluir el riesgo, tratando de ocultar su existencia. El resultado de todo este entramado es que, en la actualidad, grosso modo, sólo el 1% del dinero circulante es papel-moneda, el 11% sería dinero bancario (por ejemplo tarjetas de créditos o dígitos en una cuenta) y el 88% restante dinero financiero (el 13% deuda titulizada, como acciones o hipotecas, y el 75% restante derivados). La economía financiera representa, aproximadamente, el 90% de la total. O, en otras palabras, que nuestra economía es una economía de casino (ver gráfica).

Finanzas (centrales) versus economía productiva (periférica) La traslación de esto a la economía real significa que los países enriquecidos, los que controlan las divisas fuertes y los mercados financieros más potentes, tienen

1 1. La especulación financiera no genera bienes para la sociedad. 2. El alza del precio del petróleo aceleró la crisis inmobiliaria y financiera actual. 3. Los mismos organismos y personas que favorecieron la dinámica económica actual, son los que ahora pretenden solucionarla. 2

2.500

3.000

3.500

una inmensa capacidad de compra sobre el resto del mundo. Además, aunque la creación de dinero financiero es ficticia, su poder de compra en la economía productiva es muy real. Mientras los países del Norte se especializan en lo financiero (y servicios y conocimiento) produciendo cada vez menos pero más caro, los países del Sur son donde se producen los bienes materiales baratos y los territorios de donde se extraen el grueso de materias primas, lo que provoca un alto impacto ambiental. En este proceso podemos analizar el papel de la potencia dominante, EE UU, y la emergente, China. A nivel internacional podríamos simplificar mucho el mundo planteando que hay un gran consumidor, EE UU (y, en menor medida, la UE y Japón) y un gran productor, China (y otras regiones como India). Esto ha producido que China haya aumentado progresivamente sus ingresos por ventas de productos manufacturados, mientras que EE UU se endeudaba de forma creciente hasta superar los 10 billones de dólares (más lo que se van a gastar en la lucha contra esta crisis, que podrá incrementar la deuda estatal hasta 11,3 billones, el 70% de su PIB). La deuda de EE UU ha sido cubierta con préstamos de China, junto con otros de Japón y los países de Oriente Próximo productores de petróleo. Así el gigante asiático es el principal tenedor de bonos estadounidenses y acapara el 33% de las reservas de dólares mundiales [3]. Además, el gran poder de consumo estadounidense también se ha sostenido a través de la creación de dinero en la burbuja financiera e inmobiliaria de estos últimos años. Nuevamente se puede usar el símil de la bicicleta: si EE UU rebaja su consumo y es incapaz de asumir la sobreproducción actual, todo el chiringuito se cae, empezando por el milagro chino.

El capital financiero, de la mano de la vivienda, se desboca... En la actualidad, una importante parte del capital financiero internacional se encuentra invertido en el mercado inmobiliario, especialmente tras la crisis de las puntocom en 2000, que produjo el desplome de la bolsa y llevó a los inversores a buscar nuevos nichos de mercado. El mercado de la vivienda se encontraba en proceso

24

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

4.000

4.500

5.000

5.500

de expansión debido a la combinación de ciertos factores que se habían ido implementando a finales del siglo pasado. En primer lugar, la progresiva mercantilización de la vivienda y la desregulación urbanística, que en el Estado español se materializó con el Decreto Boyer y la Ley Álvarez Cascos (del “todo urbanizable”), y que fomentaron la especulación con el suelo, la vivienda y la construcción desenfrenada. A su vez, el crudo barato propició las ingentes cantidades de energía necesarias para poner en marcha este modelo urbanístico y territorial, e impulsar la burbuja financiera inmobiliaria. Por último, la bajada de los tipos de interés a partir del año 2000 permitió conseguir dinero barato con el que invertir en bienes patrimoniales. Todo esto estaba produciendo una mercantilización cada vez mayor de los inmuebles, que cada vez se consideran más como un bien de inversión y no como un espacio donde habitar, lo que atenta directamente contra el derecho a la vivienda. De esta manera se facilitó el desembarco de capital financiero a partir de 2001 en el sector inmobiliario. Fue entonces cuando el mercado de la vivienda se desbocó, primero en EE UU y el mundo anglosajón, después en países como España, alcanzando finalmente el resto del mundo (Europa del Este, China, Rusia, etc.). El sector inmobiliario se convirtió en uno de los principales motores del crecimiento económico y en el fuelle de una nueva burbuja financiera que creció espectacularmente en un periodo de apenas 5 años. En esta vorágine de construcción y especulación inmobiliaria los bancos decidieron aumentar el margen de beneficios prestando dinero a población con menor capacidad económica, aquella que en condiciones normales no habría tenido acceso a créditos y a la que anteriormente era el Estado el que garantizaba el acceso a la vivienda, no el mercado. El ambiente de euforia lo permitía y la posibilidad de aumentar el lucro fue irresistible para los bancos. Así empezaron a destinarse, en lugares como EE UU, préstamos de alto riesgo a intereses mayores de lo habitual, aunque con unos años de carencia, a los que se denominó hipotecas subprime. Ilusamente se pensaba que la subida de los precios de la vivienda permitiría a estos sectores de población pagar los préstamos


Crisis global contraídos. Y, en aras de continuar con el lucro, se titulizaron estas hipotecas para poderlas vender, mediante la intermediación de la banca de inversión. Así estos títulos formaron parte del mundo virtual de las finanzas en la sombra, donde fueron moviéndose y dispersándose, con lo que su riesgo alcanzó al conjunto del sistema financiero.

... hasta que llega la crisis El alza del precio del crudo entre 2004 y 2005 desequilibró la situación que había permitido el crecimiento de la burbuja inmobiliaria y financiera, pues supuso el aumento de la inflación y con ello la necesidad de subir los tipos de interés. A su vez, la construcción desenfrenada había desembocado en un exceso de oferta de viviendas. Todo ello frenó irremediablemente el crecimiento del mercado inmobiliario, iniciándose una brusca contracción del mismo y una caída de los precios de la vivienda. En este contexto, muchas de las personas hipotecadas, especialmente las provenientes de las hipotecas subprime, no pudieron hacer frente al pago de los préstamos (con intereses crecientes), lo que provocó una crisis de confianza entre los inversores. Y al estar el riesgo disperso por todo el espacio financiero –literalmente, no se sabe bien dónde– la falta de confianza se ha ido extendiendo por los diferentes mercados financieros y ha provocado la caída de las bolsas y de los activos inmobiliarios. La consecuencia más directa de esta caída ha sido la evaporación de gran parte de la riqueza monetaria mundial acumulada en los mismos. Ésta, simplemente, ha dejado de existir: el dinero, especialmente el financiero, al contrario que la energía, sí se crea y se destruye. En definitiva, el impago de las hipotecas, junto con la desaparición de dinero en bolsa, unido a que en tiempos de crisis disminuyen las inversiones, han generado aún mayor desconfianza, provocando un círculo vicioso creciente de desconfianza - pérdida de liquidez que se ha ido extendiendo por los circuitos de la economía mundial. Puesto que la estructura financiera se sustenta fundamentalmente en la confianza, esto ha supuesto la eliminación de los cimientos que aguantaban el edificio económico y financiero, el cual se está derrumbando rápidamente resultando en la actual crisis. Pero, además, la crisis tiene mucho que ver con los límites ecológicos del planeta, a

3 diferencia de otros momentos históricos en los que se han producido otras crisis de sobreproducción, como la del 29. En primer lugar tiene que ver porque ha venido propiciada por el alza del precio del petróleo hasta el verano pasado. Un alza que se debe a su especulación en bolsa, al incremento de la demanda, y en gran parte a que estamos ya, o nos estamos acercando, al pico del petróleo. A partir de ese punto quedará sólo la mitad de las reservas y su extracción cada vez será más cara y difícil, siendo imposible satisfacer una demanda en ascenso. El segundo factor ambiental que ha influido ha sido el ligado al desmadre inmobiliario, como hemos podido ver claramente en el Estado español, pues la lengua de lava urbano-metropolitana engulle cada día más territorios de alto valor agrícola y natural. En conclusión, esta crisis sistémica va más allá de la “avaricia de unos cuantos banqueros”, como se ha querido mostrar desde el poder. Está en la raíz del sistema que propició el sacrosanto crecimiento económico del “España va bien”. No será porque no lo dijimos desde el movimiento ecologista...

Crisis global… pero en el Sur se pasa peor La crisis financiera está suponiendo una deflación en la economía especulativa (disminución del precio de los activos en bolsa y de los inmobiliarios), mientras aumenta la inflación de la economía real. Esto afecta más a las personas con menos recursos, pues aparte de ser quienes pierden el trabajo, notan más la pérdida de capacidad de compra. Si la crisis financiera ha afectado de lleno a los países ricos, el efecto sobre los países empobrecidos está siendo aún más grave. Conviene recordar que los capitales financieros han huido de los mercados periféricos para apuntalar posiciones en los centrales. En tiempos de crisis se busca la confianza en un poder

político y militar fuerte (recordemos que todo depende de la confianza). Así, las divisas periféricas, junto con las bolsas de estos países, se están desplomando aún más precipitadamente (el 28-10-08, mientras la bolsa de Nueva York había caído un 40% la de Rusia lo había hecho un 73%, la de Argentina un 61 y la de Brasil un 54). Estos desplomes de las divisas y bolsas del Sur pueden agravar la situación de pobreza de gran parte de la población de estos países, incrementando su deuda y arrastrando de manera muy rápida a su economía real. Si en el 29 los efectos del crack financiero tardaron 3 años en notarse por la economía real y tuvieron una menor proyección mundial, en esta ocasión han bastado unos pocos meses y su repercusión está teniendo una fuerte dimensión global, lo cual vaticina un futuro próximo muy incierto. El Banco Mundial predice que el coste de esta crisis oscilará entre el 10 y el 20% del PIB de los países afectados. Esto ocurre en un mundo cada vez más multipolar, en el que EE UU, pese a la subida coyuntural del dólar [4] y la UE, de capa caída tras el No de Irlanda, no pueden afrontar la crisis en solitario y necesitan convocar al G-20 para intentar atajar la crisis. En este marco no hace falta enumerar las obvias repercusiones ambientales y sociales de toda esta locura.

Soluciones que no solucionan Las políticas de lucha contra la crisis financiera de EE UU, la UE y el Estado español se están basando en apuntalar el sector bancario y facilitar liquidez a los mercados para que recuperen la tan maltrecha confianza. Este es el fundamento último de los 50.000 millones de euros que el Gobierno español piensa llegarse a gastar en la compra de activos de los bancos (lo que incrementará la deuda pública del 37% al 42% del PIB) y de los 100.000 millones que ha puesto sobre la mesa para avalar la banca [5]. Así se están transfiriendo los riesgos y las pérdidas a los Estados y, en definitiva, al conjunto de la ciudadanía. Es curioso el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

25


Protesta en la Bolsa de Madrid en junio de 2008. Foto: Rompamos el Silencio.

que uno de los argumentos para mantener las desigualdades en el mundo, los riesgos que corren los grandes capitales en sus inversiones, se venga abajo tan rápido: los riesgos pasan de ser privados a colectivos. Se socializan las pérdidas y se privatizan las ganancias. Otra paradoja es que los Presupuestos Generales se presenten austeros en lo social y lo ambiental porque “no hay dinero por la crisis” y no podemos incrementar nuestro déficit, mientras aparece dinero público a mansalva para salvar a la banca. Este tipo de políticas, no sólo ponen las bases de una nueva burbuja especulativa al insuflar liquidez sin cambiar las reglas del juego, sino que amenazan a los Estados con una posible quiebra, como ya apuntan los mercados al estar subiendo la prima de riesgo de países como el nuestro. Y una quiebra estatal tendría una fortísima repercusión social, ya que implicaría el desmantelamiento de la sanidad, la educación y otros servicios públicos, algo que ya experimentaron en Argentina en 2002 y que está sobrevolando numerosos lugares del mundo, entre ellos países cercanos como Islandia o Hungría. Una posible consecuencia adicional es que, fruto de la puesta en circulación de estas cantidades ingentes de dinero, se entre en un proceso altamente inflacionario en los países del Norte. Lo que resulta casi seguro es que se producirá (de hecho ya está ocurriendo) una fuerte concentración bancaria, lo que significa acumular más poder en pocas manos altamente irresponsables. Es decir, que unas pocas personas podrán seguir enriqueciéndose especulando con el dinero propio y ajeno. Además la especulación con lo ambiental se está barajando como una herramienta más de salida a todo esto, como es el caso del creciente mercado de compraventa de emisiones de CO2. Por último, desde un punto de vista ambiental (y social si tenemos en cuenta a toda la humanidad) las políticas keynesianas no son salidas a esta crisis, ya que se basan en un mayor despliegue del actual

26

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

modelo productivo y territorial, y en el incremento del consumo.

Soluciones que tal vez solucionen Para evitar que no se vuelvan a producir nuevas burbujas especulativas y desmanes financieros es necesario socavar las raíces sobre las que se sustentan con medidas del tipo de: ffAnclar las monedas a valores físicos poniendo límites a la creación del dinero. Se podrían anclar al tamaño de la población o a una cesta de productos básicos. La clave es que no pueda crecer el dinero (que no es más que deuda como vimos) al margen de la cantidad de recursos naturales existentes. ffImplantar un sistema de cambios fijos para las divisas con control democrático internacional. ffImposibilidad de operar con monedas distintas a la local y control público de los bancos centrales. ffLimitar drásticamente el movimiento internacional de capital y abolición de la deuda externa de los países del Sur. ffFuerte regulación y transparencia de los mercados, con la apertura de sus libros al público, junto con la eliminación de los paraísos fiscales. ffProhibir que los bancos presten dinero por encima de los depósitos que tienen (subir el coeficiente de caja al 100%), eliminando además mecanismos como la titularización de deuda. ffControl público y democrático de la banca para forzarla a actuar con criterios de equidad, solidaridad y sostenibilidad. Estas medidas sólo servirían para reducir la posibilidad de nuevas burbujas especulativas y desmanes financieros internacionales que terminen generando una nueva crisis, pero no permitirán avanzar hacia un mundo realmente sostenible, solidario y justo, ya que esto es incompatible con el sistema actual, que requiere un crecimiento ilimitado y la creación de desigualdades para su subsistencia. Medidas que irían en este sentido serían: la reducción del ámbito de la economía monetaria; la reconversión ecológica del

sector industrial, de la construcción y las ciudades; el impulso de un mundo rural vivo basado en la producción agroecológica; la transformación del sistema energético hacia fuentes renovables; o reinvertir el dinero destinado a grandes infraestructuras de transporte en fomentar los circuitos de producción-consumo cortos. Atendiendo a que una crisis es una oportunidad de cambio, es el momento de preguntarse si queremos seguir dejando que unos pocos especulen con los ahorros del resto, controlen los puestos de trabajo y tengan a la humanidad secuestrada. Las políticas de castración de la economía especulativa pueden abrir puertas para los cambios reales que necesitamos, con el objeto de vivir mejor y en equidad con menos, en paz con el planeta.

Notas y referencias 1 En ellos se garantiza la confidencialidad de las cuentas y transacciones, no hay normas para el control de los movimientos de capital y cuentan con una fiscalidad muy laxa o inexistente. Gibraltar, Andorra y Luxemburgo son paraísos fiscales cercanos. 2 Consiste en vender en bolsa las hipotecas obteniendo dinero líquido y permitiendo un mayor endeudamiento. 3 China está siguiendo una estrategia que se podría denominar como “ascenso en la regla del notario”, según la terminología de J. M. Naredo. Es decir, comienza a pasar de producir lo más intensivo en mano de obra y más impactante con el medio a precios baratos, a producir dinero financiero y tecnología que es menos intensiva en mano de obra, menos impactante y más cara en los mercados internacionales. Para ello China ha empezado a invertir en bolsa en productos más arriesgados (y rentables), a desviar la producción más intensiva en mano de obra a su entorno cercano (el precio de su mano de obra se ha multiplicado por 4 en los últimos 10 años), y a aumentar su demanda interna. 4 El dólar está teniendo una fuerte subida coyuntural respecto al euro, lo que se debe al mayor poder militar y político de EE UU (como se ha visto en el caso de Islandia, la fiabilidad de los Estados es importante), a que la reserva federal controla un porcentaje mucho mayor del PIB que la Comisión Europea, y a que la convergencia económicamonetaria europea se está esfumando con la crisis (por ejemplo, el interés de las deudas públicas de los países de la UE está divergiendo en la actualidad). 5 Pero éstas no son las únicas medidas que está impulsando el Gobierno, ya que está poniendo en marcha otras destinadas a reactivar la burbuja inmobiliaria, como la compra de suelo a las inmobiliarias o la supresión del impuesto de patrimonio. Por otro lado, en EE UU el presupuesto anti-crisis es de 520.000 millones de euros y en la UE la cantidad supera ya los 2,5 billones de euros, cerca del 20% de su PIB. 6 Tomado de Le Monde Diplomatique nº 157, nov 2008 (basado en FMI, BM, etc.)


La construcción de autovías se incrementa como salida a la crisis.

Crisis global

Recortes en medio ambiente con el pretexto de la recesión económica

Llegan las rebajas ambientales Ecologistas en Acción La llegada de la reciente crisis económica no ha supuesto un freno a la destrucción del medio ambiente. Al contrario, rápidamente está convirtiendo a buena parte de las políticas ambientales en algo prescindible. Desde esta óptica, en el artículo se repasan algunas de las políticas ambientales que ya se están viendo recortadas con la coartada de la crisis. Llegan las ‘rebajas’ ambientales.

N

o son buenos tiempos para la defensa del medio ambiente. Hasta tal punto que en el último medio año se ha ido rebajando su rango administrativo. Ya se empezó con la unión –mejor, absorción– de Medio Ambiente por parte del Ministerio de Agricultura. Pero la necesidad de disminuir gastos por parte de las Administraciones autonómicas ha sido la principal argumentación para reducir el número de consejerías –algo que ya se ha dado en Madrid, Murcia, Extremadura y Castilla-La Mancha–. Este proceso siempre ha finalizado con la eliminación de la Consejería de Medio Ambiente, incorporando sus competencias en otras consejerías, en ocasiones tan antagónicas como industria o minas.

Recortes en conservación La necesidad de reducir gastos se ha sumado a la inactividad y desinterés que en materia de conservación de la naturaleza venimos arrastrando desde hace años. Por eso hoy es aún más difícil que se pongan en marcha los cientos de planes de gestión de espacios protegidos necesarios con urgencia para su conservación, o las decenas de planes pendientes para la recuperación de especies amenazadas, por poner algunos ejemplos. El olvido intencionado de la aplicación de los condicionantes ambientales (actuaciones correctoras y compensatorias) ya

era notorio en las infraestructuras, especialmente de transportes. La situación actual no invita al optimismo. Las labores de integración paisajística, de lucha contra la erosión, o la construcción de pasos para la fauna, por ejemplo, se quedan en los papeles y no llegan a ejecutarse, suponiendo un claro incumplimiento de las declaraciones de impacto ambiental. Pero por la ausencia de programas de seguimiento y vigilancia no son detectados ni denunciados. Las denuncias por parte de los grupos ecologistas se archivan, o cuando se convierten en sentencias de los juzgados, llegan con la obra terminada. La crisis también empieza a ser una oportunidad para algunos alcaldes de pueblos con sus términos municipales dentro de parques naturales, que una vez ha pasado el periodo de bonanza económica –que les ha permitido disponer de ayudas y fondos económicos millonarios por estar afectados por un espacio natural protegido– no han dudado en poner en el centro de la diana al espacio natural como causante de sus males, una forma de ocultar su incompetencia en la gestión de los fondos recibidos. La reducción presupuestaria conlleva también efectos negativos en relación al agua, al reducirse o incluso desaparecer partidas presupuestarias dedicadas a proyectos de interés ambiental. Tal es el caso de los fondos destinados al deslinde del dominio público hidráulico –imprescindi-

ble para la conservación de los cauces y bosques de ribera– o al Plan Especial del Ato Guadiana. Otro riesgo importante es que la crisis del sector de la construcción anime al Gobierno a promover grandes inversiones, planteándose nuevas infraestructuras hidráulicas, como ya está ocurriendo, de hecho, en el caso del transporte. No sería raro que veamos recuperarse viejos proyectos que fueron desechados en su momento por su gran impacto ambiental y social y su escasa funcionalidad hidrológica. Ahí está, por ejemplo, el caso del trasvase desde el embalse de Valdecañas en el Tajo hasta el acueducto Tajo-Segura, recientemente vuelto a considerar por el Ministerio. No sólo sufrirá la crisis el patrimonio natural. Todo parece indicar que la conservación de nuestro patrimonio histórico y arqueológico tendrá importantes recortes, además de que menguarán las pocas garantías de su mantenimiento frente a desarrollos urbanísticos o a obras de infraestructura, con el pretexto de que se frenaría la recuperación de la economía.

Olvido de los objetivos de reducción de emisiones Antes de que la crisis financiera se extendiera por todo el mundo, antes de que las bolsas se desplomaran asustadas… las cosas ya iban mal en materia de control de emisiones de CO2 y de cambio climático el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

27


Crisis global en la Unión Europea. En enero de 2008 la Comisión de Medio Ambiente de la UE presentó los límites de su compromiso sobre cambio climático en los próximos tiempos: una reducción unilateral del 20% de sus emisiones para 2020 con respecto a las de 1990, cuando hacía poco más de un mes que en la Conferencia de Bali reconocía y ponía por escrito que las reducciones deberían estar entre el 25-40%. El plan europeo de enero se dirige a otros dos frentes para 2020: que el 20% de la energía sea de origen renovable y llegar a un 20% de eficiencia energética. Aún no es firme, puesto que debe pasar los complicados trámites de aprobación comunitarios. Pero lo que se va conociendo, no invita al optimismo. Por ejemplo, no tuvo prácticamente oposición el reparto por países de los objetivos de emisión en 2020 para los llamados sectores difusos (transporte, residencial, residuos, etc.), a pesar de que algunos Estados miembros salieron con niveles de reducción escandalosamente bajos. Concretamente España podrá emitir en 2020 un 30% más que en 1990. ¡Para qué preocuparse de Kioto que sólo nos permitía aumentar un 15%! Y seguirán las rebajas porque el llamado “paquete 20/20/20” se ha tropezado con la abierta oposición de demasiados países miembros. Silvio Berlusconi en el consejo de ministros de la UE de octubre exigió en nombre de la defensa ante la crisis que la UE no sea un Quijote frente al clima y amenazó con vetar los posibles acuerdos. La amenaza de expatriación de empresas a países sin limitación de emisiones y la posible pérdida de empleos fueron argumentos incluso de Alemania y Reino Unido, anteriormente líderes contra el cambio climático. Polonia y otros siete nuevos Estados miembros (Bulgaria, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Rumania y Eslovaquia), donde el carbón constituye hasta el 90% de su consumo energético,

1

2

28

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

rechazaron los límites que les han asignado para 2020, aunque sólo signifiquen limitar sus emisiones al nivel actual. Lo cierto es que apenas una semana después de destinar 2.000.000 millones de euros al apoyo de un sector financiero culpable de avaricia e irresponsabilidad, son incapaces de comprometer 70.00090.000 millones de euros para poner en marcha el paquete europeo sobre clima y energía.

Más viviendas todavía En la inocencia de quien sueña con que las cosas mejoren, muchos creímos que la crisis, al menos, serviría para reconducir los excesos producidos en el sector inmobiliario en el Estado español. Durante la legislatura anterior el Gobierno y el propio Presidente del Gobierno alardearon de perseguir la abolición de las prácticas especulativas y de frenar la destrucción del territorio consecuencia de un urbanismo desaforado. Sin embargo, han bastado unos meses de vacas flacas para que se hayan activado todas las alarmas y el Gobierno y el Ministerio de Vivienda hayan salido a salvar al sector inmobiliario. A pesar de la contundente evidencia de que en la última década en el Estado español se han construido muchas más viviendas de las necesarias, se insiste en la necesidad de seguir construyendo. Eso sí, ahora vivienda protegida. Y eso que existe un stock de vivienda construida y sin vender que se valora entre seiscientas mil y un millón. Pero el Ministerio se ha comprometido a construir una media de 150.000 viviendas de protección a las que se sumarían las viviendas libres. En la actualidad existe suelo público suficiente para poner en marcha esta iniciativa, si lo que realmente se persiguiera es construir vivienda pública. El patrimonio de suelo de la Entidad Pública Empresarial de Suelo, SEPES, alcanzó en 2007 un va-

lor de 1.128 millones de euros. Sin embargo, el Ministerio de Vivienda, ha iniciado una Oferta Pública de Compra de Suelo destinando 300 millones de euros para la adquisición de suelo de titularidad privada para construir vivienda de protección. Es claro que con esta iniciativa se va a favorecer a las grandes empresas inmobiliarias que han ido acaparando suelo durante los últimos años. Además, con la excusa de la construcción de vivienda de protección, muchas comunidades autónomas están poniendo en marcha distintas iniciativas (convenios, normativas) para autorizar la construcción sobre suelo protegido. En definitiva, a pesar de la sobreoferta de vivienda existente, la crisis está justificando la puesta en marcha de políticas centradas en la construcción de nueva vivienda, en este caso de protección. Igualmente se está justificando la destrucción de suelo protegido, reservando el suelo urbanizable y la vivienda libre existente a la espera de que pase la crisis.

