Page 1

1

¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan?


Cartilla No. 1

Cartilla N°1: ¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan? El Centro Montalvo les presenta una serie de tres cartillas pedagógicas elaboradas con el objetivo de fomentar el conocimiento de lo que ocurre con los impuestos y la evasión fiscal en nuestro país. Estas cartillas están basadas en la investigación Impuestos y evasión fiscal en República Dominicana, realizada por el economista Nelson Suárez y publicada por el Centro Montalvo. La primera cartilla se llama ¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan? y ahí nos cuenta sobre el significado de todas las palabras que se usan cuando se habla de impuestos, por qué deben existir y cómo pueden ayudar a que seamos un país más justo y equitativo. La segunda cartilla, Equidad y justicia tributaria, nos explica cómo impactan los impuestos en la vida de la gente, por qué se dice que los pobres pagan más que los ricos y cómo funcionan los principales impuestos del país. La última, Evasión, otra injusticia más, desarrolla cómo se están dejando de pagar algunos impuestos, cuánto le cuesta eso al Estado y cómo nos afecta a todos y todas que algunos y algunas no paguen sus impuestos. Bienvenido a la cartilla N° 1 y no te olvides de leer las otras 2.

Contenido I. Presentación....................................................................................................................................................... 3 II. Para que nos entendamos, algunas definiciones............................................................................... 4 III. ¿Por qué debe existir un sistema tributario?....................................................................................... 6 IV. Los impuestos son viejos, pero no siempre se han cobrado de la misma manera.............8 V. ¿Cómo puede la política fiscal ayudar a reducir la pobreza?.......................................................10

Una publicación del Centro de Estudios Sociales P. Juan Montalvo, SJ. Julio 2011, Santo Domingo, República Dominicana Adaptación de contenidos: Mariana Barrenese Diagramación: Elvis González Comprés Ilustraciones: Domingo Guzmán De León

2


¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan?

I. Presentación Con frecuencia leemos o escuchamos muchos términos sobre el tema de los impuestos que nos parecen ajenos, pero que en realidad tienen que ver con nuestra vida diaria. Vale la pena conocerlos para poder discutirlos, cambiarlos, rechazarlos, o aceptarlos si es que nos convienen.

Los impuestos deben de importar al pueblo El tema de los impuestos debe interesar principalmente al pueblo, porque es el que más paga y el que menos recibe a cambio de los mismos, como veremos a lo largo de este recorrido. Los/as trabajadores/as, los sectores populares, la gente de a pie, lo deben ver de esa manera, y poner fin a la creencia de que en la discusión de los impuestos solo deben participar los políticos que están en el poder y los empresarios. En el país hay una injusticia tributaria a la que hay que ponerle fin. Cuando los trabajadores/as, la gente común, los pobres, que constituyen la mayoría de la población, comprendan que son los que aportan la mayor parte del dinero que recibe el gobierno, y que las autoridades lo gastan de una manera que no beneficia a los que más aportan; en esa misma medida van a ponerse en una actitud de reclamar justicia. ¿Cómo es que en República Dominicana, además de otras injusticias, también hay injusticia tributaria? Este es el tema fundamental que trata este folleto.

3


Cartilla No. 1

II. Para que nos entendamos, algunas definiciones ¿Qué quieren decir las palabras que siguen a continuación?

1.

Sistema tributario, comprende el conjunto de leyes y normas generales mediante las cuales el Estado establece quiénes deben pagar, por qué, cuánto, cómo, dónde, cuándo y a quién, pagar tributos o impuestos.

2.

Si oímos hablar de impuestos o tributos, debemos entender que estos son pagos obligatorios, porque al momento de pagarlos no nos dan nada a cambio, que el gobierno impone a los ciudadanos y ciudadanas y a las empresas. Esto es para que el Estado pueda brindarnos los servicios que merecemos, como por ejemplo, salud, educación, agua potable, vivienda, etc.

3.

Cuando nos hablan de impuestos directos, se refieren a aquellos que se pagan por tener riqueza, propiedades o ingresos. Sobre los salarios y las ganancias de los empresarios se aplican estos impuestos. Por ejemplo, según el Código Tributario, el impuesto sobre la renta es un impuesto direco.

4.

Si leemos por ejemplo que los impuestos indirectos son los principales en el Código Tributario, se están refiriendo a aquellos que se imponen sobre las ventas de las industrias, los supermercados, farmacias, hoteles, restaurantes, los combustibles, las mercancías que entran por las aduanas, etc. Son indirectos porque los pagan quienes compran o consumen esos bienes y servicios, no el que los produce. El ejemplo más conocido de impuesto indirecto es el ITBIS.

