Page 1

2018-1

BOLETÍN INFORMATIVO

EN EL ALTO ARIARI CAMINA LA MEMORIA


Los escritos recogidos en la primera edición del año de nuestro boletín son un homenaje a un largo caminar, son las expresiones de admiración, análisis y sentires del equipo de trabajo de la Corporación, incluido el valioso aporte de las trabajadoras sociales en formación que hacen parte del proceso de práctica. Y es que ha sido el caminar una forma de resistencia al olvido de aquellos que habitan y habitaron aquel paraje del piedemonte llanero; el Castillo y sus corregimientos. Aquellos caminos que vieron pasar el terror y en los que se derramó la sangre de tantos inocentes, hoy son sendas de dignidad de una Colombia amnésica. En este esfuerzo de andar la memoria se han realizado varias peregrinaciones, conmemoraciones, foros, un sinnúmero de actividades… donde la espiritualidad y la denuncia se conjugan para cargar los pasos de los Castillenses como buenos baquianos de la memoria y traer al presente, como robustos árboles que dan sombra y animan a seguir, las luchas de los que físicamente no están. Les invito a que lean las siguientes páginas para que se impregnen del entusiasmo de estas justas causas y sean testigos de este andar. 

CONTENIDO NO SE PUEDE SEPULTAR UN PUEBLO QUE BUSCA LA LIBERTAD Por: Jessica Roa

EL DELITO DE DESAPARICIÓN FORZADA Por: Bryan Cárdenas

PEREGRINACIÓN POR LA MEMORIA Por: Esmeralda Cuvelier Anarley hoyos

Fotografías: James Barrero Yina Avella Jimena Andrade Viviana Pinzón Rodríguez Diseño y coordinación de textos: Viviana Pinzón Rodríguez


NO SE PUEDE SEPULTAR UN PUEBLO QUE BUSCA LA LIBERTAD Los desplazamientos, asesinatos y desapariciones forzadas han querido amordazar este pueblo, confinarlo al dolor y el silencio propios de acciones estratégicas del conflicto. Ni el silencio, ni el olvido derrotaron por completo a estas gentes amorosas, valientes, luchadoras y aún, llenas de esperanza. Muchas familias sufrieron la desaparición de sus seres queridos y tuvieron que emprender largos y dolorosos caminos de búsqueda, inciertos con una institucionalidad revictimizante y de voluntades políticas amañadas. Sin embargo, grandes anhelos de verdad y justica han llevado a dar con el paradero de los cuerpos de algunas víctimas. Este es el caso de la familia de Jolman Lozano, desaparecido forzadamente en 1999 por estructuras paramilitares y encontrado en 2011 en el municipio de San Martín, Meta; quien fue entregado a su familia el 8 de marzo de 2018 en el Templo Santuario a la Memoria de las Víctimas de Medellín del Aria, siendo la primera entrega digna que se realiza en el corregimiento. 17 años de inquebrantable búsqueda, adelantada por Azucena, María Lidia, Juan, José y toda la familia Loaiza, en un admirable acto de amor y dignidad, llevaron su testimonio a distintos lugares e instituciones de la región y el país.


Despues de dar sepultura al cuerpo de su familiar, se unen al reclamo de miles de víctimas por el fortalecimiento de las acciones de búsqueda, identificación y exhumación de las y los desaparecidos, el trabajo interinstitucional entre la fiscalía y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas y la NO HABRÁ articulación con organizaciones de la sociedad civil. Esta exigencia hace un llamado a la TROPIEZO, implementación del enfoque humanitario y territorial en los OCULTAMIENTO NI procesos de búsqueda, los relatos de quienes han sido testigos de la violencia deben servir para la VIOLENCIA QUE reconstrucción de los hechos, las comunidades tienen un papel APLAQUE LA importantísimo en esto y el derecho a hacer seguimiento a las gestiones adelantadas por las INDIGNACIÓN Y LA instituciones del Estado.

"

No habrá tropiezo, ocultamiento ni violencia que aplaque la indignación y la fuerza de quienes buscan verdad y justicia, no se verán solas las familias que luchen por encontrar a sus seres queridos.

FUERZA DE QUIENES

"

BUSCAN VERDAD


EL DELITO DE DESAPARICIÓN FORZADA

La Desaparición forzada en Colombia y el desplazamiento forzado son de los crímenes más repudiables pues despliegan un sinnúmero de otros delitos conexos o afines, sus repercusiones sociales, personales entre otros, son de tal magnitud que impactan más allá de la familia, en la comunidad y en la sociedad misma. Los victimarios justifican sus consecuencias, las hacen necesarias, en la intensión del daño causado en su absurda lucha contrainsurgente, en la que desean silenciar voces que les incomodan. Lo que nos obliga a asumir estos delitos como crímenes de Lesa Humanidad, recayendo en el Estado y los grupos paramilitares su mayor responsabilidad. Según cifras oficiales del CNMH hasta el año 2017 ese drama lo viven 60.630 familias. Precisa el informe del CNMH …entre 1970 y el 2015 en promedio tres personas fueron desaparecidas “forzadamente cada día, lo que equivale a un caso cada ocho horas. La cifra total representa el doble de los desaparecidos por la dictadura militar en Argentina.” 1  Según el informe “…En cuanto a los perpetradores, el documento establece que en el 51,4 por ciento de los casos se desconoce el autor. Del resto, el 46,1 por ciento corresponde a los grupos paramilitares; 19,9 por ciento, a las guerrillas; 8,8 por ciento, a grupos posdesmovilización; el 8 por ciento, a agentes del Estado y el 15,9 por ciento, a grupo armado no identificado.” “Regiones como Ariari-Guayabero (Meta) y Florencia (Caquetá) registran 4.483 desaparecidos. Las regiones del Pacífico, como el Valle, Cauca, Nariño y el bajo Putumayo, reportan 4.089 casos.” No siendo las anteriores, las regiones con más desaparecidos, pues encabeza la lista el Magdalena Medio, el oriente antioqueño y el Valle de Aburra con 10.377 desapariciones denunciadas a esa fecha del informe, es el campesinado la mayor víctima de este flagelo.  1.Página web del Centro Nacional de Memoria Histórica-CNMH: http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/de/noticias/noticias-cmh/lanzamiento-de-informe-nacional-de-desaparicionforzada 


