12 minute read

Andrés Beltrán: “el Colegio influenció lo que soy”

Andrés Beltrán Prado: “El Colegio influenció lo que soy”

Por Inés María Materón B. Jefe del Departamento de Mercadeo y Comunicaciones DSCali

Andrés Beltrán, destacado colombiano, egresado del Colegio Alemán de Cali, hace parte de la nueva generación de guionistas y directores de cine y televisión en Colombia y otros países; además, es autor de videoclips, cortometrajes, largometrajes, series y películas que han hecho parte de la selecta cartelera de las afamadas plataformas Netflix y Amazon.

En el set de Distrito Salvaje.

Su recorrido profesional comenzó como un sueño hecho realidad desde sus épocas escolares, gracias al apoyo que recibió de algunos docentes y directivos del Colegio, para dirigir y grabar en sus instalaciones un cortometraje de terror sobre zombis, toda una aventura inspirada en una vivencia similar de los actores de Hollywood, Ben Affleck y Matt Damon, quienes desde su infancia fueron a buscar todas las oportunidades para brillar en el mundo de la actuación.

A pesar de su apretada agenda, Andrés Beltrán nos concedió una entrevista en la que comentó su vida, su formación académica y su recorrido profesional, cuyo propósito es inspirar a nuestros estudiantes y sus familias para que cumplan en grande sus metas y sueños.

¿Cómo describes tu infancia y el paso por el Colegio Alemán de Cali?

Guardo recuerdos muy gratos de mi Colegio, no solo por lo que aprendí sino por la planta física de la institución, por los profesores y por los amigos que hice, que son como mis hermanos de toda la vida.

La oportunidad de haber ido a Alemania a los dieciséis años fue un regalo muy grande, ya que me abrió la mente, me llenó de ideas, referencias, colores, personas y entornos diferentes. Estar tan cerca de la cultura alemana también ha sido muy importante en mi formación, a nivel de mi estructura mental, por cómo abordo los problemas de mi vida, los retos, el trabajo como director. La rigurosidad, la metodología y la honestidad son valores que sin duda alguna le debo al Colegio, del cual únicamente tengo cosas buenas para destacar: me permitió hacer teatro, pintar, tener oportunidades artísticas y de deportes y me brindó, además, una formación integral de la cual me siento muy orgulloso.

¿Alguna anécdota memorable que desees compartir de tus tiempos en el Colegio?

A pesar de que tengo muchas anécdotas, voy a escoger una, la que realmente marcó mi vida en términos profesionales y fue la oportunidad de haber hecho un cortometraje en el Colegio. Sucedió al margen del currículo, de lo académico, pero en ese entonces, en el último año del Colegio, veíamos la estructura y el diseño del guion de cine en clase de Español con Marina Mesa, momento en el cual yo empecé a escribir uno con mi amigo y compañero Jorge Valencia, un egresado del Alemán de Cali, quien afirmaba que si Ben Affleck y Matt Damon habían triunfado con un cortometraje realizado en su colegio, por qué nosotros íbamos a ser la excepción. Fue así como escribí un guion de veinticinco páginas y hablé con Armando Albarracín, en ese momento el director de Secundaria, y con los profesores, quienes me permitieron rodar los domingos en el Colegio. Me ayudaron mucho, me prestaban luces y todo lo que yo necesitaba. Logré también convencer a todos mis amigos para hacer este cortometraje. A partir de esa experiencia tuve la certeza de que lo que yo quería era ser director de cine y dedicarme a eso.

La orientación por el campo audiovisual, ¿en qué momento se despertó en ti? ¿Tuvo que ver la educación artística que te brindó el Colegio?

Definitivamente el Colegio sí influyó de manera positiva porque es una institución que permite y da ciertas libertades. Hay gente que se dedica más a las ciencias, a la química, a los idiomas. En mi caso, yo me enfoqué mucho en los idiomas y en literatura, materias en las que fui muy activo. Tengo recuerdos del Colegio de las lecciones recibidas de las docentes María Cecilia Montes de Occa, más conocida como ‘Mariachi’, Maribel Marín, Claudia Calzada y Shirley Feijoó con quienes exploré mi inclinación por el arte. Claro que recuerdo a William Perea, docente de Matemáticas, a quien queremos mucho: obviamente, su clase fue importante como las de los otros profesores, pero claramente, yo tenía una inclinación mucho más artística y el Colegio lo permitió.

Fui parte de un grupo de teatro experimental, que inició el docente Mario Bolaños, que se llamaba Sasbaho, con el que nos presentamos en el Teatro Jorge Isaacs, yo como actor, lo que no hago en este momento. Pero, creo que todo eso, de alguna manera me influenció y permitió explorar mis deseos de hacerme director y escritor de cine.

