Primera alcaldesa chilena

Page 1


Historia Lily Margaret Wallace de Duus llevaba una vida apacible en el fundo familiar de La Palmilla, que desde hacía pocos meses era parte de la comuna de La Cruz. Eran los primeros días de mayo de 1934 t en la Municipalidad de La Calera, había serios problemas con el alcalde Luis Gardella Cabrera. Se le acusaba de una serie de irregularidades, que lo obligaron a renunciar a su cargo, no sin antes de dar una larga pelea. Se designó un alcalde interine, cargo que recayó en Ángel Romero Fuentes, quien lo hizo bastante bien durante los 15 días de su mandato. Sin embargo, al cabo de dos semanas, debió entregar la alcaldía al trabajador ferroviario José Tiburcio Villalobos Menares. Este tenía dos supuestos pecados que no admitieron los vocales cameranos: era quillotano e integraba el mismo partido del alcalde Gardella. Los problemas tenían, más que nada, un carácter político, y a algunos de los vocales se le ocurrió que debían designar a una persona ajena a esos menesteres. << Luego de la renuncia de Villalobos, muchos cameranos pensaron en Jack Duus, un ingeniero residente en La Palmilla>>. Sin embargo, y pese a que reunía todos los requisitos para ser alcalde, se encontraron con el hecho que era inglés, lo que lo imposibilitaba para ocupar el cargo municipal. Entonces se propuso a su esposa, Lily Margaret Wallace de Duus, quien a pesar de sus nombres y apellidos, era chilena y cumplía con todas las exigencias para ocupar la alcaldía calerana. Lily Wallace de Duus era una mujer inteligente y valerosa. En su vida había tenido que soportar el inmenso infortunio de perder a dos de sus tres hijos por enfermedades. Gerard había fallecido al año y medio de vida y Evelyn a los 14 años. Sólo le sobrevivía Jack Duus Wallace, quien aún mantiene el fundo familiar en La Palmilla. Ante la grave situación política que enfrentaba el municipio calerano, el Presidente de la República designó a una nueva Junta de Vocales, que patrocinaban a la dama de La Palmilla como nueva primera autoridad de la comuna. El 28 de Agosto de 1934, ante el Intendente Pedro Rivas Vicuña, Lily Wallace juró como alcaldesa de La Calera. Fue la primera mujer, en Chile, que llegó a ocupar tan alto cargo, pese a que no se le ha reconocido el mérito, indicándose a una santiaguina como pionera en estos cargos

2


municipales. Luego de su juramento, hizo lo mismo con los vocales que la acompañarían en las labores de administración del municipio calerano. La labor de la dama-alcalde, como se le llamaba, fue bastante fructífera e hizo una serie de gestiones destinadas a aliviar los problemas económicos del municipio. También, aunque fue muy ecuánime, dictó una serie de normas en beneficio de las mujeres caleranas. Una de ellas decía: << mientras se confeccione y se ponga en vigencia un Reglamento sobre Vendedores Ambulantes, se autoria a las mujeres, para que puedan ubicarse al lado sur de la salida habitual de la Estación de ferrocarriles, con mercancías alimenticias de poco valor>>. Además, en la época de la dama-alcalde Lily Wallace, llegaron a la ciudad miles de cesantes de las faenas mineras del norte. Ella determinó rehabilitar la Casa de Limpieza para evitar la propagación de la epidemia de tifus exantemático; se fijaron límites del radio urbano de la ciudad; y se confeccionó el plano de la nueva población, existente tras la llegada de los emigrantes. También subvencionó a los asilos de ancianos y dio una dura lucha contra el alcoholismo y otros vicios. Sin embargo, su mayor tarea estuvo encaminada a sanear económicamente el municipio calerano. Cuando entregó el mando, el 9 de junio de 1935, tras nueve meses y once días de labor, había pagado cuentas atrasadas desde hacía cinco años e incluso, <<dejó en caja la cantidad de tres mil 613 pesos con 46 centavos, que cubrían satisfactoriamente las cuentas que aún 3


estaban impagas, que ascendían a sólo tres mil cuatrocientos treinta y un pesos con cuatro centavos>>. De regreso a su casa en La Palmilla – montada a caballo – y al cabo de unas semanas, loas más reconocidos vecinos de La Calera retribuyeron la labor de la damaalcalde con un galvano de reconocimiento, firmado por todos ellos. Este testimonio de gratitud lo mantiene en su poder su hijo, Jack Duus Wallace, que todavía mantiene vivo el recuerdo de la distinguida ex primera dama-alcalde de Chile. De vuelta a sus labores en el fundo familiar de La Palmilla, Lily Margaret Wallace de Duus falleció en 1942, cuando el sector rural donde vivía ya era parte de la comuna crucina. Un año más tarde le seguiría en la muerte su marido, el ingeniero John Duus, que también dejó más de una huella en su labor en la agricultura de La Cruz.

I. Municipalidad de La Calera

4


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.