Issuu on Google+

No. 14, Agosto 2013

El C

Cali- Colombia

NTUBERNIO

de las cinéticas

Maternaje Feminista:

FELICIDAD Y MATERNAJE Como mamá no educo machos ni sumisas

La Portada:

Escalas de la guerra hablando de paz

Hagamos Memoria: Impunidad y Patria

Foto-relatos:

El día que quise a la patria

Feminist-I-ando: SANGRANDO El fusil y la entrepierna

“Las Otras":

Yolanda, nombre de la lucha campesina por las tierras en Córdoba


Edición 14: ¡No más sangre de la guerra! Comité Editorial

Comité Gráfico Christian Santacruz Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad del Valle, abiertamente homosexual y defensor de los animales. Amante de la música salsa y de los paseos en bicicleta. christian-santacruz@hotmail.com

Fulgencia Libertaria Licenciada en historia. Estudiante de sociología y de especialización en gerencia social. Cofundadora del Fanzine Feminista El Contubernio de las Cinéticas y del Parche de madres jóvenes de Cali. fulgelibertaria@gmail.com

Karen Castillo Tecnóloga en Publicidad con énfasis en Comportamiento del consumidor, humana “siempre de paso; de aquí de allá, de todo mundo”, fascinada de la música de piano, que aspira algún día interpretarlo. karen_pa8@hotmail.com

Claudia Ramírez Técnica en sistemas. El poliamor es mi revolución. Feminista en ejercicio, criadora libertaria, en coqueteos con el anarquismo... yanesa28@gmail.com DIVERSIDAD Y LIBERTAD EL CONTUBERNIO DE LAS CINÉTICAS es un espacio en el que confluyen diversos sentires hechos letras, imágenes, poemas y canciones; somos una publicación libertaria que valora las múltiples expresiones humanas reconociendo en ellas el poder de unir y transformar vidas y comunidades; de reafirmar y madurar ideas, y de solidarizar al mundo.

Andrea Bermúdez De profesión viajera en el tiempo analizando procesos históricos; amante del cine como vehículo para narrar historias y ahora coqueteando con la escritura. De grande quiero ser... igual, pero transformando el mundo. malitapro@gmail.com

Colaboración especial César Osorio Habitante de las redes virtuales, programador, ateo, ingeniero, feminista. Promotor del uso del software libre y del acceso libre al conocimiento. cesarosorio.ie@gmail.com

Su reproducción es libre y puede hacerse por cualquier medio siempre que se reconozca la autoría de cada escrito.

02


Anaquel - Editorial: A doce manos

4

- El Feminiccionario

5

- Feminist-I-ando: SANGRANDO El fusil y la entrepierna

6

- La Portada: Escalas de la guerra hablando de paz

12

- Libreta Verde: Elogio a la guerra

14

- Causas y Azares: El uso de la razón

22

- Nouvelle Vague: La pasión mía, la tuya y la de Gabriel

24

- Foto-Relatos: El día que quise a la patria 09 - Hagamos Memoria: Impunidad y patria 10

- “Las Otras”: Yolanda, nombre de la lucha campesina por las tierras en Córdoba

16

- Maternaje Feminista: FELICIDAD Y MATERNAJE Como mamá no educo machos ni sumisas 18

- Quitémonos los Tacones: Mujeres de poder: despertando la diosa en ti

26

- Artesanas: HUELGA (Gioconda Belli)

28 - Twelve hands 29 - La Frase 30 - Caleidoscopio 31

03


A doce manos (Editorial)

Como lo prometió Fulgencia, en la edición pasada, ya no está sola en El Contubernio: un proyecto violeta y libertario que logró convocar a cinco personas interesadas en compartir sus habilidades y experiencias en el trabajo editorial de la revista. Ahora somos seis mentes dispuestas a intercambiar sabiduría con ustedes, para construirnos y crecer como sujetos pensantes. Hoy 20 de Julio, escribimos invadidxs por la satisfacción de haber manifestado públicamente un sentimiento que nos une, que es colectivo pero que permanece oculto o silenciado entre nosotrxs: el rechazo a la guerra; porque antes que compatriotas nos asumimos humanxs. Fue una hermosa y hermanada jornada que exteriorizó nuestro rotundo NO a la guerra y al derramamiento de sangre en nombre de una supuesta seguridad. Contundentes consignas coreamos al unísono “te da asco mi sangre pero no la que derramas con tus fusiles”, “las mujeres no parimos hijas e hijos para la guerra”, “me rehúso a ser objetivo militar”… Pintamos de color sangre las ropas blancas que llevábamos puestas y nos llamaron terroristas (imaginamos que les produjo terror nuestras zonas púbicas pintadas de rojo simulando menstruación). En la edición que les entregamos -edición de relanzamiento-, recogemos algunos sentires e ideas sobre la cruda realidad de este estado militarista que impone la guerra como el valor máximo de realización; un estado que, en su esfuerzo de construir pertenencia y unidad, ha creado un imaginario de patria heroica, armada hasta los dientes, de poder incuestionable y de autoridad infalible. Hoy nos preguntamos cuánta sangre y libertad le ha costado a Colombia construir y reafirmar aquella “independencia” patriarcalista de hace 200 años: primera excusa para este nacionalismo uniformado que llama terroristas a sus compatriotas porque se atreven a defender la tierra de sus antepasadxs, o a alimentar a sus hijxs o a menstruar en público. Al calor de un café, y reflexionando sobre ello, recorrimos nuestras infancias y nuestros cuerpos de mujeres victimizados por la moral, el consumismo y la guerra; compartimos percepciones sobre la legitimación de la sangre derramada en los combates en contraste a la condena que recibe la sangre emanada por nuestros cuerpos sin violencias y sin muertes. Ignorantes sobre las necesidades y realidades de nuestros organismos, educadas para ser rivales e invitadas constantemente a perfeccionar nuestra apariencia, hemos tenido que transitar largas sendas hasta llegar a encontrarnos y a deconstruir estas lógicas en nuestras vidas, a empoderarnos. Concluimos que es la guerra la que merece el encierro y el repudio al que han condenado hipócritamente a nuestros cuerpos. Y así, agotadxs pero satisfechxs, hemos llegado al final de esta larga jornada con la plena convicción de la necesidad de leernos como sujetos históricos, de agencia y transformación. Por ello, nuestra invitación para ustedes en esta edición es a descubrir que lo privado es político, que la guerra y la sangre ocupan lugares en un mismo discurso patriarcalista y neoliberal, y a gritar junto a nosotrxs con voz fuerte y decidida: ¡qué vergüenza la guerra!

Las Cinéticas. 04


El Feminiccionario SOROR ID establec AD: Se refiere er relac a la capa iones fr afectuo ancas, s cidad de sas ent olidaria r e constru mujeres s yen las , e n d onde se y lógicas forma s d p eatri uti rivalida l o directa, les arcales que, de d, la en han llev em a cimient o de aut istad, la falta d do a la e recon ori señalam oiento y dad femenina, la comp el mutu o etencia.

dad igual ua l de m ueda es entre q s la ú O: B rtunidad econocer M S I o r an p e IN FEM echos y o e parte d las que h r u a en de de varones q iolencias istóricam l E v h y ero. jeres inación y primeras n é g d s di de subor puestas la ndición rientes y o x c cor sido e ido a su uchas m b e e te, d smo tien i femin nes. io mens

conbica en u e u q a ón n relaci : Sistem e O r e D j u A RC do la m legitima PATRIA inferioridad a e v e s a oe dición d ón. Este sistem s desiguales, m , ye do var és de le iones del esta con el v a r t a o) tuc ica (validad ómicos, insti e comun o d s o i n d e o d c iosas, m a. El patriarca delos e g i l e r s e blic ion moinstituc elas, fuerza pú raleza, e to u t a n r u o c n ción, es e la mujer es, p e, y por lo ta t u n q az e r i e supon depend irección, el lide ). y l i b é d la d smo cional, aceptar lina (paternali y r i m u debe as tección mascu ro go y la p

MACHISMO : Violencias sobre la mu por su cond jer ición de tal o sobre suje considerado tos s inferiores en relación los varones c on (como lxs n iñxs); puede sexual, física ser , económica, emocional y cológica, po p silítica y simb ólica. Dichas lencias se ma vionifiestan de muchas form en muchos c as y asos son tole radas y/o ap didas (difere la uncia de salari o entre varo y mujeres, m nes altrato físico a lxs niñxs, e gencia de la xidomesticida d en las mad res).

HETERONORMATIVIDAD: supone que la hetero-sexualidad es lo correcto y como tal la norma. La hetero-sexualidad indica que el gusto y el amor se dan únicamente entre sujetos de género opuesto (mujer y varón); todas las demás expresiones son malas y/o incorrectas y por lo tanto censurables. Define roles para cada género: la mujer deber ser delicada, amorosa y servicial; el varón debe ser fuerte, no muy emotivo, proveedor. La unión entre ambos tiene la finalidad máxima de procrear. Con fundamento en esto se discriminan las familias de parejas homosexuales. asaMATER cial b as. o s n N ació son mación AJE: Indica el rimin de las per es y c s i y cuida e D j ercicio jer O: ero do que Supera de forXISM xo y/o gén nte las mu linas realiza E el conc S e e una ep ascu el s éste ind arm ica -en to de materni madre. da en n particul ntidades m , varoda es es co de d fre de ar a luz tricto- el hech d pues La su nes con i omosexual almeno n . o h r E ( biológiutiliza m n el ma mocio ogarelos va icionales e ternaje últiples , s n la ad tra re y h cológico no tr alitaristas, dedicados s, mater cursos emocio mujer u nales, si ia crianza nes ig tos, padres de su hi les e ideológic os para jx. er la te abi ). ños…

05


Feminist-I-ando de soldados enviados por el gobierno tras el pedido de la ONU. O en los miles de contratistas privados, cual mercenarios colombianos, pagados por el gobierno de EEUU para participar de la guerra en Irak. Entre las razones que han motivado las guerras podemos contar: disputas fronterizas o territoriales, recursos naturales –como el oro o el petróleo-, la geoestrategia y las ansias imperialistas e, inclusive, la soberanía y el “honor” nacional. Cada conflicto ha contado con una suerte de justificación que, a fuerza de mayorías, ha logrado otorgarle la connotación popular e institucional de inevitable o necesario. Jean Anouilh escritor francés del S.XX señalaba brillantemente cómo para cada bando, en cada guerra, sus propias razones han sido legítimas y justas, y, paralelamente, detestables y deshonestas para los contrarios. En sus palabras: “todas las guerras son santas, os desafío a que encontréis un beligerante que no crea tener el cielo de su parte”. En consecuencia, y partiendo de la base de que en cada conflicto hay por lo menos dos partes, podemos suponer que ha habido como mínimo 29.000 bandos buenos2 cuyas causas son las únicas justas y legítimas. Por ello, en “honor a la honradez” cada bando ha justificado el sangriento asesinato de miles de personas. Por su parte los varones, principales protagonistas de estos conflictos pues son quienes toman las decisiones y además guerrean, han sabido establecer protocolos y discursos para legitimar el papel de la guerra, sobreestimar sus “logros” e infravalorar sus enormes fracasos.

