Page 1

DOVELA 12

Revista del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias. Segunda época. Año 2006

Aurelio Menéndez

historia viva a través de dos generaciones


Editorial

Un agradecido y perplejo turista ocasional

los veranos tienen unas pautas que seguimos sin protestar.

Aunque ya una cortesana egipcia se bañó en el Mediterráneo con todo el ejército de Alejandro Magno portando una faldita, no es hasta 1780 que los baños de mar se convierten en una costumbre burguesa. Son los ingleses los que inauguran este nuevo modo de ocio por razones de salud (según madame de Sevigné, experta en emociones y escritora de cartas, curaban la rabia). La llegada del ferrocarril ayudó a esos desplazamientos masivos de la época. Pero también son ellos los que acuñan el turismo con sus viajes más o menos culturales a la Italia del siglo xviii. Así pues, tenemos dos pautas inglesas, además de los deportes más populares: el turismo y los baños de mar. Pero, ¿es razonable que 11 meses de trabajo sólo tengan un mes de descanso? Y, además, ¿quién puede llamar descanso a lo que ya practican la mitad de los habitantes del planeta en masivos movimientos de personas. Personas que, en muchos casos, quedan atrapadas en aeropuertos sin poder bañarse en el mar para quitarse la rabia o, si llegan al destino, rabian mientras optan por clavar la sombrilla en la arena o en el ombligo de algo que parece un turista extranjero (¿inglés por fortuna?). ¡Qué ocasión para tomar cumplida venganza sobre los inventores de este martirio! Y todo esto ¿a cuento de qué viene?, pues de mi estancia en Ribadesella con motivo de la celebración de una Junta de Gobierno

Número 12 • Segunda época Dirección y coordinación: Pepe Monteserín Corrales Edita: Ediciones y Soluciones de Marketing C/ José Mª Martínez Cachero, 10, bajo D. 33013 Oviedo / Tel.: 902 100 567

del Consejo General de la Arquitectura Técnica, en el marco de los actos que el Colegio del Principado ha organizado por su 75 aniversario. Ocasión para el trabajo y la amistad, incluso para la nueva y sorprendente amistad. En pleno julio la playa de Santa Marina se muestra a través de la ventana como un paraíso caribeño antes de Colón. Los bañistas aparecen serenos y disfrutan de un espacioso entorno de muchos metros cuadrados (no habitacionales); la brisa despeja al observador que admira un horizonte cerrado por dos promontorios que piden ser acariciados hacia su cumbre para mirar más allá, hacia el mar de las hazañas. Montes que protegen al bañista de la inquietud del mar Cantábrico hasta un cierto punto, supongo, porque ¡vaya carácter! El paseo marítimo se ofrece al andar mañanero y, de noche, la tranquilad es tal que uno se pregunta, caminante solitario, si alguna emergencia no atendida por su despiste metabólico no habrá hecho escapar a los habitantes de las sombras iluminadas que lo bordean. Todo se ha hecho tan bien que el pueblo donde habitan los privilegiados asturianos se aparta de la playa para merecer el nombre de ribera de su famoso y descendido río. Río que aquí, en la meta, cambia de género y se hace ría amable y tentadora. Cuando se dobla el recodo asoma el casco urbano iluminado por el sol que se va con prisa sobre Somos para volver pronto sobre Cordero, promontorio en el que reside el arcano de esta tranquila zona. En efecto, sobre él apunta la primera ermita artillada de la que he oído hablar. Naturalmente estuvo artillada para la defensa de la villa, pero los muy cucos han debido callárselo y he aquí el serenísimo resultado. Y si de montes hay que hablar, los Picos de Europa se ofrecen detrás del mirón como una aparición para sus ojos que no tienen a la vista cotidiana, alturas mayores de quinientos metros raspados. Y los mira sabiendo que no los podrá caminar nunca porque la vida está llena de infinitas y estúpidas maneras de eludir lo importante. ¿Saben los turistas que algo así existe? Creo que no, y mi consejo al Colegio es que no lo divulgue. Yo, desde luego, no voy a hacerlo, porque pienso volver. Antonio Garrido Hernández Presidente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Murcia

Ediciones y Soluciones de Marketing • Director: José Álvarez Llamas • Secretaria de redacción: Cristina Díaz Castañón • Reporteros: Susana Lago, Tania Cascudo, Paula Fernández y Álvaro Villa • Fotografías: Juan Menéndez, Pablo Losada, Alejandro Badía, Pablo Lorenzana y Alfonso Suárez, • Diseño y maquetación: Pandiella y Ocio • D.L.: As-3522/90 • Imprime: Gráficas Eujoa

número doce dovela 


Sumario 6 t APAREJADOR CON HISTO-

22 t CARAS NUEVAS. Luis

viva a través de dos generaciones.

Las profesiones a veces son hereditarias, es el caso de esta familia de aparejadores que trabaja codo con codo y, por el momento, con éxito.

RIA. Aurelio Menéndez, historia

6

26 © JUAN MENÉNDEZ

© JUAN MENÉNDEZ

El hijo y la nieta del que fue el primer presidente del Colegio asturiano abren el baúl de los recuerdos y nos desvelan detalles de la desconocida vida de Aurelio Menéndez. 12 t ACTUALIDAD TÉCNICA. Cuando la realidad supera a la ficción. Una empresa privada construye en Oviedo un hotel inteligente que combina el uso de energías renovables con las más modernas tecnologías. 16 t PIEZA CLAVE. Mundo de Cristal. Las empresas constructoras apuestan fuerte por el uso del vidrio como sustituto al ladrillo y la piedra en el muro cortina. Esto motiva que las empresas del sector del cristal como Dirsa o Garvés, vivan un momento dulce. 20 t FORMACIÓN. El Código Técnico acapara atención. Las jornadas y sesiones informativas sobre la puesta en marcha del cte y la presentación del primer Curso de Formación y Perfeccionamiento de Peritos Forenses, son las dos principales ofertas formativas de este último trimestre del año.

16

26 t OTRO ÁNGULO. Hotel, dulce hotel. En la variedad está el gusto y eso es algo que se pone de manifiesto en la oferta hotelera asturiana. Como muestra un botón, el moderno Artehotel de Ballota y la Casa Roja de Cadavedo compiten en calidad y buen gusto.

© JUAN MENÉNDEZ

y Javier Vizoso. De padre a hijo.


Sumario 30 t ENTREVISTA. Gil Parrondo: la magia de construir mundos. Dos Oscar, cuatro

© PABLO LOSADA

Goyas y la Medalla de Oro de Bellas Artes, acreditan a este asturiano de 85 años como uno de los grandes del cine. En esta ocasión conversa con Dovela sobre su impecable trayectoria y sus proyectos más inmediatos. 35 t REPORTAJE. Célebres moradores. Recorremos las casas en las que habitaron algunos de los personajes ilustres asturianos, convertidas hoy en edificios de culto, mimados y protegidos. 40 t ASESORÍA. Notas sobre la reforma

© JUAN MENÉNDEZ

del IRPF que se avecina para 2007.

30

taje fotográfico que agrupa dos momentos estelares para el año colegial: la entrega de medallas en el Reconquista y la comida de fraternidad celebrada en el Pueblo de Asturias de Gijón. 47 t SEGUROS. musaat da cuenta de su Asamblea General Ordinaria y Extraordi-

© JUAN MENÉNDEZ

42 t ÁNGULO FOTOGRÁFICO. Repor-

60

naria, mientras premaat utiliza estas páginas para abordar la futura reforma de la Seguridad Social y los inconvenientes de cara al cobro por jubilación. 50 t PIEZAS SUELTAS. Concurso de pintura. La convocatoria fue todo un éxito y el premio recayó en el artista valenciano Javier Garcerá. Junta del Consejo Nacional en Ribadesella. Con motivo del 75 aniversario, fue Asturias la comunidad elegida para la celebración de este importante evento. Paisajes con leyenda. Un viaje al corazón y la historia de Pravia. Campeonato de golf. Los asturianos se hicieron con la victoria en este segundo Torneo Intercolegial. Visita a los museos. El aniversario colegial motivó la organización de pequeñas escapadas por Asturias. El disco del Colegio. Bloque al canto es el título del primer CD que graba la entidad colegial. Sobre ruedas. I Concentración de Motos para Aparejadores y Acompañantes. 60 t FACETAS. Francisco Queipo, visión en gran angular. Aparejador por casualidad, pues su primera vocación era la medicina, Queipo habla de su gran pasión, la fotografía, de sus inicios en la profesión y de su afición por la música. 66 t TOMAS FALSAS

42

número doce dovela 


aparejador con historia

El primer presidente del Colegio

Q Aurelio Menéndez fue el primer presidente del Colegio de Aparejadores de Asturias.

Aurelio Menéndez

historia viva a través de dos generaciones «Mi padre era un gran melómano. Le encantaban la ópera y la música clásica». Éste es el primer recuerdo que aflora en la mente de Juan Menéndez, al hablar de su padre, Aurelio Menéndez, el que fuera primer presidente del Colegio de Aparejadores de Asturias. Sirva su testimonio y el de su sobrina Henar para saber algo más de un hombre, responsable de que el Colegio haya cumplido ya 75 años.  dovela número doce


APAREJADOR CON HISTORIA

R Juan, su hijo, y Henar, su nieta, son testimonio vivo del recuerdo de este aparejador.

Además de la música, a Aurelio le en-

cantaba la fotografía. Henar, su nieta, conserva muchos de los efectos personales del que fuera, además de primer presidente del Colegio, primer aparejador municipal del Ayuntamiento de Oviedo. «Guardo también sus herramientas de trabajo, compases, tiralíneas... y algunos de sus libros». «Sí», añade su tío Juan, «otra de las pasiones de mi padre era comprar libros técnicos, le gustaba estar al día en su profesión». Eran tiempos difíciles para Juan y su familia. «Imagínese, mi padre murió cuando yo tenía 16 años, así que económicamente, nos quedamos en una situación muy precaria. De hecho, yo, que también tenía intención de convertirme en aparejador, tuve que dejar el bachillerato y ponerme a trabajar». Según relata su hijo Juan, Aurelio Menéndez padecía una dolencia cardíaca. Unas fiebres reumáticas le obligaban a tomar medicinas que atacaban al corazón, así que lo tenía muy delicado. «Yo de eso me enteré después de muchos años, porque me

obsesioné con si sería una enfermedad hereditaria y acudí a mi médico de cabecera. Después de examinarme y preguntarme sobre posibles antecedentes familiares, concluyó claramente que el problema de mi padre había sido culpa de la medicación que tomaba. Por tanto, me quedé mucho más tranquilo».

R Este carné acredita a Aurelio Menéndez como aparejador municipal, un salvoconducto que en su época le permitía entrar en Oviedo, bajo el permiso de los militares que custodiaban la ciudad.

DOVELA. Era bastante joven cuando murió su padre, ¿qué recuerdos guarda de él? JUAN MENÉNDEZ. Como aparejador, mi padre se formó estando ya casado. Pero conocía la profesión porque mi abuelo era maestro de obras (entonces no existía la titulación de aparejador) y mi padre iba con él a muchos trabajos. A nivel personal, en casa era bastante serio, aunque yo no recuerdo que me haya puesto nunca la mano encima, pero bastaba una mirada para ponernos firmes a mis hermanos y a mí. Recuerdo una vez, cuando yo empezaba a cortejar, que llegué a número diez dovela 


Juan Menéndez: Bastaba una mirada de mi padre para ponernos firmes a mis hermanos y a mí» casa a las 10 de la noche y me encontré con el plato sobre la mesa, pero vuelto del revés. Mi padre me miró y me dijo: «La próxima vez que no llegues a la hora, te quedas sin cenar». No fue lo que dijo, fue la forma en que lo dijo, y nunca más llegué tarde.

Colegio, yo debía tener cinco o seis años. Sé que una vez el Colegio les hizo un homenaje a mi padre y a un compañero suyo, Menéndez de Blas, que entonces era el aparejador del Catastro. D. ¿Qué más cosas conserva de su padre?

R Compases, alguna fotografía y libros técnicos que coleccionaba Aurelio Menéndez, son algunos de los enseres que Henar guarda celosamente. Es lo poco que tiene de un abuelo al que no conoció en vida.

J. M. Guardo muy pocos efectos personales suyos. Nosotros vivíamos en una casa en Prao Picón y durante la guerra civil, cuando las tropas efectuaron el cerco de Oviedo, no dejaron nada más que las cuatro fachadas. No fueron los rojos, sino que las fuerzas que defendían la ciudad, necesitaban madera y nos dejaron la casa vacía. Como le digo, conservo muy pocas cosas, entre ellas, este carné que data de 1938, en el que se acredita como aparejador del Ayuntamiento de Oviedo. De hecho, mi padre fue el primer aparejador del Ayuntamiento de Oviedo. D. ¿Sabe de alguna obra en la que haya participado? J. M. Sé que realizó muchos trabajos con Francisco Casariego y alguno tam-(✍...)

D. ¿Y por qué tardó tanto en obtener la titulación? J. M. Entonces, la vida era muy difícil y el dinero apenas alcanzaba para subsistir. Mi padre tuvo que pedirle a mi abuelo un adelanto de su herencia para poder pagarse los estudios. D. ¿Y de su labor como presidente del Colegio de Aparejadores, se acuerda de algo? J. M. No tengo muchos recuerdos de esa época porque cuando él fue presidente del

 dovela número doce

Durmiendo con un arsenal dovela. Dice que su casa quedó destrozada durante la guerra civil. ¿Qué hicieron, entonces? juan menéndez. Oviedo estaba totalmente cercada y hubo un momento, cuando llegó la llamada Columna Gallega que abrieron una salida por la parte de San Claudio. Entonces, la gente quería huir porque seguir aquí era muy inseguro. Teníamos una tía maestra en Puerto de Vega y pensábamos ir con ella. Salimos en unas camionetas hasta lo que hoy es el Centro Asturiano y desde allí teníamos que ir andando hasta Loriana (que está a unos 6 kilómetros de Oviedo). Seríamos unas 30 personas, pero mi padre, como padecía del corazón, caminaba muy despacio, así que al final nuestra familia se quedó atrás, caminando de noche por la caleya. Llegamos a Loriana como pudimos y allí nos recibió un destacamento militar que nos preguntó a dónde íbamos; le explicamos la situación, pero las camionetas ya habían salido. Entonces, uno de ellos nos dijo que esperáramos a ver si nos podía conseguir transporte y llegó una camioneta. Nos metimos allí, por la carretera del Escamplero, pero de pronto el conductor cambió de rumbo y llegamos a Grado (serían ya las dos o las tres de la mañana). Allí nos dejó en una calle y llegó un militar a preguntarnos qué hacíamos allí tirados a esas horas. Le explicamos lo ocurrido y nos dijo que fuéramos con él. Nos condujo a un local que debía haber sido un comercio, pero en ese momento estaba ocupado por soldados que dormían en el suelo. Nos llevó a una habitación, la única en la que podía alojarnos y que, casualmente, era el cuarto donde guardaban todas sus armas. Nos dijo que nos tenía que encerrar con llave, nosotros aceptamos sin rechistar, claro, y a la mañana siguiente ya pudimos coger una línea desde Grado, que nos llevara a Puerto de Vega. Pero no pegamos ojo en toda la noche. Imagínese.


aurelio menéndez aparejador con historia

R Según relata Juan Menéndez, «mi padre era miembro de una tertulia que se reunía todos los jueves en Casa Noriega, en la Plaza de la Catedral, y entonces, cada año solían realizar una excursión. La foto data de una de esas jornadas campestres. Mi padre es el tercero por la derecha, el de la fila de atrás». Q Dentro de sus funciones de aparejador municipal, estaba la de visitar escuelas, iglesias... del entorno rural ovetense. Como entonces apenas había medios de transporte, los vecinos esperaban a Aurelio en la población más cercana, con un caballo, y así lo trasladaban hasta la escuela. La imagen inmortaliza una de esas visitas.

número doce dovela 


aparejadores con historia belĂŠn fernĂĄndez amado

10 dovela nĂşmero doce


(✍...) bién con Enrique Bustelo, que eran

los arquitectos municipales. D. ¿Alguien de su familia heredó su vocación de aparejador? J. M. La heredé yo, pero no la pude desarrollar porque, al morir mi padre, nuestra situación económica era muy precaria. La pensión de viudedad de mi madre era muy pequeña y claro, para los tres hermanos que éramos no alcanzaba. Yo entonces estudiaba bachillerato, pero tuve que ponerme a trabajar. Entré en el ayuntamiento como auxiliar, ganando 333,33 pesetas. Cada vez que pienso en cómo nos las arreglábamos con tan poco dinero para vivir los cuatro, casi no lo creo. D. ¿Y con el paso de los años no pudo sacarse la carrera por libre, al igual que hizo su padre? J. M. No, porque no tenía ni tiempo ni dinero. Lo que hice fue dedicarme a prosperar en la carrera administrativa, es decir, a acceder a puestos mejores dentro del ayuntamiento. Empecé de interino, luego salieron unas oposiciones a auxiliar y las aprobé. Más tarde, salieron las de técnico y también conseguí la plaza. Y ahora ya estoy jubilado.

S La fotografía, además de la música, era una de las grandes pasiones de Aurelio Menéndez. Henar, su nieta, aún conserva dos o tres cámaras de su abuelo. Ésta es una de ellas.

R La pipa es la inseparable amiga de Juan Menéndez, quien afirma que es mucho más saludable que los pitillos y que no tiene intención de dejarla. Q Algunos de los libros que Aurelio Menéndez coleccionaba. «Solía comprar muchos libros en la librería El Carpetu, una tienda que estaba en la calle de la Rúa».

La casa perdida

Henar es la que más efectos personales de su abuelo guarda, quizá porque no le conoció en vida y de esa manera está más cerca de nuestro protagonista ausente. Ella no heredó la vocación de Aurelio Menéndez, se decantó por el Derecho, aunque «como buena géminis», según ella misma afirma, estudió también otra cosa totalmente distinta, Puericultura. Saca de una bolsa algunas fotografías, herramientas de trabajo de su abuelo y sus cámaras fotográficas. Una gran pérdida para ella, fue la casa de Prao Picón: «Cuando pasó la guerra, mi abuela reconstruyó la casa. Con el paso de los años, ya nadie vivía allí y a mí me encantaba ir a estudiar, a tomar el sol, pero

sobre todo a investigar en el sótano. Bajaba allí y encontraba unas cosas tan variopintas... para mí aquello era mágico. Además, solía celebrar mi cumpleaños en esa casa y guardo muy buenos recuerdos». Juan también lamenta que se haya vendido: «Se malvendió en unos pocos millo-

Henar Menéndez: Me encantaba ir a la casa de mi abuelo. Bajaba al sótano y encontraba todo tipo de cosas. Era algo mágico»

nes y aún no entiendo muy bien por qué había tanta prisa por deshacerse de esa casa. Afortunadamente, a nadie de la familia le hacía falta el dinero y, aunque finalmente se acabara vendiendo, si hubiéramos esperado un poco más, habríamos hecho una buena venta, pero bueno, ahora ya no hay nada que hacer». Henar insiste porque, según sus palabras, «me hubiera gustado vivir en la casa que por dos veces hizo mi abuelo. Si me llega a pillar la venta con esta edad, la hubiera comprado yo y dado su parte a cada uno». Tras la charla mantenida con el hijo y la nieta de Aurelio Menéndez, queda la sensación de haber estado hablando con él. No en vano, ellos dos son una parte suya y mientras permanezca en su recuerdo, seguirá vivo. O número doce dovela 11


actualidad técnica

Inteligencia artificial

Cuando lo real supera a la ficción Sistemas inteligentes que reconocen al usuario por sus características físicas, robots que dan la bienvenida, uso de energías renovables con coste energético cero o posibilidad de generar microclimas al gusto de la persona que ocupe la estancia. Son los hoteles del futuro, edificios medioambientalmente sostenibles que ofrecen altos niveles de calidad y de bienestar al cliente. ù Tania Cascudo 1 Pablo Lorenzana Lo hemos visto en las películas

de ciencia ficción y muy pronto será real. En Oviedo, y por primera vez en España y Europa, se está dando forma al hotel inteligente. Aún se desconoce su nombre pero sí se sabe que en 2007 abrirá sus puertas en la calle José Ramón Zaragoza, en las inmediaciones del Palacio de Congresos Princesa Letizia ideado por Santiago Calatrava.

Primeros pasos

En 1997 Lisardo Hernández, abogado de profesión, y su hermana Mariluz, economista, pusieron en marcha la promotora Proyectos Herca, que inició sus primeros trabajos en el año 1999. Cuatro años más tarde, fruto del análisis del sector, deciden buscar una salida a la innovación y nace el proyecto gemas (Gestión de un Edificio Medioambientalmente Sostenible), y la empresa Hernández Cabeza Hoteles que se encargará de la gestión del hotel. «Como empresa promotora nos dimos cuenta de que se estaba construyendo de forma manual, cuando hay otras industrias como la automovilística que están mucho más desarrolladas; entonces surgió la idea de mejorar la industria de la construcción, de hacer algo diferente», explica Lisardo, a lo que añade, «hoy en día es impensable que un coche lo hagas a mano, salvo los Rolls-Royce —y valen lo que valen— está todo automatizado; sin embargo, estas prácticas no se han trasladado a la edificación». A pesar de que esta ambiciosa iniciativa ve la luz en la actualidad, ha estado gestándose durante casi cuatro años con el apoyo y la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones 12 dovela número doce

El solar de 300 metros cuadrados está entre dos edificios en la calle ovetense José Ramón Zaragoza.

Científicas (csic) y en concreto del Instituto de Automática Industrial (se encarga del diseño de sistemas de inteligencia artificial y medioambiental, aplicación de nuevos materiales y desarrollo de un concepto integral de energías renovables) y el de Cerámica y Vidrio (se ocupa del desarrollo de nuevos materiales), liderados por el investigador Domingo Guinea que conjugaba en sus investigaciones, arquitectura, energía y automatización. Hernández explica que acudieron al equipo de Guinea porque ya trabajaba en la misma línea, y con la misma intención de «dotar de nuevas tecnologías a la vivienda, ya que hoy uno se compra un coche y vienen con ordenador de a bordo, cierre centralizado, climatizador…en cambio te compras una vivienda y no tiene absolutamente nada». En este sentido, añade este abogado enamorado de la construcción, que «cuando un comprador va al concesionario a comprar un coche puede preguntar por el gasto del vehículo, pero en cambio cuando compra un piso nadie pregunta lo que gasta». Para Hernández es importante cambiar conceptos y también hay que concienciar a la sociedad y a la administración pública de la necesidad de ahorro. «Se están construyendo viviendas sin parar y siguen consumiendo lo mismo, siguen siendo ineficientes energéticamente igual que hace 10, 20 y 30 años. Sólo han mejorado en aislamiento, pero se sigue malgastando el agua caliente y


R En estas imágenes virtuales cedidas por el CSIC se aprecia la ubicación y la distribución interna del hotel.

no se recicla nada», indica. Además, añade, «en un edificio, gastes o no, te van a cobrar un mínimo de agua. Habría que establecer consumos reales. Ése es el error, se subvenciona que produzcas más energía, cuando las autoridades deberían impulsar el ahorro».

