2012-05 - 24 horas (Panamericana TV)

Page 1



Queja inicial de un ciudadano: «Amici, diem perdidi» Día del funesto acaecer: lunes 9 de Abril, 2012

«Antes de ayer en la noche, al llegar a casa y encontrar la televisión encendida, en el noticiero nocturno de PANAMERICANA TELEVISIÓN, tuve la mala suerte de ver entre los "titulares", y sin previo aviso, una macabra y fuerte escena; cabe recalcar sin la más mínima consideración o advertencia: una anciana se suicida dejándose caer de un edificio, rezaba la comentarista sonriente, al tiempo que se veía a una mujer muy mayor de edad colgada de una ventana. Acto seguido, horrible e impactante, pesada cae, violentamente, y termina por estrellar la cabeza contra el piso. El impacto fue tal que la sangre viva comenzó a manar como un riachuelo por entre sus canos cabellos: claro, y no contento con eso, quien fuese el que grababa, tuvo "el tino" de acercarse con la cámara del celular para no perder el detalle de la sangre». Más allá de lo moralmente cuestionable de mostrar una muerte en televisión sin el uso de mosaicos, creo que imágenes y vídeos como estos, de una crudeza tan agresiva, lastiman sensibilidades muy profundas en el ser humano: son referentes perennes e indelebles. ¿Vale la pena por un poco de RATING exponer al televidente a tamaña aberración?¿Qué beneficio puede el televidente tener de ver una muerte expuesta de modo tan insensible? El más básico sentido humano de empatía hace necesaria la pregunta ¿y los familiares?¿estaban de acuerdo con mostrar la muerte de su madre/abuela/esposa/hermana en Televisión nacional? y más preocupante aún, pensando en los más jóvenes ¿cuántos menores, en edad formativa, habrán visto tales imágenes? ¿y hasta dónde llega el daño que ocasionaron? Quiero pensar que en ese momento había algo mucho más interesante que ver en algún otro canal, y ―no podría ser más vehemente con este sentir― ojalá y el azar haya evitado que cualquier infante próximo al lector de estas líneas―sí, usted que lee― vea el vídeo en cuestión: esto no es periodismo, es una infecunda muestra de mala televisión, propia de una bajeza instrumental que no tiene ―ni remotamente―al ser humano como fin. Alan A. La Torre P. Nota: no adjunto el vídeo en cuestión, a fin de evitarle el inútil disgusto de ver tales imágenes.

1


Comentarios en las redes sociales: “ESO ES SIMPLE MORBO, COMO DICE LA NOTA DE CONCORTV, se ha realizado una difusión malsana y cruda de imágenes innecesarias que no aportan a una mayor comprensión del acontecimiento. GANO ALGUNOS PUNTOS EESE CANAL? AYUDO EN ALGO AL PAÍS O LA SOCIEDAD? APORTO EN ALGO A LA FORMACION DE LOS PERIODISTAS? PURO MORBO E IRRESPONSABILIDAD TOTAL.” “El Periodismo ha perdido su rumbo. Me pareció de espanto cuando vi esas imágenes, cuando me las impusieron. No se dieron la molestia de advertir que venía una imagen sobrecogedora.” “Por mi que desaparezcan todos los canales comerciales son pura basura“ “Una falta de respeto total a la dignidad de la persona.” “Es muy lamentable e indignante. No se ha mostrado ningún respeto al público No puede ser que el negocio y el rating sean más importantes que la ética y la dignidad humana.” “Esto es es el colmo.” “q mierda ? acaso es tan escandaloso ver como se mata alguien ? en usa hay hasta un programa de suicidios q ayudan a prevenir, no sean soquetes q esto es parte de la sociedad” “Definitivamente este es un hecho indignante, pero lamentablemente día a día nos topamos con este tipo de noticias, donde mal llamados "periodistas" difunden imágenes que faltan el respeto en primera instancia al protagonista, luego a los familiares y finalmente a los televidentes. Sin embargo, también debemos preguntarnos ¿porque los medios de comunicación difunden descaradamente imágenes como esta? quizá sea por que hemos dejado de lado nuestro rol de ciudadanos y no levantamos nuestras voces para detener esta abierta falta de respeto y violación de leyes. Es necesario que retomemos nuestros roles de ciudadanos y manifestemos nuestra indignación y censuremos esta mal practica del periodismo.” “En otras palabras, la televisión peruana es un circo de desinformación cuyo "objetivo" es el de llenar pantallas "con lo que encuentren", sin tener cuidado de la posible sensibilidad del público. Por otro lado, también se prestan para las cortinas de humo. En resumen, el periodismo peruano asquea en su mayoría.” “Por algo le dicen el cuarto poder, los medios tienen un alcance muy importante, esa competencia constante por saber quien tiene la palabra... Y que lamentablemente es manejada por un grupo de intereses privados que lejos esta de querer comunicar de una 2


forma concisa y concreta como dice el texto y me parece que debería ser sobre la base del respeto no?. Pero también es una realidad que existe esto porque hay consumo, y si la gente prefiere la "tiranía del espectáculo" quizás o el morbo por decirlo de otra manera no se puede hacer otra cosa que analizar la misma sociedad...” “Definitivamente gran parte de los medios de comunicación han perdido su responsabilidad ética y, mejor dicho, la han monetarizado. El manejo de la información resulta ser ahora una mercancía a manipular y ofrecer haciendo uso de las formas más inhumanas. ¡Showtime, señores! Saludos a todos los Crousillat y Delgado Parker wannabes.”

Comentarios de estudiantes de ciencias de la comunicación: Hoy en día, la espectacularización y amarillsimo de la cotidaneidad ha ido a parar en esto: una suerte de matiné snuff/gore en horario central. Presiento que detrás de cada televisor hay un espectador que desea ver algo más que cicatrices y cenizas: desea ver salpicaduras, colapsos, ráfagas, brotes; es decir ¿para qué ver las consecuencias cuando podrías ver las causas? Aquellas sacrosantas plataformas de comunicación de la actualidad pierden para mí mucho de ese brío que se le atribuye inocentemente: la inmediatez, la cercanía, la accesibilidad, entre otras, parecen satisfacer únicamente el capricho de ver con más nitidez y mejor sonido el momento preciso en el que un cráneo estalla contra el asfalto. Y esto, por decir lo menos. Uno de los tantos lados débiles y mórbidos del individuo no solo está a la espera de más, sino que ha hallado cobijo en una pose de corte “liberal” o “libertaria”, una percepción que en un contexto posmoderno e inconsecuente, donde impera una jerarquía de valores mercantiles y nada morales, ha olvidado que al ser portadora de LIBERTADES necesita cumplir con OBLIGACIONES. Por cierto, estas últimas no vienen de un discurso religioso o un sermón de antaño: vienen de los propios DERECHOS. De una forma casi infantil, los medios esgrimen palabras de libre expresión, opinión y veracidad, como los argumentos que definieran de forma absoluta los efectos de cualquier acción que tomaran. Sé de antemano que la televisión es un artefacto brillante, aunque muchos detractores, con la frente en alto y el pecho henchido de orgullo, aún la llamen la “CAJA BOBA”. La televisión ha caído en el mismo foso que las libertades que a todos nos amparan: la ceguera emocional, amoral y tóxica, que los dotara de una frivolidad que prefiere ver miembros cercenados, antes que la auténtica comunión ciudadana. Espero que algunos brazos se ofrezcan a sacarla de ahí; si es que estos no son cercenados ante cámaras antes, desde luego.

----3


Me parece que los reporteros de este canal, al no tener mayor audiencia, no tuvieron mejor idea que publicar este hecho lamentable de una manera tan cruda e inapropiada. Es lamentable que ahora los medios de comunicación tengan que recurrir a estrategias tan malas para sólo impactar a la población sin realmente informarla. Creo que la noticia pudo ser tratada de una manera diferente, pero la difusión del video es una falta grave de respeto a la familia de la señora. Algo que creo que los periodistas en nuestro país no comprenden es que por el hecho de existir no significa que sea publicable. Es un derecho el difundir esta información, pero es un deber que no afecte el bienestar de los familiares cercanos ni la sensibilidad del televidente. Creo que los periodistas, en su afán de presentar algo que creen tener derecho a exhibir, se han olvidado que su deber primordial es informar a la población. Al mostrar este video no se está informando, sino que a través de las imágenes, se está apelando al morbo de las personas que seguramente van a ver el video por el video en sí y no por la noticia que está detrás, que es la lamentablemente de una señora mayor de edad. Lo malo de todo esto es que tenemos a unos ciudadanos insensibilizados que no se inmutan ante este tipo de violencia y que, si no le muestran una imagen clara y directa de lo que ha pasado es como si no existiera. Es necesario que esta situación cambie y que los periodistas dejen de utilizar el dolor humano como una estrategia para aumentar el rating. ----Si bien la televisión permite a las personas formar parte de una sociedad globalizada, siempre que sirva de informante respetando los derechos de las personas y siguiendo las normas éticas que buscan regularizar los medios, pueden presentarse ciertos casos como este, que hacen dudar del papel actual de ciertos medios de comunicación. Esta noticia transmitida por Panamericana Televisión, pone de manifiesto lo que Camps denomina la tiranía de la velocidad y la tiranía del espectáculo en los medios actuales. El que transmitan un reportaje sobre el suicidio de una persona anciana, puede deberse a factores de denuncia social acerca de la condición de las personas de avanzada edad en nuestro país; sin embargo, eso no debería significar que se muestre explícitamente escenas que pueden afectar la sensibilidad de las personas, además de volver un acto casi circense el suicidio, todo por la necesidad de impactar en el espectador, a costa de cualquier hecho, de cualquier imagen. La vida humana, sus carencias, se vuelven todos meros elementos de entretenimiento, en la búsqueda por impactar y llegar directamente a emocionar en las personas. Por otro lado, la tiranía de la velocidad se refleja al momento de transmitir el hecho tal y cómo sucedió, en el mismo día, sin importar la edición del contenido para respetar ciertas reglas de ética. El presente es importante en esta era de la información, pero por ello no se puede permitir la transgresión del respeto a las audiencias y de la vida humana. 4


