Issuu on Google+

SEMANA SANTA POPAYAN PATRIMONIO CULTURAL E INMATERIAL DE LA HUMANIDAD

EDICION ESPECIAL


AUTORES:

JOSE DANIEL OCAMPO JAEN CARLOS FERNANDO RIVERA EDGAR ANDRES BOLAテ前S ANTONY MUテ前Z

ESTUDIANTES DE GRADO ONCE I.E.FRANCISCO ANTONIO DE ULLOA POPAYAN 2014


S EMANA SANTA PRATIMONIO CULTURAL E INMATERIAL


Celebradas desde la época colonial, las procesiones de Semana Santa de la ciudad de Popayán son una de las más antiguas conmemoraciones tradicionales de toda Colombia. Desde el martes hasta el sábado anterior a la Pascua de Resurrección tienen lugar, entre las 20 y las 23 horas, cinco procesiones dedicadas respectivamente a la Virgen María, Jesucristo, la Santa Cruz, el Santo Entierro y la Resurrección, que recorren un itinerario de unos dos kilómetros por el centro de la ciudad. Los elementos centrales de las procesiones son los pasos, imágenes representativas de la Pasión de Cristo, creadas y agrupadas con arreglo a normas complejas, que se hacen desfilar con una rica ornamentación floral. Las imágenes de los pasos, que son de madera y datan su mayoría de finales del siglo XVII, son acompañadas en su recorrido por hileras de fieles portadores de cirios y vestidos con hábitos religiosos. Son notables tanto la calidad artística de los dorados y la ebanistería de los pasos como la atmósfera sonora y sensoria de las procesiones. Los preparativos de éstas duran todo el año y se efectúan ajustándose a normas que vienen transmitiéndose de generación en generación y se enseñan a los niños desde la edad de cinco años. Las procesiones han generado un vocabulario y competencias específicas. Las funciones y responsabilidades de cada uno de los participantes se definen y distribuyen con precisión. La organización de las procesiones corre a cargo de vecinos de la ciudad, miembros de una Junta Permanente pro Semana Santa, que asisten con las autoridades municipales y diversos organismos. Estas procesiones no sólo atraen a un número considerable de visitantes del mundo entero, sino que además constituyen un factor importante de cohesión social y de reforzamiento del sentido colectivo de identidad de la población local.


El reconocimiento que se le otorga a la semana santa en Popayán .ya que proviene no solo del trabajo con que se lleva a cabo las procesiones sino también por ser una tradición que se remonta a los tiempos de la colonia ,en estos tiempos de la colonia los conquistadores trajeron sus ritos y creencias católicas .existen registros que datan del año de 1558 para ese entonces practicaban penitencias y castigos .en el siglo XVII era obligatorio limpiar las fachadas de cada vivienda en pena de multa en la actualidad las entidades oficiales como la ciudadanía se encargan de limpiar la ciudad para la semana santa .durante cuatro siglos casi sin particularidades se ha reunido la comunidad entorno a este tiempo .El único momento en la historia reciente en que motivos por el terremoto de 1983 se tuvieron que suspender las procesiones el sismo tuvo lugar el jueves santo

EL VALOR DE LA SEMANA SANTA

La Junta permanente pro semana santa es el ente encargado de organizar, mantener, preservar y llevar a cabo la procesiones de Semana Santa de Popayán. Se puede decir que esta junta es la cofradía o hermandad principal encargada de las procesiones y lo que ellas contienen. La cofradía o hermandad principal encargada de las procesiones y lo que ellas contienen. Las procesiones chiquitas son Originadas en el instinto de imitación de los niños, que en Popayán una vez concluida la Semana Santa, en cuyas celebres procesiones veían y admiraban la participación de sus padres, hermanos mayores y demás familiares, se dedicaban en son de juego a reproducir con los medios a su alcance los pasos, los personajes y desfiles sacros.


Son mujeres entre los 17 y los 22 años que llevan sobre sus manos unos pebeteros adornados con flores en donde portan brasas de carbón sobre los que echan una resina muy aromática llamada sahumerio, las sahumadoras van vestidas de ñapanga y van delante de los pasos que llevan imágenes de Cristo y La virgen El carguero es el personaje central de la semana santa en él se encierra el esfuerzo encargado en portar en sus hombros las imágenes de su devoción el carguero esta vestido de un tunito azul oscuro que resalta penitencia y tiene ceñido la cintura un paño blanco y un cordón cíngulo. También usa el capirote que cubre la cabeza pero destapado por lo cual no le cubre el rostro al carguero, y va calzado con alpargatas una especia de sandalias de cabuya y pabullo sujetas al pie mediante cintas oscuras La Alcayata (Un Soporte de madera chonta y en su parte superior tiene una u metálica que es donde engancha el barrote) la usan 4 de los 8 cargueros del paso y es precisamente para hacer pequeños recesos durante la dura travesía

La orden Ecuestre de los caballeros del santo sepulcro es una asociación de fieles católicos que se reúnen en torno a una advocación del santo sepulcro el cual es escoltado por ellos sale de impecable frac y con una capa blanca resaltando los símbolos religiosos de la religión católica


Vestido de impecable frac y finos guantes blancos, porta una delgada

cruz de madera indicativa de la dignidad de su tarea, de la nobleza de su rango espiritual y de la severa majestad de su cargo: coordinar el desfile y mantener el orden.