SANGRANDO El fusil y la entrepierna Por: Fulgencia Libertaria

El fusil

“Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo” Voltaire

Los estados modernos son el resultado de múltiples conflictos bélicos: guerras mundiales, invasiones, conquistas y colonizaciones, luchas de independencia, conflictos internos, golpes de estado, combates regionalistas y guerras civiles, entre otros. Desde la antigüedad hasta el presente numerosos intereses han circulado entre un enfrentamiento y otro, han definido el rumbo de las disputas y han determinado los ganadores, los perdedores y las consecuencias. Emma Goldman, anarcofeminista lituana de origen judío de finales del S. XIX y mediados del XX, sostenía que “todas las guerras son guerras entre ladrones demasiado cobardes para luchar, que inducen a los jóvenes varones de todo el mundo a hacer la lucha por ellos” y en ese mismo sentido se pronunciaba Paul Valèry, ensayista y poeta francés contemporáneo suyo: “La guerra es una masacre entre gente que no se conoce para provecho de gente que sí se conoce pero que no se masacra.” Recordemos por ejemplo la Primera Guerra Mundial, iniciada por el asesinato del heredero al trono del Imperio austro-húngaro a manos de un serbobosnio. Este caso puntual llevó a un conflicto internacional en el que murieron alrededor de 20 millones de personas, entre civiles y combatientes de una gran variedad de países1 ; la mayoría de ellos ni siquiera hablaban húngaro ni conocían a tan principalísimo personaje. O pensemos en la Guerra de Corea en la que participaron 5.100 combatientes colombianos en calidad

La entrepierna

“La mujer con flujo de sangre permanece siete días en su impureza. Quien la toque será impuro hasta la noche” Levítico, Biblia.

La regla o periodo es el sangrado mensual de las mujeres a través de la vagina y desde el útero. Se debe al desprendimiento del endometrio y hace parte de un ciclo biológico conocido como ciclo menstrual. La menstruación es una combinación de sangre y de tejido interno del útero que, al no albergar ningún cigoto, inicia un

1 No desconocemos aquí, por supuesto, los intereses imperialistas que motivaron realmente la alineación de fuerzas y de países. El asesinato fue una pequeña gran excusa para dar vía libre a las ideas más sangrientas y egoístas.

2 Como resultado de las 14.500 guerras que ha habido en el mundo según el historiador Jean Jacques Babel.

06


proceso natural de descamación. A lo largo de la historia humana la menstruación ha sido señalada como impura, dañina, sucia, asquerosa, peligrosa, pecaminosa y vergonzosa. La biblia sostiene que la mujer es impura cuando sangra, por lo que es pecado que ingrese a la iglesia en ese estado. En algunas tribus de Nueva Guinea a las mujeres menstruantes se las consideraba sucias y se las apartaba. En nuestro país prevalece la idea de enfermedad y suciedad, y para ambas cosas se han desplegado sin fin de dispositivos de señalamiento, sugestión y control. Quién no recuerda a más de un/a familiar decir que la colada no espesaba porque quien la revolvía tenía el periodo o que el sangrado debía guardarse en secreto puesto que era sumamente indecente que alguien más se enterara, cuánto peor si la víctima de tal información era un varón Esta misoginia menstrual ha llegado inclusive a la desnaturalización de nuestro cuerpo; observemos por ejemplo el líquido azul con que la publicidad simula el sangrado, las toallitas húmedas especiales para el control de olores o el jabón íntimo para la mujer adulta y para la niña. “La mujer que experimenta la menarca3 y las subsecuentes menstruaciones ha tenido que adaptarse a los tabúes de la sociedad a la que pertenece y participar en los diferentes rituales que van desde retiros sagrados hasta sentirse sucia e impura”4. Por cuenta de dichos tabúes se ha establecido un listado de actitudes y conductas correctas e incorrectas por parte nuestra: dirigirse al baño con la toalla higiénica o el tampón a simple vista es indecoroso, hablar con nuestras hijas sobre la regla o hacerlo a temprana edad es obsceno, tener relaciones sexuales durante la menstruación es repugnante, mancharse en público amerita todos los esfuerzos posibles por ocultarlo, hablar desprevenidamente sobre ello es inapropiado, utilizar métodos alternativos para recibir nuestra sangre es peligroso y sucio, utilizarla como abono es inconcebible, al tirar el papel ensangrentado a la papelera ocultarlo con ahínco. 3 Término médico para denominar la primera menstruación de la mujer. 4 http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lps/garcia_y_ag/capitulo1.pdf

Foto: Federico Pérez Bonfante

Según Martha Fontenla, feminista y estudiosa contemporánea del patriarcado, los varones como grupo social han capturado los cuerpos de las mujeres y sus producto a través de la instauración de instituciones que les han privilegiado en una lógica sexo-política, de este modo define al patriarcado como “un sistema de relaciones sociales sexo–políticas basadas en diferentes instituciones públicas y privadas y en la solidaridad interclases e intragénero instaurado por los varones quienes, como grupo social y en forma individual y colectiva, oprimen a las mujeres también en forma individual y colectiva y se apropian de su fuerza productiva y reproductiva, de sus cuerpos y sus productos; ya sea con medios pacíficos o mediante el uso de la violencia”. El patriarcado ha restringido a la clandestinidad nuestra saludable menstruación. La ha convertido en un dispositivo de control que nos ha apartado “de toda la cotidianidad y también de los objetos rituales”5. Y “dado que las creencias reflejan los valores de la sociedad, la forma como es representada la menstruación habla de cómo es vista la mujer, puesto que es un tema exclusivamente femenino”6. ¿Será que la aversión a la regla se relaciona de alguna forma con la exclusión histórica de las mujeres de los centros de poder? 5 Artículo en la web: “Mancho y no me doy asco: menstruación, tabúes y patriarcado” en http://ventepakamchatka.wordpress.com 6 http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lps/garcia_y_ag/capitulo1.pdf

07


Problematizando el sangrado

Por otro lado, la sangre derramada en el contexto de la guerra es legitimada a través de múltiples categorías como las de honor, nación y patria (del latín patris, tierra paterna y pater, padre). La dicotomía primaria entre la sangre del guerrero y la sangre de las mujeres9 hace parte de la matriz ideológica que sustenta la diferencia social de los sexos, el patriarcado. El discurso patriarcal y guerrerista occidental legitima la guerra como el fundamento de la civilización privilegiando el papel masculino del guerrero “fundante” de la cultura frente al papel “pasivo” de la mujer que, en esta lógica, se acerca más a la naturaleza que a la vida social. Recordemos la eterna disyuntiva entre la cultura, representada por el varón racional, y la naturaleza, representada por la mujer emocional. Desde este discurso androcéntrico, el varón aparece desarrollando tecnologías para utilizar la naturaleza en su beneficio, lo que le permite moldearla y dominarla. Por su parte, la mujer sufre pasivamente la naturaleza. Su cuerpo está constantemente ultrajado y adolorido por sus “ciclos inevitables” y la voluntad divina que le impiden conquistar su existencia e imponerse al mundo: el cambio hormonal y la subsecuente alteración emocional, la inevitabilidad del embarazo, la lactancia y el posparto, la debilidad física frente a las fuerzas de la naturaleza y finalmente su débil racionalidad. En ese mismo sentido se contraponen la sangre del guerrero y la sangre de la mujer. Como hemos visto, la primera aparece fundante y civilizatoria, la segunda pasiva y natural. Sin embargo, la comprensión sobre ambas y sus significados han sido definidos socialmente desde una visión patriarcalista que privilegia al sujeto masculino y a su perspectiva del mundo, y no desde una realidad biológica o divina. Así pues, la sangre del primero deviene del odio, la guerra y la violencia y la sangre de la segunda de la vida, la armonía y el autogobierno. Recordemos que con el desarrollo de los anticonceptivos, las mujeres tuvieron mayor capacidad práctica para impedir embarazos y, en consecuencia, pudieron menstruar más y parir menos.

“La única sangre sucia es la de la guerra”

El patriarcado es un sistema histórico de dominación androcéntrica que ha definido la cosmovisión y el desarrollo de nuestras culturas. El concepto civilización7, aliado discursivo del patriarcado, refiere al desarrollo tecnológico y económico del mundo y ha supuesto el establecimiento de instituciones y la entronización de paradigmas éticos y morales. El patriarcado define un orden inequitativo entre varones y mujeres que “La dicotomía primaprivilegia a los prime- ria entre la sangre del ros en detrimento de guerrero y la sangre de las segundas. En dicho las mujeres hace parte contexto, las decisiones macropolíticas y de la matriz ideológica macroeconómicas han que sustenta la difeestado en manos de rencia social de los selos varones que son los xos, el patriarcado” que han inventado los discursos y han establecido las instituciones para operativizarlos. Dichas instituciones han sido, además, lideradas y gobernadas por ellos; es el caso de la familia, la monarquía, el estado, la iglesia, la empresa privada y el ejército. La civilización ha implicado la combinación estratégica de los intereses de las principales instituciones patriarcales. La guerra que es producto de una visión patriarcal que propone conseguir por la fuerza y la coacción aquello que de otra forma no se daría, aun cuando esto implique un tenaz derramamiento de sangre, ha sido el principal vehículo que ha movilizado dichos intereses. Bajo esta lógica, la sangre del guerrero es heroificada pues parece ser creadora: de logros, victorias, instituciones (como la Revolución Francesa que creó el concepto jurídico de la igualdad, germen primario de la institución democrática8). 7 No puede hablarse de un único y homogéneo proceso civilizatorio en el mundo. Sin embargo, en occidente se han generado patrones civilizatorios tanto en países europeo como americanos desde el encuentro del S.XV. 8 Entre otras cosas dichas igualdad y democracia sólo beneficiaron a los varones. Hasta bien entrado el siglo XX en los países la-

tinoamericanos la mujer no era considera ni social ni jurídicamente igual al varón. 9 Nombre con el que se denomina un libro de Françoise Hériter, antropóloga francesa, que aborda este tema.

