Page 1

México D. F. Verano de 2013. Año 12 Número 44

Luis Bernardo Pérez El cuento es un vehículo ideal para la enseñanza y promoción de la lectura Atención a clientes: 01 800 001 5337 / www.clublectores.com

Luis Bern

C

lub de Lectores conversó con Luis Bernardo Pérez, escritor mexicano que publica en editoriales como Ficticia, Alfaguara, SM, y Selector. El autor nos habló sobre la forma en la cual el cuento puede ayudar a los maestros a interesar a sus alumnos en la literatura. La entrevista se realizó en las instalaciones de Editorial Océano.


El cuento es un vehículo ideal para la enseñanza y promoción de la lectura por Virginia Krasniansky

Luis Bernardo Pérez Cuéntanos quién eres y qué escribes. Es importante que los maestros conozcan a un autor mexicano que ha escrito mucho. Estudié la carrera de filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, pero siempre me interesó más la literatura y, específicamente, la narrativa corta. Mi escuela literaria fue una revista llamada El Cuento. Se publicó durante más de 30 años. Su director era el maestro Edmundo Valadés, un gran escritor mexicano que, además, realizaba una importante labor como promotor de la literatura y específicamente del cuento. En las páginas de esa publicación aparecían relatos de todo el mundo. Además, los lectores podíamos enviar historias escritas por nosotros y, si eran buenas, se publicaban. Don Edmundo era un hombre tan generoso que se tomaba la molestia de leer todo lo que recibía, incluso los cuentos mal escritos. Con gran paciencia le explicaba al joven autor por qué su relato no funcionaba y cómo podía mejorarlo. Para mí fue una gran escuela. ¿Crees tú que el cuento es un género que puede ayudar a maestros a promover el gusto por la lectura? Pues mira, la ventaja que tienen los cuentos frente a

las novelas es su brevedad. Es más fácil que los niños y los adolescentes con poca o nula experiencia lectora se acerquen a un relato de tres o cuatro páginas que a una novela de cuatrocientas. Un maestro puede sembrar en sus alumnos el gusto por la lectura si les da cuentos. Estos se pueden comenzar y terminar en unos minutos y luego comentarlos. En este sentido, me parece que cuento es el género más adecuado para iniciarse en el mundo de las letras. Además de escribir para adultos, también eres autor de muchos cuentos infantiles. ¿Qué diferencia existe entre escribir para unos y para otros? En mi caso personal, cuando comienzo un relato no me propongo escribir para niños o para adultos. Lo que me interesa de un cuento, independientemente del tipo de lector al que va dirigido, es que sea interesante, que te atrape desde las primeras líneas. Luego, sobre la marcha, decido a qué público le puede interesar. La diferencia, en cualquier caso, está en el tipo de lenguaje que se emplea, en los personajes y en las situaciones. Las ilustraciones podrían ser el complemento de la escritura para niños pequeños y es un tema de discusión cuando el texto no coincide con la imagen. ¿Qué nos puedes decir al respecto?

En el caso de la literatura infantil el ilustrador debe ser un aliado del escritor. Ambas partes tienen que entender esto. Se deben complementar. Una ilustración que tenga poco que ver con el texto mata al cuento; hace que la historia no destaque. Por otro lado, una buena ilustración potencia el valor estético del relato, eleva sus méritos. Fíjate que, hoy en día, hay en México muchos y muy buenos ilustradores para niños, la mayoría de ellos menores de 30 años. Es algo sorprendente. De hecho, me atrevo a afirmar que en la actualidad existen en nuestro país más y mejores ilustradores de libros para niños que escritores dedicados a este género. Así como hay escuelas para ilustradores, ¿existen también escuelas para escritores? ¿Dónde se puede uno formar como escritor? Existen varias escuelas para escritores. También hay cursos y diplomados como los que ofrece la SOGEM. Además, tenemos talleres literarios impartidos por escritores de talento, como los de mis amigos Marcial Fernández y Edmée Pardo o el del desaparecido Rafael Ramírez Heredia. Pero todo eso sólo es un apoyo. Uno realmente aprende a escribir “en gerundio”, es decir escribiendo mucho, leyendo mucho y rehaciendo los textos una y otra vez. ¿Qué nos podrías decir sobre las nuevas tecnologías como recurso de fomento a la lectura y si sirven también para escribir y tener una presencia global?