Los pilares del edificio

Ahorro energético, mayor confort y control de procesos con seguridad gracias a automatismos son los tres retos de esta edificación que cuenta con un presupuesto inicial de 1,85 millones de euros. «No sabemos cuánto se va a incrementar ese presupuesto ya que sólo se ciñe a la construcción, no se computa el coste del suelo, ni el mobiliario, ni los robots… Sólo el edificio con las preinstalaciones para conectar los aparatos», explica Hernández. Junto a Hernández trabaja el aparejador responsable de la obra, Venancio Lafuente quien explica que «intentamos integrar los nuevos elementos en un proyecto económicamente viable». Este profesional ha trabajado en zonas del sur donde asegura que se aprovecha más la energía, aunque, puntualiza, «la calidad de los edificios es mejor en el norte». En lo que se refiere al ahorro energético se pretende alcanzar el coste cero y el menor consumo de materias primas, para ello se dotará al edificio de robots captadores de energía solar térmica y fotovoltaica (generación de fuerza electromotriz por la acción de la luz), robots captadores de energía eólica, sistemas de captación de energía geotérmica, pila de hidrógeno generadora de energía y un sistema de captación, aprovechamiento, reutilización y reciclado de agua. «Es sencillo, en el caso de la energía solar, en lugar de tener unas placas solares fijas, las

Lisardo Hernández: El hidrógeno es el futuro y el hecho de que sea el primer edificio en incorporar este sistema, nos llena de orgullo» instalamos sobre robots, de modo que simulan a un girasol y rotan en función del sol», concreta Hernández. Para Lafuente, «es necesario buscar una tecnología que no derroche tanto, que no se deshaga del sobrante». En cuanto a la pila de hidrógeno el director de Hernández Cabeza Hoteles, asegura que es uno de los principales avances: «el hidrógeno es el futuro y el hecho de que sea el primer edificio en incorporarla, nos llena de orgullo».

De R2-D2 al robot del futuro

Un paso más hacia el futuro supone dejar ciertas actividades más peligrosas para el personal, en manos de máquinas, robots que se ocuparán, por ejemplo, de la limpieza de la fachada de los cristales exteriores. «Los peligros que conllevan determinadas operaciones se pueden evitar con medios robotizados», indica Lafuente. En este apartado se engloban los aspectos destinados a mejorar el confort del edificio: inteligencia artificial y respetuosa con el medio ambiente que permitirá la creación de microclimas número doce dovela 13


Lisardo Hernández, director de Hernández Cabeza Hoteles

«El 50 por ciento de la energía va a estar siempre cubierta» Lisardo Hernández ve como su sueño

se hace poco a poco a realidad. Con mucho tesón y esfuerzo pero pasito a pasito el proyecto que ideó con su hermana hace cuatro años va tomando forma. Con ilusión nos desgrana los secretos del que será el hotel más avanzado de Europa. DOVELA. La idea es… LISARDO HERNÁNDEZ. La de un edificio medioambientalmente sostenible y a parte de la automatización que lleva, también es muy importante el tema de la energía, que la vivienda ahorre el máximo posible de energía. D. ¿Es habitual este tipo de colaboración entre construcción y centro de investigación? L. H. No. En otros ámbitos sí, en la construcción que yo conozca, no. D. ¿Por qué en Oviedo? L. H. Porque somos de aquí y teníamos solares aquí. D. ¿Tienen apoyo municipal? L. H. El equipo de gobierno y el alcalde de Oviedo ni nos han recibido, pasan olímpicamente del proyecto, incluso un concejal nos dijo que teníamos que haberlo hecho en otra ciudad. Lo hicimos aquí porque la empresa

está aquí, pero viendo los obstáculos que tenemos nos arrepentimos. Sin embargo, con las autoridades del Principado sí que tenemos buena sintonía. La viceconsejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, nos ha apoyado mucho en el proyecto. El Principado tuvo que retirarle las competencias urbanísticas al Ayuntamiento porque llevábamos siete meses con la licencia de obra solicitada y no nos daban el permiso. D. ¿En qué medida los automatismos sustituirán al personal? L. H. Pues en casos puntuales… Hay gente que cree que no habrá nadie en recepción, pero también se imaginan robots con forma de humanoide que te van a chequear a la entrada. Tiene que haber gente y hay que crear robots que ayuden al personal, pero sólo en determinadas tareas, de momento es inviable sustituir a las personas. D. ¿El hotel está preparado para no quedar nunca sin energía?

al gusto del huésped, robots de cortesía y orientación al cliente, y robots de limpieza. Explica Hernández Cabeza que lo que más llama la atención es el robot de cortesía porque «la gente se imagina a R2-D2 recién salido de la Guerra de las Galaxias, dando la bienvenida» y continúa diciendo que «los robots pueden ser de muchos tipos, es simplemente un elemento automático que hace unas labores automatizadas». Uno de los aspectos más interesantes es la posibilidad de crear microclimas jugando con la humedad y la temperatura, ya que «suele pasar que llegas a un hotel y las estancias están a una temperatura igual para todos y no te ofrecen posibilidad de maniobra». Los investigadores estudian la posibilidad de que el sistema almacene los datos del usuario y que si regresa al hotel, le reconozca y reproduzca el microclima que había escogido en su anterior visita. Para 14 dovela número doce

P Lisardo Hernández en las instalaciones de la empresa en la calle Silla del Rey, de Oviedo. S Este aparejador coruñés, Venancio Lafuente, es el encargado de poner en pie este hotel pionero en Asturias.


cuando lo real supera a la ficción actualidad técnica

«De momento es inviable sustituir a las personas» L. H. Pues no, piense que la energía que recibimos del sol es de 1.300 Kw. por metro cuadrado y día, y una casa con 5 Kw. funciona. Sólo con aprovechar la energía que da el sol habría suficiente, por lo que no tenemos preocupación por que se vaya a quedar sin

energía, el problema es que seamos capaces de maximizar la captación de esa energía. Puede pasar que en invierno necesites más energía, pero no que te quedes sin ella. Siempre el 50 por ciento de la energía va a estar cubierto y en las situaciones más desfavorables. Ade-

Lafuente, que en su día dirigió las obras del Centro de Seguridad Marítima Integral Jovellanos de Gijón, cuando esta tecnología comience a aplicarse a la vivienda será muy positiva de cara a la salud de las personas ya que «por ejemplo alguien que tiene reuma estará mejor controlando la humedad y la temperatura de la sala, lo mismo pasa con los asmáticos o los alérgicos».

Un lugar seguro

La seguridad y el control de los huéspedes es otro aspecto en el que se está trabajando para poder responder con mayor eficacia a situaciones de riesgo. Los tres aspectos que los investigadores están matizando son el de la identificación biométrica y localización tridimensional del personal del hotel, el de la automatización integral del edificio y el del control y mejora de la seguridad y el consumo energético.

más, también está la pila de hidrógeno como generador auxiliar. D. ¿Cuál es el objetivo final de este edificio piloto? L. H. Intentamos que toda esta integración se pueda aplicar a una vivienda y que el coste no aumente en la edificación. Hacer este prototipo lleva años de I+D y cuesta mucho más, pero luego la idea es aplicar toda esta tecnología en viviendas convencionales. D. ¿No habrá riesgos para el usuario? L. H. Por supuesto que no, además está todo conforme a una normativa de seguridad. Al revés, el cliente va a estar mucho más seguro en este edificio. D. Y el precio a nivel usuario, ¿será el mismo? L. H. Sí, incluso lo que pretendemos es que si el edificio consume menos energía y el coste de explotación es mucho menor, pues que eso repercuta en el precio final para el usuario. D. El cliente, ¿sabrá manejar toda la tecnología disponible en el hotel? L. H. Sí porque lo que pretendemos con el proyecto es que tú tengas toda la información disponible en la pantalla de la televisión y que sea todo muy sencillo de usar. Aunque aún está sin concretar, el usuario podrá conocer el consumo de su habitación o adecuar la temperatura y la humedad a sus necesidades creando un microclima a su gusto. D. ¿Para cuándo empezarán a proyectar las viviendas inteligentes? L. H. Aún tenemos que perfeccionar este proyecto. Además, no solamente queremos aplicar toda esta tecnología a viviendas nuevas sino que queremos aplicar estos sistemas a las viviendas que ya están construidas. El casco antiguo de las ciudades debe rehabilitarse integrando estas nuevas tecnologías a un coste razonable.

La identificación biométrica genera problemas para los investigadores por la dificultad para hallar el sistema más adecuado. «Primero pensamos en la huella digital o el reconocimiento del iris, pero traían problemas y lo que buscamos es un sistema cómodo de identificación y que no se estropee con facilidad. Entonces, analizando diferentes partes del cuerpo, como el peso, la altura, la cara…, consigues una fiabilidad alta. De todos modos hay alguna dificultad: por ejemplo, si una mujer coge a un niño en brazos, el peso varía y el sistema no la identifica. Digamos que hay que conjugar varios elementos y aún se están haciendo pruebas». Lo que sí es seguro es que este proyecto se convertirá en un hotel futurista con cuatro estrellas, 12 plantas y 41 habitaciones, y que abrirá sus puertas el próximo año para cautivar a propios y a extraños. O número doce dovela 15


aparejador PIEZA CLAVEconMateriales historia constructivos Fernando León

Baidal

Cristalera de la empresa Garvés en el edificio que alberga las instalaciones centrales del grupo de transporte Casintra.

El vidrio se lleva. Su importancia en la construcción es tal que se considera el material que más ha evolucionado en los últimos años y que más sigue desarrollándose en este campo hoy en día. Si hace siglos (y todavía hasta hace poco en los pueblos) los huecos se reducían al mínimo, en estos momentos nos encontramos ante el extremo opuesto: el auge del muro cortina, donde el ladrillo o la piedra han sido sustituidos en las fachadas por el vidrio. ù Álvaro Villa.

Mundo de cristal Asturias no es ajena a esta tendencia y

prueba de ello es la existencia de grandes empresas del sector en la región. Mientras que en Avilés se encuentra la fábrica de Cristalería Española, que elabora la materia prima, en la creación del producto final tenemos a Dirsa y Garvés, dos de las más importantes empresas del sector asturiano, que trabajan en todo el territorio nacional y en el extranjero. Ambas son reconocidas por constructores y aparejadores por su calidad en suministro, su cumplimiento y la seriedad en el trato. La historia de Dirsa es un buen ejemplo de los avances de un sector en constante renovación. Esta empresa se fundó como droguería en 1932. En sus tiendas se vendían jabones, productos de limpieza y vidrio que se cortaban a medida en el mismo estable16 dovela número doce

cimiento. Los trabajadores de la empresa fabricaban artesanalmente los espejos. Dirsa conserva hoy tres perfumerías en Oviedo, y además vende vidrio al por menor en sus tiendas de Oviedo, Gijón, Avilés y La Felguera. Sin embargo, sólo diez de sus ochenta trabajadores se dedican propiamente a perfumes, mientras que el resto se ocupa en los distintos escalones de la fabricación y comercialización de ventanas y vidrios. Pedro Fernández, aparejador, es su director comercial y es el responsable, junto a todo el equipo de dirección técnica y administrativa, de la competitividad alcanzada por la empresa en los últimos años. Eso, pese a que no llegó hasta el año 2000 a un mundo desconocido en aquel momento para él: hasta entonces había hecho oficinas de la Caja de Ahorros

por toda Asturias y, con anterioridad, fue vendedor de pisos. Desde Dirsa, Pedro Fernández ha seguido trabajando con Cajastur, esta vez ocupándose del aluminio y la cristalería de un gran número de oficinas de la Caja en todo el territorio nacional. Esta empresa ha montado también la cúpula del Auditorio de Oviedo, la vidriera del reloj de la estación de Renfe de la capital, el concesionario Mercedes Adarsa Avilés o la nave logística del grupo Temper, en Llanera, entre otras muchas obras. Quien tampoco conocía el mundo de la cristalería antes de trabajar en él es Juan Antonio Carretero, gerente de Garvés. Desde que llegara a la empresa en 1980 ha experimentado todos los cambios vividos por el sector. «Garvés nació en 1972 como cristalería. Entonces la carpintería era de madera.


APAREJADOR CON HISTORIA

No se usaba aluminio y el acristalamiento era sencillo. La evolución desde entonces ha sido espectacular», explica Carretero, que con Garvés es responsable de la colocación de la cristalería de edificios como el Palacio de Justicia de Oviedo, el edificio de la once, también en Oviedo o el interior de los nuevos juzgados de Gijón.

Doble acristalamiento

El primer paso de esta evolución se dio a mediados de los años ochenta. «Al principio se montaba un segundo vidrio sobre el que ya había, adaptando el marco para soportar este elemento extra. Nosotros fuimos los primeros en Asturias en poner un vidrio encima del original y crear el doble acristalamiento», explica Carretero. Sin embargo, el gran salto llegó cuando apareció Climalit, marca de Cristalería Española para el doble acristalamiento con cámara de aire. Este sistema es ya obligatorio en la construcción de edificios de viviendas, por lo que su importancia se ha disparado, marcando un antes y un después en las cristaleras. «Climalit ha tenido una incidencia importantísima en la cristalería», explica Pedro Fernández. «Desde entonces el oficio de cristalero ha perdido una parte importante de su actividad debido a que las empresas tradicionales no pueden fabricar este producto. Climalit se encarga del tamaño que se necesita y luego se monta en los marcos que nosotros hacemos».

El muro cortina

En la época en la que llegó el doble acristalamiento a la construcción, hizo su aparición el muro cortina. Su generalización se produjo al mismo tiempo que la carpintería de aluminio moderna. «Fue un momento en que todos los materiales, de cualquier sector, mejoraron mucho. El fenómeno no fue exclusivo de la construcción», según Pedro Fernández. Esta nueva carpintería y el sistema Climalit permitieron un aislamiento térmico sin el cual las grandes fachadas cubiertas de vidrio que encontramos en edificios de oficinas generarían un gasto energético descomunal. Aunque en algún caso se pone muro cortina sin doble acristalamiento, esto no es lo más frecuente. En edificios de viviendas y oficinas, además, las normas obligan a tener un buen aislamiento. «Desde hace unos años», explica José Antonio Carretero, «no se plantea la construcción, sea pública o de oficinas, que no

RR Una obra ejecutada por Dirsa en pleno centro de Oviedo. R La sede de la empresa de automatización Phoenix Contac en la Granda (Siero) contó con el trabajo de Dirsa para la ejecución de su edificio central. Q La cristalera del emblemático edificio de La Jirafa en Oviedo, fue obra de la empresa Garvés.

tenga tendencia al muro cortina». En oficinas, dice Víctor Manuel Álvarez Antuña, arquitecto técnico y jefe de producción de la constructora Arboleya, «se va mucho al muro cortina. Interesa realzar las fachadas y el vidrio lo logra». Pero en este caso, apunta Carretero, «no se plantea el vidrio totalmente transparente, porque deja pasar demasiado calor». Esta tendencia en la construcción tiene visos de mantener su importancia tal y como lo ha venido haciendo en los últimos años, pues también las naves industriales y los concesionarios de automóviles se han incorporado a la tendencia y son, según Pedro Fernández, quienes más gastan actualmente en vidrio.

El control solar

La elección del vidrio para el muro cortina supone estudiar el gran abanico de posibilidades que se abre. En estas fachadas,

el contacto del interior con el exterior es máximo, por lo que hay que redoblar el esfuerzo para minimizar el intercambio de energía. Para proteger del frío se utiliza el doble acristalamiento. Para proteger de la radiación del sol, cuyos efectos podrían ser insoportables en los días claros, aparece el control solar en el vidrio. Este sistema se logra mediante la incorporación de una capa metálica en las caras interiores del doble acristalamiento, las que miran hacia la cámara de aire, que rechaza parte de la radiación del sol. La capa puede ser más o menos transparente en función de su composición. Cuanto más oscura sea, más se reduce la entrada de la energía solar, menos molesta el sol en el interior y menos se tiene que gastar en aire acondicionado. Sin embargo, la cantidad de luz que entra a través de los vidrios, como es lógico, se reduce. Y aún aparece otro factor: el vidrio laminar. Como explica Víctor Manuel número doce dovela 17


PIEZA CLAVE MUNDO DE CRISTAL

La mueblería Ornia luce una cristalera obra de Garvés.

Álvarez Antuña: «En el muro cortina lo más normal es poner vidrio Climalit de seguridad, es decir, Climalit con vidrio laminar. Al utilizarse grandes ventanales, el peligro de rotura y accidente es mayor y es necesario templar el vidrio (una vez templado se rompe en pequeños pedazos, como las lunas de los coches) o colocar vidrio laminar. Luego se les da color y se hace que sean reflectantes».

18 dovela número doce

Las posibilidades son grandes, pero como señala Fernández, «el muro cortina es la piel del edificio. Es la fachada y hay que implicarse mucho con ella, vestirla y ponerla bonita, pues si se escoge es fundamentalmente por estética».

Carpintería de ventana

En paralelo a la evolución del vidrio, la carpintería de ventanas se ha modernizado

de manera notable. El uso del aluminio en el sector se ha generalizado, lo que ha motivado una pequeña revolución para las cristaleras, sobre todo a partir de los años ochenta, cuando se produjo una importante mejora de los materiales. La durabilidad del aluminio y el hecho de que su uso se convirtiera en una seña de modernidad propiciaron el arrinconamiento paulatino de la madera. La facilidad de manejo del aluminio respecto a éste material llevó a cristaleras como Dirsa y Garvés a incorporar a sus talleres una sección para construir ellos mismos las ventanas. Estas carpinterías compran barras de aluminio de seis metros de longitud que traen el perfil ya conformado, con el elemento de ruptura de puente térmico incluido. Tan sólo hay que cortarlas y ensamblarlas para crear la ventana que se desee. Se añaden los cierres y ya se pueden llevar a la obra para ser montadas. El método de trabajo es siempre el mismo sean cuales sean los materiales y las calidades. «Hay mucha carta de acabados, incluyendo imitación madera, madera-aluminio, aluminio-madera...», explica Carretero. También hay muchas calidades, aunque la gama más económica que se usa en construcción de viviendas cumple los


estándares mínimos exigidos. Alumafel representa la calidad media. Technal, la alta. Son las dos que más se trabajan. Tanto Dirsa como Garvés las utilizan, aunque esta última coloca también Schüco, la más cara, que aporta diferentes soluciones pero cuyo precio limita mucho la demanda.

El aparejador en un mundo de cristal

A la hora de diseñar un edificio, especialmente cuando se opta por el muro cortina, la elección del vidrio resulta compleja. En muchos casos, el director de la obra es un La carpintería de aluminio, ya sea para proaparejador y tiene la capacidad de decisión sobre el producto final a utilizar. «Como mociones de viviendas, naves industriales, jefe de obra», explica Manuel Álvarez Antuña de Arboleya, «el aparejador toma como edificios de oficinas o viviendas unifamiliareferencia las calidades descritas en la memoria técnica. Sobre esa base busca empresas res, ha experimentado también un imporque hagan ese tipo de vidrio y el sistema de ventanas requerido. Se escoge mucho en tante cambio en lo que a función del precio, que es muy valos métodos de trabajo riable y al final resulta decisivo. Las se refiere. Si bien hasta empresas, además, no dan siempre hace unos años la carlos mismos precios, pues depende pintería se realizaba en del momento y del volumen de trala misma obra, en espebajo que tengan». cial cuando se colocaba En caso de presentarse dudas, la muro cortina, la tenrecomendación del jefe de producción dencia actual es a reade Arboleya es «recurrir a los profelizar la mayor cantidad sionales. La empresa suministradora de trabajo posible en (Garvés o Dirsa, entre otras) es quien los talleres de las crismejor te puede informar de las condiEl director general de Dirsa, Pedro Fernández, taleras para luego llevar ciones del vidrio, pues está especiaindica que con el aparejador se trabaja muy bien los marcos preparados, lizada. Con ella se estudia el grosor porque es un gremio muy exigente. los cristales cortados y del vidrio y de la cámara, el color y las

Trabajo en el taller de carpintería

montarlo todo in situ. «El trabajo de taller es mucho más controlable», explica Pedro Fernández, «pues se puede manejar mejor el tiempo de realización de las ventanas. En las obras, sin embargo, la gran cantidad de oficios que trabajan en ellas hace que, en ocasiones, nuestros operarios tengan que estar esperando a que otros trabajadores terminen de hacer sus labores para poder empezar ellos».