08


Foto-Relatos EL DÍA QUE QUISE A LA PATRIA Por: @fredercr

inculcan al son del Atención firmes, A discreción, y otras frases que logran condicionar el accionar del cuerpo. Mi ruptura con este estilo de vida, que repito me parePara hablar sobre la militarización me referiré a cía muy interesante, fue en una parada “militar”: en ella mi experiencia más cercana en el seno de este tipo de los distintos grupos y escuadras se reunían al frente de instituciones totales; si bien no fue con el ejército, mi los mandos “altos”. El mayor de todos era el comandante relación se dio a través de la policía en el marco de lo Gómez Méndez que dirigía la división de Infancia y Adoque los colegios denominan la alfabetización lescencia en esa época (aún no me es “El amor a la patria, el claro si es el mismo Gómez Méndez social, cuando cursaba 9° de bachillerato. Debo admitir que en un primer momento respeto a la estructu- que dirigió el operativo policial que me pareció interesante las actividades que ra familiar, el temor a terminó con el asesinato del estuse realizaban en los predios del Parque del diante Jhonny Silva en el campus de Dios, son algunas coAvión; el desarrollo de lo que se podría la Universidad del Valle en el 2005). llamar una “camaradería” es ciertamente sas que se inculcan al En dicha parada policial se llaatractivo, el desarrollo del estado físico y los son del Atención fir- maba al frente a varias personas al roles de poder le otorgan a esta dinámica un azar y se les solicitaba que recitames, A discreción” tinte de “superación” personal interesante. ran cuestiones como la oración a la Todo esto amarrado a los ideales hegemónipatria y algunas canciones institucos que, a temprana edad -tenia 14 o 15 años-, legiti- cionales, himnos y ese tipo de cosas. En una de esas le man este proceso de organización social que te enca- tocó salir a un “compa” que se encontraba en mi grupo, silla en unos roles y en unas funciones previamente nos llevábamos bien. Ya al frente del señor Méndez, éste establecidas. El amor a la patria, el respeto a la estruc- se empezó a burlar de su corte de cabello (lo llevaba un tura familiar, el temor a Dios, son algunas cosas que se poco largo) y de un pendiente en su oreja, ante lo cual le dijo: ¿¡y ese arete qué?! ¡¿Es usted marica?! Lo que produjo que el resto de personas se empezaran a reír, a la vez que él demostraba su poder ante los demás, mientras dejaba claro quién era él que mandaba ahí. Y siguió con insultos algo sexistas y pasados de tono. Ante este hecho sólo sentí indignación; desde ese momento, el encanto que había tenido a este proceso policial se difuminó rápidamente. Aparte de esos insultos, no sólo a mi compañero, sino a varias personas, se mezcló un insulto contra el rock and roll y esa fue la gota que rebosó el vaso; ahí dije no más con esta vuelta. A las dos semanas de que sucediera todo esto, la alfabetización terminó y me alegró que acabara. Quién sabe qué sería de mí en este momento si esos insultos no se hubieran llevado a cabo; probablemente sería un motorizado, o algo así. Hasta aquí les dejo este pequeño relato y recuerden: ¡es mejor servir a la comunidad desde la cultura, que acabar la cultura con el autoritarismo!

09


Hagamos Memoria IMPUNIDAD Y PATRIA Por: Fulgencia Libertaria

sistema carcelario, sistema de justicia, violaciones del derecho a la vida y a la integridad personal por la fuerza pública, la ineficiente respuesta a los falsos positivos, la reforma al fuero militar, los grupos guerrilleros, grupos ilegales surgidos después de la movilización de los paramilitares y el derecho a la consulta previa. Sin embargo, hace apenas unas pocas semanas el presidente Juan Manuel Santos informó que estaba estudiando la posibilidad de no prolongar la presencia de la oficina de las Naciones Unidas para los DDHH en nuestro país. Según sus propias palabras “esas necesidades que tenía el país de tener una Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos… se han venido desapareciendo… porque Colombia ha avanzado lo suficiente para decir: no necesitamos más oficinas de derechos humanos de las Naciones Unidas en nuestro país”2. Y esto se debe, dice él, a que las fuerzas militares y policiales colombianas se han capacitado en la protección de los derechos humanos, lo que debe ser “garantía para que la comunidad internacional deje de tener la idea de que aquí hay violaciones en esa materia”. Yo quisiera saber quiénes les han capacitado… ¿sí pasaron el examen? O por lo menos qué es lo que él entiende por DDHH. En dicho informe, que tiene escasos siete meses de publicación, la alta comisionada sostiene que uno de los problemas que requieren atención URGENTE en el país es el de los “falsos positivos” (homicidios cometidos por miembros de la fuerza pública). Y esto se debe a que son muy pocas las personas procesadas o retiradas del servicio, y a que ¡para colmo! los “altos funcionarios vinculados a estos crímenes contra los derechos humanos continúan en servicio activo y siguen siendo ascendidos”. ¡Impunes y pre-

“La democracia tiene como fin principal asegurar la igualdad no sólo de los derechos sino también de las posibilidades.” Alain Touraine “Eso no está muerto, no me lo mataron ni con la distancia ni con el vil soldado…” Silvio Rodríguez Colombia es un estado social de derecho cuyas instituciones jurídicas, ejecutivas y penales son de carácter democrático según la Carta Magna. Esto supone que el ejercicio de gobernar se realiza dentro del reconocimiento y los límites que establecen los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Los DDHH refieren las libertades y facultades de las personas para tener una vida digna y libre de violencias. El DIH establece normas y protocolos para defender la integridad de las personas que no participan en las hostilidades pero que están en el contexto de la guerra. Ambos son de obligatorio cumplimiento para este país. La alta comisionada de las Naciones Unidas1 para los derechos humanos en Colombia presentó un informe sobre la situación de los DDHH y del DIH a enero de este año. En su informe, que divide en tres partes, presenta Los motivos de esperanza, Los problemas que requieren cuidado y especial atención, y Los problemas que requieren atención urgente. Entre los problemas urgentes y de especial atención están: derechos humanos, derechos sociales, económicos y culturales, defensorxs de DDHH, desapariciones forzadas, discriminación, 1 Colombia hace parte de los 193 países miembros de la ONU.

Foto: Federico Pérez Bonfante

10

2 http://www.eltiempo.com/politica/ ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR- 12932702.html


miados! Quién no recuerda el asesinato del estudiante universitario Jhonny Silva Aranguren en la impunidad desde 2005, o el de Norma Irene Pérez o el de Angélica Bello activistas desaparecidas, torturadas y asesinadas en 2010 y 2013, respectivamente. O el asesinato del líder indígena Luis Ever Casamachín Yule en 2011 o el del ya mitológico Héctor Abad Gómez asesinado en 1987, ambos también en la impunidad. Para agravar la situación, hace poco aprobaron la ley del fuero militar3. Esta ley debilita la separación básica de los poderes amenazando uno de los principios básicos de la democracia. Dicha reforma de la jurisdicción militar le da facultad a los tribunales militares El estado legaliza y lepara el juzgamiento de gitima la impunidad los crímenes cometidos como condición de la por militares y en conarmonía democrática secuencia establece un espacio mayor para la e invita a sus ciudadaimpunidad y el abuso nos a ver en el policía, de poder4. Así mismo, el soldado y los tanfunda la figura jurídica ques de guerra los pride blanco legítimo. Ésta considera como blan- meros y más imporcos, contra los que se tantes requisitos para puede abrir fuego, a ci- la seguridad viles que participen en las hostilidades. Perfecto margen de ambigüedad para un país “acostumbrado” a los falsos positivos, las ejecuciones extrajudiciales, la persecución de defensorxs de derechos humanos y la desaparición de activistas. De falsos positivos a blancos legítimos… bonita fórmula. En un comunicado publicado en 2010 el padre de Jhonny Silva Aranguren, Wilman Silva, compartía su impotencia y malestar frente a la forma descarada e ilegal con que los funcionarios públicos asumían el asesinato de su hijo: “lo más preocupante es la posición de la Fiscalía especializada en derechos humanos, la número 41 de Cali. Cuando les pregunté por las medidas de aseguramiento a tales asesinos y cínicamente me respondieron que en una previa reunión habían decidido no dictar aseguramiento, porque no les iban a tirar la carrera a esos policías porque ellos van en ascenso, que los perdone y espere a la justicia divina.”

Para evidenciar más la gravedad de este nuevo fuero militar basta con leer la Relatoría especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos de la ONU publicada en julio de 2011. En ella se señalaron las 7 limitaciones y violaciones más comunes con respecto al derecho de protesta en tres países de Suramérica, entre los que está Colombia, por supuesto: imposición de restricciones injustificadas, prohibición de manifestaciones, exigencia de requisitos innecesarios, falta de recursos para apelar a las decisiones arbitrarias, arresto de manifestantes, existencia de leyes que no se ajustan al DIH y a los DDHH, y existencia de leyes contra el terrorismo en las que “la definición de ‘terrorismo’ es tan amplia que pone en peligro la participación en actividades legítimas en una sociedad democrática, como manifestaciones públicas”. Pero el patrioterismo colombiano sigue avante y el heroísmo guerrerista cuenta hoy por hoy con el beneplácito de las masas. El terrorismo se ha edificado como el nuevo tesoro discursivo nacional. En un breve escrito, Noam Chomsky -lingüista, filósofo y activista estadounidense contemporáneo- habla de las estrategias mediáticas que utilizan los gobiernos para manipular a las masas, una de ellas es la de gradualidad y consiste en hacer que se acepte una medida inaceptable aplicándola gradualmente, por años consecutivos. Tanta Seguridad Democrática y tanto nacionalismo mediático a ultranza rindieron frutos y ahora desde el gran gánster hasta el típico ciudadanx de a pie, consciente o inconscientemente, legitiman la vulneración de nuestros derechos constitucionales por parte del estado y la fuerza pública. La que debiera ser una idea impopular se constituye en la piedra angular de nuestra democracia y nuestra noción de patria. El estado legaliza y legitima la impunidad como condición de la armonía democrática e invita a sus ciudadanos a ver en el policía, el soldado y los tanques de guerra los primeros y más importantes requisitos para la seguridad. Hoy las expresiones impopulares como la paz, la igualdad y la equidad, son reprimidas o anuladas, ideológica o materialmente. Hablar públicamente de democracia y de DDHH se ha rotulado como síntoma de rebeldía injustificada y/o vandalismo. Como propiedad intelectual de guerrillerxs. Lamentablemente, adolecemos de una seguridad que es peligrosa, una seguridad que llega a su límite en las cerraduras y en la bota militar. ¡Que patria tan peligrosa!

3 Rechazada vehementemente por organizaciones defensoras de derechos humanos, como Naciones Unidas y Human Rights Watch. 4 Estos crímenes deben estar en manos de la justicia ordinaria para garantizar objetividad e imparcialidad.

11


La Portada ESCALAS DE LA GUERRA HABLANDO DE PAZ Por: Federico Pérez Bonfante Al iniciar la administración de Juan Manuel Santos, un dispositivo publicitario se desplegó para construir un imaginario colectivo de giro respecto a los dos periodos de Álvaro Uribe Vélez. Básicamente el dispositivo procuró movilizar la opinión de los colombianos hacia la búsqueda de la paz tras ocho años de intensificación dramática de la guerra. Se restablecieron las relaciones con Venezuela y Ecuador y, al poco tiempo, se anunció el inicio de un proceso de paz con la insurgencia de las FARC – EP. Hoy nadie duda que no se trate de un proceso realmente de paz sino de una

negociación para el fin del conflicto armado; en pocas palabras, la búsqueda del silenciamiento de los fusiles. Sin embargo, y al igual que lo hace la publicidad de Cocacola, sólo por citar un ejemplo, se trata de un dispositivo para encubrir algo al tiempo que construir sensaciones alejadas de la realidad. En el caso de Cocacola, un líquido tóxico que no obstante se presenta como “la felicidad”; en el caso del gobierno Santos, encubrir la guerra con el empaque de la paz. “Prosperidad para todos” ha sido el eslogan de la administración Santos; ya se escucha el que será en su campaña de relección: “Justo, Moderno, Seguro”. Nada más alejado de la realidad. Pero como somos un país de sensaciones, el dispositivo `prospera’. No existe un correlato que afirme la búsqueda de la paz por parte del gobierno y su Unidad Nacional; muy a mi pesar, lo que muestran los hechos es que existe una agenda de guerra quizá más estratégica, y por lo tanto más peligrosa, que incluso la de Uribe Vélez. Observemos algunos elementos que sustentan esta afirmación. Juan Manuel Santos fue el Ministro de Defensa de Álvaro Uribe Vélez. En dicho gobierno y ministerio se gestó el acuerdo para el empleo de siete bases militares por parte del gobierno de los Estados Unidos: “Las bases son las de Malambo, Atlántico; Palanquero, en el Magdalena Medio; Apiay,

