Issuu on Google+

Cuentos de la Señorita Elena

5º y 6º DE PRIMARIA

C.R.A. TIERRA DE BARROS CORTE DE PELEAS 2011-12


GRUPO DE TRABAJO: - FRANCISCO - ÁNGEL - IVÁN - ISMAEL


HabĂ­a una vez una estrella que le habĂ­an puesto el nombre de Maravilla, porque era muy grande y luminosa.

Hola


Maravilla era muy alegre y juguetona, y siempre andaba saltando y cantando, moviĂŠndose de un lado a otro.

Lalalalalala...


Muchas veces no se daba cuenta de lo molesto que resultaban sus chillos y canturreos, y el resto de las estrellas se enfadaban.

Maravilla, vete a jugar a otro lado


Un día , Maravilla se alejó tanto que se perdió. Se despistó y llegó a un sitio donde no había ninguna estrella.

Ains, no veo a mis amigas. No sé dónde estoy... Ahora qué hago...snif.


Caminando, caminando, se decidió a preguntarle a la luna , que estaba preparándose para ir a dormir.

¿Qué te ocurre?

Me he perdido.

¿Sabes dónde está Mi familia de estrellas?

Pues no lo sé, porque el cielo es grandísimo, hay muchísimas estrellas y no sé cuál es tu familia.


Caminando, caminando, se decidió a preguntarle al sol , que estaba preparándose para levantarse.

¿Qué te ocurre?

Me he perdido.

¿Sabes dónde está Mi familia de estrellas?

Pues no lo sé, porque el cielo es grandísimo, hay muchísimas estrellas y no sé cuál es tu familia.


Caminando, caminando, se decidió a preguntarle a la nube, que estaba preparándose para romper en una tormenta.

¿Qué te ocurre? Me he perdido.

¿Sabes dónde está Mi familia de estrellas?

Pues no lo sé, porque el cielo es grandísimo, hay muchísimas estrellas y no sé cuál es tu familia.


Empezó a nevar, y la pobre estrella se sentía cada vez más triste y sola, empapada y con frío.

El agua de la lluvia ha ido apagando mi brillo. ¡Qué triste y sola estoy!


Una nube, al verla tan desesperada, le preguntó qué le ocurría.

¿Qué hacer por aquí? ¿Puedo ayudarte?

¿Cómo? No sé qué hacer.

Pues como es otoño, mi amigo el viento va a venir, a lo mejor él te puede ayudar


Después de explicarle la situación, el viento sopló fuertemente, empujando a la estrella. Maravilla se alejó tanto, que al poco se encontró con una grupo de estrellas ¡era su familia!. Se pusieron todos muy contentos al verla, pues habían estado buscándola. Maravilla recuperó su brillo y desde entonces siempre se quedó con sus compañeras.

Ya no voy a molestar Ni separarme sin avisar ¡Qué alegría verte!

¡Menos mal que estás bien!



Maravilla, la estrella que más brilla