Carpintería de perfiles finos

En la carpintería se da mucha importancia a la estética. La tendencia actual es al minimalismo y a la simplicidad, a reducir la carpintería y aumentar el tamaño del cristal: «Se trata de que se vea poco, de que esté muy estudiada y tenga pocas secciones. Esto es lo que más se lleva y lo que más cuesta». Álvarez Antuña resume de este modo la tendencia en carpintería: «En Asturias estamos muy condicionados por la humedad y hay que poner carpintería de aluminio con rotura de puente térmico. Se colocan también ventanas de madera, pero lo más normal es aluminio o aluminio-madera. En cuanto a los colores, hay de todo: plata, anodizado en el color natural del aluminio, verde, gris o color bronce. También hay muchos tipos de acabado. Pero el menos común es el lacado en blanco». El mundo del vidrio es complejo y está sujeto a muchas tendencias. En este repor-

demás variables posibles». Lo mismo ocurre con la carpintería. Buen ejemplo de la experiencia del trabajo que con el arquitecto técnico tienen las empresas lo da Pedro Fernández, de Dirsa: «Con el aparejador se trabaja muy bien. Es un gremio muy exigente, pero sabe de qué habla y es consciente de lo que puede y de lo que no puede pedir. En muchas ocasiones, el arquitecto técnico tiene margen de maniobra, pues la dirección facultativa marca las vías, pero el proyecto nunca está cerrado del todo».

taje hemos hablado de las más comunes: el doble acristalamiento, ventanas en viviendas, muros cortina en oficinas, naves industriales y concesionarios de automóviles y vidrios de seguridad. Tratar el tema del precio es casi imposible. Ninguno de los participantes en este reportaje se quiso aventurar. A más vidrio, más sube el precio. El muro cortina es lo más caro y a más elementos añadidos (doble acristalamiento, seguridad, control solar...), más sube el coste. Cuanto más discreta y estéticamente simple sea la carpintería, siempre que mejore sus comportamientos mecánicos y sus prestaciones de aislamiento, más cara es. Además de estos elementos, están tam-

R Esta vivienda unifamiliar de Gijón contó con los servicios de Dirsa para la colocación del vidrio logrando una construcción atractiva y luminosa.

bién los lucernarios, las bóvedas de cristal, las vidrieras o incluso la tabiquería de cristal, usada masivamente en decoración. El futuro, además, pasa por incorporar las placas fotovoltaicas a los edificios y Cristalería Española ha creado ya una buena solución: dos planchas de vidrio con una placa fotovoltaica entre ellas. Algunas marcas de carpintería de ventanas, como es el caso de Schüco, ya las están montando con resultados sorprendentes. número doce dovela 19


formación

Inquietudes del sector

El Código Técnico acapara la atención La entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación ha obligado al Colegio a poner en marcha los medios necesarios para que los colegiados estén al día y no tengan dudas sobre esta nueva normativa. Paralelamente siguen en marcha cursos de interés para el colectivo como el de Coordinador de Seguridad que ya alcanza su novena edición. Por Tania Cascudo. Fotografía: Alfonso Suárez Q El experto en oratoria, Ángel I. Lafuente, explica a los aparejadores las técnicas idóneas para hablar con eficacia. S El Gabinete Técnico del Consejo General de Arquitectura Técnica de España, representado por la aparejadora Inmaculada Martínez (a la izquierda de la imagen), impartió una sesión informativa sobre el cte.

responsabilidades y, en general, va a incidir en la calidad de la edificación». Además de la información recabada por la Comisión asturiana, el pasado 11 de mayo tuvo lugar en el Colegio una concurrida charla en la que uno de los miembros del Gabinete Técnico del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España, Inmaculada Martínez, se encargó de presentar las novedades del cte.

Desde que el pasado 17 de marzo

el Consejo de Ministros aprobó el Código Técnico de la Edificación (cte), los representantes del colectivo de aparejadores y los mismos profesionales se preocupan por estar al día de las novedades para adaptarse a las nuevas necesidades y las exigencias legales. En Asturias se formó una Comisión de cuatro miembros —Eduardo Bárzana, Manuel Argüelles, José Luis Sambade y Urbano Pastrana— encargada de acudir a las reuniones en Madrid y de poner al día a los compañeros asturianos sobre el desarrollo y puesta en marcha de cada una de las normativas del cte. El vocal de Relaciones Colegiales, José Luis Sambade, explica que a lo largo del 20 dovela número doce

Novedades

año se irán incorporando nuevos aspectos que paulatinamente pondrán en marcha esta nueva normativa. Las primeras normativas serán la de Seguridad contra incendios y la de Ahorro de energía. Sambade indica que «el Código va a significar un cambio en la manera de construir, delimitará las

Por otro lado, entre el 6 de octubre y el 25 de mayo del próximo año se desarrollará en el Colegio, un Curso de Formación y Perfeccionamiento de Peritos Forenses. Según su organizador, el contador colegial, Manuel Argüelles, se trata de un curso pionero en Asturias, que «ha nacido por iniciativa conjunta de magistrados y técnicos, al comprobar los problemas existentes en la Pericia Judicial, y pone de manifiesto que somos un colectivo abierto a la sociedad y dispuesto a colaborar». El curso, de 152 horas lectivas que se desarrollarán en jornada de tarde los viernes de 17.00 a 21.00 y un jueves al mes en el mismo horario, pretende crear una lista de peritos forenses cualificados y está abierto tanto a Arquitectos Técnicos como a Ar-


«Los colegios profesionales serán quienes asuman el compromiso de la formación» Inmaculada Martínez pertenece al Gabinete Técnico del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España y, desde hace cinco años, se ocupa del control de ejecución de obras como técnico especializado en control de estructuras de hormigón armado. Asegura que en la actualidad su labor ha adquirido un matiz más teórico y representa al Consejo fuera y dentro de España en el seno de asociaciones europeas que analizan aspectos técnicos del sector. Hace unos meses estuvo en Asturias para poner al corriente a los colegiados asturianos de las últimas novedades en el Código Técnico. Dovela ha hablado con ella y esto es lo que nos ha contado sobre la nueva normativa. dovela. ¿Por qué es importante el Código Técnico para la profesión? inmaculada martínez. Es importante porque pretende dar una respuesta moderna y cohesionada con la normativa europea, a un estado de nuestra normativa que era muy disperso y difuso, permitiendo además que sea un documento vivo, de modificación sistemática. El problema es que el documento no está completo, por un lado,  porque faltan algunos documentos básicos como los referentes a protección frente al ruido y accesibilidad; y por otro, porque no ha sido posible, por el momento, incorporar una serie de regulaciones que están en el ámbito de otros ministerios y que hacen referencia a la edificación. d. ¿Los profesionales están suficientemente preparados para adaptarse a los nuevos cambios? i. m. Por supuesto, lo que no quiere decir que no vaya a ser necesario un esfuerzo de conocimiento y de formación. Entre otras cosas porque el cte, en diferentes documentos básicos, establece una serie de criterios de ejecución y mantenimiento y, para ello, la formación específica de los profesionales es básica. En ese sentido, los Colegios Profesionales serán quienes asuman el compromiso de la formación, fomentando la investigación aplicada. d. ¿Cuesta hacer comprender a los veteranos la necesidad de un cambio en el modo de trabajo? i. m. Quizá les cueste algo más que a los nuevos profesionales, pero realmente es un proceso natural y humano. No obs-

quitectos, Ingenieros y profesionales vinculados con la Edificación, las Valoraciones y la Prevención de Riesgos Laborales. El objetivo de la materia impartida perseguirá la superación de las lagunas formativas que impone la Ley de Enjuiciamiento Civil, al incluir el Dictamen de Peritos en las pruebas de procesos judiciales. Los alumnos adquirirán conocimientos útiles para la elaboración de los dictámenes periciales y para su correcta exposición oral ante los órganos pertinentes. Otro de los atractivos de este ciclo formativo, es la intervención de notables

Inmaculada Martínez en un momento de su intervención.

tante, con respecto a las funciones del Arquitecto Técnico como Director de Ejecución de la Obra, nuestro trabajo va a ser el mismo de siempre, la única diferencia es que deberemos documentar y entregar en el Colegio el trabajo que ya hacíamos hasta la fecha pero que nadie nos pedía que documentáramos. d. En su charla en Asturias ¿cuáles fueron las principales dudas de los colegiados? i. m. Las dudas fueron de todo tipo, sobre todo hubo mucho interés por todos los aspectos relacionados con el documento básico de Ahorro de Energía, en concreto con la necesidad de disponer de paneles solares térmicos de baja temperatura para el calentamiento del agua, de forma que entre el 30 y el 70 por ciento de la demanda de agua caliente sanitaria esté cubierta por este sistema de paneles. d. ¿Qué impresión se llevó de los colegiados asturianos? i. m. La impresión fue muy positiva, entre otras cosas por el interés que mostraron, el cual pudo cuantificarse por la cantidad de preguntas que se formularon y que prolongó la jornada.

profesionales de las ramas jurídica, técnica y científica.

Otros cursos

El Colegio sigue volcado también con la formación en materia de seguridad y por eso continúa incluyendo en su oferta el Curso de Coordinadores de Seguridad que ya atraviesa su novena edición. Pero si un curso ha tenido éxito de público y de crítica, ese ha sido el de Cómo hablar siempre con eficacia, impartido por el director del Instituto de Técnicas Verbales, Ángel I. Lafuente. Los días 3, 4 y 5 de mayo un gran número de

aparejadores aprendieron las técnicas adecuadas para expresarse con claridad. Para Sambade éste fue «interesantísimo, con bastante éxito y habrá que repetir ya que todos los asistentes quedaron satisfechos del resultado y, sobre todo, porque es una materia muy importante para nosotros». Entre los objetivos planteados por el curso estaban los de dominar la improvisación, controlar los coloquios, retener la atención en los oyentes, aprender a organizar las ideas y fortalecer la personalidad como base para una comunicación eficaz. O número doce dovela 21


caras nuevas

De padre a hijo

Luis y Javier Vizoso Desde hace un año Luis y su hijo Javier trabajan codo con codo en el estudio privado que tienen en Gijón. A pesar de la diferencia de edad y de experiencia, comparten ambiciones y sus puntos de vista coinciden a la hora de analizar la profesión de aparejador. Además, ambos tienen claro que hacen lo que les gusta, y es que de tal palo… ù Paula F. Suárez 1 Juan Menéndez

22 dovela número doce

A sus 58 años, Luis Vizoso dice vivir el

momento más dulce de su carrera como aparejador. Este madrileño de ascendencia asturiana y que ha desarrollado la mayor parte de su profesión en nuestra región ha puesto en marcha en Gijón 3VG Teccon, un estudio de Arquitectura Técnica al que se ha incorporado su hijo Javier. Así, a la amplia experiencia profesional y los sólidos conocimientos de Luis se ha sumado la juventud y las ganas de trabajar de Javier, que recientemente ha recibido la medalla de ingreso en el Colegio. Javier Vizoso no tuvo dudas a la hora de elegir entre una u otra carrera. «Tenía claro que sólo quería hacer esto porque era lo que me gustaba y porque las salidas profesionales eran muy interesantes. Además, tengo a mi


caras nuevas

Luis Vizoso: Lo que se está encareciendo no es la construcción en sí, son los terrenos. Hoy en día una persona que tiene un terrenito ya se cree millonaria» Javier Vizoso: Desde que terminé hasta ahora, he tenido más de 20 llamadas de ofertas de trabajo, bien en estudios de arquitectura, bien en constructoras…»

padre ahí, que ya ha hecho camino por mí. Sabía que iba a tener trabajo seguro», comenta. En cambio, las motivaciones de Luis Vizoso para decantarse por la arquitectura técnica fueron muy distintas, ya que no contaba con un referente en su familia (su padre trabajaba en un taller). Lo decidió después de hacer la oficialía en la Universidad Laboral de Córdoba, cuando entre las distintas opciones que tenía le pusieron la carrera de aparejador en Sevilla como la más difícil de todas: «Nos decían que era imposible aprobar, que las mediciones eran dificilísimas… Y, efectivamente, resultó difícil pero no imposible, porque fui capaz de terminar la carrera». Javier afrontó los estudios de aparejador de forma bastante insólita. Con 24 años, des-

pués de llevar cinco trabajando y sin haber terminado el bachillerato («una etapa en que era un vago y un sinvergüenza», bromea su padre), decidió volver a estudiar. Así que, tras superar las pruebas de acceso a la Universidad para mayores de 25, se matriculó en Arquitectura Técnica en la Universidad de Burgos. Como él mismo dice, se metió en lo peor y en el peor sitio. Admite que fue una carrera dura que requería una dedicación exclusiva y muchas horas de estudio. Pero no le fue mal, porque los resultados fueron excelentes, con varios reconocimientos, como el Premio Caja de Burgos al mejor expediente académico del curso 2004-2005. Años antes, también los esfuerzos de su padre para sacar adelante la carrera fueron

sobresalientes pero, en palabras del propio Luis, «no es que fuera un empollón, es que necesitaba serlo». «Imagínate estudiar una carrera por beca en aquellos momentos, si no lograbas sacar el curso adelante te quedabas sin nada. Y así fue que empezamos 200 estudiantes becados y acabamos 18», explica el veterano aparejador.

De la teoría a la práctica

Tres meses antes de acabar la carrera, cuando aún le faltaba aprobar una asignatura y rematar el proyecto, Javier empezó a trabajar como aparejador. Reconoce que la salida profesional que tienen los aparejadores al finalizar sus estudios es excelente, nada que ver con otras profesiones. «Desde que terminé hasta ahora, número doce dovela 23


he tenido más de 20 llamadas de ofertas de trabajo, bien en estudios de arquitectura, bien en constructoras… y nada tenía que ver que conocieran o no a mi padre». Tampoco Luis Vizoso tuvo que esperar mucho para encontrar su primer empleo: a los 21 años y antes de entregar el proyecto empezó a trabajar para Dragados y Construcciones. En respuesta a un anuncio del periódico y sin saber de que empresa se trataba, envió un currículum que todavía recuerda: «Como he hecho la carrera por beca y libre, mis notas no se pueden comparar con las de cualquier oficial. Para más referencias Universidad Laboral de Córdoba o Colegio de Sevilla». Después de un examen psicotécnico y de una reunión con el psicólogo, éste decidió su entrada en la empresa cuando, pasando por delante de una obra enorme, preguntó a todos los candidatos si serían capaces de llevarla, y Luis fue el único que respondió que no. Con Dragados empezó su trayectoria profesional hasta que discrepancias con un ingeniero le llevaron a trabajar por libre, siempre en Dirección Técnica. Y en el medio, tuvo un negocio que, según cuenta, le sirvió para tener una experiencia horrorosa: «era trabajar, trabajar y trabajar, y nunca se veía nada claro».

24 dovela número doce

Javier Vizoso: Por lo que yo he visto hasta ahora, el enfrentamiento entre aparejadores y arquitectos es más mito que realidad» El día a día en el trabajo

Después de tantos años ejerciendo como aparejador, Luis ha llegado a la conclusión de que muchas veces le han pagado por divertirse. «Es un trabajo que si lo sientes, es una satisfacción constante. Aunque, como en todas las profesiones, tienes momentos más bajos o momentos más crispados porque no salen las cosas como tú quieres, al final cuando ves que se va terminando el trabajo y cómo se resuelve, te sientes orgulloso con lo que has hecho», aclara. Para este aparejador acudir diariamente a trabajar no es una importunada obligación, sino al contrario, es algo que hace con mucho gusto. Y bromea con ello: «Ése es el problema

de mis hijos, que no me van a retirar». Al igual que su padre, Javier no tiene ningún inconveniente en reconocer que disfruta con lo que hace. «Aunque por las tardes llego a casa cansado, al día siguiente me levanto con muchas ganas y con la sensación de que voy a pasármelo bien», admite el joven arquitecto técnico. Para él este primer año de trabajo ha estado muy por encima de las expectativas que tenía cuando empezó la carrera y ha sido todo satisfacciones; decepciones, de momento, ninguna. Entre las numerosas obras en las que ha participado, Luis Vizoso recuerda como las mejores la de oficina del antiguo Banco Central en Gijón por su rapidez, y la de la urbanización La Reguera por la singularidad de los prefabricados in situ. Habla desde la nostalgia porque reconoce que no es lo mismo llevar un trabajo como jefe de obra que desde la Dirección Técnica. «Las obras que se sienten más y que vives más son aquellas que llevas como jefe de obra», revela Vizoso. Desde su experiencia, Javier confirma la opinión de su padre porque para él, hay que revisar y ver la obra todos los días, aunque también tienes que echar mucho tiempo en la oficina. Explica algunas de sus funciones: «como jefe de obra eres el que tratas con


LUIS Y JAVIER VIZOSO CARAS NUEVAS

Puntos de vista

Dovela ha querido conocer las impresiones y los diagnósticos que ambos aparejadores hacen sobre diferentes problemas que afectan a la profesión y al sector de la construcción en general:

• Relaciones con los constructores Luis Vizoso. En la labor del aparejador, las mayores dificultades siempre han residido en las luchas contra el constructor, pero son dificultades de carácter económico más que problemas técnicos. Javier Vizoso. Eso cuando estás en Dirección Técnica, como jefe de obra la situación es distinta.

• Relaciones con los arquitectos L. V. También se ha dicho

mucho sobre la relación entre arquitectos y aparejadores. Para

mí, los arquitectos no son ni los dioses, ni los monstruos que los queremos hacer. J. V. Yo creo que son un complemento más para este trabajo. L. V. En mi caso nunca tuve problemas con los arquitectos: me entiendo muy bien con todos con que los tengo obra y, además, tengo grandes amigos que son arquitectos. J. V. El arquitecto reconoce la figura del aparejador y viceversa. Por lo que yo he visto hasta ahora, este enfrentamiento es más mito que realidad: somos compañeros de trabajo y no hay nada más detrás. L. V. Lo que pasa es que a nosotros los aparejadores nos gustaría firmar lo que los arquitectos firman, y no podemos. J. V. Pero tampoco hemos estudiado para eso. Cada vez lo tengo más asumido: yo no estudié para proyectar. L. V. También los arquitectos hacen cosas, como algunas mediciones, que no han estudiado y que no deberían de estar dentro de su trabajo. J. V. Eso también es cierto, a veces asumen competencias que no les corresponden.

• La vivienda en España J. V. Considero que para los particulares los precios tal y como están en la actualidad son

los contratistas, organizas la obra, seleccionas materiales, compruebas precios, revisas forjados… en definitiva, tienes que saber en todo momento cómo está la obra y cómo va a estar». Ve el puesto de Dirección interesante: «trabajas menos y cobras más», dice divertido, mirando de reojo a su padre. Pero el día a día del trabajo conlleva en algunas ocasiones dificultades que requieren agilidad de respuesta. Para Javier más que dificultades son aspectos nuevos y desconocidos que surgen de las singularidades de cada obra y de las que aprende constantemente; se apoya entonces en las personas que considera están

una exageración. El problema es que la construcción mueve un montón de dinero y es un sector que no puede parar. L. V. Siempre se ha dicho que había que parar la subida de precios en la construcción porque se estaba encareciendo demasiado, pero nunca se paró. Por ejemplo, yo llevé una obra en la que usábamos una fórmula polinómica en la certificación de precios, de forma que había subido un 100% durante una misma obra, mientras que en la actualidad aumenta un 3 ó 4%. J. V. Pero lo que está claro es que la construcción es el motor de la economía en España y prueba de ello es que si hay una huelga en el sector, las carreteras se quedan vacías como si fuera un día festivo. L. V. Pero lo que se está encareciendo no es la construcción en sí: son los terrenos, la especulación y los beneficios. Hoy en día una persona que tiene un terrenito ya se cree millonaria. Es aquí donde las autoridades deberían incidir, pero las medidas que se han tomado hasta ahora no se han metido en profundidad en el problema. J. V. No creo que sea tan fácil solucionar el problema de los precios de la vivienda, porque al fin y al cabo la construcción es un sector privado. L. V. Lo que hay que hacer

más capacitadas y tienen más conocimientos, y tampoco duda a la hora de buscar consejo de su padre. Por su parte, Luis no cree que existan grandes dificultades en la labor del aparejador: «Cuando llegas a mi edad, con un montón de conocidos y de conocimientos, existen muy pocas dificultades. Es por eso, que si lo sabes llevar con dignidad, es la carrera que más satisfacciones (y dinero) te da». Y para desconectar del trabajo y olvidarse de la construcción aunque sea por unas horas Luis Vizoso recurre a una de sus pasiones: el golf. «En verano, casi todos los días, cuando salgo de la oficina me voy con mi

es liberar suelo, hacer vivienda de protección oficial y dar a los jóvenes la oportunidad de comprar otro producto, pero que no sea de 25 metros cuadrados.

• El caso de Marbella L. V. El escándalo de corrupción de Marbella puede ocurrir en cualquier parte de España, pero desde lo que yo conozco aquí en Asturias no creo que llegue a pasar, porque la gente es más formal, aunque hay sinvergüenzas como en todos los sitios… J. V. El problema de la corrupción lo hay en todos los lugares, a mayor o menor escala, y con más o menos descaro. L. V. Pero veo muy difícil que en Asturias se llegue a producir un caso que llegue al nivel del de Marbella. ¡Ojalá conociera yo a un elemento como el Juan Roca! (risas).

mujer y unos amigos a jugar al golf hasta que anochece», comenta. En cambio su hijo Javier reconoce que, de momento, no tiene organizado su tiempo de ocio, pero practica deporte en un gimnasio para mantenerse en forma y hace «lo mismo que una persona normal» los fines de semana. Con el inestimable apoyo de su padre, Javier acaba de emprender su desarrollo profesional. Ahora ambos están a la espera de que otro miembro de la familia Vizoso, Alejandro, termine la carrera y refuerce un despacho en el que nunca falta el trabajo ni las ganas de trabajar. O número doce dovela 25


otro ángulo

Tiempo de ocio

Hotel, dulce hotel Artehotel y la Casa Roja, pequeños hoteles para quedarse a vivir ¿Qué pueden tener en común un moderno y original hotel dedicado al arte y una casona indiana de más de un siglo reconvertida en hotel? Pues, a pesar de las diferentes concepciones y de los estilos contrapuestos, tanto Artehotel como la Casa Roja están ubicados en pequeños núcleos rurales —Ballota y Cadavedo, respectivamente—. Y, sobre todo, ambos establecimientos persiguen un mismo objetivo: que el huésped se sienta como en su propia casa. ù Paula F. Suárez 1 Alejandro Badía

V El antiguo garaje, hoy rehabilitado, alberga la cocina y el comedor y cuenta con estupendas vistas a los amplios jardines de la casa. Q Paredes blancas combinadas con el colorido del mobiliario y atractivas vistas son algunos de los encantos de Artehotel de Ballota.

26 dovela número doce


OTRO OTRO ÁNGULO ÁNGULO

El aparejador encargado de la adecuación de la Casa Roja, Marcos Terry, confiesa que se encontró con diversas dificultades consecuencia de la antigüedad del inmueble.