Es obligación del espectador entonces, como señala Camps, tratar de volvernos más racionales además de reflexivos acerca de lo que decidimos ver y que permitimos que nos muestren. A través de los diversos entes de regulación, debemos ser partícipes del cumplimiento de las normas en los medios de comunicación, ejerciendo nuestros derechos y deberes como ciudadanos a exigir y velar por el respeto y la construcción de una sociedad de la información que realmente busque informarnos y enriquecernos como seres sociales. Si no actuamos y no exigimos la transmisión de información que realmente respete a los ciudadanos, no podremos exigir en un futuro catastrófico un verdadero respeto a nuestra dignidad humana, que al parecer es cada vez más mellada por estos medios actuales de comunicación. -----Si los periodistas continúan apelando al morbo de la población, y siguen yendo en contra de la dignidad de las personas utilizando crudas imágenes que se desvían de la verdadera misión de informar, concientizar y educar que tiene el periodismo, a lo que llegaremos es a una sociedad insensibilizada, que no se sorprende por ningún acontecimiento extremo y que toma con normalidad sucesos lamentables y dignos de respeto y reflexión. No es la primera vez que vemos este tipo de imágenes en televisión, noticias como esta deberían ser motivo para analizar los problemas de fondo y evitar futuros sucesos similares, por el contrario lo que se viene haciendo es exponer las consecuencias de los problemas de fondo y hacer a los protagonistas víctimas del morbo de la población. “Saturados de imágenes de una especie que antaño solía impresionar y concitar la indignación, estamos perdiendo nuestra capacidad reactiva. La compasión, extendida hasta sus límites, se está adormeciendo”- Susan Sontag ------Es lamentable seguir viendo este tipo de noticias, en donde sensacionalicen la información. Los medios de comunicación son el cuarto poder del Estado, a través de ellos nos informamos sobre los diversos acontecimientos que suceden en el país y en el mundo. Sin embargo, a veces la información es manipulada y juegan con la verdad, dado que, generalmente la información publicada carece de valor ético, como es este caso. Los periodistas violan sus responsabilidades como profesionales y contradicen lo que el código de ética promulga. Quizás, en Lima Metropolitana el ejercicio de la libertad de prensa para el periodista es un derecho primordial que le permite buscar, recibir, difundir informaciones y expresar libremente su opinión. No obstante, así como existen derechos que la ley tiene que 5


respetar, también existen deberes que el periodista debe seguir. Según Antonio Lopera: “Dentro de las múltiples finalidades de la profesión del periodismo, son primordiales las de informar y orientar a la sociedad […] fiscalizar la acción del Estado, defender la justicia, impulsar el desarrollo y aún tratar de fomentar una sana recreación del pueblo”. (Lopera, 1990, 22). El trabajo del periodista está al servicio de la sociedad, dado que tiene el deber de informar la verdad de los acontecimientos y orientar a la sociedad, es decir, su deber es indagar con seriedad, comprobar con diligencia y divulgar con honestidad. Sin embargo, en este reportaje vemos que lo ético pasa a segundo plano, ya que no interesa si la noticia es relevante o verdadera o si atenta contra la dignidad de las personas, sino que lo que interesa es que sea cautivadora visualmente para quien la vea. Así pues, la información se convierte en una mercancía. Es usual ver todos los días noticias sobre asesinados, suicidios, los cuales van acompañados de imágenes crudas, en donde la sangre es llamativa y el cadáver es la primicia, los cuales pueden ser vistos por los niños. Este reportaje es un ejemplo de que algunas veces los medios de comunicación no tienen ninguna consideración, ni respeto tanto por la integridad de las personas como para los familiares de la fallecida, no existe el respeto a la otra persona, se invade la privacidad y alimenta la morbosidad de la sociedad. ------Es cierto que el objetivo de los programas de noticias es la de mantener a su público informado; sin embargo esto no excluye la necesidad de analizar la pertinencia del reportaje a emitir. No se trata de mostrar imágenes por el solo hecho de captar más espectadores. Claramente vivimos en una sociedad en la que, la tiranía de la velocidad y la tiranía del espectáculo están presentes, términos de Victoria Camps. Si bien es cierto que los televidentes buscan la noticia de lo que sucede en el momento, esto no implica que los noticieros transmitan toda información sin filtrar si es o no importante dicha noticia. Es cierto que a veces es inevitable mostrar noticias no agradables para mostrar la realidad del problema, en este caso a lo que puede llegar la depresión si no es atendida en el momento. Pero no cubrir la noticia de la manera en que se cubrió dicha noticia, pues se emitieron imágenes sin editar para atraer a los espectadores con la supuesta instantaneidad de la noticia. Otro punto que se debe tomar en cuenta es que no se debe hacer un espectáculo de la noticia, pues claramente se trató de atraer más espectadores mostrando las imágenes crudas de la anciana cayendo. No se pensó en el impacto que esto podría ocasionar en los espectadores más sensibles o en los mismos familiares de la anciana. Estamos en un momento en el que la noticia tiene que ir acompañada de la imagen para que los espectadores crean en la noticia, pero esto no 6


le da derecho a los medios de comunicación de publicar contenido sin pensar en la responsabilidad que tienen como comunicadores. Como se menciona en el artículo, uno debe manifestar si se siente afectado por el contenido emitido por el algún medio de comunicación ya que deben de cumplir con su código de ética. Tenemos la libertad y el derecho de exigir una mejor labor por parte de los que comunican. -------Camps se cuestiona si la sociedad de la información coadyuva a la construcción de sociedades más demócratas y más humanas. Ante esto, puedo responder que en verdad la sociedad de la información en nuestro país se rige más hacia lo comercial que hacia la construcción de lo MAS HUMANO. O sea qué de humano tiene ver el suicido de una pobre anciana, es decir, que acaso no tienen conciencia o sensibilidad humanas? Todos llegaremos a ser adultos mayores algún día e independientemente, de ello, somos seres humanos que merecemos privacidad de nuestras acciones ya sean estas buenas o erróneas! Y, es más, qué clase de construcción de principios, información o conocimientos y aportes puede brindar una noticia como esta a espectadores (los que están al otro lado de la TV). Para mi, no solo desde el texto de Camps, sino, en mi apreciación personal, es indignante ver este tipo de "noticias" tan inhumanas e incoherentes! A ello le agrego lo dicho por Camps para que todos podamos darnos cuenta que lo que vemos todos los días en canales como estos no es NOTICIA, MUCHO MENOS INFORMACIÓN, sino es MANIPULACIÓN según intereses "comerciales": "El ciudadano necesita información para poder participar y cooperar. Necesita, además, voluntad de hacerlo. Pero también esa voluntad puede estar mediada - o manipulada - por la información mediática"... Todo ello, me remonta a recordar que la gente ultima mente se queja de porque la sociedad se vuelve tan indiferente? yo respondería que se debe a que en gran parte de los medio de comunicación eticamente mal enfocados como éste, pues se dedican construir individuos indiferentes, capaces de presenciar actos de lesa humanidad como estos! Finalmente, desde la perspectiva de Camps, podría decir directamente que este no es mas que un ejemplo de la gran tiranización de la información periodística en partida doble que se esta desarrollando en medios locales, ya que no solo el canal es responsable de ello, sino, aun más, el periodista, que se somete a imágenes como esta por preservar su "trabajo" , conseguir unas felicitaciones o quizás un ascenso, olvidándose de toda la responsabilidad que implica su carrera profesional. Para sellar esto dejo esta frase que lo resume todo: "También el periodista es prisionero de la imagen a la que debe hacer "hablar" como sea..." -------7


El desarrollo de las nuevas tecnologías ha traído consigo beneficios como la inmediatez y accesibilidad de la información; sin embargo, a pesar de la importancia de los medios de comunicación en nuestras vidas cotidianas, los casos de información carente de valor ético también se multiplican. Me parece lamentable que en noticieros de una audiencia considerable, como lo es 24 Horas, se transmitan este tipo de noticias cuyo contenido es totalmente irrelevante e indiferente al interés público. El problema podría residir en la falta de habilidad para disgregar información de interés público de información en general ya que el hecho de que cierta información sea noticia, ello no la tilda de publicable y/o difundible. Como menciona Victoria Camps, se gozan de libertades pero también ha de cumplirse con ciertas obligaciones. Información como la que recibimos a partir de este reportaje no contribuyen en lo mínimo a la construcción de la ciudadanía sino más bien a la indiferencia frente al dolor ajeno. La circulación de este tipo de reportajes no sería novedad alguna y ello no debe sorprendernos en lo absoluto ya que el consumidor promedio de noticieros peruanos está acostumbrado a lo que Camps denomina, la tiranía del espectáculo. En horario central somos receptores de cualquier cantidad de teatralidad y espectáculo en lo que duran los reportajes de nunca acabar de accidentados, víctimas de atropello, entre otros infortunios. Curiosamente, quienes emiten dichos reportajes ya ni se conforman con mostrar a las víctimas de dichos accidentes sino que transmiten imágenes del momento en que ocurren los desafortunados eventos, alimentando el morbo de los espectadores. Talvez aquí, se pueda asociar la idea de Camps con respecto a la tiranía de la velocidad, la noticia no se piensa ni se reflexiona, es tan solo un pedazo de información que así como viene, se va. Como ciudadanos debemos hacer frente a esta situación para que los periodistas dejen de valerse de la desgracia de otros reflejada en el dolor humano para hacer noticia. La mejor forma de combatir la mediocridad mediática es exigir a quienes nos proveen de información que cumplan con informar la verdad de los acontecimientos y asimismo, cumplir con el deber de indagar con seriedad y divulgar con honestidad. --------Si bien es cierto que los medios de comunicación cumplen con la labor de mantener informada a la sociedad; este proceso de informar tiene la obligación de cumplir con ciertas normas de ética, las cuales han sido violadas claramente al mostrar este terrible suceso sin ningún reparo. Lo cual nos lleva a pensar en lo que se está convirtiendo la televisión. En un medio de comunicación que solo busca audiencia y que deja de lado la dignidad de las personas. Si de alguna forma, el programa de Panamericana trató de informar lo sucedido debió, en primer lugar, tomarse su tiempo y analizar a fondo si esta noticia era realmente relevante para la sociedad y si era necesario mostrarla tal cual. 8