Imagen: Fantoche (fantochadas.wordpress.com)

12


en el Meta; las bases navales de Cartagena y el Pacífico; y ahora, el centro de entrenamiento de Tolemaida y la base del Ejército de Larandia, en el Caquetá.” (Revista SEMANA). Santos mantiene esta presencia militar extranjera en el territorio nacional. Recientemente se suscitó una válida polémica regional (América Latina) por el anuncio que hiciera el presidente en el sentido de incorporar a Colombia en la OTAN. A pesar de que se precisó que tal pretensión no podría ser posible por razones geopolíticas, lo cierto es que “Colombia sí firma un acuerdo con la OTAN” (Revista SEMANA). Por otro lado, en un artículo publicado en la página institucional de la Fuerza Aérea colombiana se lee: “El general Tito Saúl Pinilla, comandante de la Fuerza Aérea (FAC), reveló uno de los secretos hasta ahora mejor guardados de las Fuerzas Militares: el país cuenta con más de 50 aviones no tripulados, también conocidos como drones.” (3) Este tipo de aviones son los que emplea el gobierno de los EE.UU. en las guerras de ocupación en países como Irak y Afganistán, entre otros, y que ha causado miles de muertes de civiles, o para llamarlo en sus justos términos, crímenes de guerra. Sin embargo, Barak Obama ostenta el Premio Nobel de Paz. La adquisición de estos aviones no tripulados ha sido realizada en el marco del secreto acuerdo de cooperación militar con Israel, aliado geoestratégico de los EE. UU. en oriente medio. Un último que quisiera convocar es la aprobación de la Ley de Fuero Penal Militar. A pesar de todos los reparos nacionales e internacionales, incluyendo a Naciones Unidas, el gobierno de la Unidad Nacional aprobó dicha Ley. Al respecto sostuvo Juan Fernando Jaramillo en un artículo de opinión publicado en dejusticia. org: “La justicia penal militar tiene el gran problema de que no cumple con los requisitos de imparcialidad e independencia que se exigen a todo tribunal judicial. Esta característica, como bien lo ha dicho la Corte Interamericana, la inhabilita para conocer sobre las acusaciones de violación a los derechos humanos elevadas contra miembros de la Fuerza Pública. Y, en realidad,

“...se puede formular la hipótesis de que Colombia, al igual que Israel, está siendo estructurada como plataforma para el monitoreo, el control y eventuales ocupaciones de los Estados Unidos en países de la región, especialmente Brasil y Venezuela, por el posicionamiento económico mundial y las reservas de petróleo respectivamente”. en la mayor parte de los casos tramitados ante la Corte Interamericana contra Colombia se observa que la justicia penal militar ha actuado, por lo menos, en forma negligente.” (4) ¿Para qué requiere Colombia de tan estratégica infraestructura, tecnología y marco jurídico de guerra? Al unir estos eslabones, entre otros más, se puede formular la hipótesis de que Colombia, al igual que Israel, está siendo estructurada como plataforma para el monitoreo, el control y eventuales ocupaciones de los Estados Unidos en países de la región, especialmente Brasil y Venezuela, por el posicionamiento económico mundial y las reservas de petróleo respectivamente. Todo esto ocurre en momentos en que el gobierno de Juan Manuel Santos habla de paz en La Habana con la insurgencia de las FARC – EP. ¿Estamos ante una estrategia de guerra que supera el conflicto armado interno y que nos posiciona en un escenario de guerra que supera nuestras fronteras? No me sorprendería que así fuera. Referencias bibliográficas: 1. Estados Unidos utilizará en total siete bases militares en Colombia. Revista SEMANA. Agosto 4 de 2009. 2. Colombia sí firma acuerdo con la OTAN. Revista SEMANA. Junio 24 de 2013. 3. Más de 50 drones ya vuelan en Colombia. www.fac. mil.co Mayo 10 de 2013. 4. La reforma al fuero penal militar. Juan Fernando Jaramillo. www.dejusticia.org

13


Libreta Verde ELOGIO A LA GUERRA Por: Christian Santacruz

“Por muchos años nuestra institucionalidad ha estado montada en función del conflicto armado. Podríamos decir que ha sido una institucionalidad para la guerra” Martha Nubia Bello1

orgullo y se tragan enterito el discurso legitimador de la guerra. En cambio, a la manifestación en Cali la miraban de lejos, con recelo. Paraban los carros en el semáforo ubicado sobre la entrada principal del batallón y, tanto conEl 20 de julio en la ciudad de Bogotá lxs habitan- ductorxs como acompañantes, observaban asombradxs tes iniciaron actividades a la par que una gigantesca a esas mujeres que manchaban su ropa con tinta roja a la altura de su sexo, mientras coreaban a todo pulmón: movilización recorría la Avenida La Esperanza hasta llegar a la Avenida Calle 80. Más de nueve mil hom- “¡Te da asco mi sangre pero no la que derramas con tus bres de las fuerzas armadas de Colombia transitaron fusiles!”, “¡Ni un peso, ni un paso para la guerra!”, “¡Qué vergüenza la guerra!”. Fueron más las caras de rechazo, las calles capitalinas en un acto que los mismos oralgunos ataques verbales y hasta comparaciones con ganizadores presentaron como un desfile militar con guerrilleros, pero cada pulgar arriba, cada mensaje de una temática basada en la libertad, la igualdad y la 2 tolerancia . Por su parte, más de treinta personas –en aliento o el sonido alegre de alguna bocina, lograba essu mayoría mujeres- se concentraban frente al cantón tremecer de felicidad a lxs que gritábamos frente a la empresa más grande y próspera del país. militar Pichincha en Cali. Llevaban ropas blancas y Esas señales de apoyo fueron la respuesta de las perun importante número de carteles llenos de consignas sonas inconformes, ésas que van más allá del orgullo en donde expresaban su rechazo a la guerra. El primero fue un evento que rendía tributo al con- patriotero y de la polarización del pensamiento; porque flicto armado que siempre hemos padecido -desde en Colombia la cosa funciona así: si usted no apoya a las fuerzas públicas, usted es un guerrillero, apátrida y nuestra ufanada y mal celebrada “independencia”-, hasta “terrorista” (calificativo usado por uno de los mique en las últimas cinco décadas ha dejado un palitares que salió aquella mañana a pedir libreta militar a norama desolador medido en cifras numéricas fácilos hombres que participaron en la protesta pacífica); les de entender, pero que no llegan a representar ni en cambio, si usted las apouna sola lágrima del dolor ya debe estar de acuerdo de quienes han sentido con cada acción o dela guerra en su piel. A cisión que se tome al ese evento asiste desde interior de esos orgael presidente del país nismos, porque ellos hasta lxs ciudadanxs de a pie, que al comson nuestros “héroes pás del desfile celebran, de la patria” (si no es hinchan sus pechos de así, considérese dentro del primer grupo). 1 Coordinadora del Informe General de Memoria y Muchxs colomConflicto. bianxs que no han vi2 Con un desfile militar y vido de cerca el conuna revista aérea se celebró flicto han formado un en Bogotá el 20 de Julio Foto: Federico Pérez Bonfante pensamiento maniqueo (http://www.caracol.com.co).

14


“En enero de 2003, tras la masacre de 17 personas, efectuada por la guerrilla de las FARC en las veredas de Dos Quebradas, Dinamarca y la Tupiada, Karina, su familia y los demás pobladores de estas veredas, se vieron forzados a abandonar sus hogares”. Fotografía: Jesús Abad Colorado © 2003. Fuente: Informe General Centro Nacional de Memoria Histórica. amañado en nuestra realidad actual: Casi sesenta años de conflicto armado genera, entre otras, consecuencias perversas: un acostumbramiento y una naturalización del conflicto. Yo creo que muchos colombianos escuchamos hablar del conflicto y eso se vuelve una noticia más, como cualquier otra. Como un partido de fútbol. Un ingrediente más que los noticieros o la prensa está agregando, dice Martha Nubia Bello en una de las entrevistas en vídeo colgada en la página del Centro de Memoria Histórica. Lo cierto es que tantos años, tantas muertes y desplazamientos, deberían calar en nuestro proceder, porque como ciudadanxs tenemos el poder de seguir alentando el discurso armado o definitivamente cambiarlo por uno que privilegie la vida y la dignidad de TODOS los que habitamos este país. Soluciones alternas hay, falta disposición y compromiso a un proceso que no será tan largo como lo ha sido el conflicto colombiano, pero que deberá ser manejado con pulso de relojero porque no se trata de los buenos y los malos, no, sino de las víctimas y los daños que ambas partes le han ocasionado a estas personas y a Colombia entera. Ojalá y, así como le rendimos homenaje un día entero a la prolongación de la guerra, muy pronto llegue el día en que conmemoremos el fin del conflicto. “Esta no es la guerra a la que estamos condenados. Esta es una guerra que la hemos hecho los colombianos y que la podemos transformar los colombianos” Martha Nubia Bello.

que deja de lado, totalmente invisibilizadas a las víctimas. En el informe general ¡BASTA YA! Colombia: Memorias de guerra y dignidad del Grupo de Memoria Histórica, se reconoce esta realidad: Durante décadas, las víctimas fueron ignoradas tras los discursos legitimadores de la guerra, fueron vagamente reconocidas bajo el rótulo genérico de la población civil o, peor aún, bajo el descriptor peyorativo de “daños colaterales”. Desde esta perspectiva, fueron consideradas como un efecto residual de la guerra y no como el núcleo de las regulaciones de ésta3. Estamos resignadxs a que el fin de esta problemática venga de los campos de batalla, y peor aún, nos hemos 3 Prólogo, ¡BASTA YA! Colombia: Memorias de guerra y dignidad. (http://centrodememoriahistorica.gov.co/micrositios/informeGeneral/descargas.html).