Cada vez son más los turistas que,

escapando de las grandes aglomeraciones y de los clásicos destinos de sol y playa, buscan refugio en pequeños pueblos en los que naturaleza y tranquilidad sustituyen el estrés y los ruidos de la gran ciudad. Y para alojarse, el viajero ya no quiere el típico hotel masificado e insulso, sino que busca lugares de tamaño limitado, distinguidos por una marcada personalidad, y con las mismas comodidades con las que cuenta en su propia vivienda. Este es el caso de Artehotel y de la Casa Roja. Mirando al Cantábrico y flanqueado por un mar de maíces, Artehotel es un pequeño establecimiento situado en el pixueto pueblo de Ballota, cuya originalidad radica en conseguir integrar el arte contemporáneo en un entorno eminentemente rural. Tanto el exterior como el interior de este hotel, inaugurado el pasado año, han sido diseñados bajo un estilo moderno e innovador que no deja indiferente a nadie. A unos diez kilómetros, ya en el vecino concejo de Valdés, se levanta majestuosa y altiva la Casa Roja, que conserva el encanto

Marcos Terry:

Me hice un hotel para no tener una casa» añejo de 1899 y el aire colonial que le dio su primer propietario, un nuevo rico que venía de «hacer las Américas». Desde el año 2000 se alquilaba como Casa de Aldea, hasta el pasado mes de julio, cuando abrió sus puertas tras una profunda reforma. Imposible no quedar cautivado al atravesar la enorme puerta principal de este edificio, anticipo del esplendor que esconde dentro. No es extraño llegar al Artehotel y encontrarte a su propietario, Jesús Martínez Lorenzo tocando la guitarra en el salón o en la terraza. Además de hostelero y artista, Jesús es aparejador. De su afición a viajar surge la idea de crear este hotel —«me hice un hotel para no tener una casa», comenta—, y vive como un huésped más,

cambiando de habitación continuamente. A pesar de sus obligaciones como propietario, no lo considera un trabajo, nada que ver con su otra profesión. «La labor del aparejador es estresante, todo prisas, pretendes ahorrar dinero... En cambio, en el hotel, disfruto de cada momento y nuestros huéspedes se acaban convirtiendo en más amigos que clientes». Las motivaciones de Alberto Fernández y Ángeles Méndez para poner en marcha el hotel de La Casa Roja son muy diferentes: para poder afrontar los gastos de la reforma que requería el inmueble, necesitaban recibir las subvenciones que ofrece el plan comunitario Leader. Ambos tuvieron que soportar los agobios de última hora al ver que la obra no se acababa, pero al fin el hotel abrió sus puertas. Ángeles ha tenido que pedir un mes de vacaciones sin sueldo en su trabajo de funcionaria en Oviedo para supervisar y organizar la marcha de la Casa Roja en verano, pero ahora disfruta con sus primeros clientes. «Me encanta que la gente llegue y se sienta como en su casa», declara ilusionada. número doce dovela 27


OTRO ÁNGULO HOTEL, DULCE HOTEL

la casa roja:

encanto decimonónico • Situado en Cadavedo (Valdés). • Casa de indianos de 1899 restaurada. • Fecha de apertura: julio de 2006. • Número de habitaciones: 7. • Un rincón: el antiguo pozo de la casa, bajo dos enormes magnolios.

artehotel:

naturaleza y arte • Situado en Ballota (Cudillero). • Edificio de nueva construcción. • Fecha de apertura: 2005. • Número de habitaciones: 8. • Un rincón: la terraza, frente a un campo de maíces y con vistas al mar.

Obras distintas, pero con un mismo fin

Tanto el proyecto y las obras de construcción de Artehotel como los de restauración de la Casa Roja estaban enfocados a buscar la comodidad y satisfacción de los futuros huéspedes. El principal reto de Jesús Martínez cuando se planteó la construcción de su hotel en Ballota era crear un establecimiento del siglo xxi atrayente, pero en el que la gente se sintiera a gusto. El mayor condicionante planteado era la forma de la parcela, alargada y estrecha. Jesús sólo tenía claro que quería que todas las habitaciones miraran al mar y a partir de ahí…Del proyecto inicial se hicieron muchos cambios en el transcurso de las obras: «Yo crecí con el hotel; iba descubriendo nuevas ideas para mejorarlo según avanzaban las obras, como la disposición de las ventanas», reconoce el aparejador y propietario. La adecuación de la Casa Roja como hotel planteó otros desafíos; el primero de ellos, adaptarse a lo que había, por ser un edificio catalogado y protegido de indudable valor 28 dovela número doce

arquitectónico. Marcos Terry, el aparejador de este proyecto, describe otras dificultades con las que se fueron topando: «Aunque la estructura principal estaba muy bien conservada, las obras siempre dejan al descubierto la edad del edificio y aparecen problemas no previstos». Se refiere a problemas de humedades en los suelos de la planta baja, nuevos huecos que se pueden aprovechar...y, sobre todo, el paso de las instalaciones a través de las paredes y los techos. En el caso de Artehotel, el resultado de las obras es patente desde lejos: un edificio muy singular que juega visualmente con el color y con las formas geométricas. El tejado rojo y a dos aguas culmina una estructura en la que se combinan los volúmenes en

tonos grises y naranjas. Las fachadas norte y oeste están recubiertas de láminas metálicas onduladas que además de una función estética sirven como aislante de la lluvia. En las otras dos fachadas, la nota la dan diversas franjas negras y la disposición de las ventanas de diferentes tamaños, inspiradas en la central térmica de Aboño. Flanqueada por alargados palos de madera que emulan los utilizados en las plantaciones de fabas, la terraza es un lugar muy concurrido por los huéspedes, especialmente a últimas horas de día, para contemplar el mágico espectáculo de la puesta de sol. En el caso de la Casa Roja, las obras de rehabilitación apenas han cambiado la fisonomía externa del inmueble, mantiene el característico color burdeos que le da nombre, y que contrasta con la pizarra negra de su techumbre y el blanco predominante en ventanales, balcones y en la verja de forja que preside la entrada. El antiguo garaje alberga ahora la cocina y el comedor, y está unido al edificio principal por un pasillo. En el exterior también destacan los amplios jardines, en los que sobreviven vetustos árboles como los dos magnolios y, por supuesto, la palmera, imprescindible en toda casa de indianos que se precie. También sobresalen por su encanto, una pequeña terraza bajo las camelias, frente a la entrada principal, y el viejo pozo de piedra.

La decoración, seña de identidad

Lo que sí ha sufrido una enorme transformación es el interior de la Casa Roja. Dividido en tres plantas de 110 metros cuadrados cada una, el hotel cuenta con siete habitaciones, tres de ellas suites. Todas las habitaciones disponen de baño completo, televisión, y conexión a Internet; y las suites, además, cuentan con dvd. Especial cuidado se ha puesto en las zonas comunes: un amplio salón con zona de lectura y ordenador; y el comedor, totalmente acristalado, que permite disfrutar de un desayuno al aire libre sin temer las frecuentes


El aparejador Jesús Martínez Lorenzo (a la izquierda) posa con los empleados de su singular hotel.

inclemencias a las que el clima asturiano nos tiene acostumbrados. Un aspecto fundamental para evocar el esplendor inicial de la Casa Roja es la decoración. Así, conserva gran parte del mobiliario original: armarios, mesitas, cabeceros de camas, una alacena... y casi todos restaurados por la propietaria. Además, se reutilizó todo lo que se pudo aprovechar, por ejemplo el pasamanos de la escalera superior se empleó para hacer mesitas que se pueden ver en el salón. A esta decoración clásica se han añadido elementos novedosos y actuales, porque no se ha intentado engañar disfrazando la obra nueva como si fuera una parte original más de la casa. Así se han utilizado maderas claras para la parte superior de la escalera y cuadros y muebles modernos en el comedor. Por su parte, Artehotel está dividido en tres plantas y dispone de ocho habitaciones dobles –una de ellas suite junior– de 20 metros cuadrados cada una y con extraordinarias vistas al mar o a la montaña. Todas están semi-insonorizadas y cuentan con todas las comodidades: baño completo, calefacción, televisión...Los huéspedes también pueden

Jesús Martínez: Yo crecí con el hotel; iba descubriendo nuevas ideas para mejorarlo según avanzaban las obras, como la disposición de las ventanas» disfrutar de un comedor para el desayuno, sala de lectura con una pequeña biblioteca, acceso a Internet y, como elemento más novedoso e insólito, de un taller artístico para dar rienda suelta a su creatividad. Y, como no podía ser de otra forma, en Artehotel la decoración gira en torno al arte. Para su propietario, Jesús, es la parte más complicada: dar al hotel un carácter propio que sorprenda pero que agrade. Además, cada año está dedicado a una rama de las

artes: éste, a la pintura; el próximo, a la música. Así, de las paredes cuelgan numerosas obras –algunas del propio Jesús– que están a la venta en la galería de arte de Gijón Espacio Líquido. En las habitaciones, el blanco es el color predominante que contrasta con los coloridos cabeceros y las telas metálicas en las camas y, además de diversos cuadros, todas cuentan con una guitarra, con la que los huéspedes podrán demostrar lo que saben —o no saben— de este instrumento. Y es que, además del descanso, el hotel busca la participación de los clientes, que pueden encontrar en el pequeño taller todo el material necesario para la creación artística tanto en pintura como en escultura. Para fomentar esta participación se proponen diferentes actividades como un concurso de fotografía sobre unos barrotes de madera que hay en el jardín. Entorno rural, tranquilidad, contacto con la naturaleza y un alojamiento singular son los reclamos que ofrecen tanto Artehotel como la Casa Roja, y que sumados a un trato afable y todas las comodidades, garantizan a los huéspedes una estancia fuera de lo corriente. O número doce dovela 29


Gil Parrondo

ENTREVISTA

Gil Parrondo comenzó su andadura profesional en los Estudios de Aranjuez, como ayudante de decorador. Hoy es uno de los directores artísticos más prestigiosos a nivel internacional.

© PABLO LOSADA

La magia de construir M Con 85 años y 215 películas a sus espaldas es impensable que alguien desprenda tanta frescura y vitalidad en sus palabras. Pero Gil Parrondo lo consigue, es capaz de contagiar una alegría inexplicable, ése tipo de felicidad que se haya en las pequeñas cosas y que conforman la escenografía de una gran película: su propia vida. Esa actitud la mantiene en su trabajo, algo que le ha valido dos Oscar, cuatro Goyas y la Medalla de Oro de Bellas Artes, entre otros muchos reconocimientos. Dovela ha tenido el placer de entrevistarle y ver un poco más de cerca su puesta en escena. ù Susana Lago 1 Pablo Losada/Alejandro Badía. 30 dovela número doce


ENTREVISTA

No le gustan los focos y, sin embargo, su trabajo es una pieza fundamental en la industria más brillante, la del séptimo arte. Director artístico, decorador, escenógrafo... llámese de uno u otro modo, su talento ha traspasado las fronteras nacionales, convirtiendo a Gil Parrondo en uno de los grandes del cine, y afortunadamente, Hollywood nos lo ha devuelto. Durante los próximos meses, rodará en Asturias Luz de Domingo, la última película de otro de nuestros asturianos internacionales, José Luis Garci.

A pesar de no necesitarlas ya, Parrondo sigue llevando sus gafas: «Me operé de la vista y ya no necesitaba las gafas, pero no puedo salir sin ellas, forman parte de mí».

r MUNDOS

© PABLO LOSADA

Dovela. ¿Cómo empieza la relación de Gil Parrondo con el mundo de la escenografía? Gil Parrondo. Inicialmente, quería ser pintor. De hecho, estudié Bellas Artes en la Escuela de San Fernando. Pero en aquella época el cine era mucho más mágico, entraba por los ojos y te dominaba con su belleza. De hecho, me sentía tan atraído por el cine, que en 1939 entré en los Estudios de Aranjuez como ayudante de decorador. D. Lleva muchos años destacando en lo que hace. ¿Qué o quién le dio su primera gran oportunidad? G. P. No podría decir un nombre en concreto, lo cierto es que busqué esa oportunidad por todas partes. Quizá me quedo con los Estudios de Aranjuez, que fue donde empecé. El cine para mí siempre tuvo una fuerza muy importante. Me encantaban aquellas películas de cine mudo de Charlot y también me maravillaban las del Oeste. Recuerdo perfectamente la primera película que vi en el cine, se titulaba El tanque humano. D. ¿Cómo se construye una realidad tan compleja como la que requiere una determinada historia? G. P. Esa parte es uno de los encantos más grandes de mi profesión. Me traslada a mundos diferentes. Es

un primer toque importante de emoción. Las localizaciones vienen después de esa puesta en situación que hago con mi mente. Esta segunda fase también es genial. Ahora ya hay muchos recursos para poder hacer los efectos más reales, pero recuerdo que antes, hasta una simple tarde de lluvia se hacía en los estudios. Buscar los lugares en los que se va a desarrollar la acción es la parte del proceso en la que mejor me lo paso. Es, para mí, el tiempo feliz de una película. D. ¿Alguna vez se ha sentido atascado a la hora de crear un ambiente? G. P. Muchas veces. Y pienso que es normal, ya que, contando Luz de Domingo, he hecho 215 películas. Pero son atascos en la parte de creación, nunca en la de realización. No obstante, cuando me pasa eso, siempre despierto a media noche con la respuesta. Es curioso, pero siempre me ha pasado así cuando estaba confuso sobre cómo abordar la creación de una esceno-

Quiero seguir como ahora, vivir así el mayor tiempo posible» grafía. Me despertaba en mitad de la noche y se me encendía la bombilla. Acto seguido me volvía a dormir sin problema. D. Hoy día, se dispone de más recursos para dar vida a una historia, ¿a usted las nuevas tecnologías le ayudan a desarrollar sus ideas o podría prescindir perfectamente de ellas? G. P. Prescindo de ellas, porque no las necesito. Las nuevas tecnologías son un camino de evolución, pero no las considero necesarias para la creación. Sé que ofrecen muchas número doce dovela 31


ENTREVISTA GIL PARRONDO

Las nuevas tecnologías son un camino de evolución, pero prefiero dibujar con mi lápiz, como siempre lo he hecho»

© ALEJANDRO BADÍA

posibilidades, pero es un camino en el que nunca he querido entrar. Tengo mucho interés por las cosas nuevas, no me gusta quedarme estancado, pero en esto no. Prefiero seguir dibujando con mi lápiz, como siempre he hecho. D. ¿Qué premio le dio mayor satisfacción, su primer Oscar o su último Goya? G. P. Todos me dan satisfacción. Quizá el premio que más me ha emocionado ha sido la Medalla de Oro de Bellas Artes. Me hizo entrega de ella el Rey en el Museo del Prado, que para mí siempre ha sido un templo, un lugar sagrado y cuando me la entregaron resultó un momento muy emotivo. Profesionalmente, quizá el premio de mayor impacto haya sido el Oscar que me dio la Academia por la película Patton. D. ¿Con qué director se ha sentido más a gusto trabajando? G. P. Soy el hombre de la suerte. He trabajado muy a gusto con todos. Quizá guarde un recuerdo menos bueno de un par de directores, pero no diré quiénes son, porque carece de relevancia. Insisto, he tenido mucha suerte, sobre todo, teniendo en cuenta que a lo largo de mi carrera profesional habré trabajado con unos cien directores distintos. D. A la hora de crear un escenario, ¿con qué tipo de historias se siente más cómodo? Estoy cómodo en todas. El que menos glamour o encanto tiene, puede ser el film que transcurre en un bar, a lo mejor. D. ¿Y de épocas?, ¿prefiere alguna en especial? G. P. Quizá las historias ambientadas en la época medieval tengan más encanto por la riqueza creativa que permiten desplegar. D. ¿Qué tienen en común el Gil Parrondo de Patton y el de Ninette? G. P. Soy el mismo. Me siguen interesando más las historias que se cuentan en una película que el presupuesto con el que se trabaje. Para mí el placer está en tener libertad de creación, pero insisto, los grandes presupuestos no me dicen nada si detrás no hay una buena historia. D. El Festival Internacional de Cine de Gijón ha creado un premio a la mejor dirección artística que lleva su nombre: G. P. Me pareció excesivo y lo cierto es que me emocionó muchísimo. Pero reconozco que no me gusta llamar la atención, me gustar ser gris, en lo que a mi vida se refiere, no en cuanto a la creatividad de mi profesión, claro. Y no quiero cambiar esa manera de ser. Figúrese, yo soy miope y con los años, ya sabe, el cuerpo se deteriora, así que tuve que operarme de la vista, de manera que ya no necesito gafas, pero las sigo llevando, no puedo salir sin ellas, forman parte de mí. Ya ve hasta qué punto soy el mismo de siempre. D. ¿Cuál es el requisito indispensable para que un decorado funcione al cien por cien? 32 dovela número doce

El pintor Álvaro Delgado retrató a Parrondo en este lienzo que hoy se exhibe en el Ayuntamiento de Valdés. G. P. Precisamente que no se note, que no destaque. Hombre, si se trata de ambientar una recepción palaciega, evidentemente ha de ser un decorado que llame la atención, porque ha de ser vistoso, pero lo deseable es que se mimetice con los actores, que les sirva de apoyo y dé realismo, credibilidad a la historia que se está contando. D. Volviendo a los reconocimientos que ha cosechado a lo largo de su carrera, han sido tantos que quizá ya no le impacten demasiado, ¿cuál es hoy por hoy, el premio que ha hecho verdaderamente feliz a Gil Parrondo? G. P. Mi mayor premio es la familia. He sido siempre muy feliz y lo que quiero es seguir como ahora, vivir así el mayor tiempo posible. D. ¿Hay alguna película en la que le hubiera gustado participar? G. P. Pues sí, me habría encantado participar en Top Hat (Sombrero de Copa). Era un mundo fantástico, impregnado de Art Decó. Y en general, me habría encantado participar en numerosas películas de la Metro. Tres películas geniales para mí, desde el punto de vista artístico y creativo son: Ciudadano Kane, Gilda y Sombrero de Copa. El trabajo de Van Nest Polglase (director artístico) en las tres fue asombroso, admirable. Recuerdo cuando fui por primera vez a Hollywood y mi despacho era el mismo en el que había estado trabajando Cedric Gibbons, toda una figura de la escenografía. Para mí, estar sentado allí, donde había estado un hombre que había trabajado en películas de Greta Garbo era algo increíble. Si ya no tenía ninguna duda respecto a la profesión a la que quería dedicarme el resto de mi vida, aquel momento reforzó mi interés. D. ¿Y una película en la que haya disfrutado mucho trabajando? G. P. Bueno, muchas, pero por ejemplo, con You’re the One quedé realmente satisfecho, no sólo de mi trabajo, sino de los actores, de la dirección, de todo en general. D. Usted ha dedicado toda su vida a la escenografía, ¿qué otras facetas suyas se han quedado en el tintero? G. P. Hay miles de cosas que me gustaría haber hecho o haber aprendido, porque soy un hombre muy curioso y, afortunadamente, eso es algo que el paso del tiempo no me ha hecho perder. Pero si le soy sincero, no me duele en absoluto no haberlas hecho. Estoy encantado con el camino escogido.


Buscar los lugares en los que se va a desarrollar la acción es la parte del proceso en la que mejor me lo paso. Es, para mí, el tiempo feliz de una película» Si acaso, me queda la pena de no saber tocar ningún instrumento, porque la música es el máximo exponente de la poesía, es algo increíble. D. Como sabe, esta publicación se dirige al colectivo de aparejadores de Asturias. De algún modo, esta profesión y la suya están unidas, en tanto en cuanto se basan en la creación de espacios. ¿Dónde se separan? G. P. Le voy a poner un ejemplo. Un aparejador construye un bloque de seis viviendas exactamente iguales. Todo, absolutamente todo, es igual en cada una de esas viviendas. Pero en el momento en que se habitan, empiezan a cambiar. Cada

familia, con la decoración, el color elegido para pintar las paredes, la distribución de los muebles, los cuadros que cuelga en la pared... Con el paso de los años esas viviendas no se parecen en nada absolutamente. Incluso pueden parecer a simple vista mas grandes o más pequeñas, según cómo las hayan ido decorando sus habitantes. Siguen siendo las mismas casas, pero ya son completamente distintas. Ése es el trabajo de un director artístico, decorar de tal manera esos espacios que sus personajes estén proyectados en ellos. Y en función del personaje que se desenvuelva en ellas, cada vivienda va a ser completamente distinta. número doce dovela 33

© PABLO LOSADA

Dos Oscar y cuatro Goyas forman parte de los reconocimientos profesionales cosechados por este luarqués incombustible.


ENTREVISTA GIL PARRONDO

Se ha producido un renacimiento estético que era muy necesario, la edificación está en un momento dorado» Ficha técnica:

D. ¿Qué nivel de escenografía o cinematografía existe en las construcciones actuales? G. P. Estamos en un momento dorado. Se le da mucha importancia a las zonas ajardinadas, es todo mucho más agradable visualmente que antaño. Se ha producido un renacimiento estético que era muy necesario, porque hemos pasado por épocas terribles, en las que se han derribado edificios maravillosos. Ahora, además de los de nueva creación, se intentan conservar o restaurar auténticas joyas de la edificación. D. En septiembre comenzó el rodaje de Luz de Domingo con Garci. ¿Con qué atmósfera nos va a sorprender usted en este film? G. P. Bueno, como sabe, la película está basada en la novela homónima de Ramón Pérez de Ayala. Se trata de retratar la España de los años 10 —la novela es de 1916—. D. A la hora de crear un espacio, ¿con qué materiales se siente más a gusto? G. P. La madera es mi material favorito, porque es muy especial. No es eterna, pero precisamente por eso, cuando se da la circunstancia de encontrar un trozo de madera que formó parte de algo, como un barco que se hundió, tocar ese trozo superviviente, me emociona, siento que está vivo. D. ¿Alguna vez ha echado de menos Hollywood? ¿Y Luarca? G. P. A Hollywood no lo echo de menos, no sigo enamorado de ese mundo. Pero también digo que me gusta el cine americano 34 dovela número doce

© ALEJANDRO BADÍA

Gil Parrondo nació en 1921, en Luarca. Estudió en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y, tras la guerra civil, ingresó en la productora ecesa, donde colaboró con Sigfrido Burmann. En 1952 se independiza y se asocia con Luis Pérez Espinosa. Juntos trabajarán en numerosas películas españolas y americanas rodadas en España, interviniendo en casi todas las que el imperio Bronston produjo en nuestro país. Más tarde continúa su trabajo en solitario con una carrera excepcional en la que su extraordinaria capacidad profesional le ha permitido trabajar con los grandes directores y en sus mejores películas: Georges Cukor, Stanley Kubrick, Anthony Mann, José Luis Garci, Pilar Miró... Algunos de los premios que ha cosechado a lo largo de su carrera, son los siguientes: • 1970 Oscar por la dirección artística en Patton. • 1971 Oscar por la dirección artística en Nicolás y Alejandra. • 1972 Nominado al Oscar a la mejor dirección artística por Viajes con mi tía. • 1982 Goya a la mejor dirección artística por Volver a empezar. • 1995 Goya a la mejor dirección artística por Canción de cuna. • 1999 Medalla de Oro de las Bellas Artes. • 2005 Goya a la mejor dirección artística por Tío Vivo. • 2006 Goya a la mejor dirección artística por Ninette.