Como bien Camps cita a Nietzche "Pensar –decía Nietzsche- es “rumiar”, no dar por digerida ninguna idea ni ninguna información sin volver sobre ella varias veces, analizar las cosas a fondo, no quedarse en la superficialidad del fast thinking" ; sin embargo lo que primo aquí fue llamar la atención del público con imagenes tan crudas que se sabía que causarían impacto en el televidente y más audiencia. En segundo lugar, si se pensó que la noticia pueda ser relevante se debió tomar el tiempo de editarla y no apurarse por ponerla al aire queriendo ganar con la "primicia". Esto solo demuestra que algunos medios se preocupan más por transmitir inmediatamente la noticia y ganarle a la competencia que del hecho de que algo pueda afectar la dignidad de una persona. La noticia pasa a ser una mercancía y nosotros los que la compramos. Al final lo que todo esto provoca en la sociedad es que esta se insensibilice y es exactamente lo que está pasando ya que diariamente vemos en los noticieros a gente morir de formas tan terribles pero comunes como asesinatos o atropellos que ya nos parecen normales. Los medios así como tienen la labor de informar, también tienen principios que respetar -------No es novedad alguna encontrar nuevamente casos como este en los noticieros peruanos, pues la función de los canales de televisión dentro de sus diferentes espacios ha sido que, mientras haya más imágenes impactantes mayor atención de la audiencia tiene. Por eso tomando ideas de Camps, la televisión peruana la podemos relacionar como un espectáculo pues solo tolera mensajes rápidos que son superficiales y la verdadera información no es transmitida. Por otro lado, es importante que la opinión publica este enterada respecto a la tasa de suicidios que están en aumento, invitar especialistas para hablar del tema, pero hay formas de transmitirlas, y el caso de 24 horas no es mas que un mal uso de la libertad de información, pues detallar un suicidio es un mal aporte a la comprensión del acontecimiento, tal como nos afirma este articulo. En vez de apoyar al hecho de informa se esta tentando contra la dignidad de la persona, en este caso la victima. Otro tema importante aquí es que los noticieros en vez de informar están exacerbando el morbo, lo cual no va de la mano con la verdadera formación de un periodista, ya que si se tratara de un periodista bien formado no permitiría que se transmita este tipo de imágenes. Pero como los canales viven en torno al consumo de sus espectadores, el periodista se ve sometido a este acto y no le queda más que obedecer. Entonces como ciudadanos que somos tenemos el derecho de denunciar este tipo de información que va en contra la sensibilidad de muchas personas y tomar énfasis en muchos temas que son relegados o en todo caso tomar el tema con la seriedad del caso y controlar la transmisión de este 9


información, sobretodo tener en cuenta que a diversas horas que sea transmitida la información en noticieros cualquier persona puede estar viéndolo, desde niños a adultos.

------Si bien es cierto, gracias a los avances de la tecnología se ha facilitado el acceso a obtener información desde diferentes lugares y sobre cualquier tema; lamentablemente se ha llegado a un extremo el cual la libertad de expresión ahora es invasión de privacidad, invención de hechos, entre otros, lo cual afecta a la dignidad de las personas. En este ejemplo, se puede constatar cómo es que un noticiero utiliza el morbo para demostrar el momento en el cual una persona mayor se suicida. Esto se expone en el texto de Victoria Camps como la “tiranía del espectáculo,” en lo cual se otorga una sobre importancia a las imágenes presentadas por los medios masivos, con la finalidad de entretener (sensacionalismo). En pocas palabras, se llega a tomar a las personas como seres que no llegan a realizar un juicio crítico y solo absorben la noticia. Lamentablemente, la consecuencia de tanto sensacionalismo hace que las personas ya no tengan confianza en las noticias publicadas, lo cual hace que nos quedemos sin una plataforma sólida de la cual podamos informarnos y con eso no podemos reafirmar nuestra ciudadanía. Sin embargo, con todo lo dicho aún se pueden encontrar maneras y lugares en los cuales las personas podamos hacer uso de nuestra razón y tener un actitud crítica sobre los medios de comunicación, como lo es esta página.

--------La televisión peruana ha recurrido a la información sensacionalista en búsqueda de rating cayendo en lo que Victoria Camps llama la tiranía del espectáculo. Se ha dejado de lado el principal motivo del periodismo que es brindar información objetiva sobre hechos que pasan en la realidad que de alguna manera sean de interés público y ayuden a la sociedad. Como lo dice Camps el ciudadano no solo es un sujeto de derechos sino que también tiene obligaciones con la sociedad en la que vive. Dichas obligaciones responden a la necesidad de cooperar con el desarrollo de la sociedad y se aplican a la labor de los periodistas. El colaborar solo se logra cuando el ciudadano tiene acceso a la información y es en ese campo en el que los medios de comunicación intervienen.

10


La noticia del suicidio de la anciana y el video solo responden al morbo y curiosidad de los televidentes en ver esta clase de imágenes que pueden afectar la sensibilidad de otras personas. Si bien al inicio de la noticia el presentador “advirtió” del contenido fuerte del video, esto no excusa al canal de mostrarlo. Además, este suicidio, muy aparte de ser lamentable, no contribuye al desarrollo de la sociedad peruana y no responde al interés público ya que es un hecho aislado. El público peruano se ha acostumbrado a este tipo de información mediocre y encuentra como normal este tipo de noticias que pueden hasta ocupar primeras planas o los primeros minutos de noticieros importantes como el de 24 horas. Esta clase de noticias hacen que el ciudadano no esté informado de lo que realmente debe saber. La primacía de la imagen en nuestra sociedad de la información ha hecho que el contenido pase a segundo plano y las noticias se vuelvan mediocres. Consecuentemente, se ve mucho en las televisión peruana noticias de suicidio que solo presentan casos aislados y sonantes sin mayor análisis en el fondo. Se muestran las imágenes por mostrar y se informa por informar.

------Estamos en los tiempos en las que se ha banalizado nuestro comportamiento como persona y ciudadano, en la cual no existe un respeto a la dignidad de las personas, en la que se no existe conciencia tanto de uno mismo como de la sociedad y en la que se da demasiada importancia a las sensaciones superficiales y entretenidas para beneficio de su propio ego. En pocas palabras el hombre se ha deshumanizado y se ha creado una ilusión de vivir como un individualista. Todo ese desengaño humano es producto de la sociedad en que vivimos, en una “mediacracia” en la cual nuestras perspectivas, nuestros valores, creencias y nuestra ética están subyugadas a las imágenes sensacionales de los medios. Eso es porque el hombre actual ya no le interesa cultivar el uso de la razón e inteligencia en la cual le pueda brindar un panorama más amplio de lo que sucede ahora, sino cultivar sensaciones diarias para satisfacer su morbo, su curiosidad y sobre todo para su disfrute personal. El hombre promedio se ha vuelto un hombre mediocre en la que sólo busca la satisfacción de sus sentidos. Y es por eso que a los medios ya no le interesan “culturizar” a la población. Ni le interesa informar de manera correcta respetando la dignidad de las personas. Si no volver más estúpida a la masa, 11


creando así una masa mediocre que se deja manipular fácilmente a su antojo. Así “se manufactura un consenso” sobre cómo debe llevar a cabo la sociedad. Esa noticia en la que lamentablemente es una falta de respeto a la persona fallecida y es una falta de respeto a los espectadores, da evidencia que sólo le importa el rating y no informar la noticia de manera ética y responsable. Le conviene utilizar esas imágenes que solo generan morbo porque así consigue llamar la atención de la gente, solo para que el alto nivel de audiencia le permita generar ingresos al canal. En conclusión, los responsables de esa noticia, si se les puede decir “responsables”, no le interesa el respeto a la vida humana, a la privacidad y a la dignidad de las personas sino a su propio beneficio utilitario. Mientras que nosotros los “ciudadanos” seguimos sin hacer nada, sin tener responsabilidad participativa y sólo reclamando lo que nos conviene, los medios convertirán cada vez a la masa en una masa sin conciencia social.

------Es una lástima que los medios de comunicación se deban valer de este tipo de noticias con el único motivo de elevar el rating. No comprendo bajo qué criterios el noticiero consideró que esta era una noticia de interés nacional como para emitirla. Si bien es una mujer, claramente perturbada, que murió en la vía pública, no hay necesidad de divulgar las crudas imágenes. Lo que pudieron haber hecho era comentar la noticia, analizar los motivos que llevaron a esta mujer a tomar tal decisión y presentar una nota que hable sobre la salud mental en el país, educar a las personas sobre este tema para que sepan que hacer en caso un familiar o ellos mismos se vean en una situación similar. Me parece que los medios de comunicación, escudados como están detrás de esa muletilla que llaman "libertad de expresión", caen en el "libertinaje de expresión". Se sienten con derecho a ingresar en la vida de cualquiera, no importa si son personas públicas o no, y obtener la información que ELLOS creen será de provecho nacional. Lo vemos todos los días, periodistas restregando micrófonos en el rostro de madres que van a reconocer a sus hijos atropellados en la vía pública, o noticieros emitiendo todas las mañanas noticias como esta. El espectáculo puede más. La información "ahorita" es lo que vale. Que se preocupen de educar a la población los profesores y el Estado. Yo creo que no. Creo que debemos cambiar de una buena vez. Y no solo los medios de comunicación sino todos los que estamos delante del televisor. No fomentemos ese periodismo facilista, apurado, competitivo y mediocre que cree que mientras más violaciones, asesinatos y suicidios que muestre en pantalla más rating tendrá. Hagamos que se equivoquen. Consumamos otro tipo de información. "Pero cuando uno prende el televisor solo encuentra ese tipo de noticia" , dirán algunos. Entonces cambiemos de canal. Consumamos otro tipo de televisión. Este es un círculo vicioso que debe terminar en algún momento. Los noticieros no deberían ser "shows de 12