15


Las Otras YOLANDA, NOMBRE DE LA LUCHA CAMPESINA POR LAS TIERRAS EN CÓRDOBA “Si nos silencian, si no se dan a conocer estas cosas. Si no pasamos a la historia, es como si no hubiéramos vivido. Yo creo que tenemos derecho a pasar a la historia, como guerreras, pero guerreras de paz, guerreras de lucha.” (Mujer adulta, campesina, desplazada, líder. Córdoba, sept. de 2009). Yolanda Yamile Izquierdo Berrío fue asesinada en sos de paz. Juana Julia Guzmán, María de los Ángeles 2007 por un hombre que se transportaba como parriTapias “María Barilla”, Felicita Campos, son algunos llero en una moto y que le propinó dos disparos miende los nombres que merecen reconocimiento, son histras ella se encontraba en el antejardín de su casa retorias que deben ser contadas. Por ahora, contaré una costada sobre su mecedora rallando un coco. Yolanda pequeña parte de la historia de Yolanda… la madre, la es el nombre de la lucha campesina por la restitución líder, la política. de tierras en Córdoba. Desde los ocho años empezó a adquirir consciencia Desde principios del siglo XX muchas mujeres en de las necesidades que tenía su pueblo y su numerosa la costa Caribe colombiana han sido protagonistas de familia. Yolanda recitaba versos de su padre frente a los luchas por la reivindicación de sus derechos. Ellas se líderes del movimiento piragüero del partido liberal en han enfrentado a sus compañeros, al Estael corregimiento Las Claras, del municipio do y a los actores armados que ejercen de Tierralta (Córdoba). En ese lugar, poder sobre sus territorios. Han que ha sido escenario del conflicto trabajado la tierra con el mismo desde los tiempos de la violenesfuerzo que los hombres de cia bipartidista y corredor essu región y, sin embargo, el tratégico de diferentes gruproceso para que su labor pos armados al margen de sea reconocida ha dela ley, nació un 13 de ocmandado mucho tiemtubre de 1962 la mujer po, sudor y lágrimas. que cambió las fiestas Como Yolanda, dupor reuniones políticas rante más de cinco déy se dedicó a estudiar, cadas de conflicto, se pese a sus precarias han escrito nombres condiciones económien la memoria históricas, con el objetivo de ca del país de lideresas convertirse en una lícolombianas que han der social de su región. dedicado su vida -o que Hasta 2006 Yolanda han dado su vida- por deIzquierdo era reconocida fender a sus pueblos de las como la representante de injusticias y el desplazamienun grupo de personas que to al que se han visto forzadas exigía el derecho a un lugar digFoto: eluniversal.com.co por la guerra y los fallidos proceno dónde vivir. Sus estrategias se

16


enfilaban hacía políticos del gobierno local y nacional, la cordobesa. a los que les pedía mediante acciones de hecho -como Yolanda decidió denunciar las trampas de los ex jefes la ocupación de terrenos en áreas periféricas de Monparamilitares contra los campesinos desplazados. Sacó tería-, soluciones a los problemas de vivienda y desa la luz la forma como Funpazcor (Fundación para la plazamiento que sufrían los habitantes de Las Claras, paz de Córdoba) que era un programa de “reinserción Tierralta, Rancho Grande y otras posocial” en el que los hermanos Castaño blaciones de Córdoba. Pero en ese año, “...nació un 13 de oc- devolvían las tierras a las personas desel gobierno nacional instó a los cam- tubre de 1962 la mujer plazadas, presionaba a los campesinos pesinos despojados de sus tierras por para que vendieran sus tierras por muy que cambió las fiestas los paramilitares, dentro del marco de bajos precios. Si no lo hacían, eran hosla naciente Ley de Justicia y Paz, para por reuniones políticas tigados bajo amenazas por la presidenque accedieran al proceso de repara- y se dedicó a estudiar, ta de esa fundación, Sor Teresa Gómez. ción. Yolanda se convirtió en opositora También, reunió documentación que pese a sus precarias del proceso y ventiló las historias que probaba la cantidad de actos delictivos se escondían detrás de la lucha por las condiciones económi- que ocurrieron en la región por el tema tierras, las trampas a los campesinos y cas, con el objetivo de de las tierras y asistió a las audiencias los nombres de los responsables de despúblicas de Salvatore Mancuso (jefe de convertirse en una lí- las Autodefensas Unidas de Colombia pojos y amenazas. Su carrera como líder social se en- der social de su región” AUC) en Medellín. Todo lo hizo crecontraba en el punto más alto. Fue una yendo en la nueva Ley de Justicia y Paz. escalada que comenzó luego de terminar sus estudios Desde septiembre de 2006 empezó a recibir amenaen bachillerato comercial, cuando decidió inscribirse zas contra su vida. Supo del plan que había para asesidentro de un proyecto del gobierno de César Gaviria nar a una líder cordobesa que aspiraba al concejo. En para darles educación gratuita a niños y niñas de faese momento empezó una carrera contra la muerte que milias desplazadas en 1993 por la construcción de la la llevó a inscribirse en programas de protección e insrepresa de Urrá, sobre el río Sinú. Luego, aprovecho taurar denuncias por amenazas contra su vida. Lamenel programa de Hogares Comunitarios del ICBF y se tablemente, la seguridad que pidió por tanto tiempo convirtió en madre comunitaria para atender a lxs nillegó horas después de su muerte, cuando tres de sus ñxs de su barrio -Rancho Grande-. Gracias a eso logró cinco hijos la lloraban tendida en el suelo, con una carealizar algunas mejoras a su vivienda para la atención miseta de campaña del entonces presidente colombiade los menores, y en vista de su buena labor, las deno, Álvaro Uribe Vélez . más madres comunitarias decidieron nombrarla como la primera presidenta de la Asociación de Madres CoFuentes: munitarias de Hogares del Bienestar (organización que representaba a las mujeres que realizaban ese trabajo - Mujeres que hacen historia: Tierra, cuerpo y política en Montería). en el Caribe colombiano (Grupo de Memoria HistóriElla sabía que en el acceso a la tierra estaba la posibica). lidad de proveer a su comunidad un bienestar básico, - Mujeres y Guerra: Víctimas y resistentes en el Caribe y a futuro, auto-sostenibilidad. En ese aspecto enfocó colombiano (Grupo de Memoria Histórica). sus dos décadas de liderazgo, a la vez que rompió, junto a otras lideresas, los roles tradicionales del género femenino en una sociedad altamente machista como Por: Christian Santacruz

17


Maternaje Feminista FELICIDAD Y MATERNAJE Como mamá no educo machos ni sumisas* Por: Fulgencia Libertaria “Nuestra venganza es ser felices” sentir, pensar y actuar en relación consigx mismx, con las demás personas y con su entorno. Por supuesto que esta arduísima tarea no la llevan a cabo únicamente las madres. A lo largo de la vida de un individuo intervienen muchísimas personas, instituciones y medios. De allí que se reconozcan, por lo menos, tres etapas de socialización. Berger y Luckman sostenían que “el mundo de la vida cotidiana se origina en los pensamientos y las acciones de los miembros de la sociedad, y está sustentado como real por éstos” (1967). Actúa la familia como núcleo primario de socialización, actúa la escuela, los medios y la tecnología, el vecindario, la iglesia, sus pares, las otras personas adultas. Harriet Martineau -socióloga, filósofa, economista y activista inglesa del siglo XIX- sostenía que a mujeres y varones debería dárseles la misma educación puesto que sus capacidades intelectuales son las mismas. Igualmente, sostenía que la ley más importante de la vida social es la felicidad humana y que ésta puede conseguirse a través de acuerdos sociales. ¿Al educar o socializar a nuestrxs hijxs tenemos como objetivo su felicidad? Y ¿cómo establecer acuerdos que nos lleven a ella? La primera condición es sin duda la voluntad, con ella podemos abrir el cuerpo y la mente a nuevas reflexiones y experiencias, replantear el sentido y orden de las relaciones sociales, y cuestionar las formas y herramientas que se utilizan para socializar a las personas. Sin embargo, y contrastando morbosamente con nuestro sentido hedonista de la vida2 , nuestra sociedad se levanta cada mañana con un dolor trasnochado por la guerra y con lagañas de tristeza, amarguras y abnegaciones. Para mayor dolor, se levanta con actitud reaccionaria frente a quienes proponen nuevos acuerdos basados en la libertad, la equidad y la felicidad. Se ve por ejemplo

Partamos de la mujer que es madre. Hoy una mujer tiene la tarea de cuidar y educar a su hijx. Está frente suyo o dentro suyo y ella piensa que será la mejor madre. Imagina cuántas oportunidades tendrá y cuán amada será esa pequeña personita hipotética. Se imagina de viaje, imagina los cumpleaños, la escuela, inclusive los desacuerdos. Pero quizá pocas veces reflexiona críticamente sobre su labor de crianza, pocas veces lo hace más allá del deseo “espontáneo” de que sea una persona de bien… De que sea…. ¿una persona de bien? Por lo regular, las mujeres son las primeras encargadas1 de socializar a lxs niñxs a través del leguaje, las normas, los ritos, las festividades; de transmitirle los productos culturales en forma de valores, principios y acuerdos (Durkheim: 1893); y de ayudar a dar forma a su personalidad e identidades a través de todo lo anterior. Actúan como agentes sociales que estimulan la integración entre el/la niñx y la sociedad, la construcción de un sentido de la vida, de la pertenencia, la edificación de una estructura afectiva y ayudan a la formación de capacidades y competencias que le serán útiles para relacionarse con las demás personas. Contribuyen a que construya formas específicas de * Por favor leer en clave personal: como papá, acudiente, abuelx, tíx, cuidador/a, educador/a. 1 No entraremos ahora en el debate de si debe ser o no así, o de cómo actúa el patriarcado en este sentido, quizá más adelante. Por lo pronto la invitación es a comprender que, de cara a la realidad, la madre ha sido y continúa siendo la primera socializadora y por ello el llamado es inicialmente para ella. Sin embargo, la razón fundamental es que la mujer es quien tiene un compromiso mayor con su emancipación y las de sus congéneres; puesto que través de una decisión de autonomía y liberación propia podrá aprovechar los múltiples espacios que le ha inventado el patriarcado para generar sus propias revoluciones; la casa es uno de ellos, la maternidad también. No obstante, el llamado es realmente para cualquier persona que tiene como labor la crianza de un/a niñx.

2 Aprovecho para aclarar que la reflexión es sobre sociedades occidentalizadas. Por otro lado, Colombia asegura ser el país más feliz, según no sé qué montón de estadísticas y estudios.

18


judeocristiana, orientada al mantenimiento de un oren el ojo que se tuerce frente al niño con dos padres o den androcéntrico a través de la administración de los frente a la madre que en vez del golpe usa las palabras. Con la misma lógica, nuestra sociedad se ha empe- cuerpos y no orientada hacia la felicidad. Los modelos de madre y de crianza que se han imñado en socializar a sus individuos de forma diferente en función de su sexo3 y esa desigual socialización ha puesto a las mujeres están en función de estas lógicas y, sobre la base de ellas, se les exige satisfacer la expecgenerado una clasificación de los sujetos según una jerarquía social; ésta se ha visto expresada en leyes, de- tativa social. Para cumplir dicha expectativa la madre beres y oportunidades4 asimétricas. Por ejemplo, hasta educará a sus hijxs bajo las directrices que la sociedad le indica, desviándose lo menos posible5 (el mecanishace poco más de un siglo, las personas blancas tenían mo de la culpa –el mejor amigo de la tristeza, la verpleno derecho de esclavizar a las personas negras. En el presente el varón cuenta con el consentimiento social güenza y el miedo- ha sido casi infalible por siglos). Si decide replantear esas expectativas se verá abocada a para delegar, sin mayores remordimientos o señalauna tenaz lucha por la sobrevivencia…. ¡no no, no es mientos, sus funciones de paternaje a la madre. Gayle Rubín, antropóloga cultural y activista, define cierto! pero deberá reinventarse para ser otra consigo al sistema sexo/género como “el conjunto de disposi- misma y con el mundo. Deberá estar dispuesta a abrir el cuerpo y la mente a nuevas reflexiones y experienciones por el que una sociedad transforma la sexualicias, a replantearse el sentido y orden de sus relaciones, dad biológica en productos de la actividad humana, y y a cuestionarse la forma en que interactúa con otras en el cual se satisfacen esas necesidades humanas transformadas” (1975). Me parece que la felicidad nunca ha personas, incluidxs sus hijxs y su familia. Del otro lado, cuando una mujer llena la expectativa sido una de ellas. Para satisfacer esas necesidades la sociedad utiliza social frente a su maternidad, recibe “condecoraciomecanismos y dispositivos que imponen un cierto or- nes”. El mito de la mujer-madre entra tan fuertemente den y que administran las relaciones entre los indivi- en funcionamiento que el homo politicus parece abanduos y de los individuos con el mundo. Definen roles donado para siempre, el bello sexo se impone descarado y lugares a los sujetos: como el rol maternal o paternal. cual ley antinatura instalándose en las pasarelas y la TV y la madre sublime reemplaza a la mujer amazona cuya Y puesto que no es posible que la expiación y la abinsolencia individualista es capturada por terribles monegación hayan sido consideradas estados perfectos de ralinas ¡Oh eterno femenifelicidad -ni que tanto dolor no líbranos del placer y tristeza hayan pasapero conviértenos en do desapercibidos, y objetos de placer, bajo ninguna idea oh eterno femenies posible acepno realízanos a tar que cada mutravés de la majer en el mundo ternidad pero sin haya creído que dejar rastro en su sufrimiennuestros cuerpos, to era insólito o oh eterno femeexcepcional- es nino no permitas válido suponer que nos arrebaque el sexo y la ten el poder de tristeza han sido la matriarca pero dispositivos arno consientas que ticulados en una desautoricemos el lógica de dominaFoto: laradiodelsur.com poder del padre! ción, patriarcalista y 3 Y de muchas otras cosas más… como en función de su etnia, Y así con estos postularaza, origen, trayectoria, clase social. 4 Oportunidades efectivas con que cuenta un sujeto para desarrollarse plena y libremente.