Vivimos en un mundo dominado por la tecnología. Sin embargo, hay muchos autores que, por ignorancia o temor al cambio, se resisten a esto y siguen pensando de acuerdo con esquemas caducos. Para ellos solamente vale el papel. Lo cierto, sin embargo, es que el libro impreso va a convivir con el libro electrónico. Ambos soportes van a tener el mismo valor y qué bueno que así sea, pues de esa forma se puede llegar a un número mayor de personas. Y respecto al cuento, que es lo que a mí más me interesa, yo sostengo que un buen cuento se puede leer y disfrutar igual en un libro, en una computadora, en un e-book o de viva voz, como ocurre con los narradores orales. Porque, finalmente, lo que importa es la calidad de la historia. ¿Cuál sería tu mensaje a los maestros para que trasmitan a sus estudiantes la experiencia de la vida cotidiana y que pueda servir a los jóvenes como inspiración para escribir cuentos? Con frecuencia me invitan a las escuelas para platicar de mis libros con los alumnos. En esas ocasiones también convivo con los maestros y aprovecho para decirles que los cuentos y la literatura en general constituyen una herramienta muy útil en su oficio. Los relatos pueden ayudarlos a transmitir ciertos conceptos e ideas valiosas. No me refiero a mensajes edificantes o moralejas. Un maestro puede valerse de los cuentos para comunicar asuntos relacionados con las relaciones interpersonales, el sentido de la existencia, la libertad, la muerte, etc. Es decir, conceptos que no son fáciles de explicar mediante otros recursos. Por ejemplo, un buen cuento sobre el acoso escolar puede ayudar a los jóvenes a comprender mejor este grave problema. Que nos puedes decir de los cuentos que nunca se olvidan, de los llamados “clásicos” ¿Crees tú que actualmente hay historias que pueden considerarse clásicas? Me refiero a cuentos como “Caperucita Roja”. La categoría de “clásico” lo otorga el tiempo. “Caperucita roja” es un clásico porque ha sobrevivido el paso de las décadas. Lo mismo sucede con “El patito feo” o “Cenicienta”. Pero eso no ocurre con todas las historias; hay cuentos muy populares antaño que hoy ya nadie recuerda. Sin embargo, también existen los “nuevos clásicos”, relatos más recientes que ya han demostrado su capacidad para permanecer en el gusto de los lectores. Allí está, por ejemplo, La peor señora del mundo, de Francisco Hinojosa. Este libro apareció hace casi 20 años y desde entonces se sigue reeditando. Ya es un clásico de la literatura infantil de nuestro país. ¿Cuál es tu mensaje, como autor, para maestros y jóvenes, con el fin de promover la lectura? El placer de la lectura es contagioso. Si a un maestro le gusta un autor o un libro, aunque no esté en el programa de estudios, puede trasmitir ese gusto a sus alumnos; el secreto es que se lea por el placer que nos proporciona un texto y no por obligación.

Luis Bernardo Pérez Retablo de quimeras La quimera es un monstruo con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente. Eso en su origen mitológico. Las quimeras del autor son la parte amable de esos seres fantásticos. Nº 336002 120 puntos

Luis Bernardo Pérez Fin de fiesta y otra celebraciones En esta obra el lector encontrará un conjunto de cuentos que con coherencia literaria provocan al lector asombro, sorpresa y reflexiones inquietantes. 108 págs. Nº 336032 132 puntos

Luis Bernardo Pérez El gato de humo y otros felinos extraordinarios Este libro de cuentos permitirá a los jóvenes lectores descubrir una diferente variedad de fauna gatuna que los sorprenderá. 93 págs. Nº 234107 105 puntos

Luis Bernardo Pérez Narrar para la infancia Este libro está dirigido a todos aquellos que desean escribir cuentos infantiles pero no saben cómo empezar. El autor ofrece una serie de estrategias, ideas y procedimientos destinados a desarrollar el oficio narrativo. 210 págs. Nº 336025 240 puntos

Luis Bernardo Pérez Cuentos para los días de lluvia Este libro contiene diez historias divertidas e impredecibles concebidas para los días lluviosos aunque también se pueden leer cuando brilla el sol. 104 págs. Nº 234105 105 puntos

Varios Estación central Antología En este libro se dan cita 13 escritores para escribir de amor, sexo, crímenes, extraterrestres, niños de la calle, enfermedades secretas, fantasmas, mariachis, boxeadores, prostitutas y políticos e inician un viaje en el que la realidad está en una parada más allá que la ficción. 121 págs. Nº 336033 132 puntos

Luis Bernardo Pérez Sombras en el jardín y otras historias escalofriantes Estas páginas ponen a prueba a las mentes más serenas. En estos relatos descubrirás que el peligro surge en los lugares más insospechados. 93 págs. Nº 234106 110 puntos


Verano 2013 Legal

Bienvenido a Club de Lectores Club de Lectores constituye un sistema para la consecución de fines culturales donde se anima a descubrir y compartir el gusto por la lectura, facilitando la adquisición de buenos libros con la intención de formar e incrementar el acervo de las bibliotecas familiares. Club de Lectores trata de acercarse, particularmente, a personas o comunidades que en razón de su situación social, física o cultural no pueden acudir a otras instancias.