horror". Deberían ser espacios que permitan al público extraer información y PENSAR. No nos quedemos con la noticia como tal. Extraigamos las cosas importantes de ella. Una muerte no es solo 1 minuto de imágenes y voces en off. Una muerte indica problemas sociales, falta de mano dura con las sanciones, familias rotas, tiene muchas implicancias sociales más allá de la imagen. No dejemos que la velocidad con la que tenemos que hacer las cosas en la actualidad nos vuelvan menos humanos. Podremos vivir con rapidez pero debemos tomarnos tiempo para pensar y sentir. Ahora la noticia puede ser esta señora. Mañana puede ser una tía tuya, mi primo, el hermano de alguien. No esperemos que nos toque a nosotros para recién protestar por estos atropellos y faltas de sensibilidad con el sufrimiento ajeno. si el cambio debe empezar por alguien, entonces que empiece en nosotros. ------Algo lamentable que sucede con los medios en este país es la banalización de la información que se presenta a diario, la cuantiosa cantidad de información que es repartida a velocidad sin un análisis a profundidad. En este sentido, el objetivo de los medios lejos de informar objetivamente, se enfoca en buscar el ansiado rating y en lucrar con la noticia. En el momento en que se toma a la noticia como una forma de entretenimiento más, esta se trivializa y pasa a ser un producto, lo cual da como resultado un tipo de información ligera, morbosa y cuestionable. Esta es la “mediacracia” de la que habla Camps en la que los ciudadanos reciben la información que los medios les entregan sin un procesamiento debido ni un mayor interés en el tema. Ciertamente, los casos de suicidio son lamentables y de ninguna manera deberían servir para alimentar la competencia entre los canales ávidos de televidentes. Así, el manejo de la información que cuestiono tiene que ver con el énfasis que muchas veces se le da al retratar sin pudor casos como este. Parece ser de suma importancia para el camarógrafo captar en la toma el cadáver de la víctima, o las manchas de sangre en la escena del crimen, o hacer un acercamiento al llanto desconsolado de los familiares. Parece no importar el respeto que merecen los deudos. ¿Es necesario articular todo este show para armar una noticia lo suficientemente jugosa y atractiva para el espectador? El concepto de la tiranía del espectáculo hace alusión al hecho teatralizar la noticia, que llame la atención, que necesariamente tenga una imagen que acompañe la información presentada. Así, a la velocidad que se lanzan varios trozos de información de apenas un minuto en un espacio televisivo, una imagen audiovisual chocante marca la diferencia entre un noticiero con más rating y otro que nadie ve. Lo curioso es que la audiencia parece responder al formato que proponen los medios y continúan reforzando dichas prácticas ya que son tomadas como una situación normal.

13


Tan acostumbrados esta el público en general a la noticia violenta que está pasa sin mayor repercusión en la sociedad. Haría falta ciudadanos conscientes de sus derechos y deberes que demanden que un tipo de información que busque ahondar en el tema y proponer soluciones frente a los problemas que afronta la sociedad. -----Los periodistas de nuestros días difunden noticias como estas sin pudor o respecto debido al cambio que también se ha generado en los televidentes, los cuales ya no creen en lo que no ven. La falta de confianza en la información generan que entre más cruda y expuesta este la desgracia ajena se crea en su objetividad. Por ello es que una noticia difundida sin imágenes no tiene valor alguno. Por otro lado existe el problema interno dentro de los comunicadores donde en la labor de buscar, recoger, edita y proyectar la noticia se han ido suprimiendo mucho de estos pasos; y todo ello es debido a la nueva sociedad que se rige en las leyes del tiempo y del dinero y que en cuanto a la información prima el interés y la necesidad de ver las cosas cuándo y cómo exactamente ocurren y si no es así la información deja de ser interesante o conveniente. Es así que el tiempo escaso les impide el debate y la reflexión sobre la noticia, convirtiéndola en una información fragmentada, sucinta e insuficiente donde la decisión de proyectarla en la televisión no ha sido una decisión madura que analiza los pros y los contras ni la ética. ------El sensacionalismo se ha convertido en una constante en nuestras comunicaciones. La bulla y el escándalo son factores determinantes para que una noticia, un anuncio publicitario, los actores de una nueva obra de teatro o el paro de unos pobladores tengan espacio en televisión, tengan cobertura y existan en los medios de masas. De igual forma, con la globalización el avance de las tecnologías y sus consecuentes cambios en los estilos de vida devienen formas nuevas de comunicación que se interconectan, que generan nueva información y en mayor cantidad. No por eso de mejor calidad. Esta noticia es una muestra de esa poca calidad que puede llegar a tener la necesidad de abundancia de información actual y del instante preciso combinada con el impacto (o escándalo) que tiene que generar un medio a través de sus imágenes para captar la atención del usuario, en este caso, del televidente. Como ciudadanos tenemos derecho y obligación de difundir imágenes e información que contribuya a nuestro crecimiento, a la formación de criterio a la enseñanza de calidad, es decir, a aprender pero no con imágenes crudas que no generan beneficio a nuestra mente. Que no generan beneficio para nosotros como miembros de una sociedad. 14


Esta noticia debe servir como ejemplo de aquello que estamos haciendo mal, de que la inmediatez no es igual a ser mejor comunicador, que la brutalidad de las imágenes no van a captar más público. Por el contrario el público la repudia como en este caso. Seamos conscientes que un escándalo con un actor no atraerá más público a su nuevo estreno, que unos pobladores no deberían necesitar un paro nacional para ser escuchados, que una publicidad no necesita mujeres en bikini para ser atractiva. Aprovechemos las nuevas tecnologías para generar productos de mejor calidad. Esa es la verdadera labor, lograr mejor comunicación y más efectiva con las herramientas comunicativas a la mano. -------El desarrollo de nuevas tecnologías de la información ha creado nuevas características para una sociedad en la cual se van rompiendo fronteras de tiempo y espacio. La organización de la sociedad se ha establecido en algunos puntos sin un límite claro de alcance sobre la vida de los demás. El respeto sobre lo que se considera público y privado esta variando a tal punto de que no se llega a establecer claramente un consenso sobre lo permitido. La televisión es uno de los medios de comunicación más usados en la actualidad. Si bien el internet va ocupando un espacio privilegiado aun en el País se considera a la televisión como un mejor difusor de información, debido a su alcance nacional. Como indica Camps en su texto, la nueva sociedad de red se ha establecido con nuevos estilos de vida que a la vez crean una nueva escala de valores. A partir de esta idea, se puede comprender que el reportaje emitido el día 9 el abril por panamericana televisión, crea una disyuntiva hacia lo que está o no permitido en mostrar, de lo moral o inmoral y del nuevo concepto que se tiene sobre estar informado. La sociedad como tal se ha creado bajo la idea de que se necesita de la información, de estar pendiente minuto a minuto de lo que pasa a su alrededor para poder sentir que están conectados con los demás. El actual concepto de democracia, engloba cada vez más la idea de participación y se ha establecido una necesidad a tener esta información de manera fácil y rápida. Creándose lo que la autora denomina como mediocracia. Que no es más que el afán de resguardar tras un velo de engaño la idea de “tener que” saber todo lo que pasa alrededor. Basado en dos conceptos que moldean la nueva necesidad de la sociedad: la tiranía de la velocidad, la cual se entiende con la idea de querer saber la información en “tiempo real”, la lucha de los diferentes medios de comunicación para ser los primeros que comuniquen un hecho. Lo cual se une con la segunda idea de la tiranía del espectáculo. Con la cual se uno a la rapidez la idea de crear entretenimiento con el único fin de ser capaz de captar la total atención del público. 15


Basándome en estas ideas, opino que la noticia expuesta ha rebasado los límites del respeto hacia la persona en cuestión, sus familiares y personas cercanas. Se puede ver claramente que los dos conceptos planteados por la autora moldean el hecho. Se ha obtenido la noticia gracias a la inmediatez de las nuevas tecnologías de la información, pero no se ha tratado el caso con la suficiente conciencia. Los responsables de difundir la noticia se dejaron llevar por el deseo de captar audiencia y pusieron al aire imágenes que violentan la dignidad de la persona fallecida. Se tiene pensar que con la “libertad de expresión” se debe permitir transmitir cualquier tipo de información, la sociedad ha minimizado valores hacia el respeto de la persona y ha sobrepuesto el deseo de estar informados a cada instante. El morbo se va convirtiendo en el centro de la curiosidad de las personas. Es lamentable que un tema como este no reciba una verdadera importancia. La ciudadanía debe cuidar el límite entre información relevante e información sensacionalista. Se pudo informar del hecho pero sin mostrar imágenes que atentaran contra la víctima. La nueva sociedad de información se debe alimentar de manera correcta y los medios de comunicación tienen el deber de crear el espacio adecuado para dicha alimentación de información. ------Lamentablemente en la actualidad olvidamos en concepto de lo que es ser ciudadanos y el respeto hacia los demas, recordamos que somos sujetos de derecho ; sin embargo, olvidamos que tambien somos sujeto de obligaciones : entonces, tienen que pasar este tipo de cosas para abrir bien los ojos y darnos cuenta que estamos iendo por encima de la dignidad de las personas, de sus derechos. Si a esto le añadimos que vivimos en una "sociedad de informacion " debido a que la tecnologia avanza a pasos agigantados dia con dia , veremos que por mas avance tecnologico que tengamos , esta no coadyuva ala construccion de una sociedad mas democrata, organizada y sobre todo humana, lejos de apuntar a esto, parece dirigirse a todo lo contrario. Se aprovecha este avance solo a fines de intereses economicos, se ha materializado tanto todo, que lamentablemente hasta las comunicadores que tienen gran papel en esta sociedad actuan solo pensamientos en beneficiones lucrativos, violando las leyes y su etica profesional con tal de conseguir mayor rating, sintonia y lectura. Los valores morales , hoy en día parecen ser solo cosa del pasado y estos comunicadores mal usando el termino de " libertad de informacion " cometen vastos errores que dañan a las demas personas. Me parece inconcebible ver este tipo de "noticias" por los medios de comunicacion , que lleguemos a este extremo....me pregunto que tipo de sociedad nos estamos volviendo, meramente sensacionalista , amarillista , deplorable. Sin embargo, aun tengo fe de que los nuevos comunicadores que hoy se forjan sí tengan etica profesional, respeten derechos y nunca olvidemos los valores morales y el que somos seres humanos. Seamos consecuentes con nuestros deberes como con nuestros derechos y cambiemos la sociedad que tanto se esta dañando para darles mejor futuro a nuestros hijos y nietos. ------16