5 Entre otras cosas, tomará como fundamento, consciente o inconscientemente, los principalísimos valores judeocristianos.

19


dos y modelos muchas mujeres realizan su labor de madres. Si educan a una niña posiblemente asumirán que ella debe ocupar un lugar de sumisión frente al varón pues es una característica implícita de su sexo. Seguramente no se pensará en una sumisión explícita6. Inclusive, puede suceder que nunca se haga conciencia de ello: algo así como que se cree en un orden dado que, al constituirse en una suerte de equilibrio natural, define lugares pero jamás jerarquías… y “pues los lugares están hechos para ser ocupados”. Cada lugar viene con un paquete de condiciones. Así ocurre para cada sujeto sexuado. Las principales condiciones de la mujer son la ternura, la delicadez, el apetito reducido o no muy voraz. La disciplina frente a las figuras masculinas, el esmero por disimular una figura gruesa que revele mucha fuerza o poca feminidad, la búsqueda del hombre de sus sueños, la necesidad de tener hijxs, la disposición al cuidado, la inclinación a la histeria y una suerte de recato mezclado con la predisposición a erotizar-se. Si es campesina deberá conciliar todo lo anterior con una arrolladora fortaleza para los trabajos del campo. Así mismo tenemos el paquete de la masculinidad. Las principales condiciones del varón son el liderazgo, la fuerza física y el carácter templado. Su capacidad proveedora y la relevancia de su profesionalización. Poco gusto por la cocina con una tenue proclividad a lavar los platos los fines de semana. Habilidad innata para manejar el carro de la familia y mínima vocación para el cuidado. Una marcada disposición hacia el recato femenino, siempre que éste vaya mezclado con la predisposición femenina a erotizar-se. Racionalidad inalterable y debilidad sexual congénita. ¡He aquí cómo se forma al macho! La madre posiblemente no se pregunte si existe otra fórmula o si estos lugares, lejos de representar un orden justo y sabio, siembran dolor y frustración en sus hijxs; o quizá si lo hace no comprenda que reproducen la desigualdad histórica de las mujeres y restringen la formación de nuevas identidades con mejores posibilidades para la felicidad. También sucede que el miedo le neutralice y el mea culpa se instale entre ella y su bella osadía. Sin embargo, muchas madres se enfrentan al modelo de madre sublime y proponen nuevas rutas para criar

y socializar a sus hijxs; dándose además la libertad para seguir siendo ellas mismas en búsqueda de sus proyectos. El desacato materno las lleva a repensar sus métodos e intereses y a confrontar los valores y principios que direccionan su labor de crianFoto: Fulgencia Libertaria za con las personas con las que la comparten. La hija y el hijo entran a ocupar un nuevo lugar en la familia y se asumen diferentes en relación con sus madres y/o padres; quienes les observan en función de su humanidad y no de su sexo. Hay masculinidades y feminidades que ofrecen pero no imponen. La negociación y el diálogo son las principales estrategias puesto que la familia es, en sí misma, un mundo en el que no hay órdenes dados ni equilibrios naturales. Hay que decir, finalmente, que para la nueva madre el mea culpa y la orfandad pueden ser las primeras enemigas: la sociedad es reaccionaria y se encarga de manifestarle su descontento, señalándola o asilándola. Sin embargo, el derrotero de la felicidad logra imponerse con la convicción y la constancia, convirtiéndose en el fin de la crianza pero, también, en la forma de vivir la vida. La madre encuentra nuevas amistades y también logra relacionarse de forma diferente con las personas que le son allegadas, algunas de las cuales llegan a valorar sus logros y a compartirlos. Cuatro tips para formar personas felices, pensando en clave de género: cómo mamá NO educo machos ni sumisas 1. Las únicas que juegan con muñecas son las niñas – el regalo más apropiado para las niñas son las muñecas – los niños deben evitar su gusto por ese tipo de juguetes. ¡NO! Sexualizar los juguetes restringe la libre exploración del mundo y el libre desarrollo de los gustos y afinidades de cada niñx. Colmar a la niña con muñecas contribuirá a

6 Entre otras cosas porque el discurso de los estados modernos supone que los varones y las mujeres son jurídicamente iguales. Y esto se ha constituido en un nuevo paradigma discursivo institucional que se ha popularizado.

20


que desarrolle prematuramente una necesidad de cui- SÉÑALES QUE DEBEN SER AUTOSUFICIENTES Y dado y de protección que, en algunos casos, llevará a RESPONSABLES FRENTE A SUS PROPIAS NECESIque en su vida adulta no se sienta realizada o valorada DADES. si no es a través de la maternidad, aun cuando no la de3. La niña debe ser tierna y evitar los juegos bruscos o see. Así mismo, lleva a enfrentar con mayor inseguriarriesgados - El niño debe evitar los sollozos y ser todo dad el señalamiento de la sociedad frente a su decisión un varoncito. ¡NO! Esto maquiniza a lxs niñxs, les hace de no ser madre o a que sea más proclive a abandonar creer que sus respuestas deben ser siempre las mismas sus demás proyectos para cumplir la expectativa social frente a cualquier situación y no les permite expresar lide la madre sublime. Por su parte, prohibir o limitar el bremente sus sentimientos y emociones. Puede llevar a juego del niño con muñecas contribuye a que restrin- la depresión y el estrés. En la niña siembra la semilla de ja sus experiencias afectivas y controle sus expresiones la nostalgia y la evocación, la dependencia emocional y emocionales aún contra su voluntad. A que asuma una la debilidad corporal. En el niño conlleva a que encappaternidad de reparto o periférica, o a que enfrensule sus sentimientos y a que crea que está prohibido en te con mayor inseguridad su decisión de desarrollar él sentir o expresar debilidad, miedo o dolor. PERMITE una paternidad amorosa A LXS NIÑXS EXPLORAR y entregada. PERMITE A “...muchas madres se enfrentan al modelo LA TERNURA, EL LLANTU HIJX EXPLORAR SU de madre sublime y proponen nuevas rutas TO Y TAMBIÉN LA INDIENTORNO Y DISFRUFERENCIA. AYÚDALES para criar y socializar a sus hijxs; dándose TARLO EXPRESANDO A DESARROLLAR HAABIERTAMENTE SUS además la libertad para seguir siendo ellas BILIDADES AFECTIVAS INTERESES Y EMOCIO- mismas en búsqueda de sus proyectos. El Y DESTREZAS FÍSICAS NES. desacato materno las lleva a repensar sus QUE LES PERMITAN, EN 2. La hija es quien prinEL PRESENTE Y EN UN métodos e intereses y a confrontar los vacipalmente debe apoyar los FUTURO, ENFRENTAR trabajos domésticos - el hijo lores y principios que direccionan su labor Y SUPERAR LOS OBSTÁno está hecho para cuidar la de crianza con las personas con las que la CULOS. casa – las labores del hogar comparten.” 4. La hija no debe sale corresponden a la mujer lir sola en la noche o sin la – los varones deben ser atendidos por las mujeres. ¡NO! compañía de un varón – el hijo debe saber defenderEsto fomenta la formación de relaciones dispares, tan- se solo – la mujer se lo ha buscado – cuando el varón to afectivas como sociales. Fortalece un imaginario de comete alguna agresión es porque ha sido incitado - el superioridad masculina y de servidumbre innata en la niño no requiere de tanto cuidado como la niña. ¡NO! mujer. Justifica la imposición de dobles jornadas en los Contribuye a justificar la violencia hacia las mujeres. hogares, suponiendo que la mujer debe cumplir con su En la niña crea la necesidad de protección masculina trabajo y paralelamente con todas las labores del hogar. y la inseguridad frente a ser autónoma y arriesgarse. En cuanto a la niña conlleva su domesticación bajo Crea el imaginario de culpabilidad por las agresiones un sentido de servidumbre o sacrificio; el sentimiento e incita al silencio y la aceptación de las mismas. En el de inferioridad frente a sus hermanos, amigos, novios niño crea el imaginario de varón rudo e invencible, aun y compañeros. El niño crecerá creyendo que las labo- contra toda evidencia, e invita a tomar o lastimar sin res domésticas no le competen y que las mujeres son consecuencias. Le lleva a creer que siempre debe ser el inferiores puesto que desde pequeño se ha acostum- protector y a prohibirse pedir ayuda o auxilio cuando brado a que le sirvan, a que se encarguen de mante- lo requiera. EDUCA A TUS HIJXS EN EL RESPETO A ner todo en orden y a que le alimenten. Así mismo, el LXS DEMÁS Y EN LA NOVIOLENCIA, PROMUEVE varón será más inseguro al tener que esquivar burlas EN ELLXS EL AUTOCUIDADO Y EL EMPODERAy señalamientos si replantea sus roles domésticos, aun MIENTO PERO ENSÉÑALES A BUSCAR AYUDA SI cuando sea su voluntad hacerlo. ESTIMULA EN TUS LO REQUIEREN. HAZLES SABER QUE SIEMPRE HIJXS EL SENTIDO DE RESPONSABILIDAD EN EL SERÁN ESCUCHADXS Y AMADXS. ENSÉÑALES A HOGAR, PERMÍTELES TENER INICIATIVA Y EN- RECONOCER SUS ERRORES.