5.

Cuando el gobierno o el Congreso dicen que será necesaria una reforma tributaria, lo que quieren es modificar la Ley o hacer un Decreto, para aumentar o bajar los impuestos que ya existen, o para poner nuevos impuestos o sacar alguno que exista.

6.

Y si se habla de reforma fiscal, ¿de qué cosa me están hablando? Una reforma es un gran cambio. Cuando se habla de reforma fiscal se toman en cuenta los cambios en los ingresos del Estado, pero también los gastos, es decir, de dónde van a venir los ingresos y cómo y en qué se van a gastar esos ingresos.

4


¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan?

7.

A veces se habla de impuestos progresivos. Se refiere aquellos que son cada vez más altos mientras mayores son los ingresos. Significa que quien recibe más ingresos también paga más impuestos. Así debiera ser aquí, pero no lo es.

8.

Y los impuestos regresivos ¿cuáles son? Son aquellos mediante los cuales las personas dedican más al pago de impuesto mientras menos ingresos tienen, y dedican menos al pago de impuesto, mientras más ingresos reciben.

9.

¿Qué es una tasa impositiva? Veamos el ejemplo del ITBIS, sabemos que por este impuesto pagamos 16 pesos por cada cien que gastamos en compra de bienes o servicios que no estén libres de este impuesto. En este caso la tasa es 16%. Quiere decir, que la tasa impositiva es el porcentaje que se paga por un impuesto.

10.

Y la base imponible ¿qué es? Tratemos de entenderlo con el mismo ITBIS. Veamos, si usted va a una tienda a comprar una lavadora y el precio de esta es 3 mil pesos, esos 3 mil pesos es la base imponible sobre la cual se calcula el impuesto que debe pagar. Cuando vaya a pagar la lavadora, tendrá que pagar los 3 mil pesos, más el 16% de ITBIS.

El precio que pagamos por todos los bienes y servicios es la base imponible sobre la que se pagará este impuesto. Entonces, la base imponible es lo que se toma en cuenta para aplicarle “la tasa” del impuesto.

5


Cartilla No. 1

III. ¿Por qué debe existir un sistema tributario? Bueno, el Estado tiene que poner a funcionar el país y para eso necesita dinero. Tiene que gastar, perdón debe decirse invertir, en educación, salud, agua potable, jubilaciones, etc.; tiene que construir carreteras, viviendas, pagar sueldos a los funcionarios, a los/as Senadores/as, Diputados/as, Síndicos/as; pagar por la seguridad de sus ciudadanos y ciudadanas (policías, guardias). Tiene que mantener en funcionamiento los Tribunales de Justicia, entre otros. Cuando se discute el presupuesto nacional, que es donde dice cuánto dinero se va al Estado por los impuestos y en qué se lo va a gastar, tanto el Gobierno como el Congreso tienen que preguntarse lo siguiente: 1) ¿De dónde vamos a obtener el dinero? y 2) ¿En qué se va a gastar ese dinero?

-Un momento, se habla de Gobierno y Estado, ¿no es lo mismo? -Bien. Antes de continuar, una pregunta: ¿Quiere esto decir que también el CONGRESO es responsable de poner impuestos y de decidir cuánto se invierte cada año en educación y salud, por ejemplo?

-No, no es lo mismo. El gobierno administra el Estado, pero el Estado somos todos. -Así es, porque cuando recibe el proyecto de Presupuesto Nacional, tiene la potestad de quitarle lo que le parezca injusto y de ponerle lo que le parezca justo.

-¡Ah! Queda claro que cuando no estemos conformes con los Impuestos, o con lo que el Presupuesto dedica a los programas sociales, no solo debemos reclamarle al Presidente de la República, sino que también a cada Diputado y Senador.

6


¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan?

IV. Los impuestos son viejos, pero no siempre se han cobrado de la misma manera Desde hace muchísimo pero muchísimo tiempo se paga impuestos, pero su tamaño y la manera de cobrarlos han cambiado mucho con el paso del tiempo. Como prueba de su vejez, se señalan los mandatos de la Biblia para que se apartara una parte del fruto de la cosecha para mantener la iglesia y los sacerdotes. Para los griegos, los impuestos personales directos ofendían la dignidad y la libertad de los ciudadanos, pero al cabo del tiempo se dieron cuentas que el dinero de la Corona no alcanzaba para atender los gastos de toda la población. Sin embargo, querían para sus cultos religiosos, para sus fiestas y sus plazas; mucha belleza, la mejor música. Esto creó la necesidad de más dinero para llenar estos deseos. Entonces le echaron mano a los impuestos indirectos para cubrir los gastos del Estado. Así se comienza a hablar por primera vez de la relación entre ingresos y gastos públicos que hoy conocemos como presupuesto.