En el set de Bolívar.

¿Qué herramientas educativas consideras que fueron vitales durante tu formación en el Colegio?

Destaco lo integral que es. De alguna manera, todos los estudiantes tenemos que cubrir la totalidad de las materias y concientizarnos sobre el aprendizaje de estas. El Colegio permite que cada estudiante se enfoque en lo que desea porque existen muchas opciones. Las actividades extracurriculares del Colegio son una de sus grandes ventajas; por ejemplo, yo estuve en una clase de plastilina; contábamos con muchas opciones y creo que sin duda alguna la formación que tengo como director viene de ahí, influenciada por mi paso por el Colegio.

¿Qué carrera profesional estudiaste? ¿En qué te has especializado? ¿A qué te dedicas actualmente?

Estudié Comunicación Social en la Universidad Javeriana de Bogotá, con énfasis en Producción Audiovisual, un enfoque muy interesante porque desde los dos primeros semestres yo ya estaba rodando cortometrajes, que era lo que quería hacer, pero, además, tenía una formación muy rigurosa en escritura, una herramienta comunicativa que utilizo en todo lo que hago.

Después de eso, estudié una Maestría en Escrituras Creativas con énfasis en guion para largometraje en la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá. Posteriormente estudié en la Universidad de Greenwich de Londres una Maestría en Cinematografía y Postproducción, enfocada en cine.

Toda esta formación la he encaminado principalmente a la escritura y a la dirección. Me he dedicado a escribir cortometrajes y largometrajes, y a dirigirlos. He creado y dirigido series de televisión y eso ha sido todo lo que he hecho desde que me gradué y comencé a trabajar. Ese ha sido mi énfasis como escritor y director de cine y televisión.

¿Qué géneros audiovisuales has trabajado y cuáles te apasionan más?

Mis dos películas son de géneros diferentes. La primera, Malos días, es un thriller “neo noir”, una especie de incorporación del “film noir”, que en los ochenta empezó a cambiar; es cine negro, así le llaman en español, relato de criminales y de los bajos fondos. Y la otra película, Llanto maldito, es una historia de drama y terror.

He realizado las series Ritmo salvaje, sobre música; Distrito salvaje, de acción; Primate, del género “dramedy”, una combinación entre comedia y drama; MalaYerba, un thriller con drama; Bolívar, una historia de época; Alias JJ y La ley secreta, dramas thrillers. En síntesis, he hecho un poquito de todo. Sin embargo, lo que más busco al escribir mis películas y mis cortos, casi siempre tiene que ver con crear tensión: me encanta lograrla mediante la cámara y el sonido. De estos efectos se benefician bastante algunos géneros, como el thriller, el suspenso, el terror, que de alguna manera son géneros muy técnicos, que desarrollan historias de personajes que tienen que superar circunstancias adversas o de crisis de pareja, como sucede en mi película Llanto maldito.

Me gusta mucho la combinación de géneros y drama humano y cómo este puede potencializar ciertos aspectos de los personajes, en vez de hacer un drama sin más enfoques, que carezca de tintes de algún otro género. Entonces, creo que mi búsqueda va por ahí.

En el set de Bolívar.

Cortometrajes

Exteriores (2007), Vigilia (2008), La serie negra (2021), El librero (2013), The Undertaker (2014), Fiesta (2014), Docklands (2019) y Vanity Mirror (2020).

Series de televisión

Serie de Caracol Televisión para Netflix, para Caracol Televisión. La ley secreta (2017), Bolívar (2018) y Primate (2021).

Series de Netflix

Segunda temporada de Distrito salvaje (2019) y Ritmo salvaje (2021).

HBO Max

Llanto maldito (2019).

Starz

MalaYerba (2021).

Videoclips:

The Mills, Superlitio y Sanalejo.

Por favor preséntanos una breve reseña de tus logros audiovisuales en cine y televisión. Sabemos que has sido merecedor de galardones y premios en festivales

Malos días, mi primera película, estuvo en el Festival de Cine de Varsovia en la categoría de Primeras películas. Esto fue muy emocionante porque es un festival mediano, de cierta importancia. La pudimos presentar allá.