21


Causas y Azares EL USO DE LA RAZÓN Por: Yomofra

Hablaba yo con un amigo de mi hija, un muchacho de veintitantos años próximo a graduarse de sociología en una prestigiosa universidad pública. En un ameno y respetuoso intercambio de opiniones llegamos al tema de la razón, o mejor dicho, de usar la razón. Él se enfocaba en la espiritualidad, en lo “místico” de los seres humanos. Yo, por supuesto, defendía nuestra condición humana en términos de la evolución y de lo que la ciencia, hasta ahora, ha podido comprobar. En su disertar este joven espiritual, quien además anda en busca de encontrar el propósito de su vida y dar explicaciones a sus necesidades íntimas (como ser místico o divino que cree ser), me decía que los problemas del mundo tenían su origen —palabras más, palabras menos— en el uso predominante de la razón para mirar y resolver los misterios de la vida. Yo argumenté que la razón es una facultad innata en todo ser humano pero que una cosa es tenerla y otra cosa bien distinta, es usarla. Me impactó su análisis y su permanente ataque al avance científico y a los científicos a quienes llamó “idiotas útiles”. Fue esta conversación casual la que me impulsó a compartir con ustedes mis inquietudes y mis reflexiones frente a lo que es el uso y lo que es la falta de uso de la razón. Yo me pregunto si hacen uso de su facultad de razonar quienes siguen sosteniendo que el universo fue creado en siete días hace algo así como 4000 años, quienes aseguran que la mujer fue sacada de la costilla del hombre, que piensan que todos nacemos en deuda con dios porque llevamos en nuestro haber un pecado original y que se ciñen a los escritos y “mandamientos” contenidos en un texto de literatura antigua datado hace más de 2000 años. ¿Usarán la razón aquellos que alegando “nuestra condición divina” siguen ignorando nuestra condición humana de seres evolutivos?

En ese mismo orden de ideas, me cuestiono si ¿usar la razón es volvernos contra nuestros propios familiares y/o amigxs negándoles sus derechos, como pasa con las personas homosexuales y como pasó con las personas negras en la época de la esclavitud’. O es que acaso ¿alguien puede afirmar que los “consejeros espirituales” (sacerdotes, pastores, rabinos, etc, etc.) jamás han predicado en sus sermones que estos seres humanos (muchos de los cuales han nacido en hogares religiosos) son aberraciones o engendros del “demonio” o enfermos o pecadores?. O será que ¿se está haciendo uso efectivo de la facultad de razonar cuando las personas señalan y restringen a las mujeres puesto que en la biblia y en la iglesia se sostiene una inferioridad innata de la mujer frente al hombre? Imágenes acuden a mi mente: imágenes de miles de fieles que salen en masa, azuzados y atemorizados como reba- “¿usar la razón es volños de ovejas, a aprobar vernos contra nuesleyes que perpetúan la tros propios familiares discriminación y limitan el derecho de las muje- y/o amigxs negándores a decidir sobre sus les sus derechos, como cuerpos. O hablemos de pasa con las personas la doble moral que promueve el abuso sexual, homosexuales y como el maltrato y la violación pasó con las personas de los derechos humanegras en la época de nos de lxs niñxs y que ampara a los violadores/ la esclavitud?” abusadores bajo el intocable “fuero eclesiástico”. Ahora, toda esta hipocresía e irreflexividad cristiana lleva a que muchísimas mujeres permitan el maltrato a ellas o sus hijos; perpetuando en sus hogares el mo-

22


delo machista de “sufrir y callar” puesto que es su deber mantener la unión que algún dios bendijo y puesto que fueron educadas para cumplir con el divino mandato de “hasta que la muerte los separe”. ¿Cabe decir que ellas hacen uso de la razón? Y qué tal aquellos y aquellas que no viven el presente, que niegan sus deseos más íntimos y sus necesidades básicas por ganar un boleto a la incierta pero cautivadora “vida eterna”. O quienes aferrados a su fe cristiana/musulmana/islámica (entre otras) dejan morir a sus hijxs porque sus creencias están en contra de la medicina y del avance científico. O aquellos médicos fanáticos que anteponen sus creencias religiosas a su deber de salvar vidas y dejan morir a sus pacientes mujeres por no practicarles un aborto. Y aquellxs que inmolan sus vidas y las de miles de inocentes en ataques suicidas para complacer a su dios y así ganar acceso a su reino. Me pregunto si se usa la razón cuando millones y millones de creyentes siguen patrocinando con su indiferencia o con su lealtad a las instituciones religiosas que a través de la caridad promueven la pobreza como parte del plan de dios y a los líderes (o guías espirituales como diría el amigo de mi hija) que violan niñas y niños en las iglesias y orfanatos. ¿Será que seguir promoviendo mitos, cuentos de hadas, milagros y misticismos, con todo y sus contradicciones, arbitrariedades, incongruencias e incoherencias es hacer uso de la razón? Haciendo uso de mi facultad de razonar, digo rotundamente que ¡¡¡NO!!!, que esto es, precisamente, lo contrario.

Foto: Martha Gabaldón Páez

Por eso le dije al amigo de mi hija que en un mundo PLAGADO de religiones, mitos, supersticiones y misticismos sobre la existencia humana, de tantas incógnitas sobre el origen del universo y guiado por seres sedientos de poder, ambiciosos e inescrupulosos, lo que nos ayudará verdaderamente a encontrar las respuestas será que todxs aprendamos y empecemos a hacer uso de esa facultad natural e innata que poseemos: la Razón. Éstas y muchas otras preguntas galopan en mi cerebro cuando oigo a los políticos legislar basados en creencias religiosas y a los líderes religiosos o espirituales arremeter contra la ciencia y manipular las emociones y necesidades de quienes dicen representar. Y me ataca la angustia cuando pienso en aquellos que han tenido la opción del conocimiento pero optan por hacerse del lado de la superstición… si es así ¿cuál será el futuro de la humanidad? ¿Tendremos esperanzas de inclinar la balanza a favor de su avance y mejoramiento?, o ¿prevalecerá el mal entendido uso de la razón que alega el amigo en mención?

23


The Nouvelle Vague* Cinéfila

historia de un sacerdote llamado Gabriel que trabaja en una vereda del departamento de Risaralda, enmarcada por el conflicto armado. Es en este escenario en el que nuestro protagonista, haciendo honor a su carácter apasionado y obsesionado con hacer justicia, se toma por su cuenta la labor de juzgar a los justos y pecadores; lo que hará que viva su propio viacrucis. Entonces nos encontramos con un personaje que a pesar de sí mismo -pues tiene un romance-, trata de rescatar a los jóvenes de esta vereda de ser carne de cañón en esta absurda guerra. A lo largo de la película Gabriel nada en un mar de vicisitudes y no únicamente por sus luchas por la paz del lugar y el bienestar de los jóvenes; también por la disyuntiva entre su vocación como sacerdote y su pasión romántica por Silvia… Gabriel no quiere perder a la mujer que ama pero tampoco quiere dejar la comunidad. Su amor por la comunidad es más grande y por ello se enfrenta, directa y claramente, a sus mayores detractores que son los mismos actores de este conflicto, entre los cuales están los líderes de la vereda, el alcalde, la guerrilla, el ejército nacional y la misma iglesia. Casi por “casualidad” este sencillo sacerdote se convierte en objetivo “militar”, pero esas querellas por el poder poco le importan -poco tienen que ver con él- sino que, como dicen por ahí, se encontró en el lugar equivocado y tuvo que poner a prueba aquella valentía y aquella pasión que lo motivaban como ser humano y que lo convirtieron en héroe sin proponérselo. A pesar de sus temores y contradicciones, y para quienes aún no se motivan a ver la película, nuestro joven cura le gana en batalla a todos sus detractores; sin embargo, el desenlace se torna trágico porque, como dice una muy buena amiga, “lo que uno piensa lo vuelve altamente peligroso” y Gabriel vivió sus pasiones con gran intensidad. En efecto esta historia nos muestra que no hay héroes pero sí personas honestas y entregadas; y que si se pretende un héroe, en todo caso, éste está más allá

LA PASIÓN MÍA, LA TUYA Y LA DE GABRIEL Por: Andrea Bermudez

Cuando nos hablan del cine colombiano siempre ponemos cara de “pocos amigos”, o pensamos que sólo trata de narcos, prepagos o comedias que no le hacen justicia al colombiano y a su idiosincrasia. Pero no todo lugar común es certero y mis queridos espectadores expectantes nuestro cine ¡lo tiene todo! Nos topamos con directores intimistas y sin pretensiones que retratan realidades que ustedes pueden contrastar con sus propias experiencias, haciendo conciencia, además, que en dos horas es imposible que se nos presente la realidad completa de un país. Lo que sí les aseguro es que se encontrarán en posiciones morales en las que quizá nunca estuvieron, y eso, cinéfilos, es lo fascinante del cine como bien lo apuntó el cineasta español Alex de la Iglesia. En esta película, como en todas, el espectador toma partido entre quienes parecen ser los buenos y quienes parecen ser los malos dentro de la historia, por lo que es apenas normal que, con su bagaje personal, interprete la película y quizás entre en largas discusiones con otras personas que también la vean. Si el espectador va un poco más allá, no sólo verá una historia más del conflicto armado colombiano, sino que logrará ver una trama emocional de seres humanos que se desenvuelven en un trágico contexto. Ahora bien, La pasión de Gabriel, nos cuenta la

24


del fusil y del uniforme militar… Nos muestra que no importa la profesión, la edad, el género o la nacionalidad. Que tanto ustedes como yo podemos ser heroínas y héroes si luchamos y creemos en algo con justicia y humanidad. Nuestras pasiones pueden ser nuestras rutas de navegación hacia un mundo mejor, pacífico e igualitario… no importa que el mundo nos grite que no todos los finales son felices ni terminan con “comieron perdices”. Recordemos que el cine es un discurso donde, como explica Mcluhan, se nos permite descu“A lo largo de la pelí- brir a un país y a sus habitantes. cula Gabriel nada en Un país que a su vez tiene miles un mar de vicisitudes de historias que contar… historias que se vuelven universales y y no únicamente por no distan mucho entre continensus luchas por la paz tes. Esto es lo hermoso del cine. Y aprovecho para nombrar a del lugar y el bienestar una heroína que hoy en día ha de los jóvenes; tam- causado revuelo, Malala Yousafbién por la disyunti- zai, que tan sólo con 12 años, en va entre su vocación el 2009 luchó por las niñas que estando bajo el régimen talibán no como sacerdote y su tenían el derecho fundamental a pasión romántica por la educación. Ella sigue luchando y su camino, al igual que el de Silvia…” Gabriel, no fue fácil, pues –entre otras cosas- sufrió un atentado que casi le vale la vida. Este caso, al igual que otros, supera la ficción y nos invita a creer en algo. Ello es uno de los gestos más honestos que tenemos como humanos. Por todos esos héroes y heroínas que se mantienen underground. ¡Salgan ya por favor! Hasta la nueva Ola.

Fotos: lapasiondegabriel.com

*Nouvelle vague (Nueva ola) es la denominación que la crítica utilizó para designar a un nuevo grupo de cineastas franceses surgido a finales de la década de 1950. Los nuevos realizadores reaccionaron contra las estructuras que el cine francés. imponía hasta ese momento y, consecuentemente postularon como máxima aspiración, no sólo la libertad de expresión, sino también libertad técnica en el campo de la producción fílmica.