R A Gil Parrondo le encanta volver de vez en cuando a su villa marinera:

Luarca está en mis raíces. Ir allí es tocar la felicidad» por encima de todo. Sobre Luarca, tengo que decir que está en mis raíces. Ir allí es tocar la felicidad. Vivo bien en Madrid, pero fuera es diferente. Cuando veo el mar, me invade una emoción indescriptible. Y también me gustan los ríos, sobre todo el de Cortina de Trevías, que es el pueblo de mi abuelo. En momentos extraños, como cuando me atasco, pienso en ese río y me trae paz, salgo de la maraña. D. Y en el plano personal, ¿cómo se define Gil Parrondo, de quién se rodea? G. P. Soy un hombre feliz. Es difícil de creer, pero es real. No cambiaría ni siquiera las cosas malas que me han pasado. Y mis defectos tampoco los cambio porque son los míos, forman parte de quien yo soy. He tenido la suerte de aceptar las cosas como han venido, no de ser conformista, sino de valorar lo que tengo. D. ¿Cuál es su máxima preferida? G. P. La tolerancia es la base de todo. En ella se asientan mis cimientos. O


Un poco de historia

REPORTAJE REPORTAJE

Pasar la noche entre las paredes donde poetas o escritores alumbraron frases que han pasado a la historia como parte de obras maestras de la poesía o la narrativa; cerrar o abrir puertas antes tocadas por ilustres políticos, pensadores o diplomáticos... ¿Cuántos secretos, cuántas palabras hoy anécdotas de la historia, cuántos sueños a voces habrán escuchado las casas donde habitaron personajes ilustres? Son muchos los motivos que las hacen especiales y por ello, aumenta su valor en el mercado. Les proponemos un paseo, un viaje a través de las viviendas de asturianos cuyos nombres subraya el tiempo, cuyas vidas nadie olvida.

Célebres moradores en 1744 nacía en Gijón uno de los as-

turianos más insignes, Gaspar Melchor de Jovellanos, escritor y político ilustrado. En el corazón de Cimadevilla se levanta uno de los edificios más señoriales de la ciudad, hoy convertido en Museo Casa Natal, y cuyos orígenes se remontan al siglo xiv cuando el rey Enrique II cedió el solar al comandante Laso García de Jove por su apoyo en la Guerra Civil. Hoy su casa ya no es lo que era y poco queda de aquella época, pero sigue conservando su prestigio y por eso, la ciudad del Piles la cobija con orgullo y mimo. Jovellanos, Clarín, Palacio Valdés, Campoamor, Mon… son apellidos de sobra conocidos en Asturias y fuera de nuestras fronteras. Sus casas, hoy patrimonio cultural, lucen señoriales y dan valor a calles y cascos antiguos de ciudades y pueblos de todo el Principado. Unas convertidas en museos, otras que siguen

siendo casas particulares, incluso algunas han desaparecido para dar lugar a nuevos edificios, pero casi todas, conservan una placa a la memoria de sus prestigiosos moradores que es motivo de foto para el visitante y de recuerdo para el vecino. Pero más allá de lo anecdótico, estos inmuebles han adquirido un prestigio que se materializa en un plus sustancioso a la hora de tasar la vivienda. Los expertos se atreven a cifrar ese aumento en un 50 por ciento, algo que, sin duda alguna, beneficia a los actuales propietarios. Así lo confirma el presidente de la Asociación Profesional Nacional de Técnicos Tasadores de Fincas e Inmuebles de España (attofi), Jorge López, pues «se trata de casas protegidas por el Ministerio de Cultura y comparándolas con otras casas de iguales características su precio se duplica. El inmueble se revaloriza al tratarse de un Bien de Interés Cultural».

La placa en la que se inscribe el «Aquí vivió…» o «Aquí murió…» debe solicitarse a la comunidad autónoma pertinente, según explica López, e inmediatamente la vivienda pasa a formar parte del registro de la Consejería de Cultura. Explica este experto en tasaciones, que ejerce como perito tasador y tasador judicial, que en el informe de tasación debe constar toda la información posible sobre la historia del personaje en cuestión para así acreditar el valor del inmueble. Continúa explicando el presidente de attofi que este tipo de viviendas suelen despertar el interés de compradores con alto nivel adquisitivo o asociaciones y entidades que persiguen su conversión en museo o centro de interpretación. «En muchos casos son las propias comunidades autónomas las que compran el inmueble para poner en funcionamiento equipamientos culturales», indica López, a lo que añade número doce dovela 35

© JUAN MENÉNDEZ

ù Tania Cascudo


REPORTAJE CÉLEBRES MORADORES

© JUAN MENÉNDEZ

S En la placa colocada en el exterior se puede leer: «Casa de los Jove-Llanos. Casa hidalga de los linajes JoveLabandera y Jove-Llanos. Alrededor de 1548, Gregorio García de Jove le confirió su aspecto actual. Fue ampliada y reformada en los siglos xviii, xix y xx. En ella nació el ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos, el 5 de enero de 1744».

que «se trata de edificios que dan prestigio y atraen turismo de tipo cultural». Pero volvamos a Cimadevilla, allí vivió Juan García de Jove, fundador de la familia Jove-Labandera y padre de Gregorio García de Jove «a quien corresponde la configuración actual de la casa y la creación del mayorazgo de la familia», según se documenta en el libro La casa natal de Gaspar Melchor de Jovellanos obra del profesor de la Universidad de Oviedo Javier González Santos.

El occidente, cuna de ilustres

Muy cerca de Puerto de Vega está Navia, la capital del concejo. De ella dijo el poeta Ramón de Campoamor (1817-1901): «Navia es de Asturias la región más bella, aún siendo Asturias lo mejor de España». Y es que este autor del romanticismo nació en Navia, localidad en la que aún se conserva su casa natal, próxima al Ayuntamiento. A pesar de las intenciones municipales, los actuales propietarios de la vivienda no aceptaron la colocación de una placa en su memoria. Pero su nombre sí que ha permanecido en el pueblo, en el nombre del colegio, en forma de estatua… Su nombre nos hace viajar incluso hasta la capital asturiana, donde se erige el Teatro Campoamor. Pero en este camino de regreso al centro, se puede hacer una parada en 36 dovela número doce

Jovellanos en Gijón El apellido Jovellanos surgió en la cuarta generación de los Jove-Labandera, cuando Lucía de Jove y Estrada se casó con Francisco de Llanos anteponiendo el apellido materno. Su hijo fue Francisco de Jove Llanos, tatarabuelo del ilustrado Gaspar Melchor. Por lo que respecta a la vivienda, se puede decir que cada generación realizó sus aportaciones constructivas pero siempre siguiendo un estilo coherente. No obstante, González Santos se muestra crítico con las obras realizadas en la vivienda. Una de las principales y más criticadas reformas de la casa, fue la conversión de la casa-torre en casa palaciega de dos torres. Es en el otoño de 1936, al cumplirse 125 años de la muerte de Jovellanos, cuando surge la idea de crear un Museo en su nombre. En 1943 don Carlos Cienfuegos-Jovellanos ofreció al Ayuntamiento parte de la casa en una venta desinteresada y condicionada a la conversión del edificio en museo. Desde que se materializó la venta hasta que se comenzó a edificar, pasaron unos años en los que «el edificio se iba arruinando, circunstancia que aprovecharon los sucesivos arquitectos responsables de la obra para perpetrar una despiadada reedificación de la mansión que había erigido Gregorio García de Jove poco antes de mediar el siglo xvi», en palabras del profesor González Santos. Además, añade, «por si esto no fuera grave, la adaptación de la casa a museo no fue rigurosa ni tampoco respetuosa con el destino que de él se pretendía. Fruto de ello es que la mansión que habitó Jovellanos ya no existe; lo único original es el solar, algunas paredes maestras y el alzado volumétrico externo, ya que el interior fue dolorosamente desfigurado al retrazar el diseño del patio y la caja de escalera». El museo abre finalmente sus puertas al público en agosto de 1971. Gijón fue el lugar donde nació y se crió Jovellanos y donde pasó, aunque en diferentes épocas de su existencia, un total de veinte años; pero su vida transcurrió en otros muchos lugares del país como Ávila, Burgo de Osma, Alcalá de Henares, Madrid y Sevilla. En noviembre de 1811 tuvo que abandonar Gijón ante el regreso de los franceses, su destino era Castropol, pero una tempestad obligó al barco a parar en Puerto de Vega donde, enfermo, fallece el 28 de ese mismo mes en la casa de la familia Trelles Osorio. Es por esto que esta preciosa villa marinera del occidente asturiano también cobija con orgullo la memoria del ilustrado Jovellanos.

La placa en la que se inscribe el «Aquí nació…» o «Aquí murió…» debe solicitarse a la comunidad autónoma pertinente Luarca. Allí nos encontramos a Inés Lasarte, actual propietaria de Villa Carmen, antigua vivienda del reputado científico y Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1959, Severo Ochoa (1905-1993). En 1898 un marino indiano levantó esta bella edificación en el barrio de San Juan de Villar, a la que se mudó la familia del

científico en 1905. Lasarte cuenta que en 1988 adquirió la vivienda y reconoce que su amistad con el Nobel posibilitó que el precio de la misma no fuera desorbitado. «Se mantiene casi igual que en aquella época, aunque restaurada y, por supuesto, tiene un encanto especial por haber vivido aquí Severo, y más porque lo conocíamos». Tam-


Villa Carmen, la casa donde residió Severo Ochoa, pertenece a la arquitectura indiana y fue construida en 1898.

bién resalta Lasarte que la vivienda tiene algunos inconvenientes derivados del caro mantenimiento del edificio y de los turistas que, curiosos, se acercan hasta sus inmediaciones, aunque puntualiza que «es algo que se lleva bien». También aclara la propietaria, que, dado que el inmueble cuenta con el máximo nivel de protección por parte del Principado, es imposible modificar su sistema arquitectónico y sólo se pueden hacer pequeñas variaciones de color o de aspectos que no afecten a la estructura.

Protección especial

En este punto es obligado hacer referencia al Régimen General de Protección del Patrimonio que se encarga de velar por la conservación de estos peculiares inmuebles. Los bienes pueden catalogarse en función del mayor o menor grado de protección, así de menor a mayor pueden considerarse: Bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español, Bienes incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles o Bienes de Interés Cultural (en este caso son declarados como tal por Real Decreto y de forma individualizada). La Ley de Patrimonio Cultural del Principado se creó en 2001 con el fin de abogar por la «conservación,

La figura del tasador Hablamos de un profesional observador y minucioso en su trabajo que debe emitir informes rigurosos y concretos con el fin de aproximarse del modo más exacto posible al valor real que tiene en el mercado, el inmueble evaluado. La figura del tasador surge en 1982 y el perfil buscado es el de un arquitecto técnico, arquitecto, ingeniero industrial o ingeniero agrónomo, en el caso de las tasaciones de suelos agrícolas. Su labor exige compaginar aspectos físicos, sociales, jurídicos, urbanísticos y económicos para hacer el mejor análisis.

protección, investigación, enriquecimiento, fomento y difusión del Patrimonio Cultural de Asturias». Asimismo, en el texto se indica que lo integran «todos los bienes muebles e inmuebles relacionados con la historia y la cultura de Asturias que por su interés histórico, artístico, arqueológico, etnográfico, documental, bibliográfico, o de cualquier otra naturaleza cultural, merecen conservación y defensa». Por este

motivo muchas de estas viviendas de las que hablamos cuentan con esta protección, para evitar cualquier tipo de daño o deterioro. Se retoma el viaje en Luarca, en dirección a Tineo (concretamente en Santa Eulalia de Sorriba) donde nacieron personajes como Pedro Rodríguez conocido como Conde de Campomanes (1723-1802), amigo del citado Jovellanos; y el general Rafael Riego (18751823). Éste último, nació en el pueblo de Tuña, donde aún, aunque en manos particulares, se conserva su vivienda, una edificación del siglo xviii. También cerca de Tineo, en Pola de Somiedo nació en 1766 el político y economista Álvaro Flórez Estrada (17651853) que murió a los 89 años en Noreña.

Literatos de renombre

Siguiendo la serpenteante línea de la costa, llegamos a la parroquia de Guimarán en Carreño. Allí se localiza una preciosa casa típicamente asturiana conocida con el nombre de Quinta Clarín, pues allí veraneó durante muchos años el escritor Leopoldo Alas García-Ureña, conocido con el pseudónimo de Clarín. El caso de Clarín es curioso, ya que nació en Zamora (1852) y se trasladó a Oviedo con siete años, la ciudad en la que murió (1901). número doce dovela 37

© JALEJANDRO BADÍA

ARQUITECTURA REAL REPORTAJE


REPORTAJE CÉLEBRES MORADORES La finca, desde hace más de 50 años propiedad de la familia Sánchez Cima, alberga un conjunto formado por una casa con corredor, una capilla que data de 1871 y una pequeña construcción de planta cuadrada, conocida como belvedere, rincón literario donde el autor de La Regenta, daba rienda suelta a su mente creativa. La casa fue reedificada en 1911, pero aún conserva parte de la estructura que conoció Clarín. Gran amigo de Clarín fue el también escritor Armando Palacio Valdés (18531938). «Mi infancia y mi adolescencia se pasaron en dos medios bien diferentes, en las ásperas montañas de la más abrupta provincia española y en las riberas del mar»,

Carbayones con historia

© JUAN MENÉNDEZ

© ARCHIVO CARREÑO DIGITAL

El primero de esta larga lista podría ser el político Alejandro Mon (1801-1882). El que fue cuatro veces ministro de Hacienda, embajador en el Vaticano y en París y jefe de Gobierno en 1864, nació en el número 20 de la calle que lleva su nombre desde el año de su fallecimiento. En la actualidad, la vivienda, que se mantiene casi como la conoció el político, es propiedad de la familia Álvarez Valledor y casualmente en ese mismo inmueble nació el consejero de Justicia del Principado, Francisco Javier García Valledor.

RR La casa donde pasaba los veranos Leopoldo Alas Clarín pertenece hoy a dueños particulares, pero aún conserva algunos detalles de la época del escritor. R El Centro de Interpretación de Armando Palacio Valdés aprovecha la casa del escritor. En el centenario de su nacimiento se colocó una placa en la que se puede leer: «Aquí nació y vivió don Armando Palacio Valdés 1853-1953».

escribió el autor de La Aldea Perdida. Y es que Palacio Valdés nació en Entrialgo (Laviana), en una casona rural de dos plantas que data del siglo xviii y que hoy se ha convertido en un Centro de Interpretación dedicado a su vida y obra.

De Laviana a Ribadesella

El abuelo materno de Palacio Valdés mandó construir la vivienda hace más de trescientos años. A lo largo de su vida el escritor pasó temporadas en la casa, aunque quien 38 dovela número doce

R Alejandro Mon nació en esta vivienda de la calle Mon, en Oviedo, hoy propiedad de la familia Álvarez Valledor. La inscripción reza: «En esta noble casa nació el 26-02-1801 y falleció el 1-11-1882 el excmo. Sr. D. Alejandro Mon y Menéndez, presidente del Gobierno, hacendista, Senador, diplomático y acendrado ovetense. Homenaje de su ciudad en el bicentenario de su nacimiento». V Una placa recuerda a Ramón Pérez de Ayala en el número 14 de la calle ovetense de Campomanes. T El Ayuntamiento de Oviedo quiso dejar constancia con esta placa de que en el número 23 de la calle Magdalena, nació Indalecio Prieto. Siguiendo el camino hacia el centro, la siguiente parada nos conduce hasta la puerta del Palacio de los Condes de Toreno, ejemplo de arquitectura barroca civil. Obra del arquitecto Gregorio de la Roza, quien lo construyó por encargo de la familia Malleza Doriga entre 1673 y 1675, luce con elegancia en un lateral de la plaza de Porlier. En esta joya declarada Monumento Histórico Artístico nació un 27 de septiembre de 1786, José María Queipo de Llano, VII Conde de Toreno, diputado y presidente del Consejo de Ministros. El Palacio fue adquirido por la Diputación en 1952 y desde 1957 es la sede del Real Instituto de Estudios Asturianos (ridea). En 1880 nacía en el número 14 de la calle Campomanes, el escritor y premio Nacional de Literatura en 1962, Ramón Pérez de Ayala, una placa lo recuerda aunque nada queda de aquella vivienda. A escasos metros de distancia, en el número 23 de la calle Magdalena, y tres años más tarde veía la luz, Indalecio Prieto (1883-1962), figura destacada dentro del Partido Socialista. En la segunda República llegó a ser Ministro de Hacienda y más tarde, durante el gobierno de Largo Caballero, en 1936 se hizo cargo de la cartera de Marina y Aire y posteriormente de la de Defensa Nacional. Una placa en el número 9 de la calle Fruela recuerda que allí nació el Catedrático y Rector de la Universidad de Oviedo Fermín Canella (1849-1924). Pero antes de abandonar el


la heredó fue su hermano. Después de unos años de abandono con el consiguiente deterioro del inmueble, en 1984 el alcalde del municipio la compró a los herederos sin un plan definido para su aprovechamiento, pero con el objetivo de conservarla. En 1997 se realizó el plan director a raíz del cual se restauró el edificio y el patio exterior y en 2002 se iniciaron los trabajos para crear el Centro de Interpretación que se inaugura con gran éxito tres años más tarde. Aunque la casa ha sufrido reformas con respecto a como la conoció Palacio

© JUAN MENÉNDEZ

El eclecticismo del siglo XIX tomó el hierro como material protagonista, algo que Gustave Eiffel plasmó en su popular torre parisina.

R En Tineo, en la casa del general Riego se puede leer: «En esta casa nació el general don Rafael del Riego Flórez que proclamó la Constitución de 1812 en Cabezas de San Juan el uno de enero de 1820. Perseguido y condenado a muerte por sus ideas y significación política, fue ahorcado en Madrid el 7 de noviembre de 1823».

R En la fachada de este céntrico inmueble ovetense una placa recuerda: «En éste su antiguo palacio nació don José María Queipo de Llano, Conde de Toreno, diputado en las Cortes de Cádiz, presidente del Consejo de Ministros y célebre historiador». Q La popular Casona de Regla en la que nació Eduardo Martínez Torner en 1888, el «adelantado investigador de las raíces musicales de su pueblo», como se puede leer en la fachada principal del vetusto inmueble. casco antiguo y dar por finalizado este recorrido por las ilustres casas de los asturianos de renombre, es también recomendable la visita a la Casona de Regla, en la calle Luis Muñiz. Pendiente de comenzar su proceso de rehabilitación, esta casona lucha contra el paso del tiempo, pues su construcción se remonta al año 1792. En ella nació en 1888 el investigador Eduardo Martínez Torner. A él se debe la mayor recopilación que existe de folklore asturiano y ha legado a la historia la obra coral más importante sobre temas asturianos. La memoria de este amigo de Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez o Valle-Inclán, quedará siempre cobijada bajo los muros de este entrañable edificio como ocurre con tantas otras figuras que nacieron, vivieron o murieron entre paredes asturianas.

Valdés, quien cruce su puerta sentirá que no ha pasado tanto tiempo, pues hay un importante fondo documental y bibliográfico del autor que permite aproximarse a cómo era y cómo vivía esta prestigiosa pluma. Hacia el este y cuarenta y cinco años después del nacimiento de Palacio Valdés, nace en Colunga el prestigioso bioquímico y nutricionista Francisco Grande Covián (1909-1975), que casualmente fue amigo y colaborador del ya citado Severo Ochoa. Su casa natal, un palacio del siglo xvi propiedad de la familia Alonso Covián aún se conserva en la calle que lleva su nombre. Un poco más allá, siguiendo de nuevo la línea de la costa, nos topamos con el rastro del pintor impresionista Darío de Regoyos (1857-1913) y del experto en Leyes Agustín Argüelles (1776-1844). Evidentemente, como suele ocurrir en estos casos, no están todos los que son, pero sí son todos los que están. Este paseo a través de los personajes asturianos se puede cerrar en Vetusta, donde a lo largo del siglo xix nació y vivió la flor y nata de los ilustres asturianos. O número doce dovela 39


ASESORÍA

Cuentas al día

Notas sobre la reforma del IRPF que se avecina para 2007 Astureco propone algunos consejos que pueden ser útiles para que el contribuyente logre las mejores opciones fiscales en la declaración del próximo año que se materializará en 2008 y en la que ya estarán en funcionamiento los cambios propuestos por el Gobierno. ù José Alfredo Gutiérrez Tuya, director de Astureco PFS Asesores C. L.

Mucho se ha publicado en periódicos,

y prensa en general, sobre la reforma de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Y es que, como viene siendo habitual, los propios Ministerios van adelantando durante varios meses determinadas declaraciones y notas, en lo que parecen globos sonda para medir la reacción social ante las reformas pretendidas. Sin embargo, parece interesante adelantar algunas consideraciones, en realidad opiniones sujetas por tanto a distinto parecer, que pueden orientar para buscar las mejores opciones fiscales de cada contribuyente. Reseñamos algunas de las variaciones más significativas para el año que viene (es decir, declaración por el año 2007, a presentar en 2008):

1. Mínimos exentos más elevados

Compensados en parte por un alargamiento del primer tramo de la escala que como veremos sube al 24%. Aumentan en favor de una menor tributación, los mínimos personales exentos, así como los mínimos exentos por descendientes. Esta medida supone de facto una menor tributación para todos los contribuyentes.

2. Planes de pensiones y previsión social:

Se plantean modificaciones en el tratamiento de las aportaciones a planes y fondos de pensiones y de las rentas derivadas de los mismos. La primera gran variación es el establecimiento de unos nuevos lími40 dovela número doce

Todo el ahorro ya sea a corto plazo, como a largo, pasa a tributar al 18% tes máximos (aplicando como máximo de aportación el menor de las dos cantidades siguientes): a) El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. Este porcentaje será del 50% para contribuyentes mayores de 50 años. b) Un límite conjunto de 10.000 euros anuales para aportaciones a planes de pensio-

nes, aportaciones a mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y los seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de dependencia severa o de gran dependencia. Y para el caso de contribuyentes mayores de 50 años la cuantía anterior será de 12.500 euros. (Inicialmente se hablaba de límites de 8.000 euros en general y 10.000 para mayores de 50 años). La segunda gran variación en el tratamiento de estos instrumentos es que el Impuesto intenta reorientar los incentivos fiscales hacia aquellas modalidades cuyas percepciones se reciban de forma periódica, para lo cual se elimina la reducción del 40% anteriormente vigente para las re-


tiradas del sistema del capital acumulado en forma de pago único. Adicionalmente, se conceden beneficios fiscales a los planes de previsión social empresarial y se prevé un nuevo producto de fomento del ahorro a largo plazo, el plan individual de ahorro sistemático, si bien éste opera de forma diferente a los demás al carecer de incentivo a la entrada. Pero en todo caso los planes de pensiones pierden el gran atractivo de minorar la carga fiscal de contribuyentes con tipos marginales altos gracias a la reducción del 40%, quedando en un salario diferido. Ha desaparecido del texto la exigencia obligatoria de una percepción vitalicia, pero, como vemos, se fomenta la percepción en forma de renta, pues el cobro como capital (de una vez) aumentaría el tipo marginal sin reducción posible. Se mantienen en todo caso los derechos adquiridos para las aportaciones realizadas hasta la entrada en vigor del nuevo texto previsto para 2007. Por lo que las aportaciones en este año 2006 siguen el régimen ahora vigente.

nos del 30%, más una tributación en IRPF al 18%, por lo que nos encontramos con una tributación fija de los rendimientos de capital con origen empresarial del 48% que perjudica sin duda a muchos ahorradores y perjudica igualmente a propietarios de pequeñas empresas que no alcancen el tipo marginal más alto. Sólo para el caso de muy pequeños ahorradores (con ahorro hasta los 1.500 euros íntegros de rendimiento) o para tipos muy altos de tributación vemos ventajas en la nueva regulación. Pero, ¿qué pasa con personas que tras muchos años de trabajo han podido hacer un pequeño patrimonio? Pues que complementará sus pensiones, que gran parte de ellos verán incrementados de forma

importantísima sus impuestos al no aplicarse la deducción por doble imposición.