Desde la antigüedad se conoce que los romanos cobraban impuestos especiales a las personas de los pueblos que conquistaban para mantener sus ejércitos. Estos impuestos se conocen como estipendium y los tributum capitis. En el feudalismo, cuando los Reyes controlaban el Estado, entregaban tierra a sus siervos para que la trabajaran. De la cosecha, esa gente se quedaba con lo que necesitaba para mantener a su familia y la otra la entregaba al Rey. Así se pagaban los impuestos o tributos. Eso quiere decir que el Rey le entregaba tierras a un campesino y ¿si este cosechaba 100 libras de yuca, y de esas 100 libras su familia necesitaba 75, solo entregaba 25 libras al Rey? si, así pagaba el impuesto. Hoy día es diferente. Los impuestos como se conocen hoy, aparecen con el surgimiento del Estado capitalista, por la necesidad de este mantener funcionando las instituciones civiles y militares, y brindar cada vez más servicios a la gente, las carreteras, los puentes, los hospitales y las escuelas, pero además ha tenido que disponer de dinero para cubrir los fraudes de los bancos y las bancarrotas de las empresas. Porque hay que decirlo, cuando los dueños de los bancos se declaran en bancarrota, el gobierno cubre esos “hoyos” con los impuestos que paga el pueblo. Aquí, en estas tierras donde vivimos los dominicanos y las dominicanas, se comenzó a pagar impuestos después que llegó Colón con sus tres carabelas, en 1492. Primero lo cobraban en oro, o en cualquier metal precioso, para enviárselo a la Corona de España. Y de ahí para acá, sin parar, las cosas fueron cambiando. El gobierno tiene tanto interés por los impuestos que con frecuencia modifica las leyes para aumentarlos y para mejorar el cobro. Miren, en 1983, se hizo una reforma para introducir el ITBIS del que hablamos más atrás.

7


Cartilla No. 1 En 1992 se aprobó la Ley 11-92, para establecer un Código Tributario, mediante el cual disque se mejoró el sistema de quiénes pagan, porqué pagan, en dónde pagan, además de quiénes cobran los impuestos. Esa ley también subió la tasa del ITBIS, es decir que tenemos que pagar más todavía. En 1993 se hizo otra reforma. Se quiso hacer otra en 1996, pero el gobierno no pudo hacerlo. Luego, en 1997 se hizo otra reforma tributaria. En el 2000, se hicieron dos reformas más. Una de esas reformas fue la Ley sobre los combustibles. En el 2001 se hicieron dos. Y en el 2003, se volvió a hacer otra reforma para aumentar los impuestos. Como vemos, en los últimos tiempos, casi todos los años nos quieren poner más impuestos, sería bueno conocer con cuáles criterios quieren ponerlos y en qué se los piensan gastar.

8


¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan?

V. ¿Cómo puede la política fiscal ayudar a reducir la pobreza? Distribución de la riqueza ¿Qué es? Los/as políticos/as en el Poder y los/as economistas hablan del Producto Interno Bruto, PIB. En lenguaje llano, esto es la riqueza que cada año produce un país. El valor medido en pesos de todo lo que produce un país en un año, ese es su PIB, que es lo mismo decir la riqueza producida. Cuando se habla del PIB de un país se habla de miles de millones de pesos. Para producir hay que trabajar. Si no se trabaja no se produce riqueza. El trabajo es fundamental, porque se puede tener maquinarias y materia prima, pero alguien tiene que mover esas maquinarias, aunque sea por computadoras. Los hombres y mujeres que trabajan son fundamentales para crear riquezas. Si dice, por ejemplo, “en este año el PIB creció un 8%”, lo que esto quiere decir es que con relación al año anterior la economía creció de tal manera que si en el año pasado el PIB fue 100 mil millones de pesos, en este es 108 mil millones de pesos, lo que significa que se produjeron más cosas o cosas más caras.

¿Y qué se hace con esa riqueza? Una parte se convierte en salarios que se paga a los trabajadores. Otra, se convierte en beneficios de los/as dueños/as de las empresas y negocios. Una parte de estos beneficios, se guarda en bancos, y otra se reinvierte para hacer más grandes o más modernas a las mismas empresas. Y otra parte la recibe el Estado como impuestos.