Transporte: ¿crisis, qué crisis? Al igual que ocurre con el urbanismo, se podría caer en la tentación de creer que gracias a la crisis decrecería el ritmo frenético de inversión en grandes infraestructuras de transporte. Nada más lejos de la realidad. Y es que la política del Ministerio de Fomento tanto en tiempos de bonanza económica como de recesión es la misma, “más cemento, pase lo que pase”. Así, cuando más falta hace apostar por la movilidad sostenible, y con el falaz pretexto de combatir la crisis, se aumentan los presupuestos para las infraestructuras de transporte más impactantes. La estrella de los presupuestos de 2009 son las autovías, que se llevarán una tajada de 5.636 millones € (un 16% más que en 2008), seguidas muy de cerca por el AVE, con 5.629 millones € (un 21,6% de aumento). En

3


5 4 1. Nunca llegan los planes para la recuperación de especies en peligro. 2. Se está paralizando el deslinde del Dominio Público Hidráulico. 3. El objetivo del Gobierno es seguir construyendo viviendas, sin medidas para poner en uso las casas vacías. Foto: Ecologistas en Acción. 4. Los fabricantes de coches piden más y más ayudas. 5. La población inmigrante sufrirá mucho los recortes. 6. Cola en una oficina de empleo. Los recursos que se dedican a las grandes entidades financieras, se detraen de los disponibles para los más necesitados.

total, el presupuesto para infraestructuras de 2009 ascenderá a unos escalofriantes 19.271 millones €, un 7,5% más que hace un año. ¿Crisis, qué crisis? Las faraónicas inversiones en infraestructuras son tremendamente intensivas en capital pero muy poco en mano de obra, por lo que convendría no perder de vista la cantidad de puestos de trabajo en otros sectores que se podrían crear con los más de 3 billones de las antiguas pesetas que se van a dedicar en 2009 a seguir asfaltando el Estado español. En esta misma línea de actuar de forma contraria a lo que se necesita, el PSOE, junto con el PP y algunos otros partidos, a finales de octubre rechazaron una proposición de Ley de Movilidad Sostenible auspiciada por varias organizaciones, entre las que estaba Ecologistas en Acción. También, desde la UE se apoya –bien es cierto que sin muchas prisas ni convicción– una fiscalidad que haga que el transporte pague parte de sus costes externos. Pues bien, en la reunión de ministros de transporte europeos de octubre pasado, se abordó la revisión de la directiva de la Euroviñeta para incorporar estos costes, y la principal detractora no fue sino Magdalena Álvarez… con el argumento de la crisis. Esta reforma permitiría el cobro de tasas para compensar el impacto del transporte de mercancías por carretera, atendiendo a tres externalidades: contaminación del aire, ruido y congestión. Con el pretexto de no poner trabas a los proyectos de infraestructura, también se anuncian importantes rebajas en los procedimientos de impacto ambiental. Es claro que estos mecanismos nunca han funcionado de modo satisfactorio para la defensa de los recursos naturales, pero parece que la situación será peor en el futuro. Por desgracia, todo lo que se dice de Fo-

6

mento es aplicable a la casi totalidad de las Administraciones autonómicas: mientras se anuncian recortes en muchos aspectos sociales, se incrementa la inversión en infraestructuras de transporte sin que exista ningún plan de movilidad sostenible que les dé una cierta racionalidad. En otro orden de cosas, la bajada de ventas en los coches, se está utilizando por la industria del automóvil para pedir más y más ayudas y para forzar la rebaja de objetivos de la nueva directiva que limitará las emisiones de CO2 de los automóviles. Y eso que los efectos del cambio climático serán mucho peores que lo que pueda suponer esta crisis, pero son malos tiempos para pensar en el medio plazo. En definitiva, no es que no caminemos hacia la movilidad sostenible sino que, con el asidero de la crisis, cada vez apretamos más el acelerador de la insostenibilidad del transporte.

Más ayudas para bancos y multinacionales, menos gastos sociales A escala internacional, resulta paradójico observar cómo los diferentes gobiernos dedican cantidades ingentes de dinero público para salvar a los bancos, cuando han sido incapaces de llegar a los montos necesarios para alcanzar algo tan poco ambicioso y transformador como son los Objetivos del Milenio. Parece que mantener el sistema financiero es más importante que acabar con el hambre, con la pobreza o con las crecientes diferencias entre ricos y pobres, como demuestra que el G8 haya podido juntar 1 billón de dólares en pocos días para bancos, pero no encuentren por ningún lado 50.000 millones para ayudas al desarrollo. Sólo el dinero que ha presupuestado el Gobierno de EE UU para inyectar en su plan anticrisis es del orden de la mitad de lo que

la ONU calcula que es necesario para “erradicar la pobreza” (sic). En el caso del Estado español se han destinado, fuera de presupuesto, hasta 50.000 millones de € para comprar activos de los bancos, más otros 100.000 para avalarles. El Gobierno afirma que el dinero se recuperará y que saldrá de nuevas emisiones de deuda pública, es decir, que no será en cargo a los presupuestos. Pero, ¿qué pasará si los activos que compre el Gobierno no tienen valor para su posterior venta?, ¿qué ocurrirá si hay que ejecutar los avales? ¿De dónde saldrá este dinero? ¿Se quitará íntegro del gasto militar? Desgraciadamente, no parece que así sea. Más bien se utilizarán los recortes sociales, como ya ha ocurrido en ayuntamientos y comunidades autónomas, como moneda de cambio. Nuestro sistema de protección social, dependiente en un alto porcentaje de dinero público, será uno de los grandes perdedores de la crisis. Pensiones, dependencia, sanidad, servicios sociales o educación son sectores no productivos y por tanto no prioritarios en el salvamento del sistema económico, que serán abandonados. Los recortes en gastos sociales tienen un cariz más dramático por la fragilidad de la población a la que se dirigen. Sectores como son las mujeres o población inmigrante vivirá con mayor intensidad estos recortes. Sin olvidar que en un contexto de limitaciones económicas y carencia es fácil espolear un estado de opinión insolidario, una cultura del “aquí no cabemos todos” que vea con desconfianza, por ejemplo, el apoyo a personas inmigrantes o los programas de realojo de personas gitanas. En el horizonte vemos cómo la extrema derecha puede encontrar un terreno abonado para hacerse un hueco en el espacio político. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

29


1

3

2

Una ilustrativa comparación entre el Índice de Desarrollo Humano y la huella ecológica

¿Quién cabe en el mundo? Carlos Fernández Liria

Es claro que más que en sistemas parlamentarios vivimos en dictaduras económicas con apariencia parlamentaria. La instancia política jamás ha tenido menos relevancia que en la actualidad. Por otro lado, la comparación del desarrollo humano con la huella ecológica de los distintos Estados arroja unas conclusiones relevantes. Una de ellas es que, según estos índices, el único país del mundo con un desarrollo aceptable y sostenible es Cuba.

E

l presupuesto más elemental de lo que actualmente se llaman Estados de Derechos o democracias constitucionales es que las cuestiones importantes que afectan a la vida social se deciden políticamente, a partir de la argumentación y contrargumentación parlamentaria. Esas decisiones se plasman en leyes. Estado de Derecho no significa otra cosa que el hecho de que la sociedad obedece a lo que las leyes dicen, en unas condiciones, claro está, en la que las leyes remiten al ordenamiento constitucional y el ordenamiento constitucional remite a su vez a la Declaración Universal de los Derechos humanos.

Dictaduras económicas La realidad, por supuesto, dista mucho de ser así. Esa idea presupone, ante todo, que las cuestiones importantes se deciden políticamente. La pura verdad es que la instancia política jamás ha tenido menos relevancia que en la actualidad. Las opciones políticas por las que puede optar la ciudadanía no se diferencian demasiado (PSOE o PP, por ejemplo), pero los respectivos ministros de economía son, sencillamente, indistinguibles. Lo que se decide en la arena de la economía pesa infinitamente más que todos los debates políticos en el Parlamento. No vivimos en sistemas parlamentarios, sino en dictaduras Carlos Fernández Liria, profesor de filosofía, Universidad Complutense de Madrid

30

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

económicas con fachada parlamentaria. Piénsese, por ejemplo, en lo que significa que el programa de ATTAC haya sido considerado utópico e izquierdista por todas las autoridades políticas europeas. ¿Era una utopía la idea de cargar con un 0,01% de política las transacciones financieras no productivas? ¿La instancia política no tiene ni siquiera el poder de aportar una centésima de decisiones en la arena de la economía? Ahora nos encontramos con lo que ya sabíamos, que íbamos camino del abismo. Sin embargo, ni aún así puede la instancia política hacer otra cosa que rendirse a la autoridad surrealista de las fuerzas económicas. El mismo día que se destinaban 700.000 millones de dólares para salvar a la Banca, la FAO había solicitado 30.000 millones para salvar del hambre a 1.000 millones de personas. Salvar a los bancos resultó realista. Salvar a las personas, utópico, aunque fuese mucho más barato. El sistema capitalista ha hecho realidad los chistes más surrealistas y, en cambio, ha convertido en utópico al mismísimo sentido común. Júzguese por sus resultados: según un cálculo elemental, para que una de las 2.500 millones de personas que subsisten al día con 2 dólares diarios, llegara a amasar, con el sudor de su frente, una fortuna como la de Bill Gates, tendría que estar trabajando (ahorrando todo lo que ganara) 68 millones de años. Por un anuncio de zapatillas deportivas Nike, Michael Jordan cobró más dinero del que se había

empleado en todo el complejo industrial del sureste asiático que las fabricaba. Esta es la realidad. Gravar con un impuesto mínimo el capital financiero es una utopía política. El surrealismo de la cruda realidad ha llegado mucho más allá: la supervivencia misma del planeta se ha convertido en utopía. El capitalismo no puede mantener la tasa de ganancia sin crecimiento. Y cuanto más se agotan los recursos energéticos, el crecimiento resulta más y más caro, lo que afecta a su vez a la tasa de ganancia. Pero el capitalismo sólo puede huir hacia delante, acelerando aún más el ritmo de crecimiento, en un proceso que sería infinito si no fuera porque, desdichadamente, el mundo no lo es.

Desarrollo humano y huella ecológica Si nuestros sistemas políticos fueran lo que dicen ser, en todos los parlamentos se estaría discutiendo ahora una gráfica elaborada por Mathis Wackernagel, investigador del Global Footprint Network (California). Pero no parece que el asunto haya llamado demasiado la atención. Y sin embargo, la gráfica resulta demoledora para las más firmes certezas de nuestra clase política y, por supuesto, para los criterios más evidentes de los votantes. Sobre todo, en un mundo político en el que izquierda y derecha se llenan la boca con los objetivos del desarrollo sostenible (ver gráfica 1). La cosa es bien sencilla. El eje vertical


Crisis global que quieran conservar el mundo a medio plazo o que no estén dispuestos a defender su derecho (¿quizás racial, divino o histórico?) a vivir indefinidamente muy por encima del resto del mundo. Ahora bien, ocurre que el área en cuestión está prácticamente vacía. Hay un solo país en el mundo que –por ahora al menos– tiene un desarrollo aceptable y sostenible a la vez: Cuba. La cosa, por supuesto, da mucho que pensar. Para empezar porque es fácil advertir que la mayor parte de los balseros cubanos huyeron y huyen del país buscando ese otro nivel de consumo que no puede ser generalizado sin destruir el planeta, es decir, reivindicando su derecho a ser tan globalmente irresponsables, criminales y suicidas como lo somos los consumidores estadounidenses o europeos. Tendríamos muy poca vergüenza, desde luego, si condenásemos la pretensión de los demás de imitar el modo como devoramos impunemente el planeta. Pero se reconocerá que la imagen mediática del asunto cambia de forma radical: de lo que realmente huyen es del consumo responsable en busca del Paraíso del consumo suicida y, por intereses estratégicos de acoso a Cuba, se les recibe como héroes de la Libertad en vez de cerrarles las puertas como se hace con quienes huyen de la miseria, por ejemplo, de Burundi (a quienes se trata como una plaga de la que hay que protegerse). A nivel general, la cosa es mucho más interesante. Es muy significativo que el único país sostenible del mundo sea un país socialista. Suele ser un lugar común entre los economistas que el socialismo resultó ruinoso e ineficaz desde un punto de vista económico. Sorprende que, en un mundo como éste, la falta de competitividad

representa el Índice de Desarrollo Humano (IDH), elaborado por Naciones Unidas para medir las condiciones de vida de los ciudadanos tomando como indicadores la esperanza de vida al nacer, el nivel educativo y el PIB per cápita. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) considera el IDH “alto” cuando es igual o superior a 0,8, estableciendo que, en caso contrario, los países no están “suficientemente desarrollados”. En el eje horizontal se mide la cantidad de planetas Tierra que sería preciso utilizar en el caso de que se generalizara a todo el mundo el nivel de consumo de un país dado. Wackernagel y su equipo hicieron los cálculos para 93 países entre 1975 y 2003. Los resultados son estremecedores y sorprendentes. Si, por ejemplo, se llegara a generalizar el estilo de vida de Burundi, nos sobraría aún más de la mitad del planeta. Pero Burundi está muy por debajo del nivel satisfactorio de desarrollo (0,3 de IDH). En cambio, Reino Unido, por ejemplo, tiene un excelente IDH. El problema es que, para conseguirlo, necesita consumir tantos recursos que, si su estilo de vida se generalizase, nos harían falta tres planetas Tierra. EE UU tiene también buena nota en desarrollo humano; pero su huella ecológica es tal que harían falta más de cinco planetas para generalizar su estilo de vida. Repasando el resto de los 93 países, se comprende que hay motivos para que el trabajo de Wackernagel se titule El mundo suspende en desarrollo sostenible. Como no hay más que un planeta Tierra, es obvio que sólo los países que se sitúen en el área coloreada de la gráfica (por encima de un 0,8 en IDH, sin sobrepasar el número 1 de planetas disponibles) tienen un desarrollo sostenible. Sólo los países comprendidos en esa área serían un modelo político a imitar, al menos para aquellos políticos

Figura 1: Comparación del Indice de Desarrollo Humano y la Huella Ecológica Índice de Desarrollo Humano (IDH)

1,0 0,8

EUROPA OCCID. Cuba

Emiratos Árabes Unidos

ORIENTE MEDIO / ASIA CENTRAL MUNDO

Malasia ÁFRICA

0,4

EE UU NORTEAMÉRICA

CENTRO Y ESTE EUROPA

AMÉRICA LATINA ASIA PACCÍFICO

0,6

Reino Unido Australia

Nigeria

Valores de 2003, por países Valores de 2003, por regiones Tendencia de 1975 a 2003

0,2

Burundi

Criterio mínimo para el “desarrollo sostenible”: IDH≥ 0,8; relación Huella Ecológica con biocapacidad≤ 1 (A partir de una gráfica de New Scientist, adaptada)

0

1 2 3 4 5 6 0 Forma de vida planetaria (nº de planetas necesarios para mantener el estilo de vida)

4 1. Mujeres en Burundi. 2. Cuba, el único país con una huella ecológica y un desarrollo aceptables. 3. Si todo el mundo consumiera como en el Norte, harían falta varios planetas. 4. No se trata igual a los balseros de Cuba que a los africanos que llegan en patera.

pueda aún considerarse una acusación de peso. En términos de desarrollo sostenible, la economía socialista cubana parece ser máximamente competitiva. En términos de desarrollo suicida, no cabe duda, el capitalismo lo es mucho más. El mayor reproche que se puede hacer al sistema capitalista es, precisamente, que es incapaz de detenerse e incapaz incluso de ralentizar la marcha. El capitalismo es un sistema preso de su propio impulso. El economista J. K. Galbraith decía que “entre los muchos modelos de lo que debería ser una buena sociedad, nadie ha propuesto jamás la rueda de la ardilla”. Sin embargo, nos encontramos con que, aunque nadie lo haya propuesto, este absurdo parece haberse impuesto de hecho: en el capitalismo cada uno trata de imponerse a la competencia aumentando su productividad para no perder mercado pero, al encontrarse todos en la misma carrera, no llega nunca el momento en que pueda detenerse este aumento ininterrumpidamente creciente del ritmo y la consiguiente dilapidación de recursos. Ante esta dinámica absurda, debemos exigir el derecho a pararnos. No podemos permitir que nuestros ministros de economía nos sigan convenciendo de que crecer por debajo del 2 o 3% es catastrófico, y no podemos permitir que nuestros políticos sigan proponiendo como solución a los países pobres que imiten a los ricos. Es materialmente imposible. El planeta no da para tanto. Cuando proponen ese modelo saben que, en realidad, están defendiendo algo muy distinto: que nos encerremos en fortalezas, protegidos por vallas cada vez más altas, donde poder literalmente devorar el planeta sin que nadie nos moleste ni nos imite. Es nuestra solución final, un nuevo Auschwitz invertido en el que en lugar de encerrar a las víctimas, nos encerramos nosotros a salvo del arma de destrucción masiva más potente de la historia: el sistema económico internacional. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

31


Sumando desde la diversidad para denunciar las injusticias

Primer Encuentro de Movimientos por el Decrecimiento en Catalunya

Construyendo redes, creando alternativas Jaume Grau López

Este 2008 que está acabando ha visto la eclosión de un nuevo movimiento, el decrecimiento. Sus ideas se han venido fraguando durante las últimas décadas, aunque hasta ahora no había empezado a unir fuerzas en nuestro país. En julio de este año tuvo lugar una reunión en Cal Cases, Barcelona, que ha sido la más relevante de este movimiento en el Estado español.

E

l decrecimiento es un movimiento de movimientos. Es el punto de encuentro de movimientos tan diversos y heterogéneos como las plataformas contra la degradación del territorio, las cooperativas de consumo agroecológico, las iniciativas para la autogestión de la vivienda o la okupación, contra los trasvases, por los medios de comunicación alternativos o el ecologista. Del 4 al 6 de julio se celebró en Cal Cases (comarca del Bages, Barcelona) el Primer Encuentro de Movimientos por el Decrecimiento en Catalunya, organizado por el Colectivo Nómada Tempsderevoltes (Tiempo de revueltas)1. Allí nos encontramos más de 300 personas procedentes de Catalunya, País Valencià y Baleares, de decenas de movimientos y grupos diferentes, de todas las edades y orígenes. Un encuentro estructurado en torno a 13 áreas de trabajo que recogen los temas actuales del decrecimiento en Texto y fotos: Jaume Grau López, Ecologistes en Acció de Catalunya

32

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Catalunya: agua; autogestión de la vivienda; autonomía alimentaria; conocimientos y educación libre; economía contrahegemónica; energía y transporte; estrategias de decrecimiento a nivel local; estrategias frente al poder político; medios de comunicación; modelo y defensa del territorio; relación campo-ciudad; relaciones sociales y vida comunitaria; y organización. Cada ámbito de trabajo pudo desarrollar durante dos días el análisis de la situación y plantear propuestas de acción futuras para avanzar hacia el decrecimiento desde cada uno de los aspectos parciales. A partir de la experiencia individual y de los colectivos participantes, se encontró el máximo común denominador y se plantearon propuestas de trabajo para seguir sumando. Porque se trata de tejer redes. Redes afines, redes complementarias. Redes, al fin y al cabo, que señalan en la misma dirección desde puntos muy distantes.

Si el concepto de decrecimiento tiene una virtud, es justamente su acierto en señalar el origen común de todos los problemas que estamos sufriendo las sociedades humanas y el conjunto del planeta. El actual estado de desarrollo del capitalismo neoliberal ha llevado al planeta a una suma de múltiples crisis: crisis energética, económica, humanitaria, ecológica, social. Crisis global, al fin y al cabo. Es cierto, en otros momentos históricos también se ha señalado la crisis del sistema y la necesidad de su desaparición. Pero la realidad es que el sistema ha resistido hasta ahora, huyendo siempre hacia delante de sus locas premisas autodestructivas. Y también es cierto que las críticas globales hechas por los movimientos sociales y políticos emancipatorios partían de otros dogmatismos y estaban estigmatizadas por su sumisión a las ansias de poder y dominación de unos pocos. Decrecimiento no es, por tanto, una ideología. Es una conciencia de los límites físicos y éticos del impacto de la actividad humana sobre el planeta y sobre los otros seres vivos (especialmente el resto de personas) que lo habitamos. Es una llamada a la coherencia, a la responsabilidad, a la conciencia de estos límites para dar un paso más allá: el paso de actuar en primera persona del singular, para luego ampliarlo a la primera persona del plural. No se trata de construir un modelo ideal de sociedad, una nueva utopía situada en un horizonte inalcanzable que reclama adhesión ciega, casi fe religiosa. No. Se trata de hilar una serie larga, compleja, complementaria de acciones, de gestos que conforman un modo de vivir diferente y que, sumados por miles, por millones, crearán una sociedad justa, sana, culta, diversa y equilibrada con su entorno. Como de lo que se trata es, pues, de moverse, la conclusión del encuentro de Cal Cases fue precisamente ése: seguir con el movimiento; seguir practicando el decrecimiento en todas sus formas y predicar con el ejemplo. Para ello se han puesto en marcha listas de correo en las que los participantes pueden seguir en contacto e intercambiar experiencias. Los grupos de trabajo más activos están creando pequeñas guías o manuales para facilitar el trabajo. Así, existe una Guía para poner en marcha el decrecimiento a escala local, un Manual de autogestión de la vida cotidiana, un directorio de producción y consumo ecológicos, una lista de brigadistas voluntarios para apoyar


Tejiendo alternativas acciones locales o el proyecto más ambicioso: un Banco de Recursos - Espacio Público Autónomo. En él se volcarán todo tipo de recursos, documentos, ejemplos, propuestas, estrategias de acción, escritos legales, etc. Y servirá de base de apoyo al trabajo de todos los colectivos.

En medio del caos, la semilla del cambio La acción llevada a cabo hasta la fecha que ha generado mayor impacto mediático fue, sin duda, la del 17 de septiembre2. Esta fecha, la red de movimientos demostró su coordinación, al lograr distribuir en un solo día 200.000 ejemplares de la publicación Crisi en toda Catalunya por parte de cientos de grupos locales. Ha sido la primera vez que un movimiento social se coordina y actúa en toda Catalunya con un mensaje único. La mayor parte de los medios de comunicación no tuvieron otro remedio que hacerse eco de la acción, aunque como era de esperar, no dieron gran importancia al fondo del mensaje sino que se quedaron en el comentario simplista sobre la acción de Enric Duran, el activista por el decrecimiento que expropió 492.000 € a los bancos y cajas para denunciar el sistema financiero. “Cuando alguien señala a la luna, los estúpidos miran el dedo”. Así hicieron los medios de comunicación aunque, por suerte, no pudieron ocultar el mensaje subyacente que se divulgó a través de esas revistas y la página web. La semilla está sembrada. Cuando vemos los acontecimientos

mundiales, las múltiples crisis de todo tipo que se repiten por el planeta, no podemos sino reafirmarnos en la crítica al sistema. La actual tendencia de los gobiernos occidentales de inyectar cantidades astronómicas de recursos públicos para salvar a los bancos y fondos de inversión gracias a los cuales unos pocos se han enriquecido, es una decisión suicida. Las consecuencias no son difíciles de prever: la falta de liquidez de los gobiernos precipitará nuevos recortes en servicios sociales básicos y una mayor debilidad de los Estados, cosa que los expondrá aun más a los antojos del mercado y de los grupos de poder. Las tímidas medidas iniciadas para mitigar los efectos del cambio climático serán las primeras víctimas de la falta de recursos públicos. La mayoría pagaremos por la irresponsabilidad y el egoísmo con que unos pocos, con la cobertura de los gobiernos de la mayoría de países, han acaparado la mayor parte de riquezas de la Tierra.

Construyendo alternativas Por ello, cada día que pase será más evidente la necesidad de un cambio drástico en la forma de vivir, producir y consumir no sólo aquí sino en todas partes. Disponemos de muchas herramientas de análisis (huella ecológica, deuda externa, deuda ecológica, pico del petróleo, etc.) y todavía más evidencias. Hay que empezar a construir las alternativas desde ya mismo. Hay que crear los espacios y las herramientas para irse saliendo de este sistema, que es un barco que se hunde. Pero las alternativas tienen múltiples caras y no hay una receta única. En la pluralidad está la garantía de éxito. Ahí van sólo algunos ejemplos reales y realistas de cómo irse saliendo, tanto a nivel individual como colectivo: ff B o i c o t a los bancos y al sistema financiero. ff Boicot a los supermercados, promoción de cooperativas de consumo y de producción ecológica y local, por la autonomía alimentaria y contra los transgénicos.

ffReducción de la movilidad innecesaria y apuesta por sistemas no motorizados. ffAutogestión de la vivienda (autoconstrucción, socialización de vivienda abandonada, etc.). ffReducción del consumo de agua y de bienes de consumo superfluos. ffCreación y apoyo a medios de comunicación sociales y autogestionados. ffImplicación personal, apoyo a la creación de redes sociales, revalorización del contacto humano de proximidad. ffRefuerzo a la educación integral de las personas por una ciudadanía crítica y consciente. ffRevalorización de la vida rural, apoyo al mantenimiento de la vida en los pueblos. ffCreación y apoyo a los movimientos por un territorio vivo y contra su degradación. ffRevalorización de los oficios tradicionales, en especial aquellos que alargan el ciclo de vida de los objetos. ffCreación de redes de contrapoder que puedan cuestionar y deslegitimar el poder político cuando éste es represivo o insensible a las necesidades sociales. Sin duda hay muchísimos ejemplos más. Los Transition towns ingleses pueden ser un paradigma fenomenal a tener en cuenta. De la acción local a la global. La convocatoria del 15 de noviembre “la crisis, que la paguen ellos” (este artículo se redacta antes de esa fecha) es una nueva oportunidad para demostrar que la gente no se queda de brazos cruzados ante la situación. No queremos ninguna refundación del capitalismo. Y lo vamos a demostrar. El encuentro de Cal Cases fue un germen ilusionante que ahora tod@s debemos abonar y regar para que germine con fuerza. Tenemos por delante un trabajo largo y arduo, pero sin duda necesario.