4. Reducción del número de tramos de la escala a cuatro

Se elimina el primero de los tramos, el del 15% por lo que éste se sitúa en el 24%, lo que supone una importante elevación del tipo mínimo de tributación. Si bien, como ya hemos indicado, se amplían los mínimos exentos. Por la parte alta, se rebaja el tipo máximo en dos puntos (del 45% al 43%). A la base no se le incluyen las «rentas del ahorro» que habíamos indicado ya que van a tipo fijo, y por tanto, se aplicará la escala a las rentas del trabajo. O

3. Tributación de todos los instrumentos del ahorro al 18% y supresión de la deducción por doble imposición en la percepción de dividendos

Todo el ahorro ya sea a corto plazo, como a largo, pasa a tributar al 18%. La regulación anterior beneficiaba determinadas inversiones que acumulaban rendimientos para poder tributar a tipo reducido en perjuicio de otras opciones de ahorro. Ahora el sistema gana en neutralidad fiscal. Se produce sin embargo un importante aumento porcentual de la tributación del ahorro, pasando del 15% al 18% (lo que supone un aumento del 20%). Pero además, la supresión de la deducción por doble imposición, motivada desde su redacción por razones de equidad, es quizás el aspecto más criticable de la nueva regulación de la tributación del ahorro. Pues realmente estamos ante una tributación por sociedades a un tipo de al menúmero doce dovela 41


Ángulo fotográfico Insignias y homenajes para los colegiados

Ilusión y experiencia se dan cita en el Reconquista El presidente, Pedro Jiménez, recibió a Arsenio Castro, Pedro Jiménez y Rafael Riera, durante la presentación del acto.

Como viene siendo habitual en los últimos años, el Colegio convoca a los nuevos colegiados para darles la bienvenida, y a los que cumplen sus bodas de plata y oro, para celebrar su trayectoria. El Hotel Reconquista acogió el ya de por sí emotivo acto, que se vivió con más intensidad de lo habitual, pues en esta ocasión y coincidiendo con el 75 aniversario de la institución, se agasajó con un bonito homenaje a profesionales insignes que han contribuido de una forma especial a crear la historia de este Colegio. ù Susana Lago 1 Juan Menéndez

42 dovela número doce

la nueva generación de aparejadores con un instructivo discurso sobre la realidad laboral con que se encontrará a partir de ahora. «Sois savia nueva que va a mejorar y engrandecer el Colegio. Desde su fundación hasta ahora, ha habido algunos cambios muy significativos». Esos cambios se resumen en el cambio de titulación y en la nueva legislación que afecta al desempeño laboral de los arquitectos técnicos. En este sentido, Jiménez expresó su preocupación ante la actitud habitual en los jóvenes aparejadores ante sus primeros contratos: «Cuando se firma un contrato, se contraen responsabilidades muy serias, que quedan empañadas por una remuneración cuantiosa. Los seguros no lo solucionan todo. Os invito a que leáis muy bien las pólizas, ya que suelen ser seguros de obra viva, pero lo que nosotros tenemos que asegurar es nuestra responsabilidad civil. Si el caso se rige por la loe, le pueden caer al aparejador 12 años de cárcel y si va por el cte, hasta 15 años de prisión. Por eso hay que andar con muchísimo cuidado». El presidente incidió en la insuficiencia de coberturas, pues «se da la picaresca de que cuando se acaba una obra, el profesional se relaja y rebaja la cuantía de su póliza, descuidando el hecho de que si se produce una demanda, la cobertura de esa póliza va a ser la última que ha contratado, o sea, la más baja. Y eso sin contar, que de ahí tiene que salir también para los abogados y todo el proceso burocrático de una demanda de ese tipo». Al hilo de estas afirmaciones, aprovechó para recordar a los presentes que el Colegio tiene a su disposición un excelente equipo jurídico para asesorarles siempre que lo necesiten. Tras estas reflexiones, se entró de lleno en el acto de bienvenida y reconocimiento de los colegiados, estando el presidente acompañado por Arsenio Castro y Rafael Riera, secretario y vocal de mutua y seguros del Colegio, respectivamente.


ÁNGULO FOTOGRÁFICO

3

2

1

4

1. Javier Vizoso recibe de su padre, Luis, la insignia de bienvenida, fundiéndose en un emotivo abrazo. 2. Aquilino Reguera protagonizó uno de los mejores momentos de la ceremonia, al recoger una escultura conmemorativa del 75 aniversario del Colegio, en honor a su desinteresada dedicación a la entidad. 3. Antonio Morales hijo fue el encargado de recoger para su padre la figura del artista Eugenio López, en reconocimiento a la labor presidencial de su ya fallecido padre. 4. De izquierda a derecha: Ángel

Bueres, Antonio Morales, Ángel Hernández, Aquilino Reguera, Manuel Morales, Pedro Jiménez, José Manuel Álvarez Garrido, Fernando de León y José Antonio Álvarez González. Todos ellos, junto a Luis Junquera y Florentino Braña, que no pudieron estar allí, fueron los protagonistas de un especial homenaje a aparejadores veteranos y presidentes del Colegio. Homenaje a colegiados veteranos: Luis Junquera Muñiz Florentino Braña Casero

José Antonio Álvarez González Ángel Hernández Martín José Manuel Álvarez Garrido Fernando de León Baidal Homenaje a Aquilino Reguera, por su especial dedicación al Colegio Homenaje a presidentes del colegio: Antonio Morales (fallecido) Manuel Morales Ángel Bueres Pedro Ignacio Jiménez número doce dovela 43


ÁNGULO FOTOGRÁFICO IMPOSICIÓN DE INSIGNIAS P Los aparejadores que cumplen sus bodas de plata como colegiados posan tras el acto. Colegiados con 25 años de profesión: Manuel Antonio Candás Rosete José Torres Delgado José Fernando Suárez Otero Esteban Rivera Calero José Fernando Cueto Miranda José Antonio Cosío Menéndez Jorge Fernández-Asenjo Martínez José Manuel Fernández Fanjul César Luis Chichas García Julio César Vaamonde del Río Matías Germán Nicieza Pérez Santiago Juan Rodríguez Tre Francisco José Gallego García Carlos Sancho Manzanedo

Colegiados/as de reciente incorporación: Noelia García García Omar Barbón Ordiz Sara Esteban Mangas José Balseiros Rabanal Antonio Manuel Grajeras Sánchez Natalia Pisonero Castro Sergio Medina Redondo Ignacio Alonso Nava Daniel Alberto Fernández Pérez Ignacio Martínez Sela Lucía Valdés Díaz María Cristina García Lagar 44 dovela número doce

María Trinidad Viforcos Marcos Javier Vizoso Gallego José Luis Rodríguez García Sandra Sánchez Iglesias Aitor García García. Cristina Escalera de la Riva María del Pilar Cepa Hurtado Wenceslao Fuillerat Fernández Gonzalo Díez Vega Stephanie Faneites Menéndez Pablo Araujo García Daniel García Laruelo Manuel Peña del Río Paola Fernández Álvarez

Iván González Prieto María Mar Merino García Manuel Ignacio Granda Menéndez Tomás Arias Verdejo Rubén Alberto Rendueles Acebo Ignacio José Pérez Fernández José Manuel González Fernández Virginia Lafuente Vázquez Lorena González López Rodrigo García Menéndez Lorena García Noriega Daniel Valdés Suárez Patricia Espina Fano

R La nueva generación de aparejadores colegiados.


Ángulo fotográfico Festejando el 75 aniversario

Asturianía por los cuatro costados El 75 aniversario del Colegio da mucho de sí y, como de festejar se trataba, la organización decidió incluir en el programa una jornada sin precedentes. Más de diez horas repletas de cultura autóctona, pensadas para el disfrute de pequeños y mayores. Música, deportes tradicionales, comida y bebida de la tierrina... En fin, un paraíso natural recreado en un recinto muy propio para la ocasión: el Pueblo de Asturias. ù Susana Lago. 1 Juan Menéndez. 1

3

2

4

5

7

6

8

9

1. Las indicaciones no ofrecían lugar a duda. El logo del 75 aniversario y el cartel de entrada marcaron los pasos de más de un despistado. 2. La gaita y el tambor fueron los protagonistas de la recepción a los asistentes. 3. El folclore no está reñido con la religión y así fue que a las 12:30 del mediodía los colegiados y sus familiares tuvieron la opción de asistir a una misa folclórica que se celebró en una de las carpas del recinto. 4. Pedro Jiménez, nuestro presidente, disfrutó de la fiesta como uno más. Ese día, el traje y la corbata sobraban. 5. Tan asturiano como la gaita y la sidra es el arroz con leche. Pocos de los asistentes se resistieron a degustar tan digestivo postre. 7. El cantautor Jerónimo Granda amenizó la tarde con su ironía y sus canciones. 6 y 8. Niños y mayores disfrutaron participando en juegos tradicionales, como los bolos o el tiro de cuerda. 9. Y al final de la jornada, el agotamiento. Éste seguro que el año que viene repite. número doce dovela 45


46 dovela nĂşmero doce


PREMAAT

Futuro incierto

La reforma de la seguridad social hará más difícil el cobro de la jubilación Cada vez será más difícil tener derecho al cobro de una pensión por parte de la Seguridad Social. La última propuesta del Gobierno en la negociación del sistema de la Seguridad Social contempla una subida de los días de cotización, de tal modo que el periodo mínimo de cotización para generar el derecho a una pensión de jubilación será de 5.475 días, equivalentes a 15 años, frente a los 4.700 días que se exigían en la actualidad. Esto significa que los españo-

les tendrán que trabajar 771 días más, cerca de dos años, para tener derecho al cobro de esta prestación social. Una vez aprobada la reforma, esta medida se aplicará de forma gradual incrementándose cada seis meses en 77 días hasta completarla en cinco años. Para el Gobierno, los números están claros: retrasar en un sólo año la edad de jubilación proporcionaría a la caja de la Seguridad Social 2.576 millones de euros en cotizaciones adicionales al año y un ahorro de 4.100 millones de euros en prestaciones de retiro. Los trabajadores, por su parte verán como deben trabajar durante más años para tener derecho al cobro de una pensión. Hasta ahora, la normativa vigente establecía que había que cotizar 15 años, en los cuales también computaban las 30 pagas extraordinarias por las que el trabajador cotizaba, lo que significaba que realmente eran 12,5 años de cotización. La reforma eleva a 15 años reales este requisito, sin tener en cuenta dichas pagas. Pero pese a los esfuerzos contemplados en esta reforma de la Seguridad Social para compensar los ingresos y los gastos del sistema, según los cálculos efectuados por los expertos, en el 2020 la Seguridad Social entrará en un desequilibrio financiero debido a unos gastos superiores a los ingresos. Frente a esta situación el consejo que se

brinda desde premaat es que se empiece a pensar en la jubilación lo antes posible, preferentemente desde el inicio de la vida laboral. La Mutua de los Aparejadores y Arquitectos Técnicos cuenta con una prestación de jubilación-viudedad en el Grupo Complementario Segundo, en el que pueden integrarse todos los mutualistas en plenitud de derechos. Este producto cuenta con un sistema de prestación definida en capitalización individual, con aportaciones mensuales o únicas, facilitando que el importe de la jubilación se vaya ajustando a las expectativas de la cantidad que vayamos a necesitar en el futuro. Además, este producto participa de los excesos de rentabilidad de las inversiones que se obtengan sobre el tipo de interés garantizado,

la denominada Participación en Beneficios (pb) regulada en el Reglamento de Prestaciones. Otra de las variaciones que plantea la reforma de la Seguridad Social afecta al subsidio de viudedad. En los supuestos de convivencias no matrimoniales, para acceder a la pensión de viudedad se precisará la constatación de «convivencia mutua, estable y notoria durante un periodo amplio». En el caso de matrimonio, para acceder a la pensión de viudedad, se requerirá un periodo previo de vínculo conyugal de dos años o la existencia de hijos en común con derecho a pensión de orfandad. De no acreditarse este periodo y ante la ausencia de hijos, se concedería una pensión temporal. En premaat, esta prestación antes comentada permite la reversión al cónyuge en caso de fallecimiento del mutualista si así lo decide en el momento de la jubilación. O Buzón de los asegurados: premaat ofrece a los asegurados resolver sus dudas a través de la revista. Los colegiados deberán remitir sus consultas por escrito a: Rafael Riera Cadavieco, vocal de Mutua y Seguros. C/ Principado 8, principal dcha. 33007 Oviedo.

número doce dovela 47


MUSAAT

Cita anual

MUSAAT celebra su Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria La sede social de musaat, situada en Madrid, albergó el pasado 30 de junio la Asamblea General Ordinaria de Asociados en la que se presentaron las cuentas anuales y la gestión de su Consejo de Administración, que fueron aprobadas por unanimidad. Los resultados obtenidos por la Entidad en el último año muestran que la Mutu, continúan con la evolución que ha tenido durante los últimos años. José Arcos Masa, presidente de musaat,

dio la bienvenida a los asistentes y expuso en su discurso la evolución de la entidad en el último año, calificándola de positiva al haber cerrado el ejercicio con más de 15,6 millones de euros de beneficio que «se emplearán en conseguir servicios ventajosos para los mutualistas». No en vano, la Asamblea aprobó destinar cerca de 13 millones de dicho total a Reservas Voluntarias; mientras que el resto, unos 2,5 millones de euros, irán al Fondo Mutual.

Cuentas al día

Este resultado positivo se debe, en su mayor parte, a las plusvalías obtenidas de las inversiones realizadas por la entidad, favorecidas por la evolución de los mercados financieros durante el año pasado. En 2005, el volumen total de primas de musaat fue algo superior a los 137 millones de euros, un 10,54% más que en 2004. De ellos, el 89,63% corresponden al ramo de Responsabilidad Civil General, por lo que continúa siendo el más representativo; seguido del seguro Decenal de Daños que supone un 9,10% del total. En cuanto al Margen de Solvencia, éste refleja un superávit por encima de los 20 millones de euros, situándose en 31,23 millones, lo que permite respaldar con las máximas garantías las responsabilidades suscritas por la compañía con sus mutualistas. En cuanto a la partida de Fondos Propios, ésta ha quedado establecida en 48 dovela número doce

Representantes de la mutua, entre los que se encuentra el presidente asturiano, Pedro I. Jiménez, durante el transcurso de la Asamblea General Ordinaria.

más de 35 millones de euros, reflejando un aumento del 78,70% respecto a 2004.

Novedades de la entidad

De la marcha de musaat en 2005 destaca una iniciativa denominada peritos de acción rápida que está permitiendo a la Entidad, entre otras cosas, obtener informes periciales exhaustivos lo más inmediatamente posible después de haberse producido un siniestro o accidente laboral. Gracias a ello, la Mutua persigue poder

delimitar las responsabilidades a priori, conseguir una mejor defensa de los asegurados y elaborar una base de datos que ayudará a desarrollar distintas acciones de prevención para disminuir la siniestralidad. Cabe destacar en este punto que, por primera vez en mucho tiempo, la Mutua ha constatado que el número de siniestros declarados no ha experimentado aumento alguno, sino, por el contrario, un ligero descenso, gracias en buena medida a los efectos positivos de la loe.


El mismo día de la Asamblea General Ordinaria, tuvo lugar una convocatoria de carácter extraordinario en la que se formuló una propuesta de reforma de los estatutos.

Otra novedad digna de mención es la incorporación al Grupo musaat de la correduría de seguros Sercover, con más de quince años de experiencia y con un cualificado equipo profesional, con el que la Mutua quiere ofrecer a sus mutualistas aquellos seguros en los que ésta no opera hasta el momento, bajo unos altos baremos de calidad. La Asamblea General Ordinaria concluyó con la renovación, por un período de tres años, de algunos de los miembros del Consejo de Administración de musaat, que

fueron proclamados sin votación al tratarse de candidaturas únicas. José María López Vega y Jorge Hernández Vera renovaron sus cargos dentro del Consejo como secretario y vocal número cinco, respectivamente; mientras que José Francisco Gómez Regueira, tesorero del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid, fue nombrado vocal número tres.

Asamblea Extraordinaria

musaat celebró ese mismo día una Asamblea General Extraordinaria para realizar

una propuesta de reforma de sus Estatutos. Dicha reforma, que fue aprobada por unanimidad, afectaba a seis artículos del texto estatuario (10º,g; 12º, 15º, 17º, 19º y 39º) y a la Disposición Transitoria, y tenía como objeto seguir el criterio definido en la resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones sobre la aplicación del Real Decreto 297/2004, cuyo objeto es la adaptación del Reglamento de las mutuas de seguros a las Directivas del Parlamento Europeo, en relación a los requisitos del Margen de Solvencia. La resolución básicamente señala que las referencias a las aportaciones de los mutualistas al Fondo Mutual que aparezcan en los estatutos de dichas compañías deben quedar perfectamente aclaradas, de modo que en ningún caso puedan referirse a aportaciones no reintegrables. O Buzón de los asegurados: musaat ofrece a los asegurados resolver sus dudas a través de la revista. Los colegiados deberán remitir sus consultas por escrito a: Rafael Riera Cadavieco, vocal de Mutua y Seguros. C/ Principado 8, principal dcha. 33007 Oviedo.

número doce dovela 49


Piezas sueltas Premio y catálogo

Garcerá triunfa en el Colegio El ganador del Concurso de Pintura del 75 aniversario, Javier Garcerá, visitó Asturias para recibir de manos del presidente, Pedro I. Jiménez, su merecido premio por la obra El creador de espacios. En el mismo acto se presentó el catálogo editado con la selección de cuadros elegidos por el jurado y que fueron expuestos en la galería de la Sala Cultural Monte Piedad de Cajastur, en Gijón. ù Tania Cascudo 1 Juan Menéndez

«El arte nos acerca a los enigmas de lo indecible» Javier Garcerá nació en 1967 en Sagunto (Valencia), pero vive y trabaja en Madrid desde hace unos años. Tiene en su haber premios como el Bancaixa de Pintura en 2001, el premio de pintura del Senado en 2003 o el primer premio en la Exposición Internacional de Valdepeñas en 2004. Además, en sus catorce años de trayectoria profesional, ha expuesto su trabajo en prestigiosas galerías nacionales e internacionales. Suma ahora un nuevo premio a su ascendente carrera profesional y hace un hueco, antes de la entrega de premios, para charlar con Dovela sobre la obra, El creador de espacios, que le ha hecho merecedor del galardón colegial. dovela. Primero de todo, felicitarle por el premio… javier garcerá. Muchas gracias. d. ¿Por qué decidió presentarse a la convocatoria del Colegio de Aparejadores? j. g. Desde hace unos años la representación del espacio está presente en mi trabajo y al tratarse de un concurso relacionado con la construcción creí que era una buena oportunidad para presentar una obra. d. ¿Qué ha querido transmitir con este trabajo? j. g. Contestar esto con pocas palabras es una tarea casi impo-

50 dovela número doce

sible. El arte nos acerca a los enigmas de lo indecible. Se trata en este caso de una obra que pertenece a un conjunto de trabajos que título El rey de la casa. Es una serie que empecé hace tres años, en ella se representan espacios interiores habitados, que se perciben a través de una atmósfera densa y formalmente compleja. d. ¿Qué verá su público en esta creación? j. g. Pues en un primer momento una acumulación de puntos y manchas de colores que, si se les dedica un tiempo, acaban por ordenarse y convertirse en un espacio habitado por objetos que hablan de la realidad subjetiva de ese rey de la casa. Siempre aparece enmascarado el personaje protagonista que vive ese espacio. Reflexiono en torno a la idea de la intimidad y de la realidad de los propios mundos subjetivos frente a lo que significa la comunicación o la dimensión social… Son espacios privados en los que el mismo rey de la casa, asumiendo su propia soledad, aparece en actitudes que no son siempre fácilmente comprensibles. d. ¿Y en este caso dónde está ese rey de la casa? j. g. Bueno (risas), desvelar eso es una labor del público. Se aprecia una mesa con objetos (libros, esculturas, etc.) y un personaje, el creador de espacios, que baja una escalera para llegar a un salón invadido por objetos en desorden. A primer golpe de vista es difícil descubrir todo lo representado, pero a medida que se observa se encuentra el primer elemento que te lleva a comprender la totalidad de la propuesta. Se trata de un problema de dedicación, de tiempo y de escucha… Es esa la posibilidad que puede ofrecer hoy la pintura, su capacidad de sugerencia, esa naturaleza relacionada con el misterio que impide que la imagen se consuma rápidamente.


Premio y catálogo Piezas sueltas

«Estoy feliz por haber tenido la opor-

tunidad de conocer el Principado, por ver que es precioso y por descubrir que saben comer estupendamente». Éstas fueron las palabras que pronunció un tímido Javier Garcerá tras haber recibido de manos del presidente Pedro I. Jiménez, el cheque de 15.000 euros y la escultura del 75 aniversario, obra de Eugenio López. El encargado de tomar la palabra fue el crítico de arte de El Comercio y ABC, Ángel Antonio Rodríguez, quien explicó que la obra de Garcerá destaca por su gran calidad plástica y su técnica que «encaja dentro de las nuevas vías de expresión pictórica». En definitiva, dijo, se trata (✍...) Q Mucho ambiente en la entrega del premio, en la céntrica Sala Monte Piedad de Gijón. P El presidente, Pedro I. Jiménez entrega el premio a Garcerá, ante la mirada del crítico de arte del diario El Comercio, Ángel Antonio Rodríguez.

