Page 137

crearse. Este aspecto motivador ocupó un tiempo breve, inicial, en la clase de música: la presencia de elementos extramusicales ha de ser medida y oportuna (Figura 2). El niño mismo demandó, más adelante, sólo la partitura, así como, cuando estuvo resuelta, tocó de memoria y aun con los ojos cerrados, espontáneamente, probándose a sí mismo. Siempre dejé el piano abierto: al comienzo, canciones de pocas notas, paulatino incremento, después. El conocimiento de notas y ritmos básicos, fue dado simultáneamente, como partes de un todo, aunque debía exponerlos por separado. Si bien el ritmo, elemento premusical, se vivenció desde el acunamiento, fue, en todos los casos, la canción el punto de partida. Todo lo demás, como las hojas que se desprenden del árbol, después de las flores y los frutos, para luego reverdecer en un eterno recomienzo, marcó la circularidad de la experiencia. El juego rítmico, las notas, la armonía, el trabajo técnico, las tareas para la casa, nacen desde la canción y vuelven a ella. La poesía, como la imagen plástica, son artes que colaboraron en este quehacer musical. Proceden de autores diversos, entre ellos, la maestra y el propio niño. El valor poético tiene relación con la afectividad y con el atractivo de la presentación; se tocan en el piano y se cantan con su letra, las canciones. De pronto, una propuesta de Facundo: - “Ahora la tocás vos y yo la canto”. ¿No está acaso la vivencia musical espontánea y natural que trasciende nombres técnicos y conceptualizaciones pedagógicas? En cuanto al juego rítmico, partimos, inspirados en Hindemith, con palitos en gráfico y toctoc: pulso, sonidos largos y cortos, como un juego (Figura 3). Abierto así el camino, el juego se apoyó después en gráficos de dificultad progresiva para resolver con voz e instrumentos sencillos. De allí, a las figuras más esenciales: juego con tarjetas y reconocimiento en las canciones. Alcanzado un grado mayor de aprehensión, arribamos a los pajaritos en cartulina, que en el anverso presentan una propuesta de compás: el acertijo es el punto de partida para armar frases rítmicas, con consignas propuestas, con otros cartoncitos que contienen gráficos de distintos valores: el niño elige los instrumentos, para estas tareas: toc-toc, triángulo, el piano, y otros (Figura 4). En el conocimiento de las notas, el piano es el primer recurso didáctico: propuesta inicial: “Conozcamos las notas en el piano". Sin embargo, coactúa un par de elementos de juego y reconocimiento: 1) la nota paseandera: dibujo de pentagramas y claves, con una nota en cartulina negra, móvil, que se “paseará” por ese gran “renglón” para escribir la música. Previamente se ha preparado el terreno respecto de la presentación: láminas y ejercicios de dibujo para conocer pentagrama y claves. 2) tarjetas con notas en clave de fa y de sol, servirán para juegos de reconocimiento individual; en abanico, permitirán elegir y ubicar su nombre y lugar en el piano. Otra forma será proponer que se elijan y ordenen en escala (Figura 5).

CONGRESO INTERNACIONAL DE PIANO - La música latinoamericana para piano

~ 130 ~

Profile for Congreso Piano

Congreso Internacional de Piano  

Congreso Internacional de Piano "La música Latinoamericana para piano" 18 al 21 de Noviembre de 2010 Buenos Aires Argentina

Congreso Internacional de Piano  

Congreso Internacional de Piano "La música Latinoamericana para piano" 18 al 21 de Noviembre de 2010 Buenos Aires Argentina

Advertisement