Referencias 1 www.tempsdere-voltes.cat 2 www.17-s.info

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

33


Notas en torno al Foro Social Europeo de Malmö

2009: cambiar Europa

1

Ramón Fernández Durán y Tom Kucharz Los Foros Sociales Europeos son unas reuniones bianuales, que suponen un importante lugar de encuentro, debate y coordinación de los movimientos sociales de toda Europa. El último se celebró el pasado mes de septiembre en la ciudad sueca de Malmö. Los autores, asistentes al Foro, relatan sus impresiones y las perspectivas y nuevas movilizaciones que se plantean.

E

l Foro Social Europeo (FSE) celebrado en septiembre en Malmö, Suecia, congregó a unos 7.000 participantes, y auspició una movilización al cierre del mismo que alcanzó los 15.000 manifestantes. Ambas cifras son muy notables, y suponen constatar un primer éxito a la hora de evaluar el desarrollo e impacto del Foro. Sobre todo porque se celebró en una ciudad pequeña, de unos 200.000 habitantes. La gente que acudió al Foro fue principalmente de los países escandinavos (Suecia, Dinamarca, Noruega y Finlandia), pero también hubo una considerable representación de los grandes países de la Unión: Francia, Italia y Gran Bretaña, aunque considerablemente menor que en otras convocatorias. La representación española fue bastante escasa. Sin embargo, los representantes de colectivos sociales, sindicales y políticos del Este de Europa fueron relativamente importantes (11 países), con delegaciones numerosas de Rusia, Polonia, Hungría, República Checa y Ucrania que se organizaron en un espacio unitario y formaron un bloque en la manifestación. Los movimientos del Este sienten que sus voces no son suficientemente escuchadas y proponen destinar más fondos para garantizar una participación más equilibrada de las diferentes regiones europeas en los foros. Lo mismo hace falta para la representatividad sectorial, ya que se sintió la ausencia de organizaciones de inmigrantes. La movilización final tuvo un carácter muy diverso y variopinto, aunque faltó una pancarta cabecera y un lema central con referencia a la UE, más aún cuando la aprobación del Tratado de Lisboa refleja el carácter antidemocrático de la UE y está en entredicho después del No irlandés. Es de resaltar la importancia numérica del llamado Black Block (colectivos antifascistas, anarquistas, autónomos, okupas, etc.), que suponía en torno a una cuarta parte de la manifestación. Probablemente, gran parte de Ramón Fernández Durán y Tom Kucharz, Ecologistas en Acción

34

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

este sector provenía de la vecina ciudad de Copenhague, donde el movimiento autónomo tiene una importante presencia.

Cinco foros Los FSE se han ido sucediendo a lo largo de los últimos años: Florencia (2002), París (2003), Londres (2004) y Atenas (2006). El de Florencia tuvo una gran capacidad de convocatoria, pero sobre todo destacó por ser el espacio desde donde se inició la coordinación para la gran movilización mundial contra la guerra del 15 de febrero de 2003. Era un momento de fuerte auge de la movilización social, sobre todo en lo referido al rechazo a la guerra contra Iraq. Posteriormente, los siguientes foros lograron alcanzar también una considerable capacidad de convocatoria, a pesar de la caída de la movilización social acontecida en estos años, activando principalmente la participación de las redes de movimientos sociales de los países donde se desarrollaba el foro, así como de su área regional más próxima. En este sentido, el Foro de Atenas logró por primera vez impulsar una participación considerable de colectivos de Europa del Este, a pesar de la debilidad del tejido social organizado en esos territorios. El Foro de Atenas ya inauguró un formato bianual de la convocatoria, que sigue siendo un importante lugar de encuentro, debate y coordinación de los movimientos sociales a escala europea.

Crítica a la Europa Global El Foro de Malmö se organizó en centenares de acciones de calle y artísticas, asambleas, talleres y seminarios, que tuvieron en general una importante capacidad de convocatoria. Nosotros (como miembros de Ecologistas en Acción) participamos principalmente en los que organizaban las redes “Seattle to Brussels”, “Enlazando Alternativas UE-AL” y “Nuestro Mundo no está en Venta”. En ellos se abundaba sobre la reflexión en torno al carácter neoimperialista del proyecto europeo, se profundizaba en la crítica al Tratado


Tejiendo alternativas de Lisboa y a los Tratados de Libre Comercio de la Unión, y se pretendía reforzar la oposición a la nueva política comercial de la UE de corte fuertemente neoliberal. Esta política, “Europa Global: Competir en el mundo”, va a tener importantes impactos sociales y ambientales tanto fuera como dentro de la Unión. Una de las propuestas que presentamos al resto de los movimientos sociales –en el marco de estas tres redes– fue “volver a poner en el centro de nuestras luchas el rechazo a las políticas económicas de la UE”. Ante las crisis actuales (financiera, energética, alimentaria, ecológica e institucional) hace falta la convergencia entre las diferentes redes y campañas sobre justicia climática, justicia comercial, soberanía alimentaria, migración y contra la deuda externa, entre otros. Otras de las propuestas consensuadas fueron: expresar la solidaridad con el No irlandés al Tratado de Lisboa, confluir en una movilización paneuropea contra la estrategia Europa Global en abril de 2009, intensificar el trabajo contra el poder corporativo y el lobby empresarial, estrechar las alianzas con los movimientos de migrantes, así como denunciar y promover acciones contra las medidas de las elites políticas ante la crisis financiera. El tratamiento del carácter y papel de la UE como proyecto de poder de las elites europeas estuvo presente también en otros seminarios del Foro, no en vano la región escandinava es fuertemente euroescéptica. Donde también estuvo claramente presente la crítica a la UE fue en la Asamblea de Movimientos Sociales que se celebró al final del Foro. En casi todos los espacios de coordinación de los movimientos (Marcha Mundial de las Mujeres, soberanía alimentaria, defensa de los servicios públicos, contra la privatización del agua, por un ferrocarril público, luchas por la vivienda, denuncia del proceso de Bolonia, justicia fiscal y lucha contra los paraísos fiscales, crítica a la deriva militarista de la Unión, Sin Papeles y Antirracismo, etc.) se reforzó la crítica y las resistencias a la Europa Neoliberal. La Asamblea acordó una campaña común contra las políticas sociales y laborales de la UE (muy especialmente contra la Directiva de la jornada laboral de 65 horas, y el giro racista de la UE con la Directiva del Retorno y el Pacto Europeo sobre Inmigración), la preparación de una conferencia de estrategias de todos los movimientos en marzo de 2009 en Bruselas (volviendo a la dinámica de organizar oposición a las Cumbres bianuales del Consejo Europeo) y una movilización paneuropea lo antes posible. En el tiempo libre de que dispusimos, pudimos asistir a otros actos. Nos llamó la atención la gran asistencia de gente a los talleres de denuncia de la política de la UE sobre agrocarburantes y su fuerte impacto sobre los países del Sur. En ellos también se suscitó una aguda crítica a los agrocarburantes de segunda generación, por el riesgo que conlleva de promoción de monocultivos forestales transgénicos. Hubo mucha crítica al intento de relanzar la energía nuclear –sobre todo en la asamblea contra el Cambio Climático–, pero curiosamente hubo muy poca reflexión sobre la crisis energética, y lo que puede significar la entrada en el escenario de pico del petróleo y la llegada del declive energético. Sin duda, una importante asignatura pendiente para los movimientos. Por otro lado, en relación con la crisis financiera internacional, que en esos días se estaba intensificando en EE UU, tan sólo la abordó un taller coordinado por ATTAC Europa. Pero este tema sobrevoló muchos de los debates que tuvieron lugar en el Foro, pues se señaló que la gravedad de la misma iba a marcar un antes y un después para las dinámicas del capitalismo global, y por lo tanto para la necesaria respuesta de los movimientos sociales. Por último, decir que un taller organizado en torno al tema del decrecimiento tuvo una asistencia verdaderamente masiva, pues

este tema está suscitando diversas campañas y un debate importante en muchos países de la Unión, y no sólo en Francia, Italia o Cataluña, donde hasta ahora había tenido más incidencia. La Asamblea de Movimientos Sociales del Foro acabó llamando a las movilizaciones futuras más importantes, entre otras: el 4 de abril contra el 60 aniversario de la OTAN; en julio contra la cita del G-8 en Cerdeña; y en diciembre en relación con la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU en Copenhague, una cita que se aventura trascendental. Otros aspectos destacables, además del apoyo a la movilización de la Marcha Mundial de las Mujeres en 2010, fueron la creación del Movimiento Europeo por la Soberanía Alimentaria y la Red Europea de Movimientos por la Gestión Pública del Agua. La próxima convocatoria del Foro se fijó en 2010 en Estambul. El balance del Foro de Malmö se puede considerar en general positivo, también porque hubo mucha gente joven y porque se ha visto la clara voluntad de extender la crítica a la UE. En definitiva, el FSE sirvió para avanzar en la construcción de prioridades estratégicas comunes y desarrollar redes de redes, una dimensión que debería constituir la base de este tipo de encuentros.

2 1, 2 y 3. La nutrida manifestación del final del Foro Social de Malmö permitió visibilizar un gran número de reivindicaciones.

3 el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

35


Tejiendo alternativas 5ª conferencia de Vía Campesina

Foto Helena Olcina Amigo

Soberanía alimentaria, la única alternativa Guillem Sànchez/La Directa

M

ás de 600 delegados y delegadas, casi 200 organizaciones representadas provenientes de unos setenta países y con millones de campesinos afiliados. Éstas son las espectaculares cifras de la quinta Conferencia de la Vía Campesina que se ha desarrollado entre el 19 y el 23 de octubre en la ciudad de Matola, un centro industrial a unos veinte kilómetros de Maputo, capital de Mozambique. Pero más que las cifras, lo más espectacular del encuentro ha sido la demostración de fuerza de un movimiento que con sólo una década se ha convertido en “la vanguardia de la lucha contra el neoliberalismo”, en palabras de su coordinador, el dirigente agrario indonesio Henry Saragih. Y es que Vía Campesina hace patente que más allá de los discursos del pensamiento único, los afectados por el neoliberalismo por todo el mundo se pueden organizar, coordinar, resistir y, finalmente, presentar alternativas a un modelo que, en su parecer, “se ha demostrado dañino para las personas y para el medio ambiente”.

Crisis capitalista La Conferencia ha estado marcada por un momento dulce para Vía Campesina, que ha visto cómo sus posiciones políticas van siendo aceptadas por cada vez más personas e instituciones a medida que la crisis financiera y alimenticia se va agravando. Así, el mito que se había ido extendiendo desde los años 70, que el campesino ya no era necesario y que las grandes multinacionales agroalimentarias garantizarían comida para toda la humanidad, se va hundiendo con las bruscas subidas y bajadas de los precios de los alimentos víctimas de la especulación. E instituciones como la FAO vuelven a reconocer que hace falta una reforma agraria para hacer frente a las necesidades alimenticias globales.

36

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Mientras, en el mundo hay 900 millones de personas que pasan hambre o están subalimentadas. Tal como denuncia el dirigente de los sin tierra brasileños Joao Pedro Stedile “sólo en los dos últimos años –los de la crisis alimenticia y la extensión de biocombustibles– este número ha aumentado en 80 millones. Y la proporción mayor vive en África sub-sahariana”.

La alternativa: soberanía alimentaria Para Vía Campesina, la única alternativa viable pasa por la soberanía alimentaria. Como explica Stedile “la entrada del capital especulativo en el mercado alimenticio es la causa de las bruscas subidas y bajadas de los precios de los alimentos”. Por lo tanto, para garantizar un acceso generalizado a unos alimentos suficientes, baratos y de calidad “hay que recuperar el valor de la producción campesina, realizada de forma local, eficiente y ecológica” y enfocada a resolver primero las necesidades alimenticias y no otras consideraciones como los biocombustibles o la exportación de productos superfluos. Este concepto ya ha sido recogido en las constituciones de países como Nepal o Bolivia. El modelo también tiene que servir para permitir al pequeño agricultor “vivir dignamente de su trabajo” en palabras de Fall Ndiakhate, delegado por el Consejo Nacional para la Concertación y Cooperación Rural del Senegal. Como explica Vía Campesina, la soberanía alimentaria incluye otras ventajas como “la reducción de gases de efecto invernadero provenientes de la agricultura motorizada, la deforestación y el transporte de alimentos”. Además, “las técnicas tradicionales también son una garantía para la diversidad cultural y biológica frente la homogeneización que suponen los organismos modificados genéticamente

y la producción a escala global”. Así, para los campesinos reunidos en Maputo no se trata de defender unos derechos corporativos, sino de proponer una alternativa global al actual modelo de producción y consumo de alimentos, y de hacerlo buscando alianzas con los consumidores y los habitantes de las ciudades.

La lucha continúa Mientras, las conversaciones de la Ronda de Doha de la OMC continúan paralizadas y esta entidad –así como sus hermanos Banco Mundial y FMI– pasan por una crisis de legitimidad sin precedentes, contribuyendo a reforzar el argumento campesino que “los alimentos, el agua y la biodiversidad tienen que quedar fuera del mercado.” Pero desde Vía Campesina destacan que el capitalismo no caerá por sí solo, sino que quieren “contribuir a enterrarlo” tal como se destacó a la declaración final. Es por esto que la presente conferencia ha servido para definir el movimiento como “anticapitalista” y para “declarar la guerra a las multinacionales” tildadas de “enemigas principales de los campesinos y de la humanidad”.

Las mujeres generan vida y cultivan alimentos

L

as principales productoras de alimentos son mujeres. Desde el año 2000, se celebra junto a la Conferencia de Vía Campesina una Asamblea de Mujeres Agricultoras. Este espacio emancipatorio y de empoderamiento surge de algunas de las mujeres más explotadas del planeta –no solamente por ser mujeres, sino también por ser trabajadoras rurales, indígenas, analfabetas y desposeídas–.


Luces y sombras de la nueva legislación

Foto: Ecologistas en Acción.

La energía fotovoltaica en España Rodrigo Irurzun Las cuestiones económicas parecen relegar a un segundo plano a las motivaciones ambientales del ejecutivo. Estamos lejos de los objetivos del protocolo de Kioto y aunque una de las mejores formas de acercarse a su cumplimiento, además del ahorro, son las energías renovables, hay dudas de que la nueva legislación en fotovoltaica sea la mejor manera de promocionarla. Esta legislación parte de unos objetivos de potencia claramente insuficientes y los mecanismos de revisión de dichos objetivos y de las tarifas parecen demasiado rígidos para permitir que continúe el amplio desarrollo que esta tecnología ya ha tenido en los últimos años en nuestro país.

L

a energía solar fotovoltaica ha pasado de ser una pequeña aportación al sistema de generación eléctrica, a convertirse en el sector que más ha crecido, muy por encima de la eólica, y a tener por lo tanto un peso específico en el mix eléctrico. En los últimos dos años el número de instalaciones se ha multiplicado aproximadamente por 3 y la potencia instalada por 11. Las elevadas primas pagadas a los productores, las más altas asignadas a las renovables, han sido sin duda alguna el artífice de este espectacular incremento. Uno de los objetivos de la nueva regulación aprobada en septiembre es el de reducir las primas para evitar un agravamiento de los problemas que aquejan al sistema tarifario. La nueva legislación, además, supone un freno importante para el desarrollo de esta fuente energética, al imponer una bajada drástica de las primas junto a unos límites muy rígidos a la potencia que se instalará en nuestro país en los próximos años. Rodrigo Irurzun Martín de Aguilera, Ecologistas en Acción

Los últimos 10 años El desarrollo de la energía solar antes del año 2000 era muy escaso, y su venta a la red estaba fomentada mediante primas [1] que cobraban los productores por cada kWh inyectado a la red sobre el precio de mercado. En 2004 la fotovoltaica representaba una parte muy pequeña del conjunto de las renovables, que en total suponían aproximadamente el 6,5% del consumo de energía primaria [2]. El objetivo para 2010 era cubrir al

menos el 12% del consumo de energía primaria mediante renovables (29,4% de la energía eléctrica), con una potencia para la fotovoltaica de 400 MW [3]. Ante el insuficiente desarrollo de las renovables, la legislación cambió varias veces en poco tiempo. En 2004 se pasó del sistema de primas al abono de un porcentaje sobre la Tarifa Media de Referencia (TMR) [4], y en 2007, se cambió de nuevo para fijar unas primas y tarifas reguladas fijas [5] (tabla 1). Con este último cambio, las grandes instalaciones fotovoltaicas

Tabla 1. Evolución de las tarifas para energía solar fotovoltaica Tarifa RD 436/2004 Tarifa regulada Tarifa regulada (% TMR) 2007 (c€/kWh) 2008 * (c€/kWh) 575 44,0381 45,5134 primeros 25 años P < 100 kW 460 35,2305 36,4107 a partir de entonces 300 41,7500 43,1486 primeros 25 años 100 kW < P < 10 MW 240 33,4000 34,5189 a partir de entonces 300 22,9764 23,7461 primeros 25 años 10 MW < P < 50 MW 240 18,3811 18,9969 a partir de entonces Potencia

Plazo

(*) Según ORDEN ITC/3860/2007, de 28 de diciembre, por la que se revisan las tarifas eléctricas a partir de enero de 2008.

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

37


Figura 1. Potencia solar fotovoltaica instalada y prevista

Situación actual y nueva legislación

3.000 Evolución real Previsto (2005) 2.000

Previsto (2008)

1.000

0

2000

2002

2004

2006

2008

2010

Fuentes: PER 2005-2010, CNE. La potencia prevista está basada en los cupos de potencia del RD 1578/2008. Su evolución final depende del resultado de 2008. Los datos manejados son los ofrecidos por la CNE, aunque estas cifras podrían variar notablemente hasta final de año.

Tabla 2. Tipos de instalaciones según el RD 1578/2008 Denominación Subtipo I.1 Tipo I Subtipo I.2 Tipo II

Descripción Instalaciones ubicadas en fachadas o sobre cubiertas

Potencia (kW) 0 - 20 kW 21 - 2.000 kW 0 - 10.000 kW

Resto de instalaciones

resultaron muy beneficiadas. Su alta rentabilidad ha favorecido gran cantidad de inversiones en los últimos dos años, sobre todo en suelo (aproximadamente el 90% de las instalaciones en España), y en pocos meses se han superado los 1.600 MW de potencia instalada, frente a los 144 MW que había a finales de 2006 (figura 1). Un crecimiento espectacular. Este gran incremento es positivo en cuanto a reducción de emisiones de CO2, pero plantea algunos inconvenientes. Uno de ellos es que las altas tarifas que cobran los productores contribuyen a incrementar el coste de la producción de electricidad, y por lo tanto el déficit tarifario del sistema eléctrico, que asciende a unos 15.000 mi-

Tarifa (c€/kWh) 34 32 32

llones de euros, y que al final tendremos que pagar los consumidores. Otro problema es el incremento del uso del territorio, debido a que la mayor parte de las placas se instalan en el suelo. Las instalaciones en cubierta o fachada, en cambio, tienen la ventaja de que no impactan en el paisaje y el territorio, y además suponen un sistema de generación distribuida y cercana a los puntos de consumo. Por otra parte, el objetivo de potencia instalada fijado por la legislación se superó rápidamente, por lo que se dio un plazo al registro de instalaciones y se comenzó a preparar una nueva legislación que posibilitara una evolución controlada del sector.

España es uno de los países de la UE que más incumplen sus objetivos de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) [6]. Entre 2004 y 2007, el consumo de energía a partir de renovables se ha incrementado en un 10% (de 9.152 a 10.228 ktep). Sin embargo, en términos relativos debido al mayor consumo de energía en este periodo, sólo se ha conseguido pasar de una aportación de las renovables del 6,5% al 7% [7]. Queda por lo tanto un buen margen hasta el 12% planificado para 2010. En este marco aparece en septiembre el RD 1578/2008, de retribución de la energía solar fotovoltaica. La nueva regulación limita el crecimiento y reduce drásticamente las tarifas, de unos 45 c€/ kWh a 32 o 34 c€/kWh. Este hecho, junto con la limitación de potencia (400 MW anuales), ha hecho que en el sector haya cundido cierto desánimo. Numerosas instalaciones se han registrado a última hora para intentar cobrar la tarifa antigua [8]. Algunas no están vertiendo a red, lo que según el Gobierno supondría un fraude que debe investigar la CNE. Otras empresas se han decidido por invertir en países con regulaciones más favorables. La nueva legislación intenta potenciar las instalaciones en tejado o fachada frente a las de suelo. Para ello, como novedad, y copiando a la legislación alemana, divide las instalaciones en estos dos tipos (ver tabla 2), y asigna una mayor parte del cupo anual de potencia a cubiertas y fachadas (las dos terceras partes, de las cuales el 10% es para instalaciones de menos de 20 kW), aunque también fija para suelo 100 MW adicionales para 2009 y 60 MW para 2010. Los 400 MW fijados como objetivo anual (además de la potencia adicional para 2009 y 2010) es un límite que no se podrá superar, salvo en un porcentaje mínimo (debido a que los cupos se cubren por exceso). Sin embargo, los objetivos para alguno de los tipos sí se pueden superar en gran medida, gracias a los mecanismos

�������������������������

���������������������� ���������

����������������

��������

� ���� ����� �������������� �� ���� ����������������������� ����� ����������

�� ������ ������ ���� ����� ���������� ����� ��� �����

������ ���

������������� �����������������

�����������������������������

��������� ������

����������������

������������������� �������������������������

38

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009


de traspaso de potencia que se establecen, y que permiten que la potencia que no se cubre en una convocatoria para un determinado tipo de instalaciones, pase al otro tipo en la convocatoria siguiente. Dado el escaso incentivo que las nuevas tarifas suponen para las pequeñas instalaciones en cubierta lo más probable es que se traspase gran cantidad de potencia a suelo. Otra de las novedades de la nueva legislación son los mecanismos para permitir la evolución de las tarifas y de la potencia instalada según el grado de desarrollo del sector. Para cada uno de los tipos de instalación, si se instala más potencia del objetivo la tarifa se reduce hasta un 10% anual, incrementándose al año siguiente el cupo de potencia en la misma proporción. Si por el contrario se instala menos del 50% de la potencia asignada durante dos convocatorias sucesivas, la tarifa se incrementaría en la misma cantidad, reduciéndose la potencia asignada para el año siguiente.

Efectos de la nueva regulación Es pronto para predecir lo que sucederá en el sector a partir de ahora. Probablemente se continuarán abriendo instalaciones, al ritmo establecido, pero no serán en cubierta sino en suelo, mayoritariamente. Los mecanismos de evolución de las tarifas son adecuados para lograr un balance entre rentabilidad y producción. Sin embargo, los rígidos límites que se imponen a la potencia instalada hacen que se vea la nueva situación como una pérdida de la oportunidad que tenía la fotovoltaica para contribuir decisivamente a cumplir con los objetivos fijados en cuanto a energías renovables y reducciones de GEI. Otra gran oportunidad que también parece perdida es la de invertir el ritmo de instalación de suelo a cubiertas, promocionando de esta forma la generación distribuida, que siempre supone menor coste en cuanto a infraestructuras y pérdidas de transporte. Las pequeñas instalaciones únicamente cuentan con una diferencia de 2 c€/kWh con respecto a las grandes instalaciones, más eficientes y rentables. Por otro lado, desde algunos sectores se acusa a la fotovoltaica de ser cara, pero no se habla de los costes sociales y medioambientales que tienen otras fuentes energéticas, y que no se incluyen en su factura. El modelo de desarrollo surgido tras la revolución industrial, basado en el consumo de combustibles fósiles, necesita una profunda reforma, y la energía nuclear tampoco es la solución, por su imposibilidad de cubrir la demanda, así como los problemas de seguridad y residuos que genera. El Gobierno admite que la era de la

1

2 1. Instalaciones en tejado en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial, Barcelona. 2. La mayor parte de las huertas solares se han instalado en el suelo, y no parece que vaya a cambiar esta situación con la nueva legislación. Foto: Paco Ramos. 3. Instalación sobre tejado en Madrid promovida por Ecologistas en Acción. Foto: Enersun.

3 energía barata ha llegado a su fin, y de que tendremos que aprender a gestionar los recursos de una manera más eficiente y sostenible. Pero los planes de ahorro y eficiencia energética elaborados por el Gobierno central pueden quedarse en papel mojado si no hay una voluntad real por parte de todas las Administraciones públicas de llevarlos a cabo. Habrá que ver si el Plan de Energías Renovables 2011-2020 establece nuevos objetivos más ambiciosos de potencia, así como los mecanismos necesarios para conseguir los objetivos planteados, de forma que permitan alcanzar a largo plazo el deseable autoabastecimiento a partir de fuentes limpias e inagotables.

Notas y referencias 1 RD 2818/1998. 2 Plan de Energías Renovables (PER) 20052010. 3 Plan de Fomento de Energías Renovables de 1999, y PER 2005-2010 4 RD 436/2004. 5 RD 661/2007. 6 Unión Europea. Nota de Prensa IP/08/1534 7 PER 2005-2010 y La energía en España 2007, MITYC, Secretaría General de Energía. 8 La potencia instalada a fecha de septiembre es de 1.127 MW, pero hasta que se terminen de notificar las nuevas instalaciones por las Comunidades Autónomas la cifra podría subir. Las estimaciones de la CNE son de 1.580 MW registrados, y algunas fuentes hablan de hasta 3.000 MW instalados.