Espectáculo de la información. Me queda claro que la prensa pueda hacer morbo de noticias políticas, policiales, etc. Pero no encuentro explicación para tal falta de sensibilidad, no solo con el público televidente, sino con la familia de esta pobre señora. Evidentemente todos estos años la prensa no ha asimilado su rol con la sociedad, el poder que ellos tienen es innegable y lo manejan únicamente pensando en el fin comercial. Cada vez aumenta más la tecnología de información pero tal como lo dijo Kant: no basta tener “medios” de comunicación. Es preciso que esos medios los puedan utilizar espíritus cultivados. Sin embargo, creo que la culpa es bipartita. Más allá de que a través de este medio nos quejemos de la prensa, creo que es importante que nosotros los televidentes tomemos cartas en el asunto. Para que cambie la forma de informar de la prensa es necesario que cambiemos nosotros mismos. Se habla del rol de la prensa, pero que pasa con nuestro rol como ciudadanos, que no levantamos nuestra voz de protesta ante un mal manejo de la información en este país. Comencemos a cambiar nosotros para que la prensa pueda cambiar. Que mejore la ética en la prensa depende de nosotros mismos, no permitamos que salgan este tipo de reportajes basura jamás. ------Es un caso desagradable, mostrar imágenes tan crudas por el echo de ganar la atención de los televidentes, que se bien estamos acostumbrados, e insensibilizados, a la desgracia ajena por el exceso de noticias de esta índole, no justifica que no hayan espectadores que no se sientan impactados en una forma negativa y generando aun mas insensibilidad a la larga, no debemos permitir que los medios terminen de insensibilizar a nuestra sociedad, donde si bien nuestro rol como ciudadanos se ve reducido al derecho a la intimidad y a votar en época de elecciones podría ser más activo censurando a medios por este tipo de reportajes tan violentos que transforman a los ciudadanos en simples objetos partes de un show mediático. -------De este artículo y de la noticia transmitida sorprenden muchas cosas. Para empezar, la ligereza con la que el noticiero transmite la noticia y la falta de una reflexión analítica del suceso. Tal cómo fue transmitida la noticia, es una falta de respeto hacia el televidente, a la dignidad de la persona, una falta de respeto a los familiares, pero sobre todo, es en extremo un atropello al respeto por la vida. Este uso de las tecnologías, y más precisamente de los medios, no está contribuyendo en ningún sentido a mejorar la sociedad, a volverla más pensante, más racional. Por el contrario, la atonta, la vuelve pasiva y sumisa. Esto se debe a que muchos noticieros funcionan bajo una lógica primaria, la del consumo. Si no vende no es noticia. Los noticieros se pelean por la sintonía a cualquier costo. Los noticieros que caen en este grupo, la mayoría de las veces terminan fomentando el 17


morbo de una manera radical, y esto se vuelve costumbre y se hace evidente en la cada vez menor sensibilidad de los televidentes para ver este tipo de imágenes. Otro punto igual de preocupante en referencia a los noticieros, pero sobre todo a los televidentes, es la poca reflexión que se hacen sobre los hechos. Todo es inmediato, nada puede demorar o requerir de mucho análisis porque como televidentes no lo toleramos, somos reticentes a pensar y analizar. Para hacerlo más terrible, las noticias no solo se limitan a ser poco profundas sino que además los noticieros tienen la consigna de entretener a toda costa.

Con este tipo de noticieros y programas la conciencia colectiva no se ejercita, y peor aún, se entorpece. Nos acostumbran como televidentes a aceptar lo que aparece, y nosotros como televidentes, muchas veces los acostumbramos justamente a eso, a que aceptamos lo que pongan frente a nosotros. Entran a tallar entonces la responsabilidad de los medios y la responsabilidad de los ciudadanos. Responsabilidad que nos lleve a ser una sociedad más pensante, ser menos morbosos, menos banales, y más analíticos. ------Es indignante la forma en que muchos conductores, periodistas y hasta canales de televisión permiten que la parrilla noticiosa se llene de morbo y muerte. Por mi experiencia laboral y personal conocí el funcionamiento de varios noticieros de distintos canales, lo cual me permitió observar las decisiones en cuanto a los contenidos y como estos son enfocados. Como todos sabemos, el rating es un mal necesario para el funcionamiento de la televisión en general, lo cual no justifica la manera en que muchos hacen uso de este medio para generar sensacionalismo con contenidos crudos, poco objetivos o hasta superficiales. Con esto me refiero a que se apela a imágenes innecesarias que denigran y le dan una mirada poco objetiva a lo que realmente interesa informar. Me indigno radicalmente contra este caso de morbosidad y perjuicio contra la familia de la fallecida, puesto que conozco el caso de muchas personas mayores que se encuentran en un estado depresivo muy intenso por sentirse solas. Entonces nos damos cuenta que la noticia dada por el canal Panamericana Televisión solo busco difundir un momento sangriento que llámese la atención de una audiencia pasiva que solo recibe y no hace un reflexión critica. Los encargados de difundir esta noticia reconocen y saben que no están generando ningún tipo de efecto positivo en la audiencia, es más ni siquiera intentan hacer un esfuerzo por indagar, investigar y mostrar lo que realmente ayudaría a generar un cambio.

18


La filosofa y catedrática Victoria Camps nos habla en su texto “Sociedad de la información” sobre que tan considerable es la posibilidad de esperar que se construya una sociedad más demócrata y humana mediante estos medios. En mi opinión, si se puede llegar a una línea de información y respeto por la audacia pero esto necesario un proceso progresivo con la ayuda de leyes, sanciones y la misma exigencia del público consumidor por recibir mejores contenidos. Un equilibrio entre el fin comercial de la televisión y la construcción de un periodismo más humano. Yendo directamente a este caso, es obvia la intención que se tuvo con la nota. Llamar la atención y hacer rating se convierte en el fin supremo, sin importar los medios de cómo se haga. No era necesario imágenes tan fuertes para informar y analizar el problema de fondo, cuales son los motivos y fenómenos que afectan a la sociedad limeña para tomar este tipo de comportamientos. Una afirmación radical pero necesaria hecha por Camps, basta de manipulación con fines de lucro es hora de dar información. Las noticias y hechos de interés público no deben ser tratados como ejemplos moldeables según la conveniencia de uno. Por ultimo, se debió dar un enfoque informativo o una reflexión real de lo importante que es este hecho para conocer lo que sucede en el día a día. Bueno se podría entrar en una discusión bastante extensa sobre los contenidos que se le dan al público, pero ese ya es otro tema. Solo quiero recalcar mi postura sobre la falta de ética y de sustancia que tienen los noticieros actualmente en muchos casos, debido a la influencia comercial y la presión mediática de muchos gerentes, directivos y productores. Esperemos que esta situación cambie considerablemente durante los próximos años para no vernos inmersos en un círculo vicioso de morbo que no solo nos deshumaniza sino que también nos desinforma. Se que ira cambiando mientras surjan periodistas con una actitud seria y firme de lo que se entiende por libertad de informar. Como nos plantea y exige la constitución, la información personal debe ser tratada con sumo cuidado, por ende la dignidad humana y personal. Como se nos menciona Camps en el texto “Sociedad de información”, es reconocer la falta de ética periodística que existe en muchos lados del mundo en donde se tiraniza y somete la labor profesional sobre intereses personales. -----La noticia difundida por el programa 24 Horas de Panamericana Televisión no hace otra cosa que demostrar hasta qué punto los medios se han alejado de su principal labor que es la de ayudar en la construcción de ciudadanía. En el afán de imponer un determinado formato a la manera en que los ciudadanos nos informamos no tienen reparo en pisotear la dignidad de personas como la señora que cometió el acto de suicidio, el acontecimiento se pudo haber analizado sin necesidad de mostrar esas imágenes explícitas pero en este aspecto, como cita la investigadora en 19


comunicaciones Victoria Camps, los medios nos han tiranizado imponiéndonos una falsa necesidad de la inmediatez y un requirimiento, por decir lo menos morboso, de la imagen. Un periodista ya no puede suscitar a la reflexión ciudadana sin el esclavismo de la imagen, esto redunda en el hecho de que si se informa con un exceso de imagen y añadida la cruel velocidad de información a la que nos ha sometido el actual caracter de los medios, no se piensa, no se analiza, sólo se observa un afán por trasponer imágenes, se lleva al espectáculo y al show aspectos muy importantes de nuestra problemática social. Desde mi punto de vista sólo podremos lograr un cambio en la conciencia ciudadana a largo plazo, cambiando la mentalidad de nuestros derechos y sobre todo deberes desde edades muy tempranas, es decir desde niveles primarios de la escuela, sólo así se podría cambiar de raíz el actual cero compromiso que tenemos todos para con nuestra sociedad. -----Es realmente lamentable la manera en que se ha tratado la noticia, sin nigún tipo de filtro. Hechos como este no pueden pasar desapercibidos por la opinión pública, ya que lo único que se conseguiría es que se normalice el morbo y el sensacionalismo, y al final ningún hecho lamentable como este nos sorprenda. Los medios de comunicación, actuales, consideran que la rapidez de transmisión de la información es eficacia, cuando dista mucho de serlo. No podemos permitir que se sigan violando nuestros derechos y sus propios reglamentos de forma tan desvergonzada. En este caso se han pasado por alto los derechos de la señora, no bastó con mostrar el instante mismo del suicidio, sino que se tuvo que describir cómo fue que el cuerpo impactó al caer y encima mientras agonizaba. No considero necesario los últimos detalles, además que se puede evidenciar que lo que en verdad se buscaba, más allá de informar, era captar la atención del televidente y conseguir el tan ansiado rating, que al parecer es el único decreto que rige a este tipo de programas. Como mencione al principio, no se pueden pasar por alto hechos como este y dejar que los medios manipulen la información que recibimos de acuerdo a su conveniencia, que ente caso sería el ganar sintonía. Debemos hacer evidentes estos casos y que sepan que como consumidores no estamos de acuerdo, y no permitiremos que atenten contra nuestra dignidad humana de esta manera. ------La exposición de una nota como esta en un medio de comunicación responde a un fenómeno conocido como espectacularización de la noticia, en el cual la presentación de la información se aleja de una profundización y reflexión (necesarias para despertar y cultivar la conciencia social) y, en su lugar, se preocupa por el poder de la imagen, haciendo del sensacionalismo y el amarillismo 20