Q Javier Garcerá soporta la sesión fotográfica durante la entrega del premio a pesar de su reconocida timidez. d. La crítica de arte de El Mundo, Elena Vozmediano, comparó su obra con el Desnudo bajando una escalera de Marcel Duchamp. ¿Está de acuerdo con la comparación? j. g. La verdad es que no había reparado en ello, pero, ahora que me lo dice, podría encontrar nexos. De igual forma que en el Desnudo, aquí también se da esa deconstrucción de la forma y esa disolución entre el fondo y la figura, ese continuo entre el vacío y el lleno. d. ¿Suele estar de acuerdo con la opinión de los críticos? j. g. La obra permite opinión y cuando ésta se aleja de la intencionalidad del creador es cuando ha conseguido realmente su independencia, cuando se ha hecho más polisémica y, por lo tanto, cuando es verdaderamente rica. No es mi intención que el espectador que vive la obra saque como conclusiones aquellos nudos que me han servido para configurar el mundo que la sustenta. Lo importante es que saque sus propias conclusiones haciendo la obra suya. Me interesan las propuestas abiertas que evitan proponer una dirección única. (✍...)

número doce dovela 51


(✍...) de «una obra colorista, técnicamente

Q Los miembros del jurado posan con la obra ganadora. De izquierda a derecha: Eugenio López, escultor; Elena Vozmediano, crítica de arte de El Mundo; Javier Barón, jefe del Departamento de Pintura del siglo xix del Museo del Prado y presidente del jurado; Evaristo Arce, conservador de la colección del Grupo Masavéu; Ángel Antonio Rodríguez, crítico de arte de El Comercio y Rubén Suárez, crítico de arte de La Nueva España.

(✍...) d. En su labor creativa emplea técnicas de tratamiento digital como el Photoshop. ¿En qué medida ayudan a la ejecución de las obras? j. g. Ayudan, si no en todo, en mucho. Parto siempre de fotografías que he podido captar. Realizo entonces una especie de collage previo que me sirve de punto de partida para encontrar la imagen a la que quiero dar luz. Esto me permite descubrir un mundo formal que sin el ordenador resultaría complicado y a veces incomprensible. d. ¿En qué medida este tipo de convocatorias ayudan a los artistas? j. g. Son iniciativas que ayudan a continuar con la labor creativa. Mi experiencia al menos ha sido así. Desde que acabé Bellas Artes he tenido la oportunidad de disfrutar de becas y premios que me han permitido madurar mi propuesta con serenidad; por ello soy un defensor de todas estas iniciativas. A mí me han servido. Al margen de las cuestiones económicas que, si no ahora, en otros momentos han sido determinantes, el hecho de ser galardonado significa un reconocimiento estimulante de un trabajo que se gesta siempre en tu intimidad y bajo tu único criterio. d. ¿Es muy difícil hacerse un hueco en el panorama artístico actual? j. g. Nunca ha sido fácil. Exige mucha decisión y un constante trabajo obstinado. Es necesario tener muy claro qué es lo que quieres hacer y sentirlo profundamente. En mi caso siempre recibí estímulos que me permitieron seguir trabajando y crecer poco a poco. En los últimos años he recibido dos premios fuertes que me han permitido continuar investigando sin preocupaciones ajenas.

52 dovela número doce

compleja y compositivamente muy bella». Rodríguez se refirió a la muestra expuesta durante todo el mes de septiembre en la Sala Cultural Monte Piedad como «una exposición de gran calidad en la que se muestran obras de pintura ecléctica donde cabe de todo». Seguidamente tomó la palabra Pedro I. Jiménez, quien felicitó a Garcerá y aludió a la importancia de la muestra de pintura y al catálogo editado con las 24 obras expuestas, reflejo de la «vocación por la cultura» que demuestra la entidad colegial. Acto seguido hizo acto de entrega del cheque y la escultura conmemorativa, al ganador: «En su interior —dijo— está lo que con todo merecimiento te has ganado». Por su parte Garcerá felicitó al Colegio por «la sensibilidad demostrada hacia el mundo de la pintura» y por «haber considerado que mi obra es merecedora de este galardón». O

Q Portada del catálogo editado por el Colegio con la selección de 24 obras del total de 90 que respondieron a la convocatoria. Las obras que acompañan a la premiada El creador de espacios son: El Guggenheim de Luis Acosta, «Sin título» de la serie Recuerdos de mi ciudad de Bosco Caride, Dúplex de María Braña, Edificio Agencia Tributaria de Oviedo de Arsenio Cueto, Kristina de Ana de la Fuente, 102 casas diferentes de Agustín García, Galatrica 1 de Chus Lorenzo, Sin título de Benjamín Menéndez, Reconstrucción de Raquel Miranda, Tudanca por Bilbao de Ricardo Mojardín, Lapis II de Núñez Arias, Materiales para construir sueños de Hugo O’Donnell, «Sin título» de la serie El cielo sobre Vigo de Ignacio Pérez-Jofre, Deslocalización I de Belén Puyo, Des-componer de Elena Rato, Torre de José María Rielo, Hv 35-36. Formas sin límites de Rafa Rollón, Paisaje con geometría de Luis Suárez Lanzas, Estancia IV de Santiago Torralba, Sin título de Purificación Trabanco, Sin título de Pilar del Val, Horizonte VIII de Javier Victorero y El aparejador metafísico y creador de ensueños de Miguel Villarino. x Errata en el catálogo. Por un error mío, acostumbrado a una Junta de Gobierno que repite mandato, incluí en los créditos finales el nombre de nuestro anterior vicepresidente, Manuel Fernández Neyra, en lugar del actual, mi querido amigo, José Antonio Fernández Laborda. A los dos pido disculpas; a uno por alargarle un cargo que dejó voluntariamente, al otro por excluirlo de un puesto que ganó en las urnas y que merece y honra cada día. Si fallor sum, dijo San Agustín en De libero arbitrio, II, 3, 7. «Si me equivoco existo». • Pepe Monteserín


Encuentro nacional Piezas sueltas

Asturias abre las puertas al Consejo Con motivo del 75 aniversario del Colegio, la entidad propuso Asturias como punto de encuentro para la celebración de la Junta General del Consejo. A ella acudieron los presidentes de los colegios autonómicos, representantes del Consejo General y de las dos mutuas, Musaat y Premaat. ù Tania Cascudo 1 Juan Menéndez Los días 14, 15 y 16 de julio el

Colegio de Asturias se convirtió en anfitrión del colectivo profesional, reuniendo en tierras riosellanas a los presidentes de cada uno de los colegios. El apretado programa alternaba actos institucionales como la celebración de la Asamblea del Consejo y de Musaat, con encuentros entre compañeros en las comidas y ratos libres que compartieron durante el fin de semana. Uno de los momentos más especiales fue la entrega de la escultura conmemorativa del 75 aniversario a los altos cargos del Consejo y de Premaat, tras la comida que se celebró el viernes en el Gran Hotel del Sella. El primero en recogerla fue el presi-

75 años». El máximo representante del colectivo indicó que «éste es un día feliz, primero porque tenemos un tiempo magnífico, segundo porque celebramos esta importante efeméride y tercero, porque está presente toda la Junta de Gobierno». Otero indicó que «después de 75 años no hemos hecho más que ganar en (✍...) T Pedro I. Jiménez hace entrega de la escultura del 75 aniversario, obra de Eugenio López, al presidente del Consejo General, José Antonio Otero. S En esta imagen, el presidente del Colegio asturiano, Pedro I. Jiménez, entrega la escultura al presidente de premaat, Jesús Manuel González. SS Foto de familia con gran parte de los presidentes de los Colegios nacionales y el equipo asturiano, frente a la playa de Ribadesella.

dente del Consejo, José Antonio Otero, tomándola de manos de su homólogo en el Colegio asturiano, Pedro I. Jiménez. En su intervención, Otero expresó su satisfacción por el regalo «del primer colegio que yo recuerdo que celebre los

número doce dovela 53


v Encuentro nacional Piezas sueltas v Paisajes con leyenda

(✍...) compañerismo, en humildad

y además, pasamos por los cargos y seguimos siendo amigos». El representante nacional obsequió al Colegio asturiano con otra escultura como premio «a quien ha hecho mucho por la profesión». El presidente del Consejo, confesó a Dovela, que la profesión vive un momento muy dulce, «una situación que define el futuro de esos 75 años. Hay tres hechos relevantes, el primero es que la Ley de Ordenación de la Edificación consolida funciones diferentes para los arquitectos técnicos y da carta de naturaleza a la profesión; el segundo, es que vivimos además, un tránsito de la consideración de arquitectos técnicos a ingenieros de la edificación; y el tercero está motivado por nuestra mayor presencia en Europa lo que nos hace más competitivos, más profesionales». Otero añadió que «a pesar de todo, somos la profesión más solicitada en España y eso es algo que anima a seguir trabajando». Acto seguido le tocó el turno a Premaat. El presidente asturiano entregó la escultura al presidente de la mutua, miembro del Consejo y presidente de Burgos, Jesús Manuel González. Jiménez expresó su buena sintonía con la mutua indicando que «alguien puede pensar que por ser musatero no soy prematero, y se equivoca. Recuerdo mis inicios en la profesión cuando Premaat era tan sólo un papel con un sello del Colegio que nos cobraban cada mes. También recuerdo que pagábamos 40 ó 50 pesetas y que a veces subía hasta 100 ó 150 cuando había muerto un compañero. A premaat la llevo en el corazón». Por su parte González dio la enhorabuena al Colegio, a su presidente y a toda la Junta de Gobierno por «estos días tan fantásticos que nos están haciendo pasar». Tendió una lanza a favor de Jiménez al indicar que «te consideramos un gran prematero y además, sois un Colegio que confía mucho en Premaat». Asimismo, el presidente de la mutua destacó la presencia en la entidad del aparejador asturiano Rafael Riera. Añadió González que, el asturiano, «es un Colegio que da envidia por la larga historia que tenéis a vuestras espaldas, algo que queda reflejado en vuestra revista». O

54 dovela número doce

Pravia: belleza natural, grandeza histórica Hoy día nos volvemos viajeros para contemplar el presente y disfrutar con lo que del pasado queda; no descubrimos nada nuevo, sino que apreciamos los cambios habidos por el paso del tiempo. De vuelta a casa, nos sentimos reconfortados por las vivencias, enriquecidos en cuerpo y mente al ensamblar los últimos años del siglo xviii con los primeros del xxi. ù Vicente Cueto Fernández / Carlos Acle Guervós • Acuarelas de Rionda. 1 Juan Menéndez

En una intensa y fría mañana otoñal de

2005, un grupo de amigos tertulianos en la Casona de Busto, en la villa de Pravia, al recorrer sus dependencias, observamos colgados de la pared fragmentos del diario de un ilustre viajero, el cual va desgranando las experiencias vividas en sucesivos viajes a este concejo y cual si de una ensoñación se tratara, decidimos seguir sus pasos, verlo con sus ojos y mirarlo con los nuestros. Nuestra andadura comenzó como siglos atrás él lo había hecho, subiendo por la carretera de acceso de la villa, dejando atrás la Fontana, fuente que se remonta a tiempos de Carlos III, dirigiéndonos a casa de doña Gertrudis del Busto, donde el ilustre se había alojado junto a su comitiva, las notables personalidades de la época como los marqueses de San Isidro, el juez Inclán y un largo etc..., le habían dado la bienvenida. Hoy día, la casa convertida en hotel sigue alojando a los viajeros con la misma exquisitez y cordialidad como en su momento hiciera doña Gertrudis. Paseamos en dirección a la Casa de Estudios (actual Casa Consistorial), edificio diseñado por Ventura Rodríguez y realizado por Manuel Reguera, que albergó en su planta baja salas de lectura y gramática y en el piso principal el Ayuntamiento. Seguimos a nuestro viajero ilustre hacia la Casa Grande (Palacio de Moutas) anexa a la Colegiata fundada por don Fernando Arango y Queipo, y en la que en su día el

R Palacio de Salas (grafito, 40 x 29 cm). Al lado de la iglesia prerrománica de Santianes, también en el concejo de Pravia, se alza este noble edificio del siglo xviii. Su planta es rectangular y cuenta con dos pisos. En la fachada principal se abren dos grandes puertas adinteladas y dispone de una galería abierta en su parte posterior con una capilla anexa y un palomar circular.

viajero observó algunos buenos cuadros, así como una preciosa mitra guarnecida de esmeraldas y rubíes. Continúa el paseo por las casas de los Canónigos en dirección a la iglesia de San Andrés (demolida en 1836), de la cual el viajero dice que su antigüedad más notable es un sepulcro que se halla en la capilla de los Inclanes. Siguiendo por un hermoso castañedo y sobre un malecón que sostiene una pla-


Piezas sueltas Paisajes con leyenda

zoleta, accedemos a la capilla de Nuestra Señora del Valle, fundada, parece ser, en el siglo xiv. Su imagen, de barro cocido, es del siglo xvi, obra del escultor natural de Florencia, Juan Bautista Portigiani. Más adelante nos dirigimos hasta el puente de Agones, bajo cuyo arco discurre el río Aranguín, donde el viajero exclamó «bellísimo país y asombrosa fertilidad». Continuamos por la Casona de Merás hacia Retuerta, antaño hacienda de doña Gertrudis con una casona, hórreo e interesante molino de tres ojos, bien conservado. Seguimos nuestra andadura dejando atrás la ermita de la Magdalena, así como tierras de maíz y robledales, hasta la iglesia prerrománica de Santianes erigida por el rey Silo en el siglo viii. A su lado se encuentra el Palacio de los Salas, cuyo dintel de la puerta pone fecha de 1786; uno de sus antecesores, don Fernando de Salas, hacia 1637 había propuesto que en la capilla mayor se le diese sepulcro con armas, así como la colocación de un banco

R Casona Álvarez del Busto (acuarela, 56 x 26 cm). Edificio con capilla levantado por Álvaro del Busto en la segunda mitad del siglo xvi, reconstruido a finales del xviii y posteriormente rehabilitado como hotel. Está ubicado en la plaza del Ayuntamiento y su interior, visitado en numerosas ocasiones por el ilustrado Jovellanos, se organiza en torno a un patio central con galerías y entrada de carruajes en la parte posterior. S Palacio de Inclán (acuarela, 56 x 26 cm). Este señorial palacio del siglo xviii se localiza en la praviana localidad de Inclán. Cuenta con una capilla en mal estado de conservación en la que se localiza el escudo de armas de la familia y la espadaña, hoy cubierta de maleza. El cuerpo de la capilla es alargado y dispone de una puerta grande con arco de medio punto a través de la que se accede a un patio central con columnas de planta octogonal. Se conservan además restos de un muro almenado y un campo con robles centenarios.

para escuchar los oficios divinos. Esta propuesta, según el ilustre leída en las crónicas del padre Carballo, fue muy discutida, pues para ello se había tenido que demoler la obra antigua. Asimismo, cuenta que el diez de mayo de 1638 se levantó acta del descubrimiento de las reliquias en la iglesia ante don Juan Menéndez, escribano del rey. Dichas reliquias se hallaron en una cajuela de madera, que a su vez contenía otra de plata, dentro de la cual, envuelta en un fino paño blanco, había cuatro pedazos de reliquias con sus letreros, sólo pudiendo leer uno que decía Inno in cruces. También relata que en una pequeña bolsa de seda se hallaban numerosos pedacitos de reliquias cuyas letras no habían podido descifrar. Todo ello se volvió a guardar en el tabernáculo. El registro prolijo que en aquella época hace el viajero, le sirve para observar una capilla dedicada al Cristo en cuya pared se aprecia una inscripción ilegible por el paso del tiempo, ese tiempo que a nuestra vista, con las reformas y cambios de ubicación del altar hacen irreconocible lo descrito anteriormente. Aunque según la leyenda, en la torre bajo la ventana hay un cuadrado de obra moderna donde pudo estar el célebre don Silo. Nuestra próxima cita será en los Cabos para reconocer la casa (Palacio de Omaña) de don José Suárez Miranda, conocido como el abogado de los Cabos. Su heredera por aquel entonces, a decir del ilustre, era una señorita hermosa casada con don Manuel Salas, y en esa venturosa familia estaba el derecho de su(✍...) cesión de la gran casa de Omaña. número doce dovela 55


v Paisajes con leyenda Piezas sueltas @ Golf en el Colegio

Campeones

(✍...) Retrocederemos de nuevo al valle

de Arango, para seguir de la mano del ilustre viajero al pueblo de Inclán hasta su palacio homónimo, en medio del ardiente colorido otoñal y flanqueado por un campo de centenarios robles, mudos guardianes de aconteceres. Es fácil imaginar el chirriar de los carruajes entrando bajo el arco de medio punto, buscando el descanso de tan singular paraje. Dejamos este lugar para bajar hacia la vega de Arango, donde se encuentra la Torre de Arango, conjunto arquitectónico en torno a una torre del siglo xiv con posteriores transformaciones y añadidos. El día se vuelve triste, comienza a orbayar y los prados de la hacienda adquieren un verde intenso, poblados por cuervos que, tal parece, forman parte de su escudo. Seguimos hacia Quinzanas, tras sus pasos, para visitar el Palacio de los Franco, que data de los siglos xvi y xvii. Allí había visitado a su amigo Antonio Francos, que vivía en Sobrado (Tineo), aunque se desplazaba frecuentemente al palacio. Junto con él, volvió a casa de doña Gertrudis y, en torno a una gran mesa, se reunió con un nutrido grupo de amigos. Tras los postres y los licores, el ilustrado se retiró momentáneamente para liar el petate y marchar esa misma tarde, aunque no por ello deja de anotar en su diario que en el cuarto en el cual escribe, hay un retrato de un canónigo al pie de un

56 dovela número doce

R Torre de Arango (acuarela, 39 x 17 cm). En el valle surcado por el río Aranguín se alza este conjunto en torno a una torre, núcleo primitivo que data de la segunda mitad del siglo xiv y al que posteriormente, en los siglos xvii y xviii se han añadido la capilla y la fachada principal. Dispone de una entrada posterior para carruajes con arco de medio punto y una finca con abundante arboleda. V Palacio de Omaña (grafito, 40 x 29 cm). Es una construcción noble del siglo xviii que incorpora los escudos de la familia Omaña y Suárez Miranda, y que se incluye dentro del barroco popular. Situado en el pueblo de Los Cabos (Pravia), en la actualidad, está siendo restaurado por una treintena de personas que realizan desafortunadas intervenciones como los muñecos pintados en la iglesia de entrada al recinto.

crucifijo, y en la sala, hay otro de un fraile sentado escribiendo. Es la hora de partir; con la luz del crepúsculo, nuestro viajero se aleja entre hermosas arboledas a la vera del Nalón. Nos hubiera gustado contemplar, como en su día lo hizo nuestro amigo, las chalanas que subían por este río y que, según cuenta, tardaban cargadas tres días en bajar y quince en subir. Nuestro periplo llega a su fin y lo mismo que a nuestro viajero le acompañó D’Alambert en sus lecturas nocturnas, para nosotros don Gaspar Melchor de Jovellanos ha sido el pintor que nos dibujó sus paisajes, el cronista que nos describió la época y el viajero con el cual realizamos nuestra andadura. Llegamos buenos y se acabaron, felizmente, la jornada, el mes, el día y la ensoñación en una tierra que, a decir de Juan de Bances: «Es un rincón delicioso, muy parecido al paraíso terrenal». O

Por segundo año consecutivo el Colegio asturiano resulta ganador en el Torneo Intercolegial. En esta segunda edición celebrada en Asturias y cuya final se debutó en junio, en el campo gijonés de La Llorea, los asturianos vencieron por tan sólo un punto de diferencia con respecto a los cántabros. Cantabria, Burgos y Asturias se verán las

caras el próximo año en la tercera edición del torneo cuya organización correrá por cuenta de los burgaleses, y que contará, con toda probabilidad, con el aliciente de dos nuevas incorporaciones: los colegios de Salamanca y León. El contador del Colegio y organizador del torneo, Manuel Argüelles, añade que es importante agradecer la colaboración a las tres firmas patrocinadoras: Saloni, Jacob Delafon y Prefabricados Roces.

1 2


1

2

v De viaje

4

3 5

6

7

Asturias y los museos El 75 aniversario ha dado mucho de sí y entre las muchas actividades disfrutadas por los colegiados están los viajes de un día a los museos asturianos. Al corazón de la sidra naveta, a la costa de los grandes reptiles y hasta las entrañas de la mina, allí llegaron los aparejadores en su programación lúdicocultural. ù Iván González (vocal delegado de zona) y Tania Cascudo

VENCEDORES primera categoría: 1º José Alberto González 2º Ismael Ortiz 3º Manuel Albo 4º Celestino Burgos 1. Tres veteranos golfistas asturianos. De izquierda a derecha: José Alberto González, Tino Burgos y Fernando León Baidal. 2. Entrega de premios en la primera fase celebrada en el campo de La Fresneda. De izquierda a derecha: el representante de Saloni, el representante de Jacob Delafon, el colegiado Iván Fernández, Juan Roces de Prefabricados Roces, el colegiado Carlos Entrialgo mejor jugador colegiado y Agustín, el máster del campo. 3. La Llorea, en Gijón, Scratch: Manuel Albo cuenta con unas preciosas instalaciones en las que el equipo asturiano se alzó vencedor. 4. Un colegiado santanderino golpea la pelota ante la atenta mirada de varios compañeros. 5. Dos colegiados asturianos (Tino Burgos —a la izquierda de la imagen— y a su lado, Alberto González) posan con un compañero de Cantabria y otro de Burgos antes de la final en el campo de La Llorea. 6. El delegado en Asturias de Jacob Delafon, César Avelló, entrega al representante asturiano, Manuel Argüelles, la placa que acredita a Asturias como ganadora del Campeonato por equipos. 7. Un representante del colegio cántabro entrega el trofeo al mejor scratch, Manuel Albo. segunda categoría 1º Martín Sainz 2º Darío Otal 3º Manuel Argüelles 4º Ángel Calderón

x Fe de erratas. En el número extra de la revista Dovela, en la sección Espíritu Deportivo (página 65), se publicó erróneamente el nombre de uno de los patrocinadores del torneo de golf. En lugar de Salón es Saloni.