25


Quitémonos los tacones MUJERES DE PODER: DESPERTANDO LA DIOSA EN TI Por: Athalia El empoderamiento es un proceso por el cual las Mujeres fortalecen su confianza en su capacidad para tomar decisiones en todos los ámbitos de su vida: salud, sexualidad, familia, crianza, trabajo… El empoderamiento es un proceso individual de cada Mujer, pero también colectivo, ya que los grupos organizados de Mujeres toman conciencia de su capacidad para influir en los cambios de su entorno social, económico y político. La responsabilidad mas grande de la Mujer es poder despertar su esencia femenina, su conexión con la Tierra y la Luna, su poder de creación, nutrición y abundancia; ser integra y consciente para ponerlos a disposición de la humanidad. Despertar esta energía es despertar a la Tierra: ser conscientes, humanos y completos dejando de lado la violencia y el odio hacia nuestra propia esencia. Respetar el cuerpo de la Madre Tierra, el agua de la Madre Tierra, inspirar la vida, y respetar el aire de la Madre Tierra, y finalmente fusionándose de vuelta con el fuego del Mundo, y llegar a la Fuente de la Creación. Esto más que palabras poéticas son realidades. Reprimir estas cualidades del ser mujer e intentar actuar como Hombre desde una moral creada por hombres, es dejar de ser una misma. La Mujer tiene que permitirse percibir y sentir su cuerpo en todos sus planos, sentir el ritmo de la Luna en cada parte de su ser. Esta magnitud de percepción nos lleva a atravesar los ciclos del mes, desde la tranquilidad y conocimiento de una misma. Desde la naturalidad misma. Ser Mujer es ser una misma, desarrollando los deseos, pensamientos y el cuerpo de forma placentera y segura. Cualquier represión repercute en el fondo del corazón y el útero. Cortando la cadena de la historia que nos une, uno por uno atravesando el tiempo y el espacio. Quien se reprima bloquea una fuerza del Cosmos y a su vez vive sin vivir. Tomar conciencia de este poder y vivir desde estos dos centros nos acerca a nuestra realización como Mujeres, humanos y habi-

tantes del Universo. Tachamos de nuestras costumbres los círculos femeninos y la transmisión de la sabiduría de madre a hija. Nos negaron nuestra sexualidad y libertad. Aprendimos emocional y psicológicamente, los roles impuestos por la sociedad para vivir con mensajes antiquísimos patriarcales en nuestro propio vientre. Aceptamos en nuestro colectivo inconsciente la represión hacia el poder y cuerpo femenino. Antiguamente se iniciaba a las niñas a los 9 años (9 considerado número mágico por ser triple de 3, y por las nueve lunas) para fortalecer la mente y el cuerpo. Se preparaban a las niñas para apreciar la energía femenina, disfrutar de la sabiduría que habitaba en su cuerpo y se entrenaba para poder vivir en armonía con el Cosmos. Los partos y menstruaciones dolorosas no existían, el cuerpo y la mente femenina iban desarrollando su poder en cada ciclo lunar. Las mujeres se reunían en círculos a contemplar la Luna, compartir la sabiduría interna, aprovechar la sangre menstrual para realizar ritos de agradecimiento a la Diosa Madre Tierra, unificar el poder femenino y utilizarlo para dejar que el útero hable; sanarse y sanar a quien lo necesite, danzar y festejar. Hoy en día todo ese conocimiento se ha ido ocultando y las mujeres enfrentan su sabiduría a una sociedad que ha olvidado esta naturaleza, donde el cargar con sufrimiento es lo habitual. Ya no existen los ritos menstruales, se le tiene asco a la sangre, incluso siendo Mujer. La Mujer no tiene conciencia de la ubicación del útero y vive tensionando este órgano que es un músculo, y como cualquier otro músculo se entrena. Al vivir desde la tensión y la represión psicológica

26


emocional, cada fase lunar se experimenta desde el camuflaje de lo natural del cuerpo femenino. Inconscientemente la mujer jamás olvidó esta realidad, es por eso que nuestro cuerpo aprendió a sentir dolor. Los síndromes premenstruales, menstruales y diferentes patologías femeninas, se manifiestan porque toda la energía que debería liberarse y fluctuar en forma natural, acostumbra a estancarse; siendo el dolor la única forma de expresarse y darse a escuchar. El cuerpo grita y nos habla. ¿Pero acaso lo escuchamos o, en su lugar, escuchamos los consejos de la sociedad formada moral y éticamente por hombres? Si alguna vez tuviste culpa por ser mujer, por tu libido, por tu cuerpo, por tus senos, por desarrollarte creativamente, si te dio asco tu propia sangre, si sentiste culpa por pensar diferente a un hombre, si tuviste una pareja que no quiso tener relaciones sexuales porque estabas con la Luna, si aceptaste amar a tu pareja desde la sumisión y violencia y no desde el amor y la libertad, si tuviste tantos dolores de ovarios que el médico solo te respondió con la receta de un antiinflamatorio…, entonces estás viviendo en una cultura patriarcal y no te reconociste como una innata Mujer: salvaje y libre. El dolor y la sumisión son un hábito aprendido. La Gran Madre nos desea, nos cobija, meciéndonos en sus brazos para saber cuidarnos desde el cielo, acariciarnos en cada estrella, alumbrarnos con su intensa luz de Luna. Nos cede un lugar en su vientre

día a día; nos alimenta y nos deja transformarnos en nueva vida, a través de su poder de Vida/Muerte/Vida (Sol-Luna-Tierra). Cada Mujer posee la llave para acceder a su centro, el vientre de la Tierra y el amor cósmico. También la capacidad y la necesidad de fomentar y trasmitir la energía maternal femenina de generación a generación, de Mujer a Mujer. La realidad es que el ser humano se “Nos negaron nuestra acostumbró a per- sexualidad y libertad. cibir el mundo sólo Aprendimos emocional por los cinco senti- y psicológicamente los dos y la mente. Por suerte es mucho más roles en la sociedad, para completo y pleno. vivir con mensajes antiTenemos la capa- quísimos patriarcales en cidad de sentir el nuestro propio vientre. mundo de una manera mas profunda Aceptando en nuestro que el pensamiento. colectivo inconsciente la Existe el famoso sex- represión hacia el poder to sentido: la intui- y cuerpo femenino” ción y la sanación que es normalmente asociado a las “mujeres brujas”. La realidad es que todos poseemos esta capacidad pero elegimos las cosas fáciles y cómodas; ya que el humano es mas que carne y sangre, posee un cuerpo energético superpuesto como un holograma que hace percibir los cuerpos energéticos de las demás personas, de las cosas y de todo lo que nos rodea. Todo tiene su cuerpo energético, somos energía en diferentes medidas y vibraciones, como canciones distintas, unas más afinadas que otras. La Mujer tiene más capacidad para desarrollar la sanación e intuición que el hombre, ya que sus centros útero-corazón tienen más capacidad y facilidad para conectarse con la conciencia grupal y cósmica. La Mujer es mágica y para la sociedad actual representa un problema. Comenzar a sanar la Mujer que somos, es sanarnos como hermandad femenina, sanando a todas las mujeres que nos precedieron, a los hombres y a la misma Pachamama de la que formamos parte.

27


Artesanas HUELGA Gioconda Belli Quiero una huelga donde vayamos todos. Una huelga de brazos, piernas, de cabellos, una huelga naciendo en cada cuerpo. Quiero una huelga de obreros de palomas de choferes de flores de técnicos de niños de médicos de mujeres. Quiero una huelga grande, que hasta el amor alcance. Una huelga donde todo se detenga, el reloj las fábricas el plantel los colegios el bus los hospitales la carretera los puertos. Una huelga de ojos, de manos y de besos. Una huelga donde respirar no sea permitido, una huelga donde nazca el silencio para oír los pasos del tirano que se marcha.

28


La Frase: “Porque ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demĂĄsâ€?.

29 Fotos: southafrica.net


Twelve hands (Editorial)

As Fulgencia promised on July’s issue of the Fanzine, she is not alone in the “Contubernio” anymore: a violet and libertarian project that gathered five more people interested in sharing their skills and experience are working in the editorial of the magazine. Now we are six souls willing to share knowledge with you with the purpose of developing ourselves and grow as thinking individuals. Today, July 20th, we write inspired by the satisfaction of having made public our collective sentiment about the rejection of war that unites us but still remains hidden or silenced; because we consider us as human beings before considering us as patriots. It was a beautiful day where we, as a group externalized our resounding NO to war and bloodshed in the name of supposed safety. Straightforward slogans were chanted in unison on “Does our menstrual blood cause aversion to you but not the blood you shed with your guns?”, “we women do not give birth to sons and daughters for war”, “I refuse to be a military target” ... We painted our white clothing the color of blood and they [the government] called us terrorists (We guess that we scared them with the red paint over our [clothes’] private areas simulating menstruation). In the new-launch edition of the fanzine we delivered [last month], we collected some feelings and ideas about the harsh reality of this militaristic state imposing war as the maximum goal, a state that, in its effort to build membership and unity, has created an imaginary heroic country, armed to the teeth, with unquestionable power and infallible authority. Today we wonder how much blood and freedom has paid Colombia in order to construct and reaffirm that patriarchal “independence” of 200 years, which is the first excuse for this uniformed nationalism that calls his fellow citizen terrorists because they dare to defend the land of their ancestors, to feed their children or just menstruating in public. In the heat of a [cup of] coffee, and reflecting about it, we hit our childhoods and bodies of women victimized by the moral, consumerism and war, shared perceptions of the legitimacy of the blood shed in battles, in contrast to the repulsion given to the blood emanating from our bodies without any violence and no deaths at all. Unaware of the needs and realities of our bodies, brought up to be rivals and constantly pushed to improve our appearance, we [women] had to travel long paths to get to know ourselves and deconstruct these logics in our lives, to finally empower ourselves. We conclude that it is war that deserves the closure and repudiation by those who hypocritically condemned our bodies. And so, exhausted but satisfied we have reached the end of this long day with the full conviction of a need to read us as historical individuals and leaders for transformation. Therefore, our invitation to you in this edition is to discover that private is political, that war and blood occupy places in the same patriarchal and neoliberal discourse, and joining us to shout loud and determined “war is a shame!”

The Kinetics. 30


Caleidoscopio SOLUCIONES A LA MANO

EN ESTA EDICIÓN LEYERON A...

Athalia: “Mujeres de poder: Despertando la diosa en ti”. Editora del fanzine Vientres Brujos: El Poder de La Mujer, La Luna y El Útero. Y administradora de las páginas http://sanacionenergeticafemenina.blogspot.com.ar/ y https:// www.facebook.com/talleresyencuentros

Dáte la pasadita por ZEA MAÍZ La cosecha hecha arepa ¡Come sano. Dile no a los transgénicos! Carrera 12 No. 1-21 Oeste B/ San Antonio

Para tus necesidades multimedia visita MANGLE SOLUCIONES www.maglesoluciones.com Cel. 314 701 39 30

Federico Pérez Bonfante: “Escalas de la guerra hablando de Paz”. Docente de la Universidad del Valle, Cali–Colombia. Yomofra: “El uso de la razón”. Miembro de la Asociación Americana de Humanistas. Traductora al inglés de la editorial de El Contubernio “A doce manos”.

Mantenimiento y reparación de computadores, redes e impresoras. Tels: 3146919392-8944356 compuclit@gmail.com

@Fredercr: “El día que quise a la patria”. Sólo un humano más.

Píllate MAESTRA VIDA Lunes: 7p.m. Festivo:10 p.m. por Telepacífico

Si deseas hacer alguna contribución (artículos, imágenes, opiniones, etc.), escríbenos a edicion.feministas@gmail.com Fanzine Feminista El Contubernio de las Cinéticas

31

@el_contubernio


El Contubernio de las Cinéticas por Fanzine Feminista El Contubernio de las Cinéticas se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.


No. 14, agosto 2013: ¡No más sangre de la guerra!