sus mejores aliados. A su vez, supone, en principio, una violación del primer artículo 1º de nuestra Constitución, que aboga por el respeto de la dignidad humana como fin supremo del Estado. Sin embargo, quisiera poner particular énfasis en lo que respecta al rol de los medios de comunicación. Estos tienen como parte sus obligaciones (al recibir permiso del Estado para la prestación de los servicios de radiodifusión) el fomento de la educación y el cumplimiento de su responsabilidad social; sin embargo, sucesos como el descrito en el artículo de esta página nos llevan a preguntarnos qué esta ocurriendo. ------Definitivamente por casos como este podemos dar fe que la sensibilidad humana y de responsabilidad social está siendo perdida por los medios. Estos en su afán por sobresaltar a los sentidos y responder a la necesidad de inmediatez, pierden de vista valores elementales que nos hacen diferentes de los otros seres vivos, pues el ser humano es razón y lenguaje. Son estas actitudes las que demuestran que los encargados de democratizar la información lo único que parecieran querer es democratizar el espectáculo. En ese sentido, la información sería la imagen en bruto, con el único fin de generar un mayor flujo de audiencia. Atrás quedaría el verdadero sentido de informar: generar ciudadanía basada en la razón y promoviendo el juicio y mejora social. Por otro lado nuestro rol como ciudadanos capaces de no quedarnos atosigados por la velocidad de la información y con el sobresalto emocional que priman en los medios debe ser el de llamar la atención de la gente para provocar reflexión y así evitar convertirnos en esclavos de la inmediatez y del espectáculo sensorial. ------La sociedad de la información trajo consigo el aumento y la inmediatez de la información, estas características han hecho que esta sea presentada de manera más corta y sin propiciar reflexión de la misma, como menciona Camps el ciudadano busca informarse de manera más rápida y no toman en cuenta realmente lo que los medios muestran “sensacionalismo”. Es de conocimiento público que muchos de los programas de televisión y sobre todo noticieros utilizan imágenes de este tipo con el fin de aumentar el número de televidentes. Camps lo llama “la tiranía del espectáculo” definiéndola como en la cual los medios ponen en un primer lugar la sintonía y beneficio del propio canal al de los ciudadanos. Sin embargo, no somos conscientes que como ciudadanos no solo tenemos el derecho de ser in formados, sino también de ser bien 21


informados. Es correcto que se muestren imágenes como esta develando la identidad de la persona y mostrando cómo quedo después de haberse tirado desde el tercer piso de su edificio solo porque las personas deben estar informadas, creo que no pensaríamos lo mismo si esta señora fuera parte de nuestra familia. Asimismo, hay códigos que el medio de comunicación debe de seguir y respetar. Sin embargo, la población no está enterada cuáles son los organismos para quejarse o nadie quiere tener la iniciativa para hacerlo. Debemos estar más comprometidos y saber también cuáles son nuestros deberes. Construir y monitorear el contenido de los programas difundidos en los medios de comunicación está en nosotros. ------Los medios de Comunicación en los últimos tiempos se rigen bajo la premisa '' si muestro más informo más'', lo cual considero que no es necesariamente cierto en todos los casos. Esto sucede en este caso ¿ Qué necesidad hay de mostrar la sangre? ¿qué necesidad de mostrar la caída? Obviamente no hay una intención ''persuasiva'' para los televidentes sobre el suicidio, ni se trata de una campaña de prevención; en todo caso si lo fuera, no hay necesidad de promover el morbo con imágenes que afectan la susceptibilidad de los televidentes y no aportan nada para el contenido de la noticia. ------Es realmente preocupante que los medios de comunicación, con el afán de captar mayores audiencias y de llamar la atención monopolicen y tiranicen la calidad de información que brindan a los televidentes, utilizando imágenes que no sólo constituyen una vulneración del derecho al libre desarrollo de la personalidad y de la imagen de la señora, sino que en nada contribuyen al desarrollo de nuestra sociedad. Hoy en día en que vivimos en una sociedad de la información, son los medios de comunicación los llamados a construir mediante contenidos de calidad una escala de valores idónea para nuestro desarrollo moral y social. Es por ello que considero que es a los ciudadanos a quiénes nos corresponde luchar contra esta clase de contenidos y de mediocridad televisiva no generando audiencia a reportajes como estos, e incentivando la creación de programas que permitan la participación ciudadana sobre temas de nuestro interés como la economía de nuestro país, los informes del trabajo de nuestro gobiernos regionales y locales, entre otras tópicos, que sí contribuirían al desarrollo de una sociedad más demócrata y humana. -----22


Actualmente, los medios de comunicación no se están centrando en la labor que los debería caracterizar: informar contenidos que sean de interés público, es decir, dar cuenta de hechos importantes para la vida pública de los ciudadanos que forman parte de la sociedad para la que ellos trabajan y a la que se deben. En vez de ello, se han especializado, especialmente la televisión, en brindar información que si bien, por un lado, les da muchos puntos de rating al hipnotizar al espectador con hechos que llaman su atención, pero que, de ninguna manera, fortalecen sus conocimientos sobre eventos que le conciernen a toda la sociedad en su conjunto o a él, de manera particular, para su desempeño en esta, o que motiven su participación en el rumbo de la misma, por otro lado, dicha información no es trabajada de modo objetivo y veraz, sino que es manipulada para, convenientemente, tener más audiencia que la competencia. Es así que los comunicadores de esos medios conocen muy bien los “puntos débiles” de su público y difunden noticias que no es de interés público, sino del público al que se dirigen; por ejemplo, saben que difundiendo información más precisa de un asesinato (como mostrar el momento exacto en el que los familiares del fallecido se enteran del suceso y están llorando junto al cadáver en las condiciones en las que se le encontró y le preguntan a los familiares cómo se sienten tras ese lamentable hecho y si les parece injusto que esto haya sucedido) lograrán ser los líderes en el rating, dejando de lado aspectos éticos que deben seguir, pero no lo hacen, como comunicadores. Tras lo mencionado, cabe preguntarse si los intereses económicos de los comunicadores y los de los medios para los que trabajan pesan más que el compromiso que tienen con la población, si es que su conveniencia disfrazada de “confianza para la comunidad al ofrecerle calidad de información que sus ciudadanos requieren” es una “mentirita piadosa” que se puede mantener en tanto no va a afectar el desarrollo de la sociedad, si es que el Estado podrá tomar medidas pertinentes y efectivas en pos de una sociedad equipada con los conocimientos necesarios sobre lo que acontece y repercute en su vida pública tras contar con comunicadores que valoren su profesión y respeten a los ciudadanos, si es que se puede parar este círculo vicioso de intereses creados y de convenios basados en “quien da más, quien más rompe los límites de lo permitido es el mejor” que hay entre las empresas “informativas”. En todo esto, ¿dónde queda la ética de los comunicadores, su capacidad de autorregularse y su “sexto sentido” para detectar si lo que informa es importante para su sociedad, o es que acaso no son conscientes (o no quieren serlo) de su función social? Ellos son los encargados de orientar las decisiones de los ciudadanos, por lo que la manera en que informen y sobre lo que informen repercutirá, indudablemente, en la opinión pública que se formen las personas. Es especial el caso de la televisión, porque el público tiende a creer lo que ve y hay muchos sectores de la población que pueden tomar como “normal” ver cada día noticias sobre muertes de personas particulares, peleas de pareja, líos familiares, los cuales son temas que no conciernen al público en general, y no solo eso, sino que llevan el drama a niveles enfermizos, no respetan a los afectados e intentan inmiscuirse donde no les es permitido.

23


Habiendo dicho todo esto, a continuación, se analizará el caso de la difusión de imágenes sin editar del suicidio de una adulta mayor en el programa “24 horas” de Panamericana Televisión el lunes 09 de abril, considerando el texto “Sociedad de la Información y Ciudadanía” de Victoria Camps. Si de por sí un suicidio es un hecho lamentable y sumamente delicado, este debería ser asimilado en el núcleo familiar y no difundido como si fuese una noticia más. Es detestable cómo en un programa de televisión se difunden tan fríamente estas imágenes sin pensar en los familiares de la involucrada, sin respetar la memoria de la misma y sin considerar a los receptores. Prácticas como estas en los medios de comunicación son, a mi parecer, inconcebibles, indignantes y absolutamente repudiables, no solo porque pueden dañar la susceptibilidad de los que las ven y de los demás afectados, sino también porque demuestran que los periodistas que vemos en televisión cada mañana o noche en los noticieros, y de quienes esperamos que nos brinden información relevante para todos y que seleccionen y trabajen los contenidos de manera pertinente y profesional, utilizando su propio criterio, en vistas siempre del bien común y el fortalecimiento de la sociedad, no hacen más que competir por captar la atención del público de cualquier modo, a costas de lo que sea con tal de ocupar el primer lugar de sintonía. Sería bueno que todo ese esfuerzo lo dedicaran a conseguir información detallada que repercuta en nuestra vida pública y que, en ese sentido, se logre una competencia sana por quién brinda la mayor calidad de contenidos, e, inclusive, como espectadores, nos podríamos sentir orgullosos de contar con profesionales de la comunicación tan capaces que nos orienten debidamente, pero, lamentablemente, no es el caso y, más bien, la realidad evidencia una competencia que no conoce de límites éticos y que los comunicadores, en vez de trabajar para la sociedad, trabajan para el rating, incentivando el morbo. En una situación así, los espectadores se encuentra en un dilema, pues, por un lado, desean estar informados, pero, por otro, muchos de ellos ya están hartos de ver estas inadecuadas prácticas comunicacionales, por lo que varios deciden ver canales extranjeros o simplemente ver noticias de canales de otros países que sí brindan confianza, pues, como se sabe, en el país hay una especie de resignación respecto a los medios, no se tiene muchas expectativas en relación a un cambio radical y eficiente de ellos, puesto que es lo más conveniente para los que se benefician económicamente de esto, pero lo que, al parecer, no consideran en gran medida es que, con esto, perjudican al resto, que es la sociedad en general. Estos comunicadores no respetan el derecho fundamental de cada ciudadano de acceder a información pertinente que lo guíe en su vida pública. Sin embargo, aquí es preciso detenernos, porque, además de no respetar ese derecho ajeno como profesional, no están cumpliendo adecuadamente con un deber que él también tienen como ciudadanos: como indica Camps, “el individuo, en la medida en que se considera ciudadano de una democracia, tiene la obligación de cooperar con la sociedad”. Si bien ellos podrían hacer de su profesión un instrumento para el bien común, hacen totalmente lo contrario. 24


