Page 27

entrecocheyandén

A la plaza llega un camión lleno de jaulas Luis Ángel Guerras Alumno de Fuentetaja Talleres de Escritura Creativa

A la plaza llega un camión lleno de jaulas. Del camión bajan diez operarios. Todos llevan un mono blanco luciendo en la pechera el logotipo. Parecen decididos, seguros de sí mismos. Organizados por parejas, se distribuyen por las calles aledañas. Las personas mayores que toman el sol sentadas en un banco son las primeras en verlos. No manejan bien sus móviles, no pueden avisar. No saben lo que pasa. La situación no les permite seguir disfrutando de la mañana. Dos ancianos se mueven finalmente para ir al bar más cercano. Cuentan al dueño lo que han visto. Pronto la noticia circula por todo el pueblo. Las señoras mayores van de un portal a otro y repiten de casa en casa lo que han oído. Los teléfonos hacen el resto. Algunos se topan con una pareja vestida de blanco pero no se atreven a preguntar. Nadie les ha visto antes por el pueblo y no parece que tengan ganas de querer responder. Poco a poco, la plaza se va llenando de gente. Al principio, unos pocos. Luego, algunos más. Todos se miran asombrados, sin saber a qué atenerse. Alguien llega y genera un corrillo en torno a sí. Ha visto a una pareja de blanco entrar en la casa de su vecino. Jacinto no está. Salen y continúan calle arriba. El tiempo pasa. El pueblo cada vez más revuelto. Las preguntas sin respuesta siguen circulando en la plaza. El conductor del camión, también con mono blanco, no se inmuta. Sentado, en su puesto. Alguien pide que llamen a las autoridades municipales. Nadie sabe dónde están. Ninguno entre la gente. Nunca aparecen cuando se les necesita. Pasan unos

27

Cuentos para el andén Nº35  

Este Cuentos para el andén trae novedades: publicamos un relato de Cuentos como Churros inspirado en una de las fotografías que ves en el mu...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you