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

39


Primera protesta de Ecologistas en Acción. Pepe Gª Rey es el primero a la izquierda, con gorra.

10 años de Ecologistas en Acción

Haciendo historia Santiago Martín Barajas y Theo Oberhuber Coincidiendo con la celebración de los 10 años de Ecologistas en Acción, este artículo hace un repaso al proceso que dio lugar a su creación.

D

esde la aparición del movimiento ecologista en el Estado español, éste se caracterizó por su carácter disgregador cuando no directamente cainita. En 1978, con motivo de la tercera –y última– reunión de la Federación del Movimiento Ecologista, celebrada en Daimiel (Ciudad Real), se produjo una gran división en dos grandes bloques, conservacionistas y radicales, provocando la aparición de la CODA (Coordinadora para la Defensa de las Aves) para aglutinar a los primeros y de Amigos de la Tierra para reunir a los segundos. En años sucesivos, dentro de cada uno de esos bloques se produjeron nuevas divisiones, como si de un proceso de mitosis se tratase, junto con la aparición de cientos de nuevos grupos, aunque muchos de ellos desaparecieron casi a la misma velocidad con que habían sido creados. Podía parecer que los y las ecologistas de entonces estaban más interesados en hacer prevaleSantiago Martín Barajas y Theo Oberhuber, Ecologistas en Acción

40

cer las diferencias, por pequeñas que fueran, por encima de las coincidencias, que sin duda eran mayoritarias, seguramente debido a unos excesivos personalismos.

CODA aglutina a conservacionistas y radicales Muchas y muchos de los ecologistas de entonces eran plenamente conscientes de que ese camino estaba abocado hacia la desaparición, por lo que empezaron a surgir diversas iniciativas para aglutinar a la sopa de letras que formaban los nombres de las organizaciones ecologistas. Uno de los primeros pasos para intentar superar esta situación se dio en 1986 cuando unos ecologistas veinteañeros, mayoritariamente de Madrid, se hacen cargo de la Junta Directiva de la CODA. Otro importante esfuerzo de coordinación del movimiento ecologista se inició en 1983, con la creación de la CAME (Coordinadora Asamblearia del Movimiento Ecologista) que jugó un importante papel de cohesión de una parte del movimiento ecologista, hasta que desapareció a principios de la década de los 90.

Dedicamos este artículo a Pepe García Rey, fallecido el 21 de noviembre de 2004, así como a todas y cada una de las personas que participaron en la creación de Ecologistas en Acción.

La nueva secretaría de la CODA, que aglutinaba ya a un importante número de organizaciones conservacionistas, fue incorporando de forma rápida, para sorpresa de muchos, tanto a grupos conservacionistas como ecologistas radicales. Se sumaban así a sus habituales campañas de conservación de aves, las de oposición a proyectos de carreteras, la denuncia de la caza, la gestión de residuos, la oposición a la energía nuclear o la defensa del pacifismo. A la vez, se alcanzaba un mayor enriquecimiento ideológico, dando respuestas ecologistas globales y completas a cada vez más temas. En definitiva, se conseguía una valiosa unificación de ideas. Durante esos años la CODA multiplicó por tres el número de grupos federados, generó una importante actividad y logró una gran repercusión en los medios de comunicación. Pese a lo cual, se trataba en realidad de una organización paraguas y de un gigante con pies de barro ya que adolecía de importantes limitaciones organizativas de todo tipo. Al mismo tiempo que el movimiento ecologista crecía e incrementaba su in-

1997

1998

ff Asamblea CODA, Santa Pola (Alacant),

ff Desastre de Doñana (25/4/98) ff El Ecologista ff Última Asamblea CODA, Fuenlabrada (20/6/98) de nuevo ff Congreso Constituyente (6/12/98) en la calle

el ecologista, nº 59, para invierno 2008/2009 “Una propuesta el futuro” (3/5/97)

ff Aprobación Protocolo de Kioto (11/12/97)

1999


Empieza un sueño La preocupante situación ambiental, junto con la debilidad de las organizaciones ecologistas, y que la necesidad de avanzar hacia la unificación ecologista ya estaba en el pensamiento de bastantes personas, generaron el entorno adecuado para que durante una comida, en febrero de 1997, entre los autores de este artículo y Pepe García Rey, histórico dirigente de la CEPA de Andalucía, surgiera la propuesta firme de poner en marcha un proceso de unificación del movimiento ecologista. Esta propuesta, que fue presentada en el Consejo Federal de la CODA el 15 de marzo de 1997, se recibió con dudas e inquietudes, pero fue apoyada de forma muy mayoritaria, facilitando la buena acogida que tuvo posteriormente por buena parte de los grupos. Para algunas personas esta propuesta no resultaba sorprendente, ya que suponía un paso más en el proceso de coordinación y unificación del movimiento ecologista que tuvo sus primeros pasos en 1977

2001 ff Manifestación contra el Plan Hidrológico Nacional (11/03/01) ff Aprobación PHN (5/07/01)

¿Que han significado para ti y para la sociedad estos diez años de Ecologistas en Acción? Carlos Arribas

(Ecologistes en Acció País Valencià) Ecologistas en Acción ha supuesto la consolidación del movimiento ecologista, creando una organización de intervención potente y eficiente.

Isabel Bermejo

(Ecologistas en Acción de Cantabria) Ecologistas en Acción ha posibilitado que constate la necesidad urgente de un cambio en la forma de vida que desarrollamos en el planeta. También ha sido una fuente de satisfacción por haber compartido una mirada transformadora con una importante red de movimientos sociales. Un placer por compartir lazos, cariño y confianza.

Concha Hernani

(Ecologistas en Acción de La Rioja) Ecologistas en Acción ha significado un salto de calidad en la evolución del movimiento ecologista. Hemos pasado de la atomización, a crear una organización más eficaz en la que se generan debates y acciones.

Carlos Alonso

(Ekologistak Martxan) Para mí, personalmente, Ecologistas en Acción ha significado la continuidad de 20 años anteriores de activismo antinuclear y ecologista, mejorado y ampliado. Para la sociedad, espero que hayamos sido un aldabonazo en la conciencia sobre la necesidad de cambiar de vida para cambiar la sociedad, el futuro y el mundo. Para las instituciones y gobiernos, deberíamos seguir siendo la conciencia crítica o la mosca cojonera que todo grupo ecologista debe ser.

Lola Yllescas

(Ecologistas en Acción de Andalucía) Ecologistas en Acción es una fuente de satisfacción. Estoy encantada de formar parte de esta organización. Tenemos trascendencia. Nuestro trabajo y presencia hace que se tenga que contar con Ecologistas en Acción. Se nos quiere y combate porque estamos llegando a la sociedad.

Ramón Fernández Durán (Ecologistas en

Acción de Madrid) Antes de la unificación que dio origen a Ecologistas en Acción, me asustó un proceso que fue muy rápido. Pero con esta unificación, se dio un paso de gigante en temas organizativos y de contenido, lo que ha permitido una importante repercusión social del ecologismo en el Estado español, y una muy considerable proyección internacional.

Cómo nos vemos desde dentro

fluencia social, los problemas ambientales seguían aumentando de manera exponencial y perdíamos la carrera de intentar salvar al medio de un modelo económico depredador. En 1996 el Partido Popular ganó las elecciones generales, y José María Aznar inició su primera legislatura como Presidente de Gobierno generando grandes desconfianzas. Aunque creó el Ministerio de Medio Ambiente, el PP rápidamente agotó el escaso rédito que esto le concedió con el inicio de un amplio proceso de modificación de la normativa ambiental. A destacar los cambios de las leyes de agua, encaminada a la privatización de este recurso; del suelo, dirigida a declarar todo urbanizable; y la nueva ley de envases y residuos de envases, favoreciendo a los de usar y tirar. Además, los problemas en el funcionamiento del Consejo Asesor de Medio Ambiente, creado en la anterior legislatura, causaron que las organizaciones ecologistas abandonaran dicho Consejo. Éstas y otras medidas claramente antiambientales del Gobierno central, junto con la constante aparición de proyectos de incineradoras, de grandes infraestructuras de transporte, la presión nuclear, el abandono de las políticas de conservación de la biodiversidad o el empuje de los transgénicos, por citar algunas, pusieron en evidencia la limitada capacidad del movimiento ecologista para generar la necesaria respuesta.

Chesús Ferrer

(Ecologistas en Acción de Aragón) Ecologistas en Acción me ha permitido ser útil en la lucha por la transformación social, atacando de raíz los problemas que aquejan a la sociedad y la Tierra.

Heriberto Dávila

(Ben MagecEcologistas en Acción de Canarias) Ecologistas en Acción ha logrado por primera vez generar una relación y un vínculo estables entre el ecologismo canario y el resto del ecologismo estatal. Personalmente, ha logrado extender mi sensibilidad y darme cuenta de que lo peor no siempre ocurre en el pueblo de uno. Ecologistas en Acción ha sido y es un espacio para aprender y compartir. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

41


con la creación de la primera federación del movimiento ecologista. Pero además, para muchos de nosotros y nosotras lograr esa unificación era la culminación de un auténtico sueño. Por eso, desde que se empieza a plantear la posibilidad de avanzar hacia la unidad de acción con la unión de los principales grupos ecologistas hay que destacar el entusiasmo que generó en muchas personas de un importante número de colectivos. Entre ellos cabe destacar por su empuje a dos grandes organizaciones, AEDENAT, que ya contaba con grupos repartidos por varias Comunidades Autónomas, y CEPA (Confederación Ecologista Pacifista Andaluza), que aglutinaba a la mayor parte de las organizaciones ecologistas de Andalucía. Durante los meses que duró el proceso algunas personas de estas dos organizaciones, junto con la Secretaría y el Consejo Federal de la CODA, jugaron un papel de gran importancia a la hora de explicar a muchos compañeros y compañeras qué se pretendía lograr y porqué resultaba necesario dar un salto adelante en el fortalecimiento del movimiento ecologista. La propuesta de este proceso de unificación, como fue denominado de forma excesivamente simplista, inició su recorrido con el documento “Una Propuesta para el Futuro”. Este texto, firmado por 17 personas de todo el Estado, se basaba en dos premisas fundamentales: la defensa de

42

la diversidad y de la autonomía de las asociaciones, y el reconocimiento de la soberanía e independencia de las asociaciones de ámbito regional/nacional. Además, se proponía un calendario detallado para la creación de una Confederación. El documento fue presentado el 3 de mayo de 1997 en la Asamblea General Ordinaria de la CODA, en Santa Pola (Alicante), en la que el proceso de unificación fue ampliamente debatido. “Las necesidades [y razones] para crear esta gran organización son numerosas: la frase ‘la unión hace la fuerza’ se ha demostrado absolutamente cierta en la actividad ecologista en numerosas campañas. Además, lo que hay que justificar es cuál es el motivo por el que estamos separados, si perfectamente podemos trabajar juntos […] No partimos de la nada. Desde hace años en la CODA venimos confluyendo personas que nos reclamamos del ecologismo radical y del conservacionismo dando cuerpo a un nuevo modelo de ecologismo social, que se distingue por su independencia y diversidad, por unir el destino del medio ambiente a la equidad social, por trabajar en todos los terrenos y, sobre todo, por vincular la crisis ecológica a las relaciones Norte/Sur”. Con éstos y otros argumentos similares, el documento justificaba la necesidad de dar este importante paso y definía las señas de identidad de la nueva organización. Además, ya establecía que el proceso de unificación debía basarse en la coordinación territorial, por lo que debían constituirse federaciones regionales/nacionales en cada ámbito territorial, de modo que el proceso constituyente confederal se iniciase de abajo hacia arriba. Con el debate de este documento en los grupos y tras analizar la situación del proceso en cada reunión del Consejo Confederal se hizo necesario organizar viajes a algunos territorios para intentar explicar las razones de la propuesta. El segundo documento esencial en dicho proceso fue el elaborado en el Consejo Confederal del 27 de septiembre de 1997, titulado “Ladrillo a ladrillo… construyendo la organización confederal”. Aquí

se planteaba el pacto confederal basado en tres ejes: el Programa Ambiental y los Principios Ideológicos, los estatutos e imagen común, y el funcionamiento federal. Además se proponía ya un modelo concreto de funcionamiento. Con “Ladrillo a ladrillo” se pasaba de debatir sobre la necesidad del proceso de unificación a empezar a plantearnos qué tipo de organización y con qué señas de identidad queríamos construir nuestro futuro inmediato, y lógicamente se empezaron a percibir más diferencias entre las propuestas, aunque menos de las que hoy podríamos pensar. El siguiente hito en el proceso de consultas y debates fue la Asamblea de la CODA de 1997, celebrada en Valladolid el 8 de diciembre, que tras analizar la situación, aprobó una Declaración Pública que incidía en el compromiso de “continuar el proceso de unificación hacia una organización confederal”, y que “la CODA promoverá un amplio debate dentro del movimiento ecologista (encuesta, documentos, etc.) sobre el proceso de unificación y para que en la próxima Asamblea General puedan adoptarse las medidas, características y plazos que ha de tener el proceso constituyente”.

Diseñando el futuro Así, fue en la siguiente Asamblea –la última en la historia de la CODA–, realizada en Fuenlabrada (Madrid) en junio de 1998, donde por fin se dieron los pasos decisivos para hacer realidad la Confederación. Se aprobaron el documento de Funcionamiento (que incluye una declaración de principios organizativos además de los mecanismos de funcionamiento de la nueva organización), la propuesta de financiación y se adoptó GAIA –poco después pasaría a llamarse El Ecologista, la revista que tienes entre las manos– como revista de la Confederación. Además, se aprobó el nombre de Ecologistas en Acción, que en la última votación, se impuso por amplia mayoría a “Liga Ecologista” y a “Gaia” entre otros muchos nombres propuestos. Ya sólo quedaban cinco meses. Cinco meses para que el Congreso Constituyente cerrase el periodo de la historia del movimiento ecologista durante el que más esfuerzos se realizaron por parte de muchas personas para dar un salto cualitativo hacia la unidad de acción. Todavía quedaban otros importantes esfuerzos, especialmente para debatir y consensuar documentos tan importantes como los Principios Ideológicos y el Programa Ambiental, pero lo más

2002

2003

2004

ff Accidente del Prestige

ff Manif. contra la guerra (15/2/03) ff Manifestación Nunca Más (23/2/03) ff Invasión de Iraq (19/3/03)

ff Derogación Trasvase del Ebro (18/6/04) ff Ecologistas en Acción, Premio Nacional de Medio Ambiente (8/11/04)

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009 (13/11/02)

ff II Congreso,Córdoba (6/12/02)


¿Que han significado para ti y para la sociedad estos diez años de Ecologistas en Acción?

Ecologistas en Acción en estos diez años lo ha significado todo en la lucha por el medio ambiente. Sus exigencias están vigentes, así como su labor proponiendo una relación de sostenibilidad real entre la sociedad y el entorno.

Javier Gregori (periodista) En estos diez años se han disipado las posibles dudas sobre la autoría del cambio climático. Ecologistas en Acción ha jugado un gran papel a este respecto. Esta organización ha conseguido unir en España a muchos grupos locales que trabajan para mejorar nuestra calidad de vida, aunque quizá sea menos conocida para el gran público que otras asociaciones. Sin embargo, aporta una respuesta por el planeta que parte de lo local y se extiende a la esfera nacional e internacional, haciendo cierto el lema de pensar globalmente y actuar localmente, algo que no estaría de más que otros imitaran.

Juan Carlos del Olmo (Secretario General de Adena/WWF) La última década ha sido una de las más complicadas en la defensa medioambiental. Esto se ha debido al impacto brutal del desarrollismo tanto a nivel general como en el territorio de lo local. Y es aquí precisamente, en el espacio de lo local, que Ecologistas en Acción, con una independencia que todo el mundo reconoce, ha sido capaz de tejer una gran red de ecologistas de base. Ecologistas en Acción ha logrado crear un movimiento que está en continua evolución.

Luis Guijarro (Presidente de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental, APIA)

Santiago Alba (filósofo y escritor)

Los que ya trabajamos con la desaparecida CODA, recibimos con satisfacción hace diez años la aparición de Ecologistas en Acción. Vaya por delante nuestra felicitación por el décimo aniversario y por formar parte del panorama ecologista nacional. Tenemos en vosotros una fuente de información importante y por eso, en 2007, entregamos nuestro Premio VIA APIA a la Transparencia Informativa a Theo Oberhuber, coordinador general de Ecologistas en Acción, haciéndolo extensivo a toda la organización. Y es que hoy por hoy, sería difícil entender la sociedad actual sin vosotros y sin vuestras denuncias.

Belén Gopegui (escritora) Para mí, en cuanto persona de formación marxista, me ha permitido ampliar la imaginación, ver aquellos problemas del capitalismo que Marx no pudo ver relativos a los límites del planeta, y encontrar caminos para entenderlos y nuevas formas de lucha para oponerse al sistema económico vigente. Para la sociedad, además de lo ya contado, creo que Ecologistas en Acción ha construido un espacio de militancia sacando la palabra ecología del pequeño espacio donde la habían encerrado: pájaros, hierba, osos polares, y llevándola también al lugar de la vida, ayudando a comprender que sin cuidado del territorio y de la vida que alberga no podrán alcanzarse unas relaciones económicas y sociales justas, del mismo modo que sin unas relaciones económicas y sociales justas no habrá nunca cuidado del territorio ni de la vida.

Más allá de una fuente permanente de nutrición teórica e informativa, a través de textos e ideas que se han incorporado a mi propio trabajo (pienso, por ejemplo, en Fernández Durán o Yayo Herrero), mi admiración por el trabajo de Ecologistas en Acción tiene que ver –y ahí reside su relevancia social– con una doble conciencia: la de que la destrucción de la naturaleza forma parte de un modelo orgánico de civilización y la de que –precisamente– la “ausencia de conciencia” no funciona sólo como una “alienación pasiva” sino que coopera activamente en la reproducción del modelo.

Cómo nos ven desde fuera

Domingo Jiménez Beltrán (exdirector de la Agencia Europea de Medio Ambiente)

Carlos Taibo (escritor y profesor de Ciencia Política) En momentos duros para todos, y a lo largo de esos diez años, Ecologistas en Acción ha sido, entre nosotros, uno de los núcleos principales de activismo e innovación social, una fuente permanente de reflexiones sobre el sinfín de irracionalidades que marcan nuestra percepción de los hechos económicos y sociales, y una referencia incontestable –la mejor– a la hora de sopesar el delicado panorama ecológico que se nos presenta. Por encima de todo, ha supuesto un escenario en el cual muchas personas hemos podido, con comodidad y tolerancia, confluir.

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

43


difícil ya estaba hecho. Lo que algunos consideraron “casi imposible” un año antes se había logrado. Pepe García Rey comentó en una de la primeras reuniones donde se planteó el proceso de unificación que “el éxito del proceso va a depender del grado de generosidad que todos aportemos”, y desde la distancia y perspectiva que dan los años es todavía más evidente que tenía mucha razón. Fue la generosidad de mucha gente, de prácticamente todos los implicados e implicadas, la que permitió que el proceso llegase a buen puerto, que la gran mayoría de los grupos que formaban la CODA decidiesen aportar todo lo que tenían a la nueva organización y que muchos otros grupos se incorporasen a esta aventura. Las dudas y oposiciones al proceso fueron importantes, hasta el punto que en algún momento se tuvieron que dar pasos atrás por los rechazos y la falta de participación. Pero

44

aún así los avances se fueron produciendo. Quienes decían que no se podía perder la identidad de los grupos, comprendieron que la unión de acción era imprescindible y bien merecía los esfuerzos. Las personas que temían pasar de ser “cabeza de ratón a cola de león” terminaron recordando que estaban allí para defender el medio ambiente. Quienes argumentaban que no podían estar en la misma organización que el otro grupo ecologista de su ciudad, con el que llevaban tiempo discutiendo, comprobaron que coincidían en el 95% de sus planteamientos. E incluso aquellas personas que dudaban que con la unificación se lograse mayor eficacia, fueron conscientes de que sin intentarlo no podrían comprobarlo. Por supuesto hubo pérdidas. No se consiguió convencer a todos los compañeros y compañeras. Al final del proceso se quedaron fuera algunos grupos y personas, aunque pocos. Argumentos –y excusas– para ello hubo de todo tipo: que existían intenciones electorales, que en su territorio no se entendería que estuviesen ligados a una organización estatal, que no podríamos trabajar todos juntos, o simplemente que los enfrentamientos personales eran insuperables. Los esfuerzos y la generosidad de prácticamente todas las personas han permitido demostrar que se equivocaron, que los consensos han permitido superar las diferencias y que el resultado alcanzado compensa sobradamente las pequeñas pérdidas que hayamos podido tener. Incluso aquellos compañeros y compañeras que con algunas dudas decidieron participar en la creación de Ecologistas en Acción hoy reconocen los avances. Por eso, cuando llegó el día de la constitución de Ecologistas en Acción, se ha-

bían superado con creces las expectativas más optimistas, con unas 300 organizaciones federadas y presencia activa en 16 comunidades autónomas. Durante el Congreso se aprobaron los Principios Ideológicos y el Programa Ambiental, y se eligió la primera Secretaría Confederal de Ecologistas en Acción. El punto final lo puso una acción de protesta que sin duda transmitió claramente a la sociedad el tipo de organización que acababa de nacer: dos ecologistas se descolgaron por la fachada de la sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid. Han pasado ya 10 años, y lo cierto es que, al margen de las delegaciones de organizaciones internacionales, Ecologistas en Acción agrupa a la gran mayoría del movimiento ecologista del Estado español. Lamentablemente a algunos grupos de los que se quedaron fuera no les ha ido muy bien. Una buena parte han desaparecido, mientras que otros han tenido derivas hacia posiciones cada vez más alejadas de las ideas ecologistas y más próximas al poder, con independencia de su color. Afortunadamente, otros grupos siguen en la defensa del medio ambiente. La creación de Ecologistas en Acción supuso un claro éxito, aunque esté todavía pendiente de culminar con un adecuado funcionamiento de la Confederación y de todas las federaciones territoriales. La participación en el proceso de unos 300 grupos, la cohesión alcanzada con la elaboración de los Principios Ideológicos y el Programa Ambiental, la creación de las federaciones territoriales, y la rápida consolidación de nuestra presencia pública demuestra que se ha alcanzado de forma amplia el objetivo propuesto. También se han incrementado notablemente los temas en los que Ecologistas en Acción interviene en la sociedad, mediante su articulación a través de las Áreas, ofreciendo alternativas viables, y siendo la organización ecologista de referencia en la mayor parte de los temas. Es cierto que muchos de los problemas ambientales siguen en aumento, pero nuestra capacidad para hacerles frente es ahora mayor. Al mismo tiempo, no se pueden obviar éxitos importantes que hubieran sido muy difíciles con una estructura de grupos atomizada y poco coordinada. Entre todos y todas hemos escrito una parte importante de la historia del movimiento ecologista. Ahora ha llegado el momento de iniciar nuevos capítulos de esa historia.

2005

2006

2008

ff En vigor el Protocolo de Kioto (16/2/05)

ff Cierra Zorita (30/4/06) ff Aprobada Ley de Aarhus (17/7/06)

ff Se crea el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (12/4/08) ff 5-dic. IV Congreso Confederal Valencia

el nº 59,San invierno 2008/2009 fecologista, f III Congreso Fernando

de Henares (3/12/05)


Una tercera parte de las especies europeas se encuentran en peligro

Tiburones Marc Aquino Baleytó

Los tiburones son unos grandes depredadores marinos que juegan un papel vital en la salud y el equilibrio de los océanos. Al estar situados en lo más alto de la pirámide trófica, el declive de sus poblaciones está provocando graves e impredecibles desajustes en los océanos de todo el mundo. Pero los peligros que acechan a estos peces no se reducen, sino todo lo contrario.

L

os tiburones son unos peces de esqueleto cartilaginoso, por lo que también se conocen como condrictios. Tienen unas características que los hacen fácilmente reconocibles: mandíbulas protráctiles, con hasta 3 hileras de dientes operativas (en caso de tenerlos); 5 a 7 hendiduras branquiales abiertas al exterior; cuerpo más o menos alargado; aletas flexibles a la vez que resistentes; y una piel ensamblada de dentículos dérmicos de alto rendimiento hidrodinámico. Desempeñan un papel vital en la salud y el equilibrio de los ecosistemas marinos. También suponen un gran aporte proteico para las poblaciones costeras más humildes. Al mismo tiempo son generadores de turismo –el aprovechamiento que aporta mayor riqueza para las comunidades aledañas de las aguas donde viven–, además de ser un tesoro de la evolución. Al estar en lo más alto de la pirámide trófica, como superdepredadores que son, la desaparición tan súbita y repentina que están sufriendo tiene repercusiones muy fuertes en la estabilidad de todo el ecosistema marino, alterándose el equilibrio logrado tras millones de años de evolución y maduración entre todas las comunidades marinas de los océanos. La dinámica que se genera es la siguiente: al eliminar a un gran número de grandes depredadores, se produce un considerable aumento del número de subdepredadores, que a su vez causarán estragos en el siguiente nivel inferior de la cadena trófica y así sucesivamente. Se origina, pues, una profunda variación de las proporciones de los Marc Aquino Baleytó, científico marino

diferentes eslabones tróficos, lo que genera una estructura inestable y muy desajustada respecto al estado de equilibrio inicial. Esta situación ya está provocando un amplio espectro de graves e impredecibles efectos secundarios. Como ejemplo, se ha detectado una disminución alarmante de bivalvos y langostas de algunas áreas geográficas donde antes abundaban debido al aumento de sus depredadores, cuya población ya no se encuentra regulada por la desaparición de sus máximos depredadores, los tiburones. Dichos sucesos, al producirse de manera tan rápida y antinatural, rebasarán la capacidad de los océanos de todo el mundo para reajustarse generando un nuevo equilibrio. De hecho, se necesitaría un periodo de tiempo muy largo, tal y como ocurrió anteriormente con los reequilibrios tras las diferentes extinciones masivas a lo largo de la historia de la evolución. A todo esto, hay que añadir el papel de doctores de los tiburones. Estos peces eliminan del sistema trófico a los individuos más débiles y enfermos, cuyas poblaciones se verán reforzadas al perpetuarse los genes de los más fuertes. Desempeñan así, de manera natural, un papel directo y fundamental en la salud y el mantenimiento de la biodiversidad de nuestros mares.