El Colegio no sólo presta atención

más allá de nuestras fronteras, organizando viajes a los más diversos puntos del planeta, sino que también plantea escapadas dentro de la región: tardes relajadas, de ocio conociendo los secretos de la bella Asturias. El vocal delegado de zona, Iván González, hace un repaso a los tres viajes organizados por la entidad con motivo de sus 75 años de antigüedad y confiesa que, dado el alto nivel de participación e interés, están planeando hacer extensivas estas visitas de un día al resto del año. Las salidas planificadas partieron siempre de Oviedo y Gijón. Un autobús se encargaba de recoger a los colegiados que, acompañados de una azafata, se dirigieron a los museos para luego rematar la jornada en una amistosa reunión - tertulia con «comida de cierta calidad». Bromea González al explicar que «alguno quería pagar la merienda, creyendo que era a escote». La primera escapada permitió a unas 16 personas viajar al epicentro de la sidra, a Nava. El 28 de abril los (✍...) número doce dovela 57


v De viaje Piezas sueltas v Obras musicales

(✍...) colegiados conocieron el Museo de la Sidra en el que pudieron descubrir el ciclo completo de la preciada bebida, desde que se poliniza el manzano hasta que la sidra llega al vaso. Comenta Iván que «aunque no pude asistir, por referencias sé que estuvo bien, aunque un poco soso el ambiente, por falta de los habituales». El día se completó con un refrigerio en la capital naveta. El 26 de mayo, la cita fue en el Museo de la Minería de El Entrego al que asistieron 34 personas. «Por problemas logísticos, con regular enfado por la tarzanda del autobús, el viaje de ida fue independiente: en taxis desde Oviedo y en bus desde Gijón», explica González. No obstante, «se compensó al personal con una buena merienda en El Entrego, quedando al final todos encantados, y sin ganas de marchar».

R Los colegiados atienden las explicaciones de la guía en su visita al Museo del Jurásico.

La tercera escapada, el 23 de junio, puso rumbo a la rasa de San Telmo, en Colunga. Allí se ubica el Museo del Jurásico. En este tercer y último viaje hasta la fecha, participaron 47 personas que esta vez «quedaron encantados» con la puntualidad y la organización. La merienda de cierre de jornada se celebró en el Llagar de Cortina, en Amandi (Villaviciosa). «Como se llegó a las 7 de la tarde, una hora antes de lo previsto, el propietario nos enseñó su lagar, supermoderno, todo en acero inoxidable, por lo que vimos dos museos por uno», indicó González. O 58 dovela número doce

Los aparejadores cantan a bloque La profesión que canta unida, permanece unida. Y así lo ha demostrado el grupo de aparejadores que ha colaborado en el CD Bloque al Canto. Como viene siendo habitual en las iniciativas culturales de las que participa el Colegio, Pepe Monteserín también está detrás de este proyecto en el que ha puesto arte y parte. Pero su realización ha involucrado a un gran grupo de personas que acudieron el pasado 22 de agosto a la presentación del trabajo. ù Susana Lago 1 Juan Menéndez Durante la presentación de Bloque al canto, el vocal de Cultura, Pepe Monteserín, explicó que «la idea surgió de dos amigos y compañeros aparejadores, que me lo sugirieron en dos momentos distintos». El primero en hacerlo fue Luis Cano, en la cena de Navidad, que le dijo: «Oye, Pepe, nuestro colectivo está lleno de gente que canta o que, de algún modo, está vinculada al mundo de la música. Había que hacer algo». Y el segundo fue Alfonso Yanes, en la fiesta de San Martín, en Moreda, que le comentó prácticamente lo mismo. A partir de ambas sugerencias, lo propuso en la Junta de Gobierno del Colegio y el apoyo fue unánime, así que se puso en marcha, con la colaboración imprescindible del cantante lírico y abogado del Colegio, Pablo Mori. Se realizó una reunión con todos los aparejadores que pudieran aportar algo musicalmente y luego, «tras mucho trabajo de coordinación y actualización con los compañeros que habían olvidado un poco su faceta musical, se grabó el CD», comenta Monteserín. Con su ironía habitual, puntualizó que «como sabes, lo mío es la literatura, pero considero que el

R Pepe Monteserín, Pedro Jiménez y Juan Taboada, comparten impresiones sobre el CD antes de la presentación.

colmo de la poesía es la música. Si Dios me hubiera llamado por ese camino, tened por seguro que habría sido cantautor».

Un título con mucha lógica

Respecto a la idea de titular el trabajo Bloque al canto, Pepe Monteserín explicó que le sobrevino «casi de sopetón. Esto es un trabajo de grupo, de aparejadores en bloque y como se trataba de cantar, pues eso, Bloque al canto». En la jerga de los aparejadores, el ladrillo puede colocarse al canto o al plano. Por eso era muy im-


Piezas sueltas v Ruta por Asturias

Sobre ruedas Una de las actividades más originales de todas cuantas se han organizado en este 75 aniversario es la I Ruta Concentración de Motos para Aparejadores y Acompañantes, que se desarrolló en Asturias durante los días 20, 21 y 22 de octubre. ù Tania Cascudo

R De izquierda a derecha y de delante hacia atrás: Juan Carlos López, Manuel Martínez Manso, Francisco de Prado, Pepe Monteserín, Javier Villanueva, Pedro Jiménez, Urbano Pastrana, Ramón Cortina, Fernando Riestra, Pablo Mori, Yasmina Álvarez, Victoria Ocio, Helios Pandiella, Óscar Martínez, Nacho Alonso, Alfonso Yanes, Luis Cano, Francisco Queipo y Juan Taboada.

portante la carátula del CD, ya que «hubo que rediseñarla, pues ni el bloque estaba de canto ni los pájaros eran ruiseñores, más bien parecían pingüinos», recordó Monteserín, quien finalizó su intervención dando las gracias a todos los que habían colaborado en el disco, sobre manera al productor, Juan Taboada: «Creo que le hemos pagado muy poco en relación al gran servicio que nos ha prestado».

Un CD muy profesional

El siguiente en hablar de lo que ha supuesto este trabajo, fue su productor, Juan Taboada, quien, modestamente, puntualizó que su único mérito había sido el desarrollo de la parte técnica del CD. «Algunos medios de comunicación se han mostrado escépticos sobre si un trabajo así lo podían hacer los aparejadores. Yo garanticé que sí». Tras definir someramente lo que es la música —el arte de las vibraciones sono-

ras que tiene como fin expresar la belleza por medio de los sentimientos—, concluyó diciendo que se trata de un trabajo muy profesional: «Tiene temas clásicos, tradicionales y populares. Y hemos contado con el apoyo de gente como Fernando Allén y Rodrigo Stürm, además de las 70 personas que han participado».

Apoyo incondicional a la cultura

El tercero en intervenir fue el presidente del Colegio, Pedro Jiménez, quien se mostró orgulloso de poder apoyar una iniciativa como ésta. «Poco he tenido que ver yo en todo esto. Lo único que hice fue apoyar una idea que, como casi todas las de Pepe, me pareció buenísima». Incidió en la versatilidad que tiene la profesión de aparejador, «aunque no era consciente de hasta qué punto». No dudó en afirmar que cuando escuchó el CD por primera vez, se emocionó muchísimo. «Fue una sorpresa agradabilísima. Para mí, la expresión cultural por excelencia es la música. Por eso os felicito a todos y a todas. Me encanta esa dedicación tan grande a asuntos que van más allá de poner ladrillos, ésos que fomentan la parte cultural de nuestra institución». Y por si alguien tenía alguna duda sobre la calidad sonora de Bloque al canto, la presentación se aderezó con sus canciones de fondo. Un vino español, puso la guinda al acto. O

Turismo sobre dos ruedas. Es la propuesta que hizo el Colegio a todos los aparejadores amantes de las motos y dispuestos a pasar un fin de semana inolvidable por tierras asturianas. La salida fue programada para las nueve de la mañana del sábado, con una recepción oficial en el Ayuntamiento ovetense y posterior visita a la Catedral. A partir de ahí comenzó la ruta hacia el oriente asturiano. Villaviciosa, Lastres, Panes, Arenas de Cabrales y Covadonga, puntos clave en la ruta sabatina, que concluyó con parada para dormir en el Gran Hotel Pelayo de Covadonga. El domingo por la mañana el programa incluye visita a La Santina y a los Lagos de Covadonga. El punto y final de este atractivo plan lo puso el almuerzo en el Molín de Mingo. O número doce dovela 59


FACETAS

Francisco A. Queipo Blanco

Iba para médico, pero fue precisamente una enfermedad la que cambió su destino profesional. Eso no significa que

Francisco Queipo se arrepienta ni lo más mínimo de ser aparejador, pues «puedo decir que soy una de esas personas afortunadas que disfrutan con su trabajo y más ahora, que puedo permitirme elegir los proyectos que me interesan». Pero no todo en la vida ha de ser trabajo, tiene que haber tiempo para otras pasiones; en su caso, lo hay. La fotografía ocupa no sólo tiempo, sino mucho espacio en la vida de nuestro protagonista: «Tengo un montón de cajas con negativos y papel de hace al menos 35 años». Su debilidad, los rascacielos: «Ver una ciudad desde la azotea de un gran edifico te da una perspectiva diferente de las cosas y de las personas, es impresionante». Usemos el gran angular, veamos qué otras cosas aparecen en la foto de Francisco Queipo. ù Susana Lago

1 Juan Menéndez

x Visión dovela: Pregunta obligada. ¿Cómo surgió su interés por la fotografía? FRANCISCO QUEIPO: De joven, en mi época de estudiante, me gustaba la guitarra y monté un grupo con mis amigos (teníamos entre 15 y 17 años). Nos llamábamos Los Sonámbulos. Lo creamos en 1965/6 y recuerdo esa época como la mejor de mi juventud. Dentro de este grupo de amigos, había uno al que le gustaba la fotografía y fue quien despertó mi interés por esta afición. Luego mi hermano, cuando hacía la mili en Melilla, compró una cámara de seis por seis, lo que acrecentó mi interés. Aparte, teníamos en casa una Kodak que había traído mi padre de Cuba. Esa cámara

60 dovela número doce

en gran an

se perdió, (vamos a pensar que se perdió y que no nos la robaron) un día en una playa, concretamente en la playa de Ribadesella. Más adelante, cuando hice las prácticas de la milicia en Oviedo y dado mi interés por la fotografía, me tocó hacer de fotógrafo «oficioso» de la milicia. A partir de ahí compré mi primera cámara. Luego me fui haciendo con más máquinas. En total, tengo diez cámaras. D. ¿Qué tipo de imágenes le gusta capturar? F. Q. Fotografío casi de todo, aunque sobremanera me gusta la fotografía relacionada con mi profesión. Me encanta retratar edificios desde distintas perspectivas

y tengo debilidad por sacar imágenes desde la azotea de determinados edificios. Claro, al llevar tantos años haciendo fotografías, tengo mucho material en diapositiva, aunque mi intención es ir pasándolo todo poco a poco a formato digital. D. ¿Y qué va a hacer con todo ese material? F. Q. Tengo intención de realizar un libro. Mi idea era seleccionar un grupo de fotos y conseguir que mis compañeros de profesión fueran quienes les pusieran el pie de texto. Pero bueno, hay quien me ha desanimado un poco, diciéndome que será difícil hacer participar del proyecto a tantos compañeros. Por otro lado, realizar


FACETAS

Tengo idea de seleccionar unas cuantas fotos y realizar un libro. Me gustaría que mis compañeros de profesión les pusieran el pie de texto, pero es algo que llevará su tiempo»

angular la selección me va a llevar mucho tiempo porque tengo miles de fotografías, sobre todo fotografía que tiene que ver con la profesión de aparejador, pero asociada a los distintos viajes que he realizado, lógicamente viajes profesionales. Ni siquiera todas las fotos que he disparado las tengo en papel, sino que tengo cajas llenas de negativos, algunos de los cuales tienen 35 años. Otra cosa difícil es clasificarlas, por fecha, temática... En fin, todo se andará. D. ¿Hay alguna imagen que le haya impactado especialmente o que ansíe fotografiar? F. Q. Me encanta la visión de las ciudades desde lo alto de los edificios, tengo muchas imágenes de este tipo. Te da una sensación,

una perspectiva completamente distinta de la realidad. Te haces una idea más global de cómo es una ciudad, las calles, los edificios, ver la gente tan pequeñita... Siempre que viajo, si veo un edificio alto y tengo la oportunidad, subo hasta la azotea para sacar unas fotos. D. ¿Alguna anécdota al respecto? F. Q. Estando en Chicago, cuando aún estaba muy reciente el tema de las torres gemelas, se me complicó un poco más el asunto y en los edificios que no eran visitables, ni lo intenté, porque los americanos para estas cosas no se andan con tonterías, te meten en la cárcel y punto. Normalmente, lo que no hago es pedir permiso,

tiro la foto y ya está. La única vez que tuve problemas fue en Francia, pues me querían requisar la cámara, pero con la excusa de que no les entendía, al final me dejaron marchar con ella. D. ¿La foto que le pilló sin la cámara a cuestas? F. Q. La primera vez que visité Berlín, en pleno apogeo del conflicto con el tema del Telón de Acero, sólo llevaba un carrete en la cámara, así que se me terminó en seguida y me quedaron sin hacer muchísimas fotos que me hubiera gustado traerme conmigo. Las paradas estaban programadas y no había dónde comprar un carrete. Más recientemente, estando en Helsinki, visité número doce dovela 61


FACETAS FRANCISCO A. QUEIPO BLANCO

Me encanta la visión desde lo alto de los edificios. Te haces una idea más global de cómo es una ciudad, las calles, ver a la gente tan pequeñita...» una feria de la construcción y me quedé sin batería. Allí cierra todo muy pronto, a las seis de la tarde, así que tuve que resignarme a no hacer fotos de la feria.

Se hace camino al andar... D. Pero su profesión es la de aparejador. Según tengo entendido, lleva una promotora. ¿Cuál ha sido su trayectoria? F. Q. Comencé mi andadura profesional en Oviedo, concretamente en Promociones Laureano. Fue mi primera fuente real de conocimiento y allí desarrollé mis aptitudes para avanzar en esto y dar el salto a otras etapas. Esa época duró diez años, de 1972 al 82. Durante esa década desarrollamos muchos proyectos, entre ellos el

62 dovela número doce

Centro Comercial Salesas, cuya realización se prolongó durante seis años. Para mí, fue un reto profesional muy importante, dada mi juventud y el momento en que se produjo. Tuve contacto con profesionales de otros países europeos, como Francia y el Reino Unido, donde en materia de proyectos de ese tipo estaban mucho más avanzados. De hecho, el de Salesas fue el primer centro comercial que se desarrollaba aquí, era algo pionero para nosotros. Tras esta etapa, parte de los compañeros que trabajábamos en esta empresa, creamos la nuestra propia, mall. Esta nueva época duró otros diez años. Prestábamos sobre todo servicios de consultoría comercial en materia de proyectos plurifuncionales (centros comerciales, hoteles, viviendas...).

Y finalmente, me puse por mi cuenta, hasta día de hoy. Por una parte como consultor comercial y por otra, como promotor de edificaciones. D. ¿Piensa que esta es la última etapa o aún le apetece ir un paso más allá? F. Q. Ahora estoy en una etapa en la que puedo permitirme el lujo de seleccionar, de escoger los trabajos que hago. Puedo decir que trabajo en lo que me gusta, lo cual ya es mucho. D. ¿Y cómo es eso de que iba para médico? F. Q. Lo de ser aparejador fue una cuestión que ni siquiera me había planteado. Mi intención era estudiar Medicina en Valladolid, pero durante mi último año de Bachillerato caí enfermo y pasé tres meses en cama. Lógicamente, mis resultados académicos se resintieron. Hice el bachillerato en Cangas de Onís y cuando vine a Oviedo a examinarme del preu, suspendí. Entonces, tenía dos opciones, examinarme de nuevo al año siguiente y retrasar un año mis estudios o decidirme por otra carrera. En septiembre del 68, en una sobremesa familiar, salió el tema de que unos amigos se iban a Burgos a matricularse y me dijo mi madre que por qué no iba con ellos. (✍...)


Like a Rolling Stone Ah, y tocábamos también alguna canción acústica de los Shadows. d. ¿Llegaron a actuar ante el público? f. q. Sí que actuábamos, lo hacíamos por toda Asturias. Incluso un año, quedamos los segundos en el concurso de rock que se organizaba en Oviedo por las fiestas de San Mateo. d. ¿Sigue tocando habitualmente? f. q. No, lo tengo totalmente aparcado. De hecho, me costó trabajo hacer esta colaboración, porque mis dedos estaban totalmente desentrenados, pero bueno, al final ha salido. d. ¿ Y actualmente, qué tipo de música le gusta? Q Francisco Queipo muestra una de las fotos que guarda de su época de estudiante, cuando pertenecía al grupo Los Sonámbulos. S Los Sonámbulos, durante una actuación en las fiestas de San Agustín, Avilés. En la otra imagen, tocando en las fiestas de Arriondas, en el verano de 1967.

dovela. Comentaba al principio de esta entrevista que formó un grupo de música con sus amigos, ¿qué pasó con Los Sonámbulos? francisco queipo. Bueno, se disolvió por motivo de los estudios. Muchos estábamos estudiando fuera y ya no podíamos quedar para ensayar ni nada. d. ¿Y usted qué instrumento tocaba? f. q. Yo era el guitarra-bajo. De hecho, en el CD que acaba de editar el Colegio, Bloque al Canto, participo haciendo unos coros y tocando el bajo, en la canción ¿Dónde vas a por agua? d. ¿Qué tipo de música era la que tocaban en su grupo? f. q. Date cuenta de que estábamos en plena época de explosión del rock. Los Beatles, los Rolling Stones, Beach Boys... Uno de nuestros amigos que no tocaba, nos compuso un tema, pero realmente no teníamos canciones propias, sino que tocábamos lo que se llevaba en esa época, las canciones del momento.

f. q. Me sigue gustando el rock, pero el clásico. Pink Floyd, Supertramp, los Rolling, Santana, Dire Straits, Bruce Springsteen, Simon & Garfunkel..., también Elvis y Frank Sinatra, entre otros. d. ¿Qué otras aficiones tiene? f. q. Pues procuro pasar tiempo con mi familia y desde hace unos tres años practico el golf, por aquello de hacer algo de ejercicio. De todos modos, tampoco me queda mucho tiempo libre, ya que al trabajo le dedico unas diez horas diarias. Ahora ya estoy tratando de aflojar un poco, pero he trabajado durante muchos años doce o más horas al día. Digamos que estoy en una etapa en la que ya me toca ir soltando un poco la cuerda. d. ¿Ha participado en el Campeonato de Golf intercolegial? f. q. No, qué va, considero que todavía estoy muy verde como para participar en un campeonato.

número doce dovela 63


FRANCISCO A. QUEIPO BLANCO FACETAS En la actualidad, Queipo trabaja por su cuenta en una doble vertiente como consultor comercial y promotor de edificaciones. Asegura que lo que más le gusta de su profesión es seguir el desarrollo de una obra, verla crecer: «Muchas de ellas perduran por encima de la vida».

S Francisco Queipo (primero por la izquierda) posa con dos compañeros en la azotea de una de las torres gemelas, unos cuantos años antes de que el ataque terrorista acabara con ellas. (✍...) A mí me gustaba la idea de hacer el viaje a Burgos con amigos y dije que sí, entonces ya volví matriculado, a condición de que si no me gustaba, al año siguiente intentaría de nuevo entrar en Medicina. D. Y se ve que le gustó, porque no cambió de idea... F. Q. Puedo decir que me gusta lo que hago, incluso tengo más ilusión actualmente que cuando empecé. D. ¿Le queda la espinita de no haber sido médico? F. Q. Bueno, creo que habría tenido aptitudes para ser un buen médico. Tengo mucha paciencia y soy bastante tranquilo. De lo que estoy seguro es de que le hubiera puesto la misma tenacidad y ganas que a la profesión que desempeño actualmente.

Visión en perspectiva D. Este año el Colegio cumple 75 años, ¿ha sido partícipe de alguno de los actos conmemorativos que se han llevado a cabo? F. Q. Como te decía antes, participé en el CD Bloque al Canto y acudí a varias de las conferencias organizadas, y también a la espicha que se celebró el pasado mes de junio en Gijón, en el Pueblo de Asturias.

En mi época, había mucho aparejador de salón, de esos que no pisaban la obra ni por casualidad» D. ¿Cómo ha evolucionado el sector de la construcción en los años que lleva dedicándose al mismo? F. Q. Creo que lo ha hecho de una forma positiva. Ahora hay muchos más recursos que antes. El sector actualmente está mejor estructurado, creo que hay más profesionalidad. En mi época, había mucho aparejador de salón, de esos que no pisaban la obra ni por casualidad. También había una mayor dispersión legislativa y ahora con la loe y el nuevo cte nuestras funciones, responsabilidades y normativas están cada vez mejor definidas. D. En general, ¿piensa que los nuevos profesionales salen mejor preparados que los de antes? F. Q. Sí, pero también es cierto que tienen más herramientas. Recuerdo que a mí en los exámenes me faltaba tiempo para contestar a todo, porque íbamos con muy pocos recursos (utilizábamos regla de cál-

culo en vez de calculadora). También es cierto que a las nuevas generaciones el mercado laboral les exige, además de tener la titulación, cursos, idiomas, informática..., es un mercado más competitivo. D. ¿Qué es lo que más le gusta de su profesión? ¿Y lo que menos? F. Q. Lo que más me gusta es seguir el desarrollo de una obra, verla crecer. Muchas de ellas perduran por encima de la vida. A veces, una obra es casi como un hijo. Lo que menos me gusta es la burocracia que envuelve a esta profesión. Se exige un excesivo papeleo para cualquier cosa, sobre todo a nivel administrativo. D. ¿Cómo se define a sí mismo Francisco Queipo? F. Q. Sencillamente me considero un profesional motivado, implicado en los proyectos que desarrollo y que trata de actuar con ética en la medida en que me sea posible. O número doce dovela 65


por Pepe Monteserín

RIVAS RICO

Tomas falsas

Aparejador: Ricardo Mesa Documentación gráfica: Plan General de Ordenación Urbana del Concejo de Valdés. Pintura y decoración: Emulsión Polímero. Pervo-Plástica de alta visibilidad. En blanco, serie 6050; en amarillo sin plomo, serie 6051. Texto original (Reserved for drunk drivers): Ricardo Mesa & Asociados Tipo de letra: Stencil Lugar: Recta de Otur; la paralela por detrás, esquina Casa Consuelo. Cliente: «John S.», pensionista inglés, que veraneó en la zona.

66 dovela número doce


El poeta latino Horacio pregunta en una de sus Epístolas: —¿Sabéis, oh, amigo, cuál es la gracia que pido a los deseos? Y se contesta: —Que me conserven lo poco que tengo; y, todavía, no tanto. ¡Que no me falten, jamás, los libros! Algunos libros editados por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Asturias: (Consultad su precio)

COLEGIO OFICIAL DE APAREJADORES Y ARQUITECTOS TÉCNICOS DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

Dovela 12  
Dovela 12  

Revista del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos del Principado de Asturias. Número 12. Segunda época. Año 2006

Advertisement