Club de Lectores Revista trimestral Año 12 Núm. 44 Junio 2013 Director Ignacio Uribe Ferrari Director Administrativo Miguel Echenique Coordinadora del fondo editorial Virginia Krasniansky Gerente de operaciones Esmeralda Ríos

2

En Club de Lectores trabajamos para procurarle una gran variedad de libros cuyas características se dan a conocer en nuestra revista trimestral y en nuestra página web www. clublectores.com Una vez que seleccione los libros de su agrado comuníquese al 01 800 001 5337 o ingrese a www. clublectores.com y utilice sus puntos para adquirirlos y recibirlos en el siguiente envío mensual. Al solicitar el canje, le sugerimos confirmar la equivalencia en puntos y la existencia de los libros elegidos, ya que ésta puede variar sin previo aviso debido a cambios de políticas en las distintas editoriales que proveen a Club de Lectores. Asimismo, la presentación de los libros que usted reciba puede ser diferente de la que se muestra en esta revista, debido al frecuente lanzamiento de nuevas ediciones. Todo lo ofrecido en esta revista será válido únicamente del 1 de Junio de 2013 al 31 de Agosto de 2013. Para cualquier aclaración, o para realizar su canje de puntos, también puede recurrir a la sección “Use sus puntos” en www. clublectores.com Agradecemos su confianza y esperamos que disfrute de las excepcionales facilidades que Club de Lectores ofrece para hacer de la lectura una actividad de deleite familiar.

Información y textos Virginia Krasniansky Corrección de estilo Virginia Krasniansky Miguel Echenique Diseño y formación Pedro Zúñiga Montes Fotos Luis Bernardo Pérez Pedro Zúñiga Montes Editor responsable Nelson Uribe de Barros

El contenido de las colaboraciones es responsabilidad exclusiva de sus autores. ©Club de Lectores es una publicación trimestral editada por Edilar S. A. de C. V. con domicilio fiscal en Av. Juárez No. 97 Altos 604, Col. Centro de la Ciudad de México, Área 7 Deleg. Cuauhtémoc, México, D. F., C. P. 06070, oficinas administrativas en Blvd. Manuel Ávila Camacho 1994, Desp. 103, Torre Ejecutiva Satélite, Tlalnepantla, Edo. de México, C. P. 54055. Teléfonos (01) 55 53 61 96 11, larga distancia sin costo 01 800 001 5337. Fax (01) 55 53 62 08 51. Correo Electrónico: club@clublectores. com, dirección en Internet: www. clublectores. com. Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2002-090919153500-102. Número de Certificado de Licitud de Título: 12203. Número de Certificado de Licitud de Contenido: 8858. RFC: EDI000424HP8. Editor Responsable: Nelson Uribe de Barros. Edición computarizada: Edilar, S. A. de C. V. Impresión: Pressur Corporation S. A. Zona Franca Colonia Suiza, Ruta 53, Km. 120. 500, Nueva Helvecia - Departamento Colonia. Uruguay Teléfonos: 00 598 55 476 70 / 71 • informes@pressur. com


Club de Lectores Nº 44 Editorial

CONCEPTO DE LECTURA

P

or lectura se entiende al proceso de aprehensión de determinadas clases de información contenidas en un soporte particular que son transmitidas por medio de ciertos códigos, como lo puede ser el lenguaje. Es decir, un proceso mediante el cual se traducen determinados símbolos para su