Una compleja biología Los tiburones se encuentran en una gran variedad de hábitats, cercanos a la costa, en mar abierto y en los abismos de las profundidades. Podemos distinguir tres tipos de especies según su nicho ecológico. En primer lugar, las especies pelágicas –viven y se alimentan en aguas abiertas– que a su vez se dividen en especies epipelágicas

(hasta 200 m de profundidad), mesopelágicas (de 200-1.000 m de profundidad) y batipelágicas (de 1.000-4.000 m de profundidad). En segundo lugar, las especies demersales, que son las que viven cerca del fondo o acuden a él para alimentarse. Y por último, están las especies bentónicas, que sólo viven y se alimentan sobre el fondo o muy cerca de él. Están distribuidos desde los trópicos hasta las latitudes altas, pero quizás sean más abundantes en los trópicos que en los mares polares. La temperatura constituye la clave de la distribución de las distintas especies. Sólo algunos tiburones (familia de los Lámnidos: marrajos, tiburón blanco...) presentan homeotermia –capacidad para mantener la temperatura corporal independiente a la del medio que les rodea– lo que les permite colonizar una mayor variedad de latitudes geográficas. Pero la mayoría de los tiburones son poiquilotermos, y por tanto dependientes de la temperatura del medio exterior, lo que restringe su área de distribución. De este modo, según el tipo de área geográfica en la que nos encontremos podremos tener en una misma zona una estratificación en la columna de agua de diferentes especies según el rango de temperatura al que son afines. Así por ejemplo, podemos Ecologistas en Acción ha ingresado en la Shark Alliance, una red de organizaciones que luchan por una adecuada protección y gestión de los tiburones

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

45


Tiburones en peligro

1 encontrar en una zona tropical especies de aguas calientes en la zona superficial y por debajo especies de aguas templadas, seguidas en las zonas más profundas por tiburones propios de aguas más frías. Por otro lado, se desconocen muchos datos sobre los hábitats y desplazamientos de la mayoría de las especies de condrictios. No obstante, se van descubriendo cada vez más especies sociales que viven y cazan en grupos. Incluso los tiburones solitarios se encuentran para aparearse en los territorios de caza, desarrollando complejos sistemas de señales y comportamientos para minimizar conflictos y estructurar las interacciones sociales. Muchos tiburones pasan la mayor parte de su vida en grupos unisexuales, agrupados también por edades, hasta llegar a la edad de la madurez, momento en el que pueden encontrarse con miembros del sexo opuesto una vez al año para aparearse. Las crías suelen hallarse en zonas de crecimiento o desarrollo, lejos de la seria amenaza que suponen los adultos, los juveniles se reúnen en grupos, los machos adultos se encuentran juntos y las hembras pueden dividirse en grupos de hembras preñadas y no preñadas. Los modelos migratorios tienen una gran complejidad, variando sus rutas según sean animales maduros o inmaduros, machos o hembras. Las migraciones suponen un enorme gasto de energía y están motivadas por dos grandes razones: las relativas a la alimentación –migraciones tróficas– y las relativas al ciclo reproductivo –migraciones reproductivas para apareamiento, gestación o dar a luz–. Ambos tipos

46

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

de migraciones pueden ser verticales u horizontales. Las rutas horizontales atraviesan con regularidad las cuencas oceánicas –más frecuente en machos que en hembras–, y para añadir aún más misterio a su estudio y comprensión, no son siempre anuales. Dichas rutas pueden tener un sentido latitudinal, longitudinal o mezcla de ambos, en función del tipo de motivación a la que obedecen en cada caso y al rango de temperatura que son capaces de aguantar, resultando claramente aventajadas las especies homeotermas, que son las más cosmopolitas. Estudios de marcado han demostrado que las especies de tiburones con ciclos reproductivos bianuales presentan también modelos migratorios bianuales, acudiendo a sus territorios de cría cada dos años para dar a luz. Las hembras permanecen poco tiempo en zonas someras para parir a sus crías –en el caso de ser especies ovovivíparas o vivíparas aplacentarias– o para realizar la puesta de huevos –en las especies ovíparas–. El oviparismo es menos probable, ya que en general los procesos migratorios tienen como protagonistas a los tiburones pelágicos, de mayor tamaño medio. Y, a menudo, a mayor tamaño se corresponde una mayor capacidad de desplazamiento, puesto que los individuos grandes resisten mejor las inclemencias y la dureza de la navegación oceánica, y también la capacidad de concebir a sus crías vivas.

Hoy por hoy, más de la mitad de los tiburones que hay en alta mar están en peligro de extinción, según un estudio realizado por el SSG (Shark Specialist Group) de la UICN. Las principales amenazas de estos peces son: ffEn una mayor medida, la sobrepesca a la que están siendo sometidas las diferentes poblaciones de estos singulares animales. Se puede distinguir entre pesca comercial accidental –muy dañina cuando se realiza a escala industrial con palangres de superficie y de fondo o con redes de deriva–; la pesca comercial objetivo, actualmente mucho mayor debido al finning –de la palabra inglesa fin, aleta, consiste en cortar sólo las aletas de los tiburones y lanzar el resto del animal al mar–; y la pesca deportiva, de mucho menor impacto. ffSu biología reproductiva más cercana a una estrategia de tipo K, esto es, basada en un crecimiento lento, una maduración sexual muy tardía, escasa fecundidad –reducido número de crías–, largos períodos de gestación, supervivencia natural (para todos los grupos de edad) y longevidad elevadas. Esto da como resultado un bajo potencial reproductivo y una baja capacidad de incremento de la población para muchas especies, haciéndolas muy vulnerables a la presión pesquera. ffLa pérdida del hábitat, la degradación ambiental y la contaminación. La presión que ejerce el rápido desarrollo urbanístico e industrial –numerosos puertos y tráfico pesado, el turismo masificado, contaminación por metales pesados y pesticidas, etc.– han acabado provocando una fuerte degradación del litoral, lo que resulta crítico para las zonas de freza y cría. El incremento de efluentes y basuras ha provocado una modificación de la calidad de los hábitats marinos. Al mismo tiempo, la flota intensiva de arrastre de fondo reduce la complejidad de los hábitats bentónicos, afectando a la epiflora y epifauna y reduciendo la disponibilidad de hábitats adecuados para predadores y presas. La contaminación puede llegar a las fuentes de alimento, concentrándose en los ani-


males situados en la parte superior de la cadena alimentaria, como es el caso de los tiburones, con graves efectos sobre su fisiología. Tradicionalmente, los tiburones eran considerados una captura incidental en las pesquerías de especies altamente migratorias como el atún y el pez espada. Esto ha cambiado. Los tiburones pelágicos ahora son, además, una especie objetivo de las flotas palangreras de superficie de la Unión Europea. Las cifras son alarmantes, la regresión de las poblaciones de tiburón mediterráneas desde el siglo XIX ha sido de un 96 a más de un 99%. Actualmente, 110 de las 547 especies de peces cartilaginosos se encuentran amenazadas de extinción en la Lista Roja de la UICN. Según las distintas fuentes, se capturan entre 73 y 200 millones de tiburones al año, muchos de ellos sólo para utilizar sus aletas para hacer sopa. Como siempre ocurre, este lucrativo comercio no repercute directamente en la economía de los pescadores más desfavorecidos, pues mientras un pescador en la India gana sólo entre 6 y 12 € por kilogramo de aleta de tiburón, un plato de sopa (que requiere menos de 15 gramos de aleta seca) puede costar en un restaurante de Hong Kong más de 100 €. Europa tiene un papel líder en la sobrepesca y en la merma de los tiburones en el mundo. A pesar de disponer de instrumentos de control y de la creciente preocupación ciudadana, las restricciones existentes en la UE sobre la captura de tiburones para cortarles las aletas siguen siendo unas de las más permisivas y débiles del mundo. Las empresas europeas capturan tiburones en los océanos del mundo al amparo de diferentes marcos legales gestionados por la UE y por medio de joint ventures, ondeando banderas extranjeras o de conveniencia fuera de cualquier control. Estos marcos legales ofrecen una mala gestión, o ninguna en absoluto, a las pesquerías de tiburones. 200 palangreros de superficie europeos operan en los océanos de todo el mundo y, por tanto, la UE es en buena medida responsable del control de las capturas y de evitar la sobrepesca de los principales depredadores

2 1. La contaminación es una de las causas del declive de los tiburones. 2. El finning esquilma las poblaciones de condrictios. 3. Tiburón ballena en un acuario.

3 del océano. España es uno de los líderes mundiales de exportación de aletas de tiburón, siendo a la vez el mayor proveedor de los mercados de Hong Kong. La flota española que se dedica a la pesca de tiburones es muy grande y opera en todo el mundo, por lo que está contribuyendo gravemente a la desaparición de muchas especies. En aguas españolas son habituales las capturas de marrajo (Isurus oxyrhinchus), mielga (Squalus acanthias) y tintorera (Prionace glauca). En el Mar Cantábrico es la flota vasca la que ejerce una mayor presión pesquera, comercializándose en sus lonjas –con la de Ondárroa como la más importante– más de 2.000 toneladas de tiburones y rayas, que en su mayor parte se destinan a Andalucía y el Mediterráneo, donde goza de una gran populari-

dad el consumo del marrajo. En el Mediterráneo, todas las amenazas anteriormente citadas se intensifican, junto con la naturaleza semicerrada del MareNostrum, acelerando el declive de las poblaciones, que ven mermar su abundancia, diversidad y área de distribución. No existen pesquerías pelágicas en el Mediterráneo específicas de tiburones oceánicos migratorios, ya que no hay suficiente stock para hacerlas rentables. Sin embargo, la emergente pesca con palangre de especies de gran valor comercial supone una gran amenaza como captura accidental. El uso de redes de arrastre bentónicas se ha incrementado tanto en las plataformas como en sus taludes continentales durante los últimos 50 años. Mayor intensidad pesquera y artes de pesca más desarrolladas tecnológicamente han provocado un descenso en muchas especies de condrictios, capturadas por arrastreros en el noroeste del Mediterráneo. Varias especies demersales se pescan para uso comercial mientras que sólo unas especies pelágicas son comercializadas. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

47


Limonium perplexum. Foto: Jesús Moro de Ordal

Apenas existen 200 ejemplares

La Saladilla de Peñíscola José Ignacio López-Colón El también llamado Limonio de Irta es un endemismo ibérico localizado en una pequeña parcela litoral de la provincia de Castellón. Aunque está protegido legalmente por una de las microreservas de flora de la Generalitat Valenciana, la sobrecarga de turistas hace peligrar su futuro.

S

e conoce como saladillas, limonios o siemprevivas y acelguillas de saladar a las diversas especies del género Limonium [1]. Se trata de plantas herbáceas perennes o matorrales enanos con una cepa potente y hojas que generalmente forman una roseta o cepellón basal, que desarrollan frágiles tallos que culminan en delicadas inflorescencias en panícula, muy características, cargadas de pequeñas flores blancas, amarillentas, purpúreas, violetas o azuladas. Género de taxonomía compleja que está muy diversificado en el Mediterráneo occidental y en las estepas asiáticas –los dos posibles centros de origen y dispersión–, propio de los suelos salinos de la zona José I. López-Colón,Ecologistas en Acción

48

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

costera (acantilados, saladares, marismas y pastizales litorales) y las estepas continentales halófilas y gipsófilas [2]. Muchas de las 119 especies que colonizan la Península Ibérica son endemismos de ámbito geográfico muy restringido [3 y 4], propias de ecosistemas costeros mediterráneos, siendo piezas vitales en las comunidades vegetales a las que pertenecen y excelentes bioindicadores del grado de degradación de estos ambientes, ya que son muy sensibles a las distintas alteraciones que el hombre provoca. Generalmente con efectivos escasos, hecho que supone un problema de conservación difícil de solventar: es el caso de la especie que nos ocupa. La familia botánica a la que pertenecen, las plumbagináceas, cuenta con otros tres géneros ibéricos: Armeria, Plum-

bago y Limonastrum [5], que comprenden tanto especies de gran interés botánico (diversas del género Armeria) como otras propias de lugares ruderalizados (Plumbago europaea) e incluso algunas indeseables, como la denominada “malacara” o “azulina” (Plumbago auriculata), oriunda de Sudáfrica e introducida a consecuencia de su uso en jardinería. Limonium perplexum, la Saladilla de Peñíscola o Limonio de Irta, fue descrita por los botánicos Llorenç Sáez y Josep A. Rosselló [6] de Torre Badum (UTM: 31T BE7667), un enclave litoral situado a tan sólo 10 metros sobre el nivel del mar, en la parte basal de la Sierra de Irta [7]. Salvo este terreno al sur de Peníscola, no se conoce de ningún otro lugar. La especie está en peligro crítico permanente debido a que su área de distribución es muy restringida y a que tan sólo cuenta con una población variable que oscila, según los años, entre los 75 y 383 ejemplares [8], con una media habitual en torno a los 215 ejemplares. Está amenazada por el trasiego de personas, ya que la única población se sitúa junto a una pista que bordea los acantilados de la sierra, en un lugar frecuentado por pescadores y turistas, existiendo alto riesgo de daños por pisoteo [9]. Está catalogada como “CR” (en peligro crítico) en el Atlas y Libro Rojo de la Flora vascular amenazada de España [10], categoría que señala a las especies en las que existe un riesgo de extinción extremadamente alto.

Identificación, biología, ecología y hábitat Planta perenne, herbácea, ocasionalmente anual o bianual, de hasta medio metro de altura. Hojas espatuladas, de tamaño medio (4 x 1 cm), distribuidas en una roseta basal que no se secan en la floración; inflorescencia sin ramas estériles, paniculado-ramosa, con espigas cortas (de 2 a 14 cm), poco densas; florecillas con pétalos de color violeta pálido, de 7 a 8 mm; cáliz de 4,5 a 5 mm, con el tubo densamente peloso. Se trata de una especie apomíctica (produce semillas que son genéticamente idénticas a la planta madre –una modalidad de reproducción asexual–, que aunque evolutivamente pierda las ventajas de la reproducción sexual mantiene la prerrogativa de fijar genotipos altamente adaptados), pero facultativamente alógama (aquí ya entra en juego la reproducción sexual entre individuos genéticamente diferentes, por lo que se puede decir que la especie juega con dos barajas para asegurar su supervivencia), cuyos frutos, una vez maduros, quedan encerrados en el cáliz, el cual participa en la diáspora.


La Saladilla de Peñíscola tiene unos requerimientos ecológicos muy concretos, ya que vive exclusivamente en repisas de roquedos calcáreos, en áreas cálidas y muy soleadas, sobre materiales jurásicos, de pH muy básico (8,15), en compañía de pocas especies, entre las que destaca otra del mismo género: el Limonio de espiga densa (Limonium girardianum), una estirpe propia de la costa mediterránea que se extiende desde el sur de Francia hasta Alicante, que se desarrolla tanto en saladares como en roquedos litorales. El Limonio de Irta es característico de la asociación Crithmo maritimi-Limonietum girardiani (Crithmo-Staticion), acompañando al hinojo marino (Crithmum maritimun), la ensopeguera de roca (Limonium virgatum), el mentado limonio de espiga densa, la lechuguilla dulce (Reichardia picroides var. maritima) y la verdolaga marina (Halimione portulacoides).

Conservación

Foto: Jesús Moro de Ordal

Afortunadamente, la pequeña parcela litoral donde vive el Limonium perplexum está protegida legalmente por una de las 275 microreservas de flora de la Generalitat Valenciana (Ley 11/94, de 27 de diciembre, sobre Espacios Naturales protegidos de la Comunidad Valenciana), la microrreserva de Torre Badum, declarada el 1 de febrero de 2001, que tiene 0,344 hectáreas cuya titularidad es del Dominio Público Marítimo Terrestre. Las figuras de protección conocidas como microreservas comprenden zonas de menos de 20 hectáreas de extensión,

Acantilados de Torre Badum en Castellón.

declaradas por orden de la Conselleria de Medi Ambient, Aigua, Urbanisme i Habitatge de la Generalitat Valenciana –bien sea por propuesta propia o de los propietarios del terreno–, con el fin de favorecer la conservación de especies botánicas raras, endémicas o amenazadas, o las unidades de vegetación que las contengan. En el caso concreto de Limonium perplexum hay que tener en cuenta que, además, el enclave donde vive se incluye en el Parque Natural de la Sierra de Irta [11], que comprende 12.000 hectáreas del Baix Maestrat (parte de los términos de Peñíscola, Santa Magdalena de Pulpis y Alcalá de Xivert-Álcossebre) con el objetivo de proteger una zona de gran valor medioambiental como lo es esta sierra litoral de mediana altura (culmina en el pico Campanilles, de 572 m), paralela a la línea costera y las planicies que se asientan a lo largo de 15 km de costa. El Parque se complementa con la Reserva Marina de Irta, que se extiende por 941 hectáreas de las aguas interiores. Para evitar las amenazas que se ciernen sobre este endemismo levantino debido al daño producido por el pisoteo de los transeúntes (sobre todo turistas en verano), los expertos proponen medidas que pasan por establecer poblaciones experimentales en áreas cercanas de la misma Sierra de Irta, lo que impediría una presumible extinción por desaparición accidental del único núcleo conocido [12]. La Comunidad Valenciana cuenta con una riqueza florística excepcional que se traduce en seis decenas de endemismos botánicos en peligro de extinción. Una gran responsabilidad para la Administración que, no obstante, ha conseguido tener la tasa más elevada de atención directa de España –en cuanto a la conservación botánica se refiere– gracias a la red de microreservas creadas hace catorce años [13]. Estos centros han permitido trabajar a pie de campo con las especies endémicas, en peligro de

extinción o consideradas raras y salvaguardarlas de la desaparición.

Notas y referencias 1 El género Limonium es subcosmopolita; existen más de 350 especies distribuidas por todo el mundo, incluida Australia. 2 ERBEN, M. 1978. Die Gattung Limonium im südwestmediterranen Raum. Mitt. Bot. Staatssamml. München, 14: 361-631. 3 ERBEN, M. 1993. Género Limonium (páginas 2-143). En: Flora Ibérica: plantas vasculares de la Península Ibérica e Islas Baleares. S. CASTROVIEJO et al. (EDS.). Volumen III, Plumbaginaceae (partim)-Capparaceae. Real Jardín Botánico, C.S.I.C. Madrid. 4 Para las especies ibéricas, además del volumen anterior de Flora Ibérica, se puede consultar en www.anthos.es, el Proyecto “Sistema de Información Geográfica sobre las Plantas de España” del Ministerio de Medio Ambiente, la Fundación Biodiversidad y el Real Jardín Botánico. 5 VV. AA. 1990. Flora Ibérica: plantas vasculares de la Península Ibérica e Islas Baleares. S. CASTROVIEJO et al. (EDS.). Volumen II, Platanaceae-Plumbaginaceae (partim). Real Jardín Botánico, C.S.I.C. Madrid. 6 El doctor Llorenç Sáez Goñalons es profesor de la Universitat Autónoma de Barcelona (Bellaterra) y el doctor Josep A. Rosselló Picornell de la Universitat de Valencia. 7 Descrito en los Anales del Jardín Botánico de Madrid, nº 57 (1999), página 48, en el artículo intitulado: “Is Limonium cavanillessii Erben (Plumbaginaceae) really an extant species?” (páginas 47-55). 8 GÓMEZ-SERRANO, M.A. et al. 2005. Demografía del endemismo valenciano Limonium perplexum L. Sáez & Rosselló (Plumbaginaceae). Flora Montibérica, 30: 9-14. 9 BAÑARÉS, Á., et al. (EDS.). 2003. Atlas y Libro Rojo de la Flora Vascular Amenazada de España. Dirección General de Conservación de la Naturaleza, Ministerio de Medio Ambiente. Madrid. 10 Categoría UICN para España y mundial: CR A3c; B1ab(iii,v)c(iii)+2ab(iii,v)c(iii). 11 Creado el 16 de julio de 2002 por el Gobierno valenciano (Decreto 108/2002). También está incluido en el LIC Serra d’Irta. 12 Se han desarrollado protocolos de micropropagación y cultivo experimental; se conservan semillas en bancos de germoplasma y se dispone asimismo de datos sobre la variación genética de la población (9). Pero hay que tener muy en cuenta que se trata de una especie en la cual, aunque el 95% de los individuos conocidos florece anualmente y produce semillas que germinan con facilidad en el laboratorio e incluso en el campo (se pueden ver numerosas plántulas en otoño), su supervivencia es escasa (5%). 13 El Decreto 218/1994, de 17 de octubre (D.O.G.V. núm. 2379, de 3 de noviembre de 1994), crea la figura de protección de especies denominada “microrreserva vegetal”. La Orden de 7 de diciembre de 1995, de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente (D.O.G.V. núm. 2658, de 2 de enero de 1995), establece la regulación de la señalización de estas microreservas.

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

49


Paisaje artificial milenario

1

Un entorno único en Europa, amenazado por la urbanización y las infraestructuras de transporte

La Huerta de Valencia Vicent Tamarit Rius

U

n estudio de la Unión Europea, conocido como el informe Dobris, clasifica 30 paisajes en Europa. Uno de ellos se denomina con el término español Huerta, y corresponde a seis pequeños ámbitos situados en Italia, Grecia y España. Son los fragmentos más reducidos en extensión del total paisajístico y son reflejo de una cultura mediterránea milenaria. En España hay dos, ambos seriamente amenazados, las Huertas de Valencia y Murcia. La falta de rentabilidad agrícola y el apetito urbanístico pone su sobrevivencia futura en entredicho. La construcción de infraestructuras destruye suelo agrícola muy valioso –uno de los más fértiles de España, donde se obtienen hasta 3 cosechas al año–. El agricultor se encuentra entre el talón jugoso del promotor inmobiliario o el expolio miserable de la expropiación forzosa. Y en cualquier caso, se trata de una pérdida irreparable de un entorno singular. L’Horta, la Huerta de Valencia es un paisaje, una comarca, y un referente agrícola. Pero también supone un importante Vicent Tamarit, guionista y realizador de cine y TV y vecino de l’Horta Nord

50

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

referente cultural e histórico: el valor centenario de la arquitectura y la ingeniería rural de alquerías, molinos, acequias, azudes, ermitas; su protagonismo como paisaje en la literatura, en la pintura, en el cine… La inmensa mayoría de los valencianos así lo aprecian, y reclaman a sus dirigentes desde hace años una intervención decidida.

La Huerta es un espacio agrícola moldeado por el hombre, un paisaje cultural vivo, cuyo inicio se remonta con toda probabilidad a la época romana. Mas tarde, en época islámica se construyó la red de acequias que todavía subsiste. Por ello, la Huerta es también un patrimonio histórico de un extraordinario valor testimonial. Su singularidad escénica es única. Su pervivencia futura incierta. La construcción urbana y de infraestructuras supone el sellado de un suelo feraz e irrepetible, y además, también implica la destrucción de una obra monumental, colectiva y milenaria del hombre rústico. El arrasamiento de un patrimonio cultural de la humanidad. El crecimiento de la ciudad y de los pueblos de su cinturón está creando un continuo conurbanizado. La voracidad del ladrillo en los últimos diez años ha sido implacable. Una hanegada de huerta cuyo valor estaba en 3 o 4 millones de pesetas en 1998 ha llegado a pagarse por 200.000 € con las recalificaciones conseguidas a golpe de talonario. Consecuentemente, hay muchos agricultores ansiosos por “deixar-se de plantar sebes… ¡i plantar atobons!” (dejar de plantar cebollas y plantar ladrillos). La codicia del dinero rápido y fácil está acuciando la agonía de los campos. Y Valencia está a punto de perder una de sus señas de identidad más relevantes. La Huerta se extiende desde la localidad de Puçol hasta las riberas de la Albufera, abarca una superficie de unas 23.000 hectáreas, integrando a 40 municipios. Seis de esos municipios (Albal, Benetússer, Emperador, Lloc Nou de la Corona, Rafelbunyol, y Tavernes Blanques) ya no tienen suelo agrícola. Son puro asfalto.

Evolución de la superficie de huerta (1950-2007)

1950

2007


A ello hay que unir la construcción de infraestructuras, entre las que destacan particularmente las sucesivas ampliaciones del puerto que han hecho desaparecer las playas Benimar y Pinedo, asfixiado el barrio de Nazaret y engullido las casas y huertas de La Punta. La construcción de la vía del AVE y los corredores comarcales de doble calzada producen barreras infranqueables y fraccionan los accesos a los campos y los trazados de las acequias. La falta de sensibilidad, la incuria de las Administraciones Públicas valencianas ha sido flagrante.