¿Todos pagamos los mismos impuestos? Desde luego que no. Oigan esto: el Centro Montalvo hizo una investigación en el que se dieron cuenta que los trabajadores pagan más impuestos que los empresarios. Digamos que cuando el Estado recibió 10 mil millones de pesos por impuesto sobre la renta, los empresarios aportaron 4 mil millones, mientras que los trabajadores aportaron 6 mil millones. Aclaramos que no es uno a uno, sino todos juntos. Es decir, para aportar 10 mil millones en impuestos al Estado, de los beneficios que obtienen todos los empresarios, estos pagan 4 mil millones; mientras que todos los trabajadores juntos pagan 6 mil millones.

9


Cartilla No. 1 Pero resulta que, los empresarios que se ganan millones de millones de pesos, cuando le ponen impuestos lo que hacen es cargar esos impuestos a los precios de las mercancías y servicios que producen. Es decir, que a fin de cuentas, no pagan nada, porque los que consumen esas mercancías y servicios son los que cargan las consecuencias de los impuestos. Pero los trabajadores no pueden hacer nada. Ganan poco, y de eso tienen que pagar impuestos, porque no tienen a quien cargárselo ni tienen forma de dejar de pagarlos. Los trabajadores y el pueblo pagan impuestos, pero además el Estado no le da buenos servicios. ¿Y cómo pueden los impuestos servir para que esa riqueza se distribuya de una manera más justa? La política tributaria, o sea todos los impuestos que se pagan en el país, puede y debería ser un instrumento para redistribuir la riqueza en las sociedades. La economía no es algo separado de la vida de las personas, todas las cosas que se hacen tienen que ir a favor de la gente. ¿Usted quiere decir que la política tributaria puede ser un instrumento para combatir la pobreza? Exactamente, a través de la política tributaria y la política fiscal que se puede y se debe reducir la pobreza en el país.

¡Usted como que enreda la cosa! -tanto me habla de política tributaria como de política fiscal- ¿es lo mismo?

Se parecen y a veces nos la presentan como si fuera la misma cosa, pero son diferentes en algo. 10


¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan? Bueno, la política tributaria se encarga de señalar quienes pagan los impuestos, o sea, dice de donde salen los ingresos que van a manejar el gobierno. Mientras que la política fiscal además conocer de donde van a salir los ingresos del gobierno también se encarga de indicar en qué y cómo se van a gastar, cómo se van a distribuir. La política fiscal se ve reflejada en el gasto, la redistribución de las riquezas se expresa en la asignación de presupuestos importantes, grandes por decirlo de una manera clara, a la salud, educación, a la seguridad social, a viviendas populares, a pensiones, agua potable, subsidios, entre otras inversiones del Estado dirigidas a garantizar un nivel de bienestar general para las mayorías.

Pero volvamos a la política tributaria… ¡Un momento!-vamos a ver si estoy entendiendo- usted considera que cada año el gobierno debe entregarnos sobrecito con el dinero que nos toca a cada uno del reparto de la riquezas que produce el país. ¿Es eso lo que usted quiere decir verdad?

No señor, no se trata de eso. ¡Póngale atención a lo siguiente!

¿Entonces, cómo es?

El gobierno que dirige el Estado ya sabemos que necesita dinero para poner a funcionar el país, necesita ingresos. Cuando el Gobierno toma la decisión de señalar las fuentes en las cuales se van a buscar los ingresos del Estado, debe preguntarse lo siguiente: ¿a quién o a quienes le vamos a quitar más y a quién o a quiénes le vamos a quitar menos? Entonces está muy claro que una política tributaria que tenga en el centro de su preocupación combatir la pobreza le quita más a los que tienen riquezas.

11


Cartilla No. 1 ¡Pero eso no es todo! -faltan respuestas a preguntas muy importantes para saber si la política fiscal quiere repartir o distribuir con justicia las riquezas. En una palabra, redistribuir la riqueza es, además de garantizar salarios dignos a los trabajadores, cobrar impuestos a quiénes más ingresos reciben y tienen más riqueza, significa también invertir el dinero que se recibe, en los servicios sociales y la seguridad social para el pueblo.

Esto quiere decir que los que más tienen deben dar más para que se redistribuya a los que menos tienen.

12

Impuestos y evasión fiscal (Cartilla no.1)  

¿Qué son los impuestos? ¿Cómo nos afectan?