El estandarte es llevado por las personas más prestantes de la región, comenzando con El alcalde, y su gabinete, seguidos del Comandante de la policía y sus oficiales, luego el Comandante y oficiales del batallón “José Hilario López” a continuación el señor rector y decanos de la universidad del cauca, y por último el señor Gobernador y sus secretario

LAS PROCESIONES -recorrido de las procesiones Por tradición las procesiones salen y llegan a la misma iglesia, realizando un recorrido en forma de T latina con una distancia


de 2 Kilómetros diarios, pasando por el frente a todas las iglesias del sector histórico de la ciudad. EL PREGON

Es un acto social con un alto contenido académico y literario a través del cual la comunidad Semana santera da a conocer a todos los estamentos públicos y privados, así como a la sociedad Colombiana y del mundo entero, las actividades que se desarrollarán a lo largo de la Semana Mayor.

DOMINGO DE RAMOS

Es la primera procesión de la Semana Santa Payanesa. Se realiza en las horas de la mañana, siendo la única que se realiza en el día, En lugar de cirios, el clero, las comunidades, congregaciones, asociaciones religiosas y el pueblo cristiano de Popayán, en jubilosa y espontánea peregrinación, porta las palmas que han sido bendecidas en todos los templos de la ciudad, para simbolizar la entrada triunfal de Cristo, Hijo de David, a la ciudad Santa de Jerusalén. Parte del Santuario de Belén, esta desciende por los “Quingos”, hasta la ciudad y se dirige a la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, donde concluye. Los “Pasos” tradicionales de esta procesión son los del “Señor Caído” y “El Santo Ecce-Homo”.


LUNES SANTO El lunes santo se realiza una Misa Solemne, el Excelentísimo Señor Arzobispo de Popayán, Iván Marín López y la Junta Pro-Semana Santa, imponen la condecoración de la Alcayata de Oro, a quienes han portado con orgullo sobre sus hombros las imágenes de su devoción, y entregan Menciones de Honor a las personas que han contribuido en la responsabilidad de velar por la conservación y el embellecimiento de la tradición. Las Procesiones de Semana Santa de Popayán, están cumplieron 450 años de ininterrumpido desfilar por las calles de la ciudad hidalga y señorial, por conmemoración a esto se celebró lunes Santo LA PROSESION DEL RECUERDO Y LA LEYENDA recordando la indumentaria de la época, Como era el vestido de sahumadura y el capirote abajo para los cargueros

MARTES SANTO Perteneció al convento de los Agustinos que estuvieron desde el Segundo Tercio del Siglo XVI hasta 1830. Fue destruida en el terremoto de 1736 y reedificada con legado de Don Jacinto de Mosquera Figueroa y la Marquesa de San Miguel de la Vega. Fue Reconstruida en estilo Gótico en 1858. Posee una Capilla dedicada a la Santísima Trinidad con un primer altar estilo antiguo obra del Maestro Luis Carlos Valencia G. Las flores blancas que adornan sus pasos simbolizan la pureza de la víctima: Jesucristo.

MIERCOLES SANTO Es el templo más antiguo de la ciudad, situado hacia el oriente en una prominencia, fue construído hacia el año de 1612. Ha soportado incólume


diferentes sismos a lo largo de su existencia, destacándose el de 1736 que la semidestruyó, al igual que en 1983. De 1782 a 1784 desempeñó las funciones de Catedral. El color rosa de sus flores expresa el gozo de la Humanidad por su inmediata redención.

JUEVES SANTO El templo es obra del arquitecto español Antonio García y los tres camerines del ábside del lego Fr. Antonio de San Pedro. Es la más interesante muestra de la arquitectura neogranadina de finales del siglo XVIII. La decoración en alto relieve del presbiterio como el altar mayor son obras del ecléctico don Adolfo Dueñas. Su púlpito es el mejor de Colombia elaborado en 1786. Después de su destrucción en 1736, su sindico Dr. José María de Mosquera y Don Pedro Agustín de Valencia levantaron la existente entre 1765 y 1788.Las flores rojas de esta noche simbolizan el infinito amor que expresó Cristo al instituir la Sagrada Eucaristía.

VIERNES SANTO Santo Domingo: Estilo barroco neogranadino de raigambre popular, obra atribuida al maestro Santafereño Gregorio Cansí, con un hermoso portalón de decoración y columnas abalastradas, labradas en 1741. El púlpito tallado y decorado como los retablos es diseño del sabio Francisco José de Caldas.


SABADO SANTO Basílica Nuestra Señora de la Asunción: Estilo ecléctico con tendencia neoclásica. La cúpula es diseño y construcción de Don Adolfo Dueñas. La reedificación después del terremoto de 1736 se ejecutó con planos de Antonio García (1786), la Academia de San Fernando (1788), Marcelino Pérez de Arroyo, José María Mosquera, Fray Serafín Barbetti y Adolfo Dueñas. Con la imagen de Cristo Resucitado su paso será engalanado con flores multicolores para simbolizar el triunfo de la Redención que Cristo alcanzó para el género humano con su vida, muerte y resurrección.


Semana santa patrimonio cultural