En marzo 6 de 2018, junto con otras organizaciones de derechos humanos, la Corporación Claretiana Norman Pérez Bello – CCNPB, presentó un informe denominado “Resultados de la Implementación de las Medidas Inmediatas Humanitarias y la situación actual de los Cementerios Municipales”. Allí llamamos la atención que a la fecha de presentación del informe, se han denunciado más de 300 casos de desaparición forzada en Colombia, lo que demuestra la continuidad en la práctica de este crimen atroz y las largas esperas en sus resultados, tanto de las exhumaciones y entregas, como de las investigaciones penales que no dan con los resultados esperados por las familias y sus representantes.

En el plano Familiar; rupturas o separaciones familiares, perdida de costumbres y creencias familiares, perdida laborales, económicas y/o educativas. En la dimensión Comunitaria: pérdida o disminución de las redes de apoyo, afectación en los procesos organizativos, planes y/o proyectos de vida comunitarios.

Los impactos generados por este delito, genera graves daños en la dimensión personal, a saber; daño a la salud integral entendida como malestar y sufrimiento afectivo, físico, espiritual, perdida o desinterés en planes y proyectos, afectación en las formas de relacionamiento social.

.

En la dimensión Social: daño al tejido social construido, polarización, estigmatización, criminalización, miedo generalizado, apatía, indiferencia, naturalización de los hechos violentos al punto de justificarlos y resolución de los conflictos de forma violenta entre otros.

PARA VER ESTE ARTICULO COMPLETO TE INVITAMOS A VISITAR NUESTRA PAGINA WEB..


CAMINANTES SOMOS POR LUGARES DE DOLOR Y RECORDANDO, VAMOS CONSTRUYENDO LA MEMORIA DE LOS MÁRTIRES CAÍDOS EN ESTE ABSURDO CONFLICTO. (HOYOS; 2018)

PEREGRINACIÓN POR LA MEMORIA El Castillo - Meta, ha sido históricamente un territorio afectado por la violencia dejando a su paso niños huérfanos, mujeres viudas, madres sufriendo por la desaparición o la muerte de sus hijos, o la ausencia de algún ser querido inocente, caído en este conflicto armado, lo cual ha provocado el destierro de los habitantes de las zonas rurales y urbanas, dejando a su paso un gran dolor en los corazones de las familias y consigo un baúl de innumerables recuerdos que mantienen viva la memoria de los que han partido de este mundo. La peregrinación que se llevó acabo en el mes de febrero, tenía como propósito mantener viva la memoria de las víctimas del conflicto armado y generar procesos de sanación tanto a las comunidades como a los familiares. Al iniciar esta peregrinación se tenían emociones encontradas y expectativas de lo que podía surgir a lo largo del recorrido. En cada estación que se hacía se recordaba y se escuchaba testimonios de familiares de las victimas caídas en ese lugar, conmemorandolas con la celebración de la eucaristía por las almas de nuestros hermanos que perviven en nuestras memorias. Además ver a la comunidad tan receptora y feliz en medio de las eucaristías a pesar de su dolor, genero llanto de alegría y un aliento de esperanza en los caminantes al ver la resiliencia de esta comunidad que fue tan azotada por la violencia y que a su vez desde otra perspectiva de la realidad de esta población, varios de los caseríos por donde pasaban los peregrinos, mostraba la cruel cara de la guerra, donde el abandono estatal es evidente debido a que algunas casas siguen abandonas a punto de caerse, y las escuelas sin la ilusión que son los estudiantes.El compartir esta experiencia de la mano de la comunidad, nos muestra, que a pesar del miedo y la nostalgia de lo vivido, la población continua en pie de lucha y resistencia al no abandonar el territorio y continuar allí con sus ideales por ser reconocidos y no olvidados

Profile for Corporación Claretiana Normán Pérez Bello

Boletin 2018-1:EN EL ALTO ARIARI CAMINA LA MEMORIA  

Los escritos recogidos en la primera edición del año de nuestro boletín son un homenaje a un largo caminar, son las expresiones de admiració...

Boletin 2018-1:EN EL ALTO ARIARI CAMINA LA MEMORIA  

Los escritos recogidos en la primera edición del año de nuestro boletín son un homenaje a un largo caminar, son las expresiones de admiració...

Advertisement