Protección de l’Horta La necesidad de proteger la Huerta lleva años siendo un clamor social. El Consell Valencià de Cultura emitía en el año 2000 un Dictamen rotundo acerca de la urgente protección la Huerta; poco después 117.000 firmas avalaban ante Les Corts una Iniciativa Legislativa Popular; informes de universidades, seminarios internacionales, encuestas demoscópicas… un aluvión de reivindicación llovía sobre el Gobierno valenciano que hacía oídos sordos mientras permitía la transformación urbanística de más de 12.000 hectáreas de suelo agrícola. La ameba metropolitana ha fagocitado los campos a toda velocidad. Pero, hete aquí, que llega la crisis del ladrillo y el gobierno de Francisco Camps decide sacar de la chistera algo para entretener a la opinión pública. A principios del verano se dio a conocer el Plan de Acción Territorial de la Huerta (PATH) y se convocaron unas jornadas de consulta acerca de dicho plan de protección en diversos puntos de la comarca. Por fin, aparentemente, se movía algo con el objetivo de crear mecanismos adecuados para frenar la destrucción del suelo huertano. El Libro de Síntesis del Plan ha resultado un tanto sorprendente, porque no esquiva el contenido crítico y no cae en los excesos y alharacas de autocomplacencia fatua que suelen impostar el discurso político de la derecha valenciana. La Coordinadora de este plan, Arancha Muñoz, Directora General del Paisaje, ha propuesto un trabajo notable, con rigor. Hay que reconocer que la Consellería de Medio Ambiente se ha tomado en serio la realización de una campaña de difusión del PATH. Las jornadas han estado conducidas por profesionales que, de un modo neutral, han trabajado con grupos de ciudadanos.

Cinco estrategias El Plan parte de un análisis de la evolución histórica del área metropolitana de Valencia y diagnostica las tendencias

actuales que degradan su existencia: falta de eficiencia del riego y aguas de mala calidad; fragmentación debido a las infraestructuras y deterioro del borde urbano; abandono de la actividad agrícola; abandono del patrimonio cultural; deterioro del paisaje visual. A continuación expone unos posibles escenarios de futuro y entra en el núcleo del asunto: cuál es el ámbito de actuación, cuáles son los objetivos y estrategias propuestas para debatir y qué metodología de trabajo se establece. En concreto, plantea: ffCrear un sistema de espacios abiertos, articulados en “cuatro paisajes de calidad que comparten el agua como argumento central”: el río Turia y su ribera por el oeste, el litoral marítimo por el este, la Albufera al sur y, por último, rodeando la ciudad y conectando los tres entornos anteriores, la Huerta. Se establecen unos objetivos de calidad del paisaje y un modelo de protección aplicable, realizando una catalogación de elementos patrimoniales para su conservación y/o restauración. ffFórmulas sostenibles de gestión y financiación de la actividad agrícola, eje y razón de ser de la Huerta, mediante mecanismos de financiación, de mejora de la gestión y de la competitividad, complementándolo con la creación de nuevos servicios culturales y turísticos. ffIntegración paisajística de infraestructuras y de los bordes urbanos, lugares donde se establece una gran parte de las relaciones visuales e interacción entre la Huerta y los habitantes del área metropolitana. ffProtección del patrimonio cultural. Establecimiento de un marco normativo. Agentes y actores. Propuestas de actuación. ffGenerar sinergias ciudad-Huerta. Uso público recreativo. Crear una red de corredores verdes, promover actividades que contribuyen a la divulgación de la cultura tradicional de la huerta. Incluye la creación de huertas urbanas. Y todo ello complementado con la creación de un ente gestor supramunicipal que aplique éstas y otras medidas susceptibles de desarrollarse. Se añade el propósito de una intensa participación pública con seminarios, exposiciones, publicaciones, debates, encuestas, etc.

Falta de credibilidad Estamos ante un Plan redactado con acierto y rigor, pero ¿va ser algo más que papel y palabrería? En estos momentos hay una flagrante contradicción entre las positivas propuestas del PATH por un lado y, por otro, tanto los planes urbanísticos vigentes de algunos municipios como las infraestructuras que desarrollan las Admi-

2 1. La huerta es un ecosistema de gran importancia agrícola, cultural y paisajística. Foto: PATH.

2. La ciudad se ha extendido a costa de la huerta. Foto: PATH. 3. Urge poner en marcha el plan de recuperación de la Huerta. Foto: Autor.

3 nistraciones regionales y nacionales. La falta de sensibilidad por la conservación del territorio se detecta igualmente en las filas del PP como en las del PSOE. En Valencia y comarca hay más de 100.000 viviendas vacías, y la perspectiva es que las cifras se incrementen con la caída inmobiliaria ¿Qué sentido tienen los planes depredadores de suelo huertano? Sin embargo, Valencia quiere recalificar 400 hectáreas, Alboraya pretende arrasar la emblemática horta de Vera, Torrente construye 10.000 viviendas en l’horta de El Safranar, Manises desarrolla con la participación de la propia Conselleria la urbanización Nou Mileni… No menos importante es la planificación de infraestructuras con proyectos tan absurdos y contradictorios como la carretera CV-300, un vial de 90 metros de anchura, que arrasará un área enorme de los campos de Meliana, Almàssera y Alboraia, una zona que el Plan califica con el máximo valor de protección. Es urgente tomar decisiones ya. Con el actual descenso de la actividad constructora es un momento oportuno para establecer una moratoria a todos esos planes y crear un Ente Gestor que, con independencia y agilidad operativa, plasme el PATH en una realidad para la sociedad valenciana. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

51


7ª Conferencia Internacional sobre el cenit de la producción mundial de petróleo

Reflexiones sobre la crisis del petróleo

1

Pedro Prieto Los días 20 y 21 de octubre se celebró en Barcelona la 7ª Conferencia Internacional de ASPO, la asociación que estudia la llegada al cenit de la producción mundial del petróleo y el gas. Para los expertos reunidos, cada vez es más claro este límite en la disponibilidad de crudo, así como su relación con la crisis financiera y económica.

E

l nutrido grupo de geólogos, científicos, geofísicos, ingenieros del petróleo y demás expertos de ASPO que en la actualidad analizan la situación de la producción y las reservas mundiales de petróleo, apenas eran un reducido grupo en el año 2000. Aquel año Colin Campbell y Jean Laherrere, geólogos inglés y francés, respectivamente, crearon esta asociación sin ánimo de lucro, después de haber publicado su primer artículo sobre el tema en 1998, “El fin del petróleo barato”, en Investigación y Ciencia, que fue el primer aldabonazo sobre este peligro que se cierne sobre la humanidad. Hoy ningún experto que se precie niega la próxima llegada a la producción mundial máxima o techo de petróleo –y poco después de gas natural– para seguir después un declive irreversible. Aunque éste sigue siendo un tema bastante tabú para la mayoría de los gobiernos, que no aciertan a promover políticas para enfrentar este tremendo reto para la humanidad. Pedro Prieto, editor de crisisenergetica.org

52

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Es por ello que hay que agradecer a varias entidades del Gobierno de la Generalitat de Cataluña, señaladamente el Instituto Catalán de la Energía, el Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, entre otros, que hayan apoyado institucionalmente la celebración de esta Conferencia Internacional. E incluso que hayan incluido el concepto del cenit del petróleo en sus planes sobre energía para Cataluña.

Un hecho inocultable El hecho comienza a ser inocultable, aunque da pavor a muchas empresas grandes del petróleo y a los gobiernos del mundo, que no saben bien como tratar este espinoso asunto. En Internet, son ya cerca de 5 millones de temas los publicados sobre este asunto (Peak Oil), cuando era cosa de pequeños círculos de expertos hace apenas una década. Hay cada vez más miembros de la clase política que comienzan a hablar de la necesidad

de afrontar este asunto cuanto antes y de forma drástica. Uno de los ponentes, por ejemplo, fue Edward Schreyer, exgobernador general de Canadá, quien ilustró sobre los problemas del petróleo y el gas en Norteamérica. La mitad del consumo de petróleo en Canadá proviene del extraído de las arenas asfálticas de Athabasca, ya que su crudo convencional está declinando de forma considerable. Las más de 200 personas que provenientes de todas partes del mundo se reunieron en Barcelona, pudieron escuchar hasta 25 ponencias sobre diversos aspectos del agotamiento del petróleo y el gas natural, así como las repercusiones sociales, económicas y geoestratégicas que este hecho tendrá pronto o está teniendo ya para la humanidad. También hubo interesantes aportaciones sobre soluciones locales y propuestas de reemplazo del petróleo y del gas. Durante la Conferencia tuvimos oportunidad de recordar las palabras del ex secretario de Energía de EE UU en tiempos de Carter, Arthur Schlesinger, en las que reconoció que los analistas del cenit del petróleo podían cantar victoria pues el mundo se enfrentaría en menos de 10 años a una situación de dramáticas consecuencias por este hecho. Tanto Colin Campbell, como Kjell Aleklett, presidentes honorario y actual de ASPO respectivamente, volvieron a señalar su convicción de que estamos básicamente ya en el máximo de la producción mundial del petróleo denominado “regular convencional” y que sólo la desesperada extracción de petróleos alternativos y más costosos (petróleo polar, de aguas profundas a más de 500 metros bajo lámina de agua, petróleos pesados extraídos por minería más que por perforación, o productos combustibles licuados del gas natural) están pudiendo evitar la inevitable caída, que sólo será retrasada por estos productos colaterales un puñado de años. Hubo profesores de universidades españolas y centros de investigación, que junto con el famoso Jean Laherrere y Jean-Luc Wingert, de ASPO Francia, mostraron sus análisis sobre modelos matemáticos que predicen la llegada al cenit y sus modalidades de caída posterior, en función de diversas consideraciones socioeconómicas, coincidiendo básicamente en que estamos sobre el cenit, hablando en términos históricos. Jean añadió que Colin Campbell había ya predicho la crisis financiera


hace varios años como anticipo visible del cenit del petróleo.

Más argumentos, más urgencia de actuar Mariano Marzo, profesor de la Universidad de Barcelona, mostró la extrema (absoluta) dependencia de España del petróleo y sobre todo, del gas natural, así como las fortalezas (y debilidades) de ser una potencia mundial en transporte de gas licuado para alimentar al país. Luis de Sousa, que publica en la famosa revista The Oil Drum, comentó que el cenit de las exportaciones de petróleo antecede al de la producción, y ya llevamos varios años con cada vez menos exportaciones. Muchos países productores y exportadores están aumentando su consumo interno más rápidamente que su producción (si es que ésta no está ya en declive) y eso acelera la disminución de las exportaciones. El editor consultivo de la revista Petroleum Review, Chris Skrebowski, incidió en que encontramos un barril nuevo por cada tres barriles que consumimos; que de los 120 mayores campos del mundo, ya hay como mínimo 44 en declive y las tasas de este declive eran del orden del 6% anual, aunque el reciente colapso financiero puede agravar esta caída por falta de recursos tecnológicos y de inversión. Su análisis de las producciones y de cuando entrarán en declive es diferente del geológico. Chris analiza los grandes proyectos en marcha en todo el mundo, para concluir que desde el punto de vista técnico el cenit puede llegar antes del 2013. Y duda que las mejoras tecnológicas puedan hacer mucho al respecto, cuando informó que de los 160 campos petrolíferos analizados por sus aplicaciones para mejorar las técnicas de recuperación del petróleo bajo tierra, sólo uno de ellos (Forties Field, en el Mar del Norte), consiguió una mejora significativa de la producción, después de invertir en él mil millones de dólares. Dos intervenciones cerraron el primer día. El profesor Ugo Bardi de la Universidad de Florencia, hizo una interesante exposición sobre la energía creciente que cuesta extraer determinados recursos de la tierra a medida que se van agotando. Por su parte, Marcel Coderch, del Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible de Cataluña, explicó las dificultades para un

5

nuevo desarrollo (renacimiento) de la industria nuclear desde el punto de vista exclusivamente económico –utilizando sólo datos de la propia industria nuclear–. Para Coderch, un plan para el desarrollo de esta industria podría ser un sumidero de recursos, en vez de un generador de energía nueva. Y es que pasarían, en el mejor de los casos, unas tres décadas –que no tenemos– para prestar la energía que se supone que las nucleares sustituirían. El segundo día, Luca Barillaro, un agente de bolsa, explicó los mecanismos de especulación bursátil con el petróleo. Entre otros muchos, expuso cómo se pueden manejar más de medio millón de contratos diariamente (sólo en el NYMEX unos 300.000) a un promedio de unos 1.000 barriles por contrato, lo que da un movimiento especulativo de unos 550 millones de barriles negociados diariamente, mientras la realidad física es de 86 millones de barriles. Y de cómo se puede llegar a comprar los mismos con apenas un 10% de su valor de mercado, mostrando finalmente que la especulación intensiva es sólo el síntoma de algo más en el fondo. Charles Hall, profesor de la Universidad del Estado de Nueva York y uno de los mayores expertos mundiales en el estudio de energías netas, explicó sus modelos biofísicos de la economía y su famoso diagrama de globos de las diferentes energías, relacionando perfectamente el colapso financiero con el energético y la disminución evidente de los flujos netos energéticos hacia la sociedad. Jérôme Guillet, director de Energía de Dexia, y Richard Meyer, responsable de análisis técnicos de la empresa EPURON, explicaron, respectivamente, sus puntos de vista sobre la viabilidad de las granjas eólicas creadas con proyectos sin recursos financieros o garantías y las posibilidades de la energía solar termoeléctrica, ofreciendo numerosos e interesantes datos. José Luis García, en representación de Greenpeace, realizó un resumen de los estudios llevados a cabo por la Universidad de Comillas a petición de Greenpeace, que muestran que España podría satisfacer sus necesidades eléctricas varias veces usando sólo energías renovables. Por su parte, Pedro Prieto, vicepresidente de AEREN, dio el contrapunto a Guillet, Meyer y García, poniendo en duda que las renovables pue dan ser capaces de cerrar el hueco que van a ir dejando las energías fósi-

2

3 1. Extracción de arenas asfálticas en Canadá. 2. La escasez de crudo será peor en los países pobres. 3. Manifestación al final del Foro Social Alternativo al Petróleo, junio 2008, Madrid. 4. Los esfuerzos de extracción quizá se reduzcan por la crisis. 5. Los altos precios del petróleo han generado grandes beneficios a muchas petroleras.

4 les en su previsible y próximo declive. Mario Giampietro, de la Universidad Autónoma de Barcelona dio un severo repaso a los biocombustibles, mostrando sus bajísimas eficiencias netas en el aporte energético teórico y los problemas de ocupación de tierras y exigencia de recursos. Otros ponentes abordaron temas como un proyecto de autoabastecimiento energético eléctrico de la isla de El Hierro o los modelos urbanísticos deseables para hacer frente a las crisis venideras. En definitiva, una Conferencia para guardar en la memoria, cuyas presentaciones están a disposición del público (de momento, en inglés, aunque se están traduciendo al castellano) en www.aspospain.org/aspo7/presentaciones.html. Un buen espacio para la reflexión sobre lo que se avecina. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

53


Varias ciudades europeas vuelven a la gestión pública del agua

La privatización del Canal de Isabel II Santiago Martín Barajas y Erika González La Presidenta de la Comunidad de Madrid quiere privatizar el servicio de abastecimiento de agua. Es curioso que en estos momentos se defienda como mejor la gestión privada que la pública, y más cuando se habla de un recurso tan básico, por otra parte bien gestionado por el Canal de Isabel II. Pero es que, además, los daños ambientales y los problemas sociales que generaría esta privatización son enormes.

E

n la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2009 de la Comunidad de Madrid se ha incluido ya lo que se anunció un mes antes: la transformación del Canal de Isabel II, empresa responsable del abastecimiento de agua a la Comunidad de Madrid, en una sociedad anónima, así como la venta a particulares del 49% de las acciones, con el fin de que gestione el ciclo integral del agua. La justificación era la “necesidad de obtener fondos para llevar a cabo infraestructuras hidráulicas necesarias para Madrid, como la construcción de dos nuevos grandes embalses”. Santiago Martín Barajas y Erika González, Comisión del Agua, Ecologistas en Acción de Madrid

54

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Los riesgos de una privatización de los bienes públicos nunca han sido tan evidentes como en la situación actual, cuando la ciudadanía está sufriendo las consecuencias de una aplicación estricta de las reglas del mercado y la competencia en todos los sectores de la actividad. Mientras asistimos a una crisis económica global de dimensiones nunca vistas, en la Comunidad de Madrid persisten los dogmas de la superioridad de la gestión privada y la ideología de que el mercado lo soluciona todo del mejor modo posible, afirmaciones particularmente insostenibles cuando estamos viendo que grandes ciudades como París, Toulouse o Burdeos han decidido volver a la gestión y titularidad pública del agua por razones de eficiencia y ahorro.

Los argumentos del Gobierno regional son inaceptables. El Canal de Isabel II es una empresa rentable, que aporta cuantiosos beneficios a la Comunidad de Madrid, y que en muchos casos no se destinan a infraestructuras hidráulicas –véase el caso de la construcción del Teatro del Canal, con un coste cercano a los 100 millones de euros–. Por otra parte, Madrid no necesita nuevos embalses: las infraestructuras existentes tienen capacidad para abastecer a una población de más de nueve millones de habitantes, un 40% más que los que hoy reciben este servicio. Tampoco es competencia autonómica la construcción de embalses, sino del Gobierno central. La privatización anunciada de la gestión del agua también choca abiertamente con lo establecido en la Ley de Aguas. Esta norma determina que las cuencas hidrográficas que afectan a más de una Comunidad Autónoma las gestiona el Estado. La cuenca del Tajo, a la que pertenece Madrid, afecta a cinco Comunidades Autónomas, además de a Portugal, y su gestión depende de la Confederación Hidrográfica del Tajo. También supone un incumplimiento de lo establecido en la Directiva Marco de Aguas, que establece la unidad de gestión por cuenca hidrográfica. La privatización del Canal tendría graves consecuencias ambientales y sociales, que comentamos a continuación.

Pérdidas sociales El Canal de Isabel II obtiene importantes beneficios económicos (80 millones de euros en 2007), que van a parar a las arcas públicas, y que por tanto revierten, teóricamente, en beneficio del conjunto de los ciudadanos. Una vez privatizado, los beneficios obtenidos –del conjunto de los ciudadanos a través de la factura del agua– irán a parar a los bolsillos de los accionistas. El Canal abastece a los ciudadanos de la Comunidad de Madrid en régimen de monopolio. Como además oferta un servicio de primera necesidad, un empeoramiento de la calidad del mismo no supondría en ningún momento una alteración del consumo, al tratarse de consumidores cautivos. La privatización hace previsible una importante reducción en la plantilla de trabajadores, con dos consecuencias claras: un peor servicio –tanto mayor cuanto más se extremen los recortes– y unos mayores beneficios. La gestión del abastecimiento de agua potable que realiza en la actualidad el Canal de Isabel II en Madrid puede considerarse más que aceptable, pues se suministra un agua en general de buena calidad, tanto sanitaria como de sabor. En otras grandes


ciudades de nuestro país el mal sabor del agua hace que una parte importante de la población consuma agua mineral embotellada, cuyo coste es varios cientos de veces superior al del agua del grifo. De este modo, un deterioro en la calidad del suministro podría suponer un aumento del consumo de agua mineral embotellada, con el encarecimiento de la cesta de la compra que ello supone: se estima que una familia de cuatro miembros que utilice agua embotellada para beber y cocinar gasta una media de 75 € mensuales, mientras que ese gasto se reduce a tan sólo 30 céntimos si usa para ello agua del grifo. El Canal de Isabel II, una empresa con más de 150 años de funcionamiento, es propietario de amplias superficies de suelo a lo largo de toda la Región, una parte de las cuales están en diferentes puntos del centro de Madrid. Este suelo alcanzaría un importante valor en el mercado inmobiliario por lo que en caso de privatización es previsible que saliesen a la venta aquellos terrenos del centro de Madrid que ya no se necesitan para el abastecimiento. La construcción de gran número de viviendas en esas zonas del interior de la ciudad, algunas bastante extensas, incrementaría sustancialmente la densidad de población en esos barrios, con la consiguiente pérdida de calidad de vida para los vecinos. En definitiva, la privatización del Canal originaría la pérdida de ingresos económicos para las arcas públicas, un más que posible deterioro de la calidad del servicio sin que los usuarios puedan hacer nada para evitarlo, y la pérdida de puestos de trabajo.

Problemas medioambientales Pero esta privatización también ocasionaría importantes daños ambientales. El agua es un recurso natural limitado y escaso, cuya obtención conlleva daños ambientales importantes. Por ello, debe consumirse tan sólo la necesaria, siendo importante la realización de continuas campañas de concienciación ciudadana sobre la necesidad del ahorro. A lo largo de los años, el Canal ha llevado a cabo numerosas campañas de concienciación ciudadana, con unos resultados en general satisfactorios, traduciéndose a menudo en reducciones del consumo no inferiores al 10%. Por otra parte, el Canal invirtió durante varios años importantes

cantidades de dinero encaminadas a reducir las pérdidas en las redes de distribución. Así, nos encontramos con que el consumo de agua por habitante abastecido ha bajado en los últimos 15 años de manera espectacular. Mientras que en 1991 el consumo de la población abastecida por el Canal fue de 610 hm3, en 2007 se quedó en 542 hm3, a pesar de que en 2007 se suministraba agua a 1.200.000 personas más que entonces. Es decir, el consumo por habitante se ha reducido en 16 años más del 30%. Es claro que en un horizonte de privatización es muy posible que perdieran peso las campañas de concienciación y ahorro, pues van contra el principio de que cuanto más agua se venda, más ingresos. Algo aceptable en el caso de una empresa pública por el interés general, es inconcebible en el marco de la empresa privada. Y un mayor gasto de agua conlleva daños ambientales claros: construcción de nuevos embalses y conducciones, sobreexplotación de acuíferos, reducción de los caudales ambientales, etc. Sin olvidar que a menos reservas se reduce la garantía de suministro en periodos de sequía. Por otro lado, la gestión privada es posible que acabara con la política de bloques vigente en la tarifa actual (el precio del metro cúbico se incrementa conforme aumenta el consumo a partir de determinados niveles). Esta política tarifaria obviamente tiene como fin favorecer a las personas que consumen agua de forma más racional y penalizar a los grandes consumidores. En todos los casos en los que se ha producido la privatización del agua, se han llevado a cabo subidas por igual de tarifas, cuando no han sido incluso mayores para los consumos más bajos. También es previsible una merma de las inversiones empleadas en la reducción de las pérdidas en las redes de distribución. La captación y potabilización del agua en la Comunidad de Madrid resulta comparativamente barata, mientras que la reducción de buena parte de las pérdidas en las redes de distribución resulta mucho menos rentable para cualquier empresa privada de abastecimiento. Más pérdidas suponen nuevos aumentos en el consumo. Además, un alto nivel de pérdidas en las redes de distribución repercute en una peor calidad del agua de abastecimiento, por la succión exterior que se produce en

las conducciones cuando ocurren cortes temporales en el suministro. Hace algunos años, el Canal financió importantes actuaciones de carácter puramente medioambiental (incluso con varios millones de euros), como la restauración ambiental de riberas de los ríos. Es impensable que acciones de ese tipo ocurran en el marco de la empresa privada. La Comunidad de Madrid, también pretende que la nueva sociedad anónima gestione el ciclo integral del agua de Madrid, competencia que corresponde al Gobierno central. Se inauguraría esta gestión nada menos que con la construcción de dos grandes embalses, uno de ellos en la Sierra Norte y el otro al sur de la Región. Hablamos de dos actuaciones con un gran impacto ambiental. Pero, además, se trata de dos infraestructuras inútiles, pues ambos se ubicarían en cauces que apenas cuentan con cuenca de vertido. El de la Sierra Norte se situaría aguas arriba del embalse de El Atazar, en la hiperregulada cuenca del río Lozoya. En definitiva, es claro que la privatización del Canal de Isabel II sólo generaría perjuicios sociales y ambientales, dejando de lado el interés general frente a los beneficios privados. Es por ello que desde Ecologistas en Acción nos opondremos frontalmente a este proyecto, que vulnera la legislación estatal y europea.

1

1. Embalse del Atazar. Uno de los nuevos embalses previstos se quiere construir aguas arriba de éste. Foto: Quino Miguélez. 2. Protesta contra la privatización del Canal. Foto: Ecologistas en Acción. 2

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

55


60 años después de su Declaración Universal, se incumplen de forma generalizada

Los Derechos Humanos Najib Abu-Warda

1

La Declaración Universal de los Derechos Humanos fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948. Desde entonces, el balance de su aplicación es muy negativo: el inventario de violaciones de los derechos humanos no cesa de incrementarse. Además, ahora se suman todas aquellas relacionadas con la ‘guerra contra el terror’ que lidera Estados Unidos.

L

a Asamblea General de la ONU aprobó en 1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Se partía de que los pueblos de las Naciones Unidas habían reafirmado en la Carta de este organismo su fe en los derechos fundamentales del hombre, considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana. La Declaración definió un ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose en estos derechos y libertades, aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales. Los derechos humanos son, de acuerdo con diversas filosofías jurídicas, aquellas libertades, facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos que incluyen a toda persona, por el simple hecho de su condición humana, y le garantizan una vida digna. Son independientes de factores particulares como el estatus, sexo o nacionalidad. La Declaración sostiene el ideal común que la humanidad, a través de los gobiernos y los individuos, debería perseguir y alcanzar para asegurar los derechos y libertades originales del ser humano. Najib Abu-Warda, Profesor de Relaciones Internacionales, Universidad Complutense de Madrid

56

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

Aunque la Declaración carece del carácter vinculante de un tratado, ha adquirido aceptación universal. Muchos países han citado la Declaración o incluido sus disposiciones en sus leyes básicas o constituciones. Y muchos pactos, convenios y tratados de derechos humanos concertados desde 1948 se han basado en sus principios. Con la Declaración se creó la base jurídica del siglo XX en materia de derechos humanos. Esta Declaración, junto con el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y sus respectivos protocolos opcionales, conforman la Carta Internacional de los Derechos Humanos. Estos pactos fueron establecidos en 1966 e imparten obligatoriedad jurídica a los derechos proclamados por la Declaración.