-----Siguiendo a Camps, “el ciudadano necesita información para poder participar y cooperar. Necesita además voluntad para hacerlo. Pero también esa voluntad puede estar mediada –o manipuladapor la información mediática”. Esta afirmación se adapta a nuestra realidad, porque hoy en día, como se ha indicado, los medios, más que informar, manipulan la información a su conveniencia. Entonces, surge de nuevo la pregunta de si los medios propician la construcción de la ciudadanía. Por otro lado, concuerdo con la autora, quien menciona que quienes vivimos en la sociedad de la información nos encontramos inevitablemente sometidos a la lógica de los medios, la cual consiste en tiranías que imponen los medios a los contenidos. Estamos hablando concretamente de la tiranía de la velocidad y de la tiranía del espectáculo. En lo que se refiere a la tiranía de la velocidad, cabe decir que todos hemos notado que vivimos en una sociedad que vive deprisa, donde “time is money” y en este transcurrir del tiempo la información nos llega a grandes velocidades. Sin embargo, la velocidad de estos contenidos no es directamente proporcional a la calidad de ellos, sino que están sometidos al presentismo. Este tiempo escaso no permite que activemos nuestra capacidad de reflexión y los medios tampoco incentivan que debatamos; a esta crítica realidad, hay que añadirle que la información es insuficiente y que nuestras decisiones tras esto no pueden madura. La tiranía del espectáculo, por su parte, se trata de la teatralidad y espectáculo que vemos en los medios de comunicación y, en ello, es pertinente mencionar la función primordial de la imagen, porque esta es la que permite percibir visualmente el drama. Además, en palabras de Camps, “la urgencia de competir y de captar más audiencias que ningún otro medio contribuye a recorrer al recurso del espectáculo para llamar la atención” y es justamente lo que se venía diciendo (que los medios audiovisuales tratan de llegar hasta donde puedan para tener y transmitir la información más precisa y las imágenes más llamativas para atrapar al espectador). Por su parte, Sartori da una acotación muy oportuna: “el empobrecimiento de las capacidades cognitivas del homo sapiens, reducido a ubicarse en una realidad virtual, en la que solo es real lo que aparece en la pantalla del televisor o del ordenador. En dicha realidad, las impresiones visuales, y en especial las imágenes, reemplazan a la información”. Los medios no deberían aprovecharse de que un gran número de los ciudadanos considera que lo que ven en los medios es la realidad. Sin embargo, en nuestros días vemos que los periodistas intentan hacer “hablar” a las imágenes como sea, porque sin imagen no hay noticia y sin esta no hay ingresos económicos. La tendencia en la televisión de nuestros tiempos es que nos brinden síntesis fugaces, mostrándonos solo los aspectos más morbosos de cada hecho, y también es mostrar noticias negativas, porque esas son las buenas noticias, como lo señala Camps, y las que, al fin y al cabo, darán mayor sintonía. 25


El panorama que se nos presenta en los medios es realmente preocupante porque no hay una debida confianza en los medios y en la información que estos nos muestran, entonces, recurriendo a Camps: “¿Cómo hacer juicios razonados si no podemos confiar en la información?...¿cómo formar una masa crítica si la masa solo se nutre de televisión?, Son los comunicadores los que deben ser más conscientes de sus efectos en la sociedad y tratar de cambiar su reputación, para que así la ciudadanía confíe en ellos y pueda ser informada con contenidos adecuados y del modo correcto; sin embargo, también es deber de los ciudadanos de exigir una mejor información. De otro modo, Camps sugiere que el ciudadano debe empeñarse en conseguir una información que sea fuente de conocimiento, pues, si la información es mediocre, entonces deberá encontrar otros modos de informarse. Además, siguiéndola, para luchar contra la mediocridad debemos ser conscientes de que los seres humanos somos, en esencia, razón y lenguaje: nuestra característica es la inteligencia, el pensamiento, el saber ver a través de las cosas y no quedarnos solo con las apariencias. Es esta capacidad la que debemos explotar para no dejarnos engañar por lo aparente de las noticias y de las imágenes que las acompañan. Respecto a la difusión de las imágenes en las que se puede ver la caída de una mujer que se suicida y no solo eso, sino que, además, los detalles de dicha caída y los rastros de sangre tras esto, es posible decir que no se está respetando a la protagonista, ni su dignidad, lo cual constituye el derecho más elemental y el más importante de todos. Usar su caso de una manera tan banal y frívola al narrar este lamentable hecho marca un “nunca más”, es decir, es algo que de ningún modo debe repetirse por no respetar a la afectada ni la susceptibilidad de los receptores. Mostrar esto puede ser un impacto muy grande para alguien que no está preparado para ver estos sucesos, y lo es más si es que se cambia de canal y se ve esto, sin haberlo querido. -----Mostrar estas imágenes evidencia que los comunicadores encargados de hacerlo no tienen criterio para seleccionar y tratar la información, no siguen principios éticos ni como ciudadanos ni como comunicadores, porque atentan contra el bienestar de la sociedad. Estas imágenes violan la paz, la tranquilidad y contaminan el ambiente equilibrado y adecuado en el que todo ser humano debe estar para desarrollar su vida; pueden generar diversas reacciones en los espectadores, haciéndolos pasar un momento incómodo que ellos no han escogido al transmitir imágenes impertinentes. Con este tipo de transmisiones, dichos comunicadores atentan contra la moral y las buenas costumbres de la sociedad. Los comunicadores, especialmente los periodistas, deben respetar no solo las normas deontológicas explícitas, sino también las implícitas, deben autorregularse y tomar consciencia de su función social para que así hagan un mejor trabajo y establezcan de una manera más adecuada los contenidos que van a difundir. Ellos tienen un deber social, el cual es trabajar por el bienestar 26


social, para orientar a los ciudadanos, mas no para manipularlos o atentar contra su susceptibilidad. En adición, deben ser muy cuidadosos y respetar aspectos tan valiosos como la vida; lo pueden hacer comenzando por dejar de lado el sensacionalismo y siendo más responsable con la ciudadanía y con el rol y misión que tienen en ella, pues la opinión pública está en sus manos. Esto, indudablemente, hará que los medios de comunicación sean más respetados y recuperen la credibilidad social. Los periodistas, a su vez, deben educar a la población, lo cual involucra que no solo se les dé lo que ellos quieren, que muchas veces es el drama y el amarillismo, sino se trata de considerar el interés público y no del público. Finalmente, me gustaría hacer hincapié en algunos aspectos que indica el Código de Ética Periodística y que son importantes en este caso porque se encuentran involucrados aspectos que aquí son considerados. El artículo 9 de dicho documento indica que el periodista está obligado a: a.- La intimidad. Respetar el derecho de toda persona a su intimidad. La vida es inviolable, Salvo el caso extremo de bien y necesidad públicos. Ellas es patrimonio moral del titular y de su familia. Quién tiene cargo público no está exceptuando de ser objeto del legítimo derecho de la información y la crítica. De parte de la prensa, si con su conducta pone en riesgo o desprestigia sus deberes de función. Considerar, siempre el valor de la persona humana. d.- La Moral.- La difusión noticiosa no debe ofender la moral, las buenas costumbres, ni perturbar la tranquilidad a quién tienen derecho los receptores y el público en general. e.- No al Sensacionalismo.- Ofrecer sin escándalo ni sensacionalismo la información necesaria sobre hechos trágicos, desagradables o que puedan lastimar las normales sentimientos humanos, ser muy cauto con la información relacionada con suicidios, violaciones y hechos negativos en los que estén involucrados, como víctimas o actores la mujer, los niños y adolescentes. No olvidar que diariamente, a cada instante, también ocurren hechos públicos que enaltecen a la persona humana y a la sociedad. Contribuir a ello, buscar y divulgar bueno la vida. ------Esta noticia es otro ejemplo de la superficialidad de los medios. Su absurda carrera contra el tiempo está convirtiendo a sus noticias en meras instantaneidades alimentadas por el morbo de la audiencia. Esta noticia sin profundidad solo ha logrado causar indignación y dolor en los familiares y allegados a esta mujer en cuestión. ¿Cómo me nutre esta "noticia"? ¿Cuál es su relevancia?, lo que me están enseñando es cómo prefieren cambiar información y cultura por mero entretenimiento, teatralidad y espectáculo; en donde el debate y la reflexión no tienen lugar alguno.