Tuve un cortometraje The Undertaker, que hice en Londres, de terror, gótico, sobre vampiros, el cual viajó mucho hasta llegar a Transilvania para ser presentado en un buen festival de vampiros. Llanto maldito, mi segunda película fue selección oficial de Sitges, la plaza inmejorable para un gran festival de cine de terror y fue parte de una de las categorías del festival, cosa que nos alegró y emocionó bastante. Y ese mismo año, 2021, también participó allí mi cortometraje Vanity Mirror, de terror, que hizo parte de la selección oficial de Sitges en la categoría de cortometrajes, un resultado muy importante para mí porque yo solo había hecho un solo corto de terror y esto fue la entrada a este universo de directores y de directoras de este enorme género, lleno de personas y de referencias.

En el set de Distrito Salvaje.

En la televisión me gané un India Catalina como mejor director por Bolívar. Por otra parte, en los premios Produ también estuve nominado por La ley secreta y por Bolívar. Participé también en los premios de televisión Seoul International Drama Awards, en los cuales Bolívar estuvo nominada en las categorías mejor director y mejor serie, pero la producción solo ganó como mejor serie. Por su parte, la segunda temporada de la serie Distrito salvaje estuvo nominada a los Premios Platino.

Bueno, varias producciones están por salir, vamos a ver qué pasa con ellas. Estos han sido mis logros hasta ahora en términos de premios y festivales.

¿Qué proyectos audiovisuales se vienen?

En este momento estoy preparando mi tercera película. Se trata de un thriller en inglés escrito por un norteamericano. Estoy muy emocionado, a puertas del rodaje.

Van a salir dos series más este año. En marzo se estrenó en Netflix Ritmo salvaje, una serie de baile y reguetón, con Greeicy Rendón y Paulina Dávila. De ocho episodios, yo dirigí cuatro. Pronto se estrenará en Amazon la serie Primate, que trata sobre un actor (interpretado por Chris Packam) que pasa por una crisis existencial, la cual se aborda desde la comedia. Dirigí ocho capítulos, es muy chévere.

Además, estoy escribiendo una película de terror, también estoy desarrollando una serie y por ahí vienen varios proyectos que se están ubicando en su lugar, a ver si se logran hacer este año.

¿Cómo ves el futuro del cine en nuestro país y cuál es su impacto en nuestra sociedad cultural actual?

La ley de cine de 2003 hizo que esta actividad en Colombia se revolucionara, porque estábamos produciendo muy pocas películas. En los noventa hacíamos una o dos películas por año y de repente, pasamos a hacer diez, veinte, treinta, cuarenta; entonces, realmente ha sido un momento muy especial. Cuando salí de la universidad en 2009 no me imaginaba estar haciendo lo que realizo hoy en día; mucho menos me imaginaba estar haciendo series para plataformas porque en ese entonces no existían estas como las conocemos hoy. Realmente, yo pensé que íbamos a hacer las novelas que hacíamos aquí, las tradicionales de Caracol y RCN, pero, de repente, se abrió a una gran puerta y mucho contenido, no solo en cine sino también en televisión. Se está haciendo una televisión muy cinematográfica de gran factura, muy artística. Entonces, considero que es un excelente momento para quienes nos queremos dedicar a este oficio. Hay escuelas de cine como nunca: cuando yo comencé a estudiar habían una o dos. Es un momento muy especial; la verdad, yo me lancé a hacer esto por mi pasión, pero no tenía ni idea si iba a poder estar activo trabajando en lo que yo deseaba y realmente me he llevado una gran sorpresa, porque sí he podido hacer lo que más amo y es un muy buen momento para el que lo quisiera intentar: existen hoy en día muchas opciones.

¿Deseas enviar algún mensaje inspirador a los estudiantes, a sus familias y a la comunidad en general del Colegio?

Es muy importante que todos hagamos, estudiemos y nos conectemos con lo que realmente queremos hacer con nuestras vidas, porque finalmente se trata de disfrutarla. No existe nada mejor que estudiar o trabajar en lo que uno desea hacer, brillar, sobresalir, en lo que uno siente que lo llena por dentro. En mi caso, escogí el cine, pero existen muchas opciones, siempre y cuando uno lo haga con pasión, dedicación, estudio, esmero y paciencia. Lo que uno se propone se puede lograr y, sobre todo, si es producto del propio deseo y no una imposición de otros, provenga de la familia, la universidad, el colegio, los profesores, ni de nadie, porque lo que se haga debe nacer del corazón. Por ello, nos debemos sintonizar con aquellos deseos que tenemos por dentro. Tenemos que preguntarnos por lo que realmente queremos hacer, así parezca algo muy loco o inusual. Pienso que debemos luchar por lo que realmente queremos, con mucho esfuerzo y dedicación; de esta manera, las puertas se irán abriendo sin duda alguna y todo se armonizará hasta que logremos cumplir nuestros sueños.