Tres grupos de derechos humanos Muchos autores distinguen tres grupos o generaciones de derechos humanos. Los derechos civiles y políticos, vinculados con el principio de libertad, que exigen de los poderes públicos su inhibición y no injerencia en la esfera privada. Los de segunda generación son los derechos económicos, sociales y culturales, que están vinculados con el principio de igualdad; para su realización efectiva exigen la intervención de los poderes públicos, a través de prestaciones y servicios públicos. Por su parte, la tercera generación de derechos, vinculada con la solidaridad, tiene incidencia en la vida de todos, a escala universal, por lo que precisan para su realización

una serie de esfuerzos y cooperaciones en una escala mundial. Normalmente se incluyen en ella derechos heterogéneos como el derecho a la paz, estabilidad, medio ambiente, etc.

Un panorama desolador Hoy, 60 años después de haber sido adoptada la Declaración Universal de los Derechos Humanos por las Naciones Unidas, los informes anuales de organizaciones como Amnistía Internacional denuncian las continuas y sistemáticas violaciones de estos derechos en la mayor parte del planeta. Desde las dictaduras más remotas hasta las democracias más consagradas todavía se infligen torturas o malos tratos a las personas. La lucha contra el terrorismo, el fomento del miedo por parte de los gobiernos, la persecución de la inmigración ilegal y las guerras en el mundo son algunos aspectos que han estado detrás de la violación de los derechos humanos en las últimas décadas. En su informe de 2007, Amnistía Internacional señala que en EE UU miles de personas siguieron bajo custodia estadounidense, sin cargos ni juicio, en Iraq y Afganistán o en Guantánamo. El Congreso de EE UU aprobó la Ley de Comisiones Militares, que privaba a los tribunales federales de competencia para examinar los recursos de hábeas corpus presentados por los detenidos, disponía la celebración de juicios por comisiones militares y enmendaba su Ley sobre Crímenes de Guerra. El presidente Bush confirmó la existencia de un programa de detenciones secretas


administrado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Se recibieron informes de posibles ejecuciones extrajudiciales cometidas por soldados estadounidenses en Iraq, y algunos soldados hacían frente a procesamientos. Continuaron sin rendir cuentas altos cargos del gobierno por la tortura y los malos tratos infligidos a personas detenidas en el marco de la guerra contra el terror, pese a las pruebas de que los abusos habían sido sistemáticos. Se recibieron informes de brutalidad policial y malos tratos en centros de detención de EE UU. En Europa, Amnistía Internacional denuncia en el mismo informe la complicidad por parte de gobiernos europeos en el programa estadounidense de entregas extraordinarias, una práctica ilegal en virtud de la cual numerosas personas fueron detenidas y trasladadas en vuelos secretos a países donde fueron víctimas de nuevos delitos, entre ellos tortura y desaparición forzada. Resulta patente, también por las investigaciones llevadas a cabo por el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo, que muchos gobiernos europeos habían adoptado la actitud de “oír, ver y callar” en lo que se refería a los vuelos para entregas extraordinarias que habían utilizado su territorio. Algunos llegaron a colaborar voluntariamente con la CIA para facilitar los abusos. La complicidad de países como Alemania, Bosnia y Herzegovina, Italia, Macedonia, Reino Unido y Suecia iba desde la aceptación y ocultación de entregas extraordinarias, detenciones secretas,

ves contra los derechos humanos, como homicidios y tortura, incluida la violación sexual. En algunos países se reprimió toda forma de disidencia, y en muchos se restringía la libertad de expresión y se intimidaba y hostigaba a quienes defendían los derechos humanos. Las mujeres eran víctimas de discriminación generalizada y abusos contra los derechos humanos. En todo el continente, las personas responsables de estas violaciones de derechos humanos eludieron la rendición de cuentas. En el continente asiático los persistentes conflictos y el aumento de los actos violentos de grupos armados han seguido generando graves abusos en toda la región, debilitando la seguridad de millones de personas. Además de las poblaciones de personas refugiadas a las que se niega una solución duradera, continúa habiendo cientos de miles de desplazados internos a causa de los conflictos. Mientras tanto, las fuerzas de seguridad de muchos países llevan decenios gozando de impunidad por violaciones de derechos humanos, como ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, tortura y otros malos tratos perpetrados en nombre de la seguridad nacional. La inestabilidad política y la reafirmación de la autoridad militar –a menudo mediante la imposición del estado de excepción– han debilitado instituciones cruciales para la protección de los derechos humanos, o han paralizado su reforma, en diversos países. En toda la región, los servicios de seguridad e inteligencia se ocupan de

tortura y otros malos tratos (y utilización de la información obtenida de ese modo) a la participación directa en secuestros y transferencias ilegales. Además, existían indicios de que las fuerzas de seguridad de Alemania, Reino Unido y Turquía habían aprovechado la situación para interrogar a personas que habían sido objeto de estas entregas. En Latinoamérica los sistemas judiciales y las fuerzas de policía y seguridad se han utilizado durante mucho tiempo para reprimir la disidencia y amparar la corrupción e intereses políticos y económicos muy arraigados. Estos abusos de poder persisten todavía. La gran mayoría de las personas castigadas o encarceladas por los sistemas judiciales pertenecen a sectores desfavorecidos y no tienen recursos de ningún tipo. Los abusos de poder y contra los derechos humanos suelen quedar impunes. Las prácticas abusivas han persistido en gran medida, pero han cambiado las bases en que se sustentaban. Los métodos antes utilizados para reprimir la disidencia política se emplean ahora contra quienes se oponen a los actos de discriminación y las injusticias sociales y contra las personas a las que estos activistas tratan de ayudar. En África, como en años anteriores, siguieron violándose los derechos de muchos africanos, y los derechos económicos y sociales son un mero sueño para millones de personas. Los conflictos armados internos que continúan asolando algunos Estados van acompañados de abusos gra-

1. Presos hacia Guantánamo, sin ningún respeto a sus derechos como seres humanos. 2. La vulneración de derechos en África es generalizada. Represión policial en Uganda. 3. Protesta en Guatemala, uno de los países latinoamericanos donde más se vulneran los derechos humanos con gran impunidad. 4. Protesta contra las base de Guantánamo frente a la Casa Blanca. 4

2 3

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

57


mantener el poder del Estado y reprimir la disidencia y el debate. Las personas que denuncian públicamente algo se exponen a ser detenidas arbitrariamente, recluidas sin juicio y sometidas a tortura y otros malos tratos por la policía de seguridad, cuyos señores políticos les permiten cometer abusos contra los derechos humanos con impunidad. Con demasiada frecuencia, las víctimas no tienen forma de interponer un recurso o buscar resarcimiento. Los tribunales carecen de independencia y están subordinados al poder ejecutivo del Estado.

nos del mundo aprobaron colectivamente una declaración de derechos humanos que se convirtió en guía y punto de referencia para la humanidad. Sin embargo, la Declaración quedó incumplida y poco respetada por sus propios firmantes. El inventario de violaciones a los derechos humanos y a los instrumentos internacionales que los

salvaguardan no cesa de incrementarse. La impunidad eclipsa a la Declaración Universal en su 60 aniversario. Es por ello que la gran revolución política del siglo XXI será, sin ninguna duda, el proyecto de hacer efectiva la aplicación y respeto a los derechos humanos, así como extenderlos a todas las personas.

La guerra contra el terror Los gobiernos occidentales, si bien no estaban dispuestos a arriesgar sus intereses económicos y, de hecho, habían aplicado ellos mismos políticas manifiestamente represivas en el periodo colonial, al menos denunciaban tales abusos y propugnaban un proceso de cambio. Sin embargo, desde el 11 de septiembre de 2001, en el marco de la guerra contra el terror, EE UU y otros países occidentales han hecho aliados entre los servicios de seguridad e inteligencia de algunos de los regímenes más represivos. Con anterioridad al 11-S, los estados de excepción constituían la fórmula más socorrida para restringir masivamente los derechos y libertades públicas. Ahora, la lucha contra el terrorismo global ha facilitado la empresa de recortar las libertades públicas: para este efecto basta recurrir a la existencia real o presunta del enemigo interno. Al lado de los fundamentalismos globales, comienzan a aflorar los fundamentalismos locales, al precio de alterar los términos de la política y de la democracia y, por esta vía, de enmascarar los intereses realmente perseguidos por las elites del poder. Los derechos humanos solemnemente reconocidos en la Declaración Universal, resultan restringidos en el orden global como consecuencia de la guerra contra el terrorismo. Las potencias mantienen la guerra como instrumento de gobierno universal, monopolizado en el momento actual casi por completo por EE UU, a través de la llamada guerra preventiva. Las acciones coercitivas del sistema de Naciones Unidas con el fin de preservar la paz en el mundo, han terminado por quedar vacías de contenido y bloqueadas por los interesados. La ONU ha sido pretermitida y el derecho internacional desconocido y descalificado. Los Estados agresores escapan a toda supervisión o sanción del sistema de Naciones Unidas. La aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948 fue la primera ocasión en la que los gobier-

58

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

El agua limpia en los cauces es vital para la salud de las poblaciones más pobres. Canal en Sudán.

Una cuarta generación de derechos humanos: los derechos ambientales Redacción [1] a preocupación por el derecho a un medio ambiente adecuado dentro de los derechos humanos es relativamente reciente, y para que pueda ser reconocido como tal aún queda por hacer una buena parte del camino. Existe un importante cuerpo teórico que propone el reconocimiento de los derechos ambientales como la cuarta generación de derechos humanos, tanto en el ámbito internacional como en el nacional. La Declaración de ONU sobre el Medio Ambiente Humano (Estocolmo 1972) ya establecía un derecho de las personas a “condiciones de vida satisfactorias en un ambiente cuya calidad les permita vivir con dignidad y bienestar” y, en consecuencia, el “deber solemne de proteger y mejorar el medio ambiente para las generaciones presentes y futuras”. Este derecho ha ido siendo reconocido parcialmente en las constituciones de diferentes Estados. Puede convenirse que el derecho humano al medio ambiente adecuado se refleja en el mantenimiento de unos parámetros físicos y biológicos en nuestro planeta, que son los que han permitido la existencia de la vida humana. La necesidad de este derecho surge ante la evidencia de que esos parámetros sufren alteraciones antropogénicas que ponen en riesgo, directa o indirectamente, la vida en general y la humana en particular. En el caso de los derechos ambientales, como en el del derecho a la vida, el Estado no provee, sino que debe proteger las condiciones preexistentes. Las Instituciones Públicas están obligadas a evitar que la actividad humana altere las condiciones que garantizan la existencia de nuestra especie y de las que conviven con ella. El derecho humano al medio ambiente presenta así una dimensión solidaria intergeneracional, ya que las futuras generaciones también dependerán de la biosfera. De este modo, los que todavía no pueden ser titulares de derechos podrán ejercerlos cuando nazcan, en la medida en que la protección del medio ambiente en el presente lo garantice.

L

1. Texto basado en Loperena, D. Los derechos al Medio Ambiente adecuado y su protección www.cica.es/aliens/gimadus/loperena.html (Fecha de consulta 8/11/2008)


Vuelve el dilema conservación-desarrollo en Andalucía

Alcaldes contra parques naturales

S

Juan Clavero, Ecologistas en Acción de Andalucía

e ha desatado una polémica en Andalucía al plantear algunos alcaldes que los parques naturales son un freno al desarrollo, y que hay que disminuir las normas de protección. Creía que el dilema conservación-desarrollo estaba superado hacía tiempo, pero estos alcaldes remueven irresponsablemente rencores atávicos contra los espacios naturales. No es una novedad que ante la incompetencia en la gestión, los políticos invoquen causas ajenas, en este caso apuntando a los parques naturales. Quien lidera esta campaña es alcalde de Alcalá de los Gazules (Cádiz), municipio del Parque Natural Los Alcornocales, que es uno de los que más subvenciones y ayudas públicas recibe de Andalucía, entre otras cosas, por ser cuna de destacados dirigentes socialistas. Alcalá ha tenido todas las oportunidades para su desarrollo, y no las ha aprovechado. Pasa una autopista a sus puertas –algo que desde posiciones desarrollistas se considera positivo–, junto a la que se han recalificado 420.000 m2 de suelo para construir dos grandes polígonos industriales, que se encuentran casi vacíos. El sector terciario de Alcalá se basa en el turis-

mo ligado al Parque Natural. La principal fuente de empleo es el Parque, donde llegan a trabajar 400 personas empleadas por la Junta y por empresas públicas. ¿El Parque freno al desarrollo?

Déficit de gestión En los parques naturales andaluces no hay exceso de protección, hay un déficit de gestión que redunda en un cierto malestar de los vecinos, que ven eternizarse autorizaciones por obras menores, mientras contemplan atónitos cómo se tramitan con diligencia obras de enorme envergadura e impacto ambiental. Mientras se ponen trabas a reformas de viviendas existentes, o a la construcción de naves agrícolas y ganaderas, se autoriza por parte de la Consejería de Medio Ambiente grandes obras de infraestructuras y recalificación. En Los Alcornocales se han recalificado 560.000 m2 para construir una urbanización, un hotel y un centro comercial. ¿Éste es el destino que pretenden darle los alcaldes a un espacio de valor e importancia internacional? Este Parque está declarado Reserva de la Biosfera e incluido en la Red Natura 2000. Conforma un patrimonio único en Europa. Conservarlo y aprovecharlo de manera sostenible es una responsabilidad de todos, y

muy especialmente de los Ayuntamientos que tienen el privilegio de administrar municipios ubicados en este paraíso natural. Las medidas de protección están para garantizar los bienes de interés público, no para aumentar la burocracia. La incompetencia administrativa de la Consejería de Medio Ambiente provoca más malestar entre los vecinos de los parques naturales que las medidas de protección que contemplan los PORN o PRUG. Si hay que incluir algunos cambios en estos planes deben ir dirigidos a favorecer la reforma y rehabilitación del enorme patrimonio cultural de los parques naturales (cortijos, casas rurales, almazaras, molinos…), y no a flexibilizar normas para así poder urbanizar los espacios protegidos, que es en definitiva lo que pretenden estos alcaldes. A esta exigencia de los alcaldes ha respondido la Junta de Andalucía, con inusitada presteza, anunciando que modificarán hasta siete leyes medioambientales para agilizar actividades económicas. Se pretende eximir a ciertas actividades de autorización ambiental en espacios protegidos, o acelerar la tramitación de macrourbanizaciones con campos de golf. Todo un ejemplo de lo que nunca se debe hacer: defender que para favorecer el desarrollo hay que desproteger la naturaleza. Sencillamente lamentable.

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

59


Perspectivas Feministas en torno a la Economía: el Caso de los Cuidados Amaia Pérez Orozco. Madrid, CES, 2006. 297 p.

Libros y revistas

Este libro, que corresponde a un extracto de la tesis doctoral de la autora, que mereció un Accesit del CES, presenta un enorme interés debido a las evidentes coincidencias entre el ecologismo y el feminismo a la hora de realizar una revisión crítica de la economía neoclásica. Amaia realiza un magnífico recorrido sobre la consideración económica que históricamente han tenido los trabajos de las mujeres y analiza críticamente las diferentes estrategias seguidas para avanzar hacia la igualdad (políticas de conciliación, etc.) La autora propone el concepto de la economía feminista de la ruptura, que trata de establecer un nuevo orden socioeconómico, que coloque los cuidados y la reproducción social en el centro del interés. Sustituir la obtención de beneficios a cualquier coste como leit motiv de la sociedad y colocar la vida y su mantenimiento en el centro de interés, es la propuesta de este trabajo y coincide claramente con el núcleo central de la actividad ecologista. Los trabajos de los cuidados, realizados mayoritariamente por mujeres por causas históricas, al igual que los trabajos que realiza la naturaleza, han sido invisibles al proceso económico neoclásico. Por ello, su destrucción tampoco ha sido evidente hasta que sus efectos se han comenzado a visualizar claramente. Sin embargo, ambos trabajos son imprescindibles y no se pueden dejar de hacer. Precisamente en este momento de crisis financiera causada por un crecimiento ilimitado feroz en un mundo que sí tiene límites, las perspectivas de cambio planteadas en este trabajo pueden alumbrar interesantes alternativas para la construcción de una sociedad que se ajuste al funcionamiento de la biosfera y dé centralidad al trabajo humano que mantiene la vida y que debe ser realizado paritariamente por hombres y mujeres. Yayo Herrero

60

Atlas medioambiental de Le Monde Diplomatique. Pholippe Bovet y otros. Madrid, LMD, 2008. 114 p.

Escasez de agua dulce y desalinización. Gregor Meerganz, Bilbao, Bakeaz, 2008. 159 p. En qué estamos fallando. Cambio social para ecologizar el mundo. Jorge Riechmann (coord.). Barcelona, Icaria, 2008. 334 p. Decrecimiento sostenible Ecología política nº 35. Barcelona, Icaria, 2008. 154 p.

Dulces te sean, pues, las estaciones Antonio, Carlos y José Luis Cortizo Amaro. 2007. 175 p. Los beneficios de la venta se donan al Instituto Jane Goodall. dulcesestaciones@gmail.com El crepúsculo de la era trágica del petróleo. Pico del oro negro y colapso financiero (y ecológico) mundial Ramón Fernández Durán. Libros en Acción / Virus, 2008. 85 p.

El precio oculto de la Tierra. Impactos económicos, sociales y políticos de las industrias extractivas Alicia Campos y Miguel Carrillo (eds.). Barcelona, Icaria, 2008. 181 p.

Agua y sostenibilidad. Funcionalidad de las cuencas. Observatorio de la Sostenibilidad en España. 2008. 203 p. el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

La comunidad de aves de un humedal litoral mediterráneo. Víctor J. Hernández. Valencia, Tundra, 2008. 283 p.

Naturaleza, ruralidad y civilización Félix Rodrigo Mora. Sevilla, Brulot, 2008. 250 p. Los pensadores de la jungla. Presente y futuro de los orangutanes. Gerd Shuster y otros. Ullmann, 2008. 329 p.


Capitalismo llorón

ConsumeHastaMorir A fuerza de cracks e índices bursátiles lamiendo el polvo, se están tambaleando hasta los mismísimos principios del capitalismo global. Hemos visto últimamente corredores de bolsa llevarse las manos a la cabeza (ya les llaman los brokers llorones) y algunos adalides del neoliberalismo, como Gerardo Díaz Ferrán, presidente de los empresarios españoles, han tenido que abogar por “un paréntesis en la economía libre de mercado”. Sarkozy, en su discurso de refundación del capitalismo, resumía el sentimiento generalizado con un: “la autorregulación para resolver los problemas se terminó; el laissez faire se acabó”. Pero si usted, a fuerza de mirarse los bolsillos o la hipoteca, ha pensado que todo esto tiene que ver con el dinero, se ha equivocado. Esto, mire usted, es cosa con más chicha ideológica. Hablamos de la libertad.

Consumo

Mucho ojo, dice desde su trinchera el regio Federico Jiménez Losantos nada más ver el plan Bush de compra pública de las miserias de lo privado: “Ha empezado la lenta reconstrucción del Muro de Berlín. Y no en Berlín, claro, sino dentro de Washington y de todo el sistema que supuestamente había vencido en la Guerra Fría”. Así pues, los neoliberales también se llevan las manos a la cabeza, pero no para llorar la caída de valores bursátiles sino la ola de intervencionismo estatal ante la crisis: “una derrota de la libertad”, “una catástrofe”, “un paso hacia el abismo de lo político y económicamente correcto” [1]. Federico está que trina y pide libertad “para tomar la responsabilidad de nuestras vidas, sin que el Estado viva en la fatal arrogancia de saber lo que nos conviene mejor que nosotros mismos” [2]. No es el único neoliberal que eliminaría de un plumazo el Estado. Carl A. Gerstacher, presidente de Dow Chemical, decía que siempre había querido establecer la sede social de su empresa en una isla “no sometida a sociedad o nación alguna”: “Si estuviéramos radicados en tal territorio verdaderamente neutral, podríamos operar en los Estados Unidos como ciudadanos estadounidenses, en Japón como ciudadanos japoneses y en Brasil como brasileños sin ser gobernados en primer término por las leyes de los Estados Unidos” [3]. Una utopía neoliberal que mitifica la propiedad privada, la ley del más fuerte y, sobre todo, el libre mercado. Si te divierten los brokers llorones, dice otro de los

intelectuales de Libertad Digital, será porque eres un “enemigo de la libertad” y no has entendido bien el asunto: el problema no es la liberalización del comercio, ni la avidez de las multinacionales, ni el peso de lo financiero en la economía real, sino que “los mercados están sumamente intervenidos y regulados” [4]. Por eso, llegados a este punto proponen terminar de una vez con lo poco que queda del sector público para hacer un capitalismo Uno, Grande y Libre. Sin embargo, si algo nos ha demostrado esta crisis es que más allá de los capitalistas de biblioteca están los capitalistas de pura cepa, los que pisan charcos bursátiles y llevan la libertad de mercado a sus últimas consecuencias. Ya decía Adam Smith, que para eso era especialista en ética antes que en economía, que el asunto económico funciona bien cuando el inversor va a lo suyo y no piensa en el conjunto. Ya pensaría en los demás una especie de Mano Divina de la autoregulación. Tal y como está escrito en letras de oro en cualquier facultad de empresariales, un buen capitalista debe especular todo lo que pueda mientras le dé beneficios; ha de arriesgar su dinero (o mejor el de otros) mientras sea rentable y, si se hunde el mercado, será porque Dios no es capitalista. Y eso, justamente, es lo que han hecho los capitalistas de los charcos. Aprovecharon e incentivaron en los mercados bursátiles los productos cada vez más complejos y con mayores riesgos, como las famosísimas hipotecas subprime, avaladas por las agencias de calificación, otro buen ejemplo de capitalismo amante del riesgo. Y ahora, con las bolsas y los sueños de libre mercado por los suelos, se dice que hay un puñado de manzanas podridas en el cesto del sistema, y que su gran pecado ha sido invertir arriesgando... Ah, ¿pero no consistía en eso el capitalismo? Referencias

1 Federico Jiménez Losantos, “La lenta reconstrucción del Muro de Berlín y la triple derrota liberal”, El Blog de Federico, 20-sept-2008. 2 Federico Jiménez Losantos, “La vía capitalista al socialismo”, El Blog de Federico, 18-oct-2008. 3 Citado en Arrighi, El largo siglo XX. Akal, 1999 4 Carlos Rodríguez Braun, “Todos contra el capitalismo salvaje”, Libertad Digital, 2-nov-2008.

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

61


18 Lagunas de Baena (Córdoba)

Humedales sin protección El monocultivo del olivar rodea todo el entorno, y en los años de máxima sequía, se ha llegado a plantar olivos dentro de la cubeta lagunar. A la laguna se accede por la carretera vecinal C.P. 232 desde Baena hacia la cortijada de Fuentidueña, hasta la altura del kilómetro 17,5. A partir de aquí ya se ve la laguna.

Conocer para defender

Laguna del Rincón del Muerto

62

A

l sureste de la provincia de Córdoba se encuentra el municipio de Baena. En sus 369,3 km2 de término municipal, alberga ecosistemas que van desde las últimas estribaciones de la sierra Subbética cordobesa entrando por el sur, hasta la amplia y árida campiña cruzada de este a oeste por el río Guadajoz, un afluente del Guadalquivir por la izquierda. En esta esquina de la provincia hay una serie de pequeñas lagunas que comparten el origen endorreico del río Guadajoz. Son las lagunas de la Quinta, Rincón del Muerto, Casasola, Cortijo Viejo, Cambroncillo y Ermita de Butaguillos. Aparecen diseminadas y Texto y fotos: Ecologistas en Acción-Baena el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

1 como últimos testigos de lo que antaño fue una zona mucho más rica y abundante en humedades, hoy reducidos en su extensión pero con valores ambientales importantes y apreciables que han conseguido sobrevivir a la fiebre desecadora de los años 60 y 70. Estas lagunas, de régimen temporal, se recargan principalmente por las precipitaciones. Están rodeadas por un paisaje vegetal muy alterado donde predominan las tierras de cultivos de olivar y cereal, habiendo desaparecido casi por completo cualquier retazo de matorral o vegetación natural.

Laguna de la Quinta Con una extensión de algo más de 6 hectáreas, sus aguas son ligeramente salobres y en los años de máxima crecida alcanza

una profundidad aproximada de 100 cm. Posee un cinturón de vegetación, compuesto por tarajes, carrizos y en menor cantidad eneas. Acoge un buen número de aves acuáticas. Entre las más numerosas están: aguilucho lagunero, archibebe común, andarríos chico, chorlitejo chico, avoceta, cigüeñuela, garza real, flamenco común, focha común, calamón común, zampullín chico, azulón, cuchara común y porrón europeo. Pero la más importante es la presencia en los últimos años de la malvasía cabeciblanca, especie emblemática de las lagunas cordobesas, que viene reproduciéndose en los últimos años cuando el agua alcanza un nivel adecuado. Con ello se une a la lista de humedales ibéricos que poco a poco están siendo recolonizados por esta anátida.