27


Es imperativo limpiar estos medios, mejorar la calidad de nuestros periodistas. Esta exigencia queda en todos nosotros. ------En una sociedad mediatizada donde priman las imágenes (y si no existen, tampoco existe la noticia), todos tienen esa necesidad compulsiva de mostrar; los medios se pelean por quién tiene la mayor cobertura. Muchas veces esta carrera mediática llega a extremos de morbosidad, como en este indignante ejemplo. Más aún cuando estas imágenes son difundidas solo por el hecho de difundirlas, fugazmente, sin la mayor intención de reflexión en la población. El triste acontecimiento del suicidio de una anciana debería ser, en todo caso, un llamado de reflexión sobre la población de adultos mayores. Sin embargo, la noticia se quedó en la simple difusión de la mujer cayendo. Hoy todo es un espectáculo fugaz, tal como la modernidad misma. Otra característica de la modernidad es la noción de ciudadanía que se tiene. Todos son conscientes de sus derechos. Panamericana Televisión podría alegar a su derecho a libertad de expresión, pero la ciudadanía no es solo exigir derechos, sino también cumplir deberes. Y quiénes tienen deberes tan importantes como los medios de comunicación. En una sociedad donde el grueso de flujo de información viene de los medios masivos de información y siendo Panamericana Televisión un canal muy sintonizado en todo el Perú, con mayor razón tiene el deber de informar no por informar, sino informar con el fin de contribuir a una mejora de la sociedad. --------Existe claramente un grave problema en los medios de comunicación y en sus receptores; sin embargo, es el espectador quien tiene la opción y el derecho de elegir que es lo que quiere ver. Pero, lamentablemente, no podrá hacerlo con facilidad si las dos tiranías que los medios imponen a los contenidos que vinculan a la tiranía de la velocidad y la tiranía del espectáculo están presentes. En esta ocasión el mostrar imágenes de un suicidio como una noticia en un canal de televisión refleja lo que llamamos tiranía del espectáculo. Aquí nos damos cuenta que el periodista es prisionero de sus imágenes, porque sabe que con ello hará que esté un paso delante de la competencia. Éste sabe además que una noticia sin imágenes no puede ser televisada ni desligada del entretenimiento puesto que ambas son dos ingredientes de la escenificación y la teatralidad que tiranizan a la información. No es escusa pero posiblemente el ver noticias como los del suicidio de una mujer puede ser producto de la nueva sociedad de la información donde los tiempos son cortos y la competencia es grande y lo prioritario es captar la atención como dé lugar. 28


Por otro lado, es el espectador quien, de cierta manera contribuye con la emisión del tipo de noticia mencionado líneas arriba, ya que suele tener problemas de desconfianza entonces provoca que le muestren las imágenes más explicitas dando rienda suelta a su morbosidad y a su curiosidad extrema que escapa de la normalidad. ------Esta "noticia" es una muestra más de que los medios de comunicación no contribuyen a dar información que genere conocimiento como fuente de poder a los televidentes. Lo que lamentablemente les importa es tener la mayor sintonía posible a partir del sensasionalismo, vulnerando derechos fundamentales del ser humano al mostrar imágenes que no contribuyen a la cultura de la sociedad, sino a su degradación debido al morbo y violencia mostrada, y no por los protagonistas de los hechos televisados, sino por quienes difunden la "noticia" con fines de "rating" dejando de lado la ética que deberían tener como comunicadores sociales. Es decir, tal y como lo diría Victoria Camps "la urgencia de competir y de captar más audiencias que ningún otro medio contribuye a recorrer al recurso del espectáculo para llamar la atención". En este contexto, es necesario que se tomen drásticas medidas para que los televidentes cuenten con información que realmente les genere conocimiento y puedan participar y cooperar en la constante construcción de la ciudadanía. En otras palabras, solo es posible que los televidentes cumplan sus deberes como ciudadanos si tienen la debida información.Si los medios de comunicación manipulan a la opinión pública con contenidos llenos de morbo como el puesto en cuestión, ¿cómo poder juzgarlos afirmando que no cumplen su rol? -------La principal función de los medios es comunicar, y brindar la información de forma concreta y concisa. Como indica Victoria Camps en su ensayo sobre la Sociedad de la información y ciudadanía que nos encontramos en una lógica donde los medios son responsables de la tiranía del espectáculo, es así como vemos que el noticiario difunde imágenes que pueden ocasionar incomodidad o dañar susceptibilidades de los televidentes tan sólo por dar la primicia del video y a la vez resaltar ese sentimiento de presentismo de la información. Por otra parte, creo que en cierto grado la culpa es nuestra, los televidentes; ya que, no realizamos acciones para que los medios de comunicación cambien en su modo de informar. Es nuestra obligación hacer que los medios cambies, tenemos que hacernos escuchar mediante distintitos medios, como éste. -------

29


Tal cual se maneja la información hoy en día en los medios de comunicación no me extraña que este hecho no haya alarmado, ni llame la atención de la gran mayoría de ciudadanos, y es indignante que las masas ya no reaccionen a este tipo de sucesos porque están acostumbradas a ellos y peor aún , son ellas, quienes, al parecer, prefieren y buscan de alguna manera este tipo de contenidos, porque es esto a lo que los medios los tienen acostumbrados y pareciera que se necesita cada vez más morbo para “entretener” al público. Los medios se han olvidado que su función es informar, educar y entretener y se han centrado sólo en ésta última, pero de manera mórbida. Se está perdiendo el respeto por aquello que se muestra, porque para el mismo público la realidad se vuelve insignificante, es decir se exige más realismo y espectáculo en estas “noticias”y el periodista juega con la realidad presentándola tan cruda como la ficción porque busca entretener y el espectador se olvida de lo que ha visto en cuanto cambia de canal o apaga el televisor. Lamentablemente los medios de comunicación han conseguido que el televidente empiece a perder su capacidad de abstracción y este tipo de sucesos no sean más que espectáculo; sería muy distinto si esto provocara en el espectador una reflexión sobre la situación de los adultos mayores en el país u otra. Este tipo de pseudo información no contribuye en lo más mínimo al desarrollo de los ciudadanos como tales. ------Como bien se menciona en el artículo, se ha realizado sin duda una "difusión malsana y cruda de imágenes" obviamente innecesaria. En mi opinión, este tipo de contenidos se difunden a través de la tv con tanta frecuencia que a veces llegar a pasar desapercibidos. Pero, como menciona Victoria Camps “el ciudadano necesita información para poder participar y cooperar. Necesita además voluntad para hacerlo" y es ahí en donde el rol de espectador juega un rol importante para la regulación de los medios y la construcción de una sociedad menos sensacionalista. No cabe duda que este tipo de prácticas es consecuencia de lo que Camps llamaría "La Tiranía del espectáculo" y la necesidad del periodista de que una noticia hable por sí sola. Concuerdo con la opinión de esta publicación y reafirmo el hecho de que estas imágenes no contribuyen en ningún sentido ni mucho menos aportan a la comprensión de la noticia, pero cuántas personas dejaron pasar por alto la crueldad de las imágenes y cuántas otras se quejaron como el televidente que generó esta denuncia, y la multa a dicho medio de comunicación. ¿Y por qué fue solo para este medio y no para todos los que se tomaron la licencia de transmitir estas crudas imágenes? Como bien se menciona en el texto de Camps, "el ciudadano no es solo sujeto de derechos, sino también de obligaciones". Mi cuestionamiento va para nosotros, los ciudadanos/espectadores/televidentes que permitimos que los medios de comunicación alteren la tranquilidad de la sociedad con imágenes crudas y de poca construcción en valores, yendo más allá de de lo presentado en este caso. Es nuestra obligación poner en alto nuestra queja y organizarnos como sociedad para realmente reclamar a favor de una sociedad más digna. 30


Si bien en la sociedad de la información hay materialmente más posibilidades de que esta se sienta más cercana a los ciudadanos, deberíamos encargarnos de hacer uso de lo que Kamt llamaría "el uso público de la razón" y forjar la "opinión pública" en base a un criterio menos subjetivo de la información y del contenido ofrecido en los medios masivos. Saludo iniciativas como la de este televidente y de CONCORTV pero hago un llamado también a difundir más los mecanismos y procedimiento legales como herramientas para que los ciudadanos podamos expresar nuestra inconformidad con los medios de comunicación y lograr juntos un ejercicio más responsable y criterioso de la misma. ------La televisión es el lugar donde, más que en ninguno otro, “el tiempo vale oro”; es lo que Victoria Camps denomina el media time. La vorágine de intereses que este conlleva es lo que hace que algunos periodistas pierdan de vista que el objetivo principal de la profesión es fomentar una adecuada participación ciudadana. Camps señala que esta realidad, donde el tiempo siempre es escaso, impide el debate y la reflexión y hace que las decisiones no puedan ser tomadas con madurez. De esta manera se privilegia el impacto, el raiting. En clases de periodismo televisivo, nos decían que la primera imagen de un reportaje debía ser la mejor, y esta era la que mayor atención del público podía atraer. Definitivamente este concepto tan gaseoso se presta, hasta cierto punto, para la publicación de este tipo de aberraciones. Ahora bien, la ética de un profesional está en él mismo, él debiera ser capaz de ejercer una interpretación correcta de este criterio periodístico. Cosas tan básicas como no trasmitir el suicidio de una persona debería ser una inferencia que en la cabeza de un periodista no debiera tardar más de un segundo. Por otra parte, hay que recalcar que este tipo de contenido no se sostiene sino con el apoyo del espectador. Y es que, como señala Camps, el espectador está habituado a consumir y a pedir “el presentismo” en los medios. Por este afán es que al momento de transmitir el instante preciso del suicidio es seguro que millones de televidentes estuvieron delante de sus pantallas. El espectador no quiere que le cuenten el antes o el después del trágico suceso, sino que quiere ver su presente, el momento exacto en el que se produjo.

31


Es vergonzoso que para ello sirva la posibilidad de la imagen en los medios de comunicación. Y es aún más deplorable, como seres humanos, que nadie del equipo de producción de ese noticiero se detuviera a pensar en la familia de la señora, y en la señora misma. La prensa europea castiga incluso que se transmitan imágenes o se publiquen fotografías de momentos en que la salud de una persona esté muy quebrantada, ya que el derecho a la privacidad en un momento tan delicado como es la muerte no se puede trasgredir. La legislación sobre los contenidos que hacen públicos los medios de comunicación en nuestro país debería no solo castigar los malos desempeños, sino buscar prevenir la reincidencia.

32


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.