entendimiento. Se puede optar por códigos de tipo visual, auditivo e incluso táctil, como ocurre con el Braille, un método que utilizan los no videntes. Cabe destacar que existen alternativas de lectura que no necesariamente se respaldan en el lenguaje, como sucede por ejemplo con los pictogramas o la notación La mecánica de la lectura implica la puesta en marcha de varios procesos. La fisiología, por ejemplo, ofrece la posibilidad de analizar y entender la capacidad de lectura del ser humano desde una perspectiva biológica (estudiando el ojo y la habilidad para fijar la visión). La psicología, por su parte, contribuye a conocer el proceso que se pone en funcionamiento en la mente cuando alguien lee, tanto para interpretar símbolos, caracteres e imágenes como en la asociación de la palabra con lo que ese término representa. La lectura consta, básicamente, de cuatro pasos: la visualización (un proceso discontinuo, ya que la mirada no se desliza de manera continua sobre las palabras), la fonación (la articulación oral, consciente o inconsciente, a través de la cual la información pasa de la vista al habla), la audición (la información pasa al oído) y la cerebración (la información llega al cerebro y culmina el proceso de comprensión). La lectura ofrece muchas ventajas para quienes la toman como un hábito imprescindible en sus vidas. Entre algunas de las riquezas que produce se encuentra, un enriquecimiento del universo interno y de la comprensión de otras realidades, adquisición de conocimientos que podrían servirnos, mejoramiento de nuestra capacidad comunicativa (sobre todo si se realiza una lectura oral) y colaborar con el desarrollo de la capacidad de análisis, resolución de problemas y asociaciones. Además, no debemos olvidar que es una fuente de entretenimiento apto para todas las edades, sexos y condición social. El secreto para apasionarse con la lectura reside en saber encontrar aquello que se adapta a nuestros deseos, intereses y necesidades… Hay dos tipos de lectura: lectura mecánica (rápida, sin ahondar en los conceptos, sirve para tener un pantallazo general acerca de un tema, prescindiendo de los conceptos nuevos que pudieran surgir y de la estructura del texto. En este tipo de lectura el lector es pasivo porque lee para no aburrirse y de forma sistemática sin interiorizar en nada) y lectura comprensiva (detallada, intentado captar la mayor cantidad de información posible, de aprehender conceptos y alcanzar una visión analítica sobre el tema. Fundamentalmente se busca la interpretación crítica de lo que se lee. En este caso el lector es activo porque interroga, critica y analiza)… Cabe destacar que se llama comprensión lectora al proceso que desarrolla cada lector al leer, donde construye ideas, sentimientos y análisis a partir de lo que lee y utilizando sus conocimientos previos en contraposición con los que le ofrece dicha lectura. La interacción del lector con el texto es el eje central de dicha comprensión, y por ende fundamental para realizar una lectura eficiente y rica. Posiblemente puedas contar detalladamente el argumento de todas las novelas que leíste, porque las elegiste libremente y nadie te impuso la obligación de leerlas. Ahí reside el verdadero aprovechamiento de la lectura, en leer aquello que es de interés personal. La libertad debería estar íntimamente unida a la lectura, porque somos lo que leemos y no nos pueden obligar a leer (ser) algo (alguien) que no deseamos. Lee todo en: Concepto de lectura - Definición, Significado y Qué es http://definicion.de/lectura/

3


Edmundo Valadés (1915-1994)

E

scritor, periodista y editor. Apoyó la difusión del cuento y del microrelato, e impulsó la creación de talleres literarios. Su obra narrativa, de cuentos, está reunida en dos volúmenes: La muerte tiene permiso (1955) y Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita (1980). Pero quizás el más célebre de sus trabajos es El libro de la imaginación (1970). También editó una antología con Los cuentos de El Cuento (1981). Defensor y propulsor del cuento como género y más en particular del cuento hispanoamericano y mexicano, además de ser uno de los primeros promotores de la microficción en América Latina a través de su revista El Cuento, Edmundo Valadés se desempeñó durante muchos años como periodista en las revistas Hoy, y Así. Después ingresó al diario mexicano Novedades del que fue reportero, editorialista y director editorial. Al mismo tiempo publicó columnas de crítica literaria en los diarios El Día, Excélsior y Uno más uno. En el gobierno federal desempeñó el cargo de subjefe de la oficina de prensa de la presidencia de México durante el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines. Fue un importante colaborador y profesor del Centro Mexicano de Escritores. Presidente de la asociación de Periodistas Cinematográficos de México, de la Asociación de Escritores de México.

Edmundo Valadés

Recibió varias distinciones: la medalla Nezahualcóyotl, otorgada por la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), el Premio Nacional de Periodismo de México en 1981, por su trabajo en la revista El Cuento; también recibió el Premio Rosario Castellanos, que otorga el Club de Periodistas de México. Obras

Además de numerosas antologías de cuentos que él mismo preparaba, de temas y cortes variados, como:

• La muerte tiene permiso (1955). • La Revolución y las letras (1960).

• Los grandes cuentos del Siglo XX (1979)

• Las dualidades funestas (1967).

• 23 cuentos de la Revolución mexicana (1985)

• El libro de la imaginación (1970).

• y cinco tomos de lo mejor de la revista El Cuento, entre otros volúmenes.

• Por caminos de Proust (1974). • Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita (1986). • No como al soñar

http://es.wikipedia.org/wiki/Edmundo_Valad%C3%A9s

Club de Lectores 44 - Verano 2013  

Luis Bernardo Pérez

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you