Tiene una extensión de 5 ha, y una profundidad de 80 cm. Carece de vegetación perilagunar, sus aguas son muy salobres y debido a esta característica presenta en algunos puntos plantas que toleran distintos niveles de salinidad, como las salicornias. Rodeada de cultivos de olivar presenta un alto grado de colmatación, pues las labores agrícolas se hacen cerca de la misma orilla lo que hace imposible que la vegetación perilagunar puede desarrollarse. Es de gran interés para el flamenco común que se concentra en numerosos bandos, además de varias especies de limícolas se reproducen en ella como la cigüeñuela, avoceta, andarríos chico, chorlitejo chico y archibebe común. El acceso a esta laguna se hace también por la carretera vecinal C.P. 232 en la misma dirección, a la altura del km 19 se toma a la derecha el pequeño camino público nº 9002 que más adelante se convierte en una senda también de dominio público y que nos lleva directamente hasta la misma laguna.

Laguna de Casasola Ha quedado reducida a una lámina de agua de no más de 2 ha y una profundidad de 40-50 cm que sólo aparece en los años de lluvias abundantes. Carece de vegetación


perilagunar y en largos periodos de sequía está ocupada por olivos. A todas estas agresiones hay que sumar el gasoducto que la atraviesa en dirección este. Se ha comprobado la reproducción de varias especies de acuáticas como el ánade azulón, focha común, cigüeñuela y chorlitejo chico. Su acceso es el mismo que para la laguna del Rincón del Muerto pues sólo las separa una distancia de 400 m.

Lagunas del Cortijo Viejo En su tiempo fueron dos pequeñas lagunas separadas unos 200 m y muy cercanas al río Guadajoz, aunque en una cota superior. Una de ellas, denominada Laguna del Cortijo Tito se puede dar por desaparecida pues está cultivada de olivos de regadío y con un pozo para la captación de agua. La segunda, con una extensión aproximada de 1,5 ha y una profundidad de 50 cm, está rodeada de olivos y bastante colmatada. Tiene también un pozo en el centro junto con cultivos de almendros y olivos, lo que indica que ha sufrido intentos de desecarla. Además, es posible que tenga algún tipo de drenaje artificial. Presenta manchas de vegetación perilagunar bastante dispersa de carrizos que sirven de descanso en la invernada a especies como la cerceta carretona, garceta común y garza real. En el periodo reproductor nidifican el ánade azulón, focha común, zampullín chico y chorlitejo chico. Además, alberga una significativa población de galápago leproso. La recuperación de esta laguna sería importante por su cercanía al río Guadajoz y permitiría dar a este lugar un mayor atractivo natural. El acceso se realiza por la carretera comarcal 284 desde Baena hacia Cañete de las Torres, a la altura del km 8 en el Puente de la Maturra se toma el desvío a la derecha siguiendo el cordel Córdoba-Jaén. Desde aquí hay que recorrer unos 2 km de distancia hasta llegar a su altura.

Laguna de la Ermita de los Butaguillos Se trata de una pequeña charca de media hectárea y una profundidad de 1,5 m. Se usa normalmente para recoger agua en las labores

agrícolas. Está rodeada de olivar y cereal y tiene un cinturón de eucaliptos en sus orillas que impide el crecimiento de la vegetación perilagunar. La polla de agua y el azulón son las únicas acuáticas que se han observado. Su recuperación entendemos que es conveniente y fácil de realizar, empezando por la eliminación de los eucaliptos. Se llega asimismo por la carretera comarcal 284 desde Baena hacia Cañete de las Torres, en el km 16,800 se desvía un camino a la izquierda en dirección oeste, el cordel de Castro a Porcuna. Una vez recorrido 1 km por este cordel se toma a la derecha un pequeño camino en dirección norte y a unos 500 metros se observan los eucaliptos de la laguna.

Laguna del Cambroncillo En el pasado debió tener una extensión de más de 8 ha. Hoy día se encuentra desecada y sólo acumula agua con lluvias abundantes, debido a que tiene una salida artificial hacia el arroyo del Vaquillero para que no se inunde de agua. Sólo es usada para el cultivo de girasol, pero en sus inmediaciones se está implantado el olivar de riego, siendo el agua que se usa de origen subterráneo lo que posiblemente dificulte aún más su inundación. En su extremo este mantiene una importante mancha de carrizos que sirven de refugio a los aguiluchos cenizos para esconder sus nidos. Se hace el mismo recorrido que para la anterior laguna, es decir, la comarcal 284 de Baena a Cañete de las Torres pero hay que alcanzar el kilómetro 18, justo donde se encuentra la laguna a la izquierda de la carretera.

Sin protección legal Las lagunas de Baena carecen de protección oficial por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, a pesar de que comparten la misma situación geográfica, geomorfología y valores ambientales que otras lagunas cordobesas protegidas bajo la figura de Reserva Natural (Zoñar, Rincón, Amarga, Salobral, Tíscar y Jarales). Por tanto esta proximidad las hace aún más interesantes desde el punto de vista ornitológico y

como excelentes lugares para la realización de actividades didácticas, medioambientales y turísticas. El interés de la Consejería de Medio Ambiente por estas zonas húmedas parece haber aumentado en los últimos años justamente por la presencia continuada y la reproducción de la malvasía cabeciblanca en la Quinta. En la actualidad sólo el Rincón del Muerto y la Quinta han sido incluidas dentro del Inventario Andaluz de Humedales, aunque esto no les garantiza estar a salvo de cualquier alteración negativa. En general, sufren una serie de agresiones que las han llevado casi a desaparecer en momentos concretos de sequía como el actual: disminución de la lámina de agua y de la vegetación perilagunar por la expansión de los cultivos de olivar; contaminación por herbicidas y fitosanitarios; colmatación por el arrastre de sedimentos; drenajes artificiales y extracción de aguas para usos agrícolas; fuerte presión cinegética, etc. Desde nuestra organización llevamos ya muchos años en el empeño de elevar al lugar que se merecen a estos humedales. Con numerosas actividades y denuncias venimos exigiendo su protección y conservación ante la Consejería de Medio Ambiente: notas y artículos de prensa, programas de voluntariado ambiental, repoblaciones forestales, edición de un cuaderno didáctico y la instalación de un observatorio para censos y control de aves en la laguna de la Quinta, son algunas de las iniciativas realizadas con el fin de preservar y difundir el valor de estos humedales. El último paso en este sentido ha sido nuestra propuesta de incluirlas dentro del nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de las Zonas Húmedas Protegidas del Sur de Córdoba. Reconocemos y somos conscientes de su dificultad jurídica, pero entendemos que ya es hora de ir dando pasos más allá de la mera declaración de intenciones de la Administración. El tiempo y las circunstancias corren en contra de estas lagunas.

2

3

4 1. Laguna del Rincón del Muerto. 2. Laguna del Cortijo Viejo. 3. Malvasía. 4. Vista aérea de la laguna de la Quinta. 5. Vistas de los humedales de La Quinta y Rincón del Muerto.

5

el ecologista, nº 59, invierno 2008/2009

63


EL Tenderete

Bicis

• Alforjas bici, impermeables, 60 € la pareja, 35 € unidad(contrareembolso 8,45€). • Cableflex 200 Bici 14,95€ • Parking horizontal 1, 2 y 3 bicis 89,95€. • Luz delantera solar 24,95 € • Chalecos bici 6 € infantil y 7 € adultos • Bicicletas plegables: - Dahon Impulse: 399€, - Dahon Vitesse D7: 460€, - Dahon Curve D3: 499€, - Dahon MU P8: 699€ • Sillas infantiles delanteras bici: 84,95€ • Sujeta perneras bici: 5€ (par)

CAMISETAS/TEXTIL

• Camiseta manga larga (algodón biológico y comercio justo 100%) Logo aire limpio (azul) u hoja (granate) (chica M, L, XL; chico M, L, XL) 21€ • Camiseta algodón negra, “Antinuclear”, (tallas M, L, XL) 12€ • Camiseta algodón negra, “Antinuclear” manga larga (tallas M, L, XL) 14€ • Camisetas “Transgénicos” (de algodón biológico y comercio justo) chica (S, M, L, XL), chico (L, XL) 15€. • Camiseta azul o burdeos “Salvemos las montañas” (Tallas: 9-11años –equiv. a S de chica–, 12-14 –equiv. a M de chica–, M, L, XL) 12€ • Camiseta “Cachorro Lince” naranja (talla: 1-2 años) 12€ • Camiseta “Cachorro Lince” amarillo fuerte (tallas 3-4 años, 5-6, 7-8, 9-11 –equiv a S de chica–, 12-14 –equiv a M chica–) 12€ • Camiseta “Cachorro Lince” para adulto en crudo (tallas M, L) 12€ • Chubasquero verde oscuro, “Logo Ecologistas en Acción”, (varias tallas), 18€ • Bolsa asas algodón, “Consume con cabeza”, 4,5€ • Mochila roja (algodón biológico y comercio justo 100%) 6€ Camisetas con el Sol de Ecologistas en Acción: Azúcar de caña ecológico • Camiseta manga larga chica bicolor 14€. (panela) 1 kg: 3,50 € Colores: burdeos manga/gris cuerpo (talla L) • Camiseta naranja (de algodón biológico y comercio justo): 15€ (M, L, XL) para chica y chico. • Camiseta pistacho chica (de algodón biológico y comercio justo): 15€ (L) • Camisetas de tirantes anchos: Logo con libélulas 10€: colores blanco (S, L y XL) y beige (S, L y XL), logo liso 9€: colores verde oliva (S y XL).

Alforjas para bici

¡NUEVO!

Higiene femenina ecológica Compresas algodón BIO + 1 salvaslip: pequeña (20 cm.) 19,70€ / mediana (25 cm.) 22,65€./ larga (30 cm.) 23,30€

¡NUEVO!

Copa de luna: 29,95€

DVD 27 fragmentos de Ecologismo Social 8 €

¡NUEVO!

¡NUEVO! Bolsa asas algodón, 4,5€

Forro eco compresa 5,20 €. Eco compresas compostables desechables 4,90 €

Salvaslip BIO pack 3 10 €.

Bebés y niños ecológic@s Asiento Hip 55 €

OTROS MATERIALES

• Mapa de la Senda Real GR 124, 3,60€ • Mapa Senda de las Merinas, 3,60€ • DVD Ayurveda 14,95 € • DVD El perro Mongol 14,95€ • DVD Himalaya 14,95 € • DVD Baraka 14,95 € • DVD Líneas discontinuas 8€ • DVD La Deuda Ecológica, ¿Quién debe a quién? 6€ • DVD Reclaim power 15€ •DVD Donde se cuece la Guerra Chinchilla de Montearagón. Los campos de maniobra. 10€ • DVD Mi último valle 10€ • DVD AHT Gelditu! Ekorlana. TAV: ¿Qué nos ocultan? 8€ • CD Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares de La Rioja, 6€ • Insignias ("pins") 1,20€ • Pegatina antinuclear 1€ • Boli (negro) 1,5€ • Economizadores de agua: - Micro-válvula para la ducha 10€ - Para el grifo del baño 6€ - Para el grifo de la cocina 6€ - Juego completo 20€ • Pin Ecologistas en Acción (castellano, catalá y euskera) 1,50€

DVD Documentales solidarios: 17,50 €. - Nuestro pan de cada día. - Paisajes transformados. - Planeta Blanco - Oro negro - A ciegas

¡NUEVO!

Instrumentos musicales niñ@s (varios modelos) 12 € Pañal absorbente ajustable BIO: tallas RN (hasta 7 kg), P (hasta 15 kg) y G (+ 15 kg) 22 €

Portabebé comercio justo (rojo, verde, amarillo, beig, marino, lila, rosa) 69 €

¡NUEVO!

Sonajeros de madera BIO (varios modelos) 8,95 €

Pelota minifútbol de caucho comercio justo 9 €

¡NUEVO!

Juegos de vasos Sol Ecologistas. 6 grandes/6 normales: 12,50 €. Vaso 1 litro: 1,50 €, 330 cc: 1 €.

Globo 100% algodón BIO 16 cm. 12 €

Colección de chapas clásicas (edición limitada) 5€

Protector pañal impermeable BIO 15,95 € Bolsos 100% reciclados con hojas: pequeño 32,95€ y el grande 37,95€

¡NUEVO!

E

LOGISTA KO

M EN

K

Economizadores de agua

LOGISTE CO

S

E

Charcolive Aire Fresco 3,50€

ACCIÓ

ART XAN

Colgante de plata logo Ecologistas en Acción: 20€

¡NUEVO!

Todo esto y mucho más en: www.ecologistasenaccion.org/tenderete


REVISTA ECOLOGISTA

Energía Solar

• Números atrasados, 3€ • Colección completa: - nº 1 al 20: 30€ - nº 21 al 40: 40€ - últimos núm: 3€ Libro para notas de lino ecológico. 4 colores: azul, negro, beige y rojo. Tamaños: A5: 12,95 €. A6: 10,45 €

Tenemos nuevo material sobre energía solar aplicada a juguetes para niños a partir de 6 años y hasta adultos de 100. Divertirse aprendiendo con las energías renovables es la mejor forma de garantizar la sostenibilidad del planeta. • Rana solar 9,95 €. • Astronauta solar 24,95 €. • Ciclista solar 42,00 €. • Kit juegos solares C72 45,50 €. • Kit juegos solares C74 64,95 €. • Kit 8 módulos solares 32,95 €. • Kit carrusel solar 46,95 €. • Gusano solar 24,95 €. • Power House, 249 € (a partir de 12 años hasta adultos) Otros materiales solares • Panel solar 12 V 94,50 €. • Farola solar Roca 23,00 €.

¡NUEVO!

Especial libros niñ@s - Catalina y los bosques de hormigón - Los fantasmas de Navidad - Mi primera guía del cambio climático - Zapatilla la tortuga marina ... y otros muchos

¡NUEVO! ¡NUEVO!

Linterna solar con radio AM/FM, 23,95 €

Agenda Ecologista 2009 Ecologistas en Acción, 6 € 3 títulos por 10 €

Contador Geiger: 280,0 € (permite medir la radiactividad de objetos y lugares)

Mochila roja (algodón biológico y comercio justo 100%) 6€

Medidor energía 18,95€

¡NUEVO!

Compostadores:

Modelo urbano: Can O’Worms 120 €

Modelo 390: 73 €

Camiseta naranja chico o chica (algodón biológico y comercio justo 100%) : 15€

Camisetas algodón biológico y comercio justo Todas las tallas, lisas y 4 colores: negro, rojo, azul y natural, 12 €

• Bolsa lombrices rojas para compostadores: 30€ (+ 15 € de gastos de envío, por • Pack compostador Can-o-Word mensajero en 48 horas) + bolsa lombrices: 165€

Para realizar pedidos envía esta solicitud a Ecologistas en Acción, Marqués de Leganés 12, 28004 Madrid 91 531 27 39 Solicitud de envio

Nombre:_ ______________________________ Apellidos:_ _____________________________ Domicilio:_ _____________________________ Población:_ ____________________ C.P.:_______ Provincia:_______________________________ Teléfono:_______________________________ Correo electrónico:_ ________________________ Artículo

Forma de pago

 Giro postal (adjuntar fotocopia del resguardo)  Talón (a nombre de Ecologistas en Acción)  Contrareembolso. Deseo recibir contrareembolso de su importe, más gastos de envio, los artículos que indico a continuación (Gastos de envío mínimo: 6,90€, tarifas Correos 2008). Me reservo el derecho a devolver los artículos, si éstos no son de mi agrado, en un plazo inferior a 15 días a partir de la fecha de recepción del pedido, recuperando el importe del mismo. (Firma titular) precio

unidades

precio total

Camisetas algodón biológico+comercio justo: • Olvida el coche, 15€ • Sin fuego no hay incendios, 15€

 _ ____________________________________________________________________________  _ ____________________________________________________________________________  _ ____________________________________________________________________________

 _ ____________________________________________________________________________  _ ____________________________________________________________________________  _ ____________________________________________________________________________ + 6,90 €

59

Todo esto y mucho más en: www.ecologistasenaccion.org/tenderete


LIBROS Novedades en el catálogo • El huerto medicinal ecológico, a la carta. A. Bertrand. Ed. La Fertilidad de la Tierra, 2008. 19,50 €. • Jardinería con poca agua: crear jardines semisilvestres. G. y M.A. Kunkel. Ed. La Fertilidad de la Tierra, 2008. 18 €. • Plantas para curar plantas: para tratar sin química los problemas del huerto y el jardín. B. Bertrand. Ed. La Fertilidad de la Tierra, 2008. 16,50 €. • Cómo hacer un buen compost: manual para horticultures ecológicos. M. Bueno. Ed. La Fertilidad de la Tierra, 2008. 17 €. • Trucos para excursionistas. K. Berger. Ed. Desnivel, 2007. 12,50 €. • Manual práctico de metereología: tiempo y clima en montaña. J. Pons. Ed. Desnivel, 2008. 16 €. • 50 cosas sencillas para salvar la tierra. The Earth Works Group. Ed. Blume, 2008. 9,90 €. • Senderos PR y GR del P.N. de Picos de Europa. A. Alba, A. Fernández y V. Guerra. Ed. Desnivel, 2008.16,50 €. • 365 soluciones para reducir tu huella de carbono. J. Yarrow. Ed. Blume, 2008. 6,50 €. • El derecho humano al agua: Situación y retos de futuro. M. Mancisidor. Ed. Icaria/ Fuhem, 2008. 19 €. • Naturaleza, ruralidad y civilización. F. Rodrigo. Ed. Brulot, 2008. 9 €. • Democracia Ecológica: formas y experiencias de participación e la crisis ambiental. J. Ecina, I. Barcena (coords.) Unilco, 2006. 10 €. • Ética ecológica: propuestas para una reorientación. J. Riechmann (coord.) Ed. Nordan-La Comunidad, 2005. 15 €. • Crisis y deuda externa: las política del Fondo Monetario. M. Moro. Ed. Cambalache, 2006. 14 €. • El ecologismo de los pobres. J. Martínez Alier. Ed. Icaria, 2007. 17 €. • La dimensión perdida. M. Max-Neef. Ed. Nordan-La Comunidad, 2007. 10 €.

Otros libros

Los Libros de La Catarata Tenemos a la venta muchos libros de esta editorial • La nueva economía del agua. F. Aguilera Klink. 15€ • Educar en la ciudadanía: perspectivas feministas. Varias autoras. 15€• Movimientos antiglobalización. ¿Qué son? ¿Qué quieren? ¿Qué hacen? Carlos Taibo. 2007. 15 € •Biomímesis. Ensayos sobre imitación de la naturaleza, ecosocialismo y autocontención. Jorge Riechmann. 2006. 20 € • Desbordes creativos. Estilos y estratégicas para la transformación social. T. R. Villasante. 2006. 20 € • Crítica de la Unión Europea. Argumentos para la izquierda que resiste. Carlos Taibo. 2006. 9 € • Todos los animales somos hermanos. Ensayos sobre el lugar de los animales en las sociedades industrializadas. Jorge Riechmann. 2005. 20 €

CUADERNILLOS • Jardinería con menos agua. 3€ • Energías renovables en la educación. 2001. p. 96, 3€ • Cuadernillos de Energías Renovables. p. 32, 1,80€ (castellano y catalán) • Manual del árbol en la ciudad. p. 40, 3€ • Manual del Plantabosques. p.14, 1,20€ • La calidad del aire en la ciudad. Guía para organizaciones ciudadanas. 3€ • Acceso a la información ambiental. 2003, 3€ • Los delitos ecológicos. Guía Práctica. 2002, 3€ • Cuadernillos: Transporte y medio ambiente. 2001. p.40, 3€ • La contaminación por ozono 3€ • En defensa de las vías pecuarias. Madrid. p.32, 3€ • Con la Ley en la mano ¿Cómo ejercer tus derechos en la defensa del medio ambiente? Guia práctica (Castellano-Euskera)

• La historia de la intervención humanitaria. El imperialismo altruista. Itziar Ruiz-Giménez. 2005. 18 € • La gran transición hacia la sostenibilidad. Principios y estrategias de economía sostenible. Roberto Bermejo. 2005. 20 € • Guerra global permanente. La nueva cultura de la inseguridad. Varios. 2005. 11 € • El derecho de acceso a la información ambiental Guía práctica (Castellano-Euskera) • Los delitos ecológicos La protección penal del medio ambiente Guía Práctica (CastellanoEuskera) • Plan de ahorro y eficiencia en el consumo eléctrico. Horizonte 2015. 2005, 24 p, 3€ • Propuesta de desarrollo de la energía eólica en España. Horizonte 2010-2012. 2005, 16 p, 3€ • Manual de quejas ante la Comisión Europea. Recomendación para la elaboración de denuncias, 48 p. 3€ • El currículum oculto antiecológico de los libros de texto, 20 p. 3€ • 4x4=-planeta, 2007, 56 p. 4€ • Zonas libres de transgénicos, 20 p, 3€ • Tejer la vida en verde y violeta. Vínculos entre ecologismo y feminismo. 22 p, 3€ • Política ambiental de la UE: insostenibilidad estructural. 56 p, 3€

Para asociarte o suscribirte a la revista, envia estos datos a Ecologistas en Acción, Marqués de Leganés 12, 28004 Madrid 91 531 27 39 Datos personales

Nombre:_ ______________________________ Apellidos:_ _____________________________ Domicilio:_ _____________________________ Población:_ _____________________________ Provincia: ________________C.P:____________ Teléfono y e-mail:__________________________ Asóciate a Ecologistas en Acción

(la cuota de socio incluye la suscripción a la revista)

 84 €/año  144 €/año  ........ €/año (otra cantidad superior)  42 €/año (mínima, personas con pocos recursos) Recibo (Para evitar gastos bancarios agradecemos recibo anual):  anual  semestral Sólo suscripción a la revista

    

12 números............................................................... 30 € De apoyo: otra cantidad superior.................. € Unión Europea (12 números).....................................45 € Extranjero (12 números)............................................50 € Anual para Instituciones........................................... 30 €

Forma de pago

 Talón (a nombre de Ecologistas en Acción)  VISA (rellenar al lado): Titular:___________________ nºVISA Caducidad:  EXTRANJERO: sólo con VISA  Domiciliación bancaria, rellenar abajo: Domiciliación bancaria

Nombre (titular):_ _____________________________ Apellidos (titular):_ ____________________________ D.N.I. (titular):________________________________ Codigo cuenta cliente: Entidad

Sucursal

D.C.

Nº de cuenta

Ruego se sirva cargar en mi cuenta corriente/libreta y hasta nuevo aviso, los recibos que le sean presentados por Ecologistas en Acción, en concepto de:

(Firma del titular)

 Cuota de socio/a  Sólo suscripción a la revista (desde el nº ___ incluido)

En cumplimiento del art. 5 de la Ley 15/1999, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN te informa que tus datos personales se incorporarán a un fichero informativo cuyo titular es ECOLOGISTAS EN ACCIÓN. Se usarán para la gestión del pago de la cuota o suscripción y para mantenerte informado de nuestras actividades. Puedes acceder, rectificar o cancelar tus datos enviando un escrito a esta dirección postal: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN C/ Marqués de Leganés, 12 bajo. 28004 Madrid.

• El crepúsculo de la era trágica del petróleo. Ramón Fernández Durán, Ed. Libros en Acción/Virus, 2008. 6€

• El manto de Medea. Consideraciones sobre la extinción de las abejas. Guy Bernelas, Ed. Muturreko burutazioak, 2008. 6€ • Mi primera guía sobre cambio climático. José Luis Gallego, Ed. La Galera, 2008. 13€. • Consumir menos, vivir mejor. Toni Lodeiro, Ed. Txalaparta, 2008. 18,50€. • Los situacionistas y la anarquía, Miguel Amorós, Ed. Muturreko burutazioak, 2007. 7€. • ¿En qué estamos fallando? Cambio social para ecologizar el mundo. J. Riechmann (coord.), Ed. Icaria, 2008. 19,50€ • Plantas insectívoras. Charles Darwin, Ed. Catarata, 2008. 42€. • La respuesta pacifista. Conversaciones con miembros israelíes y palestinos de los movimientos por la paz. M.A. Llauger, R. Pozo y M. Capellá (coords.), Ed. Catarata, 2008. 16€ • Educación en valores y ciudadanía. Propuestas y técnicas didácticas para la formación. M. Tuts y L. Martínez Ten, Catarata, 2007. 13€ • La situación del mundo 2008. Worldwatch Institute e Icaria, 2008. 28€ • Raíces económicas del deterioro ecológico y social. J.M. Naredo. Siglo XXI, 2006 18€ • Educación y Ecología: Currículum oculto antiecológico libros de texto” Ecologistas en Acción, Ed. Popular, 2007. 11,75€ • El Tsunami urbanizador español y mundial. Ramon Fernandez Durán, Virus, 2006, 6€ • La Deuda Ecológica Española. Varios autores. Ed Muñoz Moya, 2005 10€ • Manual de Jardinería Ecológica. L. Labajos, Ecologistas en Acción, 2003. 10€ • Contra la megamáquina: sobre el desastre tecnológico. D. Watson. Alikornio, 6€ • El final de la Era del petróleo. J. Sempere y E. Tello (coords.) Icaria, 17€ • Energía renovable práctica. Iñaki y Sebatián Urkía. Pamiela, 17,50€ • Ingenios solares. J. M. Jiménez. Pamiela, 19,50€ • Casi todo... efectos de la energía nuclear en la salud y el medio ambiente. E. Rodríguez y S. López. El viejo topo, 20€

59

Todo esto y mucho más en: www.ecologistasenaccion.org/tenderete


El Ecologista nº 59  

Tiburones Fotovoltaica Huerta de Valencia Derechos humanos Privatización del agua 10 años de Ecologistas en Acción crisis financiera, ecológ...

El Ecologista nº 59  

Tiburones Fotovoltaica Huerta de Valencia Derechos humanos Privatización del agua 10 años de Ecologistas en Acción crisis financiera, ecológ...

Advertisement